Está en la página 1de 94

Descubrimientos de la

y los retos que plantea

Autores

Carolina Araya Romero, Pablo Canales Campos, Georgianella Coto


Quesada, Nikole Granados Mejía, Adrián Herrera Angulo, Jimena
Salazar Conde, Javier Urroz García & Katherinne Vaglio Gómez
Descubrimientos de en la neurociencia y los
retos que plantea

Autores
Carolina Araya Romero, Pablo
Canales Campos, Georgianella
Coto Quesada, Nikole Granados
Mejía, Adrián Herrera Angulo,
Jimena Salazar Conde, Javier
Urroz García & Katherinne Vaglio
Gómez

Editores:

Carolina Araya Romero, Pablo Canales Campos, Georgianella Coto


Quesada, Nikole Granados Mejía, Adrián Herrera Angulo, Jimena Sala-
zar Conde, Javier Urroz García & Katherinne Vaglio Gómez

Diseño: Fabián Peña Miranda


Descubrimientos de la

y los retos que plantea

Todos los derechos reservados.


Ninguna parte de esta obra puede ser
reproducida o transmitida de manera
alguna sin el previo permiso de los
editores.

Editorial: ULACIT
Barrio Tournón, San
Edición:
José, Costa Rica Abril, 2019
Índice

Presentación .......................................................................................................................................................................................................5

Prólogo..................................................................................................................................................................................................................... 9

Dedicatoria .......................................................................................................................................................................................................... 11

Agradecimiento............................................................................................................................................................................................ 13

Capítulo I. La neurociencia y la libertad humana como una ilusión de la mente............. 15

Capítulo II. Neurociencia y productividad: desarrollo de las empresas a partir de la


intervención del pensamiento y comportamiento femenino. ................................................................ 23

Capitulo III. El estudio del comportamiento del hombre genera mayor vínculo con
sus emociones a la hora de efectuar una compra ..............................................................................................33

Capítulo IV. Oído absoluto y la relación con la plasticidad cerebral ............................................... 41

Capítulo V. Música y neurociencia: Musicoterapia para tratar pacientes con


patologías y lesiones neurológicas. ......................................................................................................................................47

Capítulo VI. El evitar envejecimiento cerebral como clave para no padecer de


enfermedades como Alzheimer y demencia............................................................................................................55

Capítulo VII. Síndrome de Down como reto de la neurociencia.......................................................... 61

Capitulo VIII. La ayahuasca en la era de la neurociencia ............................................................................. 71

Referencias....................................................................................................................................................................................................... 79

Presentación

Los avances de la ciencia han permitido que el estudio del cerebro sea cada
vez más minucioso y preciso. Disciplinas como la psicología, ingeniería,
administración, música y medicina han brindado grandes aportes en cuanto al
estudio de este órgano tan complejo, del cual aún surgen cuestionamientos sobre
su funcionamiento y comportamiento ante diversos factores que representan un
reto para los científicos e investigadores. El presente libro pretende dar a conocer
ocho retos en el campo de la neurociencia que permita evidenciar qué los origina y
cuáles podrían sus posibles soluciones.

Entre ellos, se presenta el debate de la neurociencia y los ámbitos jurídicos,


religiosos y filosóficos, sobre la existencia del libre albedrío, en donde se discute
sobre el concepto que se maneja acerca de este, las repercusiones que tendrá
sobre las áreas anteriormente mencionadas, las maneras en que se debe compartir
la información y cómo se pueden llegar a comportar las personas con la negación
de la existencia del libre albedrío. La neurociencia trata de asegurar la no existencia
del libre albedrío, ya que gracias a la realización de diferentes investigaciones se ha
llegado a observar que el cerebro toma sus decisiones antes de que el ser humano
sea consciente de eso. Sin embargo, mismos científicos del área sostienen que no
se puede llegar a la negación total del concepto, ya que los métodos utilizados
para brindar estos aportes y la complejidad de los estudios del cerebro y la mente,
hacen que los resultados no sean 100% exactos.

Por otra parte, la productividad del hombre y la mujer dependen del


funcionamiento de su cerebro y cómo éste les permite desenvolverse en el campo
laboral. La productividad se puede definir como la capacidad para generar mayor
cantidad de resultados con una cantidad mínima de recursos, y en el caso de una
empresa, que le permita volverse rentable ante el mercado cambiante. Ambos
sexos poseen ciertas diferencias en su cerebro a nivel funcional y estructural, por
ende, esta productividad va ligada a cómo se comporta cada parte este órgano
ante diversas situaciones. Teniendo en cuenta lo anterior, quien presenta una mejor
respuesta es la mujer. Por lo tanto, uno de los retos de neurociencia en este campo

es identificar las funcionalidades del cerebro de cada sexo para que tanto hombre
como mujeres tengan la oportunidad de desarrollarse en las empresas, que ambos
puedan incrementar la eficiencia en cada proceso dentro de ellas para mejorar la
productividad y calidad del negocio.
Se puede decir que cualquier negocio se muestra interesado en estudiar a
su público meta con tal de conocer su día a día para lograr comercializar de mejor
manera su producto o servicio. Sin embargo, se ha generado una fuerte relación
entre las mujeres y las compras, dejando de lado al hombre y su perspectiva de
consumidor. El neuromarketing permite estudiar la manera de consumo de un
grupo determinado de personas ante diferentes productos o servicios, lo que
permite generar una experiencia de compra y una vinculación entre la marca y el
cliente. No solo las mujeres son influenciadas por sus emociones a la hora de
comprar, los hombres también lo son. Pero, por temas sociales, se han hecho un
poco de lado. Por lo que nuevamente las diversas funcionalidades del cerebro
femenino y masculino afectan estos hábitos de consumo.

Desde otro ángulo, el oído absoluto y la plasticidad cerebral han estado


relacionados debido a que involucran el aprendizaje recibido por la persona, la
memorización y retención de las notas y acordes de un instrumento, todo esto
dentro de la disciplina de la música. Tomando un ejemplo a Wolfgang Amadeus
Mozart, quién fue un ejemplo perfecto de oído absoluto que desde muy temprana
se le dio una educación y formación musical, llegó a crear a una máquina que
reconociera las notas musicales. Los retos de la neurociencia en el tema de oído
absoluto es demostrar que este don se puede forjar desde temprana edad, porque
el ser humano a medida que va envejeciendo va perdiendo esa parte cognitiva.

Manteniéndose en la misma disciplina, la musicoterapia neurológica es una


ciencia la cual se conoce y se estudia desde hace ya muchos años, pero gracias al
gran número de investigaciones desarrolladas en las últimas décadas se ha dado a
conocer el potencial que posee. Por ejemplo, se tiene un gran interés en este
método porque por medio de la música se puede conocer más el comportamiento
del cerebro humano. Según la World Federation for Neurorehabilitation, la
musicoterapia neurológica es un método no-farmacológico y no-invasivo, lo que

representa una gran ventaja sobre los métodos convencionales desarrollada por
Academy of Neurologic Music (Jurado, 2018). Sus propiedades, beneficios y
desventajas serán fundamentadas para conocer el reto en cuestión. Dentro de los
conceptos relacionados al tema se encuentran las patologías neurológicas las
cuales son enfermedades que afectan el sistema nervioso central y periférico
como lo son el cerebro, la médula espinal, las raíces nerviosas, los nervios
craneales y periféricos, el sistema nervioso autónomo (Organización Mundial de la
Salud, 2016).

Igualmente, la medicina de la mano con la neurociencia se ha enfocado en


el beneficio de evitar el envejecimiento cerebral como clave para no desarrollar
enfermedades como lo son el Alzheimer y otras demencias. Por ende, se evidencia
cómo la neurociencia y una serie de estudios han logrado identificar que el uso de
buenos hábitos son parte fundamental para evitar dicho envejecimiento. Es
importante tener en cuenta el término deletéreo el cual procede de un vocablo
griego que puede traducirse como “destructor”. El término hace referencia a
aquello venenoso o mortífero. (Pérez, J. 2011).

Vale resaltar que los seres humanos se distinguen por razas, etnias,
religiones y clases sociales pero el razonamiento es la mayor diferencia entre los
mismos. La educación como tal es un fenómeno de la crianza debido a que se basa
en un sistema de enseñanzas que surgen de vivencias. De acá nace la diferencia
entre un ser humano y otro, asimismo, la neurociencia se basa en la idea de que
cada ser humano es distinto. Entonces otro gran desafío de la neurociencia es la
completa eliminación de la definición de discapacidad intelectual. Con ello, el
análisis previo con respecto al Síndrome de Down, el cual es identificando como la
definición de discapacidad intelectual en libros y tesis, es fundamental para la
comprensión de este reto.

Finalmente, a pesar de los diferentes puntos de vista o creencias que pueda


tener cada persona, se pretende evidenciar como la ayahuasca ha sido de gran
ayuda para aquellas personas que buscan un cambio significativo en sus
pensamientos y emociones. La ayahuasca ha revolucionado la neurociencia al

tratarse de una bebida hecha a base de plantas la cual manipula el cerebro en


ciertas regiones y logra afectar y alterar sensaciones y sentimientos de la persona
que la consuma. Es por esto que ésta simple bebida representa un desafío para los
neurocientíficos e investigadores, al igual que los retos mencionados
anteriormente.

Prólogo

Escribir de neurociencia implica conocer científicamente el presente y el


futuro del actuar humano. Conocer el funcionamiento del cerebro y por ende de la
conducta humana, ha fascinado al ser humano desde que Franz Joseph Gall
desarrolló su sistema frenológico, y esta fascinación ha evolucionado
paulatinamente hasta intentar conocer cada aspecto y utilidad de las neuronas
humanas.

¿Se puede explicar la conducta humana científicamente? No cabe la menor


duda. ¿Esto hace al ser humano 100 % predecible? No existe una respuesta
concreta, pues aún no se ha llegado a perfeccionar completamente las técnicas de
neuroimagen que llevan a una comprensión íntegra de los mecanismos cerebrales
y de las conexiones interneuronales.

De momento, la neurociencia permite articular cualquier razonamiento,


conducta e inclusive aprendizaje a los procesos cognitivos, dejando de lado la
especulación tan propia de quien no comprende las ciencias sociales. El presente
trabajo recopila una serie de ensayos que vinculan la neurociencia con diversos
temas relevantes como el libre albedrío, el pensamiento y comportamiento
femenino, las emociones, el oído absoluto, la musicoterapia, Alzheimer, demencia y
síndrome de Down.

Con el tiempo se descubrirá si Sherlock Holmes estaba en lo cierto cuando


mencionó: “Soy un cerebro, Watson. El resto de mí es un mero apéndice

Lic. Daniel Alexander Chavarría Brenes, psicólogo.

Desde la perspectiva de la neurociencia: el ser humano no toma sus


decisiones. La premisa anterior hace referencia a que el libre albedrío es una ilusión
de la mente. En la actualidad, los estudios que explican cómo funciona el cerebro
han causado mucha controversia y han generado cambios en distintas áreas,
aparte de tener un continuo avance en las últimas décadas. Las explicaciones con
respecto al comportamiento y la toma de decisiones se han visto influenciadas por
los hallazgos hechos en esta ciencia. El concepto del libre albedrío está siendo
modificado, prácticamente se está anulando el concepto tradicional que se tenía
de él, esta definición es muy usada en el ámbito religioso, jurídico y filosófico, así
que las novedades de las investigaciones realizadas por la neurociencia son
debatidas por todas ellas. Las percepciones éticas, religiosas y sociales, rechazan
los actuales descubrimientos porque, primero, los análisis neurocientíficos están
siendo criticados a la luz de que contenían inconsistencias metodológicas,
segundo, estos resultados no fueron divulgados siguiendo un protocolo científico y
aparte estaban siendo socialmente irresponsable, y, por último, las consecuencias
de estos descubrimientos van a llegar a influenciar en creencias, comportamientos
y formas de pensar.

Para entender este debate es necesario repasar el concepto de libre


albedrío en las tres áreas en las que tiene más uso este término. Primero, en el
ámbito religioso se entiende que, es la facultad que tiene el ser humano para tomar
sus propias decisiones, aunque, bíblicamente el ser supremo invita a todos a
escoger una vida escuchando su voz, o sea, optando por escoger el obedecer sus
mandamientos (Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, Inc., 2017).
Segundo, jurídicamente, en el derecho penal, el libre albedrío se define como;
conciencia de haber actuado de acuerdo con su propia personalidad o el
sentimiento de tener que responder por su propia manera de ser, además de la
posibilidad o capacidad de poderse orientar y decidir (Welzel, 1973). Por último, en
el ámbito filosófico se define como, la posibilidad de poder elegir el bien o el mal,
aunque, la posibilidad de ser libres es haciendo buen uso del libre albedrío, es
decir, no tiene que ver directamente con la voluntad humana, la cual se entiende
como una acción y el libre albedrío como una facultad del hombre (Dupré, 2011). Es
importante mencionar que este último concepto por parte de la filosofía se refiere

16

al pensamiento de filósofos medievales como San Agustín, que defienden esta


idea, también partiendo del área religiosa.

Evidentemente el libre albedrío en los distintos ámbitos le brinda la facultad


al ser humano de elegir qué decisión tomar, a pesar de que, en todos los casos, se
ofrece la posibilidad de hacer el “bien o el mal”, por ejemplo, seguir un
mandamiento o cumplir con la ley. Ahora bien, basados en el concepto general de
las definiciones anteriores sobre qué es el libre albedrío, y llegar a una definición
común, es importante valorar cuál es la posición que ofrece la neurociencia y por
qué ella deslegitima la existencia del libre albedrío. Experimentos en las ciencias
cognitivas muestran que algunos actos deliberados como escribir o manejar,
ocurren en la mente antes de que la persona tenga conciencia de eso, mientras
que, en otros casos, se ha demostrado que los escáneres cerebrales pueden
predecir las decisiones varios milisegundos antes de que la persona se diera
cuenta de que ya la realizó (Coyne, 2012). Para entender de una manera más
sencilla, el científico Benjamin Libet, quien fue el primero en desatar controversia
con respecto al libre albedrío al señalar que era una ilusión mental, halló que
primero hay una elección por las capas inconscientes del cerebro y luego viene la
intervención consciente y racional, es decir, la toma de decisión. A partir de lo
anterior se puede decir que no es el hombre en sí quien decide, sino su cerebro, el
que genera las decisiones y después informa sobre algunas de ellas a la
consciencia. (Arana, 2015).

Como ya se mencionó, investigaciones de la neurociencia han argumentado


que las acciones de los seres humanos son impulsadas por estímulos externos,
que el cerebro es reactivo y el libre albedrío es una ilusión de la mente. Nuevos
análisis por parte de neurocientíficos muestran que estos estudios contenían
inconsistencias metodológicas, así se evidencia en la réplica de los
procedimientos implementados por Benjamín Libet y sus colegas (Saigle & Veljko,
2018). A parte de esto, la neurociencia no puede negar en un 100% la existencia del
libre albedrío, pero si hacer una declaración sobre los hallazgos, debido a que el
cerebro es un sistema muy complejo y los mismos neurobiólogos agregan que el
estudio de sus emociones es nuevo, entonces no se dispone de las herramientas

17

necesarias para el análisis complejo sobre las que se basan la toma de decisiones y
las acciones (Arana, 2015).

La tecnología es un campo que está en constante cambio y avance, por lo


que llegará el momento cuando el margen de error de las herramientas será
mínimo, e incluso sea posible descartar el concepto (Arana, 2015). El ámbito
religioso, jurídico y filosófico, a través de esos argumentos buscan refutar la no
existencia de la libertad humana a poder elegir, basándose en que los análisis
científicos no están describiendo de manera eficaz y adecuada cómo funciona el
cerebro. Sin duda alguna el ser humano deberá aferrarse a la idea de que la
neurociencia está cada día más cerca de poder afirmar, sin poder ser negada, su
idea de que la libertad actual que poseen los hombres es solo consecuencia de las
limitaciones de los procesos científicos que tenemos. El miedo al cambio y la
aceptación de un nuevo paradigma demuestra que aún para las personas no es
fácil desprenderse de lo que creen y conocen.

Entonces, puede señalarse que el ser humano se aferra a sus ideas porque
le gusta creer que tienen control sobre las elecciones que toman. Incluso para
muchos, esa libertad de poder tomar una decisión consciente, por voluntad y
deseo propio, marca la diferencia entre la humanidad y los animales. ¿Cuáles son
los alcances prácticos de dejar ir esta noción de libre albedrío? Por ejemplo, la
mayoría de los códigos éticos se basan en una definición de libertad similar a las
dadas, confiando en que la gente se va a responsabilizar de sus actos (PlayGround,
2016) si las personas que son persuadidas a no creer en el libre albedrío, tal vez eso
podría implicar que ellos vayan a realizar una acción sin sentir ninguna
responsabilidad de la consecuencia de sus actos (Cave, 2012).

Según la visión del filósofo Stephen Cave (2012) deja mucho que pensar
sobre las consecuencias que podría tener las novedades en el área cerebral. Por
eso la comunicación de los descubrimientos neurocientíficos debe darse con cierta
ética y profesionalidad, es decir se debe tomar en cuenta el efecto social de la
relevancia de una noticia en este campo. Gracias a esta inquietud de cómo se
comunican las noticias científicas y el impacto que tendrán en la sociedad, nace la

18

neuroética. Esta disciplina es muy joven, fue consolidada como tal en el 2012, es el
campo de la neurociencia que se va a encargar de las implicaciones que va a tener
esa rama para la autocomprensión humana, la ética y la política (International
Neuroethics Society, s.f). Estas implicaciones toman en cuenta aspectos tanto
científicos, como filosóficos, sociales, legales y políticos.

Existe gran producción científica y avances acelerados que son publicados y


estos no son siempre bien proyectados o planteados de una manera responsable.
Temas relacionados con descubrimientos del funcionamiento de la conciencia, la
libertad y la memoria, deberán ser valorados en sus aspectos morales. Además, la
explicación, evaluación y tratamiento del comportamiento humano, tendrán
repercusiones psicosociales en contextos legales (Berlanga, 2013). La falta de
información o conocimiento del concepto del libre albedrío y del concepto
impuesto por la neurociencia provoca que se generen interpretaciones distintas
para la población en general. Materia como el libre albedrío y la libertad humana,
pueden cuestionar directamente la esencia del ser humano, su manera de pensar y
forma de tomar decisiones (Berlanga, 2013).

El uso incorrecto de la información o la divulgación de información incorrecta


puede generar grandes afectaciones. Por eso llevar a cabo consultas o estudios
previos de los diferentes conceptos es lo más adecuado. Los progresos son
inevitables y las investigaciones son cada vez más precisas, así que la actualización
por parte del público debería ser mayor cada día. Dubljevic (cómo se citó en
Shipman, 2018) piensa que todos los resultados obtenidos de los estudios no
fueron resultados solo de un análisis cuidadoso, sino básicamente interpretaron
conclusiones para respaldar una posición. Esta visión proporciona evidencia de la
preocupación de los mismos expertos en neurociencia y sus ramas con respecto a
la divulgación de los resultados.

En los párrafos anteriores se hace referencia al último argumento en


discusión; las consecuencias de los descubrimientos que van a llegar a influenciar,
e incluso ya lo hacen en algunos ámbitos, y las repercusiones individuales y
sociales que traen. Repasando los conceptos que se han venido discutiendo en el

19

ensayo, la neurociencia dice que el libre albedrío es una ilusión del cerebro; a
través de herramientas y avances en el ámbito de las neuroimágenes como
electroencefalogramas (EEG), las resonancias magnéticas (RM) y las cerebrografías
de flujo sanguíneo cerebral regional (RCBT). Los científicos han podido comprobar
que, en el caso de una decisión simple, como el movimiento de muñeca en el
experimento de Benjamin Libet, el cerebro tomó la decisión de hacerlo
milisegundos antes de que la mente fuera consciente de ello, esto quiere decir que
las personas no fueron conscientes de que tomaron la elección al menos un tercio
de segundo después de que efectivamente se tomó (Pailla, 2013). En el 2008 el
neurocientífico Dylan Haynes publicó un experimento en la revista Nature
Neurocience en el cual a través de un escáner de resonancia magnética él pudo
observar y predecir cuál decisión iba a tomar la persona en estudio, antes de que
ésta decidiera conscientemente (Guilerá, 2012).

El concepto de la no existencia del libre albedrío es el que viene a suplantar


en algún momento el significado que tiene ahora esa definición tradicional. El área
religiosa apoya la creencia en un ser supremo, sea llamado Dios, Jehová o Alá, para
influir en el comportamiento de las personas y que estas deseen elegir hacer el
bien en lugar del mal, es importante tomar en cuenta que la decisión de hacer el
bien o el mal va a depender de distintos factores de contexto como las culturas, las
religiones, las creencias, o las leyes, entre otros. El que exista un ser superior que
permite, a través del libre albedrío, la libertad de elección, promueve la reflexión
antes de actuar y también la ayuda entre personas, disminuyendo la agresión.
Entonces, esto quiere decir que la anulación del concepto de libre albedrío
provocaría los efectos contrarios, como un aumento en la agresión y menos
responsabilidad a la hora de actuar. Ahora, la neurobiología dice que la no creencia
en este concepto va a reducir el control del cerebro sobre las actividades
voluntarias, o sea, en un concepto vulgar, todo le va a dar igual al cerebro (Michaeli,
2017).

En el ámbito judicial el concepto de libre albedrío tiene gran relevancia,


como se había mencionado al principio del ensayo, específicamente para el
derecho penal, es la capacidad que tiene el individuo de elegir sin ninguna

20

limitación impuesta por sucesos anteriores, intervención divina o alguna necesidad.


Esta idea está limitada por la moral y por el orden público, considerando que lo que
no está prohibido, está permitido, siempre y cuando lo que la persona lleve a cabo
no afecte a los demás. También en este campo, el concepto en estudio afecta el
tema del consentimiento, ya que se podría atenuar un poco la pena si había
consentimiento de la víctima, de igual manera habría un impacto en la teoría del
delito, en la cual se analiza la acción y la determinación de la voluntad. Estos y otros
términos se verían afectados por el nuevo concepto que demuestra la
neurociencia, incluso se habla de que podrían influenciar esto de los veredictos. La
nueva noción sobre la no existencia del libre albedrío podría generar de manera
casi segura una interrogante con respecto a la forma ética de castigar a las
personas por su mal comportamiento (English, 2012). La tecnología utilizada para
mostrar la conducta del cerebro ha sido y será usada con más frecuencia en casos
penales. Esto sin ninguna duda ha originado discusión entre ambos campos desde
que salieron a la luz las primeras investigaciones por parte de Benjamín Libet, sin
embargo, llegará el momento de establecer un acuerdo social, ya que más que
una colaboración hay una negociación colectiva.

Por último, en el entorno filosófico, se había definido el libre albedrío como la


capacidad del ser humano de escoger entre hacer el bien o el mal, y la definición
de libertad que es hacer buen uso del libre albedrío. En la filosofía existen dos
posiciones, la del libre albedrío y la del determinismo. La primera de estas es de la
que se ha hablado en todo el ensayo, la segunda es lo contrario al primero ya
discutido. El determinismo dice que todo posee una causa y un efecto, todo
sucede por una regularidad natural y por patrones que se repiten en la realidad, de
modo que este concepto se opone por definición al término de “azar” (Capella,
2015). Entonces, desde el bando de estudio que es el libre albedrío, la no existencia
de esta idea, también contradice el concepto que poseen los deterministas, ya que
al final el cerebro toma la decisión sin el ser humano ser consciente de eso,
demostrando que no todo sucede al “azar”.

Mediante este ensayo se argumentó la influencia del nuevo concepto o la


noción de la no existencia del libre albedrío según la neurociencia, y sus

21

repercusiones en campos como el religioso, el filosófico y el jurídico. Los avances


tecnológicos en esta época han aportado mucho a estos estudios, y se ha logrado
observar el funcionamiento del cerebro de manera más precisa y detallada. Tarde
o temprano la cooperación de estos campos con las investigaciones científicas se
llevará a cabo de manera inevitable, así que es importante el aporte y los puntos de
vista de cada uno de todos los bandos para lograr una concesión efectiva y tratar
de complementar lo que actualmente existe.

La idea de la neurociencia de que el libre albedrío es una ilusión de la mente


no ha sido descartada, más bien ha sido recibida a pesar de que existan
argumentos como los debatidos en este ensayo, como en primer lugar , la crítica a
los análisis neurocientíficos ya que se realizaron investigaciones de esos estudios
en los cuales se muestra que algunos de ellos contenían inconsistencias
metodológicas, segundo, esos estudios estaban siendo divulgados entre los
expertos de esa área de manera poco científica y socialmente irresponsable, y por
último, cómo los descubrimientos llegarán a influenciar creencias, formas de
pensar, y las consecuencias individuales y sociales que esto trae. La
neurociencia ha arrojado luz sobre asuntos muy relevantes y lo seguirá
haciendo, una de las verdades más íntimas que ha perseguido el
conocimiento humano se relaciona con saber quiénes somos y es inevitable
que sigamos buscando esa respuesta, de modo que los nuevos
descubrimientos vendrán de esta rama o de otras, pero llegarán y debemos
estar listos para aceptar que nociones como la del libre albedrío cambiarán

22

Las empresas alrededor del mundo deben contratar más mujeres y menos
hombres para lograr un aumento en la productividad de sus negocios. De acuerdo
con World Economic Forum (2018), el informe sobre el estado en el lugar de
trabajo, de la plataforma de productividad llamada Hive, arrojó que las mujeres
están trabajando un 10% por ciento más que los hombres en las oficinas, teniendo
en cuenta que ambos poseen la misma cantidad de trabajo y tiempo determinado.
Pero, ¿a qué se debe que su productividad sea mayor? El funcionamiento del
cerebro de cada sexo afecta el rendimiento en cada una de las actividades que
realizan. Es importante reconocer los aspectos que diferencian a la mujer del
hombre en temas de productividad laboral y funcionamiento neuronal para que las
empresas que se encuentren en procesos de reclutamiento, consideren a la mujer
como la mejor opción.

La productividad corresponde a la eficiencia con la que una persona cumple


una función u objetivos a partir de una cantidad de recursos ya antes determinados
como tiempo, dinero, personal, entre otros. Galindo y Ríos (2015) afirman en su
publicación que el aumento de la productividad significa que se puede producir
más, pero con la misma cantidad de recursos, como los mencionados
anteriormente. La persona debe tener la capacidad de pensar y analizar cómo
llevar a cabo la organización y planificación para lograr el resultado esperado.

Los avances e investigaciones en el campo de la neurociencia han permitido


conocer qué provoca que una persona piense, reaccione y se comporte de cierta
manera. Por lo tanto, al indagar en el funcionamiento del cerebro de cada sexo, se
pretende confirmar que procesos como la habilidad lingüística y de comunicación;
el desenvolvimiento y la adaptación; y la memoria afectan el desarrollo de las
actividades dentro de una empresa especialmente si se considera que están se
encuentran ante un mercado que se ha mantenido en constante cambio y que
demanda cada vez de la fuerza laboral.

Este mercado cambiante ha ocasionado que las empresas tengan la


necesidad de buscar personas que sepan adaptarse en el menor tiempo posible a
las diferentes situaciones que se presenten. Por suerte, para la mujer esto no es

24

problema alguno. La mujer muestra un mayor desenvolvimiento y adaptación


social que el hombre y esto se debe a la evolución que ha tenido el cerebro
femenino a lo largo de los años. El neurocientífico Joaquín M. Fuster (2014) afirma
que los mamíferos han podido adaptarse y cambiar su entorno gracias al
crecimiento evolutivo de la corteza cerebral, parte del cerebro en donde se
controla la decisión, percepción y juicio.
En el Periodo Paleolítico (periodo prehistórico), las mujeres se encargaban de
tomar las decisiones a partir de los eventos que se presentaran con respecto a
tareas domésticas, cuido de los niños y además se mantenía en un constante
contacto interpersonal con sus grupos mientras que el hombre se encargaba, casi
exclusivamente, de la caza. Estas actividades, que han cambiado a partir de las
necesidades del ser humano con el paso del tiempo, han influido en la formación y
evolución del cerebro, específicamente de la corteza prefrontal que otorga la
capacidad de predecir y de readaptarse, según Joaquín M. Fuster (2014). La
neurobiología evolutiva de la mano con la ciencia no miente, la mujer es capaz de
adaptarse al cambio y esto es una característica que busca una empresa para
hacer crecer la productividad del negocio pues, de acuerdo con Vallejo (2011), es
un factor importante para comprender los resultados en las empresas en cuanto a
calidad y rendimiento, medición del clima laboral y análisis de la satisfacción de los
colaboradores.

No obstante, no es cierto que la mujer no tenga problema alguno en


adaptarse ante diversas situaciones y a un menor tiempo, ya que ambas son
variables según el tipo de industria. Toda empresa que haya impuesto dentro de su
cultura organizacional el tema de calidad y productividad sabe que existe una
documentación de procesos los cuales incluyen períodos que deben cumplirse a
cabalidad. La productividad de dichos procesos se puede ver afectada por factores
como la adaptación al ambiente de trabajo, a las tareas y las características de la
empresa, según Vallejo (2010). Por otra parte, las condiciones del puesto de trabajo,
las cargas de trabajo (tanto física como mental) y las políticas de la empresa suelen
ser aquellas en donde el colaborador requiere más tiempo para acoplarse a la
organización. Por lo tanto, decir que una mujer puede adaptarse en un menor
tiempo y de forma fácil a cualquier tipo de empresa no es real porque actualmente

25

las organizaciones son parte de todo un mercado exigente y cambiante que


difícilmente el ser humano es capaz de asimilar y controlar por completo.

Si bien es cierto, cada industria es variable en cuanto al tiempo de


adaptación que pueda necesitar un nuevo colaborador. El plazo que le tome
depende más bien de la resistencia que ponga la persona en aprender y dedicarse
a ser productivo. Según Vallejo (2010), la resistencia puede estar relacionada con la
personalidad, las relaciones sociales y el modo como la persona implementa el
cambio. Estas tres formas de resistencia son meramente mentales, o en otras
palabras relacionadas con el funcionamiento cerebral. Entonces, el tiempo no
podría ser el único elemento que afecte el proceso de adaptación al ambiente
laboral. Las funciones de la corteza cerebral responsables de que una persona
pueda percibir, tomar una decisión y tener juicio, intervienen en este proceso.
Además, son puntos claves en el comportamiento y desarrollo del ser humano
porque les permite encajar en la sociedad en general.

El mercado cambiante y las condiciones laborales no han sido obstáculo


para las mujeres en tema de adaptación, desenvolvimiento y productividad. Las
funciones del cerebro femenino que se han mencionado previamente, en
comparación con el masculino, le da la ventaja de aprender a desarrollarse más
fácilmente en el campo laboral. En su investigación Rahman (2009), demuestra
cómo el trabajo femenino mejoró significativamente la eficiencia técnica en una
producción de vegetales en comparación con la de los hombres que poseían una
educación mayor. De esta manera queda en evidencia cómo el desenvolvimiento
de la mujer en el campo laboral supera las aptitudes masculinas adquiridas como
lo es la educación. Pero esto no quiere decir que la mujer no pueda hacerlo a este
mismo nivel educativo, todo lo contrario. Parte de la facilidad de adaptación de la
mujer es analizar el entorno y amoldarse a este; todo esto gracias al
funcionamiento de su cerebro.

Por otra parte, las mujeres tienen una mayor fluidez verbal que el hombre:
indudablemente tienen mayor capacidad de comunicar sus ideas ante toda una
organización. Esto se debe a que los dos hemisferios de la corteza del lóbulo

26

temporal de la mujer pueden procesar la información que utilizará para


comunicarse, a diferencia del hombre que trabaja principalmente con el hemisferio
derecho. Parra, Hidalgo, Ortiz, Pérez, Nájera, Basurto, Espinoza y Rivas (2009)
afirman que efectivamente se ha presentado una mayor arborización dendrítica
(expansión ramificada de las neuronas) en las mujeres que en hombres cuando se
trata de la comunicación y lenguaje. Entonces, si lo científicos aseveran que las
mujeres poseen la habilidad y facilidad de la comunicación, las empresas deberían
de considerarlas como prioritarias cuando vayan a contratar a un nuevo personal,
ya que es un beneficio contar con profesionales capaces de vender y transmitir una
idea gracias una fluidez verbal eficaz.

Sin embargo, decir que todas las mujeres tienen la habilidad de comunicarse
de forma eficaz no es tan cierto como parece. Existen diversos factores que
pueden afectar la comunicación en general. Para De Gasperin (2005), algunos de
los factores más comunes son el hablar de más y no escuchar, el lenguaje o
cultura, el no saber empatizar con otros, suponer lo que otro tiene que decir y hasta
el modo de hacerlo. Estos aspectos pueden sonar lógicos porque son identificables
a simple vista y en apariencia no requieren de mucha ciencia, pero para lograr que
una persona pueda escuchar más y hablar menos, aprender un nuevo idioma,
ponerse en la posición de otra persona, comparar lo que otros tienen que decir y
analizar cómo decir lo que se piensa, se requiere de esfuerzo y trabajo. No es fácil,
pero tampoco imposible.

Aunque el saber explotar el área de la lingüística y de la comunicación no es


el fuerte de muchas, está demostrado que las mujeres poseen una mayor ventaja
en las relaciones sociales debido a su desenvolvimiento verbal. Y es que
Betancourth, Zambrano, Ceballos, Benavides y Villota (2017) señalan en un estudio
cómo las mujeres de diferentes universidades mostraron tener una mayor habilidad
conversacional y capacidad social para expresar sus emociones y sentimientos que
los hombres. En un posible experimento entre ambos sexos se podría demostrar
cómo un porcentaje significativo de mujeres inician una conversación antes que los
hombres para romper el hielo. Esto deja en evidencia que las mujeres poseen esta
destreza y lo que la hace que florezca son las relaciones interpersonales.

27

Una encuesta realizada a 17 gerentes de empresas PYMES textileras en


Colombia en el año 2012, da a conocer que un 41,2% está de acuerdo en que la
comunicación es equivalente a productividad, y es que para poder construir y llevar
a cabo una idea hay que saber venderla; esto solo se logra mediante una buena
fluidez verbal y comunicación asertiva. Por otra parte, Muñoz (2011) afirma que para
lograr una alta producción el secreto está en saber dar una buena realimentación
sobre el desempeño del trabajo realizado. Una comunicación efectiva es reflejada
en qué tan productivo es un empleado. Lo anterior, son puntos claves de la
comunicación que una mujer ya trae de manera innata y que pueden ser trabajados
y utilizados en el campo laboral para generar ganancias de forma inteligente y
competitiva, de modo que se guíe a la empresa al camino de la productividad.

Para la doctora y farmacóloga Gabriela Rodríguez Manzo, la mujer tiene la


habilidad de recordar más eventos de forma detallada que el hombre debido al
funcionamiento de su hipocampo. El hipocampo es la parte del cerebro que está
relacionada con el aprendizaje y la memoria. Mediante la aplicación de resonancias
magnéticas, se ha demostrado que esta parte del cerebro es más grande en la
mujer que en el hombre. Asimismo, Nastoyashchaya y López (2015) afirman que el
funcionamiento del hipocampo izquierdo es más notorio en las mujeres. En este
lado del hipocampo predomina la memoria semántica, la cual abarca los hechos o
vivencias generales compartidos con otros de forma detallada. Lo anterior confirma
que el cerebro femenino sigue llevando la delantera en cuanto a cualidades que
una persona productiva debe tener, ya que tomar en cuenta cada elemento,
poseer una buena retentiva y experiencia es parte de ellas.

Pero, aunque se diga que la mujer puede recordar de forma detallada la


mayor cantidad de eventos que el hombre, la memoria de este último es puntual,
se concentra solo en lo más importante y concreto. Rodríguez (2015) lo confirma al
decir que el funcionamiento del hipocampo derecho, que contiene la memoria
episódica, hace que el hombre recuerde más la esencia de un evento. Lo anterior
puede ser un aspecto positivo a nivel laboral. Se ha dicho que entre más enfocado
se mantenga la persona en el objetivo, es más fácil que lo concluya porque no
interfieren otros factores durante la ejecución del mismo.

28

Mantenerse enfocado en solo un objetivo es lo ideal en temas de


productividad, mas tener una persona que no pueda tener en cuenta el entorno y
sus mínimos detalles es una desventaja para la empresa también. Claro está que,
en temas de productividad, encargarse de un solo objetivo a la vez es lo ideal. No
obstante, todo lo que influye sobre éste es de suma importancia. Durante el
desarrollo de una tarea es fundamental considerar los detalles y repasar de forma
paulatina los elementos que se encuentran en constante interacción en torno al
asunto por realizar, debido a que de esta manera se mantiene la información
almacenada en la memoria a corto plazo, según lo que plantea Jáuregui y
Razumiejczyk (2011). Por ende, entre más se repase la información, más fácil será
que ésta se pueda recordar. Las empresas necesitan personas con sentido crítico y
capacidad de actuar a partir de las experiencias vividas. La mejor forma de hacerlo
es manteniendo un recuerdo vivo de cada detalle que puedo haber beneficiado o
afectado la experiencia como tal.

La memoria de la mujer le permite trabajar a partir de las experiencias, esto


le facilita la toma de decisiones y la búsqueda de resultados óptimos para
garantizar la productividad empresarial. Es una realidad, las empresas buscan
personas que cuenten con una experiencia de mínimo tres años en el campo que
les garantice un aprendizaje basado en vivencias laborales. Pérez (2007), menciona
en su artículo como la experiencia, práctica y rutina llevó a Frederick W. Taylor
(padre de la administración) a desarrollar una tasa óptima de productividad, la cual
ayudaría a empresas en su gestión administrativa. Estos elementos que fueron
tomados en consideración están relacionados fuertemente con el funcionamiento
cerebral, en especial con el hipocampo que, como se mencionó anteriormente, se
asocia con la memoria, la cual vendría a ser mayor y mejor en mujeres que
hombres.

Con lo anterior, se confirma cómo las diferencias entre el cerebro del


hombre y la mujer modulan su comportamiento y por ende la productividad
laboral. El mercado se encuentra en busca de personas que sean capaces de
aumentar la competitividad de sus empresas. Por eso, la estrategia de las
organizaciones está en contratar personas que cumplan con una serie de

29

requerimientos, que laboren con la menor cantidad de recursos posibles y que den
como resultado un mayor desempeño. Una empresa necesita empleados y
gerentes con una excelente capacidad de comunicación que les permita
relacionarse con clientes y compañeros en el mercado. Necesita personas que
sepan adaptarse ante cualquier situación que se les presente y requiere personas
con una excelente capacidad de memoria que le permita trabajar de forma
inteligente partiendo de las experiencias y conocimientos previos. Qué mejor forma
que lograrlo al lado de personas que ya poseen estas cualidades de forma natural,
como lo es el caso de las mujeres.

Entonces, habiendo un puesto vacante en alguna empresa cuyo perfil posea


como principales características la habilidad de comunicación, un buen
desenvolviendo laboral y social, facilidad de adaptación y buena memoria
(sabiendo que las mujeres disponen de éstas naturalmente), ¿estarían dispuestas a
analizar con detalle la posibilidad de contratar a una mujer antes que a un hombre?
Es una pregunta un tanto complicada. Se sabe que una empresa busca una
persona capacitada para el puesto, que cuente con un título universitario y
experiencia. El doctor estadounidense Glenn Doman dijo una vez: “El cerebro
humano es el único recipiente que tiene la característica de que cuanto más se le
mete, más capacidad tiene.” A partir de lo anterior se podría decir que la única que
puede hacerlo de forma rápida y natural es la mujer.

Pero ¿qué hay de las cualidades que el hombre posee de forma natural y la
mujer no? La evolución del cerebro humano, las funciones del hipocampo y la
corteza cerebral son los encargados de los comportamientos de ambos sexos. Así
que los hombres, al igual que la mujer, poseen características que los hacen
resaltar en el campo laboral. Lo ideal es que tanto hombres como mujeres puedan
tener la misma capacidad de desenvolviendo en las empresas, algo que solo
podría pasar si cada uno explotará al máximo las funcionalidades de su cerebro. Sin
embargo, es algo que difícilmente pueda pasar, y ésta es una de las tareas que
tiene el campo de la neurociencia. Al identificar las funcionalidades del cerebro
femenino y masculino en general y de forma exhaustiva, se podría aportar este
conocimiento a empresas y organizaciones para que partir de los datos, puedan

30

contratar a la persona y, según sus características, encontrarle un puesto en donde


pueda dar su mayor rendimiento con el fin de aumentar la productividad y calidad
de los procesos de los negocios.

31

El ser humano no siempre necesita todo lo que compra, sin embargo, el


estudiar su comportamiento a la hora de hacerlo, permite guiar de una manera más
asertiva al público meta que se desea impactar. La publicidad y el estudio de las
personas han confabulado de una manera positiva, no solo vendiendo productos,
sino creando un vínculo entre la marca y el cliente. Este vínculo puede generar una
experiencia de compra que le permita al cliente justificar la acción realizada, hecha
por necesidad, gusto o lujo. Se suele vincular a las mujeres con las compras, de tal
manera que se hace un poco de lado al género masculino y sus necesidades por
solventar. ¿Podrían los hombres vincular sus emociones de tal manera que influyan
estas mayoritariamente en sus decisiones de compra? Sin duda, el estudio del
público meta, permite darle al consumidor lo que esta espera recibir y los hombres
no son una excepción en este aspecto. El estudio del comportamiento de los
hombres con respecto a la compra es fundamental para entenderlos y
satisfacerlos; por lo que es indispensable agregar elementos que logren impregnar
su instinto, su razón y sobre todo su emoción para lograr que realicen algún gasto.

Las emociones tienen una gran trascendencia dentro de la vida de cualquier


persona, es gracias a estas que podemos sentir o vivir momentos de manera más
efusiva. Incluso, las emociones son tan importantes que influyen en nuestros
ánimos, y la manera en cómo nos comportamos. Son distintos los autores que
argumentan que el hombre es fácilmente influenciable con base en un grupo de
emociones que puede vivir en un determinado momento. Enríquez (2013), afirma:
“El hombre es un ser emocional, por lo tanto, requiere productos y servicios que le
agreguen emoción a su vida”. Carasila (2010) cuestiona la realidad que viven los
hombres, y las personas en general, ya que los servicios o productos forman parte
de la vida cotidiana. Enríquez (2013) indica también que el hombre busca
satisfacerse siempre, debido a que es un egoísta, las emociones no solamente
influyen, sino que lo acompañan. Más allá de la necesidad, muy probablemente
buscan satisfacción propia, la cual se ve altamente influenciada por las emociones
que presenten al hacer la compra; esto permite canalizar que los productos a pesar
de ser necesarios se difunden más por el querer tenerlos que por el poder tenerlos
(haciendo lo posible por llegar a ello, como deudas, por ejemplo).

34

Popularmente se ha comentado que el hombre es más que solo emociones,


y se resaltan también la racionalidad, el pensamiento crítico y analítico de las
situaciones. Se señala de hecho que las propuestas de cómo estudiar las
emociones, una de ellas propone su organización en tres grupos: el estudio de las
vivencias emocionales, el registro fisiológico objetivo de las mismas y el estudio del
comportamiento expresivo (González, 2006). Carasila, A. M. C. (2010) menciona que
el sistema nervioso hace de la vida del hombre una verdadera existencia, ya que la
memoria, la ciencia, las creencias, y el amor influyen en la vida cotidiana debido a
que hacen de las emociones una parte importante, aunque no sea la principal a la
hora de tomar una decisión, o experimentar un acontecimiento.

Los hombres tienen múltiples formas de expresar sus emociones o


sentimientos, sin embargo, no conocen la manera más correcta para hacerlo. La
cultura machista en la que vivimos, impide que un hombre pueda mostrar su
verdadera personalidad o sentir por algo o alguien. Pace (2009) menciona: “Cuando
un hombre muestra alguna emoción, es muy probable que sea coraje, y que sea
expresado por medio de la reacción de pelear o huir”. Inclusive, se encasilla que la
única emoción que puede expresar el hombre es el coraje, y se deja de lado la
felicidad o la tristeza. Por esa razón, evocar emociones profundas en los hombres
puede requerir un gran trabajo que les haga expresarse o sentirse libres. Pace
(2009) indica que los hombres ignoran los estímulos externos que no consideran
pertinentes a la hora de realizar una compra, reflejando por supuesto, una poca
expresividad por parte de ellos.

No obstante, hay que considerar que las técnicas que utilizan en el


mercadeo o la publicidad, resaltan las emociones como un punto clave a
considerar a la hora de comprar un artículo o adquirir un servicio. Braidot (2011)
indica: “De hecho, el neuromarketing corroboró varias veces que, casi siempre
existe un conjunto de emociones, que gobierna tanto sus pensamientos como sus
acciones”. Por esa razón, los medios de comunicación influyen en la toma de
decisiones de miles de compradores, ya que las marcas buscan que el cliente se
identifique. Evocar un recuerdo que tenga vinculada una emoción es igual de
influyente, ya que un recuerdo de infancia plantearía una situación en la cual el

35

cliente se identifica con la marca. Braidot (2011) menciona que la segmentación de


mercado es un esfuerzo por focalizar la acción de “marketing”. Por esa razón,
algunas marcas se enfocan principalmente en el mercado masculino, y hacen su
principal énfasis en las características que destacan de los hombres.

Es importante recalcar, que las marcas desean posicionar su producto para


que sea comprado o consumido por potenciales clientes que deseen invertir en
este. Mendoza (2017) menciona: “La notoriedad de marca, es la capacidad que
posee un comprador potencial para identificar una marca detalladamente, para
luego proponerla, elegirla o utilizarla”. Existen marcas que han estado durante años
en el mercado, y son mucho más sencillas de reconocer que las nuevas. No
obstante, los hombres tienden a considerar otro tipo de factores tales como los
económicos, ya que desean tener productos de calidad a un bajo costo. Las
personas desean tener un producto que estimule sus emociones, pero también
que los tiente a comprarlo. Mendoza (2017) indica que el consumo de unas marcas
está relacionado con la construcción de categorías y valores de identidad en los
que se proyectan los consumidores, lo que les permite escoger entre una inmensa
variedad. Sin embargo, se podría observar en algunos casos, que la fidelidad con la
marca es tal, que los consumidores hacen lo imposible por tener lo que desean.

Las emociones son importantes para tomar una decisión, no obstante, puede
ser que ni siquiera nosotros mismo sepamos cuándo las técnicas de “marketing”
influyen en nuestras mentes. Posiblemente, todos los días nuestros cerebros
reciben múltiples señales que les indican qué debemos comprar, si una marca u
otra. Pérez (2010) afirma: “La mayoría de las decisiones de compra del consumidor
no es “ni remotamente consciente”, el cerebro, las más de las veces, ni siquiera se
da cuenta de ello”. El neuromarketing está relacionado directamente con la toma
de estas decisiones, ya que por medio de investigaciones de mercadeo se puede
conocer de mejor manera al consumidor. Es ahí cuando las emociones entran en
juego, debido a que por medio de las investigaciones se pueden entender cuáles
son las necesidades que tiene el potencial cliente. De esta manera, se indaga la
postura del estudio de la persona compradora, para generar un producto que

36

necesite y que satisfaga sus necesidades, para que así a la hora de conocer el bien,
se genere un sentimiento de necesidad.

La influencia del neuromarketing es realmente impresionante, debido a que


sus alcances no solo conllevan vender un producto, si no que trascienden la
experiencia del consumidor. Ronda (2013) menciona: “El neuromarketing no se
aplica sólo al proceso de venta, también es importante en el diseño de productos y
servicios, la creación de marcas y su publicidad, etc”. Son miles las empresas que
desean vender una experiencia o recuerdo, más que un solo producto, debido a
que los clientes desean más. Desde la creación del servicio o producto, hasta llegar
al consumo masivo, todo su proceso de producción fue desarrollado bajo
estándares de neuromarketing. Ronda (2013) indica que el neuromarketing busca
obtener información sobre el funcionamiento del cerebro en los consumidores y
qué los lleva a realizar la compra. Por esa razón, el neuromarketing crea todo un
espectro de posibilidades, ya que sus múltiples aplicaciones pueden utilizarse en
diversos campos de la ciencia neurológica. A esto, se suman actividades que
involucran la participación del público meta y también de terceros, con lo que se da
de qué hablar y esos comentarios “de boca en boca” incitan a otras personas a
realizar la compra para verificar si logrará disfrutarse de la misma experiencia.

Resaltar las emociones y conocer al consumidor son piezas importantes que


permiten al neuromarketing entender. No obstante, las marcas desean conocer
mejor las vidas de sus clientes, y esto solo se logra por medio de técnicas que
permitan hacerlo. Díaz (2010) indica: “El punto clave es que el desarrollo del
neuromarketing ofrece más información a las empresas y criterios mejores de
aproximación a la realidad sobre los gustos del consumidor”. Los estudios de
neuromarketing pueden arrojar datos que ni siquiera los mismos consumidores
conocían sobre ellos mismos. Por esa razón, el uso del neuromarketing es tan
polémico, debido a que tiene la capacidad de sustraer información esencial para
vender un producto o servicio. La investigación tradicional de mercadeo, tiene
limitaciones que el neuromarketing permite resolver sin ningún problema. No se
trata solamente de conocerles, es un conjunto de comportamientos, algunos de
ellos involuntarios o que realizan de manera inconsciente, fichándolos, así como

37

“normales” en su diario vivir, lo que permite así generar patrones o perfiles, es decir,
lograr sectorizar a cada persona con los comportamientos de su diario vivir, para de
ello sacar una conclusión que permita solventar necesidades.

Las emociones, y el neuromarketing son grandes aliados para poder influir


en la decisión de compra, debido a que se unen para formar mejores
segmentaciones de los consumidores. Maneiro (2017) afirma: “Debemos asumir que
a pesar de que las emociones son un fenómeno individual, a menudo se
encuentran incorporadas a la cultura, entendida ésta de forma colectiva”. Según
indica Maneiro, las emociones están incorporadas a la cultura, y esto es un
fenómeno importante de recalcar, debido a que pueden ser individuales e
independientes por sí mismas también. Maneiro (2017) menciona que las
emociones han sido interpretadas como un componente en el proceso de toma de
decisiones, más que como un todo integral. Específicamente, las emociones
contribuyen no solamente a la toma de una decisión, si no procesar información
para entenderla, y ejecutar una acción con base en ella. Las emociones invocan
una manera de orientación que acerca, y que también se aleja de acciones
asociadas a estados positivos o negativos.

Entender al consumidor, va más allá de conocer sus emociones, cuando se


entienden sus necesidades o requerimientos se puede brindar una mejor
experiencia. González (2009) indica: “El neuromarketing nace de la necesidad de
entender la conducta del consumidor más allá de lo que dice o es capaz de decir
cuando se le entrevista”. Evaluar la conducta del consumidor, es primordial para
tener la capacidad de ir más allá, y no solamente influir por medio de las
emociones. Se necesita analizar sus requerimientos, y conocer cuál es la mejor
solución que se le puede entregar para satisfacer esa necesidad. González (2009)
menciona que la investigación en “marketing” se basa en el estudio de las
respuestas cerebrales, para conocer la conducta del consumidor. Conocer su
comportamiento, permitirá entender más que solo sus emociones, ya que podría
tener necesidades ocultas que no puede expresar.

38

Aunque el neuromarketing puede brindar un informe más detallado que


solamente influir en las emociones del comprador, también es cuestionado por sus
formas de adquirir los datos que son utilizados a su favor, ya que no se sabe hasta
qué punto invaden al consumidor. En la revista Istmo (2011) se afirma: “La naturaleza
de los datos que consigue al extraer directamente las respuestas físicas de los
cerebros de las personas hace que se planteen múltiples interrogantes éticos
sobre el uso que se puede hacer de ellos”. Se plantea si realmente el
neuromarketing influye de manera correcta en los clientes o utiliza estrategias
antiéticas. Extraer datos desde el pensamiento o el cerebro del cliente, raya en el
abuso a su privacidad, pero dando información relevante para el estudio del
consumidor. Entender realmente el impacto que podría provocar el uso de técnicas
de marketing incorrecta, afectaría tanto la marca como su impacto.

No obstante, el neuromarketing y las emociones pueden ser grandes aliados


para poder influenciar a los hombres o las personas en general en la toma de
decisiones a la hora de comprar un producto o adquirir un servicio. Debido a que su
implementación, permitiría no solo entender al futuro consumidor, sino también
llegar a ellos por medio de experiencias o sentimientos que los acerque más a una
marca o artículo. Salazar (2011) menciona; “Un gran número de investigadores han
resaltado la importancia de tomar en cuenta las emociones en marketing y
promueven una mayor concentración hacia estudios que tomen en cuenta la
emoción dentro del estudio del comportamiento del consumidor”. El
comportamiento del consumidor es un todo, no está dividido en diferentes
perspectivas o alcances. El neuromarketing permitiría entender las emociones que
hacen que un cliente sea influenciable a la hora de comprar un producto. Así como
las emociones permitirían alcanzar más impacto en los estudios de consumidor,
para poder llegar a sus necesidades reales.

El estudio del comportamiento del consumidor es relevante para la compra


de productos. Cada marca tiene su público meta, así como sus personas
encargadas de comunicación, por lo que el proceso de divulgación de información
es distinto en cada una de ellas. Sin embargo, el crear una personificación, un perfil
adaptado a las necesidades que va a suplir el producto a comercializar, genera una

39

mayor identificación por parte del comprador. Esto puede generar la compra
inmediata del mismo, sin necesidad de recurrir a recursos extras como
promociones. A esto, se le suma el estado emocional que la persona tenga a la
hora de realizar una compra, lo que sin duda alguna influye fuertemente al
realizarse dicha actividad comercial.

En el mundo existe una gran variedad de marcas, esperando impactar la vida


de su público objetivo, pero también entendiendo el concepto de experiencia de
compra. Es importante entender que este concepto genera satisfacción emocional,
lo que permite la inclinación por alguna compra. Es algo más aparte de necesitarlo,
es lo que se vivió al comprarlo o lo que se hizo para obtenerlo. De esto se parte
para lograr enfatizar las emociones y su mayor influencia en los hombres que en
las mujeres en la toma de decisiones de compra, dejando de lado lo “cliché” de la
relación entre las compras y las mujeres. El estudio de cada persona y su
comportamiento, podría incidir en que los hombres también se ven influenciados
por las emociones a la hora de comprar, sin embargo, pasan desapercibidos
probablemente por lo que la sociedad impone como “correcto”.

40

Desde temprana edad el cerebro comienza a desarrollar plasticidad por


motivos biológicos, por lo que día a día va captando la información constante que
reciben las neuronas y crea una red de datos que ayudan a pensar al ser humano
de forma concisa en el ambiente que habita o esté rodeado. En la actualidad, hay
estudios y artículos que defienden que la neuroplasticidad se deja de desarrollar
hasta cierta edad y se tiene más complejidad a la hora de realizar ciertos ejercicios,
ya sea de la memoria o físico. Pero muchos de esos estudios se han probado con
un tema en específico, que sería el oído absoluto se ha probado cómo la
neurociencia ha intentado estimular la parte creativa del cerebro y ver qué tan
elástica puede ser a lo largo de los años. Hay mucha controversia con este tema ya
que hay estudios que menciona que se nace con este don o se adquiere a
temprana edad con estimulación temprana. Muchos casos interesantes se han visto
a lo largo de la historia con personas que tenga esta capacidad, como por ejemplo
Wolfgang Amadeus Mozart, que desde a temprana edad lo tacharon de prodigio,
sin tener estudios de cómo lo logró, por lo que la estimulación temprana es un
factor invaluable a la hora de forjar este don ya que se ha comprobado por varios
expertos que se forma y se aprender.

El tema que se va a tratar es de mucha importancia para el campo de la


psicología, ya que tiene como fin dar a un punto de vista que muchas personas se
preguntan ciertas dudas que muchos sino también para la parte cultural que tiene
la música y la comunicación que se da en los seres humanos. La Plasticidad
Cerebral se define como el proceso por el cual el cerebro cambia o evoluciona,
dependiendo de lo que el individuo experimente a su alrededor o lo que suceda en
su entorno. La plasticidad cerebral incluye la memoria, por ejemplo, cuando se
recuerda un evento que a individuo le gusto o bien cuando se aprende algo y se
retiene de forma instante, como por ejemplo cuando alguien está aprendiendo a
hablar un nuevo idioma, tocar un instrumento o un deporte. Diferentes estudios en
base a este concepto, se define que es la capacidad de poder identificar una nota
sin guía alguna o bien puede aprender una canción componer con solo un intento.
Esta cualidad ha llamado la atención de muchos expertos en el campo de la
música y psicología porque está muy arraigado a muchas maneras de cómo el ser
humano asocia la música con muchas cosas. Algunos casos como los de Ludwig

42

Van Beethoven, Wolfgang Mozart y Johann Sebastián Bach eran conocidos por
tener esa habilidad.

Por ejemplo, la mayoría de músicos cuando se le presenta una nota, saben


reconocerla de manera inmediata, así como muchas personas reconocen fácil los
colores, sea verde, rojo, azul. Estudios han demostrado que cada ser humano
desde que nace se le puede entrenar para tener un oído absoluto, ya que desde
bebés se retiene más información. Se toma como ejemplo desde temprana edad
ya que los bebés tienen la habilidad de escuchar cada sonido de la fonética de
cada de lenguaje. En el mundo hay 6,500 lenguajes, por lo que existen diversas
formas de cómo los bebés canalizan esa información. Cuando los papas
interactúan con los bebés, inconscientemente las neuronas de ellos absorben las
palabras y sonidos alrededor creando patrones para que pueda comunicarse. La
universidad de Chicago resalto esta información, tomando en cuenta los lenguajes
y fonéticas de los países de América y los de Asia, y descubrieron que estudiantes
de países como China y Vietnam tienen más posibilidad de adquirirlo por el control
de vocabulario que tienen y el tipo de pruebas que les aplican los niños, que son
exámenes de escucha. (Douglas L. Beck, 2008)

Estudios se toman en cuenta las personas que tienen centros auditivos


cerebrales más grandes de lo normal. No obstante, se podría plantear una
pregunta: ¿El oído absoluto de un individuo nace con él o se adquiere por la
práctica y estimulación de este? Se han hecho varias pruebas con adultos jóvenes
y adultos mayores con conocimientos musicales, de que una capacitación o
entrenamiento del oído absoluto se puede obtener, pero en el experimento se dio
diferentes resultados a como se esperaba, unos lo aprendieron a corto plazo y
otros a largo plazo, por lo que podría haber límites que afecten el desempeño
como se esperaría de cada ser humano. Investigaciones de años atrás menciona
que se encontró contenido genético en una familia que sus miembros la mayoría
tenían oído absoluto, y que se le dio seguimiento al gen que les da esa cualidad,
pero por falta de un estudio fijo que demuestre que se nace con esa cualidad, se
descartó la investigación por falta de datos. A pesar de lo esfuerzos y estudios que
se han hecho por ver este fenómeno, no se ha descartado el uso de sustancias o

43

drogas que ayuden al ser humano a obtener un oído absoluto más fácil y con
menos esfuerzo. Un académico de la Universidad de Harvard de apellido Hensch
estudio un medicamento llamado ácido valproico, que permitiría aprender el oído
perfecto, ya que este ayudaría a recrear el periodo crítico en el desarrollo del
cerebro permitiendo que el cerebro absorba nueva información como si fuera
joven otra vez.

"Es una droga que estabiliza el estado de ánimo, pero descubrimos que también
restaura la plasticidad del cerebro a un estado juvenil"(Takao Hensch, 2014)
(University of California, 2009)

Para el año 2014 se hicieron varios experimentos a nivel internacional y


vieron cómo el medicamento Ácido Valproico ayudaba a varias personas a mejorar
este sentido, no se dio un gran cambio general en la función cognitiva, por lo que
se declaró un efecto específico en una tarea sensorial. En ese experimento había 24
varones y a una mitad se les dio el medicamento y a los otros un placebo para ver
los efectos del experimento. A pesar de que los dos dieron resultados nulos, ya
que pocos que consumieron el medicamento se dio un conocimiento, pero no muy
basto, ya que las personas solo identificaban las notas simples, tomando en cuenta
con los de placebo la reapertura de la plasticidad. La plasticidad es la que ayuda al
cerebro a retener toda esa información. Este estudio realizado se descartó porque
hubo muy poca gente interesada en el proceso y no hubo como una mejora en el
tema, ya que muchos pensaban que ese medicamento podría ayudarlos a ser
mejores músicos y llegar a ser un Mozart o Stevie Wonder, por lo que muchos lo
veían imposible, ya que el medicamento solo era duradero por un tiempo.

Expertos en el campo de la música hoy en día han intentado descubrir varios


métodos más susceptibles y también que no tengan tanta controversia como es el
uso de drogas o sustancias para mejorar una parte de nuestro cuerpo que muchos
no saben si pueden recuperarla o entrenar para tener esa parte cognitiva bien
desarrollada. Por lo que al día de hoy muchos padres de familia que son músicos o
no músicos quieren que sus hijos lleven terapia de música, por los beneficios en la

44

salud que les aporta a los neonatos ya que a futuro le aumenta la memoria,
atención, concentración e influye en la mejora de fluidez de expresión.

Se han creado varios métodos para desarrollar no solo el oído absoluto


como por ejemplo el Método del Mago Diapasón, que es un método de trabajo a
través de un cuento, y que con el personaje principal los niños aprendan el
lenguaje de la música y que su educación sea global. Este método va dirigido a
todos los niños de gestación hasta los 6-7 años y tiene diferentes tapas de
aprendizaje. Tomando en cuenta la parte cognitiva, este proceso no solo ayuda a
desarrollar la plasticidad cerebral de los niños, sino también la parte educativa de
cómo se va desenvolver en un futuro, ya que este tipo de ejercicios y métodos nos
dan a conocer que tan eficaces son para poder estudiar el tema que se está
tratando, que sería el oído absoluto y el desarrollo de este. Mencionado varios
ejemplos, hay casos de personas que se les entrenó desde muy pequeños, como
el hijo de Rick Beato, que es un músico, compositor y experto en temas de
neurociencia en los Estados Unidos.

Él es un caso particular, ya que él desde que tuvo a su hijo se dedicó a


estudiar y a probar en el cómo se desarrolla un oído absoluto, por lo que son pocos
casos como el que se puede decir que tiene oído absoluto muy bien entrenado.
Rick Beato sin embargo a mencionado que el oído absoluto solo se puede
aprender a temprana edad, por el tipo de plasticidad que tiene los menores de
edad. Es más receptiva y más susceptible a captar la información producida por las
notas musicales, ya que como es algo nuevo que está sucediendo en el entorno,
los niños tienden a copiarlo y tener como una estadística en sus cerebros.
Tomando en cuenta otra vez el ejemplo de los colores, los niños van a reconocer
las notas como asimilandose igual, ya que van desarrollando su plasticidad por
medio del entrenamiento del oído. Por lo que cuando los bebés están altamente
expuestos a la música compleja, que tenga diferentes corcheas, octavas y
estructuras de notas, por lo que, si se les enseña de una manera tradicional, solo
aceptarían de esa forma y no tendrían en cuenta cómo puede afectar en el futuro
su aprendizaje. Este profesor mencionó que los bebés aprenden de lo
impredecible por lo que géneros como el jazz o música clásica para que desde

45

temprana edad asimilaron los módulos, acordes y notas complejas que escuchan
el día a día.

Una manera de improvisar o mejorar el odio absoluto mencionado por la


experta Diana Deutsch mencionaron que aprender un nuevo idioma puede ayudar
a mejorar esta parte cognitiva porque está expandiendo la mente de a nuevos
horizontes de aprendizaje que le ayudaría a tener cuenta ciertas vocales y partes
fonéticas del idioma, ya que hay diferentes vocalizaciones y tonos de voz que se
aplican que tienen como enlaces una musicalidad que no todos entendemos pero
que tiene una lógica de existir. No es nada raro que el primer instrumento haya sido
la voz porque es lo que hizo que el ser humano se diera cuenta lo importante que
es el sonido en nuestra cultura.

Por lo que aprender este don que no muchos no tienen a veces depende de
la educación y trato que le den los padres a sus hijos, ya que como vimos varios
estudios anteriores, se trató de probar con métodos tradicionales y dejó muy poco
de qué hablar, y también con sustancias que alteran el cuerpo y que no les daba el
rendimiento que los investigadores querían llegar, por lo que analizando cada
detalle de la investigación se puede decir que el oído absoluto se puede formar por
medio de estimulaciones tempranas y teniendo cuenta los factores como el social
y psicológico, ya que muchos casos se dan cuando los padres son músicos o
tienen en cuenta la formación musical desde temprana edad a sus hijos, y que a la
vez va de la mano con un ambiente de armonía donde puedan aprender de una
manera más dinámica, y ver cómo afecta la plasticidad a lo largo de ese
aprendizaje.

46

Se sabe que existen un gran número de patologías neurológicas y, por ende,


muchas de estas no poseen un tratamiento adecuado o eficiente. Por lo que es un
tema que es de gran importancia, ya que estas patologías son muy comunes en la
sociedad. Pero, a raíz de que existen diversas enfermedades han surgido una
enorme cantidad de tratamientos e investigaciones. Entre estos se encuentra el uso
de la música para la neurorehabilitación, la cual es un método no invasivo y no
farmacológico, y es un recurso económicamente accesible. Además, en los últimos
años se han desarrollado un gran número de investigaciones y descubrimientos en
esta área. Esto se ve reflejado en el desarrollo diversos tratamientos para intervenir
en distintos aspectos de este tipo de enfermedades y lesiones. Y se dice que la
música para la neurorehabilitación es el método más factible que existe para el
tratamiento de patologías neurológicas, debido a las características y el impacto
que posee.

La musicoterapia neurológica (NMT) es la rama de la musicoterapia que


posee mayor número de publicaciones en revistas científicas (Jurado, 2018). Fue
desarrollada por la “Academy of Neurologic Music Therapy” y es considerada como
una parte importante en lo que respecta al tratamiento de lesiones neurológicas. Se
caracteriza por ser aplicable a disfunciones cognitivas, motoras y de lenguaje.
Además, es reconocida como una intervención no-farmacológica y no-invasiva
según la World Federation for Neurorehabilitation. Lo cual representa un punto a
favor en la salud del paciente, ya sea emocional y física y es un método más
amigable. Esta es una gran alternativa sobre otros tratamientos. Debido a que, la
aplicación de este método representa un recurso económico, asequible y
científicamente comprobado, cabe mencionar que otros tratamientos superan
hasta en un 300 por ciento el costo económico de la NMT. Esta terapia también
ayuda a los pacientes con condiciones médicas de las cuales existe gran limitación
terapéutica en la actualidad (Hazard & Miranda, 2017).

Pero, no es una alternativa tan viable ya que en una intervención


musicoterapéutica realizada por Sergio Hazard, su equipo de trabajo expresó que
tenían disposición a implementar la musicoterapia como parte el proceso de
rehabilitación en etapas tempranas de la enfermedad. Y en caso de una etapa más

48

avanzada de la enfermedad, postularon de utilizar la música solo como parte del


proceso y no para una aplicación total. Esto quiere decir que se requiere aplicar en
conjunto con otros métodos. Lo que demuestra que musicoterapia no es una
opción que se pueda sustituir otros tratamientos. Es decir, esta práctica representa
un tratamiento complementario a otros, o un tratamiento auxilia a los
farmacológicos o quirúrgicos. Y esto muestra que no es tan eficiente, como otras
prácticas. Por ende, no se puede utilizar como un tratamiento “total”.

A pesar de que la música no es un tratamiento total. Para algunas patologías


para las cuales no existen tratamientos contundentes y tampoco existe ningún
efecto por parte de los tratamientos quirúrgicos en ese tipo de síntomas o en
ciertas etapas del padecimiento. El impacto de la musicoterapia toma lugar en este
punto. Por ejemplo, se sabe que síntomas del Parkinson como lo es el trastorno de
la marcha, no responden a terapias invasivas. Sin embargo, dispositivos como el
metrónomo que marca ritmos sí ayudan a contrarrestar este síntoma ya que
mejoran notoriamente la marcha en aspectos como velocidad y amplitud del paso
(Miranda et al. 2017). Lo que hace que el tratamiento musical se vuelva más
eficiente que los tratamientos invasivos convencionales.

La musicoterapia efectivamente es un tratamiento complementario para el


trato de ciertas patologías. Sin embargo, esto no es así para todas las áreas que la
musicoterapia abarca. Lo que efectivamente indica que la NMT se aplica
complementariamente para el trato de algunas patologías, pero para algunas otras
no. Por lo que no es correcto generalizar que no puede ser utilizado como un
tratamiento total en ninguna circunstancia, ya que como se mencionó abarca un
gran número de áreas para el trato de patologías. Existen diversos padecimientos,
los cuales se ha documentado, para las cuales esta práctica ha aliviado la
enfermedad exitosamente. Por ejemplo, para padecimientos como la ansiedad, la
depresión y el dolor en enfermedades somáticas, posee un efecto bien
documentado de poder aliviar estos trastornos sin necesidad de complementos
externos (Siedliecki & Good, 2006), ya sea aliviando dolor, o distrayendo la mente
para disminuir la depresión. También se sabe que, en el área del lenguaje, la

49

musicoterapia es un método muy efectivo, ya que mediante el estímulo de cantar o


tatarear mejora notablemente la condición del paciente.

En el pasado a la relación la música y neurociencia, al ser esta combinación


un área tan nueva y de la cual no existían muchos conocimientos, se le consideraba
como una “ciencia auxiliar” y no se le brindaba la importancia necesaria, ya que no
reflejaba una eficiencia contundente. De hecho, se brindaban conferencias para
educar a la gente y demostrar la importancia de esta ciencia, para así levantar el
interés en un tema para el cual desde ese entonces se conocía su potencial. Sin
embargo, después del esfuerzo de investigadores pioneros en el tema, en la
actualidad no se considera como “ciencia auxiliar” sino como una ciencia hermana.

Además, ya no es necesario convencer a las personas de la importancia de


su investigación (Zatorre, Peretz, & Penhune, 2009). Y gracias a las diversas áreas
de conocimiento que muestran interés en contribuir en investigaciones para
obtener más conocimiento en el tema, se puede decir que la musicoterapia es "una
nueva especialidad dentro de la investigación musical" (Stewart, 2012). Lo que
demuestra el peso que actualmente posee esta disciplina en el área de la
neurociencia. Y a partir de aquí se ha ido disparando su crecimiento en diversas
áreas neurológicas, con lo cual se han desarrollado más investigaciones,
conferencias e incluso cursos impartidos para educar del tema y ampliar la red de
conocimiento.

A pesar de que ya se sabe la importancia que esta disciplina representa y de


conocer el gran avance que se ha dado, esta práctica sigue estando en una etapa
de investigación y desarrollo. Esto representa haya poca confianza sobre esta
disciplina. Además, no existe una investigación que haya examinado
cuantitativamente su progreso. Lo que representa un indicador de una
incertidumbre de que tanto se conoce acerca de sus efectos y propiedades. Es
decir, como ya se sabe efectivamente las investigaciones han contribuido para que
esta ciencia avance conforme han pasado los años, pero no es certero saber que
tanto se ha progresado. Por lo que, una vez más es incierto declarar si esta
disciplina es confiable.

50

Es cierto que no se ha realizado una cuantificación formal de la evolución


progresiva que ha tenido la musicoterapia. Sin embargo, esto no representa que no
es confiable basarse en los conocimientos que ya se poseen de la misma. En
muchos países desde hace ya muchos años se ha impulsado notablemente el uso
y se imparte esta práctica como una certificación o profesión como tal. En el caso
de países como Estados Unidos e Inglaterra, (los cuales son los países impulsores
de este tema) la musicoterapia surge como especialización formal desde mediados
del siglo XX. Cabe mencionar que en la Universidad de Chile se imparte esta
especialidad y su formación profesional desde 1999. Adicionalmente en el 2005,
nace la Asociación Chilena de Musicoterapia (ACHIM) la cual es una asociación de
profesores y estudiantes egresados de esta especialización. Estos hechos indican
los fuertes fundamentos que han ido formando las bases de la musicoterapia
neurológica como ciencia.

La gran importancia de realizar investigaciones acerca de este tema se ha


dado por diversos factores. Un atractivo que ha generado bastante interés en el
tema es el hecho de que esta disciplina puede ayudar a entender mejor el cerebro
humano. Debido a que, el procesamiento de la música indica cómo la música es
entendida por el cerebro, en aspectos como percepción y creación. Esta envuelva
la interacción de diversas áreas del cerebro y muchas funciones cognitivas del ser
humano. La música es capaz de revelar particularidades acerca de la motora de
aprendizaje, programación, procesamiento auditivo, entre otros. El interés que los
científicos y la sociedad han presentado en la musicoterapia es muy significativo
(Zatorre & McGill, 2005).

Adicionalmente, según los datos analizados en el estudio realizado por los


autores Albusac y Giménez (2015), la neurociencia de la música es un campo en
desarrollo. Y esta posee un crecimiento exponencial en comparación a otros
métodos. Esto porque, se conoce su potencial y la cantidad de puertas que ha
abierto, incluso, para incursionar en investigaciones de otras áreas de la
neurociencia, pero más que esto es que gracias a las pruebas que se han
desarrollado se sabe el poder que posee y que podría llegar a tener. Todo lo
mencionado indica la gran cantidad de conocimiento que se ha adquirido en el área

51

y la confiabilidad para aplicarla. Y lo que se podría lograr si se le sigue dando el


seguimiento que ya tiene.

Como ya se mencionó anteriormente la NMT se caracteriza por la aplicación


de intervenciones musicales en el área de disfunción. Por ejemplo, para la
rehabilitación cognitiva existen diversos métodos como “Musical Sensory
Orientation Training” (MSOT), que trata desórdenes de la conciencia como el estado
de coma. O también “Musical Mnemonics Training” (MMT), la cual es un tratamiento
para los traumas craneoencefálicos o enfermedad de Parkinson. En cuanto al área
de la rehabilitación del lenguaje, la cual por cierto es una de las más estudiadas,
existen métodos como la “Melodic Intonation Therapy” (MIT), el cual es un método
que emplea elementos melódicos de frases para ayudar a la rehabilitación del
paciente que padece de afasia expresiva o de Broca.

Otro método que se ha desarrollado para el lenguaje es el “Musical Speech


Stimulation” (MUSTIM), el cual utiliza canciones y rimas para facilitar el lenguaje
prosódico y de igual forma asistir a pacientes con afasia expresiva. Por último, en el
área de la rehabilitación motora los estudios han demostrado la presencia de
activación muscular a través de recepción auditiva; en esta área existen métodos
como “Rhythmic Auditory Stimulation” (RAS) y “Patterned Sensory Enhancement”
(PSE), para el trato de Parkinson y lesiones craneoencefálicas (Noboa, 2018). Todo
esto demuestra que la NMT es una disciplina la cual posee gran amplitud de
tratamientos aplicables en la rehabilitación de un gran número de patologías
neurológicas.

Ya se sabe que la NMT es un método en constante investigación el cual es


pionero en casi todas las áreas que abarca, el cual se ha expandido en un gran
número de subtemas, por lo que se presta para que arranquen investigaciones
nuevas continuamente. Y si se analiza con cuidado, al este método abarcar diversas
áreas y poder aplicarse a un gran número de patologías, aumenta la posibilidad de
sesgos en los resultados. Y por ende que el margen de error se magnifique y esto
termine en resultados negativos y no deseados. Un ejemplo de esto es que se
requiere mayor investigación para poder cuantificar con mayor precisión los

52

mecanismos fisiológicos y estructuras anatómicas implicadas en la mejora del


paciente que padece de Parkinson (Cañas, Conde & Montes, 2011) ya que no se
sabe a ciencia cierta el progreso que se presenta. Otro ejemplo, sería que se
aumenta la posibilidad de que surjan más efectos secundarios y que es necesaria
profundizar la investigación para poder recomendar de manera más efectiva la
señalización en pacientes con Parkinson. Esto con el fin de dominar la materia de
una mejor manera y obtener los resultados deseados, pero más que eso tener un
control del progreso y respuesta del paciente.

Si bien es cierto que se requiere cuantificar los resultados con mayor


precisión, se conocen resultados cualitativos positivos. Cambios notorios a partir de
que se inicia el tratamiento, por ejemplo, en pacientes con problemas musculares
se observa una rehabilitación progresiva en la motora fina. Otro caso que
ejemplifica la mejoría del paciente es que la musicoterapia activa (tocar
instrumentos, cantar la música mientras es escuchada) es muy eficiente en la
mejora de motoras y regular contracciones musculares pélvicas (Cañas, Conde &
Montes, 2011). Se sabe que la señalización auditiva que más utilizada para tratar el
Parkinson y la cual ha demostrado producir gran mejoría en los parámetros de la
marcha, es el metrónomo con una frecuencia del diez por ciento.

Se sabe que es un hecho que la música pasiva, es decir solo escuchar no es


eficiente en el trato de algunas patologías que afectan las motoras de movimiento.
Estos ejemplos demuestran que si bien es cierto no se posee una cuantificación del
progreso, cualitativamente si es significativa la rehabilitación que muestran los
pacientes. Sin embargo, hay casos en los cuales sí se puede cuantificar, por
ejemplo, se sabe que, en el tratamiento del metrónomo mencionado previamente,
los cambios del paciente no serán significativos durante los primeros dos ciclos. Lo
cual demuestra que efectivamente se sabe cuándo se dará una mejora en estos
parámetros.

Aunque es cierto que hay resultados que no se han logrado cuantificar, sí


existen formas de medir su impacto, por ejemplo, por un lado, a nivel bioquímico,
se sabe que cierta música incrementa significativamente la concentración de

53

dopamina y otros neurotransmisores. Por otro lado, se conoce que la música triste y
alegre aumenta significativamente el metabolismo en la amígdala (Bernatzky, et al,
2004). En el caso de la ansiedad y depresión se sabe que la música “gatilla” un input
dopaminérgico, disminuyendo el dolor y distraer la atención ayudando a disminuir
el estrés (Särkämö, et al, 2016). En cuanto al área cognitiva, está demostrado que la
ejecución y marcha de un paciente con Parkinson se ve afectada negativamente
cuando se adiciona al estímulo auditivo y se solicita una tarea que implique
activación de funciones mentales superiores, por ejemplo, levantar extremidades
superiores mientras camina (Cañas et al. 2011). Por lo que sí se conocen ciertos
efectos secundarios de estas prácticas y gracias a lo ya mencionado es posible
tener un control y cuantificar algunos de sus efectos.

La musicoterapia neurológica es un método que no afecta la salud del


paciente, ya que como ya mencionó, este no es invasivo, ni farmacológico.
Adicionalmente, es un método accesible económicamente y del cual se ha
investigado ampliamente en los últimos años, demostrando una eficiencia
significativa. Y aunque, es un tratamiento del cual existen sesgos en sus resultados
y no se conoce de forma precisa algunos de sus efectos, esta disciplina posee un
gran potencial, el cual ya se ha demostrado. La NMT abarca un gran número de
diferentes áreas en el tema neurológico, de las cuales en unas se poseen muchos
más avances y resultados que en otras. Por lo que es indispensable que se
continúe con el desarrollo de esta, debido a que, como ya se mencionó ha
reflejado efectos positivos y progreso constante de hecho solo mediante la
práctica se podrá perfeccionar esta disciplina. Las características, el impacto y el
gran potencial que ya se ha demostrado, evidencian la alta factibilidad que posee
la musicoterapia neurológica.

54

Primeramente, es importante recalcar que el efecto del envejecimiento es


una fase totalmente irreversible que conforme se va desarrollando va afectando
heterogéneamente todas aquellas células que sean parte del ser vivo. Estás células
se van deteriorando en su morfofuncionalidad causando la muerte. Además, se
puede decir que los aspectos que sostienen esta fase involuntaria son aquellos de
carácter genético y ambiental. Una de las teorías científicas más importantes acerca
del envejecimiento, dice que los seres vivos han sido sometidos a ser diseñados
para reproducirse y para luego morir. Sin embargo, a través de estudios realizados
se ha ido estudiando el cerebro, siendo uno de los estudios más complejos, no
obstante, las investigaciones han dejado grandes hallazgos como el poder de evitar
el envejecimiento cerebral y por ende se haya logrado prevenir los riesgos de
enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y Parkinson y también de
aquellas enfermedades cerebrovasculares.

Además, se ha demostrado que crear estrategias de buenos hábitos de


consumo alimenticio y una buena calidad de vida permite disminuir el
envejecimiento cerebral. Por ende, estudios científicos evidencian que sí cabe la
posibilidad de llegar a evitar el envejecimiento cerebral a diferencia de lo que
ocurre con otros sistemas como lo son el muscular y el articulatorio. Esto gracias al
mantenimiento de buenos hábitos de vida, ejercicio y buena alimentación. Con este
avance en la neurociencia se ha logrado evitar el desarrollo de patologías que
afectan el sistema nervioso.

Gracias a los grandes avances que ha realizado la neurociencia, se ha podido


evidenciar que evitar el envejecimiento del cerebro es mucho más fácil de lo que
parece. Esto debido a que se entiende que el cerebro no envejece de una forma
sincrónica ni homogénea. Al contrario, los estudios arrojan que "el envejecimiento
del cerebro se produce de una forma asincrónica entre sus diferentes áreas."
(Avilés, 2009). Esto se refiere a que las otras áreas del cerebro pueden ir
envejeciendo con forme pasan los años, sin embargo, el cerebro no lo hará, a
menos que haya una falta de sustrato celular y molecular o mantener un estilo de
vida que afecte dicho órgano.

56

Por el contrario, el envejecimiento de los sistemas del ser humano es un


proceso normal que ocurre al largo de los años. "En el caso del cerebro, con el
envejecimiento se nota una pérdida de peso del tejido que pasa de 1400 gramos
en los hombres de 20 años a 1170 gramos a los 80 años." (Belkys, 2012). Es claro que
el ser humano no puede evitar su envejecimiento natural y mucho menos el de un
órgano que se opera por sí solo. Por ende, se puede decir que mientras se esté
desarrollando el envejecimiento del ciclo del ser humano, el cerebro también
perderá su juventud a través de los años de vida.

Es decir, es cierto que el ser humano es mortal y por ende su envejecimiento


es completamente natural. Además de acuerdo con algunos estudios biológicos,
todo sistema que compone el cuerpo del ser humano tiene un ciclo de vida, las
células son un claro ejemplo de que nacen, se desarrollan y mueren. Sin embargo,
en el caso del cerebro es que cuando envejece se da el "proceso deletéreo
complejo de este órgano, producto de la interacción de factores genéticos,
ambientales, hormonales y metabólicos." (Gil-Verona, 2002). Esto quiere decir que
este órgano sí envejece, pero el mantenimiento de un buen estilo de vida,
saludable, con ejercicios y una dieta balanceada, se logra evitar que este envejezca
ya que logra mantener gran cantidad de neuronas posibles.

Ahora bien, la juventud cerebral no se deteriora mientras los procesos de


plasticidad se mantengan eficientes. A pesar de que muchos años atrás se creía
que conforme se iba creciendo en edad se iba perdiendo plasticidad. En la
actualidad la neurociencia ha evidenciado que la plasticidad "persiste y que está
presente en el cerebro envejecido. Es decir, el cerebro de un anciano sigue
produciendo neuronas" (Avilés, 2009). De acuerdo con lo anterior, el evitar el
envejecimiento cerebral ayuda al poder llegar a edades mayores y mantener
actividades de memoria como si se estuviera joven físicamente.

Segundo, es importante mencionar que el cerebro es uno de los órganos


más activos y con mayor consumo de energía. Entonces, para mantener un cerebro
saludable y joven se necesita de una buena dieta. Dietas balanceadas en frutas,
verduras, granos y pescados que "Fortalece los vasos sanguíneos, de manera tal

57

que el oxígeno y los nutrientes que viajan por la sangre pueden llegar
correctamente a cada célula." (Richly, 2014). Lo anterior, evidencia que una de las
prácticas para mantener la nutrición las células cerebrales, es la alimentación.
Debido a que gran cantidad de investigaciones científicas recomiendan que
alimentarse saludablemente también disminuye los riesgos de padecer o
desarrollar ciertas enfermedades cerebrales.

No es menos cierto que, mantener un estilo de vida saludable no es


suficiente para mantener un cerebro joven. Todo órgano necesita del consumo de
nutrientes para la correcta funcionalidad, sin embargo, no quiere decir que estos no
se vayan a deteriorar con el tiempo. "El envejecimiento es un proceso irreversible
que afecta de forma heterogénea a las células que conforman los seres vivos, las
cuales, con el paso del tiempo, se ven sometidas a un deterioro morfofuncional
que puede conducirlas a la muerte." (Peinado, 2000). Por ende, a pesar de
mantener una dieta balanceada en el transcurso del tiempo las células van
perdiendo su morfofuncionalidad, lo que afecta el sistema nervioso y su función en
el ser humano.

Además, por lo general los alimentos altos en grasa conllevan al deterioro de


todos los sistemas del ser humano. Por ejemplo: “Los habitantes de la isla japonesa
de Okinawa, quienes, al parecer, consumen muchas menos calorías diarias
(alrededor del 30%) que el resto de la población japonesa... además de tener una
menor tasa de mortalidad por cáncer y enfermedades cardiovasculares¨ (Mora,
2002). Podemos concluir que los habitantes de Okinawa, lograrían mantenerse con
su cerebro joven debido a su buen hábito de alimentación, que de paso ha
ayudado a evitar enfermedades que les ocasionen la muerte.

Sin embargo, en la actualidad se es consciente el que tener una dieta


balanceada es de suma importancia para el beneficio de todo el organismo.
Además "equilibrada de grasas, proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales, es
el tratamiento más claro y reproducible que existe para conseguir enlentecer el
proceso de envejecimiento y extender, además, la esperanza de vida. ¨ (Mora,

58

2002). Debido a que todos los componentes y nutrientes tienen una función
importante en el cerebro para prevenir los problemas cognitivos y de demencia.

Tercero, el evitar el envejecimiento cerebral ha tenido gran importancia para


prevenir las enfermedades como Alzheimer y otros tipos de demencia. Muchas
personas al hablar del término de envejecimiento las personas tienden a
relacionarlo directamente con padecer de estas enfermedades y con mucha más
razón, si existen referencias de familiares que las padezcan. Sin embargo, algunos
estudios demuestran que en algunas personas al evitar el envejecimiento “el
individuo no llegue al límite de pérdida neuronal y disminución significativa de las
conexiones del neurópilo que conllevan a la demencia" (Izquierdo, 2001). En un
cerebro joven se dan cambios significativos en la plasticidad neuronal, de manera
tal que cuando se disminuye la densidad neuronal de las células piramidales no se
vean afectados los demás sectores del cerebro.

A pesar de lo anterior, es muy difícil saber en qué momento se cruza esa


línea del deterioro cerebral al de demencia. Ya que el proceso de "pérdida neuronal
tiene tendencia a ser progresivo, es posible que eventualmente y a pesar de la
plasticidad neuronal se instale el cuadro clásico de la demencia" (Izquierdo, 2001). A
pesar que el prevenir el envejecimiento cerebral ayuda a disminuir la pérdida de
neuronas, existen casos donde estas pérdidas se dan con más frecuencia. Lo que
llevaría a las personas adultas a padecer de demencia, aunque durante su vida
tuvieran un estilo de vida saludable para mantener o ayudar a su cerebro.

No obstante, es meramente entendible que el envejecimiento cerebral sea


un fenómeno natural. Sin embargo, la neurociencia ha demostrado que es posible
retardar o hasta impedir que las repercusiones de la edad recaigan sobre las
funciones intelectuales del cerebro. Por ejemplo, en un estudio acerca de la
citoarquitectura cortical, en un grupo de personas con edad mayor de 60 años,
quienes se encontraban para ese momento ya jubilados, si habrían sufrido de
cambios en la organización columnar de la neocorteza. No obstante, la
investigación evidencia "Específicamente, se encontró que el sistema interneuronal
se había reducido en número significativo y que las restantes y todavía funcionales

59

interneuronas mostraban proliferación dendrítica y axónica como manifestación de


plasticidad compensatoria para resarcir la función cortical afectada." (Belkys, 2012).

A pesar de que todas las personas sufren de cambios en el cerebro debido a


su envejecimiento, cierto porcentaje de ellas logran mantener sus niveles
neuronales altos. Por consiguiente, independientemente de su edad, llegan a evitar
las patologías cerebrovasculares. De acuerdo al análisis publicado en The Lancet.
"Tomar acciones sobre los factores de estilo de vida que aumentan el riesgo de
deterioro cognitivo podría ayudar a prevenir más de un tercio de los casos de
demencia en todo el mundo" (Graham, 2017).

Finalmente, es importante reconocer que en la actualidad las investigaciones


de la neurociencia están intentando realizar grandes progresos en cuanto a la
memoria y otras funciones cognitivas. Si bien es cierto, todavía falta mucho por
investigar y resolver, sin embargo, se evidencia que el deterioro del cerebro en
relación con la edad de los individuos, es muy diferentes de enfermedades tales
como la demencia o el Alzheimer. Además, dichas investigaciones acerca del
envejecimiento exponen la posibilidad de retardar los efectos del envejecimiento,
ya que si bien es cierto existen diferentes estrategias que se han desarrollado para
mantener la juventud cerebral y lograr una buena calidad de vida. Sin embargo,
ningún ser humano se logra salvar de los cambios de los sistemas de su cuerpo,
aunque este sea lo más mínimo.

60

El animal que se burla del tamaño del escorpión, siempre ha de morir


envenenado. Esto siempre nos debe de recordar que subestimar a alguien es el
primer error de cualquier ser humano, el segundo error es sentirse de más valor
que otro. El síndrome de Down es fenómeno de estudio maravilloso. En efecto, las
cuestiones correspondientes a las personas con este síndrome, son asombrosas.
Uno de los mayores desafíos de la neurociencia es el absoluto entendimiento del
cerebro humano, no hace más de cien años, Ramón y Cajal expusieron sobre “El
teatro de la mente” y con ello la anatomía de las neuronas, explicando el cómo
funcionaba la sinapsis de las neuronas para comunicarse. Progresivamente, hemos
visto avances significativos en el ámbito de la neurociencia y, hoy en día, se le
puede ver en diversos campos de aplicación humana como la educación y la
medicina. Por su parte, la neurociencia a futuro debe ser capaz de soslayar la
discapacidad intelectual presente en el síndrome de Down evitando las diferencias
sociales entre los que presentan el síndrome y los que no. Por ende, este ensayo
planea disuadir la discapacidad intelectual como una villanía de la neurociencia,
logrando explicar cómo la educación, los diagnósticos y la neuroplasticidad son de
vital importancia, y a la vez controversia, de este síndrome.

En primera instancia, al ser el síndrome de Down una imagen insignia de la


discapacidad intelectual, es necesario comprender cómo busca mejorar la idea de
capacidad intelectual desde una perspectiva educativa. La discapacidad intelectual
debe ser entendida desde dos puntos importantes, el primero son los sistemas de
clasificación antiguos, por ejemplo, no obtener un corte específico de CI superior a
setenta en los test estándar de Coeficiente Intelectual, o bien, mostrar un déficit en
la conducta adaptativa; este último se diagnostica con un psiquiatra. Como tal, la
neurociencia descarta estos últimos como prueba fidedigna de la discapacidad
intelectual de un ser humano, la segunda forma se considera adecuada para los
estudios de la actualidad ya que se basa en rasgos etiológicos específicos. Sin
embargo, la neuroplasticidad cerebral descarta las posiciones anteriores debido a
que va en contra de un sistema de clasificación. La plasticidad nos indica que
nuestra capacidad intelectual es definida por características que no están del todo
concretas; estas se desarrollan en contexto con factores biopsicosociales, por
ejemplo, la forma de aprender y desarrollarse del individuo (Florez, 2015). El

62

concepto de la neuroplasticidad nos refiere a cómo los desarrollos de la mente se


rigen por una reorganización neuronal, a manera de ilustración, las habilidades
manuales y la memorización difieren entre individuos.

El mejorar la distinción de la palabra "discapacidad" con respecto al cerebro


puede ser posible a través de los campos de estudio de la neurociencia. Si la
discapacidad se ve atada a diagnósticos etiológicos del individuo, la plasticidad
queda fuera de órbita. Es un hecho que al discutir sobre “Síndrome de Down”
recaen palabras claves ofrecidas por estudios científicos clasistas en los cuales se
destaca la palabra discapacidad entre otras que no ofrecen nada nuevo a la
investigación. La falacia de que “detrás de la discapacidad intelectual existe
siempre una explicación biofísica” reconceptualiza la condición como la
conocemos, pasa de ser una medida de la desviación estadística y de conducta a
convertirse en un rasgo biofísico de los individuos diagnosticados (Flórez, 2015).

El reto de la discapacidad intelectual para la neurociencia presenta unas


proporciones casi inconmensurables. Es de menester conocer que los campos de
la neurociencia surgieron desde mentes de la psicopedagogía y neuropsicología.
Habiendo desconocimiento del síndrome, estos maestros desentrañaban las
mejores maneras de enseñar a leer y escribir. Sin embargo, la neurociencia carece
de armas contra los grandes de la esencia humana como lo es el raciocinio, la
cognición, conducta, emociones… pero en medio de ellas el cerebro se alza
imponente (Flórez, 2015).

La neurociencia está en pañales con respecto a lo que se planea lograr, por


ende, no se pueden exigir resultados inmediatos. La neurociencia de la
discapacidad intelectual consigue ser contemplada como el accionar de un nivel
biológico molecular para gobernar y naturalizar el “problema”. La neurociencia, por
tanto, no produce una nueva comprensión de la discapacidad intelectual. Ha de
verse más bien como la transformación de la forma Foucaultniana de las relaciones
poder-conocimiento concluyen por construir esa condición o situación,
simplemente añadiéndole un nivel nuevo de averiguación biológico (Blanco, 2014).

63

Puesto que la discapacidad intelectual es percibida como un diagnóstico del


funcionamiento cerebral, cualquier reconceptualización del cerebro está abocada a
tener implicaciones sobre cómo ha de entenderse esta condición. Para
comprender esto, es necesario entender que el cerebro es elemento originador de
nuestro pensamiento. Conocer cómo funciona el cerebro en totalidad es un anhelo
de la ciencia desde tiempos remotos. Esto último ha agudizado la inversión en el
campo de estudio de la neurociencia. Por su parte, la discapacidad intelectual es la
fragilidad biológica expresada en un cerebro debido a que esta viene a cambiar el
panorama del entendimiento de la misma. Dichas fragilidades pueden variar desde
cómo habla un ser humano, cómo respira, lee, razona, escribe, pronuncia, atiende y
solicita. En estos casos, dichas tareas se vuelven diferentes entre seres humanos
de otros ya que no todos hablamos igual, nos movemos igual o incluso, pensamos
igual.

Estas diferencias de carácter humano no provienen de la nada, al contrario,


surgen de reacciones cerebrales en zonas de precariedad en donde encuentra
problemas y fallas de procedencia (Morales et al, 2000). Por ejemplo, la dificultad
de establecer conversación de una persona con síndrome de Down. Para soslayar
esta precariedad, es necesario colocarse en los zapatos del individuo. Cuando un
niño no puede alcanzar el jarro de galletas en un estante muy alto, este recurre a
usar una silla para poder alcanzarlo; esto le implica adaptar las exigencias del
entorno y hacerlas suyas con el fin de sentirse autosuficiente en su entorno. Es por
ello que es necesario brindar las herramientas correctas y concretas para proveer
la autonomía al ser humano.

Los diagnósticos son la esencia del proceso en una investigación, al darse un


diagnóstico no implica quedarse con un resultado. Se necesitan años para entender
el proceso positivo o negativo en la discapacidad intelectual con respecto al
Síndrome de Down. El principal problema del síndrome de Down es el entorno del
sujeto debido a que este experimenta los factores de una sociedad absurda.
Cuántas veces no se ha escuchado la típica frase “los niños con síndrome de Down
aprenden igual que los demás, sólo que más lentamente” que no hace ningún bien
al individuo, muy al contrario, le es limitado el entorno debido a que “no puede”

64

(Verdugo y Bermejo, 2009). Por otra parte, el llamarle condición o estado no es para
menos una forma idónea de expresar lo que es, un síndrome. El mayor problema
es creer que eso que llamamos síndrome o referirnos a ello como algo que otorga
debilidad a la esencia humana. La neurociencia vive con el fin de desentrañar y
eliminar esos mitos que despiertan esas frases como la mencionada con
anterioridad. Cualquiera que se exprese de esta manera quedará desacreditado
automáticamente por apelar a su propia ignorancia.

La mayoría de estos diagnósticos no tienen un enlace necesario con los


criterios de clasificación y están presentes aparentemente en una minoría de
personas diagnosticadas. La deficiencia del individuo es la mayor fortaleza de este.
En efecto, los criterios de clasificación no pueden definir el potencial de una
persona debido a que estos criterios simbolizan el uso de técnicas de aprendizaje,
por ejemplo, las pruebas de Coeficiente Intelectual se basan en medir las
habilidades cognitivas de un sujeto por medio de ejercicios sobre resolución de
problemas. Sin embargo, estos pueden ser resueltos a futuro con el debido
encauzamiento y aprendizaje del individuo.

La solución hacia el problema que representa “encasillar” en criterios de


clasificación no es negar la evidencia que representa el Síndrome de Down como
tal, no obstante, este debe ser aceptado como algo natural y superfluo de la
condición humana desde los procesos de búsqueda del respeto hasta la misma
concepción del síndrome. La neurociencia al servicio de todos no solo habilita el
estudio de las sinapsis cerebrales (Jiménez, 2010) sino que posibilita el estudio y la
investigación de cómo empezar o mejorar cierta habilidad que carecemos. Según
Flórez (2015), en su artículo “Discapacidad Intelectual y Neurociencia” explica sobre
la importancia del estudio de la neurociencia para dar soporte a las familias de
integrantes con Síndrome de Down: “No es ninguna frivolidad científica investigar el
estado de una determinada zona de la corteza prefrontal en un síndrome concreto,
si con ello doy razón y explicó a padres y educadores el porqué de la debilidad que
esas personas van a tener en su función ejecutiva” (Flórez, 2015).

65

La discapacidad intelectual no es una verdad absoluta, no son casos aislados


de humanos que lograr hacer lo imposible según diagnósticos. La neurociencia
posibilita la búsqueda de alternativas y métodos (Verdugo y Bermejo, 2009). En
cierto modo, se debe forzar a los profesionales de la educación a trabajar la debida
búsqueda de técnicas para promover el desarrollo de las carencias de los seres
humanos, además, animar a padres de familia rezagados en el “encasillamiento” del
individuo; evitando así que estos extralimiten a sus parientes colocándolos en una
zona de no utilidad social. Por ejemplo, en el pasado se creía que las personas con
síndrome de Down estaban rezagadas a ser un “mueble” más en la casa de algún
familiar, sin embargo, hoy por hoy se demuestra que tienen la capacidad de llevar
estudios de enseñanza superior, graduarse e incluso, competir en el área laboral
con otras personas “normales”. Esto último le da una bofetada tremenda a la
sociedad que busca no ser inclusiva con aquellos que son capaces de mucho más.

La cognición de las personas con discapacidad intelectual se caracteriza por


su neuroplasticidad, lo que significa que sus cerebros se desarrollan mediante
relaciones con el medio ambiente en el que se encuentran situadas. El cerebro está
compuesto de billones de células nerviosas que se organizan en busca del
equilibrio, estas viajan distancias presentes en la zona periférica y central de
nuestro sistema nervioso (Machado et al, 2008). Con ello, estas células ofrecen a
los seres humanos información sobre el ambiente que le rodea. Información que
contribuye al proceso de neuroplasticidad que se define como aquella capacidad
del cerebro para adaptarse según la conducta y la experiencia del sujeto. El
aprendizaje y la memoria poseen similitud en aspectos referentes a la
neuroplasticidad.

El aprendizaje es un condicionador del individuo, este se divide en dos


factores importantes: explícito e implícito. Los factores explícitos se relacionan con
los valores cognitivos, por ejemplo, el conocer el nombre de personas, animales y
ciudades; por otro lado, los factores implícitos se relacionan con los procesos
motores no dependientes de lo cognitivo, a manera de ilustración, andar en
bicicleta o incluso el lenguaje verbal (Mitchell, 2006). Las formas de mayor interés
para la neuroplasticidad son las que surgen del factor implícito, en ella aprendemos

66

acerca del aprendizaje no asociativo y el asociativo. En este caso, el aprendizaje no


asociativo requiere tiempo para recibir respuesta por parte de un individuo a través
de su comportamiento (Pozo, 1996). Con ello, surgen dos aristas nuevas, la
habituación y la sensibilización. La habituación es la reducción de la eficiencia al
estímulo que, por no ser importante para el individuo, conduce a ignorarse por falta
de significado para el individuo, por otro lado, la sensibilización es la alta respuesta
del individuo que es correspondida a un fuerte estímulo capaz de producir una
percepción que se consideraba débil anteriormente (Rains, 2004).

El desarrollo cognitivo a través de la experiencia procura que el cerebro se


adapte a las necesidades del ser humano. Las formas simples del aprendizaje
implícito producen alteraciones en la función de la sinapsis cerebral creando
enlaces de aprendizaje desde factores asociativos y no asociativos (Flórez, 2015).
Tomando el factor asociativo como tal, Pavlov explicó acerca del condicionamiento
clásico y cómo se producía una relación entre el estímulo y la respuesta en la cual
la primera respuesta varía de la segunda respuesta, por ejemplo, cuando tocamos
la llama de una vela por primera vez aprendemos que esta quema, por ende, no
tocaremos la llama otra vez para evitar quemarnos. Este aprendizaje no presenta un
intervalo de tiempo como en el no asociativo. Con el ejemplo de la llama, la primera
respuesta se le considera incondicionada ya que el individuo no conoce lo que le
espera, la segunda respuesta es condicionada ya que el individuo comprendió el
resultado. Por otra parte, el condicionamiento operador se asocia a un estímulo
significativo ya que este necesita de estímulo y una conducta orgánica en la cual el
acto motor es una consecuencia del suceso (Morris et al, 1992).

El cerebro funciona a merced de la plasticidad, por ende, este se torna


vulnerable y maleable ante situaciones que requieren intelecto (Flórez, 2015). Un
mal encauzamiento de una persona puede llegar a bloquear su aprendizaje, y con
ello, afectar el avance en los puntos de deficiencia del cerebro humano. Por
ejemplo, un mal proceso de aprendizaje en un individuo con síndrome de Down
que asistió seis años a una escuela primaria, provocará que su educación
secundaria sea difícil y, hasta cierto punto, bastante compleja para el educador
debido a que la persona se cerrará a sus propios saberes. Con ello, evitará la

67

búsqueda de nuevos saberes ya que estos le representan un miedo o fracaso a su


nivel de comprensión (Machado et al, 2008).

Debido a los procesos de aprendizaje a los cuales se somete a la persona, se


está marcando al individuo con una etiqueta de la cual no podrá escapar debido a
que esto simboliza que su aprendizaje estará grabado por un proceso de errores
constantes que pueden significar el bloqueo del individuo (Machado et al, 2008). En
este punto tiene mucho que ver el círculo de apoyo del individuo con síndrome de
Down los cuales hagan que este se sienta útil e importante para la sociedad. La
deficiencia en el soporte o apoyo del individuo, acompañado de frases que lo
desmotivan son los detonantes principales de la etiqueta de la cual le será
imposible escapar. Se dice que el peor enemigo de una persona con síndrome de
Down está más cerca de él que cualquier otra persona, por ejemplo, casos en los
que la misma familia lo extralimita, educadores que solo los ponen a dibujar debido
a que “no son capaces” o incluso, una sociedad que no tiene grandes expectativas
en ella no contribuyen en absoluto al círculo de apoyo y, como mencioné con
anterioridad, cualquier argumento que someta el uso de palabras peyorativas,
queda descartado y anulado.

Es necesario considerar la neurociencia como una forma de buscar el


ansiado entendimiento del cerebro, en efecto, la discapacidad intelectual, al ser un
reto de la neurociencia, es fenómeno de estudio de la misma. Es necesario
recordar a los educadores de antaño que, con desconocimiento de la función
cerebral, podían enseñar a sus alumnos con discapacidad intelectual a leer y
escribir por medio de la perseverancia. Como aquellos hombres de la educación
que colocaron las cartas sobre la mesa acerca del uso de los condicionantes y
cómo estos acunaron los procesos de educación actuales. La neurociencia está al
servicio de todos. Por ende, la neurociencia posee armas sustanciales para con las
personas con Síndrome de Down por medio de los diagnósticos clínicos,
pedagógicos y neuroquímicos que proveen esperanzas de vida profesional e
intelectual. Además, ofrece motivos para seguir experimentando en pos de ofrecer
calidad de vida y autonomía por medio de los refuerzos implícitos en la enseñanza.

68

La neurociencia en la educación es capaz de ayudar a eliminar las fragilidades de la


mente y tornarlas en fortalezas con cualquier individuo.

69

En este caso se hablará de la planta llamada ayahuasca en la era de la


neurociencia y el por qué es beneficioso utilizarla, la ayahuasca es una planta con
distintos componentes que crean efectos alucinógenos en el ser humano. Esta
planta sirve principalmente para desbloquear la parte derecha del cerebro. Al
desbloquear esta parte del cerebro se está enfocando en la parte de toma de
decisiones y la percepción de la razón lo cual hace que la personas puedan tener
recuerdos que han olvidado y ver cosas de su pasado que le pueden dar una
perspectiva diferente de la vida. Otra área que se desbloquea al usar la planta es la
amígdala la cual se encarga de almacenar los recuerdos más traumáticos o
significativos. Sin embargo, aunque para algunas personas es beneficioso para
otras el uso de esta planta es dañino para el cerebro debido a ciertas sustancias
que esta contiene.

El concepto de la ayahuasca hoy en día es desconocido por muchas de las


personas debido a que no es algo que se vea todos los días o inclusive que se
escuche en los medios. Sin embargo, en otros lugares como las amazonas es algo
muy común ya que es una práctica realizada por chamanes como símbolo principal
de espiritualidad, aunque cada persona tiene una perspectiva diferente de su uso.
La ayahuasca según (Thelwell, 2014) es una mezcla de dos plantas -la enredadera
de ayahuasca (Banisteriopsis caapi) y un arbusto llamado chacruna (Psychotria
viridis), que contiene el alucinógeno dimetiltriptamina (DMT). Hoy en día se puede
considerar que la a ayahuasca está conectada en cierta parte con la neurociencia la
cual está encargada del estudio del sistema nervioso. Por lo que según (Zamnesia,
2015) por medio de investigaciones científicas realizadas por doctores, psiquiatras,
psicólogos entre otros se ha determinado que al ingerir esta planta la misma
estimula ciertas partes del cerebro encargadas de distintas funciones con lo que
logra alterar ciertas regiones del cerebro humano.

El uso de la ayahuasca en las personas no se considera peligroso o dañino


para el cerebro a corto o largo plazo después de su uso esto debido a que no es
una sustancia dañina. A lo largo de los años por medio de estudios e
investigaciones se ha intentado obtener resultados concretos acerca de las
consecuencias que puede tener consumirla a nivel cerebral en el ser humano y

72

cómo saber si ingerirla sería riesgoso para el cerebro. Según unas (Zamnesia, 2015)
la ayahuasca no causa daños cerebrales serios esto debido a que la planta en sí no
tiene componentes tóxicos o dañinos para el cuerpo además de ser una planta que
se ha utilizado por muchos años sin malas reseñas por parte de los usuarios. Esta
planta aumenta el flujo de sangre en ciertas regiones del cerebro y puede producir
alteraciones a nivel cerebral enfocadas principalmente en las emociones y los
pensamientos de las personas. Esto no se considera como una afectación real, la
cual pueda seguir a largo plazo después de haber ingerido la ayahuasca, debido a
que solo se da durante el proceso de haberla ingerido hasta que finaliza su efecto.

Hay personas las cuales dicen que es buena y que no causa daños también
hay personas que consideran que esta planta es dañina para el cerebro. Pero es
importante tomar en cuenta que es un hecho que esta no causa daños cerebrales
según investigaciones. Las personas que consideran que es dañina lo creen la
mayoría del tiempo así por el hecho de que dicen que es una droga, mientras que
para otras personas es considerada como una medicina natural. La consideran
como una droga debido que dicen que puede ser adictiva para la persona que la
consuma, pero está comprobado que no es adictiva como lo es la cocaína, el
cristal, o el LSD, entre otras. Según (Zamnesia, 2015) se realizaron ciertas
investigaciones desde otro enfoque lo que puede generar son cambios en lugar de
daños, se logró determinar que el grosor cortical de ocho regiones del cerebro
presentó un cambio el cual en realidad no se consideró como un cambio malo a
nivel cerebral.

Aunque no se considera una sustancia que puede dañar el cerebro o


inclusive causar la muerte, ha habido casos en los que las personas murieron. Los
casos se han dado por ingerirla, pero no por los componentes de la planta si no
debido a que para tomarla se deben de tomar ciertas precauciones. Entre las
principales precauciones que se deben tomar en cuenta está eliminar los fármacos
antidepresivos por cierto periodo de tiempo antes de consumirla esto debido a que
puede tener una reacción negativa con los componentes de la planta. Además, en
ciertos casos las personas tienden a ir donde cualquier persona para que le den la
sustancia creyendo que cualquiera es capaz de darla sin tomar en cuenta las

73

repercusiones. Las muertes ocasionadas por la ayahuasca, las cuales son muy
poco comunes, son causadas porque la persona no dejó los medicamentos y
porque se tomó una dosis muy grande. Hay que tomar en cuenta que no se puede
tomar esta sustancia en dosis exageradas porque podría causar la muerte o alguna
repercusión.

Uno de los temas más controversiales los cuales están referidos con esta
planta es el compuesto DMT. Según (control, s.f) el DMT o dimetiltriptamina es un
compuesto natural psicoactivo el cual se encuentra en cantidades variables en
innumerables plantas y animales. Al ser considerada una de las drogas psicodélicas
más potentes las personas tienden a pensar mal cuando escuchan que la
ayahuasca contiene extractos de esta sustancia. Sin embargo, está comprobado
que la ayahuasca solo tiene una cantidad muy pequeña de esta sustancia la cual
no es dañina para el cerebro. Al ser una de las drogas más potentes las personas
que la han ingerido dicen que al tomar esta sustancia han sentido como si la
muerte pasara por ellos, ya que el DMT lo que causa en el caso de la ayahuasca
son fenómenos visuales.

Por muchos años se ha considerado que la dimetiltriptamina es sumamente


dañina para el cerebro por los componentes que tiene esta sustancia. No obstante,
está comprobado según (Thelwell, 2014) que esta sustancia situada en la
ayahuasca en pequeñas cantidades no causa daños cerebrales para la persona que
la consuma, eso sí siempre y cuando sea una dosis pequeña. Según (Infosalus,
2017) hay investigaciones que se enfocan es el estudio de las reacciones del DMT
en el cerebro, ya que este es un tema que se tiende a relacionar con drogas; por
esa razón es importante estudiarla a fondo. Una de las investigaciones según (Iván,
2015) que se realizaron tuvo como resultado que la orina del ser humano contiene
un poco de DMT. Otros estudios más recientes y relevantes han logrado determinar
que la dimetiltriptamina se encuentra en una región del cerebro; especialmente en
la glándula pineal, aunque aún no se ha logrado conocer a ciencia cierta el papel
que juega en el organismo humano.

74

Es importante tomar en cuenta que la dimetiltriptamina es considerada una


droga por lo que su mal uso o uso en exceso puede provocar daños severos a nivel
cerebral. La ayahuasca ha sido prohibida por varios países en el mundo ya que se
considera que es una droga peligrosa como los es la cocaína y la heroína. Esta
sustancia hace que las personas experimenten la “muerte” ya que pierde el control
del cuerpo y de la respiración, aunque claramente estas funciones se siguen dando
automáticamente. Algunos investigadores realizaron unos estudios para lograr
determinar qué efectos causa el DMT en el cerebro y uno de los principales
descubrimientos fue este compuesto alteraba a casi mil proteínas que se
encuentran en el cerebro (Infosalus, 2017). Por lo que se dio a conocer que es
posible que se logren ver cambios a nivel cerebral ya que no solo alteró las
proteínas si no también se detectó cambios en la plasticidad neuronal, inflamación
y neurodegeneración.

Con base en estos estudios también se ha logrado dar a conocer ciertos


efectos que desencadenan tanto el uso de la ayahuasca como el uso del DMT en
sí. De los principales efectos que tiene el uso de la ayahuasca son el vómito,
mareos, diarrea y entre los más comunes los cuales han sido descritos por los
usuarios son estados alterados de la conciencia creando así alucinaciones. En el
caso del DMT los mayores efectos presentes a la hora de ingerirlo son sensibilidad
a la luz o sonidos, distorsiones visuales, alteración de la percepción en general y
hay usuarios los cuales recalcan que han experimentado distintas visiones. A pesar
de que la ayahuasca tenga estos efectos no se consideran dañinos para el cerebro
humano esto debido a que estos efectos solo se dan mientras la persona está en el
proceso, pero después de ciertas horas este efecto pasa y la persona se levanta
normal. Se dio a conocer que la dimetiltriptamina logra destruir en el sistema
digestivo gracias a una enzima la cual se encarga de omitir los efectos por lo que la
sustancia no se queda en el cuerpo por mucho tiempo.

A lo largo de los años uno de los temas principales en los que se enfocan las
personas cuando se habla de la ayahuasca es si es una droga o una medicina
natural. Para muchas personas la ayahuasca es más una medicina debido a que
según muchos usuarios esta planta los ha cambiado o les ha ayudado con sus

75

enfermedades. Sin embargo, hay personas las cuales dicen que no les ha ayudado
en nada solo lo utilizan como un símbolo de meditación. Tomando en cuenta los
testimonios de las personas que han utilizado la ayahuasca en sus vidas recalcan
que ha sido una de las mejores cosas que les ha pasado y que no han sufrido
ningún daño por haberla ingerido. Es por eso por lo que como se dijo anteriormente
es más probable que cause más cambios que afectaciones a nivel cerebral los
cuales se dan de diferentes formas según el usuario ya que no todas las personas
son iguales.

El uso de la ayahuasca ha desencadenado muchos mitos los cuales se han


creado por medio de las experiencias de las personas al utilizarla. Uno de los
principales mitos que se dicen es que las personas utilizan la ayahuasca para así
obtener beneficios tanto espirituales como terapéuticos. Sin embargo, a pesar de
que la mayoría de las personas vayan por esas razones otras van por el hecho de
que esta planta es capaz de lograr tener recuerdos de muchos eventos pasados.
Otro de los mitos que se han dado a conocer es que la ayahuasca es capaz de
curar algunas enfermedades mentales, pero aún no se sabe a ciencia cierta si esto
es posible. Los mitos o hipótesis sirven para que más personas se interesen en
investigar y ver si realmente puede ayudar a las personas de una manera curativa.

Hay personas las cuales dicen que la planta en lugar funcionar como una
medicina más bien lo que hace es enfermar a la gente tanto físicamente como
psicológicamente. Hay casos en los cuales las personas que lo han ingerido dicen
que después de consumirla se volvieron locas o empezaron a tener ciertos
problemas de salud. A veces la mayoría de las veces que desconocen algo lo que
hace es crear un miedo ya que se tiende a tener miedo a probar cosas nuevas por
el simple hecho de que es algo que no se encuentra en la zona de confort sin
pensar realmente en el beneficio que puede traer. Para que la ayahuasca haga un
mayor efecto en la persona esta debe de dejar los miedos atrás y estar dispuesta a
probarla para así poder relajarse porque los miedos están en la mente y cada
persona puede controlarlos. Es por esto por lo que ciertas personas tienden a decir
que se enfermaron o que están presentando episodios traumáticos, pero en
realidad es por el mismo miedo que tienen en su propia mente.

76

La ayahuasca, aunque no se considera mala para el organismo de las


personas, implica que se tomen ciertas precauciones a la hora de ingerirla. Para
evitar accidentes los cuales pueden llegar a ser perjudiciales para el usuario que
quiera consumir la sustancia debe ir con un chamán especializado y no donde
cualquier persona. Esto debido a que hay que tomar en cuenta la dosis correcta
porque la dosis de la ayahuasca no puede ser muy elevada. Aunque como se sabe
cada organismo es diferente hay personas que necesitan más de una dosis de la
sustancia, debido a que cada cuerpo reacciona de manera diferente. Pero esto
tiene que estar regulado por un experto porque ha habido casos en muchas partes
del mundo en las que la personas pueden sufrir algún daño debido a una
sobredosis o mala información previa a la toma de esta sustancia.

Como se habló anteriormente la ayahuasca está conformada por DMT por lo


que se debe de tener cuidado con la dosis que se toma la persona para no dañar el
organismo a largo plazo. El uso de la ayahuasca no solo se utiliza para desbloquear
la parte derecha del cerebro para ver los recuerdos si no también hay personas
que aseguran que puede servir como medicina para curar ciertas enfermedades
mentales. Algunos de los principales problemas a nivel cerebral que se pueden
“curar” son la depresión, las adicciones y la ansiedad. Estas teorías no están
científicamente comprobadas por lo que no se sabe si la ayahuasca es capaz de
curar estas enfermedades. A pesar de no estar comprobado científicamente hay
testimonios de muchas personas drogadictas o con depresión las cuales aseguran
que después de haber ingerido la ayahuasca esta les ha ayudado con su
enfermedad y ha cambiado su vida por completo.

Se debe tomar en cuenta que esta planta la cual se puede utilizar en la


neurociencia ha revolucionado el mundo ya que en estudios recientes se considera
esta planta como parte de una nueva era de la neurociencia. Debido a que es una
planta que permite acceder al cerebro humano de manera no peligrosa situación
atraer a muchas personas que necesitan tener claridad acerca de los
pensamientos, recuerdos, entre otros aspectos. Actualmente hay muchas personas
las cuales han utilizado esta planta y dicen que sí funciona para desbloquear
recuerdos incluso para ver la vida desde otra perspectiva. Aunque haya personas

77

que han tenido algunas consecuencias con la ayahuasca según expertos esta no
causa la muerte y no hay riesgos, eso sí, siempre y cuando se sigan las indicaciones
para ingerirla, por lo que se llega a la conclusión de que esta planta es inofensiva
para el cerebro de las personas. Al igual que muchas sustancias en este mundo es
importante tomar en cuenta que antes de ingerir algo que no se conoce bien, es
necesario informarse sobre los efectos o contradicciones que puede causar en el
ser humano hay que investigar de manera detallada porque esta planta no es apta
para cualquier persona.

78

Referencias

Acoustical Society of America. (2012). Perfect pitch: Knowing the note may be in your
genes. Recuperado de:
www.sciencedaily.com/releases/2012/10/121023124000.htm

Albusac-Jorge, M., & Giménez-Rodríguez, F. J. (2015). Citation Index and Scientific


Production on the Neuroscience of Music: A Bibliometric Study.
Psychomusicology: Music, Mind & Brain, 25(4), 416-422.
https://doi.org/10.1037/pmu0000128

Alonso, L. (2014). Investigación y ciencia. Recuperado de:


https://www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro/estudiar-
mejor-600/neurociencia-12055

Arana, A. (2015). Neurociencia y Derecho Penal desde una perspectiva funcional de la


mente. Recuperado de:
https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5235004

Avilés, R. (2009). Sinc La ciencia es noticia. Recuperado de:


https://www.agenciasinc.es/Reportajes/Es-posible-frenar-el-
envejecimiento-cerebral

Belkys, E. (2012). El envejecimiento cerebral, un proceso natural. Recuperado de:


https://www.vanguardia.com/entretenimiento/salud/el-envejecimiento-
cerebral-un-proceso-natural-CGVL141388

Berlanga, A. (2013). Origen y Desarrollo de la Neuroética: 2002-2012. Revista de


Bioética y Derecho; 28, 48-60.

Berman, R. (2018). Women are more productive than men, according to new
research. Recuperado de:

79

https://www.weforum.org/agenda/2018/10/women-are-more-productive-
than-men-at-work-these-days/

Bernatzky G, Bernatzky P, Hesse HP, Staffen W, Ladurner G (2004). Stimula- ting


music increases motor coordination in patients afflicted with Morbus
Parkinson. Neurosci Lett; 361(1-3): 4-8.
Betancourth, S., Zambrano, C., Ceballos, A., Benavides, V. & Villota, N. (2017).
Habilidades sociales relacionadas con el proceso de comunicación en una
muestra de adolescentes. Revista Virtual de Ciencias Sociales y Humanas; 11
(8), 133-148.

Biles, M. (2016). ¿Peligroso o beneficioso? Consumo de ayahuasca se extiende en


Europa. Recuperado de:
https://cnnespanol.cnn.com/2016/04/12/peligroso-o-benefico-consumo-
de-ayahuasca-se-extiende-en-europa/

Blanco, C. (2014). Historia de la neurociencia. El conocimiento del cerebro y la mente


desde una perspectiva interdisciplinaria. Madrid: Biblioteca Nueva.

Bloem, B., deVries, N., Ebersbach, G. (2015). Nonpharmacological treatments for


patients with Parkinson’s disease. Journal of the Intenational Parkinson and
Movement Disorder Society; 30 (11), 1504-1520.

Bouso, J., et al. (2012). Personality, Psychopathology, Life Attitudes and


Neuropsychological Performance among Ritual Users of Ayahuasca: A
Longitudinal Study. PLoS One; 7(8).

Braidot, N. (2011). Neuromarketing en acción. Barcelona: Ediciones Granica SA.

Brown, L., De Bruin, N., Doan, J., Suchowersky, O., Hu, B. (2009). Novel challenges to
gait in Parkinson’s disease: The effect of concurrent music in single – and
dual – task context. Archives of Physical Medicine and Rehabilitation; 90 (9):
1578-1583.

80

Burton, B. (2014). Perfect drug for perfect pitch? New study tests valproate.
Recuperado de: https://www.cnet.com/news/perfect-drug-for-perfect-
pitch-new-study-tests-valproate/.

Cañas, L., Conde, A., Montes, M. (2011). Systematic review Music and auditory signals
as adjuvants in parkinson’s disease rehabilitation. Qualitative systematic
review. Revista Mexicana de Medicina Física y Rehabilitación; 23(1), 20-29.

Capella, F. (2015). Libertad, Libre Albedrío y Determinismo. Recuperado de:


https://www.juandemariana.org/ijm-actualidad/analisis-diario/libertad-
libre-albedrio-y-determinismo
Carasila, A. (2010). Neuromarketing: Las emociones y el comportamiento de
compra. Revista Perspectivas; (25), 9-24.

Cardinali, D. (2007). Neurociencia aplicada: sus fundamentos. Buenos Aires: Editorial


Médica Panamericana.

Cepeda, M., Carr, D., Lau, J., Alvarez, H. (2006). Music for pain relief. Cochrane
Database of Systematic Reviews; 19 (2), 1465-1858.

Coyne, J. (2012). You Don’t Have Free Will. The Chronicle of Higher Education.
Recuperado de: https://www.chronicle.com/article/Jerry-A-Coyne-You-
Dont-Have/131165

Cuídate plus. (s.f.). Ilustración del Síndrome de Down. [Figura 7]. Recuperado
dehttps://cuidateplus.marca.com/enfermedades/geneticas/sindrome-de-
down.html

De Gasperin, R. (2005). Barreras en la comunicación y en las relaciones humanas.


México: Universidad Veracruzana.

81

Deutsch, O. (1990) Mozart: A documentary biography. 3era ed. //


http://deutsch.ucsd. - 1 de mayo de 2003. Recuperado de
http://deutsch.ucsd.edu/pdf/Acoustics_Today_2006.pdf.

Díaz, P. (2010). Neuromarketing, en la frontera de la investigación comercial. Rev


Dossier Investigación; 24 (258), 28–32.

Dupré, B. (2011). 50 cosas que hay que saber sobre filosofía. España: Editorial Ariel.

Educación Química. (2016). Ilustración de Wolfgang Amadeus Mozart. [Figura 4].


Recuperado de https://educacionquimica.wordpress.com/2016/01/27/siempre-
es-un-buen-dia-para-escuchar-a-mozart/

El Eco. (2018). Ilustración las decisiones de compra. [Figura 3]. Recuperado de


https://www.eleco.com.ar/contenido-patrocinado/charla-en-la-fundacion-
osde-sobre-el-funcionamiento-del-cerebro/
Energy Control (s.f). DMT. Recuperado de
https://energycontrol.org/energycontrol.org/infodrogas/otras/dmt.html

English, R. (2012). Guilty, but not responsible? Recuperado de:


https://www.theguardian.com/law/2012/may/29/will-neuroscience-
change-criminal-justice

Enríquez, A. (2013). Neuromarketing y neuroeconomía: código emocional del


consumidor. 2da ed. Bogotá: Ecoe Ediciones.

Escobar, A. (2008). Salud Mental dentro del conjunto de las revistas médicas
mexicanas. Su relevancia en las neurociencias. Revista Salud Mental, 31(6),
487–488.

Galindo, M. y Ríos, V. (2015). Productividad. Recuperado de


https://scholar.harvard.edu/files/vrios/files/201508_mexicoproductivity.pdf

82

González, E. (2009). Neuromarketing... ¡No es oro todo lo que reluce! Revista


Marketing Más Ventas, 24(247), 18–21.

González, M. (2006). Aspectos Psicológicos y Neurales en el Aprendizaje del


Reconocimiento de Emociones. Revista Chilena de Neuropsicología, 1(1), 21-
28.

Guerri, M. (s.f). Psicoactiva. Recuperado de: https://www.psicoactiva.com/blog/la-


ayahuasca-yage-droga-medicina/

Guilerá, L. (s.f). El libre albedrío, ¿una ilusión del cerebro? Recuperado de:
https://www.cuerpomente.com/psicologia/cerebro/libre-albedrio-ilusion-
cerebro_1690?utm_source=rss&utm_medium=feed&utm_campaign=trafico

Guimarães, R. (2017). ¿Puede la "planta sagrada" amazónica, la ayahuasca, ayudar


contra la adicción y la depresión? Recuperado de:
https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/puede-la-planta-sagrada-
amazonica-la-ayahuasca-ayudar-contra-la-adiccion-y-la-depresion

Índice. (2018). La Ayahuasca, la bebida alternativa que sana enfermedad de la mente.


Recuperado de:
http://www.indicepr.com/noticias/2018/02/07/news/72563/la-ayahuasca-
la-bebida-alternativa-que-sana-enfermedades-de-la-mente/

Infosalus. (2017). ¿Cómo afecta el alucinógeno DMT al cerebro? Recuperado de:


https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-afecta-alucinogeno-
dmt-cerebro-20171011094309.html

International Neuroethics Society. (s.f). Basics of Neuroethics. Recuperado de:


https://www.neuroethicssociety.org/what-is-neuroethics

83

Iván, A. (2015). Los misterios de la Dimetiltriptamina (DMT) en el cerebro humano.


Recuperado de: https://granmisterio.org/2015/04/07/los-misterios-de-la-
dimetiltriptamina-dmt-en-el-cerebro-humano/

Flórez, J. (2015). Discapacidad intelectual y Neurociencia. Rev Síndrome de Down; 32,


2-13.

Fuster, J. (2014). Cerebro y Libertad: Los cimientos cerebrales de nuestra capacidad


para elegir. España: Editorial Planeta.

Gil-Verona, J., Pastor, J., De Paz, F., Barboza, M., Macías, J., Maniega, M., Álvarez, I.,
Rami, L. (2002). Neuropsicología de la involución y el envejecimiento
cerebral. Revista Española de Neuropsicología; 4 (4), 262-282.

Gómez, C., Cuervo, C. (2014). Conceptualización de discapacidad: Reflexiones para


Colombia. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia.

Hugo S. (2008). Neuropsicología de la esquizofrenia. Panamerican Journal of


Neuropsychology; 2 (2); 79-134.

Humberto, A. (2011). Comunicación y productividad en pequeñas y medianas


empresas de cluster textil en Colombia. Contaduría y Administración, 57(2),
223-244.

Izquierdo, A. (2001). Envejecimiento cerebral normal. Revista Mexicana de


Neurociencia; 2(4), 197-202

Jehovah’s Witnesses (2017). The Watchtower: Study Edition. Recuperado de:


https://www.jw.org/en/publications/magazines/watchtower-study-
january-2017/gods-gift-of-free-will/

Jiang, J., Panpan, Z., Man, X. (2018). Knowledge Sharing of Online Health Community
Based on Cognitive Neuroscience. NeuroQuantology, 16(5), 476–480.

84

Jiménez, J. (2010). Ejercicio físico, funcionamiento cerebral e imagen corporal. Rev


Costarricense de Psicología, 29(43), 57-74.

Jozuka, E. (2015). La ciencia confirma el poder curativo de la ayahuasca. Recuperado


de: https://motherboard.vice.com/es/article/bm7gvz/la-ciencia-confirma-
el-poder-curativo-de-la-ayahuasca

Jurado-Noboa, C. (2018). La Musicoterapia Neurológica Como Modelo de


Neurorehabilitación. Revista Ecuatoriana de Neurología, 27(1).

La Prensa. (2019). Ilustración sobre el envejecimiento cerebral. [Figura 6].


Recuperado https://www.prensa.com/salud_y_ciencia/mitos-Alzheimer-
deterioro-cognitivo-II_0_4282821823.html

Lozano, S. (2016). Muerte Encefálica. Revista Gastrohnup; 18(S2), e5–e9.

Machado, S., et al. (2008). Aprendizaje y memoria implícita: mecanismos y


neuroplasticidad. Rev Neurol, 46(9), 543-549.

Mago Diapasón. (s.f.). Método Mago Diapasón. Recuperado de:


http://www.magodiapason.com/metodo-mago-diapason

Maldonado-Paz, G. (2015). Neurociencia social y enfermedades crónicas. Archivos


de Neurociencias, 20(4), 265–270.
Maneiro, E. (2017). Neurociencia y emociones: nuevas posibilidades en el estudio
del comportamiento político. Revista de Investigaciones Políticas y
Sociológicas; 16(1), 169–187.

Marcelo, M., Hazard, S., Miranda, P. (2017). La música como una herramienta
terapéutica en medicina. Revista chilena de neuro-psiquiatría, 55(4), 266-277.

85

Martínez, P. (2018). Ciclos cerrados de neurociencia y tecnología. Recuperado de:


https://www.bbvaopenmind.com/ciclos-cerrados-de-neurociencia-y-
tecnologia/

Mendoza Gustavo, G. (2017). La Ruta De Decisiones Del Consumidor: Cómo Los


Consumidores Toman Decisiones De Compra. Revista Ciencia Administrativa;
2, 140-145.
Michaeli, D. (2017). The Consequences of Disbelieving in Free Will Are Too Awful. The
Doctor Weighs In. Recuperado de: https://thedoctorweighsin.com/the-
conundrum-of-free-will/
Mitchell, D. (2006). Nonconscious priming after 17 years: invulnerable implicit
memory? Psychological Science; 17(11), 925-929.

Mora, F. (2002). Envejecimiento cerebral: Perspectivas actuales. España: Real


Academia Nacional de Medicina.

Morales, P., Pérez, R., Vidrio, G., Yáñez, S., Echauri, L. (2000). Reseña histórica del
síndrome de Down. Rev Asociación Dental Mexicana, 57(5), 193-199.

Morris, C., Sánchez, R., Avilés, J. (1992). Psicología: un nuevo enfoque. México, DF:
Prentice-Hall Hispanoamericana.

Nastoyashchaya, E., López, L. (2015). Diferencias entre hombres y mujeres jóvenes


en memoria de trabajo. Revista neuropsicología, neuropsiquiatría y
neurociencias, 15(2), 35-51.

Pace, E. (2009). De compras con él y ella: Técnicas de mercadeo para entender cómo
venderle al hombre ya la mujer. Estados Unidos: Editorial Grupo Nelson.
Pailla, J. (2013). Neurociencia, Libre Albedrío y los Fines de la Pena. Recuperado de
http://cybertesis.uach.cl/tesis/uach/2013/fjm473n/doc/fjm473n.pdf

86

Parra, L., et al. (2009). Las diferencias anatómicas cerebrales que implican
diferencias funcionales (1a de dos partes). Revista de la Facultad de Medicina
UNAM, 52(4), 177-181.

Parra, N. (2015). Impacto de las técnicas de neuroimagen en las ciencias sociales.


Colombia. Recuperado de
http://www.neurociencia.cl/dinamicos/articulos/668676-rcnp2015v10n1-
7.pdf

Peinado, M. (2000). Envejecimiento y neurodegeneración: bases moleculares y


celulares. Revista de Neurología; 3100 (11), 1054-1065.

Pelegrín, J., Olivera, J. (2015). Prevención y tratamiento del deterioro cognitivo leve.
Revista Psicogeriatría; 5 (2), 45-55.
Pérez, C. (2007). Tiempo y experiencia para la productividad: dos variables
imprescindibles de la administración. Revista Universidad Empresa; 6 (13), 113-
130.

Pérez, J., Gardey, A. (2014). Definición de deletéreo. Recuperado de:


https://definicion.de/deletereo/

Pérez, M. (2010). La mayoría de nuestras decisiones de compra no es consciente.


Revista Marketing Más Ventas; 24(260), 20–25.

PlayGround. (2016). El libre albedrío no existe…pero nos va mejor creyendo en él.


Recuperado de: https://www.playgroundmag.net/now/libre_22666646.html

Portada Inmobiliaria. (s.f.). Ilustración la musicoterapia. [Figura 5]. Recuperado de


http://www.portadainmobiliaria.com/blog/musicoterapia

Pozo, I. (1996). Aprendices y maestros. La nueva cultura del aprendizaje. 1era ed.
España: Alianza Editorial.

87

Rahman, S. (2009). Women's labour contribution to productivity and efficiency in


agriculture: empirical evidence from Bangladesh. Recuperado de:
https://core.ac.uk/download/pdf/74389154.pdf

Rains, G., Campos, V. (2004). Principios de neuropsicología humana. México: McGraw-


Hill.

Red Search. (s.f.) Ilustración de Benjamin Libet. [Figura 1]. Recuperado de


https://redsearch.org/images/p/benjamin_libet_quotes

Richly, P. (2014). Comida para un cerebro saludable. Argentina: FINECO.

Riesgos éticos del neuromarketing. (2011). Revista Istmo, 53(316), 40. Recuperado de
http://search.ebscohost.com/

Rodríguez, G. (2015). Sexo y cerebro. Recuperado de


https://www.amc.edu.mx/revistaciencia/images/revista/66_4/PDF/SexoY
Cerebro.pdf

Ronda, P. (2013). Neuromarketing, ¿El Futuro Ya Está Aquí? Revista 3 Ciencias. 2 (7),
1–11.

Ruiz, S., y Rahona, J. (2011). Trabajando en modo multitarea: Cuellos de botella en la


decisión y en la acción. Revista Ciencia Cognitiva, 5(3), 60-63.

Saigle, V., Dubljević, V. Racine, E. (2018). The Impact of a Landmark Neuroscience


Study on Free Will: A Qualitative Analysis of Articles Using Libet and
Colleagues' Methods. Recuperado de:
https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/21507740.2018.1425756

Salazar, C. (2011). La neurociencia del consumidor como horizonte de investigación,


conceptos y aplicaciones. Un enfoque paradigmático. Revista Universidad &
Empresa, 21, 143–166.

88

Sánchez, B. (2011). Derecho Penal y Neurociencias. ¿Una relación tormentosa?


InDret. Revista para el análisis del derecho; 2, 1-57.

Särkämö, T., Altenmüller, E., Rodríguez-Fornells, A., Peretz, I. (2016). Music, Brain,
and Rehabilita- tion: Emerging Therapeutic Applications and Po- tential
Neural Mechanisms. Rev Front Hum Neurosci; 10: 103-05.

Shipman, M. (2018). Study Tackles Neuroscience Claims to Have Disproved ‘Free


Will’. Recuperado de: https://news.ncsu.edu/2018/03/free-will-review-
2018/

Siedliecki, S., (2006). Effect of music on power, pain, depression and disability.
Journal Adv Nurs; 54: 553-562.

Sin Permiso. (2016). Ilustración sobre la productividad de la mujer. [Figura 2].


Recuperado de http://www.sinpermiso.info

Sobol, E. S. (2014). Autism Research: Music Aptitude’s Effect on


Developmental/Academic Gains for Students with Significant
Cognitive/Language Delays. ProQuest LLC; Recuperado de:
http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=eric&AN=ED557093
&lang=es&site=ehost-live

Stewart, L. (2012). Psychomusicology: Music, Mind, and Brain. Recuperado de


http://dx.doi.org/10.1037/a0031176

Thelwell, E. (2014). Qué busca la gente que toma ayahuasca o yagé. Recuperado de:
https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/04/140430_salud_ayahuasca_
yage_propiedades_gtg

Therrien, A. (2018). Effects of psychedelic DMT 'similar to near-death experiences'.


Recuperado de: https://www.bbc.com/news/health-45181770

89

Try Not Laughs. (s.f.). Ilustración sobre la ayahuasca. [Figura 7]. Recuperado de
https://trynotlaughs.us/galleries/cuerpo-mente-y-espiritu.html

Van Hedger, S., Shannon, H., Nusbaum, H. (2017). Absolute pitch can be learned by
some adults. Recuperado de
https://www.researchgate.net/profile/Shannon_Heald/publication/325208
629_Absolute_pitch_can_be_learned_by_some_adults/links/5bc12772299bf
1004c5e4bd4/Absolute-pitch-can-be-learned-by-some-adults.pdf

Vallejo, O. (2011). Adaptación laboral: Factor clave para el rendimiento y la


satisfacción en el trabajo. Revista Cultura, educación y sociedad, 2(1), 101-176.

Venturelli, N., Branca, I. (2016). Evidencia y neurociencias cognitivas: El caso de la


resonancia magnética functional. Revista de filosofía; 50, 177-207.

Verdugo, M., Bermejo, B. (2009). Discapacidad intelectual: adaptación social y


problemas de comportamiento. Madrid: Ediciones Pirámide.

Viegas, D. (2012). Ayahuasca medicina del alma (1era ed.). Buenos Aires: Editorial
Biblos.

Vicente, E. (2011). Bases neurobiológicas del envejecimiento neuronal. Revista Digital


Universitaria; 12 (3).

Welzel, H. (1973). Reflexiones sobre el libre albedrío. Recuperado de:


https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2787832

Zamnesia. (2015). El consumo de ayahuasca a largo plazo cambia la estructura física


del cerebro. Obtenido de https://www.zamnesia.es/blog-el-consumo-de-
ayahuasca-a-largo-plazo-cambia-la-estructura-fisica-del-cerebro-n807

90

Descubrimientos de en la neurociencia y
los retos que plantea

Autores

Carolina Araya Romero, Pablo Canales Campos, Georgianella Coto Quesada,


Nikole Granados Mejía, Adrián Herrera Angulo, Jimena Salazar Conde, Javier Urroz
García & Katherinne Vaglio Gómez

Todos los derechos reservados.


Ninguna parte de esta obra puede ser
reproducida o transmitida de manera
alguna sin el previo permiso de los
editores. Edición:
Abril, 2019
Diseño: Fabián Peña Miranda

También podría gustarte