Está en la página 1de 2

Instrumentos de cuatro tornillos

Un instrumento antiguo de cuatro tornillos se fija a la cabeza del tripié mediante

una base roscada. Una vez que se nivel a el instrumento lo mejor posible,

ajustando las patas del tripié, se gira el telescopio sobre un par de tornillos

opuestos. Para centrar la burbuja, se emplean tornillos opuestos que se giran

hacia el centro, o bien, en direcciones opuestas. En cualquier caso, al girar los

tornillos, la burbuja sigue la dirección del pulgar izquierdo.

Ahora que Ia burbuja esta centrada de forma aproximada, el telescopio se gira

hacia el otro par de tornillos y se procede de nuevo a centrar la burbuja. El

telescopio se gira de nuevo al primer par de tornillos, se vuelve a centrar la

burbuja de forma aproximada. Este proceso se repite varias veces más, cada

vez con mayor cuidado, hasta que la burbuja se encuentre centrada con

cualquier par de tornillos. Si el nivel sea justa correctamente, la burbuja

permanecerá centrada cuando se gire el telescopio en cualquier dirección. Es

de suponer que si hay un pequeño desajuste en el instrumento, se producirá un

ligero movimiento de la burbuja; sin embargo, la precisión del trabajo no se

vera afectada si se procede a centrar la burbuja cada vez que se tome una

lectura del estadal.

Si al nivelar un instrumento de cuatro tornillos uno de ellos se gira más rápido

que el otro, los tornillos se pueden trabar o la base de nivelación puede hacer

se inestable. En caso de que esto pase, se deben aflojar los tornillos

ligeramente y después girar uno o más de ellos, hasta que se obtenga la

estabilidad apropiada para proseguir con la nivelación. Esto solo requiere un

poco de tiempo y atención.


Instrumentos de dos tornillos

Algunos de los niveles más modernos solo cuentan con dos tornillos. Aunque

son similares a los niveles de tres tornillos, difieren en que uno de los tornillos

se reemplaza por un punto fijo. Esto significa que cuando se instalan los

instrumentos y se nivelan en un punto dado, estarán en una elevación fija. Si el

instrumento se mueve un poco y se renivela, regresa a la misma elevación.

Para nivelar el aparato de dos tornillos, se gira el telescopio hasta que esta

paralelo a una línea desde el punto fijo hasta uno de los tornillos de nivelación.

Se nivela el aparato y se gira el telescopio hasta que coincida con el otro

tornillo de nivelación; este instrumento se nivela de nuevo y el proceso se repite

tantas veces como sea necesario. (McCormac, 2010)

Resumen
Instrumentos de cuatro tornillos

Una vez que se nivel a el instrumento lo mejor posible, ajustando las patas del
tripié, se gira el telescopio sobre un par de tornillos opuestos. Para centrar la
burbuja, se emplean tornillos opuestos que se giran hacia el centro, o bien, en
direcciones opuestas. En cualquier caso, al girar los tornillos, la burbuja sigue
la dirección del pulgar izquierdo.

Ahora que Ia burbuja está centrada de forma aproximada, el telescopio se gira


hacia el otro par de tornillos y se procede de nuevo a centrar la burbuja. El
telescopio se gira de nuevo al primer par de tornillos, se vuelve a centrar la
burbuja de forma aproximada.
Instrumentos de dos tornillos

Cuando se instalan los instrumentos y se nivelan en un punto dado, estarán en


una elevación fija. Si el instrumento se mueve un poco y se renivela, regresa a
la misma elevación. Para nivelar el aparato de dos tornillos, se gira el
telescopio hasta que esta paralelo a una línea desde el punto fijo hasta uno de
los tornillos de nivelación. Se nivela el aparato y se gira el telescopio hasta que
coincida con el otro tornillo de nivelación; este instrumento se nivela de nuevo y
el proceso se repite tantas veces como sea necesario.

Intereses relacionados