Está en la página 1de 3

ÉTICA PROFESIONAL

Apellidos y Nombres: Antony Alexander Aguilar Amanqui


Código: 1512838

LA VERDAD
(Ensayo)
Cuantas veces en nuestro subconsciente nos hicimos preguntas de porque no

me creen o porque ellos dicen ciertas cosas, si en realidad pasaron otros hechos,

todas esas dudas se resume en una pregunta ¿Quién tiene la verdad? Una

causa seria los malentendidos de la observación; muchas veces las ideas que

nosotros tenemos, son ideas que transgredimos o simplemente llevamos el peso

para nuestra conveniencias o para los seres que uno quiere, en esas situaciones

la supuesta verdad está siendo manipulada, y digo supuesta porque la afirmación

es el subjetivo a los parámetros ya establecidos de la sociedad, en este ensayo

se buscara y se dará ideas sobre la verdad, buscaremos esclarecer las dudas

que manifestamos y así poder realizarnos la siguiente pregunta ¿Cómo podemos

aplicar lo leído en nuestra vida personal y profesional?.

¿Quién tiene la verdad? Es la pregunta que manifestamos reglones atrás para

ello se citara a (Berguer 1985:40) donde estipula que “solamente un bárbaro

intelectual es capaz de afirmar que la realidad es únicamente lo que podemos

ver mediante métodos científicos”. Bajo esta idea se podría afirmar que todo

aquello que paso por un método científico es la verdad y nada mas que la verdad

y no puede ver objeciones u errores en la afirmación, entonces podríamos

considerar que para un hecho fortuitito es decir un accidente o incidente se debe

de recurrir al método científico para poder saber la verdad; algo descabellado

para nuestra generación creer semejante afirmación; si para este accidente solo
basta un testigo que diga como pasaron las cosas, entonces será ¿realmente la

verdad?; y si el accidentado tiene una versión diferente al testigo y afirma otra

cosa; entonces estamos llegando a otra confusión o elección y preguntarnos

¿Quién de los dos dice la verdad?; se tendría que analizar que grado de

honradez hay en estas personas o que consecuencias se daría si se da la

afirmación correcta. Es aquí cuando invocamos a Maturana sostiene que “todo

lo dicho”, o sea, resultado del proceso de la observación, “es dicho por un

observador” (Maturana y Varela 1985:35); Y volvemos a lo ultimo si la verdad la

tiene el observador, no creen que este jalaría para sus propios intereses; en una

sociedad que se basa en reglas y normas, donde hay castigo para el malo y

premio para el bueno; entonces nos ponemos en el caso que si yo como

observador tengo culpa del supuesto accidente, digo supuesto porque ahora ya

nadie sabe si es verdad o no, o de repente fue un hecho planeado y ya no es

un accidente y así el responsable de libraría de todo castigo que puede ver en

su contra, digo esto porque el observador puede tener cierto grado de influencia

con el hecho y puede trasgredir la verdad a su conveniencia.

Bajo todos estos criterios, podemos deducir que una cosa es realidad y otra cosa

es verdad, realidad es todo aquello real, algo tangible, es como decir ver para

creer, entonces si yo te señalo una piedra que en realidad pues es la verdad es

una piedra, ahora puede venir otra persona señalando la misma piedra y decir

que es una pelota, estaría faltando a la realidad.

La verdad tiene que ver mucho con la realidad, la verdad es un hecho tangible

que tiene correspondencia con los hechos, es decir tiene similitudes con la

realidad, la verdad es subjetiva porque todos no tienen el mismo punto de vista


o el mismo criterio, o la misma capacidad de razón. La verdad es única para uno

mismo, la verdad tiene muchas formas para la sociedad.

Antony Aguilar Amanqui

Bibliografía

 Berger, P. 1985. “La reinterpretación de la sociología”. Madrid: Espasa-

Calpe.

 Maturana, H. y Valera, F. 1985. “El árbol del conocimiento: Las bases

biológicas de entendimiento humano”. Santiago: Editorial Universitaria.