Está en la página 1de 21

TRABAJO DE INVESTIGACIÓN

“Análisis de obras arquitectónicas de la edad media”

Integrantes:

Castillo Escobar, Claudia


Chunga Cordova, Edson stit
Montalban Zapata, Jean Carlos Daniel
Troya Juarez, Juan Rodrigo
Valera Arámbulo, Sergio Aarón
Yahuana Jaramillo, Christopher Steven

Docente:
Arq. Laura Alexandra Morocho Gago

Aula:

B-508

Piura, 2019
INDICE………………………………………………………………………………….

1.CAPITULO I: ROMANICO “BASILICA DEL SAGRADO CORAZON DE


JESUS”

1.1 Características de emplazamiento…………………………………………….

1.1.1. Geografía………………………………………………………….

1.1.2. Clima………………………………………………………………

1.1.3. Paisaje ……………………………………………………………

1.2. Usos y funcionamiento………………………………………………………

1.3. Tipología y escala ……………………………………...……………………

1.4. Lenguaje arquitectónico................................................................................

1.5. Sistema constructivos y materiales de construcción………………………….

1.5.1. Materiales de construcción ……………………...........................

1.5.2. técnicas y proceso constructivo………………………………….

2.CAPÍTULO II: PAPALEOCRISTIANISMO “ARCHIBASILICA DE SAN


JUAN DE LETRAN”

2.1 Características de emplazamiento…………………………………………….


2.1.1. Geografía………………………………………………………….
2.1.2. Clima……………………………………………………………...
2.1.3. Paisaje…………………………………………………………….
2.2 Usos y funcionamiento……………………………………………………….
2.3 Tipología y escala…………………………………………………………….
2.4 Lenguaje arquitectónico……………………………………………………….
2.5 Sistema constructivos y materiales de construcción…………………………

2.5.1. Materiales de construcción…………………………………….....

2.5.2. Técnicas y proceso constructivo

3.CAPITULO III: BIZANTINO “BASILICA DE SAN JUAN Y SAN PEDRO”


3.1. Características de
emplazamiento…………………………………………….

3.1.1. Geografía………………………………………………………….

3.1.2. Clima……………………………………………………………...

3.1.3. Paisaje…………………………………………………………….

3.2. Usos y funcionamiento……………………………………………………….

3.3. Tipología y escala…………………………………………………………….


3.4Lenguaje arquitectónico……………………………………………………….

3.5. Sistema constructivos y materiales de construcción…………………………

3.5.1. Materiales de construcción…………………………………….....

3.5.2. Técnicas y proceso constructivo

BIBLIOGRAFÍA…………………………………………………………………...
Introducción

En el presente trabajo, informaremos sobre los detalles de la arquitectura en la edad


media, describiendo las técnicas, recursos y el estilo utilizado para la elaboración de las
respectivas edificaciones históricas (BASILICA DEL SAGRADO CORAZON DE
JESUS, ARCHIBASILICA DE SAN JUAN DE LETRAN, BASILICA DE SAN JAUN
Y SAN PEDRO”), tomando como fuente de información páginas de internet confiables
y libros que sustenten los puntos analizados en nuestra investigación. Pretendemos que
se entiendan las formas de construcción, los materiales utilizados, el contexto histórico
y el propósito de la construcción de estas grandes edificaciones.

Antes de entrar en el tema en si se debe tener en cuenta: que la arquitectura medieval


es una expresión historio/gráfica que engloba la producción arquitectónica del arte
medieval. En la arquitectura de la Edad Media se desarrollan principalmente tres estilos:
el Bizantino, a que influye durante todo el período, el románico entre los siglos XI y
XII, y el estilo gótico entre el siglo XII hasta el siglo XV La planta basilical, derivada de
la basílica romana, no se incorporó a la arquitectura paleocristiana con la cristianización
del Imperio romano a partir del siglo IV. En la arquitectura bizantina se desarrolló la
planta centralizada (como la planta de cruz griega), que se utiliza también en el arte
carolingiom.

El románico se desarrolló en los siglos XI y XII, siendo el primer estilo pan-europeo.


Se caracteriza por el uso de la bóveda de cañón, cuyo peso se desplazaba verticalmente
hacia gruesos pilares cruciformes y horizontalmente hacia gruesos contrafuertes que
reforzaban muros masivos, con poco espacio para los vanos. La decoración escultórica
se concentraba en capiteles y pórticos.
CAPITULO I: ROMANICO “BASILICA DEL SAGRADO
CORAZON DE JESUS”

La basílica del Sagrado Corazón de Jesús de Paray-le-Monial es una antigua iglesia


prioral medieval de Francia erigida en la localidad de Paray-le-Monial, en el
departamento de Saona y Loira (región de Borgoña-Franco Condado). La iglesia del
antiguo priorato cluniacense, fundado originalmente en el siglo X, estaba en su
consagración, bajo el patrocinio de San Salvador, la Virgen María y San Juan Bautista.
Después dio lugar, en la segunda mitad del siglo XVII y tras las visiones tenidas por
Margarita María Alacoque, a un santuario encargado de propagar la devoción al Sagrado
Corazón de Jesús, bajo cuyo patrocinio estará desde 1875. Será el origen a la moderna
devoción al Sagrado Corazón de Jesús, que posteriormente se extendería por todo el
mundo.

La basílica románica de Paray-le-Monial da una imagen completa de lo que debió ser


la gran abadía de Cluny —aunque reducida en tamaño: tres naves en lugar cinco, un
solo crucero y no dos—, desde el nártex a la cascada de cubiertas de la cabecera
dispuestas en niveles en una armonía sutil. Por ello a menudo se cita como el mejor
ejemplo conservado de arte románico cluniacense.

La todavía entonces iglesia prioral fue objeto en 1846 de una clasificación al título de
monumento histórico de Francia.2 Fue declarada basílica menor el 26 de enero de 1875.

La basílica es de estilo románico. Su cuerpo principal consta de tres naves con un


través de una sola nave, dos pequeñas torres al occidente y una gran torre principal. La
iglesia tiene un largo total de 63.5 m (incluyendo el vestíbulo y la capilla oriental) y un
ancho de 22.35 m. La gran nave del cuerpo principal tiene una altura de 22 m. Con la
torre incluida, la altura de la iglesia es de 56 m.

En el coro hay un fresco que data del siglo XIV y que fue redescubierto en 1935. El
ábside esférico simboliza el cielo, trono del Rey de la Creación: Cristo glorioso en
actitud de bendecir

1.1. Características de emplazamiento:


1.1.1. Geografía:
La Basílica del Sagrado Corazón (Sacré Coeur), es uno de los lugares sagrados
más importantes de París. Se encuentra situada en lo alto de Montmartre, una
colina de 130 metros de altura desde donde se contemplan unas vistas magníficas
de París.

1.1.2. Clima:
El clima es frío y templado. Montmartre tiene una cantidad significativa de lluvia
durante el año. Esto es cierto incluso para el mes más seco. Este clima es
considerado Dfb según la clasificación climática de Köppen-Geiger. En
Montmartre, la temperatura media anual es de 2.0 ° C. Precipitaciones aquí

promedios 429 mm.

1.1.3. Paisajes:
Montmartre abarca dos áreas muy diferentes; en las proximidades de la Plaza
Pigalle reinan las luces de neón anunciando infinitos sex-shops y algunos
cabarets entre los que destaca especialmente el mítico Moulin Rouge, cuyos
espectáculos atraen a cientos de turistas cada noche.

Tras una empinada subida de 197 escalones, o bien utilizando el funicular, se


llega hasta el Montmartre más bohemio en la Place du Tertre, situada en la parte
alta de la colina. Se trata de una de las zonas más agradables del barrio, tanto
para cenar en alguna de sus terrazas como para disfrutar de las obras de arte de
los pintores que se extienden por la zona. Un entramado de estrechas y
empinadas callejuelas del barrio llevan hasta la Basílica del Sagrado Corazón, un
precioso templo desde el que se obtienen maravillosas vistas de la ciudad. Las
escaleras de debajo de la basílica suelen estar repletas tanto de turistas como de
locales que acuden a pasar la tarde disfrutando de las vistas.

1.2. Usos y funcionamiento:


Construida entre 1875 y 1914 sobre el monte de los mártires (Montmartre); el lugar
donde San Denis, primer Obispo de París (s. III), fue decapitado por su fe, fue
consagrado al culto católico en 1919. Consagrado al Sagrado Corazón de Jesús,
revelación del amor de Dios por todos los hombres, la Basílica del Sagrado
Corazón
de Montmartre es un sitio único en el mundo, donde la adoración Eucarística es
continua, día y noche después de 125 años. Desde entonces la Basílica brilla como
un signo de esperanza, todos los hombres pueden decir: “Aquí el Señor está
presente.

Aquí alguien reza por mí.”. Concebido inicialmente como edificio votivo, el
Sagardo
Corazón se convierte, en 1885, en santuario de oración perpetua de noche como de
día. Así, desde hace más que 130 años, la exposición perpetua del Santo
Sacramento
marca de forma característica la vida de oración de la basílica, antes, incluso, de la
finalización de su construcción. Como un joyero que recibe el más hermoso de los
tesoros (la presencia de Dios entre nosotros), la Adoración Eucarística es realmente
el alma y la vida de este lugar. En un contacto personal con el Dios viviente,
adultos,
jóvenes, niños, se dejan embargar por el amor y la misericordia infinita que les
espera
y se unen a la ofrenda de Cristo para la Salvación del mundo.

1.3. Tipología y escala:

Las dimensiones definitivas del templo: longitud por la calle de Begoña 45,90 m,
longitud por la calle del Instituto (lado derecho) 45,60 m; anchura de la fachada
17,45 m; anchura en la cabecera junto a la residencia 16,55 m; grosor de los muros
0,75 m; anchura interior media 15,15 m; longitud 41,50 m incluyendo unos 15 m
de presbiterio y trasaltar y sin incluir unos 4 m del atrio; altura de 27 m desde el
pavimento hasta lo más alto del intradós de las bóvedas; éstas tienen 11 x 10 m. Las
tribunas corridas sobre los arcos laterales bajos, reminiscencias del triforio, se
hallan a mitad de la altura de la iglesia.

En el Catastro se atribuye al templo una superficie de 775 m2 y a la residencia


ocupar
un terreno de 319 m2 con un total construido, entre sus varias plantas de 1365 m2. En
total, entre templo y residencia, el Catastro atribuye al terreno una superficie algo
menor que las medidas efectuadas en la época de la construcción
1.4. Lenguaje arquitectónico:

La Basílica del Sagrado Corazón (el Sacré Coeur, como es mundialmente


conocido)
es una obra de los arquitectos Paul Abadie y Lucien Magne. Ellos decidieron
planificar un edificio que inmediatamente nos recuerda las formas de las
construcciones romanas y bizantinas, lo cual es fusionado con elementos más
propios de la arquitectura románica.

La verdad es que la iglesia se puede denominar como un gigantesco híbrido de


estilo, un pastiche de formas. Algo que le fascinaba a su arquitecto principal, Paul
Abadie (1812 – 1884), el cual murió antes de ver concluida la obra, pero cuyo
diseño
se siguió por parte de sus seguidores.

Y una de las características en las que más hizo hincapié Abadie fue en el empleo
de una piedra caliza de color blanco traída desde las canteras de Château-Landon.
Una piedra que llama poderosamente la atención por su color blanco brillante, que
que además tiene la cualidad de no retener excesivo polvo y por lo tanto no
oscurece
con el paso del tiempo. El uso de esta piedra con el paso de las décadas se ha
demostrado un completo acierto, ya que su color blanco ha ayudado todavía más a
convertir el templo en uno de los símbolos más reconocibles de París.

Tras ese tono blanco, el otro gran elemento carismático del Sacré Coeur son sus
cúpulas. Unas cúpulas muy esbeltas y alargadas, las cuales se sustentan en un
auténtico amasijo de volúmenes encajados como si fueran módulos de un mecano.

Dentro del gusto ecléctico, por un lado, hay que decir que tanto la forma de las
cúpulas, sobre todo la central, o las dimensiones de la torre que hace de
campanario,
sin duda evocan el gusto por la altura de la arquitectura gótica. Sin embargo, su
aspecto nada tiene que ver con esas formas al ser una mezcla de las cúpulas más

clásicas con toques orientalistas. Y a modo de curiosidad, hay que decir que
cuando

se construyó este templo no se concibió como una basílica o una iglesia, si no que
la promovió la Asamblea Francesa como un lugar de peregrinación en el que se
recordará a los ciudadanos muertos durante la Guerra Franco Prusiana.

1.5. Sistema constructivos y materiales de construcción:

1.5.1. Materiales de construcción:

Los materiales básicos empleados en la arquitectura románica son:

Piedra de sillería o sillar (bloque de piedra labrado como un paralelepípedo).


Frecuentemente estos sillares eran marcados por los canteros con marcas para
su posterior cobro. Las paredes así elaboradas tenían dos finas capas de sillería
y en medio una masa de ripio (pequeñas piedras normalmente procedentes del
tallado de los sillares).

La colocación o aparejo de la sillería puede ser a soga y tizón (alternando la


disposición en forma paralela y perpendicular a la dirección del paramento),
encintada, en hileras, etc.

Sillarejo (piedra mis pequeñas, de peor labrado y ajuste, realizada con martillo
devastando directamente la piedra bruta).
Mampuesto (piedra no labrada o de labrado tosco). Frecuentemente se usaba el
"calicanto" a base de mampostería aglutinada con argamasa (mortero de cal,
arena y agua).

Otros materiales usados fueron el ladrillo (sobre todo en España), la madera


(para cubiertas de templos no abovedados), la pizarra y el barro cocido (tejas
de tejados).

1.5.2. Técnicas y proceso constructivo:


La planta del edificio está más central que basilical. Tiene forma de cruz
griega, adornada con cuatro cúpulas: el domo central, de 80 m. de altura, está
tocado por una linterna, formada por una columnata. En el ábside, una inmensa
torre cuadrada hace las veces de campanario que guarda, entre otras, la
Savoyarde, una campana de 3 m de diámetro y de 18.550 kilogramos de peso,
ofrecida por la diócesis de Chambéry.

CAPÍTULO II: PAPALEOCRISTIANISMO “ARCHIBASILICA DE

SAN JUAN DE LETRAN”

La Archibasílica de San Juan de Letrán o San Giovanni in Laterano es la Catedral de


Roma, donde se encuentra la sede episcopal del Obispo de Roma (el Papa). Está
dedicada a Cristo Salvador, sin embargo es más conocida con el nombre de san Juan de
Letrán porque tanto Juan Evangelista como Juan Bautista indicaron al Salvador.

El nombre oficial es Archibasilica Sanctissimi Salvatoris, es la más antigua y la de


rango más alto entre las cuatro basílicas mayores o papales de Roma, y tiene el título
honorífico de "Omnium urbis et orbis ecclesiarum mater et caput" (madre y cabeza de
toda las iglesias de la ciudad de Roma y de toda la tierra), por ser la sede episcopal del
primado de todos los obispos, el Papa. Fue consagrada por el Papa San Silvestre I

La actual basílica es de estilo neoclásico, pues casi no se conservan partes de la


primitiva basílica, salvo algunos mosaicos del ábside. En lo alto de la fachada se
encuentran estatuas de Cristo, los dos Juanes (el Evangelista y el Bautista) y los
Apóstoles. La fachada ha sido deliberadamente hecha siguiendo el estilo de la de San
Pedro. En las columnas a ambos lados de la nave central hay estatuas de los 12
Apóstoles. Bajo el altar mayor está enterrado el Papa Martín V, bajo cuyo pontificado se
abrió por primera vez la Puerta Santa en esta basílica. El ara de este altar es una losa
que, según la tradición, es la misma que usaban San Pedro y los primeros Papas al
celebrar la Misa. Sobre el altar hay un baldaquino con un relicario en el que se
conservan las cabezas de San Pedro y San Pablo. En el fondo del ábside está la cátedra,
el trono episcopal del obispo de Roma (el Papa), hecho de mármol y mosaicos.

2.1 Características de emplazamiento:


2.1.1. Geografía:

Considerado Patrimonio de la Humanidad en Europa por la Unesco, en

1980. Dentro de la lista de las cuatro basílicas mayores de Roma, esta es la de

rango más alto por su antigüedad y por ser sede episcopal del primado de

todos los papas.

2.1.2. Clima:

El clima es mediterráneo y suave, lo que hace que cualquier época del año sea

buena para conocer la ciudad.

2.1.3. Paisaje:

El baptisterio de esta basílica es un edificio independiente de planta octogonal, y

tiene la forma típica de los baptisterios de los primeros siglos, cuando el bautismo

se hacía por inmersión. Por tanto, cuenta con una piscina en la cual el neófito se

sumergía para salir por el lado opuesto.

Anexo a la archibasílica hay un claustro con jardines y arquerías, y un palacio (el

Palacio de Letrán), propiedad del Papa. Ya en el interior, destacan las

monumentales estatuas de los doce apóstoles de la nave central. Bajo el altar


mayor

está enterrado el papa Martín V, bajo cuyo pontificado se abrió por primera vez la

Puerta Santa en esta basílica. El ara de este altar es una losa que, según la
tradición,

es la misma que usaban san Pedro y los primeros papas al celebrar la misa. Sobre

el altar hay un baldaquino con un relicario en el que se conservan las cabezas de


San Pedro y san Pablo. En el fondo del ábside está la cátedra, el trono episcopal
del

obispo de Roma, hecho de mármol y mosaicos.

San Juan de Letrán posee dos fachadas. La más solemne, realizada en el siglo XVIII,
está coronada por una balaustrada con la imagen de Cristo y varios santos. La fachada

secundaria está junto al obelisco y es la más utilizada por los turistas, pues se orienta
hacia el Coliseo y Santa María Mayor.

2.2 Usos y funcionamiento:

El papa suele celebrar ciertas ceremonias litúrgicas en este lugar (por ejemplo, la
misa de la Cena del Jueves Santo, y la misa de la fiesta del Corpus Christi;
esta última tiene lugar en el atrio, a partir del cual parte la procesión
eucarística).
2.3 Tipología y escala
La actual basílica está dividida en 5 naves de 130 m de largo. El
interior está decorado en estilo barroco fruto de una radical
transformación de Francesco Borromini en el siglo XVII. De la
decoración anterior se conservan el ciborio gótico, el suelo
de estilo cosmatesco y el cieloraso de casetones de la nave
central, diseñado por Pirro Ligorio y ornamentado por
Daniele da Volterra. Los magníficos mosaicos del enorme
ábside, aunque reconstruidos, se remontan a la época
medieval. En ellos el simbolismo del agua hace referencia al
sacramento del Bautismo.
2.4 Lenguaje arquitectónico

En el ábside se encuentra la cátedra, el trono episcopal del obispo de


Roma en mármol y mosaicos. Es una imitación del siglo XIX de la original
cosmatesca, con mosaicos y bajorrelieves, que ahora se encuentra en el
claustro.
En la nave central hay un largo recorrido hacia la redención, este recorrido
a lo largo del eje logintudinal, tras la comunión ante el altar, se
asimilaríaell llamado eje y cima del mundo, confoorme al principio
de la montaña santa. Altar y catedra constituyen el punto local del
recorrido a lo largo del eje, a la vez que son los simbolos escenciales
del poder del obispo, en su función de padre y pastor.
2.5 Sistema constructivos y materiales de construcción

2.5.1. Materiales de construcción

Los materiales empleados para la construcción de la archibasílica

Fueron:

Hormigon ladrillo madera

2.5.2. Técnicas y proceso constructivo

Está constituida por un largo atrio con cinco entradas y una galería
abierta en el nivel superior. En el lado izquierdo del atrio se encuentra
una estatua de la época romana que representa a Constantino. La puerta
central proviene del Foro Romano, concretamente de la Curia Iulia. Fue
adaptada y colocada aquí por Borromini.

En lo alto de la fachada se encuentran 15 estatuas de 7


metros de altura. La central representa a Cristo. A ambos lados se
encuentran San Juan Bautista y San Juan Evangelista.

CAPITULO III: BIZANTINO “BASILICA DE SAN JAUN Y SAN PEDRO”


2.1.1. Geografía:

Tiene a una distancia de 300 km las montañas de los Cárpatos y a 260 km se encuentra con el
mar Báltico. Varsovia está situada en el centro de la Llanura de Mazovia, aunque vive sobre dos
formaciones geomorfológicas que la hacen característica; El valle Vístula y la Meseta Morena.
Está situada a 100 metros sobre el nivel del mar.

Varsovia, en polaco Warszawa y en inglés Warsaw, es la capital de Polonia desde 1596 y la


ciudad más grande del país. La ciudad en sí tiene una población de 1.745.000 habitantes, y en
el área metropolitana se localizan más de 3 millones.

La originalidad del estudio radica, pues, en el tratamiento del acueducto completo, como
elemento lineal y continuo de algo más de 16 km, en su relación material y visual con el
territorio por el que discurre, desde su origen en el azud del río Frío, a 1.255 m de altitud, en
los pinares de la Acebeda, hasta la peña del Alcázar de Segovia, a 985 m.
En Hispania vivían, según la zona, diferentes pueblos indígenas, como los íberos, los astures, los
vascos o los celtas, con costumbres e idiomas muy distintos entre sí.

Varsovia está ubicada en el centro-este de Polonia, y por su localización tan céntrica en el país
se puede decir que geográficamente es el corazón de la nación.

Los romanos, al igual que hicieron en el resto de sus dominios, anularon gran parte de su estilo
de vida y fueron imponiendo nuevas normas.

A modo de curiosidad Varsovia es conocida por haber otorgado el nombre a distintos


acontecimientos históricos, como lo son el Pacto de Varsovia, el Tratado de Varsovia, la
Convención de Varsovia, entre otros.

Dónde queda Varsovia

Durante la guerra Varsovia sufrió grandes destrozos. Quedó destruida en su casi totalidad. Sin
embargo, en 1944, la reconstruyeron con mucha dedicación y detalle. Tanto es así, que en 1980
la UNESCO la declaró como Patrimonio de la Humanidad por ser ejemplo de reconstrucción
total después de la guerra.

Hoy en día, después de que Varsovia resurgiera de las cenizas, es conocida como uno de los
principales centros económicos de Europa del Este. Tras su reconstrucción se convirtió en una
ciudad completamente renovada, y en los últimos años se ha asentado como un polo
económico y comercial muy dinámico.

2.1.2. Paisaje:

El acueducto se encuentra en el centro de la ciudad y fue construido para hacer llegar el agua
desde la Sierra de Guadarrama hasta la ciudad de Segovia. Su nombre procede de la unión de
dos palabras latinas: agua (agua) ducere (conducir). Previamente a la construcción de un
acueducto, los ingenieros romanos debían llevar a cabo un minucioso estudio del terreno, de
sus desniveles y de las posibilidades del posterior recorrido del agua.

Los espacios verdes suponen una cuarta parte de la superficie de Varsovia,34 incluyendo una
amplia gama de estructuras afines; desde pequeños parques en los vecindarios, espacios
verdes a lo largo de las calles y en los patios; hasta grandes parques históricos, áreas de
conservación de la naturaleza y bosques urbanos en la franja de la ciudad.

Hay 82 parques en la ciudad, que cubren en total el 8 % de su área.35Los más antiguos, forman
parte de palacios muy representativos de la ciudad como; el jardín del palacio Krasiński, el
parque Łazienki, el parque del palacio Wilanów, el parque del palacio Królikarnia y el Jardín
Sajón (poseedor de un área de 15.5 hectáreas) que solía ser un jardín real, en el cual hay más
de cien especies diferentes de árboles y cuyas avenidas son un lugar para pasear y relajarse.

El parque Łazienki data de la década de 1780. Dentro de su área central pueden verse aún
viejos árboles que datan de aquel período: ginkgo, nogales negros, avellanos turcos, etc.
Complementado por sus bancos, alfombras de flores, un charco con patos y un patio para
niños, el parque Łazienki es un popular destino de los varsovianos a la hora de dar un paseo. El
parque cubre un área de 76 hectáreas. El carácter único y la historia del parque está reflejada
en su arquitectura: pabellones, esculturas, puentes, cascadas, charcas, y en su vegetación:
especies vernáculas y foráneas de árboles y arbustos. Lo que hace a este parque diferente a
otros espacios verdes de Varsovia es la presencia de pavos reales y faisanes, que pueden ser
vistos caminando libremente, y de carpas reales en el estanque.

El parque del palacio Wilanów data de la segunda mitad del siglo XVII. Este cubre un área de 43
hectáreas. Su área central de estilo francés, corresponde al antiguo estilo barroco de las formas
del palacio. La sección oriental del parque, la más cercana al palacio, es un jardín de dos niveles
con una terraza enfrentada al estanque.

El parque que rodea al palacio Królikarnia, está situado en la vieja escarpa del río Vístula, tiene
veredas que corren sobre unos niveles profundos en los barrancos a ambos lados del palacio.

2.1.3. Clima:

En Varsovia, los veranos son cómodos y parcialmente nublados y los inviernos son largos,
helados, secos, ventosos y mayormente nublados. Durante el transcurso del año, la
temperatura generalmente varía de -5 °C a 24 °C y rara vez baja a menos de -14 °C o sube a
más de 30 °C.

En base a la puntuación de turismo, la mejor época del año para visitar Varsovia para
actividades de tiempo caluroso es desde mediados de junio hasta finales de agosto. Desde esta
perspectiva se aprecia la espectacular altura del Acueducto a causa del desnivel que forma la
plaza. Los inviernos en Segovia son especialmente fríos y no es extraño que las temperaturas
mínimas alcancen los cero grados. Cuando nieva, una capa de blanco tiñe los tejados de la
ciudad y deja imágenes únicas de sus monumentos como estas. La temporada templada dura
3,6 meses, del 20 de mayo al 8 de septiembre, y la temperatura máxima promedio diaria es
más de 19 °C. El día más caluroso del año es el 25 de julio, con una temperatura máxima
promedio de 24 °C y una temperatura mínima promedio de 14 °C.

La temporada fría dura 3,7 meses, del 19 de noviembre al 10 de marzo, y la temperatura


máxima promedio diaria es menos de 5 °C. El día más frío del año es el 17 de enero, con una
temperatura mínima promedio de -5 °C y máxima promedio de 0 °C.

2.2. Usos y funcionamiento:

los romanos eran ante todo muy prácticos, y cuando se topaban con un problema, enseguida
estudiaban una solución ingeniosa que les sacara del apuro. Un acueducto es, ni más ni menos,
la increíble construcción que se les ocurrió para llevar agua a las ciudades a través de un canal.

Los habitantes de Segovia necesitaban agua para abastecer su ciudad. Había un estupendo río
a las afueras, el llamado río Frío, pero claro… ¡Estaba a 17 kilómetros! Sin camiones ni coches
como hay hoy en día, no era plan ir a buscarla con calderos ¿No te parece? Ante esta
problemática; los romanos diseñaron y construyeron un fabuloso acueducto desde el río a la
ciudad. Por cierto, aunque ahora tiene dos mil años de antigüedad ¡funcionó perfectamente
hasta mitad del siglo XX!

¿Acaso pensabas que eso era todo? ¡Qué va! Esta es solo una pequeña parte. El acueducto
inicia su recorrido muchos kilómetros antes, junto al río Frío, así que tiene una longitud de ¡17
kilómetros!

Lógicamente, lo primero que tuvieron que hacer los romanos fue crear una presa para recoger
y encauzar el agua del río. Esta presa recibe el nombre de azud. Para abastecer de agua a las
ciudades, los romanos crearon un impresionante sistema de canales y puentes monumentales,
por lo que se la puede considerar una autentica civilización del agua.

La tecnología que desarrolló para su captación, distribución y consumo no encuentra parangón


hasta nuestro mundo contemporáneo. Es cierto que en las ciudades griegas se construyeron
sistemas de túneles, galerías o cisternas, a veces de dimensiones considerables, pero quedan
muy lejos de los impresionantes acueductos que los romanos, con sus grandes dotes para la
ingeniería y la arquitectura, sembraron a lo largo y ancho de su Imperio

2.3. Tipología y escala:


El muro ha quedado en alineación de unos 140 m de longitud con 1,38 de grueso, soportando
en coronación la antigua caja, cubierta modernamente por una arqueta para alojar la tubería
metálica que va a lo largo de todo el acueducto.

La caja está formada por sillares de 45 x 70 exteriores, con el rebajo de 30 x 30,


aproximadamente, que corresponde a la canal, siendo ligeramente curvas las superficies
externas para empotrarse mejor en la mampostería que los envuelve, apareciendo en algunos
trechos al exterior por haberse desprendido esta fábrica. Este tramo de muro desemboca en la
caseta que alberga el desarenador de la conducción romana, con estanque de 4,25 x 2,18 en
planta y 2,60 m de profundidad, revestido por seis hiladas de sillares romanos. Llega el canal
por uno de sus ángulos y sale por el centro del lado opuesto. Teniendo además un aliviadero en
este lado, habiéndose regulado el funcionamiento mediante compuertas, pues aparecen las
guías de las mismas en el canal de salida y en el de desagüe. La caseta tiene una planta interna
de 7,70 x 4,75 y se cubre con bóveda apuntada en cañón, probablemente reconstrucción de la
primitiva.

Al exterior los sillares de la parte baja denuncian su procedencia romana. A este desarenador
sigue otro tramo de muro de 65,00 m de longitud y 1,85 de latitud que al cambiar de alineación
se convierte en arquería con seis arcos destacados, aunque los dos primeros casi levantan
desde el mismo suelo, no llegando el inicial al medio punto.

Las luces oscilan de 2,20 a 2,40 m y los macizos de 1,40 a 1,50 m, aproximadamente, dando
una relación de vano a macizo de 1,60. Son de tosca arquitectura, pero ostentan ya algunas
características de la arquería de coronación: dovelas de arranques formando salmer común a
dos arcos y aparejo con algunas dovelas que traban de paramento a paramento. Una cornisa
elemental corona la arquería constituida por una hilada de sillares en ligero saliente a nivel de
claves.

También aparece el ático de coronación que ha de conservarse a lo largo de las arcadas


paramentado con una mampostería muy deficiente. Este ático, que lleva los sillares de la canal
justamente encajados en su coronación y en el centro, se remata con sillares transversales a
ambos lados de dicha canal, que asoman con ligero saliente a los paramentos para formar la
cornisa de remate. Actualmente la caja se recrece por los desgraciados muretes de ladrillo a
que tantas veces nos referiremos, los cuales cambian de altura de un modo irregular.

Esta alineación quiebra en pilar de ángulo de 2,75 m de longitud, con desviación hacia la
izquierda y dando paso a la segunda alineación de veinticinco arcadas que se inicia con seis
muy parecidas a las anteriores; pero en la Vil encontramos nuevo estilo, probablemente de una
reconstrucción total, donde los arcos son ligeramente peraltados y apuntados, con sillares
menos abultados y con menos meteorización que en los romanos, manifestándose claramente
marcas de cantero muy variadas que se aprecian incluso en las fotografías. Se pueden
considerar tres clases de estas marcas, señales sencillas con trazos rectos asimilables a letras V,
L, y también cruz con un punto destacado; luego, meandros, aspas y alfas casi siempre giradas
90° y, por último, estrellas de varios trazos, V con brazos curvos y círculos prolongados en
tangentes paralelas o con cuernos.

La cornisa sobre arcos se mantiene en simple hilada de sillares toscos hasta el arco XX, donde
aparece moldurada con toda la complicación definitiva, habiéndose perdido en un largo trecho
del paramento lado externo. Cambia la cornisa de coronación de pilares en la zona
reconstruida, apareciendo esta última con dos toros superpuestos y un talón a partir de pila
VIIL Las cinco últimas arcadas de esta alineación no son apuntadas, sino que más bien tienden
a formar carpanel; han sido reconstruidos los arcos dejando algunas dovelas en arranques.

Tienen menos signos de cantero y más simples, un punto profundo, tres puntos en triángulo,
C, ángulo con punto y cruz, apareciendo algunas en las boquillas, cosa que no acontece en las
arcadas anteriores. Las luces de los arcos oscilan en los 4,90 m y los macizos alrededor de 1,30
m, llegándose a una luz de 5,10 m, probablemente la mayor del acueducto, en el arco XXIV,
ligeramente carpanel con sección de arranque de 1,33 x 1,00 m, sobre pilar de 1,41 x 1,57
metros. La nueva alineación se inicia quebrando también a la izquierda sobre pilar de ángulo
de 1,85 x 1,30 metros y consta de cuarenta y cuatro arcadas. En las primeras aparecen nuevas
marcas de cantero, una especie de B, una Y en horca, tres puntos en triángulo equilátero y un
círculo con dos diámetros perpendiculares prolongados. Del arco cuarto al octavo tenemos una
reconstrucción total con sillares relabrados de superficie lisa y comisa de coronación trapecial
que ostenta su fecha de 1868.

El pilar del ángulo que separa esta alineación de la liltima que quiebra hacia la derecha, es
decir, al contrario de las anteriores, es una hermosa construcción con planta casi curva en sus
dos frentes y desarrollos de 5,50 y 3,80 m el externo e interno, respectivamente. Su dimensión
transversal es de 1,90 m, que se conserva en los pilares superiores de la arquería doble. El
último pilar de la arquería sencilla tiene 1,30 x 1,90 m, siendo la altura total hasta coronación
unos 14,00 metros. En la zona principal del acueducto, con arcadas superpuestas en dos pisos,
tenemos cuarenta y cuatro hasta llegar a la muralla. Esta interrumpe la serie de arcadas que
debía prolongarse en número de ocho o nueve, sencillas, aunque actualmente aparecen sólo
cuatro, tres destacadas que dejan paso a una calle y otra, aunque tapiada por el exterior, visible
dentro de una finca particular. Entre estas arcadas y la muralla, la caja va sobre muro no
romano y a continuación de ellas se encuentra la edificación de la finca aludida, con una tapia
en la alineación del acueducto, donde destaca por fuera el pretil inclinado de un tiro de
escalera que debía dar acceso a la parte superior del acueducto, pretil que parece ser del siglo
XVI o XVII.
Separando las zonas de doble arcada y la final de arcada sencilla que están en la misma
alineación, existe un pilar de mayor sección, con dimensión longitudinal de 2,10 m en lugar de
1,20, pero con la misma anchura. En esta zona de doble arcada, que es la estampa clásica del
acueducto, la ordenación del mismo mantiene constante el piso superior con su ático, salvo en
los tres pilares, que centran la máxima altura, adaptándose el piso inferior al ascenso y
descenso de ladera, proporcionando sus pilares en latitud y longitud crecientes, por escalones,
con la altura. Tiene unas dimensiones mínimas en coronación de 1,80 X 2,50 m, y las máximas
en la base son de 2,40 x 3,60 metros.

2.4 Lenguaje arquitectónico:

El acueducto está construido con sillares de granito colocados sin argamasa entre ellos.
En lo alto del acueducto se pueden ver dos nichos; en uno de esos dos nichos estuvo la
imagen de Hércules (Fundador de la ciudad). Ahora pueden verse en esos dos nichos la
imagen de la Virgen de la Fuencisla y san Esteban.

Los daños actuales del Acueducto se resumen en dos palabras: degradaciones


medioambientales, con todas las matizaciones que esto conlleva.
Durante toda la existencia del Acueducto se han apreciado deterioros naturales, unos
debidos a la acción de aves y plantas arraigadas entre sus sillares, otros debido a la
acción de humedad, heladas y fuertes cambios térmicos, y siempre, inevitablemente, los
daños producidos por el hombre, desde la cercanía e incluso adosamiento de sus
viviendas, por las secuelas que producen, hasta las alteraciones debidas a periodos
bélicos o a intentos de reparaciones.

2.5. Sistema constructivos y materiales de construcción

Los Romanos revolucionaron la construcción:

 Los materiales:
 Una especie de cemento (opus caementicium) que se hacía a partir de
cascajo de piedra, cal (o cenizas de mineral que contenían cal) y agua.
 La piedra en sillares y en sillajero.
 El ladrillo cocido, si bien mesopotámico, los romanos desarrollaron sus
posibilidades al máximo.
 El estuco y el mosaico para recubrir superficies de interiores.
 Y el mármol, en planchas, en el exterior.
 Se cubre, habitualmente, con teja, desarrollada a partir del ladrillo
cocido.
 Los sistemas constructivos:
 El arco y la bóveda (mesopotámico y etrusco también) la cúpula es otro
logro
 Combinación de arco y arquitrabe.
 Uso de elementos sustentantes como decoración exterior (columnas y
pilares adosadas)
 Dos órdenes nuevos: el compuesto y el toscano.
 El muro es el elemento sustentante principal, por lo que da un aire de
solidez y pesadez, macizo.
 Tipología variada de aparejo en el muro y también en su forma de
hacerlo. El más usual fue a ¨soga y tizón¨, que da una gran solidez al
mundo.
Bibliografía
file:///C:/Users/Personal/Downloads/3880-6139-1-PB%20(5).pdf

http://baulitoadelrte.blogspot.com/2017/05/los-acueductos-romanos.html

http://www.cuadernodearte.es/arquitectura/acueducto-segovia.html
Conclusión

También podría gustarte