Está en la página 1de 6

Cantadoras del Pacifico

Luis Eduardo Niño Velandia

Sebastián Norato Cruz

Nicolás Enrique Ocampo Torres

Universidad Nacional de Colombia

Cátedra de sede Jorge Eliecer Gaitán

Múltiples miradas al Pacifico

26 de abril de 2018

Bogotá D.C.
2

Pregunta orientadora: ¿Porque son tan importantes las cantadoras del pacifico?

Desde hace mucho tiempo la región del pacifico además de su riqueza en flora y fauna, se ha

caracterizado por su basta cultura e historia, pero con el pasar de los años las nuevas

generaciones han ido perdiendo el interés en sus costumbres, perdiendo también ese algo que

los hacia especiales. Como solución a dicha problemática ha surgido un grupo de mujeres,

cuyo fin es la preservación y cultivación de los valores artísticos y culturales de la región.

Por medio de una forma didáctica los habitantes de la región en especial los jóvenes han

mantenido vivas las tradiciones componiendo y cantando sus hermosas canciones, además

de generar emprendimiento con sus nuevas ideas como lo son sus 7 ideas de negocio y su

programa de semilleros en la transmisión de saberes.

Justificación

Según Marco Tulio Cicerón “Un pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla”
(Tomado de entretierras.net). La problemática de hoy en día es que muchos jóvenes no
conocen sus raíces, historia y problemáticas. Por lo tanto, la labor de las cantoras destaca por
incentivar por medio de distintas alternativas el conocimiento de su historia y costumbres,
para así forjar un futuro diferente y mejor.

Objetivos

 Demostrar las distintas alternativas de aprender acerca de la historia y la cultura de

una región tan asombrosa como lo es la del pacifico.

 Rendir homenaje por medio de una crónica a las cantadoras del pacifico.

 Resaltar la labor altruista de las cantadoras, como idea principal en la crónica.


3

Crónica

Desde hace un tiempo… Encontrándose en el pacifico un grupo de mujeres, reconocidas en

su profesión, lograron destacar por la más altruista acción, ¿pero qué acción causaba tanta

estimación?

Se trataba de la composición de canciones por dichas mujeres que potenciaban y evocaban

el conocimiento de las tradiciones musicales, culturales y lo que parece más significativo, los

orígenes de su tierra, “el pacifico”, lo que emana un equilibrio simbólico y espiritual.

Pero ¿por qué tan altruista?

Su labor de instrucción hacia el reconocimiento, revaloración y recuperación de la tradición

musical, logra no solo admiración sino el regocijo en sus letras que percibe remembranza de

la tradición de su región lo que lo hace una tan altruista labor.

Pero, ¿qué hace falta para entender ese legado, esas tan destacadas acciones que vislumbran

sus tan antiquísimas tradiciones?

“Palabras faltan para decir que toda la noche entonaron sus cantos para que su alma pudiera

volar tranquila, En la mañana siguiente, las mujeres se encontraban listas para seguir

brindando su compañía como cantadoras”

No tenían asomo de cansancio porque en ese Pacífico selvático, lleno de ríos y bañado por

un maravilloso mar, ellas son quienes sostienen los velorios, ayudan al fallecido y con sus

cantos dan valor a sus deudos. Unas veces con zapatos y otras descalza, nada importante; a

sus muchachos hablaban de la importancia de su legado y como la música su vida ha

cambiado.
4

Góngora realiza un canto en la luz de la noche para recorrer Timbiquí. Avisando a quien al

pasar veía, tocando con sus manos el cununo, los músicos la seguían, y entre ellos la

cantadora Martha Balanta, un ser que en cada segundo una milésima de vida se ganaba; Sus

ojos por un momento su brillo perdían, pero basta que un canto de su Pacífico se le atravesara

en la garganta (un alabao, un arrullo) para que el canto y el baile de ella se apoderaran.

El agobiante recorrido del Pacifico, de Cali a Timbiquí, Guapi, El Charco, Tumaco o

cualquier lugar en donde sus escabrosos caminos dificultan el paso y la opción de navegar es

el adecuado sin prever el posible clima estrepitoso que despierta el mar y lo sacude en grandes

olas que tan solo quisieran tragarse las pequeñas embarcaciones o los caudalosos o estrechos

ríos de donde estas virtuosas cantadoras han arribado; son maestras, agricultoras, parteras,

cocineras, extractoras artesanales de oro, también hay pensionadas, madres de familia; “con

ellas el temas no es solo musical, ellas son patrimonio del pacifico por todo lo que han

entregado”

Se puede pensar, la vida la convirtió en una mujer decidida, crítica, y a las inconformidades

no se guardan lo que no les gusta. Pero basta que dé un abrazo para saber que se está al frente

de una mujer llena de amor y sabiduría. De un ser de luz.

A la edad de los 4 años de infancia hasta ahora, Beatriz Hernández Nariñense de su tierra El

Charco y de su voz emana melodiosa tranquilidad, “Se trata de una conexión que se transmite

con el tiempo, porque uno desde que nace canta: en la cocina, por los ríos, mientras siembra.

Y cuando se muere, pues lo despiden a uno con cantos”; y en el profundo dolor de su región,

“Sé que en Cali hay un grupo de cantadoras desplazadas que para sobrevivir cantan en las

esquinas. Es duro, pero han buscado una forma de subsistencia y conservan las tradiciones

de su territorio”.
5

El ritmo marcado al compás del tambor que atónito deja a su espectador, Milay Mosquera

que hasta al más importante intérprete Timbiquireño asombra con su don, “Me dijeron que

tocaba con los ovarios”, dice la joven cuando preguntan por su labor.

“Evelina Valencia, y aunque hemos nacido para morir, nosotras somos las mayores

bibliotecas de consulta del Pacífico. Por eso tenemos que llevarles la música a las nuevas

generaciones y hacer nuestra resistencia cantando”.

Cada una cogió su camino, con sus peculiares sombreros y su infinita sabiduría; Y se alejaron

hablando de problemas que a su tierra azota, para que entre palabras y cantos una solución

se diera. Después de luchas y guerra que valientes hombres afrontan por su tierra, son ellas

quienes con sus cálidos y confortables brazos reciben sin interés de alguna manera, espíritu

y corazón es lo mejor que entregan, “Son sus primos, sus hermanos, sus amigos... Ellas los

acogerán y los volverán a incluir en sus comunidades. Todas, por supuesto, esperan que sea

para bien, porque en medio de su conocimiento saben que son las controladoras de muchos

aspectos, las que impiden que haya más abandono y más guerra en su territorio”; la música,

el baile y el corazón un fuerte instrumento de esta tan altruista labor que no emana solo

tranquilidad sino además un gran control en esta su gente y su folclor para que los males que

arriban su región no dañen su gente y su tradición, esta importante unión de grandes heroínas

que con sus cantos combaten cualquier problema que en su tierra nace.

Bibliografía
Martinez Ante, O. L. (6 de Abril de 2016). El Tiempo . Recuperado el 6 de Abril de 2018, de El
Tiempo: http://m.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-16556558
6

Navia Casanova, P. A. (12 de Octubre de 2017). Red de cantadores del Pacifico sur. Recuperado el
25 de Abril de 2018, de Red de cantadores del Pacifico sur:
http://www.redcantadorassur.org/index.php/noticias