Está en la página 1de 2

MILENA VASQUEZ MERCADEO Y PUBLICIDAD

TALLER DE REDACCIÓN POLITECNICO GRANCOLOMBIANO

Un pasado que no se olvida

Han pasado 70 años desde la muerte de Jorge Eliecer Gaitán, un 9 de abril de 1948 día
en que el pueblo colombiano perdió a uno de los líderes más amado. He llegado al lugar
donde ocurrió ese hecho que ha perdurado en la memoria de todos los colombianos y
que marco la vida de los que vivieron en esa época y que de una u otra forma también la
de nosotros.

En este lugar se ve reflejado el amor y la admiración hacia ese personaje que sería el
cambio que necesitaba el país en ese momento y que todavía lo estamos necesitando.
Las personas pasan como si nada por la esquina de la Jiménez con séptima, la mayoría
se detiene a mirar por un momento las placas que se han puesto en memoria del
caudillo, pero algunos pasan de afán, pensando en sus propios asuntos.

Es difícil imaginar tal concentración de gente en una esquina tan agitada. A la derecha
del muro hay un local de zapatos; a la izquierda un local restaurante. En 1948 el tranvía
pasaba tranquilamente sobre sus rieles, hoy lo hacen los buses rojos del Transmilenio
que llevan a la estación Museo de Oro a cientos de afanosos transeúntes. Hoy hace más
calor que nunca, el sol se ve más brillante, todo lo contrario a esa época en el que el
cielo era gris y esto hacía que esa escena del muro manchado de la sangre del caudillo
fuera más sombría.

Me detengo un momento a mirar todas las placas que hacen que la memoria de Gaitán
perdure en nosotros, a mi derecha tengo a una banda de música; tienen buen ritmo,
hacen que las penas y las tristezas se vallan. Desde que llegue este lugar nunca ha
estado solo. Camino un poco hacia la Plaza de Bolívar y veo mucho artista callejero,
que busca en el arte una forma de subsistir, vendedores ambulantes tratando de pescar
algo, grupos de baile entre otros.

Paso por diferentes puntos de la séptima tratando de recrear esa época de caos y muerte
que vivió no solo Bogotá si no también todo el país, hechos como el asesinato del
MILENA VASQUEZ MERCADEO Y PUBLICIDAD
TALLER DE REDACCIÓN POLITECNICO GRANCOLOMBIANO
supuesto asesino de Gaitán “Roa” o a los disturbios que se generaron por la tristeza e
indignación de ese momento, llevaron a la ciudad a un estado de incertidumbre. Trato
de buscar una persona que tenga dominio del tema pero no la hay, las personas están
más ocupadas en sus celulares que en otra cosa.

Las cosas han cambiado en estos 70 años. La memoria de Gaitán es revivida por
aquellos nostálgicos como: Carlos Moreno de Caro y Alfonso López Michelsen, que
mandan a hacer placas para que los transeúntes no se olviden de que allí murió un
grande, amado y respetado por todos aquellos que compartieron con él.

También podría gustarte