Está en la página 1de 4

CONFLICTO DE COMPETENCIA SUSCITADO ENTRE LAS JUECES DECIMOCUARTA

DEL PRIMER CIRCUITO JUDICIAL DE PANAMÁ, RAMO CIVIL Y LA PRIMERA DEL


SEGUNDO CIRCUITO JUDICIAL DE SAN MIGUELITO, dentro del proceso
ORDINARIO propuesto por FIRALE,S.A. MORSIL,S.A. AUFER,S.A. Y OTRAS contra
BENJAMÍN ZAPATA, CLAUDIO ZAPATA CEDEÑO Y ROBINSON ALI NUÑEZ

MAG. PONENTE: NODIER JARAMILLO

CONFLICTO DE COMPETENCIA.-

PRIMER TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DEL PRIMER DISTRITO

JUDICIAL DE PANAMA. Panamá, once (11) de mayo de dos mil uno

(2001).

V I S T O S:

En cumplimiento del precepto contemplado en el artículo 703 del Código Judicial,


ingresó a esta Superioridad el expediente contentivo del proceso ordinario
propuesto por FIRALE,S.A. MORSIL,S.A. AUFER,S.A. Y OTRAS contra BENJAMÍN
ZAPATA, CLAUDIO ZAPATA CEDEÑO Y ROBINSON ALI NUÑEZ, con la finalidad de
resolver el conflicto de competencia suscitado entre la Juez Decimocuarta de
Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá y la Juez Primera de Circuito
de lo Civil del Segundo Circuito Judicial con sede en San Miguelito, en relación al
negocio de que se describe líneas arriba.

La demanda fue presentada originalmente ante el Juzgado Primero de Circuito de


lo Civil del Primer Segundo Circuito Judicial de Panamá, ente jurisdiccional que
emitió el Auto N1 6122 de primero (1ro) de agosto de 2000, mediante el cual
designó al Juzgado de turno, del Primer Circuito Judicial de Panamá, como el
Tribunal competente para el conocimiento del presente proceso, en atención a
lo estatuido en el artículo 255 del Código Judicial, puesto que los demandados
son localizables, según la lectura del poder y libelo de demanda presentados en
direcciones que corresponden al Distrito de Panamá. (Ver fs.30).

Remitido el cuaderno al Juzgado de Turno de Circuito de lo Civil del Primer


Circuito Judicial, resultó adjudicado, luego del reparto correspondiente, al
Juzgado Decimocuarto, quien dictó el Auto N1 1973 de once (11) de octubre de
2000, pieza que invocó el artículo 258 del Código Judicial, en su caso segundo,
para sustentar que la competencia del presente negocio corresponde en realidad
al mencionado Juzgado de Circuito de San Miguelito (Ver fs.34).

Con vista del libelo de demanda, se colige que el reclamo civil de las empresas
demandantes versa en torno a la reparación de los daños y perjuicios ocasionados
por los demandados BENJAMÍN ZAPATA, CLAUDINO ZAPATA, ROBINSON ALI
MUÑOZ, LEONEL LONGA MARTÍNEZ Y OSVALDO AGUILAR JARAMILLO, por la
suma de B/.12000.00, realizados sobre la Finca 57976, inscrita a Folio 408, Tomo
1316 de la Sección de la Propiedad del registro Público, provincia de Panamá,
Corregimiento de Amelia Denis de Icaza, Distrito de San Miguelito, actos que se
verificaron desde diciembre de 1999, cuando los demandados invaden de manera
arbitraria el inmueble citado, destruyendo las cercas que demarcaban los linderos
y medidas de la finca. (fs. 5)

La parte demandada en el subjudice se halla compuesta por las personas


naturales BENJAMIN ZAPATA, localizables en el Almacén El Super de Calidonia
(fs.3), CLAUDINO ZAPATA, localizable en Urbanización Brisas del Golf de Cerro
Viento (fs.3), ROBINSON ALI NUÑEZ, de paradero desconocido, (fs. 3), LEONEL
LONGA MARTÍNEZ, localizable en las Cumbres, Mocambo Abajo, calle corredor
norte, Casa No. 5, (fs.25) y NORIEL OSVALDO AGUILAR JARAMILLO (fs. 25),
domiciliado en las Mocambo Abajo, Calle corredor norte, casa No.6. El objetivo
de la cognición del conflicto de competencia planteado, obedece al propósito de
determinar cuál es el "juez natural" de la causa y de las partes, según ha dicho el
maestro GIUSEPPE CHIOVENDA.

La regla genérica para la determinación de la competencia en nuestro derecho,


viene establecida en el artículo 255 del Código Judicial, que consagra el principio
"FORUM DOMICILII, FORUM REI", conforme al siguiente texto:

"Por razón del lugar donde debe ventilarse el proceso, como regla general en los
procesos civiles, el juez competente es el del domicilio del demandado; y en los
actos de procesos no contenciosos de carácter civil, el del interesado." (Enfasis
suplido por el Tribunal, en virtud de que la presente, es una demanda ordinaria
de carácter contencioso).

De acuerdo a la pauta general descrita en el artículo transcrito, de las cinco (5)


personas demandadas, tres (3) poseen domicilio o son localizables en Panamá
(BENJAMÍN ZAPATA,LEONEL LONGA MARTÍNEZ y NORIEL OSVALDO AGUILAR
JARAMILLO) mientras que solo uno aparece con dirección en el distrito de San
Miguelito (CLAUDINO ZAPATA) puesto que el demandado restante, no tiene
paradero conocido según lo declara el propio actor.
No obstante, lo anterior, en el presente caso además del fuero domiciliar, se
cierne otro fuero para la determinación de la competencia, como lo es el fuero
del lugar donde se causó el daño, conocido como: " FORUM COMMISSI DELICTI"
el artículo 258 de la excerta legal invocada (Código Judicial) contiene diez casos
donde la competencia se encuentra distribuida entre varios jueces quienes
conocen a prevención de los casos allí especificados, con el Juez del domicilio de
los demandados.

El supuesto bajo examen, se inscribe bajo el parámetro establecido en el caso


segundo de la norma en mención (Art. 258 C.J.), cuando dice:

"En las demandas civiles sobre reparación de daños y perjuicios por


responsabilidad extracontractual es competente el Juez del lugar donde se causó
el daño.
La normativa reseñada, permite la interposición de un reclamo como el
cuestionado, ante el Juez respectivo del lugar donde ocurrió el daño (San
Miguelito) a prevención con el Juez del domicilio de los demandados, (Panamá)
así se tiene entonces que a través de las dos (2) vías descritas, es posible la
articulación del reclamo ante el Juzgado Primero de Circuito Civil del Segundo
Circuito judicial -San Miguelito- puesto que, en primer lugar, uno de los
demandados ostenta domicilio en San Miguelito y por otro lado, el inmueble que
resultó dañado por los actos de los demandados, se encuentra ubicado en el
Corregimiento de Amelia Denis de Icaza, según se desprenden de la certificación
del Registro Público que se consulta a foja 19 del infolio, circunscripción territorial
de la cual no hay duda que se encuentra dentro del ámbito de competencia del
Juzgado de Circuito Civil del Segundo Circuito Judicial, con sede en San Miguelito.

En forma contraria a la tesis expuesta por la Juez del Segundo Circuito Judicial de
Panamá, no podemos hablar en este caso de la existencia de fuero exclusivo o
privativo sino de la concurrencia de fueros electivos, que de acuerdo al criterio
del ilustrado autor invocado en líneas que preceden, se explican cuando "...el
demandante tiene la opción entre diferentes fueros; derecho de escoger que la
ley expresa con el facultativo 'la acción podrá ser propuesta'." (CHIOVENDA
Giuseppe; Instituciones de Derecho Procesal Civil, Volumen II, Las Relaciones
Procesales, CARDENAS EDITOR Y DISTRIBUIDOR, México, 1989, p.234).

En relación con lo anterior, cabe resaltar que los casos que trata el Artículo 258
del Código Judicial no son privativos sobre lo preceptuado en el Artículo 255 lex
cit, toda vez que la misma norma describe que " también serán Jueces
competentes...( de los casos allí descritos)..además del Juez que ejerza sus
funciones en el domicilio del demandado .. según la elección que haga el
demandante", lo que significa, entonces, que dicha competencia es preventiva o
a prevención de la elección del demandante, puesto que corresponde a dos o más
tribunales de modo que el primero que aprehende el conocimiento del proceso
impide a los demás conocer del mismo (Art. 237), lo que sumado al hecho que la
competencia por razón del lugar donde debe ser ventilado un proceso puede ser
prorrogada por la voluntad de las partes (Art. 242 C.J.), nos lleva
indefectiblemente a declarar competente al Juzgado de Circuito Civil del Segundo
Circuito Judicial, con sede en San Miguelito.

Así las cosas, corresponde al tribunal cuya sede reposa en el Segundo Circuito
Judicial de Panamá, el conocimiento del presente negocio, procediendo, por
ende, esta Superioridad a declararlo en resolución de naturaleza irrecurrible por
disposición del citado artículo 703 del Código Judicial,

En base a las consideraciones externadas, el PRIMER TRIBUNAL SUPERIOR,


administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley,
DIRIME EL PRESENTE CONFLICTO DE COMPETENCIA declarando que al Juzgado
Primero de Circuito de lo Civil del Segundo Circuito Judicial de Panamá, le
corresponde el conocimiento del proceso ordinario instaurado por FIRALE,S.A.,
MORSIL,S.A., AUFER,S.A. Y OTRAS

contra BENJAMÍN ZAPATA, CLAUDINO ZAPATA, ROBINSON ALI NUÑEZ, LEONEL


LONGA MARTINEZ, NORIEL OSVALDO AGUILAR JARAMILLO.