Está en la página 1de 18
GACETA MÉDICA Y DE ENFERMERÍA Órgano Informativo de la Jefatura de Enfermería del Hospital General
GACETA MÉDICA Y DE
ENFERMERÍA
Órgano Informativo de la Jefatura de Enfermería del Hospital General de Zona No. 21.
LEÓN, GTO. 8 de Marzo Día Internacional de la Mujer HERRAMIENTAS EMOCIONALES EN LA GESTIÓN
LEÓN, GTO.
8 de Marzo
Día Internacional de
la Mujer
HERRAMIENTAS
EMOCIONALES
EN LA GESTIÓN
DEL CUIDADO
INAUGURACIÓN
CURSO POSTECNICO
DE ENFERMERÍA
* Introducción a los GRD
(SEGUNDA PARTE)
En Medicina de familia
MEDICINA
* “Auto percepción de las Competencias
Una historia de vida
Profesionales en Estudiantes de Enfermería”
ALBERTO LIFSHITZ GUINZBERG

MARZO-ABRIL

2010

AÑO 01

VOLUMEN 02

LIFSHITZ GUINZBERG MARZO-ABRIL 2010 AÑO 01 VOLUMEN 02 Visita nuestra página web http://gaceta-medyenf.esp.st

Visita nuestra página web

http://gaceta-medyenf.esp.st

. PREVEIMSS El envejecimiento es un proceso natural que se inicia desde el momento en

.

PREVEIMSS

. PREVEIMSS El envejecimiento es un proceso natural que se inicia desde el momento en que

El envejecimiento es un proceso natural que se inicia desde el momento en que nacemos y que avanza a lo largo de nuestras vidas con cambios en el cuerpo y en su funcionamiento. Como usted sabe, gracias a los avances en la salud pública y la medicina se ha logrado aumentar los años de vida, sin embargo no basta con vivir más años, hay que vivirlos con calidad, es decir, sin enfermedades o sin las complicaciones propias de éstas; conservando la funcionalidad física y mental, la autonomía, la independencia y el compromiso con la vida.

Su participación es muy importante para hacer de este momento de la vida, una etapa de muchas posibilidades de satisfacción y bienestar.

¡¡¡Nunca es tarde para invertir en su salud, anímese!!!

Presentación

tarde para invertir en su salud, anímese!!! Presentación La Gaceta médica y de enfermería, es una

La Gaceta médica y de enfermería, es una publicación ofi- cial de la Dirección de Prestaciones Médicas, editada por la Coordinación de Investigación en salud de la Delegación Guanajuato y la Jefatura de Enfermería del Hospital Gene-

2 ral de zona No. 21.

Atentamente Consejo Editorial

DIRECTORIO DE GACETA MÉDICA Y ENFERMERÍA

JUNTA DIRECTIVA

DIRECTORIO DE GACETA MÉDICA Y ENFERMERÍA JUNTA DIRECTIVA DR. JESÚS RAFAEL MONTESANO DELFÍN JEFE DE PRESTACIONES

DR. JESÚS RAFAEL MONTESANO DELFÍN

JEFE DE PRESTACIONES MÉDICAS DELEGACIÓN GUANAJUATO

DR. GERARDO VILLALPANDO OCHOA

DIRECTOR DEL HGZMF No. 21 LEÓN, GTO

LEO. ANGÉLICA AGUAYO IRENE COORDINADORA DELEGACIONAL DE ENFER- MERÍA

EDITORA

LILIA ADRIANA MORENO CALDERAS SUBJEFE DE EDUCACIÓN E INVESTIGACIÓN DEL HGZMF No. 21

COMITÉ CIENTÍFICO

DR. RAFAEL LEYVA JIMÉNEZ COORDINADOR DELEGACIONAL DE INVES- TIGACIÓN EN SALUD

DR. LUIS FRANCISCO PALOMINO MONCADA COORDINADOR DELEGACIONAL DE EDUCA- CIÓN EN SALUD.

COORDINACIÓN EDITORIAL

LEO VIRGINIA SERRANO VENEGAS SUBJEFE DE ENFERMERÍA TURNO NOCTURNO DEL HGZMFMF No. 21

TEC. GABRIEL HERRERA LOZANO WEBMASTER

GACETA MÉDICA Y DE ENFERMERÍA DELE- GACIÓN GUANAJUATO

.
.
.
.
.

.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

CONTENIDO

EDITORIAL

HERRAMIENTAS EMOCIONALES EN LA GESTIÓN DEL CUIDADO

Dra. Juana Camarena Arredondo Coordinación Académica UNIVA

ARTÍCULOS ORIGINALES

AUTO PERCEPCIÓN DE LAS COMPETENCIAS PROFESIONALES EN ESTUDIANTES DE ENFERMERÍA”

Luz Adriana Franco Anda, Francisco Ernesto González Bravo

ACTUALIDADES MODELO DE COMPETENCIAS UNA ALTERNATIVA EN LA EDUCACIÓN CONTINUA EN EL IMSS

Mtra. Ma. de la Luz Aguiñaga Zamarripa

TEMAS DE REFLEXIÓN

¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES?

Lic. Alejandra Gutiérrez González UMAE IMSSHRAE

NOTICIAS

INTRODUCCIÓN A LOS GRD (SEGUNDA PARTE)

Dr. Ignacio Mérelo Villafàn Coordinador Delegacional de Atención Médica Delegación Guanajuato.

INAUGURACIÓN DEL CURSO POSTECNICO DE ENFERMERÍA EN MEDICINA DE FAMILIA

LEO. Angélica Aguayo Irene Coordinador Delegacional de Enfermería Delegación Guanajuato.

ARTÍCULOS DESTACADOS ALBERTO LIFSHITZ GUINZBERG.

Rafael Leyva Jiménez. Coordinación de Investigación en Salud. Delegación Guanajuato. IMSS

BREVIARIO

“EVOLUCIONAR O MORIR:

COMPETENCIA PROFESIONAL”

E.E.I. María Elena Medrano Galván Coordinador titular del VIII curso pos básico de Cuidados Intensivos Universidad de Guanajuato

Elena Medrano Galván Coordinador titular del VIII curso pos básico de Cuidados Intensivos Universidad de Guanajuato
Elena Medrano Galván Coordinador titular del VIII curso pos básico de Cuidados Intensivos Universidad de Guanajuato
Elena Medrano Galván Coordinador titular del VIII curso pos básico de Cuidados Intensivos Universidad de Guanajuato

3

Elena Medrano Galván Coordinador titular del VIII curso pos básico de Cuidados Intensivos Universidad de Guanajuato
Elena Medrano Galván Coordinador titular del VIII curso pos básico de Cuidados Intensivos Universidad de Guanajuato
. E DITORIAL
. E DITORIAL
. E DITORIAL
. E DITORIAL
. E DITORIAL

.

EDITORIAL

. E DITORIAL
. E DITORIAL
. E DITORIAL
. E DITORIAL
. E DITORIAL
. E DITORIAL
. E DITORIAL
. E DITORIAL
. E DITORIAL
. E DITORIAL HERRAMIENTAS EMOCIONALES EN LA GESTION DEL CUIDADO Dra. Juana Camarena Arredondo Coordinación académica

HERRAMIENTAS EMOCIONALES EN LA GESTION DEL CUIDADO

Dra. Juana Camarena Arredondo Coordinación académica UNIVA

Me gustaría llevarte en esta lectura, por un camino que facilite comprender de una manera sencilla que compe- tencias emocionales, necesitamos todos aquellos quienes trabajamos con seres humanos en un estado de suma vulnerabilidad física y emocional, como lo son los ingre- sos hospitalarios. Las herramientas emocionales, dicho de otro modo, son lo que yo llamaría las emociones positivas, aquellas que al ponerlas en juego, nos permiten comprender nuestro propio comportamiento para luego en un segundo mo- mento, entender a los demás y poder ayudarles. Las emociones positivas te llevan a profundizar en el sig- nificado del bienestar y en la comprensión de estrategias dirigidas al desarrollo de tu sensibilidad emocional y habi- lidad para la gestión de las propias emociones y las de otros, con el fin de favorecer la toma de decisiones, la solución creativa de los problemas y el afrontamiento efectivo de los acontecimientos difíciles y desafiantes, especialmente los impredecibles, presentes en la vida profesional; es identificar la propia experiencia emocional para emplearla en el crecimiento personal y el ejercicio profesional competente. Apreciar el valor de las emociones en el ejercicio profesio- nal de los profesionales de la salud, identificando la aten- ción a la experiencia emocional de la persona a cuidar, como un medio de asegurar dignidad y ganar en bienes- tar, debe ser uno de los satisfactores mas importantes de la vida profesional: el afecto y agradecimiento ganado con ello en nuestros usuarios no tiene precio. Un elemento central de estas emociones positivas, es aprender la escucha a los demás, partiendo de la propia escucha: desarrollar esa capacidad de escucha compasi- va y empática, manteniendo una adecuada distancia te- rapéutica, partiendo de nuestra propia empatía y autocui- dado hacia nosotros mismos. 4 Esta empatía mutua, ayudará a resistir las experiencias de malestar inevitables, mediante el procesamiento y ges-

tión inteligente de las emociones, favoreciendo en los pa- cientes y en sus familias la liberación de las emociones, reconociendo el significado de la experiencia que se vive durante la relación enfermer@-paciente, ayudando a ree- encuadrar el acontecimiento vital de salud para reevaluar la experiencia, ayudados por el sistema de creencias de los pacientes. En este momento las vivencias emociona- les son muy intensas: enfado, envidia, celos, asco, miedo,

incertidumbre, culpa, vergüenza, alivio, esperanza, triste- za, alegría, orgullo, amor, gratitud, perdón, compasión, etc. En los ingresos hospitalarios de los pacientes, se percibe intensamente como los matices de colores de un arcoíris

la dualidad entre la vida y la muerte, que transita de un

lado a otro, generando intensas angustias que confrontan con las propias concepciones de vida y de muerte, en el mejor de los casos; en los que no, una barrera de frialdad es la respuesta a esta danza de vida y muerte. La idea de este artículo es invitar nuevamente a sentir la vida, a no enfrascarse en una solo opción, sino acceder libremente

a entender esta danza, para entender luego las reflexio-

nes del paciente y su comunicación o sus meta mensajes. Las enfermeras van mucho más allá de la gestión del cui- dado de la salud en los pacientes hospitalizados, se con- vierten en su dama de compañía… y una dama de com- pañía es una amiga, con la cual es imprescindible conver- sar, conversar sobre la vida y la muerte, que sigue dan- zando frente a los ojos de los pacientes. Entender esa angustia, reflejada a través de innumerables preguntas,

es el punto central de tus herramientas emocionales¿Qué sientes?, ¿Qué piensas cuando un paciente tra-

¿Y… si tú fue-

ras el paciente? Para poder cuidar de otro, necesitamos de cuidarnos a nosotros mismos. La congruencia para empatizar con las necesidades, deseos y emociones de otro, a quien cuida- mos su vulnerabilidad, no será posible, si primero no en- tendemos nuestro dolor y nuestra filosofía de la vida… nuestra propia danza de la vida y la muerte, que continua- mente baila frente a nosotros, cada día, en el ejercicio constante de la profesión.

ta de involucrarte en sus emociones?

Termino enfatizando… ¿y si fueras tú, como te gustaría que escucharan tu sentir, quienes atienden tu vulne-

rabilidad?

. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES

.

ARTÍCULOS ORIGINALES

. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES
. A RTÍCULOS ORIGINALES “Auto percepción de las Competencias Profesionales en Estudiantes de Enfermería” Luz

“Auto percepción de las Competencias Profesionales en Estudiantes de Enfermería”

Luz Adriana Franco Anda, Francisco Ernesto González Bravo

RESUMEN

Introducción. En este estudio se pretendió describir la autopercepción que tienen los es- tudiantes de la Licenciatura en Enfermería acerca de sus competencias profesionales, las cuales fueron establecidas según opinión de mandos de instituciones de salud.

Material y Método. La primera fase del estu- dio consistió en entrevistar a directivos de en- fermería, a fin de que utilizando el método Delphi, se estableciera cuáles eran las com- petencias deseables para el personal egresa- do. A partir de esto, se exploró a través de una escala tipo Likert, la autopercepción que tienen los alumnos del 2°, 4°, 6° y 8° semes- tre de la Licenciatura acerca de las competen- cias exploradas. Los resultados de las en- cuestas se capturaron en una hoja de Excel® en donde se tabuló y se manejaron con el pa- quete Primer® McGraw-Hill.

Resultados. Se entrevistaron a 100 alum- nos. Se exploraron las competencias clínicas, administrativas, de salud pública, docencia e investigación. Se observó un dominio progre- sivo de estas competencias a lo largo del de- sarrollo de los distintos niveles de la prepara- ción profesional de tal manera que en el últi- mo nivel el dominio es del 84.6%. La asocia- ción entre la competencia y el nivel de estu-

dios fue significativa (prueba de X 2 ). Conclusiones. Se observa que de un total de 26 competencias profesionales, los alumnos de 8°semestre, presentan en 22 de ellas, res- puestas que incluyen un dominio mayoritario en cuanto al conocimiento, habilidad y actitud. Palabras Clave. Enfermería, Auto percep- ción, Competencias Profesionales.

INTRODUCCIÓN Los modelos educativos por competencias se proyectan como un enfoque pedagógico y didáctico para mejorar la calidad de la educa- ción y los procesos de capacitación para el trabajo en las diversas instituciones educati- vas. A través de ellos se busca trascender del énfasis que la educación tradicional le ha da- do a la memorización de conocimientos des- contextualizados, ya que éstos se basan en el análisis y resolución de problemas con sen- tido para las personas, con flexibilidad, auto- nomía y creatividad (1) . La idea de competencia y profesional compe- tente está, desde hace unos años, presente en varias profesiones, entre ellas la enfermer- ía y la medicina. La reciente publicación de trabajos y artículos sobre el tema en la litera- tura científica en lengua castellana demues- tran la creciente implicación de los profesiona- les en la necesidad de aplicar, tanto desde la

5

6

“Auto percepción de las Competencias Profesionales en Estudiantes de Enfermería”

.)

perspectiva asistencial como educativa, formu- las para crear profesionales competentes (2) .

Las ventajas de la educación basada en las competencias son numerosas: potencia la res- ponsabilidad del alumno haciéndolo partícipe de manera activa en sus procesos de aprendi- zaje; permite la aplicación de metodologías didácticas distintas en función de la materia y la dinámica del grupo; obliga a diseñar de manera práctica y coherente las materias, permitiendo la distinción entre lo esencial y lo no esencial, racionalizando los recursos y proporcionando mayor cohesión en el currículum formativo; también potencia el papel del profesor como agente especialista en el diagnóstico y prescrip- ción del aprendizaje y como un agente facilita- dor de recursos (2) .

En el plano del diseño curricular, las competen- cias aportan una perspectiva que tiene impacto directo en el mejoramiento de la calidad de la educación. Cada competencia viene a ser un aprendizaje complejo que integra conocimien- tos, habilidades, aptitudes, valores y actitudes

(1) .

Con el fin de entrar en un proceso de retroali- mentación , tanto para el alumno como para los profesores, es importante identificar cual es la auto percepción que tiene los alumnos de la licenciatura en enfermería en cuanto al dominio de las competencias profesionales.

MATERIAL Y MÉTODOS El diseño del estudio fue transversal, prolectivo, observacional y analítico. El universo estuvo conformado por estudiantes del Departamento en Enfermería y Obstetricia de León. La mues-

tra fue de 25 estudiantes por nivel: alumnos del 2°, 4°, 6° u 8° semestre de la Licenciatura en Enfermería y Obstetricia, en modalidad escola- rizada. Se excluyeron alumnos que se negaran

a contestar el cuestionario. Se eliminaron en-

cuestas incompletas o con alteraciones en el llenado. La primera fase del estudio consistió en entre- vistar a personal directivo de enfermería de los

sectores público, social y privado a fin de esta- blecer, utilizando el método Delphi, cuáles eran las competencias deseables para el personal egresado, esto en consonancia con el espíritu del proyecto Tunning, el cual trata de empatar

la formación en las aulas con las competencias

requeridas en la vida laboral.

A partir de esto se construyó un documento de

exploración que utilizando una escala de tipo Likert exploró la opinión que cada alumno tiene

de sí mismo acerca de la competencia explora-

da. Se realizó una prueba piloto a 10 pasantes de la Licenciatura en Enfermería, teniendo esta una validez interna y externa. Posteriormente se aplicó a los 100 alumnos asignados. Los resultados de las encuestas se capturaron en una hoja de Excel ® en donde se tabuló y se construyeron tablas que muestran en porcenta-

je el grado de dominio de cada una de las com-

petencias exploradas. La información fue pro- cesada con el paquete estadístico Primer Mc- Graw-Hill®.

RESULTADOS. En las tablas 1- 4 se presentan los resultados expresados en porcentajes, sobre la autoper- cepción que tienen los alumnos sobre su com- petencia en 26 actividades.

Se observó un dominio progresivo de las com- petencias determinadas por los mandos de en- fermería de las instituciones de la región a lo largo del desarrollo de los distintos niveles de la preparación profesional, llegándose en el último nivel a un dominio del 84.6% de las competen- cias exploradas, obteniéndose valores de X 2 significativos (p< 0.05) en cuanto a la asocia- ción de la competencia con el nivel de estudios de los sujetos entrevistados.

DISCUSIÓN Aunque la autopercepción no sustituye a las evidencias en la evaluación de las competen- cias, puede ser un instrumento que arroje infor- mación para las instituciones acerca de cómo sus productos evalúan los conocimientos, las habilidades y las actitudes vistas desde la pers- pectiva del sujeto que se enfrentara en corto plazo al mercado laboral. La visión de los mandos de enfermería de las instituciones públicas, sociales y privadas re- presenta la mirada de quienes serán los em- pleadores importantes para los egresados de la región y dentro del concepto del proyecto Tun- ning, al cual la Universidad de Guanajuato se encuentra adherida, debe haber una consonan- cia y/o sintonía entre las instituciones formado- ras de recursos que son quienes desarrollan las competencias profesionales en sus egresados y las instituciones empleadoras. La primera parte del proyecto que representó a través del método Delphi la opinión consensua- da de los mandos de enfermería, pudiera tener el sesgo de las opiniones personales, dado que no se basó en ningún trabajo de campo, si no tan solo en la opinión de expertos. Se puede observar que los alumnos del 8° semestre de la Licenciatura en Enfermería, a escasas semanas de egresar, de un total de 26 competencias profesionales, 22 de ellas pre- sentan respuestas que incluyen mayoritaria-

mente “totalmente, bastante y regularmente” en cuanto al conocimiento, habilidad y actitud se refiere. En las competencias de manejo y trámite admi- nistrativo de las defunciones, realización de re- animación cardiopulmonar y realización de re- animación neonatal, se encontró en el rubro de conocimientos y habilidades, respuestas insa- tisfactorias al incluir poco y nada. En la competencia para manejar desfibrilador, se encontraron de igual forma, respuestas insa- tisfactorias en el conocimiento y habilidad, in- cluyendo además el rubro de actitud. En la competencia para llevar a cabo la instala- ción y el cuidado de la sonda nasoyeyunal, so- lamente el 4% de los estudiantes mencionó po- seer una completa habilidad para la realización de este procedimiento, mientras que el 12% di- ce tener una completa seguridad para realizar- lo, lo cual resulta incongruente puesto que lo que manifiesta es que se adquirieron conoci- mientos que otorgan cierta seguridad, sin em- bargo no se tiene la práctica suficiente para sentir que se tiene la habilidad. Este trabajo representa una primera visión de las competencias adquiridas vistas desde el la- do del empleador y la percepción que el egre- sado tiene del dominio de las mismas, es obvio que la auto percepción carece de la evidencia, sin embargo, si se percibe un crecimiento en el dominio de las competencias a lo largo del de- sarrollo profesional. Es por lo tanto importante continuar con esta línea de investigación que permita mejorar y mantener actualizado el currí- culum de la Licenciatura en Enfermería y Obs- tetricia de frente a su campo laboral. El estudio trabajó con una muestra, que como cualquier muestra tiene su margen de error y eventualmente pudiera reflejar una visión dife- rente de los distintos niveles.

7

“Auto percepción de las Competencias Profesionales en Estudiantes de Enfermería”

.)

Tabla 1. Autopercepción de las competencias en alumnos del 2o semestre

Alumnos de 2o semestre Conocimientos Habilidades Actitudes C a b c d e x a
Alumnos de 2o semestre
Conocimientos
Habilidades
Actitudes
C
a
b
c
d
e
x
a
b
c
d
e
x
a
b
c
d
e
x
1
0
0
4
12
28
56
0
0
4
12
32
52
4
4
4
12
20
56
2
0
4
0
4
20
72
0
4
0
4
20
72
4
8
0
12
12
64
3
0
8
4
16
12
60
0
12
8
16
8
56
0
16
4
16
8
56
4
0
0
4
8
12
76
0
0
0
16
12
72
0
0
4
12
12
72
5
0
0
4
8
12
76
0
0
0
16
12
72
0
0
4
12
12
72
6
0
0
0
0
16
84
0
0
0
0
20
80
0
0
0
4
20
76
7
8
0
0
4
12
76
0
4
4
0
16
76
4
0
4
8
12
72
8
24
16
28
24
8
0
8
20
16
36
12
8
16
20
20
20
8
16
9
0
4
0
24
16
56
0
0
0
20
24
56
0
0
0
12
28
60
10
8
8
28
28
4
24
0
12
12
24
24
28
4
8
8
20
24
36
11
24
20
24
20
8
4
4
0
24
28
32
12
12
4
16
24
28
16
12
4
4
20
24
12
36
0
0
4
16
32
48
0
4
0
12
28
56
13
4
0
12
12
16
56
4
0
0
8
32
56
4
0
0
8
16
72
14
16
0
0
16
16
52
8
4
4
4
32
48
8
8
0
12
16
56
15
24
24
24
4
0
24
12
16
16
24
8
24
16
8
16
24
4
32
16
4
0
4
8
12
72
0
4
0
8
16
72
0
0
4
12
16
68
17
8
0
4
4
16
68
0
8
0
8
24
60
0
8
0
12
20
60
18
0
0
16
4
12
68
0
0
8
4
20
68
4
0
4
8
12
72
19
0
0
0
0
12
88
0
0
0
4
12
84
0
0
0
4
12
84
20
4
8
8
16
8
56
0
8
4
16
20
52
0
8
4
12
16
60
21
8
12
24
12
8
36
0
4
8
24
24
40
4
4
8
20
24
40
22
0
12
20
24
4
40
0
4
16
20
16
44
4
0
20
16
16
44
23
4
8
16
16
12
44
8
4
4
28
12
44
8
4
4
24
16
44
24
4
12
12
20
12
40
12
4
12
12
12
48
12
4
4
16
12
52
25
4
4
12
8
12
60
4
4
8
16
16
52
4
4
12
12
16
52
26
0
4
12
8
8
68
8
4
4
12
12
60
4
4
4
16
12
60

1. Manejo y trámite administrativo de las defunciones, 2. Manejo de piezas anatomopatológicas, 3. Aplicación del proceso adminis- trativo en un servicio de enfermería, 4. Realizar reanimación car- diopulmonar, 5. Realizar reanimación neonatal, 6. Llevar a cabo monitoreo hemodinámico, 7.Instalación y cuidado de venoclisis, 8. Administración de medicamentos, 9. Manejo de catéteres centra- les periféricos, 10. Instalación y cuidados de la sonda Foley, 11. Instalación y cuidados de la sonda nasogástrica, 12. Instalación y cuidado de la sonda nasoyeyunal, 13. realizar cuidados de gastro- nomía, 14. Monitorizar al paciente en ventilación mecánica, 15. Realizar el manejo de residuos biopeligrosos, 16. Tomar muestras (BH, EGO, hemocultivo, punta de catéter), 17. Manejar monitores para vigilancia de signos y otras variables vitales, 18. Manejar bombas de infusión, 19. Manejar desfibriladores, 20. Diagnosticar y proporcionar cuidados de enfermería al paciente en estado críti- co, 21. Manejar sistemas de aislamiento, 22. Diagnosticar y propor- cionar cuidados de enfermería en un embrazo de bajo riesgo, 23. Ejercer como docente en temas del área de enfermería, 24. Diseñar y realizar proyectos de investigación en su área, 25. Realizar activi- dades de vigilancia epidemiológica de infecciones nosocomiales, 26. Realizar un diagnóstico de salud poblacional.

C= Competencia, a) Totalmente, b) Bastante, c) Regularmente, d) Poco, e) Nada, x) No aplica

Tabla 2. Autopercepción de las competencias en alumnos del 4o semestre

Alumnos de 4o semetre Conocimientos Habilidades Actitudes C a b c d e x a
Alumnos de 4o semetre
Conocimientos
Habilidades
Actitudes
C
a
b
c
d
e
x
a
b
c
d
e
x
a
b
c
d
e
x
1 8
0
20
28
28
16
0
4
12
16
44
24
20
8
12
12
28
20
2 8
24
40
20
4
4
0
16
28
32
16
8
16
32
16
20
12
4
3 8
12
36
32
8
4
8
4
32
28
20
8
16
20
16
24
16
8
4 4
24
0
36
32
4
4
4
8
40
36
8
8
8
20
28
28
8
5 4
24
0
36
32
4
4
4
8
40
36
8
8
8
20
28
28
8
6 4
16
16
40
12
12
4
4
40
20
12
20
8
20
16
20
16
20
7 64
28
8
0
0
0
44
28
28
0
0
0
56
28
12
4
0
0
8 28
44
20
8
0
0
40
40
12
0
8
0
44
32
8
8
8
0
9 0
12
28
32
28
0
8
4
20
28
40
0
8
4
32
20
36
0
10
28
36
32
4
0
0
12
36
20
24
8
0
12
32
40
12
4
0
11
28
24
40
0
8
0
8
16
36
20
20
0
20
12
28
24
16
0
12
0
12
20
28
24
16
0
0
24
24
36
16
4
4
20
28
24
20
13
4
4
12
24
36
20
4
0
8
24
40
24
8
4
12
16
36
24
14
0
24
28
40
4
4
0
4
36
32
20
8
8
4
32
36
12
8
15
60
40
0
0
0
0
56
24
20
0
0
0
60
24
16
0
0
0
16
4
0
4
8
12
72
0
4
0
8
16
72
0
0
4
12
16
68
17
40
28
24
8
0
0
28
36
24
8
4
0
32
36
28
4
0
0
18
12
24
44
16
0
4
8
28
36
20
4
4
12
40
16
12
16
4
19
8
4
8
12
48
20
4
0
12
8
56
20
12
0
4
20
44
20
20
8
24
20
28
16
4
4
8
32
24
28
4
12
16
20
28
20
4
21
24
16
32
16
8
4
16
12
36
20
12
4
24
16
24
20
12
4
22
40
44
12
0
0
4
36
40
16
4
0
4
48
32
12
4
0
4
23
16
28
28
16
0
12
24
24
24
12
4
12
16
44
20
4
0
16
24
12
16
28
28
8
8
4
0
44
32
12
8
8
4
32
32
16
8
25
12
24
28
20
4
12
4
12
32
28
8
16
12
20
28
20
4
16
26
12
20
4
32
8
24
0
28
12
24
12
24
8
20
12
20
12
28

1. Manejo y trámite administrativo de las defunciones, 2. Manejo de piezas anatomopatológicas, 3. Aplicación del proceso adminis- trativo en un servicio de enfermería, 4. Realizar reanimación car- diopulmonar, 5. Realizar reanimación neonatal, 6. Llevar a cabo monitoreo hemodinámico, 7.Instalación y cuidado de venoclisis, 8. Administración de medicamentos, 9. Manejo de catéteres centra- les periféricos, 10. Instalación y cuidados de la sonda Foley, 11. Instalación y cuidados de la sonda nasogástrica, 12. Instalación y cuidado de la sonda nasoyeyunal, 13. realizar cuidados de gastro- nomía, 14. Monitorizar al paciente en ventilación mecánica, 15. Realizar el manejo de residuos biopeligrosos, 16. Tomar muestras (BH, EGO, hemocultivo, punta de catéter), 17. Manejar monitores para vigilancia de signos y otras variables vitales, 18. Manejar bombas de infusión, 19. Manejar desfibriladores, 20. Diagnosticar y proporcionar cuidados de enfermería al paciente en estado críti- co, 21. Manejar sistemas de aislamiento, 22. Diagnosticar y propor- cionar cuidados de enfermería en un embrazo de bajo riesgo, 23. Ejercer como docente en temas del área de enfermería, 24. Diseñar y realizar proyectos de investigación en su área, 25. Realizar activi- dades de vigilancia epidemiológica de infecciones nosocomiales, 26. Realizar un diagnóstico de salud poblacional.

C= Competencia, a) Totalmente, b) Bastante, c) Regularmente, d) Poco, e) Nada, x) No aplica

Tabla 3. Autopercepción de las competencias en alumnos del 6o semestre

Alumnos de 6o semestre Conocimientos Habilidades Actitudes C a b c d e x a
Alumnos de 6o semestre
Conocimientos
Habilidades
Actitudes
C
a
b
c
d
e
x
a
b
c
d
e
x
a
b
c
d
e
x
1
0
8
16
36
16
24
0
12
0
32
32
24
12
8
12
32
12
24
2
20
20
24
28
4
4
8
24
32
20
16
0
36
8
32
12
12
0
3
16
20
56
8
0
0
8
20
48
24
0
0
16
16
48
20
0
0
4
20
32
28
16
0
4
8
16
12
48
12
4
20
16
16
24
20
4
5
12
24
44
16
0
4
0
20
4
48
24
4
16
12
16
20
32
4
6
24
20
48
4
0
4
0
40
40
16
4
0
24
32
20
24
0
0
7
84
12
4
0
0
0
60
24
12
4
0
0
56
32
12
0
0
0
8
60
12
16
12
0
0
44
20
20
16
0
0
56
20
16
8
0
0
9
16
32
24
16
0
12
8
24
32
20
8
8
20
12
28
20
12
8
10
44
40
12
4
0
0
44
40
12
4
0
0
40
20
16
20
4
0
11
44
32
20
4
0
0
28
28
24
20
0
0
44
20
20
16
0
0
12
8
20
16
20
12
24
4
4
12
20
36
24
16
4
12
20
24
24
13
16
24
24
20
4
12
4
28
12
24
20
12
12
28
8
28
12
12
14
24
36
20
12
0
8
4
40
16
24
4
12
12
44
4
24
4
12
15
68
16
12
0
0
4
60
24
8
4
0
4
64
16
8
8
0
4
16
28
32
32
0
4
4
24
24
24
16
4
8
32
20
32
8
4
4
17
40
44
12
4
0
0
28
48
20
0
4
0
36
44
16
0
0
4
18
44
32
20
4
0
0
24
44
20
8
4
0
28
48
20
0
0
4
19
4
12
8
32
28
16
8
4
12
16
44
16
12
4
12
24
32
16
20
4
36
40
16
0
4
0
20
36
24
12
8
20
12
36
16
12
4
21
32
28
24
8
4
4
20
20
40
8
8
4
28
24
32
8
4
4
22
68
24
8
0
0
0
60
28
12
0
0
0
68
20
8
4
0
0
23
28
24
32
8
0
8
16
16
40
16
4
8
32
20
24
16
4
4
24
24
20
48
4
0
4
4
32
44
12
4
4
24
20
32
20
4
0
25
28
24
32
8
0
8
4
44
20
20
0
12
24
40
8
20
0
8
26
20
36
32
4
0
8
12
36
32
12
0
8
24
36
16
20
0
4

1. Manejo y trámite administrativo de las defunciones, 2. Manejo de piezas anatomopatológicas, 3. Aplicación del proceso adminis- trativo en un servicio de enfermería, 4. Realizar reanimación car- diopulmonar, 5. Realizar reanimación neonatal, 6. Llevar a cabo monitoreo hemodinámico, 7.Instalación y cuidado de venoclisis, 8. Administración de medicamentos, 9. Manejo de catéteres centra- les periféricos, 10. Instalación y cuidados de la sonda Foley, 11. Instalación y cuidados de la sonda nasogástrica, 12. Instalación y cuidado de la sonda nasoyeyunal, 13. realizar cuidados de gastro- nomía, 14. Monitorizar al paciente en ventilación mecánica, 15. Realizar el manejo de residuos biopeligrosos, 16. Tomar muestras (BH, EGO, hemocultivo, punta de catéter), 17. Manejar monitores para vigilancia de signos y otras variables vitales, 18. Manejar bombas de infusión, 19. Manejar desfibriladores, 20. Diagnosticar y proporcionar cuidados de enfermería al paciente en estado críti- co, 21. Manejar sistemas de aislamiento, 22. Diagnosticar y propor- cionar cuidados de enfermería en un embrazo de bajo riesgo, 23. Ejercer como docente en temas del área de enfermería, 24. Diseñar y realizar proyectos de investigación en su área, 25. Realizar activi- dades de vigilancia epidemiológica de infecciones nosocomiales, 26. Realizar un diagnóstico de salud poblacional.

C= Competencia, a) Totalmente, b) Bastante, c) Regularmente, d) Poco, e) Nada, x) No aplica

BIBLIOGRAFÍA.

Tabla 4. Autopercepción de las competencias en los alumnos del 8o semestre.

Alumnos de 8o semetre Conocimientos Habilidades Actitudes C a b c d e x a
Alumnos de 8o semetre
Conocimientos
Habilidades
Actitudes
C
a
b
c
d
e
x
a
b
c
d
e
x
a
b
c
d
e
x
1 4
4
36
32
24
0
8
16
36
20
20
0
28
16
28
16
12
0
2 20
16
44
20
0
0
20
20
40
16
4
0
28
24
28
16
0
4
3 12
60
20
8
0
0
16
32
48
4
0
0
20
40
32
8
0
0
4 4
28
36
24
8
0
0
24
32
40
4
0
8
16
40
32
4
0
5 4
24
32
28
12
0
0
4
44
40
12
0
0
28
24
36
12
0
6 20
48
8
24
0
0
12
40
24
24
0
0
16
36
24
24
0
0
7 64
32
4
0
0
0
60
36
4
0
0
0
64
32
4
0
0
0
8 36
40
24
0
0
0
32
44
24
0
0
0
40
32
28
0
0
0
9 20
28
36
16
0
0
12
36
32
20
0
0
12
36
32
20
0
0
10
24
36
28
8
4
0
12
48
28
8
4
0
16
44
24
12
4
0
11
28
32
40
0
0
0
20
28
52
0
0
0
24
32
44
0
0
0
12
16
24
36
24
0
0
4
24
40
24
8
0
12
20
40
20
8
0
13
32
24
28
12
4
0
28
24
32
12
4
0
28
24
32
12
4
0
14
16
40
24
20
0
0
12
32
32
24
0
0
20
28
28
24
0
0
15
56
24
12
8
0
0
52
24
16
8
0
0
52
24
16
8
0
0
16
32
36
24
8
0
0
24
44
24
8
0
0
24
44
24
8
0
0
17
48
40
12
0
0
0
44
40
12
4
0
0
44
40
16
0
0
0
18
28
32
28
12
0
0
28
32
28
12
0
0
32
36
20
12
0
0
19
8
4
20
60
8
0
4
8
16
56
16
0
8
8
16
52
16
0
20
20
24
40
16
0
0
16
12
56
16
0
0
20
16
48
16
0
0
21
36
28
28
8
0
0
24
24
44
8
0
0
40
12
40
8
0
0
22
36
40
16
8
0
0
32
44
16
8
0
0
40
36
16
8
0
0
23
12
16
48
24
0
0
12
16
40
32
0
0
12
12
48
28
0
0
24
20
20
44
12
4
0
16
12
48
20
4
0
16
24
40
16
4
0
25
8
28
40
24
0
0
8
20
48
24
0
0
16
12
44
28
0
0
26
32
28
24
16
0
0
32
20
32
16
0
0
28
20
32
20
0
0

1. Manejo y trámite administrativo de las defunciones, 2. Manejo de piezas anatomopatológicas, 3. Aplicación del proceso adminis- trativo en un servicio de enfermería, 4. Realizar reanimación car- diopulmonar, 5. Realizar reanimación neonatal, 6. Llevar a cabo monitoreo hemodinámico, 7.Instalación y cuidado de venoclisis, 8. Administración de medicamentos, 9. Manejo de catéteres centra- les periféricos, 10. Instalación y cuidados de la sonda Foley, 11. Instalación y cuidados de la sonda nasogástrica, 12. Instalación y cuidado de la sonda nasoyeyunal, 13. realizar cuidados de gastro- nomía, 14. Monitorizar al paciente en ventilación mecánica, 15. Realizar el manejo de residuos biopeligrosos, 16. Tomar muestras (BH, EGO, hemocultivo, punta de catéter), 17. Manejar monitores para vigilancia de signos y otras variables vitales, 18. Manejar bombas de infusión, 19. Manejar desfibriladores, 20. Diagnosticar y proporcionar cuidados de enfermería al paciente en estado críti- co, 21. Manejar sistemas de aislamiento, 22. Diagnosticar y propor- cionar cuidados de enfermería en un embrazo de bajo riesgo, 23. Ejercer como docente en temas del área de enfermería, 24. Diseñar y realizar proyectos de investigación en su área, 25. Realizar activi- dades de vigilancia epidemiológica de infecciones nosocomiales, 26. Realizar un diagnóstico de salud poblacional.

C= Competencia, a) Totalmente, b) Bastante, c) Regularmente, d) Poco, e) Nada, x) No aplica

1. Maldonado RM. Valoración de la formación recibida usando un perfil de referencia basado en competencias profesiona-

les. Educ Med 2007; 10(4): 39-49.

2. Fernández A. Competencias en las profesionales sanitaristas. Nursing 2008; 26(7): 56-64.

. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES

.

ACTUALIDADES

. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES
. A CTUALIDADES MODELO DE COMPETENCIAS UNA ALTERNATIVA EN LA EDUCACIÓN CONTINUA EN EL IMSS Mtra.

MODELO DE COMPETENCIAS UNA ALTERNATIVA EN LA EDUCACIÓN CONTINUA EN EL IMSS

Mtra. Ma. de la Luz Aguiñaga Zamarripa

Al hablar de competencias se hace necesario abordar diversos enfoques, sin olvidar su origen, el laboral, tradicionalmente dis- tanciado del mundo académico.

Existen un sin número de acepciones por diversos autores, como María Antonia Gallart y Claudia Jacinto, quienes ubican a las competencias como un tema clave en la articulación educa- ción trabajo, “La competencia es inseparable de la acción pero exige conocimiento; exige aplicación de conocimientos en cir- cunstancias críticas”, aunque no siempre deben ser así porque también las situaciones cotidianas lo ameritan.

Chomsky y Dell Hymes ya hablaban de las competencias co- municativas y las consideradas como base del conocimiento y la habilidad para usarlas en un contexto desde mediados de los sesentas.

En tanto que para Yolanda Agudín, la competencia ya vista desde el mundo de la educación, “es una convergencia de los comportamientos sociales afectivos, y las habilidades cognosci- tivas, psicológicas, sensoriales, y motoras que permiten llevar a cabo un papel, un desempeño, una actividad o una tarea”.

La noción de competencias que sostiene todos los plantea- mientos metodológicos, según Cázares y Cuevas, se integra a través de cuatro saberes básicos: “el saber por sí mismo, el saber hacer, el saber ser y el saber transferir”; aunque Ignacio A. Montenegro, le añade otro saber: el de las implicaciones de los hechos, por lo que “ser competente es saber hacer, saber actuar entendiendo lo que hace, comprendiendo cómo se act- úa, asumiendo de manera responsable las implicaciones y con- secuencias de las acciones realizadas y transformando los con- textos a favor del bienestar humano”.

Independientemente de las concepciones de las competencias, en esta llamada sociedad de la información, con sus implicacio- nes en las formas de organización social y cultural, según Ma- nuel Castells “Habrá que ir reconstruyendo nuestra visión de la realidad, los discursos que venimos manteniendo para com- prender el papel de la educación y las escuelas, sus fines en la nueva situación y los procedimientos de enseñar y de aprender que son posibles, es decir, hay que elaborar una nueva narrati- va, volver a escribir el discurso acerca de la educación, en su- ma, a la luz de las nuevas condiciones de la sociedad que nos

toca vivir”.

Teniendo como premisa que una competencia es la facultad de movilizar un conjunto de recursos cognoscitivos (conocimientos, capacidades, información, etc.) para enfrentar con pertinencia y eficacia a una familia de situaciones, tal como lo ejemplifica Philippe Perrenoud para saber atender a un niño enfermo; esta competencia moviliza capacidades: saber obser- var señales fisiológicas, tomar la temperatura, administrar un remedio. También moviliza conocimientos: conocimiento de las patologías y de sus síntomas, medidas urgentes, terapias, pre- cauciones que deben tomarse, riesgos, medicamentos, servi- cios médicos y farmacéuticos indicados.

Sin embargo en la escuela, no se trabajan suficientemente la transferencia y la movilización, y no se da importancia a este impulso, de modo que los estudiantes acumulan conocimientos, pasan exámenes, pero no llegan a movilizar estos acervos en las situaciones de la vida, en el trabajo y fuera de él (en la fa- milia, la ciudad, el ocio, etc.)

Dado que la transferencia y la movilización de las capacidades y los conocimientos no se dan por si solos, es necesario traba- jarlos, incluirlos expresamente y por supuesto exige tiempo, gestiones didácticas y situaciones apropiadas.

Por lo que para elaborar un "conjunto de competencias", no basta con nombrar a una comisión de redacción. En algunos países, se han limitado a reformular los programas tradicionales poniendo un verbo de acción frente a los conocimientos discipli- narios. Allí en donde se leía "enseñar al teorema de Pitágo- ras", se lee ahora "servirse del teorema de Pitágoras para solu- cionar problemas de geometría", es decir si el sistema educati- vo no se toma el tiempo de reconstruir la transposición didácti- ca, no cuestionará las finalidades de la escuela; se contentará con poner el contenido antiguo en un nuevo envase.

Entonces, si el sistema cambia, no solamente reformulando sus programas en términos de competencias verdaderas, pero abriendo las disciplinas, introduciendo ciclos de aprendizaje plurianuales a lo largo del curso, llamando a la cooperación profesional, invitando a una pedagogía diferenciada, entonces los profesores deben cambiar sus representaciones y sus prácticas; y para desarrollar las competencias, es necesario

trabajar sobre todo por problemas y por proyectos, por lo tanto proponer tareas complejas, retos, que inciten a los estudiantes a movilizar sus acervos de conocimientos y habilidades y, hasta cierto punto, a completarlos. Eso supone una pedagogía activa, cooperativa, abierta sobre la ciudad o el pueblo.

los conocimientos y a las actividades escolares; saber crear y administrar situaciones - problema, identificar obstáculos, anali- zar y reencuadrar las tareas; saber observar a los estudiantes en el trabajo; saber evaluar las competencias en proceso de construcción.

Por lo que Enseñar, hoy, debería consistir en concebir, estable- cer y controlar situaciones de aprendizaje, siguiendo los princi- pios de las pedagogías activas y constructivistas, que para los profesores que ya poseen una visión constructivista e interaccio- nista del aprendizaje, trabajar en el desarrollo de competencias no es una ruptura, ya que desarrollarán competencias con la condición de que se perciban como organizadores de situacio- nes didácticas y actividades que tengan sentido para los estu- diantes y que los involucre, generando al mismo tiempo aprendi- zajes fundamentales.

En tanto, que para la evaluación de los programas por compe- tencias, no deben hacerse a través de pruebas de papel y lápiz, sino que pueden retomarse los principios de la evaluación auténtica elaborados por Wiggins: La evaluación solo incluye tareas contextualizadas; la evaluación se refiere a problemas complejos; la evaluación debe contribuir para que los estudian- tes desarrollen más sus competencias; la evaluación exige la utilización funcional de conocimientos disciplinarios; no hay nin- guna dificultad de tiempo fijada arbitrariamente en la evaluación de las competencias; la tarea y sus exigencias se conocen antes de la situación de evaluación; la evaluación exige una determi- nada forma de colaboración con pares; la corrección tiene en cuenta las estrategias cognoscitivas y meta cognitivas utilizadas por los estudiantes y la corrección solo toma en cuenta los erro- res importantes relacionados con la construcción de las compe- tencias.

El enfoque de la formación por competencias en las institucio- nes pareciera una tarea compleja y difícil para que se operacio- nalicen programas, sin embargo, quienes participamos como docentes en las instituciones de salud del IMSS, debemos tener en cuenta que a diferencia de las Universidades, contamos con las situaciones problematizadoras de la salud a nuestro alcance, de tal manera que el hecho de carecer de aulas, no debería ser un problema como normalmente se ve, por esto el espacio de capacitación y adiestramiento lo conforma exactamente el am- biente laboral de cada uno de los servicios. Lo que si es indis- pensable con la implementación de competencias con esta pers- pectiva es la implementación sistemática del seguimiento, la evaluación, el análisis y, en caso de ser necesario, la reorienta- ción de los resultados alcanzados por cada etapa.

El Instituto Mexicano del Seguro Social, siempre preocupado o más bien ocupado en el logro de la educación continua, a través de cursos monográficos, cursos horizontales, diplomados asis- tenciales y a distancia; así como la formación de cursos pos básicos, especialidades, en general, como hospitales escuela en muchas de sus unidades, no esta exentó de implementar cam- bios de fondo sobre la forma en cómo se enseña y aprende de- ntro de estos tipos de formaciones que se propician por personal directivo, tanto del área de docencia como de investigación.

En dichas unidades hospitalarias, para la implementación de cursos con enfoque de competencias, la principal e inicial activi- dad debe ser el establecimiento de situaciones problema, o bien una familia de proyectos por niveles, por áreas funcionales o por servicios, que requieran de una resolución a través de cada cur- so implementado.

Por lo anterior, ya no es posible abordar la educación continua como una instrucción, adiestramiento, capacitación o actualiza- ción para el cumplimiento de objetivos de aprendizaje desvincu- lados entre sí (recuerdo de información, destrezas psicomoto- ras, aspectos actitudinales); sino que se debe propiciar el desa- rrollo de una experiencia reflexiva diversificada; despertar el deseo por el conocimiento (autoconocimiento y conocimiento del contexto); así como profundizar el ejercicio de la crítica y la au- tocrítica; motivar el surgimiento y evolución de puntos de vista propios, de creciente penetración y solidez, acerca del qué, cómo y por qué de situaciones problemáticas de la experiencia vital; además del desarrollo de aptitudes metodológicas y prácti- cas, propias de la elaboración del conocimiento con sentido.

Por esto, el personal que funge como docente, promotor, capa- citador, maestro u profesor dentro del IMSS deberá implementar como principal recurso en la docencia, un enfoque por compe- tencias que será su postura reflexiva, su capacidad de observar, regular, innovar, aprender de otros, de los estudiantes, de la experiencia; en donde se evidenciarán ciertas capacidades ne- cesarias como: saber administrar la clase como una comunidad educativa; saber organizar el trabajo en espacios-tiempo más extensos de formación (ciclos, proyectos de escuela); saber cooperar con los colegas, los padres y otros adultos; saber con- cebir y hacer vivir dispositivos pedagógicos complejos; saber

 

suscitar y animar gestiones de proyecto como método de trabajo regular; saber situar y modificar lo que da o retira de sentido a

. TEMAS DE REFLEXIÒN
. TEMAS DE REFLEXIÒN
. TEMAS DE REFLEXIÒN
. TEMAS DE REFLEXIÒN
. TEMAS DE REFLEXIÒN

.

TEMAS DE REFLEXIÒN

. TEMAS DE REFLEXIÒN
. TEMAS DE REFLEXIÒN
. TEMAS DE REFLEXIÒN
. TEMAS DE REFLEXIÒN
. TEMAS DE REFLEXIÒN
. TEMAS DE REFLEXIÒN
. TEMAS DE REFLEXIÒN
. TEMAS DE REFLEXIÒN
. TEMAS DE REFLEXIÒN

¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES?

¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la
¿QUE SON LAS COMPETENCIAS EDUCATIVAS Y PROFESIONALES? Hablar de competencias en la educación y en la

Hablar de competencias en la educación y en la profesión de enfermería es un tema común en este tiempo. Posiblemente hemos escuchado algo sobre ello en la escuela de nuestros hijos, en los periódicos, en nuestros centros laborales y en otros medios de comunicación. Pero nosotros como profesio- nales de la salud ¿Estaremos involucrados con este tema? La respuesta la podríamos encontrar si mencionamos que las enfermeras (os), hemos sido catalogados como la piedra an- gular de las instituciones de salud debido a que nuestra prácti- ca es profesional y está basada en el conocimiento científico, garantizando la calidad, la seguridad y el trato humanístico y espiritual. Generar la adquisición de competencias en enfermería no es tarea fácil ya que no sólo es un conjunto de habilidades y actitudes; implica además un complejo bagaje de conocimientos, reflexión, integración de creencias y valores. Así como el análisis crítico, la aplicación de conocimientos, el juicio clínico, la intuición, la organización de los recursos, la práctica basada en evi- dencias y la evaluación constante de la calidad de las intervenciones.

El termino competencia en educación, se presenta como un concepto amplio que hace referencia a una formación integral del ser humano en diversas áreas: cognoscitiva (saber), psicomotora (saber hacer, apti- tudes) y afectiva (saber ser, actitudes y valores). Estos términos podemos transferirlos al área de enfer- mería como: el saber hacer de la Enfermera, que comprende lo práctico, lo técnico y lo científico, lo cual se adquiere de una manera formal y profesional (aulas), el saber ser de la Enfermera, que incluye rasgos de personalidad y del carácter de la persona y el saber actuar en enfermería en su servicio profesional.

La aptitud del educando es la materia prima para la formación por competencias, (aptitud se entiende co- mo una disposición innata, como un potencial natural con el que cuenta la persona). La aptitud se desarro- lla cuando la persona va teniendo diferentes experiencias de aprendizaje, tanto en su entorno, como en la educación formal.

Enfermería debe desarrollar una competencia profesional más allá de la habilidad técnica, de planificar una atención, de recibir un turno o la de una educación rutinaria día a día, es compartir sus sentimientos y sus emociones, aunado a la aplicación de los conocimientos adquiridos. Debe desarrollar y fortalecer acti- tudes, aptitudes y valores que involucran el ser y que deben acompañar su hacer, esperándose así, un profesional reflexivo, crítico, comprometido, humanista, solidario, respetuoso, honesto, creativo, participati- vo y responsable para atender las necesidades de los pacientes y las familias.

12

Lic. Alejandra Gutiérrez González UMAE IMSS - HRAE

. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS

.

NOTICIAS

. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS Introducción a los GRD (Segunda parte) DR. Ignacio Mérelo Villafán Coordinador de Atención

Introducción a los GRD (Segunda parte)

DR. Ignacio Mérelo Villafán Coordinador de Atención Médica Delegación Estatal Guanajuato

Como lo vimos anteriormente un GRD se integra por un conjunto de diagnósticos que tienen tratamien- to similar y requieren para su atención médica/quirúrgica procedimientos e insumos similares. El GRD contiene unidades comunes para todos los pacientes y la principal fuente de variación se explica por los diagnósticos y los procedimientos que se realicen.

Un punto central, es que los GRD requieren información sólida que refleje las atenciones proporciona- das a los pacientes y los costos derivados de estas acciones. Los GRD son unidad de medida del pro- ducto hospitalario y revelan la magnitud y complejidad de la producción de los hospitales.

Diagnóstico Principal

“ Colelitiasis “

Ejemplo de GRD

Médico Si rúrgico Exploración de las Vías Biliares No
Médico
Si
rúrgico
Exploración
de las Vías
Biliares
No

Médico

rúrgico Exploración de las Vías Biliares No Médico Exploración de las Vías Biliares S i No
Exploración de las Vías Biliares S i No

Exploración de las Vías Biliares S i No

Si

No

Médico Exploración de las Vías Biliares S i No Tratamiento Si Complicaciones y / o Qui

Tratamiento

Si Complicaciones
Si
Complicaciones

y/o

Qui

Comorbilidades No Tratamiento
Comorbilidades
No
Tratamiento

GRD 207

GRD 195

GRD 197

GRD 208

GRD

196

GRD 198

Quirúrgico

Algunos de los usos y beneficios que podemos dar a los GRD son los siguientes:

Base sólida para fundamentar los intercambios de servicios con beneficios para el comprador y el vendedor de servicios hospitalarios.

Permiten elevar y homogenizar la calidad de la atención médica.

Las Cédulas Médico-Económicas de los GRD proporcionan información útil para ac- tualizar los catálogos de medicamentos y otros insumos.

Son referente para la evaluación de hospitales y comparación entre ellos

Estandarizar los días-paciente por padecimiento.

Asignar presupuestos con base en el volumen de producción y complejidad de la mor- bilidad hospitalaria.

Presupuestar prospectivamente e introducen equilibrios en la relación demanda/oferta

Mejorar la gestión médico-económica de los hospitales.

Incorporan la morbilidad a la planeación y evaluación de los servicios.

Homogenizan el producto hospitalario y miden la eficiencia con bases médicas.

Identifican la complejidad del producto hospitalario.

Simplifican la evaluación médico-económica.

Favorecen las acciones de mejora en los procesos de producción hospitalaria.

13

. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS

.

NOTICIAS

. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS INAUGURACION DEL CURSO POSTECNICO DE ENFERMERIA EN MEDICINA DE FAMILIA 14 El día

INAUGURACION DEL CURSO POSTECNICO DE ENFERMERIA EN MEDICINA DE FAMILIA

14

DEL CURSO POSTECNICO DE ENFERMERIA EN MEDICINA DE FAMILIA 14 El día 12 de febrero del

El día 12 de febrero del año en curso se llevo a cabo la inauguración oficial del 1er. Curso Postécnico de Enfermería en Medicina de Fami- lia 2010. Teniendo como sede la UMF N° 56 en presencia de las autoridades del IMSS de la De- legación estatal en Guanajuato, del SNTSS y personal directivo de la unidad.

en Guanajuato, del SNTSS y personal directivo de la unidad. L.E.O. Ma. Isabel Hernández Valadez. La

L.E.O. Ma. Isabel Hernández Valadez.

La estrategia educativa que se utilizará es el mo- delo basado en competencias; con el objetivo de formar profesionales del cuidado a la salud que garanticen la seguridad y la calidad en el 1er. Ni- vel de atención. Buscando disminuir los niveles de morbimortalidad en el individuo, la familia y la comunidad.

Este curso es el primero a realizarse en el estado de Guanajuato y el segundo que se realiza a nivel nacional.

¡Felicidades por este gran avance y logro para el gre- mio de enfermería de nues- tro estado!.

logro para el gre- mio de enfermería de nues- tro estado!. Son 21 alumnas, quienes pertene-

Son 21 alumnas, quienes pertene- cen a las diferen- tes unidades hospitalarias de la ciudad de León, Gto., y una alumna de la UMF N° 38 de San José Iturbide. Las enfermeras responsables de coordinar tan importante proyecto son las com- pañeras L.E.O. Lucina Martínez Olvera y la

. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS

.

NOTICIAS

. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS
. N OTICIAS Con el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 que en su objetivo 5 establece:
. N OTICIAS Con el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 que en su objetivo 5 establece:
. N OTICIAS Con el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 que en su objetivo 5 establece:

Con el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 que en su objetivo 5 establece: “Brindar servicios de salud eficiente, con calidad, calidez y seguridad para el paciente”. Deriva- do de este, el Programa Nacional de Salud incorpora la estrategia número 3 denominada: “Situar la calidad en la agenda permanente del Sistema Nacional de Salud”, por lo tanto en la Dirección de Enfermería del Estado de Gua- najuato, se ha fortalecido el genuino interés “SI Calidad” que busca la integración de acciones a través de proyec- tos, lineamientos e instrumentos, entre los cuales se en- cuentra el fortalecimiento de la cultura de calidad en los servicios de enfermería para el fomento del autocuidado y la estandarización de este a través de Planes de Cuidados de Enfermería (PLACE’s).

Con el objetivo de retroalimentar el conocimiento teórico-práctico en proceso enfermero, incorporando las Taxonomías NANDA, NIC Y NOC, para garantizar una práctica sistematizada a través del desarrollo de PLACE’s y de esta forma implementar los Modelos de Atención centrados en la persona, familia y comuni-

dad;

este

en di-

ferentes

se

ta-

programo

ller

sedes.

FECHAS PROGRAMADAS

SEDE

15 al 26 de febrero 1ro. al 12 de marzo 15 al 26 de marzo 5 al 16 de abril 19 al 30 de abril

León Celaya y Acámbaro Irapuato Salamanca y Moroleón Guanajuato y San Luis de la Paz

Salamanca y Moroleón Guanajuato y San Luis de la Paz L a gaceta Médica y de
Salamanca y Moroleón Guanajuato y San Luis de la Paz L a gaceta Médica y de
Salamanca y Moroleón Guanajuato y San Luis de la Paz L a gaceta Médica y de
Salamanca y Moroleón Guanajuato y San Luis de la Paz L a gaceta Médica y de

La gaceta Médica y de Enfermería le dan una cordial bienvenida a la

L.E.O. Lourdes Castellanos Robledo quien ocupa el puesto de Jefa del Departamento de Enfermería del Hospital General de Zona con Medicina Familiar No 21 , sabemos que desempeñara con liderazgo, entusiasmo y trabajo este nuevo cargo, le reiteramos nuestro incondicional apoyo para el logro de los objetivos que se ha implantado.

¡¡¡MUCHAS FELICIDADES!!!

. ARTÍCULOS DESTACADOS
. ARTÍCULOS DESTACADOS
. ARTÍCULOS DESTACADOS
. ARTÍCULOS DESTACADOS
.

.

. ARTÍCULOS DESTACADOS
. ARTÍCULOS DESTACADOS
ARTÍCULOS DESTACADOS

ARTÍCULOS DESTACADOS

. ARTÍCULOS DESTACADOS
. ARTÍCULOS DESTACADOS
. ARTÍCULOS DESTACADOS
. ARTÍCULOS DESTACADOS
. ARTÍCULOS DESTACADOS
. ARTÍCULOS DESTACADOS
. ARTÍCULOS DESTACADOS ALBERTO LIFSHITZ GUINZBERG. ALBERTO LIFSHITZ GUINZBERG. Rafael Leyva Jiménez. Coordinación

ALBERTO LIFSHITZ GUINZBERG.

. ARTÍCULOS DESTACADOS ALBERTO LIFSHITZ GUINZBERG. ALBERTO LIFSHITZ GUINZBERG. Rafael Leyva Jiménez. Coordinación

ALBERTO LIFSHITZ GUINZBERG.

Rafael Leyva Jiménez. Coordinación de Investigación en Salud. Delegación Guanajuato. IMSS

Médico Cirujano, nacido en México, D.F. el 27 de mar- zo de 1944, egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México. Exa- men profesional con Mención Honorífica en octubre de 1967. Especialista en Medicina Interna, certificado por el Consejo Mexicano de Medicina Interna. Miem- bro Fundador de la Asociación de Medicina Interna de México y del Consejo Mexicano de Medicina Interna. Egresado del Centro de Formación de Profesores del Instituto Mexicano del Seguro Social. Profesor definiti- vo de asignatura de la Facultad de Medicina de la UNAM, desde 1972. Jefe de Departamento (1977-79), Jefe de División (1979-81) y Director (1989-91) del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacio-

nal del IMMS. Coordinador de Educación Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social de 1991 a 1999. Tutor de las Maestrías en Medicina, en Educación Médica, en Ciencias Médicas y en Ciencias de la Sa- lud. Se ha destacado por su interés en la educación médi- ca y entre sus diversas publicaciones se encuentran:

La Enseñanza de la Competencia Clínica, La Moder- nización de la Educación y el Aprendizaje Psicomotor, Ética en Docencia Médica, La Ética del Estudiante de Medicina, El Aprovechamiento de las Fuentes de In- formación para la Práctica Clínica, La Desintegración del Aprendizaje de las Ciencias Básicas y la Medicina Clínica, El Aprendizaje en Medicina Interna, La Educa- ción Médica y la Salud en México, La Importancia del Aprendizaje Afectivo. Para el Dr. Lifshitz algunas de las características que deben tener los programas académicos orientados a la enseñanza de la clínica son los siguientes: susten- tarse en el precepto de aprender haciendo, motivar al alumno a aprender asignándole responsabilidades en proporción a su conocimiento, la supervisión y asesoría por parte del profesor, lograr una vincula- ción entre la teoría y la práctica, favorecer que el alumno tenga experiencias significativas, entendién- dose éstas como las experiencias que son sometidas a la reflexión y análisis, a discusión y confrontación, a profundización teórica, a cuestionamiento y búsqueda.

. BREVIARIO
. BREVIARIO
. BREVIARIO
. BREVIARIO
. BREVIARIO

.

BREVIARIO

. BREVIARIO
. BREVIARIO
. BREVIARIO
. BREVIARIO
. BREVIARIO
. BREVIARIO
. BREVIARIO
. BREVIARIO
. BREVIARIO
. BREVIARIO “Evolucionar o Morir: Competencia profesional” E.E.I Coordinador titular del VIII curso Pos
“Evolucionar o Morir: Competencia profesional”

“Evolucionar o Morir:

“Evolucionar o Morir: Competencia profesional”
“Evolucionar o Morir: Competencia profesional”

Competencia profesional”

“Evolucionar o Morir: Competencia profesional”

E.E.I

Coordinador titular del VIII curso Pos básico de Cuidados Intensivos

Universidad de Guanajuato

María Elena Medrano Galván

Evolucionar o morir, dos palabras, una disyun- tiva.

Frase contundente que solo ofrece dos opcio- nes toda vez que en sentido real, obliga a ser mejor. Una mejor persona, un mejor profesio- nista. Ser el profesional más competente. Bio- lógicamente, la evolución en sí misma condu- ce hacia el final del ciclo de una vida; lo que inevitablemente es morir. Sin embargo, no po- demos contemplar la evolución sin ser parte de ella, porque abandonar es también morir. Por lo tanto ¿debemos anticipar la muerte co- artando la evolución?

En este tenor de idea figurativa, cuando la evolución nos rebasa, entonces morimos. Esto sucede cuando no participamos como actores de la evolución. Señalado lo anterior, podemos insertar la evolución en tres vertientes: como entes biológicos, como personas y como pro- fesionistas.

Como entes biológicos, nos desarrollamos en cada etapa cíclica del tiempo; como personas, cambiamos y crecemos; como profesionistas, nos transformamos. Luego entonces, si trunca- mos la evolución, puede sobrevenir la muerte:

biológica, personal y profesional. Si profesio- nalmente no progresamos, o no nos transfor-

mamos, enriqueciéndonos de conocimiento y y de la sensibilidad requeridos para ser mejo- res, permaneceremos estancados y condena- dos a morir; y lo que es peor, podemos llegar a provocar la muerte inevitable y absurda de nuestros pacientes.

Hagamos un alto en el camino, reflexionemos y tomemos conciencia de lo que adolecemos, para ir en su busca y colmar ese vacío amena- zante; en beneficio propio y de nuestro próji- mo: el paciente. Depositario por excelencia de nuestro trato y cuidado y nuestra gran razón de ser. Esto debe ser nuestra verdadera com- petencia profesional.

de nuestro trato y cuidado y nuestra gran razón de ser. Esto debe ser nuestra verdadera
E sta revista es un espacio abierto para recibir artículos de interés, noticias, investigación y

Esta revista es un espacio abierto para recibir

artículos de interés, noticias, investigación y todo lo que nos quieras compartir.

Envía tu documento a:

INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL.

Coordinación Delegacional de Investigación en Salud.

Blvd. Adolfo López Mateos s/n.

CP. 37 000 León, Gto TEL: (477) 7 17 48 00 EXT 3 11 13

¡ PARTICIPA !