Está en la página 1de 19

Conjunción Urano-Tierra el domingo ⚡️⚡️

Este domingo es la conjunción anual Urano-Tierra, la época del año en que el planeta Urano
y la Tierra están más cerca uno del otro. Para el trabajo de Shamballa, esto es un gran
dilema.

¿Por qué?

Urano es el planeta principal en nuestro sistema solar que transmite el Fuego del Espíritu
eléctrico. Es Urano quien transmite el rayo que nos permite realizar la Vida Única en el
corazón del espíritu y la materia, masculino y femenino, alma y cuerpo, luz y oscuridad, sexo
y conciencia.

Urano es el único planeta en nuestro sistema solar que orbita sobre su costado - mira los
anillos verticales en la foto de abajo. En un nivel esotérico, esto es simbólico del hecho de
que está libre de las leyes que rigen el resto de la materia en nuestro sistema solar, al igual
que su espíritu es eternamente libre y está extáticamente vivo en la corriente del Ser puro.

Urano transmite esta energía desde el Centro Galáctico a Shamballa en la Tierra, desde
donde puede verterse en la Mónada o núcleo espiritual de todos los que pueden responder.

¡Ojalá nosotros!
El cuarto fundamento de la sabiduría eterna y la tercera o clave astrológica de la doctrina secreta
SDP
1988

El lector general de Alice A. Bailey y HP Blavatsky ahora está invitado en un esfuerzo sin
precedentes para exponer las cifras numéricas y los ciclos matemáticos de los Siete Grandes
Rayos o Emanaciones.

La ciencia llamada Gupta Vidya [Doctrina Secreta] establece siete claves fundamentales para
la sabiduría eterna. Los primeros tres Fundamentos fueron dados por HP Blavatsky y están
contenidos dentro del Proem of The Secret Doctrine, publicado en 1888. Antes de comenzar
con el estudio del Cuarto propuesto, se aconseja al estudiante que estudie cuidadosamente y
reflexione sobre los tres primeros. Las tres primeras Leyes del Universo absolutamente
fundamentales, según lo dado por HPB, establecen:

I. Un principio omnipresente, eterno, ilimitado e inmutable. La Realidad Absoluta Única que


antecede a todo Ser condicionado manifestado.
II La ley de periodicidad.
III. La identidad fundamental de todas las Almas con el Alma Universal de la Gran Vida
Desconocida.

El Cuarto Fundamental dado aquí expresa los valores numéricos sagrados de los Siete Grandes
Rayos o Emanaciones. La fórmula matemática de los 10 números sagrados de los Siete Rayos
se reduce al número maestro 7 y la fórmula sagrada de este nuestro mahamanvantara especial
(4 + 3 = 7)
IV. [1 +5 + 9 + 2 + 5 + 3 + 5 +1 + 5 + 7 = (43) = 7]
Rayo I: 1
Rayo 2: 5
Rayo 3: 9
Rayo 4: 25
Rayo 5: 35
Rayo 6: 15
Rayo 7: 7

Comentario:
El lector general de Alice A. Bailey y HP Blavatsky ahora está invitado en un esfuerzo sin
precedentes para exponer las cifras numéricas y los ciclos matemáticos de los Siete Grandes
Rayos o Emanaciones. Debido a lo incompleto de la instrucción astrológica impartida a AAB y
HPB, el lector que ya es estudiante de sus trabajos combinados no debería sorprenderse al
encontrar inicialmente un tiempo considerable dedicado a la introducción general y la
explicación de toda la parte astrológica del secreto, lenguaje sacerdotal construido sobre el
número 10. Al escribir este comentario se asumió que aquellos interesados en él ya estarían
familiarizados con los libros de HPB y AAB, y aunque he tenido especial cuidado de que mi
exposición no se caiga, dispare el pie, o volar sobre la cabeza del sincero estudiante de los
Siete Rayos, definitivamente es un trabajo de posgrado, no una serie de instrucciones simples
para principiantes. Además, aunque la terminología oculta recóndita o desconocida tampoco se
ha evitado a propósito, realmente he tratado de presentar las ideas y explicaciones numéricas
en la mejor y más clara forma. Es cierto que este es un intento audaz de divulgar la Instrucción
Esotérica Oriental hasta ahora no revelada y velada, y revelar sin verdades las más grandes
verdades de la Gran Logia Blanca, sus misterios astrológicos más importantes y vitales, y tratar
abiertamente la Doctrina Celestial de Números Sagrados. La llave maestra con su combinación
numérica secreta de 10 dígitos ya no permanecerá exclusivamente con el iniciado solo, sino
que se le dará a la humanidad. No es una serie de instrucciones simples para
principiantes. Además, aunque la terminología oculta recóndita o desconocida tampoco se ha
evitado a propósito, realmente he tratado de presentar las ideas y explicaciones numéricas en
la mejor y más clara forma. Es cierto que este es un intento audaz de divulgar la Instrucción
Esotérica Oriental hasta ahora no revelada y velada, y revelar sin verdades las más grandes
verdades de la Gran Logia Blanca, sus misterios astrológicos más importantes y vitales, y tratar
abiertamente la Doctrina Celestial de Números Sagrados. La llave maestra con su combinación
numérica secreta de 10 dígitos ya no permanecerá exclusivamente con el iniciado solo, sino
que se le dará a la humanidad. No es una serie de instrucciones simples para
principiantes. Además, aunque la terminología oculta recóndita o desconocida tampoco se ha
evitado a propósito, realmente he tratado de presentar las ideas y explicaciones numéricas en
la mejor y más clara forma. Es cierto que este es un intento audaz de divulgar la Instrucción
Esotérica Oriental hasta ahora no revelada y velada, y revelar sin verdades las más grandes
verdades de la Gran Logia Blanca, sus misterios astrológicos más importantes y vitales, y tratar
abiertamente la Doctrina Celestial de Números Sagrados. La llave maestra con su combinación
numérica secreta de 10 dígitos ya no permanecerá exclusivamente con el iniciado solo, sino
que se le dará a la humanidad. Realmente he tratado de presentar las ideas y explicaciones
numéricas en la mejor y más clara forma. Es cierto que este es un intento audaz de divulgar la
Instrucción Esotérica Oriental hasta ahora no revelada y velada, y revelar sin verdades las más
grandes verdades de la Gran Logia Blanca, sus misterios astrológicos más importantes y vitales,
y tratar abiertamente la Doctrina Celestial de Números Sagrados. La llave maestra con su
combinación numérica secreta de 10 dígitos ya no permanecerá exclusivamente con el iniciado
solo, sino que se le dará a la humanidad. Realmente he tratado de presentar las ideas y
explicaciones numéricas en la mejor y más clara forma. Es cierto que este es un intento audaz
de divulgar la Instrucción Esotérica Oriental hasta ahora no revelada y velada, y revelar sin
verdades las más grandes verdades de la Gran Logia Blanca, sus misterios astrológicos más
importantes y vitales, y tratar abiertamente la Doctrina Celestial de Números Sagrados. La llave
maestra con su combinación numérica secreta de 10 dígitos ya no permanecerá exclusivamente
con el iniciado solo, sino que se le dará a la humanidad. Sus misterios astrológicos más
importantes y vitales y tratan abiertamente de la Doctrina Celestial de los Números Sagrados. La
llave maestra con su combinación numérica secreta de 10 dígitos ya no permanecerá
exclusivamente con el iniciado solo, sino que se le dará a la humanidad. Sus misterios
astrológicos más importantes y vitales y tratan abiertamente de la Doctrina Celestial de los
Números Sagrados. La llave maestra con su combinación numérica secreta de 10 dígitos ya no
permanecerá exclusivamente con el iniciado solo, sino que se le dará a la humanidad.

Es bueno que el estudiante moderno haga una pausa por un momento y reflexione sobre el
hecho de que ningún secreto estaba tan bien escondido y tan secreto con los astrólogos
iniciados antiguos como el de 10 Números Sagrados y el método para calcular los períodos
controlados numéricamente de los Siete Rayos Les recordaría a los alumnos que al escribir
sobre la clave de los misterios astrológicos HPB repitió en la Introducción de La Doctrina Secreta
lo que había escrito anteriormente en Isis Unveiled.

“Dicha clave debe girarse siete veces antes de divulgar todo el sistema. Le daremos un solo
giro, y así permitiremos al profano echar un vistazo al misterio. Feliz el que comprende todo ”.
(Vol. I. pág. 60)
Y, una vez más citado por Isis Unveiled, HPB, afirma inequívocamente:

"Qué clave solo se menciona oscuramente como posible, pero estos hombres extraordinarios
la rechazan absolutamente, ya que no se permite revelarla" (Vol. II. Pág. 461)

En el libro tibetano de Astrología Esotérica, AAB, al escribir la clave dice lo siguiente:

“Te recordaría que hay una clave astrológica de La Doctrina Secreta que aún no se puede dar
en su totalidad. Puedo darle algunas sugerencias y sugerir algunas líneas de aproximación, y
estas, si se llevan a cabo en la conciencia de los astrólogos iluminados, pueden permitir que
uno de ellos descubra esa clave más adelante y luego, girándola en nombre de la humanidad,
revele el cuarto gran fundamento de la Sabiduría Eterna, de los cuales tres ya se encuentran
en el Proemio de La Doctrina Secreta. ”(Astrología Esotérica, pág. 7-8)

Desde los tiempos más antiguos, se consideró como la más alta transgresión divulgar cualquier
cosa relacionada con Ray Chronology y ningún astrólogo de la Logia pudo revelar una sola
figura. El código aritmético secreto y las fórmulas evaluativas de progreso y retroceso
registradas en los anales de la Jerarquía siempre han permanecido veladas y cerradas. Se nos
ha enseñado que esta ley del silencio siempre se impuso a los astrólogos iniciados y desde los
albores de la historia humana ha sido la política jerárquica. El genuino astrólogo esotérico
permanece en silencio y desconocido y nunca publica lo que sabe, incluso rara vez habla de
ello porque sabe muy bien las sanciones por indiscreción. Deje que el lector aprenda y aprecie
todo esto. Pero muy felizmente la historia, ya que todo lo demás en la naturaleza avanza en
ciclos y la historia real se repite. Por lo tanto, El rastro virgen de la Clave Astrológica de la
Doctrina Secreta, que durante mucho tiempo se ocultó detrás del camino infranqueable de los
pocos indicios y pistas que dejaron los Maestros de Sabiduría y, por lo tanto, permaneció oculto
a la vista, ha resurgido una vez más. La instrucción astrológica ahogada deliberadamente en el
mar de la duda y la negación o simplemente inextricablemente perdida en las selvas de la mente
de los estudiantes modernos ha resurgido y reaparecido en la superficie. Mientras tanto, nadie
puede darse cuenta más plenamente que este astrólogo de la gravedad de las cargas que
caerán de los labios y serán niveladas por algunos de sus compañeros contra su audacia para
intentar exponer el Cuarto Fundamento de la Sabiduría Eterna y en el proceso reclamar
simultáneamente para convertir la Clave Astrológica en la Doctrina Secreta que es, como saben,
la Tercera Clave de las Siete Claves. Por supuesto.

Además, se debe recordar al lector, en su conjunto, que lo que se da ahora no se puede


encontrar en su totalidad en ninguna parte. En lugar de poner una máscara en la Ciencia
numérica de las correspondencias, he mostrado su rostro abiertamente, revelando
cuidadosamente el corazón y el alma de la Doctrina Divina confiando en que sus sagradas
verdades no serán abusadas ni utilizadas por estudiantes apreciativos para sus propios fines
egoístas. El estudiante ahora tiene la oportunidad de aprender el Alfabeto Numérico de la
Verdad, pero, seguramente, sería culpable de alta traición al intentar manipular los Números
Sagrados de cualquier manera. El castigo es terrible para aquellos que transgreden las leyes
permitidas y el momento de la revelación secreta. Colocados en orden de batalla en el arsenal
de armamento del Ocultista, los 10 Números Sagrados son más peligrosos como armas de
doble filo, que no debe ser usado para manipular a otras personas o solo generarse libremente
en el Ser inferior. Los pocos, cuyas naturalezas internas no se verán afectadas por la espada
de doble filo del Conocimiento Oculto, son los más aptos para recibir la llave maestra del
Lenguaje Misterioso geométrico-numérico. Entonces, y solo entonces, se conocerá un
verdadero sentido del tiempo jerárquico junto con la comprensión de la hora correcta para la
ejecución del Plan jerárquico en sus detalles futuros. Naturalmente, todo esto parecerá
problemático en el mejor de los casos para aquellos que no tienen ni comprensión ni
conocimiento del poder de los números esotéricos. Pero para aquellos que pueden razonar
desde el punto de vista de los discípulos entrenados, esta advertencia no es indigna de crédito
y no debe descartarse a la ligera. Aquellos trabajadores capacitados que entiendan el poder del
pensamiento apreciarán que un poder concertado, si se recurriera a la Magia Negra, podría
interferir con los Planes Jerárquicos importantes al borde de la externalización. Esta es, por
supuesto, una de las principales razones por las cuales, en el pasado, las cifras reales, los
períodos y las fechas de los períodos de rayos siempre se han ocultado.

El cuarto fundamental propuesto aquí dado se expresa a través de la combinación correcta de


los 10 Números Sagrados, que forman la base del Kosmos Manifestado. Cada una de las 10
Figuras Maestras representa un enunciado externo de una letra numérica de la Palabra
Universal, el símbolo del Todo de Kosmos y, en consecuencia, establece la tasa vibratoria de
sustancia en un plano u otro de los siete planos universales de existencia a través de los cuales
Las cualidades deific buscan la expresión perfecta. En otras palabras, su código aritmético cifra
el Símbolo Universal de la Palabra Deífica del Logos Macrocósmico que en su totalidad es
Kosmos, el Universo hecho en términos de Forma. Los 10 Números Sagrados expresan y
describen la arquitectura de la Idea del Pensamiento Divino inamovible en [Su]
Absoluteness. Dan la clave para comprender el modelo matemático de la concepción ideal del
Universo Eterno. El Logos Celestial es, en la interpretación esotérica, el total del Número 10,
que está simbolizado por el Divine Decad. Como Símbolos Cósmicos, las 10 Emanaciones
Numéricas constituyen el verdadero Cuerpo o Forma del Logos Celestial, que está revestido
exteriormente, como una expansión adicional de la Sustancia Divina, en el mundo visible, el
Verbo Universal hecho carne. En Filosofía Esotérica, el Decad está hecho para emerger de la
Mónada Única e Imparita del Logos Celestial. Como símbolo universal, el Decad o el Perfect
10, representa mejor la idea del Absoluto Todo manifestándose en el Logos del Poder
Generativo y la Creación. El círculo es la "nada" o el cero, representando Absolute No-Thing
mientras que la línea vertical representa el Logos Manifestado. La idea de representar el Logos
Absoluto No Manifiesto por la circunferencia de un círculo, y el Poder Creativo - masculino y
femenino, o el Logos Andrógino - por el Diámetro del Círculo, se describe mejor en la Filosofía
India por el símbolo del Brahmánico "Huevo Oro" de dentro del cual emerge Brahma, el Logos
Creativo desde el Punto Central del Círculo. Tenga en cuenta que el Decad es el ideograma del
Modelo Ideal de la primera Idea o Pensamiento Divino del cual surge todo el Kosmos. Se
destaca en su carácter de la Idea Suprema, que está más allá de toda existencia finita, causas
secundarias, leyes y principios y sobre la cual se basan todas las demás ideas. Con todo el
poder posible de expresión exacta y proporción, El Decad es considerado como la Primera
Manifestación Divina. La línea de diámetro vertical es la Primaria de la cual surgen el 2, el 3, el
4, el 5, el 6, el 8 y el 9. La Cosmogonía Oculta comienza, por lo tanto, con el círculo, el punto,
el triángulo, el cuadrado, el pentagrama, el hexágono, el heptágono, el ogdoad y el triple
ternario. Las figuras o cuerpos geométricos correspondientes representan los números
sagrados de manera objetiva. La Forma del Universo, los estudiantes deben recordar, no se
produce a través o por número, sino geométricamente, es decir, siguiendo las proporciones
descritas y expresadas por las letras numéricas de la Palabra Universal que es, como se dijo
anteriormente, en su totalidad el conjunto de Kosmos. El Código de Derecho digitalizado del
cuarto fundamento establece una geometría, Sistema numérico y astronómico de ciencia exacta
fundado en los valores y proporciones integrales de las Figuras Divinas, que forman, en el plano
del Decad Unificado, el reino de la Realidad. Reflexiona sobre esto. Su fórmula numérica
pertenece a sus principales aplicaciones para el estudio serio de los misterios cósmicos,
siderales, terrestres y espirituales. Aunque requiere un trabajo arduo y requiere años de estudio
para comprender incluso la esencia general, es fácil para alguien bien versado en su
rompecabezas sacerdotal explicar los ciclos de los Siete Rayos. Tenga en cuenta; Los períodos
controlados numéricamente de los Siete Rayos son mucho más que una mera sucesión de
eventos, o un espacio de tiempo periódico de duración más o menos prolongada. Lo que el
estudiante debe intentar comprender es que, en Astrología Esotérica.

El sistema esotérico del simbolismo numérico universal revela las relaciones matemáticas y
geométricas del círculo ilimitado, que representa el! Principio absoluto, al punto, el triángulo y el
cuadrado y todas las emanaciones de rayos integrales del área divina. Esta secuencia de figuras
que comienza con el Punto dentro del Círculo expresa descripciones científicas del orden de la
evolución de Kosmos y forma la base matemática para el sistema de Cosmología Oculta. Quien
ha estudiado la evolución numérica en la Cosmogonía Oculta primitiva comienza, por lo tanto,
con el símbolo del Círculo Ilimitado o Infinito y el Logos Único No Manifestado y luego continúa
con el segundo Manifiesto, el Triángulo concretándose en el Cuadrado y luego, los Siete Rayos
en El plano material. En los símbolos del círculo, Triángulo y el cuadrado vemos tres
representaciones distintas del Universo como Preexistente, evolucionando de lo Siempre
existente, y lo Fenomenal o, una vez más, la Tríada Inicial, Manifestada y Creativa o la Tres en
Uno. En consecuencia, el Sistema Numérico Esotérico se basa en el Septenario Divino que
cuelga de la Tríada, formando así el Decad. Esto nos indica que la manifestación Logoica es de
naturaleza septenaria y que la Luz Central del Logos, el Rayo Único de la Divinidad, se
manifiesta primero como una Triplicidad y luego como una Septenaria. Vemos que el Logos
Único irradia como Padre-Madre-Hijo fundamental y estos tres nuevamente, reflejados a través
del Logoi de los Siete Rayos. En otras palabras, el One Ray demuestra a través de los Tres
rayos principales y los Cuatro menores haciendo el Divino Septenario. Esto simboliza la misma
idea que el Árbol Sephirothal.

Los valores clave en todos los aspectos de los Siete Rayos se expresan a través de sus
relaciones matemáticas y geométricas en el Plano Universal de la Naturaleza. Sus figuras de
rayos universales son los números sagrados o figuras vitales, que vienen antes de las figuras
aparentes. En la astrología esotérica, un Número Sagrado es la encarnación de una Entidad
cósmica, Divinidades y, al mismo tiempo, "Respiraciones" que emanan de la Vida Única, el Todo
en Todo, cuyo aliento solo podría organizar el Kosmos. Por lo tanto, antes de los números
matemáticos, están los números móviles y antes de las figuras aparentes las figuras vitales. Los
10 números sagrados de los siete rayos se encuentran en la raíz del universo manifestado y
guían la primera diferenciación de la sustancia homogénea en elementos heterógenos y
establecen los límites de la mano formativa del Logos en la naturaleza. Sus esencias
universales se ven filosóficamente como la abstracción de la expresión o la interioridad de las
cosas manifestadas. Como Símbolos Cósmicos, los Números Sagrados son una expresión de
las cualidades y esencias primarias del Espíritu Celestial, en el Espíritu; son, de hecho,
espíritu. En otras palabras, son las realizaciones materializadas, la calidad de la forma o la
condición de los Espíritus de los Siete Rayos, cada uno a una tasa vibratoria más alta específica
en un plano u otro de Kosmos y buscando expresión a través de esa forma o condición
particular. Por lo tanto, de ninguna manera, son las figuras matemáticas y los cuerpos
geométricos de los 10 Números Sagrados una doctrina, sistema o código arbitrario o
humano. De hecho, estos números tienen su aplicación en los cálculos más sagrados de los
astrólogos de la Logia, ya que son números que nunca se equivocan y que se repiten
perpetuamente, develando al alumno que los estudia un sistema verdaderamente divino y un
plan inteligente en la naturaleza. Tomados colectivamente, representan la Luz del Logos, el
reflejo directo de lo Inmanifestado en el Plano de la Manifestación Universal; es decir, la Divina
Hostia de Sephiroth que ha construido el Universo. Todos los Cuerpos creados en el Plano
Universal de la Naturaleza están construidos en proporción por sus medios y están coordinados
numéricamente en relación con sus movimientos. La Cadena de la Jerarquía es grandiosa e
inmutable y las secuencias numéricas son inalterables. Nunca se rompe el patrón geométrico,
la progresión numérica o la Ley de Correspondencia. Se hace evidente que el conocimiento de
los períodos controlados numéricamente de los Siete Rayos eventualmente conducirá a la
humanidad a un trabajo consciente con la Ley Divina y a una cooperación inteligente con el Plan
de Evolución. Aunque siempre es de gran interés general para los estudiantes de los Siete
Rayos, el tema de los períodos de los Ciclos de Rayos siempre ha sido uno, que es muy poco
comprensible. Baste decir que el cuarto fundamento solo puede proporcionar el número de años
mortales que se ejecutan a lo largo de las siete líneas de las evoluciones espirituales y físicas
de lo visto y lo invisible porque los eventos de la humanidad, como todo lo demás en la
naturaleza, se ejecutan de manera coordinada. con los períodos controlados numéricamente de
los Siete Rayos. El tema de los períodos de los Ciclos de Rayos siempre ha sido uno, que es
muy poco comprensible. Baste decir que el cuarto fundamento por sí solo puede proporcionar
el número de años mortales que corren a lo largo de las siete líneas de las evoluciones
espirituales y físicas de lo visto y lo invisible porque los eventos de la humanidad, como todo lo
demás en la naturaleza, se ejecutan de manera coordinada. con los períodos controlados
numéricamente de los Siete Rayos. El tema de los períodos de los Ciclos de Rayos siempre ha
sido uno, que es muy poco comprensible. Baste decir que el cuarto fundamento por sí solo
puede proporcionar el número de años mortales que corren a lo largo de las siete líneas de las
evoluciones espirituales y físicas de lo visto y lo invisible porque los eventos de la humanidad,
como todo lo demás en la naturaleza, se ejecutan de manera coordinada. con los períodos
controlados numéricamente de los Siete Rayos.

En sus combinaciones grandiosas y simples, los números fundamentales y las figuras


geométricas descritas por el Gran Círculo, el Punto Luminoso, el Triángulo Ideal y el Cuadrado
Perfecto contienen la clave para la construcción y evolución del Cosmos. En la filosofía
esotérica, el postulado universal sobre el cual se basa todo el universo manifestado es la
presencia total del círculo ilimitado. En su carácter de símbolo, el Gran Círculo Único representa
la existencia absoluta oculta, que contiene dentro de sí el noúmeno de todas las realidades, la
Realidad Permanente Única. En el sentido espiritual, el Círculo es el ideograma del Ser Único
que es el noúmeno de todos los noúmenos, que sabemos que subyacen a los fenómenos. El
círculo, curvándose sobre sí mismo, se erige como el símbolo principal del Movimiento perpetuo
absoluto y la Duración sin fin del Logos inmanifiesto. En la región de la metafísica oculta, el
Gran Círculo es el signo del Desconocido y el Desconocido Mover, el verdaderamente
Autoexistente. Ya sea, por ejemplo, como en el caso de la Deidad Védica, Parabrahman o el
judío Ain Soph, la noción de Absoluta No-Cosa, una esencia universal y eterna, siempre se
encuentra simbolizada por el Círculo o la "nada". Ain-Soph es inigualable y sin causa, como lo
es Parabrahman. En cada sistema, ambos son considerados como en ninguna parte y en todas
partes, por lo tanto, el Absoluto Todo en Todo. ¡Tenga en cuenta que el Círculo simboliza la
Oscuridad pura porque representa lo oculto! Luz absoluta de la vida. Como un glifo, El plano del
Círculo ejemplifica la naturaleza absolutamente homogénea de la Esencia Divina y el cuerpo
abstracto de la abstracción siempre presente, el Logos Inmanifestado. En la Cosmogonía
Oculta, el Espacio es, en su presencia abstracta, el Logos Inmanifestado [Sí mismo], la Causa
Inefable y Desconocida. La idea de representar Absolute No-Thing en la ideografía del Gran
Círculo trae a la vista la idea del Universo que emerge de y en el Espacio sin límites, cuyas
radiaciones se agregan periódicamente en formas graduadas del Espíritu puro a la Materia
bruta. El dogma fundamental del ocultismo es la unidad de todos en la naturaleza, en su esencia
máxima. Cada nuevo período de Manifestación Universal o Creación Mundial ocurre fuera del
Eterno Esse, la Substancia eterna o Materia preexistente, que es el espacio ilimitado siempre
existente, mejor simbolizado por el Gran Círculo. Por lo tanto, en el Círculo, vemos la idea de la
inmutabilidad eterna del Inmanifiesto y la inmutabilidad de ese Principio. El Círculo, el arquetipo
de todas las figuras redondas, contiene una Tríada en su construcción compuesta por Centro,
Espacio y Circunferencia. Es la Tríada inherente formada por la construcción del Círculo, lo que
da lugar a la idea de la Triple Hipóstasis de la Esencia Inestable y Desconocida, el Ser Triple
de la Vida Absoluta, la Raíz del Principio Cósmico Fundamental Siete.
Es el hierograma del Punto en Círculo, que denota el amanecer de la diferenciación del Logos
no manifestado del estado pasivo o inactivo de latencia causal en uno de actividad intensa. La
Filosofía Esotérica forma su concepción de un Logos lógico, universal y Absoluto sobre la base
del Punto dentro del Círculo. La esencia del Punto es el Movimiento, ya que revela el cambio
de la Vibración Eterna en el Movimiento no manifestado al Movimiento Vortical en el
Manifiesto. En otras palabras, el movimiento universal absolutamente eterno, o vibración,
llamado el "Gran Aliento", se diferencia en el Átomo Cósmico primordial, primero manifestado. El
Punto, entonces, simboliza el Logos Manifestado pero [Eso] de donde emana [O], o de lo cual,
más bien, es la expresión, el Logos no manifestado, se pasa por alto en silencio. Bastante
claro, esto nos indica que el Punto desconocido, indivisible, pregenético, después de su
manifestación como el Universo, es el velo, que oculta el Absoluto Silencioso
Todo. Parabrahman o Ain-Soph, la No-Cosa porque el Infinito y el Todo no pueden conocerse
excepto a través del Punto Luminoso. Pero incluso el Logos Manifiesto no conoce a
Parabrahman sino solo [Su] velo, Mulaprakriti, y no la Única Realidad Incondicional y Absoluta
detrás. El Logos Absoluto No manifiesto sigue siendo la abstracción siempre
incomprensible. Los filósofos ocultos trazan una línea clara entre el universo absolutamente
ideal y el cosmos invisible aunque manifestado. Es, por lo tanto, el Punto de Unidad, que es el
símbolo principal del Logos esotérico real o Mónada supercósmica, como se le llama, en [Su]
carácter sintético. En resumen, el Punto simboliza el "Primogénito, 94 el" Creador, "O la Mente
Divina en operación creativa. Esto nos indica que el Logos Celestial, el "Gran Hombre Celestial",
evoluciona como una Unidad Compuesta de Logoi, que aparece en su totalidad como el "Fiat
Lux". Cuando el Rayo Espiritual del Logos no manifestado diferencia el " Agua del espacio ", al
dejar caer un reflejo de sí mismo en la región de manifestación, el Ser Triple de la Vida Absoluta
Única, sintetizado en el Punto, surge y aparece. Absolute Endless No-Thing usa la Forma del
Uno, el Punto Manifestado del Logos como el Vehículo para descender y manifestarse en el
mundo fenoménico. En esto vemos el Rayo Espiritual del Logos no manifestado usando el
Logos Manifestado o el universo objetivo como el medio para manifestarse. Entonces, el Círculo
representa la Primera Causa entonces, el Logos no manifiesto, La Idea original y eterna que se
manifiesta a través del Segundo Logos, o Adam Kadmon, el Punto. ¡Tenga en cuenta, sin
embargo, la Mónada Intra-Cósmica! del Logos Desconocido es solo una emanación y un reflejo
del Punto en el mundo Fenomenal, ya que se convierte en la cúspide del Segundo Triángulo
Manifestado, unificando la triple naturaleza del Círculo, o Rayo Espiritual en el plano noumenal
en el Mundo supersenoso. El Punto se retira y se fusiona con el Círculo después de emanar los
primeros Tres Puntos y conectarlos con líneas, formando así la base numérica del Triángulo
Ideal. En la Cosmogonía Oculta encontramos a la Mónada Solitaria del Logos Manifiesto girando
y fusionándose con la Circunferencia Ilimitada del Gran Círculo tan pronto como [Se] ha
desarrollado la Uni-Tríada. La Mónada Intra-Cósmica! del Logos Desconocido es solo una
emanación y un reflejo del Punto en el mundo Fenomenal, ya que se convierte en la cúspide del
Segundo Triángulo Manifestado, unificando la triple naturaleza del Círculo, o Rayo Espiritual en
el plano noumenal en el Mundo supersenoso. El Punto se retira y se fusiona con el Círculo
después de emanar los primeros Tres Puntos y conectarlos con líneas, formando así la base
numérica del Triángulo Ideal. En la Cosmogonía Oculta encontramos a la Mónada Solitaria del
Logos Manifiesto girando y fusionándose con la Circunferencia Ilimitada del Gran Círculo tan
pronto como [Se] ha desarrollado la Uni-Tríada. La Mónada Intra-Cósmica! del Logos
Desconocido es solo una emanación y un reflejo del Punto en el mundo Fenomenal a medida
que se convierte en la cúspide del Segundo Triángulo Manifestado, unificando la triple
naturaleza del Círculo, o Rayo Espiritual en el plano noumenal en el Mundo supersenoso. El
punto se retira y se fusiona con el círculo después de emanar los primeros tres puntos y
conectarlos con líneas, formando así la base numérica del triángulo ideal. En la Cosmogonía
Oculta encontramos a la Mónada Solitaria del Logos Manifiesto girando y fusionándose con la
Circunferencia Ilimitada del Gran Círculo tan pronto como [Se] ha desarrollado la Uni-Tríada. o
Spirit-Ray en el plano noumenal en el mundo supersenoso. El punto se retira y se fusiona con
el círculo después de emanar los primeros tres puntos y conectarlos con líneas, formando así
la base numérica del triángulo ideal. En la Cosmogonía Oculta encontramos a la Mónada
Solitaria del Logos Manifiesto girando y fusionándose con la Circunferencia Ilimitada del Gran
Círculo tan pronto como [Se] ha desarrollado la Uni-Tríada. o Spirit-Ray en el plano noumenal
en el mundo supersenoso. El Punto se retira y se fusiona con el Círculo después de emanar los
primeros Tres Puntos y conectarlos con líneas, formando así la base numérica del Triángulo
Ideal. En la Cosmogonía Oculta encontramos a la Mónada Solitaria del Logos Manifiesto girando
y fusionándose con la Circunferencia Ilimitada del Gran Círculo tan pronto como [Se] ha
desarrollado la Uni-Tríada.

La primera figura geométrica después del Círculo o Speheroid es el Triángulo. Sus tres aspectos
de Movimiento, Color y Sonido están hechos para aparecer y desaparecer con el Kosmos
Manifiesto, el Triángulo visible, por así decirlo, en el plano del Círculo siempre invisible. Después
de haber emanado de sí mismo los primeros Tres Puntos y conectarlos con líneas, el Punto del
Logos se convierte en el vértice del Triángulo equilátero manifestado. El triángulo es la primera
figura absolutamente perfecta porque, como sabemos, en geometría una o dos líneas rectas no
pueden representar una figura. Es la unión de tres líneas rectas, que producen la primera figura
perfecta: la primera perfección. Padre-Madre-Hijo están unificados en el vértice del plano
noumenal. En el plano del mundo noumenal, el Triángulo Ideal es la Primera Concepción del
Logos Manifestado, su imagen padre-madre-hijo. El Triángulo Ideal realmente representa la
naturaleza trina co-igual de la primera Sustancia diferenciada o la Co sustancialidad del Padre-
Madre-Hijo manifestado. Es solo la línea base del Triángulo, que puede proporcionar una base
para la conciencia diferenciada. Esto indica que el origen de la materia cósmica diferenciada se
encuentra en la base del triángulo. La línea base es el símbolo, por lo tanto, del Plano Universal
de la Naturaleza Productiva y unifica en el plano fenomenal Padre-Madre-Hijo, ya que estos se
unificaron en el Universo noumenal en el Punto. La suma de los números sagrados que
construyen el triángulo ideal es 6 como (1 + 5 + 9 = 15 = 6). Así, la figura 6, el Hexágono, el
Triángulo Doble o la "Estrella de la Vida" pitagórica, representa el Principio animador o
informativo que emana del Trinitario. Se destaca en su personaje principal como el símbolo de
la inseparabilidad y la unión y la combinación de espíritu puro y materia. En otras palabras, el
número 6 es el símbolo del Logos creativo, unificando lo subjetivo y lo objetivo. Representa las
seis fuerzas o poderes de la Naturaleza, todos sintetizados por la séptima invisible. El 1, el 5 y
el 9 son la expresión fundamental del Padre-Hijo-Madre, el radical Rayo Triple en lo
Inmanifestado y son el Noumenon de la Plaza o el Kosmos Manifestado. Dentro del sistema
decimal, el simbolismo es claro y claro. El Dígito 5, ocupa la posición intermedia entre los
extremos del Dios Masculino o el Rayo del Padre, representado por el vertical 1, y la Gran
Madre, representada por el 9. Número 9, representa lo femenino en la naturaleza porque
representa el límite de los dígitos en el sistema decimal: la extensión de la forma o el cuerpo. Así,
en el Universo súper espiritual y arquetípico, el 1, el 5 y el 9 corresponden a la Corona
Sephirothal o Tríada Superior. Reflexiona sobre esto.

El Triángulo Ideal emana del Uno y se convierte en el Cuadrado Perfecto, el símbolo del Padre-
Madre-Hijo fundamental como Unidad y como manifestación viviente. El "4" es un Número
Sagrado porque emana del Uno, la primera Unidad manifestada o más bien Tres en Uno. El
símbolo del cuadrado o cuaternario es la pirámide con su base cuadrada y sus cuatro lados
triangulares. En Filosofía Esotérica, el Cuadrado debe construirse un muro desde el Triángulo,
si se manifestara. El Tres se convierte en Cuatro debido a la Ley de Sólidos ya que el Triángulo
con sus Tres líneas en una superficie plana toma Cuatro lados cuando se convierte en un cuerpo
solidificado. El Cuaternario son los Tres hechos Cuatro y los Cuatro hechos Tres y está
representado en esta Tierra por el "3" y el "4", o los glifos universales masculinos y femeninos
que muestran el primer aspecto del Logos en evolución. A través de un proceso de
transmutación mística, el Triángulo se convierte en un Cuadrado y se convierte en el Siete, la
Fuerza Creativa, creando así una Decad con el Triángulo primordial que lo originó. En otras
palabras, el Cuaternario representa a Quien es el Tres hecho Cuatro, que son los Siete que
equivalen al Perfecto 10. La suma de los siete números Esotéricos de los cuatro Rayos menores
que componen el Gran Cuadrado es igual a (28) o 10. Esto indica que el Espíritu del Logos se
convierte, en su estado manifestado, en Makara o Kumura, el Perfecto 10: el Universo. El
número 28 representa las Vidas Liberadas de cada Gran Manvantara. haciendo un Decad con
el Triángulo primordial, que lo originó. En otras palabras, el Cuaternario representa a Quien es
el Tres hecho Cuatro, que son los Siete que equivalen al Perfecto 10. La suma de los siete
números Esotéricos de los cuatro Rayos menores que componen el Gran Cuadrado es igual a
(28) o 10. Esto indica que el Espíritu del Logos se convierte, en su estado manifestado, en
Makara o Kumura, el Perfecto 10: el Universo. El número 28 representa las Vidas Liberadas de
cada Gran Manvantara. haciendo un Decad con el Triángulo primordial, que lo originó. En otras
palabras, el Cuaternario representa a Quien es el Tres hecho Cuatro, que son los Siete que
equivalen al Perfecto 10. La suma de los siete números Esotéricos de los cuatro Rayos menores
que componen el Gran Cuadrado es igual a (28) o 10. Esto indica que el Espíritu del Logos se
convierte, en su estado manifestado, en Makara o Kumura, el Perfecto 10: el Universo. El
número 28 representa las Vidas Liberadas de cada Gran Manvantara, en [Su] estado
manifestado el Makara o Kumura, el Perfecto 10 - el Universo. El número 28 representa las
Vidas Liberadas de cada Gran Manvantara. en [Su] estado manifestado el Makara o Kumura, el
Perfecto 10 - el Universo. El número 28 representa las Vidas Liberadas de cada Gran
Manvantara.

[2 + 5 + 3 + 5 + 1 + 5 + 7] = (28) = 10]

Es sobre una correcta comprensión del simbolismo oculto y los valores numéricos del Gran
Círculo, el Triángulo Ideal y el Cuadrado Perfecto de lo que el progreso del estudiante tiene que
depender porque para una mayor aclaración en la mente, los cuerpos geométricos y las figuras
numéricas ofrecen el único pistas seguras que pueden guiar los estudios posteriores. Pero deje
que el estudiante recuerde que los 10 Números Sagrados no están fundamentalmente
relacionados con la capacidad de funcionar en un plano, ni con la manipulación de energía o
materia. La numerología se ha estudiado previamente solo desde el aspecto de la sustancia
exotérica con énfasis en el material y no desde el punto de vista de la conciencia subjetiva con
el énfasis principalmente psicológico. La iniciación en el sistema del simbolismo universal se
refiere a la conciencia y trata con la vida subjetiva, es decir, La vida como parte de la
autorrealización del Logos de un rayo, y no la vida en la materia tal como la entendemos. Solo
cuando este último punto se comprende suficientemente, es seguro y prudente que el alumno
continúe con este estudio. El comentario sobre los 10 Números Sagrados continúa de la
siguiente manera:

Cifra 1. El primer rayo de voluntad y poder

Dígito "1", en primer lugar es el símbolo principal de la Unidad Universal, el Dios Masculino y el
Padre Ray. Body the Great of the "1", encarna la belleza de la idea del Logos Creativo, la gloria
suprema de la disposición inteligente del Poder Séptuple y la majestad de las fuerzas
ordenadas, fusionadas y combinadas.

Cifra 5. El segundo rayo de amor-sabiduría

El dígito "5" en la segunda posición es el símbolo supremo del Alma Cósmica, el Plan Jerárquico
de Instrucción, Amor y Sabiduría. Es el glifo de la conciencia lúcida, coherente y sensible, y es
visto, esotéricamente, como la combinación del Amor Divino y la Sabiduría en acción: la Duad
y la Tríada combinadas. Por lo tanto, cinco es, por encima de todos los demás números,
instructivo y representa el poder de la interpretación. En el Código Divino, la figura geométrica
del "5", o, el Pentagrama, significa Hombre; Dios, el hombre de los cielos y hombre, Dios en la
tierra. Una vez más, en la estrecha relación entre el Segundo Rayo y su cuerpo o figura
geométrica, el Pentagrama vemos la estrecha conexión entre el Corazón y la Mente y los
principios y cualidades de la Conciencia y el Amor. Es la Mente Universal del Logos
Creativo, simbolizado por el "5", que revela el Amor Divino, simbolizado por el '2 ", y pone en
regla el Aspecto del Espíritu que estimula el alma interior de todas las formas. La figura del
Pentagrama representa la quintaesencia del Logos creativo extendido en todas las direcciones
e informando toda la materia. El Número Sagrado "5", en segundo lugar, representa la Mente
Universal del Logos Creativo que se ocupa con la primera formulación del Plan sobre el cual se
construirá la Forma ideal de Kosmos y se materializará la Idea Divina. Representa la iluminación
completa de la mente y encarna el poder de mantener la materia en formas coherentes a través
de la aplicación de la conciencia. Vemos en el simbolismo de la estrella de cinco puntas, el
símbolo del Alma Cósmica, que toma su posición en la "Rueda del Medio", sosteniendo, como
lo hace, El punto central del Triángulo Supernal. El número 5 es el monograma del rayo del
iluminador. Su resplandor supremo revela belleza en la relación, lo que lo convierte en un
número de combinación, el portador de luz o el portador de luz. Es la Mente Universal del Logos
Creativo, simbolizada por el "5", que revela el Amor Divino, simbolizado por el "2", y pone en
regla el Aspecto del Espíritu que estimula el alma más íntima de todas las formas en Kosmos.

Cifra 9. El tercer rayo de inteligencia activa

El significado del dígito "9", en tercer lugar, es claro y simple. En las tres manifestaciones hay
nueve veces el desarrollo de la conciencia; por lo tanto, "9" es el número de iniciación. En el
dígito del sistema decimal "9", representa el límite de los dígitos, la extensión de la vida del
formulario. En su carácter principal representa el cuerpo o la forma, el tercer Principio. Tenga
en cuenta que cada uno de los tres aspectos del tercer aspecto es en sí mismo triple (3x3 = 9),
y esto es lo que produce el triple ternario. Entonces, el Triple Ternario, es el Sagrado “9”, y es
el Glifo Divino de la Gran Madre, y lo femenino en la Naturaleza. La Figura "9", significa el
desarrollo inteligente de la Idea Divina del Plan en la objetividad material. Encarna la capacidad
de llevar la objetividad a una expresión Divina reconocida y es el símbolo universal del flujo y
flujo intracósmico de la energía eléctrica de la Sustancia misma, la fusión del Espíritu y la
Materia. Como una letra numérica en el Alfabeto Divino de la Verdad, realmente representa el
materialismo puro vinculado con la distribución de la materia y la dispersión de los átomos, la
base de la acción separada de la materia atómica. Deje que el alumno recuerde que la Figura
"9", en tercer lugar, es el Símbolo Universal de síntesis en el Plano Físico y representa el poder
y la potencia para manifestar todos los aspectos del Gran Plan del Logos Celestial. Realmente
representa el materialismo puro vinculado con la distribución de la materia y la dispersión de los
átomos, la base de la acción separada de la materia atómica. Deje que el alumno recuerde que
la Figura "9", en tercer lugar, es el Símbolo Universal de síntesis en el Plano Físico y representa
el poder y la potencia para manifestar todos los aspectos del Gran Plan del Logos
Celestial. Realmente representa el materialismo puro vinculado con la distribución de la materia
y la dispersión de los átomos, la base de la acción separada de la materia atómica. Deje que el
alumno recuerde que la Figura "9", en tercer lugar, es el Símbolo Universal de síntesis en el
Plano Físico y representa el poder y la potencia para manifestar todos los aspectos del Gran
Plan del Logos Celestial.

Cifra Dual 25. El cuarto rayo de armonía a través del conflicto


La combinación de los Siete Números Sagrados contenidos en el Cuaternario comienza con el
número "2" en el cuarto lugar y el segundo número "5" en el quinto lugar. El simbolismo de
Sifrado Dual 25, y la importancia de su posición en el código numérico es fácil de entender y su
significado se hace evidente de inmediato. El "2", o la Duad es el estado imperfecto en el que
cae la Primera manifestación cuando se separa de la Mónada. El "2", en cuarto lugar, muestra
que el! El cuadrado es solo una perfección secundaria porque se relaciona solo con los planos
manifestados. Tenga en cuenta que el "2" es siempre la línea de conexión entre dos puntos. Se
refiere a la relación del Conocedor con lo Conocido, el Ser con el No-Ser y es la causa de la
objetividad, la evolución y la diferenciación del Tiempo y el Espacio. Como figura universal, se
hace evidente la distinción entre espíritu y materia y bien y mal. En su aspecto inferior, el Binario,
más allá de todos los demás números, representa el principio del mal femenino pasivo, es el
origen de los contrastes, la guerra y la discordia. Indica lo que es irreal, incorrecto, inarmónico
y desafinado. Verdaderamente, el Binario es el número de Maya e Ilusión. En pocas palabras,
describe mejor y expresa lo que es doble, falso, contrario y opuesto a la Realidad Única. En la
filosofía esotérica, el mundo de la sustancia y la materia es uno de separación, ilusión, reflexión
y dualidad. En el lado de la forma de Vida, el "2" crea las condiciones opuestas de frío y calor,
noche y día, humedad y sequedad, enfermedad y salud, error y verdad, hombre y mujer, etc. La
clave de todo el problema del dolor y el sufrimiento está contenida en la gran figura binaria. En
este sentido, el "2" es el principal número de disonancia e indecisión, ya que encarna el principio
del conflicto: la oposición entre los pares de opuestos.

Sin embargo, en su aspecto más elevado, el "2" significa la Sabiduría y el Amor que iluminan
los "Cuatro" inferiores. En este sentido, el "2" es la causa esotérica del matrimonio cósmico del
Espíritu y la Materia basado en el Amor del Logos. En el plano espiritual superior, el "2", suena
la nota que trae liberación y armonía en el plano búdico. Es el "2", que encarna la capacidad de
sufrir y el odio de causar dolor. Encarna la potencia, lo que provoca pruebas y ensayos que
producen conflictos en la relación. Dual Cipher 25 representa al Hombre, el Logos, simbolizado
por el "5" o el Pentagrama, ¡o consciente! f dualidad, el "2" y el camino entre el bien y el
mal. Sumados, Dual Cipher 25 es igual a Siete como (2 + 5 = 7). Estos números ofrecen una
prueba matemática de la verdad filosófica de que el Hombre es verdaderamente el Logos
Manifestado en ambos [Sus] Aspectos, el Bien y el Mal. El mal es, por lo tanto, uno de los
partidarios del Universo, una necesidad para el progreso y la evolución, ya que la noche es
necesaria para la producción del día y la muerte para la vida para que el Hombre viva para
siempre. Finalmente, se alcanza la armonía del Septenado Universal cuando la intuición
espiritual, simbolizada por el "2", sintetiza todo lo que se ha logrado a través de la actividad de
la Mente quíntuple. La armonización, la fusión, la fusión y la iluminación se logran a través del
conflicto, el "2", y la discriminación, el "5". Por un lado, como se acaba de mencionar, el "2"
representa lo pasivo y lo femenino, de ahí el deseo de dejar que las cosas sean, de descansar,
el impulso tamasico negativo. Por otro lado, en igual proporción, representa la actividad rajásica
positiva. En su sentido más elevado, el "2" representa la Belleza y la Unidad ganadas a través
del conflicto dual. En otras palabras, representa la combinación perfecta, la tolerancia universal
y la resolución de la armonía y la síntesis. Es el intermedio, el puente de la belleza que nace de
la agonía del sufrimiento constante del dolor, que finalmente produce las relaciones universales
correctas y el Espíritu de Buena Voluntad. El "2", reúne los opuestos en la unidad
inteligente. Una vez más, representan la belleza y la unidad alcanzada a través del conflicto. La
sabiduría, el "2", implica el control del conocimiento, el "5", y el poder de crear formas
manifestadas, el "7". El Duad y el Quinary son los coordinadores de lo diverso en lo
homogéneo. Traen orden a través de vibraciones armoniosas y ajustes rítmicos; la celebración
escondió el secreto de la belleza en la manifestación. Los refinadores esenciales y los productos
de perfección dentro de la forma, juntos preservan el verdadero patrón del cuerpo magnetizado
del Logos. Son los portadores de luz e inculcan en todas las formas las cualidades del amor, la
belleza y la necesidad de armonía. Dual Cipher 25, en su aspecto más alto, simboliza la
comprensión sintética del Gran Plan, tal como existe en la Mente del Logos. Representan el
Amor y la Inteligencia del Logos Creativo perfectamente mezclados, nos muestran que no hay
belleza sin unidad, sin idealismo encarnado y el desarrollo simétrico resultante. Es su energía,
que produce la belleza de esas formas vivas, que encarnan las Ideas Divinas del Logos
Creativo, que buscan expresión. En su aspecto espiritual más elevado, el "2" y el "5", Cifra Dual
35. El quinto rayo de la ciencia concreta.

Los números sagrados sexto y séptimo, en la serie de 10 dígitos, son el "3", de Manas Superior
y el "5" de Manas Inferior. El número "3" cae en el sexto lugar y el tercer "5", en la progresión
de cuatro cinco en la serie de 10 dígitos, descansa en el séptimo lugar. Tenga en cuenta que el
Quinto Logos es la Vida que siempre une el "3" y el "5". El quinto Rayo es la expresión perfecta
del Conocimiento Divino, simbolizado por el "5" o Pentagrama, que descansa en el ser puro,
simbolizado por el dígito '3' que representa la Tríada Espiritual. Es el "3" y el "5", que en conjunto
encarnan los fuegos espirituales vivos del "Principio Medio" del Logos Creativo. Combinados,
producen el Ogdoad o el Sagrado "8" como [3 + 5 = 8]. El "8", es el número de Cristo o el
Bodhisattva, y se considera que encarna el Principio del Alma. El "8", siempre representa el
movimiento eterno y en espiral de los ciclos: el Alfa y la Omega. En el sentido más elevado, el
"3" y el "5" proporcionan el fruto intelectual y la eflorescencia del egoísmo intelectual
autoconsciente. El "3", o Ternario representa la mente abstracta, mientras que el "5", o Quinario
representa la mente científica concreta inferior. El "3" no tiene forma, el "5" representa la
forma. El "3" es más alto, el "5", es más bajo. El "3", representa la luz suprema y el "5",
representa el portador de la luz. El "3", o Tríada es visto como el símbolo de la Iluminación pura,
el Alma del Logos, representada por el "5", o Pentagrama, es vista como el agente de la
Iluminación Divina. La acción de la Tríada suprema dentro de la mente Logoica quíntuple
cristaliza las formas eléctricas en la conciencia humana. Los "3" hilos de la verdad abstracta
que penetran en el mundo de las Ideas divinas y el "5", es el lado académico del Divino Arte del
Conocimiento. El "3" indica habilidad inteligente en el campo del conocimiento mental,
simbolizado por el "5". O nuevamente, vemos el "3", como la Tríada Espiritual que estimula o
vivifica eléctricamente la adquisición de conocimiento mental en el quinto plano de la mente. La
Tríada suprema es la esencia de la síntesis, mientras que el Quinario es el arte del
análisis. Juntos, el "3" y el "5" transfiguran, transforman y transmutan la mente. Juntos, son los
agentes de iluminación para las almas humanas y son donde el Espíritu y la Materia están
equilibrados y son iguales. Combinados, reúnen todo con sabiduría en el límite del Plan del
Logos, dando vida a las Ideas Divinas y materializando la visión suprema.

Cifra Dual 35 se refiere a la creación de formas y la utilización de la materia y con la


incorporación de ideas o entidades. Estos dos números conducen a la adaptación científica de
la materia a la forma. Juntos, el "3" y el "5", crean y sobrecrean cosas materiales, produciendo
la multiplicidad de formas, y también crean la multiplicidad de ideas. Definen el Poder Logoico
con un Propósito definido y organizan y trabajan con la Voluntad. El "3" encarna la luz pura del
día Logoico, el "5" expresa la oscuridad de la noche. El "3" es la salida, el "5", es la entrada. El
"3" y el "5" son el poder de elección, de elegir el Camino. A través del Ternario y el Quinario se
producen los medios mediante los cuales la perfección se lleva adelante conscientemente y
juntos producen la sensibilidad a la Luz y la Sabiduría del Crear Logos.

Cifrado Dual 15. El sexto rayo del idealismo abstracto o la devoción

El segundo dígito "1", en la fórmula numérica cae en el octavo lugar, mientras que el cuarto
dígito "5", en la progresión numérica cae en el noveno lugar. El cuerpo o figura sagrada del
segundo "1", en el octavo lugar, es el símbolo de la célula germinal del logos creativo con todas
sus potencialidades materiales. Es la figura principal de la Semilla Divina, la chispa de la vida
misma. Su propósito y función primarios es crear construir y preservar formas de vida, por lo
tanto, representa la esencia seminal dinámica del Logos que crea formas de vida y revela que
el prana o fuerza vital logoica se concentra más fuertemente en la semilla o el germen de la
estrella. , planeta, hombre, vida animal o vegetal. La figura "1", aquí representa la vida más pura
y más intensamente concentrada. Realmente representa el "Plasma espiritual", La porción
inmortal del Cuerpo Logoico se desarrolla a través de sucesivas asimilaciones. Se considera
que encarna las cualidades del germen que desarrolla el feto, que preexiste en el progenitor, el
desarrollo final y la característica de ese germen que solo espera las condiciones adecuadas y
se desarrolla en la naturaleza. Cada semilla o germen es un organismo etéreo, del cual
evoluciona un ser celestial, un Dios. En el sistema de Simbolismo Universal, el segundo dígito
"1", en el octavo lugar, revela que el Espíritu de Vida proviene de una potencia espiritual sobre
toda la forma y que la Vida del Padre se repite en su progenie. El cuarto "5", en la serie de cuatro
cinco en la tecla numérica cae en el noveno lugar. Nueve es el Número Sagrado del Tercer
Aspecto, el número del cuerpo o la forma. Este simbolismo numérico nos indica que el cuerpo
físico o la forma del Hombre está construido y replicado en base al Plan Ideal, el "5", provisto
por la Mente del Logos. El cuerpo físico es la manifestación activa y creativa del Logos y se
reproduce y rejuvenece consecutiva y en serie. La Mente Logoica es básica para todo lo que
existe en el mundo material. Está más preocupado por la demostración de la Energía Eléctrica
Universal y la organización física de la Vida Cósmica Creativa con inteligencia activa. Juntos, el
"1" y el "5", procrean y reproducen el Gran Cuerpo Logoico. Al unísono, encarnan las cualidades
y capacidades para ver la Realidad Ideal detrás de la forma objetiva externa. El idealismo
objetivo afirma que el espíritu, el "1", y la mente, el "5", son básicos para todo lo que existe. El
idealismo absoluto afirma que solo hay un Espíritu viviente del cual todas las cosas son
manifestaciones. Dual Cipher 15 revela claramente que el método de Sexto Rayo es una
aplicación de un punto de la Voluntad, el "1", y la Mente, el "5", para producir la expresión
perfecta de los Ideales Divinos del Logos Creativo. Como Figuras Universales, la Unidad y el
Quinario encarnan la capacidad de manifestar la expresión verdadera, sincera y vital del Espíritu
Logoico en Forma en el plano físico. El "1" y el "5" representan la producción de la Luz y la
Iluminación de la Mente. Como Cifrado Dual, el "15" es el gran símbolo del poder y la potencia
del Logos Creativo para enfocarse en el Ideal Divino y en la expresión física de la verdad
viva. Dual Cipher 15 revela claramente que el método de Sexto Rayo es una aplicación de un
punto de la Voluntad, el "1", y la Mente, el "5", para producir la expresión perfecta de los Ideales
Divinos del Logos Creativo. Como Figuras Universales, la Unidad y el Quinario encarnan la
capacidad de manifestar la expresión verdadera, sincera y vital del Espíritu Logoico en Forma
en el plano físico. El "1" y el "5" representan la producción de la Luz y la Iluminación de la
Mente. Como Cifrado Dual, el "15" es el gran símbolo del poder y la potencia del Logos Creativo
para enfocarse en el Ideal Divino y en la expresión física de la verdad viva. Dual Cipher 15
revela claramente que el método de Sexto Rayo es una aplicación de un punto de la Voluntad,
el "1", y la Mente, el "5", para producir la expresión perfecta de los Ideales Divinos del Logos
Creativo. Como Figuras Universales, la Unidad y el Quinario encarnan la capacidad de
manifestar la expresión verdadera, sincera y vital del Espíritu Logoico en Forma en el plano
físico. El "1" y el "5" representan la producción de la Luz y la Iluminación de la Mente. Como
Cifrado Dual, el "15" es el gran símbolo del poder y la potencia del Logos Creativo para
enfocarse en el Ideal Divino y en la expresión física de la verdad viva. Como Figuras
Universales, la Unidad y el Quinario encarnan la capacidad de manifestar la expresión
verdadera, sincera y vital del Espíritu Logoico en Forma en el plano físico. El "1" y el "5"
representan la producción de la Luz y la Iluminación de la Mente. Como Cifrado Dual, el "15" es
el gran símbolo del poder y la potencia del Logos Creativo para enfocarse en el Ideal Divino y
en la expresión física de la verdad viva. Como Figuras Universales, la Unidad y el Quinario
encarnan la capacidad de manifestar la expresión verdadera, sincera y vital del Espíritu Logoico
en Forma en el plano físico. El "1" y el "5" representan la producción de la Luz y la Iluminación
de la Mente. Como Cifrado Dual, el "15" es el gran símbolo del poder y la potencia del Logos
Creativo para enfocarse en el Ideal Divino y en la expresión física de la verdad viva.
Cifra 7. El Séptimo Rayo de Magia y Orden Ceremonial
El décimo y último dígito en la progresión numérica de 10 dígitos es el Sagrado "7", que
representa el poder, la periodicidad y la potencia del Logos creativo en la naturaleza. Como
saben, el control de la forma a través de un Septenado de Emanaciones de Rayos es una regla
inalterable en el gobierno interno de nuestro Universo, y también de nuestro sistema solar, como
en el caso del hombre individual. El número "7", siempre se ve, en el Código Pitagórico puro de
Números, como un número compuesto producido a través de la combinación de la Tríada y el
Cuaternario, es decir, la unión del hombre, simbolizado por el número impar "3", y la hembra,
simbolizada por el número par "4". El Triángulo supremo es el reino de la Divinidad y el
Cuaternario es el reino de la manifestación de la Forma Divina. El "3", de la Tríada espiritual
espiritualiza el "4", de la Forma externa. El "4", que representa un cuerpo sólido u objetivo,
representa el Aspecto de la materia. El "3" representa la primera figura Divina, mientras que el
"4" representa el primer cuerpo sólido. El "3" es invisible, el "4" es visible en el plano de la
percepción objetiva. El "3", significa la Pirámide, el "4", es el número del Cubo. El "3" y el "4"
conducen al uso de poderes espirituales para la Manifestación Divina y al trabajo mágico de
interpretación (inteligencia abstracta) y manifestación de la Divinidad. El "7" encarna la
comprensión del Plan del Templo y es el factor unificado que coordina el trabajo mágico de la
producción de formas. Un dígito compuesto, nacido de la unión del "3", y el "4", el Sagrado "7",
encarna el principio de fusión, fusión, síntesis y compartir. Abarca con formación precisa y
disposición lo que está arriba con lo que está abajo con total conformidad con la ley. El "7", por
lo tanto, siempre representa la adaptabilidad de la forma de conformidad con los impulsos de la
Vida interior del Espíritu del Logos Celestial. Trae a la relación sintética los pares de opuestos,
negativo y positivo, vida y sustancia, realidad subjetiva y forma externa. Vemos que el Plan del
Logos Celestial se lleva a la manifestación externa a través del poder de los Siete Sagrados. y
forma externa. Vemos que el Plan del Logos Celestial se lleva a la manifestación externa a
través del poder de los Siete Sagrados. y forma externa. Vemos que el Plan del Logos Celestial
se lleva a la manifestación externa a través del poder de los Siete Sagrados.

Conclusión:
[1 + 5 + 9 + 2 + 5 + 3 + 5 + 1 + 5 + 7 = (43) = 7]

Cuando se suman los 10 Números Sagrados de los Siete Grandes Rayos producen el número
(43), que cuando se reduce aún más es igual a simple (4 + 3 = 7), el plano sagrado "7".

Esto indica que el Hombre Perfecto o el Logos Creativo es un Cuaternario y un Ternario o


compuesto de cuatro elementos materiales y tres elementos inmateriales. El Kosmos Eterno, el
Gran Macrocosmos, se divide como el Hombre, el Microcosmos, en Tres Principios y Cuatro
Vehículos, que en su colectividad son los Siete Principios. El código de fórmula de 10 dígitos
del Cuarto Fundamental se reduce a los famosos 3, 4 y 7 de la Filosofía Esotérica. El "4", que
precede al "3", muestra que cuando el Triángulo Celestial y el Cuaternario se reflejan en el
Universo de la Materia como Hombre paradigmático, se invierten, y el Triángulo de potencia
formativa se arroja debajo del Cuaternario. En el plano terrestre, la Mente Universal se refleja,
en sentido inverso, como en un espejo. En esta secuencia numérica de 10 dígitos y progresión
de números existe la idea subyacente del número básico "7", el compuesto del "3" y el "4",
precedido por el "10". Una vez más, se debe enfatizar el significado fundamental del Septenario
y el hecho oculto de que se necesita, en simbología masónica, Siete masones para formar una
Logia. Ningún intelecto humano puede comprender la razón del uso de los números 3, 4 y 7 en
todos los centros de Vida manifestada. Todo lo que sabemos es que su uso es el efecto de una
acción de la Ley Universal, y debe estar satisfecho con eso por el momento. El fundamento de
la principal doctrina numérica en la cosmogonía primitiva de la Doctrina Secreta Arcaica se
muestra idéntico al fundamento matemático del Cuarto Fundamental de la Sabiduría Eterna. y
el "4", precedido por el "10". Una vez más, se debe enfatizar el significado fundamental del
Septenario y el hecho oculto de que se necesita, en simbología masónica, Siete masones para
formar una Logia. Ningún intelecto humano puede comprender la razón del uso de los números
3, 4 y 7 en todos los centros de Vida manifestada. Todo lo que sabemos es que su uso es el
efecto de una acción de la Ley Universal, y debe estar satisfecho con eso por el momento. El
fundamento de la principal doctrina numérica en la cosmogonía primitiva de la Doctrina Secreta
Arcaica se muestra así idéntico al fundamento matemático del Cuarto Fundamental de la
Sabiduría Eterna. y el "4", precedido por el "10". Una vez más, se debe enfatizar el significado
fundamental del Septenario y el hecho oculto de que se necesita, en simbología masónica, Siete
masones para formar una Logia. Ningún intelecto humano puede comprender la razón del uso
de los números 3, 4 y 7 en todos los centros de Vida manifestada. Todo lo que sabemos es que
su uso es el efecto de una acción de la Ley Universal, y debe estar satisfecho con eso por el
momento. El fundamento de la principal doctrina numérica en la cosmogonía primitiva de la
Doctrina Secreta Arcaica se muestra así idéntico al fundamento matemático del Cuarto
Fundamental de la Sabiduría Eterna. Siete masones para formar una logia. Ningún intelecto
humano puede comprender la razón del uso de los números 3, 4 y 7 en todos los centros de
Vida manifestada. Todo lo que sabemos es que su uso es el efecto de una acción de la Ley
Universal, y debe estar satisfecho con eso por el momento. El fundamento de la principal
doctrina numérica en la cosmogonía primitiva de la Doctrina Secreta Arcaica se muestra idéntico
al fundamento matemático del Cuarto Fundamental de la Sabiduría Eterna. Siete masones para
formar una logia. Ningún intelecto humano puede comprender la razón del uso de los números
3, 4 y 7 en todos los centros de Vida manifestada. Todo lo que sabemos es que su uso es el
efecto de una acción de la Ley Universal, y debe estar satisfecho con eso por el momento. El
fundamento de la principal doctrina numérica en la cosmogonía primitiva de la Doctrina Secreta
Arcaica se muestra idéntico al fundamento matemático del Cuarto Fundamental de la Sabiduría
Eterna.

Utilizando los 10 Números Sagrados, ahora queda por revelar al sincero estudiante de los Siete
Rayos el método secreto de convertir la Clave Astrológica en la Doctrina Secreta. Es hora de
revelar el hecho de que HPB ya nos ha dado el método Oculto para girar la llave séptuple en el
comentario inicial, Stanza Uno, Shloka Uno:

"1,000 es el número diez para la tercera potencia, y por lo tanto 7,000 también es simbólico"
(Comentarios, Stanza Uno)

Es la fórmula de "diez al tercer poder" junto con los 10 Números Sagrados que producen los
valores respectivos de los Períodos de los Siete Rayos. Utilizando la fórmula anterior, el
estudiante ahora puede dar la clave 'siete turnos'. Déjame demostrarte cómo hacerlo:

I. 10 x (1) = (10) x 10 = (100) x 10 = (1,000)


II 10 x (5) = (50) x 10 = (500) x 10 = (5,000)
III. 10 x (9) = (90) x 10 = (900) x 10 = (9,000)
IV. 10 x (2.5) = (25) x 10 = (250) x 10 = (2,500)
V. 10 x (3.5) = (35) x 10 = (350) x 10 = (3,500)
VI. 10 x (1.5) = (15) x 10 = (150) x 10 = (1,500)
VII. 10 x (7) = (70) x 10 = (700) x 10 = (7,000)
Estas son las cifras y períodos matemáticos reales relacionados con los esfuerzos cíclicos en
espiral de los Siete Rayos. Aunque, a través de las persianas, pistas y pistas ocultas, es
suficiente decir que la mayoría, si no todas, estas cifras y períodos ya han sido dados por HPB
y AAB. Tome una instancia clave extraída de Un Tratado sobre Fuego Cósmico, Sección
II. División E, Movimiento en el plano de la mente, II., La naturaleza de este movimiento:

“Hay un ciclo de mil años de mayor momento). Hay ciclos más vastos de 2,500 años, de 7,000
años, de 9,000 años, de 15,000 años y muchos otros que solo los iniciados avanzados conocen
o pueden seguir. ”(Pág. 1038-9)

Para más ejemplos, lea en Psicología Esotérica I donde los ciclos para el primer y séptimo rayos
se dan abiertamente:

“El primer rayo, por ejemplo, gobierna todos los ciclos, como los de un millón de años, cien mil
años, mil años, cien años y un año. El séptimo rayo controla ciclos similares, como siete mil
años y siete millones de años "(Psicología Esotérica I, pág. 265).

O nuevamente, el tibetano nos informa en la página 349 de Psicología Esotérica I que los ciclos
del segundo rayo son dinámicos y se repiten en un ritmo regular en este momento en secuencias
de 500 años. Según él, la espiral de 500 años del segundo rayo es un ciclo excesivamente
potente y de recurrencia rápida, que alcanza su pico de aparición o marca de agua en 250 años,
a la mitad de su período. El tibetano también nos informa en la página 26 de Esoteric Psychology
I que Ray Two ha estado en manifestación desde 1575 ad. Y, una vez más, en la página 349
del mismo libro, nos informa que se alcanzó el período pico de su aparición de 250 años. en
1825 dC Tenga en cuenta, por lo tanto, que el segundo rayo racial está pasando por sus ciclos
de sub-rayos en declive hasta el año 2075 En ese momento comenzará con su ciclo saliente y
culminará su ciclo de 250 años de emergencia máxima en 2325 dC Antes de continuar, se les
pide a los estudiantes que vuelvan a leer la Sección Dos, III. Los rayos y el hombre: 4. Los rayos
raciales.

Además del hecho de que cada período de rayos se subdivide en siete períodos de sub-rayos,
también se nos ha enseñado que los diversos ciclos de rayos deben verse desde dos ángulos
o puntos de vista, ya que cada septenado, en realidad, es dual. En este sentido específico, lea
en Un Tratado sobre Fuego Cósmico donde AAB escribe:

“Lo que a menudo se pasa por alto es que cada uno de estos rayos de energía se manifiesta
de manera constructiva, a través de las agencias de construcción de formas, y de manera
destructiva a través de la capacidad de la fuerza de destruir antes de construir. Por lo tanto, los
ciclos se pueden ver desde dos ángulos. ”(Pg.1038)

El segundo fundamento de la Sabiduría Eterna, la Ley de Periodicidad, involucra el concepto de


dualidad. Su actividad provoca la aparición y desaparición periódica de todas las existencias,
ya que es la causa de la evolución cíclica. Cada una de las dos fases principales de la actividad
del rayo cíclico en espiral, denominada por los astrólogos esotéricos, la ruta de salida y la ruta
de entrada, se divide en siete etapas sucesivas.
1. Saliente
a. Regreso. Apariencia. Manifestación de fuerza.
si. Forma constructiva de agencias de construcción.
2. Entrante
a. Retirada. Oscurecimiento. Abstracción.
si. Fuerza destructiva previa a la construcción.

Ahora, por ejemplo, apliquemos estas instrucciones al análisis del ciclo racial de segundo
rayo. Un período racial completo de 500 años se compone de siete períodos de sub-rayos
salientes seguidos de siete períodos de sub-rayos entrantes. Esto hace un total de 14 ciclos de
sub-rayos de aproximadamente 50 años cada uno. (250 años dividido por 7 = 35.7 más un
período de interludio de 10 años). En un estado de flujo y flujo constante, los ciclos de rayos se
superponen entre sí. Derivado del uso del Número maestro 10, el cálculo del período de
interludio nos permite dar cuenta de la total libertad de funcionamiento de un período de
influencia al siguiente. La cifra de interludio se calcula dividiendo el período del ciclo de rayos
por 10. En este caso, 500 dividido por 10 es igual a 50. El número 50 se divide por 10 una vez
más y el cociente se multiplica por dos. 50 dividido por 10 es igual a 5 y multiplicado por dos es
igual a 10. Entonces, diez años, es la cifra intermedia para los sub-rayos del segundo rayo
racial. En otras palabras, restamos el cálculo del intervalo del período del ciclo total, pero lo
sumamos al tiempo de transición a medida que avanza en espiral a través de cada subrayo. Por
lo tanto, el segundo período de rayo racial de 500 años se encuentra actualmente en su sexto
período de subrayo entrante hasta el año 2025 ad.

El mismo método, que utiliza las fechas dadas por el tibetano, se puede utilizar para establecer
líneas de tiempo de múltiples pistas para los otros tres rayos raciales, el tercero, el quinto y el
séptimo, actualmente en encarnación. Como es el caso con los períodos de rayos planetarios
mayores, el estudiante preciso debe tener en cuenta que cuatro rayos raciales se encuentran
en diferentes etapas objetivas de actividad o manifestación y que tres rayos están fuera de la
encarnación y en reposo.

He preparado un resumen de las líneas de tiempo de los rayos raciales para los otros rayos
raciales a través de los siglos recientes en una serie de documentos y los publicaré según lo
solicitado. En resumen, permítanme decirles a mis futuros interlocutores que cada estudiante
de los Siete Rayos eventualmente encuentra pruebas de cierto carácter especial, que se
vuelven irrefutables y son innegables a largo plazo.

Durante una serie de años, he realizado pruebas matemáticas, geométricas, filosóficas,


astrológicas e históricas. Naturalmente, esta es solo mi opinión personal, pero luego, no he
encontrado que la Llave haya demostrado ser vieja u oxidada para girar y, de hecho, desbloquea
la puerta que conduce a los arcanos del Santuario más interno escondido dentro del Corazón
del Hierofante de la Gran Logia Blanca. He mantenido en alto el estandarte de las Ciencias
Esotéricas y reuní a las figuras del Ocultismo. Las 10 letras numéricas del Alfabeto Divino de la
Verdad ahora están ordenadas en orden de batalla, habiendo sido despertadas de su secreto
de toda la vida y actualmente tocan para ser admitidas en el arsenal de armas ocultas de los
estudiantes modernos. Muchos fueron los indicios arrojados en la dirección de la clave
astrológica en La Doctrina Secreta y se puede encontrar un número aún mayor de referencias
diseminadas por los numerosos libros del tibetano. HPB levantó una esquina de su velo, y luego,
AAB hizo otro alquiler más grande, y ahora, finalmente, el velo se ha roto en dos, su tela gasa
cortada por el barrido de la espada Oculta. El Dragón de la Sabiduría Astrológica, en su
interpretación numérica ahora restaurada, desnuda y sin adornos con fantasía, sus figuras vivas
se erigen como símbolos vivientes de la pura verdad del Espíritu del Logos Celestial. Se ha
demostrado y demostrado que la parte numérica y geométrica del lenguaje sacerdotal secreto,
cuyas claves están en manos de los Grandes Adeptos, no es un código arbitrario o creado por
el hombre.

1988.
Stephen D. Pugh.