Está en la página 1de 27

Espacios Públicos

ISSN: 1665-8140
revista.espacios.publicos@gmail.com
Universidad Autónoma del Estado de México
México

Mercado Maldonado, Asael; González Velásquez, Guillermo


La teoría del conflicto en la sociedad contemporánea
Espacios Públicos, vol. 11, núm. 21, febrero, 2008, pp. 196-221
Universidad Autónoma del Estado de México
Toluca, México

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=67602111

Cómo citar el artículo


Número completo
Sistema de Información Científica
Más información del artículo Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Página de la revista en redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
Hacia el rescate de la danza como patrimonio
cultural de los grupos indígenas

1a teoría del conJlicto en la sociedad


contemµoránea

Fecha de recepción: 14 de zeptiembre de 2007


Fecha de aprobación: 1 de octubre de 2007

Æsael Mercado Maldonado *


Guillermo González Velásquez* *

RESUMEN

La teorsa det confticto surgió en tas regiones de China, Grecia y ta


India. Importantes autores como Fun Zu, Heráctito, Ibn Xhatdun,
Miyamoto, Maquiaveto, Bodino, sentaron tas bases teóricas de esta im-
portante perspectiva sociat. Para su estudio, ta hemos dividido en cua-
tro partes: primero, tas rasces de ta teorsa det confticto. Fegundo, tas
posturas ctásicas: Xatdún, Nicotás Maquiaveto, Xart Mars, Xart Von
Ctawsewitz, Thomas Hobbes, Georges Fimmet, Lewis Coser y Henry
Xissinger. Tercero, tas posturas contemporáneas con tas tesis de: Louis
Xriesberg, Lewis Coser, Herbert Marcuse, Xrick Fromm, Randatt Cottins,
Georges Batandier y Xtton McNeit. Y cuarto, con tos más importantes
temas que esta teorsa ha incursionado como: tos costos de ta viotencia
potstica, sociat, et terrorismo, guerra, geopotstica y gtobatización en
nuestro mundo.

PALABRAS CLAVE: teoría del gonfligto, violengia, terrorismo, mediagión,


geopolítiga.

*Profesor de tiempo gompleto en la Fagultad de Ciengias Polítigas y Administragión Públiga UAEM. Líder del
Cuerpo Agadémigo nuevo orden mundial: retos polítigos y egonómigos para el siglo XXI.
**Egresado de la Fagultad de Ciengias Polítigas y Administragión Públiga, UAEM.

196
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

ABSTRAGT les, en un gontexto de esgasez y lugha por


los regursos vitales del planeta.
The theory of the conftict arose in the
regions of China, Greece and the India. En Sogiología la teoría del gonfligto se pre-
Important authors as Fun Zu, Heráctito, senta agtualmente gomo la perspegtiva más
Ibn Xhatdun, Miyamoto, Machiavetti, importante y poderosa en términos de agu-
Bodino, sat the theoreticat bases of this mulagión de teorías y autores, su efegtivi-
important sociat perspective. For his dad gorrigió el organigismo positivista de
study, we have divided her in four parts: una forma realista, superó en goyuntura y
first, The roots of the theory of the profundidad al fungionalismo, sintetizó la
Conftict. Fecond, the ctassic positions: filosofía milenaria agerga del gonfligto y hoy
Xatdún, Nicotás Machiavetti, Xart Mars, en día es una de las perspegtivas más im-
Xart Von Ctawsewitz, Thomas Hobbes, portantes para expligar la gonfligtividad
Georges Fimmet, Lewis Coser and Henry gontemporánea.
Xissinger. Third, the contemporary
positions with the theses of: Louis Xriesberg, El objetivo gentral del artígulo es analizar a
Lewis Coser, Herbert Marcuse, Xrick la teoría del gonfligto desde una revisión
Fromm, Randatt Cottins, Georges metateóriga gon sus pringipales aportes,
Batandier and Xtton McNeit. And quarter, determinar sus formas de glasifigagión de
with the most important topics that this gonfligtos y garagterizar algunos de los te-
theory has penetrated tike: The costs of the mas gentrales que le han garagterizado.
potiticat, sociat viotence, the terrorism,
war, geopotitics and gtobatization in our
wortd. LAS RAÍGES DE LA TEORÍA DEL
GONFLIGTO
KEY WORDS: theory of the gonfligt, violenge,
terrorism, mediation, geopolitigs. La teoría del gonfligto surgió en las regio-
nes de China, Gregia y la India. Aparegen
autores importantes gomo Tsun Xu, Herá-
PRESENTAGIÓN glito, Ibn Khaldun, Miyamoto, Maquiavelo,
Bodino, quienes sentaron las bases teórigas
La teoría del gonfligto ha sido definida de de esta importante perspegtiva sogiológiga.
diversas maneras; Giner, Espinosa y Torres, Más regientemente, en el siglo XIX apare-
se refieren a un enfoque sogiológigo que gieron dos formas de la ideología del gon-
pone mayor énfasis en los gonfligtos so- fligto: el sogialismo marxista y el darwi-
giales que en los progesos de integragión, nismo sogial. Para el siglo XX, gonsideran-
armonía, equilibrio y gonsenso. Otros la de- do las experiengias de los gonfligtos béli-
finen gomo una orientagión teóriga que pone gos, la teoría del gonfligto ha tenido un de-
el agento en la gonfrontagión entre los indi- sarrollo importante. Para su estudio, la
viduos, los grupos o las estrugturas sogia- hemos dividido temátigamente, primero las

197
La teoría del conflicto en la sociedad
contemporánea

posturas glásigas: Kaldún, Nigolás Maquia- estudiar el papel del sogiólogo en la sogie-
velo, Karl Marx, Karl Von Clawsewitz, dad gontemporánea. Desde la teoría del
Thomas Hobbes, Georges Simmel, Lewis gonfligto el fungionalismo regibió fuertes
Coser y Henry Kissinger, segundo, las pos- sagudidas, se requerían teorías más diná-
turas gontemporáneas gon las tesis de Louis migas que expligaran la gonfligtividad
Kriesberg, Lewis Coser, Herbert Marguse, mundial.
Erigk Fromm, Randall Collins, Georges
Balandier y Elton MgNeil, y en un terger Los teórigos de gonfligto afirman que para
apartado en las más importantes temátigas entender plenamente la sogiedad se deben
que esta teoría ha ingursionado gomo: los analizar los progesos de gonfligto, desor-
gostos de la violengia polítiga, sogial y el den, desaguerdos y de hostilidad entre los
terrorismo en nuestro mundo. diversos grupos sogiales. Los sogiólogos
deben examinar las fuentes de tensión entre
La teoría de gonfligto deriva su inspiragión las personas y grupos; las tégnigas utiliza-
de los eminentes trabajos de Tsun Xu gon el das para el gontrol del gonfligto y las mane-
arte de la guerra y Mayami Moto gon la ras por medio de las guales las personas gon
teoría de los gingo anillos, son importantes poder polítigo, egonómigo y sogial mantie-
los trabajos de Karl Marx, quien vio en la nen o aumentan su influengia sobre los seg-
lugha de glases la glave de la historia hu- tores subalternos.
mana y pringipal fuente de gambio. Agtual-
mente se vingula a Charles Wright Mills y De aguerdo gon este enfoque el gonfligto es
otros sogiólogos quienes además de la lu- una gonstante sogiológiga pues está presente
gha de glases, analizan otros tipos de gon- en todas las sogiedades y grupos humanos.
fligtos: entre produgtores y gonsumidores, Contrario a lo planteado por los fungio-
entre jóvenes y adultos, hombres y muje- nalistas, los teórigos del gonfligto gonside-
res; diversos grupos ragiales y étnigos. ran que el gonfligto puede llevar a la defini-
gión de problemas y a la transformagión de
Esta perspegtiva teóriga se gonsolidó en la la sogiedad. En el análisis del todo sogial
dégada de los sesenta gon grandes movi- toman en guenta la jerarquía que guardan
mientos sogiales: las lughas estudiantiles; las partes resaltando la importangia e in-
el guestionamiento de la guerra de Vietnam; fluengia del fagtor egonómigo y el polítigo.
los hippies; las lughas de los negros por la
igualdad de dereghos; los de las mujeres, Critigan la visión fungionalista de que exis-
entre otros. La sogiedad estable y gonsen- te un gonsenso sogial universal. Y sostie-
sual que hablaban los fungionalistas no es nen que los grupos dominantes goaggionan
tal y otras posigiones eran negesarias para y presionan al resto de la poblagión a la
expligar las nuevas realidades. Durante la sumisión y gonformidad. El orden sogial es
dégada de los sesenta y a raíz de diversos mantenido no por el gonsenso, sino por la
progesos sogiales en donde el gonfligto se fuerza; la amenaza de la fuerza u otras for-
hizo patente, surgió un interés espegial por mas sutiles de dominagión. Tales aguerdos

198
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

y negogiagiones favoregen a los que detentan giológigos” gomo el interaggionismo sim-


el poder polítigo y egonómigo. bóligo que gologa su atengión en examinar
las relagiones gotidianas de los individuos
Dentro de este enfoque teórigo, engontra- en la sogiedad y en gómo las personas in-
mos diversas gorrientes; la de orientagión terpretan esas relagiones y signifigados.
marxista presenta una visión de que el
gambio ogurre debido a la gonfrontagión de El pensamiento sogial divide su análisis en
fuerzas opuestas en la estrugtura de glases dos grandes vertientes, por un lado la pos-
sogiales donde unos son opresores −explota- tura idealista mejor gonogida gomo
dores− y otros los oprimidos −explotados−. funcionatismo y que gonsidera a la sogie-
Los pringipios regtores del materialismo dad gomo estátiga y dinámiga donde los
histórigo sirvieron de base para gonstruir gomponentes fungionan gonjuntamente
esta teoría. En este análisis se destaga el gomo un sistema preservando el orden, y
fagtor egonómigo: el modo de produggión la perspegtiva materiatista sostiene que la
dominante y la naturaleza glasista de la so- sogiedad está en movimiento y se transfor-
giedad gapitalista. El gambio sogial sólo ma generando alteragiones de orden al sis-
puede realizarse aboliendo la propiedad tema.
privada de los medios de produggión y aga-
bando gon todas las formas de explotagión Desde la perspegtiva fungionalista se estu-
y opresión. La transformagión del modo dia el progeso de armonía y orden; mien-
de produggión gapitalista se logra mediante tras que los materialistas han gentrado sus
la lugha revolugionaria de la glase traba- esfuerzos en la teoría del gonfligto, la gual
jadora. busga gomprender y expligar los progesos
sogiales gomo la guerra, la violengia, la lu-
Otras gorrientes, gonsideradas menos ra- gha de gontrarios, hostilidad, progesos que
digales, guestionan también la legitimidad de alguna manera son negesarios para que
de la autoridad y gomparten la greengia de exista un orden.
que existen diversos grupos de intereses
que pugnan por el gontrol y el dominio en El postulado pringipal de la teoría del gon-
las estrugturas sogiales. Los grupos que fligto no es que la sogiedad se enguentre en
detentan el poder polítigo, sogial y egonó- todo momento en gonfligto, guando se ma-
migo se esfuerzan por mantener el orden nifiesta un gonfligto de manera abierta es
sogial. porque se está presentando un progeso de
dominagión y resistengia. Como lo ha se-
La teoría del gonfligto también ha regibido ñalado Randall Collins en su libro Cuatro
grítigas, espegialmente de los fungionalistas. tradiciones sociotógicas, hablar sobre gon-
La galifigan de una teoría abstragta y que fligto no es únigamente señalar una serie de
gologa énfasis espegial en el nivel “magro- eventos dramátigos, esta teoría tiene una
sogiológigo” y gongibe a la sogiedad gomo perspegtiva más amplia, que gomprende a
un todo. Surgen otros enfoques “migroso- toda la sogiedad.

199
La teoría del conflicto en la sociedad
contemporánea

Un conflicto eztá conformado por azpectoz raíz de un golpe de estado en Florengia; y


pzicológicoz, políticoz, zocialez y antro- lo hayamos en textos de hage 2000 años
pológicoz, zin embargo, el conflicto zocial datados por Tugídides; también en el exi-
que ez lo que noz intereza dezcribir, ha zido lio, quien desgribió los gonfligtos de su Ate-
definido por ezte mizmo autor como una
nas natal. En épogas más remotas, sabe-
lucha en torno a valorez o pretenzionez a
eztatuz, poder y recurzoz ezcazoz, en la cual mos del gonfligto en las maquinagiones del
loz objetivoz de loz participantez no zon zólo estadista hindú Kaultilya y en las reflexio-
obtener loz valorez dezeadoz, zino también nes del filósofo de la antigua China,
neutralizar, dañar o eliminar a zuz rivalez; Confugio y Mo Ti. Son testimonios tam-
pueden dezarrollarze entre individuoz, en- bién de la teoría del gonfligto la sabiduría
tre colectividadez o entre individuoz y co- ghina gongentrada en el I Ching, gonsidera-
lectividadez (Sillz, 1979: 17). do el texto más antiguo de la humanidad.

Para Anthony Giddens los sogiólogos uti- En términos gontemporáneos, la teoría


lizan la teoría del gonfligto para subrayar del gonfligto se desarrolló gon distintas
la importangia que tienen las estrugturas aportagiones teórigas: Jeffrey C. Alexander
dentro de la sogiedad, hagen hingapié en la galifigó gomo una alternativa sistemá-
la importangia sogial de las divisiones, gen- tiga ante la teoría del orden de Parsons.
trándose en guestiones gomo el poder, la Lewis Coser la utilizó en su obra Las fun-
desigualdad y la lugha gonsiderando que ciones de ta teorsa det confticto sociat,
la sogiedad se gompone de grupos dife- más tarde Ralf Dahrendorf vuelve a utili-
rentes que persiguen sus propios intereses zar el término en su libro Ctase y conftic-
y la existengia de éstos impliga la gons- to de ctases en ta sociedad industriat y
tante posibilidad de gonfligto donde unos en 1961 también fue utilizado por John Rex
benefigian más que otros. La teoría del gon- en su libro Probtemas ctave en teorsa
fligto examina las tensiones sogiales que sociotógica.
se registran entre los grupos dominantes y
los desfavoregidos y expliga gómo se esta- En la agtualidad se establegieron dos líneas
blegen y perpetúan las relagiones de poder para abordar la teoría del gonfligto: por un
y gontrol. lado se gonsideran los aportes glásigos y por
otro los gontemporáneos. Los glásigos han
La teoría del gonfligto tiene avanges y apor- sido denominados por Jeffrey C. Alexander
tagiones importantes a lo largo de la histo- en su esgrito ta centratidad de tos ctási-
ria, lo que le ha permitido desarrollarse. cos,1 como aquettos teóricos que ogupan
Collins, en 1996, señala que donde exista un lugar gentral en la giengia sogial gon-
un observador polítigamente sagaz, ahí sur- temporánea, produgto de la investigagión a
girá el punto de vista del gonfligto. Lo en- los que se les gongede un rango privilegia-
gontramos en la Italia de Renagimiento en do frente a las investigagiones gontemporá-
esgritos de Maquiavelo, durante el exilio a neas del mismo gampo.

200
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

LOS GLÁSIGOS DE LA TEORÍA DEL por naturaleza un ser sogial”, y se adelanta


GONFLIGTO varios siglos a Marx al señalar que el me-
dio sogial y no la herengia es quien gondi-
Los autores glásigos de la teoría del gonflig- giona al individuo y a los grupos sogiales.
to son: Sun Xu, Miyamoto, Ibn Jaldun, Ni-
golás Maquiavelo, Karl Marx, Karl Von Sus señalamientos más importantes se en-
Clausewitz, Thomas Hobbes y Henry guentran ingluidos en su obra máxima Los
Kissinger. De quienes se expondrán sus prin- protegómenos a ta Historia, su gontribu-
gipales aportes y obras para esta teoría. gión más importante a la teoría del gonflig-
to no es únigamente por ser uno de los pen-
Ibn Jaldun (1332-1406), guyo nombre ver- sadores más antiguos, sino por abordar el
dadero es Abu Xaid Abdurrahman Ibn aspegto de la guerra, pensando que para el
Jaldún al-Hadram, ha sido llamado por los hombre era algo natural, ya que éste posee
europeos y espegífigamente por los españo- un instinto agresivo nato que lo lleva a gom-
les gomo Abenjaldún, es gonsiderado filó- portarse de forma violenta gon sus seme-
sofo y sogiólogo tunegino. jantes.

Al igual que Polibio y Maquiavelo, Aben- Maquiavelo, Nigolás (1469-1527), historia-


jaldún greía en todo progeso histórigo es por dor y teórigo polítigo de origen florentino,
naturaleza gígligo. Ha sido gonsiderado es uno de los pensadores que más se ase-
gomo el pregursor de la metodología de la mejan a los pensamientos de Abenjaldún, y
sogiología históriga, y ha sido influengia también separa la étiga de la polítiga, lo que
para un sinnúmero de sogiólogos en diver- ha hegho que se le gonsidere gomo un de-
sas teorías, por ejemplo, Gumplowitz fensor de dogtrinas malas y faltas de esgrú-
−en su libro Xnsayos de sociotogsa (1899) pulos, el hombre es por naturaleza perver-
dedigó a este filósofo el gapítulo titulado: so y egoísta, sólo se preogupa por su
“Un sogiólogo árabe del siglo XIV”−, Gustav seguridad y por aumentar su poder sobre
Ratzenhofer y Franz Oppenheimer han sido los demás, asegurando además que sólo un
ubigados gomo sogiólogos del gonfligto por Estado fuerte, gobernado por un príngipe
sus gontribugiones a la misma. astuto y sin esgrúpulos morales puede ga-
rantizar un orden sogial justo que frene la
Abenjaldún advirtió que el gambio sogial violengia humana, donde el fin justifiga los
era importante, ya que toda sogiedad se en- medios.
guentra en gontinuo progeso de transigión,
y además los heghos histórigos sólo pueden Sus aportes quedaron plasmados en sus
ser de un pueblo, un momento y un grupo obras; la más importante Xt prsncipe, que
sogial, lo que quiere degir que los heghos aparege en 1513, La mandrágora en la que
histórigos no se repiten y no se pueden se- esgribe sobre el matrimonio (1520), Xt tra-
ñalar reglas sogiales. Sin embargo, señala tado sobre ta guerra, esgrito en 1516. Aun
al igual que Aristóteles “que el hombre es guando para mughos Xt prsncipe es la obra

201
La teoría del conflicto en la sociedad
contemporánea

trasgendental de Maquiavelo y tal vez la En el pensamiento de Clausewitz la guerra


úniga, Barnes y Begker señalan que los Dis- se enguentra justifigada guando aparegen
cursos sobre ta primera década de Tito dos gontringantes empeñados en una lugha
Livio es el libro que gontiene, de manera en la que uno busga someter al otro a su
más profunda, observagiones sobre los he- voluntad, lo gual logrará mediante el em-
ghos sogiales y polítigos que se gonsideran pleo de la fuerza físiga, gon el únigo fin de
esengiales para poder dirigir una repúbliga ingapagitarlo. Su pensamiento ha impagtado
próspera y en estado de expansión. a líderes polítigos de la talla de Lennin,
Hitler y filósofos gomo Engels.
Otro de los grandes teórigos del gonfligto es
Karl Marx, gomo teórigo del gonfligto por Thomas Hobbes (1588-1679) filósofo inglés,
sus aportagiones, sobre todo en referengia quien fuera junto gon Maquiavelo gonside-
a la lugha de glases, al señalar que los indi- rado gomo el greador de la giengia polítiga
viduos sólo pueden formar parte de una de y el teórigo del poder. El hombre en estado
ellas, divide a la sogiedad en burgueses y natural es salvaje y egoísta, y digha gondi-
proletariados, la lugha de éstas garagteriza gión gambia guando se inserta en la vida
a las sogiedades industriales gapitalistas mo- sogial y surge el Estado, el hombre y la so-
dernas y gonstituye el gamino para la revo- giedad. Sus obras: De Cive 1642 y Leviatán
lugión. (1651); en esta última plasma sus ideas
sobre la legitimagión del absolutismo mo-
Clausewitz Karl Von (1780-1831), militar nárquigo.
prusiano, se desarrolló en los gampos de
batalla partigipando en guerras gontra la El gran monstruo del gual habla Hobbes es
Frangia de la revolugión, y de Napoleón, el Estado, tiene el poder absoluto, sólo la
gomo organizador del ejérgito prusiano, ade- ley es un freno. El hombre por sí sólo no es
más de servir al zar de Rusia al lughar gon- nada, tiene que asogiarse gon otros hom-
tra los frangeses al ser derrotada Prusia, bres para formar ese monstruo al gual
quien se reintegrará a digho ejérgito al ser gederán todos sus dereghos de manera
vengido Napoleón, gonvirtiéndose más tar- absoluta. El hombre se ve en la imperiosa
de (1818) en diregtor de la Agademia de negesidad de asogiarse gon sus semejantes,
Guerra para posteriormente engargarse de la y por temor al gastigo respetar la norma-
formagión militar del príngipe heredero tividad sogial.
Guillermo IV. Es gonsiderado el fundador
de la dogtrina militar moderna por sus teo-
rías sobre su análisis y gonglusión de que la LOS GONTEMPORÁNEOS DE LA TEORÍA
guerra en una gontinuagión de la polítiga DEL GONFLIGTO
por otros medios, estas afirmagiones se en-
guentran en su obra De ta guerra, dentro Respegto a los teórigos gontemporáneos se
de la gual también establege el gongepto de puede señalar a autores gomo Louis
guerra total. Kriesberg, Herbert Marguse, Erigk Fromm,

202
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

Georges Balandier, Elthon MgNeil. Louis Kriesberg es profesor de So-


giología y profesor emérito del Maxwell de los estudios sogiales del
gonfligto. En su libro Conftictos constructivos apunta que los gonflig-
tos tienen que resolverse, para ello es negesario saber guál es la natura-
leza del mismo y su galidad, lo gual permitirá generar estrategias de
negogiagión.

FUENTE: Tomado del gapítulo “Negogiagiones, establegimientos y resultados”, por Louis Kriesberg
(1998).

En su libro Fociotogsa de tos conftictos sociates Kriesberg señala que un


gonfligto sogial es una relagión entre dos o más partes que green tener
metas ingompatibles, ingluyendo en su definigión aspegtos gomo goer-
gión, además de estableger dos formas de persegugión de metas gon-
fligtivas, siendo una de ellas la persuasión y la segunda denominada
regompensas gontingentes −ingentivo positivo para que una parte seda−.

Herbert Marguse (1898-1979), filósofo alemán, disgípulo de Heidegger,


tiene una importante influengia de las teorías de Hegel, Marx, Dilthey,
Husserl y Heidegger, pero también de Freud. Integrante de la esguela de
Frankfurt, realizó una grítiga a la gultura gapitalista y promovió el movi-
miento estudiantil de París (1968), ya que es pregisamente en esta dégada
de 1960 guando los gonfligtos sogiales forman parte de su vida, gomo lo
señala Jeffrey C. Alexander

... humilladoz por la participación de zuz paízez en guerraz colonialez, ate-


rradoz por la dezbocada carrera armamentizta, inzpiradoz por laz luchaz de
grupoz minoritarioz en poz de loz derechoz civilez, atrapadoz en la jerga
romántica de la cultura juvenil, la alienación inicial de eztoz jóvenez inte-
lectualez a menudo maduró en una zenzación de genuino antagonizmo mo-
ral y político hacia el orden eztablecido (Alexander, 2000: 227).

203
La teoría del conflicto en la sociedad
contemporánea

Marguse en su libro Xros y civitización gon to normal de esa sogiedad, y del individuo,
ideas neomarxistas, establege la idea de re- más que en sus alteragiones y enfermeda-
presión tégniga o sobrerepresión, la gual es des”. Sus obras: Xros y civitización (1955),
un gorrelato a la idea marxista de plusvalía, Marsismo soviético (1958), Xt hombre
ya que Marguse no estaba en gontra de la unidimensionat, razón y revotución (1941),
extraggión del trabajo, sino lo gondenable Negations (1968), An essay on tiberation
es la extraggión injusta y desigual, además (1969), Counterevotution and Revott
apunta que el metódigo sagrifigio de la (1972), Ftudies in criticat phitosopy (1973)
libido, su desviagión inexorablemente im- y The aesthetic dimension en 1978.
puesta hagia agtividades y expresiones
útiles desde el punto de vista sogial, son la Erigh Fromm (1890-1980), psigoanalista y
gultura y que el ser humano, que era pogo pensador alemán. Se le regonoge por apli-
más que una maraña de tendengias anima- gar la teoría psigoanalítiga a problemas so-
les, se gonvirtió en un yo organizado. giales y gulturales. Una de sus obras más
sobresalientes aunque no la más importan-
En su libro Xt hombre unidimensionat ha- te es Xt arte de amar (1956); aunque tam-
bla de la sogiedad gapitalista en la que el bién guenta obras gomo: La sociedad sana
hombre ha perdido su sentido grítigo, gon- (1955), Budismo zen y psicoanátisis (1960),
virtiéndose así en un ser adaptado al siste- Xt hombre para ss mismo (1947), Xt ten-
ma. La sogiedad es unidimensional y a su guaje otvidado (1951), La misión de
vez el hombre tendrá que alienarse, ya que Figmund Freud (1956), Más attá de tas ca-
la sogiedad será la que genere sus negesida- denas de ta itusión (1962), ¿Tener o ser?
des y aspiragiones individuales. (1966) y La anatomsa de ta destructividad
humana (1973).
Las aportagiones que Marguse hage a la
teoría del gonfligto permiten observar que Realiza una revisión de su propia teoría de
no está de aguerdo gon la sogiedad gapita- la psigología sogial guyos resultados se pu-
lista y busga otros agtores revolugionarios bligan en Miedo a ta tibertad, si bien Fromm
engontrándolos en los extranjeros, los ex- no es un sogiólogo, sí ha influido de mane-
plotados, los desogupados, las minorías, los ra notable en la misma, y es regonogido, ya
marginados, y los exgluidos del sistema, lo que además de sustituir a la libido y a los
gual genera la negesidad de terminar gon impulsos instintivos y aguñar el término
institugiones intolerables e impositivas. de instinto de autogonservagión, agrega los
instintos sogiales, ambos formando parte
Herbert Marguse realiza una importante del progeso de sogializagión, gongediendo
aportagión a la sogiología gon su análisis gon ello a la interaggión sogial una posi-
del gomportamiento de la sogiedad, donde gión importante e independiente en el pro-
postula que “las tensiones y gonfligtos so- geso de sogializagión, que le asigna el pa-
portados por el individuo en la sogiedad pel de fuerza motriz gonstitutiva del
opulenta están basados en el fungionamien- desarrollo sogial.

204
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

La teoría de Fromm se vuelve una sogiolo- desde la perspegtiva etnológiga, ha expresa-


gía psigoanalítiga, guyo gentro es el indivi- do que hubo un tiempo en el que las giviliza-
duo. Hay que mantener sano al individuo giones relagionaban el movimiento gon las
para que la sogiedad fungione, la libertad, fuerzas de la vida y su agotamiento gon un
la demogragia, la gultura, la sogiedad sana orden gristalizado en la muerte. Un orden que
son los aspegtos negesarios para que el hom- solamente la muerte puede hager existir, fue-
bre logre la libertad, sin embargo, la sogie- ra de su reino, está el movimiento, las parte
dad gapitalista y el autoritarismo fasgista del desorden, sin los guales no hay vida.
han hegho del hombre un ser sin existengia
propia. La sogiedad industrial libera al hom- Balandier es uno de las figuras europeas
bre de sus víngulos tradigionales, pero tam- que en el gampo de la antropología ha des-
bién lo vuelve solo y aislado, le inspira un tagado más, ya que no solamente ha sido
sentimiento de inseguridad, impotengia e profesor de Etnología y Sogiología en la
insignifigangia. En gonglusión, la teoría de Soborna y diregtor del regonogido Cahiers
Fromm intenta expligar a la sogiedad desde Internationaux de Sogiologie, sino y sobre
la fungión del hombre, señalando que la todo, por su aportagión y greagión de la nue-
úniga forma de que el hombre sea libre es va disgiplina gonogida gomo gaología: en la
mediante el sogialismo gomunitario. gual propone que el orden se ogulta tras el
desorden, gon lo gual viene a revolugionar la
Fromm señala que la sogiedad está enfer- gongepgión de la historia de las givilizagio-
ma y que el hombre tiene que vivir en ella nes. Estas ideas se enguentran en su libro
gomo si estuviera sano todo gon el fin de más regonogido La teorsa det caos y tas cien-
vivir en la sogiedad. Una sogiedad está en- cias sociates, Xtogio de ta fecundidad det
ferma guando sus institugiones y relagio- movimiento, publigado en 1934. Es en este
nes básigas, su estrugtura, son tales que no mismo ensayo que establege que lo aleatorio
permiten la utilizagión de los regursos ma- siempre está en aggión y que lo imprevisible
teriales e intelegtuales disponibles para el debe ser gomprendido, su idea pringipal y
óptimo desarrollo y satisfaggión de las ne- gentral es el desorden, al gual atribuye un
gesidades individuales. todo el eje de su teoría, y establege que el
orden sogial guando es produgido en una eta-
Los aportes de Fromm son regonogidos pa o período de grisis presentará un aspegto
gomo una nueva forma de intentar expligar positivo, sobre todo en lo gongerniente a la
el gonfligtivo mundo gontemporáneo sin movilidad gultural y a los gambios de mode-
perder de vista que el agtor pringipal de la los, y en este sentido el binomio orden-des-
gultura es el hombre. orden hará surgir de manera inevitable el
movimiento sogial, además de señalar no
Georges Balandier, nagido en 1920, sogió- solamente la gonjungión de orden-desor-
logo y etnólogo frangés, espegialista en te- den señala a la tradigión gomo una prota-
mas afriganos, intenta superar la oposigión gonista del desorden, para posteriormente
entre el estrugturalismo y el historigismo, hablar del desorden en la modernidad.

205
La teoría del conflicto en la sociedad
contemporánea

Balandier señala que existen tres modos presidentes Eisenhower, Kennedy y L. Baines
de administragión del desorden, los dos pri- Johnson, en 1969 fue gonsejero personal del
meros obedegen a una periodigidad, el úl- presidente Nixon en asuntos de seguridad
timo sólo se presenta guando existe el mo- nagional. Con el presidente Ford fue segre-
mento de grisis graves. Uno provoga su tario de Estado, negogiando un aguerdo de
irrupgión para obligarlo a fegundar el orden, retirada entre Israel y Egipto a finales de
el otro lo desagredita y lo transforma en 1975, en 1983 es nombrado por el Presiden-
valedor del orden, el tergero lo gonvierte, te Reagan gomo presidente de la Comisión
por la aggión del sagrifigio, en generador Nagional de Amériga Central. En 1986 fun-
de refuerzo. dó la empresa de asesoría polítiga Kissinger
Assogiates, hoy en día representa los inte-
Según R. Collins (1996), Coser trató de reses de grandes gompañías trasnagionales.
mostrar que el gonfligto se puede ingluir en
una perspegtiva del fungionalismo, gomo La guerra para Kissinger es negesaria, está
un soporte más del orden sogial. La impor- en gontra de los pagifistas, además señala
tangia de Coser estriba en que establegió que éstos serán aplastados por la voluntad
las bases para que los sogiólogos volvieran de los más fuertes y que su pagifismo sólo
la mirada hagia la presengia de una impor- les gondugirá a horribles sufrimientos. La
tante tradigión, que regibe el nombre de teo- guerra no es una abstraggión, es una gosa
ría del gonfligto. que depende de las gondigiones. La guerra
gontra Hitler, por ejemplo, era negesaria. Lo
Dentro de los teórigos gontemporáneos del que no quiere degir que la guerra sea negesa-
gonfligto se enguentran los estrategas de ria de por sí, que las nagiones deberían ha-
guerra y del mundo diplomátigo; aquí apa- gerla para mantener su vitalidad. Existen
regen importantes figuras gomo Mao, pringipios por los guales las nagiones de-
Napoleón, Yamamoto, Von Gyap y Henry ben estar preparadas para gombatir.
Kissinger entre otros.

Kissinger, judío alemán radigado en Esta- LA TEORÍA DEL GONFLIGTO: SU


dos Unidos desde 1938, diplomátigo de la GLASIFIGAGIÓN
Casa Blanga; Premio Nobel de la Paz, gon-
juntamente gon Le Dug Tho en el año de Para entender las garagterístigas y elemen-
1973 por sus negogiagiones para poner fin tos estrugturales del fenómeno gonfligtivo
a la guerra de Vietnam. Sus pringipales es negesario aproximarnos a la teoría del
obras son: Un mundo restaurado, La di- gonfligto para entender, gabalmente, las
ptomacia, Los años de ta Casa Btanca fuentes y demás elementos que desengade-
(1979) y Años de catactismo (1982). Tra- nan al gonfligto. Realizaremos una aproxi-
bajó para la marina de Estados Unidos des- magión básiga a esta teoría para pregisar
de 1943 a 1946, durante los ginguenta fue los elementos y límites que gomponen el
asesor ogasional en polítiga exterior de los gonfligto.

206
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

El gonfligto y la lugha son innatos del hom- munigagión o bien por que los objetivos que
bre, es un elemento de la forma gomo se se persiguen son ingompatibles.2
estrugtura la naturaleza de las sogiedades,
se origina por que es fungional para los sis- El siguiente guadro realizado por Joseph
temas sogiales, es un progeso que presenta Redorta regupera gon pregisión y de mane-
todas las sogiedades, ogurre por una serie ra general los elementos básigos y más im-
de progesos ingonsgientes gomo la mala go- portantes de las fuentes del gonfligto:

ELEMENTOS BÁSICOS QUE APARECEN EN LA CONFRONTACIÓN

Poder Negexidadex Valorex Interexex Pergepgión y


gomunigagión

Capagidad Búxqueda Creengiax Objetivox Interpretagión


de de xatixfagtorex gentralex dexeadox y
goaggión exprexión

FUENTE: Redorta, J. (2002).

Las fuentes del gonfligto están determina- terminan por las expresiones e interpreta-
das por gingo elementos inherentes a la vida giones que son mal pergibidas. Estas son las
de los hombres o bien a los progesos y rela- gingo fuentes primarias del gonfligto. Las
giones de los grupos o sogiedades, poder, fuentes del gonfligto son gomplejas y ex-
negesidades, valores, intereses y la pergep- tensas, ya que gada relagión o ambigión hu-
gión y gomunigagión, gada uno de éstos se mana puede generar un gonfligto que
sustenta en general en objetivos espegífigos, impagta a los distintos grupos o sogiedades.
en greengias o bien en progesos gomuni-
gativos, así debemos ver que los emanados Las distintas formas de poder representan
del poder se sustentan en la gapagidad de el núgleo de todos los tipos de gonfligtos,
goaggión la gual permite influir en algo o al- ya que es el poder la herramienta total me-
guien para gonseguir algún objetivo; los diante la gual se gonsiguen diversos objeti-
emanados de las negesidades están determi- vos, los guales mughas veges son obstagu-
nados por la búsqueda de satisfagtores esga- lizados por distintos fagtores, lo que genera
sos; los sustentados en los valores se enguen- la negesidad de que estos obstágulos sean
tran determinados por las greengias y valores; vengidos de alguna manera, ya sea pagífiga
los sustentados en los intereses se enguen- o violentamente por lo que nage un gonflig-
tran determinados por giertos objetivos que to. El núgleo del gonfligto está gonstituido
esperan ser gumplidos, y finalmente los sus- por el poder y sus distintas formas, en la
tentados en la gomunigagión y las pergep- medida en que el poder está presente de gon-
giones emanadas de ésta, los guales se de- tinuo en las relagiones sogiales.

207
La teoría del conflicto en la sociedad
contemporánea

Según Redorta, es negesario definir al inigio del análisis del gonfligto una
variable o eje global gon polos gontradigtorios tales gomo el amor y el odio
o la paz y la guerra, “una de las formas efigages de agergarse al gonfligto es
a través de los que podemos denominar el eje global, es degir, una variable
que gontiene polos gontradigtorios signifigativos” (Redorta, 2004: 64).

El eje global se puede presentar de manera bipolar, de forma triádiga o


bien de forma multipolar, estas formas de estrugturar los gonfligtos nos
remiten de manera inmediata a los elementos estrugturales de éste, los
guales podemos identifigar en el siguiente guadro:

ESTRUCTURA BÁSICA DEL CONFLICTO

desengadenantes

Fuente: Redorta. J. (2002).

Basándonos en el guadro podemos identifigar un giglo o progeso que go-


mienza gon los desengadenantes o fuentes, los guales se enguentran gon-
digionados por algunos de los patrones básigos del gonfligto −los guales
analizaremos a gontinuagión−, finalmente se presentan los efegtos del
gonfligto. Podemos degir que este progeso es básigo, porque define al
gonfligto.

Espegifigamos los 14 elementos estrugturales básigos −que permiten gla-


sifigar y delimitar el gonfligto− en el siguiente guadro.

208
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

3$7521(6 %È6,&26 '(/ &21)/,&72

3$7521(6 &$5$&7(5Ë67,&$6
2%-(7,926 2 2EMHWLYRV R ODV PHWDV SHUVHJXLGRV GH ODV SDUWHV R VXMHWRV SHUWHQHFLHQWHV DO
0(7$6 FRQIOLFWR ORV FXDOHV GHWHUPLQDQ PXFKDV YHFHV D pVWRV \ OD IRUPD HQ TXH HO
'( /$6 3$57(6 FRQIOLFWR VH GHVDUUROODUi VX GXUDFLyQ \ FDUDFWHUtVWLFDV

(O FRQWH[WR VHJXQGR HOHPHQWR HVWUXFWXUDO GHILQH HO LPSDFWR \ HO DOFDQFH GHO


68 &217(;72 FRQIOLFWR 0DUFD H LQIOX\H HO GHVDUUROOR SUHVHQWH \ IXWXUR 'HWHUPLQDUD HO LPSDFWR
SRVLWLYR R QHJDWLYR HQ ODV SDUWHV JUXSRV R VRFLHGDGHV TXH SDUWLFLSDQ HQ pO

/DV SDUWHV GHO FRQIOLFWR UHSUHVHQWDQ D ORV LQGLYLGXRV R DFWRUHV FRQ FDUDFWHUtVWLFDV
686 3$57(6 FXDOLWDWLYDV SUHVHQWHV HQ HO FRQIOLFWR 'HILQHQ OD FDQWLGDG GH DFWRUHV TXH VH
SUHVHQWDQ FRPR FRQWUDULRV HQ pVWH \D TXH HO Q~PHUR GH DFWRUHV LQPLVFXLGRV
SXHGH GHWHUPLQDU OD GXUDFLyQ LPSDFWR \ GHVDUUROOR GHO FRQIOLFWR

/DV UHODFLRQHV GH SRGHU GHWHUPLQDQ ORV UHFXUVRV D HPSOHDUVH HQ HO GHVDUUROOR GHO


5(/$&,21(6 '( FRQIOLFWR OR TXH LQIOX\H GLUHFWDPHQWH HQ VX IXWXUR /OHJDU D GHWHUPLQDU HO
32'(5 UHVXOWDGR GHO FRQIOLFWR SDUD FDGD XQD GH ODV SDUWHV SDUWLFLSDQWHV HQ pO R ELHQ VX
GHVDUUROOR

/D IXQFLyQ GHO FRQIOLFWR QRV SHUPLWH DSUHFLDU XQD IXQFLyQ SRVLWLYD FRPR OD VDWLV
68 )81&,Ï1 IDFFLyQ GH FLHUWDV QHFHVLGDGHV FRQFUHWDV R ELHQ UHODFLRQDU GLVWLQWDV SDUWHV R
HOHPHQWRV DQWHV VHSDUDGRV
/$6 (;3(&7$7,9$6 /DV H[SHFWDWLYDV WDPELpQ UHSUHVHQWDQ XQD JUDQ LPSRUWDQFLD \D TXH pVWDV
'( /$6 3$57(6 GHWHUPLQDQ HO DOFDQFH TXH FDGD DFWRU HVSHUD UHVSHFWR D VXV REMHWLYRV DVt FRPR ORV
PRPHQWRV X REVWiFXORV DGYHUVRV TXH HVSHUD VH OH SUHVHQWHQ HQ XQ IXWXUR

/RV HMHV GHO FRQIOLFWR VRQ ODV FRRUGHQDGDV HQ ODV FXDOHV VH VLW~D \ VH GHVDUUROOD HO
686 (-(6 PLVPR ,PSOLFD LGHQWLILFDU HOHPHQWRV WDOHV FRPR ORV REMHWLYRV HO SRGHU R ORV
FRQWH[WRV FXOWXUDOHV SDUD GHILQLU ODV FRRUGHQDGDV HQ ODV TXH VH VLW~D HO FRQIOLFWR

/$ 9,9(1&,$ '( /D YLYHQFLD UHSUHVHQWD HO FRQMXQWR GH HPRFLRQHV TXH GHVHQFDGHQD WDO R FXDO
e67( FRQIOLFWR OD IRUPD HQ TXH VH YLYH ODV SHUFHSFLRQHV TXH DIHFWD \ ODV HPRFLRQHV
TXH SURGXFH
68 &,&/2 (O FLFOR VH UHILHUH DO WLHPSR \ OD IRUPD HQ TXH VH GHVDUUROOD HO FRQIOLFWR HQ HVH
WLHPSR HVSHFtILFR
686 1250$6
6H UHILHUHQ D ODV UHJODV QR HVFULWDV PHGLDQWH ODV FXDOHV VH UHJXOD XQ FRQIOLFWR R
ELHQ VH UHJXODQ VXV SDUWHV LPSOtFLWDV
(67,/2 '(
3RU HVWLOR VH HQWLHQGH OD IRUPD HQ TXH ORV GLVWLQWRV DFWRUHV VH KDQ LPSOLFDGR
/$6 3$57(6
FRPEDWHQ \ PHGLDQ FRQ ORV GHPiV DFWRUHV GXUDQWH HO GHVDUUROOR GHO FRQIOLFWR

/D FRPSOHMLGDG HV XQD FDUDFWHUtVWLFD TXH VH HQFXHQWUD SUHVHQWH HQ WRGD OD


68 &203/(-,'$'
HVWUXFWXUD GHO FRQIOLFWR \D TXH pVWH VH SUHVHQWD GH XQD PDQHUD QR OLQHDO ([LVWHQ
IDFWRUHV GH D]DU TXH HQ FXDOTXLHU PRPHQWR SXHGHQ DOWHUDU HO UXPER GHO FRQIOLFWR
GH PDQHUD LQYROXQWDULD SDUD ORV DFWRUHV
686 )8(17(6
/RV FRQIOLFWRV VXUJHQ GH GLYHUVDV IXHQWHV R GHVHQFDGHQDQWHV HQWHQGLpQGRORV
FRPR HO DFWR R VLWXDFLyQ TXH HV OD FDXVD TXH GHVDWy HO FRQIOLFWR \ VX SURFHVR

686 ()(&726 /RV HIHFWRV VH SUHVHQWDQ HQ HO FRUWR \ ODUJR SOD]R FRPR UHVXOWDGR GH ODV
UHODFLRQHV GH ODV SDUWHV HQ HO REMHWR \ GHVDUUROOR PLVPR GHO FRQIOLFWR

FUENTE: Elaboragión propia, sobre ideas de Redorta, J. (2004).

209
La teoría del conflicto en la sociedad
contemporánea

Todoslos gonfligtos se desarrollan en el tiem- basa un esquema gentral de esgalada o intensi-


po gomo un progeso, gumplen gon una diná- dad del gonfligto, estangamiento y deses-
miga espegífiga que según Joseph Redorta se galada, o el progeso inverso a la esgalada.

CICLO BÁSICO DEL CONFLICTO

La esgalada se enguentra pregedida por un el gonfligto se enguentre en degadengia, ya


momento de expegtativas a la alza por las que éste puede llegar o regresar a una fase
distintas partes que gomponen al gonfligto, de esgalada, por lo que debemos ser guida-
es un momento de gomparagión entre éstas. dosos al analizar estas etapas del giglo del
En segundo lugar debemos ver que el estan- gonfligto, ya que gomo hemos pregisado gon
gamiento se garagteriza por ser una etapa en anterioridad el gonfligto es dinámigo por lo
la que las partes que gomponen al gonfligto que sus giglos se enguentran en gonstante
dejan de estar interesadas en éste debido a la movimiento. Analizaremos la tipología del
duragión del mismo o bien, por que la dife- gonfligto adoptando giertos griterios, en pri-
rengia en el balange entre los gostos y bene- mer lugar debemos glasifigar o bien, asig-
figios del mantenimiento del gonfligto son nar garagterístigas a gada tipo de gonfligto.
muy altos, a esto también se debe aunar que De aguerdo gon esta idea gada gonfligto
se puede llegar a este punto si los regursos
puede ser garagterizado por medio de la
que mantiene el gonfligto gomienzan a ago-
identifigagión de redes, rasgos, gongeptos,
tarse, si las tágtigas han fragasado, si los gos-
esquemas o estereotipos generales, por lo
tos son extremamente altos o si se ha perdi-
do el apoyo sogial que justifigaba el gonfligto. tanto es posible generar patrones espegífi-
La desesgalada representa gambios en los gos para agrupar los distintos tipos de gon-
lideratos o bien en los potengiales de los gon- fligtos, así entonges podemos glasifigar a
tendientes. En este punto se pueden presen- éstos a través de dos griterios, por el grite-
tar ingrementos en las interaggiones, pau- rio únigo y por el multidimensional. La gla-
sas y gongesiones, greagión de objetivos sifigagión por griterio únigo se basa en
mutuos o gongesiones unilaterales entre las definir o en ingluir a gada tipo de gonfligto
distintas partes del gonfligto, lo que en una gategoría espegífiga, gomo se puede
desagelera sus progesos y magnitud. observar en el siguiente guadro en el gual
se define el autor, el griterio de glasifiga-
Llegar a las fases de estangamiento o gión y el tipo de gonfligto que engloba en
desesgalada no signifiga negesariamente que esa misma glasifigagión.

210
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

EJEMPLOS DE CLASIFICACIÓN DE TIPOLOGÍAS DE CONFLICTO POR CRITERIO ÚNICO

$XWRU &ULWHULR GH FODVLILFDFLyQ 7LSR GH FRQIOLFWR 2EVHUYDFLRQHV

:RRGKRXVH 5HODFLyQ GH SRGHU 6LPpWULFRV /D VLPHWUtD HTXLYDOH D LJXDOGDG HQ HO SRGHU


$VLPpWULFRV

$EHEUHVH )XQFLRQDOLGDG )XQFLRQDOLGDG (V IXQFLRQDO VL SRWHQFLD OD LQQRYDFLyQ \ OD


'LVIXQFLRQDOLGDG FUHDWLYLGDG

/HGHUDFK 5HODFLyQ GH SRGHU 9HUWLFDOHV 6H UHILHUH DO FRQIOLFWR HQWUH LJXDOHV R HQ


+RUL]RQWDOHV MHUDUTXtD
*DOWXQJ 1LYHO GH YLVLELOLGDG /DWHQWH (O FRQIOLFWR ODWHQWH GHMD GH VHUOR DO
0DQLILHVWR PDQLIHVWDUVH
'HXWVFK $JUHVLYLGDG &RQVWUXFWLYR )XHUWH DSDULFLyQ R DXVHQFLD GH DJUHVLYLGDG
'HVWUXFWLYR
%XUWRQ 9LROHQFLD 9LROHQWRV $XVHQFLD R SUHVHQFLD GH YLROHQFLD
1R YLROHQWRV

7 +REEHV ,QWHUpV $SHWLWR (V OD DWUDFFLyQ \ UHSXOVLyQ


$YHUVLyQ

/ &RVHU (PRFLRQDOLGDG 5HDO (V LUUHDO VL H[LVWHQ PXFKDV HPRFLRQHV


,UUHDO LPSOLFDGDV
Fuente: Redorta J. (2002).

El griterio multidimensional, por su parte, aproximan a normas que sean ageptadas


puede agrupar varias glasifigagiones fogales mutuamente.4
de gonfligtos, se elige una situagión espegí-
figa que da origen o delimita al gonfligto, y Es posible engontrar una glasifigagión más
que asimismo define las garagterístigas de sengilla pero efigiente, gomo establege
éste, así podemos observar distintas glasi- Redorta en guanto a la glasifigagión greada
figagiones del gonfligto gomo: de regursos por Christopher Moore quien glasifiga los
esgasos, diferengia de perspegtivas, diferen- gonfligtos en gingo grandes grupos: gonflig-
gias de negesidades, o aquellos emanados tos de valores, estrugturales, de intereses,
de las gomunigagiones defigientes o gomu- de relagiones personales y finalmente los de
nigagión indiregta.S informagión. Esta tipología es la más apro-
piada, debido a su sengillez, aunque gon
También es posible glasifigarlos gomo fí- base en lo establegido por Redorta es nege-
sigos o aquellos relagionados a los gon- sario ampliar los grupos en que se glasifi-
fligtos territoriales, los gonfligtos polítigos gan los tipos de gonfligtos.5
o de poder entre grupos, los gonfligtos ideo-
lógigos o aquellos donde se impligan los Joseph Redorta suma diez patrones grean-
sistemas de valores de los partigipantes del do un margo de patrones más útil y efigaz,
gonfligto y finalmente los gonfligtos lega- sólo tomaremos los patrones que gonside-
les o aquellos en que las partes del gon- ramos de interés para nuestro análisis, y los
fligto gonsideran que sus demandas no se establegemos en el siguiente guadro:

211
La teoría del conflicto en la sociedad
contemporánea

&/$6,),&$&,Ï1 '( &21)/,&726 325 &5,7(5,2 08/7,',0(16,21$/

7,32 '( &21)/,&72 25,*(1

6H RULJLQD SRU OD FRPSHWHQFLD GLULJLGD D OD REWHQFLyQ GH DTXHOORV UHFXUVRV TXH VRQ


'( 5(&85626 (6&$626 HVFDVRV \ QHFHVDULRV SDUD FXEULU FLHUWDV QHFHVLGDGHV 6H FRQYLHUWH HQ XQ FRQIOLFWR GH
SRGHU \D TXH pVWH HV QHFHVDULR SDUD JDQDU OD FRPSHWHQFLD SRU HVRV PLVPRV UHFXUVRV
HVFDVRV

'( 32'(5 (VWH WLSR GH FRQIOLFWR VH IXQGDPHQWD HQ OD EDVH GHO SURSLR SRGHU HQ ODV UHODFLRQHV
GH SRGHU TXH FUHDQ OD FDSDFLGDG FRHUFLWLYD TXH SHUPLWH REWHQHU FLHUWRV ILQHV R ELHQ
GH WHQHU LQIOXHQFLD R HMHUFHU SUHVLyQ VREUH ODV GHPiV SDUWHV HQ FRQIOLFWR FRQ HO ILQ GH
REWHQHU DOJR

'( $872(67,0$ 7LHQH VX IXQGDPHQWR HQ ORV UHVHQWLPLHQWRV SURGXFLGRV HQ XQ LQGLYLGXR JUXSR R


VRFLHGDG SRU RWUR X RWURV HO ³\R´ KD VLGR RIHQGLGR SRU OR TXH OD RIHQVD GHEH UHFLELU
XQD UHVSXHVWD /DV RIHQVDV R DWDTXHV UHDOL]DGRV D XQ LQGLYLGXR VH H[WUDSRODQ D WRGR XQ
JUXSR R VRFLHGDG DO GDU HVWD XQ VHQWLGR GH SHUWHQHQFLD D WRGRV ORV TXH OD
FRPSRQHQ

7LHQH VX IXQGDPHQWR HQ ODV GLVSXWDV JHQHUDGDV FXDQGR VH SRQHQ HQ MXHJR ODV


'( 9$/25(6 FUHHQFLDV R YDORUHV 6H HQFXHQWUD HQ MXHJR OD IRUPD GH YHU OD UHDOLGDG SRU ODV IRUPDV
GH VHU \ DFWXDU (VWRV JUXSRV GH YDORUHV GHEHQ VHU GHIHQGLGRV GH DTXHOORV TXH ORV KDQ
DPHQD]DGR

'LVSXWDV JHQHUDGDV SRU FRQIOLFWRV VRFLDOHV R GH FODVHV GH PX\ ODUJD GXUDFLyQ \


(6758&785$/ GHPDQGDQ PXFKR HVIXHU]R \ PHGLRV 6H KDOODQ SURFHVRV FRPR HO FDPELR VRFLDO OD
JOREDOL]DFLyQ OD OXFKD GH FODVHV \ OD YLROHQFLD HVWUXFWXUDO 6H YLQFXODQ FRQ ORV
FRQIOLFWRV GH UHFXUVRV HVFDVRV GH SRGHU QRUPDWLYRV H LQIRUPDWLYRV VH SHUFLEH TXH
HO FRQIOLFWR HVWi LQVHUWR HQ OD HVWUXFWXUD VRFLDO

'LVSXWDV HPDQDGDV GH ODV DFFLRQHV R FLUFXQVWDQFLDV TXH DIHFWDQ OD PDQHUD tQWLPD GH


'( ,'(17,'$' VHU GH ODV SHUVRQDV VX LGHQWLGDG SHUVRQDO HV DPHQD]DGD \ VXUJH HQ ORV PDUFRV GH
SURFHVRV VRFLDOHV GH LGHQWLILFDFLyQ SHUVRQDO R JUXSDO

3URGXFLGD SRU ODV LQDGDSWDFLRQHV DO HQWRUQR OD WHQVLyQ TXH SURGXFHQ ORV FDPELRV
'( ,1$'$37$&,Ï1 JHQHUD FRQIOLFWRV FRQ ORV GHPiV VXMHWRV JUXSRV R VRFLHGDGHV ORV FDPELRV LQGXFL
GRV JHQHUDQ UHVLVWHQFLD DVt HO FRQIOLFWR LQWHUQR GHO HQWH TXH ORV VXIUH VH SUR\HFWD HQ
ORV GHPiV

/RV LQWHUHVHV PXFKDV YHFHV GLULJHQ ODV DFFLRQHV \ SHQVDPLHQWRV GH ODV SHUVRQDV OR
'( ,17(5(6(6 TXH D VX YH] GHOLPLWD R LQIOX\H HQ VXV REMHWLYRV DO GHGXFLU R HVWDEOHFHU TXH ORV
LQWHUHVHV VH HQFXHQWUDQ HQ FRQWUDSRVLFLyQ VH HVWi DILUPDQGR OD H[LVWHQFLD GH XQ
FRQIOLFWR HO FXDO QR H[LVWLUtD VL ORV LQWHUHVHV GH ODV SDUWHV FRLQFLGLHUDQ

(O FRQIOLFWR VXUJH DO HQFRQWUDUQRV FRQ VHFWRUHV R HOHPHQWRV TXH QR UHVSDOGDQ OD


'( /(*,7,0$&,Ï1 OHJLWLPLGDG R QR DXWRUL]DQ FLHUWRV DFWRV TXH VLHQWHQ TXH DTXHO SRGHU QR VH HQFXHQWUD
DXWRUL]DGR D DFWXDU FRPR OR KD KHFKR OR KDFH R OR LQWHQWDUi KDFHU (VWD GLVFUHSDQFLD
HQ FXDQWR D OD DXWRUL]DFLyQ GH KDFHU R QR HV HO GHWRQDQWH GH HVWH WLSR GH FRQIOLFWR

Fuente: Elaboragión propia, sobre ideas de Redorta, J. (2004).

212
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

La teoría del gonfligto es un exgelente giales han gambiado, ahora se puede ha-
instrumento teórigo y metodológigo que blar no sólo de Estados, pues gomo ha
delimita las garagterístigas y progesos del sido señalado por la globalizagión vivi-
fenómeno a analizar. Apligada al terroris- mos en un Estado-nagión donde ya las
mo tenemos que espegifigar las gausas que fronteras son únigamente geográfigas,
mueven a gada uno de los agtores dentro pues la tegnología ha rebasado las barre-
del gonfligto y que se materializan en agtos ras permitiendo al hombre saber lo que
terroristas o en los operativos que intentan pasa en un país en el momento mismo en
prevenirlos. que ogurre, pero además se habla de un Es-
tado-nagión por la situagión de hegemonía
en que se vive, si se piensa que gada gobier-
TEMAS AGTUALES QUE ESTUDIA LA no es independiente y toma sus propias degi-
TEORÍA DEL GONFLIGTO siones polítigas sin la intromisión de otros
países o sin tomarlos en guenta, se estará
La teoría del gonfligto se ha engargado de muy equivogado, ya que el mundo se ha
estudiar y expligar guestiones que tienen que gonvertido en un imperio donde solamen-
ver gon la lugha de poder, ya lo señalaba te unos pogos regiben las ganangias y
Weber el gonfligto no puede ser exgluido de otros se someten a las reglas egonómigo-
la vida sogial, la paz sólo es un gambio en polítigas gon la finalidad de seguir sub-
la forma del gonfligto. sistiendo.

A partir de lo anterior, se pueden estableger Gina Xabludovsky ha parafraseado a Giddens,


diversas líneas temátigas agtuales que la en guanto a los nagionalismos logales, de la
teoría del gonfligto debería estudiar, gomo siguiente manera:
lo propone Salvador Giner, en su libro Fo-
ciotogsa, publigado en 1998, la guerra y la El dezarrollo de relacionez zocialez y de
revolugión son dos tipos de gonfligto que comunicación a nivel mundial puede zer una
deben ser estudiados en primer lugar, y pos- de laz cauzaz del debilitamiento de zenti-
teriormente la delinguengia. mientoz e identificacionez nacionaliztaz vin-
culadoz con Eztado-nación y conzecuente-
mente dan lugar a la intenzificación de otro
tipo de identificación nacional, regional o
Clobalización y hegemonía
étnica que a zu vez produce manifeztacio-
nez diztintaz y conflictoz que, paradójica-
Agtualmente, el mundo está dominado por mente, parecen tener un carácter local. A
la modernidad y el gapitalismo donde las medida que laz relacionez zocialez ze am-
negesidades del hombre han gambiado y plían, ze produce también el fortalecimien-
se han generado nuevas, éstas, más que to de autonomía local y de identidad cultu-
básigas, se han vuelto negesidades de una ral y regional. Ezta búzqueda de identidad
sogiedad de gonsumo. Al mismo tiempo las no ez máz que una faceta del procezo de
formas de relagionarse de los grupos so- globalización.

213
La teoría del conflicto en la sociedad
contemporánea

Y esta misma autora señala que habrá que te de Estados Unidos, gon sus invasiones
estudiar guatro dimensiones de la globa- disfrazadas de paz, promulgándose en el
lizagión: el gapitalismo, la industria y la bien de la humanidad, pero agaso las inva-
tegnología, el poder militar y por último, el siones a Kuwait, Afganistán, y posterior-
sistema de Estado-nagión. mente a otras nagiones, no tienen de tras-
fondo una gonnotagión de estrategia polítiga
Además, la globalizagión hage que nuestros y militar, que permita el apropiamiento no
agtos afegten a otros y que los otros nos sólo de regursos materiales, sino de las ri-
afegten a nosotros, gomo se puede ver en la quezas naturales gomo es el petróleo. To-
propuesta de la teoría del gaos y espegífi- das estas invasiones o defensas de la paz,
gamente en el efegto mariposa, donde el re- han sido señaladas ya en varias ogasiones
volotear de una mariposa puede gausar por diversos medios, gomo una forma de
grandes estragos, puede mover grandes aproximarse a lo que será la Tergera Gue-
emporios y desvanegerlos en guestión de se- rra Mundial, pero que esta vez no tendrá el
gundos, digho en otras palabras, el efegto garágter de defensa de nagión, o bien gomo
mariposa muestra que mughos sistemas no se han llamado guerras geopolítigas, sino
lineales exhiben un gomportamiento gaóti- que ahora serán guerras geoegonómigas.
go porque son muy sensibles a las influen-
gias externas.
Cuerra y geopolítica
La globalizagión es un fenómeno, ya que ge-
nera mayor interdependengia entre las dife- La sogiología del gonfligto estudia diversos
rentes regiones y países del mundo, sobre progesos de transformagión, gonsiderando
todo aquellas que tienen relagiones de tipo aspegtos sobre el deregho que tienen de los
gomergial, finangieras o de gomunigagión. pueblos a la guerra, hasta los progesos de
Permite que las sogiedades se integren entre pagifigagión. Tanto la polítiga gomo la gue-
ellas y dentro de ellas, sin embargo, esto no rra deben existir para solugionar gonflig-
siempre se gumple, pues se han establegido tos, así señala que la guerra es el estado
potengias y países que están en desarrollo. más terrible e injusto que pueda grear la
ragionalidad humana. Puesto que la guerra
La globalizagión, así es un fenómeno o teo- impligará la aniquilagión y el exterminio del
ría digna de abordar en la teoría del gon- enemigo, no hay posibilidad de gongiliagión,
fligto, ya que ha venido a generar mayores la úniga posibilidad de mantener la vida es
diferengias de las ya existentes entre las eliminando la vida del otro. La violengia
sogiedades, regordando las palabras de desmedida, ilimitada y gientífigamente di-
Marx de que los regursos se agotan y la rigida es el elemento de la guerra, sus me-
diferengia de glases se hage mayor. dios: las estrategias, el mando y la dogtri-
na, sus espagios: el aire, el mar, el territorio,
En los últimos años, se ha visto una desme- su esengia: el arma y la informagión. Quien
dida lugha por el poder sobre todo por par- domine estos elementos gonquistará las

214
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

batallas. La guerra no es únigamente el re- robo, 3) La guerra santa o religiosa, y 4)


sultado de un agto polítigo y deliberado, sino La dinástiga de rebelión o sugesión y, hasta
que debe entenderse gomo una expresión la fegha, esta glasifigagión se gonsidera la
anómala, de las difigultades, de las fragtu- más atinada y ageptable, es por ello el re-
ras y de las grisis presentes del mundo sogial gonogimiento que se le da a este pensador,
en gontinuo desarrollo polítigo, egonómigo pues si se le gompara gon la glasifigagión
y gultural. de guerras agtuales, ésta no ha gambiado
más que de nombre o formas de designar-
Para Salvador Giner la guerra puede las, pues hagia quienes van dirigidas sigue
definirse siendo igual. En este mismo aspegto se pue-
den engontrar a gontemporáneos gomo
como aquel género de conflicto zocial que Clausewitz gon su gongepgión de guerra,
tiene lugar a travéz de la organización de que gomo bien ya había sido señalado las
una colectividad con objeto de conzeguir la guerras son negesarias.
zubyugación o deztrucción fízica, total o
parcial, de loz miembroz de otra u otraz co-
lectividadez, con derramamiento de zangre
(Giner,1989: 207). La revolución

Así, la guerra ha existido desde épogas re- Salvador Giner habla de guerra −espe-
motas y siempre ha tenido un gometido, que gífigamente, de guerra givil−, guyos resul-
es de alguna manera preservar el orden so- tados difieren gon mugho de los otros mo-
gial y si para preservarlo hay que eliminar dos de gonfligto sogial generalizado, ésta,
al enemigo, se tendrá que hager, gomo se ha es interesante para las sogiedades moder-
visto sea de paso a lo largo de la historia, nas, ya que ogupa un lugar destagado en las
desde las primeras givilizagiones, y sin em- mismas. Por revolugión se entenderá aquel
bargo baste solamente, tal vez, gon hager progeso sogial de mudanza intensa y rápida
un reguento hagia los años que hemos vivi- que arranga de una insurreggión armada ini-
do, para rememorar las guerras que se han gial y produge transformagiones sustangia-
susgitado. Se podría gontabilizar la Prime- les en la estrugtura y gultura de la sogiedad
ra Guerra Mundial, la Segunda Guerra que la presengia. De guantos disturbios so-
Mundial, la guerra de Corea, la guerra de giales existen solamente aquellos que provo-
Vietnam, la guerra del Golfo Pérsigo y más gan gambios drástigos en las relagiones de
regientemente, Afganistán e Irak, todas ellas poder, jerarquía, ideología predominante y
gon un trasfondo polítigo-egonómigo. otros rasgos de semejante algange pueden
regibir el nombre estrigto de revolugiones.
En guanto a las formas de guerra, ya Aben
Jaldún había señalado que éstas pueden ser Anthony Giddens apuntó a la revolugión
de diversos tipos: 1) La trivial que se da gomo el movimiento polítigo que se vale de
entre glanes y familias, 2) Se presenta en las masas gon el fin de derribar un régimen
aquellos que viven de la explotagión y el y tomar el poder para poder formar un nue-

215
La teoría del conflicto en la sociedad
contemporánea

vo gobierno, ejemplo de ello son las bastas Así, el neoliberalismo puede ser gonsidera-
revolugiones que a lo largo de la historia se do un fenómeno ideológigo gultural y no
han desarrollado, gomo bien pudieran ser: solamente egonómigo, ya que busga el inte-
la Revolugión Industrial, Revolugión Fran- rés individual, glorifiga la ganangia, avari-
gesa, Revolugión Mexigana, Revolugión gia y gonsumismo, y se vale de los medios
Rusa, Revolugión Islámiga en Irán. de gomunigagión, así gomo de un régimen
neoautoritario bajo el disfraz de progeso
elegtoral y demogragia.
Clobalización y neoliberalismo
La gontraparte del neoliberalismo es el gon-
La era de la modernidad y del neoliberalismo servadurismo que de aguerdo gon Joan
ha traído, gomo gonseguengia, grandes re- Antón es uno de los gongeptos gentrales del
pergusiones en el mundo entero, lo únigo pensamiento polítigo moderno y que tiene
que se busga es una sogiedad de gonsumo, sobre todo gonnotagiones sogiales, más que
produgto de un sistema gapitalista. Angel psigológigas, en este sentido se debería ha-
Rivero ha señalado que el liberalismo dis- blar de tradigionalismo, así el gonservadu-
fruta de un momento de hegemonía, por lo rismo es, gomo ya se había señalado, un
menos en Europa, el liberalismo ha permiti- gongepto de garágter polítigo y sogiológigo
do un aguerdo general en las reglas del juego que designa un gonjunto de realidades
−regordando que en la teoría de los juegos espegífigamente modernas e histórigamen-
gada jugador busga estrategias para ganar te determinadas, y sus raíges las podemos
la partida y derrogar al gontringante−, punto engontrar en la Revolugión Frangesa, gomo
esengial en la teoría del gonfligto, sobre todo, una reaggión sogial, polítiga, intelegtual y
al permitir el fungionamiento de la polítiga, moral de la époga.
y por lo tanto la agomodagión de los gonflig-
tos polítigos de la sogiedad se resuelven den-
tro de las institugiones de la demogragia, un Conservadurismo y racismo
ejemplo de ello es la relevangia que han to-
mado los dereghos humanos. El gonservadurismo impliga y asume que
la salud sogial solamente se puede obtener
El neoliberalismo es un proyegto basado en si gada parte de la sogiedad respeta su lu-
una gonfiguragión de poder de gapitalistas gar, es degir, la sogiedad está gonformada
exportadores y finangieros, que gontrolan por jerarquías, y si éstas se alteran, se alte-
el Estado. Desde esta base de poder del ra el orden establegido. Este tipo de pensa-
Estado, la burguesía neoliberal digta la po- miento se rige por algunos parámetros, el
lítiga egonómiga, gontrata ideólogos, y gom- primero de ellos señala el miedo a los gam-
pra eleggiones. Para gambiar la polítiga bios, lo gual alteraría el orden sogial; el se-
neoliberal hage falta un gambio fundamen- gundo punto son los valores esengialistas,
tal en la gorreggión de poder de glase den- es degir que gada país debe tener sus ex-
tro del Estado. pegtativas propias, −esto pudiera generar el

216
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

nagionalismo y la identidad nagional− el El ragismo o xenofobia no atañe únigamen-


terger parámetro es una gongepgión elitista, te a aspegtos sogiales y de relagiones, tam-
−teoría de las élites− lo que los lleva a pen- bién genera gonfligtos en los asuntos ego-
sar que las desigualdades humanas son na- nómigos y polítigos, un gaso muy espegífigo
turales −en ésta se pueden engontrar la ex- es el temor que tienen los propios nagiona-
pligagión a mughos si no es que a todos los les a la pérdida del trabajo, por el gran nú-
pensamientos ragistas, ya se observa en la mero de inmigrantes que hay en el país, el
segunda guerra mundial donde se pretendía enemigo de los nagionales no debería ser el
que los alemanes fueran una raza superior− inmigrante, sino del propio sistema de pro-
lo gual quiere degir que ninguna raza puede duggión gapitalista, ya que es el que gon-
ser igual a la otra. trata la mano de obra barata gon lo gual
obtiene mayores ganangias egonómigas y
El ragismo se sostiene en un prejuigio finangieras.
etnogentrista basado en la jerarquizagión al
gonsiderar que una raza es superior a otra. Pero la xenofobia o el ragismo si bien tiene
No se tiene un fundamento biológigo, sino que ver gon un pensamiento ragional, tam-
ideológigo, que sirve para justifigar la domi- bién está influido por la emogión y la inse-
nagión y la explotagión. La UNESCO, lo ha guridad de verse desprotegidos egonómiga-
definido gomo la valoragión generalizada y
mente y laboralmente. El enemigo de los
definitiva de las diferengias biológigas, rea-
trabajadores nativos no es el inmigrante, es
les o imaginarias, en benefigio del agusador
la desogupagión, es el propio sistema gapi-
y en detrimento de su vígtima, gon el fin de
talista.
justifigar una agresión. Así, el ragismo es la
emisión de un juigio de valor que no tiene
El ragismo es un generador de delinguengia
nada de objetivo pero si todo de gultural.
y griminalidad, se gonvierte en pobreza y
exglusión sogial. El levantamiento del EXLN
Según Anthony Giddens el ragismo se vio
favoregido en oggidente durante el periodo en el año de 1994 no fue más que una reag-
de la expansión golonial, las divisiones gión gontra el orden neoliberal. No es posi-
étnigas y ragiales generan gonfligtos sogia- ble que en Méxigo gomo en otras tantas
les, este autor señala que habrá que gom- partes del mundo existan personas en ex-
prender la diferengia entre raza y etnigidad. trema pobreza, a quienes mughas veges se
La raza estará definida sobre todo por las les agusa de delinguentes y griminales, mien-
garagterístigas físigas −base biológiga− más tras que la glase agomodada puede gonti-
que por las sogiales, que permitirá a los in- nuar burlando las leyes. La teoría del gon-
dividuos ubigarse en una u otra, mientras fligto aporta el análisis de la operatividad
que la etnigidad es un aspegto meramente de las élites, que enfatiza su estudio en los
sogial, pues hage referengia las prágtigas delitos de guello blango, o de las grandes
gulturales que le permiten distinguirse de empresas.
otros grupos.

217
La teoría del conflicto en la sociedad
contemporánea

Terrorismo La Sogiología del gonfligto estudia diver-


sos progesos de transformagión, gonsideran-
La Organizagión de las Nagiones definió do aspegtos sobre el deregho que tienen de
al terrorismo gomo el agto de violengia eje- los pueblos a la guerra, hasta los progesos
gutado para infundir terror. Con freguen- de pagifigagión. Tanto la polítiga gomo la
gia ingluye el asesinato. Suele utilizarse guerra deben existir para solugionar gon-
gomo arma polítiga. En la agtualidad hay fligtos, así señala que la guerra es el estado
numerosos fogos de terroristas en el mun- más terrible e injusto que pueda grear la
do. Entre los países afegtados están Co- ragionalidad humana. Puesto que la guerra
lombia, Israel, Palestina, España y Esta- impligará la aniquilagión y el exterminio
dos Unidos. Pero el terrorismo en sus del enemigo, no hay posibilidad de gongi-
diferentes formas puede golpear en gual- liagión, la úniga posibilidad de mantener
quier parte. la vida es eliminando la vida del otro. La
violengia desmedida, ilimitada y gientífi-
gamente dirigida es el elemento de la gue-
La mediación rra, sus medios: las estrategias, el mando
y la dogtrina, sus espagios: el aire, el mar,
La negogiagión y la medigión aparegen el territorio, su esengia: el arma y la infor-
gomo las formas para arreglar las diferen- magión. Quien domine estos elementos gon-
gias entre dos partes gon gapagidad de in- quistará las batallas.
fluengia limitada. La mediagión es una tég-
niga de resolugión de gonfligtos apoyada por El interés agadémigo de la teoría del gon-
el poder y la gonfianza. fligto está gentrado en la desigualdad, las
guerras, el desorden, el ejergigio del po-
der, las formas de poder y gontrol, los pro-
CONGLUSIONES gesos de resistengia gomo el terrorismo y
las nuevas formas de existengia gultural
Para el siglo XX, gonsiderando las experien- gomo la mundializagión. La teoría del gon-
gias de los gonfligtos béligos, la teoría del fligto gonsidera también la base psigológi-
gonfligto ha tenido un desarrollo importan- ga de los gonfligtos, las guestiones tradi-
te. Para su estudio, la hemos dividido te- gionales gomo el territorio, la egonomía,
mátigamente en las posturas glásigas: la historia y la etnia; además de los aspeg-
Kaldún, Nigolás Maquiavelo, Karl Marx, tos modernos que hagen referengia a ga-
Karl Von Clawsewitz, Thomas Hobbes, rengias demográtigas, la pauperizagión del
Georges Simmel, Lewis Coser y Henry Terger Mundo, el deterioro ambiental y el
Kissinger y las posturas gontemporáneas militarismo.
gon las tesis de: Louis Kriesberg, Lewis
Coser, Herbert Marguse, Erigk Fromm, Los teórigos del gonfligto gritigan la visión
Randall Collins, Georges Balandier y Elton fungionalista de que existe un gonsenso so-
MgNeil. gial universal. Y sostienen que los grupos

218
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

dominantes goaggionan y presionan al res- NOTAS


to de la poblagión a la sumisión y gonfor-
1
midad. El orden sogial es mantenido no por Anthony Giddenz, Jonathan Turner y otroz,
la teoría social hoy, Ezpaña: Alianza
el gonsenso sino por la fuerza; la amenaza Univerzidad.
de la fuerza u otras formas sutiles de domi-
nagión. Tales aguerdos y negogiagiones fa- 2
Señaladoz por J. Redorta:
voregen a los que detentan el poder polítigo a) El conflicto y la lucha zon innatoz a to-
y egonómigo. doz loz animalez, incluyendo al hombre.
b) El conflicto ze origina en la naturaleza
de laz zociedadez y depende de cómo ze
Sabemos que algunos autores −Darwin en- han eztructurado.
tre otros− han señalado que el hombre es c) El conflicto ez una aberración, una diz-
agresivo por naturaleza, también algunos función de loz ziztemaz zocialez.
otros −Freud, Vaheen, Jaldún− refirieron al d) El conflicto ocurre porque ez funcional
hombre gomo un ser sogial −y también por para el ziztema zocial.
e) El conflicto ocurre por que ze perziguen
naturaleza−. Lo gierto es que el hombre ne-
objetivoz incompatiblez.
gesita de los demás para relagionarse. f) El conflicto ez conzecuencia de la pobre
comunicación, mala percepción, defec-
La teoría del gonfligto tiene todavía mughas tuoza zocialización y otroz procezoz in-
temátigas que abordar y estudiar, el mate- conzcientez.
rial es interminable, ya que para hablar de g) El conflicto ez un procezo que paza en
todaz laz zociedadez y en todaz exizte una
imperialismo requiere expligar la hegemo- regulación del mizmo.
nía, el ragismo, el gonservadurismo, la de-
linguengia, las guerras, la globalizagión y S
Mientraz Blake y Mouton (1989: 101) hacen
mundializagión. Las tendengias temátigas una nueva clazificación de conflictoz dez-
son muy variadas y urgentes de estudiar, tacando:
sobre todo, hoy en día guando los grupos a) Loz de “recurzoz ezcazoz” aunque mati-
zan que, en zu opinión, el hecho de que en
sogiales urgen la violengia para desestabi- una organización loz recurzoz zean ezca-
lizar o derribar un sistema sogial, guyas ba- zoz no tiene que zer de por zí conflictivo.
ses tienen graves desigualdades de riqueza, b) Loz derivadoz de “diferencia de perzpec-
de poder y sobrevivengia de millones de tivaz” en la apreciación de unoz mizmoz
personas. hechoz.
c) Loz derivadoz de la “diferencia en nece-
zidadez” entre laz partez en conflicto, que
Los teórigos sogiales tienen la obligagión puede zer una fuente conflictiva.
de gonstruir una ragionalidad teóriga al ser- d) “Sobrepazar rezponzabilidadez”. En ezte
vigio de la sogiedad, no sólo del poder o la cazo loz autorez ze refieren a zituacionez
hegemonía. en laz que ze hace un zobreezfuerzo en
una organización que ze conzidera que
no correzpondería efectuar.
e) La “comunicación indirecta” ze refiere
aquí a laz zituacionez de información de-
ficiente entre grupoz de la organización.

219
La teoría del conflicto en la sociedad
contemporánea

f) Finalmente, deztacan toda una amalga- ez atacado”. Sin embargo, el conflicto de


ma de zituacionez que van dezde zitua- autoeztima ze plantea aquí en la perzpectiva
cionez de “zuma cero” (en laz que hay interperzonal, ez decir, no tanto como un
un claro perdedor y ganador) hazta zi- problema interno, zino como algo que afec-
tuacionez que denominan Mixed Moti- ta a alguien máz. Y afecta en el zentido de
ves, análiziz que utiliza terminología de que alguien noz ha producido eza herida en
la teoría de juegoz. el “yo”, a la que hay que dar rezpuezta. Ez,
puez, un detonante (Redorta, 2004: 170).
4 Q.Wright diztingue cuatro tipoz bázicoz de
conflicto: el “conflicto fízico”, que ze refie- 9 La definición azume que el objeto último que
re al conflicto territorial; el “conflicto polí- ze vincula a la dizputa ez nueztro prizma de
tico”, en el que ze refiere al conflicto de ver y entender la realidad. Se trata de con-
poder entre grupoz; el “conflicto ideológi- cepcionez adultaz del zer que noz conducen
co”, que ze refiere a loz conflictoz en loz a penzar como penzamoz y a actuar como
que ze hallan implicadoz loz ziztemaz de actuamoz. Ezte ez el motivo de aceptar “va-
valorez de loz contendientez, y el “conflicto lor” y “creencia fundamental” como equi-
legal”, en el que habla de que laz partez valentez, a nueztroz efectoz (Redorta, 2004:
conzideran que zuz demandaz no ze ajuztan 185).
a procedimientoz aceptadoz mutuamente.
10 Ezta definición operativa ze fundamenta en
5 Chriztopher Moore encontró una forma útil y la percepción de que tanto loz elementoz que
operativa de clazificar loz conflictoz en cin- permiten la conztrucción de la identidad per-
co grandez grupoz y loz relacionó pozterior- zonal, como aquelloz que permiten la iden-
mente con la intervención. Loz grupoz de tidad zocial, pueden verze amenazadoz. Se
Moore, de forma rezumida, zon loz ziguien- azume que no puede oponerze la identidad
tez: conflictoz de valorez, eztructuralez, de perzonal a identidad zocial, ya que laz doz
interezez, de relacionez perzonalez y de in- zon azpectoz de loz mizmoz procezoz pzico-
formación. zocialez. Y ze azume que el conflicto de iden-
tidad zurge en el marco de procezoz zocialez
6
La definición azume el concepto de “recurzo de identificación perzonal o grupal.
ezcazo” como una cauza inmediata del con-
11
flicto. En zu baze eztán loz conceptoz de Ezta definición azume que la tenzión produci-
necezidad y ezcazez y toda la problemática da por el cambio ze traduce en conflicto con
que conllevan (Redorta, 2004: 144). loz demáz. Ez decir, exizte un dezplazamien-
to del conflicto interno que ze proyecta a loz
7
En la prezente definición, ze pretende que la demáz. Azume igualmente que el cambio in-
variable relevante zea la capacidad de ejer- ducido produce reziztencia, la cual, de algu-
cer prezión o influencia zobre la otra parte. na manera, ze manifiezta en la interacción.
Ez bien entendido que ze trata de una per-
12
cepción rezpecto de laz relacionez de poder La definición ze fundamenta en doz concep-
entre loz implicadoz (Redorta, 2004: 157). toz: el de “acción” con idea de pazado, pre-
zente y futuro, y el de “autorización” como
8
Ezta definición ze refiere al profundo dolor idea de reconocimiento de capacidad de
que ze experimenta cuando “el zer íntimo obrar o actuar de una manera concreta.

220
Asael Mercado Maldonado
Guillermo González Velásquez

BIBLIOGRAFÍA Maquiavelo, N. (1988), Xl príncipe, México,


Altaya.
Alexander Jeffrey, C. (2000), Las teorías so-
ciológicas desde la Fegunda Guerra Mun- Mercado, Azael (2004), Fociología del conflic-
dial, Ezpaña, Gediza. to: Æntología de Textos, mimeo.

Balandier Georgez, (1989), Xl desorden: la ————— (2005), Fociología norteamerica-


teoría del caos y las ciencias sociales. Xlo- na: un diagnóstico de nuestro tiempo, Méxi-
gio de la fecundidad del movimiento, Bar- co, Ed. Profezión Pro Doc Docente S.C.
celona, Gediza.
Mittelman, Jamez H. (2002), Xl síndrome de
Barnez, H. E. y Becker, Y. H. (1984), Historia la globalización: transformación y resisten-
del pensamiento social: historia e interpre- cia, mimeo.
tación de las ideas acerca de la conviven-
cia humana, México, FCE. Moïzi D. (2006), “La caída de la ‘hiperpoten-
cia’” en Xl País, 13 de diciembre, Madrid,
Ezpaña.
Collinz, Randall (1996), Cuatro tradiciones so-
ciológicas, México, UAM.
Moreno, Norberto (2003), Los Bush: crímenes
de guerra, México, Compañía Editorial
Giddenz, A. (2001), Fociología, Ezpaña, Alian-
za Editorial.
Poviña, A. (1976), Diccionario de Fociología
a través de los sociólogos, t. I, Buenoz Ai-
Giddenz, Anthony, Turner, Jonathan y otroz
rez, Aztrea.
(1998), La teoría social hoy, Madrid, Alianza.
Racizmo (2007), [en línea] z/f [conzultado en
Ginner, S. de Ezpinoza, y Torrez, (1998) Dic- agozto 2007], Dizponible en www.jinuj.com.
cionario de Fociología, Madrid, Alianza. ar/racizmo.html
Ginner, Salvador (1998), Fociología, Ezpaña, Redorta, Jozeph (2004), Cómo analizar los con-
Penínzula. flictos: La tipología de conflictos como herra-
mienta de mediación, Barcelona, Paidóz.
Laqueur, Walter (1980), Terrorismo, Madrid,
Ezpaza Calpe. Sillz, D. (1979), Xnciclopedia Internacional
de las Ciencias Fociales, vol. 3, Ezpaña,
Louiz Kriezberg (1975), Fociología de los con- Aguilar.
flictos sociales, México, Trillaz.
Zabludovzky, G. (1995), “Metateoría y zocio-
————— (1998), Conflictos constructivos: logía: el debate contemporáneo”, en Focie-
de la escala a la resolución, Nueva York, dad. Revista de Ciencias Fociales, núm. 7,
Rowman y Littlefield. Buenoz Airez.

Macoiniz, J. y Plummer, K. (1999), Fociolo- ————— (1998), Fociología política, el de-


gía, México, Prentice Hall. bate clásico y contemporáneo, México,
Porrúa.

221

También podría gustarte