Está en la página 1de 30

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL

FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

UNIDAD Nº 7 - MEDICION DE LA RESISTENCIA DE TOMAS DE TIERRA Y DE LA


RESISTIVIDAD DE TERRENOS

GENERALIDADES

LA RESISTIVIDAD DEL TERRENO Y LOS ELECTRODOS DE PUESTA A TIERRA

En este capítulo se describe el terreno desde su característica de conductor de la electricidad y su


resistividad, así como los factores que influyen directamente en el aumento o disminución de
esta resistividad. Los métodos de medida de resistividad de terrenos constituyen la primera parte
del estudio: el terreno, su interpretación y los posibles mapas equi resistivos que se pueden
confeccionar.

El estudio de los electrodos, como elementos necesarios para conseguir el contacto con el terreno
y permitir el paso a tierra de la corriente de falta o de origen atmosférico, nos permitirá conocer
los diferentes dispositivos que se emplean actualmente, su relación con el valor de la resistencia
de puesta a tierra, su conexión y su forma de instalación.

RESISTIVIDAD DEL TERRENO

Analizando el objeto y la definición de la puesta a tierra de la introducción, se puede observar


que los elementos más importantes que garantizan una buena puesta a tierra son las ligazones
metálicas directas entre determinadas partes de una instalación, el electrodo o electrodos en
contacto permanente con el terreno y una buena resistividad del terreno.

Para conocer el comportamiento del terreno tendremos que estudiarlo desde el punto de vista
eléctrico, como elemento encargado de disipar las corrientes de defecto que lleguen a través de
los electrodos, es decir, debemos conocer la resistividad.

La resistividad del terreno es la resistencia que presenta al paso de la corriente un cubo de


terreno de 1 metro de arista. Se mide en  m y se representa con la letra  (fig. 1).

Fig. 1. Resistividad de un cubo de terreno de 1 m de lado.

1/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

Donde:

Dimensiones de: R = . l/S ;  = R . S ( m2) = ( m)


l m

para un cubo de 1m de lado: R () =  l (m) =  1 (m) = 


S (m2) (1.1) m2 1m

Despejando ,  = R ( m)

Resistencia en ()
Resistividad en ( . m)
Longitud en (m)
Sección en (m2)

La resistividad del terreno depende de su naturaleza, estratigrafía (capas de distinta


composición), contenido de humedad, salinidad y temperatura. La resistividad de un terreno se
ve afectada por las variaciones estacionales.

Por otro lado, a medida que aumenta el tamaño de las partículas aumenta el valor de la
resistividad, por ello la grava tiene mayor resistividad que la arena, y ésta mayor resistividad que
la arcilla. La resistividad se ve asimismo afectada por el grado de compactación, disminuyendo
al aumentar ésta.

Debido a la no uniformidad de sus diferentes capas, cuando queremos determinar la resistividad


en un punto del terreno, por medio de un método de medida, lo que determinamos es la
resistividad media de las capas comprendidas entre la superficie y una cierta profundidad, que a
veces se denomina resistividad aparente a

ELEMENTOS QUE INFLUYEN EN LA RESISTIVIDAD DEL TERRENO

En la resistividad del terreno influyen los siguientes factores:

 Naturaleza del terreno


 Humedad
 Temperatura
 Salinidad
 Estratigrafía
 Variaciones estacionales
 Factores de naturaleza eléctrica . Compactación

Naturaleza del terreno

Los terrenos son buenos, regulares o malos conductores en función de su naturaleza. El

2/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

conocimiento de su naturaleza es el primer paso para la implantación de una adecuada toma de


tierra.

La tabla 1, describe valores de resistividad para terrenos de diferente naturaleza.

NATURALEZA DEL TERRENO Resistividad en  . m


Terrenos pantanosos De algunas unidades a 30
Limo 20 a 100
Humus 10 a 150
Turba húmeda 5 a 100
Arcilla plástica. 50
Margas y arcillas compactas 100 a 200
Margas del jurásico 30 a 40
Arena arcillosa 50 a 500
Arena silícea 200 a 3.000
Suelo pedregoso cubierto de césped 300 a 500
Suelo pedregoso desnudo 1.500 a 3.000
Calizas blandas 100 a 300
Calizas compactas 1.000 a 5.000
Calizas agrietadas 500 a 1.000
Pizarras. 50 a 300
Rocas de mica y cuarzo 800
Granitos y gres procedentes de alteración 1.500 a 10.000
Granitos y gres muy alterados 100 a 600
Tabla 1 Resistividad según la naturaleza del terreno

Para cálculos aproximados de la resistencia de tierra pueden utilizarse los valores medios
recogidos en la Tabla 2.

Valor medio de la
NATURALEZA DEL TERRENO
resistividad .m
Terrenos cultivables, fértiles, terraplenes compactos y
50
húmedos
Terraplenes cultivables poco fértiles, terraplenes 500
Suelos pedregosos desnudos, arenas secas permeab1es 3000
Tabla 2. Valores medios de la resistividad

3/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

En las tablas se puede observar que a medida que la roca es más compacta y más antigua, la
resistividad es mayor.

Los terrenos se pueden clasificar de grano fino a grueso:

 Arcilla (greda).
 Arena finísima.
 Arena fina.
 Arena gruesa.
 Cascajo grava.
 Piedra suelta.
 Roca.

Humedad

El agua que contiene el terreno, su estado higrométrico, influye de forma apreciable sobre la
resistividad: al aumentar la humedad disminuye la resistividad y al disminuir la humedad
aumenta la resistividad. En cualquier caso, siempre que se añada agua a un terreno disminuye su
resistividad respecto a la que tendría en seco.

Se dice que un terreno está «saturado de agua» cuando todos sus intersticios están llenos de agua.

Una vez pasada la causa de la «saturación» el agua contenida en los espacios entre los diferentes
agregados, debido a la gravedad se dirigirá hacia abajo quedando estos interespacios ocupados
por aire en el interior de los agrega dos, al ser superior la fuerza de capilaridad que la gravedad.

El agua contenida en ellos no se mueve y en estas circunstancias, se dice que el terreno está
«saturado de humedad» .

Por efecto de la evaporación natural de la superficie del terreno se produce un empobrecimiento


del agua contenida en los agregados, fenómeno que se propaga lentamente desde la superficie
hacia los estratos más profundos. Este fenómeno tiene más importancia cuanto más seco sea el
clima del lugar y cuanto más superficial es la colocación de la pica de tierra.

El agua disocia las sales en iones y cationes que se encargan de transportar los electrones por el
terreno. Para comprender este fenómeno sólo tenemos que recordar el comportamiento eléctrico
del agua. El agua destilada es aislante y aunque introduzcamos unos electrodos en el interior, de
un recipiente conectados a una pila no circulará energía eléctrica a través de ella. Si al agua le
añadimos una sal, por ejemplo cloruro de sodico sal común, empezará a circular electricidad y a
medida que añadamos más sal circulará más electricidad: los electrones se desplazan por el agua
gracias a los iones disociados.

En los lugares de lluvias estacionales hay que tener muy presente estos fenómenos, pues en la
época de lluvias el terreno presenta una resistividad muy baja mientras que en la época seca la
resistividad es muy alta. En algunas regiones donde estas oscilaciones estacionales son muy

4/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

acentuadas, se deben fijar valores máximos admisibles de resistividad de los terrenos uno para la
época de lluvias y otro para la época seca.

Fig. 2. Variación de la resistividad en función de la humedad del terreno.

Temperatura del terreno

Las características térmicas del terreno dependen de su composición, de su grado de


compactación y del grado de humedad.

La resistividad del terreno aumenta al disminuir la temperatura, pero cuando el terreno se enfría
por debajo de 0° centígrados, la resistividad aumenta muy rápidamente (fig. 3).

Cuando un terreno está a una temperatura inferior a 0° el agua que contiene se congela. El hielo
es aislante desde el punto de vista eléctrico pues la movilidad de los iones del terreno a través del
agua se ve detenida al congelarse ésta.

La evaluación de la temperatura del terreno a las profundidades normales de colocación de las


picas de tierra a lo largo del año nos indican que durante los meses de invierno (Dic-Ene) si la
temperatura de la superficie es de -10 ºC, a 90 cm de profundidad será de -4 ºC y a 2 m de
profundidad tendremos una temperatura de -1,5 ºC (figura 4). (Escala de esta hipótesis en
negrita).

5/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

Fig. 3. Variación de la resistividad del terreno en función de la temperatura.

Fig. 4. Temperatura del terreno a diversas profundidades al variar la temperatura en las


diferentes estaciones del año.

Por este motivo, sobre todo en las zonas con clima continental (inviernos fríos y veranos
calurosos), deberán implantarse los electrodos de tierra a mayor profundidad con el fin de paliar
al máximo el riesgo de alcanzar temperaturas por debajo de 0º C.

6/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

Salinidad del terreno

Al aumentar la salinidad del terreno disminuye la resistividad.

Al hablar de la influencia del agua en la resistividad del terreno se ha mencionado indirectamente


la importancia que tiene la salinidad o el contenido de sales en el terreno. Un terreno puede
mejorar sensiblemente su valor de resistividad aparente o incluso puede hacerse bueno un terreno
de alta resistividad simplemente añadiéndole sales.

En la figura 5 se recoge la variación de la resistividad con el contenido de sales.

Fig. 5. Variación de la resistividad en función de la salinidad en %.

El método más utilizado para la mejora de la resistividad del terreno es añadir sal en las arquetas
de los puntos de puesta a tierra o cerca de los electrodos si son accesibles, y después regar.

No se debe olvidar que el agua hace que las sales penetren hacia la parte profunda del terreno,
hacia la capa de depósito, y que un riego excesivo o unas lluvias excesivas lavan el terreno y, por
lo tanto, arrastran la sal que rodea los electrodos aumentando la resistividad.

Tampoco es aconsejable la colocación de los electrodos en zonas cercanas a los cauces de los
ríos, tanto superficiales como subterráneos, pues suelen ser terrenos muy lavados y por lo tanto
más resistivos de lo normal.

Estratigrafía del terreno

Los terrenos están formados en profundidad por capas de diferentes agregados y por lo tanto de
diferentes resistividades. Su resistividad será una combinación de la. resistividad de las
diferentes capas y del espesor de cada una de ellas. La resistividad media o resistividad aparente
será una combinación de las resistividades de todas las capas que componen el terreno.

El desconocimiento a priori de la resistividad de las capas inferiores obliga al estudio y medición


de las mismas si se necesita conocer el valor de la toma de tierra a una profundidad determinada.

En ningún caso se puede extrapolar el resultado de la capa superficial pues la variación de la


composición del terreno en capas inferiores puede damos sorpresas como las que aparecen

7/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

reflejadas esquemáticamente en la figura 1.6.

Lo que no ha bajado la resistividad en 5 m baja en sólo 1,5 m por encontrar una capa arcillosa
muy buena conductora.

También nos podría haber ocurrido lo contrario y encontrar una capa muy resistiva que no
disminuyera la resistividad o simplemente una oquedad del terreno que dejara el electrodo al
aire.

En el apartado relativo a los electrodos de pica, se comenta este tema más ampliamente, pues a la
hora de colocar las picas siempre se suscita el dilema de si colocadas en profundidad o en
paralelo. El esquema de la figura 6 deja clara la incertidumbre de conocer la resistividad en
profundidad si no se hace una medición previamente, lo que implica coste y tiempo.

Si las instalaciones y el terreno lo permiten, debemos aconsejar la instalación de electrodos en


profundidad. Si el terreno es malo o el número de picas por instalar es grande o lo accidentado
del terreno no lo permite, se colocarán en paralelo pero sabiendo la incertidumbre y el riesgo que
esta decisión supone.

Fig. 6. Variación de la resistividad en función de la estratigrafía del terreno.

Variaciones estacionales

En épocas de lluvias el nivel freático se aproxima a la superficie del terreno, presentando éste
una resistividad menor que en el periodo de sequía, en el que el nivel freático se aleja en
profundidad de la superficie.

En los apartados anteriores, se han descrito una serie de factores que influyen en la resistividad

8/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

del terreno y que generalmente suelen tener «variaciones estacionales».

A lo largo del año se presentan variaciones estacionales que son más acusadas cuanto más
próximo a la superficie del terreno se encuentra el electrodo.

Para conseguir mantener el valor de la resistividad lo más uniformemente posible a lo largo del
año, es conveniente instalar profundamente los electrodos en el terreno y proteger lo más posible
el terreno de las inclemencias del tiempo.

Fig. 7. Variación de la resistividad en función de las variaciones estacionales.

En la figura 7 se observa que en verano la resistividad es mayor que en invierno, y que los
electrodos enterrados a más profundidad tienen una variación estacional inferior a la de los
electrodos enterrados superficialmente.

Las revisiones periódicas de las instalaciones deben hacerse en las épocas más desfavorables
para el terreno siguiendo el ejemplo de la figura 1.7., en las zonas frías en invierno, en las zonas
climáticas con lluvias estacionales en la época seca y en las zonas normales de la meseta o
litorales al final del verano.

A medida que enterremos más los electrodos o los coloquemos debajo de las cimentaciones del
edificio, tendremos más garantías de mantener estable el valor de la resistividad. .

Factores de naturaleza eléctrica

Hay varios factores de naturaleza eléctrica que pueden modificar la resistividad de un terreno.
Los más significativos son el gradiente de potencial y la magnitud de la corriente de defecto a
tierra.

El primero afecta al terreno cuando el gradiente de tensión alcanza un valor crítico, de algunos
kV/cm. Lo que puede originar la formación de pequeñas áreas eléctricas en el suelo que hacen
que el electrodo se comporte como si fuera de mayor tamaño.

El segundo, la magnitud de la corriente de defecto a tierra, puede también modificar el


comportamiento del electrodo de tierra si su valor es muy elevado, bien por provocar gradientes

9/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

excesivos, o bien por dar lugar a calentamientos alrededor de los conductores enterrados que
provoquen la evaporación del agua.

Otro fenómeno que hay que tener muy en cuenta es el deterioro más o menos significativo de los
electrodos o del conjunto de la puesta a tierra, en el caso de un cortocircuito franco o la caída de
un rayo que se canalice a través de la puesta a tierra del edificio. En estos casos es reglamentaria
la comprobación de la red de tierra de la instalación ya que puede llegar a deteriorarse o a
fundirse si la intensidad es muy elevada (cientos o miles de amperios).

Compactación del terreno alrededor de los electrodos

Cuando la compactación del terreno es grande disminuye la resistividad.

Siempre que se coloquen electrodos de pica, la vibración de la máquina de penetración dejará


una separación entre la pica y el terreno por lo que habrá que compactar para que se produzca un
buen contacto pica-terreno.

Se aconseja también la compactación alrededor de los electrodos de placa y los electrodos de


conductor enterrado.

La elección del electrodo que veremos en el capítulo siguiente, junto con su instalación y
profundidad, es lo que determinará junto con la resistividad del terreno la bondad de la puesta a
tierra de la instalación.

PUESTAS A TIERRA

Son conexiones metálicas directas entre determinados elementos de una instalación y electrodos
enterrados en el suelo, generalmente de forma de jabalinas, únicas agrupadas en paralelo o de
malla reticular, destinadas a derivar a tierra las corrientes de falla o de descarga, evitando la a-
parición de tensiones peligrosas entre cualquier parte de la instalación y tierra, así como entre
dos puntos de la superficie-del terreno.
Según su función se clasifican en:

I. Puestas a tierra de servicio que comprenden las conexiones a tierra de los neutros de los
generadores y transformadores, de los pararrayos y descargadores cables de tierra de líneas
aéreas, etc.

II. Puestas a tierra de protección, que unen a tierra las partes metálicas inactivas de la
instalación, pasibles de entrar en contacto con las que se hallan bajo tensión por fallas de
aislación, arcos eléctricos, etc. (carcazas de máquinas, cubas de transformadores e
interruptores, cubiertas de cables, soportes de aisladores, estructuras de tableros, volantes y
empuñaduras de aparatos de mando, soportes de línea aéreas, cercos de protección, etc.) O
aquéllas que normalmente están sometidas a tensiones reducidas (secundarios de
transformad2 res de medición, instalaciones. De baja tensión y de corriente débil, etc.). La
eficiencia de una puesta a tierra es tanto mayor cuanto menor es su resistencia total, puesto
que más reducida es entonces la tensión R.I. Que determina entre la instalación y tierra
cualquier corriente l que la atraviese. Su seguridad requiere circuitos sin interrupción alguna

10/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

(las normas prohíben el Uso de protectores y seccionadores móviles) de sección suficiente


para las corrientes de corto-circuito o de descarga que deban conducir y con uniones que
aseguren bajas resistencias de contacto- a tornillos o compresión realizados con materiales
que, como los electrodos, sean resistentes a la corrosión - Cu, Fe galvanizado o cooperweld.
Para evitar el paso de tensiones elevadas de una parte de la instalación a otra unida aun-
tierra común, 'en principio, deben establecer tomas y circuitos de tierra independientes
estos aún en su recorrido – para:

A) Las partes 1nactivas de la instalación (masas) y las sometidas a tensiones reducidas.


B) Los neutros de baja tensión.
C) Los dispositivos de protección contra sobretensiones en baja tensión.
D) Los neutros de alta tensión.
E) los dispositivos de protección contra sobretension en alta tensión.

Además, si en la instalación existen transformaciones a tensiones muy diferentes, esos circuitos


deben establecerse para cada una de las tensiones.

Más adelante se precisará el concepto de "tierra independiente".

RESISTENCIA DE PROPAGACIÓN DE UNA TOMA DE TIERRA

Es la suma de la resistencia, del electrodo metálico, genialmente despreciable, la resistencia de


tránsito entre el electrodo y la tierra, y la resistencia de la tierra propiamente dicha., donde los
dos últimos sumandos dependen de la forma geométrica del electrodo y de la resistividad del
terreno. En el lugar de transición es máximo, va disminuyendo a medida que aumenta la
distancia, porque crece la sección ofrecida por la tierra al paso de la corriente, y finalmente
tiende a un valor constante, como veremos luego.

La tierra es un conductor electrolítico cuya resistividad, mucho mayor que la de los metales (
tierra / Cu =103 a 1012 ), depende de la constitución del terreno y disminuye rápidamente con el
aumento de la humedad, salinidad y temperatura del mismo; razones que justifican la práctica
corriente de enterrar los electrodos hasta los estratos permanentemente húmedos, así como la de
introducir peri6dicamente soluciones salinas baratas ( de CINa, Cl2Ca, S04Cu o SO4Mg) , a
través de jabalinas huecas, para reducir la resistencia de propagaci6n en terrenos de alta
resistividad.

Los valores de  varían entre amplios límites aún en terrenos de la misma clase, como muestra
la siguiente tabla.

CLASE DE TERRENO  (.M)


Pantanoso, turba < 20, hasta 5
Arcilloso 10 – 50
De cultivo (humus) 50 – 100
Arenoso húmedo, calcáreo 70 – 200
Arenoso seco, con grava 200 – 1200
Pedregoso 1000 – 3000

11/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

Rocoso > 3000, hasta 1010

Para precisar el concepto de resistencia de propagaci6n analizaremos la distribución de la


corriente y la diferencia de potencial en la tierra en un caso simple: el de un electrodo
semiesférico a de radio r enterrado en un suelo homogéneo de resistividad  (fig. 8) por el cual
ingresa una corriente I que sale por otro igual muy alejado.

La simetría esférica que presenta este caso hace que la corriente I se propague radialmente por
tierra en todo sentido, que las líneas de fuerza del campo eléctrico también sean radiales y que
las superficies equipotenciales sean semiesféricas.

Fig. 9
Fig. 8

A una distancia x del centro del electrodo en cualquier sentido, existe pues una densidad de
corriente

j= I = I.
2x2 Sx
y la intensidad del campo eléctrico E, o sea el gradiente de potencial, vale

E=.j= .I.
2x2

Expresión que nos muestra que E varía en proporci6n inversa al cuadrado de la distancia (fig. 9).

La diferencia de potencial Uax entre el electrodo y todo punto que dista x de su centro resulta
entonces
x x
Uax =  E . dx =  . I .  dx =  . I ( 1 - 1 ) =  . I ( 1 - r )
r
2 r x2 2 r x 2r x

12/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

Es decir, constante crece hiperbólicamente con la distancia (fig. 9) y tiende a un valor constante
para x mucho mayor que r.

Ua = .I. Para x >> r


2r
Esta distribución de la tensión entre el electrodo y la tierra puede confirmarse experimentalmente
explorando la superficie del terreno alrededor del electrodo con un voltímetro de alta resistencia
unido al mismo y a una pequeña sonda de tierra desplazable (fig. 8). Se hallan así líneas
equipotenciales circulares y que Ua alcanza el valor constante para x aproximadamente 10 r.

La resistencia de propagación de la puesta a tierra se define como la relación entre el valor


constante de Ua y la intensidad de la corriente I, es decir por

R= Ua / I = p / 2r = p /  d

Siendo por tanto, inversamente proporcional al radio del electrodo semiesférico de radio r =
0,5m enterrado en un suelo homogéneo de resistividad  = 102 m, tiene pues una resistencia de
propagación

R = 102 = 32 
2..0,5

Para un electrodo en forma de jabalina de radio r y longitud l (fig. 10), se arriba a conclusiones
similares. Considerándolo como un semielipsoide muy alargado lo que permite suponer la
distancia focal igual al eje mayor del mismo las superficies equipotenciales resultan
semielipsoides con foco en el extremo de la jabalina, que producen líneas equipotenciales
circulares sobre la superficie del terreno y las líneas de corriente y de fuerza, hiperbólicas. La
tensión entre el electrodo y tierra toma el valor límite.

Ua =  . I .ln 2l
2l r

Para x = 5 a 6 l y la resistencia de
propagación vale

R=  .ln 2l
2. . l r

Fig. 10

Fórmula que muestra que depende fundamentalmente de la longitud del electrodo, va que su
radio interviene a través de In 2.1/ r , que tiene menor influencia por tratarse de una función
logarítmica.

13/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

De allí que el diámetro mínimo de una jabalina esté determinado principalmente por los criterios
mecánicos que determinaría rigidez necesaria para su hincado. Prácticamente se hacen de 2 a 6
m de largo con diámetro de 12,7 mm (1/2”) a 50,8 mm (2").

Una jabalina de 3 m de largo y 20 mm de diámetro tiene pues una resistencia de propagación

R=  . ln 2. 3 = 0,3 . 
2.  . 3 2.10-2

es decir, de 30  en terrenos con  = 102  m.

No trataremos aquí sobre la resistencia de propagación de las jabalinas agrupadas en paralelo y


de las mallas reticuladas con o sin jabalinas en los nodos. Sólo indicamos que las primeras se
utilizan en terrenos de elevada resistividad, y las mallas principalmente en las grandes estaciones
transformadoras, para limitar las tensiones de contacto y de un paso -que definiremos enseguida
- a valores no peligrosos. Además, que entre las jabalinas debe existir una distancia mínima -
función de la longitud de las mismas- para que sus campos eléctricos se superpongan solo
parcialmente y se obtenga así una reducción apreciable de la resistencia de propagación (las
normas españolas aconsejan 2 m como mínimo).

Un criterio práctico para juzgar la calidad de una puesta a tierra puede ser el siguiente:

Resistencia de Calidad
propagación  Instalación de B.T. Instalación de A.T.
Menos de 1 Excelente Excelente
Entre 1 y 5 Muy buena Buena
Entre 5 y 10 Buena Aceptable
Entre 10 y 15 Aceptable Regular
Entre 15 y 20 Regular Mala
Más de 20 Mala Mala

TENSIONES DE CONTACTO Y DE UN PASO.

Se denomina tensión de contacto a la existente entre cualquier punto puesto a tierra de la


instalación que puede ser tocado y el terreno, y tensión de un paso a la que hay entre dos puntos
de la superficie del terreno que pueden ser puenteado por los pies de una persona al andar sobre
el (fig .11).

14/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

Fig. 11

Según lo explicado respecto a la distribución de la tensión entre el electrodo y tierra, la primera

crece con la distancia al mismo y alcanza finalmente un valor constante, en tanto que la segunda,
que es la diferencia entre los valores de la primera en dos puntos diferentes, aumenta a medida
que la persona se aproxime al electrodo.

Las normas VDE establecen los valores máximos admisibles de estas tensiones - decisivos para
el dimensionamiento de las puestas a tierra – como sigue:

15/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

- 6 V para la tensión de contacto en instalaciones de baja tensión (65 a 1000V) ,


- 12 V para la tensión de contacto en instalaciones de alta tensión (mayor 1000 V) sin
neutro a tierra. - según la ,figura para la _instalación de alta tensión con neutro a tierra.

a) Tensión de contacto en
las afuera de la
instalación
b) Tensión de 1 paso en las
afuera, en cercanías de
caminos frecuentado.
c) Tensión de contacto
dentro y tensión de 1
paso dentro y fuera de la
instalación excepto b.
d) Tiempo total de
desconexión

Fig. 12

TIERRAS INDEPENDIENTES.

Dos tomas de tierra próximas son independientes cuando los embudos de tensión de ambas no se
penetran entre sí. Caso contrario, cuando por una circula corriente entre la otra y tierra existe
una diferencia de Potencial (fig. 13 ). La distancia mínima aconsejada por la práctica para tales
tierras es de aproximadamente 20 m, aunque algunas normas fijan menos (6 m en las españolas).

Esta circunstancia debe tenerse en cuenta cuando se mide la resistencia de una puesta a tierra : la
toma auxiliar, por la que sale la corriente que se hace ingresar por aquella, debe estar a una
distancia de aproximadamente 40 m y la sonda de medición de tensión a unos 20 m.

16/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

Fig. 13

MEDICION DE LA RESISTENCIA DE PROPAGACION.


1- MÉTODO DE NIPPOLD

Utiliza dos tomas de tierra auxiliares Al y A2 (fig. 14). Con ayuda de un puente de hilo
alimentado por corriente alterna, se miden las resistencias entre las tierras tomadas de dos en dos.

Si R1, R2 y R3 son los resultados de las tres medidas ( de la forma a/b . Rn), se tiene:

17/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

RI = Rx+ RA1

R2 = Rx + RA2

R3 = RA1+ RA2

de donde, sumando miembro a


miembro las dos primeras ecuaciones
y restando de la tercera:

R = (R1 + R2 – R3)
2

Fig. 14

Los resultados son utilizables cuando las resistencias de las tierras auxiliares son del mismo
orden que Rx. Si RA1 y RA2 son muchos mayores que Rx, resulta R1 + R2 aproximadamente
igual a R3 y R1+ R2 – R3, dependerá mucho de los valores parciales, por ser la diferencia de dos
magnitudes casi iguales. Algunos % de error en los valores parciales, pueden ocasionar un error
del 100 %, y hasta puede ocurrir que se obtenga una Rx negativa, lo cual es lo menos peligroso
porque demuestra que los valores parciales son completamente inservibles.

2 - MÉTODO DE WIECHERT - ZIPP

Emplea una toma de tierra auxiliar A y una sonda S (fig. 15). La sonda se diferencia de la toma
auxiliar en que por ella no pasa corriente en el momento de la medición y por consiguiente, su
resistencia de propagación no aparece en el resultado de la medida. En la figura que muestra la
disposición de medición, el instrumento de cero es un auricular telefónico o un galvanómetro de
bobina móvil G, con rectificador y un pequeño transformador.

Se efectúan dos operaciones de equilibrio. En lra, K1 esta en el punto K y su extremo unido con
Rx, mientras que se ajusta R moviéndose K2 hasta que ID=0.

Según la relación del puente de Wheatstone, se tiene:

R1. ( Rx + RA) = R . R2

18/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

Fig. 15

En la 2da operación se deja fijo K2 y Kl, ahora único con S, se mueve hasta conseguir que r anule
ID. Entonces se tiene:

(R1 + r) .RA = (R - r). (Rx + R2)

De las dos expresiones se deduce:

RA = R. R2 - Rx
R1

(R1 + r) . R. R2 – Rx = (R - r). (Rx + R2)


R1

19/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

R . R2 – R1 . Rx + R . R2 – r . Rx = R . Rx + R . R2 – r . Rx – r . R2
R1

Rx (R + R1) = r . R . R2 + r . R2
R1
Rx (R + R1) = r . R2 . ( R + R1 )
R1

O sea Rx = R2 . r
R1

Si R1 y R2 permanecen constantes durante la medición, el hilo puede ir provisto de una


graduación calibrada en la que se lee directamente el de Rx. Con otros valores de R1 y R2 se
obtienen otros campos de medida.

3 -MÉTODO DE COMPENSACIÓN DE BEHREND

Emplea una, tierra auxiliar y una sonda como el anterior (fig. 16), pero se funda en el principio
de compensación y no en el del puente. La disposición de la conexión es la indicada en la figura.

Fig. 16

Gracias al transformador de intensidad de relación 1:1 por el circuito de compensación,

20/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

integrado por el secundario y el hilo con cursor (o un reóstato) A-B, la intensidad I2 es igual a I1.

El arrollamiento secundario está conectado de modo que en el circuito A-Rx-Rs-C-A, las dos
corrientes tengan sentidos opuestos.

Si se desliza el cursor hasta que ID = O, la caída entre Rx y Rs queda compensada por la que
existe entre A y C. De modo que I 1. Rx = I2 . R, puesto que Rs no produce caída, ya que en la
rama C-Rs la corriente es nula. Corno I1 = I2, se tiene Rx = R.

La resistencia de la tierra auxiliar y de la sonda, carecen pues de influencia sobre la medida. Con
otras relaciones de transformación se obtienen otros campos de medida

MEDICION DE LA RESISTIVIDAD DEL SUELO

1 - MÉTODO DE WENNER

Supongamos qué una fuente puntual de corriente de intensidad I se coloca sobre un punto C
(fig. 17) de la superficie de un suelo que posee una resistencia específica , y que un punto P
ubicado debajo de ella adquiere un potencial V. Como la corriente se dispersa hemisféricamente
por la tierra, la densidad de corriente en el punto P será I / 2 .. r2, donde r = CP. Por
consiguiente la micro diferencia de potencial entre P y un punto separado de él una distancia dr,
vale

dV =  . I . dr (V)
2 .  . r2

y el potencia V en P , debido a la
corriente I

Fig. 17

r r r

V = -  dV = -  . I  dr = -  . I  - 1  =  . I

2 .   r2 2. r  2..r

Consideremos ahora un par de fuentes puntuales de corriente, C1 con intensidad +I y C2 con –I


(fig. 18), colocados sobre la superficie del mismo suelo. En este caso, el potencial del punto P
será la suma algebraica de los que producen C1 y C2; es decir:

21/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

V = V1 – V2 = .I . ( 1 - 1 )
2. C1P C2P

Fig. 18

Continuando, imaginemos que sobre la superficie del terreno se disponen cuatro electrodos
puntuales, C1 P1 P2 C2, en línea recta y a distancias iguales a, y que por los electrodos
externos C1 C2 se inyecta una corriente I, mientras entre los internos P1 P2 se mide la dife-
rencia de potencial (fig. 19).

En esta disposición, conocida como método de los cuatro electrodos de Wenner, si la resistividad
del terreno  es uniforme, los potenciales de P1 y P2 valen

V1 =  . I ( 1 - 1 )
2 .  a 2a

V2 =  . I ( 1 - 1 )
2. 2a a

Fig. 19
(*) Porque la caída en una resistencia puede escribirse:

R.I =. l .I = .l.j


s
respectivamente, y la diferencia de potencial entre P1 y P2

U = V1 - V2 = .I .( 2 - 2 ) = . I .
2. a 2a 2..a

22/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

De aquí resulta que:

= 2.. a. U = 2..a.R
I

donde R = U/I es la resistencia que se mide entre los electrodos de tensi6n. Los resultados
calculados con esta fórmula, llamada de Wenner, muestran una coincidencia satisfactoria con
los reales, cuando la profundidad d a que se introducen los electrodos es aproximadamente
1/20 de la distancia a entre los mismos, y la diferencia de potencial U se mide
potenciométricamente, para que no circule corriente alguna por los electrodos P1 y P2, y la
caída en sus resistencias de propagación no modifique el valor de U. Si la tierra tiene una
estructura uniforme,  es independiente de la distancia a entre los electrodos. Pero como
generalmente se compone de varios estratos de diferente constitución, depende de a y representa
un valor medio de las resistividades de los mismos llamado "resistividad aparente". Cuando más
se separan los electrodos, mayor es la cantidad de estratos alcanzados por la corriente.

Determinada la curva  = (a) para un terreno determinado, pueden hacerse conjeturas


aproximadas sobre su estructura geológica: cantidad y formación de los estratos, localización de
napas de aguas subterráneas, etc.

MEDIDORES DE RESISTENCIA Y/O RESISTIVIDAD DE TIERRA O


TELUROHMETROS.

Son aparatos portátiles basados generalmente en el método de Behrend, provistos de una fuente
propia de corriente alterna (pequeño alternador a manivela u oscilador electrónico alimentado
por baterías de pilas o de acumuladores); un sistema para cambiar la relación I1/I2 es decir, el
alcance de medida (transformador de intensidad de relación variable o de relación fija con shunt
de relación variable); reóstato de equilibrado con posición del cursor graduado en ; instrumento
de cero de vibración o de bobina móvil con rectificador y bornes para conectar las tomas y
sondas de tierra identificados, que se proveen con dos o cuatro electrodos tipo tirabuzón de unos
0,30m de longitud con largos conductores de conexión (10 a 300 m) y un conductor para
conectar la puesta a tierra ,que se investiga. La figura (fig.20) muestra el esquema básico de un
telurohmetro YEW, dispuesto para medir la resistividad del terreno, que puede emplearse
también para determinar resistencias de propagación uniendo C1 y P1 a la puesta a tierra a anali-
zar.

O es un oscilador electrónico que genera una tensión alterna cuadrada de frecuencia variable
entre 10 y 40 Hz, para evitar la interferencia de las corrientes vagabundas continuas o al ternas
senoidales de frecuencia usual, en la medición, y TU un transformador de tensión elevador con
el cual pueden aplicarse 150 - 300 y 600 V al circuito de medida y 100 a 200 mA.

El cursar de R tiene una escala graduada de 0 a 30 . , que el shunt conmutador de la relación


I1/I2 multiplica por 0,01 - 0,1 - 1 y 10.

La precisión es de ±1 % del valor final de la escala de R cuando ésta es menor a 10 y de ± 3 %


del valor indicado cuando vale 10 a 30 .

23/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

Fig. 20

NOTA: En el caso de tomas de tierra de mucha extensión (mallas de tierra) la potencia de los
teluróhmetros resulta casi siempre insuficiente. Por eso sé suelen emplear los transformadores
de consumo propio de las subestaciones como fuentes de tensión, los sistemas de puesta a tierra
de subestaciones alejadas como tierra auxiliar, y líneas de alta tensión fuera de servicio como
conductor de unión entre las dos tierras (fig.d ).

La tensión de la puesta a tierra que se investiga se mide con. un voltímetro de elevada resistencia
interna, mediante una sonda de tensión muy alejada, y para evitar la influencia inductiva del
circuito de corriente sobre el de tensión, ésta se dispone perpendicularmente a la línea de alta
tensión.

24/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

FORMA Y DIMENSIONES DEL DISPERSOR

Jabalinas
Son los elementos más utilizados en la práctica como elemento dispersor. Estas están
constituidas por una barra de acero cilíndrica y lisa, revestida por una capa de cobre aplicado
electrolíticamente para su protección contra la corrosión y para mejorar la resistencia de contacto
a tierra. Este tipo de electrodos de dispersión cuyas características se especifican en las normas
IRAM 2309 y 2310, cuentan entre sus principales ventajas la rapidez de montaje, ya que
permiten acoplar tramos entre sí y la sencillez de su instalación.

Otros tipos de jabalinas, con menor grado de utilización son las fabricadas con cobre electrolítico
o de acero cincado. Estas tienen la desventaja sobre las anteriores que las de cobre no se pueden
hincar en forma directa debido a la escasa resistencia mecánica de éste y en el segundo caso por
el eventual daño o desprendimiento durante el proceso de hincado de la capa de zinc. Además
hay que considerar el costo de una perforación previa.

Los ensayos realizados demuestran que la mejora de resistencia obtenida entre jabalinas con los
distintos diámetros disponibles comercialmente no es significativa y es despreciable.

Las jabalinas de acero - cobre permiten lograr sistemas de puesta a tierra económicos, confiables
y durables. A la ventaja del reducido costo del producto se le suma la sencillez y eficiencia de la
instalación por hincado directo.

La capa exterior de cobre, de 250 µm de espesor mínimo, asegura la durabilidad del electrodo
ya que le confiere una excelente resistencia a la corrosión.

El alma de acero le confiere la resistencia mecánica necesaria para evitar el pandeo del electrodo
durante la instalación.

La instalación por hincado directo minimiza la resistencia de contacto jabalina - suelo.

Jabalinas Lisas:

Diámetro Espesor Cu
Modelo Largo [mm]
Nominal [mm] [µm ]
L 1015 -250 1500
9 250
L 1020 -250 2000
L 1415 - 250 1500
L 1420 - 250 2000
12.6 250
L 1425 - 250 2500
L 1430 - 250 3000
L 1615 - 250 1500 14.6 250
L 1620 - 250 2000
L 1625 - 250 2500
L 1630 - 250 3000

25/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

L 1635 - 250 3500


L 1815 - 250 1500
L 1820 - 250 2000
L 1825 - 250 2500 16.2 250
L 1830 - 250 3000
L 1835 - 250 3500

Jabalinas Acoplables:

Diámetro Espesor Cu
Modelo Largo [mm]
Nominal [mm] [µm ]

A 1415 - 250 1500


12.6 250
A 1430 - 250 3000
A 1615 - 250 1500
14.6 250
A 1630 - 250 3000
A 1815 - 250 1500
16.2 250
A 1830 - 250 3000

Tomacables:

Para Para conectar con cables de una sección máxima de [mm²]


Jabalinas de
Diámetro 16 25 35 50 95 120
Nominal
9 (3/8") T1
14(1/2") T2 T22
16(5/8") T2 T22 T4
18(3/4") T3 T4

Mejoramiento de la resistividad

El mejoramiento artificial de la resistividad del suelo se logra mediante un adecuado tratamiento


químico del terreno. Está recomendado cuando no se puede lograr la resistencia de puesta a tierra
requerida ya sea por la composición del suelo, su formación geológica o ubicación zonal.

Este método es aplicable en terrenos de alta resistividad debido a la baja concentración de sales,
no siendo útil en terrenos con menos de 50 ohm por metro de resistividad. Debe tenerse en
cuenta que el tratamiento químico del suelo no tiene efecto permanente. Por tratarse de adición
de compuestos químicos, estos se disgregan, combinan y disminuyen con el tiempo y sobre todo
si la porosidad del suelo es alta o bien las precipitaciones pluviales son importantes.

26/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

Gel mejorador de resistividad de suelos

Siendo el suelo el medio final donde la carga eléctrica se dispersará en forma de calor (efecto
joule) resulta ser la conformación y composición, porosidad, contenido de sales, humedad así
como la temperatura los factores determinantes de la resistividad del suelo. La humedad natural
del terreno en la zona considerada resulta uno de los principales factores en la determinación de
la puesta a tierra.

Afecta a ésta en forma directa, ya que una pequeña variación de la humedad, marcará diferencia
en la resistividad del suelo que circunda al dispersor. La humedad del terreno oscila entre el 15 y
18%, estableciéndose como valor crítico una humedad media relativa del orden del 20%.
Superando ese valor crítico de humedad, el eventual agregado de agua sólo proporciona una
mejora no significativa en resistividad del suelo. Otro factor importante a tener en cuenta es la
temperatura del suelo.

Para temperaturas ambiente mayores de 0°C, la resistividad del suelo se mantiene más o menos
constante, pero para temperaturas por debajo de este valor, cuando el contenido de agua se
congela, se produce un gran incremento en su resistividad y por lo tanto de la puesta a tierra. En
zonas donde los inviernos son muy severos, la tierra se congela en un rango de 1 a 2,5 metros por
debajo de la superficie. Teniendo en cuenta todas estas características que presentan los
diferentes suelos del país, "el gel mejorador" actúa como un agente complementario. De esta
forma ayuda a que estos se comporten de manera uniforme en cuanto a su resistencia,
permitiendo así una segura puesta a tierra.

Aplicaciones de los sistemas de puesta a tierra

Instalaciones industriales, domiciliarias (inmuebles), redes de baja tensión (menor a 1Kv)

Involucra las instalaciones, máquinas y equipos eléctricos con tensión nominal de operación
menor a 1Kv y tiene por objeto asegurar el equipotencial de la instalación con respecto del de
tierra de referencia. De esta manera, se minimiza los riesgos y efectos (fisiológicos, incendio,
corrosión calentamiento, etc.) de la circulación de corrientes de falla o estáticas.
En esta categoría se encuentran los sistemas de puesta a tierra para equipos de procesamiento de
datos, instrumentación de campo y equipos electrónicos en general con las consideraciones
particulares de la norma IRAM 2281-5

Sistemas de puesta a tierra en centrales, Subestaciones y redes (de media y alta tensión)

También llamado de servicio y protección es de aplicación para instalaciones con tensiones


nominales mayores de 1Kv como centrales de generación, playas de maniobras, descargadores,
líneas de transmisión y de distribución de energía eléctrica. La utilización de este sistema abarca
las sobretensiones transitorias debidas a la conexión o desconexión de la red de cargas con altos
componentes inductivos o reactivos.

Sistemas de puesta a tierra para descargas atmosféricas

Se los denomina de protección y su principal aplicación son las instalaciones de protección


contra descargas atmosféricas (rayos) directas o indirectas sobre estructuras y construcciones,

27/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

sean áreas urbanas o industriales, o bien sobre líneas de transmisión y de distribución de energía
eléctrica.

SOLDADURAS CUPRO-ALUMINOTÉRMICAS

Proceso de conexión
1- Molde
2- Cámara de reacción
3- Polvo de ignición
4- Polvo de soldadura
5- Disco de retención
6- Canal de descarga
7- Cámara de moldeo
8- Cables

Ventajas de las Soldaduras Cupro-aluminotermicas

Teniendo en cuenta que el material de aporte tiene el mismo punto de fusión que el cobre y
que la sección de la soldadura es mucho mayor que las secciones de los conductores a unir y
siendo la conexión Coppersteel efectivamente una soldadura molecular podemos mencionar
las siguientes ventajas:

 Las conexiones no son afectadas por picos de corriente. Los ensayos demuestran que
frente a corrientes elevadas como las de corto circuito, el conductor se funde antes que las
conexión.
 Las soldaduras no se aflojan ni se corroen en el punto de unión. No existen problemas
de superficie de contacto ni de concentración de tensiones mecánicas.
 Las conexiones poseen elevada capacidad de conducción de corriente, igual o mayor
que la de los conductores propiamente dichos.

Usos

 El proceso de conexiones eléctricas se caracteriza por su simplicidad y eficiencia,


siendo especialmente recomendado para la soldadura de acero-cobre con acero-cobre
(cables y jabalinas) además de poder utilizarse en conexiones de cobre con acero-cobre y
cobre con cobre.
 Es de fácil utilización en obra debido a su equipamiento liviano y portátil que no
requiere de fuentes externas de energía, pues emplea la energía de la reacción entre el
óxido de cobre y el aluminio que produce altas temperaturas. Esta reacción se realiza
adentro de un molde de grafito que permite entre 80 y 100 conexiones. La reacción se
complementa en pocos segundos y por lo tanto la cantidad total de calor aplicada a los
conductores o superficies es considerablemente inferior a la aplicada en otros métodos de
soldadura. Este aspecto es particularmente importante cuando se deben soldar cables

28/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

aislados. por todo esto la conexión Coppersteel garantiza una conexión perfecta, rápida y
permanente que no requiere mantenimiento. El equipamiento Coppersteel es enteramente
intercambiable con equipos similares de otras marcas.

COMO USAR LAS CONEXIONES

Equipamiento Coppersteel: molde, manija,


Chispero, carga, disco y polvo de ignición o
mecha.

El molde y los elementos a soldar deben estar


limpios y secos. Posicione las piezas tal como se
indica.

Verifique que las extremidades de las


piezas a soldar estén centradas en la
cámara de soldadura.

Coloque el disco metálico en el fondo del crisol,


luego vuelque el contenido de la carga y
seguidamente el polvo de ignición o mecha.

Cierre la tapa y con el chispero posicionado


lateralmente inicie la reacción. Antes de abrir el
molde deje transcurrir algunos segundos.

29/30
UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA NACIONAL
FACULTAD REGIONAL SANTA FE

Cátedra: Instrumentos y Mediciones Eléctricas

La conexión Coppersteel es una conexión


molecular entre los conductores. No necesita
energía externa para su realización ni
mantenimiento posterior.

30/30