Está en la página 1de 18

EL DELIRIO ESPIRITISTA

l. O [1958], páginas 172-192.

Philippe Encausse. Delirio espiritista. Capítulo V tomado de:


Philippe Encausse. Ciencias ocultas y desequilibrio mental. Libro coronado por la
Academia de Medicina. Tercera edicion. Prefacio del Dr. P.-M. Laignel-Lavastine,
miembro de la Academia de Medicina. París, Ediciones cuelga , nd, [1958], 1 vol. in-8 °,
314 p., 1 fnch, 3 p., 1 pl. pp. 172-192.
Philippe Encausse nació en 1906 y murió el 22 de julio de 1984. Hijo de Papus (Gerard
Encausse) tenía 10 años a la muerte de su padre. Fue Marc Haven (Dr. Lalande) quien
aseguró su educación y el seguimiento de sus estudios hasta el doctorado en medicina, del
cual publicamos un capítulo de la tesis defendida en 1935 y reanudamos en la edición de la
librería varias veces siguiendo el la segunda, segunda edición: París, Ediciones Pa yot, 1944.
Gran en-8 °, 314 p .. Estaba en el origen de la reanudación de la revista "Iniiation" que quedó
hasta entonces inactiva. Toda su vida fue un fiel fanático del ocultismo.
El [p.] Se refiere a los números de la paginación original del artículo. - Conservamos la
ortografía, la sintaxis y la gramática del original. - Para mayor comodidad, hemos pospuesto
las notas al pie originales al final del artículo. - Nueva transcripción del artículo original en
una copia de colección privada bajo © histoiredelafolie.fr .
[P. 172]

CAPÍTULO · V


El espíritu decadente
Es ante la cohorte de hombres honestos y convencidos que constituyen la clientela de los
salones espirituales, que el médico tiene el deber de dirigirse a sí mismo y decir: "Tenga
cuidado de hacer brotar la locura creyendo sembrar esperanza" ( 1).
Muchos autores se han dedicado al estudio de los trastornos que la práctica del espiritismo a
veces acompaña a algunos de sus seguidores. Entre estos autores, el profesor asociado Lévy-
Valensi ocupa un lugar importante. No dejaremos de inspirar aquí algunas de sus enseñanzas.

1
Una de las principales críticas que podría hacer con la razón, el espiritismo es traer muchos
de sus practicantes es querer convertirse psíquicos ya sea intensamente desarrollar una
mediumnidad existente. Pero puede ser peligroso para disfrutar de la mediumnidad ... A
veces la ruptura se produce fuera de "trance", por lo que a pesar de la materia. Él es entonces
un paciente confirmado. Ciertamente, no se debe creer que todos los medios
se desequilibren. Pero hay algunos que realmente son víctimas de su celo y su ...
imprudencia.
"El médium", escribe el Dr. Lévy-Valensi, "aparte de su campo neuropático, es un paciente
solo en el momento del" trance ", cuando quiere desintegrarse.
"Imagine que esta desintegración se ha convertido en habitual, lo que se hace a pesar del
paciente, y se constituye la alucinación, origen del delirio. [P. 173]
"Es cierto que quien se convierte en médium no necesariamente se vuelve loco; Hay
predisposiciones que favorecen la transición de un estado a otro. " (Spiritualism y locura.)
Hay diferentes tipos de medios. Así, en su Libro de medios, Allan Kardec enumera las
siguientes variedades: los medios de mecanografía (aquellos por cuya influencia se producen
ruidos y huelgas); medios motores (aquellos que producen el movimiento de cuerpos
inertes); medios con traducciones y suspensiones ; medios con efectos musicales ; medios
con apariciones ; medios con contribuciones ; los medios nocturnos (aquellos que obtienen
ciertos efectos físicos solo en la oscuridad); los medios neumatógrafos(los que obtienen
escritura directa); los médiums sanadores; los medios excitadores (aquellos que, por su
influencia, desarrollan en otros la facultad de escribir); medios auditivos ; medios
de habla ; los medios psíquicos ; los médiums inspirados ; medios

2
con presentimientos ; los medios proféticos ; los médiums sonámbulos ; los
medios extáticos ; médium pintores y dibujantes ; médiums músicos ; Los
medios escritores.Con respecto a esta última categoría, Allan Kardec
distingue los medios mecánicos (aquellos cuya mano recibe un impulso involuntario y que
desconocen lo que escriben); rango medio semi-mecánica (aquellos que recorren de forma
involuntaria, pero que, a la conciencia instantánea de palabras o frases como
escriben); medios intuitivos ; medios poligráficos ; los
medios políglotas ; medios analfabetos ; médiums con dictados
espontáneos ; Mediums versificadores ; medios poéticos ; los medios literarios ; los
medios de
los historiadores ; medios científicos ; psíquicos médicos ; médiums religiosos ; medios f
ilosóficos y moralistas ; los medios rápidos ; Los medios convulsivos. Con respecto a esta
última variedad de medios, Allan Kardec afirma que "estos medios rara vez deben usar su
facultad. 174] medianimic, cuyo uso es demasiado frecuente y podría afectar el sistema
nervioso.
En su conjunto, las prácticas mediáticas incluyen un cierto impulso al automatismo. Es en
esto especialmente que son peligrosos, uno nunca lo dirá lo suficiente. Cuando se convierte
en un hábito, esta disociación de la personalidad puede tener consecuencias muy graves. El
delirio está allí, listo para derretirse sobre su presa, para convertirse en una nueva víctima ...
Por lo tanto, sería necesario, para todos los no aptos, no dar un premio a los "Espíritus
obsesivos" (teóricos espiritistas), no entrenar para desarrollar su automatismo psíquico, para
disociar su personalidad (teoría clásica).
Según esta teoría, muy atractiva, cada uno de nosotros posee dos personalidades:
una, consciente ("psiquismo superior" del profesor J. Grasset), es la traducción del "yo"
consciente y responsable; el otro, inconsciente ("psiquismo inferior", subconsciente,
inconsciente), está formado por nuestros recuerdos. Este hace préstamos continuos a
este. "Existimos solo a través de la fusión de nuestro pasado y nuestro presente. »(Levy-
Valensi.)
Es sobre la base de la noción de lo consciente, de lo inconsciente y de sus relaciones
recíprocas que los partidarios de la teoría del automatismo explican un cierto número de
fenómenos atribuidos por los espíritus a la acción de los espíritus. Sin embargo, queda por
ver si esta teoría se adapta perfectamente a todos los hechos espiritistas que uno desea o si se
esfuerza por aplicarla. Personalmente, no lo creemos. De hecho, hay casos precisos que no
pueden explicarse ni por mera coincidencia ni por la teoría del automatismo. Queremos
dejarlo claro aquí. Como señala el profesor Charles Richet, en su Traité de
Métapsychique,"De todos modos, en ciertos casos, que son raros, hay, al menos
aparentemente, fuerzas, voluntades, intenciones inteligentes y razonadas, en los fenómenos
que ocurren; y el impulso tiene las características de un impulso extraño "... Es cierto que el
profesor Charles Richet agrega un poco más:" Pero de todos modos no puedo [p. 175]
adoptan la conclusión de que hay espíritus, inteligencias aparte de la inteligencia humana. Mi
conclusión será diferente. Es que la persona humana tiene recursos que no conocemos, tanto
materiales como psicológicos. "

3
Aunque no es un espiritista, creemos que el impulso mencionado anteriormente realmente
existe como un impulso extraño . Pero desde allí hasta suponer que la supuesta hipótesis
espiritualista se confirma con tanta frecuencia como afirman los seguidores del espiritismo,
¡hay un mundo! En general, debido a que los médiums tienen una propensión desagradable
a la desintegración, las "revelaciones" y otras comunicaciones generalmente atribuidas a los
"espíritus" encarnados o llamados se deben únicamente a la acción del subconsciente, que
constituye ya, no olvidemos, un fenómeno muy interesante para estudiar. Aquí hay, entre
otras, algunas citas relacionadas con esta desintegración tan común entre los medios:
Pierre Janet: Los medios, cuando son perfectos, son tipos de la división más completa en la
que las dos personalidades se ignoran por completo y se desarrollan independientemente una
de la otra. ( El automatismo psicológico ).
Grasset: El medio es, por lo tanto, un sujeto dotado de una viva imaginación poligonal, al
mismo tiempo que un gran poder de desintegración suspoligonal. ( Espiritualismo antes que
ciencia ) (2).
Levy-Valensi: Mientras la conciencia está ocupada, [pág. 176] fuentes inconmensurables de
la subconsciencia acumulan todos los recuerdos, todo el pasado acumulado y a veces
ignorado del sujeto, es el "polígono que desborda el centro O" o, para usar una de las
expresiones queridas por Laignel-Lavastine, 'es' el yo profundo que invade la conciencia
limpia. " (Spiritualist delirio.)
Flournoy: El ego inconsciente de los médiums es totalmente capaz de forjar desde cero
productos con las mejores apariencias de comunicaciones del más allá y no falla ... En
personas perfectamente normales y saludables (al menos en todas las apariencias, el mero
hecho de caer en prácticas mediáticas puede, sin saberlo, romper el equilibrio psíquico y
generar una actividad automática cuyos productos simulan de la manera más completa las
comunicaciones que provienen del más allá, aunque en realidad son solo el resultado del
funcionamiento sublimial de las facultades ordinarias del tema ( Génesis de algunos de los
llamados mensajes espiritistas ).
Charles Richet: Todo se explica de manera muy simple si admitimos que nunca estamos
tratando solo con el pensamiento del medio, ser humano, muy humano, exclusivamente
humano, cuyas operaciones, cuando están inconscientes, son elementales. amorfo por así
decirlo. Ingenuamente, creemos que escuchamos las palabras de una persona sin
cuerpo, cuando de hecho somos testigos de las agitaciones de la subconsciencia que se
agrupan en torno a una personalidad ficticia. ( Tratado de Metapsíquico ) .
En el libro que el Dr. Boudou [Boudon] dedicó al espiritualismo y sus peligros, hemos notado
el siguiente pasaje relacionado con esta importante cuestión de desintegración:
"El médium es un neurópata en el que las crisis del espiritismo a veces se alternan con las
crisis mentales. Al principio, puede parecer normal, pero tiene una capacidad desafortunada
de desintegrarse, lo que empeorará gradualmente para causar una personalidad
dividida. Comienza siendo capaz de realizar pequeños movimientos automáticos, primero da

4
respuestas breves y luego [pág. 177] más largo; gradualmente, también se entrena en la
escritura automática, que al principio es solo un garabato sin forma. A medida que se
perfecciona, la desintegración mental se completa, sus movimientos automáticos se vuelven
más complicados, luego su imaginación y su memoria se liberan del control voluntario; él
habla y compone mensajes. Desde su trasfondo mental, todo un grupo de sensaciones,
recuerdos, ideas, Las voliciones se destacan y evolucionan independientemente de su
voluntad. No tarda mucho en concluir que otra voluntad que sus propios actos en su propia
conciencia. Es un tipo de parásito interno al que le da nombre. Él piensa que está poseído por
un espíritu familiar, que habla y actúa en su lugar con su propio cuerpo. Esto se llama
concepción delirante, porque es la consecuencia de una alteración del juicio, es un signo ya
grave que indica que la integridad de la inteligencia ya no es del todo conjunto. También los
alienistas definen el medio: un sujeto que presenta duplicaciones de la personalidad con un
diseño delirante que influye en su segundo estado. Es un tipo de parásito interno al que le da
nombre. Él piensa que está poseído por un espíritu familiar, que habla y actúa en su lugar con
su propio cuerpo. Esto se llama concepción delirante, porque es la consecuencia de una
alteración del juicio, es un signo ya grave que indica que la integridad de la inteligencia ya
no es del todo conjunto. También los alienistas definen el medio: un sujeto que presenta
duplicaciones de la personalidad con un diseño delirante que influye en su segundo estado. Es
un tipo de parásito interno al que le da nombre. Él piensa que está poseído por un espíritu
familiar, que habla y actúa en su lugar con su propio cuerpo. Esto se llama concepción
delirante, porque es la consecuencia de una alteración del juicio, es un signo ya grave que
indica que la integridad de la inteligencia ya no es del todo conjunto. También los alienistas
definen el medio: un sujeto que presenta duplicaciones de la personalidad con un diseño
delirante que influye en su segundo estado. Es una señal ya seria que indica que la integridad
de la inteligencia ya no es completa. También los alienistas definen el medio: un sujeto que
presenta duplicaciones de la personalidad con un diseño delirante que influye en su segundo
estado. Es una señal ya seria que indica que la integridad de la inteligencia ya no es
completa. También los alienistas definen el medio: un sujeto que presenta duplicaciones de
la personalidad con un diseño delirante que influye en su segundo estado.
"Es por eso que los mensajes espiritistas son tan pobres en contenido. La segunda
personalidad, el espíritu familiar, se construye solo con una parte del fondo mental del
medio. Se constituye a expensas de sus costos de reserva de su reserva de estados de
conciencia. Las comunicaciones de espíritus familiares pueden presentar una cierta variedad,
es solo el papel moneda de un tesoro empobrecido: la variedad no es riqueza; falta calidad,
porque la imaginación inconsciente solo es capaz del tipo de esfuerzo que normalmente
proporciona en el sueño. "Cornelio", dijo el Sr. Janet, "cuando habla de la mano de los
médiums, solo está haciendo versos de doggerel, y Bossuet está firmando sermones que un
sacerdote de la aldea no desearía para su predicación. "

5
"Wundt, después de haber asistido a una sesión de espiritismo, se queja vívidamente de la
degeneración que alcanza después de su muerte el espíritu de los personajes más importantes.
"Es una buena imaginación entre las diez y las doce", dice Flounoy, "sobre Helen Smith, que
encuentra suficiente [pág. 178] divertido y original para hacer que la gente coma en platos
cuadrados con un canal para el jugo, para escribir con una punta unida a la uña del dedo
índice en lugar de un bolígrafo, para amamantar a los bebés usando tuberías que van
directamente a las tetinas de los animales como los ciervos. "
Sin embargo, no debe creerse que los "mensajes espiritistas" aún carecen de interés. Esto es
lo que el profesor Charles Richet señaló al citar algunas de las comunicaciones obtenidas en
presencia de Victor Hugo, quien se convirtió al espiritualismo, por la Sra. Emile de Girardin,
Jersey, 6 de septiembre de 1853.
"Fue Charles Hugo el médium. El no sabía inglés. Llegó un inglés, invocando a Lord Byron,
quien respondió en inglés:
Vex no el bardo, su lira está rota,
su última canción cantada, su última palabra hablada.
"... a veces Victor Hugo cuestionaba a los espíritus, y naturalmente era en versos
admirables. Un día le habla a Molière:
Reyes, y tú, allá arriba, ¿cambiaste tu sobre?
Louis catorce en el cielo no es tu ayuda de cámara?
François François es el tonto de Triboulet?
¿Y Creso, el lacayo de Esopo?
"No fue Molière quien respondió: es la sombra del sepulcro:
El cielo no castiga con tales muecas,
y no disfraces a François primero, el

6
infierno no es una bola de colchones grotescos,
cuyo castigo negro sería el cliente.
"Muy satisfecho con esta respuesta, Hugo todavía se dirige a Molière:
¡Tú que, del viejo Shakespeare, recogiste la cesta,
tú que, cerca de Otelo, talló la oscura Alceste,
Astre brillando en un doble horizonte,
Poeta en el Louvre, arcángel en el cielo, oh gran Moliere!
Su espléndida visita honra mi casa.
¿Levantarás tu mano hospitalaria allí?
Que el hoyo para mí se abre en la hierba.
Veo sin miedo la tumba con sombras eternas;
Porque sé que el cuerpo encuentra una prisión allí,
pero que el alma encuentra alas allí. [P. 179]
Entonces la Sombra del Sepulcro, probablemente irritada, respondió:
Espíritu que quieren saber el secreto de la oscuridad,
y que, de retención. la antorcha terrestre,
ven, sigilosamente, a tientas en nuestras sombras fúnebres,
crochet la inmensa tumba! .
Regresa a tu silencio, y sopla tus velas,
regresa a esa noche de la que a veces sales,
El ojo vivo no lee las cosas eternas
Sobre el hombro de los muertos.
"... Además, la Sombra del Sepulcro también habló en prosa, y en una prosa igualmente
magnífica. Como Víctor Hugo le había reprochado el uso de expresiones simbólicas, la
Sombra respondió:
"¡Imprudente! Usted dice: La Sombra del Sepulcro habla lenguaje humano, usa imágenes
bíblicas, palabras, metáforas, mentiras, para decir la verdad ... La Sombra del Sepulcro no es
una mascarada, soy una realidad . Si bajo para hablarles sobre su jerga donde lo sublime
consiste en tan poca tormenta, es porque están limitados. La palabra es la cadena del
espíritu; la imagen es la camisa de fuerza del pensamiento; tu ideal es el collar del alma; tu
sublime
es un trasero bajo; tu cielo es el techo de una bodega; Su idioma es un ruido conectado en un
diccionario. Mi idioma es la inmensidad, es el océano, es el huracán. Mi biblioteca contiene
miles de estrellas, millones de planetas, millones de constelaciones ... Si quieres que te hable
en mi idioma, sube al Sinaí y me escucharás en el rayo; sube al Calvario y me verás en los
rayos; baja a la tumba y me sentirás clemencia. "
"Si, como la hipótesis es probable, fue el inconsciente de Charles Hugo quien dictó estas
líneas y esta prosa, el inconsciente de Charles Hugo alcanzó el genio del maestro", concluye
el profesor Charles Richet.

7
Ya sea que se deban o no al inconsciente del "sujeto", ya sea que provengan de la
metapsíquica o, por el contrario, del espiritismo, se entenderá bien que los hechos medianos
de este orden son bastante curiosos. Ahora, los anales del espiritismo son ricos en ejemplos
de este tipo ... Entendemos, [p. Por lo tanto, la mayoría de los recién llegados al espiritismo
tienen al principio una sola ambición, un objetivo, un ideal: convertirse en
médiums. Admiran a los médiums, intentan imitarlos; a veces tienen éxito y luego tienen más
ardor para continuar sus "experimentos" ... ¡Están en peligro! De hecho, como señalamos
anteriormente, los médiums a veces son víctimas de su demasiado fácil "desintegración". Ser
un médium es sobre todo ser pasivo, es ponerse a merced de influencias de todo tipo (3), es
hacer abstracción del "yo", es dejar que el subconsciente aparezca sin control alguno, es
arriesgar, más o menos breve madurez, no saber separarse entre lo real y lo irreal, y hundirse
en el desequilibrio mental ... Por lo general, el médium está "enfermo" solo en el momento
del "trance", cuando quiere desmoronarse Si esta desintegración se convierte en un estado
habitual, como sucede a veces, si tiene lugar a pesar del "sujeto" y sin saberlo, sin ser deseado
o provocado, el delirio espiritista se constituye ... para no poder demarcar más entre lo real y
lo irreal, y hundirse en el desequilibrio mental ... Por lo general, el médium está "enfermo"
solo en el momento del "trance", en el momento en que quiere desintegrarse . Si esta
desintegración se convierte en un estado habitual, como sucede a veces, si tiene lugar a pesar
del "sujeto" y sin saberlo, sin ser deseado o provocado, el delirio espiritista se constituye
... para no poder demarcar más entre lo real y lo irreal, y hundirse en el desequilibrio mental
... Por lo general, el médium está "enfermo" solo en el momento del "trance", en el momento
en que quiere desintegrarse . Si esta desintegración se convierte en un estado habitual, como
sucede a veces, si tiene lugar a pesar del "sujeto" y sin saberlo, sin ser deseado o provocado,
el delirio espiritista se constituye ...
"Los hechos de transformación del médium trance en delirio", escribe el Dr. Lévy-Valensi,
"han sido muy bien estudiados, especialmente por el profesor Gilbert Ballet en 1903 con su
alumno Monier-Vinard. En 1908, junto con mi colega Boudon, presenté dos pacientes en
apoyo de esta opinión y en 1910 noté dieciocho casos similares.
"Está bien entendido que un sujeto que entrena varias veces a la semana para la
desintegración llega a un estado permanente; cuando una puerta está muy bien engrasada, la
menor respiración la empuja. Cuando estos medios, sin duda predispuestos, se vuelven
delirantes, su delirio tiene caracteres particulares, es un delirio de influencia. ( El delirio
espiritista ) .
En su libro, El espiritismo en sus relaciones con el [p. 181] Locura, el Dr. Marcel Viollet
dedicó un pasaje muy interesante a la descripción de lo que son, en general,
los predispuestos, aquellos predispuestos en quienes la práctica del espiritismo es
particularmente perjudicial:
"Sin embargo, en medio de esta audiencia, puede resbalar, y resbaló, a las personas cuyo
equilibrio mental acomoda mal la atmósfera de todo este misterio, todos estos milagros, toda
esta filosofía. Mítica preocupante. Las predisposiciones nerviosas hereditarias pesan sobre
estos cerebros, empujándolos hacia el camino de las psicosis degenerativas; necesitarían una

8
higiene mental más perfecta que otras, desprovista de todas las penas, todas las
preocupaciones, todas las obsesiones, todas las ansiedades, ya que los pulmones débiles
necesitan este aire sin gérmenes patógenos, de todo el ácido carbónico, de todo el óxido de
carbono, que buscan en las montañas. Necesitarían la vida más simple, plana y monotonizada
incluso por una organización, una disciplina perfecta. Pero, precisamente, una curiosidad
malsana los impulsa hacia todas las causas de tristeza y angustia, hacia los afectos menos
naturales, así como hacia los espectáculos más inquietantes. Como tal, son fervientes en las
reuniones espiritistas.
"La predisposición hereditaria se detecta en ellos por ciertos síntomas: algunos congénitos
tienen una mente débil, una inteligencia estúpida. La vida ya es, para ellos, una cosa
complicada y difícil, de la que les va mal. Son de voluntad débil, inestables en sus proyectos
y en su aplicación, desprevenidos de las necesidades vitales y sociales, entristecidos,
desanimados, disgustados por la lucha por la vida, con un trasfondo de orgullo que en cada
momento revive, provoca una orientación. nuevo en los proyectos y sigue un nuevo
desánimo. Van al espiritismo como una religión consoladora, y encuentran nuevas razones
para la ansiedad y la ansiedad, porque la fe es, en casa, más intensa y devoradora, porque su
juicio débil no les permite discutir los elementos, y porque alrededor de su imaginación está
la ronda de las amenazas y las muecas sin cuerpo. [P. 182]
"En otros predispuestos, la inteligencia es mayor, el equilibrio de facultades es más intacto y
más estable. Pero el personaje tiene defectos congénitos. Está marcado por una mezcla de
orgullo y susceptibilidad, lo que hace que estas personas sean sospechosas y difíciles de vivir,
rodeadas de enemigos más que de amigos, rápidamente capaces de agravios y
odios. Personajes frecuentes! por la desgracia de ellos, y que, en psiquiatría, se llaman
temperamentos paranoicos. Sus vidas son difíciles para ellos porque son supremos en el arte
de socavar el apoyo a su alrededor que podría haber establecido una amistad. Su orgullo les
hace halagarse con el "espléndido aislamiento" que resulta de este estado de cosas, pero no
los exime del aburrimiento. Es el aburrimiento lo que los guía al espiritualismo, en estos
oscuros salones donde guardamos, con el incógnito,

9
"Otros son escrupulosos y tristes. Hay mucho en las especies de los tímidos. No muy seguros
de sí mismos, convencidos en cualquier caso de su "molestia" y su "indignidad", se
arrepienten de inmediato de todos sus actos y todas sus palabras. Prefieren no actuar por
miedo a hacer algo malo, no hablar en lugar de parecer incivilizados o poco delicados. Temen
numerosas reuniones, huyen del mundo, buscan la soledad, adoran al incógnito. Se
consideran tontos, pero no así, como se puede percibir cuando uno es lo suficientemente
íntimo. En general, son castas, por timidez, pero pueblan el mundo de los amantes platónicos
que no confiesan su llama ... Sentimental, poco inteligente, capaz de una amistad sincera,
especialmente si su amigo los domina,
"Otros tienen, como signo de predisposición mórbida hereditaria, estigmas
neuropáticos. Estos estigmas son [p. 183] se encuentran especialmente en mujeres: son
conocidas en el mundo bajo el nombre de vapores, de crisis de nervios; en ciencia, bajo el
nombre de ausencias, de crisis latentes, de crisis de histeria (un término que parece haber
vivido pronto); Se añaden estas sensaciones de la llamada bola histérica, que sube del
estómago a la garganta y produce sensaciones de asfixia, a veces empujadas al punto de
desmayarse, estos calambres musculares y estas contracturas temporales. En estos
neurólogos también hay crisis de sonambulismo espontáneo, y sobre todo fácilmente

10
comprobables. A este respecto, estas personas juegan un papel importante en los salones de
espiritualidad donde se practica el hipnotismo. Se vuelvensujetos, realizando, en manos de
psíquicos, experiencias análogas a las de sonámbulos extralucidos; o, espontáneamente,
resultan ser mecanógrafos, escritores u oradores medianos. La predisposición a los
accidentes neuropáticos, comúnmente llamada histérica, se revela durante estas sesiones, y
los organizadores de las sesiones espiritistas son conscientes de estas crisis tanto como les
temen. (Ver Supervivencia).Además, estos neurópatas tienen un carácter peculiar, hecho de
inestabilidad en los pensamientos, opiniones, proyectos, el prurito de la mentira y el deseo a
veces consciente, más a menudo subconsciente, de llamar la atención sobre ellos. Como tal,
animan singularmente una sesión de espiritualidad, a la que a veces dan, consciente o
inconscientemente, una apariencia fraudulenta. "Estos, delanteros, activos, militantes; en
opinión de muchos molestos e inquietantes la seria asamblea. Luego, los "paranoicos", rara
vez aceptan abandonar el incógnito que su orgullo considera un pedestal y su susceptibilidad,
como un escudo. Luego, en medio de la multitud, los imbéciles, armados con la fe del hombre
de carbón, siguiendo el movimiento como ovejas de Panurge, gravando una vida que ya es
dolorosa para ellos, desde un montón de conocimiento mal entendido o ciegamente aceptado,
hasta sus consecuencias extremas. Luego, en el fondo, en las sombras, lo triste, lo tímido, lo
"escrupuloso", inmóvil y tonto, a quien la melancolía mórbida observa. Estos predispuestos
entre estas personas [p. Estos sabios científicos, estos entusiastas razonados e inteligentes,
esas personas predispuestas a las que nos encontramos en cualquier otro lugar donde hay una
multitud, pero que vienen allí para intoxicarse con misterio, como un veneno peligroso solo
para ellos. " Estas personas predispuestas que se encuentran en todas partes donde hay una
multitud, pero que vienen allí para estar intoxicadas con misterio, como un veneno peligroso
para ellos solos. " Estas personas predispuestas que se encuentran en todas partes donde hay
una multitud, pero que vienen allí para estar intoxicadas con misterio, como un veneno
peligroso para ellos solos. "
El brote de delirio espiritual es más o menos rápido. A veces tiene éxito en una larga práctica
de mediumnidad, a veces va casi con las primeras pruebas ...
En los delirios espiritistas, la desintegración se llevará a cabo sin el conocimiento del
paciente. "Un día se encontrará en presencia de un extraño, que es él mismo y no lo
reconocerá. Su subconsciencia, de repente, habrá constituido esta personalidad; ella se
opondrá a su personalidad consciente en luchas a menudo dolorosas. (Dr. Lévy-Valensi.)
Al igual que el delirio místico del cual es solo una modalidad, el delirio espiritista está
constituido por los elementos más dispares. Sin embargo, es posible identificar algunos
caracteres particulares. Así, por ejemplo, que el profesor Levy-Valensi hace especial
destacado las alucinaciones, el erotismo, las reacciones defensivas y contagio.
El delirio espiritual es, en general, una ilusión alucinante. Las alucinaciones son de diferentes
tipos: alucinaciones auditivas, visuales, olfativas, gustativas; alucinaciones de sensibilidad
general; alucinaciones psicomotoras; Alucinaciones cenestéticas.
Al principio, las alucinaciones auditivas son a menudo de naturaleza tipológica: los
alucinados "perciben" golpes golpeados en los muebles, en las paredes, etc. (4). Luego,
11
después, la alucinación se vuelve más precisa: el paciente "escucha" voces que atribuye sin
vacilar a los espíritus malos o buenos según el carácter de dichas voces. En general, se trata
de palabras desagradables, amenazas, insultos, palabras obscenas, consejos más o menos
ridículos, órdenes más o menos barrocas. En otras ocasiones, por el contrario, la alucinación
puede tener un carácter favorable. [P. 185]
"Sucede en los hogares de los espiritistas", escribe el Dr. Lévy-Valensi, "lo que le sucede a
muchas personas perseguidas. Se está desarrollando un sistema de defensa. Los insultos
responden aliento, consejo. El buen espíritu entra en lucha con el malo. y alucinaciones
agradables y desagradables coinciden y se alternan. Estas voces, el paciente las coloca muy
a menudo dentro. de sí mismo: cabeza, corazón, pecho, estómago, etc. Las alucinaciones son
numerosas por la noche, de ahí el frecuente insomnio.
Alucinaciones visuales.son variados: visiones místicas; visiones de monstruos, demonios,
bestias, espíritus, vagas sombras, senderos luminosos; visiones de escenas, varias imágenes,
etc. Aquí está, por ejemplo, cómo un paciente describe, en un folleto publicado por ella,
algunos espíritus "nacionales" vistos por ella: "La mente es un poco díptica; es alto y delgado,
su cuerpo es muy plano, tiene un tronco pequeño; pero tenemos diferentes razas de mentes. El
espíritu francés tiene ocho patas, un dardo a la izquierda, un tronco y grandes garras al final
de cada pata. El espíritu alemán tiene ocho patas, es muy gordo, tiene piernas grandes y, a la
derecha, un tocón de pierna armado con dos garras fuertes, así como garras grandes al final
de cada pata. El espíritu austriaco tiene ocho patas con garras y a la derecha un cuchillo que
corta terriblemente, una pata de corte más pequeña a la izquierda y un tronco. "
Los alucinados del olfato atribuyen naturalmente a los espíritus los olores desagradables o
desagradables que perciben o creen que perciben.
Los alucinantes del gusto imaginan, por ejemplo, que su comida está envenenada,
contaminada, contaminada por espíritus, etc.
Los alucinados de sensibilidad general se imaginan a sí mismos como objeto de malos tratos
(pinchazos, quemaduras, pellizcos, fricciones, descargas eléctricas, chorros de diversos
fluidos, etc.), por parte de los espíritus o, lo que puede tener graves consecuencias. para los
tercios, de ciertas personas que se supone que son cómplices de dichos espíritus ...
Hace unos años, en París, experimentamos una [p. La dama de B, que pasó la mayor parte de
sus noches luchando contra espíritus ingeniosos. Para hacer esto, todas las noches, antes de
acostarse, tuvo cuidado de colocar una espada en el punto cónico cerca de su cama. Cuando
los espíritus mordedores comenzaron a atormentarla, ella se levantó de un salto, agarró su
espada y luego disparó furiosamente su rifle en dirección a sus verdugos, a quienes distinguió
claramente y que huyeron en desorden. Unos momentos después de su derrota, reaparecieron
y la pelea comenzó de nuevo. Las alucinaciones motoras son uno de los elementos
importantes del delirio espiritual. Entre ellos, debe mencionarse especialmente las
alucinaciones.motricidad verbal : el paciente tiene la clara impresión de que el "uno" habla
a través de sus propios órganos vocales. "Los pacientes que dicen que tienen voces como esta
ya no las escuchan por el oído, usando las imágenes auditivas de las palabras, sino que las

12
perciben con la ayuda de la articulación de las imágenes motoras. (Seglas.) El Dr. Seglas
distingue tres grados: (1) la simple alucinación kinestésica verbal, y sin el movimiento de los
órganos del habla, el paciente tiene la sensación de hablar; (2) alucinación motora verbal,
propiamente llamada, que se acompaña de movimientos de articulación más o menos
perceptibles; (3) el impulso verbal en el que el paciente habla bajo el impulso del
perseguidor. Hay otras alucinaciones motoras bastante frecuentes en espíritus delirantes:
alucinacionesGráficos motores : la escritura a mano del sujeto o, más raramente, dibuja
automáticamente. "Los caracteres de este automatismo deben aparecer fuera de la voluntad
y producir palabras escritas desconocidas para el paciente antes de que pueda leerlas en
papel. (Dr. Marcel Viollet.) Lesiones, amenazas, reproches, elogios, consejos variados,
varias nociones, encontramos todo en estas producciones automáticas.
Entre las alucinaciones motoras que uno encuentra en los espiritistas, el Dr. Lévy-Valensi
menciona la "levitación". Sobre este tema, cita una observación de Gilbert Ballet [p. 187] y
Monnier-Vinard, observación sobre un hombre de 47 años, guardián del cementerio:
"Durante casi un año, a menudo ha sido transportado lejos de donde está. Los espíritus
perseguidores a veces prevalecen a grandes distancias, arrastrándolos con ellos. Viaja de esta
manera por los planetas; ha explorado muchos de ellos, pero ignora los nombres de la
mayoría de ellos, y es el planeta Saturno que visita con mayor frecuencia. Es a media noche
que le sucede a él; luego siente "dejar su pensamiento", cruza enormes espacios y los espíritus
malignos quieren matarlo con fluidos. Llegado a Saturno, "se materializa", reanudando su
apariencia y forma ordinarias. "
Espiritistas delirantes con alucinaciones de celíacos se quejan de alteraciones de la
sensibilidad interna debido a la acción de los espíritus. "Los espíritus mordisquean mi
cerebro", dice un paciente observado por MM. Lévy-Valensi y Henri Ey. Duele
mucho Tengo agujeros en mi cerebro. Trazan surcos, hicieron agujeros en las vértebras de la
columna. La tráquea se perfora debajo. Tengo un bolsillo con agua podrida cerca del ano. "
Otros pacientes así alucinados afirman, por ejemplo, que los espíritus malignos hacen que
sus órganos desaparezcan: no tienen pulmones, hígado, cerebro, etc. Todo está "podrido" en
ellos por el hecho mismo de esos espíritus malignos unidos a su pérdida.
Hay bastantes informes de espíritus delirantes en los que las preocupaciones genitales son
más marcadas. Entre otros, están los siguientes casos: el de la Sra. B ..., de 38 años, a quien
"los malos espíritus daban sensaciones voluptuosas, disfrutes que comenzaron con los
genitales, pero que no se parecían a los contactos masculinos de ninguna manera . "(Joffroy.)
La de esta señorita L ..., de 36 años, que bajo el gobierno de un ser invisible, a veces era
torturada genitalmente por la noche hasta el punto de que no sabía dónde ponerla, la de la
Sra. M ..., de 53 años, que fue "despertado por la noche por la clara sensación de un acto que
estaba ocurriendo [p.188] absolutamente como si hubiera sido real, en la intimidad" (Lévy-
Valensi y Henri Ey) el de la Sra. C ..., de 36 años, quien, no contento con involucrarse en el
onanismo, a veces tenía relaciones con una entidad cuyas caricias le daban sensaciones
voluptuosas. "(Sollier y Boissier.) El guardián del cementerio observado por Gilbert Ballet y

13
Monier-Vinard, enfermo. de los cuales ya hemos tenido ocasión de hablar, sufría de
espermatorrea nocturna que él atribuyó naturalmente a las excitaciones de los espíritus.
Ejemplos de este tipo no son raros.
En cuanto a las reacciones defensivas, son de diferentes órdenes. Algunos de estos
desafortunados alucinados comienzan reaccionando contra las persecuciones "que les llegan
desde el más allá", pidiendo consejo a sus "guías", sus "protectores" por medios gráficos o
verbales. Otros prefieren recurrir a la vida de inmediato. Luego se dirigen a las autoridades
civiles, a los ministros de religión, o incluso a las brujas, magnetizadores, etc. Hay algunos a
los que les gusta defenderse mejor, como, por ejemplo, esta Condesa, cuyas batallas
nocturnas contra los espíritus mordaces que hemos relacionado: en esta categoría, las
personas perseguidas que se golpean entre sí con sus bastones vienen bajo el pretexto de
'alcanzar' el espíritu del mal ', los que toman baños sulfurosos o ponen "rata-au-rat" en el
cuerpo "para matar" dicho espíritu; aquellos que lavan su carne antes de comerla, para
"eliminar los venenos traídos por los espíritus"; aquellos que bloquean todas las salidas de su
vivienda para evitar que entren los espíritus, o que prendieron fuego a su casa para destruirlos
mejor; los que se ponen cera en los oídos para no escuchar a los espíritus; aquellos que se
rodean con el cuerpo de cuirasses para que los amargos y otros espíritus malignos no puedan
maltratarlos, etc. o quien prendió fuego a su casa para destruirlos mejor; los que se ponen
cera en los oídos para no escuchar a los espíritus; aquellos que se rodean del cuerpo de
cuirasses para que los mordedores y otros espíritus malignos no puedan maltratarlos, etc. o
quien prendió fuego a su casa para destruirlos mejor; los que se ponen cera en los oídos para
no escuchar a los espíritus; aquellos que se rodean del cuerpo de cuirasses para que los
mordedores y otros espíritus malignos no puedan maltratarlos, etc.
Pero llega un momento en que el pobre paciente está exasperado por su
impotencia. Entonces, puede estar suicidándose o ... haciendo una mala fiesta con otros,
como [p. 189] el caso ocurrió en diferentes ocasiones. De hecho, cansado de ver su
impotencia contra las persecuciones de los espíritus, el infeliz alucinado está bastante
inclinado a ver cómplices de estos espíritus en las personas que lo rodean. Su familia, sus
vecinos, su cuidador, son cómplices. Cómplice también, este gobierno que autoriza esto, esta
policía que no protege a las "personas honestas", cómplices, el médico que lo cuida, y este
medio de su sala de espíritus que dirigió contra él las malas intenciones de los espíritus, y
quién, ahora, anímalos.Y a menudo esta suposición de complicidad humana no se hace solo
por el simple mecanismo de razonamiento: uno podría entender, en un apuro, que el
alucinado mata a su vecino desde arriba, porque presta su departamento a espíritus
insultantes ; pero puede suceder que de repente mate a cualquier transeúnte, o con
premeditación, a una persona distante, ajena a la vida del paciente, simplemente porque las
voces han revelado la complicidad de este o aquel (5). Por lo tanto, existe un peligro muy
grave, un peligro que queremos señalar especialmente a las sesiones asiduas del
espiritualismo porque, algún día, bien podrían estar en presencia de una persona perseguida
de este tipo ...

14
Sobre el contagio, el profesor asociado Lévy-Vatensi señala que las epidemias de locura
espiritista no tienen la extensión de las locuras místicas de antaño. Afortunadamente "Estas
son", dice, "epidemias discretas y limitadas, a veces meras locuras para dos. Con respecto al
último caso, es un hallazgo que podríamos hacer en diferentes ocasiones: ¡no es el sexo fuerte
el que tiene la ventaja! De hecho, parece que, la mayoría de las veces, es la hija de Eva quien
lidera al descendiente de Adán y lo hace compartir su delirio más o menos rápido.
Aún sobre el tema del contagio, creemos que es justo señalar en este libro que, en el fondo,
no debemos ser sesgados, ¡que algunos autores exageran! Dicen o parecen creer que en los
asilos, los espiritistas tontos son mayoría. Pero si nos fijamos en las estadísticas [p. 190]
grave, si nos referimos a las observaciones relacionadas con sujetos con alienaciones
mentales despuésPara la práctica del espiritismo en sí, parece que los espiritistas tontos están
en una proporción mucho menor de lo que afirman los autores en cuestión. No es realmente
una tarea científica dejarse llevar por este camino. Por lo tanto, aprobamos al fallecido C. de
Vesme, que ha estudiado esta pregunta en particular, por haber dicho: "¿Qué se ha escrito al
respecto? Algunos autores están marcados por las exageraciones más fantásticas. ¡Y eso data
de muy lejos! En 1876, el Dr. Forbes Winslow de los Estados Unidos creía que no había
menos de 10,000 víctimas del espiritismo en los manicomios de los Estados Unidos. El Dr.
Crowell propuso determinar la veracidad de esta declaración y envió un cuestionario a los
directores de los 87 asilos que existían en la Unión. Sesenta y seis directores le
respondieron; pero solo 58 respuestas contenían los datos solicitados. Se supo que de 23,328
casos hospitalizados en estos 58 asilos, 412 casos fueron atribuidos a la exaltación religiosa
y 59 al espiritualismo. Dr. CH Nicols, Director deGovernment Hospital Washington,
escribió: "Según mis estadísticas, en el cálculo del Dr. Winslow ni siquiera hay un porcentaje
de verdad. Y el Dr. Burrel, Director de Brigham Hall Asilum.del estado de Nueva York, dijo:
"Las estadísticas ofrecen por el momento, pero pocos casos de locuras atribuidas a la
exaltación religiosa y el espiritismo. Los padres y amigos del paciente a menudo le presentan
el resultado de la demencia como la causa de la misma. En la mayoría de los casos se
descubre que los lunáticos han caído en ideas religiosas o espirituales solo después de la
locura que los había golpeado. Y C. de Vesme agrega: "Tenga en cuenta que en ese momento
el espiritismo estaba en plena floración en los Estados Unidos, donde se calculó el número
de sus seguidores, con una exageración obvia, a casi dos millones . " (La Revista
psíquico, septiembre-octubre de 1935.)
Entonces no hay tantos idiotas espirituales genuinos como [p. 191] algunas personas lo
reclaman pero ... todavía hay algunos, ¡no lo olviden!
Después de este desarrollo necesario, volvemos al delirio espiritista propiamente dicho y
citamos algunos otros de sus personajes: en general, el espiritista loco es un imbécil. A
menudo presenta ideas de grandeza: es "el primer medio del mundo"; él tiene "una gran
misión que cumplir"; debe "salvar a la humanidad"; está acusado de enseñar "una nueva
religión" que el mundo entero espera con impaciencia. Aparte de las ideas de grandeza, aparte
de las ideas de persecución de las que ya hemos hablado, y cuyo papel es de capital
importancia en la constitución del delirio de los espiritistas, el espiritista tonto puede por fin
presentar ideas melancólicas.Para ser menos frecuentes que las anteriores, no se encuentran

15
menos. Estas son, por ejemplo, ideas de autoacusación, humildad, ruina, negación, etc. El
Dr. Marcel Viollet ha dibujado una buena imagen de estas melancolías:
"Los espíritus van tras ellos: tienen razón, es para castigarlos. Los reproches que les hacen
son merecidos, merecen también las amenazas y las predicciones nefastas. Las visiones,
raras, son aterradoras y angustiosas: cadáveres de personas muertas por su culpa, espíritus
amenazantes y persistentes como el remordimiento. La carne que se sirve tiene un sabor a
carne humana, y esparce olores desagradables y podridos. El espíritu que los habita vacía sus
cuerpos; no tienen pulmones, ni corazón, ni estómago, ni cerebro. Todo esto está podrido y
su garganta está obstruida. ¿Van al armario, es su instinto lo que dejan allí? El espíritu que
los ha capturado es un espíritu del mal, que los llevará con mayor seguridad a la condenación
eterna.
"Como tristeza en su fisonomía; ¡Qué indignidad en su actitud! Sus ojos no tienen brillo
debajo de los párpados bajos, debajo de su frente arrugada. Sus rasgos se dibujan, la comisura
de los labios se cuelga, su cabello se afloja, se deshace; no están sucios de barro o materia
como arrepentimiento. Se sientan inmóviles, con las manos juntas, arrodilladas o postradas
[p. 192] tierra, en la actitud de la súplica más ardiente. Su apuesta es descuidada; a menudo
se niegan a usar toda la ropa, exponiéndose, en su indignidad, al frío que los muerde para
castigarse.

"Tales son estas melancolías desafortunadas, los tontos más miserables. Para escapar de su
remordimiento, con frecuencia intentan suicidarse, y un medio que utilizan a menudo en el

16
asilo (donde no hay otro a su disposición) es rechazar toda la comida para dejarlos morir de
hambre. " (El espiritismo en sus relaciones con la locura)."
En una de sus observaciones, Sollier y Boissier cuentan la historia de un hombre llamado
Henri B ... que presentó ideas melancólicas y que, después de haberse negado a comer (para
obedecer las órdenes de los espíritus), trató de arrojarse a la jaula de las escaleras para "salir
de sus harapos"; como se le había impedido llevar a cabo esta "salida", es decir, suicidarse,
quería "por mortificación y por orden de los espíritus, beber de su orina y comer su
excremento". Ejemplos de este tipo no son infrecuentes. ¡Ay!
¿Qué les sucede a los espíritus delirantes? En general, el pronóstico es bastante favorable si
se pueden tratar lo suficientemente temprano. Lo que se necesita sobre todo es aislar al
paciente, sacarlo de su entorno, alejarlo de la influencia de su entorno, prohibirle cualquier
práctica de espiritualismo. De esta forma no solo se han obtenido mejoras muy sensatas, sino
también curas completas y curas definitivas. Este es un punto que debe enfatizarse. Hemos
tenido la oportunidad, personalmente, de ver curaciones completas como resultado del
aislamiento de los involucrados, este aislamiento va de la mano, por supuesto, con el cese
absoluto de toda práctica espiritual.
NOTAS
(1) LEVY-VALENSI.
(2) Por razones didácticas, el profesor J .. Grasset ha ideado un esquema general de los
centros psíquicos (superior e inferior) donde "O" representa el "centro psíquico superior de
la personalidad consciente, el libre albedrío y / o yo responsable ". A continuación se muestra
el polígono de los centros psíquicos automáticos superiores o inferiores (es decir, auditivo,
visual, táctil, cinético, habla y escritura). Los actos poligonales no son conscientes por sí
mismos, son "automáticos, es decir, ni libres ni responsables, y se vuelven conscientes solo
cuando O los conoce regularmente. Ver GRASSET: Espiritismo antes que ciencia . - El ayer
y hoy oculta. En iniciaciónPAPUS dedicó un artículo importante al
polígono. Ver Iniciación , marzo de 1903, p. 225 a 259: El poligeno de Grasset, hechos
psíquicos y ocultismo .
(3) "Consideramos que los medios son instrumentos muy débiles sujetos tanto a la acción de
los asistentes como a la de los seres invisibles de cualquier categoría. El fraude entre los
medios es común, pero los medios son irresponsables, principalmente porque actúan bajo la
influencia de fuerzas extranjeras. "(PAPUS)
(4) No debe confundirse con "raps", que en realidad existen, como ya hemos subrayado al
principio de este libro.
(5) Dr. Marcel VIOLLET: El espiritismo en sus relaciones con la locura.

17
Fuente-En francés en el original
http://www.histoiredelafolie.fr/psychiatrie-neurologie/philippe-encausse-le-delire-spirite-
chapitre-v-tire-de-philippe-encausse-sciences-occultes-et-desequilibre-mental-o-1958-
pages-172-192

18