Está en la página 1de 9

Universidad de Los Andes

Facultad de Ingeniería
Escuela de Ingeniería Civil
Departamento de Estructuras
Cátedra: Materiales y Ensayos

ADITIVOS PARA EL CONCRETO

Integrantes:
Méndez Miguel CI: 23.777.483
Rojo Julio CI: 24.565.881
Zambrano Rafael CI: 23.779.407
Semestre U-2017 Prof. Frenando Sarmiento
Mérida, noviembre de 2017
Introducción
Los aditivos son productos capaces de disolverse en agua, que se adicionan durante
el mezclado en porcentaje no mayores al 5% de la masa del cemento, con el propósito de
modificar el comportamiento del concreto en su estado fresco y/o en condiciones de trabajo.
En ciertos casos se pueden requerir propiedades especiales, como mayor tiempo de
fraguado, rapidez en la adquisición de resistencia, o la reducción del calor de hidratación;
donde es conveniente considerar e investigar algunos aditivos para producir los efectos
deseados.
Para aplicar o utilizar un aditivo para concreto no es necesario ningún tipo de
preparación de la superficie, ya que se agregan directamente en el concreto durante el proceso
de fabricación. Esto representa una gran ventaja y un importante ahorro en cuanto a mano de
obra.
En la actualidad gracias al progreso de la industria química y recientemente la
nanotecnología, los aditivos han sido incorporados al concreto, y actualmente podemos
encontrar un sinnúmero de productos en el mercado que satisfacen la gran mayoría de las
necesidades para los usuarios de concreto.
El éxito al usar los aditivos depende mucho de la forma de uso y de la acertada
elección del producto apropiado.
Se ha progresado mucho en este campo y es conveniente que el personal que aplicará
el aditivo a la mezcla esté capacitado e informado ya que la eficacia depende en gran parte
de esto.
Cada vez se va consolidando a nivel internacional el criterio de considerar a los
aditivos como un componente normal dentro de la Tecnología del Concreto moderna ya que
contribuyen a minimizar los riesgos que ocasiona el no poder controlar ciertas características
inherentes a la mezcla de concreto original, cono son los tiempos de fraguado, la estructura
de vacíos el calor de hidratación, etc.
En nuestro país, no es frecuente el empleo de aditivos por la creencia generalizada de
que su alto costo no justifica su utilización en el concreto de manera rutinaria; pero si se hace
un estudio detallado del incremento en el costo del m3 de concreto (incremento que
normalmente oscila entre el 0.5 al 5% dependiendo del producto en particular), y de la
economía en mano de obra, horas de operación y mantenimiento del equipo, reducción de
lazos de ejecución de las labores, mayor vida útil de las estructuras etc., se concluye en que
el costo extra es sólo aparente en la mayoría de los casos, en contraposición a la gran cantidad
de beneficios que se obtienen.
Antecedentes
Los antecedentes más remotos de los aditivos químicos se encuentran en los concretos
romanos, a los cuales se incorporaba sangre y clara de huevo.
La fabricación del cemento portland alrededor de 1850 y el desarrollo del concreto
armado, llevó a regular el fraguado con el cloruro de calcio, patentado en 1885. Al inicio del
siglo se efectuaron sin éxito comercial estudios sobre diferentes aditivos.
El primer antecedente de los aditivos químicos modernos se encuentra en el empleo
ocasional del sulfonato naftaleno formaldehido, que fue utilizado en 1930 para actuar como
dispersante en concretos con adiciones negro de humo, destinados a carriles de pavimentos
que por su coloración pudieran llamar la atención de ¡os conductores de vehículos. Si bien
en 1932 se registró una patente de los EE.UU. no se aplicó por su elevado costo y exceder
los requerimientos de las construcciones de concreto de esa época.

Tipos de Aditivos
Según la norma COVENIN 356:1994 (Aditivos químicos utilizados en el concreto) y
ASTM C-494 los aditivos presentan la siguiente clasificación:
Tipo A: Plastificantes o Reductores de agua.
Son compuestos orgánicos e inorgánicos que permiten emplear menor agua de la que
se usaría en condiciones normales en el concreto, produciendo mejores características de
trabajabilidad y también de resistencia al reducirse la Relación Agua/Cemento. Trabajan en
base al llamado efecto de superficie, en que crean una interface entre el cemento y el agua en
la pasta, reduciendo las fuerzas de atracción entre las partículas, con lo que se mejora el
proceso de hidratación.

Características y beneficios:

En estado plástico:
• Reduce el contenido de agua de mezcla por lo menos en 5 %.
• Mejora la trabajabilidad.
• Mejora la cohesión.
• Reduce la tendencia a la segregación y al sangrado.

En estado endurecido:
• Aumenta la resistencia a la compresión axial y a la flexión.
• Mejora la adherencia al acero de refuerzo.
• Reduce la tendencia al agrietamiento.

Tipo B: Retardadores.
Estos aditivos se emplean para retrasar el tiempo de fraguado del concreto, dando
mayor comodidad para el manejo del concreto en la obra, especialmente cuando se trata de
vaciados grandes. Este tipo de aditivos son de mucha utilidad cuando los trabajos se tienen
que realizar en climas calientes y/o cuando se espera que el transporte del concreto tome
mucho tiempo.
Las aplicaciones principales del retardador del fraguado están en aquellos hormigones que:

 Se coloquen en grandes volúmenes: evita una elevación considerable de la


temperatura debida al calor de hidratación.
 Tengan que ser transportados a largas distancias: aumenta el tiempo de puesta en obra
del hormigón y su manejabilidad.
 Las condiciones de colocación sean lentas: por dificultades de acceso o encofrados
con formas complicadas.
 Se coloquen con temperaturas ambientales altas: compensa la caída rápida de
trabajabilidad.
 Tengan que revibrarse: para evitar fisuras debidas a deformaciones del encofrado o
unir distintas tongadas.
La dosificación del aditivo retardador debe hacerse junto con el agua de amasado y no
hacerlo directamente sobre el concreto, de esta forma se evita que el aditivo quede sólo en
una porción del concreto, teniendo ésta un retraso considerable mientras que otra parte de
dicho concreto tenga un fraguado normal.
Una sobredosificación accidental del aditivo retardador trae consigo un retraso del
fraguado considerable tanto más acusado cuanto mayor sea la sobredosificación, así mismo
las resistencias iniciales serán bajas, aunque las finales no se vean afectadas por ello.
Debido a la gran cantidad de factores que influyen en el proceso del fraguado del
cemento, como son cantidad y tipo de cemento, temperatura de los componentes del concreto,
temperatura ambiente, volumen del concreto, dosificación del retardador, etc. no se puede
determinar a priori el retraso que vamos a tener, por lo que es necesario hacer un ensayo con
los mismos componentes y condiciones que se tengan en obra, y de esta forma poder
determinar la dosificación óptima para el retraso de fraguado que queremos.

Tipo C: Aceleradores.
Son aditivos que aceleran el fraguado del concreto e incrementa las resistencias a edades
tempranas. Permite remover con anterioridad los encofrados, acelerando el programa de
construcción. Ideal para trabajo de reparación.
Principales aplicaciones
• Colocación de concreto en climas fríos.
• Concreto convencional y estructural.
• Concretos para fabricación de tubos.
• Para la fabricación de elementos prefabricados, postensados o pretensados, el
aditivo acelerante deberá estar exento de cloruros.
Características y beneficios
• Reduce el tiempo de fraguado inicial una hora aproximadamente.
• Mejora la trabajabilidad y produce un concreto más denso.
• Minimiza el sangrado y la segregación.
• Mejora el desarrollo de resistencia a la compresión a edades tempranas.
Los acelerantes de fraguado se dividen en dos grupos, aquellos que su composición base
son cloruros y los exentos de cloruros. Los primeros pueden atacar a las armaduras con la
mínima presencia de humedad, por lo que sólo se deben emplear en hormigones en masa.
La dosificación de aditivo acelerante de fraguado debe hacerse junto con el agua de
amasado y no hacerlo directamente sobre el concreto, de esta forma se evita que el aditivo
quede sólo en una porción del concreto, endureciendo rápidamente ésta, mientras que el resto
tenga un fraguado normal.
Debido a la gran cantidad de factores que influyen en el proceso de fraguado del cemento,
como son dosificaciones y tipo de cemento, temperatura de los componentes del concreto,
temperatura ambiente, masa de concreto, dosificación del acelerante, etc. no se puede saber
a priori cuánto es el aceleramiento obtenido con una dosificación de aditivo acelerante, por
lo que es necesario hacer un ensayo previo con los mismos componentes y condiciones que
se tengan en obra y de esta forma poder determinar la dosificación óptima para la aceleración
de fraguado que queremos.
Debido a que la reacción del aditivo acelerante con el cemento es exotérmica y ésta se
produce en un espacio de tiempo corto, la elevación de la temperatura del concreto puede ser
considerable por lo que se debe extremar el curado de dicho concreto y evitar de esta forma
las fisuras que se podrían producir debido a la retracción térmica.

Tipo D: Reductores de agua y retardadores.


Es un aditivo líquido que imparte al concreto fresco una alta reducción de agua, y
obteniéndose altas resistencias a cualquier edad, o bien, una consistencia fluida para lograr
una alta trabajabilidad. Es también un retardante de fraguado del concreto. No contiene
cloruros.
El uso del aditivo reductor de agua y retardante, provee al concreto de una plasticidad y
fluidez adecuada mejorando las características del concreto tanto en estado plástico como
endurecido.
Principales aplicaciones
• Concreto colocado en climas cálidos.
• Concreto que se transporta a distancias largas.
• Concreto que requiere alta trabajabilidad: Bombeo y colados en estructuras estrechas.
• El aditivo se puede utilizar como reductor de agua y retardante y como fluidificante.

Características y aplicaciones
• Reduce la cantidad de agua de mezcla por lo menos en 5 %.
• Retarda el tiempo de fraguado inicial por lo menos una hora.
• Aumenta la resistencia a la compresión axial por lo menos en 110% a 28 días.
• Facilita el bombeo del concreto.
• Aumenta la durabilidad.

Tipo E: Reductores de agua y aceleradores.


Resulta de la combinación de compuestos acelerantes y reductores de agua. Mejora
las propiedades plásticas y de endurecimiento del concreto tales como la trabajabilidad,
resistencia a la compresión y a la flexión.
Se caracteriza por un alto poder dispersante, permitiendo una perfecta distribución de
las partículas del cemento en el concreto, provocando su hidratación completa, obteniendo el
máximo efecto adherente del cemento.
Es apto para el bombeo. Especialmente indicado para facilitar el bombeo de concreto
en clima frío. Se debe colocar el aditivo a pie de obra ya que es acelerante y se tiene un
tiempo no mayor de una hora para su colocación.
Se emplea como reductor de agua e incrementa la resistencia por su baja relación
agua/cemento; se debe usar en los elementos prefabricados, elementos preforzados,
postensados, estructuras de puentes y vigas voladas.
Principales aplicaciones
• Colocación de concreto en clima frío.
• Concreto estructural.
• Bloques de concreto.
• Fabricación de tubos de concreto y muchos
elementos prefabricados.
Características y beneficios
• Reduce el tiempo de fraguado inicial
• Desarrolla alta resistencia a edad temprana, por lo que permite un tiempo más
corto para descimbrar.
• Aumenta la densidad del concreto.
• Minimiza la tendencia al sangrado y a la segregación.

Tipo F: Reductores de agua de alto rango.


Es un aditivo líquido que imparte al concreto fresco una alta reducción de agua, mayor
del 15%, y obteniéndose altas resistencias a cualquier edad, o bien, una consistencia
superfluida para lograr una alta trabajabilidad.
Se recomienda para concreto pretensado o postensado. Es también muy compatible
con agentes inclusores de aire, impermeabilizantes integrales y muchos otros aditivos.
Sin embargo, cada material debe ser agregado al concreto por separado.
Ventajas como superfluidizante
 Consistencia fluida, ganando resistencias finales del concreto endurecido.
 Óptima homogeneización del concreto fresco, obteniéndose resistencias finales
uniformes.
 Reduce el sangrado y la segregación a condición de que el diseño del concreto base
sea correcto.
 Notable disminución de contracción y de la tendencia a la fisuración.
 Fácil y rápida colocación ahorrando mano de obra y tiempo.
 El vibrado se puede casi eliminar, salvo en partes densamente armada.

Tipo G: Reductores de agua de alto rango y retardadores.


Es un aditivo liquido superfluidificante, súper reductor de agua de alto rango, súper
retardante de fraguado, libre de cloruros. Duplica en clima cálido el tiempo de maleabilidad
de la mezcla y facilita su colocación.
Formulado específicamente para extender el tiempo de trabajabilidad del concreto
fluido a temperaturas de hasta 54º C.
Como reductor de agua de alto rango, adicionándolo en el agua de mezcla, permite
reducir del 15 al 18% del agua necesaria para lograr la consistencia dada, obteniéndose así
un incremento por reducir la relación agua/cemento, en las resistencias a todas edades. La
impermeabilidad y durabilidad del concreto se ven incrementadas importantemente.
Aditivos naturales y de Procedencia corriente
Esta es una clasificación que hemos introducido para hacer conocer algunos
productos de uso o disponibilidad común, que actúan modificando propiedades del concreto
y que ofrecen una fuente potencial de investigación local para desarrollar aditivos baratos.
 Acelerantes
El azúcar en dosificaciones mayores del 0.25% del peso del cemento, la urea, el ácido
láctico de la leche, el ácido oxálico que se halla en muchos productos comerciales que sirven
para quitar manchas y limpiar metales.
 Incorporadores de aire.
Los detergentes, las piedras porosas de origen volcánico finamente molidas, las algas.
 Plastificantes retardadores
Los siguientes productos en porcentajes referenciales relativos al peso del cemento:
El almidón (0.10%), el bicarbonato de sodio (0.14%), el ácido tartárico (0.25%), la celulosa
(0.10%), el azúcar (< 0.25%), resinas de maderas.

Recomendaciones
 La clave para la correcta aplicación de un aditivo es utilizar el porcentaje adecuado de
producto, el cual se indica en la ficha técnica. Este porcentaje es completamente
confiable ya que ha sido previamente corroborado con pruebas en laboratorio.
 Saber la cantidad de cemento y otros aditivos que tendrá la mezcla, y ya en base a esa
información, se podrá determinar la cantidad exacta de producto a utilizar.
 Después de aplicar el aditivo de concreto a la mezcla es importante seguir durante la
aplicación de los aditivos los cuidados que nos marcan las hojas de seguridad.
Algunos aditivos son un poco agresivos cuando están en contacto con la piel, por lo
que deben ser utilizados por personal que cuente con equipo de protección personal
al manejarlos.
En el caso de los acelerantes, es importante curar apropiadamente el concreto para
evitar agrietamientos por pérdidas rápidas de agua.
Bibliografía

 http://tecnoconcret.blogspot.com/2012/06/aditivos-para-el-concreto-la.html
 https://issuu.com/amsrg/docs/aditivos_del_concreto-1
 http://www.ingenieria.unam.mx/~luiscr/licenciatura_ic/1444_pcee/1444_material/a
ditivospresen.pdf
 https://tecnosagot.com/m/sp/productos/
 https://civilgeeks.com/2011/12/11/tipos-de-aditivos-para-concreto/
 http://www.concretonline.com/index.php?option=com_content&view=article&id=8
70:aditivos-definicion-y-clasificacion&catid=46:articulos&Itemid=36
 http://blog.abinco.com.mx/posts/proceso-de-aplicacion-de-los-aditivos-para-
concreto
 http://biblioteca.sena.edu.co/exlibris/aleph/u21_1/alephe/www_f_spa/icon/8830/apli
cacion_aditivos.html#