Está en la página 1de 12

Billiton Tintaya S.

A
La empresa BHP Billiton Tintaya S.A. se ha comprometido con la protección y conservación
del ambiente, así como el desarrollo sostenible de las poblaciones de su entorno. En este
contexto y dentro del marco legal estipulado que regulan las actividades minero-
metalúrgicas, se pone a disposición la presente Modificación del Estudio de Impacto
Ambiental de la Planta de Óxidos, con el objeto de establecer las condiciones ambientales
existentes y de este modo evaluar los impactos que ocasionan sus actividades e identificar
las medidas que serán necesarias para eliminar o minimizar dichos impactos a niveles
aceptables según la normatividad aplicable.

DESCRIPCIÓN DEL ÁREA DEL PROYECTO


Ubicación
Políticamente se ubica en el distrito de Espinar, provincia de Espinar, departamento de
Cusco y geográficamente entre los cerros Huinicunca (Norte), Chuncholañai (Sur) y
Ccachatira (Oeste), mientras que por el Este se encuentra el Tajo de explotación; a una
altitud promedio de 4 200msnm.

Población en Alto Huancane


El crecimiento en el poblado de Alto Huancane considerado como un caserío agrícola-
minero es grande frente a periodos anteriores, como resultado de las inversiones en minería
(BHP Billiton Tintaya S.A.), ubicado a solo 5,5km del caserío. Su población es rural, viven
en sectores donde se plasma su forma de vida y las expresiones culturales propias de su
hábitat. Las familias en este poblado presentan un promedio de 4 personas por unidad
familiar considerando hombres, mujeres y niños en una determinada vivienda.
Caracteristicas de la Poblacion Alto Huancane
Servicio Educativo
Existe una escuela primaria fiscal; es decir, cuenta con el apoyo de BHP Billiton Tintaya, lo
que lo mantiene con cierta ventaja en cuanto a personal docente, infraestructura y servicios,
frente a los colegios de régimen plenamente estatal existentes en las comunidades
cercanas.
Servicio de Desagüe
La comunidad se constituye como una población rural, las aguas servidas son evacuadas
a cursos cercanos de agua sin ningún tratamiento; donde no hay cursos de agua cercanos
se recurre a silos, letrinas o simplemente al campo a evacuar las excretas.
Residuos Sólidos
Los residuos sólidos y/o domésticos son colectados por los propios pobladores de la zona
para luego transportarlos hacia rellenos sanitarios improvisados. En los casos en donde se
cuenta con bienes ganaderos y agrícolas se suele utilizar los residuos orgánicos domésticos
para beneficio de los bienes.
Electricidad
El poblado de Alto Huancane cuenta con energía eléctrica del Sistema Interconectado
Nacional. Se ha podido observaren todas las viviendas las conexiones correspondientes.
Sectores Productivos en Alto Huancane
Se considera como base de la economía regional en la zona a pesar de ser pocas las
personas en esta actividad por la distancia que existe al centro minero de Tintaya (5,5km)
y al costo de transporte a este lugar. Las actividades de este tipo empiezan con las unidades
familiares o individuales, pasando desde el pequeño y
Pesca
En Alto Huancane existe el río Salado, cuyas aguas son las que ayudan a sus cultivos.
Existen truchas, las cuales son consumidas. El 80% de la población considera a este
recurso natural como fuente de cultivo y riego para la agricultura. Pero a su vez el 71,11%
de la población lo considera como el problema fundamental de la comunidad, ya que debido
a las actividades propias de la extracción del mineral (relaves, otras) las aguas son
contaminadas, convirtiéndose asi en una preocupación fundamental. Los pobladores de la
comunidad afirman que el agua esta contaminada perjudicando sus cultivos en grandes
niveles y perjudicando al pueblo ya que el agua es utilizada también para consumo humano.
Agricultura
Esta actividad es básica, a veces solo se puede definir como una agricultura de subsistencia
porque producen para consumir, comercializando o intercambiando sus excedentes.
Muchos de los pobladores de la comunidad se dedican a actividades complementarias para
fortalecer su economía familiar. A partir de esta actividad agrícola podemos explicar una
serie de fenómenos y procesos que ayuden a explicar el modo de vida de los pobladores.
Por ejemplo esta actividad lleva al comercio del excedente en algunas familias, también
existe el “trueque” (intercambio de productos entre los pobladores del lugar), haciendo mas
fuertes los lazos familiares y otras expresiones culturales que siempre existen
(compadrazgo, “andarutos”, otros).
AMBIENTE DE INTERES HUMANO
La Empresa BHP Billiton Tintaya S.A. tiene firmado un acuerdo con el Instituto Nacional de
Cultura – Cusco (INC-C) en el que se autoriza la transferencia en calidad de custodia de un
total de ciento sesenta y siete (167) objetos arqueológicos a favor de la Empresa, los cuales
serán devueltos después de concluir con la explotación de los recursos mineros.
Actualmente los objetos arqueológicos mencionados se encuentran en calidad de
exposición en el Museo de Sitio que la Empresa ha implementado para tal fin, el cual se
encuentra ubicado dentro del hotel Tambomachay en el campamento de la UEA Tintaya.
mediano minero hasta la presencia de grandes empresas que originan la explotación del
mineral existente. El mineral producido por Tintaya es el cobre. La población de Alto
Huancane, necesita una mayor identificación con los pobladores de esta zona minera, ya
que su participación es irrisoria, si la comparamos con el distrito de Yauri que dista de 20km
desde el área del proyecto. Los pobladores de Alto Huancane, necesitan ver a esta zona
de Tintaya como una zona con grandes perspectivas de desarrollo, progreso, educación,
salud, otros que a la larga beneficiara a los pueblos aledaños. Los beneficios económicos
obtenidos por la pequeña cantidad de campesinos que participan en BHP Tintaya son
muchas veces para financiar la reproducción de sus economías, por lo que el desarrollo en
su comunidad es bajo. Por lo tanto, se deben armonizar objetivos y lograr el desarrollo
común de ambos pueblos.

Ecología Local
La configuración topográfica está definida por áreas bastante extensas, suaves a
ligeramente onduladas y colinadas, con laderas de moderado a fuerte declive hasta
presentar en algunos casos afloramientos rocosos.
 Flora y Vegetación El ecosistema alto andino del complejo minero Tintaya
originalmente presentaba una cobertura vegetal importante para el refugio de la vida
silvestre y piso forrajero para la ganadería del lugar. Dicho ecosistema ha sido
denudado en extensas áreas debido a las actividades propias de la explotación
minera. El área específica para la disposición de ripios presenta una fisonomía
desértica debido a que se encuentra sobre la base de una zona establecida para la
disposición de desmontes (Botadero 28, zonas de clasificación A y B). Sin embargo,
se tienen ligeros rebrotes en la zona de clasificación D, dichos rebrotes tienen
carácter efímero debido a que dicha zona se encuentra aún en etapa de disposición
de desmonte.
 Fauna La presencia mayoritaria de fauna encontrada se da en zonas un poco
alejadas al área del proyecto. Sin embargo, dentro del área del proyecto se identificó
solo la especie Geranoaetus fuscescens (aguilucho grande).
 Áreas Naturales y Especies Amenazadas Ninguna especie de flora amenazada
se encuentra reportada en el área del proyecto. El área de estudio no involucra
ninguna unidad de conservación establecida por el SINAMPE.

EVALUACIÓN DE IMPACTOS Y MITIGACION DEL MISMO,


POR LA EMPRESA.
AMBIENTE FISICO
Topografía
 Etapa de preparación: los impactos identificados en esta etapa son los relacionados
al acondicionamiento del botadero para la posterior disposición de ripios: traslado
de caliza existente en áreas periféricas para el diseño de la base en el área del
proyecto, diseño del canal de drenaje periférico, excavación para la instalación de
los piezómetros y del pozo de contingencia. El primero constituye un impacto severo
ya que producirá una alteración sobre la topografía del área en la cual se encuentra
la caliza a ser utilizada. Los siguientes son impactos puntuales y breves ya que se
estima la etapa de acondicionamiento en un (01) mes y se hará sobre áreas ya
disturbadas, la mitigación es requerida luego de la vida útil del botadero. En la matriz
de evaluación del impacto ambiental para la etapa de preparación, es negativo e
importante (-33,0 puntos).
 Etapa de operación: las labores de disposición de ripios implican un impacto severo
sobre la topografía local debido a la configuración misma del botadero, alterando la
topografía del área de modo importante. Sin embargo, este es un impacto ya
previsto en la concepción inicial del botadero y el proyecto no contribuye a potenciar
dicho impacto negativo ya que la disposición de ripios no va a modificar
significativamente las dimensiones establecidas para el botadero. Durante la
operación no se realizarán excavaciones u otros movimientos de tierra que alteren
la topografía. En la matriz de evaluación del impacto ambiental para la etapa
operativa, se observa que el impacto resultante es negativo y moderado (-20,0
puntos).
 Etapa de cierre: el cierre del botadero y el cierre programado de los accesos, tendrán
un leve impacto positivo sobre la topografía del área en comparación con los
impactos identificados en las etapas anteriores, debido a las prácticas de
estabilización y revegetación que permitirán rehabilitar el área ocupada por el
botadero y sus accesos, evitando su erosión posterior. En la matriz de evaluación
del impacto ambiental para la etapa de cierre se observa que el impacto resultante
sobre la topografía en lo que respecta al botadero es levemente positivo (+10,0
puntos).
Calidad de Aire
 Etapa de preparación: durante esta etapa la calidad del aire se verá afectada por la
generación de material particulado producto de las obras de acondicionamiento para
la disposición de ripios en el botadero 28 las cuales consisten básicamente en el
transporte, disposición y compactación de caliza y gravas para el diseño de la base
y drenaje interno; asimismo una cantidad de gases de combustión provenientes de
la maquinaria y vehículos para efectuar dicho acondicionamiento. Otra fuente de
emisión de partículas será la proveniente de la extracción de terreno durante la
perforación para instalar los piezómetros y el pozo de contingencia. Estos impactos
son importantes pero breves ya que solo estarán presentes durante el
acondicionamiento del botadero, la instalación de piezómetros y el pozo de
contingencia respectivamente. En la matriz de evaluación del impacto ambiental
para esta etapa, el impacto resultante es negativo y moderado (-24,0 puntos).
 Etapa operativa: la operación del botadero implica un impacto importante sobre la
calidad de aire, básicamente por material particulado generado por el transporte de
los ripios hacia el botadero y la disposición de los mismos sobre el botadero. El
proyecto implica un aumento de la frecuencia de llegada de vehículos al botadero
ya que además del desmonte será acarreado el ripio; sin embargo, esto no
contribuirá de manera significativa con la generación de polvo ya que se continuará
con el riego constante de los accesos al botadero tal y como se viene haciendo en
otros sectores de la mina. También se ha identificado un leve impacto por el
levantamiento de polvo durante la descarga de material y dispersión de partículas
por la acción del viento. Los gases de combustión de los vehículos de transporte y
maquinaria (cargador frontal, tractor de oruga y niveladora) constituyen un impacto
leve. Para facilitar su dilución inmediata y evitar que levanten polvo del suelo, la
descarga de los gases de escape de dichos equipos se proyectará por encima de la
caseta de cada vehículo pesado. Estos vehículos están sometidos a mantenimiento
preventivo constante para mitigar el impacto causado por los gases de combustión.
Dichos impactos solo estarán presentes durante la vida útil del botadero por lo que
representan impactos constantes o de mediano plazo. En la matriz de evaluación
del impacto ambiental se observa que el impacto negativo resultante sobre la calidad
del aire durante la etapa operativa, respecto a los impactos globales, es negativo y
severo (-64,0 puntos), el clima lluvioso de la zona desfavorece la generación de
polvo durante la mayor parte del año. Cabe precisar que dadas las características
de la zona no existen áreas agrícolas debido a las limitaciones del terreno, y que las
operaciones que se realizarán no difieren de las que se han venido realizando hasta
la actualidad (disposición de material en el botadero) no incluyéndose nuevas
fuentes de generación de material particulado u otros contaminantes, además de la
implementación de medidas de manejo ambiental para el control de la generación
de polvo durante el transporte mediante el regado de los accesos al botadero, no se
espera tener un impacto ambiental adicional significativo sobre la calidad del aire
del entorno que represente riesgo alguno para las poblaciones.
 Etapa de cierre: El cierre del botadero de desmontes al favorecer la rehabilitación
de la calidad del suelo mediante la cobertura y revegetación, generará también un
impacto positivo a la calidad del aire al eliminar las áreas descubiertas de
vegetación. Además cesará la disposición de material y por ende la generación de
polvo producto de dicha actividad. El cierre de los accesos al botadero también
tendrá un impacto positivo significativo sobre la calidad de aire porque rehabilitará
la cobertura vegetal y evitará la generación de polvo y partículas. Asimismo, con el
cese de la circulación de vehículos se disminuirá la generación de polvo a las
condiciones iniciales. La matriz de evaluación del impacto ambiental durante la
etapa de cierre y la consecuencia de los trabajos de rehabilitación a implementarse,
muestran que el impacto resultante sobre la calidad de aire es positivo y muy
importante (+88,0 puntos).
Ruido
 Etapa de preparación: se tendrá un impacto por ruidos generados por el
desplazamiento de la maquinaria y descarga de material para las obras de
acondicionamiento de la base del área para disposición de ripios, los cuales son
breves por el tiempo de acondicionamiento, tratando de realizarse de la manera mas
adecuada para evitar generar ruidos molestos por el manejo de los materiales. Otro
impacto por ruido será el generado por la maquinaria durante la perforación para la
instalación de los piezómetros y el pozo de contingencia. Estos impactos no serán
percibidos por la población debido a la reducción que sufren las ondas sonoras
conforme se aumenta la distancia de percepción, teniendo como resultado que estos
impactos solo afectaran a los trabajadores y operarios de la zona los cuales contaran
con las medidas y equipos necesarios para reducir este impacto. La matriz de
evaluación del impacto ambiental muestra que el impacto resultante por ruidos es
negativo y leve (-12,0 puntos).
 Etapa operativa: el mayor impacto relacionado con ruidos se generará durante las
labores de disposición del material en el botadero debido al tránsito de camiones
que realizarán el transporte y descarga del material (camiones volquete) y a la
maquinaria pesada (retroexcavadoras de oruga) que acomodarán el material en el
botadero. Similar a la etapa de preparación, estos se limitarán al área de las
operaciones antes que al entorno de las mismas. En este sentido, los impactos
tienen un alcance limitado que no trasciende el área de operaciones. Los niveles de
ruido serán similares a los que se han venido manejando con la operación rutinaria
del botadero 28 ya que como se indicó anteriormente no se introducirá nuevas
fuentes generadoras de ruido, se continuará utilizando vehículos que harán el
transporte del material hacia el botadero y la maquinaria que lo acondicionará en el
mismo. Además, el área de operaciones es una zona abierta que permite una rápida
difusión del sonido. En la matriz de evaluación del impacto ambiental para la etapa
operativa, se observa que el impacto negativo resultante debido al ruido es
importante respecto a los impactos globales (-45,0 puntos).
 Etapa de cierre: el cierre del botadero 28 restablecerá las condiciones originales
respecto a ruidos, pues cesarán todas las operaciones que lo generaban. Así
mismo, el cierre de los accesos al botadero tendrá un impacto positivo sobre el nivel
de ruido porque eliminará en forma permanente el tránsito por el lugar. Durante la
etapa de cierre el impacto será positivo y muy importante (+80,0 puntos).
Suelo
 Etapa de preparación: En esta etapa del proyecto no se generará ningún impacto
ambiental sobre el suelo dado que se utilizará un área que es actualmente ocupada
por el botadero 28 no siendo necesario disturbar nuevas áreas.
 Etapa operativa: La pérdida de suelo debido a la erosión hídrica también es
potencialmente alta por acción de las lluvias, siendo mayor en las superficies sin
vegetación principalmente en las vías de acceso al botadero, para reducir este
impacto se tienen instaladas cunetas en los accesos existentes y se ha diseñado un
canal de drenaje periférico al área del proyecto el cual será instalado en la etapa de
preparación. Sin embargo; este es un impacto propio de la existencia del botadero
y no será potenciado por la modificación propuesta en este estudio. En la matriz de
evaluación del impacto ambiental para la etapa operativa no se registra impactos
ambientales negativos resultantes sobre el suelo.
 Etapa de cierre: El cierre de las áreas ocupadas por el botadero y accesos tendrá
un impacto positivo importante sobre la calidad del suelo debido a las prácticas de
forestación y revegetación a implementarse que implican un impacto positivo muy
importante en la calidad y extensión del suelo vegetal. El impacto sobre el suelo es
uno de los más importantes dada la ocupación del mismo por el botadero; sin
embargo, este es un impacto ya previsto en la concepción inicial del botadero y el
proyecto no contribuye a potenciar cualquier impacto negativo ya que la disposición
de ripios no ha modificado significativamente las dimensiones del botadero, de allí
que en la matriz de evaluación de impactos para la etapa de cierre se tiene un
impacto positivo sobre la calidad del suelo basado en las prácticas de forestación y
revegetación diseñados para rehabilitar el botadero (+70,0 puntos).
Aguas Superficiales
El agua conjuntamente con los recursos, flora y fauna terrestre vienen a ser los
componentes más sensibles en el área de influencia de la actividad.
 Etapa de preparación: durante esta etapa no se tienen impactos sobre la calidad del
agua ya que sólo se realizarán obras de preparación del botadero, de igual forma,
no se generará impactos a la cantidad de agua. En la matriz de evaluación del
impacto ambiental para la etapa de preparación, se observa que el impacto
resultante sobre las aguas subterráneas es nulo.
 Etapa operativa: de las comparaciones con los datos obtenidos del monitoreo para
las aguas superficiales en el área de influencia del botadero 23, se concluye que en
época de lluvia puede haber filtración de agua pluvial que cae sobre el botadero la
cual podría generar aguas ácidas con contenido de metales pesados en solución;
sin embargo, teniendo en consideración que el ripio será neutralizado con el
desmonte de mina, la posibilidad de contaminación se reduce (ver mayor detalle en
el plan de manejo ambiental). Además, la instalación de un Pozo de Contingencia
con características similares a la del botadero 23 mitigara la posible contaminación
de las aguas hacia la microcuenca. En la matriz de evaluación del impacto ambiental
consolidado para la etapa operativa, se observa que el impacto ambiental negativo
resultante sobre la calidad del agua, es severo (-65,0 puntos).
 Etapa de cierre: En la etapa del cierre y luego de la misma, el flujo de aguas
superficiales mantendrá una calidad apropiada para su descarga debido al
adecuado sistema de drenaje implantado. Sin embargo, en la etapa de cierre se
continuará estudiando y controlando la calidad del agua de percolación para tomar
las medidas de tratamiento en caso de requerirse, el pozo de contingencia y los
canales de drenaje serán clausurados y recubiertos de terreno y vegetación en
cuanto se asegure que no exista riesgo de contaminación, esto se verá con mucho
más detalle en el Plan de Cierre que deberá presentar BHP Billiton Tintaya al
Ministerio de Energía y Minas. Por tanto, se concluye que solo habrá impactos poco
significativos sobre el agua superficial una vez se establezca el periodo del cierre
del botadero debido al correcto sistema de drenaje (-15,0 puntos).

Aguas Subterráneas
 Etapa de preparación: durante esta etapa no se tienen impactos que afecten a los
acuíferos ya que sólo se realizaran obras de preparación del botadero; del mismo
modo, no se tendrán impactos que alteren el volumen de tales acuíferos. En la matriz
de evaluación del impacto ambiental para la etapa de preparación, se observa que
el impacto resultante sobre las aguas subterráneas es nulo.
 Etapa operativa: se ha evaluado una posible filtración de aguas ácidas provenientes
del contacto de las lluvias con el ripio hacia los acuíferos presentes, para tal efecto
se tiene diseñado un riguroso sistema de mitigación el cual consiste en un especial
acondicionamiento de la base del área donde se hará efectiva la disposición de
ripios mediante una capa de caliza con su respectivo sistema de drenaje, además
de los estudios de composición mineralógica realizados para comprobar la
capacidad de neutralización del desmonte con el cual será mezclado el ripio. A su
vez se llevará a cabo un control constante mediante la instalación de piezómetros
para así evitar cualquier riesgo de impacto por filtración de aguas ácidas sobre los
acuíferos presentes. En la matriz de evaluación del impacto ambiental consolidado
para la etapa operativa, se observa que el impacto ambiental negativo resultante
sobre la calidad del agua subterránea, respecto a los impactos globales, es severo
(-70,0 puntos).
 Etapa de cierre: según los estudios realizados por la empresa minera para evaluar
la permeabilidad del terreno (ver anexo XII), se concluye que las características
iniciales del terreno favorecen la reducción de cualquier riesgo de impacto sobre los
acuíferos, esto sumado a las medidas de mitigación para una neutralización efectiva
de las aguas ácidas presentes garantizan la calidad de las aguas subterráneas
luego de la vida útil del botadero. El control mediante los piezómetros continuará
hasta que se asegure la reducción total de cualquier riesgo de filtración (el tiempo
para este proceso se evaluará y definirá en el Plan de Cierre que deberá presentar
BHP Billiton Tintaya al Ministerio de Energía y Minas). En la matriz de evaluación
del impacto ambiental para la etapa de cierre, se observa que el impacto resultante
sobre las aguas subterráneas es leve (-15,0 puntos).
AMBIENTE BIOLÓGICO
Áreas Agrícolas
En el entorno de las operaciones no existen áreas agrícolas debido a las características
topográficas, altitudinales y climáticas del área, descartándose así todo tipo de impactos
adversos. Sin embargo, 5,5km hacia el Este, en la comunidad de Alto Huancane y en las
zonas más bajas, existen áreas agrícolas que se encuentran localizadas en terrenos que
cuentan con suelos, aguas y características climáticas apropiadas pero que no sufrirán
ningún tipo de impacto adverso como consecuencia de las operaciones mineras.
Vegetación y Flora Terrestre
La ejecución del proyecto sólo afectará a la vegetación y flora terrestre durante la etapa de
cierre debido a que se realiza sobreun área ya disturbada para la disposición de ripios, por
lo que las posibles alteraciones son las ya existentes debido a las operaciones rutinarias
del botadero y que ya han sido identificadas en el estudio realizado para la habilitación
inicial del área como botadero.
Etapa de cierre: el cierre del botadero y accesos se realizará colocando el suelo orgánico
removido (top soil) para su revegetación. Esta rehabilitación implica un impacto positivo
muy importante sobre la vegetación y flora terrestre, puesto que el suelo quedará limpio de
sustancias nocivas para el desarrollo de la biota nativa del área. La rehabilitación de la
calidad del suelo mediante la forestación, cobertura y revegetación en el caso del botadero
y accesos al mismo implica un gran impacto positivo pues incrementa notablemente la
extensión de áreas con vegetación favoreciendo el desarrollo de la flora terrestre. El cierre
de los accesos al botadero tendrá un impacto positivo importante permitiendo el desarrollo
sustentado de la vegetación y flora terrestre. En la etapa del cierre, que ha sido diseñada
para rehabilitar la totalidad de las áreas disturbadas, el impacto positivo respecto a la
situación original es muy importante (+80,0 puntos) para la flora terrestre. Este resultado
tipifica la calidad ambiental del proyecto, pues una vez que cesen las operaciones y se
proceda al cierre programado, éste ocasionará un impacto positivo directo sobre la
biocenosis del área de influencia directa.
Fauna Terrestre
Similar a la identificación de impactos para la flora, el proyecto no altera la fauna terrestre
durante las etapas de preparación y operativa debido a que el área donde se hará efectiva
la disposición de ripios ya ha sido previamente analizada y establecida como tal.
Etapa de cierre: el cierre del botadero y la posterior revegetación significan un impacto
positivo importante para la fauna terrestre ya que el área pasara a convertirse en un entorno
habitable para la fauna. La adecuada revegetación y la correcta impermeabilización del
terreno garantizan un hábitat saludable para toda la biota local. En la matriz consolidada de
evaluación del impacto ambiental se observa, con relación a los impactos globales, que
para la etapa de preparación como para la etapa operativa no se producirán nuevos
impactos por tratarse de un área ya establecida como botadero. En la etapa del cierre, el
impacto positivo respecto a la situación original es significativo (+108,0 puntos) para la
fauna terrestre.
AMBIENTE SOCIAL
Población
El poblado más cercano al área donde se desarrollan las actividades es el poblado de Alto
Huancane ubicado a 5,5km aproximadamente. Otros poblados cercanos son: Pito pata,
Pacpacco, Challani, Huisa. Las actividades de la mina actualmente afectan al poblado de
Alto Huancane y de manera indirecta y muy levemente al distrito de Yauri como eje del
desarrollo económico de la zona; sin embargo, en lo que respecta al proyecto motivo de
este estudio, se concluye que no habrá modificaciones en lo que respecta a la cantidad o
requerimiento de mano de obra para las actividades definidas en este proyecto; es decir,
solo habrá cambio de material mas no de funciones por parte de trabajador.
Etapa de cierre: para las labores propias de rehabilitación de las áreas disturbadas
mediante el programa de forestación y revegetación se requerirá de la mano de obra no
calificada preferentemente de los pobladores de Alto Huancane. En la matriz de evaluación
del impacto ambiental se observa, para esta etapa, que el impacto resultante es positivo
(+48,0 puntos).
Relaciones Comunitarias
Representantes de cinco comunidades y de la compañía minera BHP Billiton Tintaya S.A.
firmaron el 21 de diciembre de 2 004 en la Provincia de Espinar, Cusco, un acuerdo sobre
tierras, desarrollo sostenible, medio ambiente y derechos humanos. El acuerdo se alcanzó
en el seno de la Mesa de Diálogo de Tintaya creada en diciembre del 2 001 y que está
integrada, además de las comunidades de Tintaya Marquiri, Alto Huancane, Bajo
Huancané, Huano Huano y Alto Huarca, por la empresa BHP Billiton Tintaya, por la
Coordinadora Nacional de Comunidades Afectadas por la Minería (CONACAMI), la
Coordinadora Regional de Comunidades Afectadas por la Minería de Cusco (CORECAMI
Cusco), la ONG peruana CooperAcción y Oxfam América. El acuerdo contempla que se
dará “tierra por tierra” a las comunidades firmantes, en una cantidad equivalente a la que
les fue expropiada por el Estado en el año 1 982 y a la comprada posteriormente por la
empresa. Las comunidades recibirán además entre 25 y 50 por ciento de tierras adicionales
y asistencia técnica de la empresa por 2 a 3 años para facilitar el traslado e instalación en
los nuevos terrenos. Los montos adicionales los establecerán por consenso los miembros
de la Mesa de Dialogo y los ratificarán las comunidades en sus asambleas. Las actividades
de exploración que la compañía desarrolle se harán con el consentimiento previo de las
comunidades propietarias o los propietarios individuales, de conformidad con los criterios
rectores de su Carta Constitutiva, políticas de Salud, Seguridad, Medio Ambiente y
Comunidades (HSEC) y conforme a los principios de la Mesa de Diálogo. En el acuerdo se
reconoce la importancia del desarrollo sostenible para el futuro de las comunidades
aledañas a la mina y el derecho de éstas a determinar su propio ritmo de cambio, conforme
con su visión, planes y procesos propios para la toma de decisiones. Para promover el
desarrollo, los firmantes aprobaron la creación de un “Fondo para el Desarrollo de las
Comunidades” que cuente con recursos de la cooperación internacional, de organismos
públicos y privados y de la propia empresa minera. El acuerdo reitera la voluntad de las
partes de velar por el cuidado del medio ambiente siguiendo estándares de calidad
ambiental adoptados por consenso y trabajar un programa de Monitoreo Ambiental
Conjunto, así como mecanismos de Evaluación de Salud Humana y Sanidad Animal y un
Sistema de Vigilancia Ambiental Comunal en el área de influencia de la actividad minero
metalúrgico. Las partes acordaron atender los casos de violaciones de derechos humanos
identificados y mantener la Mesa de Diálogo como un mecanismo permanente de solución
a conflictos futuros y apoyo al desarrollo sostenible de las comunidades. El cumplimiento
del acuerdo, según se indica en el mismo, estará a cargo de la Oficina de la Ombudsman
de la Minería de Oxfam Australia. En la matriz consolidada de evaluación del impacto
ambiental se observa que el impacto resultante sobre las relaciones comunitarias, con
relación a los impactos máximos globales durante la etapa de cierre es de +100,0 puntos.
Actividad Económica
Las actividades establecidas para este proyecto no modificaran el desarrollo económico de
las comunidades implicadas en el área de influencia de la explotación minera ya que la
actividad de disposición de desmonte y ripios se viene realizando desde el inicio de
operaciones de la planta de óxidos (año 2 002).
Etapa de cierre: el nivel de ingresos y de los puestos de trabajos decaerán, motivando el
retorno de los trabajadores foráneos a su lugar de origen y a los comuneros de la localidad
a sus labores agrícolas y pecuarias habituales. Sin embargo, el apoyo realizado por parte
de la empresa minera en lo que respecta al desarrollo de las comunidades (colegio, centro
médico, etc.) ya ha establecido un aumento en el desarrollo social y económico de las
comunidades cercanas. Además, según el acuerdo establecido en el plan de relaciones
comunitarias, la empresa minera capacitara a los pobladores de la comunidad para que sus
actividades económicas no sean dependientes de la influencia de la minera; es decir, se
fomentara el aumento de comercio por exportaciones, el incremento de la capacidad
agrícola, etc. En la matriz consolidada de impactos ambientales se observa, en relación a
los impactos máximos globales, que el impacto resultante sobre la actividad económica
durante la etapa de cierre, es importante (-54,0 puntos).
Uso del Suelo
Como se indicó anteriormente, el objetivo principal del presente proyecto es buscar una
alternativa para la disposición de ripios del proceso de lixiviación sin disturbar nuevas áreas
para lo cual se va a utilizar el botadero 28 que venía siendo utilizado para la disposición de
desmonte. En ese sentido, no se generará impacto alguno sobre el uso del suelo ya que no
se intervendrán nuevas áreas. Para la etapa de cierre y posterior a esta, se dispondrá de
terreno cubierto de vegetación, por lo que este nuevo suelo podría utilizarse para fines
agrícolas o ganaderos, dependiendo de los estudios previos de factibilidad para dichas
actividades, por lo que el impacto puede considerarse positivo, presentando +33,0 puntos
en la matriz de evaluación de impactos, aunque dependiendo del tipo de vegetación
implantada asi como del terreno final.
AMBIENTE DE INTERÉS HUMANO
Paisaje y Estética
 Etapa de preparación: en el área se viene realizando actividad minera desde hace
varios años por las operaciones de la mina Tintaya y la planta de Óxidos; del mismo
modo, el botadero a utilizar es un componente cuya conformación ha sido
programada previamente en el Estudio de Impacto Ambiental aprobado por lo que
no se tendrá efectos negativos adicionales a los ya planificados en dicho Estudio.
Cabe precisar que el diseño del botadero no ha sufrido cambios sustanciales que
impliquen una modificación adicional de paisaje, especialmente en lo referente a su
altura y área superficial, por lo que el impacto del proyecto de modificación del EIA
sobre el paisaje es mínimo (-6,0 puntos).
 Etapa operativa: durante la fase operativa se alterará el paisaje de la zona debido
al tránsito de camiones y maquinaria pesada y a la conformación progresiva del
botadero; no obstante, este impacto será controlado con el diseño mismo del
botadero con una disposición ordenada del material; igualmente, este impacto será
reversible ya que luego de la etapa de cierre disminuirá notablemente el tráfico de
maquinaria y vehículos. En la matriz de impactos ambientales se observa, con
relación a los impactos globales, que el impacto resultante sobre el paisaje y la
estética del lugar afectado, durante esta etapa, es negativo e importante (-54,0
puntos).
 Etapa de cierre: cuando la actividad minera cese, la totalidad del área afectada será
rehabilitada. Ello implica que las áreas del ámbito de estudio, que para este proyecto
corresponden únicamente al botadero 28, serán reemplazadas por áreas con una
estabilidad química permanente y ello contribuirá a mejorar significativamente la
estética y paisaje del lugar. Si bien el botadero quedará como una alteración
topográfica irreversible, su vegetación y perfilado atenuará este efecto. Este es un
impacto ya previsto en la concepción inicial del botadero y el proyecto no contribuye
a potenciar dicho impacto negativo ya que la disposición de ripios no ha modificado
las dimensiones del botadero. En la matriz consolidada de impactos ambientales se
observa que el impacto en la etapa del cierre es significativa e importante (+80,0
puntos).
Ningún proyecto puede ser justificable si se logra a expensas del deterioro ambiental.
El presente estudio demuestra que las operaciones del botadero 28 no producirán un
impacto ambiental significativo a la vez que contribuye a cubrir la demanda de
disposición de ripios generados.