Está en la página 1de 159

Rosemary Radford Ruether

GAIA Y DIOS
UNA TEOLOGÍA
ECOFEMINISTA PARA LA
RECUPERACIÓN DE LA TIERRA

DE MAC
GAIA Y DIOS
UNA TEOLOGÍA ECOFEMINISTA
PARA LA RECUPERACIÓN DE LA TIERRA

ROSEMARY RADFORD RUETHER

DEMAC
DOCUMENTACIÓN Y
ESTUDIOS DE MUJERES, A.C.
GAIA Y DIOS
UNA TEOLOGÍA ECOFEMINISTA ÍNDICE GENERAL
PARA LA RECUPERACIÓN DE LA TIERRA

Título original en inglés:


GAIA & GOD: An Ecofeminist Theology ofEarth Healing
by Rosemary Radford Ruether

© 1992, by Rosemary Radford Ruether


© 1992, HarperCollins Publishers, NY

De esta edición: Agradecimientos 11


INTRODUCCIÓN 13
© 1993, Documentación y Estudios de Mujeres, A.C.
DEMAC
PARTE UNO: CREACIÓN
José de Teresa 253,
Tlacopac, San Ángel, 1. TRES VERSIONES CLÁSICAS SOBRE LA CREACIÓN 27
México, D.F., 01040 La versión babilónica de la creación 28
Teléfono 593-5850 La versión hebrea de la creación 30
La versión griega de la creación 34
La síntesis cosmológica cristiana 37
Traducción de:
Marta Novo de Ferragut y Norma Lazcano 2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 44
Revisión de traducción: El colapso de la versión cristiana de la creación 44
Guillermina Cuevas, Enrique Mercado y Norma Castro Quiteño La versión científica de la cosmogonía 52
Ilustración de portada: Las leyes de la naturaleza y la ética humana 58
Mauricio Gómez Morín
Diseño, cuidado de la edición y coordinación de producción: PARTE DOS: DESTRUCCIÓN
Augusto García Rubio G. — Servicios Editoriales
3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 73
Apocalipsis cristiano 83
Reflexiones finales 92
Primera edición en México: septiembre de 1993 4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 96
Población y pobreza 98
ISBN: 968-6851-03-8 Cómo alimentar a la población humana del mundo 103
Energía, clima y contaminación 107
Impreso en México Extinción 111
Militarismo y guerra 113
Todos los derechos reservados. Esta publicación PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO
no puede ser ni registrada en o transmitida por un sistema
de recuperación de información en ninguna forma, ni por 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 125
ningún medio, sea mecánico, electroóptico, por fotocopia Perspectivas hebreras sobre el mal 126
o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del editor. Perspectivas platónica y gnóstica del mal 131
El concepto cristiano de la caída: desde san Pablo hasta san Agustín 136
Conclusiones 148
6. E L PARAISO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 152
Paleoantropología y los sexos 163
La antropología contemporánea y los sexos 174
Conclusiones 178
7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 182
Los antiguos imperios del Mediterráneo: Mesopotamia 183
Las mujeres en el antiguo Israel 187
Las mujeres en la Atenas clásica 189
El desprendimiento ascético de la Tierra 193
La reforma y la revolución científica 200
Colonialismo e industrialismo 206 Este libro está dedicado a Adiba Khader
Conclusiones 208 y sus cuatro hijas, Ghada (veintiún años),
Abir (diecisiete), Ghalda (catorce) y Ghana (doce),
PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN
y a todas las otras madres y niños que murieron
8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 213 en la madrugada del 13 de febrero de 1991,
La tradición de la alianza: raíces hebreas 215 en un refugio antiaéreo, en Bagdad,
La alianza en la tradición cristiana 222
La alianza y los derechos de la naturaleza 226 que fue destrozado por dos
"bombas inteligentes"
9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 236
estadunidenses
Las raíces helénicas de la cristología cosmológica 236
La síntesis cristiana: cristología cósmica 238
Desintegración y renovación de la teología cosmológica 244
Tipos de teología ecológica contemporánea 247
Hacia una teocosmología ecofeminista 253
10. CREAR UN MUNDO SANO: ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA 260
La visión de una sociedad buena 264
Creación de comunidades de celebración y resistencia 274

NOTAS 281
ÍNDICE ANALÍTICO 214
AGRADECIMIENTOS

Deseo agradecer a los muchos amigos que han leído este


manuscrito, en partes o completo, y me han aportado una valiosa
retroalimentación: Carol Adams, Richard Austin, John Cobb,
Sarah Forth, Rich Hutchinson, Jay McDaniel, Don Moon,
Wolfgang Roth, Hermán Ruether, Brian Swimme,
Susan Thistlethwaite y Barbara Troxell.

Partes de esta obra fueron presentadas dentro de las conferencias


Ferguson en la Universidad de Manchester, en Manchester,
Inglaterra, y de las Conferencias Willson, en el Colegio de Religión
Earlham, en Richmond, Indiana, en marzo y abril de 1992.
INTRODUCCIÓN

Gaia y Dios, ecofeminismo y recuperación de la Tierra: amplios con-


ceptos que indican la vasta gama de temas sobre los que pretendo
reflexionar en este libro. ¿Gaia, la Tierra viva y sagrada, y Dios, la
deidad monoteísta de las tradiciones bíblicas, mantienen una buena
relación entre sí? La ecología y el feminismo, unidos en el ecofemi-
nismo, constituyen la perspectiva crítica desde la que busco evaluar
la herencia de la cultura occidental cristiana. El propósito de esta bús-
queda es la recuperación de la Tierra, el restablecimiento de una re-
lación sana entre hombres y mujeres, clases y naciones, los seres hu-
manos y la Tierra. Esta recuperación sólo será posible si reconoce-
mos y modificamos la manera en que, apoyada en parte en el cristia-
nismo, la cultura occidental ha justificado la dominación.
Convendría definir el sentido en el que utilizo los términos
ecología, feminismo y ecofeminismo. La palabra ecología alude a la
rama de la biología que estudia las comunidades naturales del me-
dio ambiente y que examina tanto el modo en que éstas funcionan
para mantener la trama de la vida como la forma en que se desor-
ganizan, causando así la muerte de seres vegetales y animales. La
intervención de los humanos es la causa principal de esta desorga-
nización. Es por ello que en las últimas décadas surgió la ecología,
en su sentido amplio de ciencia socioeconómica y biológica a la
vez, para examinar en qué medida el maltrato de la naturaleza por
parte del hombre causa la contaminación del suelo, el agua y el
aire, así como la destrucción de comunidades vegetales y animales,
poniendo en peligro la base de la vida de la cual depende la especie
humana misma.1

13
14 GAIA Y DIOS INTRODUCCIÓN 15

La ecología avanzada elevó este estudio a otro nivel. Analizó los sólo del dominio sobre la Tierra como si no estuviera ligado con el
patrones simbólicos, psicológicos y éticos de las destructivas relacio- dominio social.
nes de los seres humanos con la naturaleza y, particularmente, vio en Las tradiciones culturales clásicas de Occidente, codificadas en-
la cultura occidental, santificada por el cristianismo, una de las causas tre los años 500 a.C. y 800 d.C. y cuya principal expresión es el cris-
principales de esta cultura destructiva. Estudió maneras de crear una tianismo, han justificado y sacralizado estas relaciones de dominio.
conciencia y una cultura nuevas más totalizadoras.2 Así, heredamos no sólo un legado de sistemas de dominio, sino tam-
El significado del feminismo también tiene varias dimensiones. bién culturas que nos enseñan a ver dichas relaciones como el orden
El feminismo liberal busca la igualdad entre hombres y mujeres en natural y la voluntad de Dios.
sociedades democráticas liberales; el feminismo socialista declara que En particular, la interpretación que estas culturas le han dado a la
tal igualdad no es posible sin la transformación de las relaciones idea del Dios monoteísta de sexo masculino y la relación de este Dios
sociales de propiedad de los medios de producción y reproducción; con el cosmos como su Creador, han reforzado simbólicamente las
finalmente, el feminismo radical afirma que el problema es más pro- relaciones de dominio del hombre sobre la mujer, de amos sobre es-
fundo, pues haría falta observar los patrones de cultura y de concien- clavos y de los humanos (de la clase gobernante masculina) sobre los
cia que sustentan el dominio y la violencia que el hombre ejerce sobre animales y la Tierra. Tanto social como simbólicamente, el dominio
la mujer. sobre la mujer ha constituido un enlace clave con el dominio sobre la
El ecofeminismo une estas dos búsquedas de la ecología y el fe- Tierra; de ahí la tendencia de las culturas patriarcales a vincular a la
minismo en sus formas más completas o profundas y estudia la mane- mujer con la Tierra, la materia y la naturaleza, a la vez que a identifi-
ra en que se interrelacionan el dominio del hombre sobre la mujer y el car al hombre con el cielo, el intelecto y el espíritu trascendente.
dominio sobre la naturaleza, tanto en la ideología cultural como en las Sin embargo, estas tradiciones clásicas no sólo le dieron a la je-
estructuras sociales.3 rarquía patriarcal un carácter sagrado frente a las mujeres, los trabaja-
En este libro intento evaluar las raíces sociales y culturales que dores y la Tierra; también lucharon contra lo que consideraban injusto
han propiciado no sólo relaciones destructivas entre hombres y muje- y pecaminoso y buscaron infundir justicia y amor en las relaciones de
res, entre dirigentes y grupos humanos oprimidos, sino también la la gente con la Tierra y con lo divino. Algunos de estos esfuerzos para
destrucción del resto de la comunidad biótica, de la que los seres nombrar al mal y luchar contra él fortalecieron las relaciones de do-
humanos somos parte interdependiente. Examino asimismo el legado minio y crearon espiritualidades y éticas de culpabilización de las víc-
del cristianismo y la herencia cultural occidental, con el fin de encon- timas. A pesar de todo, en esta herencia también hay destellos de re-
trar ideas prácticas que puedan fomentar una relación sana entre unos laciones transformadoras y biofílicas.
y otros y con la Tierra. Tales destellos son un precioso legado que es necesario separar
Si las relaciones dominantes y destructivas con la Tierra están de los desechos tóxicos del dominio sacralizado. No tenemos por
entretejidas con el sexo, la clase y el dominio racial, una relación sa- qué juzgar de una manera totalmente negativa a las culturas bíblicas
ludable con la Tierra no puede lograrse entonces con simples mejoras y cristianas del pasado. Sería sorprendente que no se pudiera resca-
tecnológicas. Se requiere de una reordenación social para conseguir tar ninguna idea positiva de tres mil años de debate entre grupos
relaciones justas y amorosas entre hombres y mujeres, razas y nacio- humanos acerca del significado de la vida y la forma de vivir bien
nes; entre grupos actualmente estratificados en clases sociales, las y con justicia. Seguramente, las y los ecofeministas que critican la
cuales se traducen en grandes disparidades en cuanto al acceso a los cultura clásica no son las primeras personas en poseer una sensibi-
medios de vida. Se requiere, en suma, de hablar de ecojusticia y no lidad positiva.
16 GAIA Y DIOS INTRODUCCIÓN 17

Por lo tanto, una relación sana entre nosotros y con la Tierra exige carecer de raíces en el universo, la capacidad humana de razonamien-
una nueva conciencia, una nueva cultura simbólica y una nueva espi- to ético es la expresión de esta fuente profunda de vida más allá de lo
ritualidad. Necesitamos cambiar nuestra propia psique y la manera en biológico, a pesar de lo cual la conciencia y el altruismo, también
que simbolizamos las interrelaciones entre hombres y mujeres, los observables en otros animales, son cualidades poco desarrolladas en
seres humanos y la Tierra, los seres humanos y lo divino, y lo divino nuestra propia especie. Creer en un ser divino significa creer que esas
y la Tierra. La recuperación ecológica es un proceso teológico y psí- cualidades nuestras están arraigadas en el poder vital del cual surge el
quico-espiritual. Huelga decir que ni la espiritualidad ni la nueva con- universo mismo, y que responden a ese poder.
ciencia transformarán, por sí mismas, las relaciones de dominio pro- Cuando se habla de una nueva cultura ecológica comúnmente se
fundamente arraigadas. Tenemos que cuidarnos de las nuevas formas la define como un replanteamiento de la relación entre el hombre y
privatizadas de actividad intrapsíquica, divorciadas de los sistemas la naturaleza, pero estos términos son problemáticos. El término ge-
sociales de poder. En cambio, tenemos que descubrir la interrelación nérico masculino hombre encubre el contexto del problema: el hecho
entre la pugna por la ecojusticia y la pugna por la espiritualidad, pues de que la clase gobernante occidental es masculina. Sin embargo, en
son los aspectos interno y externo de un mismo proceso de conver- el pensamiento occidental también la palabra naturaleza es ambigua.
sión y transformación. En la cultura occidental, el término naturaleza tiene cuatro significa-
Yuxtapongo los términos Gaia y Dios en el título de este libro dos distintos: 1) lo que es esencial a un ser; 2) la suma total de la
porque todos los temas que quiero examinar plantean, finalmente, realidad física, incluyendo a los seres humanos; 3) la suma total de
la pregunta de la relación entre el planeta viviente, la Tierra, y el la realidad física con excepción de los seres humanos, y 4) el mundo
concepto de Dios según las tradiciones religiosas occidentales. Gaia creado con excepción de Dios y de la gracia divina.
es el nombre de la diosa griega de la Tierra, y es también la deno- En este libro parto del supuesto de que la Tierra constituye un
minación adoptada por un grupo de biólogos planetarios, entre ellos sistema vivo, del que los seres humanos somos una parte inextricable.
James Lovelock y Lynn Margulis, para referirse a su tesis de que el Llegamos tarde a la Tierra, somos un producto muy reciente de su
planeta entero es un sistema vivo que se comporta como un solo vida evolutiva. Pero, particularmente en Occidente, el concepto que
organismo.4 tenemos de nosotros es que somos seres humanos por encima y en
La palabra Gaia se ha difundido entre quienes buscan en una contra de todo lo inhumano y, por ende, la naturaleza, para nosotros,
nueva espiritualidad ecológica una visión religiosa. Estos individuos es lo inhumano y lo no divino.
conciben a Gaia como un ser personificado, una divinidad inmanente. De acuerdo con nuestra interpretación social y cultural de la na-
Hay quienes consideran que el Dios monoteísta masculino de judíos turaleza, desde los inicios de la caza y la agricultura los seres huma-
y cristianos es un concepto hostil que racionaliza la enajenación de la nos hemos modificado y cambiado los sistemas propios de la Tierra,
Tierra y la indiferencia hacia ella. Gaia debería remplazar a Dios como dando nueva forma a plantas, animales, aire, agua y suelo. La natura-
objeto de nuestra adoración.5 Estoy de acuerdo con gran parte de esta leza, en el sentido de sistema de la Tierra sin la influencia humana, se
crítica, pero creo que la simple reacción de sustituir una deidad tras- encuentra en un proceso propio y constante de adaptación y cambio.
cendente masculina por una deidad inmanente femenina no basta para La modificación de la naturaleza no humana por parte de los seres
resolver el problema de Dios. humanos es en sí misma una fase de este proceso de continua adapta-
Necesitamos una visión de una fuente de vida que sea aún más ción. En este libro usaré la palabra naturaleza dentro de este contexto.
que lo que hay a nuestro alrededor, que continuamente procree nueva La escribiré en itálicas cuando tenga un significado cuestionablemente
vida y nuevas visiones de una existencia más justa y amorosa. Sin estático, sin relación o esencialista o contrario a la gracia.
18 GAIA Y DIOS INTRODUCCIÓN 19

La presente obra está organizada en cuatro partes, bajo los títulos tiona: ¿Es éste el nuevo apocalipsis, la nueva historia de la inminente
de Creación, Destrucción, Dominio y engaño, y Recuperación. Estas destrucción del mundo? ¿Cómo contamos la historia de estas amena-
cuatro secciones corresponden de alguna manera a las siguientes ca- zas y peligros inminentes creados por la herencia apocalíptica bíblica-
tegorías, más familiares, de la teología cristiana: creación, juicio, pe- cristiana? ¿Esta herencia tiende a establecer ciertos patrones históri-
cado y caída, y redención. No obstante, examinaré estas categorías cos: una reprobación furibunda yuxtapuesta a una esperanza utópica?
desde el punto de vista de sus tendencias ideológicas, que han contri- ¿Cómo podemos hablar del surgimiento de crisis globales sin provo-
buido a deformar las relaciones. En cada sección criticaré su interpre- car pasividad y desesperación o escapismo irrealista?
tación tradicional y sugeriré un significado más totalizador de estos La tercera parte, Dominio y engaño, tiene tres capítulos. El tema
conceptos. de los tres es una reflexión sobre el significado del mal en relación
La primera parte, Creación, tiene dos capítulos paralelos. En el con la naturaleza, en el sentido de naturaleza humana y de mundo
primer capítulo analizo tres relatos clásicos de la creación que han material en general. El quinto capítulo examina la herencia clásica de
dado forma a la tradición bíblica y cristiana: la versión babilónica, la las interpretaciones judía, griega y cristiana del mal. ¿Hasta qué grado
versión hebrea y la versión griega (platónica). Muestro cómo estas estas interpretaciones del vínculo entre el mal y la naturaleza han
historias, que se formularon al tiempo que se codificaban los sistemas sido tanto un engaño para justificar la victimación —al dar nombres
clásicos del patriarcado, se usaron para sacralizar las relaciones de equívocos al mal con objeto de reforzar las relaciones de dominio
dominación. sobre las mujeres y los pueblos subyugados— como la negación de la
En el segundo capítulo abordo el colapso de la cosmología clási- Tierra? ¿Esta herencia tiene elementos recuperables para la teología y
ca y el surgimiento de una cosmología e historia de la Tierra posnew- la ética ecofeministas?
tonianas. Pregunto: ¿Acaso para el hombre actual este relato científi- El sexto capítulo esboza versiones contemporáneas de la historia
co es una nueva historia, potencialmente global, de la creación? ¿Hay de la expulsión del Paraíso procedentes del ecofeminismo, la ecología
en ella elementos de ética y espiritualidad que puedan relacionar nuestra avanzada y la espiritualidad de la creación. Estas versiones, producto
historia de la Tierra y del cosmos con una cultura totalizadora? ¿Cómo de la cultura radical contemporánea, nos hablan de una época de ino-
podemos subsanar la división moderna entre el hecho y el valor, que cencia y bondad anterior al surgimiento de la civilización patriarcal, y
ha separado la religión y la ciencia en compartimientos incomunica- ubican este deslizamiento al patriarcado en un momento entre los ini-
dos de nosotros? cios de la agricultura y la consolidación de las primeras culturas urba-
La parte titulada Destrucción también está compuesta por dos ca- nas, esto es, entre los años 6000 y 2000 a.C. En este capítulo se exa-
pítulos paralelos. En el tercer capítulo comento el desarrollo de esce- minan también los esfuerzos de algunos paleoantropólogos contem-
narios de destrucción del mundo en la tradición bíblica y cristiana. poráneos por reconstruir los patrones humanos primitivos y se pre-
¿Por qué muchos cristianos y otras personas han dedicado tanto tiem- gunta si el planteamiento de la caída en el patriarcado se confirma en
po a imaginar el violento fin del cosmos? ¿Por qué hemos imaginado estos estudios.
a un Dios que destruye la Tierra y a casi todos los seres vivos que la Existen bases históricas para creer que en esa era tuvo lugar un
habitan a causa de la justificada ira y la furibunda reprobación que le cambio decisivo en las relaciones humanas y en las relaciones de los
provoca la maldad humana? ¿Cómo han influido estas historias en seres humanos con la Tierra. Con todo, percibo también un problema
nuestras relaciones con los demás y con la Tierra y el cosmos? en la manera en que la historia y el mito se confunden en muchas
El cuarto capítulo trata de las entrelazadas crisis contemporáneas explicaciones ecofeministas de esta transición. Los mitos, en su acep-
de la devastación ecológica, la pobreza y el militarismo; además, cues- ción de historias paradigmáticas, no son ilegítimos. Es más, la historia
GAIA Y DIOS
INTRODUCCIÓN 21
20

nunca es completamente objetiva, pues consiste siempre en una selec- des patriarcales, esclavistas, y también representan antiguas cosmolo-
ción e interpretación del pasado para encontrarle significado al pre- gías geocéntricas. Los cristianos necesitan reformar estas ideas de
sente. Pero esto no quiere decir que no pueda haber conocimiento manera que se liberen de las interpretaciones patriarcales. Además,
histórico exento de intenciones subjetivas, ni que el mito no deba ser debemos promover un diálogo entre estos modos de relación con la
examinado desde el punto de vista de sus valores espirituales y éticos. naturaleza, por una parte, y el conocimiento científico y las realidades
El riesgo del relato del Paraíso prepatriarcal y la caída en el globales contemporáneos, por la otra.
patriarcado es que en cierto modo permite que hombres y mujeres El propósito del último capítulo es encontrar la manera de llegar
euro-americanos marginados se identifiquen fácilmente con la ino- a una sociedad sana, en la que no existan relaciones de dominio entre
cencia perdida y se libren por tanto de asumir su complicidad con los los seres humanos y entre éstos y el resto de la naturaleza. Ofrece
males que denuncian. Esta historia de la caída tiene gran poder míti- sugerencias prácticas para que los occidentales que nos preciamos de
co, pero es demasiado simplista. Es demasiado radical en su negatividad ser ricos podamos empezar a cambiar los patrones de producción,
hacia las culturas clásicas y demasiado ingenua respecto de los prime- consumo y desperdicio, que destruyen la Tierra, por patrones ecológi-
ros grupos tribales. Sin una evaluación más cuidadosa, esta historia camente sostenibles. No obstante, también pone énfasis en que esos
puede inducirnos al error en la interpretación de nosotros mismos como cambios no pueden consistir sólo en mejoras tecnológicas sin refor-
occidentales y de nuestra capacidad para el bien y el mal. mar los patrones de dominio social entre hombres y mujeres, entre
El séptimo capítulo sintetiza los patrones de las sociedades pa- clases ricas y pobres y entre naciones, ya que éstos son los pilares
triarcales, que evolucionaron desde las primeras configuraciones ur- sociales que sostienen y permiten la explotación derrochadora y des-
banas del Cercano Oriente, los imperios griego y romano y el orden tructiva de la biosfera.
de la cristiandad hasta su decadencia y transformación en los sistemas El capítulo termina sugiriendo maneras de avanzar en este empe-
occidentales, coloniales y científicos, de la modernidad. El propósito ño transformador de ecojusticia a través de comunidades de base de
de este capítulo es demostrar la interrelación entre el dominio y el espiritualidad y resistencia. En tales comunidades de base, los grupos
engaño y entre los sistemas sociales para someter a las mujeres, los pueden encontrar apoyo local tanto para la metanoia, o cambio de
trabajadores, los animales y la tierra, así como el modo en que este conciencia personal, como para sostener una larga lucha contra los
dominio se justifica y sacraliza en la cultura simbólica. La conclusión sistemas de dominio. Quienes obtienen provecho de esos sistemas no
del capítulo también pretende aclarar el significado práctico que se le se someterán fácilmente a una nueva y más justa organización social
da en este trabajo a la relación entre mal y naturaleza. de la vida humana dentro de la biosfera.
La última parte del libro se titula Recuperación. Aquí trazo dos ¿Por qué trazo la línea cultural de esta exposición alrededor de la
líneas de la tradición bíblica y cristiana que pretendo rescatar para tradición cristiana occidental, con sus raíces en las culturas babilónica,
una teología y espiritualidad ecofeministas: la tradición de la alianza hebrea y griega? Lo hago por dos razones. En primer lugar, porque es
y la tradición sacramental. Estas dos tradiciones me parecen más com- mi tradición y, en consecuencia, la cultura de la que tengo que hacerme
plementarias que contrapuestas. Una de ellas determina nuestra rela- responsable. En segundo, porque es una cultura que ha determinado y
ción con la naturaleza y nuestros semejantes desde los puntos de vista continúa determinando (particularmente en su forma secularizada, cien-
de la ley y la responsabilidad ética. La otra experimenta extasiadamente tífica) al resto del mundo, a través del colonialismo y el neocolonialismo
la incorporación divina en el cosmos y nos llama a la comunión. imperialistas. Es la cultura, el sistema de dominio, que más ha empuja-
Sin embargo, ninguna de estas tradiciones puede aceptarse sim- do a los seres humanos y a la Tierra a las crisis de insostenibilidad
plemente en su forma tradicional. Ambas se formaron en las socieda- ecológica, pobreza y militarismo que estamos padeciendo.
22 GAIA Y DIOS INTRODUCCIÓN 23

Esto no significa que otras culturas, como las diversas culturas las muchas tradiciones culturales habrán de surgir diversas perspecti-
asiáticas, sean inocentes y buenas. También tienen patrones clásicos vas ecofeministas, las cuales deberán entablar un diálogo entre sí. Nadie
patriarcales, jerárquicos y militaristas. Sus élites generalmente han co- puede hacerlo todo. Mi tarea principal es hablar de esa amplia confi-
operado con la hegemonía occidental, especialmente cuando ésta ha guración cultural que influyó en mí y en mi contexto. Se trata de un
reforzado su dominio local. Sin embargo, las espiritualidades y cultu- cristianismo occidental, cuyas raíces se remontan a los mundos he-
ras asiáticas —tales como el hinduismo, el budismo, el taoísmo y el breo, griego y del Cercano Oriente y que subsiste en el mundo pos-
confucianismo— también tienen tradiciones compensadoras de armo- cristiano de la secularidad. Éste es el contexto dentro del cual me
nía de la humanidad y la naturaleza que es necesario rescatar, tradi- siento llamada a asumir una responsabilidad, sin reclamar ninguna
ciones que no son simples duplicados de los patrones occidentales, verdad o valor privilegiados para esta cultura.
sino recursos distintos y diferentes para la espiritualidad ecológica. Creo, igual que Jeremy Rifkin, que de la unión de estos intereses
Durante toda mi vida ha influido en mí lo que el teólogo de la y movimientos en pro de una sociedad y una espiritualidad nuevas está
creación Matthew Fox llama "ecumenismo profundo".6 Como crecí surgiendo una nueva conciencia global.8 Pero necesitamos permitir "que
en una familia compuesta por protestantes y por católicos romanos en toda voz se levante",9 para conjugar en una transformación e interac-
la que confluían parientes judíos, mexicanos, unitaristas, cuáqueros y ción mutuas las diversas herencias culturales de la humanidad, algunas
rusos ortodoxos, siempre me ha parecido normal la convivencia de de las cuales han sido crueles en la dominación sin que por ello carez-
múltiples perspectivas. En mi educación, pronto entré en diálogo con can de preciosos recursos, mientras que otras han guardado silencio y
religiones y culturas preclásicas que están detrás del mundo hebreo reclaman con derecho un espacio para florecer de nuevo.
del antiguo Cercano Oriente, así como con el mundo griego clásico, y Por medio de este libro quiero contribuir a esa nueva conciencia
reconocí estas culturas paganas como auténticas teofanías o encuen- y visión social, pero no pretendo apropiarme de una conversación que
tros con lo divino. Decidí que los credos monoteístas del judaismo, el todavía está muy lejos de dar fruto. Necesita darse un sincero arrepen-
cristianismo y el islamismo se equivocaban al rechazar a las religio- timiento entre los poderosos de la Tierra, a cuya comunidad pertenez-
nes de naturaleza politeísta simplemente por considerarlas falsas y co. Necesitamos bajar del cielo esos irracionales bombarderos para
malignas. colocarlos frente a las ruinas, los cuerpos carbonizados de los muertos
Esta atracción y evaluación positiva de las antiguas religiones no y los sufrimientos de los vivos, y llamarlos a cuentas. Sin embargo,
bíblicas de los mundos del Cercano Oriente y de Grecia me ha abierto los que pertenecemos a esta comunidad también tenemos que recono-
además a las religiones y culturas no bíblicas de otras áreas del mun- cer que quienes ocupan esos irracionales bombarderos son hermanos
do: la maya, la inca y las culturas mexicanas que subyacen en la (¡y algunas veces hermanas!) nuestros.
América Latina colonizada y convertida al cristianismo. También en De igual forma, debemos tomar de nuestra herencia el lenguaje
otras partes del mundo que he visitado (Sudáfrica, Filipinas, Corea y para criticar la violencia contra otros y contra la Tierra, así como para
la India) sobrevive la herencia de culturas indígenas no cristianas. Las vislumbrar un mundo alternativo de recuperación e integridad. Espe-
espiritualidades creativas feministas, ecológicas y de liberación bus- ro que el presente libro contribuya a este proceso de llamar a cuentas
can ahora sintetizar las herencias occidental, oriental e indígena.7 Al a los mundos occidental, cristiano y estadunidense por su extrema
mismo tiempo, he participado también en diálogos entre religiones violencia y de generar la esperanza de un mundo más sano como la
clásicas: cristianismo y judaismo, islamismo y budismo. base de la oposición contra esa brutalidad.
Sin embargo, mi intención al escribir este libro no fue proponer
una teología ecofeminista de las religiones del mundo. Creo que de
PARTE UNO

CREACIÓN
1. TRES VERSIONES CLÁSICAS SOBRE LA CREACIÓN 31
GAIA Y DIOS • PARTE UNO: CREACIÓN
30
hebrea, el Creador coexiste con la materia primera del cosmos y lleva
ción de Ea, el padre de Marduk, por uno de poderes masculinos domi- un sereno control sobre el proceso. La rivalidad entre el Creador y la
nantes, con consortes femeninas subordinadas. En tercero, el modelo Madre primordial ha sido eliminada; la Madre ha sido reducida a ma-
más antiguo de la generación es la gestación partenogenésica. Apsu, teria amorfa pero maleable, que responde de inmediato a las órdenes
el procreador primordial de todas las cosas, forma un solo cuerpo con del Creador.
Tiamat, de la que nacen todas las cosas. Los dioses y diosas gestan Al realizar su modelo de la creación en torno de la semana labo-
dentro de esta unión masculina y femenina entremezclada. ral, que deseaban venerar en la ley sagrada, los autores hebreos des-
Sin embargo, con Marduk, el nuevo modelo de poder se vuelve criben la generación del cosmos conforme avanzan majestuosamente
militar y arquitectónico. Marduk extingue la vida del cuerpo de Tiamat, en su relato de los seis días de trabajo del Creador. Éste crea primero
reduciéndolo a materia muerta de la que después forma el cosmos. la luz, separándola de la oscuridad. En el segundo día, igual que
Del cuerpo muerto de Kingu toma la sangre para crear a los humanos Marduk, crea la bóveda celeste para separar las aguas superiores de
esclavizados. Esta transición de lo reproductivo a lo artesanal en las las inferiores. En el tercer día, la tierra seca emerge de las aguas infe-
metáforas de la cosmogénesis indica una confianza más profunda en riores y surgen las plantas, portadoras de semillas. En el cuarto día, el
la apropiación de la materia por parte de la nueva clase gobernante. Creador forma las estrellas, el sol y la luna, para gobernar la noche y
La vida procreada y gestada tiene principios de vida propios y autóno- el día. En el quinto, crea los peces y los pájaros. En el sexto, los ani-
mos. La materia muerta, convertida en artefactos, hace del cosmos la males terrestres, el ganado, los reptiles y las bestias salvajes, seguidas
posesión privada de sus creadores. Aunque los nuevos señores re- por los seres humanos.
cuerdan que alguna vez fueron gestados del cuerpo vivo de su madre,
Los humanos se distinguen de los animales por haber sido hechos
ahora se paran a horcajadas sobre su cadáver y toman posesión de él
"a imagen y semejanza de Dios". Se les otorga el dominio sobre todos
como de un objeto de su propiedad y bajo su control.
los animales de la Tierra, los peces, los pájaros y los animales terres-
Finalmente, esta versión decreta la jerarquía básica de clases de tres. Todas las plantas que dan semillas y frutas se le dan al hombre
gobernantes y esclavos. Al otorgárseles comodidad mediante la crea- para su alimento, mientras que las plantas verdes se ofrecen como ali-
ción de los humanos "encargados del servicio a los dioses", las deida- mento a los animales salvajes, los pájaros y los reptiles. Al término de
des se convierten en la contraparte inmortal de la aristocracia ociosa de cada día de trabajo, la labor del Creador es bendecida y considerada
los templos y de los palacios, que expropia el producto del trabajo de como buena. En el séptimo día, el Creador descansa, consagrando esta
los sirvientes, ocupados en sus campos y talleres. El poder hierático del jornada al reposo.
ritual y de la ley y el poder militar de los ejércitos y las armas son las ¿Cuáles son los mensajes sociales de esta versión? A pesar de
esferas de estas dos aristocracias, cuya riqueza y comodidad proviene que en otras partes de las sagradas escrituras hebreas Dios es conce-
de las espaldas encorvadas de los trabajadores esclavizados. El ocio, bido a la manera de los reyes-guerreros, quienes controlan a los de-
basado en la mano de obra expropiada, separa a esta aristocracia de los más mediante la fuerza militar,6 en esta versión se le iguala al poder
niveles más bajos de sirvientes-esclavos y la identifica con los dioses. intelectual de la clase sacerdotal, que otorga vida a todas las cosas
mediante un nombramiento ritual. La orden: "Hágase" es el modo en
que Dios realiza su trabajo creativo.
LA VERSIÓN HEBREA DE LA CREACIÓN En segundo término, se elimina la división entre gobernantes y
trabajadores, entre el ocio y el trabajo. Dios trabaja y descansa, e ins-
La versión hebrea de la creación muestra tanto continuidad como im- tituye este patrón para todos los seres humanos, y aun para los anima-
portantes diferencias respecto de la versión babilónica. En la versión
32 GA1A Y DIOS • PARTE UNO: CREACIÓN
1. TRES VERSIONES CLÁSICAS SOBRE LA CREACIÓN 33

les (domesticados). Ellos también pertenecen a la alianza y tienen que amo y siervo: ése es el decreto explícito. El señorío de Dios sobre el
descansar en el séptimo día.7 (El contexto del descanso sabático es el hombre (patriarca judío) como su siervo real se repite en el señorío
de la familia, por lo cual su aplicación fuera de él es limitada.) Los del esposo sobre la esposa.12
humanos, aunque entendidos como servidores de Dios, se caracteri- Los ambientalistas han criticado el concepto de dominio concedi-
zan por ser siervos reales más que esclavos. Como portador colectivo do a este Adán colectivo sobre el resto de la creación como el prototi-
de la imagen de Dios, Adán representa en la Tierra el dominio divino po del uso antropocéntrico y explotador de los animales y plantas por
sobre los animales terrestres, acuáticos y aéreos.8 el hombre.13 No hay duda de que el relato es antropocéntrico. Aunque
¿En la obra original de Dios no hubo entonces, según estos auto- creado al último, el ser humano es la corona de la creación que ejerce
res, dominio masculino o dominio de clase? Aparentemente, esta ver- soberanía sobre ella. Sin embargo, seguramente no era la intención
sión no decreta la superioridad jerárquica de una clase de humanos establecer un dominio explotador o destructivo sobre la Tierra. A los
respecto de otra, al modo de la versión babilónica. Se considera a los humanos no se les otorgó la propiedad o posesión de la Tierra, que
humanos como una entidad corporativa unificada, hecha a imagen y sigue siendo del Señor. Dios, finalmente, es el único que posee la Tie-
rra como creación suya; los seres humanos gozan solamente de su usu-
semejanza de Dios, para representar a la soberanía divina. La ley he-
fructo. Su gobierno sobre ella es secundario, protector, como el de un
brea permitía la esclavitud, la cual, sin embargo, era juzgada como un
administrador real, no como el de un propietario que puede hacer con
estado temporal inapropiado entre judíos, aunque permitido respecto
ella lo que quiera.14
de los gentiles (paganos).9 La historia fundacional de la liberación de
Esto obviamente significa que los seres humanos deben cuidar
la esclavitud que Dios consigue para el pueblo de Israel restringe la
bien de la Tierra, no explotarla ni destruirla, lo que los convertiría en
esclavización entre judíos. Los siervos tenían que ser tratados ama-
malos administradores. La inclusión de los animales domésticos en el
blemente como mozos contratados y no rudamente como esclavos, y
descanso sabático, la prohibición del consumo de muchos animales,
se les tenía que dejar en libertad en la temporada del Jubileo (cada
las restricciones sobre el uso de la carne de los mamíferos que los
cincuenta años).10
humanos pueden comer; todo esto limita los derechos de los humanos
Si bien el texto apunta hacia la igualdad de hombres y mujeres
sobre la vida de los demás seres de la Tierra. La palabra para humano,
en cuanto imagen de Dios, el hecho de que los pronombres utiliza-
Adam (de adamah, Tierra), supone un profundo parentesco entre éste
dos para Dios y Adán sean masculinos sugiere que los hombres son
y la Tierra. Los seres humanos también tienen la sangre caliente, igual
los representantes colectivos apropiados de este Dios, mientras que
que los mamíferos, razón por la que les está prohibido comer la carne
las mujeres, aunque comparten los beneficios de la soberanía huma-
de estos animales sin extraerles la sangre.15
na corporativa, quedan sometidas al gobierno de la cabeza masculi-
Otros textos hebreos insisten también en que el control humano
na de la familia.11 Para eliminar cualquier duda al respecto, los au-
sobre la Tierra es limitado. Mediante tormentas y sequías, animales
tores-sacerdotes se apropiaron de una versión popular más antigua
salvajes y lugares silvestres, se muestra un mundo natural que toda-
sobre la creación del hombre y la mujer, y la vincularon con su vía está directamente bajo la soberanía divina, cuya administración
explicación de la creación. no ha sido otorgada a los humanos. En este mundo de naturaleza
En esta versión, que aparece en el Génesis 2, se describe que incontrolada Dios aparece como juez y castigador de los delitos hu-
primero fue creado el hombre y luego la mujer, extraída de su costilla. manos. Mientras que el pensamiento babilónico veía en este reino de
Este relato tiene la intención específica de imponer la relación patriarcal la naturaleza caótica, de las tormentas y sequías, el poder principal
entre esposo y esposa. El esposo es la persona principal y colectiva. de Tiamat, el pensamiento hebreo interpretaría esta naturaleza vio-
La mujer se deriva de él, es hecha para servirle. Esposo y esposa como
2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 45

Cuando en 1613 Galileo retomó la teoría de Copérnico y la con-


trapuso directamente en sus enseñanzas a la visión clásica ptolemaica,
fue condenado por el Santo Oficio (Congregación Sagrada de la
2 Inquisición Universal y Romana). El tratado de Copérnico se incluyó
¿LA CENCÍA CUENTA CON UNA NUEVA en el Indice de Libros Prohibidos de la Inquisición en 1616, de donde
VERSIÓN DE LA CREACIÓN? no fue eliminado hasta mediados del siglo XVIII (1757). Cuando en
1632 Galileo rompió el silencio que le había sido impuesto e impugnó
la condenación de la teoría de Copérnico, fue entregado a la Inquisición,
encarcelado y obligado a retractarse so pena de ser torturado.2
Como hoy en día es difícil comprender por qué los jerarcas de la
E L COLAPSO DE LA VERSIÓN CRISTIANA Iglesia cristiana se opusieron tan enconadamente y durante tanto tiempo
DE LA CREACIÓN al universo heliocéntrico, vale la pena recordar lo que estaba en jue-
go. La visión heliocéntrica no sólo cambió por completo el foco de la
Como ya vimos, tradicionalmente las versiones de la creación han realidad de un mundo cuyo centro era la Tierra a uno donde sólo era
impuesto no sólo una visión (no humana) de la naturaleza, sino tam- un planeta menor que giraba en torno al sol, sino que también destru-
bién una perspectiva de la relación del ser humano con el resto de la yó todo un sistema moral y espiritual basado en la visión de la Tierra
naturaleza, con los demás seres humanos en la sociedad y con el ori- como centro. Ya no era posible considerar a la Tierra, respecto de los
gen fundamental último de la vida (lo divino). Han sido la matriz de cielos, como el nivel inferior de una jerarquía cósmica en la que los
lo que hoy denominaríamos una visión combinada del mundo: cientí- niveles superiores constituyen el reino de los ángeles y en última ins-
fica, socioética y teológico-espiritual. tancia de Dios.
Esta visión unificante empezó a desmoronarse para los pueblos La visión heliocéntrica también destruyó la noción de diferentes
cristianos y poscristianos occidentales en el siglo XVI y principios del tipos de materia —materia sublunar, materia densa mortal y materia
XVII. Las nuevas ciencias biológicas y físicas iniciaron la exploración espiritual supralunar, inmortal, ígnea— en que se basaba la escatología
científica de las características de la realidad externa, la cual discrepa- cristiana. Este concepto de dos tipos de cuerpos le permitió a la teo-
ba radicalmente de la visión bíblica clásica combinada que los cristia- logía explicar la inmortalidad del cuerpo elevado como el despoja-
nos habían heredado de la antigüedad grecorromana cristianizada. miento del cuerpo mortal para revestir el inmortal, espiritual? Si toda
Durante siglos, los jerarcas de la Iglesia combatieron a los nue- la materia es igualmente material y mortal y ya no hay un reino celes-
vos líderes de la ciencia e intentaron censurar y reprimir la legitimi- tial que ocupe un espacio en la parte superior del sistema cósmico,
dad de sus novedosos conocimientos. Esta lucha pasó por diversas desaparece entonces la imagen de un mundo como el lugar donde
etapas. El primer periodo tuvo que ver con el modelo del cosmos, la mora Dios y adonde el alma llega, con su cuerpo transfigurado, des-
relación del planeta Tierra con el sol, las estrellas y otros planetas. A pués de la muerte.
principios del siglo XVI, Nicolás Copérnico propuso una visión he- El concepto cristiano de la creación fue de nuevo severamente
liocéntrica del sistema solar, pero la edición de su teoría completa, criticado en la segunda mitad del siglo XIX, con el desarrollo de la
publicada a raíz de su muerte en 1543, incluyó un prefacio del teólogo teoría darwinista de la evolución. Durante más de cien años, los espe-
protestante Andreas Osiander en el que dicha teoría era considerada cialistas en la ciencia de la biología habían estado reuniendo los cono-
sólo una hipótesis.1 cimientos que conforman esta teoría, pero con las obras de Darwin, El

44
46 GA1A Y DIOS • PARTE UNO: CREACIÓN 2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 47

origen de las especies (1859) y El origen del hombre (1871), se le dio y que el concepto bíblico de creaciones independientes es una hipóte-
un nuevo enfoque a este concepto, el cual recibió reconocimiento pú- sis científica que goza de la misma categoría para enseñarse en las
blico. La teoría de la evolución echó por tierra el concepto de que las escuelas. Esta propuesta fue denegada por la Suprema Corte en 1987,
distintas especies fueron creadas por separado. Mostró que todas las sobre la base de que promovía una creencia religiosa específica y por
especies de plantas y animales evolucionaron una a partir de otra en un lo tanto violaba la separación de la Iglesia y el Estado. Sin embargo,
largo proceso de mutación. esta disposición reforzó aun más la supuesta incompatibilidad entre la
Para la mayoría de los cristianos, lo más amenazante de esta idea religión y la ciencia.6
era la inclusión del hombre en dicho proceso. Desapareció la diferen- En los últimos cien años han disminuido los debates entre la vi-
ciación entre seres humanos y animales. Se demostró que el hombre sión cristiana bíblica del mundo y la de las ciencias físicas y biológi-
formaba parte del mundo animal y que descendía de los simios, los cas, no porque se haya dado una nueva síntesis entre ambas, sino por
que a su vez evolucionaron de mamíferos primitivos surgidos de rep- un acuerdo tácito entre ellas para separar sus esferas de autoridad y
tiles, peces e insectos en una larga regresión que se remonta incluso a evitar que se superpongan. Esta separación de las esferas de la ciencia
formas prebióticas, Al desaparecer la diferenciación de las especies, y la religión siguió las pautas dualistas supuestas por la ciencia mecá-
particularmente entre el ser humano y los animales, empezó a cuestio- nica. El método científico baconiano definió como científico sólo lo
narse la noción de que la conciencia humana era la manifestación de que puede observarse y medirse de manera empírica y determinó que
un alma separada e inmortal, que distinguía de manera decisiva a los todos los asuntos subjetivos de la experiencia interior y de juicio de
humanos de los animales.4 valor —o sea los éticos, estéticos y espirituales— pertenecían a un
Además de este aspecto de la diferenciación entre humanos y ani- reino ajeno a la verdad científicamente comprobable.
males, la evolución sugería, cada vez con mayor insistencia, que la Los científicos, influidos por el objetivismo mecánico del méto-
historia de la Tierra era mucho más prolongada que la impuesta por do científico, llegaron a considerar cada vez más estos asuntos subje-
los cálculos derivados de la Biblia.5 Lejos de que la Tierra hubiera tivos como irreales, pero fue precisamente este reino irreal lo que se
aparecido sólo 4 mil años antes del nacimiento de Cristo, comenzó a constituyó en la esfera de la religión y aun de las humanidades en
considerarse que tenía millones y aun miles de millones de años. general. La religión, aislada del cuestionamiento de las ciencias por
Si bien los cristianos liberales aceptaron gradualmente este con- los límites impuestos por el mismo método científico, pudo entonces
cepto de evolución, aún no se ha resuelto la disputa surgida entre los establecer su propia realidad independiente en la esfera subjetiva.
cristianos conservadores y los científicos respecto de una creación Usando la división entre hecho y valor establecida por Albrecht Ritschl
independiente, especialmente la del hombre. Una ley estatal de Ten- (fallecido en 1889), los teólogos del siglo XX aceptaron que la fe sólo
nessee, en Estados Unidos, prohibió la enseñanza de la evolución en se relaciona con las posturas de la esfera subjetiva de valor personal,
las escuelas públicas, y en 1925 John Scopes, profesor de biología en no con los hechos externos.7
escuelas de educación media, fue condenado en un famoso juicio por Ni siquiera las ciencias históricas pudieron penetrar y afrontar
violar esa ley. En 1967 fueron abolidas, en Arkansas, tanto esta ley este reino subjetivo. Por ejemplo, la fe en la resurrección del cuerpo
como una muy similar. de Cristo tampoco pudo ser probada por la investigación histórica,
Los cristianos fundamentalistas estadunidenses adoptaron un nue- pues formaba parte del reino independiente de una postura de fe sub-
vo enfoque en las décadas de los setenta y los ochenta. Ya no preten- jetiva respecto del significado de la vida y muerte de Jesús. En efecto,
dieron prohibir la enseñanza de la evolución, sino más bien declarar la religión y la ciencia, especialmente las ciencias físicas, coexistie-
que la teoría de la evolución no era más que una tesis no confirmada ron al acordar tácitamente no comunicarse una con la otra.
2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 49
48 GAIA Y DIOS • PARTE UNO: CREACIÓN

Sin embargo, por diversos motivos, de los años sesenta en ade- das de persecución. No sólo la religión no desapareció ante el estable-
lante este aislamiento mutuo de religión (cristiandad) y ciencia empe- cimiento definitivo de la ciencia como única perspectiva oficial, sino
zó a debilitarse. Una de las razones fue que se atemperó la suposición que incluso los jóvenes que crecieron completamente inmersos en esa
triunfalista de la ciencia en cuanto a que la religión era una supersti- perspectiva científica volvieron a ella para satisfacer la necesidad que
ción obsoleta destinada a desaparecer a medida que la ciencia asegu- sentían.9
raba sus resultados. La bomba nuclear destrozó la ingenua fe en la Igualmente importante fue el cambio de paradigma del conoci-
ciencia como herramienta del bien ineludible, y la creciente evidencia miento científico mismo —producido por Albert Einstein, Wolfgang
de que la tecnología tal vez estaba haciendo un daño irreparable al Pauli y Niels Bohr, entre otros— que se enfocaba tanto al macronivel
medio ambiente desgastó todavía más esa fe. Parecía cada vez más de la astrofísica como al micronivel de la física subatómica. Así como
probable que las herramientas creadas por la ciencia destruirían la la ciencia había debilitado la separación cristiana entre la Tierra y la
Tierra, y no que se establecerían decisivamente como vía para la pros- materia planetaria y entre los seres humanos y los animales, la nueva
peridad y felicidad de todos. física empezó a debilitar la separación en que se había basado la dife-
Aunque la ciencia moderna había alegado que su método "care- renciación entre la ciencia y la religión (y las humanidades). Ya no
parecía posible distinguir claramente entre la materia y la energía,
cía de juicios de valor" y por lo tanto era susceptible de establecer
como lo había hecho la física newtoniana. Tampoco era tan claro que
cierta verdad sin contaminarse con deseos subjetivos, en realidad siem-
la ciencia pudiera delimitar el reino objetivo de los hechos y el de las
pre había emitido juicios de valor respecto de sus rivales religiosos.
perspectivas subjetivas.
Había afirmado que su verdad objetiva sentaría también las bases para
un mundo más iluminado, donde la mentalidad justa produciría un La física newtoniana había asumido que la materia podía reducir-
mundo más próspero en el que las necesidades de supervivencia hu- se a entidades compactas, a partículas atómicas que permanecían inertes
mana estarían satisfechas, y también uno más justo en el que esta hasta que se aplicaba una fuerza externa para hacer que se movieran.
prosperidad llegaría gradualmente a todos.8 Este sistema mecánico residía en un marco espacial y temporal esta-
Estas pretensiones de la ciencia de ser capaz de crear un mundo ble, estático.10 Bajo la influencia de la relatividad y la teoría cuántica,
bueno, en todos los sentidos de la palabra, fueron contradichas por el este concepto de la materia, con un marco temporal y espacial fijo,
espectro de males terminales fomentados por ella misma. Aun cuan- empezó a perder fuerza. La famosa fórmula de Einstein, E=mc2 (ener-
do los científicos alegaran que no podían ser considerados responsa- gía igual a masa por velocidad de la luz al cuadrado), resumió la nue-
bles de la aplicación errónea de sus verdades, a la luz de la aplica- va concepción, en la que el mundo atómico y el subatómico dejaron
ción del conocimiento científico la ciencia no pudo eludir la carga de estar fijos. Lo mismo que la luz, la materia podía ser considerada
del fracaso moral de embarcarse en una sociedad global aterradora- como partículas u ondas de energía, según el contexto en el que actua-
mente destructiva. ra y los métodos de medición del investigador.
Por otra parte, el reduccionismo científico demostró ser incapaz Para los físicos posteriores a Einstein, aun la distinción entre lo
de satisfacer el anhelo del espíritu humano de una dimensión estética, existente y lo no existente llegó a ser fluida. Los patrones de ondas en
ética y espiritual de la realidad, anhelo que —implícita, si no es que relación interdependiente mostraron tendencias probables a existir
explícitamente— la estricta visión científica del mundo rechazó por como contingencias o partículas. En vez de descomponer el mundo en
irreal. Los Estados marxistas, que habían intentado sustituir la reli- entidades primarias como estructuras básicas, los científicos llegaron
gión por ese concepto de ciencia como única fuente legítima y total a concebir una red vacía de relaciones en la que los hechos surgen
de cultura, demostraron ser incapaces de erradicarla a pesar de déca- interconectados unos con otros. Esta red de relaciones es coterminal
50 GAIA Y DIOS • PARTE UNO: CREACIÓN 2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 51

con el cosmos como un todo, en el que todo está conectado con todo, desde la cual el conocimiento objetivo es posible, el observador es
no sólo a través del espacio, sino también del tiempo.11 parte integral de la realidad observada.
La línea entre la percepción del observador y los hechos externos Esto significa que tampoco es posible abstraer el hecho del valor.
resultó difícil de definir. No sólo la información del fenómeno obser- Lo que se constituye como la red de relaciones también se conformará
vado era relativa a la perspectiva del observador y a sus procesos de en función de la forma en que nos relacionamos con ella. El cognoscente
observación y medición, sino que también las distinciones subyacen- debe asumir la responsabilidad de dar forma a la realidad conocida de
tes entre conciencia y objeto empezaron a fluir juntas, como dos as- manera que pueda ser benigna o destructiva. Decidir lo que es benigno
pectos de una sola realidad. La biología ya no pudo descomponer la o destructivo es en sí mismo materia de definición. En última instan-
materia viva en estructuras básicas de materia muerta. cia, toda la realidad sigue interrelacionada, pero en el nivel biótico los
Más bien, bajo la apariencia de entidades primarias, o partículas efectos de un tipo de relación, más que los de otro, pueden surgir como
subatómicas, no había más que la danza del movimiento mismo, una vida floreciente o veneno mortífero. Así pues, el cognoscente no pue-
danza sin danzantes, empeñada en un movimiento continuo, inquieto. de evadir la responsabilidad ética, no sólo en función de cómo se uti-
La materia subatómica se había vuelto dinámica y como con vida. Es lizará después el conocimiento, sino tampoco respecto del tipo de rela-
con esta danza primaria sin danzantes con lo que se construyen las ción implícito en la postura misma del conocimiento.
apariencias de las estructuras nucleares, atómicas y moleculares que Desde el punto de vista de la nueva física, científicos como Fritjof
a su vez constituyen la base de esas entidades visibles que los huma- Capra empezaron a dar forma a una ética de relaciones mutuas que no
nos experimentan como rocas, plantas u otros humanos. sólo tendría que modificar la postura ética del físico, sino también que
En The Physics of Tao ("El tao de la física"), obra publicada en remplazar el modelo mecánico del conocimiento que ha conformado
1977, el físico Fritjof Capra creyó discernir una notable similitud a las ciencias sociales que siguieron el patrón de la física newtoniana:
entre la visión del mundo de la nueva física y la del misticismo tra- las ciencias biológicas, la medicina, la psicología, las ciencias socia-
dicional, especialmente de las variedades budista y taoísta. En estos les, la sociología, la economía y la política. Así, aparentemente la
misticismos asiáticos, la realidad primaria es Nirvana, o Vacío, es cultura moderna estaba a punto de reunir lo que durante tanto tiempo
decir, la energía vacía en la que las entidades sin ser sustancial apa- había estado dividido en la civilización: la versión científica de la
recen y desaparecen como pratitya samutpada (surgimiento en code- naturaleza y las reglas para las relaciones sociales éticas.
pendencia) en la danza de samsara (apariencia). Dos polos manifies- Sin embargo, sólo unos cuantos pensadores religiosos y uno que
tamente opuestos de la experiencia humana, la extasiada experiencia otro científico han empezado a tender este puente. La mayoría de los
mística de la realidad última (espiritual) y la observación científica científicos, y especialmente los exponentes de la ciencia aplicada a la
de la materia, parecían haber efectuado un movimiento en curva y tecnología, siguen comprometidos con el modelo mecánico sin valo-
enlazado hasta fusionarse.12 res que tan útil les ha sido durante tanto tiempo y los ha mantenido a
Con esta fusión de los polos opuestos del dualismo ontológico salvo de cuestionarse sobre los aspectos morales de los resultados de
clásico griego, espíritu y materia, era todavía menos apropiado seguir su trabajo. Los religiosos, tanto en el ámbito de los estudiosos de la
con una oposición dualista entre lo objetivo y lo subjetivo, hecho y teología como en el más popular de los pastores, durante largo tiempo
valor. Se hizo necesario reconocer que el mundo no sólo parece dife- se han eximido del estudio de la ciencia más allá del realizado en la
rente según el punto de vista y la forma de dirigirse a él, sino que en educación media (que hace mucho olvidaron).
sí se constituirá en función de la postura que se asuma hacia él. Más Así pues, si bien las condiciones para un nuevo diálogo entre
que asumir una perspectiva exterior a él y sin relación con la realidad ciencia y religión no sólo existen, sino que se hacen urgentes a la
52 GAIA Y DIOS • PARTE UNO: CREACIÓN 2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 53

luz de las crisis de las sociedades industriales tecnológicas, cultu- Al explotar las estrellas se formaron nuevas estrellas y planetas,
ralmente este diálogo y síntesis han comenzado a ganar aceptación. ahora enriquecidos con estos elementos atómicos más pesados. El sol
En este capítulo deseo dar los primeros pasos hacia la interpreta- de nuestro sistema solar es una de esas estrellas tardías, junto con los
ción de la versión de la creación surgida de la historia de la Tierra planetas que giran en órbita en torno a él. La Tierra, uno de los plane-
como mito en el sentido clásico de postulados para las relaciones tas más pequeños de nuestro sistema solar, se condensó de una nube
éticas. giratoria de gases y polvo, al igual que el sol y sus planetas hermanos,
hace aproximadamente 4 600 millones de años, unos 13 400 millones
de años después del inicio del universo.
LA VERSIÓN CIENTÍFICA DE LA COSMOGONÍA Así como los científicos se imaginan el origen del universo, tam-
bién empiezan a imaginar su fin. Durante 18 mil millones de años, la
En la historia del universo surgida de la ciencia moderna, especial- explosión original de energía radiante no ha dejado de expandirse,
mente con el desarrollo de la física sideral y atómica de los años se- formando miles de millones de galaxias, cada una con miles de millo-
tenta, desde el punto de vista de su ubicación en las galaxias, la Tierra nes de estrellas y planetas. Como el universo sigue expandiéndose,
es mucho más antigua de lo que la historia cristiana imaginó. No posiblemente llegará a un punto en que empezará a colapsarse de nuevo.
obstante, quizá tenga un principio y unfin.La historia empieza con lo Quizás después de miles de millones de años más, volverá a succionarse
que sin mucha imaginación se ha llamado la gran explosión. Los fí- hacia su centro y formará un torbellino que generará otra explosión de
sicos imaginan una época de concentración intensa de toda la mate- un núcleo cósmico y un universo nuevo. Esta concepción se conoce
ria-energía en una sola unidad, un solo núcleo cósmico (¿huevo cós- como sistema cerrado del universo.14
mico?). En una rápida explosión, esta concentración intensamente No obstante, ciertas evidencias sugieren un escenario diferente,
cargada se expandió en ondas luminosas radiantes, pero no lo hizo un sistema abierto. Según esta concepción, la fuerza de gravedad no
hacia el vacío espacial, sino que creó espacio y tiempo por efecto de disminuirá la fuerza de expansión del universo, el cual continuará ex-
su misma expansión. Se considera que esto tuvo lugar hace aproxima- pandiéndose indefinidamente. Nuevas estrellas y planetas seguirán for-
damente 18 mil millones de años.13 mándose, quemándose y muriendo en las galaxias. Pero a la larga,
En la primera etapa de expansión, a partir de esta energía radian- después de inimaginables miles de millones de años, los recursos de
te como centro unitario, se diferenciaron las variadas formas de fuer- gas que forman las galaxias se agotarán y las estrellas estallarán o
za, desde la gravitacional —que ordenaría las relaciones entre galaxias, desaparecerán sin ser remplazadas. Las luces del universo se extin-
estrellas y planetas— hasta las electromagnéticas, nucleares y subnu- guirán gradualmente, dejando sólo estrellas muertas y agujeros ne-
cleares; que ordenarían los núcleos atómicos y los átomos. Se consti- gros en galaxias esqueléticas que aún se moverán por el espacio. Así
tuyeron entonces las primeras estructuras atómicas de hidrógeno y pues, el universo terminará no con lo que ha dado en llamarse un;i
helio. Después, la gravedad empezó a reunir en nubes los gases en explosión (y una nueva creación), sino con un lamento final.15
expansión para formar estrellas y galaxias. Una vez formadas, estas ¿Estas son las dos únicas opciones? Dado que ningún científico
primeras estrellas se quemaron e hicieron explosión, para dar lugar al habría podido predecir el asombroso cosmos aun encontrándose en el
resto de los elementos atómicos básicos. Excepto por los átomos de lugar y el momento de la gran explosión, ¡quizá deberíamos dejar
hidrógeno y helio, que son aún más antiguos, todos los elementos lugar para una misteriosa creatividad cósmica que difícilmcnlo imagi-
atómicos que constituyen la Tierra, desde las rocas hasta el cuerpo namos desde nuestra ventajosa posición! De todas formas, muchos
humano, son en esencia polvo de estrellas. miles de millones de años antes de cualquier desenlace cósmico, el
GAIA Y DIOS • PARTE UNO: CREACIÓN 2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 55
54
sol que proporciona energía a nuestro sistema solar podría haberse la Tierra, formadas sobre su interior fundido, eran móviles, y aún hoy
agotado y dado fin a la poderosa fuente de vida de la Tierra. No obs- siguen cambiando, lo que da lugar a nuevos lechos marinos, al surgi-
tante, incluso nuestro sol cuenta con tan enormes reservas de energía miento de nuevos territorios producto de la actividad volcánica y a
que se estima que seguirá ardiendo por varios miles de millones de terremotos a lo largo de los bordes de las placas tectónicas.17
Una hipótesis sostiene que la química de la vida empezó en los
años más.
mares y siguió evolucionando ahí durante los primeros 4 000 millo-
Si bien, a la luz de esta imagen ampliada del universo, el planeta
nes de años de los 4 500 que tiene la Tierra. El átomo de carbón se
Tierra parece aún más modesto que cuando, en el siglo XVII, fue
constituiría en la estructura básica de las moléculas orgánicas. Unos
inicialmente desplazado de su posición central en el universo geocén-
1 300 millones de años después de la formación de la Tierra (hace
trico de Ptolomeo, desde otro punto de vista la imagen actual del mundo
unos 3 000 millones de años), empezaron a formarse moléculas or-
renueva el sentido de la unicidad de la Tierra en el universo. A pesar gánicas complejas que desarrollaron una forma primitiva de fotosín-
de los continuos esfuerzos por descubrir otros planetas donde haya tesis. Este proceso es la clave de la vida en el planeta. Mediante la
vida, primero en nuestro sistema solar y luego en otras galaxias, hasta fotosíntesis, estas precursoras de las plantas podían absorber la ener-
ahora las exploraciones han fracasado. Parece incomprensible que en gía radiante del sol, convertirla en carbohidratos y expeler oxígeno a
ninguno más de los miles de millones de planetas de miles de millo- través de la combustión de las células. Este proceso dio origen a los
nes de galaxias se hayan dado las condiciones específicas para el sur- carbohidratos, que constituyen la base de la alimentación de toda la
gimiento de la vida. vida orgánica, así como al oxígeno de los mares y la atmósfera, que
Mientras carezcamos de pruebas al respecto, la Tierra seguirá sien- permitió que estos organismos respiraran.18
do el único planeta del universo del que se sabe que ha desarrollado Durante los siguientes 2 000 millones de años se dio la creación
vida. Esto no sólo significa que únicamente en este pequeño planeta gradual de bacterias multicelulares, y después la evolución de anima-
hay las variedades de plantas y animales que se desarrollan en una les y plantas acuáticos en los mares. Éstos son los antecesores de to-
biosfera, sino también que sólo en este planeta existe la capacidad de dos los animales y plantas que surgieron de los mares hace cerca de
imaginar, visualizar y conocer el universo. La mente pensante o 500 millones de años para ocupar la tierra estéril. Las primeras plan-
noosfera, que tiene el privilegio de contemplar el proceso cósmico, tas que emergieron del mar fueron algas que se concentraron en lagu-
emite su luz desde este planeta, y quizás sólo desde este planeta. Es en nas costeras, seguidas de insectos que se alimentaban de ellas. Esto
la Tierra, a través del ser humano, donde todo el proceso cósmico se tuvo lugar aproximadamente 4 100 millones de años después de la
hace consciente de sí mismo.16 creación de la Tierra. Poco a poco, en los siguientes 200 millones de
Durante sus primeros mil millones de años o más, quizá la Tierra años estas algas llegaron a ser grandes árboles de heléchos y los peces
parecía inhóspita para la vida que más tarde se desarrolló en su super- se volvieron anfibios, que a su vez llegaron a ser reptiles y aves
ficie. Su atmósfera estaba casi desprovista de oxígeno. Radiaciones ponedores de huevos.
ultravioleta tóxicas bañaban un planeta bombardeado continuamente Hace cerca de 225 millones de años, algunos de estos reptiles y
por meteoritos y su superficie se fundía a causa de la actividad explo- aves alcanzaron dimensiones gigantescas, como los dinosaurios, los
siva volcánica. No obstante, todos los elementos atómicos que se com- cuales reinaron sobre la Tierra durante 160 millones de años. Los ma-
binarían para crear la vida ya formaban parte de sus mares fundidos. míferos también empezaron a desarrollarse durante este periodo, pero
Al enfriarse el planeta, empezó a formarse una delgada corteza super- eran pequeños y pasaban inadvertidos. La mayoría de los dinosaurios
ficial que permitió que el vapor de agua de la atmósfera se condensara se alimentaban de plantas. Más tarde, también se desarrollaron plan-
para dar origen a los océanos. Las secciones de la corteza exterior de
GAIA Y DIOS • PARTE UNO: CREACIÓN 2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 57
56
tas portadoras de semillas y después plantas con flores. La extinción animales terrestres, a los seres humanos les corresponde una fracción
de los dinosaurios, hace aproximadamente 65 millones de años, sigue muy pequeña, apenas 400 000 años, o menos de un décimo del uno
siendo un misterio, tanto si fue una lenta agonía o el resultado de una por ciento de la historia de la Tierra.
catástrofe repentina. Una de las teorías es que un asteroide se estrelló Los primeros esfuerzos humanos para controlar el medio am-
contra la Tierra y produjo una tormenta de polvo que impidió tempo- biente (huertos precarios) dieron inicio a una etapa aún más corta que
ralmente el paso de los rayos del sol y, por consiguiente, la fotosínte- la correspondiente al desarrollo humano, de apenas unos 12 000 años,
algo así como el 2 por ciento de la historia de la humanidad. Obvia-
sis, diezmando la flora y la fauna de la Tierra.19
mente, las ideas antropocéntricas de que el hombre reina sobre la Tierra
La desaparición de los dinosaurios dejó el campo libre a la pro-
y sobre todas sus plantas y animales parecen absurdas a la luz de los
liferación de mamíferos durante los últimos 50 millones de años de la
¡4 599 600 000 años en que la Tierra se las arregló sin ningún ser
historia de la Tierra. De esta evolución de los mamíferos surgieron los
humano!
primeros protohumanos, que empezaron a diferenciarse de los gran-
No obstante, en ese breve periodo en el que los seres humanos
des simios hace aproximadamente 4 millones de años. Sin embargo,
empezaron a cultivar la tierra y a controlar su suministro de alimento,
las especies de homínidos que pueden llamarse Homo sapiens apare-
la población humana proliferó a un ritmo sorprendente. A principios
cieron hace apenas 400 000 años. Sin pelaje para conservar el calor ni
de la revolución agrícola, hace unos 12 000 años, se estima que la
colmillos ni garras para desgarrar su alimento o protegerse, estos pri-
población humana era de alrededor de 5 millones. Hacia 1650 d.C, al
meros simios desnudos deben haber parecido muy vulnerables, reuni-
comienzo de la revolución científica en Europa, la población humana
dos en pequeños grupos y viviendo de las plantas, insectos y animales
se había multiplicado por cien, hasta llegar a 500 millones.
que podían recolectar. Pero finalmente la destreza de sus manos y su
Sólo 200 años después había 500 millones más, para sumar mil
capacidad para imaginar y planear compensaría de sobra estas defi-
millones en total. Para 1930, sólo 80 años después, el número de seres
ciencias.
humanos había crecido tanto como durante la evolución previa de la
Hace cerca de 10 000 o 12 000 años, el descubrimiento de la
especie, es decir, a 2 000 millones. Hacia 1975 esos 2 000 millones se
agricultura constituyó un hito en la búsqueda de un suministro seguro
habían duplicado, lo que significa que en 45 años nacieron tantos se-
de alimentos. Como se analizará más adelante, este hallazgo proba-
res humanos como desde el principio de la evolución del hombre.21
blemente fue obra de las hembras, ya que su función de recolectoras
Para el final del segundo milenio se espera que la población humana
las llevó a observar el nacimiento de las plantas a partir de semillas y
rebase los 6 000 millones.22
de ahí a la idea de plantar semillas y cuidar las plantas.20 Merced a
Esta acelerada tasa de crecimiento de la población humana va
este descubrimiento, los seres humanos empezaron a modificar su
acompañada de la acelerada colonización del planeta: su superficie
ambiente de una nueva manera y comenzó otra etapa de la historia de
se ha cubierto de construcciones, calles y lotes de estacionamiento;
la Tierra.
sus vitales bosques han sido devastados para cultivar alimentos o
Al estudiar la historia de la biogénesis de la Tierra, advertimos
criar animales. En la actualidad, la proliferación de los seres huma-
que uno de sus rasgos notables es la aceleración. Cada etapa del desa-
nos obliga a varias especies animales a refugiarse en hábitats cada
rrollo biótico da lugar más rápidamente a la siguiente. Tan sólo la
vez más limitados, lo que da como resultado que las regiones no
generación de la bacteria fotosintetizadora tomó cerca de 3 900 millo-
controladas por el hombre donde perdura la auténtica vida silvestre
nes de años, aproximadamente ocho novenas partes de la historia de
sean cada vez más raras. Con la desaparición de los bosques, cada
la Tierra. La evolución completa de las plantas y animales terrestres
vez más animales y plantas se enfrentan a la extinción, lo que cons-
tuvo lugar en la última novena parte. Respecto de la historia de los
58 GAIA Y DIOS • PARTE UNO: CREACIÓN 2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 59

tituye una amenaza para la diversidad biótica, que es el legado de la ¿En qué forma puede derivarse la ética ecológica de la descrip-
evolución de la Tierra.23 ción del funcionamiento de la naturaleza? Como sugerí en el capítulo
anterior, la ética humana no puede reducirse a una descripción de
Aun el equilibrio del oxígeno atmosférico, concienzudamente es-
procesos físicos y biológicos ni considerarse como una simple nega-
tablecido durante 4 000 millones de años de fotosíntesis, se ve ame-
ción de esos procesos, como deducción de verdades superiores. Ya
nazado hoy en día, luego de menos de cien años de creciente consumo
que la conciencia y la capacidad de conocer de los humanos surgen de
de combustibles fósiles. Éstos, como el petróleo y el carbón, son en sí
la evolución natural, deberíamos considerar estas capacidades nues-
producto de muchos millones de años en los que la descomposición
tras como reflejo del margen de crecimiento de la naturaleza misma.
de bosques primitivos acumuló carbón bajo la superficie de la Tierra.
Además, el conocimiento también nos proporciona un elemento de
Además, por lo menos uno de ellos, el petróleo, principal combustible poder volitivo que busca reordenar patrones de la naturaleza para
del industrialismo moderno, podría agotarse en menos de 150 años de adecuarlos a las necesidades humanas. Al hacerlo, nos vemos limita-
explotación.24 dos por el sistema ecológico de la naturaleza, pero en ese sistema
El hombre, una de las especies de más reciente aparición, parece también podemos encontrar ecos de nuestras aspiraciones éticas y
estar excediendo rápidamente su lugar sustentable en la biosfera, al espirituales.25
agotar tanto su propio sustento como el del resto de la biota terrestre.
Una de las lecciones básicas de la ecología para la ética y la es-
Al igual que los dinosaurios, sólo que en mucho menos tiempo (ape-
piritualidad es la interrelación de todas las cosas. Tanto la ciencia de
nas unos 400 mil años; todos, excepto los últimos miles, como espe-
la Tierra como la astrofísica nos transmiten mensajes extraordinarios
cie no dominante, contra los 160 millones de años de dominio de los
y poderosamente apremiantes acerca de nuestro parentesco no sólo
dinosaurios), los humanos enfrentan la posibilidad de su propia extin-
con los seres vivientes de la Tierra, sino también con las distantes
ción, con repercusiones que amenazan a toda la biosfera. El reto que
estrellas y galaxias. Si intentáramos experimentar este parentesco y
los humanos enfrentan en la última década del siglo XX es si serán
hacerlo presente en nuestra conciencia, de ello surgiría una intensa
capaces de visualizar y organizar su propia reproducción, producción
espiritualidad. Este tipo de meditación sería paralelo a las antiguas
y consumo de tal forma que se estabilice su relación con el resto de la
filosofías contemplativas que consideraban al alma humana como un
ecosfera y de esta forma se impida el ecocidio social, masivo y
fragmento del alma cósmica que animaba al universo y que concebían
planetario.
al cuerpo como un microcosmos.
La astrofísica nos dice que todos los elementos que forman el
LAS LEYES DE LA NATURALEZA Y LA ÉTICA HUMANA
cuerpo del hombre y el de todas las cosas de la Tierra se generaron en
la alquimia de las estrellas que explotaron, y que tales elementos nos
La ecología es la ciencia biológica de las comunidades bióticas que llegaron desde las galaxias como polvo de estrellas. La ciencia de la
demuestra las leyes por las que la naturaleza, sin ayuda del hombre, Tierra nos dice que todos los elementos que forman nuestros cuerpos
ha generado y conservado la vida. Por añadidura, su estudio también actuales han pasado miles de millones de veces a través de otros seres
sugiere pautas para que el hombre aprenda a vivir como miembro bióticos y abióticos durante los 4 500 millones de años de historia de
defensor, y no destructor, de esas comunidades bióticas. Así, a dife- la evolución de la Tierra.
rencia de las ciencias físicas y biológicas modernas que pretenden ser Alguna vez, los elementos de nuestro cuerpo fueron bacterias
sólo descriptivas, la ecología postula que se le devuelva a la ciencia que flotaron en los mares primigenios; rocas desmoronadas por el
su papel clásico de normadora y preceptora. viento, la lluvia y las plantas para formar suelos; insectos que se
2. ¿LA CIENO A CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 61
GAIA Y DIOS • PARTE UNO: CREACIÓN
60 mósfera por la acción de bacterias y hongos que causan descomposi-
alimentaron de las algas de los estanques costeros originarios; repti- ción y por el desgaste de la piedra caliza. Estos derivados de la respi-
les y aves que se alimentaron de algas; helechos gigantes mordis- ración orgánica, la descomposición y el desgaste son a su vez absor-
queados por dinosaurios. Fueron también cuerpos de aquellos mis- bidos por las plantas, que los transforman en carbohidratos y expiran
mos dinosaurios y miñadas de plantas y animales cuyos cuerpos en oxígeno como derivado. Así se establece la codependencia básica del
decomposición encontraron su camino de regreso a la tierra y al agua ciclo del carbono, que sustenta los procesos de la vida orgánica.
como nutrientes o cumplieron un ciclo en el aire para descender como El ciclo del nitrógeno es otro ejemplo de la interdependencia
lluvias vitalizantes. coevolutiva. El nitrógeno es un componente esencial de las proteínas.
El reconocimiento de este profundo parentesco debe ayudarnos a Las numerosas moléculas de las proteínas o enzimas, sirven como
sobreponer las arrogantes barreras que los humanos hemos erigido para catalizadores biológicos en las células vivas que regulan los procesos
aislarnos no sólo de otros animales conscientes, sino también de ani- químicos de la vida. Pero casi ningún organismo puede absorber el
males más simples, de las plantas y de la matriz abiótica de vida de las nitrógeno gaseoso de la atmósfera. Así, junto con la fotosíntesis, la
rocas, los suelos, el aire y el agua. Como Francisco de Asís, gran mís- capacidad de ciertas bacterias para transformar el nitrógeno gaseoso
tico de la naturaleza, debemos aprender a dar la bienvenida a nuestros en el nitrógeno de las enzimas proteínicas es fundamental. Ciertas
hermanos y hermanas, lobo y cordero, árboles y pastos, fuego y agua, bacterias parecen haber desarrollado esta capacidad en sus primeras
y aun a la santa muerte, medio por el cual todas las cosas vivientes etapas, quizás aun antes de la fotosíntesis.27
regresan a la tierra para ser regeneradas como nuevos organismos. Ahora, estas bacterias fijadoras de nitrógeno viven en los suelos y
Otro mensaje apremiante, revelado en la historia de la Tierra, es en las algas marinas. Los compuestos de nitrógeno así formados son
la coevolución de plantas, aire, agua, suelo y animales. Los amantes absorbidos por las plantas como un nutriente esencial, en tanto que las
de la naturaleza de la cultura cristiana tienen la tendencia a imaginar plantas son consumidas a su vez por los animales para proveerse de
que en los comienzos de la historia de la Tierra había un Edén, un este componente básico. A través de la excreción animal y de la des-
paraíso de lagos cristalinos, árboles frondosos y animales juguetones, composición de plantas y animales muertos, el nitrógeno regresa al suelo
sin humanos que estropearan el cuadro. Qué contraste tan sobrecogedor en forma de amoniaco; ahí, las bacterias nitrantes lo descomponen para
imaginar una Tierra fundida, rodeada de una atmósfera venenosa, que pueda ser utilizado por las plantas. En este proceso, parte del nitró-
bañada por radiaciones ultravioleta. Nuestra dependencia absoluta de geno regresa a la atmósfera. Por lo tanto, el ciclo del nitrógeno se com-
las plantas se hace evidente cuando nos percatamos de que son las pleta mediante la interdependencia de bacterias, plantas y animales.28
creadoras no sólo de la cadena alimenticia que sustenta a todos los La coevolución del aire, el agua y el suelo, que sustentan la vida,
animales, sino también de una atmósfera respirable. El sol y las plan- es una parte tan importante del ciclo vital como la interdependencia
tas han sido los principales creadores de las condiciones de vida en la de plantas y animales. La evolución de los suelos que dan vida a las
plantas es en sí una maravilla de la historia de la Tierra. La combina-
Tierra tal como las conocemos.
ción del desgaste de las rocas por la acción de los vientos y de la
Sin embargo, cosa extraña, para los organismos más primitivos
descomposición de plantas y animales muertos por la acción de bac-
el oxígeno era venenoso, y generaron energía de la fermentación, como
terias genera un prolífico sistema de vida de suelos fértiles que las
la levadura.26 Así, la lenta acumulación de oxígeno en los mares y
plantas transforman en nutrientes para crecer.29
después en la atmósfera, merced a la fotosíntesis primitiva, evolucio-
nó paralelamente al desarrollo de organismos que aspiraban oxígeno, El agua es otro elemento esencial para la vida, pero la mayoría de
lo transformaban en energía a través de la respiración celular y expi- las plantas y animales terrestres no toleran el agua salada que abunda
raban bióxido de carbono y agua. El carbono también volvió a la at-
2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 63
GAIAYDIOS • PARTE UNO: CREACIÓN
62
cares, almidones y celulosa) y proteínas de las plantas. La mayoría
en los océanos. Las plantas terrestres aprovechan el agua que se eva-
son herbívoros, pero algunos comen otros animales. Los peces y las
pora por la acción de la energía solar, sube a la atmósfera y regresa a
aves comen insectos y lombrices. Muchos animales grandes son her-
la superficie en forma de precipitación pluvial y nieve. La nieve y el
bívoros, como el elefante y la jirafa, aunque algunos son básicamente
hielo se acumulan en las montañas y una parte de ellos se derrite len-
carnívoros.
tamente en el verano, alimentando arroyos y lagos. Parte del agua de
A medida que la energía se transforma de un estado de transfe-
lluvia va a dar directamente a ríos y lagos y vuelve a los océanos.
rencia a otro, gran parte de ella se dispersa y se pierde como energía
Las plantas consumen una porción de estas aguas. Durante siglos,
utilizable. Las plantas sólo absorben y aprovechan cerca del uno por
gran cantidad del agua subterránea no utilizada se ha filtrado profun-
ciento de la luz del sol que reciben. Los animales herbívoros sólo
damente en los suelos y almacenado en depósitos acuíferos, o reservas
pueden convertir cerca del 10 por ciento de la energía almacenada
subterráneas naturales entre formaciones rocosas. Así, una vasta reser-
como alimento en las plantas, y los carnívoros sólo pueden usar como
va de agua potable se encuentra debajo de islas y continentes, real-
alimento cerca del 10 por ciento de la energía que se encuentra en los
mente mucha más de la que forma los lagos y ríos. Estos depósitos
cuerpos de otros animales. Esto significa que cada etapa de la cadena
acuíferos alimentan los manantiales y los pozos perforados por anima-
alimenticia sólo debe representar aproximadamente un décimo del
les y humanos para obtener gran parte de su suministro de agua.30
tamaño de la que depende para crear una relación sustentable.
Los bosques desempeñan un papel esencial en este ciclo de eva-
Comer carne en exceso, lo que se ha convertido en la dieta
poración y precipitación. Las grandes poblaciones de plantas verdes
occidental de prestigio, pone en peligro a toda la cadena alimenti-
no sólo se alimentan de agua a través de la raíz, sino que también
cia. La antropología occidental da una idea falsa de nuestros ances-
respiran vapor de agua a través de los poros de las hojas. Este vapor
tros preagrícolas al presentarlos primordialmente como cazadores,
de agua produce nubes que regulan el clima bloqueando y reflejando
siendo que el hombre, durante la mayor parte de su historia, ha sido
los rayos del sol y aislando a la Tierra del frío y calor excesivos. El
en realidad omnívoro y se ha alimentado sobre todo de hojas, raí-
vapor de agua almacenado en nubes vuelve a la Tierra en forma de
ces y frutos, así como de insectos. La carne de animales pequeños
precipitación. o grandes se consumía en algunas festividades, pero no formaba
La continua devastación de los bosques es, en consecuencia, uno parte de la dieta básica.32
de los factores que contribuyen a la desertificación de la Tierra, tanto Las aristocracias medievales hicieron del consumo de carne un
por la disminución de las lluvias como por el calor excesivo. El exce- privilegio de los ricos, que podían monopolizar los animales domes-
so de bióxido de carbono en la atmósfera por el uso de combustibles ticados y de caza.33 Esta dieta carnívora prestigiosa de la aristocracia
fósiles, que puede ser la causa del efecto invernadero (calentamiento británica se ha convertido en el ideal estadunidense. El imperialismo
global), también se acelera por la desforestación, que ha arrasado gran cultural y comercial estadunidense la ha popularizado en todo el mundo,
parte de los bosques que podrían absorber y usar este bióxido de car- incluso entre pueblos como los asiáticos, que tradicionalmente han
bono.31 consumido muy poca carne, sobre todo como guarnición de una dieta
Otros aspectos de nuestra interdependencia son las cadenas ali- de granos y verduras.
menticias y el ciclo de producción, consumo y descomposición. Tam- Una de las consecuencias de la popularización de esta dieta de
bién en este caso, el sol y las plantas constituyen la base de la nutri- carne, especialmente de res, es el apacentamiento excesivo de anima-
ción animal. A través de la fotosíntesis, las plantas captan la energía les, que está destruyendo los bosques y contaminando los ríos por la
solar y la transforman en moléculas orgánicas. Los animales, a su vez, imposibilidad de reciclar los excrementos. Hoy en día, un segmento
se mantienen con vida y crecen consumiendo los carbohidratos (azú-
GAIAYDIOS • PARTE UNO: CREACIÓN 2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 65
64
significativo de la población muere de hambre o está desnutrida, en ecosistemas sanos y, por la otra, la conversión de los desperdicios en
parte porque la élite occidental se apropia de las últimas etapas de la contaminación. Más adelante volveremos a este tema.
cadena alimenticia; no sólo consume mucha carne, sino que también Además de reciclar, los ecosistemas sustentables exigen diversi-
alimenta con proteínas de granos y pescado a los animales que le sir- dad y una interdependencia equilibrada. Como hemos visto, esto im-
ven de comida. Tanto la justicia como una relación sustentable con el plica que haya muchas más plantas que animales (por lo menos diez
resto de la naturaleza exigen que el hombre vuelva a nutrirse princi- veces más) y muchos más herbívoros que carnívoros. También supo-
palmente de la primera etapa de la cadena alimenticia, es decir, de la ne versatilidad. La mayoría de los herbívoros sobreviven mejor cuan-
comida producida por las plantas. do se pueden alimentar de diferentes plantas, y los carnívoros si no se
El tercer aspecto esencial de la cadena alimenticia, además de los limitan a comer determinados alimentos y consumen plantas y varios
alimentos producidos por las plantas y del consumo de éstos en forma tipos de animales. A mayor diversidad en la vida de plantas y anima-
de plantas y animales por los animales, se denomina descomposición. les, mayor variedad y, por tanto, una interdependencia más sustentable.
Las plantas muertas y los cuerpos y excrementos de animales son re- La simplificación excesiva de los ecosistemas —provocada, por
ducidos a sus partes constitutivas por bactenas, hongos e insectos, así ejemplo, por la agricultura, que elimina de los suelos todas las plan-
tas con excepción de una— tiende a causar la proliferación de gusa-
como por otros animales más grandes que se alimentan de carroña.
nos o insectos que se alimentan de ese único tipo de planta. Estas
Éstos derivan su energía del consumo de plantas y animales muertos,
especies estarían controladas en un ecosistema más diversificado, con
hojas secas y residuos corporales. A través de estas bacterias y hon-
variedad de plantas y con otros insectos y aves que se alimentaran de
gos, los nutrientes de los cuerpos descompuestos regresan a la tierra
esta población específica. Así, la creación de lo que se llama plagas,
para fertilizar el suelo y ser absorbidos de nuevo por plantas en creci-
que asuelan al agricultor, es el resultado directo de la destrucción de
miento.34
ecosistemas complejos y equilibrados. Cuanto más se simplifica un
Este ciclo de producción, consumo y descomposición de la natu-
ecosistema; esto es, mientras más grandes son los valles con una sola
raleza evita la acumulación de desperdicios. La naturaleza humana no
siembra en lugar de una horticultura diversificada, el ecosistema es-
ha desarrollado un sistema de reciclamiento que impida la acumula-
tará más expuesto a la destrucción mediante la cogeneración excesi-
ción de desperdicios en forma de contaminación. La crisis que aflige
va de población de un tipo de insectos que se alimentarán de esa
a la civilización moderna es resultado en buena medida de su incapa-
única planta.
cidad para imitar el sistema de reciclamiento de la naturaleza. Dada
La diversidad biótica crea un complejo sistema de retroalimenta-
esta falta de capacidad para desarrollar coindustrias que descompon-
ción que mantiene a cada población de plantas y animales dentro de
gan y reciclen los desperdicios tecnológicos de la producción y el
límites controlables a través de su mutua dependencia. Si uno mata a
consumo, así como los desperdicios naturales de alimentos y excre-
todos los insectos y pájaros que se alimentan de un insecto en particu-
mentos, estos residuos se acumulan hasta envenenar los suelos, el aire
lar, la población de ese insecto proliferará sin control. Si uno elimina
y las aguas.
al depredador de un animal, éste proliferará. A la larga, cualquier
En la naturaleza, la muerte no es un enemigo, sino un amigo del
población en crecimiento destruirá su suministro de alimento y mori-
proceso vital. En el ciclo vital, la muerte es un componente esencial
rá, algunas veces precipitadamente, y en el proceso tal vez despojará
de renovación por el cual los organismos muertos se descomponen y
al medio ambiente de otros miembros de la comunidad biótica.
se convierten en nutrientes de un nuevo organismo en crecimiento.
El crecimiento de la población humana representa un caso extre-
Por lo tanto, la evasión cultural de la muerte puede ser la causa esen-
mo que amenaza con despojar al planeta de sus bases de vida hasta
cial de, por una parte, la incapacidad de algunas culturas para crear
2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 67
GAIAYDIOS • PARTE UNO: CREACIÓN
66
plantas de un ecosistema se mantiene en un equilibrio sano y vitalizante
destruirlo. El hombre es una especie sin depredadores. Aunque oca-
merced a la interdependencia. La competencia —es decir, el control
sionalmente un animal atrapado y enfurecido puede matar a un hom-
de cada población en relación con las demás, de acuerdo con un pa-
bre, no lo haría para alimentarse. Los seres humanos son el principal
trón por el que algunas poblaciones alimentan a otras— funciona para
depredador de su especie. Al menos, desde las revoluciones agrícola
sostener la vida total de una comunidad biótica sólo porque a su vez
y urbana se han matado sin cesar unos a otros.35 Si bien algunos gru-
está insertada dentro de otro patrón mayor de límites mutuos. Si un
pos han llegado al canibalismo, ello ha sido producto de la guerra, no
herbívoro específico arrasa con todas las plantas, se matará de ham-
de la búsqueda de alimento.36 Generalmente los humanos se matan
bre. La mayoría de los animales pequeños evaden a sus depredadores,
entre sí no con el objeto de alimentarse, sino para mostrar hostilidad
y así se controlan también los carnívoros de mayor tamaño.
social y competir por los recursos.
La diversidad de la naturaleza ha evolucionado gracias a patro-
Hasta hace unos cuantos cientos de años, la población humana era
nes de interdependencia. Las plantas han desarrollado diversos me-
relativamente reducida debido a la guerra, la carencia de alimentos y
canismos de defensa —como olores desagradables, espinas y orti-
las enfermedades. La mujer, como reproductora, moría joven en el alum-
gas— para evitar ser consumidas por los herbívoros. Los diferentes
bramiento; muchos de sus hijos morían por desnutrición y enfermeda-
colores de piel ocultan a los animales en distintos ambientes. Todas
des. Las mejores condiciones sanitarias, el control de las enfermedades
las plantas y los animales de una comunidad biótica, incluyendo a
y la producción de alimentos han permitido que la población humana
aquellos que se alimentan de las etapas superiores de la cadena ali-
prolifere, primero en el mundo occidental y luego en Asia, África y
menticia, dependen finalmente de los humildes hongos y bacterias
América Latina, a pesar de la guerra y la pobreza. Sin embargo, las
que descomponen los cuerpos animales y vegetales muertos y reci-
hostilidades culturales que enfrenta la mujer para tomar decisiones res-
clan los nutrientes en la tierra, lo que permite renovar la producción
pecto de la reproducción siguen retrasando los esfuerzos para fomentar
de alimento desde sus primeros productores, las plantas. Ningún ser
el control de la natalidad y controlar así la población humana en rela-
es el rey de la selva.
ción con su matriz de conservación de la vida.37
Dentro de las poblaciones y entre ellas hay muchos patrones de
Los filósofos sociales han debatido por mucho tiempo si el im-
cooperación y de competencia interdependiente. A cierta especie de
pulso natural más importante es la competencia o la cooperación. So-
aves se le permite montar en el lomo de los bisontes porque atrapa y
cialmente, la naturaleza silvestre, sobre todo bajo la influencia de los
se come los insectos que infestan al animal. Los grupos de animales
conceptos sociales darwinistas relacionados con la evolución, ha ten-
forman familias de ayuda mutua que cuidan de las crías, se protegen
dido a presentarse como arrasadora y voraz, como un mundo de ani-
y comparten el alimento con los demás. La cooperación y la interde-
males carnívoros que matan a otros animales. Esto es lo que encierra
pendencia son los principios fundamentales de los ecosistemas, den-
el mensaje social de que el fuerte tiene derecho a prevalecer sobre el
tro de los cuales la competencia entre poblaciones se presenta como
débil y de que, en la lucha por la existencia, el poder es lo correcto. El
una subcategoría que sirve para mantener esa interdependencia, de
lema de la evolución: "La supervivencia del más apto", sugiere que el
manera que sostenga la relación equilibrada de cada población con el
león que mata y se come al venado que se alimenta de plantas es el
conjunto.
modelo de quienes deben prevalecer en la sociedad humana.
Algunos biólogos, como Lynn Margulis y James Lovelock, nos
Ésta es una imagen muy distorsionada de la naturaleza. Exagera
han dado una nueva visión de la Tierra como Gaia, un organismo vivo
la importancia de comer carne en relación con toda la cadena alimen-
de interdependencias y biorretroalimentación complejas que vinculan
ticia, en la que la mayor parte del sustento es proporcionado por las
a la flora y la fauna con su medio ambiente de tierra, aire y agua. En
plantas. No reconoce que la diversidad de la población de animales y
GAIAYDIOS • PARTE UNO: CREACIÓN
68 2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA VERSIÓN DE LA CREACIÓN? 69

este sistema de interdependencia, cualquier radicalización que se haga dablemente, la tendencia masculinista también interviene en la elec-
de la competencia que haga que una parte sea exterminada, significa ción de una metáfora de violencia destructiva en lugar de una de ges-
que las otras partes de la relación también serán destruidas. La false- tación y nacimiento.
dad del concepto cultural humano de competencia radica en que ésta Incluso los propios ecologistas ignoran, en buena medida, la
es mutuamente exclusiva: una parte imagina a la otra como enemigo importancia espiritual y ética de la ecología. Paul Ehrlich, por ejem-
que debe aniquilarse, más que como componente esencial de una plo, ha usado términos mecanicistas para describir procesos de vida;
interrelación de la que ella misma depende. su "maquinaria de la naturaleza", por citar sólo uno de ellos, niega
La ética humana debería ser una versión más refinada y cons- implícitamente la capacidad que caracteriza a los seres vivos de or-
ciente de esta interdependencia natural, que les ordene a los seres ganizarse por ellos mismos. La conciencia occidentalizada tiene que
humanos imaginar y sentir el sufrimiento de los demás y que encuen- remediar esta dicotomía que separa al conocimiento del asombro, la
tre formas para que la interrelación resulte cooperativa y de mutua reverencia y el amor para que podamos entender cómo expresar la
mejora en la vida de ambas partes. Sin embargo, con demasiada fre- historia cósmica de manera que vuelvan a despertarse una ética y
cuencia la cultura humana se ha dirigido en otra dirección: imaginan- una espiritualidad susceptibles de impulsarnos a restablecer y sus-
do al otro, ya sea hombre, animal, bosque o pantano, como enemigo tentar la Tierra.
que debe aniquilarse y no como miembro de una comunidad biótica Necesitamos poetas científicos que puedan narrar de nuevo la his-
de la que depende nuestra propia vida. En esta falsa ética de compe- toria a la que he hecho alusión en este capítulo, la del cosmos y la de
tencia, la interdependencia muestra su aspecto negativo de destruc- la Tierra, en una forma que nos lleve al asombro, a la reverencia por
ción mutua. la vida y a la visión de una humanidad que pueda vivir en comunidad
Si las nuevas versiones cósmicas de la física sideral y atómica y con todos los seres, que son sus hermanas y hermanos.
de la ecología deben proporcionar un nuevo mito planetario compar-
tido por la ética y la espiritualidad, así como un entendimiento cien-
tífico, es necesario cerrar las brechas entre hecho y valor, teoría y
práctica, lo privado y lo social; todos ellos conceptos creados por el
pensamiento occidental. Brian Swimme, promotor de la remitificación
de la historia científica, ha caracterizado a la mentalidad mecanicista
de la ciencia como una lobotomía. El respeto y el asombro, que son
las raíces de la reverencia hacia la vida, están ausentes de la concien-
cia científica.38
El pensamiento mecanicista es reduccionista, es decir, restringe
la interconexión compleja y viva de la naturaleza a sus componentes.
Su lenguaje prefiere componentes estáticos a conjuntos vivos y diná-
micos. Esta tendencia induce a los científicos a describir los orígenes
del extraordinario misterio de la vida como la Gran Explosión, térmi-
no que sugiere un fuerte estallido, y no como el huevo cósmico o el
núcleo superabundante, denominaciones que nos pondrían en contac-
to con la maravilla de la historia misma que ellos descubrieron. Indu-
PARTE DOS

DESTRUCCIÓN
3
NARRACIONES RELIGIOSAS
DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO

¿Por qué las narraciones de la destrucción del mundo han desempeña-


do un papel tan importante en la conciencia religiosa? ¿Cuál es la
función actual de la narración apocalíptica, en un momento en que el
hombre encara, como nunca antes, las posibilidades destructivas de
su propio poder? En este capítulo analizaré el desarrollo de la narra-
ción apocalíptica desde sus antiguos prototipos en el Cercano Oriente
hasta sus usos contemporáneos.
El prototipo de dichas narraciones se remonta a las experiencias
antiguas de verdadera destrucción, tanto naturales como producidas
por otros grupos humanos. El valle de los ríos Tigris y Eufrates se
caracterizaba por extremosidades como sequía, calor abrasante y llu-
vias torrenciales. La agricultura en gran escala se logró tras la separa-
ción del agua dulce de la salada mediante sistemas de irrigación. Pe-
riódicamente, las lluvias torrenciales destruían esos diques de irrigación
e inundaban los campos y las casas.
En el Cercano Oriente de la antigüedad, durante mucho tiempo
se recordó una gran inundación que destruyó todo. La primera ver-
sión de este desastre data de la época sumeria (ca. 3000 a.C.) y se
conservó en el fragmento de una tableta de la biblioteca de Nippur.1
De acuerdo con este relato, la asamblea de los dioses decidió des-
truir "la semilla de la humanidad". Pero algunas deidades, entre
ellas Nintu e Inanna, lamentaron esta cruel decisión. Escogieron
entonces a Ziusudra, piadoso rey que se distinguía por su obediente
veneración a los ritos de los dioses y por su receptividad a la revela-
ción divina en los sueños, y le ordenaron construir una gran embar-
cación.

73
GATA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 75
74

Aunque la índole fragmentaria del texto impide saber con certeza minable mientras el pueblo esperaba las lluvias. Cuando al fin llega-
lo que Ziusudra puso en aquella barca, ésta fue el medio para la reno- ban, había regocijo, baile y celebraciones. La religión del antiguo
vación de la vida humana después del diluvio. Cercano Oriente estableció un ciclo anual de cultos e historias en tor-
no al ciclo anual de sequía y lluvia. Se imaginaban que la sequía pro-
Luego de que durante siete días y siete noches las aguas asolaron la vocaba la muerte de una deidad que descendía a los infiernos, pero
tierra y la enorme embarcación fue azotada de un lado a otro por las que recuperaba la vida con la llegada de las lluvias.
tormentas, salió Utu [el sol], que emite su luz en cielo y tierra. El relato sumerio del descenso de Inanna a los infiernos3 y del
Ziusudra abrió una ventana de la gran embarcación. El héroe Utu castigo de su consorte masculino, Dumuzi;4 el relato griego del rapto
virtió sus rayos en la enorme embarcación.2 de Perséfone, hija de Deméter (la Madre Tierra), que fue llevada a los
infiernos por Hades;5 el relato egipcio de la muerte y resurrección de
Para celebrar ritos de agradecimiento en honor de Utu, Ziusudra Osiris, ayudado por su reina Isis,6 y el de los cananeos de Anath y
sacrificó un buey y una oveja. Las aguas retrocedieron y brotó vege- Baal7 son variantes de este mito fundamental de la muerte de la natu-
tación de la tierra. Ziusudra mismo fue elevado a la condición de dios raleza a causa de la sequía anual. Merced a los mitos sobre la derrota
"guardián de la vegetación y de la simiente de la humanidad". de un dios por los poderes de la muerte, la comunidad humana toma-
Este antiguo relato del diluvio, prototipo del de los hebreos, ha ba parte en la muerte anual de la naturaleza y experimentaba el desas-
sido tan popularizado por la cristiandad como relato para niños que ya tre de la muerte del dios, pero también se regocijaba con la restaura-
somos insensibles al horror que subyace en esos recuerdos. Los su- ción anual de los poderes de la vida.
menos hablaban de cinco ciudades arrasadas por este diluvio. La des- En el himno jubiloso por la resurrección de Baal, la comunidad
trucción de vidas humanas debe haber sido enorme, sin olvidar la cananea cantaba con regocijo:
desaparición de toda la vida animal y vegetal en la gran planicie inunda-
da del valle del Tigris y el Eufrates. Al recordar este relato, debería- Los cielos llovieron en abundancia,
mos dedicar menos atención a las atractivas parejas de animales que Los valles manan miel
subieron a la embarcación y reflexionar más sobre el desolador signi- ¡Así supe que vive el Poderoso Baal!
ficado de la frase: "y murió todo ser viviente que se movía sobre la ¡Existe el Príncipe, Señor de la tierra!8
tierra" (Génesis 7: 21).
Las sociedades del antiguo Cercano Oriente enfrentaron muchos Estos relatos de sequía y muerte anual de la vegetación, de des-
desastres. Además de las inundaciones, los grupos de nómadas mero- trucción y nueva creación, de muerte y resurrección, representan dos
deadores, y después ejércitos más organizados, asaltaban periódica- aspectos de la misma historia. Al participar en los ritos de la muerte
mente los asentamientos urbanos y los poblados que los rodeaban; y lamentar el descenso de la diosa a los infiernos o el asesinato del
dios-rey muerto, la comunidad humana asegura el tránsito de la natu-
pisoteaban campos, incendiaban casas, masacraban seres humanos y
raleza de la muerte a la vida y la renovación de los poderes de la
animales y se llevaban botines de esclavos y otras riquezas que po-
fertilidad.
dían transportar. La guerra sería otra de las imágenes clave en las
narraciones de la destrucción del mundo. El mundo hebreo adoptó estos prototipos, pero los revisó en fun-
Finalmente, el calor abrasador y la sequía del verano eran segui- ción de su propia idea de Dios, que es uno y trasciende los ciclos de
dos de lluvias que permitían volver a sembrar y renovaban la vida en la naturaleza y la suerte cambiante de la historia. En manos de los
los abrasados campos y colinas. No obstante, la sequía parecía inter- judíos, los relatos fueron moralizados y colocados en el contexto del
3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 77

GAIAYDIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN


76 animales bajo su cuidado, pero no para que los consumiera. No obs-
destino histórico de Israel. La destrucción del mundo por inundacio- tante, después del diluvio:
nes, sequías y ejércitos avasalladores se convirtió en castigo divino
Infundiréis temor y miedo a todos los animales de la tierra, y a todas
por no haber obedecido las leyes de un Dios que, desde el cielo, con-
las aves del cielo, y a todo lo que repta por el suelo, y a todos los
trola la naturaleza y la historia.
peces del mar; quedan a vuestra disposición. Todo lo que se mueve
En las versiones hebreas del diluvio, Noé forma parte de la déci-
y tiene vida os servirá de alimento: todo os lo doy, lo mismo que os
ma generación posterior a Adán. En ese lapso empezó a proliferar el
di la hierba verde (Génesis 9: 2-3).
mal entre los hombres y Dios se arrepintió de haberlos creado. Así,
decidió "exterminar de sobre la faz de la tierra a los seres humanos
La práctica de comer carne sólo tuvo un límite: el hombre no
que he creado, hombres y animales y reptiles y aves del cielo, pues
debía consumir la sangre caliente de los animales porque es la misma
me pesa haberlos creado" (Génesis 6:7). Como hombre virtuoso, sólo
que corre por sus venas. Dios también exigirá un ajuste de cuentas a
Noé se ve favorecido por Dios, que pacta con él y le da instrucciones
cada animal que derrame sangre humana y a cada ser humano que
para que construya una enorme embarcación y lleve en ella a su mujer
derrame la sangre de otro ser humano (Génesis 9: 4-6).
y sus tres hijos con sus esposas y una pareja de todos los animales,
Aunque el Dios hebreo prometió no volver a utilizar el agua para
aves y reptiles, además de todo tipo de alimentos.
destruir el mundo, el calor abrasante del sol de verano y los atropellos
Las lluvias se precipitaron sobre la tierra durante cuarenta días y
de los ejércitos siguieron siendo como el reflejo del castigo divino de
cuarenta noches y las aguas crecieron hasta cubrir la montaña más
la destrucción del mundo. Las páginas de las escrituras hebreas abun-
alta. "Y perecieron todos los seres vivos de la tierra, aves, animales
dan en imágenes de la destrucción impuesta por Dios especialmente
domésticos, animales salvajes, todas las criaturas que reptan sobre la
al pueblo elegido, Israel, por haber desobedecido sus mandamientos.
tierra y todos los seres humanos" (Génesis 7: 21). Las aguas siguieron
Sequía y guerra, espada, peste y hambruna recorrerán la tierra el día
creciendo durante ciento cincuenta días más, y entonces empezaron a de la ira divina. Los ejércitos conquistadores devastarán las ciudades,
descender, hasta que apareció la tierra. Por fin, casi un año después de masacrarán a los pueblos o se los llevarán al exilio como esclavos. En
que había empezado el diluvio, Noé, su familia y los animales pudie- palabras del profeta Ezequiel (7: 1-4):
ron salir del arca.
El primer acto de Noé fue construirle un altar a Dios y quemar en Así ha dicho el Señor Jehová a la tierra de Israel: ¡El fin! El fin
su honor animales y aves puros. Complacido con estas ofrendas, Dios viene sobre los cuatro extremos de la tierra. Ahora será el fin sobre
prometió nunca más destruir la tierra, aun cuando el corazón humano ti: y enviaré sobre ti mi furor y te juzgaré según tus caminos y pon-
conservara sus tendencias al mal. No obstante, "mientras dure la tie- dré sobre ti todas tus abominaciones. Y mi ojo no te perdonará, ni
rra, siembra y cosecha, frío y calor, verano e invierno, día y noche, no tendré misericordia; antes pondré sobre ti tus caminos y en medio de
cesarán" (Génesis 8: 22). Dios pactó con Noé y sus descendientes y ti estarán tus abominaciones y sabréis que yo soy Jehová.
con todos los animales que estuvieron en el arca, que nunca más des-
truiría la tierra con un diluvio, y ratificó esta promesa con el signo del En Isaías, la descripción del castigo divino se manifiesta dramá-
arcoiris entre las nubes.
ticamente en las descripciones de la devastación de la tierra por las
Sin embargo, la vida sobre la tierra no fue tan buena como antes
sequías e inundaciones anuales, a las que cada año se les conjuraba
del diluvio. La enemistad entre humanos y animales y entre humanos
con lamentos rituales:
y humanos empeoró. En su primer pacto con Adán, Dios sólo le había
concedido al hombre plantas para que se alimentara, y puesto a los
3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 79
78 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN

He aquí que Jehová vacía la tierra, la desnuda y trastorna su faz y rias etapas de la historia, hasta el drama final de la destrucción culmi-
hace esparcir a sus moradores... Devastada será la tierra y del todo nante y la transformación.
saqueada, porque así ha hablado Jehová. Se destruyó, cayó la tierra; En estos relatos apocalípticos Israel aparece consumiéndose en
enfermó; cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra. un reino del mal a causa de sus propios pecados. Dios permite que las
Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las naciones perversas y los poderes demoniacos triunfen sobre su pue-
leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno. Por blo. En su momento, sin embargo, Dios dará fin a este reinado del
esta causa la maldición consumió la tierra y sus moradores fueron mal. Intervendrá, juzgará y destruirá a las naciones inicuas y reivindi-
asolados... y disminuyeron los hombres. (Isaías 24: 1, 3-6) cará a los virtuosos en una tierra renovada en la que perdurarán la paz
y los buenos tiempos.
Para aquellos que han sobrevivido a las sequías, vendrán las inun- Estos escritos apocalípticos judíos, que empezaron a escribirse
en el siglo II a.C, quizá sufrieron la influencia del pensamiento reli-
daciones: gioso persa. La imagen zoroastriana de la historia del mundo se basa-
Porque de lo alto se abrirán ventanas y temblarán los cimientos de la ba en un conflicto cósmico entre el Dios bueno, Ahura Mazda, y el
tierra. Será quebrantada del todo la tierra, en gran manera será la espíritu del mal, Angra-Mainyu. La historia del mundo se dividía en
tierra conmovida. Temblará la tierra como un ebrio y será removida cuatro periodos, cada uno de 3 mil años, que reflejaban la contienda
entre estos dos poderes cósmicos por la posesión de los seres huma-
como una choza y se agravará sobre ella su pecado, y caerá, y nunca
nos y la tierra.
más se levantará. (Isaías 18-20)
En los primeros 3 mil años, estos dos poderes se mantienen sepa-
A pesar de ese acento de irrevocabilidad, estos actos de destruc- rados y producen sus propias creaturas. En el segundo periodo se ma-
ción divina anunciados por los profetas no son terminales; hacen las terializa la creación y los dos espíritus luchan por su posesión. En el
veces de advertencia para que Israel se arrepienta. Una vez que Israel tercero, el poder del mal establece su ascendiente sobre la tierra. La
se arrepienta de haber sido infiel a los mandamientos de Dios y vuel- era final de la historia del mundo comienza con el nacimiento de
va al camino de la virtud, Dios le restituirá sus bienes. Entonces la Zoroastro. Cuando se extienda la verdadera religión, el bien triunfará
tierra florecerá con abundantes lluvias y ricas cosechas. El pueblo progresivamente sobre el mal.
regresará del exilio a sus tierras y reconstruirá sus antiguas ciudades, Tres gobernantes benéficos o Saoshyants (salvadores) reinan du-
prevalecerá sobre sus enemigos y los reducirá a la servidumbre o, en rante los tres milenios del triunfo progresivo del bien sobre el mal. No
una visión más universalista, las otras naciones se asimilarán a Sión, sólo el mal moral personal será vencido paulatinamente, sino también
se convertirán a su Dios y la paz y la justicia prevalecerán en la el mal social y el natural, así como la miseria, el hambre y la enferme-
dad. La humanidad alcanzará un estado cercano a la perfección. En-
Tierra.9 tonces aparecerá el salvador final e iniciará las últimas cosas. El salva-
Como Israel cayó bajo el control de un poder imperial tras otro
dor resucitará a los muertos, empezando por Gayomard (primer hom-
—Asiria, Babilonia, Persia, la Grecia helenística y después Roma—,
bre o Adán persa). Toda la humanidad, pasada y presente, se reunirá y
la imaginación profética volvió cada vez más a la imagen del castigo
será juzgada por sus buenas y malas acciones. Entonces los virtuosos
divino dirigido contra los enemigos del pueblo de Dios. La visión de
serán separados de los impíos; los pecadores serán castigados durante
la historia del mundo se amplía. En vez de atender a cambios locales
tres días en el infierno y llorarán sus pecados, mientras que los justos
de fortuna, se convierte en perspectiva de la historia del mundo en
llorarán en el cielo por los pecados y sufrimientos de los malvados.
general. Esta perspectiva abarca desde la creación, a través de milena-
80 GAIAYDIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN
3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 81

Este periodo de purgatorio va seguido por uno de transformación En la segunda parte del libro, el desarrollo de la historia persa se
cósmica. Las montañas se fundirán y fluirán como ríos. Todos los relata en una serie de visiones apocalípticas que hablan de la derrota
hombres pasarán por este río de fuego y de esa manera se purificarán del rey persa a manos de Alejandro el Grande y del surgimiento de los
de su inclinación al mal. Entonces el Salvador masacrará a Hadhayos, reinos helénicos rivales que desmembraron las vastas regiones con-
la bestia cósmica, y preparará un sacramento con que alimentará a los quistadas por Alejandro. La sucesión de reinos malignos que han he-
seres humanos purificados y los hará inmortales. Como acto final de cho sufrir a Israel culmina con el peor de los reyes malvados, Antíoco
la redención del mundo, el espíritu bueno, Ahura Mazda, se apodera- Epifanio (176-164 a.C), contra quien Judas Macabeo y sus hijos le-
rá del espíritu del mal y lo destruirá, purificando así al infierno mismo vantaron sus estandartes de rebelión en nombre de su fidelidad al Dios
y entregándolo de nuevo "al engrandecimiento del mundo". Así, el verdadero de Israel.
mundo se librará tanto de la maldad como de la mortalidad, y "se
Sin embargo, el poder de este rey malvado y su habilidad para
tornará inmortal y eterno".10 "agotar al Altísimo" están cercanos a su fin. Pronto,
En las versiones hebreas de la redención del mundo a través
del fuego, la historia es más militarista y punitiva, pero menos ...le quitará su dominio para que sea destruido y arruinado hasta el
universal. Los muertos se levantan para ser juzgados por sus peca- fin y que el reino y el dominio y la majestad de los reinos debajo de
dos, pero la separación de virtuosos y malvados es permanente. Los todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del altísimo, cuyo
justos son reivindicados y triunfan en una tierra renovada, mientras reino es eterno y todos los dominios le servirán y obedecerán. (Da-
que los malvados son castigados. Entre los virtuosos, más bien hay niel 7: 26-27)
regocijo que compasión, por los sufrimientos infligidos a los peca-
dores. Éstos son destruidos para siempre y no redimidos a través
En una visión previa, Daniel ve la escena del juicio divino en
del purgatorio. la cual El Anciano (Dios) se sienta en el trono de fuego y ruedas
Si bien Orígenes, padre de la Iglesia del siglo II, sugirió que a la ardientes. Los libros del juicio se abren y los reyes malignos son
larga todos los espíritus caídos, incluyendo al Diablo y sus demonios, juzgados y destruidos. Enseguida desciende del cielo una figura de
se convertirían y el cosmos entero se reintegraría a la unidad con Dios, apariencia humana. El Humano se presenta ante el Anciano. Su-
la ortodoxia cristiana rechazó esta generosa visión.11 En la escatología puestamente, esta figura representa tanto a Israel como a un rey
cristiana el infierno sigue siendo el lugar para el castigo eterno de los virtuoso (el Mesías), quien gobernará a Israel.12 Este reino será
malvados, paralelo a la eterna felicidad de los santos. eterno:
Los escritos apocalípticos judíos florecieron durante el periodo de
lucha contra los imperios griego y romano, desde la Revolución de los
Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos,
Macabeos (166-165 a.C.) hasta las guerras de los judíos contra Roma
naciones y lenguas le sirvieran. Su imperio es un imperio eterno,
en 66-73 y 133-136 d.C. El único apocalipsis de las escrituras judías,
que nunca pasará, y su reino no será destruido jamás. (Daniel 7: 14)
el libro de Daniel, fue en realidad escrito por un jasidista anti-helenizante
durante el periodo de la revuelta de los macabeos contra el rey seléucida
Durante los dos siglos siguientes, se prepararon estas visiones de
Antíoco Epifanio, pero el autor remontó el marco temporal del libro a
la nueva fortuna de Israel como vencedor de los imperios malignos y
la era del cautiverio de los judíos en Babilonia, cuando gobernaba
amo del mundo. Aunque el mensaje central de estas visiones sigue
Nabucodonosor (600 a.C). Desde esta ventajosa posición, podía con- siendo político-religioso, también abordaban otros aspectos religio-
templar el desarrollo de la historia hasta su propia época. sos, tales como la purificación de los impulsos malignos del propio
GAIAYDIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 83
82
APOCALIPSIS CRISTIANO
pueblo de Dios, el ajuste de cuentas con los muertos y la victoria
sobre la mortalidad tanto humana como de la naturalesza.
El tema de la resurrección de los muertos aparece en Daniel 12: 2-3: En el Apocalipsis se ve sufrir a los santos cristianos bajo el poder de
sucesivos emperadores malvados, pero el tiempo de su liberación está
Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra se despertarán, cerca. Dios está a punto de derramar los siete tazones de la ira divina
unos para la vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpe- para infligir plagas sobre aquellos que le han rendido culto al empe-
rador romano y al poder de Satán, que está detrás de él. El mar y los
tua. Los doctos brillarán como el fulgor delfirmamento,y los que
ríos se volverán de sangre, y todos los peces morirán. Después de
enseñaron a muchos la justicia, como las estrellas por toda la eter-
estas plagas, el juicio divino se pronunciará contra la sede del imperio
nidad.
maligno, Babilonia (que representa a Roma).
No obstante, esta escatología parece provenir de una fuente ajena
a las visiones apocalípticas del juicio, en las que no aparece dicha ¡Ha caído, ha caído la Gran Babilonia!, y se ha hecho morada de
resurrección de los muertos.13 Más aun, en la cita anterior no se habla demonios, guarida de toda clase de espíritus inmundos, y albergue
de toda clase de aves inmundas y detestables. (Apocalipsis 18: 2)
de una resurrección general, sino sólo de un despertar limitado a los
particularmente virtuosos y malvados, para recibir la respectiva rei-
Los santos son exhortados a salir de la ciudad del mal:
vindicación o castigo.
En los apocalipsis anteriores, la resurrección no es un medio para
Salid de ella, pueblo mío, no sea que os hagáis cómplices de sus
vencer la mortalidad del hombre, sino para ajustar cuentas por injus-
pecados y os alcancen sus plagas (18: 4).
ticias no castigadas y virtudes no recompensadas en el pasado. Antes
de la época griega, la religión hebrea consideraba a la mortalidad como
Al describir su propio perecimiento y el de la gran ciudad, todos
algo natural, más que como un problema por resolver. Su visión de la
los reyes y mercaderes de la Tierra que se habían sometido al poder
bienaventuranza era una larga vida saludable y próspera, no librarse
del imperio (romano) —al que le pagaban tributos y le llevaban ricos
de la mortalidad.14
cargamentos de mercancías— son representados en actitud de aflic-
Sin embargo, en el apocalipsis de los primeros siglos antes y des-
ción y llanto. Después, un ángel levanta una enorme piedra de molino
pués de Cristo, aunque rendirle cuentas a la justicia sigue siendo im-
y la lanza al mar en señal del derrocamiento decisivo del poder impe-
portante, adquiere relevancia la inmortalidad. No sólo resucitarán los
rial. Los ángeles y santos cantan aleluyas y se regocijan grandemente
muertos, sino que en última instancia se piensa que todo el cosmos ante esta esperada destrucción.
sufrirá un proceso de destrucción y recreación, y que superando su
Entonces se celebra la batalla final entre el guerrero Mesías,
mortalidad se convertirá en el portador de la vida inmortal de los
quien llega de los cielos al frente de ejércitos de ángeles, y Satán,
resucitados. Este proceso de desarrollo alcanza su forma más comple-
con los ejércitos de los reyes malignos. Los ejércitos del mal son
ta en el Apocalipsis (o Revelación) cristiano, escrito durante la perse-
derrotados y su carne es devorada por las aves de rapiña. La poten-
cución de los cristianos emprendida por el emperador romano Domi- cia cósmica demoniaca que apoyaba a los ejércitos, el Diablo, es
ciano (ca. 95 d.C). capturada y recluida en un abismo durante mil años. Entonces re-
sucitan los santos, que reinan con Cristo sobre la tierra durante un
milenio.
84 GAIA Y DÍOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN
3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO
85
Después de este periodo milenario, se libera de nuevo a Satán de
Apocalipsis de los cánones cristianos. Sólo la conciliación entre las
su prisión y se libra una batalla final entre Dios y Satán, seguido éste
tradiciones de las iglesias griega y latina salvó a este libro de ser ex-
por los suyos. Desciende fuego de los cielos y destruye a estos ejérci-
cluido de los cánones cristianos definitivos.15 Sin embargo, su impor-
tos. Junto con otros poderes malignos, Satán es arrojado a un lago de tancia fue subestimada en la cristiandad filosófica y mística que flo-
fuego para ser "atormentado día y noche por toda la eternidad". A reció en el Mediterráneo oriental. Para la cristiandad latina siguió siendo
esta destrucción del poder del mal le sigue una resurrección general. una parte formal de la visión del futuro histórico, pero se desalentaron
Todos los muertos, grandes y pequeños, comparecen ante el trono de las especulaciones respecto de la proximidad de dichos sucesos.
Dios. Los libros del juicio se abren y todos son juzgados de acuerdo
Así, el pensamiento apocalíptico arraigado en una lectura pro-
con sus acciones. Un segundo libro, el libro de la vida, se abre des-
funda de los libros de Daniel y de la Revelación llegó a ser caracte-
pués, y es arrojado a los lagos de fuego aquel cuyo nombre no se
rístico de los cristianos marginados. Estos grupos se consideraban
encuentre en él.
opuestos no sólo a los imperios paganos, sino también a los imperios
Después de este juicio hay una renovación general de la creación cristianizados y las iglesias imperiales que se habían fusionado con
misma. El cielo y la tierra primeros dejan de existir y la Nueva Jeru- dichos imperios. Ya en el siglo II los montanistas habían retomado la
salén desciende de los cielos. No sólo la maldad se desvanecerá, sino perspectiva apocalíptica de los primeros cristianos, que perdía fuerza
también la mortalidad. Todo se renueva y Dios mora entre de los san- entre los helenizados. Ellos también revivieron la participación de la
tos como una presencia directa y sin mediadores. mujer en el liderazgo profético, rechazada por una Iglesia patriarca-
lizada.16
He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres y él morará con
En el siglo IV, los donatistas norafricanos mantuvieron viva una
ellos y ellos serán su pueblo y él será su Dios. Y enjugará toda lágri-
cristiandad apocalíptica vinculada con cierta hostilidad respecto del
ma de sus ojos, y no habrá ya muerte ni habrá más llanto, ni clamor
poder del imperio romano, suavizada ésta por cristianos partidarios del
ni dolor porque las primeras cosas pasaron. (Apocalipsis 21: 3-4)
imperio, como san Agustín. El sello distintivo de los donatistas era el
inflexible rechazo de cualquier amalgama política y cultural con el
Esta visión apocalíptica apelaba a aquellos cristianos que se con-
imperio y la disposición a morir de los mártires.17 El vasto tratado del
sideraban extranjeros perseguidos por el imperio romano, enfrasca-
propio san Agustín sobre la historia del mundo, La Ciudad de Dios,
dos en mortal conflicto contra su poder político, su influencia cultural
incorporaba los dramas apocalípticos de las escrituras hebrea y cristia-
y sus dioses. Sin embargo, ya para los inicios del siglo II, el cristianis-
na para garantizar su continuada importancia en la Iglesia medieval.18
mo empezó a atraer a personas de cultura griega y de clase media,
Si bien los cristianos medievales seguían suponiendo que este
quienes deseaban convencer a las autoridades romanas de que la Igle-
drama de la destrucción y recreación del mundo sería la culminación
sia cristiana propiciaba ciudadanos leales, no subversivos empeñados
de la historia en un futuro no muy lejano, en la baja Edad Media sur-
en derrocarlas. Si bien estos cristianos helenizados aún confían en que
gió una nueva etapa de intensa especulación apocalíptica que duró
el cristianismo es la religión verdadera y adoran al único Dios verda-
hasta la época de las guerras de religión del siglo XVII. Durante este
dero, esto se considera más bien la revelación total de la verdad que
periodo, la Iglesia católica latina fue relativamente desacreditada como
se insinuaba en su antigua cultura, la filosofía griega incluida, y no
representante de Dios e instrumento del buen comportamiento. En
una absoluta contradicción de ella.
cambio, llegó a ser vista a través del lente de la corrupta prostituta de
Para estos conversos de cultura griega, lo apocalíptico se tornó
Babilonia, cuyo reino sería derrocado por el virtuoso Guerrero-Mesías.
desagradable, y les habría complacido eliminar del todo el Libro del
Una vez más los cristianos analizaron los signos de las últimas cosas
3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 87
86 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN

en los libros de Daniel y de la Revelación y vieron en ellos lo que de este espíritu profético indica que vivimos los albores del fin de la
historia. En estos días Dios cumple su promesa de "derramar mi Espíritu
sucedía en su propia época.
sobre toda carne y vuestros hijos e hijas profetizarán" (Hechos 2: 17).
La etapa de la guerra civil inglesa y el protectorado, que contrapu-
En "La resurrección de los testigos", Cary correlaciona el relato
so a los anglicanos partidarios de los Estuardo con los puritanos defen-
de la actividad profética, muerte y resurrección de los dos testigos de
sores del Parlamento (1640-1660), fue uno de esos periodos de intenso
Apocalipsis 11 y la historia inglesa. Estos testigos son los profetas pro-
fervor apocalíptico. El ala izquierdista del movimiento puritano fomentó
clamados entre 1641 y 1645, que fueron asesinados y que resurgen en
la proliferación de grupos radicales que en su mayoría tenían acceso a
una nueva generación de profetas en los siete años que transcurren entre
pequeñas imprentas independientes para distribuir sus opúsculos vi-
1645 y 1652.21 Estos hechos prueban que ha terminado el periodo de
sionarios. Con frecuencia, el carácter antiinstitucional de estos movi-
lucha entre la Gran Babilonia y los santos, durante el cual la Bestia
mientos permitió que la clase trabajadora encontrara en ellos un vocero.19
prevaleció sobre ellos, y que está por iniciarse el reino de Jesucristo.
Mary Cary fue una de esas profetisas de la época de la guerra
civil; escribió su interpretación apocalíptica de la historia política bri- Por último, en "Juicio y caída del cuerno pequeño", con "Nuevo
tánica en las décadas de los cuarenta y los cincuenta del siglo XVII. y más exacto mapa de la gloria de la Nueva Jerusalen", Cary muestra
De entre sus escritos se han conservado "A Word in Season to the la secuencia de la destrucción y transformación del mundo. Inglaterra
Kingdom of England" ("Un mensaje oportuno al Reino de Inglate- es el pueblo elegido por Dios, de manera que es ahí donde se desarro-
rra", 1647), "The Resurrection of the Witnesses and England's Fall llarán estos hechos. La Roma papal constituye la prolongación de la
from the Mystical Babylon, Rome" ("La resurrección de los testigos y Babilonia maligna del imperio romano, que provocó el brote de los
la expulsión de Inglaterra de la Babilonia mística, Roma", 1648; edi- diez cuernos de los reyes de Europa e Inglaterra. Las escrituras habían
ción aumentada, 1653) y "Little Horn's Doom and Downfall" ("Jui- predicho que Carlos I de Inglaterra derrocaría a tres reyes (reinó sobre
cio y caída de Little Horn", que incluye una sección titulada "New Inglaterra, Escocia y Gales) y "quebrantará a los santos del Altísimo"
and More Exact Mappe of New Jerusalem's Glory" ("Nuevo y más (Daniel 7: 24-25).
exacto mapa de la gloria de la Nueva Jerusalen", 1651).20 El derrocamiento de Carlos I indica que la etapa de aflicciones ha
En "Un mensaje oportuno", dedicado a los gobernantes de todos terminado; le será arrebatado su dominio y entregado a los santos (Da-
los niveles —Rey, Parlamento, sínodo y funcionarios urbanos y rurales— niel 7: 25-27). Cary calcula que durante los siguientes cincuenta años
Cary llama a cuentas a las autoridades ante el tribunal de las escrituras (1651-1701) los santos establecerán su precepto sobre la tierra entera.
y de su Dios. Tendrán que dejar de oprimir a los pobres y de perdonar Ellos vengarán a Dios sobre los gentiles ("paganos" y "apóstatas" cris-
el castigo a los malhechores. Han de aceptar la soberanía de Cristo sobre tianos) y los destruirán. Los judíos, sin embargo, serán convertidos (al
ellas y dejar de reprimir a los santos y de silenciar a los profetas y predi- cristianismo) y regresarán a su antigua tierra (Palestina). Cuando ter-
cadores del evangelio. Dios, dice ella, ha liberado al reino (Inglaterra) mine este periodo de cincuenta años de guerra, los santos emprende-
de sus enemigos y ahora espera que ello fructifique en justicia y devoción. rán un periodo de mil años de paz. Los santos del pasado se levanta-
El objetivo primordial de este opúsculo de Cary es manifestar el rán para unírseles, y Satán será confinado.
derecho de los profetas libres a proclamar su mensaje por todos lados Este reino milenario de los santos abundará en bendiciones terre-
sin ser reprimidos por las autoridades eclesiásticas o políticas. Este espí- nales. Habrá buen tiempo, abundantes lluvias y sol. Los graneros de
ritu profético es fundamentalmente igualitario. No lo guían ni controlan los santos rebosarán de trigo, y ellos gozarán de casas y jardines. Sin
las jerarquías sociales. Se mueve a voluntad y es propio de mujeres y embargo, al restituírseles la inocencia primaria, no se corromperán
hombres, sin distinción de educación o estado. Además, el libre fluir con esta abundancia material. Al final de esos mil años, Satán volverá
88 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 89

a ser liberado y tendrán lugar la última batalla entre el bien y el mal, decepcionadas las multitudes que esperaban el fin. En ese momento,
el juicio final y la destrucción del cielo y la tierra mortales, seguida de muchos de los seguidores de Miller cambiaron de rumbo, pero unos
su recreación inmortal. A los ojos de una confiada profetisa inglesa, cuantos se reunieron en torno a la reinterpretación que de estas pre-
éste es el futuro posterior a la ejecución del rey Carlos por un ejército dicciones hizo Hiram Edson, discípulo de Miller. Edson explicó que
puritano. el 22 de octubre de 1844 había tenido lugar un acontecimiento en el
Esta tradición apocalíptica fue heredada por el protestantismo po- cielo, y no en la tierra, y por lo tanto era invisible a los ojos terrenales.
pular estadunidense junto con la firme creencia de que Estados Uni- En esa fecha Cristo había entrado al Santuario interior del templo
dos era el pueblo elegido y la tierra prometida por Dios. El movimien- celestial para purificarlo. Era un acto previo a su venida final. Si bien
to renovador de la fe mantuvo vivas estas imágenes con sus continuos aún no llegaba el fin, de hecho el mundo vivía sus últimos días y los
llamamientos a una rectificación profunda, no sólo en la vida perso- verdaderos creyentes debían prepararse y preparar a los demás para la
nal, sino en el país también. En el siglo XIX se establecieron en diver- destrucción y transformación del mundo.24
sos sectores religiosos y sociales estadunidenses dos corrientes de Entre los principales líderes de los restantes discípulos de Miller
futurismo totalmente diferentes; una progresista y otra catastrofista. estaba Ellen White, quien se distinguía por lo revelador de sus visio-
El progresismo, representado por liberales y socialistas cristianos nes, que confirmaban esta reinterpretación. Ella fue aceptada como
de la tradición evangélica social, creía que la democracia ya se había la profetisa de los adventistas, y no sólo predicaba sobre asuntos ce-
establecido en las instituciones políticas estadunidenses. Sólo faltaba lestiales, sino que también enseñaba cómo atender a los niños, edu-
proyectar esta tradición democrática de derechos iguales y gobierno carlos y alimentarlos. White consideraba que Dios les pedía a los
popular a la esfera económica.22 Se consideraba que el Espíritu de adventistas una estricta observancia de la ley hebrea, incluyendo el
Dios era inmanente a la historia, y que guiaba a ésta hacia un mayor shabat y la abstinencia de carne de cerdo. A la larga, deberían evitar-
desarrollo, hasta lograr la paz en el mundo; se iniciaría un milenio se todo tipo de carnes y estimulantes, como alcohol, café y té. Los
virtual de paz y prosperidad en la Tierra, con Estados Unidos a la adventistas habrían de distinguirse por su ferviente apoyo a las mi-
vanguardia de esta jornada hacia la perfección.23 siones, entre las cuales destacaban obligadamente las instituciones
La escuela catastrofista del cristianismo estadunidense tenía un educativas y médicas.25
punto de vista muy diferente y consideraba que los progresistas eran A pesar de estas incursiones en la reconstrucción del mundo, el
apóstatas. El catastrofismo típico se deriva de sectas como los Adven- meollo del mensaje adventista era la cercanía del fin y la necesidad de
tistas del Séptimo Día y los Testigos de Jehová, que reúnen a perso- prepararse, uno mismo y a los demás, para ese día. La monumental
nas no favorecidas por los beneficios del sueño americano. Uno de obra apocalíptica de Ellen White, The Great Controversy ("La gran
esos movimientos era la tradición de Miller. En la década de los cua- controversia", 1880), adaptaba este relato de los tiempos de las escri-
renta del siglo XIX, William Miller (1782-1849), predicador bautista turas al siglo XIX estadunidense. Para White, como para muchos pro-
de Nueva Inglaterra, empezó a atraer a grandes multitudes cuando en testantes milenaristas, el papado y la Iglesia Católica Romana seguían
sus viajes proclamaba que el fin del mundo llegaría "más o menos en siendo el Anticristo, la prolongación de la Bestia y la Gran Babilonia
1843". Basándose en Daniel 8: 14, Miller calculó que estaba previsto del Apocalipsis. No sólo las naciones católicas, sino también las pro-
que pasarían 2 300 años entre la reconstrucción de la ciudad de Jeru- testantes que hubieran establecido iglesias estatales, constituían una
salén en 457 a.C. y la Segunda Venida. prolongación de este imperio satánico.
Cuando la predicción no se cumplió en marzo de 1844, la fecha En un principio, Estados Unidos fue una excepción en este gobier-
fue recalculada para octubre de ese mismo año, pero otra vez fueron no de carácter demoniaco. Era la segunda bestia que había brotado de la
90 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 91

tierra (Apocalipsis 13: 11) con cuernos de carnero y hablando como judío había sido característico del protestantismo apocalíptico desde el
dragón. Los cuernos de carnero indicaban que el carácter de Estados siglo XVII.27 En esta interpretación protestante, la conversión de los
Unidos correspondía al de Cristo. Su defensa del gobierno democrático judíos al cristianismo en los últimos días tiene relación con su regreso
y de la libertad religiosa hacía de este país el mensajero idóneo del pueblo del exilio.28 Así pues, habrían de restablecer su estado en Palestina y
de Dios. Pero el hecho de que hablara como dragón era un indicio de su reconstruir el templo judío en su antigua ubicación en Jerusalén (desde
propensión a la corrupción. Desde el punto de vista de White, se había 685 d.C, el sitio del reverenciado adoratorio islámico de la Cúpula de
corrompido por el establecimiento de la Iglesia protestante, que permi- la Roca). Cuando los judíos empezaron a emigrar a Palestina por ins-
tió la institucionalización de la observancia del domingo. Por lo tanto, piración del sionismo a finales del siglo XIX y cuando en 1948 esta-
había traicionado la ley de Dios al adoptar los cambios impuestos por la blecieron un Estado judío, muchos premilenaristas cristianos conside-
iglesia de Satán, el catolicismo, y desobedecer la verdadera ley de Dios, raron que las predicciones se cumplían. Sin embargo, ya que estos ju-
en la que la observancia del shabat no había sufrido cambios.26 díos sionistas no se convertían al cristianismo, este aspecto del calen-
White vislumbra la revelación de las últimas cosas, empezando dario apocalíptico tendría que ser revisado. Se decía entonces que los
por la persecución de quienes verdaderamente creen en el shabat. Cuan- judíos debían regresar a la Tierra Prometida en estado de infidelidad
do esta persecución alcance su momento crítico, Cristo regresará y (es decir, sin convertirse al cristianismo).
reunirá a los perseguidos, que serán elevados a los cielos para gozar Una vez logrado este reencuentro, se desarrollarían los aconteci-
de un millar de años de felicidad. Entretanto, la tierra será desolada y mientos finales de la redención. Ciento cuarenta y cuatro mil judíos se
destruida. Será totalmente devastada (descripción en Isaías 24). El con- convertirían al verdadero cristianismo (el protestantismo fundamenta-
finamiento de Satán durante un millar de años significa en realidad lista), el Templo sería reconstruido y la guerra de Armagedón entre
que la Tierra entera se convertirá en un yermo para Satán y sus demo- Dios y Satán acabaría con los incrédulos: cristianos y judíos falsos,
nios. Sólo al final de este periodo de mil años se librará la batalla final musulmanes, paganos y comunistas. Los verdaderos creyentes serían
entre Dios y Satán, que entonces será totalmente destruido y la Tierra transportados a los cielos para ponerlos a salvo durante la guerra.
misma purificada por el fuego. Los catastrofistas del siglo XX se apresuraron a identificar esta
Esta purificación de la Tierra por el fuego será el medio por el guerra con la guerra nuclear. Imaginaron que después de esta purifica-
que Dios la liberará del mal y la recreará sobre una nueva base de ción de la Tierra por el fuego nuclear, los santos volverían a una Tierra
inmortalidad. Los santos podrán entonces descender de los cielos para renovada para vivir una bienaventuranza milenaria. De esta forma, las
habitar por siempre esta Tierra renovada. A pesar de que el opúsculo realidades del siglo XX —la guerra nuclear, la política pro sionista y
del que hablamos se publicó hace más de cien años, hoy en día su los antagonismos de la guerra fría— fueron incorporadas a opúsculos
vigencia no se limita a los Adventistas del Séptimo Día. Reimpreso apocalípticos como The Late Great Planet Earth ("El otrora gran pla-
en 1988, actualmente lo distribuyen grupos como Fountain of Life, neta Tierra") y The 1980s, Countdown toArmageddon ("Los años ochen-
Inc., de Evanston, Illinois, con el título de America in Prophecy ("Es- ta: Cuenta regresiva hacia Armagedón"), de Hal Lindsay, populariza-
tados Unidos en las profecías"). dos entre los cristianos fundamentalistas estadunidenses en las déca-
De 1950 a 1980, la guerra fría y la amenaza nuclear demostraron das de los setenta y los ochenta. En 1990, la crisis del Golfo Pérsico
ser tierra fértil para nuevas especulaciones apocalípticas. La fundación conoció la reinstauración de estas especulaciones con la incorporación
del estado de Israel en 1948 y su expansión en 1967 a la ribera oriental de Saddam Hussein al escenario apocalíptico en la muy vendida obra
y la franja de Gaza han estimulado a los premilenaristas apocalípticos. de John Walvoord, Armageddon, OH and the Middle East Crisis ("Ar-
Como se observa en los escritos de Mary Cary, el reintegracionismo magedón, el petróleo y la crisis del Medio Oriente").29
3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 93
92 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN

REFLEXIONES FINALES en definitiva a principios cósmicos opuestos, Dios y Satán. Imaginan


que a través de una conjunción de creencias y comportamientos co-
A los liberales religiosos y secularistas les parece fácil descartar estas rrectos es posible unirse de manera absoluta a uno de ellos, disociarse
visiones apocalípticas como si se tratara del fanatismo de un grupo de todo contacto con el otro y purificarse.31
pequeño e insignificante, pero ello sería malinterpretar la perenne atrac- Aun más, este dualismo materializado del bien y el mal se iden-
ción que ejercen dichas visiones frente a un caos social incomprensi- tifica con hostilidades sectarias y tribales-nacionales. El pueblo de
ble y aparentemente incontrolable. En las postrimerías del siglo XX, Dios es un grupo etnorreligioso específico, Israel, o un grupo religio-
los extremos de pobreza y riqueza, la acumulación de armas y las so en particular, los cristianos. La reforma inglesa renovó la identifi-
amenazas de desastre por causa de la guerra nuclear y el colapso cación del pueblo escogido de Dios con una nación en particular. In-
ecológico nos predisponen en favor de atajos mágicos que supuesta- glaterra, y posteriormente Estados Unidos, fueron identificados con el
mente garantizarán la victoria del bien sobre el mal. Durante el go- pueblo elegido. Se supone que en estas naciones elegidas se encuen-
bierno de Ronald Reagan, varios funcionarios estadunidenses, inclu- tran los santos, los verdaderos creyentes. Este grupo específico será el
yendo al presidente mismo, mostraron inclinación por ideas apocalíp- reivindicado y saldrá victorioso en la batalla final del bien contra el
ticas de ese género.30 mal, en tanto que sus adversarios serán castigados y exterminados.
Las ideas apocalípticas se derivan del pensamiento profético, y Así pues, la exterminación del mal se tribaliza y se identifica con
con frecuencia han transmitido mensajes de protesta contra el poder una enemistad absoluta con otras razas, etnias y grupos religiosos. La
político y religioso. Personas de todo tipo, silenciadas por las institu- inclinación a lo apocalíptico se vuelve genocida, se convierte en la
ciones dominantes, se sienten autorizadas para hablar en contra de exterminación de los pueblos considerados como de Satán. Esto tam-
dichos sistemas, y lo hacen temerariamente. La creencia de que la bién significa que el Dios de los catastrofistas es un Dios guerrero-
profecía volverá a prevalecer en los últimos días y de que "sobre mis tribal, un Dios cuya exterminación del mal se interpreta como una
esclavos, os lo digo, hombres y mujeres, en esos días prodigaré mi fuerza militar en favor de su pueblo. Fantasean con la idea de que
Espíritu" (Hechos 2: 18), se ha impuesto en los movimientos radica- masacrar al enemigo con instrumentos militares, desde espadas hasta
les cristianos respecto de la función de las clases sociales y los sexos. bombas nucleares, es una forma de virtud. La proyección del mal
Quienes ocupan la parte inferior de la jerarquía social, mujeres y hom- absoluto sobre los enemigos con la intención de aniquilarlos no deja
bres oprimidos, se han sentido obligados a criticar al mundo que los lugar para la compasión. Ésta es la característica primordial de la
ha marginado. mentalidad guerrera, inculcada en todos los ejercicios de la capacita-
Pero la facultad para protestar mediante profecías ha sido corrom- ción básica mediante la que se prepara a los jóvenes para ser asesinos.
pida irremediablemente por los apocalípticos debido al dualismo de La ideología guerrera también prepara a las sociedades para que se
su pensamiento. Nosotros y ellos como bien absoluto contra mal ab- regocijen con la masacre de otros, al pretender que con cada vida que
soluto, Dios contra Satán, ha sido el sello característico de su menta- abandona el cuerpo de aquellos a quienes se ha definido como enemi-
lidad. Esto no significa que el bien y el mal no existan, pero esta gos, se da un paso más hacia la eliminación del mal y el restableci-
distinción debiera definirse de muy otra manera. El bien y el mal deben miento del bien en el mundo.
considerarse como diferentes tipos de relaciones y no como diferentes Como la escatología platónica, el catastrofismo se basa en la fan-
tipos de seres (distinción que trataremos ampliamente más adelante). tasía de escapar de la mortalidad. De hecho, considera a la muerte
No obstante, los fundamentalistas habitualmente materializan el bien como el último enemigo por vencer. Niega la naturaleza misma de la
y el mal. Los tratan como si fueran sustancias opuestas incorporadas vida de la biosfera, arraigada en la mortalidad y la renovación a través
GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 95
94

de la desintegración. En cambio, absolutiza vida y muerte como opues- civilización, restaure una tierra paradisiaca. Empero, si hemos de im-
tos. Se diría que a través de la destrucción, tanto de los enemigos pedir que se recurra a estos desesperados atajos hacia la salvación,
humanos como de la Tierra misma, la muerte puede ser por fin elimi- debemosadmitir los profundos temores y los ansiosos anhelos en que
nada y la vida puede inmortalizarse. sebasan. Debemos intentar dar forma a una espiritualidad y una ética
El fundamento de esta fantasía de escapar del cuerpo, la Tierra que canalicen más realista y amorosamente esos temores y esperan-
y el mal es cierto modelo de Dios, un Dios sin relación con la Tierra, zas. Esto es particularmente importante en la última década del siglo
el cuerpo o la mortalidad; un Dios que constituye el bien absoluto XX,cuando las imágenes extremas de desastres inminentes que pre-
contra el mal absoluto, sin ninguna relación entre ambos. Este con- entan los profetas del ecologismo también podrían prestarse fácil-
nente a escapes de ese tipo, hacia una forma de pensar mágica y
cepto de un Dios trascendente, sin relación con nada, y la identifica-
paranoica.
ción de ellos mismos con este Dios, les permite a los catastrofistas
imaginar que están protegidos contra la destrucción del mundo. De
esta forma garantizan su propia seguridad y el escape de esta destruc-
ción. De hecho, la destrucción del mundo es el medio que les permi-
tirá escapar.
Así pues, lejos de estar preocupado por las pruebas de la destruc-
ción, el catastrofista se regocija inmensamente con ellas. La violencia
en contra de aquellos con quienes no se identifica prueba el castigo
divino, en tanto que la violencia que se ejerce contra él equivale a la
persecución de los virtuosos. Ambas formas de violencia comprueban
que las últimas cosas están sucediendo y que la autoliberación está al
alcance. El catastrofista podría impugnar incluso los esfuerzos por
combatir la pobreza, prevenir la guerra o restañar los daños ecológicos,
pues no hacerlo sería oponerse a la voluntad de Dios y retardar la
liberación final.
Sin embargo, algunos ambientalistas militantes no son inmunes
a sus propias formas de catastrofismo. Al percatarse del enorme daño
que causa el industrialismo moderno, se ven tentados a imaginar a la
Madre Tierra levantándose como un Jehová catatónico para acabar
con los imperios humanos y devolver a la Tierra a la simplicidad
previa a la civilización, cuando los seres humanos vivían sólo del
campo en pequeñas tribus de cazadores y recolectores. El hecho de
que la mayoría de los seres humanos pudieran morir durante ese
proceso les parece una venganza justificada de la naturaleza contra
la civilización?2
Parece improbable que un desastre ecológico que destruyera a la
mayor parte de los seres humanos, junto con las superestructuras de la
4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 97

más hogar que la Tierra, de manera que la destrucción de este hogar


representa también nuestra destrucción permanente. El poder huma-
no ha asumido una nueva responsabilidad aterradora. Nuestra capa-
4
cidad de ser agentes de la destrucción de la Tierra también implica
NUEVOS RELATOS SOBRE
que debemos aprender a ser sus cocreadores antes de que la des-
LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO trucción sea definitiva. Esto no se logrará si nuestra relación con la
naturaleza es de antagonismo o de dominio, pues la naturaleza, aun
en su destrucción, obedece sus propias leyes básicas de energía.
Podemos aprovechar constructiva o destructivamente para nuestra
existencia dichos patrones de energía, pero no modificar sus leyes
Partiendo de las tradiciones religiosas que han conformado al judais- básicas. Sólo sabiendo cómo funciona la trama de la vida podremos
mo y la cristiandad, los relatos sobre la destrucción del mundo que también aprender a conservarla en vez de destruirla. No se trata
hemos examinado hacen las veces de advertencias, de amenazas de sencillamente de una tarea de la inteligencia, sino de una metanoia
castigo para los perversos, pero en última instancia representan una en el sentido pleno del término, de una conversión de nuestro espí-
garantía de salvación. Israel podrá ser castigado por sus pecados, pero ritu y nuestra cultura, nuestra tecnología y nuestras relaciones so-
si se convierte y arrepiente, Dios iniciará una era de armonía entre los ciales para que la especie humana encuentre en la naturaleza una
hombres y entre éstos y la naturaleza. En los relatos apocalípticos el forma de sustentar la vida.
castigo se vuelve contra las naciones enemigas y las comunidades no Además, esta metanoia debe darse rápidamente. No tenemos mi-
creyentes; mediante la destrucción cósmica se asegura su aniquila- les de años para desaprender los patrones equivocados establecidos
ción y la de los poderes cósmicos del mal a los que representan, pero en el curso de miles de años. La aceleración exponencial de esos pa-
más allá de esta destrucción surgirá una tierra renovada. trones de destrucción terminante implica que debemos aprender nue-
Los relatos de la destrucción del mundo surgidos de los movi- vos patrones y ponerlos en práctica en el ámbito mundial durante la
mientos ecologistas en las últimas décadas del siglo XX no garantizan próxima generación. Para el año 2030 podría ser demasiado tarde, o
la renovación subsecuente. Este mensaje apocalíptico contemporáneo cuando menos demasiado tarde para salvar gran parte de la capacidad
hubiera sido increíble anteriormente, y aun en la actualidad es difícil de vida de la biosfera que podría salvarse ahora. De lo contrario, nos
de comprender para la mayoría. El mensaje ecológico es que los hu- encontraremos remediando las catástrofes del mundo con muchas
manos han usurpado el poder de las fuerzas vitales fundamentales del menos opciones.
planeta mismo y lo han utilizado de manera tan imprudente que en las La psicofisiología y la cultura humanas no nos han dotado de
postrimerías del siglo XX enfrentamos realmente la posible destruc- tanta prudencia. Nos han acostumbrado a responder a desastres limi-
ción irreparable de la biosfera que la naturaleza tardó 4 500 millones tados una vez ocurridos; algunas veces aprendemos a evitar que se
de años en construir. repitan los errores, pero con demasiada frecuencia reaccionamos de
La cultura científica ya no dispone de un Dios que sea indepen- forma tal que no hay duda de que el desastre se repetirá de otra forma.
diente de la naturaleza. Dicha cultura ya no puede contar con que Aparentemente, para lo que no nos han preparado de manera adecua-
alguna fuerza de vida no conectada con la biosfera intervenga y da ni la historia ni la cultura es para prever desastres mundiales que
renueve la Tierra después de que la hayamos destruido. Tampoco llegan incluso a los fundamentos de la biosfera y para actuar antes de
hay otro mundo en el cielo al cual podamos escapar. No tenemos que ocurra la catástrofe.

96
98 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN
4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 99

Ciertos aspectos de la cultura occidental en particular restringen


zan la capacidad contenedora de la Tierra. Pero el impacto neto del
la prudencia y los cambios efectivos en el ámbito global. Nuestras di-
crecimiento de la población en el medio ambiente debe analizarse en
visiones políticas; el antagonismo entre las clases sociales, los sexos y su interrelación con el nivel de consumo humano y el uso de la tecno-
las razas, y, por último, la desinformación y fragmentación de nuestros logía. Esto se expresa mediante la fórmula población x consumo x
sistemas de comunicación, deformados durante largo tiempo para dis- tecnología = impacto en el medio ambiente.2
traernos de la realidad y no informar inteligentemente al mundo, les
Esto significa que una población que utiliza principalmente el
hacen pensar a los poderosos que serán capaces de vencer la crisis trans-
cuerpo humano para trabajar y transportarse y que tiene una econo-
firiendo los costos a un número creciente de víctimas. Así, los profetas
mía de subsistencia (produce o recolecta sus propios alimentos, usa
de la catástrofe ecológica bien podrían ser como la Casandra de la tra-
sólo materiales naturales locales para sus ropas, construcciones y com-
gedia griega, que sabe que la profecía verdadera que guarda está con-
bustibles y vuelve a usar o recicla todos sus desechos) tendrá mucho
denada a la incredulidad, a ser ignorada hasta que sea demasiado tarde.
menos impacto en el medio ambiente que la misma población si con-
En este capítulo investigaré algunas de las trayectorias principa- sume gran variedad de alimentos y bienes transportados desde gran-
les de estas crisis acumuladas y señalaré el desenlace probable de aquí des distancias, usa petróleo, gas y electricidad para el transporte, la
a cuarenta años. Me basaré en la información y análisis disponibles de producción, la calefacción y la cocina y desecha productos tóxicos en
fuentes prestigiadas, como el Worldwatch Institute, patrocinado en cada etapa de la producción y el consumo.
parte por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente,
Si imaginamos que el impacto ambiental del primer grupo es de
que desde mediados de los años setenta publica sus Worldwatch Papers
1 y que el segundo consume 10 veces más que el primero con tecno-
("Informes de Worldwatch") y desde 1984 su informe anual State of
logía que gasta 10 veces más energía, entonces el impacto ambiental
the World ("Situación del mundo").1
de éste sería 100 veces mayor al del primero. De hecho, ésta es la
Este patrón de crisis acumuladas se desglosará bajo las catego- proporción aproximada entre el impacto ambiental del estadunidense
rías de población, alimentos, energía, contaminación, extinción de promedio y el de los pueblos pobres del Tercer Mundo. Se ha estable-
especies y guerra. El tema de la pobreza, de la cada vez más marcada cido que el impacto del estadunidense de ingresos promedio es 100
división entre miseria y opulencia en el mundo, permea este recuento. veces el de un pobre del Tercer Mundo, mientras que el del esta-
Es importante aclarar desde el principio que se trata de aspectos dunidense rico es varios cientos de veces mayor.3
interrelacionados de una misma situación. La población no es inde-
Pero ese tipo de análisis sobre la multiplicación de factores en la
pendiente de los alimentos ni de la energía, ni la contaminación de la
ecuación ambiental no nos faculta para considerar que la prolifera-
pobreza o de la guerra, ni la extinción de las especies de los desechos
ción de la pobreza no representa un problema. También los pobres,
tóxicos y de los pueblos en expansión. La crisis que deseo describir es
con bajos niveles de consumo y tecnología, repercuten en el medio
la multiplicación de todos estos factores en su interrelación. ambiente. La destrucción de hábitats silvestres y el decomiso de la
tierra por los ricos significa que actualmente pocas poblaciones
humanas pueden subsistir como sociedades recolectoras y cosecha-
POBLACIÓN Y POBREZA doras. Las poblaciones pobres lo son porque carecen de tierras sufi-
cientes para su estilo de vida tradicional, pero su trabajo no es nece-
El crecimiento exponencial de la población humana en los últimos sario en los nuevos sistemas productivos de la riqueza y por eso tie-
siglos; es decir, la duplicación de los habitantes de nuestro planeta en nen que recoger las sobras del trabajo y los desperdicios de las mesas
cada vez menos tiempo, es uno de los principales factores que amena- de los ricos.
100 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 101

Hacinados en tierras marginadas por quienes han monopolizado Sur de sus metales preciosos, que sirvieron de base para su revolu-
las mejores, las cosechas y la cría de animales de esos pueblos erosio- ción industrial.4
nará los suelos extenuados, en tanto que la recolección de madera Mientras Europa occidental exportó sus excedentes de población,
para combustible acabará con los bosques restantes y provocará inun- muchos indígenas murieron debido a la guerra, los desplazamientos,
daciones y desertificación. Este hacinamiento quizá también implique la esclavitud y las enfermedades introducidas por los colonizadores
que las fuentes de suministro de agua se contaminen al mezclarse con europeos. Se estima que contra los 80 millones de indígenas que ha-
heces humanas y de animales; muchos de los hijos de quienes habitan bía en Centro y Sudamérica en 1550 cuando llegaron los colonizado-
esos pueblos mueren por desnutrición y parásitos intestinales. res españoles y portugueses, cien años después sólo había 10 millo-
Hoy en día, la mala distribución del acceso a la tierra, el trabajo, nes.5 Con el arribo de los colonizadores blancos, también las pobla-
los servicios y la educación implica que la población de bajo consu- ciones indígenas de Estados Unidos fueron devastadas por los despla-
mo y tecnología no viva en una sencillez saludable, sino en la miseria zamientos, la guerra y las enfermedades.6 El mismo patrón se repitió
y la degradación. Así pues, el consumo intenso de unos cuantos ricos en las poblaciones indígenas de las islas del Pacífico. En otras regio-
y el consumo escaso de las mayorías no son realidades separadas, nes, como Tasmania y las islas del Caribe, los indígenas fueron ani-
sino interdependientes. Los mismos sistemas de poder que permiten a quilados por completo.7
un pequeño porcentaje de la población mundial monopolizar la mayor Donde la población indígena no fue totalmente destruida, fue es-
parte de los recursos, también orillan a cada vez más pueblos a con- clavizada o marginada en las montañas o los bosques, sentándose así
diciones de miseria y a una destructiva relación ambiental con su las bases para el monopolio de las mejores tierras agrícolas en econo-
hábitat. mías de plantación para cultivos de exportación, que aún conforman
Es este patrón de destrucción del medio ambiente en ambos ex- la relación riqueza-pobreza en las regiones colonizadas del globo. Las
tremos de la escala riqueza-pobreza el que debemos tener en mente al poblaciones europeas siguieron creciendo con más tierras y mayores
citar las cifras reales del incremento de la población. Como mencio- riquezas. La población del Tercer Mundo empezó a crecer exagerada-
namos en el capítulo segundo, la población humana se ha incrementado mente en el siglo XX.
exponencialmente desde que el desarrollo de la agricultura le permi- El incremento de población más rápido de la historia ha tenido
tió al hombre almacenar alimentos. A principios de la revolución agrí- lugar en este mismo siglo. La cifra de 5 384 millones correspondiente
cola, hace aproximadamente 10 000 años, la población humana ascen- a 1991 quizá llegue a 6 250 millones en el año 2000. Si bien se hacen
día a sólo 5 millones de personas. Para 1991 se había multiplicado por grandes esfuerzos para controlar la población mediante la planifica-
mil; es decir, llegó a 5 300 millones. ción familiar, posiblemente llegue a los 10 mil millones de personas
El crecimiento de la población mundial no ha sido uniforme. En a mediados del siglo XXI, antes de que empiece a equilibrarse.8 Sin
los siglos XVII a XIX tuvo lugar una rápida expansión de la pobla- embargo, buena parte de este equilibrio podría deberse no a un menor
ción en Europa occidental debido a la riqueza generada por el comer- número de nacimientos, sino a muertes prematuras por inanición y
cio colonial, que también permitió mejores condiciones de higiene y enfermedades posteriores al nacimiento. En 1989, 40 000 niños mo-
una mayor producción industrial y de alimentos. También en este rían diariamente —unos 14.6 millones al año— debido a esas causas.9
periodo tuvo lugar la conquista de gran parte de América, África, y En la segunda mitad del siglo XX, gran parte del rápido incre-
Asia por el colonialismo europeo. En su empresa colonizadora, Eu- mento de la población ha tenido lugar en el Tercer Mundo, en las
ropa occidental exportó millones de su cada vez mayor cantidad de antiguas colonias. Los índices de natalidad de las regiones industria-
ciudadanos. Al mismo tiempo, despojó a las Américas Central y del lizadas de Europa occidental y Estados Unidos empezaron a decrecer
GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 103
102

desde finales del siglo XIX, y siguen disminuyendo. A medida que pueblos que no dejan de crecer, cada vez más personas serán analfa-
más niños sobrevivieron, que menos familias necesitaban el trabajo betas, padecerán de desnutrición, carecerán de agua potable, sufrirán
infantil en la granja y que las perspectivas de educación para los de enfermedades crónicas y atribuibles a la falta de servicios médicos,
niños se incrementaron, la mayor parte de las familias empezó a te- estarán subempleadas o desempleadas y se hacinarán en viviendas de
ner tres hijos en lugar de ocho o diez. Al mismo tiempo, la expecta- baja calidad en zonas urbanas pobres. También es probable que estén
tiva de vida de estas regiones casi se duplicó, con un promedio de 75 sujetas a tensiones adicionales derivadas del ruido, el crimen y la re-
años en vez de los 45 de siglos anteriores, que sigue siendo el de los presión policiaca. En el Tercer Mundo, por ejemplo, el 80 por ciento
pobres del Tercer Mundo.10 de la población vive en áreas urbanas saturadas, el 30 por ciento está
El incremento de la población del Tercer Mundo refleja el hecho subempleada o desempleada y el 50 o más carece de servicios médi-
de que ya hay un control médico adecuado de las enfermedades y la cos básicos.13 También el analfabetismo se ha incrementado en el
mortalidad infantil, de que las condiciones de higiene han mejorado y mundo; los países no pueden seguir el paso de la creciente población
de que se ha incrementado la producción tanto de alimentos como in- de niños en cuanto al número de escuelas y maestros. Dos terceras
dustrial; es decir, de que se dan las condiciones para la supervivencia partes de los analfabetas son mujeres.14
de una cantidad mayor de las personas que nacen. Pero este control de
la mortalidad no va acompañado del control de la natalidad correspon-
diente, sobre todo entre las poblaciones más pobres y menos educadas. CÓMO ALIMENTAR A LA POBLACIÓN HUMANA

La desproporción en el crecimiento de la población del Tercer y DEL MUNDO

Primer mundos se refleja, por ejemplo, en el hecho de que en 1950 la


población de Estados Unidos y de América Latina era más o menos En las décadas de los sesenta y los setenta prevaleció el optimismo
igual: 163 millones y 168 millones, respectivamente. Veinticinco años respecto de la capacidad de las nuevas semillas y tecnologías para
más tarde, la población estadunidense se había incrementado en 73 incrementar en gran medida las cosechas de granos básicos. Entre
millones, para hacer un total de 236, mientras que en Latinoamérica 1950 y 1984, éstas crecieron 2.6 veces, esfuerzo que dejó pequeña a
el incremento fue de 182 millones, para dar un total de más de 350. a la producción agrícola mundial previa. En ese mismo periodo, la
Sin embargo, estas dos cifras no son un reflejo apropiado de la población del mundo casi se duplicó, de manera que el incremento
situación del crecimiento demográfico. Entre los estadunidenses blan- de las cosechas rebasó el crecimiento de la población. En 1950 la
cos, los padres de dos o tres niños pueden suponer que casi todos producción de granos fue de aproximadamente 245 kilogramos por
éstos crecerán y que su expectativa de vida será de unos 75 años. En persona (al año). En 1984 se había incrementado a 345, pero el au-
América Latina, Asia y África, de cada tres niños que nacen uno morirá mento empezó a decaer a finales de los años ochenta debido a las
antes de los 20 años, y la vida de los que sobrevivan quizá sea corta graves sequías sufridas por China y Estados Unidos, por lo que los
y poco saludable. Mientras mayores sean las probabilidades de que niveles de producción se redujeron a 290 kilogramos por persona al
los niños mueran en la infancia, los padres seguirán teniendo muchos año. Las reservas de granos almacenados también han disminuido de
hijos. Por lo tanto, la planificación familiar voluntaria tiene estrecha forma peligrosa, además de que entre 1987 y 1989 los precios se
relación con la salud y la seguridad de las familias, así como con la incrementaron en un 48 por ciento,15 lo cual hace más difícil el ac-
educación de las madres.12 ceso de los pobres a los alimentos.
El crecimiento demográfico en regiones pobres ejerce presión so- En los años sesenta, gran parte de la confianza en el incremento
bre los demás índices de las condiciones de vida aceptables. En estos de la producción de alimentos se debió a la Revolución Verde, que
104 GAIAYDIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN
4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 105

proporcionó granos nuevos, de alto rendimiento, a los agricultores de la capa superior de las tierras de cultivo. Esto equivale a la pérdida de
Asia, Medio Oriente y América Latina. Sin embargo, estos granos unos 3 centímetros anuales, en aproximadamente 75 millones de hec-
nuevos requerían de grandes cantidades de fertilizantes y pesticidas a táreas de tierras de cultivo.17 Además de erosionarse, los suelos se de-
base de petróleo y maquinaria agrícola. China, con sus cooperativas gradan de diversas maneras. El riego frecuente de las tierras de cultivo
agrícolas de gran escala, los utilizó mucho, pero en la mayor parte del intenso, sin un drenaje adecuado, incrementa el nivel de sales, y a la
Tercer Mundo los únicos que pudieron permitirse aplicar la nueva larga provoca infertilidad y el consiguiente abandono. Aparte de la ero-
tecnología fueron los agricultores ricos, propietarios de grandes ex- sión del suelo, cada año se pierden, para la agricultura, cada vez más
tensiones. Aproximadamente el 36 por ciento de los de Asia y el Medio tierras fértiles por la construcción de casas, caminos y lotes de estacio-
Oriente adoptaron los nuevos granos, pero sólo 22 por ciento en namiento. Entre 1967 y 1975, aproximadamente 2 millones de hec-
América Latina y 1 por ciento en África.16 táreas de tierras de cultivo de primera, fueron convertidas a usos no
La Revolución Verde inclinó aun más la agricultura del mundo agrícolas en Estados Unidos.18
hacia las grandes granjas mecanizadas y la puso fuera del alcance de La recolección de madera y el apacentamiento excesivo destruye
los pequeños agricultores. Por otra parte, al principio de la misma, el el follaje y provoca erosión, y a la larga, desertificación. En el Medio
precio del petróleo comprado a los productores era de 2 dólares por Oriente y África, el desierto ha invadido grandes extensiones de tie-
barril; pero aquéllos empezaron a percatarse de que las reservas son rras que alguna vez fueron agrícolas. El exceso de cultivos y apacen-
finitas y limitadas, por lo que era necesario reducir la producción e tamiento provocó la gran polvareda que en los años treinta arrasó con
incrementar el precio para conservar las existencias. En 1973 el pre- las granjas del centro y occidente de Estados Unidos. Las tierras de
cio subió a 12 dólares, y en 1979 a 34. La reserva derivada de este cultivo también se ven amenazadas por los cambios climáticos que
incremento súbito de los precios provocó una sobrecarga temporal del podrían presentarse a resultas de la presencia en el aire de bióxido de
mercado, por lo que el precio se redujo de nuevo, a 10 dólares por carbono y otros gases. Si se presenta un patrón de calentamiento global
barril. En 1990-1991, la crisis del Golfo Pérsico sometió al precio del —con incrementos de 5 a 10 grados centígrados en el verano, además
petróleo a fuertes altibajos, elevándolo hasta 43 dólares y reduciéndo- de sequías— podrían ser devastados gran parte de los sembradíos de
lo hasta 13 por barril. granos de las tierras templadas del planeta.
Las alzas resultaron en un incremento de los costos de los deri- Todos estos factores de degradación del suelo, pérdida de tierras
vados, por lo que los combustibles, fertilizantes y pesticidas queda- agrícolas y cambios de clima señalan límites finitos a la capacidad de
ron fuera del alcance de muchos pequeños agricultores. También se la agricultura mundial para incrementar sus cosechas y hacer frente a
han hecho evidentes otros costos de las actividades agrícolas que una población creciente. Pero en la década de los ochenta, la causa
consumen grandes cantidades de energía. La maquinaria agrícola del hambre en el mundo no fue la insuficiencia de alimentos, sino la
agrava la contaminación del aire. Los pesticidas y fertilizantes, deri- manera de consumirlos y distribuirlos. Grandes cantidades de granos
vados del petróleo, aumentan la toxicidad de los suelos y de los y otras cosechas, así como alimentos provenientes del mar, sirvieron
escurrimientos de las aguas de riego que van a dar a ríos y lagos. La para alimentar animales y aprovechar su carne, más que para alimen-
contaminación del aire también llega a los sembradíos como lluvia tar directamente a la gente. La costumbre de la élite estadunidense e
acida. Los efectos de la contaminación del suelo, el aire y el agua se inglesa de comer carne, difundida entre los ricos del resto del mundo,
traducen en un menor rendimiento por hectárea. contribuye a la desnutrición de los pobres.19
La erosión del suelo también está afectando a la producción mun- La urbanización de los pueblos del mundo, con cada vez menos
dial de alimentos. Cada año se pierden 24 mil millones de toneladas de gente que vive de la tierra y participando en la producción de alimen-
106 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 107

tos, implica que más personas tienen que comprar alimentos y no ENERGÍA, CLIMA Y CONTAMINACIÓN
pueden consumir los que producen. Las estructuras locales, naciona-
les y mundiales de comercialización de alimentos hacen gala de los El hombre recurre a la energía para todo: producción y empaque de
que están al alcance de los adinerados, pero la mayoría están fuera del alimentos y artículos de consumo, transporte de éstos y de sí mismo
alcance de los pobres. y calentamiento y enfriamiento de casas, oficinas y centros de trabajo.
La producción de alimentos no llega a quienes más la necesitan. El sol es la fuente primordial de energía del planeta, y todas las otras
Por ejemplo, el 10 por ciento es devastada por ratas e insectos en la que utilizamos se derivan de ella. Gran parte de esta energía solar se
etapa inicial de almacenamiento. Mientras más larga sea la cadena de transmite a través de la fotosíntesis de las plantas para producir made-
transporte de la tierra a la mesa, más alimentos se desperdiciarán en el ra y otros combustibles de la biomasa, así como los depósitos de com-
proceso y más energía se utilizará en moverlos. Los compradores de bustibles fósiles de los antiguos bosques, de donde provienen el pe-
los supermercados estadunidenses utilizan la cadena de transporte de tróleo, el carbón y la turba.
alimentos más larga de la historia del hombre, con carne, frutas y La crisis energética de las sociedades industriales avanzadas pre-
vegetales de todo el mundo. Para que sus precios sean accesibles en el senta dos facetas: primero, el agotamiento acelerado de estas fuentes
supermercado, pagan salarios de hambre a los jornaleros agrícolas, lo de combustibles fósiles, y segundo, la saturación de la atmósfera con
cual significa que muchos de los cosechadores no pueden adquirir lo los subproductos gaseosos derivados de la combustión de los mismos.
que cosechan. Las vainas que los agricultores de Guatemala producen El petróleo tiene menos de cien años. A lo largo de su historia, la
para los supermercados estadunidenses no se ven en las mesas de los civilización humana ha aprovechado la energía de su propio cuerpo y
campesinos guatemaltecos.20 de los animales para trabajar y viajar; maderas, sebos y aceites vege-
El uso intensivo de energía para la producción de alimentos tales para calefacción e iluminación; viento y agua para mover barcos
—desde el petróleo para la maquinaria, los fertilizantes y los pes- y pulverizar granos. Durante siglos, las turberas han proporcionado
ticidas hasta el transporte, manejo, embalaje y los propios automó- combustible para calefacción en Irlanda y en todas partes. En el siglo
viles para ir a comprarlos— significa que se necesitan 1.5 calorías XIX, el carbón adquirió importancia como combustible para fábricas,
de energía para producir 1 caloría de alimento. Con frecuencia, la ferrocarriles y calefacción.
internacionalización de los productos alimenticios significa que los Con la invención del automóvil y después del avión, el petróleo
precios en zonas agrícolas y urbanas no difieren mucho. El subem- se convirtió en el combustible principal del industrialismo moderno.
pleo y el desempleo privan, a gran parte de la población del mun- Hoy en día representa el 33 por ciento del consumo total (carbón, 27
do, del dinero necesario para comprar una cantidad adecuada de por ciento; gas natural, 18). En función del consumo actual, hay sufi-
alimentos para sus familias. Los resultados de estos patrones de cientes reservas para varios cientos de años. Sin embargo, el fin de las
producción y distribución inequitativa muestran que la desnutrición reservas de petróleo ya está a la vista, y el de fácil acceso podría ha-
crónica afecta aproximadamente al 20 por ciento de la población berse agotado en la segunda década del siglo XXI.22 Sin embargo,
mundial (mil millones de personas).21 No es extraño que naciones este proceso podría prolongarse de varias maneras.
en que gran número de personas mueren de hambre, sean expor- En los últimos quince años, el alza de precios ha resultado en una
tadoras de alimentos. reducción considerable del consumo. Conforme las reservas disminu-
yan, los costos de los productos derivados del petróleo resultarán in-
accesibles para cada vez más personas. Habrá nuevas formas de con-
sumo eficiente. Cada vez se harán menos viajes en automóvil y en
108 GAÍA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 109

avión y se desarrollarán combustibles alternativos. Aun así, es difícil yectos de esa naturaleza. Sus ciudades y áreas bajas serían abandona-
imaginar el funcionamiento de la industria y el transporte modernos das precipitadamente para buscar refugio en tierras más altas. Las
sin petróleo, además de que los planes para sustituirlo han sido rudi- escenas provocadas por las plagas, el hambre, la violencia y la muerte
mentarios e inadecuados. Conforme se acerca el fin de la edad del de hombres y animales, a causa de esa inundación de enormes áreas
petróleo, se avizoran cambios importantes en el estilo de vida, quizá urbanas, sobrepasarían con mucho los antiguos relatos del diluvio que
acompañados de grandes crisis y penurias, especialmente si no se ha arrasó las ciudades del Cercano Oriente en el cuarto milenio antes de
planeado la transición a una energía alternativa. Cristo.
La combustión de petróleo en automóviles, aviones, casas y fá- Los cambios de clima también son resultado de la rápida destruc-
bricas emite subproductos gaseosos al aire; la del carbón emite bióxido ción de los bosques, especialmente los tropicales, como los de Brasil,
de azufre y otros gases. En la atmósfera de la Tierra, el bióxido de Centroamérica y Asia tropical. Esta deforestación se debe principal-
carbono es ahora 25 por ciento más abundante que en la época prein- mente a la tala, tanto para obtener madera como para alimentar al
dustrial, y el óxido nitroso, 19 por ciento. Otros gases, como el metano, ganado. Al mismo tiempo se destruye una diversidad biótica de enor-
de los cuales se encontraban sólo rastros, se han incrementado. Un me riqueza y prácticamente desconocida. Los suelos delgados de di-
gas nuevo para la atmósfera, el clorofluorocarbono emitido por los chos bosques se erosionan rápidamente al ser desprovistos del follaje.
refrigeradores y los aerosoles, tiene relación con el adelgazamiento Pero aun más peligrosa es la eliminación de una de las principales
de la capa de ozono de la estratósfera, que desvía los rayos ultravio- fuentes de regulación del clima. Los bosques tropicales generan gran-
leta nocivos. Esta capa protectora de ozono se ha reducido en un 2 por des nubes que conservan la humedad. Sin ellas hay sequía y deserti-
ciento en todo el mundo, y mucho más sobre el casquete polar de la ficación.
Antártida. La contaminación del aire está cobrando su tributo en los bos-
Estos gases dejan pasar la luz del sol pero atrapan el calor. El ques de Europa y Estados Unidos. Estudios de Alemania occidental,
clima del mundo depende del delicado equilibrio de los mismos, y el realizados en 1988, muestran que el 52 por ciento de los bosques que
aumento de este efecto invernadero probablemente resulte en un in- cubren 9 millones de hectáreas de dicho país han sido dañados por la
cremento general de entre 5 y 10 grados centígrados durante el próxi- lluvia ácida. En otras naciones de Europa central los daños a los bos-
mo siglo. La diferencia entre 30 y 40 grados centígrados de tempera- ques son similares.23 La lluvia ácida no sólo daña los bosques; tam-
tura en el verano en las zonas templadas será devastadora para la bién va a dar a lagos y tierras de cultivo y aumenta la acidez del suelo
agricultura, como dijimos antes, y el calentamiento del globo puede y el agua. Además, erosiona la superficie de edificios históricos de
acarrear otros efectos destructores. Una posibilidad es la fusión de los todo el mundo y destruye grandes monumentos que forman parte del
casquetes polares, con la consiguiente elevación del nivel del mar en legado de nuestra historia.
las costas. Por otra parte, la contaminación del aire ha puesto en peligro la
Muchas de las ciudades más populosas del mundo están al nivel salud en ciudades industriales desde que se inició la revolución indus-
del mar, en áreas costeras o en las riberas de los ríos. Si se inundaran, trial. En 1952, en Londres murieron 4 mil personas y decenas de miles
se destruirían enormes cantidades de vida humana, animal y vegetal. enfermaron como resultado de una niebla negra. Aunque el control
La inundación podría también arrasar tierras húmedas que constitu- de las emisiones de autos ha mejorado la calidad del aire en muchas
yen hábitats invaluables de peces y aves, y t'erras de cultivo. Ciertos ciudades occidentales, en muchas más sigue siendo pobre, y en der-
países podrían invertir en diques altos para detener el avance del mar, las ciudades del Tercer Mundo presenta niveles catastróficos. Por ejem-
pero algunas de las naciones más pobres no podrían permitirse pro- plo, la calidad del aire en la Ciudad de México es tan mala, que según
110 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO . 111

las normas de la Organización Mundial de la Salud, siete de cada diez EXTINCIÓN


recién nacidos presentan niveles excesivos de plomo en la sangre.24
Los desechos tóxicos que se encuentran en suelos, agua y aire Otro efecto de la explosión demográfica, la deforestación y la conta-
pueden pasar a formar parte de la cadena alimenticia mundial y matar minación del aire, agua y suelo por los desechos tóxicos es la dismi-
animales, y a la larga ir a dar incluso a los alimentos del hombre. El nución de la diversidad biótica del planeta. Durante los últimos 350
origen de muchos de estos venenos es la falta de reciclamiento de los años, y particularmente en los últimos 40, se han extinguido decenas
desechos reutilizables. Por ejemplo, el estiércol animal en lotes forra- de miles de especies de la flora y la fauna. Hacia el año 2000 tal vez
jeros es una de las causas principales de contaminación de los Gran- hayan desaparecido por completo alrededor de un millón de especies
des Lagos, pues provoca eutroficación o sobrefertilización, que des- diferentes de plantas y animales, cifra que representa quizás tanto como
poja al agua de oxígeno y acaba con la vida animal y vegetal. No el 20 por ciento de las especies de la Tierra.26 La extinción de espe-
obstante, adecuadamente tratado este estiércol es un valioso fertili- cies ocurre lentamente a lo largo de la historia de la evolución. Tam-
zante para la agricultura. El metal, el papel y el vidrio, así como otras bién se han presentado periodos de extinción masiva. Por ejemplo, a
materias orgánicas que se momifican en los grandes tiraderos de ba- finales del Cretáceo, hace aproximadamente 65 millones de años, los
sura, son materiales valiosos que pueden ser usados nuevamente. dinosaurios y muchos otros organismos desaparecieron por razones
Algunos productos químicos industriales, como los hidrocarbonos que aún desconocemos. Pero parece que es la primera vez que se
clorinados de pesticidas como el DDT y los bifenoles policlorinados, destruyen tantas especies debido sobre todo a la expansión de una, la
no se descomponen biológicamente, sino que se bioamplifican cuan- humana, a expensas de todas las demás.
do se desechan. Diluidos en agua, avanzan por la cadena alimenticia, La expansión del hombre está destruyendo al resto de las formas
desde criaturas microscópicas hasta grandes peces y aves, e incre- de vida de varias maneras. Los seres humanos han exterminado a mu-
mentan su concentración de diez a cien veces en cada etapa, hasta chos animales, cazándolos para obtener alimento, pieles o colmillos, o
niveles letales para animales y humanos. El aire y el agua pueden sencillamente por diversión. La contaminación del aire y del agua, con
transportar estas sustancias a través del mundo, haciéndolas aparecer los efectos ya descritos de la lluvia acida y la destrucción de la capa de
aun en las regiones más remotas. ozono, no sólo está reduciendo algunas especies de plantas, sino des-
Otro subproducto que causará daños a largo plazo a la biosfera truyéndolas totalmente. Las sustancias químicas tóxicas como el DDT
son los desechos nucleares. Un reactor nuclear de 1 000 megawatts se bioamplifican, provocando, entre otras cosas, el adelgazamiento del
produce cerca de 375 kilogramos de plutonio al año. La vida media cascarón de los huevos de las aves, lo cual pone en peligro la reproduc-
radiactiva del plutonio descartado con los desechos de combustible ción de especies completas. Los desechos tóxicos están destruyendo la
del reactor es de 25 000 años. No se ha encontrado una forma segu- flora y fauna marinas, como los arrecifes de coral, de algunas regiones.
ra de almacenar este elemento tóxico y carcinógeno que no permita La causa principal de destrucción de las especies es sencillamen-
que se filtre a los océanos y suelos mucho antes de que su potencia te la explosión demográfica, que aniquila sin piedad los hábitats que
negativa haya desaparecido. Si bien la mayoría de los desechos con- dan apoyo a plantas y animales silvestres, especialmente en los bos-
taminantes podrían reciclarse y utilizarse de nuevo, algunos de es- ques tropicales, que abrigan también al mayor número de plantas y
tos químicos tóxicos son inventos recientes que no se descomponen animales aún no estudiados. Muchas páginas del libro de la vida están
fácilmente de manera natural. La forma de manejarlos es no fabri- siendo arrancadas sin que hayan sido leídas. Estas regiones son tam-
carlos más.25 bién, económicamente hablando, de las más pobres del mundo, y sus
gobiernos cuentan con los recursos más bajos para destinarlos a la
4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 113
112 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN

MILITARISMO Y GUERRA
conservación. Su población se incrementa rápidamente; además, la
presión de los ricos para talar los bosques y obtener utilidades, o la de
los pobres que buscan tierras sencillamente por la depauperación de Hoy en día, el militarismo debe considerarse también como una ame-
los suelos y la necesidad de tierras de cultivo para alimentarse, difi- naza ecológica importante. La destrucción del hombre por el hombre,
culta la preservación de la vida silvestre en áreas vírgenes. con sus pueblos, animales y cultivos, por intermediación de la guerra,
¿Qué tanto debería preocuparnos que en el año 2000 sólo haya 4 tiene una larga historia. Pero en el siglo XX se ha dado una escalada
millones de especies de plantas, animales e insectos, en vez de 5 mi- tan aguda de la violencia destructiva en las guerras entre los hombres
llones? Hay dos respuestas para esta pregunta: antropocentrismo y que ha desaparecido toda distinción entre combatientes y no comba-
biocentrismo. Es decir, podemos insistir en lo que el hombre perdería tientes. La tecnología militar moderna ha incrementado enormemente
por la extinción de las especies y también en que las especies tienen la capacidad de matar y destruir.28 El fin de la Segunda Guerra Mun-
un valor intrínseco como miembros de comunidades bióticas. dial anunció la era nuclear con el lanzamiento de la primera bomba
Cada especie que se extingue constituye una vida biológica úni- atómica, capaz de destruir de un plumazo a todos los habitantes de
ca, perdida para siempre; jamás se recuperará. Cerrar tantos capítulos una ciudad. Las armas nucleares también dejan, como legado para las
de la evolución biológica en un periodo tan corto amenaza a la diver- generaciones venideras, la muerte lenta por radiación.
sidad biológica que apoya la sustentabilidad mutua de toda la biosfera. Aunque en los 45 años transcurridos entre 1946 y 1991 no se ha
Muchas plantas potencialmente utilizables como alimento o medicina visto una guerra importante, durante este periodo la militarización de
habrán desaparecido, y con ellas, la complejidad de los tipos de vida todos los Estados-nación del mundo, de los países en desarrollo y de
que pueden renovar las comunidades ecológicas locales. los miembros de la OTAN y del Pacto de Varsovia no tiene prece-
Cuando se extinguen las especies, no sólo una se destruye, sino dente. En 1987 los gastos globales en armamento llegaron a un billón
comunidades enteras de plantas, animales e insectos interdependientes, de dólares, cerca del 5.5 por ciento de los beneficios económicos
de donde resulta la degradación de un todo. Diferentes especies con agregados de todas las naciones del mundo.29 En 1972, cuando la US
gran capacidad de interacción creativa son remplazadas por ciertas Arms Control and Disarmament Agency ("Agencia Estadunidense de
especies resistentes que salen adelante en circunstancias adversas, del Control de Armas y Desarme") empezó su investigación sobre arma-
tipo que comúnmente llamamos cizaña o plaga. Cucarachas y hierbas mentos en el mundo, la cifra resultante de lo invertido en este con-
cepto fue de 197 mil millones (en dólares de 1972).30
rastreras remplazan a comunidades bióticas más complejas. Las plan-
tas y los insectos resistentes tienden a multiplicarse e impedir la res- Entre 1950 y 1990, Estados Unidos incrementó su gasto militar
de 13 mil millones a 300 mil millones de dólares. El total del gasto
tauración de tejidos de vida más delicados.
militar estadunidense en los 45 años transcurridos de 1945 a la fecha
Entre las pérdidas producidas por la degradación ambiental, no
alcanza los 4.4 billones de dólares: 1.5 billones de 1945 a 1975; 1.5
es menos importante la pérdida de la imaginación estética que sostie-
billones de 1976 a 1985, y 1.4 billones de 1986 a 1990. En 1990 el
ne la biofilia humana y la necesidad moral de valorar la vida misma.
déficit federal de Estados Unidos llegó a los 3 billones; gran parte del
Quizá no sea un accidente que gran parte del arte, la música y la poe-
presupuesto se aplicó al servicio de esta deuda.31
sía del medio urbano moderno sea nihilista. Sin la enorme belleza del
En los últimos 20 años, los gastos militares no han dejado de in-
ambiente natural, el hombre quizá pierda lo que ha nutrido su alma
crementarse en el mundo. En este periodo, Estados Unidos aumentó su
moral estética, su sensibilidad hacia realidades complejas y sutiles, su
participación en el armamento mundial del 22.8 al 30 por ciento. Los
capacidad de extasiarse con la imaginación y de comprometerse pro-
países que más gastaron en armas siguieron siendo la entonces URSS,
fundamente con la vida.27
114 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 115

con 303 mil millones, y Estados Unidos, que gastó 296 200 millones 1989 hubo 20 guerras diferentes, con un total de 4 millones de muer-
en 1987. No obstante, dicho gasto representó un porcentaje mucho mayor tos. Después de la guerra de Vietnam, la política de guerras de baja
del PIB soviético, 12.13, respecto del 6.5 por ciento del PIB de Estados intensidad de Estados Unidos garantizó que la mayoría de los cuerpos
Unidos. Los países que les siguieron son Francia, con 34 800 millones; victimados fueran de color, de manera que esta vasta carnicería no
Alemania Occidental, con 34 100 millones, y el Reino Unido, con provocara protestas nacionales.33
31 600 millones. Japón, que casi no gastó nada en armas en 1972, gastó Gran parte de la provisión de armas de la segunda mitad del
24 300 millones en 1987 (todas las cifras en dólares de 1987). siglo XX no se ha enfocado a la defensa contra naciones extranjeras,
En el mundo en desarrollo, la mayor participación en armamento sino que ha sido utilizada por los gobiernos en contra de su propia
corresponde al Medio Oriente: 43 por ciento. Irán, Irak y Arabia Saudita gente. El militarismo de este periodo refleja tres niveles interrelacio-
gastaron entre 10 000 y 20 000 millones de dólares en armas cada nados: la competencia internacional Este-Oeste entre los bloques
uno. Los gastos a este respecto representan el 11 por ciento del PIB de capitalista y comunista; los conflictos regionales, como la guerra árabe-
los países del Medio Oriente. Aunque las naciones del África negra israelí y la guerra entre Irán e Irak, y las guerras civiles, como las del
tienen mucho menos dinero para armas, los gastos respectivos repre- sureste de Asia, Centroamérica y África del sur. La guerra del Golfo
sentan un sector creciente de su PIB: 4.3 por ciento en 1987, compa- Pérsico de 1991 podría sentar un precedente peligroso: la posibilidad
rado con el 3.6 en 1978. Por el contrario, las naciones occidentales de convertir disputas regionales en guerras mundiales.
europeas de la OTAN gastaban un poco menos en armas en 1987, el Estos conflictos regionales rara vez han sido puramente internos,
3.3 por ciento de su PIB, respecto del 3.6 de 1978. Los países del pues más bien han sido fomentados por la intervención de superpo-
Pacto de Varsovia gastaron en armas aproximadamente el mismo tencias: especialmente Estados Unidos. Las guerras civiles también
porcentaje de su PIB que Estados Unidos, 6.8 por ciento.32 Tales des- han sido de dimensiones mundiales debido a la venta de armas y la
embolsos militares han absorbido fondos que habrían sido más que transferencia de ayuda. Por ejemplo, de 1979 a 1988, Irán e Irak, en
suficientes para resolver muchos de los problemas sociales de ham- el devastador estancamiento provocado por su guerra, se embarcaron
bre, analfabetismo, carencia de viviendas apropiadas, medicinas y agua en un gasto militar desmedido. Ambos recibieron armas y ayuda mi-
potable. litar de 41 países, 28 de los cuales, que proporcionaron el 93 por cien-
¿Para qué ha servido esa gran cantidad de dinero invertida en to del armamento, vendieron armas a las dos partes en conflicto.34
asuntos militares, no sólo por Estados Unidos sino también por mu- Las guerras crónicas, apoyadas desde el exterior, se encarnizan
chos otros países durante las últimas cuatro décadas? Las naciones en las antiguas colonias empobrecidas, en donde las guerrillas buscan
que pertenecen al club nuclear la han utilizado para adquirir arma- un nuevo orden económico y social más justo y luchan contra las oli-
mentos carísimos, que afortunadamente no han usado pero que renue- garquías existentes y sus ejércitos. En algunas zonas —como Cuba y
van y actualizan continuamente, por si fueran necesarios. Además, el Nicaragua en la región del Caribe y Centroamérica, y Angola, Mo-
poder de destrucción de las armas convencionales no ha dejado de zambique y Zimbabwe en el sur de África— donde regímenes revo-
incrementarse. lucionarios nacionalistas han tomado el poder, países extranjeros han
La intervención de los países occidentales para malograr las re- organizado boicots económicos y ejércitos contra para sabotear el
voluciones del Tercer Mundo ha provocado muchas guerras regiona- esfuerzo de desarrollo económico de los nuevos gobiernos y ponerlos
les y cobrado cuotas devastadoras de muerte y destrucción del medio otra vez bajo la hegemonía de sus poderosos vecinos.
ambiente, seguidas infaltablemente de refuerzos militares. El Labora- Por ejemplo, en 1954 el gobierno de Estados Unidos auspició un
torio de Investigación para la Paz de Lentz estima que entre 1980 y golpe de Estado que derrocó al gobierno reformista de Jacobo Arbenz
4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 117
116 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN

en Guatemala. La Constitución democrática desarrollada por ese régi- Sin embargo, en el mundo militar de hoy el megatonelaje no es
men fue revocada, y desde entonces la región ha sido gobernada por tan importante como la precisión. Estados Unidos está a la cabeza en
regímenes militares violentamente represivos apoyados por Estados cuanto al desarrollo de bombas inteligentes capaces de detectar blan-
Unidos.35 Guatemala fue el primer país en que aparecieron los escua- cos y demoler la infraestructura militar (y económica) de una nación.
drones de la muerte, que, apoyados por el gobierno, asesinaron a cam- Esta precisión recién descubierta ha permitido a Estados Unidos redu-
pesinos, líderes laborales y otros reformistas. Muchos desaparecían cir su arsenal nuclear y al mismo tiempo mantener, y ampliar, su es-
sin dejar rastro; en otros casos, los cuerpos mutilados aparecían en trategia general de hegemonía militar mundial.
lugares públicos para aterrorizar a la gente. A pesar de los tratados de paz entre Estados Unidos y la antigua
Entre 1979 y 1984, unos 441 pueblos guatemaltecos fueron total- Unión Soviética para reducir el armamento nuclear y el desorden po-
mente destruidos y un millón de campesinos indígenas desplazados lítico de Europa oriental, sigue vigente el plan básico estadunidense
por una política de quema de tierras cuyo objetivo era desecar el medio para destruir de primera intención la infraestructura militar de la an-
en que actuaba la reducida pero persistente guerrilla guatemalteca. tigua Unión Soviética, conocido como SIOP {Single Integrated Opera-
ting Plan: "Plan Operativo Único Integrado") y que fuera firmado por
Las técnicas desarrolladas en Vietnam, como los defoliadores, se uti-
el presidente George Bush en 1989.38 El desarme nuclear es unilate-
lizaron en los bosques de la sierra guatemalteca, y aún se utilizan.36
ral; así, por una parte se hacen esfuerzos importantes para asegurar
Los mismos patrones trágicos de destrucción se han repetido en otros
que Irak no produzca armas nucleares, y por otra se sabe que Israel
países del Tercer Mundo, pues Estados Unidos, Sudáfrica y otras
tiene 300.39 La amenaza de una guerra nuclear, incluso en un país que
potencias neocoloniales han auspiciado la destrucción de los movi-
carezca de dichas armas, sigue siendo una posibilidad real.
mientos de liberación nacional.
Como en los últimos tiempos los movimientos pacifistas han de-
En la vasta panoplia de armas modernas, las nucleares están a la
puesto su preocupación por una guerra nuclear, es importante recor-
cabeza del sistema. Durante las últimas cuatro décadas y media, des-
dar lo que significaría que una de esas bombas cayera en una ciudad.
pués de que Estados Unidos lanzó la bomba atómica en Japón, se han
La Agencia de Control de Armas y Desarme de Estados Unidos pre-
construido bombas mayores y más poderosas, con una capacidad de
sume que una bomba de un megatón tendría los siguientes efectos en
destrucción varias veces superior a la de Hiroshima. Al mismo tiem-
la ciudad de Nueva York si cayera sobre el Empire State:
po, las armas nucleares tácticas se han hecho más ligeras y fáciles de
transportar, lo cual permite llevar misiles nucleares en la parte trasera
El área de destrucción total, o sea el círculo dentro del cual ni las
de un camión y hasta en la mochila de un soldado.
estructuras de concreto superreforzado resisten, tiene un radio de
En 1986, Estados Unidos desplegó una capacidad nuclear de
aproximadamente 2 kilómetros. Este círculo abarca del Puente de
1 010 misiles balísticos intercontinentales (MBIC) y 656 con base
Brooklyn al lago de Central Park, y de Long Island City a Hoboken.
submarina, en tanto que la Unión Soviética tenía 951 MBIC y 1 336
En él se encuentran el Empire State, el Lincoln Center y la Bolsa de
con base submarina. Las armas nucleares soviéticas eran menos po-
Valores. Dentro de este círculo casi todos perecerían.
tentes que las estadunidenses: 448 de los MBIC soviéticos más pode-
A unos 4 kilómetros y medio de la explosión, más allá de Jer-
rosos tenían 1 megatón de potencia, mientras que 450 de los estadu-
sey City y Elmhurst, más allá del museo de Brooklyn al sur y de la
nidenses eran de 1 a 2 megatones y diez MBIC Titán, de 9 megatones.37
calle 145 al norte, se destruirían los edificios de concreto. El calor
Un megatón equivale a un millón de toneladas de TNT, cincuenta
de la explosión y la ignición espontánea de las .vestimentas provo-
veces la potencia de la bomba de Hiroshima, que era el equivalente a
carían quemaduras de tercer grado en gran parte del cuerpo y acá-
20 000 toneladas de TNT.
118 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 119

harían con la mayoría de las personas que se encontraran en la re- incalculable. Incluso una bomba de un megatón podría destruir el
gión. equipo eléctrico del que dependen gran parte de la conservación de
A más de 6 kilómetros de distancia del centro se destruirían cons- alimentos, la medicina, la calefacción, la iluminación y la comunica-
trucciones de madera y ladrillo, y el fuego provocado por el intenso ción en una área que abarcaría la parte continental de Estados Unidos,
calor sería avivado por vientos de 240 kilómetros por hora. Las cons- Canadá y México.41
trucciones de madera y ladrillo que se encuentran en el círculo que La precipitación radiactiva circularía por el ecosistema total, pe-
va de Hastings on Hudson, Livingston, Nueva Jersey y más allá de netraría en los tejidos, huesos y fibras de todos los seres vivos, anima-
Far Rockaway hacia el mar, sufrirían serios daños. El calor excede- les y vegetales, y detonaría indefinidamente. El polvo enviado a la
ría las 12 calorías por centímetro cuadrado y la piel expuesta sufri- estratósfera por tal cantidad de explosiones podría destruir gran parte
ría quemaduras graves de tercer grado. Fuera de este círculo, las de la capa de ozono, lo cual permitiría la penetración de rayos ultra-
estructuras de madera y ladrillo sufrirían daños moderados. violeta mortales. Así pues, hay muchas probabilidades de que cual-
A kilómetros de distancia de este círculo, las personas sufrirían quier intercambio nuclear importante no sólo destruya la vida humana
quemaduras de segundo grado en las áreas expuestas, y otras pro- y su infraestructura física y social, sino también las condiciones mis-
vocadas por las ropas y los materiales inflamables del medio am- mas que hacen habitable la Tierra.42
biente. Las quemaduras de retina derivadas de la observación de la El militarismo debe ser considerado como el principal contami-
bola de fuego podrían provocar ceguera. A medida que los fuertes nante de la Tierra. Aun sin guerras, los ejércitos causan daños enor-
vientos esparcieran el fuego producido por la explosión original y mes al medio ambiente. Al confiscar grandes extensiones territoriales
,1a radiación térmica, el número de víctimas se incrementaría. para capacitación y prueba de armas, limitan las actividades agrícolas
Suponiendo que la población del área metropolitana sea de 16 y otros usos pacíficos de la tierra. Las maniobras de sus escuadrones
millones, morirían más de 1 600 000 personas y 2 800 000 sufrirían devastan el suelo y lo contaminan con materiales nocivos. Las prue-
daños. Muchos de los sobrevivientes tendrían quemaduras graves, bas nucleares, realizadas principalmente en tierras de pueblos nativos
ceguera y otras heridas serias. Muchos se desorientarían. Éstos se- o colonizados, como las islas del Pacífico, contaminan regiones ente-
rían los efectos a corto plazo. El problema de las enfermedades de- ras. Los desechos nucleares enterrados representan un peligro indefi-
rivadas de las radiaciones —náusea incontrolable, vómito, hemo- nido de fugas. Los ejércitos consumen enormes cantidades de petró-
rragias, pérdida del cabello e infecciones severas, entre otras, con leo y emiten gran parte de los contaminantes del aire.43
altas probabilidades de causar la muerte— se incrementaría en los Hoy en día, la guerra verdadera es total, no sólo contra toda la
días y semanas siguientes. La precipitación radiactiva se difundiría humanidad, sino también contra el medio ambiente. Los defoliadores,
mucho más allá del área del impacto.40 los cráteres producidos por las bombas y las bombas no detonadas
convierten a la región bajo ataque en un páramo peligroso. La guerra
Sería difícil que las víctimas recibieran atención médica o de otro aérea contra las guerrillas se ha librado de tal manera que se destruyen
tipo, pues las ciudades en que vivían virtualmente dejarían de existir los bosques donde podrían refugiarse los guerrilleros y se exterminan
como entidades físicas o sociales. Gobierno, hospitales y suministros las siembras y animales de los campesinos, que podrían servirles de
médicos y de alimentos, transporte y agua potable también quedarían sustento. Los derramamientos de petróleo y el incendio de los pozos
prácticamente destruidos. En cualquier intercambio importante de ar- petroleros del Golfo Pérsico para contaminar el aire, son nuevas for-
mas nucleares —es decir, 1 000 megatones por lado—, los efectos de mas de este patrón general de guerra total. En la guerra aérea de 1991
la explosión, los incendios y la radiación interactuarían de manera contra Irak no sólo murieron 200 000 iraquíes, sino que además la
120 GAIA Y DIOS • PARTE DOS: DESTRUCCIÓN 4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO 121

infraestructura entera del país fue devastada. Tal como lo expresó un más precisa, que puede respaldar la hegemonía económica occidental
miembro del equipo de UNICEF que investigaba los aspectos de sa- amenazada en cualquier parte del mundo.
lud de los daños, "los bombardeos sobre Irak dejaron al país en la Esta nueva faceta de las operaciones militares tuvo su ensayo ge-
etapa preindustrial".44 neral durante la guerra del Golfo Pérsico en 1991. Cuando Saddam
De 1946 a 1990, el razonamiento de las superpotencias para Hussein se apoderó del mini-Estado de Kuwait, rico en petróleo, el
seguir acumulando armas fue el antagonismo Este-Oeste y la hipó- presidente Bush respondió de inmediato preparándose para una res-
tesis de que cada parte se abstendría de una guerra real porque la puesta militar importante. Si bien en enero y febrero de 1991 el obje-
otra poseía tales armas. Sin embargo, en 1990 los partidos comunis- tivo declarado de esa guerra fue sólo sacar a Saddam Hussein de
tas de Europa oriental se disolvieron súbitamente. Mijail Gorbachov, Kuwait, los objetivos principales eran obviamente la destrucción de
líder de la antigua Unión Soviética, fue muy moderado en sus inter- Irak como rival militar potencial de Israel en la región y asegurar la
venciones respecto de esos cambios y mostró un gran deseo de re- permanencia de una base militar de Estados Unidos cerca de Kuwait
ducir los armamentos convencionales y nucleares para que la URSS para controlar el petróleo del Golfo.46 En 1992, el Pentágono hizo una
pudiera enfocar sus recursos hacia el desarrollo económico y del lista de otros enemigos potenciales, Corea del Norte entre ellos, que
medio ambiente. podrían ser blanco de una guerra similar de mediana intensidad, con
De pronto dejó de tener validez el razonamiento de la guerra alta tecnología.47
fría. Cuando la antigua Unión Soviética se sumió en el caos, ya no Así, en vísperas del siglo XXI, el experimento humano y la
podía pensarse en que estaba a punto de arrojar decenas de megato- biosfera que lo ha sostenido se ven profundamente amenzados. Los
nes de armas nucleares a Estados Unidos, poniendo al mundo en cuatro jinetes de la destrucción —la explosión demográfica humana a
riesgo de un holocausto. Los cambios ocurridos en Europa oriental expensas de las plantas y animales de la Tierra; la contaminación de
también permitieron que el presidente Bush pensara en hacer ciertos aire, agua y suelo; la miseria en que viven cada vez más personas, y
recortes a las fuerzas militares; para 1991 se pensaba en una reduc- la militarización internacional dirigida el mantenimiento de una ven-
ción del 25 por ciento. taja injusta respecto de los recursos de la Tierra para una élite de ri-
Aun así, el presupuesto federal propuesto por el gobierno de Bush cos— combinan varios escenarios catastróficos. Quienes detentan el
para 1991 comprendía renglones como 5 500 millones de dólares para mayor poder han determinado no tomar en serio estos signos de peli-
cinco nuevos bombarderos tipo Stealth; 4 700 millones para continuar gro; por el contrario, todo sigue igual, incluso si la capacidad del pla-
la investigación y desarrollo de la Guerra de las Galaxias; 2 800 mi- neta para que todo siga igual se desgasta. Aun así, nuestra función no
llones para 12 nuevos misiles MX; 54 100 millones para cien nuevos es entregarnos a la desesperación apocalíptica, sino seguir luchando
misiles tipo crucero más evolucionados; 1 500 millones para otro para adaptar la justicia de las relaciones humanas a una comunidad de
submarino nuclear Trident; 1 700 millones para 52 misiles Trident II vida sostenible en la Tierra.
para submarino, y 112 millones para el misil Lance destinado a lan-
zarse sobre Europa.45
El gobierno y el sector corporativo de Estados Unidos parecen
considerar el fin de la guerra fría como un triunfo para nuestro lado
más que como una oportunidad real de cambiar las prioridades del
poder militar al desarrollo en tiempos de paz. La política militar
estadunidense parece tener una potencia de fuego más reducida pero
PARTE TRES

DOMINACIÓN Y ENGAÑO
5
NARRACIONES CLÁSICAS
SOBRE EL PECADO Y EL MAL

En los dos capítulos anteriores analizamos el legado de las fantasías


de la destrucción del mundo como castigo divino por la maldad hu-
mana y algunas realidades de nuestra capacidad real de destrucción
de la Tierra y sus creaturas. ¿Qué comprensión sobre la índole de la
capacidad humana para el mal aportan los cristianos para comprender
estas amenazas? ¿Nuestra forma de nombrar al mal nos ayuda a com-
prender dicha capacidad de destrucción o en realidad constituye un
elemento de promoción que nos permite cerrar los ojos ante ella?
Es fundamental para la experiencia humana poseer un sentido
básico de que las cosas no son como debieran. La conciencia de sí
permite al hombre salirse de su entorno e imaginar mejores posibi-
lidades respecto de algo que supuestamente falta tanto al mundo
natural como a la sociedad humana. Sería mejor no padecer frío ni
hambre, ni correr el riesgo de ser herido o de morir en manos de las
tribus de los alrededores o de ser atacado por animales carnívoros;
tampoco estar sujeto a la lucha constante dentro de la propia comu-
nidad. Las categorías de bien y mal son extrapolaciones absolutas
de estas experiencias más concretas de negatividad y de opciones
preferidas.
Esta facultad de imaginar mejores opciones es esencial para que
el hombre invente artefactos y formas de comportamiento que mejo-
ren progresivamente la vida cotidiana. Sin embargo, el riesgo de tra-
ducir esta capacidad en absolutos es que imaginemos que sí existen,
que hay un bien absoluto que puede contraponerse a un mal absoluto
y que los seres humanos pueden esforzarse por hacer realidad uno de
los polos de esta dualidad, repudiando al otro.

125
126 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 127

El problema se complica cuando el aspecto maligno de esta po- ¿A qué se refieren exactamente con el mal estos escritos judíos?
laridad se identifica con otras personas y cosas: con otros grupos de En ellos encontramos una mezcla confusa de juicios éticos y etnocén-
personas contra nuestro grupo, con mujeres contra hombres y con trico-rituales. Los conceptos del culto relacionados con el mal se en-
nuestro cuerpo y el mundo físico contra nuestra mente. La falsa deno- trelazan profundamente con el dualismo de pureza y contaminación.
minación del mal como otredad física y social y los esfuerzos de los Dios es todo santidad y los lugares para acercarse a Dios deben ser
machos dominantes por protegerse del mal separándose de esa otredad puros y santos. La profanación no sólo impide que una persona sea
dan lugar a ideologías que ¡justifican hacer el mal a otros como medio admitida en los lugares santos; también cuando un lugar santo es pro-
para vencerlo! fanado, se impone una respuesta violenta, se clama venganza contra
En este capítulo examinaré tres denominaciones tradicionales del el profanador.3
mal que han dado forma a la cultura occidental: la hebrea, la platóni- Este concepto del mal como lo profano se identifica con el mundo
co-gnóstica y la paulino-agustiniana. Si bien estas nociones tienen ele- de los gentiles, especialmente con sus cultos y, en cierto sentido, con
mentos rescatables, han sido construidas desde la perspectiva venta- su cultura y su existencia misma. La intrusión de artefactos de cultos
josa del macho dominante, de forma que funcionan para justificar su ajenos es una profanación de lo santo. No obstante, la profanación tam-
violento dominio sobre la mujer, sobre otros grupos humanos sojuz- bién se relaciona estrechamente con la sexualidad y la reproducción, y
gados y sobre la Tierra. sobre todo con la sangre femenina de la menstruación y del parto. Los
desechos corporales masculinos, en especial el semen de los derrames
nocturnos, y los cuerpos de los muertos, también son profanadores.
PERSPECTIVAS HEBREAS SOBRE EL MAL Algunos rabinos identificaron el impulso del mal con el impulso sexual.
Como Judith Plaskow ha hecho notar, esto refleja una profunda ansie-
En las escrituras hebreas y en el Talmud, el pensamiento judío no dad respecto de la sexualidad. En tanto que el impulso sexual es nece-
aceptaba el concepto de pérdida de la bondad original que incapacita- sario para el buen fin de la reproducción, hay, sin embargo, una pro-
ra al ser humano para hacer el bien o agradar a Dios y que en conse- funda preocupación por controlarlo y encauzarlo.4
cuencia lo hiciera necesitar de un salvador que le devolviera la acep- Este concepto de pureza y contaminación crea en la religión ju-
tación de la divinidad. Para la tradición judía los seres humanos con- día un patrón de disociaciones cuidadosamente delineadas: el shabat
servan su libertad para elegir el bien o el mal y consecuentemente y los días comunes; el santuario del templo y los atrios exteriores; los
agradar o desagradar a Dios. La ética rabínica primitiva hablaba de judíos y los gentiles; el macho y la hembra. Si bien estas disociaciones
los dos impulsos, hacia el bien y hacia el mal, ambos parte de la na- también representan un esfuerzo por equilibrar y proporcionar un lu-
turaleza humana.1 gar para cada uno, hay una jerarquía definida de más y menos puro; la
Algunos pensadores catastrofistas imaginaron una caída cósmica pureza total de Dios está en el centro y la impureza total en la oscu-
en la que la historia humana era dominada por el poder del mal que ridad exterior.
predisponía a la naturaleza humana y a la sociedad hacia impulsos En cierto sentido, como observa Plaskow, la mujer se convierte
malignos. Pero, supuestamente, el ser humano aún era capaz de elegir en la "gentil de dentro", la impureza necesaria en el pueblo santo.5
el bien, incluso dominado por esa influencia cósmica maligna. Dios Para que los hombres se acerquen a Dios deben apartarse de todo con-
estaba a cargo de la historia y acabaría por intervenir para poner fin a tacto con las mujeres y abstenerse de la sexualidad. Por ejemplo, cuan-
la maldad y reivindicar a los virtuosos que siguieran el buen camino do los hombres de Israel reciben la Torah, se preparan para esta consa-
y sufrieran durante el reinado de la maldad.2 gración "no acercándose a ninguna mujer durante tres días".6 Esto sig-
128 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 129

nifica que las mujeres deben estar alejadas de los lugares santos. Sólo y si concertareis con ellas matrimonio, mezclándoos con ellas y ellas
los hombres israelitas se reúnen en asamblea para recibir la Ley de con vosotros, sabed que Jehová vuestro Dios no seguirá arrojando
Dios. Las mujeres son relegadas al atrio exterior (con los gentiles), y de delante de vosotros a esos pueblos, serán para vosotros red, lazo,
aun se les niega ese espacio cuando están en sus días de impureza. En espinas en vuestros costados y aguijones en vuestros ojos, hasta que
la sinagoga se les aisla en un balcón cubierto por una cortina para que desaparezcáis de esta espléndida tierra que os ha dado Jehová vues-
su presencia no sea advertida por los hombres, que al verlas podrían tro Dios. (Josué 23: 5-7, 12-13)
ser presas del impulso maligno?
Al ser elegido, a Israel se le impone la obligación de ser un pue- La arqueología moderna ha puesto en duda la fidelidad histórica
blo santo. A través de esta santidad o mayor proximidad con la santi- del relato de Josué sobre la conquista de Canán. Las ciudades que
dad de Dios, también se sitúa en una relación dominante respecto de según el libro fueron destruidas por Josué, aparentemente no lo fue-
la obra de creación y redención de Dios. Dios creó el mundo para él. ron en el siglo XII a.C. La mayoría ya estaba en ruinas mucho antes.9
El hecho de ser elegido y recibir un mandato de santidad le proporcio- Sin embargo, el problema del libro no es la exactitud histórica, sino el
na a Israel el derecho a una tierra. Dios designó a Canán como la terrible mandato que envía a las generaciones posteriores, que lo con-
tierra prometida para ese pueblo. Tiene un derecho supremo a esa siderarán como parte de las Sagradas Escrituras, adoptarán patrones
tierra porque sólo él puede hacerla santa, en tanto que los pueblos de comportamiento similares y serán despiadadas al colonizar las tie-
corruptos que viven ahí merecen ser expulsados de ella precisamente rras conquistadas y exterminar y esclavizar a los antiguos habitantes.
por su falta de santidad. En el siglo XVII, en su lucha contra los indígenas americanos, los
El libro de Josué manifiesta la versión más extrema del concepto puritanos ingleses fueron el fiel reflejo del relato de Josué y proclama-
de culto etnocéntrico de la relación de Israel con su Dios. Por medio de ron un derecho divino similar para exterminar a los indios y posesio-
esta relación, el pueblo de Israel fue autorizado para tomar posesión de narse de sus tierras.10 En el siglo XIX, en Sudáfrica, los puritanos ho-
una tierra que no había labrado, para apoderarse de ciudades que no landeses interpretaron de manera semejante el mandato y masacraron a
había construido8 y para pasar por la espada a todos los habitantes de los zulúes para apoderarse de sus tierras.11 En el siglo XX, los judíos
esas ciudades, uno tras otro, incluyendo a mujeres y niños y hasta a sionistas consideran que los palestinos no tienen derecho a las tierras
animales domésticos. Sin embargo, el mencionado libro admite que, que han cultivado o a las casas y poblaciones que han construido, y que
en realidad, esta masacre no fue total. Quedaron sobrevivientes de los por lo tanto deben ser expulsados y remplazados por el pueblo elegido,
otros pueblos, lo que implicaba un riesgo de fusión cultural: cuyo Dios nunca le ha retirado el derecho a ese territorio.12
A diferencia del libro de Josué, otros textos de las escrituras he-
Y Jehová mismo, vuestro Dios, los echará de delante de vosotros, y breas muestran una sensibilidad ética muy diferente respecto de las
los expulsará de delante de vosotros, y vosotros poseeréis sus tie- relaciones humanas justas como núcleo de los preceptos divinos. Tra-
rras, como os lo ha prometido Jehová vuestro Dios. Esforzaos mu- tar de manera injusta al prójimo, especialmente al pobre, es un pecado
cho en guardar y cumplir todo lo que está escrito en el libro de la que provoca la ira divina. En el libro de Amós, escrito a mediados del
Ley de Moisés, no apartándoos de ella ni a diestra ni a la siniestra; siglo VIII a.C, se observa una marcada diferencia respecto de la
para que no os mezcléis con esos pueblos que quedan todavía entre etnocentricidad amoral de Josué. En este libro, el Dios de Israel es,
vosotros. No recordaréis el nombre de sus dioses, ni juraréis por sobre todo, un Dios que exige justicia para los pobres y los oprimidos.
ellos, no les serviréis ni os postraréis ante ellos... Pero si os desviáis En Amós, la relación especial de Israel con Dios es más una res-
y os unís a ese resto de naciones que quedan todavía entre vosotros, ponsabilidad que un privilegio. Precisamente porque se trata de una
130 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO
5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 131
relación especial, el comportamiento no ético de Israel será juzgado
En ciertos pasajes de las escrituras hebreas, el vehemente juicio
con severidad:
ético de Amós se encamina hacia un creciente universalismo, en tanto
que en otros apuntala el etnocentrismo religioso con la garantía de que
Solamente a vosotros conocí de todas las familias de la tierra; por
el juicio divino es sólo temporal. Israel sigue siendo el pueblo elegido
eso yo os castigaré por todos vuestros pecados (Amós 3: 2).
de Dios y cuando se arrepienta, será reinstaurado en su tierra y reivin-
dicado ante sus enemigos. El pequeño libro de Jonás representa, tal
Entre estos pecados destacan los crímenes contra el prójimo ne- vez, el desarrollo pleno del universalismo hebreo al afirmar que Dios
cesitado, aunque también se juzga la depravación sexual y las viola- se preocupa igual por Israel que por los pueblos vecinos, que Israel
ciones al culto: consideraba sus enemigos.
El autor del libro de Jonás, escrito en el siglo IV a.C, satiriza el
... porque venden al justo por dinero y al pobre por un par de sanda-
nacionalismo exclusivista de los judíos al imaginar que Dios le exige a
lias; pisotean en el polvo de la tierra la cabeza de los débiles y tuer-
un profeta de la época del florecimiento del imperio asirio que vaya a
cen el camino de los humildes; hijo y padre acuden a la misma moza
Nínive a predicar el arrepentimiento. El profeta da la vuelta y toma la
para profanar mi santo nombre; sobre ropas empeñadas se acuestan dirección contraria, pues sabe que la misericordia de Dios es imparcial
junto a cualquier altar y beben en la casa de su Dios el vino adqui- y que perdonará a los ninivitas si se arrepienten. Pero en el trayecto se
rido con las multas que imponen... (Amós 2: 6-8) le presentan varios contratiempos y es lanzado por la borda y tragado
por un pez que lo vomita en la playa misma en que se embarcó, vién-
Amós ataca especialmente a los que piensan que el favor de Dios dose obligado a realizar su misión.
se puede ganar con los meros actos de culto. La observancia de las
Con reticencia, Jonás les predica el juicio divino a los enemigos
festividades y las ofrendas de sacrificios no merecen más que la ira
de Israel y se disgusta cuando se arrepienten. Dios los perdona e im-
divina cuando ignoran la principal exigencia de Dios, que es la jus-
pide la destrucción que les esperaba. En el climax del libro, Dios le
ticia:
explica a su reticente profeta chauvinista que su preocupación es la
misma por todos los seres de su creación. En Jonás el mal se describe
Detesto, desprecio vuestrasfiestasy no me deleito con vuestras re-
sólo de manera general como "caminos malignos" y la "violencia que
uniones solemnes. Y si me ofreciereis vuestros granos y vuestras
está en sus manos". Lo más importante es que Dios es un creador
ofrendas, no los aceptaré... Quefluya,sí, la justicia como agua y la
universal que, como cariñoso jardinero, ama a sus plantas por igual,
rectitud como arroyo perenne. (Amós 5: 21-22, 24)
se preocupa por ellas y desea su bienestar.

Quienes piensan que la relación especial de Israel con Dios ga-


rantiza que vencerán a su prójimo, sufrirán una desilusión, dice Amós.
PERSPECTIVAS PLATÓNICA Y GNÓSTICA DEL MAL
De hecho, los crímenes de Israel contra la justicia revertirán la apro-
piación de la tierra. Israel será expulsado y tendrá que exiliarse:
La cultura occidental derivó de la tradición platónica de la filosofía
griega y de su exageración en el gnosticismo, la idea de que el mal
...y tus tierras serán repartidas por suertes; tú mismo morirás en tie-
reside en el cuerpo físico y el mundo material y no en la mente cons-
rra impura y con seguridad Israel será llevado cautivo de su tierra.
ciente. Tal como Platón describe la creación en el Timeo, el pensa-
(Amós 7: 17)
miento platónico asume un dualismo fundamental de mente y materia
132 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 133

o, en última instancia, una esencia y una mutabilidad intelectuales ciones masculinas, pero por encima de los animales, susceptible de
que son incorpóreas y eternas. La mutabilidad caracteriza al sustrato elevarse a formas masculinas y, por tanto, de escapar en última ins-
informe de la materia convertida en cosmos por el Demiurgo (Crea- tancia hacia una existencia espiritual incorpórea.
dor), que le dio forma en función de las esencias eternas. Estas ideas platónicas describen el vicio como emociones y de-
El alma, o principio de la vida, también es obra del Demiurgo, seos excesivos, desequilibrio y falta de moderación, en tanto que la
quien después la infunde en la corporeidad del cosmos como su poder virtud es el control del equilibrio y la armonía; el cuerpo y las emo-
regidor. El alma tiene la capacidad del conocimiento; esto es, de la ciones son los dóciles vehículos de la mente rectora. La virtud sólo es
unión contemplativa con las esencias divinas. Cuando se une así con posible si la mente, como principio rector de alma y cuerpo, permane-
éstas, es capaz de someter al cuerpo al que está unido y dominarlo. ce unida con la noción de las verdades eternas e inmutables, en tanto
Pero el alma contiene también las fuerzas inferiores de pasiones des- que el vicio es el resultado de la pérdida de esa noción y de capitular
ordenadas. Si el alma pierde su unión contemplativa con las esencias ante el principio opuesto de la mutabilidad.
intelectuales y capitula ante las pasiones inferiores, deja de regir al Así pues, la mutabilidad, sustrato de la materia, es la base tanto
cuerpo y es gobernada por éste. del vicio como de la mortalidad. Todo lo que no es inmutable y racio-
Para Platón éste es el origen del mal. El alma sometida por las nal, todo lo que cambia, se deteriora y muere, representa el lastre nega-
pasiones se torna olvidadiza o ignorante de la verdad inmutable y es tivo de la mutabilidad material. Para los seguidores de Platón, la parte
víctima de las opiniones variables. También es presa del vicio, que relativa a la disolución en el ciclo vital era la manifestación del mal,
Platón considera como la manifestación de pasiones desenfrenadas e expresada en todo lo que estuviera fuera de control en cuerpo, mente
indómitas, tanto los excesos en la comida, la bebida y el sexo como la y emociones. El bien último es escapar del ciclo vital, que la mente
opinión vehemente y turbulenta del demagogo y del vulgo. Así pues, racional vuele a su verdadera morada en el mundo incorpóreo de las
el alma pierde también su capacidad de retornar a su morada celestial ideas eternas e inmutables.
al morir y es condenada a un ciclo de rencarnación. Para el platonismo (incluyendo a sus descendientes grecorromanos
El Fedro de Platón complementa el Timeo con una presentación del medio y neoplatonismo), la morada celestial del alma liberada del
mítica de la naturaleza mixta del alma y su encarnación, producto de cuerpo se encuentra en el nivel astral más alto del cosmos, donde
su caída del mundo celestial de los dioses, donde alguna vez moró en puede contemplar las verdades que radican más allá de los cielos. De
unión contemplativa con las esencias eternas.13 Cuando el alma pier- esa manera, el platonismo veía al cosmos como un todo, como un
de de vista el reino eterno de las ideas, sus alas se marchitan, cae a la dios secundario, una hermosa manifestación del movimiento armo-
Tierra y toma forma mortal. Su condición social dependerá de qué nioso, imitación de lo eterno. Asimismo, suponía que este cosmos
tanto se haya alejado de la verdad: del nivel más alto, que es el de tenía un orden jerárquico. Los niveles superiores de las esferas plane-
filósofo, pasando por la clase baja que desempeña actividades exter- tarias supralunares eran inmortales. Los planetas y las estrellas mis-
nas, físicas, como los agricultores o los artesanos, hasta los mercade- mas eran de una materia espiritual, como la luz, que no se deteriora.
res de la falsedad, que son los demagogos y los tiranos.14 La región sublunar, entre la luna y la Tierra, correspondía a los espí-
Si el alma sigue siendo indisciplinada, entonces podría encarnar ritus malignos, en tanto que los cuerpos terrenales estaban sujetos al
en un animal, en cuyo caso quedaría excluido del ciclo de la reencar- deterioro y la muerte.
nación. ¡Esta descripción excluye por completo a las mujeres! A juz- En el gnosticismo (movimientos filosóficos sincretistas de los si-
gar por el Timeo, se supone que para Platón reencarnar en una mujer glos I a III d.C), este cosmos jerárquico del platonismo desemboca en
era asumir una condición aun más baja que la más baja de las condi- un dualismo casi total. Para los gnósticos, la totalidad del cosmos,
134 OAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 135

incluyendo a las regiones planetarias superiores, es demoniaco. Des- retirar su fuerza vital del cuerpo y de las pasiones tumultuosas de la
de este punto de vista, el mundo divino de la bondad espiritual se psique, el espíritu comienza su jornada fuera del cuerpo, de un extre-
encuentra aún más allá de las regiones superiores del cosmos, en el mo a otro de las esferas planetarias y más allá de éstas para reunirse
cielo más allá de los cielos. con su verdadera comunidad divina.
El gnosticismo valentiniano construyó una etiología de este cos- El texto hermético, el Poimandres, describe este ascenso salvífico
mos caído. Originalmente el ser divino existía en la profundidad y el del alma:
silencio. Gradualmente esta unicidad original empezó a desarrollar
una multiplicidad del ser divino a través de la dualidad de generación El ascenso del alma al momento de la muerte. Primero, al disolverse
masculino-femenina.15 Este proceso de generación en la comunidad el cuerpo material se entrega al demonio la naturaleza sensual ya in-
celestial continuará hasta que el pléroma divino de los treinta eones eficaz y los sentidos corporales regresan cada uno a su fuente, entre
esté completo. Cada uno de sus niveles se une con el anterior median- los elementos. Y después el hombre se impulsa hacia arriba a través
te el conocimiento contemplativo, manteniendo la unidad del todo. de la Armonía, y en la primera zona entrega el poder de crecer y de-
No obstante, esta unidad del pléroma divino (comunidad divina crecer; en la segunda, las maquinaciones de la astucia maligna, que ya
de seres) se ve amenazada cuando un eón (ser divino) del nivel infe- han perdido su poder; en la tercera, el engaño de la concupiscencia, ya
rior, Sofía, no acepta su relación con el Padre a través de un mediador sin poder; en la cuarta, la arrogancia del dominio despojado de su
e intenta el conocimiento directo de Él, sin intermediarios. El resulta- ambición; en la quinta, la audacia impía y la crueldad del hecho im-
do de ello es una fisura en el pléroma, una erupción de ignorancia pulsivo; en la sexta, el apetito desmedido por lariqueza,ahora impo-
desordenada, que al ser expulsada del pléroma se convierte en la raíz tente, y en la séptima zona, la mentira insidiosa. Y despojado de los
y el sustrato del cosmos visible. efectos de la Armonía, penetra a la naturaleza de los Ogdoas, ya due-
El poder demoniaco caído brota en este mundo inferior y da ño de su propio poder, y con los que ya se encuentran ahí exalta al
forma a un cosmos que refleja la descripción de Platón en el Timeo Padre, y los presentes se regocijan con él ante su presencia, y siendo
acerca del Demiurgo modelando al cosmos. Sin embargo, ahora este ya como sus compañeros, escucha también ciertos poderes que exal-
Demiurgo es definido como un poder demoniaco caído. El cosmos al tan a Dios con voz melodiosa por encima de la octava esfera. Y luego,
que da forma es un reino constituido por varias capas de ignorancia en procesión, se elevan hacia el Padre y se entregan a los Poderes, y
y alejamiento del ser divino verdadero que se halla en el exterior, convertidos en Poderes, penetran en la esencia divina. Éste es el feliz
más allá de este cosmos. La Tierra y sus seres corpóreos residen en final para quienes logran la gnosis: convertirse en Dios.16
el centro oscuro de esta prisión cósmica, muy lejos de la verdad y el
ser divinos. Algunos seres humanos tienen dentro de sí destellos del En este sorprendente relato del despojamiento del alma de todo
ser divino, partículas de luz divina que escaparon del pléroma en la lo transitorio que se encuentra dentro de la esfera de la Tierra y de las
caída cósmica. Estos destellos hacen que los elegidos estén inquietos esferas planetarias situadas por debajo del reino inmortal de la esfera
en su hogar-prisión cósmico y terrenal. El mundo divino también octava, el mal es considerado esencialmente como variante de la mu-
busca lo que perdió, y desde arriba envía mensajes que atraviesen las tabilidad del alma. Todos los impulsos malignos, como la "astucia
paredes de ignorancia y despierten en los espíritus atrapados los re- maligna", el "engaño de la concupiscencia", la "arrogancia del domi-
cuerdos de su hogar celestial anterior. Cuando despiertan, los espíri- nio", el "apetito desmedido por la riqueza" y la "mentira insidiosa"
tus se percatan de que no sólo la Tierra, sino también las esferas son impulsos del alma que no hacen referencia a otras personas con-
planetarias y sus dioses son expresiones de ignorancia y falsedad. Al tra las que podrían ejercerse. En otras palabras, el mal no tiene reía-
136 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 137

ción con el mal hecho a otros, es más bien un movimiento propio del La principal preocupación de Pablo en estos capítulos es recha-
alma, paralelo a la capacidad de crecer y de reducirse. El ascenso a zar cualquier privilegio especial del pueblo judío en relación con Dios
través de las esferas planetarias purifica al alma de estos movimien- y con el cumplimiento de su voluntad por el hecho de haber recibido
tos, y por lo tanto la hace eterna, la une a la esencia divina. la Ley. Judíos y griegos conocen lo suficiente los preceptos de Dios,
ya sea por la Ley revelada o por estos mismos mandamientos conoci-
dos a través de la naturaleza, para que cumplan con su voluntad, de
EL CONCEPTO CRISTIANO DE LA CAÍDA: manera que ninguno de ambos grupos tiene justificación para la vida
DESDE SAN PABLO HASTA SAN AGUSTÍN pecaminosa que escogieron voluntariamente.
Con todo, este concepto de libertad para elegir el bien o el mal
En el cristianismo se fusionan las nociones del mal de la ética judía y pone un énfasis distinto en la patente incapacidad de los pueblos, ju-
de la metafísica griega. El mal se encuentra tanto en el libre albedrío dío o griego, para hacer el bien. La elección del pecado se convierte
del hombre y su elección de desobedecer a Dios como en la imperfec- en un estado pecaminoso del cual es imposible salir por uno mismo,
ta ontología del ser mortal. La fusión de estas dos nociones constituyó lo cual se Je atribuye a Adán, primer ser humano que pecó y que des-
el dilema de la doctrina cristiana del ser humano atrapado en el peca- pués llegó a ser la causa común del estado actual de perversidad de
do y el mal, trampa de la cual es al mismo tiempo culpable e incapaz los seres humanos. La Ley judía no apoya este estado de perversidad,
de escapar mediante su propia habilidad natural. pues sólo revela la voluntad de Dios pero no otorga el poder necesario
San Pablo estableció los fundamentos de este concepto del peca- para superar esta condición de pecado que nos imposibilita hacer lo
do y el mal, aunque su desarrollo completo no se vio hasta el siglo IV que Dios quiere. Por lo tanto, el conocimiento de los mandamientos
en la obra del teólogo latino Agustín. La teología de Pablo se basa en de Dios a través de la Ley sólo incrementa nuestra conciencia del
una combinación del pensamiento apocalíptico y del gnóstico. Es de pecado y nos convierte en culpables, pues nos hace conscientes de
suma importancia un profundo dualismo entre dos formas de existen- que pecamos.
cia, una conforme a la carne, que describe como un estado de escla- En los capítulos 5 a 7 de la Epístola a los Romanos, Pablo expone
vitud respecto del pecado y la muerte, y otra conforme al Espíritu, una profunda antropología teológica del yo dividido, que sabe qué es
que considera como la liberación de los cristianos por el renacimiento lo bueno pero que es incapaz de unificar la voluntad y el ser propios
en Cristo tanto a la vida de la virtud y el amor como a la promesa de con el bien que conoce y desea hacer. Es Cristo quien nos libera del
la inmortalidad. poder de la carne y del yo pecaminoso y nos otorga el poder del bien.
En el pensamiento de Pablo se observa un problema relacionado En esta parte de su obra, Pablo piensa en función de dos tipos de
con el grado de identificación entre este estado del mal y la vida crea- existencia opuestos, uno derivado de la caída de Adán, que es pecado
da o natural, por lo que la vida de redención es fundamentalmente y muerte, y otro de Cristo, que es bondad y vida espiritual. La muerte
trascendente para nuestro potencial original creado. En los primeros y resurrección de Cristo rompen con la hegemonía de un modo de
capítulos de la Epístola a los Romanos, Pablo declara que la naturale- vida pecaminoso y establecen un modo de vida redimido. Mediante el
za y la voluntad de Dios se observan claramente en la creación visible bautismo morimos al modo de vivir de Adán y renacemos al modo de
y que todas las personas tienen la capacidad para hacer el bien, facul- vivir de Cristo.
tad que recibieron a través de su naturaleza creada. Sin embargo, to- Sin embargo, el bautismo no implica una transformación com-
das escogieron hacer el mal, de manera que Dios las entregó a una pleta. Nos proporciona el nuevo poder de la vida espiritual, pero el
vida de maldad y frustración. antiguo poder para pecar de Adán está aún presente en nuestra carne.
138 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 139

Los bautizados viven entre la era de la caída y la de la redención, Adán que es terrenal, de la Tierra. Nos pone en comunión con el
entre el modo de ser de Adán y el de Cristo. Deben luchar por apegar- poder espiritual, que viene de los cielos. Pablo también piensa que
se plenamente a la nueva forma de vida y dejar de comportarse a la este control demoniaco sobre el cosmos tendrá una duración fija en la
antigua usanza de la carne. Pablo espera la segunda etapa de este historia del mundo, que empieza con Adán y terminará cuando Cristo
proceso de transformación, en la cual la forma de vida carnal y mortal acabe de someter bajo la autoridad de Dios a los poderes caídos. Por
será por fin anulada y el yo se transformará a un estado del ser exento eso se refiere a la esclavitud del pecado como a la potencia de esta era
de pecado e inmortal. (eóri) y del mundo real (cosmos).
Para Pablo, la confusión entre creación y pecado radica en su con- Se considera que la obra redentora de Cristo no sólo les concede
cepto de la relación pecado-muerte. Fuimos creados con capacidad para a los bautizados el poder de la virtud y los hace partícipes de la vida
hacer el bien, pero elegimos el mal. Del mal se deriva la mortalidad. inmortal —que con la resurrección puede transformar sus cuerpos car-
¿Esto significa que el ser humano no estaba sujeto a la mortalidad an- nales en cuerpos espirituales, inmortales— sino que también supera
tes de que el primer hombre eligiera, históricamente, pecar? Pablo nunca el dominio que el cosmos mismo impone a su servidumbre respecto
lo dice, pero ésta sería la conclusión de los Padres de la Iglesia. En el de la descomposición. Cuando Cristo haya terminado de reconciliar a
aspecto de la redención del dualismo ya mencionado, el bautismo no la creación con Dios, los poderes inferiores que actualmente reinan se
sólo nos arraiga en el principio del bien, sino también en el de la vida reunirán con Dios y todo el cosmos será liberado a la vida inmortal de
inmortal. Por eso esperamos el desprendimiento del cuerpo mortal, pe- los cuerpos celestes
recedero, y nuestra transformación en un cuerpo celestial inmortal, se-
mejante al de las estrellas (1 Corintios 15: 35-50). Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la revelación
La cosmología cuasi-agnóstica de Pablo se reconoce en esta iden- de los hijos de Dios; porque la creación fue sometida a la vanidad,
tificación del pecado con la muerte y del bien con la vida inmortal, no porque así lo deseara, sino por voluntad del que la sujetó en es-
con un cuerpo celestial no susceptible de descomponerse. Pablo da peranza; porque la creación misma será liberada de la servidumbre
por sentada la cosmología de dos niveles de la filosofía contemporá- de la corrupción y alcanzará la gloriosa libertad de los hijos de Dios.
nea. En el nivel superior los cuerpos celestes están hechos de cierta Sabemos que la creación entera gime, que está con dolores de parto
materia espiritual o parecida a la luz e inmortal. En el reino sublunar hasta ahora; y no sólo la creación: también nosotros, que poseemos
de tierra y aire se encuentran los cuerpos perecederos. Se supone que las primicias del espíritu, nosotros también gemimos en nuestro in-
este reino inferior de tierra y aire es gobernado por poderes demoniacos terior mientras anhelamos la adopción como hijos, la redención de
que nos atrapan en el pecado y la muerte. nuestro cuerpo (Romanos 8: 19-23).
Pablo usa términos cosmológicos —como principados, poderes y
espíritus elementales (stoicheia)— para expresar el concepto de pode- Cuando Pablo habla del pecado cuyo precio es la muerte, ¿en
res demoniacos que nos esclavizan y nos rigen. La Ley judía se man- qué piensa? Al repasar la lista de pecados en Romanos 2: 29-31, y en
tiene en los límites de estos poderes demoniacos, pues sus mandamien- Gálatas 5:19, observamos un énfasis abrumador en la violación de las
tos son espirituales; pero como carece del poder espiritual para cum- relaciones con los demás; por ejemplo: avaricia, maledicencia, envi-
plir con lo que ordena, quienes intentan observarla sin el Espíritu sólo dia, asesinato, rivalidad, fraude, difamación, insolencia, ostentación,
revelan su servidumbre respecto de los stoicheia (Gálatas 4: 3, 9). infidelidad, insensibilidad, crueldad, celos, ira, egoísmo y partidarismo.
El bautismo en Cristo nos libera del poder de los espíritus demo- Algunos pecados se refieren al ultraje del propio cuerpo, como el al-
niacos que nos esclavizan y que corresponden al modo de vida de coholismo; otros, a los excesos sexuales y contra natura, como el
140 GA1A Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 141

libertinaje y el homosexualismo, y otros más, a violaciones del verda- rior, fue el creador del cosmos, el Dios de las escrituras hebreas, el
dero conocimiento de Dios, como la idolatría y la hechicería. Dios de la Ley, celoso e iracundo. Cristo no era hijo de este Dios
Aun así, Pablo también destaca lo que para él no es pecaminoso, creador inferior, sino de un Dios desconocido de un mundo celestial
a saber, el conjunto de leyes judías sobre la observancia de los ali- transcendente cuya naturaleza eran el amor y el perdón, ajenos a la
mentos kosher, el shabat y los días sagrados. Sabe que en su congre- ley. El bautismo nos libera del poder del Dios creador de este mundo
gación hay miembros débiles que han aprendido a sentirse culpables (cosmos) y nos reconcilia con el poder del Dios de amor trascendente.
de las violaciones a dichas leyes y busca una ética de tolerancia e La cristiandad dominante en torno al año 200 d.C. rechazó estos
indulgencia mutua entre quienes opinan de diferente manera al res- dualismos radicales de creación y redención en pro de una reafirmación
pecto (Romanos 14: 1 Corintios 8). Sin embargo, para él es básico, en de la visión judía de la bondad esencial de la creación. El Dios que
función de la redención en Cristo, liberarse de la creencia de que esa creó al mundo y el Dios revelado en el Redentor, Cristo, son uno y el
observancia está relacionada con la salvación. Cristo libera a los cris- mismo. Esto significa que Cristo no suprime la creación, sino que, de
tianos de estas leyes y también les enseña que la salvación misma es hecho, vuelve a manifiestar el poder divino que subyace en la crea-
un don que Dios otorga por la fe y no como resultado de guardar los ción y la sostiene. El mal surge porque los seres humanos, dotados de
mandamientos. libre albedrío, se desvían de ese poder sustentador de Dios y pierden
Sin embargo, Pablo no establece antinomias. Una vez que nos contacto con él, que es nuestra verdadera naturaleza, nuestra imago
unimos con el poder vivificador de Dios, debemos esforzarnos real- dei recibida en la creación.
mente por seguir una línea de conducta caracterizada por el amor, la La redención es un proceso evolutivo que se inició con la Ley y
alegría, la paz, la paciencia, la bondad, la lealtad y el autocontrol, y los profetas, realizado en Cristo y completado a través de la Iglesia,
evitar sus contrapartes negativas. La importancia que Pablo le conce- por el cual la creación se reconcilia y entra en unidad plena con la
de a la moralidad de las relaciones afectuosas se deriva de su cono- misma Palabra y el mismo Espíritu que crearon el mundo en el prin-
cimiento de que la Iglesia es el Cuerpo de Cristo. El principal indicador cipio. Ésta es la cristología cósmica de los Padres antiagnósticos de la
de estar en Cristo es formar parte de la Iglesia en una relación de Iglesia, como Justino Mártir e Ireneo, que seguían creyendo fervien-
amor. No obstante, a pesar de su firme ética comunitaria, al igual que temente en la idea judía de una era milenaria de un cosmos físico
el autor del Poimandres, Pablo piensa que en última instancia la so- redimido.
lución al mal es liberar al yo del cuerpo carnal, sujeto a la descom- No obstante, estos maestros cristianos también apoyaron el su-
posición. puesto paulino de la identificación del pecado con la muerte y de la
La cosmoantropología dualista de Pablo era tan difícil de enten- redención con la ascención del cuerpo inmortal. ¿Cómo se concilia
der para la mayoría de los primeros cristianos que aparentemente fue este concepto de la redención del pecado como liberación de la mor-
hecha a un lado durante una generación por la más sensata ética judía talidad con la redención como renovación y realización de la crea-
del libre albedrío y las dos tendencias. A mediados del siglo II d.C. se ción? La solución de Ireneo es suponer que la creación original a
acentuó la problemática de la visión paulina por la radicalización que imagen de Dios era un estado inmaduro. Si bien son apoyados por la
le imprimieron Marción y sus seguidores. Marción fue un maestro Palabra y el Espíritu de Dios como su razón de ser, a los seres huma-
cristiano de Ponto que intentó sistematizar las enseñanzas paulinas. nos también se les otorga el libre albedrío para que se aparten de Dios.
Marción interpretó la antítesis paulina de esclavitud y libertad, El libre albedrío es el origen del pecado, pero también de la perfec-
pecado y gracia, ley y espíritu, muerte y vida inmortal como la expre- ción última de la creación, pues en última instancia no nos uniremos
sión de dos poderes divinos, uno de los cuales, el poder divino infe- a Dios más que cuando escojamos esta relación voluntariamente.17
142 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 143

Orígenes, brillante maestro cristiano de Alejandría (185-254 d.C), impregnada de muchas de sus premisas básicas. Si bien los Padres de
intentó una solución más gnóstica de la relación del pecado con la la Iglesia capadocia del siglo IV —Gregorio Niseno, Gregorio Na-
muerte. Para él, la creación original fue una comunidad espiritual de cianceno y Basilio el Grande— describen la creación original en fun-
espíritus inteligentes (logikai) unida a la Palabra de Dios. Pero como ción del Génesis 1-3, también suponían que el Adán y Eva originales
estos espíritus tenían libre albedrío, se desviaron de su fuente del ser poseían un cuerpo inmortal.19
y cayeron en la oscuridad exterior. Entonces, Dios organizó un cosmos Como los primeros padres eligieron el pecado, su unión con Dios
visible en torno de los distintos niveles de su caída. Los espíritus an- se debilitó y sus cuerpos se hicieron mortales y sujetos a la descom-
gélicos de las esferas planetarias, los espíritus humanos con cuerpos posición y la muerte. La idea de Génesis 3: 7 de que Adán y Eva se
carnales y los espíritus demoniacos de la región infernal representan hicieron ropa después de la caída (ropa que en la Versión de Los Setenta
los distintos niveles de la caída (en este caso la caída es ontológica y utilizada por los Padres griegos se convirtió en "abrigos de piel") fue
moral, pero en cierto sentido se expresa espacialmente). interpretada por aquéllos como una referencia a que los cuerpos se
Orígenes considera que la materia es cambiante, que su densidad volvieron mortales a causa del pecado. El pecado y la muerte también
y mortalidad cambian de aspecto según el grado de su caída del ori- originaron el impulso sexual, tanto para compensar la mortalidad con
gen divino. la propagación como para manifestar la naturaleza pecaminosa del
cuerpo caído.
Cuando la sustancia material de este mundo, cuya naturaleza admite Para los Padres de Oriente, la redención es una transformación a
todas las transformaciones posibles, se plasma en seres de naturale- través del poder de Cristo que nos permite retirar gradualmente los
za primaria, es moldeada en el cuerpo más rudo y compacto, de modo poderes del alma del cuerpo pecaminoso. La castidad, el ayuno y hasta
que se distingan esas formas variables y visibles del mundo; pero la reducción del sueño por las plegarias nocturnas son expresiones del
cuando es puesta al servicio de seres más perfectos y santos, brilla fortalecimiento del alma al retirar los poderes mortales del cuerpo
con el esplendor de los cuerpos celestiales y adorna a los ángeles de carnal. La expresión final de redención en el cuerpo resucitado termi-
Dios o a los hijos de la resurrección con el ropaje de un cuerpo nará esta restauración del cuerpo inmortal original desechando los
espiritual.18 abrigos de piel del cuerpo caído. El cuerpo espiritual, al igual que el
alma ascendida en el Poimandres, perderá todas esas cualidades de
La redención es un proceso gradual de aprendizaje de las almas mutabilidad que lo caracterizan como finito y corruptible.20
materializadas, caídas, en el que aprenden a reconciliar voluntaria- Estas perspectivas cristianas sobre la naturaleza, el pecado, la
mente sus deseos con los deseos de Dios. A través de reencarnaciones mortalidad y la redención del pecado y la muerte fueron refinadas en
sucesivas, las almas ascienden por las esferas planetarias para unirse las enseñanzas de san Agustín a finales del siglo IV y principios del
a Dios. A la larga, todo el mundo material visible desaparecerá, pues V d.C. Agustín también llegó a ser el gran intérprete de la antropolo-
aun los espíritus demoniacos se replegarán a su unión original en la gía teológica paulina de la Iglesia occidental. En su juventud se sintió
comunidad espiritual de los cielos. atraído por el maniqueísmo, religión gnóstica dualística de la que fue
Los esfuerzos temerarios de Orígenes para enlazar la creación adepto durante nueve años pero que finalmente no satisfizo su bús-
original y la final fueron demasiado radicales para la cristiandad do- queda de comprensión de la naturaleza del bien y del mal, motivo por
minante. Sus teorías sobre los espíritus preexistentes, la reencarna- el que la repudió.
ción y la salvación universal, incluyendo a los demonios, fueron re- El neoplatonismo cristiano le permito a Agustín superar el con-
chazadas. Con todo, la cristiandad de Oriente siguió profundamente cepto rnaniqueísta de dos poderes espirituales en pugna, el poder lu-
144 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 145

minoso de la luz y el poder oscuro de la materia, que es el principio misma era la gracia fundamental o don de Dios. Dios también les
del mal. Se consideraba al alma como una partícula de la sustancia concedió a los seres humanos un libre albedrío total, y por tanto la
luminosa de Dios, en tanto que el mal en los seres humanos provenía capacidad de elegir el bien o el mal. Rechazó asimismo el concepto
del poder adverso del mal, que emana del cuerpo. El cuerpo y el mundo de la inmortalidad de los seres humanos antes de cometer pecado.
de la materia no emanan de Dios, sino de los poderes de las tinieblas. Para él, el pecado trajo consecuencias negativas para el alma, pero el
Agustín rechazó este dualismo mediante el monismo ontológico cuerpo es mortal por naturaleza.22
neoplatónico que sólo admite un principio del ser: Dios. Tanto el alma Por el ejercicio del libre albedrío, los seres humanos pecaron y
como el cuerpo del ser humano son en esencia buenos, pero se trata eligieron el mal. Esta elección debilita la comprensión del bien y tam-
de entidades creadas no divinas. Los seres humanos, creados buenos, bién crea un clima social que predispone al mal, pero no cambia la
fueron dotados de libre albedrío. Esta libertad les permite elegir el capacidad esencial para elegir el bien, que sigue siendo nuestra natu-
bien o el mal. La elección del mal no es forzada por ningún poder raleza básica creada por Dios. Por lo tanto, la gracia divina es un pro-
adverso; es una elección irracional del no ser, contrario al ser. Así ceso pedagógico en el cual Dios, a través de la Ley y los profetas, y
pues, el mal es definido como un defecto, como una negación del más tarde de Cristo, nos muestra de nuevo el camino correcto; pero
bien. Agustín lo expresa de esta manera en sus Confesiones: seguimos teniendo la capacidad de elegir el bien. Si elegimos el bien,
también fortalecemos nuestra capacidad (hábitos) de hacer el bien, y
Investigué qué era la maldad y llegué a la conclusión de que no es mediante el ejercicio del libre albedrío estaremos cada vez más cerca
una sustancia, sino una perversión de la voluntad apartada de ti, oh de lograr la perfección.
Dios, Sustancia Suprema, que se inclina hacia estas cosas infe- Las enseñanzas de Pelagio no parecieron excepcionales a la ma-
riores.21 yoría de los maestros de la cristiandad de Oriente, pues estos concep-
tos de libre albedrío y de Cristo como renovador de la creación con-
A pesar de la afirmación de Agustín de que todo lo que es provie- cordaban con los suyos. En cambio, la iglesia norafricana, y especial-
ne de Dios y por lo tanto es bueno, en su pensamiento pervive la mente Agustín, se enfureció con este moralismo confiado y se prepa-
versión platónica de la jerarquía anticuerpo, antimateria. Dios como ró para refutarlo como herejía. El punto de vista de Pelagio sobre la
Ser Supremo es inmaterial, y estamos en comunión con Dios eleván- naturaleza y el libre albedrío era para Agustín una insultante negación
donos hacia lo inmaterial, en dirección contraria a las cosas inferiores de su propia experiencia de conversión, vista como una transforma-
corporales, que tienen menos esencia y bondad. La mente, aunque ción mediante la gracia redentora que Dios le había concedido más
también fue creada, tiene una afinidad natural con Dios, como Mente allá de su propia naturaleza viciada. La experiencia de Agustín tenía
inmaterial. El trayecto intelectual hacia la verdad y el trayecto moral la resonancia profunda del sentido paulino del yo dividido, incapaz de
hacia la bondad son uno con el trayecto de los seres corporales hacia hacer lo que desea, esa ley de los miembros que disiente de la ley de
el Ser incorpóreo. la mente.23
Agustín afinó sus enseñanzas sobre antropología en su conflicto En una serie de cartas y tratados, Agustín elaboró empeñosamente
con el pelagianismo a principios del siglo V. Pelagio fue un maestro la antropología de la gracia trascendente y del yo pecador que ha per-
cristiano preocupado sobre todo por el fortalecimiento de sus alum- dido la libertad de hacer lo que desea, la cual daría forma al cristianis-
nos en su capacidad para hacer el bien y evitar el mal. Fundaba su mo occidental. El estado de la humanidad en pecado contrasta con lo
antropología en una persistente afirmación de la bondad esencial de la que Agustín piensa del estado original en que fue creado Adán. El ser
naturaleza humana como imagen de Dios. Para Pelagio, la creación humano original fue dotado de una naturaleza buena y de la libertad
146 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 147

de elegir. Adán realmente tenía la capacidad de hacer el bien que sexualidad, y por ende con las relaciones entre hombre y mujer. Pen-
quisiera, y así hacer méritos ante Dios. Esta capacidad para alinear su saba que aunque la mujer es igualmente redimible, por naturaleza
voluntad con la de Dios también mantuvo al Adán original en su po- queda bajo el dominio masculino. Sólo el hombre posee la imagen de
sición de inmortal. Así pues, el Adán original era susceptible de no Dios, y la mujer se relaciona con la imagen divina sólo con el hombre
pecar y de no morir, no porque fuera incapaz de pecar o morir, sino como su cabeza. A diferencia de algunos de los Padres de la Iglesia de
porque podía elegir unirse con Dios. (Uso aquí con toda intención Oriente, Agustín piensa que el sexo y la reproducción debieron haber
artículos de género masculino.) existido en el paraíso, pero sin deseo sexual (concupiscencia) y como
No obstante, Adán perdió esta capacidad cuando eligió el pecado un acto puramente racional.26
y su propia voluntad sobre la voluntad de Dios. Esta elección le hizo La consecuencia esencial de la caída es la pérdida de la capaci-
perder (y a todos los hombres que vinieron después) su existencia impe- dad de realizar el acto sexual para la procreación (su único propósito
recedera original, así como su capacidad original para elegir el bien. legítimo) sin pecado, esto es, sin lujuria. La naturaleza pecaminosa
Esto también significa que ahora ningún hombre puede ejercitar su vo- del acto sexual, incluso en el matrimonio, aunque ahí se permite por
luntad sin egoísmo. Todos sus actos se corrompen por su misma volun- la procreación, es lo que lo convierte en el mecanismo de transmisión
tad, inclusive la aparente elección de virtud y conocimiento. Este esta- del pecado original de Adán a todos sus descendientes. Todos los seres
do de servidumbre de la voluntad no puede ser remediado con actos de humanos nacen con la misma naturaleza corrompida que perdió a Adán,
la voluntad, sino sólo con la gracia transformadora que proviene de la naturaleza pecaminosa del acto sexual por el que todos los seres
Dios a través de la obra redentora de Jesucristo. Esta gracia transforma humanos son engendrados.27
a la voluntad humana pervertida y la faculta para que haga el bien que De ahí que la batalla primordial que Agustín quería librar para
desea, pero que no puede hacer en el estado actual de corrupción.24 hacer el bien, para lo cual se sentía incapacitado en su estado de no
Ya que esta gracia redentora es otorgada por Dios sin condicio- regeneración, era paradigmáticamente una batalla sexual, una lucha
narla a acciones meritorias previas, para Agustín solamente puede contra su continuo deseo de actividad sexual, a la que obviamente con-
ser que Dios elige arbitraria y soberanamente a algunos seres huma- sideraba vergonzosa, una degradación de su integridad. Sólo mediante
nos, en tanto permite que los demás sufran su merecida perdición. el don de la gracia divina, superior a su naturaleza pecaminosa y que
Esto conduce a Agustín a desarrollar sus características enseñanzas transformó su voluntad, pudo Agustín finalmente ser capaz de superar
sobre la predestinación y la perseverancia de los santos.25 Dios ha la actividad y los deseos sexuales y de llevar una vida célibe.28
escogido y predestinado a algunos para que durante toda la eternidad Estos puntos de vista lo llevaban no sólo al concepto del matri-
reciban esta gracia transformadora de redención y también infusiones monio como un estado de virtud inferior para los cristianos; implica-
adicionales de gracia que le permitan al yo perseverar en la bondad. ban también que la mujer era un mero instrumento en el acto sexual,
El yo redimido experimentará su transformación final en el cuerpo un receptáculo de la concupiscencia pecaminosa del hombre, usado
resucitado. El estado de redención no es simplemente un regreso al adecuadamente sólo para la procreación. Es asombroso que la idea
estado original del hombre, sino un estado mejorado. El Adán origi- del sexo como expresión de una relación amorosa esté aquí totalmen-
nal podía no pecar y no morir, en tanto que el hombre redimido en te ausente. Las mujeres, subordinadas por naturaleza, serían redimi-
Cristo es de tal manera transformado por la gracia divina que ya no das por su total sujeción a la voluntad de su esposo o de otros hom-
puede pecar ni, en última instancia, morir. bres con autoridad sobre ellas. Los hombres redimidos manifiestan su
El concepto de Agustín sobre el hombre original, caído y redimi- redención evitando las relaciones sexuales con las mujeres.
do, tenía una relación muy estrecha con sus puntos de vista sobre la
148 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 149

CONCLUSIONES función del sexo y las características étnicas. Al convertir los dese-
chos en venenos tóxicos y no en materia para nuevos organismos,
La interpretación clásica cristiana del pecado como ético y metafísi- dichas fobias expresan también la ineptitud para integrar constructi-
co, como desobediencia y mortalidad, ha dejado una herencia mixta vamente el aspecto de la muerte y la descomposición del ciclo vital.
al mundo occidental. Se trata de un análisis profundo e imperioso que Así pues, el mero esfuerzo de aislarnos en una esfera de pureza contra
no es posible desechar a la ligera mediante declaraciones optimistas la contaminación, crea a su vez contaminación.
sobre lo fácil que es recuperar la inocencia y la virtud. Sin embargo, Este menosprecio de la vida finita, pero renovable, se relaciona
es también un legado profundamente problemático que ha contribui- muy estrechamente con el menosprecio de la mujer como generadora
do tanto a la justificación del mal como a la difusión de la idea de que de vida. Tanto la tradición judía como la griega contribuyeron a la
el arrepentimiento derrota a la maldad. Es necesario desarraigar pri- actitud cristiana combinada de servirse de la mujer como chivo expia-
mero estos aspectos problemáticos del cristianismo para poder recu- torio no sólo del pecado, sino también de la muerte, como la fuente de
perar sus elementos positivos bajo una nueva forma. la impureza y la mortalidad. En la cristiandad incipiente, las primeras
La noción de que la humanidad es culpable de su propia morta- tentativas de igualdad en las relaciones hombre-mujer fueron rápida-
lidad les ha impuesto a los cristianos una carga de culpabilidad exce- mente sofocadas por esta tradición de culpar a la mujer. No sólo se
sivamente pesada. Si bien podemos considerarla como trágica o tratar justificó de nuevo su subordinación natural; hacer de ella una vícti-
de aceptarla como natural, nuestra mortalidad nunca será pecado ni ma sin límites justificó también atribuir el origen del pecado y de la
fruto del pecado. El punto de vista hebreo (preapocalíptico) de que la muerte a su insubordinación. A causa de la mujer, el hombre perdió
mortalidad es una condición natural que compartimos con todos los su inmortalidad original y natural.
otros seres de la Tierra y de que la redención es la plenitud de la vida La negación de la mujer como el otro mortal que el hombre debe
dentro de estos límites finitos, constituye una ética más auténtica para negar para recuperar su inmortalidad perdida se extiende también a
la vida ecológica. otros grupos oprimidos. La misma óptica dualista que separa lo divi-
La interpretación de la vida mortal como mala y como fruto del no de lo profano y lo espiritual de lo carnal hace lo propio con los
pecado ha dado lugar al desarrollo de una ética y una espiritualidad grupos religiosos, sociales, sexuales y étnico-raciales extraños. La
que evaden los aspectos terrenales, lo que sin duda ha contribuido en conquista y el sojuzgamiento o la destrucción genocida se justifican
gran medida a la negligencia respecto de la Tierra, a la negación de al tratar con esos extraños que amenazan la pureza y el poder de los
que formamos parte de la comunidad de plantas y animales y al me- hombres de Dios.
nosprecio de la labor cotidiana de sostenimiento de la vida finita, pero La reconstrucción de la tradición ética debe comenzar con una
renovable. Al considerar a ésta como pecado y muerte, en compara- clara separación entre las cuestiones de la mortalidad y del pecado. La
ción con la vida inmortal, hemos invertido las realidades de la vida y mortalidad no es culpa nuestra, pero tampoco podemos escapar de
la muerte. La muerte como redención de la mortalidad es preferible a ella. La madurez espiritual nos libera de aferramos al ego para aceptar
la única vida real a nuestro alcance. los procesos vitales de los que inevitablemente formamos parte. Den-
La separación de lo santo y lo profano, lo espiritual y lo carnal y tro de los límites de lo finito y de la mortalidad se nos escapa sin duda
la vida mortal y la inmortal también ha impuesto relaciones fóbicas una plenitud que está fuera de nuestro control o de nuestro poder de
en el lado de la muerte del ciclo vital, en la descomposición, los cadá- decisión, lo cual es trágico, pero no pecado.
veres y los fluidos vitales del sexo y la reproducción. Estos patrones Lo que propiamente se denomina pecado forma parte de una es-
fóbicos se han utilizado para estructurar la discriminación social en fera de libertad humana más específica que nos permite mejorar la
5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 151
150 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO

vida o asfixiarla. Es el reino donde abundan el odio competitivo y la tra voluntad. Nuestra libertad para elegir el bien no sólo está restrin-
gida por los límites inestables de lo finito; también la deforma un
aceptación pasiva de la opresión innecesaria. No es fácil delimitar con
legado de engaño e injusticia disfrazado de bondad.
exactitud esta región de maldad culpable porque los límites entre li-
Estamos llamados a ejercer nuestra libertad real pero finita den-
bertad y destino son variables y el hombre ha ampliado considerable-
tro de dichos límites y a luchar contra estas deformaciones. Esto sig-
mente su poder respecto de cosas que en algún momento se conside-
nifica que si bien no debemos considerarnos culpables del sistema de
raron inmutables.
pecado en su totalidad, y mucho menos de la mortalidad biológica,
El meollo del pecado como diferente de lo finito es el mal uso de
tampoco debemos suponernos enteramente inocentes. Formamos par-
la libertad para explotar a otros seres humanos y a la Tierra, y por tanto
te de esta realidad. No sólo debemos solidarizarnos compasivamente
para violentar las relaciones básicas que sostienen la vida. La vida se
con los oprimidos; también debemos ser realistas respecto de los be-
sostiene en una interrelación biótica en la que el todo logra la plenitud
neficios que hemos obtenido por esas injusticias. Sólo si evitamos
a través de una interdependencia con límites mutuos. Si una de las
proyectar de manera paranoide todos los males en los extraños malig-
partes de la comunidad vital se engrandece a expensas de las demás,
nos, podremos empezar a reconstruir la trama de una relación más
para los explotados la vida se degrada. En última instancia, los explo-
plenamente biótica y con menos violencia tóxica.
tadores también provocan la ruina de su propia vida. Se genera un ci-
Así pues, el pecado como tipo de mal del que sí somos responsa-
clo en el que se incrementan la hostilidad venenosa y la violencia.
bles estriba en la deformación de las relaciones, en la absolutización
La duda respecto de la ética cristiana es hasta qué punto ha con-
del derecho a la vida y al poder en un lado de la relación, en perjuicio
tribuido al efecto mismo de la violencia explotadora al denominar
de las otras partes, de las que de hecho depende. Más aún, radica en
equivocadamente a la muerte como pecado. Sugiero que, en su afán
la insistente perseverancia del ciclo de violencia resultante, en el re-
de escapar de la vida mortal y al proyectar la culpa del pecado y de
chazo a un entendimiento con las víctimas de dicho poder y en la
la muerte en las víctimas de la violencia explotadora, la definición
instauración de sistemas de control y de una cultura del engaño para
cristiana de pecado ha fomentado, en vez de evitar, este ciclo de
mantener y justificar un poder injusto.
violencia.
Sin duda en nuestra herencia cristiana encontraremos también ele-
mentos recuperables para una ética de ecojusticia. Uno de ellos es la
interpretación hebrea del mal como relaciones injustas entre los pue-
blos y su efecto destructor en la Tierra (tema que se analizará detalla-
damente en el capítulo 8). El arrepentimiento es una mediación espe-
cial de las víctimas de las potencias opresoras; es el origen del llama-
do de las teologías de la liberación en pro de una opción preferencial
por los pobres.
De la tradición paulino-agustiniana derivamos un conocimiento
existencialista profundo del ser dividido que actúa contra sus propios
intereses y deseos. En el concepto del pecado heredado reconocemos
también que el mal no es sólo la suma de decisiones individuales. No
empezamos de cero, heredamos sistemas históricos de cultura y orga-
nización social que predisponen negativamente nuestra mente y nues-
6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 153

E L PARAÍSO PERDIDO Y LA ECOLOGÍA RADICAL

Las historias sobre un paraíso perdido se originan principalmente en


6 dos corrientes del pensamiento occidental: la historia bíblica del Edén
EL PARAÍSO PERDIDO y la historia griega de la Edad de Oro. La historia del Edén contempla
Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO una era idílica en la que el primer hombre y su esposa habitaban en un
jardín "con todos los árboles agradables a la vista y buenos como
alimento". El fruto de un árbol, el árbol de la ciencia del bien y del
mal, estaba prohibido, y los seres humanos pecaron porque lo comie-
ron. Son expulsados del jardín y obligados a habitar una tierra dura,
En este capítulo examinaré la historia de una nueva caída que surge tierra maldita que produce cardos y espinas, donde el hombre tendrá
del movimiento ecofeminista: la caída en el patriarcado. Esta histo- que afanarse para labrar la tierra con el sudor de su frente y la mujer
ria presupone que tanto la naturaleza no humana como la humana estará sometida al hombre (Génesis 2-3).
tienen una capacidad inherente para la reciprocidad biofílica, aun- De acuerdo con el mito de la Edad de Oro, según cuenta el poeta
que con frecuencia se sugiere que, de los seres humanos, la mujer griego Hesíodo, hubo alguna vez una raza feliz de mortales, sin pro-
es relativa o absolutamente mejor, en cuanto a mutualidad, que el blemas ni trabajos pesados y a salvo de toda dolencia. Después de que
hombre. También se sugiere que hubo un orden social original en el Prometeo robó a los dioses el fuego para permitir a los humanos de-
que dominaron la mujer y el modo femenino de relacionarse, y todo sarrollar la tecnología, Zeus castigó a la humanidad enviando a Pan-
era benigno entre los sexos y en las relaciones entre el hombre y la dora, mujer que comete el error de abrir la caja que le había obsequia-
naturaleza. No obstante, con el desarrollo del patriarcado, en la épo- do Zeus. El resultado de su acto fue que se liberaron todos los proble-
ca del surgimiento de las primeras civilizaciones urbanas, este esta- mas y dolencias que afligen a la humanidad.1
do se perdió. Las dos historias fueron urdidas por hombres para culpar a la mu-
Hay elementos en los valores subyacentes de esta historia con jer, especialmente a la esposa, de todos los problemas relacionados
los que yo estaría de acuerdo, pero también existe el riesgo de for- con las labores pesadas y los males físicos. En ambas se imagina que
mas reversibles de chivos expiatorios y de supuestos insostenibles la etapa idílica, anterior a la caza, la agricultura y la tecnología, fue un
respecto de que originalmente la naturaleza era paradisiaca. En este paraíso de recolectores, donde los seres humanos sencillamente estira-
capítulo resumiré brevemente las raíces y algunas de las formas prin- ban la mano para arrancar los frutos de una tierra generosa. Aparente-
cipales de la hipótesis de la teoría ecológica feminista contemporá- mente, las historias se componen de dos elementos, un recuerdo idea-
nea respecto del paraíso perdido. Después examinaré en detalle la lizado de las sociedades preagrícolas y una infancia (masculina) ideali-
obra de algunos paleoantropólogos contemporáneos y me pregunta- zada.2 El hombre adulto está resentido con la esposa, a quien tiene que
ré si esta hipótesis puede verificarse desde el punto de vista históri- mantener con su trabajo, e idealiza los cuidados que ya no recibe de
co. En las conclusiones trataré de clasificar los aspectos psíquicos y una madre que todo lo daba. Tal vez el hecho de culpar a la mujer de
sociales de esta historia, lo que podría ser útil y lo que podría resul- la pérdida del paraíso tenga raíces psicofamiliares que se remontan a
tar engañoso. los patrones primitivos de la sociedad.
Las teorías ecofeministas del paraíso perdido incluyen con fre-
cuencia la idea de un matriarcado original. Esta historia concibe una

152
154 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 155

etapa anterior al patriarcado en la que la mujer gobernaba al hombre; para reconstruir las etapas del desarrollo humano.10 Sin embargo, en
la encontramos en muchas culturas, generalmente asociada con los la década de los sesenta revivió y recuperó popularidad la bibliogra-
ritos de pubertad masculina.3 A finales del siglo XIX, algunos antro- fía en que se consagraba las ideas del matriarcado idealizado como
pólogos popularizaron una teoría del desarrollo humano según la cual un paraíso perdido, la que constituye la fuente principal de los con-
la sociedad pasó de un estado de promiscuidad a un periodo de go- ceptos ecofeministas contemporáneos sobre un pasado perdido cen-
bierno matriarcal, seguido del patriarcado.4 Se trata supuestamente de trado en la mujer.11 Esta idea se ha difundido de diversas maneras en
una teoría de Federico Engels que llegó a formar parte del pensamien- los escritos ecológicos, feministas y ecofeministas radicales.
to marxista.5 Tuvo también gran influencia en la arqueología clásica Una expresión de este tipo la encontramos en la espiritualidad de
y se convirtió en un elemento básico para la interpretación del desa- la creación, representada por el teólogo dominico Matthew Fox, para
rrollo de la cultura griega a partir de sus antiguas raíces minoicas.6 quien la bendición original es la verdad fundamental. Esta verdad es
La versión decimonónica de esta teoría del matriarcado primitivo principalmente teológica; es decir, pretende que la creación es origi-
no lo considera como un mundo mejor al que debemos regresar. En la nal y esencialmente buena.12 La caída o mal es secundaria y reciente
antropología alemana clásica se le considera más bien como un perio- en la historia de la Tierra. Si bien el mal es una realidad que nos
do de inmanencia en el que el espíritu humano es controlado por fuer- separa de nuestra bondad, la bendición original sigue siendo la natu-
zas oscuras. El patriarcado representa una etapa superior de desarro- raleza verdadera de todas las cosas.
llo en la que el Espíritu trascendental triunfa sobre la naturaleza? Fox subraya la primacía de la bendición original citando la anti-
Sin embargo, en el pensamiento marxista esta etapa es considerada quísima edad del cosmos, 18 mil millones de años, respecto de la
como un comunismo original, una era de igualitarismo primitivo echada aparición reciente del ser humano hace 4 millones de años. Por lo
a perder por los hombres y la clase gobernante injusta. El comunismo tanto, la bendición original es 17 996 millones de años mayor que el
final invalidará estos sistemas sociales injustos restaurando la igual- pecado. Aun así, sugiere que éste es todavía más reciente, pues se
dad comunista original, pero en un nivel más alto de desarrollo tecno- habría iniciado con el surgimiento del patriarcado, de 4 mil a 6 mil
lógico.8 años atrás.13
Algunas pensadoras feministas, como Matilda Joslyn Gage, re- Fox cree que la alienación humana no ha sido curada, sino que ha
cogieron la tesis del matriarcado original, viéndolo no como una era sido intensificada por lo que considera como una teología cristiana
primitiva, sino como una era de gran cultura en las primeras civiliza- falsa de caída y redención. Esta modalidad de pensamiento falsa y
ciones egipcias y del Cercano Oriente, cuando la mujer predominaba alienada les ha sido impuesta a los pueblos indígenas del resto del
en la familia, la religión y la sociedad. El culto a la Diosa Madre era mundo que hasta antes de la colonización cristiana occidental conser-
el principio divino de este gobierno femenino benévolo. La influencia vaban culturas en armonía con la naturaleza.14 Su teoría de la espiri-
regresiva de la religión y de la organización social patriarcales, que tualidad de la creación pone de relieve formas de meditación, liturgia
Gage identificó especialmente con las tradiciones judía y cristiana, y terapia diseñadas para liberarnos de las culturas alienantes y restau-
trastornó esta Edad de Oro de la sociedad humana. Para que la mujer rar nuestra armonía con la bendición original que sigue siendo la na-
actual pueda liberarse, tiene que deshacerse de esta herencia patriarcal turaleza verdadera de las cosas.
judía y cristiana.9 La ecología avanzada y el movimiento ¡Primero la Tierra! ofre-
En los años veinte de este siglo, la corriente antropológica en- cen otra versión del paraíso perdido. Para los ambientalistas radica-
tonces más importante rechazó de manera general la teoría del ma- les de ¡Primero la Tierra!, el origen de la destrucción de la naturale-
triarcado original y los esfuerzos que se hacían en todo el mundo za y de las relaciones humanas con ella es el control tecnológico del
156 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO
6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 157

hombre sobre la naturaleza, empezando por la agricultura. La rela- ginecéntrico en el que las mujeres tenían el control de su propia
ción ideal entre el hombre y la naturaleza está representada por las vida, unidas entre sí y con el mundo no humano de los animales y
sociedades cazadoras-recolectoras, que son grupos que no sólo exis- el cosmos. Daly considera su proyecto de teoría feminista como un
tieron en el pasado como la forma de sociedad que mantuvo al ser esfuerzo por poner de nuevo a la mujer en contacto con aquel mun-
humano en la Tierra durante millones de años, sino que todavía se do salvaje y vigoroso de las mujeres y la naturaleza y por liberarlas
encuentran en áreas salvajes en extinción. Hoy en día debemos re- de los sistemas patriarcales del mal.
descubrir su sabiduría e imitarla.15 El mensaje principal de Daly es un dualismo básico y firmemen-
Los miembros de Earth First! ("¡Primero la Tierra!") se concentran te establecido entre el bien y el mal, la vida y la muerte. Las mujeres
en áreas salvajes y tratan de evitar una mayor destrucción de los bos- son capaces de vivir la verdadera vida, que es todo vigor, y de una
ques que aún no han sido talados. A diferencia del ecofeminismo, su- comunión dinámica con los animales, la tierra y las estrellas. Los
brayan que es el antropocentrismo, y no el patriarcado, el pensamiento hombres carecen de tal capacidad. Son parásitos por naturaleza; se
falso en que se apoya la destrucción de la naturaleza por el hombre. Su alimentan de los auténticos creadores y portadores de vida y hacen de
preferencia por la naturaleza salvaje y la idealización de una sociedad la vida real y la introspección una mascarada necrofílica. Esta mascu-
cazadora como imagen de la armonía original entre humanos y natu- linidad parasitaria ilegítima es la fuente del mal, la base para generar
raleza parecen reflejar una imaginación masculina muy diferente de lo un mundo falaz de engaños que trastorna los principios y la vida au-
que para el ecofeminismo es el buen vivir, que incluye pueblos agríco- ténticos y tiende una red de muerte sobre la trama de la vida.
las sedentarios, vida doméstica y expresión artística. Este movimiento Para Daly, la mayoría de las mujeres fueron seducidas para que
ha sido criticado por las ecofeministas promotoras de los derechos de cooperaran con este sistema falócrata de necrofilia. Se han converti-
los animales porque idealiza la cacería y no toma en cuenta el dominio do en robots femeninos, en instrumentos robotizados del poder mas-
masculino sobre la mujer ni los derechos de los animales.16 culino que les ha extraído su energía vital verdadera y las ha usado
La hipótesis de un paraíso perdido también forma parte del pen- para alimentar el sistema vampiresco del patriarcado.19 La mujer se
samiento de la filósofa feminista Mary Daly, quien, como Fox, proce- liberará cuando rompa las cadenas de la falsa conciencia que la man-
de de la tradición católica romana y, como él, se educó en la teología tiene en cautiverio. Para Daly el problema no es tanto la historia del
escolástica tomista de Francia, en los años sesenta. Sin embargo, a mundo antes de la caída, sino cómo resucitarlo de una existencia
diferencia de Fox, Daly no sólo ha repudiado al catolicismo romano, asfixiante detrás de la falsa conciencia patriarcal. El mundo de la vida
sino también al cristianismo en su totalidad, por ser una religión del ginecéntrica existe ahora detrás o como Fondo del sistema patriarcal
mal irredimible. En este tránsito del reformismo cristiano al feminis- de mentiras y muerte. La falsa conciencia patriarcal es el Primer Pla-
mo poscristiano cada vez más separatista de sus últimas obras, Daly no falaz que las mujeres tienen que destruir, rechazar y abandonar.
ha rechazado, en razón de su malignidad, toda cultura en la que haya Conforme vayan dejando atrás el Fondo patriarcal, darán el salto a la
dominado lo masculino a lo largo de la historia registrada, y parece vida auténtica y se vincularán nuevamente unas con otras y con el
considerar que la naturaleza femenina es radicalmente diferente de la mundo real de interconexiones bióticas.
masculina.17 Carol Christ es también una feminista de antecedentes cristianos
Daly acepta la teoría del matriarcado original de autores como cuya trayectoria espiritual la ha llevado a rechazar el cristianismo,
Elizabeth Gould Davis, quien escribió The First Sex ("El primer sobre todo porque se trata de una cultura de opresión y guerra patriarcal.
sexo.")18 Para Davis, el patriarcado como sistema global del mal, Ella también cree que antes del surgimiento del patriarcado hubo un
tiene sólo unos 6 mil años de antigüedad. Antes floreció un mundo mundo ginecéntrico de paz, igualdad sexual y armonía con la natura-
158 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 159

leza. Sin embargo, le interesa más que a Fox y Daly ubicar en la his- jetos de culto identificados con lo femenino encontrados en sus múl-
toria ese cambio cultural. tiples adoratorios de dimensiones reducidas y el hecho de que las pla-
Christ estaría de acuerdo con Fox en que el problema es la espi- taformas femeninas para trabajar y para dormir eran más grandes que
ritualidad cristiana de caída-redención, pero rechazaría su creencia de las de los hombres, se consideran como evidencias de la condición de
que hay una cristiandad auténtica alternativa ecofeminista. El cristia- que gozaba la mujer, de la ausencia de jerarquía social y de que el
nismo y otras religiones de trascendencia patriarcal nos han enseñado poder era compartido por hombres y mujeres. El hecho de que no
a apartar la mirada del mundo cambiante de la naturaleza con sus fuera una ciudad fortificada, no se hayan encontrado en ella imágenes
ciclos de nacimiento, muerte, decadencia y regeneración y sus costos militares ni se disponga de evidencias de que hubiera sido conquista-
trágicos de comer y ser comido. Estas culturas religiosas nos han da en sus 900 años de historia, podría ser indicio de la existencia de
enseñado a identificar nuestro verdadero yo con nuestra capacidad de una cultura no violenta previa al advenimiento de la guerra.
conocimiento abstracto y a relacionar este yo abstracto con un Dios Gimbutas ha estudiado también otros pueblos de la antigua Eu-
intelectual ajeno a este proceso de cambio. ropa, al norte de Grecia y los Balcanes, y llegado a la conclusión de
En años recientes, Christ ha hecho mucho hincapié en la eviden- que desde el paleolítico superior existió en esta región una cultura
cia arqueológica de pueblos agrícolas urbanos primitivos del sureste relativamente uniforme. Desde su punto de vista, las sociedades caza-
de Europa, Turquía y las islas del Egeo, según la particular interpre- doras-recolectoras se convirtieron en pueblos agrícolas primitivos.
tación de Marija Gimbutas. Christ considera que el trabajo de Gimbutas Considera que social y políticamente estuvieron constituidos como
demuestra que alguna vez, antes del surgimiento de las culturas gue- ciudades-Estado teocráticas independientes gobernadas por reinas-
rreras patriarcales de la Edad de Bronce, existió ese mundo ginecén- sacerdotisas. Carecían de estratificación social y de jerarquías de go-
trico, pacífico, igualitario y ecológicamente armónico (4500-2800 bernantes opulentos frente a sirvientes o jornaleros esclavos; las fami-
a.C).21 Ella también se ha unido al movimiento feminista Wicca y lias eran relativamente iguales, de agricultores, comerciantes y artesa-
cree que a través de sus rituales —en los que se venera a las energías nos de clase media rica.24
naturales y a los ritmos de la naturaleza, así como a su Diosa inma- Gimbutas considera que en estas sociedades tampoco había dis-
nente— es posible ponerse de nuevo en contacto con la misma Diosa criminación sexual. Aunque su función era diferente, hombres y mu-
a la que veneraban esas antiguas culturas prepatriarcales.22 jeres tenían igual valor. La descendencia era por línea materna; la
Marija Gimbutas es una arqueóloga que se ocupa de la interpre- madre se asociaba con un hermano o esposo que "supervisaba el co-
tación de las imágenes de culto y del simbolismo de los decorados mercio y la agricultura". El objeto principal de culto era la Diosa, que
encontrados en pueblos neolíticos como Catal Hüyük, en Anatolia. encarnaba la energía vital de humanos, animales y plantas en el pro-
En los últimos 30 años, las excavaciones que los arqueólogos han ceso cíclico de nacimiento, muerte y regeneración.
llevado a cabo en estos pueblos remontan varios milenios la historia Todos los símbolos que aparecen en la alfarería, las ropas, las
de la vida de los pobladores del Mediterráneo oriental y demuestran esculturas y las artes murales reflejan diferentes aspectos del culto a
que ya en el octavo milenio a.C. existían poblaciones complejas con la Diosa en su triple función de donadora, tomadora y regeneradora
extensas actividades comerciales, agrícolas y ganaderas. de vida. Las mujeres, como representantes biológicas de esta obra
Catal Hüyük, pueblo del séptimo milenio excavado en los años generadora y regeneradora, eran las guías principales del culto, mien-
sesenta por James Mellaart, arqueólogo británico,23 se cita frecuente- tras que los hombres y los símbolos masculinos se adherían a la Diosa
mente como prueba de la existencia de una sociedad matriocéntrica y a las sacerdotisas en una relación auxiliar. La mujer representa el
benigna. La ausencia de construcciones públicas centralizadas, los ob- aspecto creador y eterno de la naturaleza, y el hombre el espontáneo
160 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 161

y efímero. El hombre, representado por animales machos (especial- James Mellaart, citado frecuentemente por Christ, Eisler y otros
mente toros), falos y hombres con máscaras de animales itifálicos, autores para corroborar la interpretación de Gimbutas merced a sus
aparece como "adjunto de la Diosa".25 excavaciones de Catal Hüyük y otros pueblos primitivos de Anatolia,
Gimbutas sostiene que este mundo próspero, igualitario (en cuanto afirma enfáticamente que las escasas evidencias arqueológicas no cons-
a sexo y clase social), pacífico y ecológicamente armónico fue destro- tituyen una base aceptable para conocer la organización social y po-
zado violentamente por una serie de invasiones de pastores patriarca- lítica de estos pueblos. En Catal Hüyük, Mellaart encuentra eviden-
les que llegaron de las estepas pónticas, en oleadas sucesivas, entre el cias de la existencia de una clase sacerdotal y de una estratificación
año 4500 y el 2800 a.C. Ésta era una sociedad militarista, de jinetes, social, aunque no muy desarrollada. No considera que Catal Hüyük y
gobernada únicamente por hombres. A diferencia de la agricultura, en sus alrededores constituyan una cultura pacífica. Más bien, sus cons-
la cual, según Gimbutas, la mujer predominaba como productora de tructores crearon una arquitectura urbana en que el espacio exterior
alimentos, el pastoreo estaba completamente en manos del hombre y liso de las casas densamente apiñadas representaba una excelente
la mujer tenía muy poco poder a este respecto. Estos invasores Kurgan barrera defensiva contra los invasores. Esta estrategia de defensa fun-
arrasaron con la gran cultura artística de los poblados de la antigua cionó para detener a los posibles invasores durante esos 900 años (6500
Europa. Su imagen divina principal era el sol, identificado con el a 5600 a.C.) de existencia en su ubicación original.
hombre. Subyugaron a los primeros asentamientos agrícolas pacífi- Mellaart también observa que la sociedad de Catal Hüyük conta-
cos, destruyéndolos o superponiendo en la cultura ginecéntrica previa ba con una buena dotación de armas: garrotes, lanzas, dagas, arcos,
su cultura militarista patriarcal.26 flechas y tiradores. En la cultura material se distingue claramente lo
Esta historia de un mundo pacífico, ginecéntrico y agrícola des- masculino de lo femenino; los hombres eran enterrados con armas y
truido violentamente por invasores militaristas patriarcales del norte otros artefactos, como hebillas para cinturón, y las mujeres con espe-
se popularizó con El cáliz y la espada, de Riane Eisler, que se sirve de jos, alhajas y cosméticos. Es engañoso decir que la religión de Catal
esta visión de la prehistoria para inspirar a los estadunidenses con- Hüyük se centraba únicamente en una diosa, puesto que los adóratorios
temporáneos a que recuperen esa sociedad pacífica e igualitaria.27 No mismos nos muestran dos símbolos principales complementarios: la
hay duda de que este relato tiene un atractivo mítico incuestionable Diosa, que representa el nacimiento y la muerte, y el toro, símbolo de
para la gente de finales del siglo XX, profundamente preocupada por la virilidad. El uso de las armas por el hombre se relacionaba con la
las amenazas ecológicas y militares en contra de la Tierra, pero ¿es cacería, aunque también estaban disponibles para la defensa contra
esto realmente historia? ataques humanos.28
Uno de los principales problemas de esta versión es la interpreta- La Diosa es considerada como fuente de vida para hombres,
ción romántica poscristiana de lo femenino como algo esencial y per- plantas y animales. En la representación característica aparece con
manentemente nutridor, benigno y pacífico, promotor de la reciproci- los brazos levantados y las piernas separadas en posición de parto.
dad y el compañerismo. Por buenos que esos valores puedan parecer- Con frecuencia, entre las piernas separadas se observa la cabeza del
nos hoy, imaginarlos en los antiguos pueblos neolíticos y suponer que toro con los cuernos curvos, lo cual indica que supuestamente la
éstos fueron sus valores y su forma de ver a la mujer y la naturaleza, virilidad masculina encuentra su fuente en la fecundidad de ella,
sobre la base de que su cultura y su sociedad eran dominadas por una pero también que es la descendencia favorita de su poder genera-
diosa, resulta muy cuestionable. La vinculación estereotípica de estas dor. El pecho femenino es igualmente frecuente, aunque se combina
cualidades tanto con la mujer como con la naturaleza también es pro- simbólicamente con el poder de la muerte. Frecuentemente los pe-
blemática. chos están moldeados sobre los cráneos de animales de carroña,
162 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 163

como los buitres; las fauces o el pico sobresalen de los pezones viendas no estaban separadas por calles ni corredores, y la basura y
abiertos. los desperdicios humanos se depositaban en unos patios pequeños.
Catal Hüyük se preocupaba por la muerte tanto como por la vida. Mellaart no ofrece una historia dramática de guerreros patriarcales
Practicaba la exposición de los cadáveres a los buitres y a los insec- Kurgan que durante varios milenios llegaran desde las estepas a
tos para que limpiaran los huesos, que luego eran enterrados bajo las •masacrar a los pacíficos agricultores. Los contactos comerciales con
plataformas de las casas. En los adoratorios se ven con frecuencia Mesopotamia se consideran como la principal fuente de los cambios
cráneos humanos e imágenes de buitres comiendo la carne de los culturales observados en los pueblos de Anatolia a principios y me-
cuerpos. La asociación del pecho femenino con esta función de los diados de la Edad de Bronce (circa 1900 a.C.).29
buitres tiene que haber fomentado una opinión imponente de la mu- Esta información no anula la posibilidad de que las culturas de la
jer, aunque no necesariamente benigna. antigua Europa hayan sido en ciertos aspectos más igualitarias e iden-
Hombres y mujeres participaban en la clase sacerdotal, aunque tificadas con la mujer, cuando menos culturalmente, que aquellas que
con funciones distintas. Esto, y el hecho de que las plataformas fe- las sucedieron al oriente del Mediterráneo. Sí sugiere, por el contra-
meninas de las casas fueran mayores que ¡as que se asocian con ¡os río, que las feministas no deben apresurarse y convertir esas eviden-
hombres y de que los niños fueran enterrados siempre con mujeres y cias en una historia de un mundo similar al Edén que, según Christ,
nunca con hombres, se cita a menudo como indicio del poder feme- antes del surgimiento del patriarcado ocupaba no sólo esa limitada
nino. Sin embargo, la relación entre la función sacramental de la mujer región, sino también "África, China, la cuenca del Indo y América".30
y el poder político no es automática. Que las plataformas femeninas ¿Por qué es tan importante para Christ y otros autores esta histo-
sean más grandes sugiere que las mujeres cuidaban de los niños y se ria de una sociedad idílica, ginecéntrica, prepatriarcal? Creo que esta
hacían cargo de la mayor parte del trabajo manual de la casa, y que historia desempeña un papel mítico importante en su pensamiento. Al
por lo tanto sus mesas de trabajo debían ser de mayor tamaño. descubrir un mundo anterior al patriarcado, también se proporcionan
El hecho de que en Catal Hüyük no se hayan encontrado palacios motivos para creer que una sociedad así podría volver a existir. La
u otros edificios públicos centralizados se debe en parte a lo limitado historia confirma la creencia de que el dominio no es esencial para
de las excavaciones, que se han concentrado hasta ahora en lo que una relación. No obstante, esta declaración de fe necesita distinguirse
Mellaart considera el distrito sacerdotal. Si este patrón fuera real- de lo que podemos probar acerca de la prehistoria, respecto de la cual
mente continuo, tendríamos pruebas de un liderazgo político disper- debemos ser más cuidadosos y estar abiertos a nuevas evidencias.
so, lo que no se traduce automáticamente en un poder compartido por
hombres y mujeres. Catal Hüyük podría haber estado organizada en
grupos de clanes, en los que varias familias tuvieran un adoratorio LA PALEOANTROPOLOGÍA Y LOS SEXOS
para su clan. Pese a ello, no se sabe si este hecho se trasladó al poder
político respecto de los sexos o la sociedad en general. ¿Hubo un mundo de armonía ecofeminista que se perdió en algún
Mellaart hace notar que el número de heridas observadas en los momento entre la revolución agrícola neolítica y el surgimiento de las
cráneos sugiere que había muchas disputas y peleas entre los habitan- civilizaciones clásicas? Si pudiéramos recuperarlo, ¿sería un modelo
tes del pueblo, lo cual es un reflejo del hacinamiento en viviendas tipo para nuestros días de relaciones igualitarias entre los sexos y de armo-
conejera. En Catal Hüyük la entrada a las casas era por el techo, me- nía con la naturaleza? Merced al estudio de los restos de los homínidos,
diante una escalera, en forma similar a los apartamentos de los pobla- la paleoantropología ha avanzado mucho en las últimas décadas. Por
dos de los indios Pueblo, en el sudoeste de Estados Unidos. Las vi- otra parte, para reconstruir los patrones de desarrollo de aquéllos, se
164 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 165

ha comparado su comportamiento con el de los simios, especialmente de carne en la dieta del hombre. También es probable que en las zonas
los chimpancés. Dichas reconstrucciones siguen siendo hipotéticas, más frías, donde no había vegetación en invierno, la carne se haya
pero son un buen punto de referencia para la búsqueda ecofeminista convertido en el elemento principal de la dieta humana. En The Food
de las sociedades prepatriarcales y los orígenes del patriarcado. Crisis in Prehistory ("La crisis alimentaria de la prehistoria"),32 Mark
Muchos paleoantropólogos, como Richard Leakey, creen que los Cohen sugiere que esta etapa de concentración de la caza como prin-
chimpancés y los humanos tuvieron un ancestro común, pero que su cipal elemento de la dieta humana provocó el exterminio de muchos
evolución se separó hace unos 4 millones de años.31 Después de mu- mamíferos de gran tamaño. Fue la primera crisis ecológica provocada
chos experimentos de evolución y de la extinción de los homínidos por la creciente población humana.
que no lograron sobrevivir, hace aproximadamente 2 millones de años La respuesta de esta población a la crisis y a la disminución de
surgió el Homo habilis, que usaba herramientas de piedra. las manadas fue volver a la recolección intensa de alimentos ignora-
Gradualmente el hombre incrementó su habilidad para mejorar sus dos hasta ese momento, como animales más pequeños —roedores,
herramientas, construir recipientes para transportar objetos y comuni- peces y mariscos, entre otros— y tubérculos, granos y otros vegetales.
carse mediante un lenguaje complejo, lo que le permitió cazar bestias La creciente dependencia de los vegetales para alimentarse precipitó
de gran tamaño en vez de recoger animales muertos o cazar animales el desarrollo de la agricultura. Las tribus empezaron a delimitar como
pequeños o jóvenes. Este avance de la cacería mediante armas se dio propios los campos de granos silvestres para administrar la cosecha y
hace aproximadamente 500 mil años, mientras que el desarrollo del después sembrar las semillas para preparar la siguiente. La agricultu-
pastoreo y la agricultura tuvo lugar hace unos 10 mil o 12 mil años y ra y el almacenamiento de granos crearon la necesidad de pueblos
sentó las bases para la aparición de poblaciones más complejas que sedentarios.
posteriormente se convirtieron en las primeras comunidades urbanas. Nancy Tanner recurre hoy en día a estudios sobre la organiza-
Leakey sostiene que la evolución del hombre tuvo lugar original- ción social de los chimpancés en busca de claves sobre la etapa de
mente en las sabanas del África. El Homo erectus, ancestro del Homo recolección de las primeras sociedades de homínidos. Considera que
sapiens, no salió del África para extenderse por el sudeste asiático y el núcleo de la organización social de'los chimpancés es la madre. El
Europa hasta haber desarrollado el patrón de cacería-recolección para vínculo social básico es el de madre-hijo. Partiendo del vínculo bio-
sobrevivir (hace aproximadamente 350 mil años), y a la larga encon- lógico de darlo a luz y amamantarlo, la madre asume también la
tró el camino para cruzar el Pacífico y llegar a América. La migración función básica de recolectora de alimentos para sí y su pequeño. Se
se debió al crecimiento gradual de la población y a la necesidad de forma un grupo social primario de madres, hijos inmaduros y algu-
colonizar nuevas regiones donde cazar y recolectar, estilo de vida que nas veces hijas mayores con sus hijos. Esta relación podría continuar
sólo puede mantener a poblaciones limitadas en cualquier región. Al- como vínculo entre las hermanas después de la muerte de la madre.33
rededor del año 10000 a.C, los seres humanos se habían extendido Sin embargo, los machos adolescentes tienden a separarse y bus-
por las regiones templadas y aun en las zonas árticas inferiores de car alimento por su cuenta o en parejas de hermanos machos. Buscan
Europa y Asia, y en gran medida por el Pacífico y América. satisfacción sexual en hembras de otros grupos matriocéntricos y a
Quizá el desarrollo de la cacería en gran escala y el descubri- veces consiguen esos favores a cambio de los alimentos que han reco-
miento del fuego permitieron que el ser humano sobreviviera en cli- lectado. Algunas hembras se inclinan por aparearse con machos, pero
mas más fríos, cocinando y preservando sus alimentos y viviendo en la relación es inestable y vuelve al patrón de la madre como centro
cuevas durante el invierno. Probablemente durante la edad de hielo cuando la hembra tiene más hijos con otros machos. Tanner considera
del paleolítico superior se incrementó considerablemente el consumo que los homínidos primitivos seguían un patrón similar.34
166 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 167

La paleoantropóloga Margaret Ehrenberg también considera que relación de pareja más permanente y exclusiva para exaltar ambos
la sociedad de los homínidos primitivos tenía como centro a la ma- linajes. Partiendo de la relación de pareja, pudieron convertirse en
dre. Además, considera que la mujer, en especial la madre, asumió el sociedades basadas exclusivamente en la línea paterna, que niegan el
papel de guía en la evolución humana clave, al contrario de lo que núcleo materno con la ficción de que la mujer se transfiere al control
sostienen los antropólogos varones, quienes consideran que el hom- del hombre, que constituye entonces la única línea de la progenie.
bre, como cazador, desempeñó el papel de guía en la evolución. La El vínculo del núcleo matriocéntrico de las relaciones madre-hijo
mujer, como madre, es la primera en compartir el alimento, y cons- con la familia del padre o los padres de sus hijos es fundamental para
tituye por tanto el núcleo de la organización social humana. En ge- entender la condición femenina en la sociedad. Por ejemplo, en una
neral, el hombre recolecta para sí y come en el mismo lugar en que sociedad de ascendencia materna como la de los iraqueses, la casa y
recoge la comida, en vez de volver a un sitio y compartirla con otros. los extensos jardines eran propiedad de la mujer, que los administra-
Es la mujer quien enseña al hombre a socializar y compartir.35 ba, mientras que el hombre dirigía la confederación guerrera. No obs-
Fue la mujer quien, como madre y compartidora de alimento, empe- tante, los líderes intertribales masculinos aceptaban el origen materno
zó a caminar en dos extremidades para poder recoger y cargar los de su poder. Las mujeres nombraban a los líderes de las sociedades
alimentos a medida que los recolectaba y al mismo tiempo cargar a masculinas y podían vetar sus decisiones.36
los hijos. También inventó los recipientes para cargar los alimentos y ¿Las sociedades dominadas por hombres se desarrollaron cuando
a los bebés y tener las manos libres para recolectar. Los recipientes para los hombres adultos, separados del núcleo dominado por la madre, se
transportar y los cestos para almacenar alimentos, de hojas tejidas, son unieron y capturaron a las mujeres de otros grupos para hacerlas sus
un invento esencial de la mujer que tiene relación con sus diferentes esposas? Es posible que entonces los hombres hayan considerado que
tareas. Es probable que la mayor parte de las primeras herramientas hu- las mujeres como esposas eran de su propiedad y sus esclavas para el
manas —como los palos para excavar y descubrir los insectos y las he- sexo, la reproducción y el trabajo. La forma refinada de capturar a la
rramientas de piedra para partir, batir y moler alimentos— hayan sido novia es mediante su compra. En uno u otro caso, la mujer es extraída
creadas originalmente por mujeres. El uso de tales herramientas comenzó de su grupo de parentesco centrado en la madre, atada al hombre y a
con los chimpancés, por lo que es anterior en millones de años al desa- su familia y definida como una posesión subordinada de su esposo.37
rrollo de armas para la caza de animales más grandes. La espontánea ética maternal altruista de compartir el alimento con
También es probable que la mujer haya desarrollado el fuego los hijos se convierte así en un trabajo forzado en beneficio de un
para cocinar, así como descubrió el arte de tratar las pieles y trenzar esposo dominante.
el pelo de los animales para hacer vestidos. Como recolectoras de Según el paleoantropólogo Richard Leakey, las sociedades cuyo
plantas, las mujeres fueron las primeras en esparcir algunos de los núcleo era la madre y que se dedicaban a cazar o buscar animales y a
granos que habían recogido para asegurar nuevos brotes, y se convir- la recolección eran bastante estables. Sostuvieron a los homínidos y a
tieron así en las primeras agricultoras. Por lo tanto, el papel de la las sociedades primitivas durante millones de años, hasta que se ini-
mujer ha sido clave para el desarrollo biológico, social y tecnológico ciaron el pastoreo y la agricultura, hace unos 12 000 o 10 000 años.
de la humanidad. En el siglo XX todavía se encuentran algunos ejemplos de ello, pero
A partir de esta base, las organizaciones humanas se diversificaron la mayoría de las sociedades de este tipo se ha extinguido por la
y se hicieron más complejas. Pudieron ser superestructuras construi- intrusión de patrones occidentalizados.38
das en función del núcleo social cuyo centro es la madre, como en las El grupo !Kung-san del desierto de Kalahari ha sido estudiado
sociedades matrilineales y matrilocales. También pudieron buscar una como ejemplo de las sociedades de cazadores y recolectores, cuyo
168 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 169

núcleo es la madre, que han perdurado hasta el siglo XX, aunque el de los niños, su trabajo se equilibra por las horas que el hombre pasa
gobierno local lo está forzando rápidamente a establecerse en hogares cazando, de manera que son aproximadamente las mismas. Los hom-
sedentarios dominados por los hombres. Las sociedades cazadoras- bres dedican a la cacería cerca de 21 horas a la semana, y las mujeres
recolectoras más estables se encuentran en climas donde es posible doce a la recolección de alimentos. Éstas llevan consigo a los niños
conseguir alimentos animales y vegetales durante todo el año y la pequeños y procesan la mayor parte de los alimentos. Virtualmente
población humana está muy dispersa. La principal banda recolectora en todas las sociedades cazadoras-recolectoras estudiadas parece ha-
de alimentos, formada por unas 30 personas, vaga por un territorio berse desarrollado una división básica de las tareas en función del
donde sus derechos son respetados por otros grupos. Su dieta está sexo; las mujeres y los niños pequeños recolectan plantas alimenticias
constituida principalmente por plantas (del 70 al 80 por ciento). Las y los hombres se encargan de cazar animales grandes. El estudio de
mujeres se encargan de recolectar y procesar los alimentos vegetales estas sociedades muestra que los vegetales constituyen la mayor parte
y de recoger insectos y atrapar pequeños roedores y lagartijas. de la dieta (cerca del 70 por ciento) y sugiere que el papel de la cace-
Los hombres cazan solos o en parejas acompañados de un ado- ría ha sido muy exagerado por los estudios antropológicos. Muchos
lescente. El alimento que capturan es fortuito, no como el que propor- instrumentos han sido automáticamente clasificados como de cacería
cionan las mujeres. La cacería confiere gran prestigio y la captura de para los hombres, cuando pueden haber sido instrumentos de molien-
un animal grande es ocasión de una fiesta en la comunidad. Pero los da para las mujeres. También los palos para excavar, las canastas para
!Ksung-san han desarrollado también una profunda ética de igualita- cargar y los alimentos vegetales desaparecen de los registros arqueo-
rismo que impide que alguno de los hombres se imponga por sus lógicos, mientras que las puntas de flecha y los huesos de animales se
hazañas como cazador. El cazador de éxito debe ser modesto y no conservan. Esto, combinado con la imposición de los prejuicios mo-
hacer alarde de sus proezas. Su condición no mejora debido a su éxi- dernos del predominio del hombre, ha tergiversado la imagen de las
to, pero se le agradece su deseo de compartir su presa. Nada se guarda sociedades prehistóricas.
durante mucho tiempo, pues los frutos de la cosecha se comparten a El poder y el prestigio de la mujer en las sociedadas cazadoras-
los pocos días.39 recolectoras se basan en el control organizado de los alimentos que
El clima aparentemente árido del desierto les proporcionaba a los proporcionan al grupo. Cuando se divide a las mujeres que forman
!Kung-san medios de vida abundantes, gracias al hábil aprovecha- parte de un grupo de parentesco y se les incorpora bajo el control de
miento de todos los recursos del medio ambiente, incluyendo los ali- los esposos, pierden su poder y su prestigio. La mujer no necesaria-
mentos a base de insectos. Tradicionalmente, los grupos de mujeres y mente trabaja menos en las sociedades dominadas por hombres. De
niños, así como los de hombres, podían recolectar en unas horas al día hecho, en muchos grupos tribales de nuestros días, dominados por
lo suficiente para sostener a toda la comunidad, pues había muchas hombres, las mujeres trabajan más tiempo que ellos. Cuidan a los niños,
probabilidades de que los hombres regresaran de la cacería con las recolectan o siembran, cosechan, procesan los alimentos, fabrican la
manos vacías. Esto significa que tenían bastante tiempo libre en el mayor parte de la ropa y los recipientes, buscan y transportan madera
que la comunidad se congregaba para tener una intensa vida social: y agua y hacen la limpieza. Las largas jornadas de trabajo de las mujeres
bailes rituales de trance, relato de historias, intercambio de obsequios permiten que el hombre cuente con tiempo libre para dedicarlo a ri-
y celebración de ritos de transición. tuales de unión masculina.
Cada grupo nuclear se siente vinculado con otros grupos en com- La clave del poder y el prestigio femeninos parece ser el grado de
plejas relaciones de parentesco y se reúnen periódicamente en grupos control que, como grupo, las mujeres tienen sobre sus productos.
grandes a lo largo del año. Si bien las mujeres se ocupan del cuidado ¿Cómo encaja esto con las sugerencias de Cohen respecto de una cri-
170 GA1A Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 171

sis alimentaria a finales del paleolítico que condujo a una mayor ciertas regiones, sobre todo las muy frías o muy calientes, donde las
diversificación de los alimentos y después a la revolución agrícola del plantas comestibles escaseaban, el papel masculino del cazador permi-
neolítico? Cohen piensa que no debiéramos ver en los recolectores- tía el predominio del hombre en cuanto a poder y prestigio. Es posible
cazadores modernos un retrato de los de hace 500 000 a 10 000 años, que se desarrollaran patrones sociales patrilocales y patrilineales. Los
sino una nueva adaptación que se inició con la escasez de los anima- clanes de hombres capturaban a las mujeres o comerciaban con las que
les más grandes. En ese caso, el gran prestigio del cazador es arcaico, serían sus cónyuges y que se considerarían como subordinadas.
pues en realidad se convirtió en algo poco importante para la supervi- Al escasear la vida silvestre, estos grupos enfrentaron la crisis
vencia del grupo. El predominio de la recolección de plantas por las alimentaria convirtiéndose en pastores. Como seguían a los rebaños y
mujeres representa una adaptación más reciente a la vida silvestre en seleccionaban un número determinado cada estación, los grupos tribales
desaparición. empezaron a considerarlos como de su propiedad. Las manadas de
Si, como he sugerido, la pérdida de una contribución importante animales más grandes ya domesticados se consideraban propiedad de
al suministro de alimentos y el control colectivo de esa contribución los líderes del clan. De esta manera se fortaleció el pastoreo y se con-
minaron el fundamento del poder de la mujer en las sociedades de ca- firmaron los nuevos patrones sociales patriarcales. Los clanes comer-
zadores-recolectores, podríamos suponer que el poder femenino ha- ciaban con las mujeres, cambiándolas por ganado o por otros anima-
bría disminuido en el periodo de las migraciones y la cacería intensa. les, y, como éstos, eran consideradas como propiedad de los machos
Sin embargo, se habría renovado e incrementado con la declinación de dominantes.
la vida silvestre y la búsqueda de fuentes alternativas de alimentos Otros grupos se adaptaron a la crisis de decadencia de la vida
animales y vegetales, la mayoría suministrados por las mujeres. Muy silvestre explotando más intensivamente las opciones alimenticias de
probablemente la mujer encabezó la transición a una vida más seden- la región. El papel de la mujer como recolectora adquirió mayores
taria basada en la cosecha de plantas silvestres y más tarde en la horti- proporciones y se consolidó, permitiendo que comunidades de caza-
cultura. Así pues, en las primeras poblaciones neolíticas, las mujeres dores-recolectores matrilineales, como la !Kung-san, siguieran vivien-
tenían una relación muy estrecha con el cultivo de las plantas. do en áreas marginadas hasta el siglo XX.
En las sociedades de horticultores, con frecuencia la mujer era la Un tercer grupo, que llegó a ser la línea principal de la evolución
dueña de la casa, donde también se cuidaba a los niños y se realizaban humana, pasó de la recolección intensa de plantas a la agricultura.
las labores colectivas femeninas, como la preparación de alimentos y Durante un periodo considerable de transición hasta las poblaciones
la fabricación de canastas, ropas y otros artefactos de la vida cotidia- agrícolas del neolítico, probablemente se incrementaron el poder y el
na. También se supone que los campos que cultivaban les pertene- prestigio de la mujer. Hay pruebas de que en el Cercano Oriente,
cían. Así, el hombre resultó un auxiliar en la revolución neolítica di- durante el protoneolítico y el neolítico, la fecundidad femenina fue
rigida por las mujeres. Su contribución a través de la cacería siguió considerada como la principal expresión de la fuerza vital, en tanto
incrementando su categoría, pero disminuyó como aportación real a que la virilidad masculina, aunque también motivo de celebración,
la dieta. Se considera que los animales domésticos pequeños pertene- era vista como dependiente de aquélla. Probablemente también en el
cían a las mujeres y los rebaños de animales grandes a los hombres.40 Valle del Indo se presentó este mismo patrón.41
El hecho de que durante un periodo bastante largo los grupos de ¿Qué vino a socavar esta cultura de los pueblos agrícolas del
cazadores-recolectores hayan basado su dieta en la cacería y sólo más neolítico y de las civilizaciones primitivas cuyo núcleo era la mujer?
tarde dependieran de la recolección femenina y posteriormente de la ¿Fueron invadidos por grupos de pastores patriarcales militantes del
horticultura sugiere diversas adaptaciones de los patrones sociales. En norte que subyugaron a grupos cuya cultura era totalmente diferente?
172 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 173

Yo sugeriría un patrón más complejo. El culto al toro y los rituales relacionados con la vida sedentaria, el crecimiento de la población y
de cacería para establecer vínculos masculinos no estaban tan dócil- la acumulación.
mente subordinados a la Diosa, como afirman Gimbutas y otros La competencia por los recursos —no sólo con los inmigrantes
autores. Es más, la visión de la mujer como portadora de muerte y externos, sino también en el interior— dio lugar a las primeras formas
como fuente de vida provocó sentimientos ambivalentes respecto de de urbanización. Las nuevas élites sacerdotales monopolizaron los co-
su poder y la dependencia masculina. (No tenemos que dictaminar nocimientos recién adquiridos y el poder simbólico, es decir, la lectu-
aquí si fue el hombre o la mujer quien dio forma a esos símbolos; ra, la escritura y los cálculos astronómicos. Entre los hombres surgió
probablemente fueron ambos, pero los interpretaban desde perspec- también una clase guerrera que adaptó las habilidades de la cacería a
tivas distintas.) la defensa organizada contra grupos humanos competidores. Así na-
Si bien la cacería realmente disminuyó como fuente de alimen- cieron las aristocracias de sacerdotes, escribanos y guerreros de las
tos, las armas correspondientes siguieron siendo identificadas con los culturas clásicas del antiguo Cercano Oriente. Estas aristocracias crea-
hombres. Cuando la humanidad se hizo sedentaria, la población cre- ron áreas urbanas fortificadas y definieron a los pueblos agrícolas que
ció y surgieron diferencias derivadas de la acumulación de la riqueza. las rodeaban como mano de obra servil que estaría bajo su control.
Se incrementaron la estratificación social en los pueblos, los conflic- El incremento de la guerra condujo a la derrota de los agresores
tos con pueblos rivales y los retos de los nómadas inmigrantes. Las y después a la guerra ofensiva. Los hombres adultos de los pueblos
armas para la cacería estaban listas para convertirse en armas de gue- conquistados eran asesinados, y las mujeres y los niños, esclavizados.
rra y se hallaban en poder de los hombres, quienes las controlaban.42 Cuando las aristocracias definieron nuevos sistemas legales sociales
Otro elemento clave es que el hombre era propietario de las ma- para controlar la tierra, a los campesinos y a la mano de obra esclavi-
nadas de animales más grandes. Cuando se inventó el arado y se unció zada, las relaciones hombre-mujer fueron redefinidas en el grupo
a los animales para que tiraran de grandes herramientas excavadoras, gobernante. Los códigos legales escritos entre los años 3 000 y 500
al hombre se le presentó la oportunidad de redefinir la tierra y sus a.C. redefinieron el papel de las mujeres pertenecientes a ese grupo.
productos como de su propiedad. Así, como demuestra Ehrenberg, No hay duda de que durante las primeras etapas de la aristocracia,
entre los años 6 000 y 2 000 a.C. se observan varios cambios que hombres y mujeres compartieron el poder. Esto se refleja en el código
permitieron el surgimiento del patriarcado. Antes de la agricultura con babilónico de Hammurabi, los códigos de la ley hebrea y los códigos
arado, las plantas y el cultivo formaban parte del ámbito femenino. atenienses de Solón del siglo VI.44
Una vez que se inventa el arado tirado por animales, sólo se ve al En estos códigos se define que la mujer debe subordinarse estric-
hombre arando, así como ordeñando a estos animales.43 tamente a los hombres de su propia familia y a los de la familia de su
Ya sea que hayan sido los invasores los primeros en utilizar los esposo. Así se crearon los patrones sociales y legales patriarcales del
instrumentos de cacería como instrumentos de guerra, quienes defen- mundo clásico, los cuales se basaban en la jerarquía de la aristocracia
dían su población deben haber aprendido rápidamente a responder de sobre los sirvientes y los esclavos, el control de la tierra y los conoci-
la misma manera. El arado era la herramienta de dominio masculino mientos y la subordinación de la mujer respecto del hombre en las
sobre los animales y la tierra. Con la espada, estas herramientas se aristocracias gobernantes.
convirtieron en los medios de conquista de otros hombres y, en últi- No debemos suponer que la subordinación de la mujer es siem-
ma instancia, de sus propias mujeres. Estos instrumentos y armas no pre la primera subordinación, seguida luego por la esclavitud y la je-
fueron solamente impuestos por extranjeros a las antiguas ciudades rarquía de clases. Las aristocracias de las primeras ciudades pueden
del Cercano Oriente; también son el reflejo de desarrollos internos haber evolucionado a partir de los patrones de cultivo, que rendían
174 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 175

culto al poder agrícola femenino y que en un principio permitieron un concepto rígido de labores femeninas o masculinas. También es
cierta igualdad entre mujeres y hombres, como en el caso de las habitual que el hombre se integre más al cuidado de los niños.
sacerdotisas y las reinas. Ya erigidos los sistemas de esclavitud y de En su estudio, Sanday encontró que el 32 por ciento de las socie-
jerarquía de clases, en un momento dado las mujeres de la aristocracia dades analizadas se caracterizaba por la igualdad sexual; las mujeres
fueron subordinadas. Al parecer, esto se dio como una etapa tardía de tenían poder económico y político similar al del hombre y éste no
la revolución patriarcal de algunas civilizaciones urbanas primitivas.45 agredía violentamente a la mujer. El 28 por ciento era dominado muy
claramente por el hombre. En estas sociedades, si bien las mujeres
realizaban la mayor parte del trabajo, estaban excluidas de la toma de
LA ANTROPOLOGÍA CONTEMPORÁNEA Y LOS SEXOS decisiones políticas y económicas y sujetas a un alto nivel de agresión
masculina por golpes y violaciones.
Este bosquejo de la evolución humana hacia civilizaciones urbanas Sin embargo, Sanday también encontró un grupo intermedio re-
primitivas es muy general e hipotético y de ninguna manera debe con- presentado por un 40 por ciento de las sociedades, que denomina con-
siderarse como definitivo. Las culturas indígenas contemporáneas no flictivo. En estos casos, la mujer detentaba un poder económico con-
occidentales pueden ofrecer una perspectiva complementaria para la siderable basado en el control organizado de su labor productiva, pero
evaluación de los factores que pudieron haber minado a las socieda- estaba excluida de las decisiones políticas, monopolizadas por el hom-
des matriocéntricas y que las condujeron al patriarcado. bre. Éste, aunque de hecho no ejerce un dominio total, desarrolló un
En Poder femenino y dominio masculino: Sobre los orígenes de dominio ritualizado con base en las sociedades y los ritos de unión
la desigualdad sexual, Peggy Reeves Sanday estudió 150 sociedades masculina, en los cuales se hacen representaciones teatrales de mitos
tribales para tratar de discernir los patrones básicos que dieron lugar en los que el hombre acaba con el poder femenino (maternal).47 Creo
a la igualdad sexual o al dominio masculino en el desarrollo humano que este grupo conflictivo es el que nos ayuda a entender la vulnera-
temprano.46 Sanday define la igualdad sexual no como una igualdad bilidad psicosocial interna de la organización social matriocéntrica
entre las funciones femeninas y las masculinas, sino como un equili- que lleva a la subversión, al dominio masculino.
brio de poder entre los sexos fundamentado, en la mayoría de los casos, La debilidad psicosocial de la sociedad matriocéntrica reside en
en las diferentes esferas de actividad de hombres y mujeres. En su su dificultad para lograr la contribución de los hombres maduros sin
análisis pudo diferenciar una serie de correlaciones que caracterizan a concederles un papel dominante sobre las mujeres o promoviendo un
las sociedades en que se observa una igualdad sexual relativa y a hombre desmoralizado, profundamente resentido con las mujeres. La
aquellas en que prevalece el dominio masculino. raíz del problema está en las amplias funciones de crianza de la mu-
Casi en todas las sociedades en que se observa igualdad sexual jer, que hacen de ella el progenitor dominante, además de su función
tienen mitos de la creación que atribuyen ésta a una mujer, o a una como recolectora y compartidora de alimentos. Así pues, el hombre
mujer y un hombre juntos. Por el contrario, las historias de la creación ocupa un lugar un tanto secundario en los procesos de manutención,
de sociedades de dominio masculino hablan típicamente de una crea- en la producción de alimentos y en la reproducción, y puede experi-
ción exclusivamente masculina. Este tipo de sociedades también pre- mentar este fenómeno como incertidumbre respecto del papel mas-
sentan una rígida segregación sexual y muy poca relación de los pa- culino.48
dres con los hijos más pequeños. Las sociedades más igualitarias tie- Si bien el papel femenino se construye en torno del proceso de
nen menos segregación sexual. La línea que divide a los sexos es más reproducción de la vida y de recolección de alimentos, el papel mas-
flexible, y mujeres y hombres realizan muchas tareas juntos. No hay culino tiene que ser construido socialmente. Las sociedades que fa-
176 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 177

lian en el desarrollo de un papel afirmativo, adecuado para el hom- namiento. La competencia por los recursos se da tanto dentro de la
bre, que le confiera un prestigio paralelo al de la mujer pero que sociedad como en contra de rivales cercanos. Los instrumentos mas-
impida que ejerza un dominio agresivo sobre ella, se arriesgan a culinos para la cacería organizada se convierten en instrumentos de
desarrollar un hombre resentido, que define su masculinidad por la guerra contra otros grupos humanos, y en el interior de la sociedad se
negación hostil de la mujer. La negación simbólica de la mujer en las desarrollan jerarquías de clases y se establece el dominio masculino.
sociedades conflictivas da lugar a los mitos que promueven y justi- Cuando surgen conflictos respecto de los recursos, porque las con-
fican el verdadero dominio sobre ésta. diciones climáticas son adversas y hay competencia con otros grupos,
De acuerdo con Sanday, las sociedades que han alcanzado la los problemas suelen expresarse no sólo externamente, como una vi-
igualdad sexual fueron sociedades que estructuraron de manera muy sión adversa de los demás y de la naturaleza, sino también interna-
compleja la aceptación mutua del prestigio y poder masculino y fe- mente, en la definición masculina de la mujer. El cuerpo femenino se
menino, en las que la mujer confirió poder al hombre y el hombre convierte en el terreno simbólico en que se representa la batalla por
reconoció que lo recibía de la mujer, o sociedades en las que los los recursos. El cuerpo femenino se considera peligroso para la poten-
sexos no tienen funciones muy definidas. Los Mbuti (pigmeos) son cia masculina, especialmente durante la menstruación y las relaciones
un ejemplo del primer tipo. En la ceremonia del Molimo, llevada a sexuales. En estas condiciones, los hombres se fortalecen, especial-
cabo periódicamente para despertar los poderes vitales del bosque, el mente para la cacería y la guerra, eludiendo a las mujeres.51
donador total de vida, una mujer de edad, esparce el fuego y los En esta definición de la sexualidad femenina y de la sangre como
hombres reúnen los rescoldos. Posteriormente, una mujer de edad ata un peligro para la potencia masculina, se revierten simbólicamente la
a los hombres. Cuando los hombres reconocen su derrota y hacen vida y la muerte; la mujer, donadora de vida, se define como amenaza
obsequios a la mujer, ésta los desata y los bendice. La ceremonia, por de muerte, en tanto que los actos de matanza masculinos se definen
tanto, restablece continuamente el equilibrio de poder entre hombres como fuente de vida. La expresión última de esta inversión es consi-
y mujeres.49 derar al Dios guerrero masculino como fuente trascendente de toda
Los balineses (tradicionales) son un ejemplo de flexibilidad en vida, degradando a la Diosa del nacimiento y crecimiento al papel de
las funciones. Los niños eran considerados como una unidad mascu- portadora del pecado y de la muerte.
lino-femenina. La diferenciación sexual tenía lugar en la adolescen- ¿Por qué los conflictos del hombre respecto de la naturaleza y de
cia, pero, según los intereses personales, se permitía el intercambio otros grupos sociales se expresan también como hostilidad respecto
de vestido y funciones. Después del matrimonio se volvía a la andro- de las mujeres de su propia sociedad? Uno de los aspectos por los que
ginia.50 Las sociedades pacíficas en que imperaba la igualdad sexual el hombre presionado hace de la mujer una víctima propiciatoria pue-
vivían generalmente en climas moderados, con recursos abundantes de explicarse en función de la inseguridad del hombre engendrado
y poblaciones estabilizadas que evitan la competencia intensa con por una madre a la que niega en su trayectoria hacia la edad adulta.
otros grupos humanos, de manera que dichas sociedades no enfren- Sanday sugiere que cuando el ambiente ejerce presión, se acentúa el
tan luchas adversas con sus alrededores humanos o no humanos para papel de la mujer como víctima propiciatoria en las sociedades que
sobrevivir. presentan patrones conflictivos, es decir, donde el resentimiento mas-
Sin embargo, hay numerosos factores que pueden alterar la esta- culino hacia la maternidad femenina no se ha equilibrado adecuada-
bilidad de las sociedades con igualdad sexual. Los nuevos métodos mente a través de los papeles culturales del hombre adulto.52
agrícolas y de almacenamiento de alimentos pueden dar lugar a un
incremento rápido de la población y, por lo tanto, a patrones de haci-
178 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 179

CONCLUSIONES búsqueda interminable del poder y control absolutos, ahora alimenta-


da por la moderna tecnología industrial y guerrera, tiene a la sociedad
Debemos preguntarnos si los elementos del resentimiento masculino al borde de la aniquilación. Un ejemplo reciente fue la guerra del Gol-
no forman parte del patrón de linaje materno. El núcleo matriocéntrico fo Pérsico de 1991, durante la cual un patriarca angloamericano se
de la sociedad sigue existiendo aun bajo la jerarquía del hombre y enfrentó a uno árabe en un desierto lleno de modernas máquinas de la
produce continuamente hombres inseguros, resentidos, que negando muerte; ninguno de los dos cedía para no perder prestigio.
a la mujer se emancipan de la madre. A diferencia de su hermana, En las primeras sociedades recolectoras y agrícolas establecidas
transformarse en adulto no le da al niño la capacidad de convertirse en torno al núcleo matriocéntrico de la familia, la mujer tenía con
en criador. El ego masculino parece más bien oscilar entre dominar a frecuencia verdadero poder y prestigio, pues la recolección de ali-
los inferiores y ser dominado por los superiores. mentos y la agricultura significaban también el control de los recur-
Las sociedades modernas que han sido oficialmente patriarcales sos. En dichas sociedades había una auténtica igualdad sexual en cuanto
durante largo tiempo, conservan el núcleo matriocéntrico de la fami- al poder, derivada de la contribución de los hombres adultos al trabajo
lia. Cuando falla el funcionamiento de la superestructura patriarcal, y la crianza de los hijos, pues se les conferían esferas de prestigio y
surge como unidad salvadora el núcleo matriocéntrico del hogar en- poder reales y simbólicas y al mismo tiempo se limitaba la agresión
cabezado por una mujer, a veces un hogar que durante tres generacio- masculina. Pero hace unos 5 mil años, las condiciones de dichas so-
nes ha sido encabezado por mujeres. Esto es válido tanto para los ciedades empezaron a debilitarse a raíz de que la revolución agrícola
barrios bajos de las zonas industriales de Estados Unidos como para las convirtió en sociedades urbanas más aglomeradas, y hoy en día
los bantustans sudafricanos.53 Este núcleo familiar compuesto por sólo quedan vestigios de ellas.
madre-hijos-hermanos, al cual se unen informalmente hombres de otras En la actualidad no puede haber un retorno literal a los pueblos
familias, podría ser una unidad estable y exitosa en una economía matriocéntricos neolíticos como base de igualdad sexual. Sería de in-
recolectora, pero en una economía industrial o colonial dichas fami- menso valor para la integridad que buscamos, retomar el recuerdo de
lias disponen de muy escasos recursos y constituyen el peldaño más estas culturas primitivas y valorar las culturas y espiritualidades que
bajo de las sociedades pobres. todavía subsisten en nuestros días entre los pueblos indígenas que con-
En las familias encabezadas por una mujer, la madre o la mujer servan vestigios de los patrones primitivos. Pero también necesitamos
adulta del grupo se convierte en la proveedora principal; trabaja mu- aprender de las debilidades del núcleo matriocéntrico de la sociedad
chas horas mal pagadas y al mismo tiempo trata de criar a la familia. que lo hicieron vulnerable al patriarcado. Los enfoques identificados
Los esposos y los padres se mantienen al margen, son como visitan- con lo femenino, como los de Daly o Christ, carecen de esta crítica.
tes; es frecuente que los hijos crezcan y el patrón se repita. El presti- La visión separatista de Mary Daly lleva la crítica feminista del
gio del hombre adulto, denegado como poder económico, se repre- patriarcado a un desenlace en el que se niega que el hombre sea un
senta en el dominio sexual y físico sobre la mujer. El hijo o esposo prójimo humano. Esto mina la promesa humanista del feminismo y
desempleado, desmoralizado por el dominio patriarcal y la jerarquía no ofrece esperanzas reales de resolver el conflicto hombre-mujer en
social, desdeña ayudar con el trabajo de la casa y el cuidado de los la sociedad. Carol Christ, junto con Marija Gimbutas y Riane Eisler,
hijos por miedo a comprometer en ello su masculinidad. buscan una sociedad igualitaria. Asumen que en las sociedades ma-
Si bien en apariencia a los hombres de la clase gobernante les so- triocéntricas se promovía la igualdad de hombres y mujeres, así como
bran pruebas de su poder y prestigio, muestran una ambición desmedi- la armonía con la naturaleza, y que podrían seguir siendo así. Sin em-
da por afirmarse y llenar el vacío insondable de su inseguridad. La bargo, no han sabido reconocer los problemas de identidad del hom-
180 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 181

bre adulto cuando éste no es más que hijo de la Gran Madre y no hay sitaremos hombres (y mujeres) con una nueva psique. Los patrones
un hombre adulto responsable. de la familia patriarcal fueron básicos para el establecimiento de la
Si, como he sugerido, el patrón matriocéntrico es el caldo de cul- antigua psique. Los nuevos patrones familiares igualitarios serán esen-
tivo del resentimiento y la violencia masculinos arraigados en estrate- ciales para la formación de la nueva psique, en la que las mujeres se
gias de subversión explotadora del poder de la mujer, entonces un afirmarán como compañeras y los hombres se comprometerán a sos-
nuevo patrón paternal mutuo debe equilibrar la primacía materna en tener una vida en continuo progreso sobre la Tierra.
la reproducción. Necesitamos estructurar nuevas formas de igualdad
sexual. Tendremos que empezar por modificar un patrón que se re-
monta hasta los comienzos del desarrollo de los homínidos, y aún más
atrás; es decir, la integración social de la primacía de las mujeres en
la gestación materna, la primacía en la crianza de la primera infancia
y las labores domésticas femeninas. Hombres y mujeres deben com-
partir la paternidad de los hijos desde el nacimiento y las labores
domésticas relacionadas con la vida cotidiana.
Un cambio genuino de la paternidad debe entenderse no como un
ligero ajuste para que los hombres ayuden a las mujeres en la crianza
de los hijos, sino como una reconstrucción fundamental de las raíces
primarias de la cultura que transforme la imagen sexual de las relacio-
nes entre padres e hijos y la transición a una vida adulta para hombres
y mujeres. Esto implica la reconstrucción de las relaciones del núcleo
doméstico de la sociedad con la sociedad en general. Se debe analizar
todas las jerarquías de explotación y control que emanan del patrón
familiar en que la mujer se ocupa de la crianza y de las labores do-
mésticas.
¿Este paso de la asimetría sexual a la responsabilidad compar-
tida de hacer un hogar y criar a una nueva vida implica una diferen-
cia significativa en los enormes sistemas de violencia y destrucción
de la Tierra que actualmente la amenazan? Considerados aislada-
mente, esos cambios poco pueden hacer, pero deben servir para
psicologizar y privatizar complejos problemas estructurales. Debe-
mos trabajar para que las nuevas concepciones de cultura y las rela-
ciones de poder se entiendan de diferente manera en todas las di-
mensiones de la sociedad.
No obstante, también debemos analizar sus interconexiones y su
profundo arraigamiento en la socialización masculina violenta a tra-
vés de la negación de la madre. Para crear una nueva sociedad nece-
7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 183

LOS ANTIGUOS IMPERIOS DEL MEDITERRÁNEO:


MESOPOTAMIA

7 Como vimos en el capítulo anterior, es difícil establecer las etapas de


ESTRUCTURACIÓN formación del mundo patriarcal de los imperios nacientes a finales del
DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO cuarto milenio a.C, cuando surgió la escritura y, por lo tanto, la his-
toria. Podemos reconstruir con la imaginación esas fases a partir del
sistema resultante. Pero los patrones iniciales siguen siendo descono-
cidos; sólo se descubren provocativamente insinuados por artefactos
artísticos y arqueológicos y por rastros de una fuerza femenina repri-
En este capítulo trataremos de encontrar, en la estructura social y en mida en mitos posteriores.1
la cultura de los pueblos, los principales elementos que conforma- Las ciudades sumerias de Ur, Uruk, Nippur, Kish y Lagash fue-
ron y reflejaron los sistemas de dominio patraircales que Occi- ron fundadas entre los años 4000 y 3000 a. C. y el sistema de escritura
dente ha heredado. Analizaremos los patrones de dominio y la jus- cuneiforme fue perfeccionado hacia finales del mismo periodo. Las
tificación que les dieron los mesopotamios, los hebreos y los grie- primeras tablas de arcilla que proporcionan registros de contabilidad,
gos durante la etapa inicial en que surgieron y se consolidaron las leyes y leyendas de los sumerios datan de mil años después, es decir,
sociedades y culturas patriarcales, clásicas y militaristas. Después del tercer milenio.2 En estos registros estaban firmemente estableci-
haremos un repaso de la manera en que estos patrones de dominio das la familia patrilineal y la esclavitud, así como el sacerdocio aris-
sociales y culturales fueron remodeladc)S) primero por obra de la tocrático y la nobleza guerrera, siendo estos últimos los que controla-
síntesis del ascetismo, el catastrofismo y el cristianismo durante la ban la mayor parte de la tierra y gobernaban sobre el campesinado y
Edad Media, y más tarde por el calvinismo, la revolución científica, sobre una fuerza de trabajo constituida por esclavos.
el colonialismo y la industrialización en los siglos XVI al XLX, de- Un historiador de la antigua Babilonia data los comienzos de la
jándonos el mundo de pobreza, guerra y crisis ecológica que ahora esclavitud hacia el año 4000 a.C, haciéndola coincidir, por lo tanto,
enfrentamos. con los orígenes de las ciudades sumerias antes mencionadas.3 Si esto
No hay ningún indicio de que la única responsable de estos fue realmente así, entonces el reordenamiento patriarcal de la familia,
males sea la tradición occidental o la cristiana. En realidad, desde el la definición de la tierra como propiedad patrilineal, las élites religio-
segundo milenio a.C. hasta mediados del primer milenio d.C. tam- sas de escribanos que controlaban los registros, el desarrollo de la
bién surgieron sociedades patriarcales, jerárquicas y militaristas si- guerra y la nobleza guerrera probablemente surgieron como parte de
milares en otras regiones de culturas clásicas, como el Valle del un proceso interrelacionado. Los esclavos fueron producto de los gru-
Indo, China y Mesoamérica. Europa occidental pudo adoptar una pos conquistados en la guerra, en la que se acostumbraba matar a. los
nueva clase de poder global durante la era moderna del colonialis- hombres adultos y esclavizar a las mujeres y a los niños. Sin embar-
mo, en que impuso sus nuevos patrones científicos e industriales go, los esclavos también surgían de entre los pobres y de aquellos que
sobre el resto del mundo. se endeudaban y vendían a sus hijos, sus mujeres y hasta a sí mismos
para pagar sus deudas. La gran cantidad de niños abandonados cons-
tituyó asimismo una fuente de esclavos. En todas estas categorías
predominaban las mujeres. Incluso los esclavos domésticos masculi-

182
7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 185
184 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO

nos se identificaban por vía materna, pues al carecer de paternidad hijas que contraían matrimonio pasaba al dominio de otros linajes
legal se les conocía por el nombre de su madre, ya que el potencial masculinos. Una estrategia para impedirlo era constituir las dotes con
sexual y reproductivo de éstas, así como su trabajo, eran propiedad bienes muebles, joyería y artículos del hogar, entregando a las hijas
tierras y esclavos mucho más escasamente de lo que se acostumbraba
del amo de la casa.4
con los hijos.8 No obstante, la sociedad babilónica también ideó va-
La importancia en Sumeria de la institución de la esclavitud se
rias formas para que las hijas pudieran seguir vinculadas con la casa
deduce del hecho de que proporciona la metáfora dominante para cual-
de sus padres.
quier jerarquía, incluyendo la relación entre lo divino y lo humano.
Una de estas formas consistía en la ficción legal de que una hija
Una antigua versión sumeria sobre la creación de los seres humanos
heredara de su padre como si fuese un hijo, en los casos de hombres
supone un tiempo anterior a la existencia de éstos, cuando los dioses
que carecían de hijos varones. Entonces, la hija podía ser designada
tenían que hacer su propio trabajo. En un momento dado los dioses se
como el hijo de su padre, en cuyo caso el marido se mudaba a la casa
declaran en huelga, dejan a un lado sus palas y picos y se rehusan a
de la familia de ella en tanto que los hijos quedaban adscritos al linaje
trabajar. La solución es crear a los seres humanos como esclavos para
del abuelo y no del padre.9 Otra estrategia era la de mantener solteras
liberar a los dioses del trabajo físico.5 La misma idea aparece en el
a las hijas reales. Ejemplo de ello es el establecimiento de la naditu,
Enuma Elish, la epopeya babilónica de la creación (de la que habla-
comunidad de sacerdotisas que permanecían sin casarse y administra-
mos ya en el capítulo 1). En ella, Marduk crea al hombre mezclando
ban la propiedad del templo. Aunque las naditu no podían casarse,
la sangre de Kingu, el consorte asesinado de Tiamat, con arcilla. "El
tenían la opción de adoptar a un niño de su propio linaje, que después
hombre se hará cargo del servicio de los dioses para que puedan tener
heredaba su propiedad.I0 De esta manera, la familia patrilineal exten-
reposo."6 día su poder a las propiedades otorgadas a las hijas.
Aunque la jerarquía de clase de las familias reales y sacerdotales
El análisis de la historia de las mujeres a través de tres milenios
estaba fuertemente establecida, las mujeres de estas familias desem-
de historia de las ciudades-Estado e imperios de Mesopotamia (hasta
peñaban un papel de poder real, pero lo hacían como extensiones del
finales del periodo persa en el año 331 a.C.) es aún rudimentario,
poder masculino. A las reinas, por ser esposas de los reyes, se les
pero parece haber un patrón de decadencia en la condición de las
asignaban grandes palacios y templos, en donde gobernaban sobre
mujeres durante ese tiempo. Las mujeres quedan más firmemente
sus bienes humanos y materiales. También se acostumbraba nombrar
subordinadas a padres y maridos, la categoría de instituciones como
a las princesas, las hijas de los reyes, como sacerdotisas y gobernantas
la naditu declina y las mujeres ya no tienen acceso a grandes áreas
de los templos. Su designación para manejar las propiedades de los
del gobierno, como parece haber sido la práctica en algunas socieda-
templos y palacios se debía a la relación que tenían con sus maridos
des de los milenios tercero y segundo.11
y padres. Dependían de ellos para tener poder, aunque la tradición
En la esfera mitológica el concepto de las diosas sigue siendo
sumeria del tercer milenio registra a una reina soberana, Ku-Baba,
muy poderoso, pero éstas se subordinan cada vez más a las deidades
gobernante de Kish.7
masculinas del panteón. En el Enuma Elish, como ya se hizo notar en
La sociedad babilónica consideraba claramente a las mujeres como
el capítulo primero, el tema principal de la versión central babilónica
competentes administradoras de la economía, y las familias principa-
sobre la creación es cómo Marduk, el dios reinante, derrota a la ancia-
les empleaban tanto a los hombres como a las mujeres de la familia
na Diosa Madre Tiamat y construye el cosmos a partir de su cadáver.
para gobernar sus extensas tierras y su mano de obra. No obstante, el
Un segundo mito de la renovación de la naturaleza desempeñó
sistema familiar por línea paterna y local daba lugar a problemas de
un papel primordial en las sociedades del antiguo Cercano Oriente y
enajenación de la propiedad familiar, que a través de las dotes de las
186 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 187

de Egipto. En este mito, el dios-rey es derrotado por los poderes de la LAS MUJERES EN EL ANTIGUO ISRAEL
sequía y la muerte y resucitado por su hermana-esposa divina. Sin
embargo, en la versión sumeria de esta historia, Inanna aparece como La condición de la mujer en el antiguo Israel varía, pues los testimo-
una reina autoritaria que reta a su hermana Ereshkigal, Reina del nios abarcan un periodo de mil años y diferentes sistemas políticos y
Inframundo. Inanna emprende su descenso al inframundo y encuentra económicos. No obstante, Israel muestra desde un principio indicios
finalmente los medios para su propia liberación. Castiga a su consorte de una sociedad campesino-pastoril sumamente patriarcal. A diferen-
masculino, Dumuzi, el rey-pastor de Uruk, por no ser lo suficiente- cia de la sociedad de Mesopotamia, en que la jerarquía de clases era
mente atento a sus necesidades, enviándolo al inframundo la mitad de un aspecto central y la jerarquía de sexo se modificaba por esferas de
cada año. poder femenino dentro de los sistemas familiares, Israel se resistió a
En la historia cananea equivalente de Anath y Baal, que data del la jerarquía de clases del mundo agrícola urbano en que lo introdujo
segundo milenio a.C, Anath, también autoritaria, irrumpe en la pre- su posición como colonizador de Canaán.12
sencia de su divino Padre, El, a quien tira de su gris cabello en protes- El pensamiento hebreo siguió sosteniendo el ideal de la igualdad
ta contra el deshonor de su marido, Baal. Anath entra en acción cuan- de los hombres como jefes de familia que se reúnen en la asamblea de
do Mot, dios de la sequía y la muerte, derrota a Baal, quien es su Israel. Aunque se acepta la esclavitud, ésta sufre modificaciones en el
hermano. Anath mata a Mot en combate, resucita a Baal y lo vuelve caso de los esclavos hebreos. El Dios que liberó a su pueblo de la
a instalar en el trono real. esclavitud no permite que los hebreos sean esclavos perpetuos. Se
En ambas versiones de este relato sobre la regeneración de las piensa que la redistribución de la tierra y la cancelación de deudas
estaciones, la diosa representa a los poderes cósmicos perdurables de periódicas son el medio para contrarrestar las distinciones por acumu-
la vida, y el rey-consorte a los poderes estacionales de la vegetación lación de propiedad y restaurar el ideal de igualdad entre los jefes de
que muere y surge, así como a los ciclos de sequía y lluvia. Tanto familia masculinos.13
Inanna como Anath son imaginadas como diosas muy dominantes, No obstante, en este sistema de comunidad masculina las muje-
con un gran potencial de ira y de poder, a la manera de reinas y no res son rigurosamente marginadas. No reciben la Torah de Dios en el
como madres protectoras. Sin embargo, Inanna pelea por su propio Sinaí. Se les confina para que los hombres puedan ser puros con el fin
honor y poder; el tema principal es, en su caso, el drama del descenso de recibir la alianza de Dios.14 La alianza se entrega a la asamblea
al inframundo y la resurrección, en tanto que el poder de Anath está masculina de Israel y aunque en ella se define el papel de la mujer, no
enteramente al servicio del honor y poder de su consorte, Baal. se le consideraba miembro por derecho propio. Las ceremonias de
Aunque la conciencia cultural del antiguo Cercano Oriente nunca iniciación para ingresar a la alianza, la circuncisión y el bar mitzvah,
perdió el sentido de la fuerza femenina como cimiento del cosmos y son exclusivas de los hombres. Se excluye a las mujeres del estudio
de la sociedad, creemos ver aquí un proceso en el que esta fuerza de la Ley, de la que sólo observan áreas limitadas. Tampoco pueden
cósmica que se identifica con lo femenino se domestica gradualmen- heredar propiedades, salvo temporalmente, hasta que esté de por medio
te, pues se le ve ya sea vencida por la fuerza y convertida en materia un heredero masculino, ni pueden testificar ni celebrar contratos.15 En
al servicio de la tecnología cósmica masculina, ya sea puesta en su lo relativo a Dios y la sociedad, la mujer carece de personalidad autó-
totalidad a la disposición de los dioses-reyes, que se reinstalan en sus noma y es representada por el jefe de familia masculino.
tronos gracias al poder de la diosa. El mito hebreo no sólo expresa la subordinación del poder de la
mujer, sino incluso la supresión de todo recuerdo del mismo. Esto se
proyecta en muchos relatos clave. Uno de ellos es el de la creación
188 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 189

de Eva a partir de una costilla de Adán, para que ella sea su ayudante. ría y de Shekhinah. En estas figuras la fémina divina representa la
Este relato elimina enteramente a la madre que pare como fuente de inherencia de Dios dentro de la creación, subordinada a la trascenden-
la vida humana. En cambio, define al hombre como a la persona cia masculina.19
original y normativa, creada de arcilla y con el aliento de un Dios En los escritos hebreos, la alianza de Dios y de Israel se concibe
Padre que actúa sin consorte femenina. Este Dios Padre forma a la como un matrimonio en el que la parte masculina es el Señor divino,
mujer del costado del hombre, para que ella le ayude. En el relato se en tanto que la comunidad humana se identifica como la esposa su-
presenta el escenario final del drama de la pubertad masculina, en bordinada. Este Señor trascendente, que desposa a Israel como su
que la mujer como madre no sólo es derrocada, sino que desaparece mujer, también afirma ser la fuente auténtica de la fecundidad de la
y la mujer es creada como esposa, como ser secundario, supeditada tierra y niega, por tanto, las exigencias de sus rivales, Baal y Anath.
a su marido.16 La contraparte de Israel como esposa es Israel como ramera, imagen
Otro relato bíblico clave trata del intento de Abraham de sacrifi- de la mujer a la que su Señor castiga por infidelidad.20
car a su hijo Isaac. El punto central de este relato es la imperiosa nece-
sidad de que Sara, la mujer legítima de Abraham, le dé un heredero No reconoció ella que era yo quien le daba el trigo, el mosto y el
masculino, que será el origen del linaje paterno del pueblo de Israel. aceite virgen... Por tanto, volveré y tomaré mi trigo a su tiempo y mi
Cuando por fin nace este niño —en forma milagrosa, pues Abraham y mosto a su sazón y le quitaré mi lana y mi lino... La castigaré por los
Sara son ancianos— Abraham debe probar sin embargo su absoluta días de fiesta para Baal... cuando iba detrás de sus amantes y se
lealtad al Dios patriarcal, demostrando su disposición a sacrificar a su olvidó de mí, dijo el Señor (Oseas 2: 8, 9, 13).
hijo. De este modo se niega totalmente el derecho de la madre a sus
propios hijos, ya que está ausente incluso como elemento del drama.17 El pensamiento hebreo separa más estrictamente entre lo divino
El establecimiento de la realeza y de la vida urbana con el reina- y lo humano, mientras que la jerarquía de sexos se usa para delimitar
do de David entró en conflicto con los anteriores ideales igualitarios el reino de lo divino y lo santo respecto del reino de lo humano y lo
masculinos. También ocasionó que Israel se aproximara a los mode- impuro, en que lo femenino representa lo relativo tanto a las creaturas
los cananeos de la renovación del reino a través de los ritos anuales de como a lo impuro. Se les niega a la mujer y a la Tierra la capacidad
muerte, renacimiento y matrimonio con la Diosa. En gran parte del procreadora, la cual es adjudicada a un poder divino masculino que
relato del templo de Salomón existen evidencias del culto a la Diosa, está por encima y fuera de la Tierra. Este Señor divino se apropia
pero los reformadores del culto a Jehová que dieron forma a los docu- también del poder de la sequía y la infertilidad, que usa para castigar
mentos bíblicos existentes lo declararon ilegítimo.18 a aquellos que buscan a Baal (el nombre de Anath nunca se menciona
Una forma de manejar esta amenaza de la Diosa consistió en asi- en la Biblia) como fuente de la renovación de la fecundidad agrícola.
milar los símbolos del matrimonio sagrado, pero revirtiendo su patrón
sexual. En los mitos babilónicos, la Diosa es primordial y el dios-rey
representa a la comunidad humana elevada a la condición divina a LAS MUJERES EN LA ATENAS CLÁSICA
través de ella. En el simbolismo hebreo del matrimonio sagrado, no
obstante, Dios está por encima de todo el proceso cósmico; se supone Cuando dirigimos nuestra mirada hacia la Atenas clásica, encontra-
su existencia antes de la del mundo, al que creó a través de su Palabra. mos una cultura que, como las mesopotámicas, tuvo importantes cul-
Se elimina del cielo una deidad femenina, aunque quedan restos de tos a diosas y narró mitos que atestiguan un arcaico poder femenino.
una personificación femenina de lo divino en las figuras de la Sabidu- Sin embargo, esta cultura también muestra una lucha vehemente por
190 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 191

someter al poder matriocéntrico, lucha que, a diferencia de los relatos a los que haya en favor de Orestes.
hebreos, permanece viva en la memoria. La cultura helénica se basó Yo no nací de madre y, salvo el himeneo,
en la herencia de la antigua Micenas, una sociedad patriarcal y gue- en lo demás amo con toda el alma todo lo varonil.
rrera de la Edad de Bronce tardía (1400 a.C-1000 a.C), que a su vez Estoy por entero con la causa del padre.
mostraba elementos de la cultura minoica del segundo milenio a.C. No ha de pesar más en mi ánimo
Aunque tal vez sea exagerado describir a esta sociedad como absolu- la suerte de una mujer que mató a su marido,
tamente igualitaria, sin jerarquía de clases ni de sexo, es muy proba- al dueño de la casa. Orestes vencerá
ble que —más marcadamente que en el mundo mesopotámico tem- aun en igualdad de votos por entrambas partes.25
prano— la mujer fuera igual al hombre en las élites palaciegas. Las
diosas predominaban como símbolos de fuente de la vida.21 Las potencias de la Madre Tierra son domesticadas y convertidas
En el siglo VI, el legislador Solón reorganizó Atenas como una en Euménides (Las Amables), para morar en adelante bajo el Areópago
sociedad de ciudadanos masculinos. En sus leyes, equivalentes a las como colaboradoras pacíficas del poder patriarcal.
de Moisés pero con una misoginia más vehemente, se prohibió que la En su estudio acerca de la cultura ateniense del siglo V, Page
mujer desempeñara función ciudadana alguna, lo que la convirtió en DuBois ha mostrado cómo el drama clásico y el arte monumental ates-
una menor de edad permanente, incapaz de actuar como parte autóno- tiguan la importancia de este conflicto entre la identidad del ciudada-
ma en cualquier transacción cívica, económica o política. La mujer no griego masculino y sus oponentes relegados. Estos oponentes se
fue recluida al fondo de la casa, en una estricta separación entre lo identifican como lo femenino, lo bárbaro y lo animal. El ciudadano
público y lo privado. Ahí, la mujer tiene que trabajar afanosamente, griego masculino y libre busca establecer su identidad sometiendo y
hilar y criar a los niños pequeños, pero no puede aparecer en los amplios proscribiendo lo no griego, lo no masculino y lo no humano de su
foros públicos de la vida política y cultural del hombre.22 No obstan- esfera de acción. Una manifestación de esta lucha es la representación
te, todos los monumentos de la cultura griega evidenciaron una cons- en los edificios públicos de centauros y amazonas enfrascados en
tante conciencia masculina del poder femenino, derrotado pero peli- batalla con los ciudadanos-soldados griegos.
groso aún.23 El centauro y la amazona representan la región liminar donde el
Según el relato de Hesíodo, el poeta-campesino del siglo VIII, hombre y el macho animal se confunden y donde las mujeres actúan
Zeus obsequia a Pandora por esposa a Epimeteo (y con ello a la huma- como hombres guerreros. Al representar a estas figuras como derrota-
nidad) como castigo por el pecado de Prometeo. Ella trae el mal al das, los atenienses también mostraban su triunfo sobre los persas, quie-
mundo, terminando así con la vida despreocupada de la autarquía nes representaban a la sociedad oriental servil y afeminada, con la
masculina.24 En los dramas de Esquilo, gran escritor de tragedias, se cual los atenienses contrastaban su sociedad de ciudadanos masculi-
plantea la subordinación del derecho materno al paterno a través de la nos libres e iguales. DuBois muestra cómo esta distinción se vino
trilogía de la Orestiada, que culmina con la batallafinalentre las Erinias, abajo en la Guerra del Peloponeso, en la que griegos lucharon contra
amenazadoras deidades de la Tierra que vengan el matricidio, y Atenea, griegos. En las obras de Eurípides de este periodo, la mujer representa
la Diosa del Olimpo que, identificada con el padre, emite el voto deci- al dilema patriarcal de la extranjera conquistada dentro de la casa, no
sivo por la prioridad del padre sobre la madre con estas palabras: sólo como hembra dominada sino también como símbolo de casas y
culturas extranjeras.26
Eso me toca a mí dar mi voto la última. En la sociedad que emergió de la lucha fratricida, las ciudades-
Éste es mi voto, que añadiré Estado griegas perderían su autarquía, así como su distanciamiento de
192 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 193

las culturas del Cercano Oriente. Alejandro Magno incorporaría no formación, en el que la materia femenina no es modelada completa-
sólo a Grecia bajo su gobierno macedonio, sino también a todo el mente por la fuerza masculina. El resultado es un ser defectuoso que
imperio persa, en una amalgama de lo helénico y lo asiático. DuBois carece completamente de racionalidad, voluntad moral y fuerza física,
considera que Platón y luego Aristóteles dilucidaron la nueva relación y por lo tanto incapaz de ser autónomo.28 De esa manera, igual que lo
entre lo masculino griego y lo femenino, lo bárbaro y lo animal, a hacen los mitos hebreos, Aristóteles despoja a la Tierra y a la feminei-
través de una nueva metáfora de jerarquía. Esta nueva metáfora incor- dad del poder generativo y las degrada como receptoras y/o subverti-
pora a la mujer, al extranjero y al animal como inferiores naturales en doras pasivas de una potencia masculina trascendente.
una cadena de seres jerárquica que se extiende desde el Logos divino Esta metáfora de la jerarquía ontológica como jerarquía social,
e inmaterial, en la cima de la escala, hasta la materia informe en el con sus niveles descendentes de racionalidad y, por tanto, de adecua-
extremo inferior.27 ción para el servilismo, se introdujo en el cristianismo en los primeros
La esclavitud se convierte en el punto central de esta nueva me- siglos de nuestra era y en adelante influiría en la cultura occidental
táfora de jerarquías. Aunque había habido esclavos en la sociedad hasta el periodo moderno. No obstante, aunque Platón y Aristóteles
ateniense, eí ciudadano mascuiino libre no se identificaba con ellos; les dieron forma a ios reclamos de ios hombres griegos por una sobe-
más bien los ignoraba, pues consideraba la esclavitud como una ca- ranía preeminente sobre todo aquello que era naturalmente inferior,
racterística de la sociedad bárbara. El número de esclavos aumentó en ello también podemos ver el comienzo de la pérdida de vigor de la
enormemente después de la Guerra del Peloponeso, pero la esclavitud cultura clásica, el desprendimiento de la mujer, el cuerpo y lo terreno
también invadió la conciencia griega como modelo de todas las rela- en favor de la negación ascética.
ciones entre los hombres griegos dominantes y los otros.
Como hemos visto, la ontología de esta cadena del ser fue desa-
rrollada por la filosofía de Platón, pero fue con Aristóteles, tutor de E L DESPRENDIMIENTO ASCÉTICO DE LA TIERRA
Alejandro Magno, que esta jerarquía social del ser fue explícitamente
relacionada con la esclavitud. La relación básica de dominio y some- El ascetismo no se originó en la cristiandad, pero la dominó desde sus
timiento es considerada como aquella en la que la mente gobernante inicios hasta el Renacimiento y la reforma, y aún ejerce influencia en
se apropia instrumentalmente de los cuerpos de otros para usarlos como nuestros días. Sus raíces están en los movimientos del judaismo y del
herramientas. Los hombres griegos de la clase gobernante son aque- helenismo que expresan un pesimismo creciente hacia la capacidad
llos en quienes predomina la razón y, por tanto, la capacidad de go- de las élites culturales y políticas masculinas para crear una Tierra
bernar. En orden descendente, se considera a las mujeres, los bárbaros buena y el deseo de escapar por completo de los confines mortales del
(como esclavos) y los animales como seres sin esta capacidad racio- cuerpo y de la Tierra.
nal, y por ende únicamente aptos para ser esclavos o instrumentos Ya en Platón, la caída del alma dentro del cuerpo es considerada
serviles de la soberanía griega masculina. como un castigo o como un periodo de prueba temporal. El estado
Aristóteles también sostuvo la consideración sobre la impotencia ideal del alma es el de un espíritu incorpóreo que mora en su estrella
femenina sugerida en el discurso de Atenea en Las Euménides. La fuerza nativa. La vida en el cuerpo se define como un proceso de mortifica-
procreadora es adjudicada como una capacidad exclusiva del hombre. ción mientras se prepara a ser liberada del ciclo de la rencarnación.
La mujer es definida como un mero recipiente pasivo e incubador de En la época en la que el imperio romano conquistó Grecia y los mun-
la semilla masculina, la cual contiene en sí misma el poder generativo. dos del Cercano Oriente (desde finales del siglo I a.C. hasta el siglo
La mujer se produce a través de un fracaso materno en este proceso de I d.C), este ánimo pesimista y de enajenación del mundo, expresado
194 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO
7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 195

en el catastrofismo y el gnosticismo, se arraigó entre los pensadores romano de Occidente como entidad política. La vida misma de san
de estas regiones. Agustín coincidió con las etapas críticas de esta caída. Escribió su
Tanto el pensamiento gnóstico como el apocalíptico contenían monumental obra sobre la historia del mundo, La Ciudad de Dios,
elementos de protesta social contra el dominio imperial y patriarcal. poco después de que la ciudad de Roma había sido saqueada por los
Los autores apocalípticos protestaron en nombre de las naciones opri- godos (y en respuesta a las acusaciones paganas de que la cristiandad
midas y de los pobres que eran víctimas del imperialismo. El gnosti- misma había contribuido a la caída de Roma). Al morir en el año 430
cismo contenía elementos incipientes de la emancipación de los sexos. d.C, su propia ciudad de Hipona, en el norte de África, estaba sitiada
El mundo divino trascendente se concibió como andrógino, y se pen- por los vándalos.
só en mujeres y en hombres liberados de sus papeles sexuales, hacia
Durante los siguientes mil años, Europa occidental viviría bajo la
una nueva totalidad espíritu alíñente andrógina.29 sombra del colapso del imperio romano y consideraría su propio mundo
La cristiandad fue conformada por estos dos sistemas anticósmicos como decadente y en preparación para el fin.31 El imperio romano
de pensamiento, pero también luchó por frenar sus elementos más (que había organizado en un vasto sistema político una región que
radicales. Sostenía un punto de vista modificado de las bondades del abarcaba a Inglaterra y España en el oeste, el norte de África y Egipto,
cuerpo y de la Tierra como la creación buena (aunque temporal) de y Siria y Asia Menor) había sido la forma culminante de una historia
Dios, pero aun así conservó las identificaciones que hebreos y griegos de tres mil años de creación del imperio del Mediterráneo, iniciado
hicieron del cosmos y del cuerpo con la jerarquía patriarcal. El orden con los reinos de Asiría, Persia y Egipto. Era en verdad apocalíptico
social patriarcal se reafirmó como el orden de la creación, y a las que este sistema del mundo se viniera abajo y cayera sumergido en el
víctimas de éste se les ordenó someterse pacientemente a él hasta ser caos (por lo que se refiere a Occidente; la mitad oriental del imperio
liberadas de su autoridad con la muerte. experimentó una historia muy diversa), lo que confirmaba el punto de
El sistema cristiano de pensamiento que surgió hacia fines del vista de que la historia de la Tierra había seguido este mismo curso.
siglo IV, en pensadores como san Agustín, se puede caracterizar como Las principales causas de esta caída de la mitad occidental del
una fusión conservadora de patriarcado, ascetismo y catastrofismo. imperio fueron económicas: una pesada carga burocrática imperial ex-
Para san Agustín, el patriarcado es el orden natural de la sociedad, trajo la riqueza de las ciudades y la ineptitud de los ejércitos romanos
que refleja la inferioridad innata de la mujer, su falta de capacidad impidió detener las migraciones de los pueblos celtas y germánicos
para el mando y su sumisión ante el hombre como representante de la del norte, cuyos jefes bárbaros suplantaron gradualmente a los líde-
imagen de Dios. Tanto la esclavitud como el gobierno imperial, aun- res del ejército romano. Tres milenios de explotación de las tierras
que no sean el mandato ideal de Dios para la sociedad, son los instru- que bordean el Mar Mediterráneo también cobraron su cuota ecológica.
mentos necesarios para reprimir las pasiones irrefrenables de los hom- Los métodos agrícolas de irrigación en el valle entre el Tigris y el
bres caídos. La Iglesia cuenta con la justificación de usar el poder Eufrates causaron, desde el segundo milenio a.C. un proceso de
militar del Estado para mantener el orden, y también para aplicar la salinización que gradualmente convirtió a la fértil Turquía en un de-
ortodoxia contra la herejía.30 El celibato es el estado óptimo de vida sierto.32
por el cual los cristianos se preparan para el fin del mundo y para el
El uso que fenicios, griegos y romanos hicieron de la madera
mundo inmortal por venir.
como fuente primaria de combustible, así como para todo tipo de cons-
La síntesis agustiniana de gnosticismo, catastrofismo y cristia- trucciones, devastó los bosques de Líbano, Grecia e Italia. La explo-
nismo le dio forma a la perspectiva dominante del mundo medieval tación minera a cielo abierto y con canteras también ocasionó que se
latino. Su pesimismo espiritual fue reforzado por la caída del imperio perdiera la cubierta del suelo y la tierra vegetal de las colinas. Éstas,
196 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 197

desprovistas de protección, sufrieron una vasta erosión cuando las sencilla e igualitaria, en armonía con otros seres humanos y con la
torrenciales lluvias arrasaron con la tierra desabrigada. El apacenta- naturaleza. Hasta el ayuno, con moderación, y la adopción de dietas
miento de ovejas y cabras completó la destrucción de la vida forestal. vegetarianas pueden restituir un cuerpo sano, en vez de significar una
La desforestación secó los manantiales de las montañas, y la erosión negación enfermiza de éste.
del suelo creó pantanos que fueron fuente de la malaria. Ello, además El ascetismo puede verse en este sentido como una restitución
de la inadecuada eliminación de aguas negras, frecuentemente oca- del paraíso. Los monjes restituyen la propiedad comunal, superando
sionaba epidemias en ciudades sobrepobladas como Roma. así la división explotadora de la creación de Dios en una propiedad
Casi todas las manadas salvajes de grandes mamíferos también se privada, como consecuencia de la caída.35 Protegen a los animales
agotaron en Grecia durante el periodo clásico, y la obsesión romana que les proveen alimento, con lo que superan la enemistad entre hom-
por los juegos circenses aniquiló los vastos rebaños de animales salva- bres y animales que surgió después del Diluvio (Génesis 9: 2-3).36 Si
jes de África, Asia y hasta la India. En el norte de África se extin- san Francisco puede ser considerado como el santo patrón de la pre-
guieron los elefantes, los rinocerontes y las cebras; los leones desapa- servación y del movimiento pro derechos de los animales, debido a
recieron de Grecia y de Asia oriental, y los tigres de Irán. La destruc- que respetó a la naturaleza al tratarlos como nuestros hermanos y
ción ecológica fue ciertamente un factor que contribuyó a la caída del hermanas. San Benito, de acuerdo con el filósofo Rene Dubos, debe-
imperio y que generalmente ha sido ignorado por los historiadores.33 ría ser el santo patrón de la vida pastoril, de la restitución y del uso
Aunque buena parte de este daño ecológico fue irreversible, la racional de la naturaleza.37
caída del imperio, la desaparición de ciudades y el regreso a la agri- El ascetismo cristiano fue profundamente ambivalente hacia la
cultura de subsistencia ayudaron a restaurar la tierra. En este punto, el mujer. Una parte del pensamiento ascético (particularmente atractiva
ascetismo cristiano desempeñó un papel positivo en razón de su hos- para las mujeres ascéticas) suponía que el derecho a no casarse ni
tilidad contra la acumulación de riquezas. Las comunidades monásti- tener hijos liberaba a la mujer de la subordinación de la familia
cas de Europa occidental no sólo fueron centros para la preservación patriarcal. A través de la adopción del celibato, las mujeres superaron
de la cultura literaria, sino que también crearon una nueva unión entre la maldición de Eva, se les devolvió en Cristo la igualdad con el hom-
la agricultura de subsistencia y la comunidad espiritual igualitaria. bre y se les permitió actuar como agentes activos en la prédica y el
San Benito asoció el intelecto y el trabajo al decretar que los monjes ministerio cristianos.38 Sin embargo, esta liberación se basó en un
realizaran sus propias labores domésticas y agrícolas.34 Sin embargo, rechazo del papel sexual y reproductivo de la mujer como inherente-
los monasterios sucumbieron enseguida a la tentación de acumular mente degradante. Los ascetas masculinos hablaban de la mujer virgi-
riqueza y de sembrar utilizando la explotación del trabajo de siervos. nal como si se hubiera convertido de manera espiritual en un hombre,
Para aquellos que buscan una ética ecológica acorde con una nueva ya que para ellos la femineidad era inherentemente inferior.39
era de caída imperial, la herencia del ascetismo cristiano ofrece, al Con todo, este ascetismo igualitario fue rápidamente ensombrecido
igual que Jano, dos caras. Debido a su hostilidad hacia las mujeres, la por la perspectiva misógina que consideraba a la sexualidad femenina
sexualidad y el cuerpo, así como a su desprecio por el mundo material y al parir como la esencia del pecado y la muerte. A través de la repro-
en favor de la vida después de la muerte, una cara de esta tradición ducción sexual se transmiten el pecado y la vida mortal y pervertible.
refuerza los patrones de negligencia con la Tierra y el deseo de huir El alma masculina incorpórea fue el baluarte de la vida eterna y debía
de ella. No obstante, el ascetismo también puede entenderse no como fortalecerse contra la mujer por ser la personificación de la vida mor-
un rechazo del cuerpo y de la Tierra, sino más bien como un rechazo tal.40 El hombre asceta debe evitar aun la más distante presencia de
de la explotación y el exceso, y por tanto como el retorno a una vida las mujeres para asegurarse de no caer en la vida pervertible.41 Para
198 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 199

estos hombres ascetas, incluso las mujeres ascetas eran peligrosamente remplazarse por etapas superiores. El contemplador se desplaza hacia
sexuales. Se privó entonces cada vez más a las mujeres ascetas de sus el alma y ve los rastros de Dios dentro de sus propios poderes intelec-
papeles menores en el ministerio religioso público —como diaconisas, tuales. Después se traslada desde estas imágenes mentales hasta los
por ejemplo— y se les recluyó en conventos, donde la obediencia a arquetipos de la esencia eterna, donde comienza a vislumbrar la Men-
Dios debía expresarse con una total obediencia a la autoridad ecle- te de Dios como la fuente de estas esencias. Esta ascensión conduce
siástica masculina.42 finalmente a un encuentro contemplativo con Dios.45
Esta ambivalencia hacia las mujeres estaba estrechamente rela- Pese a todo, esta misma visión de la Tierra y de la experiencia de
cionada con la ambivalencia cristiana hacia la naturaleza física. Como los sentidos como primer peldaño de un cosmos icónico y sacramental
Carolyn Merchant ha mostrado en su análisis sobre el surgimiento de también tenía su mensaje negativo. La naturaleza estaba bajo una mal-
la ciencia, el paradigma medieval de la naturaleza era orgánico.43 La dición. La caída de la humanidad precipitó al cosmos a un estado de
Tierra y el cosmos entero eran considerados como un inmenso cuerpo servidumbre. Está, pues, bajo el influjo del Demonio, que es el Prínci-
en el que todas las partes están interconectadas. No obstante, como pe de este Mundo.46 Particularmente se creía que la Tierra y la esfera
también lo muestra Merchant, la versión dominante de esta metáfora sublunar de aire a su alrededor estaban llenas de espíritus demoniacos.
orgánica era jerárquica. Es como un cuerpo ordenado jerárquicamente Todo lo que no está redimido ni bajo el gobierno de Cristo (y de la
que el cosmos se convierte en la analogía de la sociedad jerárquica. Iglesia) —esto es, las tierras y los pueblos no cristianos, pero también
Los gobernantes son la cabeza, los guerreros el corazón y los trabaja- los animales salvajes y las forestas vírgenes— son ámbitos del De-
dores el estómago, las manos y los pies.44 monio. Aventurarse en la naturaleza fuera de la sociedad cristiana es
San Pablo inauguró la versión eclesiástica de este cuerpo jerár- arriesgarse a encontrar a los demonios. Aquellos que buscaron el co-
quico cuando hizo de la Iglesia el cuerpo, bajo Cristo como su cabe- nocimiento de la naturaleza fuera del control de la Iglesia lo hicieron
za, de manera semejante a la relación entre el esposo como cabeza y por medio de un pacto con el Demonio.
la mujer como su cuerpo en el matrimonio (patriarcal) (Epístola a los Este concepto del reino demoniaco y no redimido podía también
Efesios 5: 21-33). Los pensadores medievales continuaron elaboran- dirigirse hacia las mujeres y la sexualidad como el enemigo interno.
do este concepto del cuerpo ordenado jerárquicamente como una En la cacería de brujas que se desató en la sociedad europea entre los
metáfora de las jerarquías eclesiásticas, feudales y domésticas. Este siglos XV y XVII, esta geografía de la naturaleza caída y demoniaca
cuerpo ordenado jerárquicamente conduce a dualismos entre la mente en contraste con la esfera de redención bajo el control eclesiástico y
y el cuerpo, ya que la cabeza es considerada como la morada de la social cristiano se encontraba principalmente en el cuerpo de las
razón y como el poder incorpóreo que debe gobernar sobre el cuerpo, mujeres, particularmente en las mujeres viejas de los pueblos. De
pero no sucumbir ante él. acuerdo con los inquisidores dominicos del siglo XV, Heinrich Krae-
Para la espiritualidad medieval, este cosmos ordenado jerárqui- mer y Jacob Sprenger, las mujeres eran, por su misma naturaleza,
camente también podía considerarse como una escalera que ascendía contrarias a la fe cristiana, y la creación de la mujer de la costilla
hacia Dios. De esa manera, en la obra clásica del siglo XIII, Itinerario extraída de Adán no sólo significaba la naturaleza secundaria e infe-
de la mente hacia Dios, de san Buenaventura, se señala que el con- rior de la mujer, sino una naturaleza siempre reticente a aceptar su
templador comienza por contemplar la naturaleza física. Ahí encuen- propia subordinación.47
tra los rastros de la presencia de Dios en la naturaleza sensible. Sin De esta naturaleza perversa surge la propensión de la mujer hacia
embargo, esta contemplación de Dios a través de la naturaleza física la brujería, un mal que no ha afectado al hombre debido a la encarna-
es la etapa inferior de una ascendencia contemplativa que pronto debe ción de Cristo (como hombre). Se imagina a las mujeres, aun en la
200 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 201

ancianidad, como sexualmente insaciables. Esta lujuria es no sólo la Según Calvino, a pesar de que en el libro de la naturaleza y en la
que arrastra a los hombres al pecado, sino también la que incita a las conciencia humana alguna vez se reveló qué es Dios, desde la caída
mujeres a aceptar un pacto con el Demonio, que se sella con un frío del hombre se ha perdido esta habilidad para conocer a Dios a través
coito sexual. Se considera que las brujas usan sus poderes especial- de la creación. El conocimiento salvífico de Dios ahora sólo puede
mente para impedir el acto venéreo, volviendo impotentes a los hom- obtenerse de la Palabra de Dios revelada en las escrituras, que narran
bres y también ocasionando infertilidad y abortos en las mujeres, así la obra redentora de Dios en Cristo.48 Los enlaces entre creación y
como otros tantos desastres en la naturaleza (mal tiempo y abortos en redención, Logos cósmico y Cristo, entretejidos por la cristiandad clá-
las vacas). sica, se rompieron en una dualidad. Esto también significó que uno no
También se pensó que las brujas copulaban con la naturaleza sal- podía esperar encontrar ninguna experiencia de Dios en el arte, el mis-
vaje a través de animales que vivían con ellas y que volaban hacia el ticismo o las experiencias de la naturaleza, ni podía haber evidencia
bosque para celebrar sus sabats nocturnos. Por lo tanto, la persecu- alguna del conocimiento auténtico de Dios en la gente no cristiana.
ción de las brujas hizo de las mujeres el foco de la guerra en contra de Fue notoria la hostilidad iconoclasta de los reformadores calvi-
lo demoniaco como no humano, no cristiano, no masculino y no ra- nistas hacia el arte visual en las iglesias. Hicieron pedazos los
cional. Los bosques vírgenes, los animales no domesticados, los here- vitrales, las estatuas y las tallas que cayeron en sus manos en los
jes y paganos, la sexualidad y los sentimientos sensuales se equipara- edificios de las iglesias,49 de manera que el culto calvinista fue des-
ron a la mujer. Esta obsesión de la mujer como bruja no fue exclusiva provisto de todo simbolismo visual. Tanto el predicador, de aspecto
de la Edad Media o del catolicismo, pues continuó en el protestantismo lúgubre por la toga negra que porta, como el pulpito se convirtieron
y proporcionó metáforas importantes tanto para una incipiente inves- en las características principales de la iglesia, y el altar se redujo a
tigación científica de la naturaleza como para la colonización europea una simple mesa de comunión. El oído era el único medio de acce-
de tierras paganas. so a la experiencia de Dios. La palabra, expresada en las escrituras
y el sermón, así como la música, eran los mediadores principales
con la divina presencia. Había que recelar de todos los demás sen-
LA REFORMA Y LA REVOLUCIÓN CIENTÍFICA tidos; nada de lo que uno podía ver, tocar, oler o probar podía ser
portador confiable de lo divino.
La reforma calvinista y la revolución científica son dos expresiones Hasta el pan y el vino de la Eucaristía se veían no tanto como la
de un cambio fundamental en el concepto occidental de la naturaleza. encarnación de Cristo, sino más bien como un recordatorio intelectual
En estos dos movimientos se le dio una nueva forma a la lucha cris- de un mensaje acerca del acto redentor de Cristo realizado en el pasado
tiana medieval entre lo sacramental y lo demoniaco. El calvinismo por nosotros.50 De esta manera el calvinismo promovió la victoria de
hizo grandes contribuciones a la desaparición del sentido sacramental la cultura oral sobre la visual. Debido a la conmoción que provocó el
medieval de la naturaleza (a diferencia del luteranismo y el anglica- descubrimiento de la palabra impresa y vernácula, el culto calvinista
nismo, que conservaron mucho más de la cultura litúrgica sacramental). tuvo gran poder en su época clásica. Mas ahora, en una cultura harta de
El calvinismo radicalizó la división entre la naturaleza y la gracia en la palabra manipulada, en la cristiandad occidental el legado calvinis-
el pensamiento cristiano. Consideraba que la naturaleza estaba total- ta aumenta la ya de por sí profunda sensación de aburrimiento que
mente depravada. En la naturaleza no quedaba ningún residuo de la producen el culto y la vida en general. Los interminables estimulantes
presencia divina que pudiera apoyar el conocimiento natural de Dios tecnológicos no pueden llenar el vacío causado por la desaparición de
o de la relación con Dios. experiencias sensibles de lo maravilloso y misterioso.
202 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 203

Aunque el calvinismo desmanteló el cosmos sacramental de la cris- y artesanal estaban perdiendo acceso al trabajo calificado en campos
tiandad medieval, conservó y reforzó su universo demoniaco. El mun- como la medicina, la partería, la elaboración de cerveza y la impre-
do caído, especialmente la naturaleza no domesticada y también los sión de textos. Todas las mujeres, como tales, estaban marginadas a la
otros grupos humanos fuera de la Iglesia calvinista, estaban bajo la esfera privada de la familia, bajo la supremacía de sus maridos.52 La
influencia del Demonio. Todo lo pagano, incluyendo a los católicos modificación de la jerarquía de clases entre las clases alta y baja
romanos, así como a los indios y africanos no conversos, era terreno masculinas fue compensada con una jerarquía de sexos entre hombres
propicio para los poderes demoniacos. Dentro de la comunidad misma y mujeres mucho más rígida. El puritanismo fue la corriente principal
de los santos, las mujeres eran la puerta del Demonio. Si las mujeres en este desarrollo de la familia patriarcal de clase media.
obedecían estrictamente a sus padres, maridos, ministros y magistra- La relación de la revolución científica con el puritanismo, por no
dos, se redimían como buenas esposas. Aun así, la herejía y la brujería mencionar su relación con la persecución de la brujería y con el for-
acechaban en cualquier acto de independencia de las mujeres. talecimiento de la familia patriarcal, permanece en su mayor parte
Entre los protestantes, los calvinistas fueron los primeros cazadores inexplorada. En la historia intelectual de Occidente se ha asumido,
de brujas, tanto en Inglaterra y Escocia como en Nueva Inglaterra. por lo general, que el surgimiento de la ciencia en el siglo XVII fue
También fueron los autores principales del nuevo concepto de la familia un factor decisivo para que desaparecieran los puntos de vista supers-
patriarcal como la institución clave de la Iglesia y el Estado. No es una ticiosos que fomentaban la persecución de brujas. Sin embargo, estu-
casualidad que William Perkins, ministro que se encontró entre los dios recientes sugieren una relación más estrecha y compleja entre los
principales formuladores de la visión puritana de la familia patriarcal fenómenos de este periodo de lo que generalmente se admite.53
en su Christian Oeconomie ("Economía cristiana", 1590), haya escrito Se considera que Francis Bacon (1561-1626), lord canciller de
también uno de los tratados más importantes para promover la persecu- Inglaterra bajo el reinado de Jaime I, fue el padre del método cientí-
ción de brujas: A Discourse on the Damned Art of Witchcraft ("Discurso fico. En su tratado Novum Organum (1620) detalla el método inductivo
sobre el arte maldito de la brujería", 1596). Al igual que sus contrapartes del conocimiento empírico que se origina en la observación de los
dominicos, Perkins considera a la mujer como el género con inclinación fenómenos naturales hacia una generalización creciente, siempre re-
primaria hacia la brujería, tanto por su natural debilidad de mente como tornando a la observación experimental para verificar estas generali-
por su resistencia a tomar su debido lugar bajo la autoridad masculina.51 zaciones. No obstante, la retórica de Bacon sobre el nuevo conoci-
La época de la reforma de los siglos XVI y XVII presenció cam- miento está repleta de imágenes extraídas de la cacería de brujas (Jai-
bios importantes en la jerarquía social y en la relación que guardaba me I fue un gran promotor de la persecución de brujas).54 El laborato-
la esfera doméstica de la familia con la vida pública. Los hombres de rio científico se describe en un lenguaje tomado de la cámara del
las clases media y alta se agruparon como una sola élite educada, inquisidor, en la que la naturaleza es acosada y puesta a prueba, y por
mercantilista y terrateniente. Al mismo tiempo, los campesinos fue- lo tanto obligada a revelar sus secretos.
ron despojados de sus derechos sobre las tierras comunales y que- Este conjunto de imágenes inquisitoriales no debe verse simple-
daron reducidos a la condición de labriegos sin tierra. De esta manera mente como un accidente cultural, ya que tiene varios efectos que
se estaba formando una nueva jerarquía de clases, capitalista y traba- todavía conforman el pensamiento científico. Uno de ellos es el su-
jadora, a partir de la disolución del sistema feudal. puesto de que en el medio provisto por el laboratorio, en donde las
Las mujeres de las clases altas estaban perdiendo el acceso al entidades de la naturaleza son extraídas de su ambiente normal y
poder público a través de la posesión de tierras, y las universidades sometidas a condiciones de tensión especial, se produce la verdad
continuaban cerradas para ellas. Las mujeres de las clases campesina más pura acerca de la naturaleza. Una segunda suposición es la creen-
204 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 205

cia en la objetividad del inquisidor, cuyas motivaciones y presencia Descartes degradó a los animales a la calidad de autómatas, los
en la preparación del experimento no deben tomarse en cuenta en los cuales parecen tener vida pero en realidad se mueven impulsados por
resultados. una fuerza mecánica, como relojes. Este punto de vista también se usó
El pensamiento de Bacon está saturado de imágenes sobre la para justificar experimentos viviseccionales con los animales con el fin
naturaleza como una hembra que va a ser forzada, penetrada, con- de convencer a los experimentadores de que los chillidos y contorsio-
quistada y obligada a ceder, palabras todas ellas que remiten a la nes de los animales eran meros reflejos mecánicos. Puesto que los ani-
violación y subyugación de la mujer, en tanto que el científico es males carecen de alma, es imposible que puedan sentir.56 En efecto,
retratado como el epítome del poder masculino sobre esa naturaleza Descartes rompió el continuo de cuerpo orgánico, vida, sensibilidad y
femenina.55 Bacon relaciona la revolución científica con el mito cris- pensamiento, continuo que se dividió en el pensamiento, que se encuentra
tiano de la caída y la redención. A través del pecado de Eva, la na- en Dios y en la mente humana, y en la materia muerta en movimiento.
turaleza escapó al control del hombre, pero a través del conocimien- El dualismo de Descartes de mente y materia también reflejaba
to científico esta caída se revertirá y el hombre volverá a dominar a un dualismo entre dos verdades: las verdades de la religión, reveladas
la naturaleza como representación del dominio de Dios sobre la Tie- en la doctrina católica, y las verdades de la ciencia, que se encontra-
rra.56 Para Bacon, el conocimiento científico es fundamentalmente ban a través del método científico. Este dualismo permite de igual
un instrumento del poder, de la capacidad para subyugar a la natura- forma una separación entre hecho y juicio, lo que permite a su vez
leza y gobernarla. referirse a la verdad científica como objetiva y libre de juicio, en tan-
Rene Descartes (1595-1650) es la segunda figura en que se fun- to que las cuestiones de la ética y el juicio pueden circunscribirse a
damenta el pensamiento científico moderno. Sin embargo, su famoso una región separada del alma. Descartes y otros científicos que tam-
método de investigación es antiempírico. De acuerdo con la tradición bién deseaban ser cristianos ortodoxos (católicos o protestantes) pro-
platónica y escolástica, las impresiones de los sentidos no son confia- movieron esta separación debido a que les permitía vivir en dos mun-
bles. La verdad se obtiene penetrando en el razonamiento abstracto y dos sin correr el riesgo de que chocaran entre sí.59 La universalidad
descubriendo ahí los principios originales, mediante los cuales se puede del discurso, en la que se unen todas las ramas del saber —tal como
deducir todo otro conocimiento. Descartes encuentra estos primeros se pretendió en la Europa medieval— se vio fragmentada, lo cual tuvo
principios en la mente pensante misma, que no puede negar su propia efectos fatales que apenas empiezan a reconocerse.
existencia, y en Dios, el concepto correlativo perfecto de esta mente Isaac Newton (1642-1727), una generación después que Descar-
pensante, cuya perfección le asegura a la mente humana que su lógica tes, integró los métodos experimental y matemático del conocimien-
racional no puede ser engañada.57 to. En sus Principios matemáticos de filosofía natural (1687) estable-
El método de Descartes produce una versión radical del dualismo ció las bases de la física moderna hasta Einstein. Para él, la materia es
entre mente y materia. La mente pensante es trascendente y sobresale reducible a partículas atómicas que se mueven en un espacio vacío,
en contraste con la materia, que por su naturaleza carece de mente y mediante las leyes de la fuerza y la gravedad. Newton también se
de alma y que es divisible en elementos más y más pequeños que se consideraba un teólogo natural. El universo mecánico necesitaba un
mueven mecánicamente de acuerdo con leyes de la causalidad. En relojero y ese relojero era Dios, quien no sólo construyó la máquina
Descartes vemos la metáfora penetrante de la máquina aplicada a toda del universo y le infundió las leyes del movimiento, sino que además
la naturaleza física, e incluso al cuerpo humano. El resultado es una intervenía de tiempo en tiempo para corregir sus irregularidades.60
negación radical de que la realidad material misma es capaz de produ- La física newtoniana fue el paradigma del nuevo universo mecá-
cir la razón o cualquier animación innata. nico, el cual podía reducirse a recursos y pasar a manos de las nuevas
206 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 207

élites europeas gobernantes bajo la forma de poder y riqueza. La na- trol, explotación y colonización. Los españoles se apoderaron de Cen-
turaleza fue exorcizada de espíritus benignos y malignos. Fueron re- tro* y Sudamérica en el siglo XVI, región a la que originalmente lle-
chazadas las tradiciones animistas de la ciencia, ejemplificadas por garon como cazadores de oro pero en la que pronto se establecieron
magos naturales como Giordano Bruno, Tommaso Campanella y como productores de azúcar. A través de las rutas comerciales inter-
Paracelso (quienes además simpatizaban de manera peligrosa con las nacionales, los esclavos africanos eran transportados a América, y el
protestas del campesinado sojuzgado).61 Esto hizo que el modelo oro, el azúcar, las pieles y las especias a Europa, de donde se retorna-
mecánico del universo tuviera un firme control de la ciencia hasta la ba con las mercaderías manufacturadas en la Madre Patria.
actualidad. Ésta era de colonización decididamente dio nueva forma a las
Al haberse eliminado de la naturaleza todos los elementos espiri- ecologías de seres humanos, plantas y animales de las regiones colo-
tuales innatos, el espíritu humano ya no necesitaba interactuar con nizadas. La guerra y las enfermedades exterminaron a millones de
ella como su semejante, pues, al igual que el Dios relojero, podía verse nativos y convirtieron a los que quedaron en esclavos y sirvientes en
a sí mismo como un ser que la trasciende, la conoce y la gobierna las minas y plantaciones de la nueva economía comercial internacio-
desde el exterior. Pronto esta presuposición de Dios se descartaría a sí nal. Se introdujeron nuevas plantas y animales, lo que dio nueva for-
misma, dejando a los científicos y a los gobernantes del Estado y la ma a los ecosistemas. Se talaron los bosques para abrir espacio a las
industria a cargo de la materia pasiva, infinitamente reconstruible para plantaciones agrícolas, lo cual devastó las frágiles ecologías de los
servir a sus intereses. bosques tropicales, dando lugar a una tragedia que todavía persiste,
hoy en día, en regiones como Guatemala y Brasil.63
Este gigantesco proceso de despojamiento del oro y la plata de
COLONIALISMO E INDUSTRIALISMO América, sumado al comercio de esclavos y a las exportaciones agrí-
colas, sentó las bases del capitalismo de Europa occidental. La acu-
En la sociedad de la Europa occidental, la aplicación de la ciencia al mulación de capital que hizo posible la revolución industrial en Ingla-
control tecnológico de la naturaleza marchó a la par del colonialismo. terra y Europa occidental se derivó en gran parte del colonialismo.
No fue accidental que la ciencia de los cuerpos en movimiento, inicia- Las regiones así despojadas de su riqueza quedaron empobrecidas y
da por Galileo, estuviera relacionada tan de cerca con la balística, la en un estado de dependencia de la economía de las naciones coloniza-
tecnología de los proyectiles militares.62 De esa manera, la nueva cien- doras, cuyo desarrollo ellas mismas habían financiado a través de la
cia estuvo casada desde temprano con la tecnología de guerra. Desde explotación de sus tierras y mano de obra. La riqueza acumulada
el siglo XVI hasta la disolución de los imperios coloniales (que co- mediante este enorme proceso de explotación de tierras y mano de
menzó con la revolución estadunidense y que casi terminó después de obra habría de generar nuevos niveles de revoluciones tecnológicas,
la Segunda Guerra Mundial), los Estados europeos occidentales ex- transformando los recursos materiales en nuevas modalidades de ener-
pansionistas se habrían de apropiar de vastos territorios de Norte y gía y trabajo mecánico, en control de las enfermedades y en mayor
Sudamérica, así como de gran parte de Asia, África y el Pacífico, velocidad de los medios de comunicación y transporte.
hasta contender por separar el Medio Oriente y el norte de África del Esta experiencia de poder creciente para la transformación tecno-
imperio otomano, a principios del siglo XX. lógica de la vida diaria se expresó en la visión optimista del progreso
Los españoles y los portugueses fueron los primeros en el esce-
nario de la expansión colonial. Utilizaron la nueva tecnología naval * La autora olvida toda la parte del Norte de América, es decir, que la
para circunnavegar el globo y después erigir vastas regiones de con- Nueva España ocupó parte del norte del continente. (N. de la E.)
208 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 209

perpetuo, que se tradujo en revolución entre los trabajadores europeos Tales élites buscan exaltar infinitamente su propio poder, a costa de
y los pueblos colonizados que ocupaban el lado inferior de este pro- desangrar la vida de estos otros seres humanos y de los recursos no
greso capitalista occidental. Las élites occidentales imaginaron que humanos de la vida, de los que ellas dependen. Crean culturas de
este modo de vida tecnológico habría de resolver gradualmente todos engaño que justifiquen esta explotación al negar el valor de los recur-
los problemas de escasez material e incluso de hacer retroceder los sos que usan, en tanto que niegan su propia dependencia de ellos.
límites de la mortalidad, por lo que intentaron vender este concepto a Simbólicamente, esta cultura del engaño ha pasado a través de
los pueblos colonizados bajo el nombre de desarrollo.64 tres patrones míticos. En el primer patrón mítico, el hombre reconoce
Sin embargo, en los últimos 25 años del siglo XX, este sueño del su dependencia de la madre (como mujer y como Tierra), pero al mismo
progreso infinito empezó a tornarse en pesadilla. En el capítulo 4 ya tiempo se apropia de ella como medio de poder y como el regazo en
hemos detallado las dimensiones de esa pesadilla, las trayectorias en que es entronizado en calidad de rey del universo. Este antiguo mito
conflicto de la explosión demográfica, la disminución del abasteci- de la Diosa con el rey masculino entronizado sobre su regazo se per-
miento de alimentos, los cambios de clima, la erosión del suelo y la petúa en la iconografía católica de María y Cristo niño.
sequía, la disminución de combustibles fósiles, los desechos tóxicos, La segunda fase mítica niega esta dependencia en la búsqueda
la brecha cada vez más ancha entre de concentración de riqueza y la por separar el alma inmortal o espíritu del cuerpo mortal. Se niega la
pobreza creciente, así como el militarismo que busca conservar el sis- dependencia positiva de la madre y la naturaleza, pero su potencia se
tema de explotación para aquellos que sacan provecho del mismo. reconoce negativamente como un poder demoniaco. En la tercera fase
mítica hay un esfuerzo por esterilizar el poder de la naturaleza en su
totalidad, imaginándola como basura muerta totalmente maleable en
CONCLUSIONES las manos de los hombres en el poder. Aunque éste es el mito de la
dominación que ha triunfado en la ciencia moderna, ya había sido
¿Se puede salvar la civilización para producir una vida sostenible sobre referido en el mito babilónico del universo creado a partir del cuerpo
la Tierra? O como creen los primeros radicales del grupo ecologista muerto de Tiamat.
Earth First!, ¿este mismo proceso de formación de ciudades y entida- Lo que la ciencia moderna y el industrialismo han aportado no
des agrícolas, que se aparta del modo de vida humana recolector-ca- son precisamente nuevas formas de dominación, sino un extraordina-
zador, es la raíz de un mal que apenas está descubriéndose? En el rio aumento en la capacidad productiva y destructiva y en la exten-
relato de la civilización que he esbozado aquí, hay elementos entre- sión de las líneas de explotación jerárquica. El sistema de dominación
mezclados de tragedia y de pecado, en el sentido definido en el capí- ha crecido progresivamente en forma global; al mismo tiempo, los
tulo 5. Hay tragedia en el carácter finito de la perspectiva humana, la lazos de interdependencia entre los seres humanos y las partes bióticas
cual persigue un bien limitado para su comunidad y es poco apta para de la cadena se han aflojado crecientemente. Se vuelve mucho más
visualizar los eslabones interconectados de destrucción que se pueden difícil para las élites de las ciudades modernas reconocer siquiera estos
desatar, como es la salinización de los suelos a través de la irrigación. lazos o imaginar los efectos en cascada de destrucción que desatan las
Pero también hay elementos de pecado en este relato en el senti- actividades de su vida diaria.
do de maldad culpable. Las raíces de esta maldad radican, como he- De esta manera, la búsqueda de una cultura y una sociedad
mos sugerido, en los patrones de dominio, por los que las élites mas- ecológicas parece requerir tres elementos: 1) la reconstrucción de co-
culinas en el poder niegan su interdependencia con las mujeres, ex- munidades primarias regionales en las que la gente pueda entender y
plotando el trabajo humano y a la comunidad biótica a su alrededor. responsabilizarse del ecosistema del que forma parte; 2) relaciones
210 GAIA Y DIOS • PARTE TRES: DOMINACIÓN Y ENGAÑO

justas entre los seres humanos en las que se acepten los derechos de
todos los miembros de la comunidad para que exista una equitativa
participación en los medios de subsistencia, y 3) la sustitución de la
cultura de alienación y dominación competitivas por una solidaridad PARTE CUATRO
compasiva. ¿Existen elementos en la cultura cristiana a los que se
pueda recurrir para realizar esta tarea? En la cuarta parte de este vo- RECUPERACIÓN
lumen exploraré dos corrientes de la tradición cristiana como punto
de partida para dar respuesta a esta pregunta.
8
RECUPERACIÓN DEL MUNDO:
LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA

En éste y en los siguientes capítulos, examinaré dos rasgos del pensa-


miento bíblico y de las tradiciones cristianas que contienen recursos
recuperables para la espiritualidad y la práctica ecológicas: la tradición
de la alianza y la tradición sacramental. Quiero dejar claro desde un
principio lo que no estoy haciendo en este análisis. No estoy asumien-
do que éstas sean las únicas o las mejores tradiciones religiosas para la
ética y la espiritualidad ecológicas. Tampoco estoy asumiendo que
podamos aprovechar y usar estas tradiciones sin antes modificarlas.
Ambas tradiciones están marcadas por el legado del patriarcado
y tienen que reinterpretarse para que confirmen genuinamente la exis-
tencia de mujeres, hombres y naturaleza dominados. Aun así perma-
necerá la pregunta de si estas tradiciones pueden ser liberadas y con-
vertidas en liberadoras de una manera adecuada. De ninguna manera
desecho la posibilidad de que otras tradiciones —tales como las de
los nativos de América, África y el Pacífico, como también algunas
religiones asiáticas, el taoísmo o el budismo entre ellas— contengan
recursos para la práctica y la espiritualidad ecológicas. Todas las tra-
diciones y religiones deben ser respetadas, y sus recursos desarrolla-
dos para alcanzar una práctica y espiritualidad ecológicas.
Al concentrarme en estas dos tradiciones cristianas, parto de va-
rios supuestos. Primero, asumo que en las tradiciones antiguas no
existen una espiritualidad y una ética ecológicas a la medida. La crisis
ecológica es nueva para la experiencia humana. Esto no significa que
los humanos no hayan devastado anteriormente su medio ambiente.
Pero mientras las poblaciones fueron pequeñas y la tecnología huma-
na no fue muy avanzada, estas devastaciones se remediaban con la

213
214 GA1A Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 215

migración, el abandono de los centros urbanos más poblados o la ciencia ecológica si comprueban que ésta crece, de diversas maneras,
adaptación de nuevas técnicas. La naturaleza parecía ser una inmensa a partir de la misma raíz en la que ellos crecieron.
e inagotable fuente de recursos, y los humanos parecían pocos. No
fue hasta después de la explosión de las bombas de Hiroshima y
Nagasaki que los humanos empezamos a reconocer la posibilidad de LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA: RAÍCES HEBREAS
que somos capaces de destruir el planeta con el poder de que nos
hemos apropiado. La naturaleza radical de esta nueva faceta de la Se ha hecho que la Biblia les parezca a los cristianos occidentales
devastación ecológica significa que todas las tradiciones humanas re- mucho más predispuesta contra la naturaleza de lo que es en realidad,
sultan inadecuadas para hacerle frente. Cualquier elemento útil que debido al lineamiento particular para la interpretación bíblica que se
pueda haber en ellas, en el pensamiento de los nativos americanos o conformó en la Europa occidental del siglo XIX, formulado en térmi-
en el taoísmo, por ejemplo, debe reinterpretarse para que sirva frente nos de un dualismo radical entre la historia y la naturaleza. La historia
al nuevo conocimiento científico y al poder destructivo a que ha dado se consideraba como el verdadero dominio de lo humano; que estaba
lugar la tecnología. por encima de la naturaleza y era por ello la auténtica esfera de la
Mi segunda suposición es que cada tradición la exploran mejor presencia del Dios verdadero de la Biblia. Se creía que la naturaleza
quienes forman parte de ella. Esto no excluye que puedan darse con- era subhumana, la esfera de la necesidad y la realidad que debía ne-
versiones a otras tradiciones o comunicación entre ellas. Realmente garse para ascender a la calidad humana y a la libertad. Las divinidades
creo que debemos integrar todos nuestros recursos espirituales en una reveladas en la naturaleza y mediante ella eran falsas por definición.1
comunidad global de tradiciones espirituales interrelacionadas. No Algunos estudios más recientes de la Biblia, realizados en fun-
obstante, comprender cada tradición y reinterpretarla de acuerdo con ción de la preocupación ecológica, han mostrado que este dualismo
las crisis actuales es una labor profunda que necesita comenzar en el europeo moderno de la historia y la naturaleza distorsiona la perspec-
contexto de comunidades responsables. Las personas que tienen como tiva bíblica. La interpretación de los hebreos del Dios de Israel no
tradiciones nativas el taoísmo o las creencias de los indígenas del sur situaba a la historia contra la naturaleza; más bien, concebía a Dios
como Señor de cielos y tierra, cuyo poder llenaba todos los aspectos
de Estados Unidos son las más indicadas para indagar en estas raíces
de su vida.2 El mismo amor inmutable de Dios está presente cuando
y ofrecer sus frutos a los demás. Los que no tengan esas raíces deben
Dios "separó la tierra de las aguas... creó las grandes lumbreras" e
cuidarse de reclamar plantas que no les son propias y respetar a aque-
hizo "que el sol señorease sobre el día... que la luna y las estrellas
llos que hablan desde su interior.
señoreasen sobre la noche" y cuando "sacó a Israel de entre ellos...
La tradición cristiana es una de las comunidades con esa respon-
con mano fuerte y brazo extendido... dividió el Mar Rojo en dos... e
sabilidad que cuentan con temas profundamente valiosos para la prác-
hizo que Israel pasara a través de sus dos mitades... pero derribó al
tica y la espiritualidad ecológicas. Tiene también defectos problemáti-
Faraón y a su ejército en el Mar Rojo" (salmo 136: 6-15).
cos y carga con una reponsabilidad significativa por su legado de do-
Ésta es una realidad experimentada en un tiempo y lugar deter-
minación sobre las mujeres y la naturaleza. Sin embargo, no por esa
minados de la que no se hace diferencia, en dos esferas separadas
razón su potencial libertador debería pasar inadvertido. Quienes estén
entre la creación y la redención. El Dios que se hace presente en los
demasiado alejados de esta tradición como para permitir que les influ-
actos históricos de liberación es al mismo tiempo el Dios que "creó
ya, tienen todo el derecho de buscar otras tradiciones espirituales que
los cielos y la tierra". Tampoco es apropiado decir que la afirmación
puedan alimentarlos. No obstante, la gran mayoría de los más de mil
de liberar a los hebreos de Egipto es anterior y más importante que la
millones de cristianos del mundo sólo se sentirán atraídos por una con-
8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 217
216 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN

afirmación de Dios como Creador,3 o viceversa. Israel experimentó el to. La tierra responde dando frutos en abundancia: "Los montes se
juicio y la bendición divinos en cuanto a sus vecinos amenazantes, y rodearon de alegría, las praderas se vistieron con rebaños, los valles
también en cuanto a las tormentas y sequías. Los israelitas alababan a se ataviaron con granos, gritaron y cantaron juntos de alegría" (9-13).
Dios por haberlos liberado de sus enemigos y por los milagros de La bendición de la presencia de Dios no sólo se encuentra en
campos fértiles y noches estrelladas. En contraste con el pensamiento las esferas de la naturaleza que están bajo el cultivo humano, donde
griego, que consideraba que la realidad se movía en un espacio geo- los seres humanos buscan beneficiarse de la naturaleza. En un ex-
métrico, el pensamiento hebreo consideraba a la realidad como una tenso reproche a la arrogancia humana, el Dios que le habla a Job
desde el remolino de viento aclara que Dios está igualmente presen-
experiencia.
te en lugares y tiempos de la naturaleza a los que el hombre no
La visión hebrea de la relación con Dios es indudablemente
tiene acceso. "¿Dónde estabas tú cuando puse los cimientos de la
androcéntrica, antropocéntrica y etnocéntrica. Se considera que Dios
tierra... cuando las estrellas de la mañana cantaron juntas... y se
se relaciona con este pueblo específico a través del liderazgo masculi-
regocijaban todos los hijos de Dios?... ¿Has entrado en las fuentes
no. De cualquier modo, esto no elimina perspectivas más inclusivas,
del mar, y has andado escudriñando el abismo?"
un Dios que también se relaciona amorosamente con otros pueblos, un
Dios también vela por los animales salvajes que no están bajo el
Dios que se relaciona directamente y sin intermediarios con las muje-
control humano:
res y un Dios que se relaciona con la naturaleza sin mediación huma-
na. En el capítulo 5 describimos el etnocentrismo y el universalismo
¿Cazas tú acaso la presa a la leona?
en la Biblia hebrea. También es posible señalar historias, como el en-
¿Calmas el hambre de los leoncillos...?
cuentro de Agar con Dios en un lugar apartado del desierto, que rom-
¿Quién prepara su provisión al cuervo cuando sus crías claman a
pen con el etnocentrismo y la mediación patriarcal de Dios.4
Dios...?
Sin embargo, en este capítulo me concentraré especialmente en
¿Sabes cuándo paren las cabras montesas sus crías?
el testimonio sobre un Dios que se relaciona directamente con la na-
¿Has observado el parto de las ciervas...?
turaleza, independientemente de que dicha naturaleza sea o no un
¿Quién dejó al asno montes en libertad...?
beneficio para los humanos. A pesar de que la metáfora de Dios crea-
Al cual yo puse casa en soledad...
dor se toma de los artesanos que moldean sus objetos, se considera
Se ríe del tumulto de las ciudades,
que Dios crea un mundo viviente, no cosas muertas. Se piensa que
No oye los gritos del arriero;
Dios tuvo un profundo placer en este trabajo de la creación, y la crea-
Explora las montañas, pasto suyo...
ción a cambio le responde con alabanzas. Dios se regocija en el mun-
¿Vuela el gavilán por tu sabiduría...?
do, que él crea, y los planetas, las montañas, los arroyos, los animales
¿Por orden tuya se remonta el águila
y las plantas devuelven este regocijo en su relación con Dios. La re-
y coloca su nido en las alturas? (Job 38-39)
lación entre Dios y la naturaleza es con frecuencia interpersonal y
animista.5
Dios no sólo está presente en las bendiciones de la sociedad y la
El salmo 29 habla de Dios presente en la tormenta, cuya "voz...
naturaleza, sino también en los desastres sociales y naturales. En rea-
retumba sobre las aguas", cuyo trueno "rompe los cedros de Líbano...
lidad el hecho mismo de diferenciar lo social de lo natural refleja en
hace saltar a Líbano como un cervatillo y a Sirión como un buey jo-
demasía el dualismo moderno. En los textos hebreos están unidos en
ven y salvaje". En el salmo 65 Dios visita la tierra en la lluvia copio-
una misma experiencia totalizadora, en la que las derrotas en manos
sa, mojando abundantemente sus surcos y bendiciendo su crecimien-
218 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 219

de los conquistadores enemigos y las sequías y tormentas que llevan lante. Cuando el desastre golpea al hombre justo, la naturaleza misma
al naufragio de los trabajos humanos se consideran aspectos de una le enseña que también en ello está la obra de Dios:
misma imagen que testifica el juicio divino del pecado humano. Dios
es soberano en la bendición y en la maldición, en el éxito y en el ...pregunta a las bestias y ellas te enseñarán,
desastre, y por tanto todos los sucesos tienen significado y propósito a las aves del cielo y ellas te lo mostrarán.
moral. O habla a la tierra y ella te enseñará,
En una descripción que refleja los desastres ecológicos de la an- te enseñarán los peces del mar.
tigua agricultura de irrigación, el salmista declara: "Por la iniquidad Pues entre todos ellos, ¿quién ignora
de sus habitantes, hace de los ríos un desierto, de las fuentes de agua que la mano de Jehová ha hecho esto?
tierra sedienta: de una tierra llena de frutos en estéril". Al mismo tiem- Él, que tiene en su mano el alma de todo ser viviente
po, Dios puede revertir este desastre para los necesitados: "Convierte Y el hálito de toda carne de hombre. (Job 12: 7-10)
el desierto en estanques de agua, una tierra seca en manantiales. Allí
establece a los hambrientos... Siembran campos y plantan viñedos y El pensamiento hebreo enlaza la relación de alianza de Dios con
obtienen un abundante fruto", (salmo 107: 33-36) Israel en una relación estrecha con el regalo de la tierra. En el capítu-
Gran parte de la crítica ecológica de la Biblia se ha centrado en el lo 5 hemos mostrado cómo este concepto de la tierra prometida pue-
concepto del dominio que Dios le dio al hombre sobre la naturaleza.6 de representarse en violencia etnocéntrica contra otros pueblos, cuya
Sin embargo, a pesar de algunos reclamos hiperbólicos acerca de ha- tenencia antigua sobre esa misma tierra se desacreditaba porque care-
berle dado al hombre poder sobre toda la naturaleza, la figura bíblica cían de relación con (este) Dios. Sin embargo, la otra parte de esta
presenta una aguda conciencia sobre los límites del poder humano. Uno misma perspectiva es la idea de que la propia posesión de la tierra por
de esos límites es la transitoriedad humana. En palabras del Eclesiastés Israel es dependiente de su justicia. El regalo de la tierra no es una
(17: 1-2), "El Señor creó al hombre de la tierra y lo volvió a convertir posesión que pueda sostenerse fuera de la relación con Dios. Si Israel
en ella. Él otorgó al hombre algunos días, un tiempo limitado, pero le contamina la tierra con iniquidad, "la tierra te vomitará por haberla
garantizó autoridad sobre las cosas que están en la tierra". contaminado, de la misma manera en que vomitó a la nación que es-
Asimismo, según han respondido rápidamente los estudiosos de taba en ella antes que tú" (Levítico 18: 28).8
la Biblia, la autoridad humana sobre la naturaleza permanece siempre Uno de los principales frutos de este concepto hebreo sobre la
como una autoridad delegada. La naturaleza no es propiedad privada relación de alianza entre la justicia y la prosperidad de la tierra se
para hacer con ella lo que uno desee, sino para administrar una tierra encuentra en la legislación sabática. Esta legislación describe una serie
que en última instancia sigue siendo de Dios.7 Abusar de esta confian- de ciclos concéntricos: el ciclo de los siete días, el ciclo de los siete
za con relaciones destructivas hacia la naturaleza es atraer hacia sí la años y el ciclo de las siete veces siete años, o Jubileo. En cada ciclo
ira divina. Dios, no los hombres, es quien controla la naturaleza. Ni sucesivo, la tierra, los animales y los humanos deben descansar y re-
las bendiciones de la naturaleza ni su poder destructivo han sido en- novarse, en formas más profundas y completas, culminando en una
tregados a manos humanas autónomas. revolución permanente periódica, en el quincuagésimo año.9
Los humanos pueden esperar bendiciones si creen en Dios y son El ciclo de los seis días asegura un día de descanso cada siete
justos unos con otros; si no, pueden esperar ruinas devastadoras. Pues días, no sólo al agricultor, sino a toda su fuerza de trabajo humana y
ni siquiera las buenas obras son garantía de bendiciones, ya que algu- animal: "Durante seis días debes trabajar, pero en el séptimo día de-
nas veces Dios hace sufrir al justo mientras que el malvado sale ade- bes descansar, para que tu buey y tu burro tengan descanso, y los
220 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN
8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 221
siervos de tu familia y los extranjeros residentes puedan refrescarse"
para mí, el pueblo de Israel son siervos que traje de Egipto; yo soy
(Éxodo 23: 12). En este ciclo, la comunidad de Israel imita el patrón
el Señor tu Dios" (Levítico 25: 54-55).
con el que Dios mismo creó el mundo, trabajando seis días y descan-
Al igual que en el ciclo de los siete años, el año del Jubileo es
sando el séptimo.
también un tiempo en que la tierra se deja en barbecho, y los trabaja-
En el ciclo de los siete años, la atención se centra en los derechos
dores humanos y los animales descansan. Pero, de manera más radi-
de los pobres y en los animales salvajes, así como en la renovación de
cal, es un tiempo para componer periódicamente relaciones injustas,
la tierra misma: "Durante seis años debes sembrar tu tierra y cosechar
deshaciendo la esclavitud de humanos por humanos, las pérdidas y
sus campos; pero el séptimo año, debes dejarla descansar y estar sola,
confiscaciones de tierras que han creado clases de pobres y ricos en
para que los pobres de entre tu gente puedan comer; y de lo que ellos
Israel. La norma de una comunidad justa lo es de hogares libres, con
dejen, puedan comer los animales. Debes hacer lo mismo con tu viñedo
la tierra equitativamente distribuida entre ellos.
y tu huerta de olivos" (Éxodo 23: 10-11). Por añadidura, los esclavos
Los estudiosos han dudado sobre si las leyes del Jubileo fueron
varones hebreos deben ser liberados sin ninguna deuda en el séptimo
aplicadas por completo alguna vez, aunque hay evidencias de su apli-
año (Éxodo 21: 2).
cación parcial en distintas épocas. Sin embargo, su importancia está
Una legislación paralela en el Levítico acerca del séptimo año
en que proporcionan un modelo de ecojusticia redentora. A diferencia
sabático menciona que durante ese año se debe permitir descansar a
de los modelos apocalípticos de redención, la visión del Jubileo no
los esclavos y a los empleados contratados, así como a los animales, y
promete la destrucción del mal de una vez por todas. Los humanos
que vivan de los terrenos baldíos como el agricultor (Levítico 25: 10).
caerán en relaciones injustas entre ellos, harán sobretrabajar a los
En el quincuagésimo año debía haber una renovación todavía más
animales y explotarán la tierra, pero no debe permitirse que esta des-
profunda en las relaciones entre humanos, animales y tierra, restau-
viación se establezca como un orden permanente. Por el contrario,
rando el equilibrio justo entre ellos. El año del Jubileo debía anunciar-
debe reconocerse como un desorden que tiene que corregirse periódi-
se haciendo sonar trompetas en todo el territorio: "Debes santificar el
camente, para que la sociedad humana recupere sus relaciones ecoso-
año quincuagésimo, y debes proclamar la libertad, en todo el territo-
ciales correctas y comience de nuevo.
rio, de todos sus habitantes" (Levítico 25: 10). En este año, todo aquel
Esta visión de corrección periódica de las relaciones también se
que haya perdido su tierra por deudas la recuperará, y cada uno regre-
proyecta en un futuro más absoluto y mesiánico, aunque se trata de un
sará a su antigua propiedad. El legislador acentúa el carácter provisio-
futuro todavía dentro de la historia. Esta era futura traerá una realiza-
nal de toda posesión de tierra, dado que la tierra sigue siendo, en últi-
ción final de la alianza de la creación, restaurando la paz entre la gen-
ma instancia, de Dios: "La tierra no debe venderse con perpetuidad,
te y sanando la enemistad de la naturaleza. En Isaías, aun el conflicto
ya que la tierra es mía; para mí ustedes no son sino extranjeros y
carnívoro entre los animales se superará en el Reino Pacífico:
arrendatarios" (Levítico 25: 23).
Durante el Jubileo hebreo, los hombres y las mujeres que han
Pues he aquí que crearé nuevos cielos y tierra nueva, y no serán
caído en deuda y se han vendido como esclavos deben ser liberados,
mentados los primeros ni vendrán a la memoria; antes habrá gozo y
al igual que sus hijos. La deuda también tiene sus límites, y debe
regocijo por siempre jamás por lo que voy a crear. Pues he aquí que
liquidarse en el tiempo del Jubileo. La relación señor-siervo entre
yo voy a traer a Jerusalén regocijo y a su pueblo alegría; me rego-
Dios e Israel —manifiesta en la liberación de Israel de la esclavitud,
cijaré por Jerusalén y me alegraré por mi pueblo sin que se oiga allí
obrada por Dios— es garantía contra la esclavitud hebrea permanen-
jamás lloro y quejido. No habrá allí jamás niño que viva pocos días,
te. "Ellos y sus hijos deben liberarse en el año del Jubileo. Ya que
o viejo que no llene sus días, pues morir joven será morir a los cien
222 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 223

años, y el que no alcance los cien años será porque está maldito. gos" y dejar "libres a los oprimidos" (Lucas 4:18-19).12 Sin embargo,
Edificarán casas y las habitarán, plantarán viñas y comerán su fruto. en ambos textos está ausente la legislación sabática acerca de la res-
No edificarán para que otro habite, no plantarán para que otro coma, tauración de las tierras, de permitir el descanso a los animales y de
pues cuanto vive un árbol vivirá mi pueblo, y mis elegidos disfru- dejar en barbecho la tierra. Tratan de la justicia entre los hombres,
tarán del trabajo de sus manos. pero ya no desde la perspectiva de los agricultores y su relación con
... Antes que me llamen, yo responderé; aún estarán hablando y los animales y la tierra.
yo les escucharé. Lobo y cordero pacerán a una, el león comerá paja A medida que se desarrollaba el cristianismo, aun la preocupa-
como el buey y la serpiente se alimentará de polvo, no harán más ción por la justicia de este mundo iría disminuyendo, para ser reem-
daño ni perjuicio en todo mi santo monte, dice Jehová. (Isaías 65: plazada por un entendimiento cosmológico y espiritualizado de la obra
17-22, 24-25) de Jesús como Mesías. Aun cuando los cristianos afirman ser el pue-
blo de la Nueva Alianza, se irían descartando los conceptos de la alianza
relativos a las tierras. El cristianismo remplazó la visión étnica judía
LA ALIANZA EN LA TRADICIÓN CRISTIANA del pueblo por una visión imperial universalista del nuevo pueblo de
Dios. Reinterpretó la tierra prometida como el cosmos entero, y espe-
Esta íntima unidad entre la justicia y las relaciones correctas con la cialmente como aquella parte del cosmos que trasciende a la Tierra, o
naturaleza existente en la relación de alianza entre Dios y el pueblo de cielo. Esto significó el desvanecimiento de la perspectiva concreta de
Israel se pierde en gran parte en el Nuevo Testamento. Probablemente ecojusticia de la ley hebrea.
era importante en la propia concepción de Jesús sobre el reino venide- Así, la idea de la alianza quedó abandonada durante la mayor
ro, el cual él se sentía responsable de anunciar. Los relatos de las parte de la Edad Media. Sin embargo, en el siglo XVI se dieron res-
enseñanzas de Jesús en los evangelios sinópticos reflejan fuertes ele- cates importantes de este concepto entre los reformadores zwinglianos
mentos de la visión de renovación del Jubileo.10 y calvinistas, y también en el ala radical anabaptista de la reforma. El
La totalidad del Padrenuestro en Mateo 6: 9-13 muestra una con- surgimiento del nacionalismo europeo y los estrechos vínculos de los
cepción del reino de Dios como el establecimiento de la justicia y las reformadores puritanos con algunas formas de nacionalismo militan-
relaciones correctas con la tierra: "Hágase la voluntad de Dios en la te revivieron la antigua conexión entre una nación elegida y su terri-
Tierra". Esta esperanza de renovación de la tierra se expresa en tres torio nacional. Este concepto, como hemos visto antes, sería llevado
frases breves: "Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras por los colonizadores puritanos a Estados Unidos y Sudáfrica.
ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Los reformadores anabaptistas destacaron el conflicto entre la Igle-
No nos dejes caer en tentación, y líbranos del mal". La referencia a las sia como una comunidad en alianza y el Estado. Concibieron a la
deudas probablemente debe entenderse en la tradición del Jubileo como Iglesia como una comunidad redimida que protegía los valores con-
la liquidación de deudas, de modo que no cabría espiritualizarlas sim- traculturales, tales como la igualdad radical de personas y el rechazo
plemente como pecados (en el sentido cristiano).11 a la guerra y el lujo, en contraposición a la élite dominante. Algunos
El texto de Isaías, que según indica Lucas fue el que Jesús utilizó movimientos, como el Digger de Gerrard Winstanley, en Inglaterra
en la inauguración de su ministerio en la sinagoga de su pueblo natal en 1649 y 1650, convirtieron este concepto en un rechazo comunita-
de Nazaret, refleja también la tradición del Jubileo. El "Año del Favor rio de la propiedad privada y en la afirmación del derecho que tienen
del Señor" se define en términos de "buenas noticias para los pobres", los campesinos sin tierra, desplazados por el movimiento de anexión,
"liberación para los cautivos", "recuperación de la vista para los cie- a reclamar las tierras comunes.13
224 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 225

Este concepto de la comunidad en alianza como un Estado reli- seguramente moriremos fuera de esta buena tierra a donde llegamos
gioso unido por principios comunes desempeñaría un papel importan- a través de este inmenso mar para poseerla.16
te en la formación de la identidad política estadunidense. En un ser-
món dirigido a los colonos de la Bahía de Massachusetts en 1630, Este uso puritano del tema de la alianza como la base religiosa de
cuando aún se encontraban a bordo, John Winthrop habló de la visión una comunidad política desempeñaría un papel importante en el desa-
puritana de una comunidad de naciones en alianza: rrollo de la idea de una constitución estadunidense como un contrato
social, el cual todas las partes (los hombres jefes de familia) aceptan
Así se encuentra la causa de Dios entre Dios y nosotros. Hemos voluntariamente, apoyándose así en el consentimiento de los gober-
entrado en una alianza con él para este trabajo, hemos aceptado una nados. Estas raíces bíblicas y puritanas de la identidad nacional esta-
comisión, el Señor nos ha concedido libertad para redactar nuestras dunidense son el origen de gran parte de lo mejor y lo peor de esta
propias leyes... por lo que aquí imploramos su favor y su bendición. cultura: tanto el concepto de Estados Unidos como una nación elegi-
Si el Señor nos concediera el escucharnos y nos trajera en paz al da, favorecida de manera especial por Dios para imponer su voluntad
lugar que hemos deseado, entonces habrá ratificado esta alianza y sobre otros en calidad de ley divina, como el de los movimientos de
sellado nuestra comisión, y esperará un cuidado estricto de las leyes autocrítica profética y de reforma nacional de los males sociales.17
que contiene...14 El concepto bíblico de un pueblo comprometido era patriarcal,
androcéntrico, antropocéntrico y etnocéntrico. El resurgimiento puri-
De acuerdo con la alianza precedente de Dios con Israel, Winthrop tano de esta idea en Inglaterra y Estados Unidos siguió estos patrones
previno solemnemente a los nuevos participantes de la alianza que si exclusivistas. La alianza de los colonos de la Bahía de Massachusetts
violaban estos estatutos, podían esperar un castigo severo de Dios. se concebía fundamentalmente como un contrato entre cabezas de
Para evitar la cólera divina debían "actuar con justicia y amar familia masculinos. Esto implicaba que ni las mujeres, ni los escla-
la piedad y caminar humildemente con nuestro Dios" (Miqueas 6: vos, ni los indios, ni los sirvientes blancos masculinos, ni los que no
8), con el fin de que la comunidad pudiese "unirse como un solo eran miembros de esa Iglesia tomaban parte en ese contrato.
hombre en un amor fraternal" y estar lista "para privarnos de super- El gobierno constitucional, diseñado 150 años después por los
ficialidades" con la intención de atenderse unos a otros en tiempos hombres de las clases mercantil y agrícola de las 13 colonias, tendría
de necesidad. La comunidad debía regocijarse unida, lamentarse las mismas restricciones, excepto la de ser miembros de dicha Igle-
unida, trabajar y sufrir unida, teniendo siempre en mente su vida sia. Todos estos grupos distintos de gente eran considerados depen-
común como un Cuerpo en el Señor. Si hacían esto, el Señor "será dientes y carecían del rango autónomo de ciudadanos. Se suponía
nuestro Dios y disfrutará el habitar entre nosotros como entre Su que eran representados por el liderazgo colectivo del cabeza de fami-
propia gente y prodigará bendiciones en nuestros caminos".15 lia masculino.
Winthrop también relaciona este concepto de la Colonia de la En los siglos XIX y XX, Estados Unidos presenciaría una serie
Bahía de Massachusetts como pueblo en alianza con el de una tierra de movimientos de reforma —el sufragio universal de la humanidad,
prometida que progresará si el pueblo es justo, pero que lo expulsará el abolicionismo, el sufragio de las mujeres y el movimiento de los
si no lo es: derechos civiles— que buscarían remediar estas limitaciones. La meta,
que no se ha alcanzado totalmente, ha sido la igualdad de la categoría
Si nuestros corazones se desvían para que no obedezcamos, y si son civil de todos los adultos, sin importar su religión, raza, sexo o condi-
seducidos y alaban y sirven a otros dioses, placeres y beneficios, ción previa de sirviente.
226 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 227

Esto ha significado también la ampliación de los límites étnico- que los humanos urbanos experimentan el amor y la comunicación
religiosos de la comunidad estadunidense en alianza. Los puritanos entre las especies y llegan a reconocer que los animales tienen una
consideraron que esta alianza sólo incluía a los miembros de su co- condición de persona.
munidad de fe. El contrato social estadunidense ha tenido que ampliarse El horror que se siente ante el abuso de los animales en granjas o
continuamente para incluir a los que no eran protestantes anglosajones, en laboratorios se inspira en este vínculo emotivo con la mascota. Sin
a los católicos, judíos, africano-estadunidenses, asiáticos e hispanos. embargo, no se trata solamente de una cuestión de sentimentalismo,
Los ataques a personas árabes y musulmanas nacidas en Estados sino también de un llamado a la firmeza moral. ¿Cómo pueden los
Unidos, que fueron perpetrados durante la guerra del Golfo Pérsico en humanos reconocer la condición de persona de un perro y no la de
1991, son la tensión más reciente en este proceso de ampliación de la todos los perros? ¿Cómo podemos preocuparnos tanto por el bienes-
identidad estadunidense para incluir genuinamente a todos los que tar de un animal que es miembro de nuestra familia y permitir que los
viven en este territorio.18 otros animales de esa misma especie sufran la más cruel tortura y
descuido?20
Los ecologistas critican el modelo interpersonal de la relación
LA ALIANZA Y LOS DERECHOS DE LA NATURALEZA con los animales. Esto significa que la categoría de los derechos de
los animales se extiende principalmente a ciertos animales favoritos,
Sin embargo, hasta los años setenta hubo pocos retos en la cultura en especial a los mamíferos, aunque también podría incluirse aquí a
estadunidense contra los supuestos antropocéntricos de la vida cons- algunos peces, aves y reptiles. Los insectos, que constituyen la ma-
titucional del país. La idea de que los derechos naturales se amplíen yor parte de las especies animales, no inspiran la misma respuesta.
para incluir en ellos a los derechos de la naturaleza todavía les parece La línea tradicional entre los humanos, que poseen alma, y los ani-
algo grotesco a la mayoría de los estadunidenses. Recientemente, varios males, que no la poseen, se extiende de manera descendente para
movimientos han comenzado a cuestionarse si otros seres, además de incluir categorías inferiores de animales. No obstante, todavía hay
los humanos, debieran tener derechos civiles. Los ecologistas se han una línea entre la categoría de seres que hay que respetar con base en
cuestionado "si los árboles ocupan un lugar", al buscar derechos lega- la sensibilidad y aquellos que carecen de sensibilidad y por ello de
les para las especies y los hábitats. El movimiento por los derechos de derechos.21
los animales ha querido extender los derechos civiles a los animales, Tom Regan representa con sus escritos el esfuerzo que más lejos
como personas individuales.19 ha llegado por incluir a los mamíferos no humanos en la categoría de
Los ecologistas y los defensores de los derechos de los animales los derechos morales, basándose en la conciencia. Yendo más lejos
han trabajado en perspectivas éticas distintas, lo que ha causado con- que muchos defensores de los derechos de los animales, que citan la
flictos sectarios entre ellos. La filosofía ética de los derechos de los sensibilidad animal y con ella su capacidad de sentir dolor como el
animales se ha centrado en los derechos de los animales como indi- fundamento para protegerlos de procedimientos dolorosos, Regan afir-
viduos, principalmente de los animales domesticados o cautivos, y ma que los mamíferos poseen todo lo que se requiere para tener la
en el trato abusivo de los animales en granjas y laboratorios. Se ins- condición de persona. Los mamíferos no sólo experimentan alegría y
pira en el profundo vínculo emocional de la relación humana con la dolor, sino que además muestran un comportamiento que se enfoca a
mascota, animales que viven en una familia y que por ser miembros un fin y que sugiere la existencia de la capacidad de imaginar posibi-
de ella tienen derecho al cuidado y al afecto. Esta relación con las lidades futuras. El hecho de que reconozcan personas, lugares y situa-
mascotas no debería trivializarse, ya que es el terreno principal en el ciones experimentadas anteriormente indica también un elemento de
8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 229
228 GAIAYDIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN

animales es la de dejarlos ser, probablemente en hábitats silvestres


memoria. Al igual que las personas, los mamíferos adquieren una
donde puedan cuidar de sí mismos. Regan usa palabras duras para los
identidad psicopersonal con el tiempo.22
ecologistas que se preocupan por las especies y las comunidades
Según Regan, tales rasgos de la cualidad de persona prueban que
bióticas más que por los animales individuales, llamándolos "fascis-
los mismos derechos que la sociedad liberal extiende a la persona
tas del medio ambiente". En su opinión, el último miembro de una
humana deben extenderse equitativamente a los mamíferos. Esto no
especie en extinción no es más valioso que el dosmillonésimo de di-
sólo significa que los animales no deberían ser sometidos a procesos
cha especie. Cada uno es igualmente valioso como individuo.24
dolorosos en granjas o laboratorios, sino además que tampoco debe-
Los éticos del medio ambiente, en contraste, se preocupan por la
rían ser usados en experimentos, criados para alimento, cazados o
salud de las comunidades bióticas y la optimización de la diversidad
atrapados, o sacrificados antes de que mueran naturalmente, de igual
de las especies dentro de sus hábitats. Por lo tanto, están más preocu-
forma que no se lo haríamos a una persona. Al igual que los humanos,
pados por la vida de unos cuantos insectos de una especie en extin-
los animales tienen un derecho incondicional a la vida. Es un derecho
ción que por la vida del venado dosmillonésimo en un parque en el
moral intrínseco a su naturaleza de personas, que no les puede ser
que los venados están sobrepasando la capacidad de su habitat. Esta
arrebatado por estatutos legales que los definan como propiedad.
preocupación por las especies en extinción se defiende con frecuencia
A pesar de que Regan define a los animales como seres conscien-
con fundamentos antropocéntricos: que por cada especie animal o
tes que tienden a un fin y que pueden tomar decisiones, no piensa que
vegetal que se extingue, desaparece una fuente potencial de conoci-
sean capaces de conocer el bien y el mal, y por ello de ser agentes
miento sobre el medio ambiente que podría ser valiosa para la alimen-
morales. Son pacientes morales sobre los que actúan los agentes mo-
tación o para la medicina.
rales que tienen que rendir cuentas, pero a ellos no se les puede con-
siderar culpables de sus propios actos. Esto no le prohibe a la socie- Sin embargo, el valor de las especies va más allá de este criterio
dad matar a un perro rabioso que amenaza a otros, en situaciones en utilitario. Cada especie vegetal o animal es una distinta forma evoluti-
que los derechos a la vida están en conflicto. No obstante, la vida va de vida, y por ello su calidad de especie tiene un valor único por
animal es moralmente inocente, y por ello tiene el derecho a la protec- derecho propio. Los ecologistas parten del principio de que la optimi-
ción de una vida inocente, de la misma manera que sucede con los zación de la diversidad de las especies fomenta la salud de toda la co-
niños pequeños.23 munidad biótica. Aunque la evolución natural dé como resultado la
extinción de especies a través del tiempo, el reciente impacto de los
Regan reconoce que si no se pudiera criar a los animales para
seres humanos sobre la Tierra ha acelerado este proceso de extinción
alimentarse de ellos ni se pudieran usar en experimentos científicos o
en forma muy peligrosa, y por lo tanto los humanos deben desempeñar
comerciales, la población de animales sobre la Tierra se reduciría rá-
un papel explícito de guardianes de las especies en extinción.25
pidamente, y la cifra tal vez sería de entre 20 y 30 000 millones. Muchas
subespecies animales que han sido criadas para uso humano desapa- Los ecologistas consideran que los defensores de los derechos de
recerían, ya que los humanos no alimentarían a los puercos o al gana- los animales parten de un sentimentalismo por determinados animales
do sólo para que disfrutaran de una vida más larga y feliz. Al igual preferidos que está fuera de lugar y que con frecuencia acaba produ-
que en el control de la población humana, la población animal se re- ciéndoles un daño más grave. Así por ejemplo, cuando se ha detenido
duciría por dejar de criarla, no por matar a los animales vivos. la aniquilación supervisada de manadas de venados o caballos en
parques estatales, tomando como fundamento los sentimientos hacia
Según Regan, una fuerte reducción de la población animal no es
estos animales, el resultado ha sido un desastre ecológico. No sólo
en sí un problema, ya que el valor del animal está en cada individuo,
han proliferado las manadas de venados o de caballos que destrozan
no en el número o la especie. La responsabilidad humana para con los
8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 231
230 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN

animales a experimentos dolorosos ni encerrarlos ni aislarlos en pe-


los bosques y los pastos en busca de alimento, sino que finalmente
queñas jaulas donde no puedan retozar ni interactuar con otros. Los
han muerto de inanición en grandes cantidades, lo cual representa un
derechos de calidad de vida son inherentes a estos animales, y no sólo
fin mucho más doloroso que el que hubieran tenido si se hubiera
en términos de las relaciones humanas con ellos.
mantenido su número dentro de límites aceptables, mediante la caza
El número de animales que se usa en laboratorios sobrepasa con
periódica.26 mucho la necesidad científica, y no hay ninguna excusa para la cruel-
El llamado a dejar ser a los animales en la vida silvestre sugiere dad con la que se les trata. La cría de animales en forma tecnificada
el anhelo de volver a un mundo más simple, donde el poder humano supone aplicarles cruelmente hormonas artificiales y antibióticos, sin
sobre el resto de la vida era limitado y la mayoría de los animales mencionar los dudosos resultados que esto tiene en la salud de los
realmente podían ser en forma silvestre sin manipulación. Sin embar- seres humanos que consumen su carne.29 La ingestión de carne como
go, el enorme crecimiento de la población humana y de la capacidad elemento central de una dieta opulenta resulta cuestionable a la luz de
de los humanos para invadir todo medio ambiente, aun el más inacce- la necesidad de alimentar a millones de hambrientos. Todas estas con-
sible, no nos deja la opción de este laissez-faire hacia los animales. sideraciones sugieren una vasta reducción en el uso de los animales
Nos guste o no, si se desea proteger y preservar la diversa biota de la en laboratorios y un número mucho menor de animales criados para
Tierra, la comunidad humana deberá mantener una relación de pro- alimento. En ambos contextos, debería protegerse su derecho a condi-
tección inteligente con ella.27 ciones naturales y humanas de vida.
Lo anterior significa observar de cerca a la naturaleza para que Sin embargo, no estoy segura de que estas consideraciones se
podamos aprender cómo se sostiene una comunidad biótica sana a agreguen al imperativo moral de eliminar estas prácticas por comple-
través de complejos intercambios de plantas y animales. No obstante, to. La exigencia del vegetarianismo absoluto que hace el movimiento
también significa que nos hagamos promotores y restauradores cons- por los derechos de los animales como expresión del derecho incon-
cientes de dichos hábitats; es decir, que desde ahora no los dejemos dicional de éstos a la vida, no parece ser moral mente convincente.
solos. Por lo tanto, la concepción bíblica de los humanos como "ima- Muchos de estos autores, como Tom Regan por ejemplo, extienden
gen de Dios", en cuyas manos se pone el cuidado de la naturaleza, este principio primordialmente a la carne de los mamíferos, y no ex-
adquiere un sentido ético más profundo. Este papel de los humanos plícitamente a los peces y las aves, y mucho menos a la vida infe-
no sólo no les da el poder de usar la naturaleza en forma destructiva, rior?0 Si se entiende la naturaleza como un continuo, ¿cómo puede
sino que además pone en sus manos una responsabilidad mucho más dividirse de esa manera a los animales que tienen derecho a la vida de
amplia: la preservación de la naturaleza. La especie humana es res- los que no?
ponsable ante el Dios de la vida de cuidar y proteger la inmensa El intento de inferir de la naturaleza este imperativo conduce a la
diversidad de formas de vida, producidas durante milenios de creati- realidad contradictoria de la depredación como parte inevitable de la
vidad terrestre.28 naturaleza. No sólo los animales carnívoros necesitan alimentarse de
Sin embargo, también debería atenderse a la preocupación de los otros animales para subsistir, sino que además todas las formas de
defensores de los derechos de los animales. Es necesario que haya un vida subsisten a través de la interdependencia de consumir y ser con-
espacio para la sensibilidad moral hacia la calidad de vida de los ani- sumidas. Incluso los cuerpos de los grandes mamíferos a la larga se
males sensibles que más se asemejan a los humanos no sólo en su descomponen, proporcionando así alimento a los gusanos e insectos.
capacidad para sentir dolor, sino también para disfrutar de la vida, Tampoco es suficiente pedir que uno no coma animales con los que se
recordar e imaginar, e interrelacionarse socialmente con los de su puede tener una relación interpersonal. Debido a que tengo una huer-
misma especie y con los humanos. No se debería someter a dichos
232 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 233

ta, siempre cuido con esmero cada planta durante meses, y siento gran No obstante, existen varias razones morales para seguir una dieta
dolor cuando veo que una está enferma, pero sigo pensando en co- prácticamente vegetariana, especialmente en el caso de la gente rica.
merla. La justicia con los animales y la preocupación por una ética de ali-
Desde los comienzos de la cacería, es probable que algunos seres mentación justa para toda la humanidad demandan una reducción con-
humanos hayan tenido sentimientos de culpa por comer animales. En siderable del consumo de carne y el rechazo a la carne producida en
la tradición bíblica se expresa que, en la creación original, los seres granjas tecnologizadas. (Actualmente, algunas tiendas naturistas ofre-
humanos y los animales eran vegetarianos. El consumo de carne y la cen carne que supuestamente se produjo mediante la cría natural de
relación depredador-presa entre los seres humanos y los animales re- animales.) Otra razón para evitar la carne es la de expresar nuestra
presentan la caída a un estado moral inferior. En la alianza de Dios solidaridad con los millones de seres humanos hambrientos que sólo
con Noé después del diluvio, se dice: podrán alimentarse adecuadamente si la gente rica consume una por-
ción menor de la cadena alimenticia.
Infundiréis temor y miedo a todos los animales de la tierra, y a todas Pero difícilmente podremos imponerles una ética vegetariana a
Jas aves del cielo, y a todo lo que repta por el suelo, y a todos los campesinos del Tercer Mundo para quienes comer los pollos o puer-
peces del mar; quedan a vuestra disposición. Todo lo que se mueve cos que ocasionalmente llegan a crecer en el corral es una parte indis-
y tiene vida os servirá de alimento. Todo os lo doy, lo mismo que os pensable de su dieta, que por otra parte es muy limitada. La posibili-
di la hierba verde (Génesis 9: 2-3). dad de obtener muchas formas adicionales de proteínas para conse-
guir así una dieta saludable sin comer carne constituye un lujo de la
Se imponen límites al consumo humano de animales: "Lo único clase adinerada. Son las naciones ricas que disponen de supermerca-
que no deben comer es carne con vida, es decir, su sangre" (Génesis dos llenos de una gran variedad de alimentos de todo el mundo las
9:4). Con la limitante de no comer sangre animal ni derramar sangre que pueden y deben adoptar una dieta casi vegetariana, para cuidar
humana, el texto bíblico reconoce lo fundamental que tienen en co- los derechos de otros seres humanos y de los animales.
mún los mamíferos de sangre caliente y los humanos: ambos compar- Christopher Stone —el filósofo del derecho que en un famoso
ten la misma sangre de vida. alegato defendió la condición legal de los árboles en 1969, en el caso
Aquellos que heredaron de la cultura bíblica una idea de la reden- entre el Sierra Club y Disney Enterprises, a propósito de la construc-
ción como el regreso al Paraíso han señalado algunas veces estos tex- ción de un gran centro recreativo en la zona de Mineral King Va-
tos para afirmar que una expresión de la vida redimida es el vegetaria- lley—3I sugirió recientemente que la ética ecológica ha sufrido un
nismo. Así, renovamos las relaciones originales pacíficas entre los monismo moral. Ya sea que adopten una visión utilitaria o una visión
humanos y los animales, como vemos en el texto de Isaías que cita- deontológica de la ética, las distintas escuelas de los derechos de los
mos páginas atrás. Sin embargo, esta idea tropieza con el hecho de animales y la ética ecológica han buscado una serie única de princi-
que al menos un grupo importante de animales come también otros pios que lo abarque todo. El resultado es que se ha ignorado muchas
animales. ¿Consideramos su depredación como una expresión de na- realidades o encajado en un esquema de pensamiento ético que es
turaleza caídal La línea que divide el comer animales superiores o inapropiado. Me parece que éste es el caso del esfuerzo de Tom Regan
inferiores, y aun el comer plantas, parece arbitraria. La relación con- por incluir los derechos de los animales dentro del contexto de los
sumidor-consumido es una parte inevitable de la condición biótica. derechos morales de los seres humanos.
En consecuencia, el esfuerzo por escapar de la ambigüedad de matar Stone sugiere que se necesita un pluralismo moral en las éticas
otras vidas para vivir es, en última instancia, imposible. ecológicas y en el modo como se traducen en principios legales. Al
234 GA1A Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 235

decir pluralismo moral, Stone no se refiere a un relativismo moral en de alianza reconoce que los humanos y las otras formas de vida son
el que las normas de la ética universal se abandonen en favor del plu- parte de una sola familia, hermanas y hermanos en una comunidad de
ralismo cultural, sino más bien al hecho de que las distintas reglas interdependencia. Aunque tenemos derechos limitados a utilizar otras
éticas tienen que aplicarse en distintos contextos o planos de la reali- formas de vida, y también la responsabilidad de cuidarlas y proteger-
dad.32 Los principios éticos aplicables a la protección de la vida hu- las, existe una conciencia de otredad en el corazón de todo ser vivien-
mana no pueden identificarse con los que son apropiados para los te —sea un gran león de montaña o una bacteria— que declara su
mamíferos de alta sensibilidad. otredad respecto de nosotros.35
No obstante, hay cabida para elementos de este respeto por el La relación de alianza entre los humanos y toda otra forma de
animal sensible e individual, que es distinto a las plantas o a los ani- vida, como una familia unida por una fuente de vida, impide que esa
males menos sensibles. Además, hay principios éticos que deben apli- otredad se traduzca en una hostilidad destructiva. No tenemos dere-
carse a las comunidades bióticas y a las especies en peligro de extin- cho a eliminar ninguna otra forma de vida porque sea diferente a
ción, que funcionan en planos de valores diferentes a los que se apli- nosotros. Más bien, descubrimos que cada quien" es simultáneamente
can a cada mamífero en cautiverio. Tal vez la cuestión más importan- otro y a la vez pariente, como en verdad sentimos a cada persona
te aquí, en el llamado de Stone a un pluralismo moral, sea reconocer humana. La planta que crece buscando el sol y el animal cuyos ojos se
que la definición de naturaleza, basada únicamente en lo referente a cruzan cautelosamente con los nuestros a medida que se detiene en
los derechos individuales, es tanto útil como inadecuada. La cultura sus tareas, revelan su propio ser en sí mismos y para ellos mismos.
estadunidense tiene que ser capaz de pensar en términos de relaciones Esto significa que las otras formas de vida finalmente no pueden
comunitarias. Necesita aprender a imaginar a humanos y no humanos pasar a nuestro poder como propiedad, como cosas sin vida ni ser pro-
en comunidades bióticas, en las que la pluralidad de valores necesita pios. Cada una tiene su relación única con Dios como fuente de vida y
balancearse en función del otro.33 no necesariamente para nuestros propósitos, una visión elocuentemen-
Los derechos de los animales sensibles a no padecer dolores ex- te revelada cuando Dios le habló a Job desde el torbellino. De esta
cesivos y a disfrutar de un poco de buena vida, aunque su destino manera, incluso para poder hacer uso de los animales y las plantas
final sea la mesa humana; la necesidad de hábitats silvestres para dis- como alimento y vestimenta y para otras necesidades, debe existir una
poner de un equilibrio depredador-presa y para que algunos animales advertencia fundamental contra la degradación de animales o plantas,
no destruyan su propia fuente de alimentación; la necesidad de pre- terrenos o montañas a la categoría de cosas bajo nuestro dominio.
servar la diversidad biótica e impedir la rápida extinción de las espe- Cada forma de vida tiene su propio propósito, su propio derecho
cies, son valores que es preciso defender. Es necesario diferenciar los a existir, su propia relación independiente con Dios y con los otros
fundamentos éticos para cada uno de estos diversos valores de entre seres. A la par de nuestra relación con la naturaleza como algo utili-
el variado abanico de derechos, valores y deberes que tenemos los zable, debe existir una amplia sensibilidad enraizada en un encuentro
humanos hacia las otras formas de vida que es nuestra responsabili- de iguales con la naturaleza, como compañeros que tienen una inte-
dad proteger.34 gridad propia.36 No es un sentimiento vano agradecerles a los anima-
Una visión con sentido de la relación de los humanos con otras les y a las plantas que proporcionen las fuentes de nuestra vida antes
formas de vida reconoce el lugar especial de los humanos en esta re- de hacer uso de cualquier cosa material. La oración de gratitud antes
lación como cuidadores, mismos que no han creado y no son los due- de cualquier alimento es un requisito si es que vamos a comenzar una
ños absolutos del resto de la vida pero que finalmente son responsa- relación correcta con los demás seres en la alianza de la creación.
bles de su bienestar ante la verdadera fuente de vida: Dios. Esta visión
9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 237

en particular cuando éstas ya habían sido asimiladas en el judaismo


helénico. La mediación de estas ideas a través del judaismo permitió
9 que los cristianos asimilaran ideas de la filosofía helénica y negaran
RECUPERACIÓN DEL MUNDO: al mismo tiempo sus orígenes paganos. La teología cristiana se apro-
LA TRADICIÓN SACRAMENTAL pió del mito helénico apologético judío, según el cual Platón había
tomado su filosofía de Moisés. Así, pudo justificarse la similitud de la
teología cristiana con el pensamiento platónico contemporáneo, ha-
ciendo del platonismo un derivado de la revelación bíblica.1
El cristianismo también tomó del judaismo una ideología del
purismo religioso, en contraste con el paganismo visto como una fal-
En este capítulo sigo una línea de la tradición cristiana que considera a sa religión. Este dualismo aún caracteriza a la concepción que el cris-
Cristo como la manifestación cósmica de Dios y en la que ambos apa- tianismo tiene de sí mismo y disimula y niega su verdadera realidad
recen como la fuente divina inmanente y la base de la creación, así sincrética. Hoy en día este papel del cristianismo como sintetizador
como su última recuperación redentora. Aunque esta concepción cos- de las corrientes principales del pensamiento hebreo, oriental y greco-
mológica de Cristo como creador y redentor del cosmos —y no sólo de rromano debería ser reconocido como una fuerza, y no como un se-
los seres humanos separados del cosmos— es el centro de gran parte creto que deba negarse. Es indudable que el éxito del cristianismo
del pensamiento del Nuevo Testamento, el cristianismo occidental, desde como la religión ganadora de toda la antigüedad, difícilmente puede
los periodos de fines del Medievo y la reforma, ha ignorado esta visión ser explicado sin tener en cuenta este proceso de sintetización. La
totalizadora. Por ello, quienes en la actualidad buscan una espirituali- crisis ecoespiritual de hoy en día exige una creatividad sintetizadora
dad cosmológica han supuesto que ésta no se encuentra en el cristianis- de mucho mayor alcance.
mo y que sólo se puede hallar en las perspectivas no cristianas, como
Lo que aquí se llama helenismo oriental abarca a las dos escuelas
las paganas religiones de la naturaleza o las religiones asiáticas.
de filosofía griega que habían sintetizado las cosmologías platónica,
Si bien en la cristiandad la tradición cosmológica requiere ser
estoica y peripatética,2 y también a los movimientos que reformularon
reinterpretada para conformarse a la espiritualidad ecológica, tampoco
esta filosofía mística como sabiduría oriental, como es el caso, por
ha estado ausente. En este capítulo comentaré sus posibilidades y lími-
ejemplo, de los Oráculos caldeos y la bibliografía hermética.3 De este
tes. Después examinaré lo que significaría reinstaurar, para la actuali-
medio especulativo emergió también la bibliografía gnóstica. No obs-
dad, el centro cosmológico de la teología y la espiritualidad. Una vez
tante, los escritos que sigo aquí rechazaban el dualismo gnóstico
que el cosmos se convierte en el contexto mediador entre toda defini-
anticósmico. Por el contrario, afirmaban al cosmos como la expresión
ción teológica y toda experiencia espiritual, ¿cómo cambia esto nues-
de la divinidad inmanente, en la que los humanos se encontraban como
tra comprensión tanto de Dios como de los humanos!
en el microcosmos comparado con el macrocosmos.
En el platonismo medio se combinaron el concepto platónico
del mundo trascendente de las Ideas y el concepto aristotélico de la
LAS RAÍCES HELÉNICAS DE LA CRISTOLOGÍA COSMOLÓGICA
Mente Divina. También se combinó el concepto de Platón del Alma
del Mundo con el concepto estoico del Logos, que los estoicos veían
El Nuevo Testamento y la cristología cosmológica cristiana primitiva como el poder vital inmanente de todos los seres. De ahí desarrolla-
se basaron en las teologías de la cosmogénesis del helenismo oriental, ron un relato cosmogónico con una secuencia en dos o en tres par-
236
238 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 239

tes. En Plotino, el neoplatonismo desarrolla totalmente la secuencia existente* En la cristiandad expresada en los evangelios sinópticos
en tres partes.4 tampoco se identifica a Cristo con el Logos cosmogónico. Sin embar-
Se considera que el cosmos se originó de un ser divino trascen- go, en el pensamiento cristiano, más especulativo, de san Pablo, el
dente, que es el origen de todas las cosas. Este ser divino produce una evangelio de Juan y la Epístola a los Hebreos, esta identificación de
imagen perfecta y una expresión de sí mismo que contienen las esen- Cristo como redentor con el Logos cosmogónico se integró en una
cias intelectuales de todas las cosas. Así, este segundo dios es identi- visión unificadora del principio y el fin de todas las cosas. Una de las
ficado también con el Demiurgo, que forma al mundo a partir del expresiones más completas de esta cristología cosmológica se encuen-
modelo intelectual contenido en su propia mente. El alma del mundo, tra en Colosenses 1: 15-20:
a su vez, expresa este Logos divino en forma inmanente como el po-
der sustentador del cosmos, y las almas humanas participan de la sus- Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación;
tancia de este alma del mundo o Logos inmanente del cosmos.5 porque en Él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y en la
Esta imagen cosmogónica fue utilizada en la bibliografía judía de tierra, las visibles y las invisibles, los tronos, las dominaciones, los
la sabiduría para describir la Sabiduría divina como una manifesta- principados, las potestades: todo fue creado por Él y para Él. Él
ción secundaria del Dios creador que es el agente de Dios en la crea- existe con anterioridad a todo y todo tiene en Él su consistencia. Él
ción del universo, y es también el poder inmanente que sustenta al es la cabeza del cuerpo que es la iglesia; Él es el principio, el primo-
universo. La Sabiduría se entiende también como la presencia de Dios génito de entre los muertos, para que sea Él el primero en todo, pues
hablando en la revelación. A través de la Sabiduría, las almas huma- Dios tuvo a bien que habitase en Él toda la plenitud y reconciliar por
nas llegan a conocer a Dios y se convierten en sus hijos virtuosos.6 Él y para Él todas las cosas, pacificando, mediante la sangre de su
Filón, el filósofo principal del judaismo helénico, desarrolló una cruz, lo que hay en la tierra y en los cielos.
teología filosófica más elaborada. Según su concepción, Dios procreó
una expresión secundaria, el Logos divino, que es la manifestación de Parece que la forma original de este himno subrayaba, en primer
la mente divina. De este Logos irradian las dinameis o energías de lugar, el Logos cosmológico. Aquí se ha editado para añadir las refe-
Dios que crean el mundo. El cosmos se sostiene en virtud del poder rencias cristológicas a "la iglesia", "el primogénito de entre los muer-
de este Logos inmanente. Cada alma humana, a su vez, es una mani- tos" y "la sangre de la cruz".9 La síntesis resultante conjunta los dos
festación del logos divino. Por ende, los humanos y el cosmos son dramas de la creación y la redención en la figura del Logos-Cristo.
hermanos e hijos de Dios por igual.7 Este ser divino es visto como 1) la manifestación de Dios, 2) la pre-
sencia inmanente de Dios que crea y sustenta el cosmos y 3) el poder
divino vuelto a manifestar al final de los tiempos, subsanando la ene-
L A SÍNTESIS CRISTIANA: CRISTOLOGÍA CÓSMICA mistad que ha dividido al cosmos y reconciliando al cosmos con Dios.
La persona divina que se encuentra en Jesús se identifica así con
La palabra Cristo se refería originalmente al Mesías, figura del pensa- este Logos-Cristo. Su acto redentor "mediante la sangre de la cruz" se
miento judío apocalíptico que aparecía al final de la historia del mun- ve como la manifestación paradigmática de un solo ser divino del
do para destruir las fuerzas del mal y renovar el universo, instalando principio y el fin de todas las cosas. Como primogénito de entre los
ahí a los santos de Dios, en una existencia bendita. En el pensamiento muertos y cabeza del cuerpo, la Iglesia, Cristo es el poder de la nueva
apocalíptico judío no se había identificado a esta figura del Mesías creación, no separado del cosmos creado al principio, sino como el
con la cosmogénesis, aun cuando a veces se le concebía como pre- principio a través del cual este cosmos fue originalmente creado y
240 GAIAYDIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 241

ahora se renueva y reconcilia con Dios. La Iglesia misma es vista tal y un mundo sublunar del ser mortal. El alma pertenece al dominio
cosmológicamente; no se trata simplemente de un grupo de humanos más elevado y ha sido degradada innaturalmente en un cuerpo. Su
creyentes en esta figura, sino de una comunidad paradigmática de todo tarea es escapar del cuerpo mediante el retorno hacia arriba, para así
el cosmos renovado. regresar con la muerte a la beatitud desencarnada e inmortal en las
Las referencias a "tronos", "dominaciones", "principados" y "po- estrellas.
testades" aluden a una cosmología apocalíptica judeopersa, en la que El cristianismo clásico realizó muchos esfuerzos por unir estas
se concibe a Dios gobernando el cosmos a través de agentes angelica- visiones dispares del mundo. Junto con la visión hebrea, el cristianis-
les. Se consideraba que las regiones de la Tierra, tanto los elementos mo insistió en que los humanos eran una unidad psicofísica. El cuerpo
primarios como las naciones, y las esferas planetarias, eran goberna- era esencial para la plenitud de la existencia, y la resurrección del
das por dirigentes angelicales. Se creía que estos espíritus angelicales cuerpo era intrínseca a la salvación. Cristo debe tener un cuerpo real,
se habían rebelado contra Dios y creado un universo alienado en el no sólo una apariencia de cuerpo. Ambas ideas causarían grandes
que el mal triunfa sobre el bien.10 dificultades a aquellos que se encontraban imbuidos del pensamiento
Por lo tanto, la manifestación del Logos cosmogónico al final de platónico. El cristianismo patrístico rechazó diversos esfuerzos por
los tiempos puede ser interpretada como una reincursión del poder negar a Cristo una encarnación corpórea y la resurrección corpórea
creativo primario de Dios, que subyuga a estos poderes angelicales tanto de Cristo como de la humanidad.12
disidentes y así da origen a un cosmos reunificado, reconciliado con Al mismo tiempo, el cristianismo aceptó el prejuicio platónico
Dios y pleno de la bondad absoluta de Dios. La culminación de este contra el devenir. La transitoriedad y la mortalidad de la existencia
proceso de subyugación de los poderes cósmicos indómitos y la re- material eran malignas. La solución, ya encontrada en san Pablo, es
conciliación del cosmos con Dios es, como lo expresa san Pablo en 1 el extraño concepto del cuerpo espiritual, un medio espiritual crea-
Corintios 15: 25, "para que Dios pueda ser omnipresente". do, pero despojado de su mortalidad. Este concepto del cuerpo trans-
Sin embargo, este esfuerzo denodado por unir la cosmogonía y la figurado en la vida redimida se aplicó no sólo a los humanos, sino a
escatología en el cristianismo primitivo se vio en peligro por las ver- todo el cosmos. Los cristianos compartieron con el helenismo la vi-
tientes conflictivas del pensamiento hebreo y griego que buscaba sin- sión de que todo el cosmos estaba vivo, penetrado por la energía
tetizar. El concepto hebreo de la creación demandaba una separación dinámica que el cristianismo identificó con el Logos inmanente de
tajante entre el ser de Dios y el de los seres creados, incluyendo a los Dios. Hasta los animales y las plantas tenían alma, y el alma humana
humanos. El pensamiento judío en principio veía a los humanos como compartía con ellos el alma animal y el alma vegetal.13 La existencia
seres esencialmente mortales. La redención consistía en una existen- psicofísica humana era inseparable de este todo cósmico, en el que
cia plena y bendita sobre la Tierra dentro de los límites mortales, esto los humanos permanecían como un microcosmos.
es, cien años.11 Un esfuerzo ambicioso por crear una teología en la que la crea-
En cambio, el pensamiento griego consideraba que la relación ción, la encarnación y la consumación se unen en un todo cósmico se
con Dios era emanativa. Hay continuidad ontológica entre Dios, el observa en el clérigo antignóstico Ireneo, del siglo II, como ya men-
Logos de Dios y el cosmos. Cada una de esas realidades expresa el ser cioné en el capítulo 5. Para Ireneo, la creación es en sí una encarnación
en distintos niveles de existencia. Así, el alma del mundo y el alma de la Palabra y el Espíritu de Dios como la base ontológica de la exis-
humana participan del ser del Logos divino, que es manifestación del tencia corpórea. La encarnación del Cristo histórico es la renovación
origen último del ser. Pero el pensamiento griego ve también al cos- de este poder divino que subyace en la creación. En la encarnación, el
mos dividido entre un dominio planetario más elevado del ser inmor- poder divino permea la naturaleza corpórea de una manera aún más
242 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 243

profunda, de modo que lo corpóreo se vuelve portador sacramental de de animales y de ovejas; que su alma será como un árbol cargado de
lo divino, y lo divino deifica lo corpóreo. frutos, y nunca más tendrán hambre.15
Los sacramentos cristianos son paradigmas de esta combinación
más profunda del cuerpo y el espíritu, que renueva el poder vital de la Entonces todo el cosmos se transformará en un nuevo cielo y tie-
creación. Como dice Ireneo en su refutación de la negación gnóstica rra inmortalizado, y unido completamente con la divina vida de Dios.
del cuerpo: Esta unión final con el Ser de Dios cumple la promesa de la creación
original:
Pero ciertamente vanos son aquellos que desprecian el designio de
Dios y no aceptan la salvación de la carne, y tratan con desprecio su Y en todas esas cosas, y por ellas, el mismo Dios Padre se manifies-
regeneración, sosteniendo que no es capaz de incorrupción. Pero si ta, Él, quien creó al hombre y dio la promesa de la herencia de la
esto ciertamente no logra la salvación, entonces el Señor ni nos re- tierra a los padres, quien dio a luz a la criatura de la esclavitud en la
dimió con su sangre, ni es la copa de la Eucaristía la comunión con resurrección de los justos y cumple las promesas para el Reino de su
Su sangre, ni es el pan que dividimos la comunión con Su cuerpo. Hijo... Porque hay un Hijo, que ejecutó la voluntad de su Padre, y
Porque la sangre sólo puede brotar de las venas y la carne, y de todo también una raza humana en la que son labrados los misterios de
lo demás que conforme la sustancia del hombre, tal como la Palabra Dios... la sabiduría de Dios, por medio de la cual su obra, confirma-
de Dios fue en verdad creada... Y como somos sus miembros, tam- da e incorporada a su Hijo, es llevada a la perfección; que es Su
bién nos nutrimos de la creación... Él ha reconocido el cáliz, que es progenie, la Primera Palabra Engendrada, debería descender a la
parte de la creación, como Su propia sangre, y el pan, que también criatura... y que ésta debería estar contenida en Él y, por otra parte,
es parte de la creación, lo ha establecido como Su propio cuerpo, la criatura debería contener la Palabra, y ascender a El, ir más allá
con el cual Él enriquece nuestro cuerpo.14 de los ángeles, y estar hecha a imagen y semejanza de Dios.16

Pero ya que para Ireneo (al igual que para Pablo y todo el cris- Este esfuerzo por incorporar la exuberante concepción hebrea de
tianismo subsecuente) la salvación tiene que ver con trascender la la bendición terrena a la salvación eterna fue desechado por la co-
mortalidad, la única manera en la que a fin de cuentas piensa en la rriente principal del cristianismo después del siglo III. Se ve a Cristo
redención —no sólo del ser humano, sino también del cosmos como como fundador de su reino milenario a través del poder político de la
un todo— es suponiendo que, al ser infundido de la vida inmortal Iglesia y de los dirigentes cristianos, pero esto no tiene efecto en la
de lo divino, superará su mortalidad. Esta redención de la creación, renovación de la naturaleza ni propicia una nueva era de justicia entre
que sigue la tradición bíblica del Apocalipsis, tiene lugar en dos los humanos.17 Los puntos de vista milenaristas continúan en el cris-
etapas. Primero, existe la bienaventuranza milenaria de la vida te- tianismo, pero como un medio para mantener a los grupos heréticos
rrenal. Ireneo describe el milenio en imágenes tomadas de la profe- que se oponen a lo establecido. Según el cristianismo dominante, la
cía hebrea: Tierra se despeña hacia la destrucción. Aunque el cosmos también
participará en el nuevo cielo y tierra resurrecto e inmortal, el centro
Entonces toda la creación, conforme a la voluntad de Dios, se enri- de la atención son los humanos y las esferas planetarias, y no otras
quecerá de manera que pueda producir y mantener frutos, como formas de vida terrenal.18
declara Isaías... Y ellos vendrán y se regocijarán en el Monte Sión,
y llegarán a lo que es bueno, y a una tierra de trigo y vino y frutos,
GAIAYDIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 245
244
DESINTEGRACIÓN Y RENOVACIÓN DE énfasis sobre la brecha insalvable entre la naturaleza caída y Dios,
LA TEOLOGÍA COSMOLÓGICA haciéndolo hostil al misticismo y a los puntos de vista sacramentales
de la naturaleza.
Pese a que el cristianismo dominante descartó una visión milenaria de Sin embargo, en el periodo renacentista también hubo una gran
la Tierra redimida, el Logos cosmogónico —el principio de la crea- reanimación del misticismo cosmológico, reforzado por un nuevo ac-
ción— continuó durante el cristianismo de la Edad Media, tanto en ceso a sus fuentes helénicas antiguas. Los eruditos bizantinos que hu-
Oriente como en Occidente, como la base de una visión según la cual yeron de la conquista turca de Constantinopla llevarían a Italia el corpus
la naturaleza era una escalera ontológica de ascenso hacia Dios. Esta de la literatura hermética y los Oráculos caldeos, así como obras
visión de la naturaleza se transmitió al cristianismo occidental parti- platónicas y neoplatónicas desconocidas hasta entonces en Occidente.
cularmente a través de los escritos de Dionisio el Aeropagita.19 Eruditos italianos, entre ellos Ficino (1433-1499), que trabajaban bajo
Esta concepción de la naturaleza como escalas emanativas del el mecenazgo de Cosme de Médicis, tradujeron estos escritos, ini-
descenso (los niveles del ser desde Dios hasta las jerarquías angelica- ciando así un renovado misticismo cósmico neoplatónico, con fre-
les, después a los humanos, a los animales y a las plantas, rocas, cuencia sólo ligeramente disfrazado de cristianismo.21
montañas y ríos) es continua. El camino de descenso desde Dios hasta Los eruditos renacentistas a menudo se dejaron engañar por la
la más humilde creatura también es el camino de ascenso. En conse- creencia de que la bibliografía hermética representaba una antigua
cuencia, como hemos visto en Itinerario de la mente hacia Dios de sabiduría egipcia contemporánea de Moisés. Creían que se trataba de
san Buenaventura, el ascenso contemplativo hacia Dios comienza con una sabiduría prístina paralela a las raíces más antiguas de la Biblia.
la contemplación de las cosas visibles, y va subiendo hacia la unión La revelación en Cristo renovó y realizó esta sapiencia antigua. Así
contemplativa con el ser de Dios. fue como el Renacimiento repitió el viejo error cronológico que jus-
Esta visión del mundo comenzó a desintegrarse a fines de la Edad tificó la fusión del pensamiento bíblico con el neoplatónico.22
Media. El nominalismo rechazó la epistemología ontológica de Platón, A principios del siglo XVI, Copérnico puso en tela de juicio la
según la cual cada planta, animal u otro ser es la revelación de una antigua cosmología geocéntrica al sostener que la Tierra era un plane-
esencia eterna en la Mente de Dios. Las ideas se convirtieron en meros ta más entre los que rodeaban al sol. Sin embargo, para los neoplató-
nombres para grupos de individuos. Asimismo, el universo ya no re- nicos del Renacimiento, esto eliminó la distancia de la Tierra a las
veló la esencia divina, sino únicamente la voluntad ordenada de Dios. esferas planetarias. La impregnación de todo el universo por el alma
Dios dejó de ser la cima de una jerarquía ontológica y epistemológica animadora del mundo, consustancial al alma humana, permitió que
continua, revelada en las cosas visibles. Más bien, residía en una magos del Renacimiento, como Paracelso (1493-1541) y Giordano
otredad trascendente radicalmente inaccesible para la mente y el espí- Bruno (1548-1600), se sintieran capaces de errar libremente por el
ritu humanos.20 cosmos, comulgando con las plantas y las rocas más cercanas y con
Entonces ya no se podía partir de la percepción de las cosas visi- los planetas más lejanos por medio de las facultades del alma que
bles y subir por las categorías de la mente para llegar a la unión con tuvieran afinidad con estos elementos terrestres y celestiales.23
la mente y el ser de Dios. La escalera de ascenso se había roto, Pero Bruno fue condenado a morir en la hoguera por hereje, en
ontológica y epistemológicamente. La distancia entre Dios y los hu- 1600. En el siglo XVII, tanto la teología ortodoxa como la ciencia
manos sólo podía ser salvuda merced a la revelación divina, no a cual- ortodoxa se distanciarían de la magia neoplatónica. Aun así, el neo-
quier capacidad especul?*iva natural o mística de los humanos. El platonismo, en una forma más depurada, no se extinguiría, sino que
nominalismo reforzó el agustinismo renovado de la reforma en su sería continuado por los platonistas de la escuela anglicana de Cam-
246 GA1A Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 247

bridge, entre ellos Ralph Cudworth (1617-1688) y Henry More (1614- TIPOS DE TEOLOGÍA ECOLÓGICA CONTEMPORÁNEA
1687). Estos filósofos buscaban superar el rígido dualismo de la reve-
lación y la razón mediante el restablecimiento de la relación ontológica Aunque la crisis ecológica introduce una nueva urgencia en esta bús-
entre la mente divina y la mente humana. Para More, Dios también queda de una teología de la naturaleza, en muchas formas las tensio-
reside en el universo como el Espíritu de la Naturaleza o el Alma del nes entre las proposiciones cristianas y anticristianas representan un
Mundo.24 Renovado por la gracia, el espíritu humano podría ascender replanteamiento de esta tensión clásica entre el pensamiento griego y
una vez más de las cosas exteriores a las interiores y llegar a la expe- el hebreo. Para los teólogos neopaganos, como Carol Christ, los dio-
riencia contemplativa de lo divino por medio de la Naturaleza. ses paganos y en particular las diosas están renaciendo para salvarnos
En los siglos XVIII y XIX se dio una corriente continua de del cristianismo antinatural. Sin embargo, para los pensadores cristia-
idealismo filosófico, cuyo propósito era subsanar la división entre la nos ecológicos, el Dios bíblico y Gaia no se oponen; correctamente
mente y la materia con algunos conceptos de lo divino como fuente interpretados, están en términos amistosos, aunque no se mezclan.
unificadora del pensamiento y los objetos. Para el filósofo judío En la búsqueda contemporánea de la espiritualidad ecológica, cir-
heterodoxo Spinoza (1632-1677), Dios es natura naturans, la sustan- culan tres versiones distintas de la teología cristiana cosmológica. Una
cia subyacente de la que surgen el mundo físico y la mente humana de ellas es la espiritualidad centrada en la creación, representada par-
(natura naturata), que se reflejan mutuamente.25 ticularmente por Matthew Fox (véase capítulo 6). Otra ha sido desa-
Los idealistas alemanes Johann Gottlieb Fichte (1762-1814) y rrollada por los seguidores del filósofo-paleontólogo francés Pierre
Friedrich Wilhelm Schelling (1775-1854) expondrían también filoso- Teilhard de Chardin (1881-1955), y una tercera se basa en la teología
fías de la Naturaleza según las cuales Dios era el Ser unitario implí- de los procesos de Alfred North Whitehead (1861-1947). Describiré
cito tanto en el pensamiento como en los objetos físicos. G. W. F. brevemente cada una, y luego expondré sus elementos clave para una
Hegel (1770-1831) buscaba unir el espíritu y la materia a través de un teología ecofeminista de la naturaleza.
proceso dialéctico de tesis (espíritu), antítesis (expresión material) y Para Fox, la bendición original es la naturaleza intrínseca de las
síntesis (unión de la materia y el espíritu), que a su vez devenía en la cosas. La verdadera espiritualidad cristiana permanece arraigada en
nueva tesis. este sentido vivido de la bondad original. El mal está presente en la
Esta búsqueda europea de una filosofía de la naturaleza que unie- historia, pero como distorsión y alienación de la bendición original,
ra a la materia con el espíritu continuó obsesionada por el sincretismo no como una realidad primaria. El mal puede ser evaluado como mal
no resuelto en el cristianismo del pensamiento hebreo y el pensamien- sólo en su negación de la bondad primaria, que permanece en nuestra
to griego. Aquellos que se enfocaron a una comunión más panteísta verdadera naturaleza. La bondad es fundamentalmente algo que rela-
con la deidad inmanente en la naturaleza, como los poetas ingleses ciona. Es la interconexión vivificante y conmemorativa de todas las
Coleridge y Wordsworth, jugarían con modos de pensamiento más cosas. El mal es la negación de esta interconexión.28
paganos que cristianos.26 Como reacción a estas tendencias, la teolo- En su libro The Corning ofthe Cosmic Christ ("El advenimiento
gía cristiana buscaría establecer sus raíces puramente bíblicas recha- del Cristo cósmico"), Fox reivindica la cristología clásica cosmológica
zando cualquier presencia de Dios en la naturaleza. Aun así, otros de la que hemos hablado en este capítulo. Cristo no se confina simple-
cristianos tratarían de mediar entre esta oposición, restableciendo for- mente al Jesús histórico, ni tampoco se relaciona únicamente con las
mas de cristología cosmológica.27 almas humanas. Cristo es la Sabiduría inmanente de Dios presente en
todo el cosmos como su principio de vida interconectada y abundante.
El Cristo cósmico no sólo es la base de la bendición original que es la
248 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 249

creación, sino también su telos o dirección de realización. El propósito significativas entre estas expresiones de la antigua tradición cristiana
de la creación es ayudar a que se realice esta abundancia de vida. El y su visión de la espiritualidad de la creación, en vez de abordar el
Cristo cósmico es entonces otro nombre de la bendición original y final. significado de estas diferencias. En la actualidad se necesita dar res-
Es tanto la divinidad inmanente, presente en la interconexión de todas puestas nuevas a las profundas interrogantes sobre el pecado y la
las cosas, como el ser realizado del cosmos, al cual busca realizar.29 muerte, que fueron fundamentales para la teología cristiana, en vez de
Para los cristianos, Jesús es la manifestación paradigmática de la simplemente negar que son interrogantes reales.
sabiduría cósmica y la bondad. Sin embargo, es sólo una de estas ma- El segundo y el tercer tipos de teología ecológica que quedan por
nifestaciones. Bajo todas las demás búsquedas religiosas subyacen la resumir aquí representan esfuerzos importantes por incorporar el nue-
misma sabiduría y bondad, las cuales se han manifestado en muchas vo conocimiento científico, la nueva versión terrena de la evolución y
otras expresiones simbólicas, como el Tao, Buda, el Gran Espíritu y la nueva física subatómica o la mecánica cuántica. Teilhard de Chardin,
la Diosa. Así, la verdad manifiesta en Jesús no es de ninguna manera cuyos escritos no fueron accesibles sino hasta finales de los años cin-
exclusiva, sino que une a los cristianos en profundo ecumenismo con cuenta, debido a la censura eclesiástica, utilizó los nuevos conoci-
todas las demás religiones, no sólo las grandes religiones, sino tam- mientos sobre la evolución para replantear la vasta visión cósmica de
bién las religiones nativas que han sido despreciadas por paganas?0 la historia de la salvación que se encontraba hace 1 700 años en Ireneo.
Fox también demanda el diálogo con las culturas de sabiduría No sólo los humanos, sino toda la naturaleza, forman parte de este
secular, como la psicoterapia, cuyos puntos de vista antirreligiosos drama de la salvación.
frecuentemente se han basado en la crítica a las distorsiones de la Para Teilhard, el universo es un sistema total que asciende en sis-
religión. La recuperación de una espiritualidad ecológica también sig- temas sucesivos de organización, del nivel atómico al planetario. Este
nifica que debemos volver a desarrollar el cerebro adecuado o la parte ascenso a través de la complejidad organizativa creciente es también
intuitiva de nuestra experiencia y cultura, atrofiada por la dominación un ascenso moral y espiritual, que se dirige a la unificación de la con-
masculina. Esto significa prestar atención a las artes y a la liturgia, a ciencia en lo que Teilhard llama el punto omega. Las diferentes etapas
la danza y al trabajo corporal, para volver a despertar nuestras aletar- de la evolución de la materia, desde la energía atómica hasta la organi-
gadas capacidades de experiencia totalizadora. zación molecular, la vida celular, las plantas, los animales y finalmen-
Creo que Fox da básicamente en el blanco en estas afirmaciones te los humanos, no son sólo cambios de complejidad cuantitativa, sino
y valores. Su principal defecto es cierta superficialidad. Ha trazado también saltos cualitativos hacia nuevos niveles de existencia.33
fielmente el mapa del territorio que necesita ser explorado, pero otros El universo evoluciona a lo largo del eje de complicación de la
deben continuar con mayor profundidad.31 Particularmente problemá- materia. La creciente organización de la materia aumenta la energía
tica es su tendencia a distorsionar el pasado cristiano al dividirlo en radial interna. Es este aspecto interior de la complicación de la ma-
dos tradiciones, una basada en la creación y otra en la caída-reden- teria lo que según Teilhard causa los puntos de ebullición que produ-
ción. Aunque existe algún elemento de verdad en esta distinción, él la cen avances hacia nuevos niveles de existencia. Ahí surge la célula
consigna de una manera demasiado simplista, exagerando las simili- viva de la organización molecular, después seres orgánicos cada vez
tudes de sus propias posturas con las de los místicos medievales, como más complejos y conscientes, y luego la autoconciencia humana. Todo
Meister Eckhardt o Hildegard de Bingen, con los que se identifica.32 lo que aparece en el proceso de cosmogénesis se encuentra latente
En la exposición de Fox desaparecen las ambigüedades de estos desde su principio, pero esto no cambia la realidad de su nacimiento
filósofos cristianos, los elementos de jerarquía social y el dualismo histórico, que sólo puede darse cuando se ha alcanzado un nivel crí-
espíritu-materia presentes en ellos. Fox tiende a limar las diferencias tico de evolución.
250 GAIAYDIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 251

El pensamiento de Teilhard engranaría bien con la hipótesis de gentes, hasta que llegamos al Homo sapiens, en el que surge el
Gaia, ya que para él el planeta Tierra es un organismo viviente.34 La pensamiento consciente.
Tierra es un organismo viviente no sólo desde el punto de vista del Durante los últimos 100 mil años, los humanos han sido el eje
espacio, sino también a través del tiempo. La etapas de desarrollo del privilegiado de la evolución, mientras que los reinos vegetal y animal,
planeta Tierra son irrepetibles, en la misma medida en que las etapas de los que surgieron los humanos, disminuyen. Ya terminó la era de
del crecimiento orgánico del feto al adulto no se repiten. Como cual- los animales, y la Tierra es cada vez más una Tierra humana. Una vez
quier organismo, también morirá finalmente. que se ha alcanzado el nivel del pensamiento, la evolución tiene lugar
La unión entre la geosfera y la biosfera es la célula orgánica, la socialmente, más que orgánicamente. Los humanos son más adaptables
unidad más elevada de la estructura molecular y la unidad más sim- que los animales porque añaden nuevos desarrollos evolutivos, no como
ple de la estructura orgánica. El avance a la vida expresa un nuevo adaptaciones de sus cuerpos, sino como cultura y tecnología. La evo-
nivel de centricidad y unificación, en el que toda la estructura se lución humana por medio de la cultura y la tecnología se da a través
convierte en un organismo que participa de un centro común y de de la complementariedad entre la individualidad creciente y la colec-
una vida común. A diferencia de las estructuras inorgánicas, cuyas tividad creciente.
partes pueden sobrevivir por separado cuando se divide el centro vital Teilhard, con desenvoltura, considera que la historia del Occi-
de un organismo, toda la estructura se desintegra. dente cristiano es el eje privilegiado de la evolución cultural. Desde la
Una vez que surge la vida orgánica, su profusión se ramifica en revolución neolítica surgió un número limitado de civilizaciones clá-
tipos ordenados. Las filas se autoperpetúan a lo largo de las líneas sicas, entre las cuales estaba el mundo grecorromano. Entre el Rena-
trazadas por tipos específicos, y pierden la capacidad de fertilizarse cimiento y el siglo XX comenzó una nueva etapa de la modernidad,
entre sí. La evolución sigue un patrón de experimentación. Primero que ahora se está difundiendo en todo el globo y transformando todas
aparece el tipo rudimentario, luego una serie de modificaciones y las culturas neolíticas y clásicas que sobreviven. Teilhard sostiene que
experimentaciones con ese tipo, hasta que se alcanza la forma más esta nueva etapa global de la conciencia y la tecnología es lo que está
eficiente de aquella especie y su reproducción se estabiliza alrededor haciendo posible una noosfera o mente del mundo cada vez más uni-
de aquella forma. Los experimentos menos exitosos se extinguen, y ficada y centralizada. Las mentes humanas juntas se van convirtiendo
los cambios evolutivos dentro de aquella especie cesan. La supresión progresivamente en una Mente unitaria.
de los penúltimos da la impresión de que entre las filas hay mayores Según Teilhard, esta evolución hacia la Mente unitaria es, en cierto
diferencias que las que había originalmente cuando la evolución de sentido, la evolución de la deidad inmanente o el Cristo cósmico. Con
aquel grupo de especies relacionadas se encontraba en proceso. el desarrollo gradual de la conciencia colectiva, finalmente el sustrato
Para Teilhard, el árbol de la evolución tiene un eje privilegiado orgánico del planeta perecerá, y la Mente Unitaria nacerá de la Tierra
o telos. Este telos es hacia la interiorización y la centricidad cre- finita a la vida eterna. El universo se desplomará y morirá tras haber
cientes y aumenta la coordinación alrededor del centro rector del dado a luz a Dios, la última conciencia colectiva, en la que todo lo que
organismo. Con los vertebrados llegamos a un animal que no se se ha ido antes es recogido e inmortalizado.35
mantiene unido por una concha externa, sino desde adentro, merced Este cuadro del mundo contiene algunos elementos inquietantes
a un sistema nervioso central. De los vertebrados a los reptiles y a que es necesario rechazar. Uno es la manera en que el orden jerárquico
los mamíferos, el sistema nervioso desarrolla un centro unificador tradicional ha sido puesto aparte, en un concepto evolutivo de progre-
en el cerebro. El aumento del tamaño y de las circunvoluciones del so, junto con la fe confiada en la civilización occidental y en la moder-
cerebro corresponde a especies de mamíferos cada vez más inteli- nidad como los ejes privilegiados de este progreso. Los movimientos
252 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 253

anticolonialistas y la crisis ecológica han puesto seriamente en duda so puede frustrarlo con elecciones negativas que son destructivas. En-
esta confianza en el progreso eurocéntrico. En segundo lugar, existe la tonces el Dios de la teología de los procesos induce pero no coerciona.
aceptación optimista de la extinción de las especies como el precio acep- Esto ofrece nuevas y continuas posibilidades, pero la elección pertene-
table del progreso. ¿Acaso esto no implica una actitud etnocida, es de- ce a las entidades existentes que pueden negar sus propias mejores op-
cir, la aceptación de que otros pueblos y culturas también deben ser ciones. En la creatividad divina existen la libertad y el riesgo y, con
arrasados por la marcha triunfal del progreso eurocéntrico? este riesgo, la posibilidad del mal. La posibilidad del mal aumenta con-
Finalmente, debemos cuestionar la visión de los apuntalamientos forme aumentan la conciencia y el poder de las entidades existentes.
materiales de la conciencia como algo que se desecha dentro de la Al optar las entidades por elecciones particulares, estas actualiza-
etapa escatológica culminante de la evolución, conclusión que con- ciones son tomadas en el ser de Dios como la Naturaleza Consecuente
tradice la percepción fundamental de la vida y la conciencia como la de Dios. Así, la realidad de Dios se forma en virtud de la interrelación
interioridad de la materia complicada. Con seguridad esto quiere de- con las entidades que se actualizan a sí mismas. Dios no sólo induce
cir que el alma y el cuerpo, el interior y el exterior, no pueden ser y ofrece nueva vida, sino que también sufre, pues al igual que goza el
separados a fin de cuentas. Lo que es apremiante respecto del pensa- placer de las elecciones buenas, experimenta el dolor de las eleccio-
miento de Teilhard para la actualidad es precisamente esta percepción nes destructivas.
de que la mente es la interioridad de la materia, y que es continua Los teólogos de los procesos también postulan que esta Naturale-
desde la molécula más simple hasta el organismo más complejo. za Consecuente de Dios, al reflejar la memoria de todo lo que ha sido,
La teología de los procesos, tal como ha sido desarrollada por se eleva de alguna manera dentro de la Naturaleza Primordial de Dios,
teólogos cristianos, por ejemplo John Cobb y Marjorie Suchocki,36 a no sólo preservando inmortalmente todo lo que ha sido, sino también
partir de la obra de A. N. Whitehead,37 tiene muchas afinidades con el incorporándolo en la visión total de lo que pudo y debió haber ocurri-
pensamiento de Teilhard de Chardin. Al igual que Teilhard, la teolo- do, para reconciliar los males y las oportunidades perdidas de la his-
gía de los procesos sostiene que incluso en los movimientos azarosos toria. De este modo, todo lo que ha sido no sólo se recuerda por el
de las partículas subatómicas interviene un elemento de mentalidad. eterno ser de Dios, sino que también se redime.38
La mentalidad es una capacidad de interacción cada vez más autode-
terminante y consciente a medida que la materia se organiza en etapas
sucesivas de complejidad organizativa. HACIA UNA TEOCOSMOLOGÍA ECOFEMINISTA
La teología de los procesos postula que detrás de este proceso
hay un Dios bipolar. La Naturaleza Primordial de Dios contiene toda La teología y la espiritualidad ecofeministas por lo general han su-
la potencialidad de todas las entidades existentes en cada momento de puesto que la Diosa que necesitamos para el bienestar ecológico es el
actualización. Esta Naturaleza Primordial de Dios provee el designio reverso del Dios que hemos tenido en las tradiciones semíticas mono-
inicial, o la mejor opción potencial para cada entidad en todo momen- teístas: inmanente más que trascendente, hembra más que macho iden-
to de la existencia. Este designio inicial se relaciona con el contexto tificado, que relaciona y es interactiva más que dominante, pluriforme
total del pasado de aquella entidad en aquel momento, y entonces se y multicentrada más que uniforme y monocentrada. Pero tal vez nece-
interrelaciona finalmente con todo lo que ha sido, en todo el universo. sitamos una solución más imaginativa a estas oposiciones tradiciona-
Cada entidad tiene, sin embargo, su propia subjetividad. Ésta adapta les que sólo su reverso, algo más similar a la paradójica coincidencia
o actualiza el designio de Dios a través de la actualización de una po- de los opuestos de Nicolás de Cusa, en la que el máximo absoluto y el
sibilidad que sólo puede cumplir parcialmente aquel designio, e inclu- mínimo absoluto son lo mismo.39
254 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 255

Como sugerí en el capítulo 2, algo parecido a esta coincidencia ce en un tejido vacío de relaciones, relaciones en las cuales todo el
de los opuestos ha surgido, de manera sorprendente, en la física universo se interconecta finalmente y en las que el observador también
subatómica. De acuerdo con la física newtoniana, la realidad está participa como parte del proceso. No podemos observar nada objetiva-
compuesta por átomos indestructibles, como las duras bolas de billar, mente, ya que el solo acto de observar afecta lo que observamos.
movidos por una fuerza externa en un espacio fijo. Dios construye A medida que nos movemos debajo del mínimo absoluto, de las
este mundo desde fuera de él, como un relojero, y lo prepara para partículas más pequeñas al vacío danzante de los patrones de energía
funcionar mediante su propio mecanismo interno, sin participar de que conforman la apariencia de los objetos sólidos en el nivel ma-
ninguna manera en él como una fuerza inmanente de vida. Eventual- croscópico, reconocemos que esto es también el máximo absoluto, la
mente, este Dios externo perdió importancia por ser considerado una matriz de todas las interconexiones de todo el universo. Esta matriz
hipótesis innecesaria. Se empezó a ver el universo como un sistema de energía danzante opera con una racionalidad, siguiendo patrones
mecanicista que surgía de los accidentes del azar. predecibles que resultan en un número fijo de posibilidades. Entonces
Sin embargo, conforme los físicos siguieron ensayando con la se conjunta lo que tradicionalmente hemos llamado Dios, la mente o
materia, buscando sus estructuras básicas primarias o las unidades patrón racional que mantiene todas las cosas juntas, y lo que hemos
simples más pequeñas, de las que todo lo demás se componía a través llamado materia, la base de los objetos físicos. La desintegración de
de combinaciones mecanicistas, descubrieron unidades cada vez más la diversidad en porciones infinitamente pequeñas, y el Uno, o totali-
pequeñas. El átomo estaba hecho de un vasto espacio en el que peque- dad unificante que conecta a todas las cosas, coinciden.
ñas partículas o electrones se movían alrededor de un centro extrema- ¿Cómo nos conectamos nosotros y cómo conectamos el signifi-
damente concentrado, o núcleo, que contenía la mayor parte de la cado de nuestras vidas con estos mundos de lo muy pequeño y lo muy
masa del átomo. La relación de ambos puede visualizarse si imagina- grande, parados en medio del vacío danzante de energía que subyace
mos que el átomo se infla hasta llegar a tener el tamaño del domo de en la estructura atómica de nuestros cuerpos y del universo, cuyas
la Basílica de san Pedro, en Roma. El núcleo entonces sería del tama- galaxias, expandiéndose sobre el vasto espacio y el tiempo, empeque-
ño de un grano de sal.40 ñecen nuestras historias? Incluso nuestros cuerpos, a pesar de la apa-
Se reconoció que al núcleo en sí lo mantenía unido una energía riencia de continuidad en el tiempo, están continuamente muriendo y
distinta, la energía nuclear, la misma que enciende al sol pero que ra- renaciendo a cada segundo. En un periodo de alrededor de siete años,
ramente se encuentra en la Tjerra en forma aislada. Cuando los físicos cada molécula de nuestro cuerpo es reemplazada.
desentrañaron el núcleo, descubrieron que éste también estaba com- En este universo de lo muy pequeño y lo muy grande, ¿es posible
puesto de partículas diversas, protones y neutrones. Al mejorar las téc- que el humano sólo pueda sentirse perdido, y gritar junto con Pascal:
nicas para detectar partículas aún más pequeñas, se contaron más y "¡El silencio eterno de aquellos espacios infinitos me aterra!"?41 ¿O
más partículas, hasta que se vio claro que se debía desechar todo con- es un universo en el que tiene sentido hablar de valores, de la vida y
cepto de partículas o de estructuras básicas elementales. Lo que los la muerte, del bien y del mal como distinciones significativas entre las
físicos estaban descubriendo eran campos de energía en donde los efec- cuales podemos tener esperanza de un mundo mejor? ¿Es un universo
tos de la energía aparecían y desaparecían. Las partículas surgían de la con el que podemos comulgar, corazón con corazón, pensamiento con
energía y se convertían de nuevo en energía. En el nivel subatómico, la pensamiento, como yo y tú?
clásica distinción entre la materia y la energía desaparece. La materia Mientras los humanos permanezcan observando a través de sus
es energía moviéndose en patrones definidos de interrelación. En el instrumentos el reino subatómico y, hacia afuera, a las galaxias, es
nivel del mínimo absoluto, la apariencia de la materia física desapare- más que evidente que, para nosotros, el humano sigue siendo el medio
256 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 257

o mediador entre los mundos. Esto es así debido a que lo que percibi- La conciencia humana, entonces, no debería ser lo que nos sepa-
mos sólo puede ser conocido y evaluado desde el contexto de nuestras ra totalmente del resto de la naturaleza. Más bien, la conciencia es
propias posiciones. Pero también porque reconocemos que sólo los donde esta danza de energía se organiza en formas unificadas crecien-
humanos, entre todas las creaturas de la Tierra y en todos los planetas tes, hasta que refleja en sí misma su autoconciencia. La conciencia
de estas vastas galaxias, somos los únicos capaces de reflexionar cons- está y debe estar donde reconocemos nuestro parentesco con todos los
cientemente. Somos, en ese sentido, la mente del universo, el lugar en demás seres. El vacío danzante a partir del cual los efectos de energía
el que el universo adquiere conciencia de sí mismo. más pequeños de las estructuras atómicas fluctúan hacia adentro y
La capacidad de conciencia reflexiva es tanto nuestro privilegio hacia afuera de la existencia y del pensamiento autoconsciente, forma
como nuestro peligro. Por lo menos durante los últimos varios miles un vínculo con la continuidad de energía vital organizada.
de años de historia cultural, los varones de la clase dominante han Nuestra capacidad de reflexión consciente, que nos permite reco-
utilizado este privilegio de la mente para colocarse aparte de la natu- rrer el tiempo y el espacio, recordando épocas pasadas, explorando el
raleza y por encima de las mujeres y los hombres dominados. Así, funcionamiento interno de todos los demás seres existentes en la Tie-
han negado la trama de relaciones que nos une, y dentro de la cual rra o en planetas distantes, también nos hace conscientes de la natura-
estos varones son una parte absolutamente dependiente. La urgente leza efímera de nuestro yo. Nuestra capacidad de reflexión consciente
tarea de la cultura ecológica es abrir la conciencia humana a la reali- se sostiene en un organismo complejo, aunque frágil. Si se corta ese
dad de la Tierra, de modo que podamos utilizar nuestras mentes para organismo en sus centros vitales, ya sea en el corazón o en el cerebro,
comprender la trama de la vida y podamos vivir dentro de esta trama la luz de la conciencia se apagará, y junto con ella nuestro yo.
como sus sostenes, no como sus destructores. Es esta yuxtaposición de la capacidad de la conciencia de reco-
Aunque por otro lado, como Teilhard y la teología de los proce- rrer el espacio y el tiempo, y su transitoriedad absoluta dependendiente
sos han argumentado, la conciencia reflexiva distingue al humano de de nuestros organismos mortales, la que ha generado gran parte de la
las plantas, animales, bacterias celulares y agregados moleculares no energía de lo que se ha llamado religión en épocas pasadas. Gran
bióticos, lo hace sólo relativa, no absolutamente. La capacidad de ser parte de esta búsqueda religiosa ha pretendido resolver tal contradic-
consciente es en sí la experiencia de la interioridad de nuestro orga- ción negándola, imaginando que la conciencia no es en realidad de-
nismo, hecha posible por las células vivientes altamente organizadas pendiente del organismo mortal. El yo mental podría sobrevivir, e
de nuestro cerebro y sistema nervioso que constituyen la base mate- incluso ser purificado y fortalecido por el fallecimiento del cuerpo. Es
rial de nuestra experiencia de estar conscientes. necesario reconocer que este concepto del ser inmortal, que sobrevi-
La conciencia es un tipo de experiencia de vida sumamente inten- ve aparte de nuestro particular organismo transitorio, no sólo es
sa, pero hay otras formas presentes en otras especies, algunas veces insostenible, sino también la causa de muchas conductas destructivas
con capacidades de las que los humanos carecen, como el pez que puede hacia la Tierra y hacia los demás seres humanos.
distinguir escalas de sonidos u otros animales que pueden percibir es- Tenemos que construir una espiritualidad ecológica sobre tres
calas de luz que nuestros oídos y ojos no captan. Tampoco podemos premisas: la transitoriedad de los seres, la interdependencia de la vida
simplemente trazar una línea entre nosotros, junto con los mamíferos de todas las cosas y el valor de lo personal para la comunidad. Gran
de cerebros grandes, y otros seres, como una distinción entre personas parte de las tradiciones espirituales han hecho hincapié en la necesi-
vivientes y cadáveres, ya que las plantas también son seres orgánicos dad de dejar ir el ego, pero en formas que reducían el valor de la
que responden al calor, la luz, el agua y el sonido como organismos, e persona, socavando particularmente a aquellas a las que, como a las
incluso los agregados químicos son centros danzantes de energía. mujeres, casi no se les había permitido una personalidad individual.
258 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 9. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN SACRAMENTAL 259

Necesitamos dejar ir el ego en un sentido diferente. Necesitamos al mismo sol. Y reconocemos nuestro parentesco como Yo y Tú, al
afirmar la integridad de nuestro centro personal de existencia, en co- saludarnos uno al otro como compañeros.
rrespondencia con los centros personales de todos los seres de todas La compasión hacia todas las cosas vivientes llena nuestro espí-
las especies, y, al mismo tiempo, aceptar la transitoriedad de nuestra ritu y rompe la ilusión de la otredad. En este momento podemos en-
persona. contrar la matriz de energía del universo que sostiene la disolución y
Al aceptar tanto el valor como la transitoriedad del ser, también la recomposición de la materia, así como también un corazón que nos
podremos adquirir una nueva conciencia de nuestro parentesco con conoce exactamente como somos. ¿Existe también una conciencia que
todos los demás organismos. Como los humanos, los animales y las recuerda y visualiza y reconcilia todas las cosas, como creen los teó-
plantas son centros de vida orgánica que existen por una temporada. logos de los procesos? Seguramente, si estamos vinculados con todas
Entonces cada una de nuestras raíces se marchita, las estructuras or- las cosas y la progenie del universo, entonces lo que ha florecido en
gánicas que mantienen nuestra vida fallan, y morimos. Cortar el cen- nosotros como conciencia debe ser reflejado también en aquel univer-
tro vital también significa que nuestros cuerpos se desintegran en so, en la continua Matriz creativa de la totalidad.
materia orgánica, para entrar al ciclo de la descomposición y la Si penetramos en el vacío de nuestro futuro ser extinguido y nues-
recomposición como otras entidades. tra naturaleza en disolución, encontraremos ahí el manantial de la vida
Las sustancias materiales de nuestro cuerpo continúan viviendo y la creatividad del que todas las cosas han brotado y al que regresa-
en plantas y animales, al igual que nuestros propios cuerpos se com- rán, sólo para surgir una vez más en nuevas formas. Pero también
ponen minuto a minuto de sustancias que alguna vez fueron parte de conocemos esto como el gran Tú, el centro personal del proceso uni-
otros animales y plantas, remontándose a través del tiempo a los he- versal, con el que todos los pequeños centros del ser personal dialo-
lechos y a los reptiles prehistóricos, a la antigua biota que flotaba en gan en la conversación que crea y recrea continuamente al mundo.
los mares primitivos de la Tierra. Nuestro parentesco con todas las Los pequeños yos y el Gran Yo son a fin de cuentas uno, ya que al
creaturas de la tierra es global, nos une a toda la Gaia viviente hoy en darnos cuerpo Él a todos, todos los seres respondemos dando cuerpo
día. También abarca las eras, uniendo nuestra sustancia material con a su diverso trabajo creativo que hace al mundo.
todos los seres que han vivido antes que nosotros en la Tierra e inclu- El diálogo puede truncarse. Podemos buscar que nuestro ego apre-
so en el polvo de las estrellas en explosión. Necesitamos nuevos sal- se centros de ser en negación de otros, proliferando nuestra existencia
mos y meditaciones para hacer de este parentesco una presencia vivi- al reducir la de otros, y finalmente envenenando el manantial del pro-
da en nuestras devociones comunitarias y personales. ceso vital en sí. O podemos danzar grácilmente con nuestros compa-
Sin embargo, incluso si en nuestra espiritualidad y práctica ética ñeros, haciendo girar nuestro trabajo creativo de tal manera que afir-
reconocemos la transitoriedad de los seres, renunciando a la ilusión me el suyo y el nuestro por igual.
de permanencia y aceptando la disolución de nuestra sustancia física Entonces, como pan sumergido en el agua, podremos confiar en
en energía primaria para volvernos materia de otros organismos, tam- que nuestro trabajo creativo será un nutriente para la comunidad de la
bién llegaremos a revalorar el centro personal de cada ser. Mi ojo se vida, incluso cuando abandonemos nuestro pequeño ser de nuevo al
cruza con el ojo de un pájaro cuando vuelve la cabeza hacia mí desde gran Yo. Nuestro gesto final, al rendir nuestro yo en la Matriz de la
un árbol, y después continúa sus tareas. Brendan me espía subiendo vida, puede entonces tornarse en una plegaria de total confianza:
por el camino, y con su brillante pelaje rojo se encuentra en la puerta, "Madre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Utilízame como quie-
saltando en círculos con sincera alegría. Mi cuerpo, desperezándose ras en tu infinita creatividad".
bajo el sol, nota que una pequeña flor surge de la Tierra para saludar
10. CREAR UN MUNDO SANO: ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA 261

abusan. Necesitamos sistemas organizados y normas para las relacio-


nes ecológicas. De lo contrario, no sólo la mayoría de las personas no
10 actuarían de acuerdo con lo requerido, sino que además no podrían
CREAR UN MUNDO SANO: hacerlo, ya que no tendrán los recursos para satisfacer sus necesida-
des diarias, excepto a través de un sistema que responda a las exigen-
ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA
cias actuales. No obstante, sin la otra voz, nuestras leyes no tienen
corazón, no tienen raíces en la compasión ni en el sentimiento de fra-
ternidad, y por lo tanto fracasarían al intentar fomentar un deseo que
motive una vida biofílica.
Para comenzar a definir una ética para una vida ecológica, nece-
En estas dos tradiciones, la de la alianza y la sacramental, escucha- sitamos revisar la cuestión del bien y el mal, del pecado y la caída,
mos dos voces de la divinidad provenientes de la naturaleza. Una habla tratados en la tercera sección de este libro. Indiscutiblemente tenemos
desde las cimas de las montañas en los atronadores tonos masculinos un problema, pero el modo de definir la naturaleza de este problema
de tú deberás y tú no deberás. Ésa es la voz del poder y la ley, aunque determinará nuestras soluciones. Los cristianos y sus descendientes
hable (en el sentido más auténtico) en defensa del débil, como un seculares heredan dos definiciones del problema del mal. Para la tra-
mandato para proteger a los débiles y para restringir el poder del fuer- dición hebraica, el problema radica en la voluntad de desobedecer.
te. Hay otra voz, una que habla desde el corazón íntimo de la materia; Los mandamientos de Dios nos revelan el camino hacia la justicia,
ha sido acallada desde hace mucho tiempo por la voz masculina, pero pero nosotros escogemos la injusticia. Aun así, permanecemos libres.
hoy en día está encontrando de nuevo su propio sonido. Ésta es la voz Podemos seguir el camino de la obediencia y por ende el de la vida
de Gaia. Su voz no se traduce en leyes o en conocimiento intelectual, pródiga. La solución no se encuentra fuera de la historia; necesita lle-
sino que mediante señales nos llama a la comunión. varse a cabo dentro de los límites de la existencia histórica.
Las dos voces, la de Dios y la de Gaia, son nuestras propias vo- Para la tradición griega, el error es metafísico. Somos un dualis-
ces. Necesitamos reclamarlas como nuestras, no en el sentido de que mo de la mente eterna y el cuerpo mortal. La solución estriba en re-
no exista algo más allá, sino en el sentido de que lo que existe más tirarse hacia la mente y controlar el cuerpo. En última instancia, la
allá sólo podemos experimentarlo a través de la lente de la existencia solución reside más allá de la muerte, en la deposición del cuerpo.
humana. No somos la fuente de la vida; llegamos tarde al planeta. Aun así, el poder para llevarla a cabo estriba en nosotros. Podemos
Nuestras mentes no cayeron del cielo, sino que son la floración del hacer lo que verdaderamente sabemos. El cristianismo fundió estas
cuerpo orgánico y de sus capacidades para conocerse. Podemos tocar dos visiones y así compuso la comprensión del pecado. El pecado es
a nuestros semejantes e intuir la fuente de toda vida y pensamiento tanto histórico como metafísico, cosas ambas de las que somos total-
que yace detrás del todo. Este contacto, aunque está representado en mente culpables y que sin embargo no podemos resolver por nosotros
términos humanos, puede ser verdadero. Su verdad reside en la expe- mismos.
riencia de las relaciones. ¿Conllevan estas metáforas los frutos de la Buena parte de este sentimiento combinado de culpa y desprotec-
compasión o los de la enemistad? ción ha hablado y continúa hablando a nuestra experiencia, tal vez
Necesitamos ambas voces sagradas. No poderr depender sólo incluso más hoy en día, conforme los efectos acumulativos de la vio-
de la voluntad para rescatar selvas y especies en peligro de extinción, lencia humana aumentan y nos sentimos atrapados en ellos. Aun así,
para poner límites a la explotación de animales y sancionar a los que esto puede llevar a muchas perversiones que refuerzan el problema: la

260
262 GAIAYDIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 10. CREAR UN MUNDO SANO: ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA 263

pasividad, el desprecio por lo que nos es posible aquí y ahora, el de- Los seres humanos, particularmente desde el desarrollo de la agri-
seo de huir hacia perfecciones imaginadas fuera de la existencia his- cultura, han sido capaces de extender su base alimenticia para salvar
tórica y corpórea, y finalmente el sacrificio de chivos expiatorios a los los límites creados al interior de otras especies, e incluso al interior de
que se les atribuyen las causas de los males que buscamos repudiar y su propia especie en el modo cazador-recolector. Han sido capaces de
contra los que nos resguardamos. ampliar su propia base alimenticia y por ende de expandir hasta el
Necesitamos una fundamentación para la teoría ética que no esté máximo su propia vida, utilizando a la tierra, las plantas y los anima-
basada en la negación dualista del otro —sea mujer, animal, cuerpo, les como objetos de control y manipulación. Durante el proceso, algu-
paganos, gentiles o bárbaros (o los reversos contraculturales de estas nos humanos (varones dominantes) también han aprendido a ampliar
proyecciones)— como portador de nuestra sombra. Esto no quiere hasta el máximo su propia vida, para el ocio y también para el consu-
decir que no exista algo como el mal, o que aquellas distinciones éti- mo, en perjuicio de otros humanos. La comunidad humana misma se
cas deberían ser repudiadas como tales a cambio de una aceptación de vio dividida en sujetos dominadores y objetos explotados.
todo lo que es bueno o, por lo menos, necesario. La diferencia entre Es más desorientador que útil referirse a este desarrollo de siste-
matar de hambre a un niño o torturar a un prisionero y fomentar su mas de dominación como a una decadencia. Se le puede llamar pérdi-
vida es real, y refleja decisiones tomadas por gente real. da de la inocencia y el comienzo del engaño. Pero necesitamos tener
No obstante, la realidad del mal no se encuentra en algo que esté claro que no todo era idílico antes, y que tampoco ingresó a la historia
afuera. No se puede escapar de él, y de hecho está exacerbado por los en ese momento una capacidad totalmente nueva para el mal que no se
esfuerzos que hacemos para evitarlo separándonos de aquella cosa. encontrara ya presente. Más bien, una posibilidad dentro de la natura-
Más bien, el mal se encuentra en la mala relación. Todos los seres leza, la expansión de algunos en contra de otros, fue expropiada de una
viven en comunidad, tanto con miembros de su propia especie como manera distinta, organizada de tal modo que los límites de autocorrec-
con otros de los cuales dependen para alimentarse, respirar, obtener ción pudieron ser sobrepasados por aquellos que sacaban provecho. El
materiales de construcción y retroalimentación afectiva. Aun así, hay precio de la explotación fue pagado por los explotados.
una tendencia en el propio impulso vital de cada especie a llevar hasta Sólo cuando el sistema de explotación alcanza su máximo esta-
el máximo su propia existencia y por ende a proliferar de una manera dio, comienza a minar la calidad de vida de aquellos que se encuen-
cancerígena que destruye su propio soporte biótico. tran en la cima, lo que los obliga a reconocer que todo el castillo de
Esta tendencia no es sólo humana. Como ha señalado Lynn Mar- naipes está a punto de derrumbarse. Su primer instinto consiste en
gulis, incluso las antiguas bacterias tendían hacia este crecimiento evitar esta muerte acelerando la explotación de aquellos a quienes
proliferante, en el que la extinción de los otros finalmente amenaza dominan, mientras buscan sostener su propio estilo de vida conforta-
con destruir tanto al medio ambiente como a la especie.1 La fuerza ble con los mermados recursos de la totalidad. El rico trata de seguir
vital en sí misma no es inequívocamente buena, pero se torna mala siendo rico, mientras que el pobre se vuelve más pobre, y la destruc-
cuando se lleva a su máximo a expensas de otros. En este sentido, el ción del medio ambiente aumenta.
bien estriba en los límites, en un equilibrio entre nuestro propio impul- Finalmente, todo el sistema se colapsa. Esto ha ocurrido antes,
so vital y los impulsos vitales de todos los otros con los que nos encon- con la desaparición de las civilizaciones perdidas, y de una manera
tramos en comunidad, de manera que el todo permanece en una armo- más amplia en la caída de Roma. La diferencia hoy en día es que el
nía que sustenta a la vida. La sabiduría de la naturaleza estriba en el sistema de explotación es global, y la posibilidad de destrucción es
desarrollo de límites interconstruidos a través de una diversidad de seres consecuentemente global. No existen los mismos espacios para refu-
en mutua relación, de manera que ninguno excede su propio nicho. giarse del colapso. Así, enfrentamos una proliferación cancerosa de
264 GAIAYDIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 10. CREAR UN M UNDO SANO: ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA 265

nuestra especie que podría no sólo llevarla a la extinción, sino tam- y psíquico. Una nueva técnica, o la recuperación de una antigua, no
bién acarrear junto con ella a gran parte del sistema de vida planetario. cuaja sin transformar las relaciones políticas y la conciencia cultural.
Sin embargo, las civilizaciones no sólo han creado dominación y Una Tierra curada es aquella en la que todos los patrones de des-
culturas del engaño justificador de la dominación. También han crea- trucción que bosquejamos en el capítulo 4 han sido profundamente
do culturas críticas destinadas a desenmascarar el engaño y espiritua- transformados; aquellos patrones que han dado como resultado una
lidades que han despertado la compasión por los demás, reconstru- población proliferante, pobreza agudizada, hambruna, erosión del suelo,
yendo así culturalmente los equilibrios de la autolimitación y del res- deforestación, extinción de las especies, contaminación del aire y del
peto por la vida de los otros, básicos en una buena comunidad. Here- agua, crisis energética y militarización. Del mismo modo en que los
damos en nuestra tradición cristiana (como otros lo hacen en sus tra- patrones que están produciendo este vasto reino de la muerte se en-
diciones) culturas de dominación y engaño y culturas de crítica y cuentran relacionados mutuamente, una nueva comunidad de huma-
compasión. Necesitamos seguir edificando y desarrollando la segun- nos sustentando la vida como parte de la biosfera de Gaia está en
da cultura para desenmascarar y contrarrestar el poder de la primera. interrelación. Esto no quiere decir que no haya que dar muchos pasos
hacia este nuevo patrón, sino que tales pasos deben estar guiados por
una visión totalizadora.
LA VISIÓN DE UNA SOCIEDAD BUENA Comencemos por observar algunos de estos cambios progresi-
vos, imaginando en cada punto algunas de las transformaciones que
Comencemos por imaginar una parte de la meta que buscamos, no en implicarían. Empecemos por la necesidad de descontinuar el petróleo
el sentido de una futura perfección de una buena vez, sino en el sen- y otros combustibles fósiles como fuentes primarias de energía para
tido de sociedades saludables que cada vez puedan sustentarse mejor, la producción, el transporte y la calefacción doméstica. Las fuentes
que ya no construyan toxicidades de destrucción. Esta visión debe alternativas de energía son las solares, eólicas, hidráulicas y termales,
comenzar con un principio de equidad: equidad entre hombres y mu- junto con las energías de la biomasa y la actividad humana y animal.
jeres, entre los grupos humanos que viven dentro de las diversas re- Son muchos los pasos que deben darse para lograr este cambio hacia
giones, entre las comunidades humanas a escala global, entre la espe- fuentes renovables de energía con el fin de reducir no sólo el uso de
cie humana y los otros miembros de la comunidad biótica de la que reservas cada vez más escasas de combustibles fósiles, sino también
somos parte y finalmente entre las generaciones de seres vivientes, el efecto del precio inaceptable que se paga por ese uso: la contamina-
entre las necesidades de aquellos que ahora viven y aquellos que es- ción de la atmósfera con sus emisiones.
tán por venir. Un aumento considerable en la eficiencia de las máquinas, con el
Reconstruir la sociedad humana para que la Tierra sea sostenible fin de obtener de ellas mucho más trabajo a cambio de la misma can-
requerirá mucho más que una plétora de mejoras tecnológicas dentro tidad de combustible, es uno de estos pasos. Otro es el control de las
del paradigma presente de relaciones de dominación. Demandará la emisiones. Sin embargo, debemos ocuparnos en definitiva de la orga-
reestructuración fundamental de todas las relaciones de los sistemas de nización del sistema mismo. En el caso del transporte, el automóvil
dominación-explotación para convertirlas en relaciones de mutualidad privado ya es inaceptable. Desecharlo requerirá de todo un nuevo sis-
biofílica. Las nuevas tecnologías bien pueden tener su lugar, aunque tema de transporte que combine tecnologías mucho menos contami-
también puede haber una necesidad de redescubrir las viejas técnicas nantes para el tránsito masivo con soluciones como caminar, andar en
de agricultura, arquitectura, artesanía y construcción de comunidades. bicicleta y utilizar localmente pequeños carros eléctricos. No obstan-
Sin embargo, la técnica no puede estar divorciada de sus contextos social te, esto también implica reorganizar los lugares destinados a la vi-
266 GAIAYDIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 10. CREAR UN MUNDO SANO: ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA 267

vienda, el trabajo, la recreación y las unidades comerciales, de mane- gente tomaría el control de los sistemas políticos para el bien de to-
ra que se requiera de mucho menos transporte para el traslado a las dos, no para subsidiar las ganancias de los ricos.
diversas áreas de la vida cotidiana.2 La cuestión del cultivo y distribución de alimentos adecuados para
Un nuevo sistema de transporte va aparejado con la reconstruc- nutrir a la población humana (y a los animales que posee) sin agotar
ción de comunidades locales orgánicas que ya no se encuentren frag- la fertilidad de la tierra, también suscita una gran cantidad de temas
mentadas por distancias sólo salvables mediante el automóvil priva- interrelacionados. Un cambio hacia la producción y distribución sos-
do. ¿Quién se beneficia del actual sistema de automóviles privados tenible de alimentos exige eliminar las largas cadenas de transporte a
con combustibles ineficientes, de lugares de trabajo centralizados y través de las cuales las élites tienen acceso durante todas las estacio-
alejados de las zonas habitacionales y de la segmentación étnica y de nes del año a variedades de alimentos provenientes de todo el mundo,
clase en los vecindarios? Identificar a quienes se benefician de este mientras que la mayoría de los seres humanos apenas sobreviven con
sistema supone ubicar a los grupos y personas que movilizarán su una dieta pobre y limitada. Necesitamos volver a los patrones estacio-
poder económico y político para evitar el cambio. nales de alimentos producidos y distribuidos en una o varias biorre-
Un mejor sistema habitacional —el cual implicaría la aplicación giones contiguas.4
de diseños ambientales como hogares parcialmente construidos den- Otro cambio consistiría en consumir productos de niveles más
tro de la tierra, de tecnologías solares y eólicas para generar electrici- bajos de la cadena alimenticia: disminuir significativamente la ingestión
dad y de combustibles de biomasa como la madera— reduciría radi- de carne en favor de las proteínas vegetales. De este modo no sólo se
calmente los costos de calefacción y enfriamiento de las casas, coc- destinarían al consumo humano enormes cantidades de granos que
ción de los alimentos e iluminación. El desarrollo masivo de estas actualmente sirven de alimento a animales que van a dar a la mesa de
tecnologías domésticas sostenibles demanda una movilización políti- la gente acomodada, sino que además se reduciría considerablemente
ca local y regional. Deben destinarse subsidios al desarrollo de tecno- el impacto ecológico de los pastos y terrenos para alimentar al gana-
logías ecológicamente seguras y serles retirados a compañías y cons- do. Rescatar los bosques húmedos e impedir la desertificación de pra-
tructores que utilizan energía contaminante y dispendiosa, lo cual deras frágiles tiene que ver directamente con una reducción drástica
evidenciaría los verdaderos costos de sus métodos. de los rebaños de animales domesticados.
Las cuestiones del control y de la toma de decisiones locales y El retiro de los subsidios a los métodos comerciales agrícolas de
regionales, en contraste con el poder de las compañías trasnacionales, producción de alimentos revelaría la ineficiencia de estos sistemas.
son de suma importancia en esta lucha política. El petróleo, por ejem- Al mismo tiempo, debería promoverse la pequeña granja que utiliza
plo, llega a Estados Unidos desde el otro lado del planeta. En cambio, métodos orgánicos. Así podrían recuperarse, de manera más refinada,
la madera se produce a nivel local. Para generar energía solar basta muchas de las formas tradicionales de agricultura. La granja orgánica
con que en los techos de las casas se coloquen paneles, propiedad de retoma la tradicional integración de los animales a las cosechas. Los
los dueños mismos de las viviendas. Éstos también podrían hacerse animales proveen una parte de la fuerza de trabajo, su excremento es
de molinos de viento para la generación de electricidad, o bien orga- reintegrado como el fertilizador natural de la tierra y se les alimenta
nizar, con sus vecinos, pequeñas compañías locales que fueran las con desechos agrícolas y pastos. El control orgánico de plagas y la
propietarias y administradoras de tales instalaciones.3 Se cuestionaría horticultura integrada, en la que distintos tipos de plantas renuevan
entonces la necesidad de grandes corporaciones, pues serían exhibi- las tierras entre sí, serían redescubiertos y redefinidos. Éstos son los
dos tanto su ineficiencia como el costo verdadero de sus actividades. elementos de una agricultura que conservaría la tierra para las gene-
El gobierno y sus propiedades también quedarían al descubierto. La raciones futuras.5
10. CREAR UN MUNDO SANO: ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA 269
268 GAIAYDIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN

La preocupación por sustentar el suelo para la próxima genera- desechos tóxicos no naturales, como los desechos nucleares y los
ción también exige comunidades más arraigadas. Los agricultores fluorocarbonos, deben ser descontinuados en su totalidad, porque no
sustentan la tierra que van a entregar a sus hijos; las corporaciones no pueden ser reciclados sin peligro.
están interesadas en la próxima generación. Saquean el medio am- Los desechos corporales humanos y animales deben ser tratados
biente y luego huyen de la escena. Crear comunidades agrícolas arrai- para devolverlos a la reconstrucción del suelo. Los desechos de la agri-
gadas implica revertir el curso de 500 años de confiscación de tierras. cultura y de los alimentos necesitan ser parte de sistemas de abono,
Esta tendencia ha dejado sin tierra a la mayoría de las familias del tanto en las granjas como en las comunidades locales. El empaqueta-
mundo, mientras que unos pocos terratenientes corporativos, los lati- miento tiene que ser reducido considerablemente, y hay que reciclar
fundistas contemporáneos, poseen, descuidan o agotan gran parte de los desechos de los productos de consumo. Finalmente, todos los arte-
la tierra para la agricultura. Métodos agrícolas mejorados, que conser- factos humanos deberían ser fabricados para poderse utilizar muchas
ven la tierra, van mano a mano con una reforma del suelo que devuel- veces, más que para desecharlos rápidamente.8 Estas modificaciones
va la mayoría de la tierra a los agricultores locales en familias y gru- también implicarán profundos cambios de valores, así como luchas
pos de cooperativas.6 políticas con las fuerzas que promueven la sociedad del desecho.
La reforma de la tierra también implica una reversión eventual de Necesita hacerse evidente el costo real de tirar 25 envolturas y
las tendencias de la urbanización, descentralizando los centros mega- bolsas de plástico después de cada compra, en lugar de reutilizar va-
urbanos y creando configuraciones regionales en las que los centros rias bolsas de tela fuerte. Una manera de hacerlo sería obligar al com-
mercantiles, educativos, políticos y culturales se encuentren integra- prador a pagar los costos reales de las envolturas plásticas —costos
dos a su base agrícola. Más trabajo manual y menos trabajo mecani- que no pagarían quienes llevaran sus propias bolsas— en lugar de
zado significaría, asimismo, más gente trabajando y viviendo directa- ocultarlos tras los precios de los alimentos. El costo de las envolturas
mente de la tierra. de plástico también debe incluir los costos de desbaratarlas y reciclar-
El retorno a la tierra significa recuperar parte de los biorritmos las, así como los de su producción inicial. Sólo cuando los verdaderos
del cuerpo, el día y las estaciones de entre el mundo de relojes, costos ambientales sean cubiertos por los productores y los consumi-
computadoras e iluminación artificial que nos ha privado casi com- dores y ya no por el público en general, será evidente que la sociedad
pletamente de ellos.7 Esto no significa que no haya lugar para los ecológica es la única verdaderamente económica.
instrumentos de alta tecnología de procesamiento de la información y Aunque reducir considerablemente el impacto ambiental de la pro-
la comunicación, los cuales, sin embargo, deben ser más accesibles ducción, el transporte, el consumo y los deshechos humanos es deci-
para todos y organizarse en relación con la base biótica de la vida, sivo para una sociedad sustentable y debe demandar los mayores cam-
más que crear la ilusión de que esta base vital ha sido totalmente bios a las sociedades opulentas, también es necesaria una detención
remplazada. significativa y una eventual reducción de la propia población huma-
Reducir significativamente los combustibles fósiles como fuente na. Si a la población humana se le permite duplicarse de nuevo en 40
principal de energía; disminuir drásticamente el ganado alimentado años o menos hasta llegar a los 8 000 o 10 000 millones de personas
con granos en terrenos de pastura; cambiar al control orgánico de pla- en el primer tercio del siglo XXI, de nada servirán todas las medidas
gas y fertilizantes: todo esto reduciría grandemente las principales que hemos propuesto. La humanidad no tiene otra alternativa que el
fuentes de contaminación del aire, el suelo y el agua. No obstante, una control de la población. La pregunta es: ¿queremos que el control de
sociedad ecológicamente sustentable también debe acabar, en la ma- la población tenga lugar voluntariamente, antes de la concepción, o
yor medida posible, con todas las formas de basura desechable. Los violentamente, a través de la guerra, el hambre y las enfermedades?
10. CREAR UN MUNDO SANO: ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA 271
270 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN

La promoción de un control natal efectivo y amplio, suficiente de ser tratadas o de verse a sí mismas como cuerpos pasivos sobre los
para detener y reducir la explosión demográfica mundial, es sólo se- que los hombres actúan.
cundariamente un asunto de desarrollo y distribución de tecnologías, Las mujeres necesitan un sentido de su propia integridad, y que
aunque esto no deja de ser importante. Es, sobre todo, un problema esa integridad sea afirmada por los varones. Necesitan disponer de un
que tiene que ver con la apropiación social y cultural de las mujeres amplio espectro de oportunidades en la vida para sus muchos roles
y su cuerpo. Muchas fuerzas culturales, sociales y económicas impi- creativos, de los cuales la reproducción es sólo uno. Necesitan poseer
den que las mujeres sean habilitadas como agentes morales de su pro- el conocimiento y la tecnología para el control de la natalidad, y el
pia capacidad reproductiva: la pobreza, la guerra demográfica y el derecho a hacerlos valer en las relaciones sexuales con los hombres.
complejo de actitudes que surgen del patriarcado.9 Necesitan contar con la seguridad de que sus hijas, tanto como sus
Las familias pobres, que carecen de comida o medicinas adecua- hijos, tendrán estas múltiples opciones y recibirán educación para ser-
das para sus hijos y de los recursos necesarios para invertir en su futu- virse de ellas. Finalmente, necesitan verse a sí mismas en su comuni-
ro, no dejarán de tener muchos hijos mientras teman que varios de dad como agentes responsables de una sociedad justa y sustentable.
ellos mueran, pero también se dan cuenta de que aquellos que sobrevi- Aunque la capacitación de las mujeres como agentes morales,
ven pueden participar en la granja o en la recolección de basura que económicos y culturales por derecho propio es fundamental para que
sostiene a la unidad familiar. Las comunidades que se encuentran bajo una planificación familiar sea eficaz, también se encuentra en la base
amenaza demográfica por parte de los pueblos que las ocupan, como de todos los cambios de valores que nos harán pasar de culturas de
los palestinos en Israel, no dejarán de tener familias grandes mientras dominación a culturas de mutualidad biofílica. La liberación de las
ésta sea la única manera de asegurar la supervivencia de su pueblo. mujeres no puede ser considerada simplemente como su incorpora-
El patriarcado tiene múltiples impactos en los patrones repro- ción, aunque con muchos menos beneficios, a los enajenados estilos
ductivos. Su valoración del hombre por encima de la mujer significa de vida masculinos, lo que significaría sumarlas llanamente a los pa-
que las familias no pueden quedar satisfechas de haber procreado dos trones de vida enajenada creados por y para los hombres. De hecho,
hijas. A menudo se desea tener dos varones para asegurar la línea es imposible integrar completamente a las mujeres a esta vida alienada
paterna. El patriarcado también niega el control de las mujeres sobre de los hombres, ya que el enajenado estilo de vida masculino sólo es
su propia sexualidad y reproducción, y sólo valora a las mujeres como posible a través de la explotación de las mujeres que permanecen ata-
productoras de hijos, restringiendo tajantemente otras posibilidades das a su naturaleza.
mediante las cuales las mujeres puedan vivir una vida satisfactoria y Más bien, lo que se necesita es una doble transformación tanto de
ser estimadas por su comunidad. las mujeres como de los hombres en su relación entre sí y con la na-
La capacitación de las mujeres como agentes morales de su pro- turaleza. Las mujeres ciertamente necesitan ganar algo de la indivi-
pia sexualidad y reproducción es entonces una parte integral de cual- dualidad que los hombres han obtenido tradicionalmente a sus expen-
quier política auténtica de población. La niña debe ser igualmente sas. Sin embargo, esta individuación no debería basarse en el dominio
valorada que el niño. Esto sólo es posible si se considera también a explotador (de otras mujeres o de hombres subyugados), sino en una
la mujer adulta como a una persona autónoma que es, por derecho relación sustentadora con las comunidades primarias de la vida. Los
propio, un agente cultural y económico activo, no sólo un apéndice distintos modos en que se es una persona para los demás y una perso-
de una sociedad centrada en el hombre. Sólo cuando las mujeres ya na para uno mismo deben ser recíprocos, no constituir una división
no puedan ser golpeadas por los hombres, violadas por los hombres entre estilos de vida femeninos y masculinos.
e intercambiadas entre los hombres como mercancías, podrán dejar Sin embargo, es el estilo de vida masculino, más que el femeni-
10. CREAR UN MUNDO SANO: ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA 273
272 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN

ciones que producen equipos de guerra para abastecer a una de las


no, el que necesita la transformación más profunda. Los varones de-
principales ramas del comercio internacional, ha acaparado cada vez
ben superar la ilusión del individualismo autónomo, con su extensión
más la riqueza mundial. En lo que constituye una vasta operación de
en el poder egocéntrico sobre los demás, comenzando por las muje-
privatización de los bienes colectivos del mundo entero, gran parte de
res con quienes se relacionan. Deben integrarse como amantes, pa-
la tierra, del mar e incluso del espacio aéreo del planeta ha sido expro-
dres y compañeros de trabajo a relaciones sustentadoras de vida con
piada en beneficio de la economía corporativa militarizada,11 sistema
las mujeres. Deben hacer con regularidad lo que difícilmente han
dentro del cual los países pobres son obligados a adoptar niveles cre-
hecho alguna vez, incluso en las sociedades preagrícolas: alimentar,
cientes de deuda y dependencia.
vestir, bañar y abrazar a los niños, preparar la comida y hacer el aseo.
Este Estado militar opera a partir de una visión del mundo pola-
Sólo cuando los hombres se hayan integrado plenamente a la cul-
rizada y totalitaria del bien absoluto contra el mal absoluto. El bien
tura del sostenimiento cotidiano de la vida, podrán iniciar, junto con
significa invulnerabilidad y poder absoluto sobre otros pueblos y so-
las mujeres, la transformación de estructuras más amplias, como son
bre los recursos mundiales. El mal es todo aquello que pone en peli-
los sistemas de la vida económica, social y política. Sólo entonces
gro a tales invulnerabilidad y control. La Tierra se reduje a recursos
hombres y mujeres podrán comenzar a imaginar la nueva conciencia
por utilizar, y se niega la interdependencia con la naturaleza o con los
cultural y las nuevas estructuras organizativas mediante las cuales estos
demás. En cualquier situación de conflicto, las otras comunidades
vastos sistemas habrán de ser vinculados con las auténticas raíces
humanas son satanizadas, lo que justifica su aniquilación y la de la
humanas en la Tierra con el fin de que contribuyan a sustentarla día
infraestructura de su sociedad. Las armas ecológicas son los caballos
tras día y de generación en generación.
de batalla de la guerra moderna, con los que se destruyen y envenenan
Tanto la liberación de las mujeres, con estilos masculinos de
bosques y sembradíos. Aunque se pretende que se ataca únicamente a
seudoautonomía enajenada, como la domesticación de los hombres
blancos militares, de hecho todo es un blanco militar. La guerra mo-
en la dependencia de las mujeres, son compensaciones falsas si fun-
derna es la guerra total.
cionan dentro del actual patrón de distorsión y no como parte de una
Cuando la antigua Unión Soviética comenzó a colapsarse como
transformación más amplia. La división misma entre lo público y lo
resultado de sus esfuerzos por mantenerse en la carrera armamentista,
doméstico habrá de sucumbir ante una nueva cultura totalizadora en
se habló de un nuevo orden mundial que habría de caracterizarse por la
la que hombres y mujeres se reconozcan como individuos en mutua
transición a una economía propia de tiempos de paz . Sin embargo, el
interdependencia entre sí y con la Tierra.10
Estado de la seguridad nacional, con sus corporaciones militares y sus
Pero pasemos de esta base familiar de relaciones al más grande
ejércitos, se negó a considerar la reducción de su poder. Las oligar-
sistema de poder dominante: el militarismo. Ya he sugerido que el
quías estadunidenses en particular recibieron el fin de la guerra fría no
ego masculino autosuficiente que demanda un poder invulnerable y
como una oportunidad para transitar hacia una economía de tiempos
dominador sobre los demás es producto de la negación de la interde-
de paz, ecológicamente sustentable, sino como una victoria de nuestro
pendencia con las mujeres, en el contexto de una educación de ex-
lado, que podía ser utilizada para consolidar su hegemonía global.
plotación femenina. Sin embargo, este tipo de ego masculino encuentra
su manifestación más global en el militarismo, entre cuyas formas Esas oligarquías comenzaron a buscar de inmediato un nuevo ene-
están también la economía militarizada y la ideología de la seguridad migo al cual satanizar, para justificar así nuevas generaciones de ar-
nacional. mamento. Lo encontraron en Saddam Hussein, líder de un país árabe
Como vimos en el capítulo 4, desde 1950 el Estado militar, con de medianas dimensiones que desafiaba su control sobre el petróleo.
sus apéndices en los ejércitos profesionales y en las rapaces corpora- Y procedieron a pulverizar a Irak en una guerra aérea de seis semanas
274 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN lo. CREAR UN MUNDO SANO: ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA 275

durante la cual lanzaron sobre ese país una proporción de bombas bración y resistencia. Por comunidades de base me refiero a grupos
superior en 50 por ciento a las lanzadas sobre Vietnam a lo largo de locales que congregan a personas con las que se vive, trabaja y ora.
10 años.12 Entonces declararon con satisfacción que el síndrome de No quiero decir que todas estas funciones confluyan necesariamente
Vietnam había terminado, con lo que querían decir que cualquier in- en una misma comunidad. Muchas personas encontrarán estas dife-
tento por cuestionar la rectitud del modo militar de resolver las dispu- rentes formas de apoyo en una variedad de grupos y redes, aunque es
tas internacionales había sido silenciado. importante que estos distintos grupos reconozcan su coincidencia en
Una auténtica desmilitarización global, que incluya la desmilita- una lucha unificada.
rización de Estados Unidos y de Israel,13 es la condición sine qua non La labor de estas comunidades locales se resume en tres aspec-
de cualquier economía genuina, ecológicamente sostenible y biosférica. tos interrelacionados. Uno es dar forma a las terapias personales, a
No es difícil imaginar el aspecto tecnológico de tal conversión de las las espiritualidades y a las liturgias colectivas mediante las cuales
industrias de guerra a la producción alternativa.14 El reclamo de que nutrimos y simbolizamos una nueva conciencia biofílica. El segundo
la producción militar es necesaria para la prosperidad económica pue- consiste en utilizar a las instituciones locales sobre las que tenemos
de ser refutado fácilmente, ya que emplea a muchas menos personas algún control —nuestros hogares, escuelas, iglesias, granjas y co-
que cualquier economía de tiempos de paz, y la emplea para propósi- mercios— como proyectos piloto de una vida ecológica. El tercero
tos puramente destructivos. es el establecimiento de redes organizativas que se extiendan regio-
La verdadera resistencia contra la transformación de la industria nal, nacional e internacionalmente en una lucha por cambiar las es-
militar no estriba en la tecnología o en un genuino sentido económico, tructuras de poder que mantienen en pie al actual sistema de muerte.
sino en las exigencias de poder de las élites corporativas entrelazadas Debemos comenzar por reconocer que la metanoia, o cambio de
del gobierno, los negocios y la milicia profesional. Su sistema de poder conciencia, empieza por nosotros mismos. Se trata de un proceso gra-
es el verdadero enemigo de la humanidad y de la Tierra. No obstante, dual, no de algo que ocurra en forma intempestiva. Todos hemos sido
el desmantelamiento de este sistema de poder destructivo demanda enseñados a nombrar al mal erróneamente, a buscar el poder invulne-
una conversión real, una metanoia, o cambio de corazón y de con- rable o incluso a capitular en manos de autoridades masculinas frente
ciencia. Este cambio de conciencia es el que reconoce que la verdade- a tales demandas de poder. Estamos atados a los actuales sistemas de
ra seguridad no radica en el poder dominante y en la búsqueda impo- consumo y difícilmente podemos imaginar alternativas que nos den
sible de la invulnerabilidad total, sino en la aceptación de la vulnera- mayor paz e integridad, a pesar incluso de que la rebatiña por mante-
bilidad, los límites y la interdependencia con los otros, con los demás nernos en el sistema actual nos deja aún más inseguros, ansiosos y
seres humanos y con la Tierra. exhaustos.
Necesitamos terapias de curación y espiritualidades de crecimiento
interno para liberarnos de nuestros temores y abrirnos a los otros y al
CREACIÓN DE COMUNIDADES DE CELEBRACIÓN Y mundo que nos rodea; para aprender a ser, más que a competir. La
RESISTENCIA lucha por cambiar el sistema de muerte debe estar profundamente arrai-
gada en la alegría que nos produce la bondad de la vida. Acceder a la
¿Cómo llevar a cabo una lucha para sanar al mundo y para construir curación y al crecimiento interno implica desprendernos de la ayuda
una nueva comunidad biosférica frente a este sistema intransigente de profesional, tan versada como costosa. Aunque hay momentos en que
muerte? Creo que aquellos que quieran llevar a cabo esta lucha en debemos recurrir a un especialista, buena parte de todo lo que necesi-
forma sostenida deben construir fuertes comunidades de base de cele- tamos es sumamente simple, además de gratuito.
276 GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 10. CREAR UN MUNDO SANO: ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA 277

Podemos extraer ideas de buenos libros y reunimos regularmente algún control, como escuelas e iglesias. Podemos formar un comité
en grupo a comentar las ideas de los expertos, para después comenzar ecológico local entre cuyas actividades esté la lectura de un manual
a abrirnos mutuamente y aprender a escuchar nuestras respectivas his- básico de vida ecológica, como el Green Lifestyle Handbook: 1001 Ways
torias. Necesitamos también recobrar el nexo cuerpo-psique-espíritu You Can Heal the Earth ("Manual verde: 1001 maneras de recuperar la
y aprender a respirar de nuevo, a sentir nuestra energía vital. Tal vez Tierra") de Jeremy Rifkin,16del que se sirven algunas comunidades es-
bajo la conducción inicial de un experto, en pequeños grupos pode- tadunidenses. Podemos revisar sistemáticamente diferentes aspectos de
mos aprender y enseñarnos mutuamente nuevas técnicas de respira- nuestra vida —nuestro uso de energía para calefacción, enfriamiento e
ción, biorretroalimentación, meditación y masaje. iluminación; de limpiadores tóxicos, productos desechables, suelo y
Necesitamos darnos tiempo para sentarnos bajo los árboles, mi- transporte— y comenzar a hacer algunos cambios para que nuestro hogar
rar el agua y el cielo, observar con atención a las pequeñas comunida- y las instituciones en las que participamos se ajusten al código ecológico.
des bióticas de plantas y animales, volver a estar en contacto con la Estos esfuerzos no pasan de ser proyectos piloto, pero funciona-
Tierra viviente. Podemos comenzar a liberar los ocultos poderes rán como procesos de aprendizaje y de agudización de la conciencia.
creativos e intuitivos de nuestro organismo, a dibujar y a escribir poesía, Cuando tratemos de efectuar algunos cambios, rápidamente se hará
y a saber que nos encontramos en terrenos sagrados. evidente que nuestra iglesia, escuela y lugar de trabajo, e incluso nuestra
Además de las terapias y la espiritualidad personales, necesita- casa, no son autónomos. Son partes dependientes de sistemas más
mos también de liturgias comunitarias para simbolizar y expresar nues- amplios que operan en buena medida para atar a sus elementos com-
tra conciencia transformada. Desafortunadamente, la mayoría de los ponentes a los habituales procedimientos dispendiosos. Cuando, por
lugares institucionales de culto están atados a la conciencia enajenada, ejemplo, una persona intenta reciclar desechos domésticos, se topa
patriarcal. Gran parte de las celebraciones que ahí se practican son li- con los sistemas urbanos de eliminación de desechos y con la resis-
teralmente mortales, aunque en algunos casos hay indicios de un cam- tencia a nuevas formas de recolección de basura integradas a indus-
bio relativo. Así, las comunidades del nuevo ser y de la nueva concien- trias de reciclamiento. Así es como comenzamos a reconocer las ex-
cia necesitan convertirse en sus propios liturgistas. Deben inventar presiones locales y regionales, e incluso más allá, de estos sistemas y
liturgias grupales para dolerse de las violaciones a la vida, para contri- a identificar a quienes controlan las decisiones.
buir a la curación y el renacimiento y para gozar de la nueva creación. Esto nos lleva al tercer papel de las comunidades locales, que es
Estas comunidades también pueden llevar la liturgia a las calles, el de convertirse en bases políticas de organización y acción. En este
mediante marchas y manifestaciones tanto de protesta contra el siste- caso de nuevo es útil comenzar por el nivel local, donde podemos ser
ma de muerte como de exaltación de la vida renovada a través de concretos y donde a menudo existen posibilidades de cambio real. Si
medios que atrapen la imaginación de participantes y observadores. el grupo al que pertenecemos ha formulado claramente algunos cam-
Podemos acudir a un sinfín de recursos artísticos —canciones, músi- bios —la instalación de un centro de reciclamiento coordinado con el
ca, danza, pantomima, carteles, pancartas, disfraces y títeres— para sistema urbano de recolección de basura, por ejemplo—, podemos
crear liturgias públicas de política biosférica. El Bread and Puppet enlazarnos con otros grupos de la ciudad para difundir nuestras ideas.
Theatre, con sede en Vermont, es un modelo a seguir en la invención Podemos formar una base de organización más amplia, acudir a las
de liturgias públicas de conciencia transformada.15 sesiones del Congreso local y eventualmente lanzar candidatos a car-
Otra labor esencial de las comunidades locales es comenzar a vivir gos públicos. Podemos encontrar maneras de presionar a las empre-
ya una vida ecológicamente sana. Podemos convertir en proyectos pi- sas locales tanto negativa como positivamente, a través de boicots o
loto a nuestros propios hogares y a instituciones sobre las que tengamos de peticiones.
GAIA Y DIOS • PARTE CUATRO: RECUPERACIÓN 10. CREAR UN MUNDO SANO: ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA 279
278
Estos esfuerzos organizativos locales revelarán asimismo la am- podrían reaccionar con peligrosas medidas militares y totalitarias,
plitud del control que realmente poseen el gobierno y las empresas de como de hecho ya está sucediendo.
la localidad y el grado en el que también son partes dependendientes Cuando expongo en público la urgencia de actuar frente a esta
de los sistemas políticos y económicos nacionales e internacionales. situación, a menudo se me pregunta si soy optimista respecto de las
Mediante este proceso de aprendizaje identificaremos los distintos es- posibilidades de cambio. La suposición implícita en esta pregunta
labones de las cadenas de control e imaginaremos maneras de presio- parece ser que ante la crisis sólo nos quedan dos posiciones concep-
nar en favor de cambios a los eslabones más débiles. En Estados tuales: el optimismo o el pesimismo. Sin embargo, me inclino a pen-
Unidos, los comités verdes locales ya han empezado a vincularse a lo sar que ambas posiciones son engañosas. Si somos optimistas es que
consideramos que el cambio es inevitable y que sucederá como resul-
largo del país.17
tado del curso natural de las cosas, de manera que no tenemos por
Finalmente, tenemos que pensar y actuar global además de local-
qué esforzarnos demasiado para lograrlo; alguien más se encargará de
mente. Es necesario que estemos al tanto de movimientos afines en
ello. Si somos pesimistas, el cambio es imposible, y por lo tanto es
Europa occidental y oriental, Asia, África y América Latina, así como
inútil intentarlo. En cualquier caso nos damos el lujo, al igual que las
de los problemas en esas regiones y su relación con nuestra vida. Esta
críticas pero cómodas élites de Estados Unidos, de cuestionar el siste-
conciencia global cumple dos funciones. Nos hace conscientes de que
ma actual sin hacernos responsables de él.
nuestros esfuerzos locales son parte de una lucha global de la que somos
interdependientes y nos ofrece la posibilidad de relacionarnos con movi- Lo que necesitamos no es optimismo ni pesimismo, sino amor
mientos internacionales que disponen de foros políticos a través de la comprometido. Esto significa comprometernos con una visión y con
Organización de las Naciones Unidas y otras instituciones mundiales.18 comunidades concretas de vida sin importar cuáles puedan ser las tenden-
A diferencia de la famosa máxima de Rene Dubos "Piensa glo- cias. El hecho de que en lo inmediato estemos ganando o perdiendo no
balmente y actúa localmente",19 necesitamos pensar local y global- puede ser el factor determinante de nuestra conciencia acerca de lo que
mente y actuar local y globalmente. La lucha por cambios locales será la vida biofílica es y debería ser, aunque ciertamente debemos adaptar
intrascendente a menos de que la entendamos como parte integral de nuestras estrategias a las vicisitudes de la lucha. También debemos tener
una nueva conciencia global. Esto tiene que ser algo más que una claro que la vida no será plena de una vez por todas en algún milenio
simple abstracción. No nos limitemos a leer sobre los grupos que se estático del futuro. Encuentra su plenitud una y otra vez, en el día renova-
están organizando en otras partes del mundo; de ser posible, visité- do tras la noche y en la nueva primavera que nace de cada invierno.
moslos y aprendamos de sus actividades. Es preciso que intervenga- Permanecer arraigados en el amor por nuestras comunidades rea-
mos directamente en aquellos foros internacionales en los que se está les de vida y por Gaia, nuestra madre común, nos puede conceder la
llevando a cabo la defensa del patrimonio común de bosques, océanos pasión tranquila, una pasión que no se consume en una temporada
y atmósfera contra el abuso organizado. sino que se renueva sin cesar. La revolución que hemos de emprender
Nos queda poco tiempo para realizar grandes cambios, si pre- no es sólo para nosotros, sino también para nuestros hijos, para las
tendemos salvar la mayor parte posible del sistema biótico de la generaciones de seres vivos por venir. Lo que podemos hacer es plan-
Tierra que se halla en riesgo. El Worldwatch Institute estima que tar una semilla, nutrir una planta que dé semillas aquí y allá y esperar
disponemos de alrededor de 40 años para llevar a cabo voluntaria- una cosecha que exceda los límites de nuestra capacidad y del trecho
mente los principales cambios globales (hasta 2030) .20 Agotado este de nuestra vida.
margen, la presión del uso explotador dará lugar a hambrunas y al
colapso de los sistemas de vida, ante lo cual las élites amenazadas
NOTAS

INTRODUCCIÓN

1. Por ejemplo: Paul R. Ehrlich et ai, Human Ecology: Problems and Solutions
("Ecología humana: Problemas y soluciones"), San Francisco, W.H. Free-
man, 1973.
2. Por ejemplo: Bill Devall y George Sessions, Deep Ecology: Living as ifNature
Mattered ("Ecología profunda: Vivir como si la naturaleza importara"), Salt Lake
City, Peregrine Smith Books, 1985.
3. Dos ejemplos de recopilaciones de textos ecofeministas son: Judith Plant, Healing
the Wounds: The Promise of Ecofeminism ("Sanar las heridas: Promesa del eco-
feminismo"), Filadelfia, New Society Publishers, 1989, e Irene Diamond y Glo-
ria F. Orenstein, Reweaving the World: The Emergence of Ecofeminism ("Cómo
rehacer el mundo: El surgimiento del ecofeminismo"), San Francisco, Sierra Club
Books, 1990.
4. James Lovelock: Gaia: A New Look at Life on Earth ("Gaia: Una nueva forma
de ver la vida sobre la Tierra"), Oxford, Oxford University Press, 1979; del
mismo autor, The Ages of Gaia: A Biography ofOur Living Earth ("Las eras
de Gaia: Una biografía de nuestro planeta viviente"), Nueva York, Norton,
1988. Lynn Margulis y Dorian Sagan, Microcosmos: Four Billion Years of
Evolution from Our Microbian Ancestors ("Microcosmos: Cuatro mil millo-
nes de años de evolución desde nuestros ancestros microbianos"), Nueva York,
Summit Books, 1987. Véase también William Irving Thompson, Gaia: A Way
of Knowing: Political ¡mplications of the New Biology ("Gaia: Una forma de
saber. Implicaciones políticas de la nueva biología"), Great Barrington, MA,
Lindisfarne Press, 1987.
5. Véase Charlene Spretnak, The Politics of Women 's Spirituality: Essays on the
Rise ofSpiritual Power within the Feminist Movement ("La política de la espi-
ritualidad femenina: Ensayos sobre el surgimiento del poder espiritual dentro
del movimiento feminista"), Garden City, NY, Anchor Press, 1982.
6. Matthew Fox, The Corning of the Cosmic Christ ("El advenimiento del Cristo
cósmico"), San Francisco, Harper & Row, 1988, pp. 92, 235-239.
7. Por ejemplo: Chung Hyun Kyung, Struggle to Be the Sun Again: ¡ntroducing
Asian Women 's Theology ("La lucha por ser de nuevo el sol: Introducción a la
teología de las mujeres de Asia"), Maryknoll, NY, Orbis Press, 1990.
8. Jeremy Rifkin, Biosphere Politics: A New Conciousness for a New Society ("Po-

281
282 GAIA Y DIOS NOTAS: 1. TRES VERSIONES CLÁSICAS SOBRE LA CREACIÓN 283

lítica de la biosfera: Una nueva conciencia para una nueva sociedad"), Nueva Temas de discusión en la interpretación bíblica"), Scottdale, PA, Herald Press,
York, Crown Publishers, 1991. 1983.
9. Susan Thistlethwaite y Mary Potter Engel, Eds., Lift Every Voice: Constructing 11. Phyllis Bird, "Male and Female, He Created Them: Génesis 1: 27b in the Context
Christian Theologies from the Underside ("Que se alcen todas las voces: La of the Priestly Account of Creation" ("Varón y hembra, Él los creó: Génesis 1:
construcción de teologías cristianas desde abajo"), San Francisco, Harper & Row, 27b en el contexto de la versión sacerdotal de la creación"), en Harvard Theolo-
1990. Al utilizar esta frase, voy más allá del concepto de clase, género y plura- gical Review 74, Núm. 2, 1981, pp. 129-159. Una versión ampliada de este artí-
lismo cultural dentro de los contextos cristianos de este libro e invito a un diálo- culo aparece en un volumen sobre la idea de la imago dei en la tradición teológica
go ecofeminista que abarque todas las espiritualidades humanas. cristiana: Kari Borresen, Ed., Image of God and Gender Models ("Imagen de
Dios y modelos de género"), Oslo, Solum Forlag, 1992, pp. 11-34.
12. Phyllis Trible, "Depatriarchalizing in Biblical Interpretation" ("La despatriarca-
1. TRES VERSIONES CLÁSICAS SOBRE LA CREACIÓN lización en la interpretación bíblica"), en Journal for the American Academy of
ReligionXLVl, marzo de 1973, pp. 30-48. Trible sostiene que la designación de
1. Aunque los cristianos recibieron el canon completo de la Biblia hebrea (en dos Eva como compañera indica una relación de reciprocidad, pero pasa por alto la
versiones) como su Antiguo Testamento, el cristianismo paulino dio por sentado concepción del relato, que pretende definir esta condición de compañera en una
que gran parte de los códigos del Levítico ya no eran una revelación normativa. forma de auxilio unilateral. Las interpretaciones rabínicas de este pasaje aclaran
Ya que el Nuevo Testamento se basa en ese uso selectivo de las escrituras he- esta intención, empeorándola. Véase Rosemary Ruether, Womenguides: Readings
breas, el cristianismo, por su propia naturaleza, no puede pretender utilizar toda Toward a Feminist Theology ("Guías de las mujeres: Conferencias sobre una
la Biblia en ambos Testamentos como si hubieran sido inspirados de la misma teología feminista"), Boston, Beacon, 1985, pp. 71-72.
manera, a pesar de los reclamos fundamentalistas al respecto. 13. Lynn White, "The Historical Roots of our Ecologic Crisis" ("Las raíces histó-
2. Para la época del Enuma Elish, véase Isaac Mendelsohn, Religions of theAncient ricas de nuestra crisis ecológica"), en Science 155, 10 de marzo de 1967, pp.
Near East: Sumero-Akkadian Religious Texts and Ugaritic Epics ("Religiones 1203-1207, reproducido en David y Eileen Spring, Ecology and Religión in
del antiguo Cercano Oriente: Textos religiosos de Sumeria-Acadia y epopeyas History ("Ecología y religión en la historia"), Nueva York, Harper & Row,
ugaríticas"), Nueva York: Liberal Arts Press, 1955, pp. 17-18. 1974, pp. 15-31.
3. Véase Elmer W. K. Mould, Essentials of Bible History ("Aspectos básicos de 14. Véase la respuesta de James Barr: "Man and Nature: The Ecological Controversy
historia bíblica"), Nueva York, Ronald Press, 1951, pp. 376-377. and the Oíd Testament" ("El hombre y la naturaleza: La controversia ecológica
4. El Timeo de Platón está detrás de la interpretación que hacen del Génesis mu- y el Antiguo Testamento"), en D. y E. Spring, op. cit., pp. 48-75.
chos Padres de la Iglesia. Véase, por ejemplo, Justino Mártir, Primera apología, 15. Véase Judah Schochet, Animal Life in Jewish Tradition: Attitudes and Relation-
capítulo 60. El tratado de Orígenes, De Principiis, adopta la imagen del mundo ships ("La vida animal en la tradición judaica: Actitudes y relaciones"), Nueva
plasmada en el Timeo. York, KTAV, 1984.
5. El riego era esencial para la agricultura de las antiguas Sumeria y Babilonia y a 16. Aunque la imagen de Israel acerca de Dios como Señor de la creación impidió
menudo se considera como fuente importante de urbanización temprana y co- identificarlo con las tormentas o verlo muriendo de sed, la experiencia de la
operación social. Las prácticas de riego de entonces, sin embargo, también cau- presencia divina en tales situaciones era preservada con la imagen de Dios ac-
saron la salinización del suelo. Véase Thorkild Jacobsen, Salinity and Irrigation tuando a través de estos fenómenos naturales y expresando su voluntad, como
Agriculture in Antiquity ("Salinidad y agricultura de riego en la antigüedad"), en Isaías 25. Véase Steck, op. cit., pp. 174-187.
Malibu, CA, Undena Publications, 1982. 17. Platón, Timeo, pp. 49-50.
6. Véase Patrick D. Miller, The Divine Warrior in Early Israel ("El guerrero divi- 18. Así, el Credo de Atanasio distinguía a las tres personas en Dios, entre ellas y
no en el Israel antiguo"), Cambridge, Harvard University Press, 1973. frente a la creación, diciendo: "El Padre está hecho de ninguno; no creado, no
7. En Deuteronomio 5: 12-14, en el decreto del descanso sabático a hijos e hijas, engendrado. El Hijo es sólo del Padre: engendrado, no creado. El Espíritu Santo
hombres y mujeres esclavos, bueyes, burros y ganado; también en Éxodo 20: 10. es del Padre y del Hijo: no creado, no engendrado, pero de la misma naturaleza."
8. El concepto de la "imagen divina" en Génesis 1: 27 no sugiere que los humanos 19. Los textos gnósticos sobre la plenitud de Dios hablan, por lo regular, tanto de la
se parezcan a Dios, sino que se refiere más bien a la imagen real que porta el procreación como de la gestación entre los principios masculino y femenino en
representante del rey. Así, Adán, como portador de la imagen divina, se consti- el mundo divino; véase la disquisición de Ptolomeo sobre la pléroma en Robert
tuye como representante del poder real de Dios o de la soberanía sobre la crea- Grant, Ed., Gnosticism: A Source Book ("Gnosticismo: Libro de consulta"), Nueva
ción. Véase Odil Hannes Steck, World and Environment ("Mundo y entorno"), York, Harper and Brothers, 1961, pp. 163-164. Los textos trinitarios ortodoxos
Nashville, Abingdon Press, 1980, pp. 103-108. eliminan un principio femenino en Dios, pero algunas veces hablan como si Dios
9. Levítico 25: 39-46. el Padre fuera andrógino; por ejemplo, el Undécimo Concilio de Toledo, 675
10. Levítico 25: 39-46; véase William Swartley, Slavery, Sabbath, War and Women: d.C, habla del divino Verbo surgiendo "del útero del Padre" {de útero Patris).
Case Issues in Biblical Interpretation ("Esclavitud, shabat, guerra y mujeres: Véase C. M. Lacugna, "Re-conceiving the Trinity as the Mystery of Salvation"
NOTAS: 2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA HISTORIA...? 285
284 GAIA Y DIOS

("Reconcebir a la Trinidad como el misterio de la salvación"), en Scottish Journal y el Vaticano, véase The Galileo Affair: A Meeting of Faith and Science ("El
ofTheology, 1975,38,21. caso Galileo: Un encuentro entre la fe y la ciencia"), Ciudad del Vaticano, 1985.
3. Para ampliar la información sobre el concepto del cuerpo espiritual según san
20. La palabra griega para alma, psique, es femenina, pero el traductor B. Jowett
Pablo, véase 1 Corintios 15: 35-54. Sobre el desarrollo patrístico de esta idea,
utiliza en todo el texto el artículo masculino.
véase Orígenes, De Principiis III.2, y Gregorio Niseno, "On the Soul and the
21. Platón, La República, IV, p. 443.
Resurrection" ("Sobre el alma y la resurrección"), en Nicene and Post-Nicene
22. Platón, La República, V, pp. 455-456.
Fathers ("Padres nisenos y posnisenos") 2" serie, Vol. 5, Londres, Parker, 1893,
23. Véase Norman K. Gottwald, The Tribes ofYahweh: A Sociology ofthe Religión
pp. 464-465.
ofLiberated Israel, 1250-1050 B.C.E. ("Las tribus de Yahvé: Una sociología de
la religión de Israel liberado, 1250-1050 a.C"), Maryknoll, NY, Orbis Press, 4. Véase Gertrude Himmelfarb, Darwin and the Darwinian Revolution ("Darwin y
1970, pp. 210-220. la revolución darwiniana"), Nueva York, Norton, 1968.
24. La clásica problemática cristiana de la doctrina de la creación se explora en La 5. El arzobispo James Ussher de Armagh, Irlanda (1581-1656), calculaba la fecha
Ciudad de Dios, de san Agustín, libros 11-14. de la creación a partir del relato bíblico: Annales Veteris et Novi Testamenti,\650-
1654. Ése fue el origen de la fecha de la creación, 4004 a.C, insertada en las
25. Para mayor información sobre las raíces de la doctrina cristiana de la Trinidad
notas al margen de las versiones autorizadas de la Biblia que datan de 1701.
en las filosofías religiosas helenística y helenística judía, véase Harry A. Wolfson,
The Philosophy ofthe Church Fathers ("La filosofía de los Padres de la Igle- 6. Véase Langdon Gilkey, Creationism on Triol: Evolutions and God in Little Rock
sia"), 2* Ed., Cambridge, Harvard University Press, 1964. Véase también su obra ("El creacionismo a prueba: Evolución y Dios en Little Rock"), Mineápolis,
Philo: Foundations of Religious Philosophy in Judaism, Christianity and Islam Winston Press, 1985.
("Filón: Fundamentos de la filosofía religiosa en el judaismo, el cristianismo y 7. La separación entre hecho y juicio se basó en la diferenciación kantiana entre el
el islamismo"), Cambridge, Harvard University Press, 1947. conocimiento empírico y el conocimiento práctico o ético. Dicha distinción la
desarrollaron especialmente Albrecht Ritschl (1822-1889) y la escuela ritschleana
26. Los conceptos andróginos de Dios se desarrollaron particularmente en las teolo-
de teología.
gías gnósticas, pero también se encuentran, de manera más conservadora, en el
judaismo místico y en el cristianismo siriaco. Véase Ruether, op. cit., pp. 20-35. 8. Para una expresión clásica de la fe liberal en el progreso científico y tecnoló-
gico como manifestación del desarrollo de la virtud, véase Antoine-Nicolas de
27. Véase William G. Rusch, The Trinitarian Controversy ("La controversia trinita-
Condorcet, Sketch for a Historical Picture of the Progress ofthe Human Mind
ria"), Filadelfia, Fortress Press, 1980, pp. 17-24 y passim.
(Bosquejo de un cuadro histórico de los progresos del espíritu humanó), Trad.
28. Para mayor información sobre la creencia de san Agustín en la inmortalidad
de June Barraclough, Londres, George Weidenfeld and Nicolson, 1955, pp.
original, véase la página 146 de este volumen.
196-202.
29. La ambigüedad entre la igualdad espiritual y la subordinación sociofísica de las
9. Véase David E. Powell, Anti-Religious Propaganda in the Soviet Union ("Pro-
mujeres a los hombres se pone de manifiesto en Eleanor McLaughlin, "Equality
paganda antirreligiosa en la Unión Soviética"), Cambridge, MIT Press, 1975;
of Souls: Inequality of Sexes: Women in Medieval Theology" ("Igualdad de al-
véase también Eugene B. Shirley y Michael Rowe, Eds., Candle in the Wind:
mas, desigualdad de sexos: Las mujeres en la teología medieval"), en Rosemary
Religión in the Soviet Union ("Vela al viento: Religión en la Unión Soviética"),
R. Ruether, Ed., Religión and Sexism: Images of Women in the Jewish and Christian
Washington D.C., Ethics and Public Policy Center, 1989.
Traditions ("Religión y sexismo: Imágenes de la mujer en las tradiciones judía y
cristiana"), Nueva York, Simón and Schuster, 1974, pp. 213-266. Véase también 10. Sobre la física newtoniana como filosofía mecánica, véase Carolyn Merchant,
Kari Borresen, Subordination and Equivalence: The Nature and Role of Women The Death of Nature: Women, Ecology and the Scientific Revolution ("La muer-
in Augustine and Thomas Aquinas ("Subordinación y equivalencia: La naturaleza te de la naturaleza: Las mujeres, la ecología y la revolución científica"), San
y el papel de las mujeres según san Agustín y Santo Tomás de Aquino"), traduc- Francisco, Harper & Row, 1980, pp. 275-279.
ción del original francés, Washington, D.C., University Press of America, 1981. 11. Véase Fritjof Capra, 77ie Turning Point: Science, Society and the Rising Culture
("Momento decisivo: Ciencia, sociedad y cultura emergente"), Nueva York,
Simón and Schuster, 1982.
12. Fritjof Capra: The Tao of Physics: An Exploration of the Parallels between
2. ¿LA CIENCIA CUENTA CON UNA NUEVA HISTORIA DE LA CREACIÓN?
Modern Physics and Eastern Mysticism ("El tao de la física: Una exploración de
los paralelismos entre la física moderna y el misticismo oriental"), Nueva York,
1. Nicolás Copérnico, De Revolutionibus Orbium Coelestium (De las revoluciones
Bantam, 1977.
de la órbita celeste), prefacio de Andreas Osiander, Nuremburg, 1543. Véase
13. Ni gal Calder: The Key to the Universe: A Repon on the New Physics ("La llave
Dorothy Stimson, The Gradual Acceptance of the Copernican Theory of the
del universo: Informe sobre la nueva física"), Nueva York, Viking, 1977, pp. 181-
Universe ("La aceptación gradual de la teoría del universo de Copérnico"), Nueva
185. Véase también Steven Weinberg, The First Three Minutes ("Los primeros
York, Baker and Taylor, 1917.
tres minutos"), Nueva York, Basic Books, 1977, y John Boslough, Stephen Haw-
2. Dialogo de Due Massimi Sistemi del Mundo (Diálogo de los máximos sistemas
king's Universe ("El universo de Stephen Hawking"), Nueva York, Avon, 1985.
del universo), 1632. Para una evaluación reciente de este conflicto entre Galileo
286 GAIA Y DIOS NOTAS: 3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN... 287

14. Calder, op. cit., pp. 172-173. 35. Arthur Ferrill, The Orígins of War: From the Stone Age to Alexander the Great
15. Ibídem, pp. 173-174. ("Los orígenes de la guerra: De la Edad de Piedra a Alejandro Magno), Londres,
16. Ibídem, pp. 175-177; véase también John Wheeler, Mind in Nature ("La mente Thames and Hudson, 1985.
en la naturaleza"), San Francisco, Harper & Row, 1982. 36. Ibídem, pp. 14-16.
17. Anne H. Ehrlich y Paul R. Ehrlich, Earth ("Tierra"), Nueva York, Franklin Watts, 37. Kathleen Newland, Women and Population Growth: Choice Beyond Childbea-
1987, pp. 15-19. ring ("Las mujeres y el crecimiento demográfico: Una opción más allá de la
18. Ibídem, pp. 20-26. maternidad"), Washington D.C., Worldwatch Institute, 1977.
19. Ibídem, pp. 30-33. 38. Véase Brian Swimme, "How to Heal a Lobotomy" ("Cómo curar una loboto-
20. Sobre el descubrimiento femenino de la agricultura como una extensión de las mía"), en Irene Diamond y Gloria Orenstein, Eds., Reweaving the World: The
actividades femeninas de recolección, véase M. Kay Martin y Barbara Voorhies, Emergence of Ecofeminism ("Cómo rehacer el mundo: El surgimiento del eco-
Female ofthe Species ("Lo femenino de las especies"), Nueva York, Columbia feminismo"), San Francisco, Sierra Club Books, 1989, pp. 15-22. De Swimme,
University Press, 1975, p. 216. véase también The Universe Is a Green Dragón: A Cosmic Creation Story ("El
21. A. y P. Ehrlich, op. cit., pp. 62-71. universo es un dragón verde: Un relato cósmico de la creación"), Santa Fe, NM,
22. Se calcula que la población mundial será de 6 251 millones para el año 2000. Bear and Company, 1985.
Véase Naciones Unidas, Departamento de Asuntos Económicos e Internaciona-
les, World Population Prospects ("Perspectivas de la población mundial"), Nueva
York, UNIPUB, 1989. 3. NARRACIONES RELIGIOSAS DE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO
23. Anne H. Ehrlich y Paul R. Ehrlich, Extinction: The Causes and Consequences
ofthe Disappearance of Species ("Extinción: Causas y consecuencias de la des- 1. La historia del diluvio se remonta a antes de la época sumeria y se ha transmiti-
aparición de las especies"), Nueva York, Random House, 1981. do en forma oral desde el principio de dicha época (3500 a.C). Las tabletas en
24. Las reservas probadas de petróleo, que pueden extraerse fácilmente, ascendie- que se grabó la versión existente pertenecen a la biblioteca sumeria descubierta
ron a un total de 650 mil millones de barriles en 1982. Si el mundo continúa en las excavaciones de Nippur, 1750 a.C. Véase Samuel Noah Kramer, History
utilizando petróleo a razón de 20 mil millones de barriles por año (el promedio Begins at Sumer ("La historia comienza en Sumeria"), Nueva York, Doubleday,
de los primeros tres años de la década de los ochenta), estas reservas se agotarán 1959, pp. 150-154.
en menos de 33, es decir, alrededor del año 2014. Véase Lester R. Brown, 2. Ibídem, p. 153.
Population Policiesfor a New Economic Era ("Políticas demográficas para una 3. Véase "The Descent of Inanna" ("El descenso de Inanna"), en Diana Wolkstein
nueva era económica"), Worldwatch Paper Núm. 53, Washington D.C., World- y Samuel Noah Kramer, Inanna: Queen ofHeaven and Earth: Her Stories and
watch Institute, 1983, p. 15. Hymnsfrom Sumer ("Inanna, reina del cielo y de la tierra: Sus relatos e himnos
25. Véase Thomas Berry, The Dream of Earth ("El sueño de la Tierra"), San Fran- de Sumeria"), Nueva York, Harper & Row, 1983, pp. 52-71.
cisco, Sierra Club Books, 1988. 4. Ibídem, pp. 85-89, para la historia del descenso de Dumuzi al inframundo.
26. A. y P. Ehrlich, Earth, p. 22. 5. "Hymn to Demeter" ("Himno a Deméter"), en Andrew Lang, The Homeric
27. Ibídem, p. 24. Hymns: A New Prose Translation, and Essays, Literary and Mythological, ("Los
28. Anne H. Ehrlich, Paul R.Ehrlich y John P. Holdren, Human Ecology: Problems himnos homéricos: Nueva traducción en prosa y ensayos literarios y mitológi-
and Solutions ("Ecología humana: Problemas y soluciones"), San Francisco, W.H. cos"), Freeport, NY, Books for Libraries Press, 1899, reimpresión de 1972, pp.
Freeman and Company, 1973, pp. 154-155. 183-210; véase también N.J. Richardson, Ed., The Homeric Hymn to Demeter
29. A. y P. Ehrlich, Earth, pp. 48-49. ("El himno homérico a Deméter"), Oxford, Clarendon Press, 1974.
30. Ibídem, p. 36; véase también Water: Rethinking Management in an Age ofScarcity 6. E. A. Wallis Budge, Osiris: Egyptian Religión of Resurrection ("Osiris: La reli-
("Agua: Reformulación de su manejo en una época de escasez"), Worldwatch gión egipcia de la resurrección"), Nueva York, University Books, 1961. Tam-
Paper Núm. 62, Washington, D.C., Worldwatch Institute, 1984, pp. 6-11. bién Plutarco, De Iside et Osiride, edición de Gwyn Griffiths, Cardiff, Universi-
31. Paul R. Ehrlich, The Machinery of Nature ("La maquinaria de la naturaleza"), ty of Wales Press, 1970.
Nueva York, Simón and Schuster, 1986, pp. 239-287. 7. "Poems about Anath y Baal" ("Poemas sobre Anath y Baal"), en Isaac Mendel-
32. Sally Slocum, "Woman the Gatherer: Male Bias in Anthropology" ("La mujer sohn, Ed., Religions ofthe Ancient Near East ("Religiones del antiguo Cercano
recolectora: Sesgos masculinos en la antropología"), en Rayna R. Reiter, Ed., Oriente"), Nueva York, Liberal Arts Press, 1955, pp. 224-226.
Toward an Anthropology ofWomen ("Hacia una antropología de las mujeres"), 8. Ibídem, p. 256. "Arroyadas rebosantes de miel" era una metáfora para el agua de
Nueva York, Monthly Review Press, 1975, pp. 36-50. lluvia dulce o no salada que fluía hacia las hondonadas.
33. Carol Adams, The Sexual Politics of Meat ("La política sexual de la carne"), 9. Confróntese Zacarías 14: 12-20, que describe el castigo de los enemigos de Is-
Nueva York, Continuum, 1990, pp. 26-38, 157. rael, con Isaías 2: 2-4, donde las naciones son llamadas a acudir a Sión y a "apren-
34. A. y P. Ehrlich, Earth, pp. 25-26. der a no guerrear más".
288 GAIA Y DIOS NOTAS: 4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN... 289

10. The Bundahis, en The Sacred Books ofthe East: Pahlavi texts ("Los libros sa- 27. Regina Sharif, Non-Jewish Zionism: Its Roots in Western History ("Sionismo no
grados del Oriente: Textos de Pahlavi"), edición de Edward W. West, Oxford, judío: Sus raíces en la historia de Occidente"), Londres, Zed Press, 1983.
Clarendon Press, 1897; reimpresión de Nueva Delhi, India, Motilal Banarsidass, 28. Rosemary Ruether, Faith and Fratrícide: The Theological Roots ofAnti-Semitism
1965, Vol. 5, pp. 1-151. ("Fe y fratricidio: Las raíces teológicas del antisemitismo"), Nueva York, Seabury
11. Orígenes, On First Principies ("Sobre los primeros principios"), edición de G. Press, 1974, p. 147.
W. Butterworth, Nueva York, Harper & Row, 1966, pp. 52-58. 29. Hal Lindsay, The Late Great Planet Earth ("El otrora gran planeta Tierra"),
12. Daniel 7: 13-14. Grand Rapids, MI, Zondervan, 1970; The 1980s, Countdown to Armageddon
13. Daniel 12: 2-3. ("Los años ochenta, cuenta regresiva hacia Armagedón"), Nueva York, Bantam,
14. Isaías 65: 20; véase también Rachel Z. Dulin, Oíd Age in the Hebrew Scripture 1981. Véase también John F. Walvoord, Armageddon, OH and the Middle East
("La vejez en las escrituras hebreas"), tesis de doctorado, Programa conjunto, Crisis ("Armagedón, el petróleo y la crisis del Medio Oriente"), Grand Rapids,
Garret-Northwestern University, 1982. MI, Zondervan, 1974, 1990.
15. Hans von Campenhausen, The Formation ofthe Christian Bible ("La forma- 30. Para ampliar la información sobre el pensamiento apocalíptico de Ronald Reagan,
ción de la Biblia cristiana"), Trad. de J. A. Baker, Filadelfia, Fortress Press, véase Lawrence Jones, "Reagan's Religión" ("La religión de Reagan"), en Journal
1972. of American Culture, 8, 1985, pp. 59-70. También, Sara Diamond, Spirítual
16. Sheila McGinn-Moorer, The New Prophecy of Asia Minor and the Rise of Warfare: The Polines ofthe Christian Right ("Guerra espiritual: La política del
Ecclesiastical Patriarchy in Second Century Pauline Traditions ("La nueva pro- derecho cristiano"), Boston, South End Press, 1989.
fecía de Asia Menor y el surgimiento del patriarcado eclesiástico en las tradicio- 31. Véase el estudio comparativo del fundamentalismo a través de las religiones del
nes paulinas del siglo II"), tesis de doctorado, Programa conjunto, Garrett- mundo de Martin E. Marty y R. Scott Appleby, Eds., Fundamentalisms Observed
Northwestern University, 1989, pp. 276-296. ("Fundamentalismos observados"), Chicago, Chicago University Press, 1991.
17. W.H.C. Frend, The Donatist Church: A Movement of Protest in Román North 32. Christopher Manes, Green Rage: Radical Environmentalism and the Unmaking
África ("La iglesia donatista: Un movimiento de protesta en el África del Norte of Civilization ("La ira verde: Ambientalismo radical y la destrucción de la civi-
romana"), Oxford, Clarendon Press, 1985. lización"), Boston, Little, Brown and Company, 1990, pp. 225-242.
18. San Agustín, La Ciudad de Dios, libros 20-22. Véase también Norman Cohn,
The Pursuit of the Milennium {En pos del milenio), Nueva York, Harper and
Brothers, 1961. 4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO
19. Christopher Hill, 77ie World Turned Upside Down: Radical Ideas during the
English Revolution ("El mundo de cabeza: Ideas radicales durante la revolución 1. Los Worldwatch Papers y el informe anual State ofthe World ("Situación del
inglesa"), Nueva York, Viking Press, 1975. mundo") están disponibles en el Worldwatch Institute, 1776 Massachusetts
20. Los opúsculos de Cary se encuentran microfilmados en los Thomason Tracts, Avenue N.W., Washington D.C. 20036, EU. Entre 1977 y 1991, ese Instituto ha
Museo Británico. publicado 102 Worldwatch Papers. Los informes State of the World han sido
21. No se sabe con certeza si Cary se refiere a dos personas reales o a grupos colec- publicados anualmente desde 1984.
tivos. La autora da por sentado que sus lectores conocen la referencia. 2. Véase Paul R. Ehrlich, Anne H. Ehrlich y John P. Holdren, Human Ecology:
22. Por ejemplo, el Credo Social adoptado por la Iglesia metodista en 1908, usado Problems and Solutions ("Ecología humana: Problemas y soluciones"), San Fran-
más tarde como la plataforma social del Consejo de Iglesias de Estados Unidos. cisco, W. H. Freeman, 1973, pp. 12-13, 206-207.
Véase Rosemary Ruether, The Radical Kingdom: The Western Experience of 3. Véase "US Called Major Cause of Damage to Earth" ("EU declarado la princi-
Messianic Hope ("El reino radical: La experiencia occidental de la esperanza pal causa de daño a la Tierra"), en Chicago Tribune, 4 de abril de 1990; también,
mesiánica"), Nueva York, Paulist Press, 1970, p. 90. Basta: National Journal ofthe Chicago Religious Task Forcé on Central America
23. Véase 'The Kingdom of God" ("El reino de Dios"), en Walter Rauschenbusch, ("Basta: Diario nacional de la misión religiosa especial de Chicago para Centro-
Selected Writings ("Textos escogidos de Walter Rauschenbusch"), edición de américa"), 59 E. Van Burén Street, Chicago, IL 60605, EU, julio de 1990, 4.
Winthrop S. Hudson, Nueva York, Paulist Press, 1984, pp. 76-79. 4. Eduardo Galeano, Open Veins of Latín America: Five Centuries ofPillage ofa
24. Catherine Albanese, America: Religions and Religión ("Estados Unidos: Reli- Continent (Las venas abiertas de América Latina), Londres, Monthly Review
giones y religión"), Belmont, CA, Wadsworth, 1981, pp. 145-146; véase tam- Press, 1973, pp. 21-70.
bién Edwin Scott Gaustad, Ed., The Rise of Adventism ("El surgimiento del 5. Tzvetan Todorov, The Conquest ofAmerica: The Question ofthe Other (La con-
adventismo"), Nueva York, Harper & Row, 1974. quista de América: La cuestión del otro), Nueva York, Harper & Row, 1984, p.
25. Ronald L. Numbers, Prophetess ofHealth: A Study ofEllen G. White ("Profetisa 133. Galeano (op. cit., p. 50) reporta que los 90 millones se redujeron a 3.5
de la salud: Un estudio de Ellen G. White"), Nueva York, Harper & Row, 1976. millones durante los primeros 150 años de colonización.
26. Ellen White, The Great Controversy ("La gran controversia") (1880), Jemison, 6. De acuerdo con Carolyn Merchant, de los 65 000 pobladores indígenas del norte
AL, Inspiration Books East, 1988, pp. 411-430. de Nueva Inglaterra, sólo quedaban 10 000 en 1674. Fueron diezmados por las
290 GAIA Y DIOS NOTAS: 4. NUEVOS RELATOS SOBRE LA DESTRUCCIÓN... 291

guerras y las enfermedades llevadas por los colonos. Véase Ecological Revolu- 18. Lester Brown, Worldwide Loss ofCropland ("Pérdida mundial de tierras culti-
tions: Nature, Science and Gender in New England ("Revoluciones ecológicas: vables"), Worldwatch Paper Núm. 24, Washington, D.C., Worldwatch Institute,
Naturaleza, ciencia y sexo en Nueva Inglaterra"), Chapel Hill, NC, University 1978, p. 11.
of North California Press, 1989, p. 90. 19. Por ejemplo, la mitad más pobre de la población de Centroamérica come tan
7. De acuerdo con Eric Williams, entre 1492, a la llegada de Colón, y 1572, prác- sólo 5 kilogramos de carne al año, en comparación con el consumo de carne per
ticamente quedó exterminada la población indígena de entre 200 000 y 300 000 cápita de 79 kilogramos en Estados Unidos. En Centroamérica, entre otras áreas
almas en la isla La Española; véase From Columbus to Castro: The History of marginadas del mundo, la tierra se limpia para establecer ranchos ganaderos
the Caribbean, 1492-1969 ("De Colón a Castro: La historia del Caribe, 1492- cuya producción se destina casi en su totalidad a Estados Unidos y a las élites
1969"), Nueva York, Harper & Row, 1970, p. 33. Tasmania, isla al sur de Aus- locales, con lo que se reducen las tierras para sembrar los granos que alimentan
tralia, cayó bajo el control británico en 1803 y fue convertida en una colonia a los pobres. Véase Tom Barry y Deb Preusch, Tlie Central American Fací Book
penal. Toda su población indígena fue exterminada. ("Informe sobre Centroamérica"), Nueva York, Grove Press, 1986, pp. 153-155.
8. Naciones Unidas, Departamento de Asuntos Económicos y Sociales Internacio- Alimentarse principalmente de carne puede calificarse como una estafa alimen-
nales, World Population Prospects ¡988 ("Perspectivas de la población mundial taria, ya que se requieren aproximadamente 5 kilogramos de granos para produ-
1988"), Nueva York, 1989. cir medio kilogramo de carne de ganado vacuno. En la producción estaduniden-
9. Lester Brown etal., State of the World, ¡990 ("Situación del mundo, 1990"), Nueva se de ganado de engorda se requieren 20 000 calorías de energía de combustible
York, Norton, 1990, p. 11. Para ampliar la información sobre las causas y las ten- fósil para producir 500 calorías en medio kilogramo de carne. Véase Francés
dencias actuales en la mortalidad infantil, véase Kathleen Newland, lnfant Mortality Moore Lappe, "Choose to Eat Low on the Food Chain" ("Alimentarse con orga-
and the Health ofSocieties ("La mortalidad infantil y la salud de las sociedades"), nismos que conforman la parte inferior de la cadena alimenticia"), en Jeremy
Worldwatch Paper Núm. 47, Washington D.C., Worldwatch Institute, 1981. Rifkin, Ed.,77;e Green Lifestyle Handbook ("El manual verde"), Nueva York,
10. En 1920, en Estados Unidos la esperanza de vida promedio para los hombres Henry Holt, 1990, p. 60.
blancos era de 54.4 años y para las mujeres blancas de 55.6; para los varones de 20. En Guatemala, uno de los principales elementos del plan de pacificación del
otras razas era de 45.5 y para las mujeres de 45.2. En 1985 era de 71.8 para los gobierno militar (PAAC) era la sustitución del cultivo del maíz por una nueva
varones blancos y de 78.7 para las mujeres blancas; de 67.2 para los hombres de base agrícola centrada en cultivos no tradicionales para exportación. Este pro-
otras razas y de 75.2 para las mujeres. En Suecia, en 1986 era de 73.1 para los yecto ha sido supervisado por asesores de Estados Unidos, Israel y Taiwán. Véase
varones y de 79.1 para las mujeres, mientras que en Bangladesh era de 49.2 para Barry y Preusch, op. cit., pp. 236-237.
los hombres y de 48.2 para las mujeres. VéaseWorld Almanac ("Almanaque 21. En 1967, el Panel del Comité de Asesores del Presidente de Estados Unidos para
mundial"), Nueva York, 1988, pp. 825, 721, 655. el Suministro Mundial de Alimentos calculaba que 20 por ciento de la población
11. Lester Brown el al., Twenty-two Dimensions ofthe Population Problem ("Vein- de los países en desarrollo sufría de desnutrición (no recibía suficiente comida al
tidós dimensiones del problema demográfico"), Worldwatch Paper Núm. 5, día); véase P. y A. Ehrlich y J. P. Holdren, op. cit., p. 70. En los años ochenta, la
Washington D.C., Worldwatch Institute, 1976, p. 30. brecha entre ricos y pobres creció en la mayor parte del mundo. En 1989,62 por
12. Véase Kathleen Newland, Women and Population Growth: Cholee Beyond Child- ciento de los africanos que habitan al sur del Sahara vivían en la pobreza extre-
bearing ("Las mujeres y el crecimiento demográfico: Una opción más allá de la ma, al igual que 25 por ciento de los asiáticos y 35 por ciento de los latinoame-
maternidad"), Worldwatch Paper Núm. 16, Washington, D.C., Worldwatch Ins- ricanos; véase Brown, State ofthe World, 1990, p. 139.
titute, 1977. 22. Brown, State of the World, p. 55. Lester Brown calcula que de acuerdo con
13. Brown, Twenty-two Dimensions, pp. 42-45, 61-63, 67-69. la tasa actual de utilización (1983), las reservas de petróleo de más fácil
14. lbídem, pp. 9-10. obtención se habrán consumido en 35 años; véase Brown, Population Policies
15. Brown, State ofthe World, 1990, p. 59; véase también Lester Brown, Changing for a New Economic Era ("Políticas demográficas para una nueva era econó-
the World Food Prospect: The Nineties and Beyond ("El cambio de las expecta- mica"),-Worldwatch Paper Núm. 53, Washington, D.C., Worldwatch Insti-
tivas alimenticias mundiales: Los años noventa y después"), Worldwatch Paper tute, 1983, pp. 14-15. Véase también Christopher Flavin, World OH: Coping
Núm. 85, Washington D.C., Worldwatch Institute, 1986, pp. 8-9. with the Dangers of Success ("Petróleo mundial: Cómo enfrentar los peligros
16. Edward C. Wolf, Beyond the Green Revolution: NewApproachesfor Third World del éxito"), Worldwatch Paper Núm. 66, Washington, D.C., Worldwatch Ins-
Agriculture ("Más allá de la revolución verde: Nuevos enfoques para la agricul- titute, 1985.
tura del Tercer Mundo"), Worldwatch Paper Núm. 73, Washington, D.C., World- 23. Sandra Postel, Air Pollulion, Acid Rain and the Future ofForests ("Contamina-
watch Institute, 1986, p. 9. ción del aire, lluvia acida y el futuro de los bosques"), Worldwatch Paper Núm.
17. Brown, State ofthe World, 1990, pp. 60-61; véase también Lester Brown y 58, Washington, D.C., Worldwatch Institute, 1984; véase también Brown, State
Edward C. Wolf, Soil Erosión: Quiet Crisis in the World Economy ("Erosión ofthe World, ¡990, p. 108.
del suelo: Crisis oculta en la economía mundial"), Worldwatch Paper Núm. 60, 24. Brown, State ofthe World, 1990, p. 103.
Washington, D.C., Worldwatch Institute, 1984. 25. Denis Hayes, Pollution: Neglected Dimensions ("Contaminación: Dimensiones
292 GAIA Y DIOS NOTAS: 5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL 293
desatendidas"), Worldwatch Paper Núm. 27, Washington, D.C., Worldwatch
40. Howard Hiatt, 'The Medical Consequences of Nuclear War: A Case for Preven-
Institute, 1979, pp. 17-22.
tion" ("Las consecuencias médicas de la guerra nuclear: Un caso de preven-
26. Véase Paul y Anne Ehrlich, Extinction: The Causes and Consequences oflhe
ción"), en Waging Peace: A Handhook for the Struggle to Abolish Nuclear
Disappearance ofSpecies ("Extinción: Causas y consecuencias de la desapari-
Weapons ("Pugna por la paz: Manual para abolir las armas nucleares"), San
ción de las especies"), Nueva York, Random House, 1981. También, Edward C.
Francisco, Harper & Row, 1982, pp. 82-83.
Wolf, On the Brink of Extinction: Conserving the Diversity ofLife ("A punto de
la extinción: Cómo conservar la diversidad de vida"), Worldwatch Paper Núm. 41. Tomado de un estudio de la Agencia de Preparación Civil del Departamento de
78, Washington, D.C., Worldwatch Institute, 1987. Defensa de EU realizado en 1977, en Jonathan Schell, The Fate of the Earth
("El destino de la Tierra"), Nueva York, Avon Books, 1982, pp. 17-18.
27. Éste ha sido uno de los principales aspectos de los escritos de Thomas Berry.
42. lbidem, 18-20; véase también A. Cohén y S. Lee, Eds., Nuclear Weapons: The
Véase Thomas Clarke, Befriending the Earth ("Cómo proteger a la Tierra"),
Future of Humanity ("Armas nucleares: El futuro de la humanidad"), Totowa,
Mystic, CT, Twenty-Third Publications, 1990, pp. 11-13.
NJ, Rouman and Allanheld, 1980.
28. Gil Elliot, Twentieth Century Book of the Dead ("El libro de los muertos del
43. Michael Renner, "Assessing the Military's War on the Environment" ("El im-
Siglo XX"), Londres, Pcnguin, 1972, p. 23. Véase tambiénWorld Almanac, Nueva
pacto de la guerra sobre el medio ambiente"), en Lester Brown et al., State ofthe
York, 1988, p. 338.
World, 1991, Nueva York, Norton, 1991, pp. 132-152.
29. World Military Expenditures and Arms Transfers 1988 ("Gasto militar mundial
44. Véase el informe de UNICEF sobre Children War Victims ("Niños víctimas de
y transferencia de armas, 1988"), Agencia de Control de Armas y Desarme de
la guerra"), marzo de 1991, Comité de Estados Unidos para la UNICEF, 540
Estados Unidos, Washington D.C., 1989.
North Michigan Avenue, Chicago, Illinois, 60611, EU. El efecto del bombar-
30. World Armaments 1963-1973 ("Armamentos mundiales, 1963-1973"), Agencia
deo quirúrgico sobre la infraestructura industrial militar iraquí desencadenó
de Control de Armas y Desarme de Estados Unidos, Washington D.C., 1974.
una plaga creciente de enfermedades causadas por hambruna, agua contamina-
31. Seymour Melman, The Permanent War Economy: American Capitalism in De- da y falta de electricidad y medicinas, lo que causó la muerte de decenas de
cline ("La economía de guerra permanente: El capitalismo estadunidense en miles de personas de la población iraquí más vulnerable, especialmente niños
decadencia"), Nueva York, Simón & Schuster, 1974, pp. 18-19; véase también pequeños. Esto se ha visto agravado por el embargo que continúa aun después
"The New Military Budget" ("El nuevo presupuesto militar"), en Peace and de la guerra y que impide a Irak vender petróleo e importar comida y medici-
Justice Journal, publicación del Comité de Servicio para los Amigos de Estados nas. Véase James Fine, "Iraq Now: Relief Held Hostage" ("Irak ahora: La ayu-
Unidos, abril/mayo de 1990. da ha sido tomada como rehén"), en Christianity and Crisis, 51, Núm. 15, 21
32. World Military Expenditures, 1988, pp. 3-12. de octubre de 1991, pp. 336-338.
33. Patrick G. Coy, "Wars of the World Leave Little to Celébrate" ("Las guerras del
45. Fine, op. cit., nota 32.
mundo dejan poco que celebrar"), en National Catholic Repórter 26, Núm. 38,
46. Para ampliar la información sobre los planes del Pentágono para la posguerra en
24 de agosto de 1990; véase también Michael Klare, Ed., Low-Intensity Warfare
Kuwait, véase "Pentagon Plans to Run Kuwait after the War" ("Planes del Pen-
(Contrainsurgencia, proinsurgencia y antilerrorismo en los 80. El arte de la
tágono para dirigir Kuwait después de la guerra"), en National Catholic Repórter,
guerra de baja intensidad), Nueva York, Pantheon, 1988.
8 de marzo de 1991, p. 13. Para evaluar en términos generales los planes de
34. World Military Expenditures, 1988, pp. iii, 21-23. Estados Unidos para lograr la hegemonía en la región del Golfo después de la
35. Véase Stephen Schlesinger y Stephen Kinzer, Bitter Fruit: The Untold Story of guerra, véase Michael Moushabeck y Phyllis Bennis, Eds., Beyondthe Storm: A
the American Coup in Guatemala {Fruta amarga. La CÍA en Guatemala), Garden Gulf Crisis Reader ("Más allá de la tormenta: Manual sobre la crisis del Gol-
City, NY, Doubleday and Company, 1982. fo"), Nueva York, Olive Branch Press, 1991.
36. Sobre el daño ambiental en Guatemala, véase OSGUA (Organización en Solida-
47. Véase el informe sobre los planes del Pentágono de librar guerras futuras, en
ridad con el Pueblo de Guatemala) Newsletter, primavera de 1989.
National Catholic Repórter, Vol. 28, Núm. 17, 28 de febrero de 1992, p. 3.
37. World Almanac, 1988, p. 340.
38. Véase Fabrizio Tonello, "Lobbing One into the Kremlim" ("Primer lanzamiento
al Kremlin"), en The Nation, 23 de octubre de 1989, pp. 445-446.
5. NARRACIONES CLÁSICAS SOBRE EL PECADO Y EL MAL
39. El programa de armas nucleares de Israel se desarrolló en secreto. Cuando un
técnico nuclear israelí, Mordechai Venunu, reveló su existencia, fue secuestrado
1. George Foote Moore, Judaism in the First Centuries of the Christian Era ("El
por el Mossad (la CÍA israelí), juzgado y encarcelado por traición. Véase James
judaismo en los primeros siglos de la era cristiana"), Nueva York, Schoken Books,
M. Wall, "Nuclear Arms and the Missing Man" ("Las armas nucleares y el hom-
1971, Vol. 1, pp. 283-288.
bre desaparecido"), en Christian Century, 103, 19 de noviembre de 1986, pp.
2. Véase el Reglamento de la Comunidad Qumram, en The Dead Sea Scrolls in
1019-1020. El cálculo del poderío nuclear israelí en 1991 se encuentra en Seymour
English ("Los rollos del Mar Muerto en inglés"), edición de G. Vermes, Baltimore,
M. Hersh, The Sampson Option ("La opción Sampson"), Nueva York, Random
Penguin, 1962, pp. 76-77.
House, 1991.
3. El concepto de "celo por la ley" se encuentra en la Biblia en Números 25: 6-13.
294 GAIA Y DIOS NOTAS: 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 295

Una evaluación critica de este concepto como el origen del movimiento zelote Dios extranjero y el comienzo del cristianismo"), Boston, Beácon, 1963, pp.
aparece en Richard A. Horsley, Jesús and the Spiral ofViolence: Popular Jewish 152-153.
Resistance in Román Palestine ("Jesús y la espiral de violencia: La resistencia 17. Ireneo, Adversus Haereses, libro V, en Early Christian Fathers ("Los primeros
popular judía en la Palestina romana"), San Francisco, Harper & Row, 1987, Padres de la Iglesia cristiana"), edición de Cyril Richardson, Filadelfia, West-
pp. 121-129. minster Press, 1953, pp. 461-467.
4. Judith Plaskow, Slanding Again at Sinai: Judaismfrom a Feminist Perspective 18. Orígenes, On First Principies ¡I ("De los primeros principios II"), 2, 2, Nueva
("Erguirse de nuevo en el Sinaí: El judaismo desde una perspectiva feminista"), York, Harper & Row, 1966, pp. 81-82.
San Francisco, Harper & Row, 1990, pp. 178-185. 19. Por ejemplo, san Gregorio Nacianceno, Oración 38.12, en la que se describe que
5. lbídem, pp. 100-107. el Hombre adquiere un cuerpo mortal después de la Caída; véase Nicene and
6. Éxodo 10: 14-15. Post-Nicene Fathers ("Padres nisenos y posnisenos") 2a. serie, edición de Philip
7. Bernadette Brooten, Women Leaders in the Ancient Synagogue: Inscriptional Schaff y Henry Wace, Londres, Parker, 1894, Vol. 7, p. 348.
Evidence and Background ¡ssues ("Mujeres líderes en la sinagoga antigua: Evi- 20. Gregorio Niseno, "On the Soul and the Resurrection" ("Sobre el alma y la resu-
dencia en escritos y antecedentes"), Chico, CA, Scholars Press, 1982. rrección"), en ibid., 1893, Vol. 5, pp. 464-465.
8. Josué 24: 13. 21. San Agustín, Confesiones, Libro 7, Sec. 16.
9. Véase Albrecht Alt, "The Settlement of the Israclites in Palestine" ("El estable- 22. Pelagio, "Letter to Demetrias" ("Carta a Demetrio"), en J. Patout Burns, Ed.,
cimiento de los israelitas en Palestina"), en Essays in Oíd Testament History TheologicalAnthropology ("Antropología teológica"), Filadelfia, Fortress, 1981,
and Religión ("Ensayos sobre la historia y la religión en el Antiguo Testamen- pp. 39-55.
to"), Oxford, Blackwell, 1966, pp. 173-222. 23. San Pablo, Romanos 7: 23.
10. Véase Cotton Mather, Soldiers Counselled and Comforted ("Soldados aconseja- 24. San Agustín, "On the Grace of Christ" ("Sobre la gracia de Cristo") XXV, 26,
dos y consolados"), Boston, Samuel Grecn, 1689, donde los indios de América en J. Patout Burns, Ed., op. cit., p. 79.
del Norte son comparados con los amalequitas, contra quienes Dios mandó a los 25. San Agustín, "De Praedestinatione Sanctorum" y "De Dono Pcrseverantiae", en
israelitas para exterminarlos. Patrología Latina, Vol. 44, Cois. 959-990, y Vol.45, Cois. 993-1034, París,
11. Martin Prozesky, del Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Migne, 1861.
Natal en Pietermarizburg, Sudáfrica, recuerda que en su juventud escuchó fre- 26. San Agustín, La Ciudad de Dios, XIV, 26.
cuentemente comparar a las tribus zulúes con los amalequitas en las homilías 27. San Agustín, "De Nuptiis et Concupisccntia", en Corpus Scriptorum Ecclesias-
(entrevista, septiembre de 1989). Para ampliar la información sobre la ideología ticorum Latinorum, edición de Caroli F. Urba y Josephi Zycha, Praga y Vindo-
de los sudafricanos blancos respecto del nacionalismo religioso, véase Leonard bonae, F. Tcmpsky, 1902, Vol. 42, pp. 210-319.
Thompson, The Political Mythology of Apartheid ("La mitología política del 28. San Agustín, Confesiones, libro 8, secs. 8-12.
apartheid"), New Haven, Yale University Press, 1985.
12. Respecto de la comparación de los palestinos con los amalequitas en las decla-
raciones rabínicas, véase Uriel Tal, "The Land and the State of Israel in lsraeli 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO
Religious Life" ("El territorio y el Estado de Israel en la vida religiosa israelí"),
en Proceedings ofthe Rabbinic Assembly ofthe 76lh Annual Convention ("Mi- 1. Hesíodo, Work and Days (Los trabajos y los días), edición de M. L. West, Oxford,
nutas de la asamblea rabínica de la 76a. Convención Anual"), Grossinger, NY, Clarendon Press, 1978, capítulos 5-6.
Rabbinic Assembly, 1977, p. 9 y siguientes. Sobre el movimiento Gush Emunim, 2. Para ahondar más en el tema del paraíso perdido y la preservación del narcisismo
véase lan Lustick, For the Land and the Lord: Jewish Fundamentalism in Israel infantil, véase Erich Fromm, ManforHimself("E\ hombre para sí mismo"), Nueva
("Por la tierra y el Señor: Fundamcntalismo judío en Israel"), Nueva York, York, Rinehart and Company, 1947, pp. 38-42, así como su obra Yon Shall Be as
Council on Foreign Relations, 1988. Gods: A Radical Reinterpretation ofthe Oíd Testament and lis Tradition (Y se-
13. Platón, Fedro, p. 247. réis como dioses), Nueva York,: Rinehart and Winston, 1966, p. 71.
14. lbídem, p. 248. 3. Véase Joan Bamberger, "The Myth of Matriarchy: Why Men Rule in Primitive
15. Tomado de la exposición del sistema de Ptolomeo en Ireneo, Adversus Haereses, Society" ("El mito del matriarcado: Por qué los hombres gobiernan en la socie-
libro 1; la versión en inglés, de Cnosticism: A Source Book of Heretical Writings dad primitiva"), en Michelle Zimbardo Rosaldo y Louise Lampherc, Eds., Women,
from the Early Christian Period ("Gnosticismo: Libro de consulta de textos Culture and Society ("Mujeres, cultura y sociedad"), Stanford, Stanford Univer-
heréticos de principios del periodo cristiano"), edición de Robert M. Grant, Nueva sity Press, 1974, pp. 263-280.
York, Harper and Brothers, 1961, pp. 163-164. 4. Particularmente, J. J. Bachofen, Das Mutterrecht (El matriarcado), Stuttgart,
16. "The Poimandrcs of Hermes Trismegistus" ("El Poimandres de Hermes Krais y Hoffman, 1861. Nunca ha sido traducido al inglés en su totalidad.
Trismegislo"), en Hans Joñas, The Gnostic Religión: The Message ofthe Alien Una edición inglesa abreviada apareció bajo el nombre de Myth, Religión
God and the Beginning of Christianity ("La religión gnóstica: El mensaje del and Motherright ("Mito, religión y matriarcado"), Trad. de Ralph Manhcim,
296 GAIA Y DIOS NOTAS: 6. EL PARAÍSO PERDIDO Y LA CAÍDA EN EL PATRIARCADO 297

con una introducción de Joseph Campbell, Londres, Routledgc and Kegan también Marti Kheel, "Ecofeminism and Deep Ecology: Reflections on Identity
Paul, 1967. and Difference" ("Ecofeminismo y ecología avanzada: Reflexiones sobre la iden-
5. Friedrich Engels, The Origin ofthe Family, Prívate Property and the State (El tidad y la diferencia"), en Cari S. Robb y Cari Casebolt, Eds.,Covenant for a
origen de la familia, la propiedad privada y el Estado), 1885; reimpresión en New Creation: Ethics, Religión and Public Policy ("Alianza para una nueva
inglés, Nueva York, International Publishers, 1942. creación: Ética, religión y política pública"), Maryknoll, NY, Orbis Books, 1991,
6. Sir Arthur Evans (1851-1941), arqueólogo que dirigió la excavación del Pala- pp. 141-164.
cio de Knossos en Creta. Influido por la teoría matriarcal, describió sus hallaz- 17. Mary Daly, The Church and the Second Sex ("La Iglesia y el segundo sexo"),
gos en Creta dentro de aquel marco interpretativo. Una importante intérprete Nueva York, Harper & Row, 1968; Beyond God the Father ("Más allá de Dios
de la cultura preclásica griega desde la perspectiva matriarcal fue Jane Ellen el Padre"), Boston, Beacon, 1973; su Gyn/ecology ("Gin/ecología"), Boston,
Harrison (1850-1928), Themis: A Study ofThe Social Origins ofGreek Religión Beacon, 1978, y su Puré Lust ("Sólo lujuria"), Boston, Beacon, 1984.
("Tcmis: Un estudio sobre los orígenes sociales de la religión griega"), Cam- 18. Mary Daly, Webster's First lntergalaclic Wickedary of the Englislt Language
bridge, The University Press, 1921, y Prolegómeno to the Study ofGreek ("Primer diccionario intergalático Webster de la perversidad de la lengua ingle-
Religión ("Prólogo al estudio de la religión griega"), Cambridge, The Univer- sa") Boston, Beacon, 1987, p. 136.
sity Press, 1922. Difusor de la tesis matriarcal es el poeta y experto en letras 19. Ibídem, p. 198; también, Daly, Puré Lust, p. 93.
clásicas Robert Graves, The White Goddess: A Historical Grammar ofPoetic 20. Carol Christ, "Rethinking Theology and Nature" ("Reformular la teología y la
Myth (La Diosa Blanca: Gramática histórica del mito poético), Nueva York, naturaleza"), en Carol Christ y Judith Plaskow, Eds.,Weaving the Visions: New
Creative Age Press, 1948. Patterns in Feminist Spirituality ("Cómo forjar las imágenes: Nuevos patrones
7. Ésta era la visión de Bachofen del matriarcado, y es la más común en las inter- en la espiritualidad feminista"), San Francisco, Harper & Row, 1989, pp. 314-
pretaciones del desarrollo de la cultura griega. Véase, por ejemplo, Gilbert 325.
Murray, Five Stages ofGreek Religión ("Cinco etapas de la religión griega"), 21. Carol Christ, The Laughter ofAphrodite: Reflections on a Journey to the Goddess
Garden City, NY, Doubleday and Company, 1955, y Walter Otto, The Homeric ("La risa de Afrodita: Reflexiones sobre el viaje hacia la diosa"), San Francisco,
Gods: The Spiritual Signifícame ofGreek Religión ("Los dioses homéricos: El Harper & Row, 1987, pp. 117-131.
significado espiritual de la religión griega"), Londres, Thames and Hudson, 1954. 22. "Reflections on the Initiation of an American Woman Scholar into the Symbols
8. August Bebel,Women Under Socialism ("Las mujeres bajo el socialismo"), 1883, and Rituals of the Ancient Goddess" ("Reflexiones sobre la iniciación de una
Trad. de Daniel de León, Nueva York, Schoken Books, 1971, y Evelyn Reed, académica estadunidense a los símbolos y los rituales de las diosas antiguas"),
Problems of Women's Liberation: A Marxist Approach ("Problemas de la libe- en Journal of Feminist Studies in Religión 3, Núm. 1, 1987.
ración femenina: Un enfoque marxista"), Nueva York, Pathfinder Press, 1971, 23. James Mellaart, Catal Hüyük: A Neolithic Town in Anatolia ("Catal Hüyük: Un
son interpretaciones marxistas de la condición de la mujer en el comunismo pri- pueblo neolítico en Anatolia"), Londres, Thames and Hudson, 1967. Véase tam-
mitivo y en el comunismo futuro. bién su obra The Neolithic Near East ("El Cercano Oriente neolítico"), Londres,
9. Matilda Joslyn Gage: Woman, Church and State ("Mujer, Iglesia y Estado"), McGraw-Hill, 1975.
1893; reimpresión, Wattertown, MA, Persephone Press, 1980. 24. Véase Marija Gimbutas, "Women and Culture in Goddess-oriented Oíd Europe"
10. Frank Boas (1858-1942) apartó a la antropología de los estudios comparativos y ("La mujer y la cultura en la antigua Europa orientada hacia las diosas"), en
de los esquemas de evolución universal de la cultura e intentó convertirla en una Christ y Plaskow, Eds., op. cit., pp. 63-71.
ciencia exacta que estudia elementos particulares de la cultura en contextos so- 25. Marija Gimbutas, Goddesses and Gods ofOld Europe: Mytlis and Cult fmages
ciales específicos. ("Diosas y dioses de la antigua Europa: Mitos e imágenes de culto"), Berkcley,
11. Por ejemplo: Merlin Stone, When God Was a Woman ("Cuando Dios era mu- University of California Press, 1989; véase también su obra The Language of
jer"), Nueva York, Dial Press, 1976, y Elizabeth Gould Davis, The First Sex the Goddess: Unearthing the Hidden Symbols in Western Civilization ("El len-
("El primer sexo"), Baltimore, Penguin Books, 1971. guaje de la diosa: Desenterrar los símbolos ocultos de la civilización occiden-
12. Matthew Fox, Original Blessing: A Primer in Creation Spirituality ("Bendición tal"), San Francisco, Harper & Row, 1989.
original: Un compendio de la espiritualidad de la creación"), Santa Fe, NM, 26. Gimbutas, "Women and Culture", en Christ y Plaskow, Eds., op. cit., pp. 63-71.
Bear and Co., 1983. 27. Riane Eisler, The Chalice and the Blade: Our History, Our Future ("El cáliz y
13. Ibídem, p. 46. la espada: Nuestra historia, nuestro futuro"), San Francisco, Harper & Row, 1987,
14. Ibídem, pp. 270-276. pp. 42-58.
15. Christopher Manes, Green Rage: Radical Environmentalism and the Unmaking 28. Mellaart, Neolithic Near East, p. 13: "Tal y como están las cosas, podemos de-
of Civilization ("La ira verde: Ecología radical y la destrucción de la civiliza- ducir relativamente poco acerca de la estructura social, la naturaleza de la auto-
ción"), Boston, Little, Brown and Company, 1990, pp. 225-248. ridad, la ley y las costumbres, etc." Véase también Catal Hüyük, pp. 225-226.
16. Véase Jim Chcney, "Ecofeminism and Deep Ecology" ("Ecofeminismo y ecología Pienso que Anne L. Barstow va más allá de la evidencia al dar por sentado que
avanzada"), en Environmental Ethics 9, verano de 1987, pp. 115-146. Véase una estructura social descentralizada significa el poder político compartido en-
298 GAIA Y DIOS NOTAS: 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 299

tre hombres y mujeres. Véase su artículo "The Uses of Archacology for Women's 45. Ehrenberg, op. cit., pp. 109-118; véase también Ruby Rohrlich-Leavitt, "Women
History: James Mellaart's Work on thc Neolithic Goddess at Catal Hüyük" ("La in Transition: Crete and Sumcr" ("Mujeres en transición: Creta y Sumeria"), en
utilidad de la arqueología para la historia de la mujer: La obra de James Mellaart Renate Bredenthal y Claudia Koonz, Eds., Becoming Visible: Women in European
sobre las diosas neolíticas en Catal Hüyük"), en Feminist Studies 4, Núm. 3, History ("Volverse visibles: Las mujeres en la historia europea"), Boston,
octubre de 1978, pp. 7-18. Houghton Mifflin Company, 1977, pp. 36-59.
29. Resumido en James Mellaart, The Archaeology ofAncient Turkey ("La arqueo- 46. Sanday, op. cit.
logía de la antigua Turquía"), Londres, The Bodley Head, 1978, pp. 44-48, 47. Véase también Yolanda Murphy y Robert F. Murphy, Women ofthe Forest ("Las
419-423. mujeres del bosque"), Nueva York, Columbia University Press, 1974, para un
30. Véase Carol Christ, "Lady of the Animáis" ("La señora de los animales"), en estudio sobre los indios mundurucu del Brasil como ejemplo de una sociedad
Encyclopedia of Religión ("Enciclopedia de la religión"), Vol. 8, Nueva York, con conflicto entre los sexos.
Macmillan, 1987, pp. 419-423. 48. Dorothy Dinnerstein ha estudiado el problema del efecto de la crianza materna
31. Richard E. Leakey, The Making ofMankind ("La creación de la humanidad"), sobre el desarrollo femenino y masculino en The Mermaid and the Minotaur:
Nueva York, E. P. Dutton, 1981, pp. 55-76. Sexual Arrangements and Human Malaise ("La sirena y el minotauro: Arreglos
32. Mark Cohén, The Food Crisis in Prehistory: Overpopulalion and the Origins of sexuales y malestar humano"), Nueva York, Harper & Row, 1976. Véase tam-
Agriculture ("La crisis alimentaria en la prehistoria: La sobrepoblación y los bién Nancy Chodorow, The Reproduction of Mothering ("La reproducción de la
orígenes de la agricultura"), New Haven, Yale University Press, 1977. maternidad"), Berkeley, University of California Press, 1978. Se ha criticado a
33. Nancy M. Tanner, Becoming Human ("Humanizarse"), Cambridge, Cambridge Chodorow y Dinnerstein por fundamentar su estudio de la crianza materna y la
University Press, 1981, pp. 83-106. reproducción de los estereotipos sexuales en la división del trabajo de la clase
34. Ibídem, p. 222. media, en la que las mujeres se encargan del trabajo doméstico y del cuidado de
35. Margaret Ehrenberg, Women in Prehistory ("Las mujeres en la prehistoria"), los hijos mientras que los hombres proveen los medios de vida trabajando en el
Londres, British Museum Publications, 1989. exterior. Véase "Gender in the Context of Class and Race: Notes on Chodorow's
36. Peggy Reeves Sanday, Female Power and Male Dominance: On the Origins of Reproduction of Mothering" ("El género en el contexto de clase y raza: Notas
Sexual Inequality ("El poder femenino y la dominación masculina: Orígenes de sobre Reproducción de la maternidad de Chodorow"), en Elizabeth V. Spelman,
la desigualdad sexual"), Cambridge, Cambridge University Press, 1981, pp. 24- ¡nessential Woman: Problems of Exclusión In Feminist Thought ("Mujer pres-
28. El estudio comparativo de Sanday sobre las sociedades está limitado por la cindible: Problemas de exclusión en el pensamiento feminista"), Boston, Beacon
dependencia de su autora de una gran variedad de relatos ajenos. Press, 1988, pp. 80-133; también, la disertación que aparece en Signs.-Journal of
37. Véase Gerda Lerner, The Creation ofPatriarchy ("La creación del patriarcado"), Women in Culture and Society 6, Núm. 3, primavera de 1981, pp. 482-514. Los
Nueva York, Oxford University Press, 1986, pp. 46-52. señalamientos de este capítulo, sin embargo, no se derivan de este contexto de
38. Leakey, op. cit., pp. 98-109. clase media, sino de estudios sobre las sociedades desposeídas (afroamericanos
39. Véase Richard Lee e I. De Vore, Eds., Kalahari Hunter-Gatherers: Studies of pobres o negros sudafricanos) o los indios asiáticos, donde las mujeres se encar-
the !Kung-San and Their Neighbors ("Los cazadores-recolectores del Kalahari: gan tanto del cuidado de los hijos como de una gran parte del trabajo para sos-
Estudios sobre los !Kung-san y sus vecinos"), Cambridge, Harvard University tener el hogar, no obstante lo cual su poder sufre el embate de un alto grado de
Press, 1976, y Richard Lee, The !Kung-San: Men, Women and Work in a Foraging violencia activa y pasiva (véase la nota 53).
Society ("Los !Kung-san: Hombres, mujeres y trabajo en una sociedad nóma- 49. Sanday, op. cit., pp. 21-24.
da"), Londres, Cambridge University Press, 1979. 50. Ibídem, pp. 16-19.
40. Ehrenberg, op. cit, pp. 77-99. 51. ¡bídem, pp. 91-108.
41. Para ampliar la información sobre la cultura india matriocéntrica, véase Pupul Jaya- 52. Ibídem, pp. 184-211.
kar, The Earth Mother ("La Madre Tierra"), San Francisco, Harper Collins, 1990. 53. Para ejemplos de patrones de un patriarcado disuelto entre las mujeres sudafri-
42. Arthur Ferrill, The Origins of War.From the Stone Age to Alexander the Great canas negras, véase Jane Barrett et al., Eds.,Vukani Makhosikazi: South African
("Los orígenes de la guerra: Desde la Edad de Piedra hasta Alejandro Magno"), Women Speak ("Vukani Makhosikazi: Hablan las mujeres de Sudáfrica"), Lon-
Londres, Thames and Hudson, 1985. dres, Third World Publications, 1985, pp. 125-176.
43. Ehrenberg, op. cit., pp. 99-107.
44. Véase Ruby Rohrlich, "State Formation in Sumcrand the Subjugation of Women"
("La formación del Estado en Sumeria y la subyugación de las mujeres"), en 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO
Feminist Studies 6, Núm. 1, primavera de 1980, pp. 76-102; también, Sarah
Pomeroy, Godclesses, Whores, Wives and Slaves: Women in Classical Anliquity 1. Para la relación entre el mito del derrocamiento del matriarcado y el drama de la
("Diosas, prostitutas, esposas y esclavas: Las mujeres en la antigüedad clási- pubertad masculina, véase Joan Bamberger, "The Myth of Matriarchy: Why Men
ca"), Nueva York, Schocken, 1976, p. 57. Rule in Primitive Society" ("El mito del matriarcado: Por qué los hombres go-
NOTAS: 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 301
300 GAIA Y DIOS

11. Acerca de los primeros esfuerzos por evaluar la condición decadente de las
biernan en la sociedad primitiva"), en Michelle Zimbardo Rosaldo y Louise
mujeres en la sociedad mesopotámica durante tres milenios, véase Ruby Rohrlich-
Lamphere, Eds., Women, Culture and Society ("Mujeres, cultura y sociedad"),
Leavitt, "Women in Transition: Crete and Sumer" ("Mujeres en transición: Cre-
Stanford, Stanford University Press, 1974, pp. 263-280.
ta y Sumeria"), en Rcnate Brcdenthal y Claudia Koonz, Eds., Becoming Visible:
2. Para ampliar la información sobre la historia y los primeros documentos súme-
Women in European History ("Volverse visibles: Las mujeres en la historia eu-
nos, véase Thorkild Jacobsen, The Treasures of Darkness ("Los tesoros de la
ropea"), Boston, Houghton Miftlin Company, 1977, pp. 50-57. También, Barbara
oscuridad"), New Haven, Yale University Press, 1972; también, Samuel Noah
Lesko, "Women of Egypt and The Ancient Near East" ("Las mujeres de Egipto
Kramer, History Begins at Sumer ("La historia comienza en Sumeria"), Garden
y del antiguo Cercano Oriente"), en ibid., 2a. edición, 1987, pp. 41-77. La ley
City, NY, Anchor Books, 1959, y The Sumerians: Their History, Culture and
asiría a finales del segundo milenio refleja un estricto sistema patriarcal; véase
Character ("Los sumerios: Su historia, cultura y carácter"), Chicago, IL, Chicago
Claudio Saporetti, 77ie Status of Women in the Middle Assyrian Period ("La
University Press, 1963, asf como Denise Schmandt-Besserat, Ed., The Legacy of
condición de la mujer en el periodo asirio medio"), Malibu, CA, Undena Publi-
Sumer ("El legado de Sumeria"), Malibu, CA, Biblioteca Mesopotamia, 1979.
cations, 1979.
3. Véase M.A. Dandamaev, Slavery in Babylonia ("La esclavitud en Babilonia"),
12. Sobre la tesis de que Israel comenzó como una revuelta de tribus montañesas
Dekalb, IL, University of Northern Illinois Press, 1984.
contra las ciudades con jerarquía de clases de Canaán y que, por lo tanto, tendía
4. Había una gran diferencia entre los esclavos de los templos, que no podían ven-
desde sus orígenes al igualitarismo entre los hombres de la alianza, véase Norman
derse y llevaban una vida familiar normal, como indicaban los patronímicos, y
K. Gottwald, The Tribes ofYahweh: A Sociology ofthe Religión ofLiberated
los esclavos domésticos, que podían venderse y estaban disponibles sexualmente
Israel, 1250-1050 B.C. ("Las tribus de Yahvé: Una sociología de la religión de
para sus patrones masculinos. Véase Amelie Kuhrt, "Non-Royal Women in the
Israel liberado, 1250-1050 a.C"), Maryknoll, NY, Orbis Press, 1979.
Late Babylonian Period: A Survey" ("Mujeres plebeyas en el último periodo
babilónico: Un estudio"), en Women 's Earliest Records from Ancient Egypt and 13. El ideal de restituir la igualdad entre los hombres cabeza de familia, devolvien-
Western Asia: Proceedings of the Conference on Women in the Ancient Near do las tierras robadas y liberando a los esclavos hebreos, se expresa en la visión
East, Brown University, Providence, Rltode Island, November 5-7, 1987 ("Los del Jubileo en Levítico 25 y también en la idea de redención a través de la
primeros relatos femeninos del antiguo Egipto y Asia occidental: Minutas de la redistribución de la tierra, con cada cabeza de familia sentado "bajo su viñedo e
Conferencia sobre las Mujeres en el Antiguo Cercano Oriente..."), edición de higuera propios" en Isaías 65: 17-25.
Barbara S. Lesko, Atlanta, GA, Scholars Press, 1989, pp. 230-233. 14. Éxodo 19: 14-15.
5. Una versión acadia de este mito como parte de la historia del diluvio, con el 15. Para un resumen sobre la condición de las mujeres en la ley mosaica, véase
prototipo sumerio, se encuentra en W. G. Lambert y A. R. Millard, Eds., Atra- Phyllis Bird, "Images of Women in the Oíd Testament" ("Imágenes de mujeres
Hasis: The Babylonian Story ofthe Flood ("Atra-Hasis: La historia babilónica en el Antiguo Testamento"), en Rosemary R. Ruether, Ed., Religión and Sexism:
del diluvio"), Oxford, Clarendon Press, 1970, pp. 43-59, y también 15. Images of Women in the Jewish and Christian Traditions ("Religión y sexismo:
Imágenes de la mujer en las tradiciones judía y cristiana"), Nueva York, Simón
6. Enuma Elish, tableta VI, 1.8, también 1.34; Isaac Mendelsohn, Religions ofthe
and Schuster, 1974, pp. 48-57.
Ancient Near East: Sumero-Akkadian Religious Texis and Ugaritic Epics ("Las
religiones del antiguo Cercano Oriente: Textos religiosos de Sumeria-Acadia y 16. La relación de la historia de la creación de Eva a partir de la costilla de Adán
epopeyas ugaríticas"), Nueva York, Liberal Arts Press, 1955, pp. 36, 37. con el rito masculino de la pubertad fue sugerida por Theodor Reik, The
Creation of Woman: A Psychoanallytical lnquiry into the Myth of Eve ("La
7. Véase Thorkild Jacobsen, Sumerian King List ASII ("Lista de reyes sumerios"),
creación de la mujer: Un estudio psicoanalítico del mito de Eva"), Nueva York,
Chicago, University of Chicago Press, 1939, pp. 104 vs. 35-42; también, Jerrold
McGraw Hill, 1960.
S. Cooper, "Third Millennium Mesopotamia" ("La Mesopotamia del tercer
milenio"), y Marc Van de Microop, "Women in the Economy of Sumer" ("Las 17. Carol Ochs ve en la historia de Abraham, dispuesto a sacrificar a Isaac, una
mujeres en la economía de Sumeria") en Lesko, op. cit., pp. 47-70. Asimismo, expresión de la negación patriarcal del poder de la madre, la sustitución de la
Bernard F. Batto, The Study of the Roles of Royal Women at Mari ("Estudio ética del parentesco sanguíneo del matriocentro por una obligación primaria hacia
sobre los papeles de las mujeres de la realeza en Mari"), Baltimore, John Hopkins un principio moral abstracto, representado por la Voz de Dios, en Behind the
University Press, 1974. Sex ofGod ("Detrás del sexo de Dios"), Boston, Beacon, 1977, p. 45. Fanchon
Shur, bailarina feminista judía, compuso una danza midrash sobre el sacrificio
8. Katarzyna Grosz, "Some Aspects ofthe Position of Women in Nuzi" ("Algunos
de Isaac, en la que la ira creciente de Sara contra Abraham y Dios finalmente
aspectos de la posición de las mujeres en Nuzi"), y Martha T. Roth, "Marriage
desemboca en la intervención del ángel, quien detiene el sacrifico; para más
and Matrimonial Prcstations in First Millennium Babylonia" ("Matrimonio y
información, consúltese a Fanchon Shur, Directora, Growth in Motion, 4019
prestaciones matrimoniales en la Babilonia del primer milenio") en Lesko, op.
Red Bud Avenue, Cincinnati, Ohio, 45229.
rií.,pp. 171-173 y 245-255.
9. Grosz, op. cit., pp. 173, 177. 18. Existe bastante bibliografía que analiza la relación entre los ritos de la realeza en
el antiguo Cercano Oriente y en Israel. Véase S. H. Hooke, Ed., Myth, Ritual
10. Rivkah Harris, "Independcnt Women in Ancient Mesopotamia" ("Mujeres in-
and Kingship: Essays on the Theory and Practice of Kingship in the Ancient
dependientes en la Mesopotamia antigua") en Lesko, op. cit., pp. 145-156.
302 GAIA Y DIOS NOTAS: 7. ESTRUCTURACIÓN DE LOS SISTEMAS DE DOMINIO 303

Near East and in Israel ("Mito, ritual y realeza: Ensayo sobre la teoría y la prác- 33. J. Donald Hughes, Ecology in Ancient Civilization ("La ecología en la civiliza-
tica de la realeza en el antiguo Cercano Oriente y en Israel"), Oxford, Clarendon ción antigua"), Albuqucrquc, University of New México Press, 1975.
Press, 1958. En cuanto a la presencia de la diosa en el templo salomónico, véase 34. "The Rule of Saint Bcncdict" ("La regla de san Benito"), Sec. 48, en Owen
Raphael Patai, The Hebrew Goddess ("La diosa hebrea"), Filadelfia, Ktav, 1967, Chadwick, Ed., Western Asceticism ("Ascetismo occidental"), Filadelfia, West-
pp. 29-100. minster Press, 1958, pp. 321-322. Respecto de la relación entre el monasticismo
19. Patai, op. cit., pp. 137-205. y la agricultura, véase Maric Dominique Chenu, Nature, Man andSociety in the
20. Sobre la metáfora de la prostituta en el pensamiento hebreo, véase Phyllis Bird, Twelfth Century ("Naturaleza, hombre y sociedad en el siglo XII"), Chicago,
" T o Play the Harlot': An Inquiry into an Oíd Testament Metaphor" ("Jugar el University of Chicago Press, 1968; también, Jacques Leclercq, Bernard of
papel de ramera: Una investigación de una de las metáforas del Antiguo Testa- Clairvaux and the Cistercian Spirit ("Bernardo de Clairvaux y el espíritu cister-
mento"), en Peggy L. Day, Ed., Gender and Difference ("Sexo y diferencia"), ciense"), Kalamazoo, MI, Cistercian Publications, 1976.
Mineápolis, MN, Fortress Press, ¡989, pp. 75-94; también su artículo 'The Harlot 35. Véase Charles Avila, Ownerslüp: Early Christian Teachings ("La propiedad:
as Hcroine in Biblical Texts: Narrative Art and Social Presupposition" ("La Primeras enseñanzas cristianas"), Maryknoll, NY, Orbis Press, 1983.
ramera como heroína en los textos bíblicos: Arte narrativo y presuposición so- 36. William Short, Saints in the World of Nature: The Animal Story as Spiritual
cial"), en Semeia 46, 1989, pp.l 19-139. Parable in Medieval Hagiography, 900-1200 A.D. ("Los santos en el mundo de
21. Rohrlich-Leavilt, op. cit., pp. 42-50. Sin embargo, la existencia misma de gran- la naturaleza: La historia animal como parábola espiritual en la hagiografía
des palacios con amplias bodegas indica un patrón de acumulación entre la clase medieval, 900-1200 d.C"), Roma, Franciscan Publications, 1983.
dominante que se opone a las afirmaciones de Rohrlich-Leavitt en cuanto a que 37. Véase Rene Dubos, "Franciscan Conservation versus Benedictine Stewardship"
no había una clase jerárquica importante en la Creta minoica. ("La conservación franciscana contra la mayordomía benedictina"), en A God
22. Véase Sarah B. Pomeroy, Goddesses, Whores, Wives and Slaves: Women in Within ("Un Dios interior"), Nueva York, Charles Scribner, 1972, pp. 153-174.
Classical Antiquity ("Diosas, prostitutas, esposas y esclavas: Las mujeres en la 38. Acts ofPaul and Thecla ("Los hechos de Pablo y Tecla"), del siglo H, ejemplifica
antigüedad clásica"), Nueva York, Schocken Books, 1975, pp. 57-78. la óptica cristiana de aquella época en la que el celibato se considera como la
23. Véase Philip Slater, The Glory ofHera: Greek Mythology and the Greek Family liberación de la mujer del yugo de la familia y del Estado, lo que le permite ser
("La gloria de Hera: Mitología y familia en Grecia"), Boston, Beacon Press, libre para actuar como evangelizadora. Véase Rosemary Ruether, "Asceticism
1968. and Feminism: Strange Bedfellows?" ("Ascetismo y feminismo: ¿Extraños com-
24. Hesíodo, Los trabajos y los días, capítulos 5-6. pañeros?"), en Sexand God: Some Varieties of Women's Religious Experience
25. Esquilo, Euménides, líneas 234-242; tomado de The Complete Greek Drama ("Sexo y Dios: Diferentes experiencias religiosas de las mujeres"), Londres,
("Obras completas de la tragedia griega"), edición de Whitney J. Oates y Eugene Routledge and Kegan Paul, 1987, pp. 229-250.
O'Neill, Vol. 1, Nueva York, Random House, 1938, p. 297. (La versión espaflo- 39. Véase Kari Vogt, "Becoming Male: A Gnostic and Early Christian Metaphor"
"la está tomada de Esquilo, Las siete tragedias, Ediciones Ateneo, 1961.) ("Convertirse en hombre: Una metáfora gnóstica y de los inicios del cristianis-
26. Page DuBois, Centaurs and Amazons: Women and the Pre-History ofthe Great mo"), en Kari Borresen, Ed., Image of God and Gender Models in Judaeo-
Chain ofBeing ("Centauros y amazonas: Las mujeres y la prehistoria de la gran Christian Tradition ("Imagen de Dios y modelos de género en la tradición
cadena del ser"), Ann Arbor, MI, University of Michigan Press, 1982, pp. 49-77. judeocristiana"), Oslo, Solum Forlag, 1991, pp. 172-187.
27. lbídem, pp. 129-149. 40. Véase el análisis de la ambivalencia de los enfoques cristianos sobre el naci-
28. Aristóteles, Generation of Animáis ("La generación de los animales"), pp. 729- miento como pecado y muerte en Rosemary Ruether, Sexism and God-Talk:
775, y Politics {Política), p. 1254. Toward a Feminist Theology ("El sexismo y la palabra de Dios: Hacia una teo-
29. Elaine Pagels, The Gnostic Gospels ("Los evangelios gnósticos"), Nueva York, logía feminista") Boston, Beacon Press, 1983, pp. 240-249.
Random House, 1979, pp. 48-69. 41. Mientras que la bibliografía de Jos Hechos apócrifos, como los Acts of Paul
30. Véase Rosemary Ruether, "Misogynism and Virginal Feminism in the Fathers and Thecla, parece estar escrita desde un punto de vista ascético femenino y
of the Church" ("Misoginia y feminismo virginal en los Padres de la Iglesia"), afirma el ministerio de las mujeres, la bibliografía seudoclementina de los si-
en Rosemary Ruether, Ed., op. cit., pp. 156-168. Para la justificación agustiniana glos II y III d.C. parece reflejar un punto de vista ascético masculino. Su prin-
de la esclavitud y del papel coercitivo del Estado para disciplinar a los herejes, cipal énfasis es la necesidad del monje de evitar todo contacto con las mujeres,
véase san Agustín, La Ciudad de Dios XIX, pp. 14-16, y Epístola 185, Ad aun con las monjas. Véase especialmente "Two Epistles Concerning Virginity"
Bonifacium, VII, p. 24. ("Dos epístolas respecto de la virginidad"), en Alexander Roberts y James
31. J. B. Bury, The Idea ofProgress ("La idea del progreso"), Nueva York, Macmillan Donaldson, Eds., Ante-Nicene Fathers ("Padres prenisenos"), Nueva York,
Co., 1932. Scribners, 1899, Vol. 8, pp. 51-66.
32. Thorkild Jacobsen, Salinity and Irrigation Agriculture in Antiquity ("La 42. Véase Susan Wemple, Women in Frankish Society: Marriage and the Cloister,
salinidad y la agricultura de riego en la antigüedad"), Malibu, CA, Undena 500-900 A. C. ("Las mujeres en la sociedad de los francos: El matrimonio y el
Publications, 1982. claustro, 500-900 d.C"), University of Pennsylvania Press, 1983.
304 GAIA Y DIOS
NOTAS: 8. RECUPERACIÓN DEL MUNDO: LA TRADICIÓN DE LA ALIANZA 305
43. Carolyn Merchant, The Death of Nature: Women, Ecology and the Scientific justicia a principios del siglo XVIII"), en Studies in Eighteenth Century Culture
Revolution ("La muerte de la naturaleza: Las mujeres, la ecología y la revolu- 4, 1975, pp.171-181.
ción científica"), San Francisco, Harper & Row, 1980, especialmente los capí-
53. Véase especialmente Brian Easlea, Witch Hunting, Magic and the New Philosophy
tulos 1 y 4.
("Cacería de brujas, magia y la nueva filosofía"), Nueva Jersey, Humanities Press,
44. Por ejemplo, La República de Platón IV, pp. 434-435, donde el ser se ordena 1980; también, Morris Berman, The Reenchantment ofthe World ("El reencan-
jerárquicamente en la mente, la voluntad y los apetitos correspondientes a las tamiento del mundo"), Ithaca, Cornell University Press, 1981, pp. 28-31, y
tres clases sociales de los reyes filósofos, los guerreros y los trabajadores. Carolyn Merchant, op. cit., pp. 163-191.
45. Buenaventura, The Mind's Road to God (Itinerario Itacia Dios), Nueva York, 54. Jaime I, Daemonologie ("Demonología"), 3 Vols., Londres, A. Hatfield, 1603.
Liberal Arts Press, 1953, p. 9.
55. Véase especialmente William Leiss, The Domination of Nature ("La domina-
46. El término "Príncipe de este Mundo" (ho archon tou kosinou) aparece principal- ción de la naturaleza"), Nueva York, Braziller, 1972, p. 55.
mente en el Evangelio de san Juan (12: 31; 14: 30; 16: 11). Una idea afín, "El
56. Véase Francis Bacon, Novum Organum, segunda parte, en Works ("Obras"),
Príncipe de la potestad del aire" aparece en Efesios 2: 2.
edición de James Spedding, Londres, Longmans, 1887-1901, Vol. 4, p. 247, y el
47. Malleus Malefwarum, Trad. de Montague Summers, Londres, J. Rodker, 1928. "Masculine Birth of Time" ("El nacimiento masculino del tiempo"), en Benjamín
48. Juan Calvino, Institutes ("Instituciones"), en On the Christian Faith (Institución Farrington, Francis Bacon: Philosopher of Industrial Science ("Francis Bacon:
de la religión cristiana), Nueva York, Liberal Arts Press, 1957, pp. 3-40. Filósofo de la ciencia industrial"), Nueva York, H. Schumann, 1949, p. 62.
49. Al visitar las iglesias medievales en las regiones de Suiza, Holanda o Inglaterra 57. Rene Descartes, Discourse on Method and Selected Writings (El discurso del
que fueron tomadas por los calvinistas, aún puede apreciarse la eliminación de método), Trad. de John Veitch, Nueva York, Open Court, 1951.
las estatuas interiores, la destrucción de los vitrales medievales y las cabezas 58. íbid., parte V.
cercenadas de las estatuas en los niveles inferiores de la parte exterior. La violen-
59