Está en la página 1de 6

Introducción.

Desde el punto de vista de la ingeniería económica, depreciación es el desgaste que sufren


los activos fijos debido a su uso. Son activos fijos: Edificios (obra civil), maquinaria y
equipo de la planta., muebles, mobiliario y equipo de oficina y vehículos.

Existen 5 modelos de depreciación los cuales son: depreciación por el método de la línea
recta, depreciación por el método de la suma de los dígitos de los años, depreciación por el
método del saldo decreciente, depreciación por el método del saldo doblemente
decrecientes y métodos de agotamiento.

Como es bien sabido, al pagar por alguna cosa, cualquiera que esta sea, que jamás haya
sido utilizada, se debe desembolsar una cantidad mayor de dinero que si estuviésemos
comprando un artículo de esos que llaman comúnmente "de segunda mano".

Esto es porque, al igual que todas las cosas en este mundo, los bienes materiales también se
desgastan y al hacerlo, ya no funcionan correctamente como lo hacían al principio. Este
hecho ocasiona que su valor se deteriore de la misma manera. Por lo que al final de su vida
útil, es decir, cuando queremos deshacernos de él, lo que nos pagaría otra persona por
adquirirlo sería sólo un porcentaje de lo que nosotros pagamos.

Sin embargo, esa cantidad que se va a recibir casi siempre es calculada de acuerdo a lo que
cada dueño supone que su bien debe valer en ese momento, sin detenerse a pensar si en
realidad está pidiendo la cantidad correcta o se encuentra en un error. Por ese motivo existe
la depreciación contable, la cual nos ayuda a encontrar ese valor a través de ciertos
métodos. Éstos nos brindan resultados exactos y que toman en cuenta todo lo necesario
para que la cantidad a la que vamos a vender el bien sea la indicada.
UNIDAD 3.- MODELO DE DEPREDACIÓN.
3.1 TERMINOLOGÍA DE LA DESCRIPCIÓN Y LA AMORTIZACIÓN.

DEPRECIACIÓN

La depreciación es la disminución en el valor de mercado de un bien, la disminución en el


valor de un activo para su propietario, o la asignación del costo de uso o demerito de un
activo a lo largo de su vida útil (duración).

Existen varias razones por las cuales un activo puede disminuir su valor original. De esta
manera una maquina puede estar en perfecto estado mecánico, puede valer
considerablemente menos que cuando era nueva debido a los adelantos técnicos en el
campo de la maquinaria. Sin tomar en cuenta la razón de la disminución del valor de un
activo, la depreciación debe ser considerada en los estudios de ingeniería económica.

Los impuestos sobre la renta se pagan sobre la entrada neta menos la depreciación; por lo
tanto, esta disminuye los impuestos pagados y permite que la compañía retenga algo de sus
ingresos para el reemplazo de equipos y para realizar inversiones adicionales.

AMORTIZACIÓN

La amortización es la reducción parcial de los montos de una deuda en un plazo


determinado de tiempo. La amortización toma curso cuando un prestatario le paga a su
prestamista un monto del dinero prestado en un cierto lapso de tiempo, incluyendo las
correspondientes tasas de interés. La deuda puede extinguirse de una sola vez, o bien,
hacerlo en forma gradual por medio de pagos parciales por una determinada cantidad de
tiempo, la que ha sido previamente establecida.

3.2 DEPRECIACIÓN POR EL MÉTODO DE LA LÍNEA RECTA.

En el método de depreciación en línea recta se supone que el activo se desgasta por igual
durante cada periodo contable. Este método se usa con frecuencia por ser sencillo y fácil de
calcular

DEPRECIACIÓN EN LÍNEA RECTA.

El modelo en línea recta es un método de depreciación utilizado como el estándar de


comparación para la mayoría de los demás métodos. Obtiene su nombre del hecho de que el
valor en libros se reduce linealmente en el tiempo puesto que la tasa de depreciación es la
misma cada año, es 1 sobre el periodo de recuperación. La depreciación anual se determina
multiplicando el costo inicial menos el valor de salvamento estimado por la tasa de
depreciación d, que equivale a dividir por el periodo de recuperación n, en forma de
ecuación, D = (B - VS) d
= B – VS

Donde:

t = año (t=1, 2,….n)

D = cargo anual de depreciación

B = costo inicial o base no ajustada

VS = valor de salvamento estimado

d = tasa de depreciación (igual para todos los años)

n = periodo de recuperación o vida depreciable estimada

3.3 DEPRECIACIÓN POR EL MÉTODO DE LA SUMA DE LOS DÍGITOS DE


LOS AÑOS.

El método de la suma de dígitos nos da un cargo mayor de depreciación durante los


primeros años de propiedad que el que corresponde a años posteriores. Su nombre es
consecuencia del procedimiento de cálculo. Es una técnica acelerada o de amortización
rápida, mediante la cual gran parte del valor del activo se amortiza en el primer tercio de su
vida útil.

El cargo anual es la relación del dígito que representa los años restantes de vida (n - t + 1) y
la suma de los dígitos del total de la vida ( 1 + 2 + 3 + . . . + n ) multiplicada por el precio
inicial menos el valor de recuperación ( P - S ). De esta forma, el cargo anual disminuye
cada año a partir del máximo correspondiente al primer año.

El cargo por depreciación en un año cualquiera es:

La suma de los años para cualquier número de años ( n ) puede calcularse por:
Entonces:

Y el valor en libros en un año cualquiera es:

3.4 DEPRECIACIÓN POR EL MÉTODO DEL SALDO DECRECIENTE Y SALDO


DOBLEMENTE DECRECIENTE.

El método de saldo decreciente por lo general se aplica como el método de depreciación en


libros. Al igual que el método LR, el SD está inherente en el método SMARC, aunque el
método SD por sí mismo no puede utilizarse para determinar la depreciación anual
deducible de impuestos en Estados Unidos. Este método se usa de manera rutinaria en la
mayoría de los países para fines de depreciación fiscal y en libros.

El método de saldo decreciente también se conoce como el método de porcentaje uniforme


o fijo. La depreciación de SD acelera la reducción del valor del activo debido a que la
depreciación anual se determina multiplicando el valor en libros al principio de cada año
por un porcentaje fijo (uniforme) d, expresado en forma decimal. Si d = 0.1, entonces cada
año se elimina el 10% del valor en libros. Por lo tanto, la cantidad de depreciación
disminuye año con año.

La tasa de depreciación anual máxima por el método SD es el doble de la tasa en línea


recta, esto es:

dmax = 2/n En este caso, el método se conoce como de saldo decreciente doble (SDD)

Si n = 10 años, la tasa SDD sería 2/10 = 0.2, de manera que 20% del valor en libros se
remueve anualmente.

Otro porcentaje muy utilizado para el método SD es 150% de la tasa LR, donde: d = 1.5/n.

Pero si no se especifica en el problema que debe ser usado este porcentaje por el método
SD se usa una tasa implícita:

d implícita = 1- ( ) 1/n

La depreciación para el año t es la tasa fija d, multiplicada por el valor en libros al final del
año anterior.
Dt = d*VLt-1

La tasa de depreciación real para cada año t, relativa al costo inicial B, es:

dt =d ( 1 – d ) t-1

También puede usarse la siguiente ecuación:

Dt = d*B ( 1 – d )t-1

Entonces el valor en libros queda calculado por alguna de las siguientes dos formas:

VLt = B ( 1 – d )t

VLt = VLt-1 - Dt

Es importante entender que el valor en libros en el método SD nunca llega a cero, porque el
valor en libros siempre está disminuyendo en un porcentaje fijo. El valor de salvamento
implícito después de n años es la cantidad VLn, es decir:

S = VLn = B ( 1 – d )n
CONCLUSIÓN.
El término depreciación es una reducción anual del valor de un mobiliario o equipo
(maquinaria). También se puede definir como un método que indica el monto del costo al
gasto, que corresponda a cada periodo fiscal.

Para que un activo pueda depreciarse debe cumplir con los requisitos los cuales son: Servir
de apoyo en la operación productiva de la empresa, ser un activo fijo. Ser un bien que se
desgaste, se descomponga, se deteriore o se vuelva obsoleto. Se debe calcular su vida
económicamente útil que siempre será mayor a un año. Ser tangible.

Existen 3 aspectos para lo que sirve la depreciación que son: Determinar el valor real de los
activos. Recuperar el valor de la inversión. Para no repartir la baja de valor de los activos
en utilidades e impuestos.

El modelo de depreciación de línea recta consiste en dividir el valor del activo entre la vida
útil del mismo. Primero se necesita determinar la vida útil de los diferentes activos.

El método de la suma de los dígitos de los años es adecuado desde el punto de vista
rentabilidad del proyecto, la cual mejora si se aplica una depreciación acelerada. Con este
método el valor del activo se deprecia más en los primeros años de su vida útil y se
deprecia menos en los últimos.

El método del saldo decreciente es también conocido como el método de porcentaje


uniforme o fijo. Simplemente, el costo de depreciación para cualquier año se determina
multiplicando un porcentaje uniforme por el valor en libros para ese año. El costo de
depreciación es mayor en el año y disminuye cada año subsiguiente.

El modelo de depreciación de saldo doble decreciente se fundamenta en la base al


método de línea recta, donde se estima que la máxima depreciación obtenida es el 100%, en
el caso del saldo doble decreciente se considera que el máximo porcentaje de depreciación
es del 200%, es decir, el doble de la tasa en línea.