Está en la página 1de 3

Las rentas de campos suben 15% en

6 meses
Durante el primer semestre del año, el valor promedio de los arrendamientos
de campos subió 15% respecto al precio medio de 2009 y se situó en US$ 116
por hectárea/año, según datos oficiales.
Entre el 1° de enero y el 30 de junio de 2010, según la Dirección de
Estadísticas Agropecuarias (DIEA), dependiente del Ministerio de Ganadería,
Agricultura y Pesca se arrendaron 475.000 hectáreas, lo que implica un
incremento de 9% en la superficie arrendada respecto al 2009.
Las operaciones sumaron US$ 55 millones, con un precio promedio por
hectárea de US$ 116, que marca un aumento de 15% en el precio promedio
respecto a igual período pero de un año antes.
El grueso de los contratos tuvieron por destino la explotación ganadera y la
agricultura cerealera, con precios promedio por las rentas de US$ 50 por
hectárea/año y US$ 239 por hectárea/año, respectivamente.
El precio de los arrendamientos subió para todos los rubros, según marca el
relevamiento de la DIEA, pero el mayor aumento que fue de 22% se registró en
los contratos con destino a ganadería. En este caso fueron predios de entre 50
y 70 hectáreas de superficie, que fueron arrendados en US$ 60 por hectárea
por año. El segundo segmento con suba más destacada (17%) fue en predios
de entre 200 y 300 hectáreas, que llegaron a ser arrendados en US$ 250 la
hectárea. Los valores de las rentas para agricultura subieron apenas 3% y
permanecieron en niveles muy similares al semestre anterior.
En cuanto a los departamentos con mayor número de contratos de
arrendamiento, Paysandú y Soriano fueron los más destacados, en ambos
casos, con fuerte presencia de agricultura de secano.
Según los datos de la DIEA, el departamento de Soriano, donde están las
tierras con mayor índice productivo del país, acumuló el 20% de los
arrendamientos, con un valor medio de US$ 212 por hectárea, que supera en
83% al promedio general. En Paysandú el precio promedio de las rentas fue de
US$ 104 por hectárea.
Flores y Río Negro se ubicaron en el segundo lugar de departamentos más caro
para arrendar tierras con un precio promedio de US$ 171 por hectárea. En el
otro extremo se ubicó Canelones con un valor de US$ 53 la hectárea.
Otros cuatro departamentos tuvieron precios promedio superiores a los US$
100 por hectárea. Ellos fueron: San José con US$ 153 la hectárea, Artigas con
US$ 116, Florida con US$ 110 y Cerro Largo con US$ 107.
Si bien no existe una relación clara entre el precio del arrendamiento y el plazo
del contrato, las rentas a tres años presentan el valor más alto: US$ 114 la
hectárea. Pero éstos representan sólo 24% de lo arrendado.

LA AGRICULTURA ECOLÓGICA VIVE


Y FRUTIFICA EN ANDALUCÍA:
Dentro de toda Europa, los agricultores ecológicos en Andalucía gozan de
posibilidades especiales para desarrollar una agricultura sostenible. Andalucía,
con sus bosques y montañas, podría encabezar la búsqueda hacia una
agricultura sostenible para el nuevo siglo, sin haber sufrido demasiado los
problemas ambientales del siglo pasado.

Andalucía tiene una rica tradición agrícola, que ha tenido una gran influencia
sobre la cultura y el paisaje de la región. La importancia de la agricultura en la
economía actual andaluz crea una oportunidad ideal para el desarrollo de la
agricultura ecológica. Ésta ya tiene un buen nivel de aceptación en el sector
agrícola, gracias a los programas informativas y el apoyo técnico del Comité
Andaluz de Agricultura Ecológica (CAAE), el organismo regulador oficial de la
agricultura ecológica en Andalucía.

El clima andaluz es ideal para una gama amplia de cultivos, desde los frutos
tropicales en la costa a los cultivos de secano en las montañas del interior. La
topografía accidentada ha prevenido en gran parte las explotaciones grandes y
uniformes, típicas de la agricultura convencional. En lugar de estos,
encontramos los bosques mediterraneos que se aprovechan para el corcho, el
carbon, las castañas y el ganado, utilisando técnicas centenarias. Los cultivos
extensivos de secano y la ganadería extensiva, así como la horticultura y
fruticultura familiar, usan métodos tradicionales de los cuales han evolucionado
las técnicas llamadas "ecológicas".

En los últimos cinco años, el sector se ha visto fortalecido por las ayudas a la
agricultura ecológica de la U.E., con cada vez más productores inscritos en el
registro del CAAE. La superficie de los cultivos ecológicos ha aumentado de
alrededor de 2,000 Has. en 1992 a 54,125 Has. en 1999.

¿PORQUE ES ÚNICA LA AGRICULTURA


ECOLÓGICA ANDALUZA?

Andalucía es única en Europa por la diversidad


de su producción agrícola.

El olivo es el cultivo más importante en cuanto a la superficie cultivada, y los


ingresos que genera. La mayoría de las aceitunas están destinadas para la
producción de aceite virgen de oliva, en cooperativas nuevas que se dedican
exclusivamente a la molienda de aceitunas de cultivo ecológico.

Otros cultivos leñosos no tienen menos importancia, por ser la única zona en
Europa donde se puede cultivar frutas tropicales (mango, chirimoya y
aguacate son los más comerciales). También hay un fuerte sector citrícola. La
mayor parte de la cosecha de los cítricos y frutas tropicales de cultivo ecológico
está exportado al norte de Europa, por los precios altos que cotiza.

Amantes del vino conoce a Andalucía por sus vinos blancos afrutados: fino,
manzanilla, Montilla y Málaga dulce. La producción de vino ecológico es
todavía poco usual, pero el clima seco es muy favorable porque reduce los
ataques por enfermedades criptogamicas.
La región es famoso por su ganado: el
cerdo ibérico, criado al aire libre en las
dehesas de alcornoques y encinas
según métodos tradicionales de bajo
impacto ambiental, nos proporciona el
jamón, chorizo, y demás chacinas. Las
montañas del interior dan pastos para
los rebaños de cabras y ovejas, que
producen el delicioso queso fresco, y
chivos y corderos para la mesa.

EL terreno fértil del valle del


Guadalquivir es perfecto para los
cultivos extensivos de secano: el trigo, la cebada, y los girasoles. En los
últimos años, un aumento en la superficie de regadío ha causado un cambio,
con cultivos de mayor valor como el algodón, el ajo, el arroz y los
espárragos sustituyendo a los cultivos tradicionales de secano. La agricultura
ecológica está entrando lentamente en este sector, más bien por problemas de
comercialización que por motivos técnicos.

El clima suave de la costa ha favorecido el sector hortícola, que abastece a


Europa con las hortalizas tempranas y fuera de estación. Al nivel económico,
es el sector agrícola más importante de Andalucía. Problemas de
contaminación en los invernaderos están abriendo el camino a la agricultura
ecológica, utilizando técnicas de control biológico de plagas