Está en la página 1de 2

Importancia de las competencias ciudadanas para una mejor sociedad

Colombia es un país de opuestos, por un lado se observa la gran riqueza de recursos que
nos ofrece el territorio colombiano, gozamos el prestigio de ser el segundo país con más
biodiversidad de aves en el mundo, también cuenta con el mayor número de especies de
orquídeas; hace unos años, nuestro país fue reconocido por ser el país más feliz del mundo,
en el año 2018 ocupo el segundo lugar en el mismo estudio. Por otro lado, está la cara
opuesta de la moneda, donde Colombia es el tercer país más desigual del mundo;
departamentos como choco y la guajira pierden niños a diario por causa de la mal nutrición.
Los colombianos sienten miedo de salir a las calles por el alto índice de violencia y robos;
ni hablar el temor que sienten las mujeres al estar solas en un sitio público. La educación
superior pública se encuentra en constante peligro por la falta de financiación. El
desempleo cada día es mayor, pese que desde el gobierno se intenta disimular dichas cifras.
A nivel social, se evidencia la falta de empatía hacia el otro, somos indiferentes ante el
dolor ajeno, nos cuesta brindar ayuda sincera a quien lo necesita, es un país donde la cultura
que predomina es egoísta e individualista.

Es importante fomentar el desarrollo de competencias ciudadanas desde el aula de clases,


pero principalmente desde el núcleo familiar. Cuando un niño ha crecido en un entorno
sano y responsable; en la adultez será un ciudadano con capacidad de conocerse así mismo,
asertivo, inteligente a nivel emocional y resiliente.

La sociedad es un colectivo, que se construye desde la individualidad. Cuando decimos que


alguien es ciudadano, pensamos en aquel que respeta unas normas básicas de
comportamiento, que genera una confianza básica. Ser ciudadano es respetar los derechos
de los demás.

Un buen ciudadano que es inteligente a nivel emocional cuando está en capacidad de


controlar sus emociones y se expresa de manera asertiva; son personas que se encuentran en
constante equilibrio emocional, una vez que la persona se encuentra en capacidad de
comprender su propia emoción y saber el origen de esta, puede dominarla de manera
adecuada a través del raciocinio, sin generar conflicto consigo mismo o con otro.

De igual manera, la asertividad cobra relevancia en la sociedad, ya que permite expresar


ideas o convicciones de manera franca, clara, respetuosa, sin necesidad de que la persona
pierda el control y llegar al extremo de agredir a alguien.

Finalmente, quizá la competencia más significativa es la Resiliencia, debido a que es


aquella capacidad que tienen las personas para superar episodios difíciles. En un país como
Colombia que ha soportado la guerra por más de 50 años, la Resiliencia es lo que ha
permitido que personas puedan sobre ponerse a momentos de crisis, sacando lo mejor de
esa situación para aprender y seguir avanzando.

A manera de conclusión, las competencias ciudadanas es un trabajo tanto de las


instituciones educativas como de las familias, ya que estas se desarrollan desde los
primeros años de vida. Un niño que sabe cómo comportarse en sociedad, en el futuro será
un adulto responsable de sus actos, el cual actúa para su propio bienestar como para el
bienestar de los demás.