Está en la página 1de 3

Los Seis Niveles de la Lectura

Leer corresponde a una serie de procesamientos secuenciales, no únicamente


es identificar las letras y las silabas que arman las palabras. Es un modelo de
educación básica encaminado a la enseñanza desde temprana edad, de los
hábitos lecto-escritura para así desarrollar las habilidades de expresión
básicas de un buen comunicador. Por eso es que los seis niveles de lectura
son básicamente para hallar en los estudiantes las habilidades primordiales
para la interpretación de complejas estructuras derivados tipo ensayo,
mediante los cuales se expresan precisamente la ciencia, tecnología y por
supuesto el arte.
El primer nivel es la lectura fonética. El lector es capaz de convertir
secuencias de signos gráficos en palabras, o más bien en la descripción del
texto como tal (imágenes, número de párrafos títulos resaltantes, entre otros).
La lectura fonética es importante en la democratización del conocimiento;
leer fonéticamente consiste en procesos neurológicos secuenciales muy
rápidos, en donde se llevan a cabo procesos analítico-sintéticos.
El segundo nivel es la decodificación primaria. Con esto comienza lo que
comúnmente se llama “comprensión de lectura”. Es adecuada la
denominación pues decodificar primariamente en texto es convertir, traducir
e interpretar la decodificación primaria asume una tarea al convertir cada
termino leído o escuchado a su respectivo concepto. Determina el significado
de las palabras. Su propósito es convertir percibidas a sus respectivos
significados para ello se apoya en sinonimia que es hacer corresponder
términos desconocidos a parecidos a la lectura con términos análogos
conocidos. La contextualización rastrea el posible significado de vocablos
desconocidos utilizando para ello el contexto de las frases donde aparece. Y
por último la radicación descomponiendo la palabra en sus partes, analizando
cada parte investigando su significado.
El tercer nivel es la decodificación secundaria. El campo de acción y de
procesamiento se traslada donde las palabras sueltas hacen las frases. La
decodificación secundaria comprende un conjunto de sub-operaciones cuya
finalidad es extraer los pensamientos (significados de segundo orden)
contenidos en las frases. Los mecanismos decodificadores son 4. El primero
es la puntuación dentro del texto; es decir, encontrar el inicio o final de una
oración. La pro nominalización; es decir, decodificar y usar pronombres que
reemplazan elementos lingüísticos mencionados previamente. La
cromatización busca conectores entre párrafos, que le dan sentido al texto.
Por último, la inferencia proporcional que son las afirmaciones o negaciones,
pensamientos que aceptan grados entre la afirmación categórica y la negación
categórica. Es decir, identifica las preposiciones que se encuentran dentro de
las oraciones compuestas. Estos son un conjunto de mecanismos
decodificadores cuya finalidad es extraer los pensamientos comprendidos en
las frases.
El cuarto nivel es la decodificación terciaria. Los textos poseen una estructura
semántica. Se entiende por estructura semántica una organización de
proposiciones relacionadas entre sí, mediante diversos conectores entre las
proposiciones, pudiendo ser las relaciones o conectores de cualquier tipo:
causales, temporales, espaciales, de implicación, de equivalencia, etc.
No posee estructura semántica. Es decir, consiste en encontrar el significado
de las macro proposiciones. Las macro proposiciones son la redundancia
proporcional, es decir, las frases principales rodeadas de fases secundarias
que podrían omitirse. La estructura semántica es por la cual es texto. Los
modelos que son de gran ayuda, consisten en elaborar un esquema del sistema
proporcional descubierto.
El quinto nivel es la lectura categorial. Cuando el escrito remonta el plano
elemental, es casi seguro que habrá de contener una estructura semántica
suficientemente compleja, próxima a la de los ensayos. Comprender,
decodificar e interpretar ensayos requiere habilidades intelectuales en
extremo complejas, superiores al pensamiento formal. Es decir, que tiene
como propósito definir o identificar la tesis o columna vertebral del ensayo,
donde la cual se articulan las restantes proposiciones. Primero sacar las ideas
principales, segundo sacar las macro proposiciones, la tercera es definir o
interpretar la tesis, la cuarta analiza la tesis y la quinta, solo tienes que volver
a leer el texto, descubriendo y explicitando los enlaces entre las proposiciones
y la tesis. En una palabra, se debe descubrir la oculta organización categorial.
El sexto y último nivel es la decodificación metasemántica. Es la forma
superior de leer del ser humano. Tiene como finalidad contrastar, colocar en
correspondencia, o contraponer la obra leída con tres instancias externas al
texto. Que son el autor, la sociedad en que vive y el resto de escritos. Además,
busca comparar y hacer corresponder el sistema de ideas contenidas en el
texto con otros sistemas. No es una lectura interna, sino externa. Vincula la
estructura semántica con sistemas externos de ideas como lo son la sociedad,
el autor y el resto del escrito. Establece las circunstancias socio culturales del
individuo, critica y estadística.
Todo el camino que recorrimos hasta este punto nos muestra como los seis
niveles de la lectura descritos en este texto le dan lógica interna y externa
referidas a las relaciones y operaciones establecidas entre las frases y los
pensamientos incluidos en el y del mismo autor.