Está en la página 1de 4

Los romanos

Romani antiqui in templis oracula deorum interrogabant.

Oracula antiqua saepe dabant responsa ambigua.

Populus deorum mandata obtemperabat.

Nunc oracula bona sunt.

Populum Romae bellum parat.

Tuba signum belli viris dat.

Fidi servi dominis arma et tela parat.

1
Arma sunt galea, lorica, scutum.

Tela sunt sagittae, pila, hastae, gladii.

Signum Romanorum anquila erat.

Pueri in pratis cotidie pila et hastas iactabant.

Traducción
Los romanos

Los antiguos romanos interrogaban a los oráculos de los dioses en los templos. Con

frecuencia, los antiguos oráculos daban respuestas ambiguas. [Pero] los ciudadanos

obedecían los mandatos de los dioses. Ahora los oráculos son buenos [y] los ciudadanos

romanos preparan la guerra. La trompeta da a los hombres la señal de la guerra. Los

fieles esclavos preparan las armas defensivas y ofensivas a los señores. Las armas

defensivas son casco, coraza, escudo. Las armas ofensivas son flechas, dardos, lanzas,

espadas. El signo romano era el águila. Los niños cada día arrojan dardos y lanzas en

las praderas.

2
La guerra de Troya

Clarum oppidum Asiae Troia erat.

Troiani oppidum incolebant atque cum Graecis pugnabant.

Graecia Troiam obsidebant.

Belli causa Priami filius est.

Pulchram Graeciae feminam raptat et vehit.

Multi dei graecos iuvabant.

Multi populi deique Troianos quoque iuvabant.

3
Graeci Troianique varia fortuna in Troiae campis strenue pugnabant.

Tandem graeci Troiam dolo expugnant atque praeclaram victoriam obtinent.

Traducción
La guerra de Troya

Troya era una ciudadela/ciudad fortificada famosa de Asia. Los troyanos vivían en la

ciudadela y luchaban con los griegos [porque] los griegos asediaban Troya. La causa de

la guerra es el hijo de Príamo. Rapta y lleva una bella mujer de Grecia. Muchos dioses

ayudaban a los griegos. Muchos ciudadanos y dioses ayudaban a los troyanos también.

Los griegos y troyanos luchaban con diversa fortuna/suerte en las llanuras cercanas/de

alrededor a/de Troya. Finalmente, los griegos vencieron con astucia a los troyanos y

obtuvieron una clara victoria. Asesinaron y tomaron hombres, mujeres y niños. Las casas

y templos borraron impíamente con hierro y fuego.