Está en la página 1de 4

Sublime Text

Si eres desarrollador y quieres crear tu página web con lenguajes de etiquetas y programación como
HTML, CSS y JavaScript, tu herramienta se llama Sublime Text.

Sublime Text es un editor de código sencillo de utilizar que está concebido para programar sin
distracciones. Tiene una interfaz muy intuitiva con muchas opciones y la posibilidad de configurar
los documentos en multitud lenguajes de etiquetas y programación.

Una de las ventajas es que Sublime Text te marcará cada etiqueta, atributo, valor, etc., en un color
distinto para que puedas identificar más rápido todos los elementos y tu código esté más
organizado.

Además, es posible configurar la herramienta en varios colores oscuros para cuidar los ojos y cansar
menos la vista durante esas largas jornadas de desarrollo web.

Sin duda, es otra de las grandes herramientas de diseño de páginas web que existen en la actualidad.

Notepad++

Al igual que Sublime Text, Notepad++ es una de las mejores herramientas de diseño de páginas web
para programadores que quieren crear páginas sin la necesidad de utilizar un CMS como WordPress
o Joomla.

Algunas de las características que lo convierten en una buena herramienta es su sistema de sintaxis
y coloreado. Notepad++ es capaz de identificar las expresiones propias del lenguaje utilizado y
resaltarlas en una combinación de colores que facilitan la lectura y el escaneo por parte del ojo
humano.

GTMetrix

Si bien no es una herramienta de diseño de páginas web y blogs como tal, sí que es muy útil a la
hora de optimizar una web tras acabar su diseño.

GTMetrix te permite analizar el tiempo de carga de tu web para que sepas exactamente lo que tarda
en mostrarse. Y lo mejor de todo, es que te dice que es lo que está causando que tu web cargue
lentamente y te da una serie de recomendaciones para mejorarla.

Como norma general, tu sitio web debe cargar en el menor tiempo posible, siendo 4 segundos el
tiempo máximo deseado.

¿Y por qué es tan importante que tu web sea veloz? Principalmente por dos razones.

Por un lado, es importante que tu web cargue rápidamente porque los usuarios nos hemos vuelto
algo impacientes y, si vemos que algo tarda en cargar, volvemos atrás y nos vamos a otra página.

Por otro lado, de un tiempo a esta parte, Google toma muy en cuenta la velocidad de carga de tu
web a la hora de posicionarte en su listado de resultados. Por tanto, cuanto menos tarde en cargar,
mejor posicionamiento SEO tendrás.
Drupal

Drupal es otro sistema CMS basado en PHP y combinable con MySQL (al igual que Joomla y
WordPress), que puede utilizarse para múltiples propósitos, aunque curiosamente se ha
estandarizado para desarrollar comunidades y sitios web participativos. Permite confeccionar sitios
web utilizando plantillas y módulos (hay miles disponibles). No obstante, su curva de aprendizaje es
bastante alta, dado que es una herramienta creada por programadores y para programadores, por
tanto, si buscas un sistema CMS fácil de usar e intuitivo quizá Drupal no sea la mejor opción (aunque
eso no significa que no puedas aprender a utilizarlo).

Cliente FTP
Si el editor HTML que uses no lo posee, necesitaras un cliente FTP, es decir, un programa que te
permita enviar las páginas que hayas creado a donde hayas alojado tu sitio web. Habitualmente es
un programa que te conecta a tu alojamiento mostrándote lo que allí tienes almacenado (directorio
remoto), al mismo tiempo te muestra lo que tienes en tu sitio local. Mediante algún botón o
comando sencillo te permite como mínimo enviar ficheros a tu directorio remoto o recogerlos para
traerlos a tu disco local. Hay algunos gratuitos como coffeCup FTP o FileZilla FTP. Además, es muy
probable, que los servidores donde alojes tus páginas te ofrezcan algún sistema online para
gestionar los archivos de tu sitio.

Page Ruler

Por si no lo sabías, de cara a mejorar la velocidad de tu web, es muy importante que subas las
imágenes al tamaño exacto al que luego se van a mostrar.

Si tus imágenes las vas a mostrar en unas dimensiones de 800x500px y las subes a 1600x1000px,
estás haciendo trabajar más al navegador y a la vez que aumentas el peso de las imágenes. Esto
hace que tu web cargue de forma más lenta afectando a la experiencia de usuario y, por tanto,
empeorando tu posicionamiento SEO.

Para que esto no ocurra, lo mejor es medir cada imagen antes de subirla. Por ejemplo, si tenemos
un blog y queremos saber cuál es el espacio destinado a las imágenes de cabecera de nuestras
entradas, con Page Ruler podremos saber exactamente las dimensiones y ahorrarnos unos cuantos
kb por el camino.

Google Fonts

¿Cansado de las clásicas tipografías? Si quieres destacar por encima de tu competencia, diferénciate
escogiendo una buena fuente. Olvida las típicas que todo el mundo utiliza y sé original cuando vayas
a elegirlas.

Lo mejor es que pongas a los títulos una tipografía y a los contenidos otra distinta para que hagan
contraste y así facilitar la lectura de tus textos. No hace falta que sean muy distintas una de la otra,
aunque sí es recomendable que una sea con serifa y otra sin ella.

¿Y cuál es la mejor herramienta para ello? Sin duda alguna, Google Fonts.

Se trata de una de las mayores bases de tipografías gratuitas del mundo en la que podrás encontrar
fuentes de cualquier estilo: Monospace, Handwriting, Display, Sans Serif y Serif. No importa qué
estilo quieras darle a tu página web, con Google Fonts siempre encontrarás una tipografía que se
adapte a ello. Para Aula CM, esta son las mejores Google Fonts que te servirán para mejorar el
diseño de tu web.

Canva

Si tienes un blog, debes que saber que las imágenes de cabecera para tus entradas son muy
importantes.

Es lo primero que verán los usuarios cuando entren en tu blog, por lo que es imprescindible causar
una buena impresión. Además, si alguien comparte alguna de tus entradas en redes sociales, la
imagen que aparecerá será la que hayas subido como imagen destacada. Por tanto, si es llamativa,
obtendrás muchos más visitas.

Para realizar buenas imágenes para tus artículos no hace falta utilizar herramientas como Adobe
Illustrator o ser experto en diseño gráfico. Existe una herramienta muy útil a la hora de crear
contenidos para tu web o blog, que es gratuita y online. Se llama Canva.

Al entrar en la herramienta lo primero que verás es un enorme listado con plantillas


predeterminadas. Una vez elegida, llegarás a un lienzo con las dimensiones escogidas en el que
podrás arrastrar y soltar diversos elementos para ir diseñando la pieza: fondos, iconos, ilustraciones,
fotografías, títulos, sellos, etc. Tendrás un sinfín de posibilidades para hacer que las imágenes de tu
web o blog sean únicas y marquen la diferencia con tu competencia.

Tinypng

Siguiendo con las herramientas de diseño de páginas web enfocadas a las imágenes, ahora vamos
con una imprescindible a la hora de su optimización: Tinypng, un compresor que disminuirá el peso
de tus contenidos gráficos.

Es muy sencilla de utilizar, ya que solo hay que arrastrar las imágenes al recuadro que aparece en
pantalla y Tinypng las optimizará automáticamente. Sin duda, toda una ventaja que tus usuarios y
Google agradecerán.

Stylebot

Si quieres iniciarte en la personalización de tu web mediante código CSS pero no te atreves a


modificarlo directamente, Stylebot es una de las mejores herramientas de diseño de páginas web y
blogs para que pierdas el miedo a ello.

Es una extensión para tu navegador con la que podrás modificar visualmente cualquier web a tu
antojo, y luego sacar el código CSS de dicha modificación. De este modo, luego solo tendrás copiar
dicho código que se ha generado y pegarlo en la hoja de estilos de tu página web.
Bloom

¿Te has fijado en esos formularios de suscripción tan chulos que están de moda últimamente?
Sirven para captar usuarios a los que les haya gustado el contenido de la web y poder luego
avisarles de que hay nuevos contenidos y traerlos de vuelta. También para enviarles ofertas y
cupones de descuento en caso de ser un ecommerce.

Antes de que existiera WordPress y los plugins, realizar un formulario de suscripción a una lista de
correo o newsletter era una tarea algo tediosa. Había que crear el código HTML, luego modificar el
aspecto mediante código CSS y posteriormente realizar la vinculación a servicios de email
marketing vía programación. Hoy en día, con WordPress + Bloom, es posible crear formularios de
suscripción totalmente personalizados con un par de clics.

Bloom te permite diseñar formularios de suscripción combinando imágenes, bloques de texto,


pequeñas animaciones y todo lo que se te pueda ocurrir. Después de diseñarlo podrás vincularlo
fácilmente con todas las plataformas de email marketing como Mailchimp y colocarlo en cualquier
sitio de la web.

Personalmente, creo que es una de las grandes herramientas de diseño de páginas web y blogs del
momento.