Está en la página 1de 8

Florencia Caquetá, junio de 2018

Honorables Magistrados
CORTE CONSTITUCIONAL
Ciudad.

Ref.: Demanda de Inconstitucionalidad en contra del


Artículo 223, Parágrafo 1 de la ley 1801 DE 2016 por
La cual Se dicta normas tendientes a violar el debido
Proceso, igualdad ante la ley y ante las Autoridades
Competentes y se dictan otras disposiciones.

DIANA MARCELA GUERRA CHAVES, ciudadana colombiana mayor de edad,


identificada con la cédula de ciudadanía No. 1117531979, expedida en Florencia,
obrando en nombre propio, con domicilio en la ciudad de Florencia,
respetuosamente me dirijo a ustedes en uso de mis derechos y deberes
consagrados en el numeral 6 del artículo 40 y en el numeral 7 del artículo 95 de la
Constitución Política de 1991, con fundamento en el Decreto Reglamentario 2067
presento ante este Despacho Judicial DEMANDA DE INCONSTITUCIONALIDAD
contra el parágrafo primero del Artículo 223 de la ley 1801 DE 2016 por
vulneración al derecho del debido proceso, principio de legalidad y el principio de
no autoincriminación, artículo 4, artículo13, artículo 29 y el artículo 33 y de la
Constitución Política, en relación con los sujetos de especial protección
constitucional. Como se sustentara a continuación:

Para fundamentar la presente demanda, se establecerán las cuestiones referentes


a la presentación de la demanda, donde se determinará (1.1) la norma acusada de
inconstitucionalidad; (1.2) las normas constitucionales que se consideran infringidas
por la disposición legal cuestionada; (1.3) se formulará la petición de fondo de la
demanda; y (1.4) se presentarán los fundamentos de la presente acción de
inconstitucionalidad. Por último, (2) se analizarán aspectos relativos a la
admisibilidad de la demanda.
I. NORMA DEMANDADA

A continuación se transcribe el texto legal demandado, subrayando los apartes de la


disposición respecto de los cuales se cuestiona la constitucionalidad.

Diario Oficial No. 49.949 de 29 de julio de 2016


LEY 1801 DE 2016
(Julio 29)
Por la cual se expide el Código Nacional de Policía y Convivencia
El congreso
Decreta:
[…]

TÍTULO III, PROCESO ÚNICO DE POLICÍA


CAPÍTULO III. PROCESO VERBAL ABREVIADO
Artículo 223. TRÁMITE DEL PROCESO VERBAL ABREVIADO. Se tramitarán por
el proceso verbal abreviado los comportamientos contrarios a la convivencia, de
competencia de los Inspectores de Policía, los Alcaldes y las autoridades especiales
de Policía, en las etapas siguientes:
1. Iniciación de la acción. La acción de Policía puede iniciarse de oficio o a petición
de la persona que tenga interés en la aplicación del régimen de Policía, contra el
presunto infractor. Cuando la autoridad conozca en flagrancia del comportamiento
contrario a la convivencia, podrá iniciar de inmediato la audiencia pública.
2. Citación. Las mencionadas autoridades, a los cinco (5) días siguientes de
conocida la querella o el comportamiento contrario a la convivencia, en caso de que
no hubiera sido posible iniciar la audiencia de manera inmediata, citará a audiencia
pública al quejoso y al presunto infractor, mediante comunicación escrita, correo
certificado, medio electrónico, medio de comunicación del que disponga, o por el
medio más expedito o idóneo, donde se señale dicho comportamiento.
3. Audiencia pública. La audiencia pública se realizará en el lugar de los hechos, en
el despacho del inspector o de la autoridad especial de Policía. Esta se surtirá
mediante los siguientes pasos:
a) Argumentos. En la audiencia la autoridad competente, otorgará tanto al presunto
infractor como al quejoso un tiempo máximo de veinte (20) minutos para exponer
sus argumentos y pruebas;
b) Invitación a conciliar. La autoridad de Policía invitará al quejoso y al presunto
infractor a resolver sus diferencias, de conformidad con el presente capítulo;
c) Pruebas. Si el presunto infractor o el quejoso solicitan la práctica de pruebas
adicionales, pertinentes y conducentes, y si la autoridad las considera viables o las
requiere, las decretará y se practicarán en un término máximo de cinco (5) días.
Igualmente la autoridad podrá decretar de oficio las pruebas que requiera y
dispondrá que se practiquen dentro del mismo término. La audiencia se reanudará
al día siguiente al del vencimiento de la práctica de pruebas. Tratándose de hechos
notorios o de negaciones indefinidas, se podrá prescindir de la práctica de pruebas
y la autoridad de Policía decidirá de plano. Cuando se requieran conocimientos
técnicos especializados, los servidores públicos del sector central y descentralizado
del nivel territorial, darán informes por solicitud de la autoridad de Policía;
d) Decisión. Agotada la etapa probatoria, la autoridad de Policía valorará las pruebas
y dictará la orden de Policía o medida correctiva, si hay lugar a ello, sustentando su
decisión con los respectivos fundamentos normativos y hechos conducentes
demostrados. La decisión quedará notificada en estrados.
4. Recursos. Contra la decisión proferida por la autoridad de Policía proceden los
recursos de reposición y, en subsidio, el de apelación ante el superior jerárquico, los
cuales se solicitarán, concederá y sustentarán dentro de la misma audiencia. El
recurso de reposición se resolverá inmediatamente, y de ser procedente el recurso
de apelación, se interpondrá y concederá en el efecto devolutivo dentro de la
audiencia y se remitirá al superior jerárquico dentro de los dos (2) días siguientes,
ante quien se sustentará dentro de los dos (2) días siguientes al recibo del recurso.
El recurso de apelación se resolverá dentro de los ocho (8) días siguientes al recibo
de la actuación.
Para la aplicación de medidas correctivas en asuntos relativos a infracciones
urbanísticas, el recurso de apelación se concederá en el efecto suspensivo.
Los recursos solo procederán contra las decisiones definitivas de las autoridades de
Policía.
5. Cumplimiento o ejecución de la orden de Policía o la medida correctiva. Una vez
ejecutoriada la decisión que contenga una orden de Policía o una medida correctiva,
esta se cumplirá en un término máximo de cinco (5) días.
PARÁGRAFO 1o. Si el presunto infractor no se presenta a la audiencia sin
comprobar la ocurrencia de caso fortuito o fuerza mayor, la autoridad tendrá
por ciertos los hechos que dieron lugar al comportamiento contrario a la
convivencia y entrará a resolver de fondo, con base en las pruebas allegadas
y los informes de las autoridades, salvo que la autoridad de Policía considere
indispensable decretar la práctica de una prueba adicional.
PARÁGRAFO 2o. Casos en que se requiere inspección al lugar. Cuando la
autoridad de Policía inicia la actuación y decreta inspección al lugar, fijará fecha y
hora para la práctica de la audiencia, y notificará al presunto infractor o perturbador
de convivencia y al quejoso personalmente, y de no ser posible, mediante aviso que
se fijará en la puerta de acceso del lugar de los hechos o parte visible de este, con
antelación no menor a veinticuatro (24) horas, de la fecha y hora de la diligencia.
Para la práctica de la diligencia de inspección, la autoridad de Policía se trasladará
al lugar de los hechos, con un servidor público técnico especializado cuando ello
fuere necesario y los hechos no sean notorios y evidentes; durante la diligencia oirá
a las partes máximo por quince (15) minutos cada una y recibirá y practicará las
pruebas que considere conducentes para el esclarecimiento de los hechos.
El informe técnico especializado se rendirá dentro de la diligencia de inspección
ocular. Excepcionalmente y a juicio del inspector de Policía, podrá suspenderse la
diligencia hasta por un término no mayor de tres (3) días con el objeto de que el
servidor público rinda el informe técnico.
La autoridad de Policía proferirá la decisión dentro de la misma diligencia de
inspección, o si ella hubiere sido suspendida, a la terminación del plazo de
suspensión.
PARÁGRAFO 3o. Si el infractor o perturbador no cumple la orden de Policía o la
medida correctiva, la autoridad de Policía competente, por intermedio de la entidad
correspondiente, podrá ejecutarla a costa del obligado, si ello fuere posible. Los
costos de la ejecución podrán cobrarse por la vía de la jurisdicción coactiva.
PARÁGRAFO 4o. El numeral 4 del presente artículo no procederá en los
procedimientos de única instancia.
PARÁGRAFO 5o. El recurso de apelación se resolverá de plano, en los términos
establecidos en el presente artículo.

II. NORMAS CONSTITUCIONALES INFRINGIDAS

El aparte subrayado de la disposición normativa transcrita, contraviene

 ARTICULO 4 SUPERIOR.

La Constitución es norma de normas. En todo caso de incompatibilidad entre


la Constitución y la ley u otra norma jurídica, se aplicarán las disposiciones
constitucionales.
Es deber de los nacionales y de los extranjeros en Colombia acatar la Constitución
y las leyes, y respetar y obedecer a las autoridades.

 ARTÍCULO 13 SUPERIOR.

Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma
protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos,
libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo,
raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica.

El Estado promoverá las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva y
adoptará medidas en favor de grupos discriminados o marginados
El Estado protegerá especialmente a aquellas personas que por su condición
económica, física o mental, se encuentren en circunstancias de debilidad
manifiesta y sancionará los abusos o maltratos que contra ellas se cometan.”

 ARTÍCULO 29 SUPERIOR.
El debido proceso se aplicará a toda clase de actuaciones judiciales y
administrativas.
Nadie podrá ser juzgado sino conforme a leyes preexistentes al acto que se le
imputa, ante juez o tribunal competente y con observancia de la plenitud de las
formas propias de cada juicio.

En materia penal, la ley permisiva o favorable, aun cuando sea posterior, se aplicará
de preferencia a la restrictiva o desfavorable.

Toda persona se presume inocente mientras no se la haya declarado


judicialmente culpable. Quién sea sindicado tiene derecho a la defensa y a la
asistencia de un abogado escogido por él, o de oficio, durante la investigación
y el juzgamiento; a un debido proceso público sin dilaciones injustificadas; a
presentar y a convertir las que se alleguen en su contra; a impugnar la
sentencia condenatoria, y a no ser juzgado dos veces por el mismo hecho.”

 ARTÍCULO 33 SUPERIOR.
Nadie podrá ser obligado a declarar contra sí mismo o contra su cónyuge,
compañero permanente o parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad,
segundo de afinidad o primero civil

III. PETICIÓN

Se solicita a la honorable Corte Constitucional se declare INEXEQUIBLE el


parágrafo primero del Artículo 223 de la ley 1801 DE 2016 por las razones que se
exponen en la presente demanda.

IV. FUNDAMENTOS DE LA VIOLACIÓN

Fundamento la presente demanda, poniendo de manifiesto que el derecho al debido


proceso proviene de su estrecho vínculo, con el principio de legalidad y el principio
de no autoincriminación.

La Constitucionalidad de la ley, no es impedimento para considerar que su aplicación


en una situación particular, pueden resultar atendidas las especiales circunstancias
presentes de inconstitucionalidad y deba prescindirse de darle aplicación. Lo cual
ocurre en la presente situación, ya que los efectos del parágrafo del artículo 223 de
la ley 1801 de 2016 producen consecuencias contrarias a nuestra Carta Política, en
un momento inicial o posteriormente a su aplicación. el 33 de la constitución política
y de conformidad con la jurisprudencia en la sentencia T-404 de 1992 re afirma la
supremacía de las normas constitucionales como rectoras en el resto del
ordenamiento jurídico nacional,

Aunado a lo anterior, dicho articulado resulta violatorio del artículo 13 Superior, el


cual profesa la igualdad ante la ley y ante las autoridades competentes, ya que se
hace notoria la vulneración, debido a que el alcance del mismo derecho a la igualdad
como concepto amparado por la ley, y más importante aún, como principio
constitucional y derecho reconocido dentro del ordenamiento jurídico colombiano,
revela de forma inmediata que se trata de una noción que no se puede llevar en un
sentido unívoco, sino que admite múltiples aceptaciones aplicables de acuerdo con
las particularidades de cada individuo, cosa que no contempla el parágrafo en
cuestión, ya que no abarca de forma completa las diferentes circunstancias que se
pueden presentar en un proceso de juzgamiento con todas sus garantías y pone en
estado de indefensión al presunto infractor.

La norma citada previamente, de igual forma, resulta ser contraria a la Constitución,


toda vez que el carácter fundamental del derecho al debido proceso proviene de su
estrecho vínculo, con el principio de legalidad y el principio de no autoincriminación
al que debe ajustarse, las autoridades judiciales, resulta ser una defensa de los
procedimientos, en especial de la posibilidad de ser oído y vencido en juicio, según
la fórmula clásica o lo que es lo mismo de la facultad de ejercer un debido derecho
a la defensa.

Considerando lo anterior, el parágrafo 1 del artículo 223 de la ley previamente


señalada, afirma que si el presunto infractor no se presenta a la audiencia sin
justificar su no comparecencia, la autoridad de policía vulnera de forma evidente
aquella garantía del debido proceso, legalidad, favorabilidad, el derecho de defensa
y la presunción de inocencia, ya que no es posible considerar cierto un hecho sin
haberse probado, fuera de toda duda razonable, para realizar un pronunciamiento
de fondo ni presumir algún tipo de culpabilidad, sin antes no haberse declarado la
responsabilidad por dichos actos.

Al cumplirse la descripción fáctica de la norma en cuestión, el presunto infractor no


estaría gozando de las garantías procesales, ya que se le está quitando la capacidad
de hacer uso de la respectiva carga probatoria. La sentencia C- 289/12 Señala que
la presunción de inocencia acompaña al individuo hasta el fallo o veredicto definitivo,
luego de ser vencido en un proceso justo y equilibrado.

En el artículo 29 de la constitución política consagra que ′′toda persona se considera


inocente mientras no se haya declarado judicialmente culpable′′, considerando lo
anterior en el parágrafo 1ro del artículo 233 de la ley 1801 del 2016, señala que si el
presunto infractor no se presenta a la audiencia sin comprobar la ocurrencia del caso
fortuito o fuerza mayor la autoridad tendrá por ciertos los hechos que dieron lugar al
comportamiento contrario, atendiendo lo anterior, es evidente la vulneración a la
garantía integrante del derecho fundamental reconocido en el artículo 29, pues no
se puede considerar cierto un hecho, sin el debido proceso ni presumir una
responsabilidad cuando no se ha declarado responsable, pues esa presunción lo
acompañara hasta la decisión definitiva.

El 33 de la constitución política y de conformidad con la jurisprudencia en la


sentencia C-102 de 2005, es claro que vulnera el derecho de los individuos a no
autoincriminarse, este principio aplica en general al derecho sancionatorio, incluido
el de policía. No obstante lo cual, la norma acusada dispone que la no
comparecencia del presunto infractor a la audiencia del proceso verbal sumario de
policía, sin comprobar la ocurrencia al considerar cierto el hecho por no insertar
prueba alguna que indique fuerza mayor el infractor no estaría gozando de las
garantías procesales, ya que se le impone por fuerza mayor o caso fortuito sin
considerar otras circunstancias las cuales el infractor pueda probar, constituye una
razón suficiente para tomar como ciertos los hechos que dieron lugar al
comportamiento contrario a la convivencia, y a que de inmediato se tome una
decisión de fondo. Esto significa que la inasistencia del supuesto contraventor
conforme a la disposición cuestionada, acarrea como consecuencia su
autoincriminación.

V. COMPETENCIA

La Corte Constitucional es competente para conocer esta demanda en virtud artículo


241 de la Constitución Política colombiana por medio del cual se “confía la guarda
de la integridad y supremacía de la Constitución en los escritos y precisos términos
de este artículo”, y dentro de esta norma, en el numeral cuarto (4to) tiene la función
de “decidir sobre las demandas de inconstitucionalidad que presenten los
ciudadanos contra las leyes, tanto por su contenido material como por vicios de
procedimiento en su formación” artículo 242 de la Constitución Política colombiana
por medio del cual “los procesos que se adelanten ante la corte constitucional serán
regulados por la ley conforme a los siguientes disposiciones”, y dentro de esta
norma, en el numeral cuarto (1ro) “Cualquier ciudadano podrá ejercer las acciones
públicas previstas en el artículo precedente, e intervenir como impugnador o
defensor de las normas sometidas a control en los procesos promovidos por otros”

VI. TRÁMITE

El trámite que debe seguir la presente demanda es el señalado en el Decreto 2067


de 1991 y las normas que la adicionen y complementen, así como las normas y actos
administrativos que a la fecha se hayan proferido en relación con las demandas
como la que se presenta.
VII. PRINCIPIO PRO ACTIONE

Consideramos que la demanda cumple con los requisitos de admisión ya que las
razones expuestas son claras, ciertas, específicas, pertinentes y suficientes, de
acuerdo a los criterios jurisprudenciales de la Corte Constitucional. En caso de que
la Corte no considere que sea así, les solicitamos a los Honorables Magistrados
aplicar el Principio Pro Actione.

NOTIFICACIONES

- El accionante recibirá notificaciones la Cra 2 N0. 34-43 B/ Yapurá Norte,


Florencia- Caquetá
- Teléfono: 3209193916
- Correo electrónico: dianachavez03@hotmail.com

De los señores Magistrados,

DIANA MARCELA GUERRA CHAVES


CC. 1117531979 de Florencia Caquetá