Está en la página 1de 3

Matrimonio Igualitario: (argumentos a favor)

Todas las personas tienen derecho a ser feliz y esto implica ser libres
e iguales, también ante la ley. Las leyes deben ser para todos y no
debe importar si alguien es heterosexual o no.
La ley de adopción vigente no exige ser heterosexual para adoptar.
Actualmente, muchas parejas homosexuales crían a sus hijos,
adoptados -por uno de sus integrantes- o concebidos a través de
métodos de fertilización asistida.
Los niños y niñas hijos de gays y lesbianas deben tener los mismos
derechos que los de las parejas heterosexuales. En la actualidad, el
miembro de la pareja homosexual que no figura como adoptante no
tiene vínculo hereditario ni puede hacerse cargo del niño en caso de
fallecimiento del adoptante.
La familia, al igual que toda otra institución, es un producto social
sujeto a modificaciones. Las relaciones humanas están atravesadas
por la cultura, por eso, las normas y leyes se modifican con el objetivo
de acompañar los cambios culturales.
El matrimonio es civil y no un tema religioso. Cada religión evalúa para
sí si lo acepta o no.
Historia en peru:
La homosexualidad en el Perú es legal y las prácticas sexuales
consentidas entre personas del mismo sexo no tienen ningún tipo de
sanción ni civil ni penal desde 1924. Sin embargo, existía una
excepción para los miembros de la policía y de las fuerzas armadas,
que podían ser castigados con penas de 60 días a 20 años de prisión
o ser relevados del servicio, no obstante, en diciembre de 2005 el
Tribunal Constitucional del Perú declaró ilegal la discriminación de
homosexuales en la policía y las Fuerzas Armadas. Es considerado un
tema tabú en la sociedad peruana, considerada como conservadora,
desde los tiempos de la Conquista del Perú. Las uniones entre
personas del mismo sexo no son reconocidas legalmente. La opinión
pública demuestra que una gran mayoría se opone a la legalización de
la unión civil y el matrimonio entre personas del mismo sexo.1 Desde
enero de 2017, está en vigencia el Decreto Legislativo 1323 que
incluye como categorías protegidas contra la discriminación la
orientación sexual y la identidad de género, además de incorporarlas
como agravantes en delitos contra personas. La corte estableció que
el matrimonio sería “el medio más eficaz” para asegurar los derechos
derivados del vínculo entre parejas del mismo sexo, por lo que crear
una institución que produzca los mismos efectos pero que no lleve ese
nombre “carece de sentido y es estigmatizante”.

El tribunal precisó que no era admisible la existencia de dos tipos de


uniones solemnes (para heterosexuales y homosexuales), ya que
sería discriminatorio. Con 6 votos a favor y 1 en contra, determinó que
“es necesario” que los estados garanticen el acceso a las figuras
jurídicas existentes, como el matrimonio, “para asegurar la protección
de los derechos de las familias conformadas por parejas del mismo
sexo”.

Nuestro Código Civil solo permite la unión matrimonial entre hombre y


mujer; el matrimonio homosexual está restringido. La legislación
tampoco contempla la unión civil, por lo que las parejas LGBTI
reclaman no tener los mismos derechos patrimoniales que una pareja
heterosexual.
Proceso para formar una nueva ley:
Presentación de un proyecto en mesa de entradas de la Cámara de
Diputados o del Senado.
Tratamiento en comisiones. El proyecto pasa a una o más comisiones
de asesoramiento, que emiten un dictamen. En ocasiones, frente a
temas de gran urgencia o relevancia, un proyecto puede ser tratado
“sobre tablas” en el recinto sin que haya pasado previamente por las
comisiones.
Debate parlamentario en ambas cámaras.
-Una vez que la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados
sancionan un proyecto de ley, esta pasa al Poder Ejecutivo.
El presidente de la Nación puede:
Aprobar y promulgar la ley. Se completa así el proceso legislativo.
Esto lo puede hacer por medio de un decreto o bien “promulgación de
hecho”, ya que si el presidente no se pronuncia pasados diez días
hábiles desde que se le comunicó la norma se promulga
automáticamente. En ambos casos, la ley se publica luego en el
Boletín Oficial y entra en vigencia de acuerdo con los plazos legales.
Vetar la ley, de forma total o parcial. En caso de veto parcial, puede
promulgar parcialmente la parte no vetada cuando no desvirtúe el
espíritu del proyecto sancionado por el Congreso.
RESPUESTAS
5. “Las relaciones entre personas del mismo sexo son más inestables
que las relaciones heterosexuales. ¿Para qué concederles el
matrimonio si solo van a acabar divorciándose?”
No hay ningún dato que permita avalar que las parejas del mismo sexo
se divorcian más que las de distinto sexo. La idea de la promiscuidad
es un prejuicio basado en el desconocimiento. Los datos están ahí, no
nos divorciamos más porque somos como todo el mundo.
8. “Niños con padres y madres homosexuales tienen más probabilidad
a desarrollar la homosexualidad."
Ningún estudio avala eso. Si los homosexuales fuesen hijos de
homosexuales, ¿de dónde salen casi todos los homosexuales que hoy
tenemos más de veinte años? No, la orientación sexual no tiene nada
que ver con el tipo de familia en la que uno se eduque. La
homosexualidad no se “desarrolla” de ninguna manera. En todo caso
pensamos, evidentemente, que ser homosexual o bisexual es tan
bueno como ser heterosexual.

También podría gustarte