Está en la página 1de 1

Los perros callejeros son aquellos animales que no tienen un hogar, o que perteneciendo a uno,

pasan la totalidad o parte del día fuera de su casa, ya sea por descuido de sus dueños, abandono,
pérdida o haber nacido en la calle. Cual fuera de los casos algunos aprenden a
producir estrategias de defensa contra los humanos ya sea atacándolos o simplemente alejándose
de ellos y evitando cualquier tipo de acercamiento, mientras otros conviven con los humanos y
actúan de manera amistosa hacia ellos.
Su fuente de alimento son sobras tiradas por restaurantes, por puestos informales o por la basura
de los ciudadanos, aunque en algunas ocasiones hay personas que les ofrecen comida, sin
embargo, los huesos sobrantes de la comida afecta negativamente su aparato digestivo o pueden
causar ahogamiento, y cuando se les presenta comida en bolsas plásticas es posible que las
ingieran pudiendo causar su Muerte. Las muertes a causa de infecciones intestinales provocadas
por la ingesta de alimentos en avanzado estado de descomposición son frecuentes en los perros
callejeros.
En el día viven en lugares frescos y durante las noches en un lugar que mantenga el calor de sus
cuerpos; desgraciadamente no siempre encuentran un refugio y tienen que soportar los cambios
de clima, desde el intenso calor a las fuertes corrientes frías e incluyendo los aguaceros.
Buena parte de los perros que se vuelven callejeros pertenecían a familias humildes, que optaron
por abandonarlos ante la imposibilidad de cumplir los gastos, pues un perro de tamaño promedio
genera un costo aproximado de más de medio sueldo mínimo, todo depende de la marca de
alimento y la zona económica-social de la ubicación de la mascota así como la raza.
El principal problema no se elimina con campañas para la exterminación de perros pues esto solo
hace espacios a huecos que posteriormente se llenaran al doble pues estas hembras y machos
pasan gran porcentaje de su vida preñándose o cruzándose aumentando así el número de perros,
pero tampoco la esterilizacion, pues no elimina el problema de los desechos del animal o las
conductas agresivas que pudieron haber desarrollado por el abandono. 1
La mayoría de los médicos veterinarios, conocedores del tema, y gobierno2 llegan a un mismo
punto de resolución al problema, la educación a la ciudadanía para esterilizar a sus perros desde el
nacimiento o su primer camada ya sea haciéndolo con un particular o acercándose a campañas de
esterilización gratuitas o de bajo costo