Está en la página 1de 1

OPINION

Todos los promotores de la salud , deben concientizar a la población en general acerca de la


importancia de la prevención mediante la vacunación y control periódico (Papanicolaou, test de VPH
y colposcopía), y tratar de hacer promoción y prevención en busca de disminuir las altas tasas de
incidencia del Cáncer de cuello uterino , como haciendo charlas de educación sexual , ya que para
muchos hablar sobre temas relacionados con sexualidad es un tabú , pero en realidad es una
manera de entrar en contacto con las mujeres y hacerles entender sobre estos temas y así habrá
poca probabilidad de tener una complicación o morir a causa de esta enfermedad.

Si bien es cierto las mujeres sexualmente activas también pueden beneficiarse de la vacuna, pero
quizás pueden tener más riesgo a contraer dicha enfermedad. Esto se debe a que ya pueden haber
estado expuestas a uno o más de los tipos de VPH contra los que protege la vacuna. Sin embargo,
son pocas las mujeres jóvenes sexualmente activas que están infectadas con todos los tipos de VPH
contra los que protege la vacuna; por lo tanto, la mayoría de las mujeres jóvenes todavía se pueden
beneficiar con la protección que ofrece la vacuna.

Por otro lado, muchas mujeres no se realizan sus controles periódicamente después de la vacuna,
por la falta de preocupación o porque muchas veces más se preocupan por los hijos y la familia, más
que ellas mismas, la falta de tiempo se asocia a las actividades laborales que las mujeres tienen y
por lo cual veces no acuden a sus controles porque piensan que se van a encontrar con alguna
enfermedad maligna y prefieren no saberlo.

En la actualidad se realizan acciones para controlar el cáncer de cuello uterino, pues el test de
Papanicolaou o prueba citológica se aplica en casi todo el mundo, contribuyendo a la detección
precoz de dicha enfermedad. Esta prueba , desde luego, es fundamental porque implica hacer una
propuesta totalmente diferente de la exclusiva visión medica de que solo con informar a través de
carteles o anuncios por radio o TV las mujeres acudirán automáticamente a esta acción preventiva
Nada de eso , lo que se requiere es algo más profundo y amplio .Es decir, lo que se necesita es todo
un programa educativo en la adolescencia con el cual se rescate el valor de una sexualidad sana , a
la vez que , en la vida adulta , se construya talleres para que las mujeres expresen sus dudas ,
motivaciones , miedos y cuestionamientos sobre su cuerpo y salud .De otra forma seguiremos en la
misma situación de contar con un sistema de detección de cáncer bien estructurado porque no es
utilizado por las mujeres y no son consecuentes de su responsabilidad personal para proteger y
cultivar su salud .