Está en la página 1de 2

1.

El teléfono roto
Coloca a los niños en dos filas, formando dos equipos, y dile una frase al
oído al primero de cada grupo, cuanto más larga y complicada sea, mejor –
puedes optar por un divertido trabalenguas–. Cada niño deberá susurrarla al
oído del siguiente. El último, dirá en voz alta lo que ha entendido y ganará el
equipo cuya frase se parezca más a la que tú dijiste

El espejo

Una técnica ideal para crear confianza en los niños y hacerlos reflexionar
acerca de las emociones y actitudes de cada uno de ellos. Los pasos a seguir
para esta dinámica de integración son:

1. La persona encargada de la actividad debe formar parejas aleatorias.


2. Los dos niños deberán colocarse uno al frente del otro.
3. Primero un niño intentará copiar los movimientos físicos del otro de forma
simultánea, independientemente de la parte del cuerpo que utilice (puede imitar
expresiones, movimientos de las extremidades, entre otros).
4. Luego será el turno del otro niño de imitar a su pareja.

La papa caliente

O también “la pelota caliente”, es uno de los juegos más populares y antiguos,
el cual se puede utilizar en las dinámicas de integración de forma efectiva, con
tan sólo modificar un aspecto del juego que verás a continuación.

1. Se elegirá un objeto que representará la “papa caliente”, puede ser una pelota,
por ejemplo.
2. Los niños deberán sentarse formando un círculo.
3. Debido a que la “papa” está caliente, éstos deberán pasarla rápidamente al
compañero de la izquierda, al mismo tiempo que dicen su nombre.
4. El coordinador, con ayuda de un cronómetro (el tiempo dependerá de la
cantidad de niños), deberá repetir la frase “la papa caliente”, la cual dirá con
mayor rapidez a medida que el tiempo se agota.
5. Al faltar 10-15 segundos, la frase cambiaría a “se quema” y al finalizar “se
quemó”.
6. El último niño en tener el objeto será el que pierda.

Es recomendable que los grupos no sean mayores a 15 niños y que el tiempo


de cada partida sea suficiente para todo el grupo pueda decir su nombre, pero
recordando que habrá niños en espera a medida que salgan del juego.