Está en la página 1de 3

2.4.

PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS EN LA INDUSTRIA

En los establecimientos de tipo industrial se suele realizar operaciones de producción,


fabricación, montaje, mezcla, empaquetado, reparaciones y almacenaje de cualquier
tipo de productos y competentes, en muchos casos con alta inflamabilidad y riesgos de
incendio.
Las tasas de muertes, como consecuencia de incendio, en este tipo de establecimientos
suele ser baja con respecto a los edificios de otro tipo (residenciales, hospitales, teatros,
etc.). esto es debido a que las personas que se encuentran trabajando en los mismos
son profesionales que conocen las instalaciones y que están en buenas condiciones de
evacuarlas en un corto periodo de tiempo. Las muertes que mas a menudo se producen
suelen ser por deflagraciones o explosiones.
Con carácter general, antiguamente en este tipo de edificaciones industriales, la
protección se focalizo en una adecuando mantenimiento y puesta a punto de las
instalaciones de PCI atractivas en los planes de emergencia (en muchas industrias se
desarrollaron brigadas propias para luchar contra incendios), no dando tanta
importancia a las protecciones de carácter pasivo (estabilidades al fuego, resistencias
al fuego, grados de reacción al fuego de los materiales, etc.).
No obstante, esta tendencia a la protección pasiva, hasta el punto de que, en el
momento de diseño y construcción del edificio industrial, los medios de protección
pasiva influyen en la definición de las instalaciones activas contra incendios.
En el ámbito industrial, en la protección contra incendios se ha tenido cada vez mas en
cuenta la instalación de sistemas y equipos de extinción, tales como: extintores,
rociadores automáticos, extinción por CO2, polvo químico, sistemas de detección y
alarma sofisticados, así como en la preparación del personal, empleando adecuados
procedimientos de seguridad y planes de emergencia.
En le capitulo 10 de analizan riesgos específicos de las instalaciones industriales.
2.5. PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS EN EDIFICIOS DEL SECTOR TERCIARIO
Y RESIDENCIAL.
El fuego representa una gran amenaza para las propiedades y los bienes; por lo tanto,
es muy importante que en el diseño de l9os edificios del sector terciario (comerciales
principalmente) y residenciales se proyecten unas buenas medidas de seguridad contra
incendios, teniendo en cuenta que hay que proteger el contenido y el continente de
dichas edificaciones, además de facilitar la evacuación de las personas que hay dentro,
así como las accesibilidades de los servicios de extinción
Esta claro que a lo largo del tiempo se ha evolucionado en la forma de diseñar un edificio
y en los tipos de matemáticas a aplicar. Se ha pasado de utilizar fundamentalmente la
madera a construir con acero, hormigón y fábrica de ladrillo, además de emplear otro
tipo de materiales con diferentes grados de reacción al fuego, en función de su
utilización.
Ahora bien, unido al propio desarrollo también se han diseñado y construido edificios
cada vez mas complejos, por los que se a dotado a los mismos de aberturas, huecos e
instalaciones que nos proporcionen confort y prestaciones, pero que pueden
comprometer la seguridad de los mismos; aunque de igual forma también se han
investigado y desarrollado nuevas soluciones constructivas que permiten garantizar
dicha seguridad.
Cuando nos enfrentamos al diseño de un edificio, hay que tener en cuenta que la
normativa de obligado cumplimiento suele tener un carácter de “mínimos”; por tanto, es
fundamental que los proyeccionistas aporten mejoras para garantizar, por este orden, la
seguridad de las vidas, la protección de los bienes, la continuidad de la actividad y el
mantenimiento de la vida útil del edificio.

2.5.1. RIESGO DE INCENDIO EN EDIFICIOS.

En el interior de un edificio existe un importante riesgo potencial de incendio debido a la


existencia de personas realizando ciertas actividades, a los riesgos inherentes de las
propias instalaciones y a los posibles materiales que se puedan acumular (archivos,
almacenes, etc.).
La legislación y, por tanto, los proyeccionistas deben de tener en cuenta la tipología de
usos de edificios: si se trata de viviendas, de un edificio de publica ocurrencia, de un
hospital, etc. Es decir, en función del uso del edificio la legislación es mas o menos
restrictiva, ya que tiene en cuenta las funciones que allí se desarrollan y el estado físico
y mental