Está en la página 1de 5

Universidad Católica Nordestana

Facultad de ciencias sociales y económicas.


Carrera:
Administración de empresas: (PAES)

Tema:
Síntesis del libro “El Hombre Como Pensador”
Práctica.
Numero 2
Asignatura:
Filosofía.
Facilitador:
Lic. Florencio De La Cruz.
Alumno:
José Martin Tejada Alberto.
Matricula:
99-0213
Introducción:
La Filosofía es el amor por la sabiduría, tal y como la entendían los
antiguos griegos, que se preguntaban acerca de materias tan
fundamentales como la existencia, el conocimiento, la verdad, o la moral.
Al leer este libro comprendí más lo compleja y fascinante que es, y las
muchas razones por el cual el hombre es por naturaleza un pensador y
filósofo.

Síntesis de El hombre como pensador


(Mateo Andrés S.J)

El hecho de filosofar.
Filosofar es inevitable en el hombre. Ser hombre es situarse en el
mundo; tomar decisiones, razonar. El hombre necesita algo, un motivo,
por qué vivir y porqué morir, un necesidad de sentido en el hombre.
Cuando se entrega a una tarea, el hombre necesita saber por qué, para
qué, qué sentido tiene para él tal entregarse. En eso se distingue el hombre
del animal. El animal vive de sus instintos, el hombre vive de motivos. El
filósofo trasciende al hombre común. El hombre, para hacerse realmente
hombre, tiene que filosofar.

El hombre intradistante.
Intradistancia es aquella distancia que hay en el hombre mismo. El
hombre existe distante de sí mismo. En ningún momento llega el hombre a
ser todo lo que puede y debe ser. El hombre, dista de su mejor ser, es
consciente de esa distancia, se cuestiona y sufre por ella y anhela
superarla.
La intradistancia trae varios signos: dolor, tristeza, culpa e
injusticia y está en el origen de toda filosofía o creencia.
El hombre, buscador de la verdad.
La intradistancia lleva al hombre a anhelar a superarla, al
crecimiento. El crecimiento es la voluntad más pura del hombre en donde
asimila lo otro, haciendo suyo lo que no es.
El crecimiento del hombre acontece así: El conocimiento guía la
acción humana, y la acción humana hace al hombre. Lo significa que, si el
conocimiento fuera falso o meramente aparencial, la acción sería
incorrecta y los resultados, inhumanos. El hombre busca la verdad; no
sólo verdades parciales ni particulares, sino la verdad total, absoluta que
es Dios.

El hombre filósofo.
Este capítulo se basa en los pensamientos de tres grandes filósofos:
De acuerdo a Platón, la filosofía libera al hombre de los engaños de las
apariencias y lo guía a la verdad y hacia la plenitud de la persona o de la
vida. Aristóteles dice que todo hombre tiene la necesidad de saber y esta
necesidad o deseo parte de la admiración, detenerse ante algo que llama la
atención. Por último Ortega y Gasset plantea que ser hombre es decidir lo
que vamos a hacer encada momento. Según Ortega el que aspire a vivir la
verdadera vida humana, vida de decisión continua, no tiene otra salida que
preocuparse, es decir, pensar y filosofar por propia cuenta.

El joven y el filósofo.
El niño vive de las opiniones y saber ajeno, del saber apropiado. En
el hogar va asimilando las valoraciones propias de la familia y así vive
satisfecho. No necesita más. Pero cuando se hace joven, éste va tomando
sus propias preferencias y vive la vida según sus preceptos. Quiere ser él
mismo. Y en el proceso en que el niño crece y se convierte en joven, se va
sintiendo el mismo, dejando la etapa de niño, se vuelve impulsivo, y lo que
para él no es razonable no lo rechaza totalmente, esta rebeldía se ve
mucho en el campo religioso o moral, el joven suele sentir las verdades
religioso y morales como impedimentos a su desarrollo y por tanto, tiende
a romper las reglas.
Por otra parte, nuevo rasgo de su creciente racionalidad, el joven
suele exigir evidencia matemática, y la exige muy especialmente en este
campo de la religión y la moral, en este momento el joven está empezando
su vida de reflexión; no ha experimentado los límites y así, ignora de hecho
que haya límites a la razón y a la bondad humana.
Finalmente, un rasgo típico de este proceso es la suspicacia. El
joven se resiste a revelar el gozo y el dolor, por los que está pasando.

La dificultad de la filosofía.
Filosofar es difícil porque es ir más allá de lo superficial einmediato
hasta los últimos porqués del hombre y del mundo.
Es difícil porque hay que ir más allá del ‘‘se dice’’, más allá del
pensamiento colectivo que todo el mundo tiene. Es salir de la corriente.
La filosofía debe ser creada por el hombre individualmente, no se
recibe ni se da de unos a otros, cada uno tiene que hacer su propia
filosofía. La filosofía es tarea de pocos, por eso es difícil filosofar.

El hombre metafísico.
Este capítulo abarca los pensamientos de dos psicólogos
reconocidos:
Rollo May, quien plantea que la actual forma de vida de ‘‘producir,
producir y producir’’ ha hecho que los hombres valoren más las cosas
externas a el que a el mismo.
Según Rollo May, el hombre se cierra a lo que más necesita, una
vida significativa, pone fuera de sí mismo los criterios de valoración y se
invalida a sí mismo.
Viktor Frankl dice que también en la sociedad existe una falta de
motivos, y que a vida humana más difícil, motivos más fuertes. La opción
humana es un misterio, pues no es en todo concreta. Siempre hay
una parte que no está garantizada, un riesgo. Cuando termina la razón, co
mienza la audacia, que sin la cual sería imposible la elección La pregunta
antropológica es la pregunta que se refiere al hombre mismo, mientras que
la pregunta metafísica es la pregunta del ser, siendo esta las más
fundamental.

El filósofo y el científico.
El hombre es filósofo y científico. Es filósofo porque quiere saber lo
último del universo donde vive y científico porque estudia el todo. El
hombre es guiado por su saber, del cual hay tres formas: práctico,
científico y filosófico.
El hombre busca el saber, como resultado están todas las ciencias
existentes. El hombre siendo buscador de la verdad, exige cada vez
más pruebas. El modelo de la ciencia de hoy es la ciencia experimental. El
hombrequiere comprobar con sus ojos lo que afirma. Pero las ciencias
experimentales sólo nos dicen cómo usar el conocimiento y no para qué
usarlo. Por eso se necesita la filosofía.

El filósofo y el creyente.
Las clases de saber son: El saber propio, saber apropiado y el saber
filosófico.
El saber propio: Es aquel que se logra con nuestro propio esfuerzo.
El apropiado es el que adquirimos de los demás. El saber apropiado
es conocido como un saber de fe, y es el más amplio y el más utilizado e
importante en la vida diaria ya que casi todo lo que hacemos lo hacemos
por medio de la fe. La vida del hombre es originariamente una vida de fe.
El filósofo y el creyente crecen juntos dentro el hombre, formando
una unidad inseparable.
¿Qué es la filosofía?
Es amor a la sabiduría, y busca dar una explicación a toda la
realidad y responder a las últimas y supremas preguntas que el hombre
puede hacer. La ambición del filósofo es enorme, pues quiere saber toda la
realidad. El científico vive en el hombre, dentro de él. Igualmente el saber
científico: vive y se sostiene en el saber total humano, como parte de ese
mismo. El método filosófico, que no puede ser el sentido de poder
manipular el sentido humano más pleno: Busca entender la experiencia
humana total.

Conclusión:

Como podemos ver, en la vida el hombre tiene muchas dudas y


muchas respuestas, pero mientras más dudas llegan a nuestra cabeza, esas
mismas dudas siempre traen respuestas satisfactorias que a la vez nos
hacen seguir cuestionando y buscando la verdad, convirtiendo en Hombres
pensadores.