Está en la página 1de 2

2.

2 Consecuencias del Éxito Empresarial

Antes de comenzar se debe entender la definición de crecimiento empresarial, puesto que


esta estrechamente relacionado con éxito logrado en la empresa; según la AECA
(Asociación Española de Contabilidad y Administración de empresas): “El crecimiento
de la empresa representa el desarrollo que está alcanzando la misma, manifestado tanto
por el incremento de las magnitudes económicas que explican su actividad como por los
cambios observados en su estructura económica y organizativa”

Crecimiento y éxito empresarial entonces van de la mano, en medida que la empresa va


creciendo y obteniendo a paso sostenido un gran éxito provoca un aumento significativo
en los ingresos y el rango de influencia de la empresa, sin que el margen de ganancias y
rentabilidad sufran cualquier desbalance negativo. Lograr el éxito empresarial es
complicado: es necesario medir las consecuencias, calcular los riesgos y organizar las
finanzas.

En la mayoría de las empresas que logran un éxito empresarial, en el sentido de haber


logrado un crecimiento desmedido, tienen el riesgo de dejar sin funcionamiento y sin
utilidad a departamentos como personal, industrial y tecnológico.

Muchos emprendedores deciden ir paso a paso para evitar problemas, incluso generando
unos años de cese para poder ser capaces de analizar el éxito, ser capaces de estar
actualizados con el mercado financiero. El éxito que una empresa obtiene suele implicar
cambios en la plantilla, en habilidades, en los procesos, etcétera. En general, en casi toda
la empresa ya que para poder mantener este éxito se necesita cambios. Ante este suceso,
lo mas adecuado es ser capaz de regular el ritmo de crecimiento tomando en cuenta los
productos que proporciona el éxito de la empresa.

Con este objetivo, lo sobresaliente para el conjunto de las empresas


es lograr un desarrollo moderado, ya que de este modo se logran ventajas en
el campo de Recursos Humanos, como la de formar nuevos puestos
de trabajo y dar la posibilidad a la plantilla de elegir a un progreso laboral. asimismo, se
evita tener que llevar a cabo importantes inversiones, es decir endeudarse, en campos
como el tecnológico, o en las mismas oficinas, poniendo en riesgo el éxito obtenido.
Conjuntamente de los cambios internos, los crecimientos desmedidos asimismo tienen
consecuencias en nuestros clientes. Para comenzar, centrarse bastante en los números
implica una pérdida progresiva de la potencia innovadora. Además, se reduce
la proximidad con el consumidor devoto, ya que lo único que interesa
es acrecentar la cifra de clientes. Y, por último, cae la calidad de detalle que se tiene en
el trabajo en general, y en los productos o servicios en particular.

En el Perú el numero de empresas crece desmesuradamente, y son pocas las que logran
el éxito y lo mantienen, pero esto no detiene a los emprendedores peruanos, según INEI
el cierre de empresas creció 40,8% en tan solo el verano. No obstante, a pesar de este
incremento en el número de fracasos empresariales y la menor creación de firmas, al
final de marzo existían mas empresas que a iniciados de año.

Por tales motivos, es recomendable cuidarse cuando se logra el éxito en la empresa, ya se


puede observar, no todo vale. A la larga es mucho mejor ir paso a paso y regular las
consecuencias que enfrentarse al desafío interno y externo que supone tener un
crecimiento desmedido producto del éxito. Muchos de estos últimos
han muerto de éxito y eso es lo último que un emprendedor desea.

CONCLUSIONES

 Para que una empresa se haga con el éxito no solo debe implementar tácticas que
son muy fáciles, se debe comenzar con el planteamiento optimo de un plan de
negocios. Es importante delimitar las claves más importantes para las empresas
comerciales y en general, puesto que el emprendedor debe tenerlas en cuenta para
que su empresa rinda frutos. Es necesario mencionar que aunque se
muestren los factores para el éxito nunca se debe dejar a lado que estos a veces no
resultaran en el primer intento, es por ello que rendirse no debe ser una opción,
hay que ser siempre perseverantes y constantes en lo que se desea; si esto se
realiza, en los años por venir se podrá observar que habrá servido de algo el luchar
siempre.

 Entonces no se debe espera lograr el éxito para empezar a trabajar en cómo


soportar sus consecuencias, sino ir planificando sostenidamente el proceso
mientras la empresa se va desarrollando; esto impedirá grandes fallos en el
sistema empresarial que se maneja y reducirá sus principales consecuencias.

También podría gustarte