Está en la página 1de 5

Propósito de la sistematización

Para ayudar a reflexionar y mejorar nuestras prácticas en el ámbito de la acción y la transformación social la
sistematización es una herramienta metodológica que puede ser útil no sólo para el colectivo y los colectivos con los que
intervenimos, sino también para otras personas y colectivos. Se trata de una herramienta que puede posibilitar que el
grupo, solo o acompañado por otras personas, pueda reflexionar, cuestionarse, aprender y consensuar líneas de actuación
para próximas prácticas.

Se trata de una propuesta y no de una receta, y debe ser adecuada y adaptada a cada grupo, en función de su experiencia,
tiempos, recursos, etc., pero que puede facilitar no sólo la mejora de nuestras prácticas, sino el aprendizaje y el
empoderamiento de todas las personas implicadas en la acción.

El objetivo es la mejora de nuestras prácticas en el campo de la intervención social, al empoderamiento de aquellas


personas con las que trabajamos y, con todo ello, contribuir a la transformación del mundo que habitamos.

Los propósitos de la sistematización

El proceso de sistematización debe ser entendido bajo la lógica de la gestión de conocimientos. En realidad la
sistematización es una herramienta metodológica de gestión de conocimientos, que persigue tener una comprensión más
profunda de las experiencias, con el objetivo de mejorar la práctica.

La sistematización quiere compartir con otras prácticas similares las enseñanzas y aprendizajes surgidos de la experiencia
y aportar a la reflexión teórica y a la construcción de teorías, conocimientos surgidos de prácticas sociales concretas.

Los objetivos de la sistematización de los centros regionales son:

Sistematizar el proceso de aprendizaje que ha generado la práctica de intervención institucional y educativa que el
Programa de Empresas Sociales (GEM) ha realizado para el impulso o consolidación de Centros Regionales de capacitación.

Rescatar la metodología que el programa de Empresas Sociales ha empleado en este proceso a través de la cual se han
obtenido buenos resultados, para poder multiplicar y potenciar la experiencia hacia otros grupos de mujeres y estados del
país.

Sistematizar el trabajo que realizan los Centros Regionales de Capacitación para reconocer, visibilizar y extender esta
experiencia exitosa. Convertir a estos centros en un referente para el trabajo con las mujeres, tanto en la zona donde
trabajan en sus respectivos Estados, a nivel Nacional e Internacional, así como para otros Organismos Civiles o
Instituciones Gubernamentales.

Recuperar la experiencia directa y las Respuestas que las asesoras de estos Centros Regionales están dando en cuanto a
capacitación, organización, asesoría y gestión que requieren las mujeres para impulsar nuevas fuentes de empleo,
consolidar las ya existentes y mejorar tanto su condición, como su posición a través de su participación.

Sistematizar la experiencia de las empresas sociales de mujeres y/o grupos de mujeres con los que trabajan estos Centros
en cada uno de los cinco Estados: Puebla, Oaxaca, Torreón (Coahuila), Chihuahua y Guanajuato.

Dirección de Sistematización de Experiencias de Planificación Pública y Popular es una unidad del nivel sustantivo
encargada de orientar, acompañar y documentar las experiencias de las instancias del Poder Popular organizado en los
procesos de planificación pública, para generar propuestas que produzcan impactos significativos en la gestión del
gobierno nacional, regional y local, dirigidos a garantizar el buen vivir del pueblo venezolano.

Así mismo, promueve, a través de la investigación y el análisis situacional, la capacidad crítica y reflexiva del entorno
político, económico y social, para generar orientaciones que contribuyan a dar respuestas oportunas y efectivas a las
demandas de la población.
¿Para qué sirve Sistematizar Experiencias?

Podemos sistematizar nuestras experiencias con distintos objetivos y utilidades. Por ejemplo:

1- Para comprender más profundamente nuestras experiencias y así poder mejorarlas.

(Nos permite descubrir aciertos, errores, formas de superar obstáculos y dificultades o equivocaciones repetidas, de tal
forma que los tomamos en cuenta para el futuro).

2- Para intercambiar y compartir nuestros aprendizajes con otras experiencias similares.

(Nos permite ir más allá de un intercambio anecdótico, haciéndolo mucho más cualitativo).

3- Para contribuir a la reflexión teórica con conocimientos surgidos directamente de las experiencias.

(Nos permite aportar un primer nivel de teorización que ayude a vincular la práctica con la teoría)

4- Para incidir en políticas y planes a partir de aprendizajes concretos que provienen de experiencias reales.

(Nos permite formular propuestas de mayor alcance basadas en lo que sucede en el terreno)

Conclusiones

Asumir la sistematización de experiencias docentes como un método de investigación implica, para quienes elaboran sus
experiencias, perder el miedo a la crítica y permitirse construir y aprender entre pares. También significa reconocer que
la sistematización de experiencias contribuye a la formación docente, evidenciando su sentido transformador, logrando
una toma de conciencia en relación a lo que se hace o se plantea.

Para lograr un aporte enriquecedor entre pares, el nodo no solo plantea como única estrategia el chequeo del documento
escrito de la sistematización, sino un proceso de compartir de esa experiencia, en el que cada uno le enseñe al otro desde
la práctica. Por su parte, la vinculación a la RDDI, ha permitido a los maestros del Nodo de Ciencias y Matemáticas
consolidar esfuerzos en relación al trabajo colectivo y a la investigación docente.

La conformación de redes de maestros como la RDDI, demuestra la capacidad de liderazgo y empoderamiento del maestro
con relación a su propia formación docente, constituyéndose en una iniciativa a destacar por las políticas públicas sobre
educación. (Lea: Redes pedagógicas: urdimbre del futuro como posibilidad)

La sistematización de experiencias educativas se refiere a la escritura ordenada y documentada de los saberes que por
experiencia ha acumulado un docente. Este documento invita a reflexionar sobre la importancia que tiene el registro
escrito de prácticas escolares significativas que se llevan a cabo en la Institución Educativa. Esta actividad, que genera
conocimiento teórico desde la práctica, permite agilizar no solo el proceso de reflexión crítica para mejorarlas sino
compartirlas con otros docentes.

Según Torres (1997:37), “aunque en la sistematización es central la producción de conocimientos (reconstruir,


interpretar, teorizar), su cometido no se agota allí, también aparecen como dimensiones o dominios propios de la
sistematización, la socialización a otros del conocimiento generado (comunicación), su carácter de experiencia
pedagógica para quienes participan en ella (formación) y su interés en potenciar la propia práctica que se estudia
(transformación y participación)”.

Para Oscar Jara, citado por Borjas (2003:16), “la sistematización pone en orden conocimientos desordenados y
percepciones dispersas que surgieron en el transcurso de la experiencia. Asimismo, explicita intuiciones, intenciones y
vivencias acumuladas a lo largo del proceso. Al sistematizar, las personas recuperan de manera ordenada lo que ya
saben sobre sus experiencias, descubren lo que aún no saben acerca de ellas, pero también se les revela lo que aún no
saben que ya sabían”.

¿Para que sirve sistematizar experiencias?


Podemos sistematizar nuestras experiencias con distintos objetivos y utilidades:

Para comprender más profundamente nuestras experiencias y así poder mejorarlas. Nos permite descubrir aciertos,
errores, formas de superar obstáculos y dificultades o equivocaciones repetidas, de tal forma que los tomamos en
cuenta para el futuro.

Para intercambiar y compartir nuestros aprendizajes con otras experiencias similares. Nos permite ir más allá de un
intercambio anecdótico, haciéndolo mucho más cualitativo.

Para contribuir a la reflexión teórica con conocimientos surgidos directamente de las experiencias. Nos permite aportar
un primer nivel de teorización que ayude a vincular la práctica con la teoría.

Para incidir en políticas y planes a partir de aprendizajes concretos que provienen de experiencias reales. Nos permite
formular propuestas de mayor alcance basadas en lo que sucede en el terreno.

Objetivos de la sistematización (¿por qué?, ¿para qué?)

Continuidad

Replicabilidad

No dejar perder las experiencias

Cambio

Comunicar la experiencia.

Apropiación analítica de la propia experiencia por los y las participantes.

Visión sistémica.

Hay intereses al interior

Características de la sistematización

Ordena y reconstruye una o varias experiencias para explicitar o descubrir la lógica del proceso vivido y factores que han
intervenido.

Produce un primer nivel de conceptualización desde la práctica concreta que posibilita su comprensión y apunta a
trascenderla.

Permite tomar distancia de lo que se ha vivido (lo objetiva)

Es un factor que posibilita y contribuye a la autoformación permanente

Interpreta de forma crítica una o varias experiencias y las hace comunicables

¿Por qué sistematizar?

Se sistematiza fundamentalmente porque se quiere aprender de las prácticas y, además porque se busca:

Reconocer lo realizado.

Recuperar la memoria de lo puesto en marcha.

Analizar y reconocer no sólo los fracasos sino los avances realizados y también los puntos críticos encontrados.

Analizar los procesos concretos en el marco de un contexto más amplio.

Aprender de la práctica.
Generalizar los conocimientos nuevos desde la propia práctica.

Mejorar nuestras prácticas.

Avanzar en el trabajo en el campo de la transfo

Características De La Sistematización De Experiencias

- Produce conocimientos desde la experiencia, pero que apuntan a trascenderla.

- Recupera lo sucedido, reconstruyéndolo históricamente, pero para interpretarlo y obtener aprendizajes.

Valoriza los saberes de las personas que son sujetos de las experiencias.

- Identifica los principales cambios que se dieron a lo largo del proceso y por qué se dieron.

- Produce conocimientos y aprendizajes significativos desde la particularidad de las experiencias, apropiándose de su


sentido.

- Construye una mirada crítica sobre lo vivido, permitiendo orientar las experiencias en el futuro con una perspectiva
transformadora.

- Se complementa con la evaluación, que normalmente se concentra en medir y valorar los resultados, aportando una
interpretación crítica del proceso que posibilitó dichos resultados.

- Se complementa con la investigación, la cual está abierta al conocimiento de muy diversas realidades y aspectos,
aportando conocimiento vinculados a las propias experiencias particulares.

- No se reduce a narrar acontecimientos, describir procesos, escribir una memoria, clasificar tipos de experiencias,
ordenar los datos. Todo ello es sólo una base para realizar una interpretación crítica.

- Los principales protagonistas de la sistematización deben ser quienes son protagonistas de las experiencias, aunque
para realizarla puedan requerir apoyo o asesoría de otras personas.

PRINCIPIO DE LA SISTEMATIZACIÓN DE LA ENSEÑANZA

La enseñanza es por su esencia una actividad sistemática que se aparta de toda improvisación, y que responde a una
adecuada planificación.

La esencia del principio del carácter sistemático de la enseñanza está dada en la necesidad de que toda actividad del
profesor y de los estudiantes sea consecuencia de una planificación y de una secuencia lógica.

J. A. Comenio en su tiempo se refirió a este principio, en su Didáctica Magna escribió:

“. . .Y todo por sus indisolubles grados, de modo que lo de hoy sirva para afianzar lo de ayer y abrir el camino a lo de
mañana.” [9]

La aplicación en este principio por parte del profesor requiere en primer lugar, dar respuesta a la siguiente pregunta:
…ver más…

A veces los estudiantes realizan un aprendizaje mecánico por deficiencias en la organización y conducción del proceso
de enseñanza; por esos es importante que el profesor tenga presente que n se trata de que los estudiantes recuerden
simplemente lo que él explica, sino que reflexiones sobre lo que deben hacer.

Un medio excelente para producir esta reflexión es exponer a los estudiantes a situaciones que presenten
contradicciones. A veces los escolares no pueden apropiarse del contenido porque no se les propone como una
situación que tiene que resolver. Para entender un tipo de tarea así, es necesario que los alumnos determinen los datos
que condicionan la solución del problema, para después hallar la forma de razonamiento adecuada, en esto un lugar
principal lo ocupa la correspondencia entre los hechos concretos y la teoría, de modo que los alumnos comprendan que
los hechos sin teoría en que se fundamenten no tienen sentido, y que por el contrario, la teoría que no se apoya en los
hechos, en la vida, es limitada.

En conclusión, sistematizar también le ofrece al maestro satisfacciones tales como comprobar que sus saberes existen
socialmente y que con su práctica cotidiana hace aportes significativos en el campo de la educación a nivel local,
regional y global. Pero, antes de abordar de lleno la sistematización de experiencias educativas, resulta fundamental que
los docentes primero pongan en letra de molde, es decir que escriban, sus prácticas escolares más significativas y las
compartan con sus pares académicos. Pues tal como lo anota Borjas (2003:26), “a toda sistematización le antecede una
práctica. A diferencia de otros procesos investigativos, a éste le antecede un “hacer”, que puede ser recuperado,
recontextualizado, textualizado, analizado y reinformado a partir del conocimiento adquirido a lo largo del proceso”.