Está en la página 1de 3

¿Qué es la Sociedad?

Sociedad es un grupo de seres que viven de una manera organizada. La palabra


proviene del latín societas, que significa asociación amistosa con los demás.
El concepto de sociedad supone la convivencia y la actividad conjunta de los individuos
de manera organizada u ordenada, e implica un cierto grado de comunicación y
cooperación.
Lo que caracteriza a una sociedad es la puesta en común de intereses entre los
miembros y la observancia de preocupaciones mutuas. Dentro de este conjunto, cada
individuo cumple determinadas funciones.
Las sociedades humanas son el objeto de estudio de la sociología, la antropología y
otras ciencias sociales.
Existen infinidad de maneras de caracterizar las sociedades, dependiendo del sistema
de organización, de los intereses o de los valores dominantes. Se puede hablar, por
ejemplo, de sociedad multi étnica, sociedad capitalista, sociedad industrial, sociedad
de la información, sociedad del espectáculo, la sociedad del conocimiento, etc.

Diferencia entre sociedad y comunidad


La comunidad se define por la articulación de relaciones sociales orgánicas,
personalizadas y concretas que tejen los individuos entre sí en un determinado
entorno, y que los vincula por medio de experiencias compartidas (residencia, estudio,
trabajo, etc).
En cambio, el concepto de sociedad es mucho más amplio, pues se refiere a un
colectivo amplio de personas organizadas por medio de sistemas políticos y sociales,
pero no implica el establecimiento de relaciones interpersonales. Los miembros de una
sociedad no necesariamente se conocen entre sí, aunque responden a un conjunto de
valores y normas compartidos.
CLASES SOCIALES
¿Qué son las clases sociales?

Se entiende por clases sociales los distintos grupos humanos en que una sociedad determinada
se estratifica, a partir de sus condiciones sociales y económicas afines, que los distinguen de las
demás clases existentes. Estas condiciones pueden tener que ver con su posición dentro de la
pirámide económica del consumo, su posición dentro de la dinámica socio-productiva o su
ubicación dentro de una estructura burocrática.

Las clases sociales constituyen segmentos conexos y jerárquicos, a menudo opuestos o


enemistados de la sociedad, dotados de intereses comunes y aspiraciones políticas afines.
Todas ellas estarían, según el marxismo, en pugna por asumir la conducción de la sociedad,
mediante el control de los medios de producción de bienes.

Normalmente las clases sociales no son grupos cerrados, sino que existe una movilidad de
clases que permite el ascenso o descenso de la pirámide jerárquica de la sociedad; pero
también se acusa una cierta resistencia en las clases superiores ante el ascenso repentino de a
quienes no consideran como iguales sociales.

Este modelo de sociedad se originó en Occidente luego de la caída del modelo feudal del
medioevo (a partir del siglo XV), en el cual los estratos sociales eran mucho más inamovibles,
pues estaban asignados por herencia o abolengo. Esto es, que se nacía en una familia noble o
campesina, y se pertenecía a ese estrato para toda la vida, a menos que condiciones muy
singulares acontecieran (matrimonios, guerras, etc.).

Clases sociales según el marxismo

Para la filosofía del marxismo, las clases sociales en la época capitalista están determinadas por
el control de los medios de producción, ya que la burguesía imperante (las antiguas clases
medias comerciales del Renacimiento) los utilizan para explotar a la clase obrera trabajadora,
comprándoles su fuerza de trabajo a cambio de un salario mensual.

Explica el marxismo que ese arreglo sirve sólo para maximizar la ganancia (plusvalía) del
burgués, y que eventualmente las masas empobrecidas y explotadas comprenderían la
necesidad de rebelarse y cambiar el sistema, implantando la dictadura del proletariado e
iniciando así la transición hacia el comunismo, una sociedad desprovista de clases.

Esta tesis se sostiene sobre la lucha de clases, según la cual existe una pugna entre los sectores
de la sociedad por la repartición de los bienes y del control político y económico de la misma.
Para el marxismo las clases son tres: la burguesía, el proletariado y el lumpen (los sectores
improductivos y parasitarios).

Clases sociales actuales

En la sociedad de consumo actual existen tres grandes clases, distinguidas por su poder
adquisitivo y su rol dentro de las dinámicas financieras y productivas del capitalismo. Los
parámetros para distinguir unas de otras no suelen, sin embargo, ser demasiado uniformes. A
grandes rasgos, hablamos de:
Clase alta. La clase más poderosa y que acumula el mayor porcentaje del poderío económico
(propiedades, empresas, capitales nacionales e internacionales). Suelen ser dueños de
corporaciones, terratenientes, herederos de familias adineradas cuya posición de prestigio
permite una vida de comodidades, educación y oportunidades. Suelen tener una influencia
destacada en la política y la conducción de las sociedades.

Clase media. La clase intermedia, cuyos límites son más difusos, agrupa desde trabajadores
profesionales, pequeños propietarios y la pequeña clase comerciante. Aspira a incrementar su
estatus y diferenciarse de la clase baja, por lo que a menudo son consumidores de símbolos de
estatus. Suele clasificarse en clase media baja, clase media y clase media alta, de acuerdo a sus
ingresos económicos y estilo de vida.

Clase baja. La clase obrera, trabajadora, desposeída. No poseen propiedades ni capitales y


deben trabajar para subsistir, a menudo sin demasiadas oportunidades educativas o de
desarrollo personal. Es lo que comúnmente se llama “pobres”, aunque este término sea
impreciso e incluso peyorativo. También son clase baja los sectores más vulnerables
económicamente, quienes viven en zonas marginales o incluso los indigentes y sectores
improductivos.