Está en la página 1de 3

RETENER A LAS PERSONAS

La retención de las personas exige poner atención especial a un conjunto de cuestiones, entre
las cuales sobresalen los estilos administrativos, las relaciones con los empleados y los
programas de higiene y seguridad en el trabajo que aseguran la calidad de vida dentro de la
organización y tienen por objeto mantener a los participantes satisfechos y motivados.
RELACIONES CON LOS EMPLEADOS
Deben formar parte integral de la filosofía de la organización, es decir, ésta debe tratar a sus
empleados con respeto, crear una confianza, participación y les debe ofrecer medios para
satisfacer sus necesidades personales y familiares.
Diseño de un programa de relaciones con los empleados:
Incluye las siguientes: comunicaciones, cooperación, protección, ayuda, disciplina y
conflicto.
Programas de propuestas
Se diseña con el propósito de solicitar, estimular, evaluar e implantar las propuestas que
ofrecen los empleados y recompensar aquellas que proporcionen ideas que tengan
aplicaciones prácticas con resultados para la organización.
Programas de reconocimiento
Se hace con el fin de motivar a los trabajadores por sus aportaciones extraordinarios que han
hecho a la organización y se le da un premio o reconocimiento al mejor que se ha esforzado.
Programas de ayuda al colaborador
Se conoce también como (PAE-programas de ayuda a los empleados) son programas que las
organizaciones utilizan para ayudar a los colaboradores a resolver los problemas personales
que interfieren con el desempeño de su trabajo.
Los programas de ayuda al empleado casi siempre presentan dos componentes
fundamentales: 1. Una política escrita, 2. Un coordinador del programa.
Trabajadores problemáticos
Los trabajadores problemáticos son los que presentan los siguientes puntos: faltas
injustificadas, faltas frecuentes, retrasos y salidas antes de la hora, problemas con la ley como
multas de tránsito, embriaguez, entre otros.
Disciplina
Se refiere a que las personas se dirigen a sí mismas de acuerdo con las reglas y los
procedimientos de un comportamiento aceptable para la organización. Es lo que llamamos
autodisciplina y autocontrol.
Factores relacionados con la disciplina: la gravedad de los problemas, la duración del
problema, la frecuencia y la índole del problema, los factores condicionantes, el grado de
socialización, la historia de las prácticas disciplinarias de la organización, el apoyo
administrativo.
Procedimientos disciplinarios: comunicación de las reglas y los criterios de desempeño,
documentación de los hechos y respuesta congruente con la violación de las reglas.

Disciplina progresiva
Brindan al colaborador la oportunidad de corregir su comportamiento antes de que sea
separado de la organización.
Implica cuatro etapas de advertencia: 1. La advertencia verbal, 2. Advertencia escrita, 3.
Suspensión y 4. Despido.
Disciplina positiva
Es un procedimiento que fomenta que el colaborador vigile su propio comportamiento y que
asuma su responsabilidad por las consecuencias de sus actos.
Derecho de apelación
Toda persona debe tener el derecho de apelar una decisión injusta, tiene el derecho de tener
libre acceso a algún administrador o ejecutivo de la organización.
Administración de conflictos
Existen varios tipos de conflictos: el conflicto interno y el conflicto externo. El interno
(intrapersonal). El externo implica varios niveles: interpersonal, intergrupal,
intraorganizacional.
El conflicto puede presentar tres niveles de gravedad: 1. El conflicto percibido, 2. El conflicto
experimentado y 3. El conflicto manifiesto.
Condiciones antecedentes de los conflictos
Existen cuatro condiciones antecedentes de los conflictos: 1. Ambigüedad de la función, 2.
Objetivos encontrados, 3. Recursos compartidos y 4. Interdependencia de actividades.
El proceso del conflicto
Se desarrolla en un proceso dinámico en el que las partes se influyen mutuamente, la acción
de una de las partes conduce a la otra parte a alguna forma de defensa o de reacción. A partir
de esa reacción (que puede ser positiva o negativa), el conflicto se intensifica o se presenta
una forma de resolución.
Administración de conflictos
Dado que los conflictos son comunes en la vida de la organización, el administrador debe
saber desactivarlos a tiempo y evitar que estallen, Una cualidad importante del administrador
es su capacidad para administrar conflictos; para ello tiene a su disposición tres enfoques: 1.
El enfoque estructural, 2. El enfoque del proceso y 3. El enfoque mixto.
Estilos de administración de los conflictos: 1. El estilo de evasión, 2. El estilo
acomodaticio, 3. El estilo competitivo, 4. El estilo de compromiso y 5. El estilo de
colaboración.
Efectos del conflicto: produce lo positivo o negativo dependiendo la situación dentro de la
organización.
Arbitraje
Es un medio muy sencillo y rápido para resolver conflictos y controversias, se trata de un
mecanismo que disminuye el desgaste emocional y financiero al que se ven sometidas las
partes cuando recurren a la justicia pública.