Está en la página 1de 42

Vulnerabilidad social y violencia escolar:

un estudio sobre sus condiciones de


engendramiento

Universidad Nacional de Santiago del Estero


“Escuela para la Innovación Educativa”
Licenciatura en Gestión Educativa

Docente a cargo: Vanina Ferrero

Integrante: Arce Priscila

Cohorte: 2017

Año: 2019
Índice
Planteamiento del problema________________________________________ 1
Posibles hipótesis de lectura_________________________________________6
Obj Gral. Y específicos __________________________________________ 7
Marco teórico___________________________________________________ 8
Vulnerabilidad: consideraciones conceptuales
Clasificación de vulnerabilidad______________________________________ 9
Agresividad_____________________________________________________ 12
Violencia_______________________________________________________ 13
Violencia escolar________________________________________________ 15
Factores exógeno_________________________________________________16
Tipos de violencia________________________________________________ 20
Paradigma, diseño y fuentes de información____________________________23
Operacionalizacion de las variables__________________________________ 24
Universo, muestra y unidad de análisis________________________________ 25
Instrumento de recolección de datos__________________________________ 26
Cronograma_____________________________________________________ 27
Acceso al campo__________________________________________________28
Análisis de resultados______________________________________________34
Conclusiones_____________________________________________________36
Anexo__________________________________________________________37
Modelo de entrevista
Planteamiento del problema
Hablar de vulnerabilidad social y violencia escolar nos arroja en un tiempo socio
histórico reciente. En los márgenes temporales de lo que podríamos llamar era
contemporánea. Este tiempo a diferencia de otrora como serían la era moderna, medieval y
antigua detenta las características de que todos y cada uno de nosotros gozamos del derecho
inviolable de poder educarnos. Es decir, un individuo puede beneficiarse por parte del
Estado de la facilidad de adquirir de forma gratuita el acceso a la educación. Desde las
herramientas gramaticales básicas para poder comunicarnos hasta obtener las competencias
específicas para ejercer una labor puntual dentro de la sociedad.

No resulta en vano recordar que en épocas pretéritas la educación solamente era


privilegio de unos pocos aristócratas y religiosos, y consecuentemente, el resto de los
individuos pertenecientes a otros estamentos sociales solamente podían cumplir con
actividades comerciales, artesanales o vendiendo su mano de obra para quienes tenían la
propiedad de las tierras. En efecto, el acceso a los bienes materiales y culturales era una
cuestión de privilegios.

Sin embargo, el orden social precedentemente diagramado no se cuestionaba, es decir


un integrante de un estamento bajo no cuestionaba su ascendencia social porque estaba
naturalizada. Se nacía y moría en el mismo seno. Las estructuras sociales se reproducían de
generación en generación. En otras palabras los individuos eran conscientes de que existían
diferencias en la vulnerabilidad social ya que el acceso a los recursos materiales y
simbólicos era desigual. Pero había cierto equilibrio y ese estado de cosas estaba generado
porque no había tensiones por la dinámica de la movilidad social.

No obstante con el advenimiento de la democratización en la educación las clases


sociales contemporáneas han instituido una dinámica diferente a las de sus antecesores. En
la actualidad un individuo no sólo es consciente del grado de vulnerabilidad social que tiene,
sino que lucha por ascender en la pirámide social. En el proceso de la movilidad social
ascendente, los individuos no solamente se adecúan a las diferentes instituciones escolares
para adquirir determinadas competencias sino que en simultáneo luchan por imponerse por
sobre los otros y así conseguir los bienes culturales encumbrados en las sociedades.
Evidentemente este proceso no está exento de conflictos y tensiones.
En este sentido el presente trabajo busca indagar la relación existente entre la
vulnerabilidad social y los conflictos sociales, como indicador de los conflictos sociales se
tomarán diferentes tipos de violencia. Se tomará como objeto de estudio grupos de jóvenes
de una institución escolar. Consideramos sensato tomar a las sociedades como tejidos y que
las mismas se tejen en tramas. Y al ser tales, los estudiantes son un termómetro elocuente de
lo que acontece a nivel macro social. Por lo pronto, consideramos justificado que las
conductas violentas que puedan manifestar los estudiantes pueden estar relacionadas con el
grado de vulnerabilidad social y acceso desigual a los recursos culturales. Sin embargo es
una tesis que comprobaremos luego de llevar a cabo el trabajo de investigación

La literatura sobre el origen de las conductas violentas plantea causas heterogéneas. Por
ejemplo encontramos el estudio de (Arriola, 2014) Autoestima y conducta agresiva en los
jóvenes. Quién se propuso como objetivo verificar la autoestima de los jóvenes con la
conducta agresiva. Puntualmente se buscó determinar factores que afectan las mismas. Con
este fin se aplicó la prueba EAE, la cual evalúa la autoestima e INAS-82 que evalúa la
agresividad en jóvenes

Se aplicaron test psicométricos EAE (Estimación y Autoestima) e INAS que evalúa


asertividad, no asertividad y agresiva a jóvenes entre 14 y 17 años de los grados
correspondientes, 1, 2 y 3 básico del instituto básico por cooperativa de Mazatenango
(Guatemala).

Se trabajó con un universo de 80 alumnos. Los instrumentos de recolección de datos


Resultados obtenidos del test del área de autoestima general son:

Autoestima:

• 4% de los jóvenes que se encuentran en un nivel bajo de autoestima, el 60% en


un nivel medio de autoestima y el 36% en un nivel alto

Agresividad:

• El 6% de los jóvenes se encuentra en un nivel bajo de agresividad, el 39% en un


nivel medio y el 55% en un nivel alto

Esto demuestra que dentro del establecimiento se maneja un alto nivel de agresión
Se procedió una relación con trabajos precedentes con Fernández que dice que las
actitudes de violencia en los centros educativos provocan desintegración familiar, falta de
comunicación entre los compañeros de estudio y bajo rendimiento escolar

Compara con otro autor Train, refiere que la conducta agresiva es considerada como un
impulso innato de los seres humanos. Además concuerda con que se llega a ser agresivo por
la experiencia a lo largo de la vida y la educación recibida en el hogar.

La autora concluye teniendo presente los datos arrojados del test que la autoestima no es
un factor que provoca la conducta agresiva en los alumnos, así lo menciona García (2004)
sobre la importancia de la autoestima en los jóvenes que al iniciar la adolescencia surgen
nuevos cambios tales como físicos, biológicos cognitivos. Sin embargo sostiene junto a
Branden (2005) que es necesario fomentar la autoestima a fin de lograr una buena
convivencia en sociedad y en familia.

Por otro lado encontramos el estudio llevado a cabo por M. Carmen Pérez Fuentes y
José J. Gázquez Linares (2010), quienes interpretan las variables relacionadas con la
conducta violenta en la escuela según estudiantes. (Fuentes & Linares, 2010)

El objetivo de este estudio fue conocer la opinión del alumnado sobre variables
relacionadas con la conducta violenta dentro de la escuela. Para ello, se utilizó una muestra,
formada por un total de 1214 estudiantes, de entre 12 y 16 años, pertenecientes a diez
centros de la provincia de Almería (España). Para la obtención de datos se empleó el
Cuestionario de factores predictores de la violencia escolar para escolares (Belmonte, 2010).
Está compuesto por un total de 57 ítems, 6 ítems que analizan datos sociodemográficos, 12
preguntas genéricas (prevalencia de la violencia escolar, si ha sido víctima, agresor u
observador, opinión general sobre origen de la violencia y agentes implicados en la
intervención), y 3 factores. Estos analizan tres ámbitos o aspectos (familiar, personal y
social) y dentro de cada uno de ellos, encontramos diferentes cuestiones, que pueden ser
consideradas causa u origen de la violencia en los jóvenes y concretamente de la violencia
entre los escolares.

Los resultados muestran, cómo el alumnado otorga una importancia mayor, en cuanto
al origen de la violencia escolar, a las variables relacionadas con el contexto social;
específicamente, las variables que más influyen son el consumo de sustancias, tanto por
parte del propio sujeto como en su entorno social y familiar y la pertenencia a un grupo de
iguales conflictivo.

Otro estudio realizado fue el de Lcda. (Villavicencio, 2010) , conductas agresivas de


los niños y niñas en el aula de clases. La autora se propuso reconocer las conductas
agresivas de los niños y niñas en las aulas de clase de la Escuela Primaria Nacional
Bolivariana “Pichincha”. El estudio fue tipo descriptivo, proyecto factible, de campo, con un
diseño no experimental, transaccional. Se tomaron como base los postulados de Feldman
(2006) de acuerdo con Bandura, el aprendizaje observacional se da en cuatro etapas: (1)
prestar atención y percibir las características básicas del comportamiento de otra persona, (2)
recordar el comportamiento, (3) reproducir la acción, y (4) sentirse motivado a aprender y
realizar la conducta en el futuro., Serrano (2000) puntualiza que las conductas agresivas son
un modo de actuar de una persona que reflejan su incomodidad, su insatisfacción, y muchos
otros sentimientos que en su mayoría son mal canalizados o mal aprendidos.

Para Cerezo (2006), el comportamiento agresivo aparece como resultado, de una


elaboración afectivo-cognitiva de la situación, donde están en juego procesos intencionales
de atribución de significados y de anticipación de consecuencias, capaz de activar conductas
y sentimientos de ira. Además, se trata de un tipo de actuación que, una vez activada,
alimenta y sostiene la conducta incluso más allá del control. Sánchez y Pirela (2009) y
Ballesteros (2003) las teorías que se han formulado para explicar las conductas agresivas,
pueden clasificarse en activas y reactivas, La población estuvo constituida por 90
estudiantes, cursantes del 4º, 5º y 6º grado. Se utilizó como soporte la guía de observación
diseñada por Sánchez y Pirela (2009), validada por 3 expertos y se determinó la
confiabilidad interobservador, resultando 0.71,

Para determinar la concordancia de los mismos. Los datos fueron obtenidos de la


indagación de dos observadores, quienes reflejaron el número de conductas manifiestas
durante una semana.

Los resultados se presentaron en tablas, evidenciándose como conductas más frecuentes


pegarle con la mano a otro niño, decir groserías y reírse de los compañeros.

Por otro lado se encontró el estudio de (Flores, 2017) “Habilidades sociales y conducta
agresiva en estudiantes del 2do año de secundaria de la I.E “Santa Rosa” – Tarapoto”. En
este trabajo se buscó establecer la asociación que existe entre habilidades sociales y
conducta agresiva en estudiantes del 2do año de secundaria de la I.E “Santa Rosa” -
Tarapoto, para ello, se analizó el clima organizacional de la institución educativa, y luego se
examinó los factores que la determinan.

La investigación fue de tipo descriptivo correlacional, y la hipótesis de trabajo de la


investigación es que, SI Existe relación entre habilidades sociales y conducta agresiva en
estudiantes del 2do año de secundaria de la I.E “Santa Rosa” - Tarapoto.

La muestra estuvo conformada por 60 estudiantes del segundo año del nivel secundaria
de la Institución Educativa “Santa Rosa” de Tarapoto. A quienes se les aplicó la escala de
habilidades sociales y la escala CA.

Los resultados mostraron que el tipo de habilidad social predominante en estudiantes del
2do año de secundaria de la I.E “Santa Rosa” son las habilidades relacionadas con los
sentimientos y las habilidades alternativas con el 26.67%.

En conclusión, existe relación entre las habilidades sociales y conducta agresiva. Esto
en virtud al resultado de (53,43), siendo mayor que el valor tabular (37,65), es decir, se
rechaza la hipótesis nula, por lo tanto se acepta la hipótesis alterna que dice. Las habilidades
sociales y conducta agresiva en estudiantes del 2do año de secundaria de la I.E “Santa Rosa
no son independientes. Es decir, están asociados.

Por último, Carbajal Sánchez, Jaramillo Felles (2015), llevaron a cabo el estudio de las
Conductas agresivas de los alumnos del Primer año Nivel secundaria institución educativa
técnico industrial Pedro E. Paulet, Huacho 2015.

El objetivo de dicho trabajo fue identificar los niveles de conducta agresiva de los
alumnos del primer año nivel secundaria. El tipo de investigación fue básica, diseño no
experimental, nivel descriptivo de corte transversal, se trabajó con 200 alumnos entre
varones y mujeres, de los cuales 121 varones y 79 mujeres del primer año de secundaria.
Así mismo se utilizó los programas estadísticos SPSS Versión 21 y Excel.

Los resultados, según el instrumento cuestionario de agresividad de Buss y Perry la


mayoría de los encuestados, 44 varones presentan un nivel de agresividad medio y 38
mujeres presentan un nivel de agresividad bajo. En conclusión, la mayoría de los
adolescentes indican un nivel de agresividad medio.
No obstante atento a las investigaciones precedentemente enunciadas consideramos que
es necesario que se indague específicamente sobre la relación entre la vulnerabilidad social y
las conductas violentas de los jóvenes. Ante esto nos preguntamos ¿Es posible que la
desigualdad de los recursos económicos de los jóvenes provoque algún tipo de violencia
específica entre ellos? Ante un contexto de marginalidad social ¿es probable que incida que
sus integrantes ejerzan la violencia simbólica hacia sus pares? Además, ante la falta de
contención familiar ¿es esperable que los jóvenes con baja autoestima generen algún tipo de
conducta violenta?

Posibles hipótesis de lectura

Es esperable que el bullyng ejercido en el ámbito escolar de los estudiantes sea consecuencia
del padecimiento de violencia física o emocional de parte de sus padres

Es probable que aquellos alumnos con un nivel económico elevado y que padezcan la no
contención por parte de sus padres, incida en el comportamiento agresivo de estos sobre
alumnos en situación económica desventajosa
Objetivo general

o Conocer los diferentes tipos de violencia ejercido por los alumnos de 1° j del colegio
secundario Primera Junta y la relación existente con su contexto de vulnerabilidad
familiar (social, económica, cultural) en la ciudad capital de Santiago del estero en el
año 2019.

Objetivos específicos

o Identificar los tipos de violencia que prevalece por parte de los alumnos de 1° J del
colegio secundario Primera Junta.

o Establecer si la falta de contención familiar provoca baja autoestima en los jóvenes


y si la misma genera violencia auto infligida y/o se manifiesta hacia sus pares.

o Determinar si la desigualdad en el acceso de recursos económicos provoca violencia


simbólica entre los estudiantes
Marco teórico

Vulnerabilidad:

Consideraciones conceptuales
El vocablo “vulnerabilidad” expresa tanto la exposición al riesgo como la medida de la
capacidad de cada unidad para enfrentarlo a través de una respuesta.

Vulnerable es aquel que puede ser herido o recibir lesión física o moralmente. En tal
sentido la vulnerabilidad es una condición estructural que incluye a todo ser humano.
(Elgarte, Borel, Fabrizi, & Negrete, 2008-2009)

La vulnerabilidad es un tema emergente, que se plantea en los análisis sociales, en las


cuestiones de políticas públicas destinadas a reducir la pobreza y promover la movilidad
social de las personas. Entre los fenómenos que contribuyen a generar vulnerabilidad se
encuentran la inestabilidad económica, las condiciones de pobreza, la fragmentación
social y la situación de indefensión de la población ante los riesgos.

La vulnerabilidad es la disposición interna a ser afectado por una amenaza. Si no existe


vulnerabilidad no se produce la destrucción. Depende del grado de exposición, de la
protección, de la reacción inmediata, de la recuperación básica y de la reconstrucción.
El segundo y el tercero conforman la homeostasis y los dos últimos la resiliencia y
ambas constituyen la resistencia. La prevención de riesgos por reducción de la
vulnerabilidad se logra cuando se actúa sobre las cinco áreas que la componen.

En ese sentido vulnerabilidad es la “cualidad de vulnerable”. Para que se produzca un


daño debe ocurrir un evento adverso, un riesgo, que puede ser endógeno o exógeno, una
incapacidad de respuesta frente a él, y una inhabilidad para adaptarse al nuevo escenario
generado por la materialización del riesgo. Considerando estos tres componentes, la
vulnerabilidad se torna en una noción útil para examinar diferentes aspectos de la
realidad, aunque no existe una definición unívoca. Se usa, en primer lugar, para
identificar grupos que se hallan en situación de “riesgo social”, es decir, compuestos por
individuos que son propensos a presentar conductas relacionadas con la agresión, la
delincuencia, la drogadicción, o experimentan diversas formas de daño o tiene
desempeños deficientes para la inserción social. En segundo lugar, su uso se da en la
delimitación de segmentos de la población que tienen probabilidades de ser afectados
por eventos nocivos. El tercer uso y más Grado de exposición frecuente se refiere a la
identificación de grupos de población que tienen algún atributo común, el que genera
problemas relevantes similares

Clasificación de vulnerabilidad

Wilches-Chaux (1989)17 sostiene que una sociedad pude enfrentar distintas


vulnerabilidades y las clasifica de la siguiente manera:

Vulnerabilidad natural: los seres humanos necesitan ciertas condiciones ambientales y


sociales para poder desarrollarse. La vulnerabilidad natural de los ecosistemas de los
distintos países se incrementó diferencialmente, provocando la resistencia de la
población a condiciones ambientales severas y a veces haciéndola más vulnerable frente
a ellas.

Vulnerabilidad física: se refiere a la localización de la población en zona de riesgo


físico, condición provocada por la pobreza y la falta de oportunidades para una
ubicación de menor riesgo (condiciones ambientales y de los ecosistemas, localización
de asentamientos humanos en zonas de riesgo)

Vulnerabilidad económica: Se observa una relación indirecta entre los ingresos en los
niveles nacional, regional, local o poblacional y el impacto de los fenómenos físicos
extremos. Es decir, la pobreza aumenta el riesgo de desastre (vulnerabilidad de los
sectores más deprimidos, desempleo, insuficiencia de ingresos, explotación,
inestabilidad laboral, dificultad de acceso a los servicios de educación, salud, ocio)

Vulnerabilidad social: se produce un grado deficiente de organización y cohesión


interna de la sociedad bajo riesgo, que limita su capacidad de prevenir, mitigar o
responder a situaciones de desastres (tipo de acceso al saneamiento ambiental, nutrición
infantil, servicios básicos, que permitan la recuperación de los daños ocurridos)

Vulnerabilidad política: concentración de la toma de decisiones, centralismo en la


organización gubernamental y la debilidad en la autonomía de los ámbitos regionales,
locales y comunitarios, lo que impide afrontar los problemas. (Autonomía en el poder
de decisión y de solucionar problemas)
Vulnerabilidad técnica: se refiere a las inadecuadas técnicas de construcción de
edificios e infraestructura básica utilizadas en áreas de riesgo (incapacidad de control y
manejo de las tecnologías frente a los riegos)

Vulnerabilidad ideológica: alude a la forma y concepción del mundo y el medio


ambiente donde se habita y con el cual se relaciona y la posibilidad de enfrentar los
problemas. La pasividad, fatalismo, presencia de mitos, aumentan la vulnerabilidad de
la población

Vulnerabilidad educativa: falta de programas educativos que proporcionen información


sobre el medio ambiente, sobre el entorno, los desequilibrios y las formas adecuadas de
comportamiento individual o colectivo en caso de amenaza o de situación de desastre
(conocimiento de las realidades locales y regionales para hacer frente a los problemas)

Vulnerabilidad cultural: refiere a la forma en que los individuos y la sociedad


conforman el conjunto nacional y el papel que juegan los medios de comunicación en la
consolidación de estereotipos o en la transmisión de información relacionada con el
medio ambiente y los potenciales o reales desastres (influencia de la personalidad de los
habitantes que se identifican con un modelo de sociedad, influencias de los medios
masivos de comunicación frente a los riesgos)

Vulnerabilidad ecológica: relacionada a la convivencia con el medio ambiente, sin la


dominación por destrucción (vulnerabilidad de los ecosistemas frente a los efectos
directos o indirectos de la acción humana, y por otra, altos riesgos para las comunidades
que los explotan o habitan.

Vulnerabilidad institucional: obsolescencia y la rigidez de las instituciones, en las


cuales la burocracia, la prevalencia de la decisión política, el dominio de criterios
personalistas, impiden respuestas adecuadas y ágiles a las realidades existentes y
demoran el tratamiento de los riesgos o sus efectos.

Al concepto de vulnerabilidad, de notoria relevancia reciente, se le atribuye muchas


veces un significado equivocado, equivalente a la noción de pobreza. El examen de esta
última, desde la perspectiva de la vulnerabilidad, ha ganado terreno, y su incidencia se
benefició de la aproximación al término en cuestión porque no son equivalentes. La
vulnerabilidad es una noción dinámica, que examina las condiciones y factores de
riesgo, a la vez que trata de explicar cuáles son los caminos que conducen a la pobreza.
Está asociada a la noción de activos y recursos que las personas y hogares disponen para
su desempeño social.

El uso de la noción de pobreza para reconocer situaciones sociales perjudiciales como


así para orientar las políticas públicas que mitiguen sus consecuencias, ha sido el
estímulo para el desarrollo de los enfoques de la vulnerabilidad. Las estimaciones de la
pobreza proporcionan una imagen estática de un fenómeno dinámico, pues los hogares
entran y salen de esa condición en forma aleatoria y muchos se encuentran en
condiciones de vulnerabilidad ante la pobreza porque algunas fluctuaciones económicas
pueden convertir a ellos en pobres por Ingresos.

Más allá de la importancia de la noción o del enfoque (vulnerabilidad, pobreza,


marginalidad, exclusión) lo importante es el modelo teórico del análisis. La
vulnerabilidad es compleja y está formada por varias dimensiones, pues confluyen
aspectos relacionados con los hogares, los individuos, como así por las características
ambientales, económicas, culturales y políticas de la sociedad. Esas dimensiones están
vinculadas con el hábitat (medio ambiente y vivienda), el capital humano (salud y
educación), la dimensión económica (empleo e ingresos) y el capital social y las redes
de protección formal. Las variables de población se relacionan con estas dimensiones a
corto y largo plazo.

El hábitat que se refiere a las condiciones ambientales y habitacionales, tiene como


variables indicativas al tipo de vivienda, el hacinamiento, la forma de tenencia, el
saneamiento, la infraestructura y accesos urbanos, equipamiento de las viviendas,
riesgos de origen ambiental. El capital humano tiene como variables a la educación
(escolaridad, alfabetismo), la salud (salud reproductiva, morbimortalidad, desnutrición)
y experiencia laboral (trabajos). La dimensión económica presenta como variables a la
condición de actividad, el empleo, desempleo, ingresos, tipo de inserción laboral. El
capital social tiene como referentes a la participación política, comunitaria, gremial;
mientras que la protección social tiene como variables indicativas a los sistemas de
jubilación y pensiones, cobertura de seguridad social y seguros. La vulnerabilidad en
ese sentido es mayor en los hogares pobres que poseen menor cantidad y diversidad de
elementos para enfrentarlas, es decir la exposición a los riesgos y la capacidad de
prevención y respuesta varía según se trate de hogares pobres o no pobres. (Foshiatti,
2004)
Conflicto: Es un concepto que alude a factores que se oponen entre sí, ya sea por
contrastes intra o interpersonales. Los conflictos interpersonales son uno de los
resultados posibles o probables de las interacciones sociales, como expresión de la
diferencia de intereses o valores de quienes participan en ellas. El conflicto es un
elemento caracterizante de cualquier agrupamiento humano. Para muchos autores, el
conflicto se presenta como factor de crecimiento, ya que su resolución se orienta a la
obtención de un nuevo equilibrio más estable que el anterior.

El conflicto, en sí mismo, no daña gravemente la convivencia escolar, no lleva implícito


la intención de herir o dañar a alguien, no es necesariamente negativo. Existe una
demonización del conflicto identificándolo a conductas antisociales, violentas y en
ocasiones, a conductas delictivas. Sin embargo, como ya expusimos en otra ocasión, el
conflicto entendido como enfrentamiento de ideas, opiniones, intereses, creencias, entre
dos o más personas, puede derivar en conductas violentas, pero no necesariamente, ya
que también puede ser gestionado a través del diálogo. (Hernández, 2002)

Agresividad: Agresividad proviene del latín agredí que significa atacar. Supone
cualquier forma de conducta que pretende herir física o psicológicamente a alguien
(Berkowitz, 1996), es decir, una conducta funcional al servicio del individuo (Trianes,
2000). Este tipo de conducta tiene una clara intencionalidad para hacer daño, para
obtener algo, para coaccionar. Sin embargo, un daño físico o psicológico sin intención
no se considera agresión. La conducta agresiva puede adoptar dos formas:

a) Proactiva: conducta agresiva dirigida a obtener objetivos empleando medios


coercitivos e intimidatorios, que busca satisfacer fines de control de la víctima y la
obtención de recursos y está controlada por refuerzos externos. Este tipo de agresión se
ha relacionado con posteriores actos delictivos pero también con altos niveles de
competencia social y habilidades de líder. Se corresponde con el perfil de la mayoría de
los agresores.
b) Reactiva: conducta de venganza o respuesta a una amenaza o provocación. Está
dirigida a la defensa, el castigo, la amenaza y la venganza contra un igual, tras una
ofensa recibida. Su fin es restaurar la autoestima y reafirmar las normas sociales. Se
corresponde con el perfil del agresor agredido y del agresor ansioso o reactivo.
En la investigación llevada a cabo por Martín, Carbonero, Rojo, Cubero y Blanco
(2002), se reseñan los factores que favorecen el desarrollo de la agresividad humana en
la infancia:
- Factores biológicos: la posibilidad de existir una predisposición biológica a las
conductas desadaptadas.
- Factores ambientales: la familia es el primer ambiente social del niño, el más duradero
y el que más influye, determinando la conducta de los hijos.
- Factores socio cognitivos: los sujetos agresivos ante situaciones adversas sólo saben
reaccionar de forma agresiva, todo ello es posible por problemas en el proceso y
codificación de la información, lo que dificulta el dar otra respuesta diferente a la
agresiva.
- Factores personales: hacen referencia a las características individuales de cada sujeto
que se asocian a las conductas agresivas, como la tendencia a ridiculizar a los demás, el
ser insensible antes determinadas situaciones, entre otros.

Violencia
No hay claridad ni acuerdo unánime sobre lo que debe entenderse por violencia. Sin
embargo cada vez hay más acuerdo en el reconocimiento de la violencia como “valor
cultural”, caracterizante de las relaciones sociales entre los más fuertes y los más
débiles. Si se analizan las cuestiones referidas a la violencia, desde tiempos remotos es
una característica constante de las sociedades occidentales modernas, principalmente,
“por lo tanto podemos suponer que es muy poco probable que el ser humano tenga una
predisposición genética hacia la violencia, como suele hipotetizarse”. Los análisis
históricos demuestran que el problema social de la violencia, es un comportamiento
aprendido que se transmite de una generación a otra a través de la habitualidad en las
acciones desarrolladas por las diferentes instituciones que conforman una sociedad, por
ejemplo: la familia, la escuela, el grupo de pares, etc., reforzada últimamente por los
medios masivos de comunicación, especialmente la televisión. El grave problema que
presenta la violencia, y que impide una resolución favorable es las profundas raíces que
presenta dentro de la familia, la intimidad y el carácter privado de dicha institución,
dificulta cualquier intervención desde afuera, por los tanto las consecuencias del
maltrato intencional (violencia), afecta a toda la sociedad, principalmente a la escuela,
como segundo hogar: “desde muy temprano, los niños aprenden que la violencia es una
forma eficaz de resolver conflictos interpersonales, especialmente si la han padecido
dentro del hogar, ya sea como víctimas o como testigo. La violencia se transforma en el
modo habitual de expresar los distintos estados emocionales, tales como, enojo,
frustración o miedo”.

Etimológicamente el término “violencia” remite al concepto de “Fuerza”,


“violentar”, “violar”, “Forzar”.
La violencia implica siempre el uso de la fuerza para producir un daño. En todos los
casos, el uso de la fuerza remite al concepto de poder (violencia social, política,
familiar, etc.)
En sus diversas manifestaciones, la violencia es siempre una forma de ejercicio del
poder mediante el empleo de la fuerza ya sea, psicológica, física, económica, política,
etc. e implica la existencia de un arriba y un abajo, aunque más no sea simbólico, que se
representa en las relaciones con roles complementarios: padre-hijo, docente-alumnos,
patrón-empleado, joven-viejo, hombre-mujer.
A nivel personal, la violencia se constituye en un método para la resolución de
conflictos interpersonales, que mediante el empleo de la fuerza se intenta doblegar la
voluntad de otros. “La violencia implica la búsqueda de eliminar obstáculos que se
oponen al propio ejercicio del poder, mediante el control de la relación obtenido a través
del uso de la fuerza”.
Para que la conducta violenta sea posible se necesita de una condición que es el
desequilibrio de poder en las relaciones sociales, el cual puede ser permanente o
momentáneo. En el ámbito de las relaciones interpersonales, la conducta violenta es
sinónimo de abuso de poder, utilizado para ocasionar intencionalmente daño a otra
persona. La violencia es utilizada con el fin de obtener obediencia, para someter.
(Graciela)
Violencia Escolar
La violencia es algo que contamina la convivencia, pero la presencia de la misma en la
escuela escandaliza aún más, ya que éstas han sido consideradas como el lugar idóneo
para propiciar el desarrollo madurativo de los niños.
Hay comportamientos que manifiestan los alumnos y que son catalogados por algunos
profesionales de la educación, por los medios de comunicación y por la comunidad
educativa como sucesos de violencia escolar, cuando en realidad no pueden
considerarse propiamente como tal.
La violencia escolar suele identificarse inoportunamente con otras conductas a las
cuales se encuentra conexionadas (indisciplina, disrupción, conflictividad, agresividad,
etc.), pero ello no significa que realmente se traten de actos violentos.
La violencia puede entenderse como una conducta humana aprendida culturalmente y
por lo tanto evitable, en la que se hace un uso inadecuado del poder con la finalidad de
conseguir o demostrar la supremacía de unos sobre otros, sin importar las consecuencias
que se desprenden de estas acciones calificadas como actos violentos.
Los rasgos comunes que caracterizan a este tipo de conducta, según Torrego y Moreno
(2003) son: la violencia se trata de un comportamiento versátil, ya que se manifiesta de
múltiples de maneras; es ubicua, pues se da en todas partes; concede poder a quien la
ejerce; se puede comercializar con la misma y produce efectos devastadores. Otro rasgo
distintivo de la conducta violenta es el carácter intencional de la misma, que permite
distinguir entre dos tipos de violencia: accidental e intencional. Para Cornella y Llusent
(2003) el comportamiento violento es aquel que causa daño físico a humanos o
animales; suele atentar contra la voluntad de la persona; se emplean armas y amenazas
físicas; son indicadores de infracción o delito.
Además, se reconoce también como actos violentos, la discriminación intencionada
hacia alguien, la anulación u opresión de la persona a través del lenguaje, la violencia
simbólica a la que nos vemos sometidos institucionalmente, etc.
La conducta conflictiva y la conducta violenta difícilmente podrán ser explicadas y
analizadas desde la influencia de un único factor. No estamos ante sucesos unicausales,
sino por el contrario, se tratan de sucesos multicausales que se relacionan entre sí.
Podemos nombras factores exógenos:

Factores sociales
Cuando el niño nace no sabe pegar, insultar, ni amenazar a nadie. La conducta violenta
es una conducta aprendida. Para muchos, la realidad social y cultural en la que nos
encontramos inmersos constituye una influencia decisiva en la adquisición de este tipo
de conducta. Resulta prácticamente imposible educar sin tener en cuenta el contexto, ya
que entre ambos existe una relación dialéctica, de modo que el contexto empuja o frena,
posibilita u obstaculiza, suscita ilusión o desgana en el proceso educativo (González de
Cardenal, 2004).
Según Taylor (1994) la sociedad que nos ha tocado vivir presenta tres grandes formas
de malestar, el excesivo individualismo en el que nos encontramos inmersos, la
supremacía de la razón instrumental frente a los criterios éticos moral y una nueva
forma de despotismo. Vivimos en una sociedad tendente hacia lo privado, lo particular,
lo propio, hasta el punto que lo ajeno, lo concerniente a los otros no son asunto nuestro.
La esfera de lo social ha perdido su interés. Las personas anteponen la vida privada a la
pública como si ambas se estuvieran enfrentadas. Este excesivo individualismo está
poniendo en peligro la convivencia entre las personas, pues hace del hombre un ser
insensible ante los problemas sociales.
El segundo de los males que anuncia Taylor: la supremacía de lo tecnológico sin
importar los efectos colaterales en los estilos de vida que estas tecnologías ocasionan,
constituye un factor social más en la génesis de la violencia. La tecnología que desde su
origen estaba puesta al servicio del hombre, y tenía como finalidad cubrir las
necesidades del mismo, parece que ahora encuentra esa finalidad en sí misma. Avanzar
por avanzar sin importarnos hacia dónde. La tecnología a priori, ni es buena ni es mala,
pero si no se acompaña el avance tecnológico con el desarrollo ético pertinente que
capacite a los educadores (padres, profesores, etc.) para poder hacer frente a las
consecuencias que estas tecnologías deparan, las personas, especialmente los más
jóvenes, pueden caer fácilmente en usos inadecuados de la misma contribuyendo al mal
y a la destrucción. A modo de ejemplo, se apunta la utilización del móvil para intimidar
y acosar a sus compañeros de clase a través de los mensajes de texto, o la creación de
páginas web con la intención de ridiculizar y humillar a un compañero de clase.
Entre los factores sociales se ha prestado especial atención al papel que los medios de
comunicación tienen en la manifestación de la conducta violenta. Por todos es sabido
que los medios de comunicación constituyen un agente de socialización que va
cobrando cada día mayor importancia en la vida de los más jóvenes. Para algunos, los
medios de comunicación no sólo están asumiendo un papel protagonista en la
socialización de los niños, sino que en ocasiones sustituyen a los adultos (Martínez-
Salanova y Peralta, 1998).
La televisión se mueve principalmente por las reglas del mercado (oferta-demanda), de
manera que lo económico se impone a lo deseable. En la televisión se incrementan las
escenas violentas, las escenas eróticas, los programas que exponen experiencias
personales, situaciones familiares idílicas poco representativas de la realidad, se ensalza
la belleza, la riqueza, el consumismo, etc. Por tanto, dada la calidad de la TV actual
debemos cuestionarnos cuál es el modelo de persona que se está transmitiendo en los
medios de comunicación.
Factores personales
La conducta violenta no se explica sólo por los cambios sociales que se han
experimentado en las últimas décadas, algunos autores consideran que son los factores
endógenos, psicológicos o personales los que adquieren mayor valor explicativo en la
determinación de la conducta violenta. De modo que aquellas personas que tienden a
comportarse violentamente en sus relaciones interpersonales son calificadas como
personas violentas, pues se considera a este tipo de comportamiento como un rasgo
habitual en su personalidad (Cerezo, 1999).
Los resultados obtenidos por Cerezo (2001) señalan que existen diferencias personales
en cada uno de los sujetos implicados en las dinámicas “bullying”. Entre los factores
personales suele hacerse mención, especialmente, a las características físicas como la
edad y el género. Respecto a la edad, la propia realidad evidencia que son los niveles de
secundaria en los que se vive una mayor incidencia de situaciones de conflictividad y de
violencia escolar. Además la adolescencia suele ser caracterizada como la etapa de
rebeldía del proceso madurativo y es cuando mayoritariamente los conflictos se
resuelven de forma violenta, debido a que se produce cierto rechazo a la autoridad,
suelen distanciarse de los adultos que le rodean, rechazan la ayuda que le brindan,
reivindican mayor privacidad, tiene la necesidad de sobresalir en el grupo de iguales,
etc. (Díaz Aguado 1999). Los estudios sobre violencia escolar, intimidación o maltrato
entre iguales, coinciden al afirmar que las edades de los alumnos que presentan mayor
presencia de conductas conflictivas y violentas es en torno a los 12 y los 14 años,
aunque parece prolongarse hasta los 16.
En lo que se refiere a la relación entre el género y la conducta violenta, las
investigaciones (Cerezo, 1997; Olweus, 1998; Defensor del Pueblo, 2000; etc.) señalan
que los chicos suelen verse implicados principalmente en las agresiones físicas, en las
amenazas, en los robos, en poner motes e insultar a los demás, en acosar sexualmente;
mientras que las chicas muestran una incidencia mayor en otro tipo de comportamiento
violento caracterizado como simbólico (lanzar rumores, ignorar, rechazar a algún
compañero, hablar mal de alguien, etc.). En definitiva, las formas de agresión directa
suelen ser típicas de los chicos, mientras que las formas de agresión indirecta y
psicológica suelen ser más común en las chicas.
También existen enfermedades psicológicas que están asociadas a un alto incide de
agresividad y escaso autocontrol, entre ellas la impulsividad y el psicoticismo. Son
muchos los profesores que tienen de confundir al niño impulsivo con el niño
problemático y violento del aula. Los niños hiperactivos presentan en el aula
imposibilidad de mantener la atención, se muestran inquietos, nerviosos, hablan mucho,
movimientos frecuentes y bruscos en manos y extremidades, falta de reflexividad,
suelen contestar apresuradamente, no terminan las actividades,… Estas características
personales no favorecen la interacción con los demás, confundiendo al niño hiperactivo
con el niño violento, cuando en realidad, según Etxeberría, Esteve y Jordán (2001),
tienden a convertirse, con mayor frecuencia, en el objeto de las agresiones de sus
compañeros, pues resultan molestos.
En cuanto a las víctimas del maltrato entre iguales, éstas suelen presentar niveles altos
de ansiedad e introversión, llegando a mostrar un cuadro psicológico propio de las
personas neuróticas (Cerezo, 2001), caracterizándose también por presentar unos
niveles bajos de autoestima (Slee y Rigby,1993). Los sucesos continuados de acoso,
amenazas y agresiones que éstos alumnos sufren de manos de sus compañeros de
escuela, influye en su personalidad, volviéndola más insegura, más tímida, más
desconfiada, menos sincera, etc.
En la dinámica “bullying”, a medida que la víctima se va anulando cada vez más por el
temor y el miedo a ser agredido, el agresor va creciendo en su reafirmación, en su
autoestima, en su seguridad, en su poder, en su capacidad de someter a los demás
(víctima).
Factores escolares
Las investigaciones sobre violencia escolar se centran especialmente en las variables
escolares relacionadas con la manifestación de la conducta violenta.
Concretamente se ha estudiado el lugar de máximo riesgo, entendido este como el
espacio escolar en el que mayoritariamente se comenten las agresiones entre iguales; la
seguridad escolar percibida por los alumnos; la gravedad de las conductas violentas; el
número de expedientes disciplinarios; las expulsiones; el tipo de conducta violenta; la
frecuencia de las mismas; etc. Los resultados de las investigaciones indican que el lugar
de máximo riesgo es el patio de recreo, no obstante los alumnos se sienten seguros en
sus escuelas, ya que las agresiones no son muy graves. Las agresiones suelen ser
frecuentes pero predominan las verbales frente a las físicas.
Ahora bien la escuela no sólo es el lugar de manifestación, sino que también es causa de
la misma. Existen una serie de aspectos escolares relacionados con los cambios
experimentados por el sistema escolar, con la organización y clima escolar, así como
aspectos propios de la figura del profesor que pueden intervenir promoviendo o
inhibiendo este tipo de conducta en los alumnos.
Entre los cambios experimentados por la legislación educativa que han sido
relacionados más directamente con la violencia destacan: la heterogeneidad y diversidad
del alumnado consecuencia de la apertura y generalización del sistema escolar a toda la
población en edad estudiantil y la obligatoriedad de la educación hasta los 16 años. Los
profesores consideran que esta heterogeneidad ha contribuido al aumento de la
conflictividad, convirtiendo a la educación en una misión imposible, ya que las aulas se
llenan no sólo de alumnos que desean aprender, sino también de aquellos que no se
sienten motivados y acuden al centro no por elección propia, sino por obligación.
El modo en cómo los profesores perciben el conflicto y cómo lo gestionan es esencial
en el aprendizaje de los alumnos para abordarlos adecuada o inadecuadamente.
Entre los factores escolares debemos incluir también las relaciones interpersonales que
los alumnos mantienen con sus compañeros. A pesar de que las relaciones
interpersonales pueden ser consideradas como un factor con identidad propia, la
mayoría de las veces se reduce a las relaciones que el niño mantiene con el grupo de
iguales en los contextos escolares. En las relaciones interpersonales debemos partir de la
premisa de que “no todos los sujetos establecen pautas de relación interpersonal de la
misma manera, incluso una misma persona reacciona de manera diferente según las
circunstancias que la rodean, aunque parece que podemos encontrar ciertos patrones
estables, con independencia del lugar y momento de la relación” (Cerezo, 2001). Estas
relaciones también se ven afectadas por el tipo de clima escolar, siendo más
satisfactorias cuando en la escuela imperan valores democráticos. (Prados, 2005)

Factores familiares
La familia puede ser considerada como un grupo social primario, que al menos cumple
con las funciones básicas de reproducción de la especie y la transmisión de la cultura a
las nuevas generaciones. Los cambios estructurales que pueden observarse en la familia
acompañan a los cambios que se manifiestan en las sociedades que las contienen a
través del tiempo.

Las funciones atribuidas a la familias son numerosas, pero entre ellas se prioriza todo lo
relacionado con el clima emocional y educativo que garantice la preparación de los
niños para su incorporación social. Pereira (2002) recoge entre las funciones de la
familia las siguientes: cubrir las necesidades de afecto, seguridad y cuidados personales
del niño; ayudar a la construcción de su identidad personal; aportar sentimientos de
seguridad y confianza; facilitar la identidad y cohesión del sistema ; y por último,
contribuir a la socialización de los hijos acorde con las reglas sociales. Por otra parte,
Pérez Serrano (1998) se centra en el papel socializador de la familia que implica
transmisión, internalización y aprendizaje de pautas de actuación, además facilita el
autoconocimiento.

Tipos de violencia

Violencia Física

Acto de agresión intencional en la que se utiliza cualquier parte del cuerpo, algún
objeto, arma o sustancia, con finalidad de sujetar, inmovilizar o causar daño a la
integridad física de otra persona, generalmente más débil, encaminado a su
sometimiento y control. Incluye los empujones, bofetadas, puñetazos, puntapiés,
etcétera.

Este tipo de violencia, muchas veces deja cicatrices, enfermedades que duran toda la
vida, lesiones leves y/o severas e incluso puede causar la muerte.
Violencia Psicológica

“La violencia Psicológica es una forma de maltrato. A diferencia del maltrato físico,
este es as sutil y más difícil de percibir o detectar. Se manifiesta a través de palabras
hirientes, descalificaciones, humillaciones, gritos e insultos” (González, L. 2005 ).

Si se desvaloriza, se ignora y se atemoriza a una persona a través de actitudes o


palabras, estamos hablando de maltrato o violencia psicológica y existe este tipo de
violencia en forma “pasiva” cuando el individuo, desde pequeño, no recibe amor y
protección necesarios para su edad por parte de sus padres o tutores.

Como consecuencia de este tipo de maltrato y de cualquier otro se ve disminuida la


autoestima de la persona y afecta el desarrollo emocional. Estos maltratos, en la
mayoría de los casos, conducen a la adicción a las drogas y al alcohol, incluyendo la
delincuencia.

En cuanto a las relaciones afectivas, les cuesta mucho construir dichas relaciones debido
a la desconfianza que crece con el tiempo dado que el maltrato psicológico usualmente
se da durante largo tiempo y luego pasa al maltrato físico. Para este momento se ha
destruido la confianza en sí mismo del individuo afectado y el resentimiento ha ido en
aumento.

“La intención de la violencia psicológica es la de humillar, hacer sentir mal e insegura a


la otro persona, deteriorando su propio valor” (González, L. 2005)

Violencia Verbal

Según el autor Alcale Sánchez, (2000). Son todos aquellos actos en los que una persona
lastima a otra por medio de agresiones, tales como gritos, desprecios, insultos, mentiras,
comentarios sarcásticos, y burlas que exponen a la víctima en público.

Es mucho más imperceptible, pero tremendamente perjudicial. En este tipo de violencia


entran los cometarios degradantes, insultos, observaciones humillantes sobre la falta de
atracción física, la inferioridad o la incompetencia, gritos, insultos, acusaciones, burlas y
gestos humillantes. (Sánchez, M. 2000)
Violencia Social

La violencia es un fenómeno histórico que se relaciona con condiciones sociales


particulares. Explicar su etiología solo por características individuales de origen
biológico o psicológico reduce su esencia y desdibuja los efectos del proceso interactivo
entre individuos y entre estos y sus ambientes sociales concretos.

La razón de la violencia hay que encontrarla en el cruce de factores negativos del


individuo y de la sociedad. Frente al debilitamiento de los aparatos de justicia y control
legal y ante la pertinencia de condiciones sociales. Pueden generarse culturas de
violencia que legitiman la fuerza como medio para resolver frustraciones,
desavenencias, ansias desmedidas de lucro y poder.

Así mismo, la violencia se expresa tanto en escenarios de la vida privada como pública,
en las relaciones entre ciudadanos y entre estos y los estados. Amenaza tanto la
construcción como la consolidación de regímenes republicanos y de procesos sociales
de democracia de las respectivas sociedades. (Moya & Muñoz, 2013)
Paradigma/ diseño y fuentes de información

Dentro de la metodología, lo primero que debemos resaltar en el diseño, es que se trata


de un conjunto de herramientas conceptuales e instrumentales que nos permitan analizar
datos recabados y así aplicar un resultado de acuerdo a lo planteado.

En este caso particular, se trata de una investigación con un enfoque cualitativo, la cual
se basan más en una lógica y proceso inductivo, por esta razón la investigación es de
corte exploratorio, este estudio sirve para familiarizarnos con fenómenos relativamente
desconocidos, obtener información sobre la posibilidad de llevar a cabo una
investigación más completa respecto de un contexto particular. Este estudio antecede a
una investigación de corte descriptivo, el cual busca especificar las propiedades,
características y los perfiles de persona, grupos, comunidades. (Sampieri, Collado, &
Lucio)
Operacionalizacion de variables

VARIABLE DIMENSIONES INDICADORES INSTRUMENTOS


DE
RECOLECCIÓN

- Acceso a la
vivienda,
servicios (luz,
Social agua, cobertura
médica

- Situación laboral:
Económica
aportes.

- Práctica de
deportes.

Vulnerabilidad - Acceso a la Entrevista

(I) tecnología. Semi estructural.


Cultural
- Intereses.

- Información.

- Práctica de
religión

- Constitución.

- Adultos
Familiar responsables.

- Existencia de
violencia

Física - Golpes de puño,


Conductas
empujones, tirar
violentas (d) del cabello, poner
el pie para
producir que el
otro se caiga

- Bullyng, insultos, Entrevista


palabras
semi-estructural y
Psicológica hirientes, gritos,
Observación
descalificaciones
Participante
y humillaciones

- Burlarse por la
situación
Económica económica
desventajosa de
sus pares

- Desprecios,
mentiras,
verbal comentarios
sarcásticos y
burlas

Universo, muestra y unidades de análisis

Universo: todos los estudiantes del colegio secundario Primera Junta (600
estudiantes), turno tarde

Muestra, (No probabilística), lo constituyen 18 alumnos, del 1° año “J”,


turno tarde.

Unidad de análisis: cada uno de los estudiantes, 8 mujeres y 10 varones.


Edades entre 13, 14, 15 y 16
Instrumentos de recolección de datos

La recolección de los datos consiste en obtener las perspectivas y puntos de vista de los
participantes (sus emociones, prioridades, experiencias, significados y otros aspectos
subjetivos). También resultan de interés las interacciones entre individuos, grupos y
colectividades.

En el presente trabajo de investigación, se utilizará como instrumento de recolección:


las entrevistas semiestructuradas, las mismas se basan en una guía de asuntos o
preguntas, y el entrevistador tiene la libertad de introducir preguntas adicionales para
precisar conceptos u obtener mayor información sobre los temas deseados (no todas las
preguntas están predeterminadas). Además se recabará información apelando a la
técnica denominada observación participante, con una combinación de participación
activa y completa, debido a que constituyen y forman parte del papel deseable de una
investigación cualitativa. (Sampieri, Collado, & Lucio)
Cronograma

Actividades Meses
Octubre Noviembre Diciembre Abril Mayo Junio
2018 2018 2018 2019 2019 2019
Revisión y
Recopilación
Documental y
Bibliográfica.

Elaboración de los
objetivos a
investigar y
Planteamiento del
Problema.

Recolección de
datos -Aplicación
de instrumentos
de recolección de
datos-

Análisis e
interpretación de la
información
obtenida.

Conclusiones y
Recomendaciones.
Presentación del
Informe Final del
Proyecto.
Acceso al campo

Ejes de indagación
entrevistas Datos personales Relación familiar Relación entre pares
y familiares
1) varón -Edad 15. -Buena relación, -hay violencia entre compañeros
-Vive en el barrio - si hubo violencia, se -se resuelve de manera agresiva

campo contreras, resolvió con el paso del -si provocó situación de violencia,
tiempo porque se le acabo la paciencia
-con sus abuelos.
- a veces recibe ayuda -la relación con sus compañeros
-El padre trabaja
para las tareas no es muy buena
en construcción,
educativas -hablando se puede mejorar la
madre ama de
-en su tiempo libre, relación entre pares
casa. duerme, pasea la -no sabe si sus compañeros
- Vive con sus mascota. Los padres compartirían su opinión
abuelos, padres y tienen conocimiento -si está dispuesto a resolver de
hermanos - no sabe la actitud que otra manera los conflictos
-Cubren las los padres adoptan ante
necesidades su actividades diarias

básica con los


aportes del padre
y abuelo
2 )mujer -Edad 15 años. - -Relación poco estable -hay muchas situaciones de
Vive en el barrio -Si hay situaciones de violencia

industria, violencia, con un -no se resuelve nunca las


hermano adicto, se situaciones de violencia
- con su madre y
terminaron separando -no provocó ninguna situación
dos hermanos y 4
los padres -la relación con los compañeros
sobrinos.
- realiza sola las tareas es mala
- El padre es
educativas. No es -la situación se resuelve hablando
locutor. necesaria la y madurando
-Cubre las participación de sus -los compañeros si compartirían
necesidades padres su opinión
básicas, solo - en su tiempo libre, -si está dispuesto a escuchar y
aporta el padre y duerme y sale. Los aceptar otras formas de resolver
la hermana. padres si tienen los conflictos porque comparte
conocimiento mucho tiempo con sus
compañeros

3) mujer -Edad 14 años. - -Habitualmente no es -Si hay situaciones de violencia,


Vive en el barrio muy buena la relación un compañero la molesta.
primera junta. -Si vivió violencia. Se -Si se resolvió, hablando
-Vive con su resolvió hablando -Nunca provoco una situación de
mamá, 6 hermanos -En su tiempo libre mira violencia
y el padrastro tele, completa la carpeta -La relación con los compañeros
-Cree que cubre y cuida a sus hermanos. es generalmente buena
las necesidades -Si cree que los padres -Se puede mejorar la relación
básicas, saben lo que hace entre pares, hablando y
- el único -La actitud que toman los tratándose bien
empleado es el padres al respecto es -Cree que no compartirían su
padre, la madre buena opinión
trabaja de manera -Si está dispuesta a escuchar y
independiente aceptar otras formas porque le
gustaría escuchar opiniones
diferentes a la de ella
4) mujer -Edad: 16 años -La situación es buena -Si hay situaciones de violencia,
-vive en el barrio -No vivió situación de un compañero la molesta.
siglo XXI, violencia -Si se resolvió, hablando
-con su mamá y -Realiza las tareas con Nunca provoco una situación de
sus 4 hermanas. - su mamá, sí que es violencia
La madre trabaja necesario. A veces la -Se lleva bien con algunos
en servicio madre no entiende lo compañeros, con los otros mal
doméstico y es que piden en la escuela. -Se puede mejorar la relación
moza. -En su tiempo libre tratándose bien y con respeto
- No llegan a cubrir ayuda a la madre en las -Cree que no compartirían su
todas las tareas del hogar opinión
necesidades -La actitud de la madre -Si está dispuesta a escuchar y
básicas. es positiva aceptar, porque le gustaría
escuchar opiniones diferentes a
la de ella
5). mujer -Edad: 13años -la relación es buena -Si visualiza situaciones de
-Vive en el barrio nunca tuvo una situación violencia entre sus compañeros
juan Felipe Ibarra. - de violencia -Nunca provocó episodios de
Vive con su mamá, -La madre la ayuda en violencia
quien es ama de las tareas educativas. Si -La relación con los compañeros
casa. es necesaria la es algo mala
- Omitió la participación -Se puede mejorar la relación
pregunta de la -en su tiempo libre sale a hablando con sus pares
situación joder -No cree que sus compañeros
económica y de la -La madre si sabe lo que compartan su opinión
fuente de ingresos hace. Se enoja sobre -Si está dispuesta a escuchar y
todo cuando le pide plata aceptar otra forma de resolver los
conflictos, sobre todo hace foco
en el comportamiento de sus
compañeros
6). mujer -Edad: 15años -La relación es buena -Muchas veces vio situaciones de
-Vive en el barrio -Si vivió situación de violencia
industria con su violencia, la resolvió -No se resuelven nunca
madre, padrastro y hablando -No provocó ningún episodio de
hermano -Realiza sola las tareas violencia
-Se encuentra educativas. -Se resuelve hablando y dejando
empleado su padre -En su tiempo libre, de ser inmaduros
-Cubren las duerme y esta con el -Cree que no compartirían su
necesidades celular. La madre si sabe opinión
básicas lo que hace -Si está dispuesta a aceptar otra
forma de resolver los conflictos
porque sería una buena manera
en la que dejen de comportarse
como chiquitos inmaduros
7). mujer -Edad: 16 años -la relación es buena -Si hay violencia entre los
-Vive en el barrio -Si hubo situaciones de compañeros.
Bosco III violencia. Se resuelve -Nunca provocó situaciones de
Vive con sus hablando violencia
padres y hermanas -Hace las tareas -La relación es buena pero a
- El padre trabaja educativas con sus veces no entienden cuando uno
en construcción y padres, porque ellos son habla
la madre ama de más grandes y -Se puede resolver, hablando con
casa. entienden. ellos
-Si cubren las -En su tiempo libre, sale -Algunos compartirían su opinión,
necesidades con sus amigas. Sus otros no
básicas padres se enojan y la -Si acepta aceptar otras formas
retan de resolver los conflictos para
que ellos estén bien,
8) varón -Edad: 14 años -Es muy buena la -si hay violencia: se hacen burla,
-Vive en el barrio relación. se pegan entre compañeros
Bosco II -Pelea con la hermana y -si provocó situaciones de
- Con sus padres y al día siguiente lo violencia porque hubo otro que la
hermana. resuelve porque la inicio, haciéndole burla
- Los padres madre los reta. -la relación con los compañeros
trabajan, no -Hace solo las tareas es buena
especifico la educativas. Es necesaria -se puede mejorar la relación, no
función que la participación de sus peleando
cumplen. padres. -cree que si compartirían su
-Llegan a cubrir las -En su tiempo libre juega opinión
necesidades al futbol y se sienta en la -no acepta resolver los conflictos
básicas ( el vereda con sus amigos. de otra manera, porque no se va
entrevistador tuvo Los padres si saben. a olvidar
que intervenir, -No están conformes con
porque el lo que hace porque se
entrevistado no porta mal (rompió el
comprendía las vidrio del auto del
preguntas) vecino)
9) mujer -Edad: 16 años -Es buena la relación. -hay situaciones de violencia, un
-Vive en el barrio -Hubo violencia, se compañero la pega de la nada
san Martin resolvió hablando y -nunca provocó situación de
-con sus padres, tomando distancia. violencia
hermana y abuela. -Hace sola y a veces la -la relación con los compañeros
-El padre trabaja ayuda la hermana en las es buena
en construcción y tareas educativas. -la relación se puede mejorar
la madre ama de -En su tiempo libre esta hablando
casa acostada con el celular y -cree que no compartirían su
-. La situación después limpia la casa. opinión
económica es -si está dispuesta a escuchar y a
buena resolver los conflictos, si la idea
- llegan a cubrir las resulta buena
necesidades
básicas
10) varón -Edad 15 años -La relación es muy -si hay situaciones de violencia
-Vive en el barrio buena. si se puede resolver, hablando
vinalar -Si hubo situaciones de -no provocó ninguna situaciones
- con su mamá, violencia. Se resolvió de violencia porque no le llama la
dos hermanos y hablando. atención
una hermana -Hace las tareas -su relación es buena con
- La madre trabaja, educativas con su mama algunos con los otros no, solo se
es enfermera, y los y su hermana. Necesita interesan por su tarea
dos hermanos de la participación de s -no sabe si compartirían su
mayores trabajan. madre s ya que vivió lo opinión
-La situación es mismo.
buena -En su tiempo libre limpia
la casa, o juega a la
pelota. Los padres saben
lo que hace
-La actitud de su madre
es positiva, lo felicita
11) varón -Edad: 16 años -La relación no es muy -si hay situaciones de violencia
-Vive en el barrio buena. si se resuelven
mosconi -Hay peleas con el -se lleva más o menos con sus
-Vive con sus hermano y se resuelve compañeros
padres y sus llegando a un acuerdo. -cree que la mejor manera de
hermanos -Hace solo, en algunos resolver es hablando
-El padre trabaja caso lo ayudan en las -no sabe si compartirían su
en construcción y tareas educativas opinión
el hijo lo ayuda -En su tiempo libre juega - tampoco sabe si acepta otra
esporádicamente. - a la pelota. Si saben lo forma de resolver los conflictos
-Llegan a cubrir las que hacen.
necesidades -La actitud de sus padres
básicas es positiva. A veces lo
felicitan
12) varón -Edad: 16 años -Es buena la relación. -Si hay situaciones de violencia
-Vive en el barrio - Si hubo situaciones de -La relación con sus compañeros
primera junta, violencia y se resolvió es buena
-con sus padres y hablando. -A veces de resuelven los
hermanos. -Hace solo las tareas de conflictos hablando
-Si llegan a cubrir la casa. -No sabe si compartirían su
las necesidades -En su tiempo libre sale opinión
básicas a joder y sus padres lo -Si acepta otras formas de
retan. resolver los conflictos
-La actitud de los padres:
la retan todo el dia
13) varón -Edad: 15 años -la relación con la familia -Si hay situaciones de violencia
-Vive en el barrio es buena, -todos sus compañeros le pegan
libertad -Si hubo violencia, y se -Se resolvió la violencia, cuando
- Vive con sus resolvió corriendo de la le comunicó la misma a la
padres, abuelo y casa. preceptora
tíos. -Hace solo las tareas de -Nunca provocó situaciones de
- Solo trabajan el la casa porque nadie violencia
padre y el abuelo está -Nunca comparten su opinión
en una panadería y -Los padres no tienen -Si escucharía otra forma de
el abuelo conocimiento de nada resolver en la situación que sea ,
- Si llegan a cubrir porque no le llevan el total que se resuelva, se
las necesidades apunte conforma
básicas -Los padres no quieren
que hable malas
palabras y que tome
bebidas alcohólicas
Análisis de resultados

Datos personales y familiares: Se puede identificar una tendencia manifiesta a la


respuesta de los estudiantes, es que provienen de un origen social bajo, radicados en
barrios periféricos, lejanos con respecto al establecimiento educativo, por el cual
necesitan transportarse en dos colectivos. Por otro lado, mayormente es el padre quien
sostiene económicamente a la familia, Una recurrencia manifiesta por parte del trabajo
que llevan a cabo sus padres es que realizan actividades que no necesitaron de una
formación académica previa, sino que los conocimientos obtenidos del oficio fueron
proporcionados por sus antecesores. Por otro lado las madres son las que generalmente
se ocupan de las actividades del hogar y en paralelo alguno, manifiestan los estudiantes
que ayudan a sus parejas con la venta de ropa, comida, etc.

Otra recurrencia, que se puede vislumbrar es el hecho de que la mayoría vive con sus
padrastros, abuelos y/o con alguno de sus padres. Y que incluso la convivencia con
alguno de los adultos mayores genera mejoras en la situación económica del núcleo
familiar por percibir y gozar del ingreso de la jubilación.

Otra regularidad que se pudo reconocer es que la mayoría son de familia numerosas, lo
que por un lado considerando las políticas económicas, relacionada a la asignación
universal por hijo que perciben mensualmente, constituye un beneficio económico para
paliar estos condicionantes, de que sea uno solamente el que sostenga a la familia. No
obstante, puede traer aparejados impedimentos por el hecho de no disponer del tiempo
suficiente para llevar a cabo una contención más personalizada.

Relación familiar: los datos recabados de este ítems, nos proporcionan elementos que
nos permite dar cuenta de que hay una recurrencia con respecto a que en el seno familiar
se presentan situaciones de violencia y las misma por un lado se resuelve a través del
dialogo y por otro se toma distancia del evento, hasta que las partes intervinientes se
olvidan de lo sucedido. Sin embargo solamente se identificaron dos casos
extraordinarios en el cual, en uno de ellos las adicciones generaron la violencia,
desencadenando la separación de los padres. Y en el otro caso se apeló a una situación
extrema de resolver correr del hogar al problemático.

Con respecto a la ayuda proporcionada de los padres hacia los estudiantes, los mismos
manifiestan que no reciben ayuda de ellos, solo cuando lo creen necesario. A su vez
cuando intervienen en la ayuda de las actividades educativas, sus tutores muchas veces
se sienten condicionados por no tener las competencias necesarias para la resolución de
actividades específicas.

Al referirnos ahora sobre el asunto del conocimiento sobre las actividades que en el
tiempo libre realizan sus hijos. Estos manifiestan que sus padres tienen conocimiento
de lo que realizan cotidianamente. No obstante no tienen reparo en desacreditar ciertas
actividades que consideran inapropiadas tales como hacer un uso excesivo del celular, y
salir a joder con sus amigos.

Relación entre pares: en este punto la tendencia que se puede visualizar es que
manifiestan que han sufrido escenas de violencia en el ámbito escolar. sobre este asunto
son las mujeres, las que enuncian el maltrato que reciben por parte de sus pares, quienes
regularmente manifiestan que los varones les hacen burla, les pegan, les tiran del
cabello, les esconden los útiles escolares, el teléfono, alguna prenda de vestir, entre
otros. Ocasionando la reacción de ellas a través de insultos y golpes, incluso
humillaciones.

No reconocen como conductas violentas las acciones que realizan. Sin embargo las
mujeres consideran que son los varones quienes inician las situaciones de violencia.

Asimismo la mayoría afirma que están predispuestos a resolver las situaciones de


violencia, incluso aceptar diferentes vías para poder canalizarlas, sin embargo no hay
ninguna iniciativa concreta para resolver puntalmente algún evento de estas
características.
Conclusiones

Luego de llevar a cabo el análisis se pudo cotejar del entrecruzamiento de


las variables que no hay una relación directa entre la vulnerabilidad social,
es decir el origen social, los trabajos realizados por los padres, y la escasa
formación académica, para que el mismo se constituya como un factor que
incida, de una manera explícita en las conductas violentas de sus hijos y el
traslado de estas actitudes hacia el ámbito escolar. Sin embargo la hipótesis
planteada al inicio de la investigación que consideraba la relación entre la
falta de contención de los padres hacia sus hijos provocaría algún tipo de
violencia, es una característica que se pudo identificar en algunos de los
encuestados, ya que algunos de sus padres no le brindaban la atención que
ellos demandaban. En efecto trasladaban esta desidia al colegio, mediante
burlas y humillaciones hacia sus pares femeninos.

Asimismo esta falta de contención en el ámbito familiar generaba en los


estudiantes un bajo rendimiento escolar y de la cual podríamos conjeturar
que son acciones que los estudiantes realizan con el propósito de llamar la
atención, encontrar ese apoyo emocional ausente, lo que les provocaría una
violencia auto infligida.

Cabe aclarar que 3 entrevistas no se pudieron realizar porque los alumnos,


siendo varones los mismos, no estuvieron predispuestos a colaborar. No les
interesaba el tema y acotaron que no tenían ganas de escribir, porque se
sentían cansados. El resto de los estudiantes tuvieron dificultad a la hora
de interpretar las preguntas, asimismo se puede establecer una clara
diferencia entre mujeres y varones. Las primeras mostraron interés y fueron
más expresivas a la hora de responder,, en cambio los varones, se
mostraron en algunos casos indiferentes, por lo que se puede interpretar
que no aceptan ciertas conductas violentas como tal.
Anexo
Modelo de entrevista semiestructurada

Datos personales y familiares:

Edad:

Donde vive:

¿Vive con sus padres?

¿En qué trabajan sus padres?

¿Cómo se constituye actualmente su familia?

¿Podría describir cuál es su situación económica en este momento? ¿Llegan


a cubrir las necesidades? (alimento, vestimenta, medicamentos, elementos
para la escuela)

¿Quiénes de los miembros de la familia se encuentra empleado?

Relación familiar:

¿Habitualmente como es la relación entre los miembros de la familia?

¿Vivió alguna vez situación de violencia en su hogar? ¿Se resolvió?


¿Cómo?

En el momento de realizar las tareas educativas, ¿las realiza solo o con


compañía de sus padres? ¿Cree que es necesaria la participación de ellos en
su formación? ¿Por qué?

¿Qué hacen en su tiempo libre? ¿Sus padres tienen conocimiento de lo que


hacen en su tiempo de ocio?

¿Qué actitudes adoptan sus padres ante las actividades que realizan
cotidianamente?
Relación entre pares:

¿Puedes identificar algún tipo de violencia en la institución escolar?

¿Experimentó situaciones de violencia en la institución escolar? ¿Se


resolvió? ¿Cómo?

¿Provocaste alguna vez episodios de violencia? ¿Por qué?

¿Cómo considera la relación que mantiene con sus compañeros?

¿De qué forma cree que se puede mejorar la relación entre pares?

¿Piensan que sus compañeros compartirían su opinión?

¿Usted estaría dispuesto a escuchar y aceptar otras formas de resolver los


conflictos? Sí, no ¿por qué? ¿En qué situaciones?
Bibliografía
Arriola, L. (2014). autoestima y conducta Agresiva en jovenes (estudio realizado en instituto
basico por cooperatuva de Mazatenango,suchitepequez). Quetzaltenango .

Elgarte, Borel, Fabrizi, & Negrete. (2008-2009). Adolescencia y Escuela en Escenarios de


Vulnerabilidad.

Flores, a. (2017). habilidades sociales y conducta agresiva del 2do año de secundaria de la I.E
"Santa Rosa"-Tarapoto". Tarapoto- Peru .

Foshiatti. (2004). Vulnerabilidad Global Y Pobreza. Geografia Digital, IGUNNE.

Fuentes, P., & Linares, G. (2010). Variables relacionadas con la conducta violenta en la escuela
segun los estudiantes . internacional journal of Psychological Therapy, 427-437.

Graciela, d. C. (s.f.). La violencia en la escuela. Deteccion y Prevencion de conductas violentas.

Moya, H., & Muñoz, R. (2013). Tipos de violencia. universidad academia de de humanismo
cristiano .

Prados. (2005). Una Aproximacion a las causas de la conflictividad escolar . Cibereducacion .

Sampieri, H., Collado, F., & Lucio, B. (s.f.). Metodologia de la Investigacion . Mexico :
Educacion.

Villavicencio, M. (2010). conductas agresivas de los niños y niñas en el aula de clases.


Maracaibo.