Está en la página 1de 24

El Desarrollo

de la Tradición Paulina
Del libro “Así empezó el cristianismo”
Capítulo VI de Carlos Gil Arbiol.
Introducción
En esta presentación se espera analizar el desarrollo de las comunidades que tuvieron como
líder al apóstol Pablo de Tarso. Queremos, a través del estudio de sus cartas y las de sus
seguidores, poder comprender el proceso en el que se desarrollaron, así como el contexto
histórico, social y religioso en el que, veremos, estaban insertos. Para ello nos detendremos a
estudiar la relación de estas comunidades con los ambientes en que se movían, las
respuestas que se fueron generando frente al acercamiento de novedosas amenazas, los
modos que cada comunidad tuvo de ejercer el liderazgo, las creencias y formas rituales que
experimentaron, etc.

Pretendemos que no sea un análisis inerte, sino, más bien, que sirva como germen de una
interpretación que pretenda asumir los errores y aciertos que los seguidores y las seguidoras
de Jesús tuvieron, para seguir creciendo en la construcción del Reino.
1. Las tres generaciones de la tradición paulina
El desarrollo de la tradición de Pablo es un fenómeno muy extenso y complejo, abarca aproximadamente 100
años (desde el 50 hasta el 140 d.C.), y está enmarcado en 13 textos, que se dividen en tres etapas o
generaciones:

1. Primera Generación (50-60 - Cartas originales del Apóstol): Rom, 1 Cor, 2 Cor, Gal, Flp, 1 Tes, Flm.
2. Segunda Generación (80 - 100 - Cartas deuteropaulinas): Ef, Col, 2 Tes.
3. Tercera Generación (100-140 - Cartas pastorales): 1 Tim, 2 Tim, Tit.

Tanto la Segunda como la Tercera generación, no están comprendidas por textos originales de Pablo, sino que
sus seguidores utilizaron el fenómeno de la pseudografía.
2. La Tradición como ¿Cuáles fueron las características

un Proceso... carismáticas de las primeras comunidades


paulinas? ¿Cómo se configuraron las
vivencias de las comunidades tras la
muerte de Pablo?

¿Cuáles son las continuidades y rupturas


que se dan entre las tres Generaciones?

¿Qué etapas comprende el llamado


proceso de institucionalización?
2.1 Un Proceso de Institucionalización
Sabiendo que fueron casi 100 años de historia, personas, destinatarios, situaciones, etc.,
para analizar el proceso lo que intentamos analizar son las continuidades y rupturas que
se dan entre las diferentes generaciones.

El vehículo de este análisis va a ser lo que Margaret MacDonald nombra como “Proceso
de Institucionalización”: analizaremos los textos, contextos y personas que intervienen
en la configuración de las generaciones, ubicándolos como un “proceso por el cual se
adecúa la realidad objetiva a los valores subjetivos”.
2.2 Etapas de Institucionalización
Etapa de Etapa de Etapa de
creación estabilización protección

● Carisma fundante de Pablo. ●Ausencia de Pablo. ● Ausencia de Pablo.


● No hay intención de ●Nuevos y más seguidores: nuevas ● Nuevos y más seguidores:
sistematización. preguntas y necesidad de nuevas comienzan a ser visibles.
● Se da en la Primera Generación. respuestas. ● Amenazas:
●Amenazas: ○ Desviaciones del carisma
○ Desviaciones del carisma original. original.
● Tensión entre fidelidad y adaptación. ○ Comienzan a ser observados.
● Se da en la Segunda Generación. ● Creyente = Ciudadano Modelo.
● Se da en la Tercera Generación.
2.3 El Carisma Original
Pablo vive entre dos polos de acción: el “ser en el mundo” y el “separarse del
mundo”, dualidad reflejada en la tirantez entre la necesidad de anunciar el Evangelio
(proselitismo) y la necesidad de generar fronteras con lo mundano (cohesión).
Este último polo estaba enmarcado en dos intenciones del Apóstol, en principio
poder compartir un mismo marco de creencias, y una coherencia en la actitud vital de los
creyentes.
A continuación analizaremos el desarrollo de esta iniciativa a partir de tres ejes:

1. La actitud de la comunidad ante el mundo.


2. Las modos de liderazgo y autoridad.
3. Las creencias y las formas rituales.
3. La Actitud de la
Comunidad ante el ¿Cómo era la relación de Pablo y sus

Mundo
discípulos con “los de afuera”?

¿Hubo tensiones dentro y fuera de la


ekklesia?

¿De qué manera la segunda y tercera


generación legitimaron teológicamente
los roles dentro de la “Casa de Dios”?
3.1 Pablo y sus Seguidores ante el Mundo
Pablo en Gal 3, 28 propone un camino claro en donde los vínculos son de igualdad en
tanto todos y todas somos parte de Cristo, sin embargo, en las generaciones siguientes
existieron cambios profundos.

Los códigos domésticos fueron la herramienta que usaron los seguidores de Pablo de la
segunda y tercera generación para ordenar las relaciones ad intra y ad extra de la
ekklesia. Ellos se basaron en pares de relaciones (esposo-esposa / padre-hijo /
amo-esclavo) y exhortaron a ciertos comportamientos.
3.2 Los Códigos Domésticos
Deuteropaulinas Cartas Pastorales
Características Consecuencias Características Consecuencias
● Col 3, 18 - 4,1 y Ef 5, 21 - 6,9. 1. Mujeres fuera del ● Tercera generación, falsas
● Se enfatizan los miembros liderazgo. enseñanzas, mujeres
subordinados, aunque se enseñando, etc. 1. Se funde aún más la
exhorta a la justicia de los 2. La Ekklesia se relación ekklesia-casa
amos, esposos y padres. patriarcaliza. ● Se fundamenta con la Patriarcal.
● En Col se legitima autoridad de Pablo.
teológicamente la 3. Poder puesto y legitimado 2. Modelo Patriarcal: el más
subordinación (“Agrada al en los varones. ● Ya no hay reciprocidad, sólo eficaz para presentarse
Señor”). se exhorta a la obediencia. ante el mundo.
● En Ef, además, se legitima la 4. Configuración del
autoridad. (“como Cristo a la individuo dentro y fuera ● Importancia en el rol de las 3. Configuración de la
ekklesia”). de la ekklesia. viudas. ekklesia en su totalidad.

● Ekklesia = Casa de Dios.


3.3 Los Códigos Domésticos… ¿Por y para qué?
El crecimiento de la comunidad de fieles hizo llamar la atención de los grupos externos. Esto
implicaba no sólo dar respuesta a sus acusaciones, sino también responder fielmente a los
fundamentos de la fe. Vivir bajo una estructura patriarcal (en la casa y en la ekklesia) fue la manera
más eficaz de presentarse ante el mundo.

Las consecuencias más visibles de la implementación de los Códigos Domésticos fueron...

● La prevención y resguardo frente a persecuciones externas.


● El ordenamiento de la ekklesia, que implicó que...
○ … a las mujeres no se les permita enseñar ni tomar roles.
○ … los únicos capaces de cumplir un rol de importancia en la comunidad fueran los
paterfamilias ejemplares.
● La disminución de las tensiones previas, dejando de reconocer el seguimiento a Cristo como
una “desviación de lo preestablecido” en la sociedad y las leyes grecorromanas.
4 Los modos de
Liderazgo y Autoridad ¿Cómo ejerce su autoridad Pablo?
¿Qué dificultades encuentran sus
seguidores tras su muerte?
¿Quiénes ocupan su lugar?
¿De qué manera se ejerce la autoridad y
el liderazgo en la segunda y tercera
generación?
4.1 Primera Generación
Pablo pasa su vida luchando contra quienes
quieren desautorizarlo; entre ellos se
encontraban, especialmente, aquellos
seguidores de Jesús que estaban cerca de la
Ley mosaica.

Lo extraño es que, a pesar de esta imagen


difusa y cuestionable que tuvo el Pablo real
(histórico), en las siguientes generaciones,
es usada como fundamento de autoridad y
validez de su tradición.
4.2 Segunda Generación
Características Dificultades y Objetivos Respuestas
● “Pablo” tiene un protagonismo mayor.
“Pablo” ya no indica futuras visitas a las
● Las dificultades históricas por las que pasó
comunidades, sino que se hace énfasis en
justifican su autoridad (martirio). Pablo muere y sus discípulos la realidad y presencia espiritual. “Aunque
● “Pablo” es presentado como “ministro” tienen que gestionar su ausencia. ausente con el cuerpo, estoy presente en
(diakonos), como “enviado a los gentiles”.
espíritu…” (Col 2, 5).
● Comienzan a aparecer nuevos personajes y
títulos, como “apóstoles y profetas”, que dan
nuevas notas en la autoridad: en esta
Generación, el fundamento de la ekklesía son Es el mismo “Pablo” quien confiere esta
autoridad a quiénes son sus discípulos
ellos, y Cristo es ahora “la piedra angular”.
Los discípulos tienen que legitimar (Epafras en Col 1, Tíquico en Col 4, por
● Comienza a organizarse la subordinación y
su propia autoridad. ejemplo). Mantenerse fiel a estos
autoridad a partir de la casa patriarcal, con la personajes, los “ministros de Pablo”, era
ayuda fundamental de los códigos domésticos mantenerse fiel a Pablo y su tradición.
(Ef y Col).
4.3 Tercera Generación
Características Dificultades y Objetivos Respuestas
● Las cartas Pastorales no están dirigidas a
comunidades, sino a personas individuales El número de creyentes crece de
(pastores) quienes deben proteger la ekklesía de Como mencionamos antes, los
manera muy notable y es
las “falsas enseñanzas”. códigos domésticos configuran
necesario reducir las tensiones
● “Pablo” toma aún mayor autoridad, y se pone
con los de afuera. la vida tanto dentro como fuera
sobre los falsos maestros. Entra entonces la
necesidad de cuidar la enseñanza, como la “sana
de la ekklesía en esta generación.
doctrina”. La estrategia es de “legitimación de Así, las tensiones internas y
la autoridad como fidelidad de la tradición”. externas son calmadas mediante
● La relación de autoridad ekklesia-Casa se funde: Por el mismo motivo de la sumisión e imposición de
en las funciones de liderazgo sólo son elegibles crecimiento, se debe hacer más buenas conductas y buenos
los que en la casa patriarcal tienen autoridad, y angosto el margen en el que las modelos (de creyentes y de
llevan una vida modelo. desviaciones doctrinales son ciudadanos).
● En Tit y Tim sólo se hace mención de la posibles.
obligación en la obediencia.
5. Creencias y Formas
Rituales
¿Cómo se definen sociorreligiosamente las
comunidades paulinas?
¿Cuáles son los “oponentes” a la tradición
Paulina? ¿Qué amenazas suponen?
¿Cómo responden teológica y cristológicamente
las cartas deuteropaulinas y pastorales a estas
amenazas?
¿Qué creencias y ritos se desprenden de estas
respuestas?
5.1 La Identificación por Oposición
Como dijimos antes, la tradición paulina no
era la única de seguidores de Cristo. Las
oposiciones fueron vastas y nos sirven hoy
para identificar la configuración
sociorreligiosa de las comunidades
paulinas. La oposición más clara en la segunda
generación es la de los llamados “hombres
sagrados”(especialmente explícita en Col).
En la tercera generación, en cambio, la
lucha va a ser contra las “falsas
enseñanzas”, tanto internas como
externas.
5.2 Amenaza de la 2°G: Los “Hombres Sagrados”
Son los principales opositores de las tradiciones paulinas; de ellos es que previenen las cartas
deuteropaulinas.

Sus características principales son:


● La mayoría ejercen como “intermediarios entre la divinidad y la persona” (poetas, sanadores,
etc.).
● Utilizan la ascética y las técnicas corporales para entrar en trance.
● Sostienen una vida fuertemente ascética que los separa del mundo.

Esta vida ascética supone una fuerte oposición a una de los fundamentos más importantes de la
tradición paulina: la fe en Cristo es lo único necesario para la salvación.

La pregunta que nos hacemos es ¿cómo respondieron teológica y cristológicamente las


comunidades paulinas ante esta amenaza?
5.3 Respuestas teológicas ante las amenazas (2°G)
Características teológicas de la 2°Gen. (Col, Ef) Incidencia en creencias o rituales previos
Preeminencia de Cristo por sobre todas las cosas. Es el
Cualquier otra creencia o doctrina carece de legitimidad.
único por quien la salvación universal tiene lugar.
Inutilidad de las prácticas anteriores (como la
El Bautismo como rito que eleva por encima de los circuncisión judaica, o el ascetismo y trance propios de los
“elementos del mundo”. “hombres sagrados”) que provienen del hombre y no de
Dios.
Muerte y Resurrección de Jesucristo como principio de La Muerte y Resurrección no es solamente la iniciación
la transformación del creyente y del cosmos. de un tiempo de esperanza.
Centro teológico, eclesiológico y ético desplazado: La
Nuevo centro teológico, eclesiológico y ético: El Cielo.
Cruz.
Símbolo del Cuerpo: La cabeza es al cuerpo como Simbología del Pablo histórico en 1 Cor: Todos
Jesucristo es a la ekklêsía. Luego, el varón es cabeza de pertenecemos al cuerpo de Cristo. Se intenta seguir con la
la mujer. Se legitima el poder del paterfamilia y eleva el simbología paulina original, pero remarcando una nueva
status de la comunidad eclesial. verticalidad para legitimar los códigos domésticos.
5.4 Amenaza de la 3°G: La “falsa enseñanza”
Bajo este título se denomina la gran amenaza de la tercera generación. La “falsa enseñanza” se
conforma, casi en su totalidad, como la amenaza frente a la enseñanza de algunas mujeres.

Esto supone que no es una cuestión únicamente de creencias o fundamentos, sino, más bien, una
realidad social y cultural a la que tuvieron que hacer frente los herederos de la tradición de Pablo.

¿Cuáles son estas “falsas enseñanzas” a las que pretenden sepultar las cartas pastorales?
● La resurrección que todavía no aconteció.
● Las críticas al matrimonio.
● Las exigencias ascéticas.
● Las interpretaciones de la ley y tenerla como camino de salvación.
● Entre otras.

La respuesta teológica de las Cartas Pastorales se da bajo el signo de tres líneas de acción
relacionadas entre sí: La Salvación Universal, El Juicio Futuro y la realidad purificadora de Cristo.
5.3 Respuestas teológicas ante las amenazas (3°G)
Salvación Juicio Cristo
Universal Futuro Purificador

● La salvación es universal. ● Hay una conexión entre la salvación ● Cristo es el único mediador entre
● Se da por la encarnación, la y el comportamiento de la Dios y el hombre.
victoria de Cristo y la pertenencia comunidad. ● Cristo purifica la ekklesia con la
a la Ekklesia. ● Implica una fidelidad a Cristo Pascua.
● Implica que las “falsas (fundamentado en “Pablo”). ● Implica que la ascesis como
enseñanzas” rompen con el ● De nuevo los códigos domésticos práctica purificadora carece de
camino soteriológico. se presentan como el camino para fundamento.
● Los códigos domésticos sirven vivir una vida como Dios quiere. ● Implica una exigencia en el lugar
como camino para vivir correcta “que corresponde” dentro de la
y coherentemente el plan de casa, siguiendo los C.D.
Dios.
6. Recopilación de las cartas de Pablo
La tradición paulina y su desarrollo fueron posibles principalmente gracias a la
recopilación y divulgación de sus propias cartas. Se intercambiaron entre las comunidades, se
añadieron glosas para matizar o corregir el sentido original, se adaptaron para encajar en los
nuevos contextos de las iglesias cristianas y fueron ensalzadas adquiriendo un sentido más
“sagrado” para su utilización litúrgica.

Este recorrido literario, lejos de una manipulación errónea, revela la concepción de un


texto vivo, que necesita crecer en pos de su vínculo vital con las comunidades que necesitan
de él.

Por otro lado, se generó una gran red a lo largo de toda la cuenca norte del
Mediterráneo, a través de la cual se expandieron y compartieron las cartas. Las tradiciones
locales comenzaron a conocerse en todas las demás comunidades, y fueron difuminándose las
particularidades de cada iglesia. Así, esta red fue configurando una base sólida para la
paulatina creación de la Gran Iglesia.
Conclusión
Mucho de lo que hoy se nos viene a la mente cuando alguien nos dice “cristianismo”, o “Iglesia”,
tiene que ver con este proceso de formación y constitución histórica de la simbología cristiana. Por eso
es que este análisis nos parece relevante; creemos verdaderamente que no es una cuestión
puramente académica: entender el contexto en el que se desarrollaron las líneas de acción más
polémicas y las que intervienen de manera más contundente en la vida cotidiana del cristiano y la
cristiana, nos permite ser fieles a un proceso largo y lleno de dificultades.
Sin ánimo de justificar posturas opresoras, entendemos que estas acciones que, tanto Pablo
como sus seguidores tomaron, hablan no sólo de necesidades, sino también, y lo creemos con
convicción, de verdadera inspiración del Espíritu que se deja ver, con el tiempo, en este tipo de
procesos.
No estudiarlo hoy, sería negar un pasado lleno de experiencias de Dios, y caminar
sesgadamente en un presente que nos exige a cada cristiano y cristiana dar nuevas respuestas ante
tan grandes problemáticas y amenazas (muchas veces esas que nosotros mismos ponemos en juego).
No es tiempo de “separarse del mundo”, sino de anunciar el Evangelio, volviendo a Jesucristo y
redimiendo muchos errores cometidos, sin dudas con fuerza y ánimo nuevos.

Cousido, Juan Francisco


Cousido, Facundo Javier
Bibliografía
- AGUIRRE, Rafael. Así Empezó el Cristianismo, Ed. Verbo Divino, 2010. - Capítulo VI, GIL ARBIOL,
Carlos, el desarrollo de la tradición paulina.