Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CHIMBORAZO

FACULTAD DE CIENCIAS POLÍTICAS Y ADMINISTRATIVAS


CARRERA DE CONTABILIDAD Y AUDITORÍA

CUENTAS POR COBRAR


Las cuentas por cobrar es un concepto de contabilidad donde se registran los aumentos y las
disminuciones derivados de la venta de conceptos distintos a mercancías o prestación de
servicios, única y exclusivamente a crédito documentado (títulos de crédito, letras de cambio
y pagarés) a favor de la empresa y para esto existen programas para llevar a cabo las
operaciones.

Gracias a este concepto podemos decir que las cuentas por cobrar son los bienes de cada
individuo los cuales decidieron hacer el préstamo y a un plazo definido o indefinido podrá
adquirirlos de nuevo.

Por lo tanto se dice que esta cuenta presenta el derecho (exigible) que tiene la entidad de
exigir a los suscriptores de los títulos de crédito el pago de su adeudo (documentado)
derivado de venta de conceptos diferentes de las mercancías o la prestación de servicios a
crédito; es decir, presenta un beneficio futuro fundamentalmente esperado.

Las cuentas por cobrar constituyen el crédito que la empresa concede a sus clientes a través
de una cuenta abierta en el curso ordinario de un negocio, como resultado de la entrega de
artículos o servicios. Con el objetivo de conservar los clientes actuales y atraer nuevos
clientes, la mayoría de las empresas recurren al ofrecimiento de crédito. Las condiciones de
crédito pueden variar según el tipo de empresa y la rama en que opere, pero las entidades de
la misma rama generalmente ofrecen condiciones de crédito similares.

Las ventas a crédito, que dan como resultado las cuentas por cobrar, normalmente incluyen
condiciones de crédito en las que se estipula el pago dentro de un número determinado de
días. Si bien es conocido que todas las cuentas por cobrar no se cobran dentro del período de
crédito, sí es cierto que la mayoría de ellas se convierten en efectivo en un plazo muy inferior
a un año; en consecuencia, las cuentas por cobrar se consideran como parte del activo
circulante de la empresa, por lo que se presta muchísima atención a la administración
eficiente de las mismas.

El objetivo que se persigue con respecto a la administración de las cuentas por cobrar debe
ser no solamente el de cobrarlas con prontitud, también debe prestarse atención a las
alternativas costo - beneficio que se presentan en los diferentes campos de la administración
de éstas. Estos campos comprenden la determinación de las políticas de crédito antes
mencionada, el análisis de crédito, las condiciones de crédito y las políticas de cobro.

TIPOS DE CUENTAS POR COBRAR

Cuentas por Cobrar - Comerciales

Bajo este rubro se deberán agrupar todas aquellas cuentas que representen derechos de una
empresa sobre terceras personas naturales y/o jurídicas emergentes únicamente por la venta
de mercaderías al crédito y/o anticipos a cuenta de futuras compras. Siendo estas:

Cuentas por cobrar Documentos por cobrar Letras por cobrar Letras renovadas por cobrar
Anticipo a proveedores

Otras cuentas por cobrar

Bajo este rubro se deberán agrupar todas aquellas cuentas que representen derechos de una
empresa sobre terceras personas naturales y/o jurídicas por cualquier concepto, excepto por la
venta de mercaderías. Siendo estas:

 Cuentas del personal

 Alquileres por cobrar

 Comisiones por cobrar

 Intereses por cobrar

 Seguros por cobrar

Cuentas incobrables

Bajo este rubro se deberán agrupar todas aquellas cuentas que representen derechos perdidos
de una empresa sobre terceras personas naturales y/o jurídicas. Es decir: partidas que
representan irrecuperabilidades o créditos declarados perdidos. Siendo estas:

 Cuentas incobrables

 Letras incobrables

 Documentos incobrables

CUENTAS INCOBRABLES
Las entidades que otorgan algún tipo de crédito están sujetas a que este pueda o no
recuperarse, lo que implica un riesgo. Es por ello que antes de otorgar cualquier tipo de
crédito deben estipularse las políticas que habrán de seguirse para que esta clase de
operaciones sea lo menos riesgosa en cuanto a su recuperabilidad. Las estimaciones de
cuentas incobrables representan la cantidad que razonablemente no se recupera en efectivo de
las ventas de mercancías o la prestación de servicios a crédito. “Las estimaciones para
cuentas incobrables, descuentos, bonificaciones, etc. deben ser mostradas en el balance
general como deducciones a las cuentas por cobrar. En caso de que se presente el saldo neto,
debe mencionarse en nota a los estados financieros el importe de la estimación efectuada.” El
registro contable de las cuentas incobrables se realiza cargando a los gastos de operación y se
abona a una cuenta complementaria de activo que se llama “Estimación para cuentas
incobrables”

COMO SE CALCULA LAS CUENTAS INCOBRABLES

1.- MÉTODO DEL PORCENTAJE DE LAS VENTAS

El método del porcentaje de las ventas, o del estado de resultados, estima las pérdidas por
cuentas incobrables utilizando un porcentaje de las ventas netas a crédito para llegar a una
cantidad razonables.

Para determinar la tasa estimada es necesario examinar y analizar el porcentaje de pérdidas


experimentadas sobre el total de las ventas a crédito de periodos anteriores.

Después se aplica el porcentaje estimado al total de las ventas a crédito del periodo, menos el
importe de las devoluciones y bonificaciones sobre ventas.

No debe restarse o sumarse cualquier saldo existente en la cuenta estimación por cuentas
incobrables provenientes de periodos anteriores para terminar el importe de ajustes de cuentas
malas.

2.-METODO DEL PORCENTAJE DE CUENTAS POR COBRAR

Debe acordarse que el porcentaje o tasa utilizados no es más que una estimación, por tanto es
muy probable que nunca llegue a ser igual que el importe exacto de las cuentas incobrables
del año y que la cuenta de estimación puede tener un saldo deudor o acreedor al final del
periodo contable, antes de los ajustes.

EXISTEN 2 MÉTODOS PARA ESTIMAR LAS PERDIDAS POR CUENTA


INCOBRABLES

CANCELACIÓN DE CUENTAS DE CLIENTES

Cuando la cuenta de un cliente se convierte en incobrable debe eliminarse de los registros


contables.
Para registrar la cancelación se hace un cargo a la estimación de cuentas incobrables y se
abona a clientes, siempre y cuando se haya realizado previamente la estimación

REAPERTURA DE CUENTAS DE CLIENTES

En algunos casos, una cuenta que se había cancelado por incobrables puede cobrarse en
forma total o parcial en una fecha posterior, cuando se recibe el pago debe invertirse el
asiento de cancelación y se lleva la cuenta a los registros para hacer asientos en la cuenta del
cliente.

TIEMPO PARA DAR DE BAJA A LAS CUENTAS INCOBRABLES

Para dar de baja a una cuenta o documento que haya sido imposible su cobro, debe cumplir
con los siguientes requisitos: - Haber constado como tales, durante cinco años o más en la
contabilidad; - Haber transcurrido más de cinco años desde la fecha de vencimiento original
del crédito;

- Haber prescrito la acción para el cobro del crédito;

- En caso de quiebra o insolvencia del deudor;

- Si el deudor es una sociedad, cuando ésta haya sido liquidada o cancelado su permiso de
operación.

Para realizar este cálculo no se debe tomar en cuenta los préstamos realizados al socio, a su
cónyuge o a sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad ni
los otorgados a sociedades relacionadas. Cuando se efectúe el cobro de una cuenta que ya
había sido dado de baja, nos tocará registrarle en los diarios correspondientes, al no realizar
este proceso el organismo de control podrá considerar este acto como un fraude.

ANÁLISIS

Dentro de esta investigación vamos a conocer las cuentas por cobrar las cuales son aquellas
cuentas en las cuales se registran los créditos que se dan mediante documentos como lo son
los títulos de crédito, las letras de cambio y los pagarés, es decir, así como a la vez estas
cuentas representan el derecho que tiene la empresa de exigir a sus clientes el pago de sus
deudas producto de las compras realizadas en la empresa, el objetivo que se persigue con
respecto a la administración de las cuentas por cobrar debe ser no solamente el de cobrarlas
con prontitud, también debe prestarse atención a las alternativas costo - beneficio que se
presentan en los diferentes campos de la administración de éstas. Estos campos comprenden
la determinación de las políticas de crédito antes mencionada, el análisis de crédito, las
condiciones de crédito y las políticas de cobro.

También podemos observar los distintos tipos de cuentas por cobrar entre las cuales podemos
encontrar las siguientes: cuentas por cobrar comerciales, son todas las cuentas que
representan derechos de una empresa sobre terceras personas por la venta de mercaderías al
crédito siendo estas cuentas por cobrar, documentos por cobrar, letras por cobrar, letras
renovadas por cobrar y el anticipo a los proveedores, también podemos encontrar las otras
cuentas por cobrar las cuales representar derechos de una empresa sobre terceras personas,
por cualquier motivo menos la compra de mercaderías, entre los distintos motivos podemos
encontrar, cuentas del personal, alquiler por cobrar, comisiones por cobrar, intereses por
cobrar, seguros por cobrar y como último tipo de cuenta tenemos las cuentas incobrables, las
cuales son aquellas que representen derechos perdidos de una empresa sobre terceras
personas, entre estas cuentas podemos encontrar las letras incobrables, documentos
incobrables.

Como último punto tenemos la definición de las cuentas incobrables las cuales son las
estimaciones para cuentas incobrables, descuentos, bonificaciones, etc. deben ser mostradas
en el balance general como deducciones a las cuentas por cobrar. En caso de que se presente
el saldo neto, debe mencionarse en nota a los estados financieros el importe de la estimación
efectuada
BIBLIOGRAFÍA

 Anónimo (11 de Jul de 2008). "Cuentas por Cobrar".


Obtenido de: http://www.zonaeconomica.com/analisis-financiero/cuentas-cobrar
 Ley del Impuesto Sobre la Renta (2007). México: Ediciones Fiscales ISEF.
 Ley de Concursos Mercantiles (2000). México: Sista.