Está en la página 1de 2

Unidad II

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DEL DERECHO PENAL


PRINCIPIO DE LEGALIDAD: Artículo 1.- Nadie será sancionado con una pena o medida
sin que los presupuestos de la punibilidad de la conducta y la sanción aplicable se
hallen expresa y estrictamente descritos en una ley vigente con anterioridad a la acción
u omisión que motive la sanción.
CARÁCTER CONSTITUCIONAL DE LAS GARANTÍAS CONTENIDAS EN EL PRINCIPIO DE
LEGALIDAD.
Este principio encuentra su fundamento constitucional en las reglas que proclaman los
principios de la libertad jurídica y del estado de derecho dispuesto estrechamente en
los artículos 9 y 17 inciso 3 de la Constitución Nacional. Según el primero y conforme al
principio fundamental de la libertad jurídica: "Nadie está obligado hacer lo que la ley
no ordena ni privado de lo que ella no Prohíbe", mientras que de acuerdo al artículo 2
de la constitucional mencionado, aunque consagrado como un derecho procesal, toda
persona bajo proceso tiene derecho a "que no se le condene sin juicio previo fundado
en una ley anterior al hecho del proceso".
LEGALIDAD DEL DELITO Y DE LA PENAL: Este principio fundamental puede extenderse
en principio a dos garantías esenciales:
a.-) Legalidad del Hecho Punible: por el cual debe entenderse que los presupuestos de
la punibilidad de la conducta deben preverse en forma precisa y detallada en una ley
vigente con anterioridad a la acción u omisión que se ordena o prohíbe por el precepto
penal. Es decir que la conducta prohibida u ordenada por la norma debe estar
precisamente descripta en el precepto legal (tipo Legal) que define al hecho punible
sea crimen o delito.
b.-) Legalidad de la sanción: de igual manera la sanción aplicable a quien comete la
conducta prohibida u omite la debida, debe estar determinada en la ley vigente y
anterior a ella. Por sanción debe entenderse todas las consecuencias jurídicas recibidas
por el hecho punible es decir la pena privativa de libertad, la pena de multa y otras,
como también las medidas.
LA RESERVA DE LA LEY ART. 3 Constitución Nacional: El principio de reserva legal es
también denominado en otras de sus aserciones doctrinarias principio de la reserva
legal pues corresponde exclusivamente a la ley penal tipificar los hechos punibles y las
consecuencias jurídicas que ellas generan.
TAXATIVIDAD Y SEGURIDAD JURÍDICA: Relacionada a la garantía formal enunciada
precedentemente del principio de legalidad, importa además una garantía material de
certeza o seguridad jurídica que se extiende en dos niveles prácticos de aplicación:
Proscripción de la Costumbre: como consecuencia del mandato de la ley
escrita se excluye la posibilidad de admisión del derecho consuetudinario o
costumbrista como posible fuente de conocimiento y creación de hechos
punibles y de sus sanciones.
Límites a la interpretación Extensiva y a la aplicación de la analogía: con la
exigencia del mandato de determinación expresa, el principio de legalidad
obliga a cierto grado de precisión en la descripción de la conducta punible y de
la determinación de la sanción y a las correspondientes fase judicial de la
interpretación y aplicación del derecho penal (adecuación típica del hecho y de
la Sanción), limitando los criterios de interpretación jurídica y de aplicación de
la analogía en cuanto sea perjudicial al justiciable.
IRRETROACTIVIDAD PENAL ART. 14 Constitución Nacional: El presupuesto de la
irretroactividad de la ley penal está regulado como un principio constitucional
autónomo en el Art. 14 de la Constitución Nacional " Ninguna ley tendrá efecto
retroactivo salvo que sea más favorable al encausado o al condenado"
PRINCIPIO DE REPROCHABILIDAD – PRINCIPIO DE PROPORCIONABILIDAD:
El Art. 2 Código Penal, regula los principios de Reprochabilidad y de Proporcionalidad
1º. - No habrá pena sin reprochabilidad.
2º. - La gravedad de la Pena no podrá exceder los límites de la gravedad del reproche
penal
3º . - No se ordenará una medida sin que el autor haya realizado al menos un hecho
antijurídico. Las medidas de seguridad deberán guardar proporción con:
1.-) La gravedad del hecho o de los hechos que el autor haya realizado.
2.-) La gravedad del hecho o de los hechos que el autor según las circunstancias
previsiblemente realizara.
3.-) El grado de posibilidad con que este hecho o estos hechos se realizaran.
Estructura del hecho punible.
1.-) Conducta.
2.-) Tipicidad
Objetivo: 1.-) Acción 2.-) Nexo Casual 3.-) Resultado
Subjetivo: 1.-) Dolo 2.-) Culpa
3.-) Antijuricidad (ausencia de causas de justificación).
4.-) Reprochabilidad (capacidad de comprensión y auto control).
5.-) punibilidad (ausencia de circunstancias que excluyen a la pena).

ART. 3 PRINCIPIO DE PROTECCIÓN DE BIENES JURÍDICOS: El derecho penal intenta


asegurar una convivencia social pacífica y armónica resguardando coactivamente
aquellos bienes jurídicos más preciados por la sociedad sea individual o
colectivamente. Por ello cuando cualquiera de esos bienes jurídicos tutelados se ve
lesionado o en peligro efectivo de serlo es aplicable la sanción penal originada por el
resquebrajamiento del orden jurídico normativo causado por la comisión del hecho
punible.
“Art. 3º.- Principio de prevención. Las sanciones penales tendrán por objeto la
protección de los bienes jurídicos y la readaptación del autor a una vida sin
delinquir”
PRINCIPIO DE READAPTACIÓN SOCIAL – LA REINTEGRACIÓN: El principio de
resocialización en un estado democrático debe de entenderse como un intento de
ampliar las posibilidades de la participación del sujeto en la vida social y no como una
sustitución coactiva de sus valores o de una manipulación de su personalidad, es decir
promover una oferta de alternativas al comportamiento criminal.
“Art. 20 de la Constitución Nacional – Del Objeto de las Penas -Las penas privativas de
libertad tendrán por objeto la readaptación de los condenados y la protección de la
sociedad”