Está en la página 1de 5

Campesinos

Nombre :Mia Riffo| curso : 7 año B| Fecha : 14 de octubre


LA VIDA DE UN CAMPESINOS Con arreglo a
las leyes medievales, un campesino no era
dueño de sí mismo. Todo, incluida la tierra que
trabajaba, sus animales, su casa, y hasta su
comida, pertenecía al señor del feudo.
Conocidos como siervos de la gleba, los
campesinos estaban obligados a trabajar para su
señor, que en Gran Bretaña les concedía a
cambio una parcela de tierra para cultivo propio.
Su vida estaba llena de penalidades. Muchos se
afanaban para producir alimentos suficientes
para sus familias y para cumplir con su señor.
Les estaba prohibido marcharse del feudo sin
permiso, y para un campesino, la única manera
de obtener la libertad era ahorrar el dinero
necesario para comprar un lote de tierras,o
casándose con una persona libre.

PÁGINA 1
Los campesinos esquilaban a las ovejas y las
mujeres de la familia giraban la fibra hasta
formar los hilos que se usaban para crear las
prendas. Las tinturas eran comunes, por lo que
hasta los campesinos más pobres llevaban ropa
colorida. Casi cualquier tinte podía lograrse a
partir de elementos naturales como plantas,
raíces, liquen, corteza de árbol, nueces,
insectos triturados, moluscos y óxido de
hierro. Algunas fuentes de tintura eran más
costosas que otras. Las telas teñidas solían
desteñirse si no se mordentaba la tela cuando
se la teñía. También, las telas de colores más
brillantes e intensos solían ser más caras, por
lo que solo los nobles o los ricos solían
vestirlas. El uso de colores brillantes, telas de
buena calidad y chaquetas largas denotaban
que el usuario era seguramente noble.

PÁGINA 2
Un campesino es una persona que desarrolla
labores de ámbito rural como: Agrícolas o
ganaderas, cuyo objetivo es la producción de
diferentes tipos de alimentos; hortalizas, frutas
o viñas. Un campesino puede producirlos para
consumo propio o para comercializarlos y
obtener de ello alguna ganancia. Durante la
Edad Media, la alimentación de los campesinos
era poco variada. Se alimentaban de cereales
(pan y papillas) y sopas, así como de queso,
huevos, verduras y legumbres, que producían
en sus granjas y huertos. Comían muy poca
carne, y casi siempre era de cerdo. En un
principio todos los campesinos vivían
desperdigados, por las tierras del señor feudal,
pero poco a poco se fueron acercando hacia el
castillo del señor y se fueron agrupando en
aldeas. ... Dentro de ellas estaban las casas de
los campesinos, que eran casas muy pobres,
construidas con adobe, madera y cañizo.

PÁGINA 3
PÁGINA 4