Está en la página 1de 24

668

CASOS PRÁCTICOS
MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES

a) Carlos en su testamento dispuso: "Dejo a Valeria la mitad de mi


1
porción disponible y a Félix la otra mitad de esa misma porción". ¿Exis-
te derecho de acrecer entre ambos?
b) En el testamento de Marcelo se lee una disposición' que dice:
"Lego a Sergio mi automóvil". Subsiguen otras disposiciones y luego se
lee: ."Preferiría que mi automóvil fuese para Raúl". ¿Existen disposicio:-

i¡ Des mcompatibles? ¿Cómo las interpretaría usted?


e) En el testamento el causante dispuso: "Lego a. Fernando y a Pe-
dro mi chalet de Mar del Plata. Si cualquiera de ellos muere que el cha- CAPÍTULO XIII
,!\ let sea para el que de los dos sobreviva". ¿Es válida la disposición testa-
mentana? ¿Qué hipótesis es posible distinguir en relación a la previsión
LEGADOS
I de la muerte de uno de los colegatarios?
d) El testador dispuso: "Es mi voluntad que todos mis bienes sean

i para Ernesto en un 20%, para Eugenio en un 30%, y para Gregario en un


50%. ¿Son herederos los instituidos o sólo legatarios de cuota? A) PRINCIPIOS GENERALES

S 850. CONCEPTO. - En el capítulo primero de esta obra,


y especialmente en el S 16, hemos anticipado una noción gene-
ral de legado. Por tal debemos entender la disposición testa-
mentaria que tiene por objeto habitualmente (aunque no siem-
pre -ver S 863-) una atribución patrimonial del causante en
favor de alguien. Pero esta atribución patrimonial se hace por
un título distinto del que legitima la adquisición del heredero
(legítimo o testamentario). Los herederos son llamados a ad-
quirir como consecuencia de una vocación que -en la secular
tradición de los principios que informan la sucesión de la per-
sona- los sitúa como sujetos del conjunto de relaciones jurídi-
cas que tenían por titular al causante; en tal sentido, se subro-
gan, subentran -"continúan"- la posición jurídica del de cuius
y las atribuciones patrimoniales de que era titular. Los legata-
rios, en cambio, reconocen un llamamiento de otra naturaleza:
son simples adquirentes de bienes (en sentido amplio), que en
el testamento el causante les atribuye o defiere.
Por eso conviene recalcar la diversa función jurídica que
cumplen unos y otros. Los herederos, como sucesores en la
persona (arg. ar!. 3417), son llamados a asegurarla pervivencia
O subsistencia de las relaciones jurídicas del titular, más allá de
670 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 671

su muerte; los legatarios, como sucesores en los bienes, son los '3796). Si la sucesión fuere insolvente no podrá pedir el cum-
destinatarios de las liberalidades del causante' cuyo cumpli- plimiento del legado mientras no estuviesen pagadas las deudas
miento pesa precisamente sobre los herederos como cargas de (arl. 3797), y, en caso de existir herederos forzosos, el legado
la herencia. Sobre todo esto, remitimos a lo explicado en el puede ser reducido proporcionalmente, según el orden estable-
S 11 Y siguientes. cido por el arl. 3795.
Cabe apuntar que en nuestro derecho no existe regulación
S 851. LEGADO y CARGO. - Cuando el cargo es impuesto expresa del prelegado, pero de los ,'arts. 3355 y 3605 se infiere
en beneficio de terceros (ver S 825, b), sea a los herederos o a su admisibilidad; especialmente, esta última norma en cuanto
un legatario, las obligaciones que importa funcionan similar- autoriza al causante a hacer legados a titulo de mejora a cual-
mente al legado. quiera de sus herederos legitimarios, con imputación a su por-
Lo que ocurre en tales casos es que el cargo impone la ción disponible.
obligación de cumplir una prestación a cargo del gravado, de
donde el beneficiario de ese cargo se encuentra en situación si- B) SUJETOS DEL LEGADO
milar a la del legatario cuyo objeto es una prestación a cargo
del heredero. Sin embargo, es posible distinguir, al menos S 853. CONCEPTO. - El estudio de los sujetos del legado
conceptualmente, ambas figuras, si se tiene en cuenta que en se vincula, pues, simultáneamente, con la aptitud para recibir
tanto la institución de legatario es una disposición testamenta- del causante o testador y, a su vez, con el derecho que el lega-
ria autónoma -es decir que vale por sí misma, e, incluso, puede tario adquiere para exigir su entrega o cumplimiento a los here-
ser la única disposición del testamento- el cargo es siempre deros. De tal modo que corresponde considerar a tres sujetos:
una disposición testamentaria accesoria a la institución de he- el testador, que a través de una disposición testamentaria insti-
redero o de legatario, o por lo menos presupone la existencia tuye el legado y crea la vocación del legatario; los herederos,
de herederos legítimos. Esto es así porque mientras el benefi- que deben cumplir con el legado; y, finalmente, el legatario,
ciario del cargo lo es respecto de alguien, gravado con él, el le- llamado a recibir el objeto que se le ha legado.
gatario es sucesor del causante en relación al objeta legado y
su cumplimiento constituye carga o gravamen de la herencia. S 854. EL TESTADOR. - Cabe decir a su respecto que la
aptitud para disponer por testamento, es decir, la capacidad,
S 852. PRELEGADO. - Se denomina prelegado al legado permite instituir legatarios. Así lo establece el arl. 3606:
que h.,ce el testador en favor de un heredero. Se coincide en que "Toda persona legalmente capaz de tener voluntad y de mani-
si el causante hace un legado en favor de un heredero coexis- festarla, tiene la facultad de disponer de sus bienes por testa-
ten, en la persona del instituido, dos llamamientos independien- mento ..., sea bajo el título de institución de herederos, o bajo
tes: el de heredero y el de legatario. Podrá renunciar a la he- el título de legados".
rencia y aceptar el legado (arl. 3355), e, inversamente, podrá Pero en este punto debe recordarse que teniendo herederos
aceptar la herencia y renunciar al legado. A su vez, si acepta forzosos o legitimarios, "la capacidad del testador para hacer
ambos llamamientos, estará sujeto, como heredero, a la contri- sus disposiciones testamentarias respecto de su patrimonio,
bución en el pago de las deudas y cargas de la sucesión, en sólo se extiende hasta la concurrencia de la porción legítima
proporción a su cuota hereditaria, pero no como legatario (arl. que la ley asigna a sus herederos" (arl. 3591).
f,
l'

l'
W,

1
"
672 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 673
i
I
~ 855. EL LEGATARIO. - Rigen, al respecto, las disposicio- expresa, deberán aplicarse por analogía las normas atinentes a
I nes legales que atañen a la capacidad para suceder (art. 3733 las donaciones remuneratorias (arts. 1822 a 1825).
1 y siguientes). De modo que puede ser legatario toda perso- De tal modo, para que se configure un legado remunerato-
:' na que, estando concebida al tiempo de la muerte del testador, no se exige:
!' no esté afectada, a su respecto, de incapacidad. Así, por a) Que el legado se haga diciendo el testador expresamen-
I! ejemplo, no podrá ser legatario del testador, su confesor en la te en la disposición testamentaria que es su voluntad remunerar
1.[1 última enfermedad (art. 3739), o el escribano y los testigos que o retribuir servicios que a él le han sido prestados por el bene-
l i intervienen en el testamento por acto público (art. 3664), et- ficiario del legado. No hay otro tipo de obligaciones suscepti-
I ' cétera. bles de un legado remuneratorio.
I
b) Que el testador indique claramente qué servicios retri-
I ~ 856. LEGATARIO ACREEDOR DEL DIFUNTO. - Si el testador
buye mediante el legado. Si no lo hiciere así, privará el prin-
hace un legado a su acreedor no ha de interpretarse que lo hace
cipio del arto 3787 y el legado será gratuito (arg. art. 1823,
en pago de la deuda. En efecto, el legado constituye un título
Cód. Civil).
distinto del que constituye la obligación de la cual el testador
es deudor, y por eso el art. 3787 establece que "lo que el testa- c) Que el legatario tenga acción para pedir judicialmente
dor legare a su acreedor no puede compensarse con la deuda". el pago por los servicios prestados al testador (arg. art. 1822),
Como señala Vélez Sársfield en la nota, "el legado es un título pues si el legado fuese hecho sólo por un deber moral de grati-
de pura liberalidad, y se presume que siempre es hecho animo tud, "por servicios que no dan acción a cobrar judicialmente
donandi, aun cuando sea hecho a un acreedor del testador". su valor en dinero" (arg. art. 1824), el legado será reputado
Es la solución que estableció el art. 1023 del Cód. Civil fran- gratuito.
cés, y que siguen el arto 659 del italiano de 1942, art. 873 del d) Que el importe o valor del legado no exceda una equi-
español, y entre los códigos latinoamericanos, el arto 1110 del chi- tativa remuneración por los servicios recibidos por el testador
leno y el art. 918 del uruguayo. (arg. art. 1825). En caso contrario, será reputado, al igual que
la donación, una liberalidad independiente de la deuda.
~ 857. CASO DEL LEGADO REMUNERATORIO. - Sin embargo, Por supuesto que el acreedor por servicios prestados al tes-
el prinCIpIO del art. 3787 no es absoluto. El testador puede tador puede optar entre aceptar el legado, en cuyo caso la obli-
expresar en la disposición testamentaria que el legado lo hace gación quedará extinguida, o renunciar al legado y conservar,
para retribuir los servicios que le prestó el legatario, y por los de ese modo, el derecho a cobrar judicialmente el monto de sus
cuales él podía judicialmente reclamar su pago (arg. art. 1822). honorarios o su retribución.
Si bien no existe en nuestra ley una regulación del legado re-
muneratorio, éste es admitido en el contexto de nuestro Códi- ~ 858. Los HEREDEROS GRAVADOS. - Los herederos no son
go: buena prueba de ello es que el art. 3795, al establecer el or- sujetos del legado, pero sí pesa o carga sobre ellos, su cumpli-
den de pago de los legados dispone que cuando los bienes de la miento. En puridad, el cumplimiento de los legados constitu-
herencia no alcanzan a cubrirlos, se pagarán primero los de co- ye una carga de la herencia; ocurre, sin embargo, que si los
sa cierta, y seguidamente "los hechos en compensación de herederos han aceptado pura y simplemente la herencia, o. si
servicios". Pues bien, al carecer nuestra ley de una regulación han perdido el beneficio de inventario (art. 3408), "están obli-

43, Zaononi, Manlla/.


674 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 675

gados personalmente al pago de los legados en proporción de


su parte hereditaria; pero son solidarios cuando la cosa lega- e) ADQUISICIÓN DEL LEGADO
da no admite división" (art. 3776). Ello, que es consecuencia
de la responsabilidad ultra vires hereditatis, aparece corrobora- ~ 861. EL LEGATARIO COMO ADQUIRENTE. PRECISIONES. - Al
do en la norma del art. 3798. respecto distinguimos:
Si se trata de un legado que deben cumplir los herederos
a) LEGADO CON EFECTOS REALES. Es aquel que atribuye la
legitimarios, la situación de éstos cambia: establecida la masa
propiedad de una cosa perteneciente al causante por la fuerza
de cálculo de la porción legítima (de la cual se han deducido
misma del título que lo constituye, es decir, por la disposición
previamente las deudas hereditarias -conf. art. 3602-) los lega-
I dos no han de exceder la porción disponible del testador (arts.
testamentaria misma. Es el caso del legado de una cosa cierta
y determinada (art. 3766), o de un crédito (art. 3786). En ta-
3591 y 3605). Si la excedieran cabrá a los herederos deman-
I1 les supuestos, el legatario adquiere la cosa o el crédito via rec-
dar su reducción (art. 3601), la que será hecha pagándose en el
ta del causante, y por eso es que, tratándose de una cosa, puede
orden que establece el art. 3795.
1I reivindicarla de terceros detentadores con citación de los here-
i[ ~ 859. Los LEGATARIOS DE CUOTA. - No obstante ser suce-
deros (art. 3775), y, tratándose de un crédito, el legatario tiene
todas las acciones que tendría el heredero (art. 3786).
1: sores universales (ver ~ 17 Y ss.), los legatarios de cuota no es-
En tales casos, el legatario es sucesor del causante en la
1
'1 :
tán personalmente obligados al pago de los legados particula-
res. Su obligación -establecida por los arts. 3499 y 3798- se
cosa o en el derecho legado.
: ¡ I
,
reduce a contribuir en proporción a su alicuota a su cumpli- b) LEGADO CON EFECTOS OBL/GAC/ONALES. En los demás su-
miento, y buena prueba de ello es que en el orden establecido puestos, el legatario adquiere el derecho a obtener del heredero
por el arto 3795 es el último legado que se paga. Pero esa el cumplimiento de la disposición testamentaria que instituye el
contribución es intm vires hereditatis: si la herencia es insol- legado: así, en los legados de cosas indeterminadas (art. 3756),
vente no podrá demandársele personalmente por el pago de las fungibles (art. 3760), de cosas ajenas a adquirirse (art. 3754),
deudas hereditarias o el cumplimiento de los legados particula- de cosas futuras (art. 3751), etcétera. En estos casos ellegata-
res. Ello es consecuencia de su carácter de sucesor universal rio adquiere del causante sólo el derecho a exigir una presta-
en los bienes, como oportunamente lo vimos (~ 18). ción a cargo del o de los herederos, porque la adquisición del
objeto legado se produce por el cumplimiento de esa prestación
~ 860. AUSENCIA DE HEREDEROS. - Si en la sucesión del en favor del legatario. De ahí que en estos casos el legatario
testador no existe llamamiento para ningún heredero -en razón no goza de una acción real, sino sólo de una acción personal
de que el testamento sólo hace legados y no sobreviven al para obtener la entrega de la especie legada.
causante herederos legítimos- corresponderá designar curador a
los bienes de la herencia (art. 486, Cód. Civil), salvo que el ~ 862. ADQUISICIÓN DEL DERECHO Y DEL OBJETO LEGADO. -
testador hubiese nombrado albacea, caso en el cual la posesión Lo expuesto permite distinguir entre la adquisición del derecho
de la herencia corresponde a éste (art. 3854). Será, pues, el al legado y el derecho sobre el objeto legado. El derecho al
albacea o el curador quien deberá dar cumplimiento a los le- legado se adquiere siempre desde el momento de la apertura de
gados. la sucesión, que es el instante en que jurídicamente se actuali-
676 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 677
zan los llamamientos a recibir del causante. En cambio, el de- testador sólo tuviesen por objeto hacer legados, no habiendo
recho sobre el objeto legado puede no gozarse desde ese mismo herederos legítimos ni instituidos, al albacea (art. 3854). Y
momento. Así, por ejemplo, si se trata de un legado de cosas en el eventual supuesto de que no existiese designación de al-
indeterminadas o fungibles, el legatario sólo goza, hasta la en- bacea, cabrá -no obstante, y sin perjuicio de las instituciones
trega de ellas de un crédito para que se cumpla el legado (arts. del testamento- la reputación de vacancia de la herencia (art.
3756 y 3757). En cambio, tratándose de cosas ciertas, el lega- 3539), a los efectos de reclamar del curador el cumplimiento o
tario es propietario de ellas desde la muerte del testador (art. pago de los legados (arts. 3540 y 3541). La exigencia de la
3766). entrega de la posesión al legatario significa una protección para
los derechos del sucesor universal, ya que le acuerda la oportu-
ª 863. LEGADOS QUE NO IMPORTAN UN DERECHO SUCESORIO.
Quedan, finalmente, algunos tipos de legados que no importan
nidad de oponer las defensas que correspondan para eludir líci-
tamente el cumplimiento del legado particular, tales como la
un derecho sucesorio del legatario. Nos referimos específica- nulidad del testamento, o de las disposiciones testamentarias, o
mente al legado de liberación, es decir, aquel que tiene por ob- la improcedencia de la entrega de la cosa por aplicación del
jeto extinguir un crédito del testador contra el legatario, o un art. 3762, o la contribución al pago de las deudas de la heren-
derecho real -como, p.ej., la prenda o la hipoteca- constituido cia, o la reducción o extinción en la medida exigida para res-
sobre un bien de éste (arts. 3782 a 3785). Tampoco constituye guardar la legítima. De donde puede corresponder la suspen-
un derecho sucesorio del legatario el llamado legado de reco- sión del pago del legado, si fuera presumible que ocurra alguno
nocimiento de la deuda (art. 3788), que importa la constitución de los supuestos enunciados como ejemplos.
de un medio de prueba de la obligación del testador hacia el le-
gatario. Al estudiar los distintos tipos de legados, nos ocupa-
remos de estas especies. LA
ª 865.
ENTREGA
DESDE
DE LA
QUÉ MOMENTO PUEDE EL LEGATARIO
Como consecuencia de lo dispuesto
COSA. -
SOLICITAR

en el art. 3766, el legatario de cosas determiuadas puede exigir


ª 864. LA ENTREGA DE LA COSA EN EL LEGADO CON EFECTOS
- Si bien es cierto que el art. 3766 dispone que el lega-
la entrega de la cosa antes de la partición de la herencia. Ello
REALES. es así, por cuanto el derecho sobre la cosa no integra el acervo,
tario de cosas ciertas -determinadas- es propietario de ellas y sólo en los supuestos de insolvencia de la sucesión o de peli-
desde la muerte del testador, y que el art. 3775, como conse- gro en la legítima de los herederos forzosos puede suspenderse
cuencia, autoriza al legatario a reivindicarlas de terceros deten- la entrega.
tadores, el art. 3767 dispone que "el legatario no puede tomar No se requiere que la entrega de la cosa legada se haga ju-
la cosa legada sin pedirla al heredero o albacea, encargado de dicialmente. El art. 3770 dispone, en efecto, que "la entrega
cumplir los legados".
voluntaria del legado que quiera hacer el heredero no está su-
Tal disposición no implica hacer de la tradición o entrega jeta a ninguna forma. Puede hacerse por cartas, o tácitamen-
el modo de adquirir el dominio sobre la cosa legada, pues, te por la ejecución del legado". Sin embargo, si se trata de
como se reitera, la disposición testamentaria misma tiene efec- cosas registrables -inmuebles, automotores, etc.- la transferen-
tos reales. Pero el legatario no recibe de pleno derecho la po- cia del dominio requiere su inscripción y entonces deberá cum-
~ : '
sesión de la cosa. La posesión corresponde al heredero (art. plirse con las disposiciones que atañen a la continuidad del
.¡il 3417), y en caso de que en el testamento las disposiciones del
1' tracto. De tal modo, la transferencia deberán otorgarla los he-
, ..'1
,.1,
1
JI
¡
!~
l'
, n" J
678 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 679

rederos declarados, lo cual supone la tramitación del juicio su- Sin embargo, en función práctica, el legatario goza del
cesorio, al menos hasta la declaratoria de herederos. mismo derecho de opción que el heredero, pues a la presunción
I
.
li \ S 866. CASOS EN QUE EL LEGATARIO SE ENCONTRASE DETEN-
de aceptación podrá oponer la renuncia en cualquier tiempo,
siempre, claro está, que no lo haya aceptado expresa o aun táci-
: ! TANDO LA COSA. - El art. 3768 dice que "los legatarios están obli- tamente. De allí que el art. 3804, parte 1', disponga que "el
,
I
gados a pedir la entrega de los legados, aunque se encuentren a legado caduca por la repudiación que de él haga el legatario".
.. ' la muerte del testador en posesión, por un título cualquiera, de
, I
11 los objetos comprendidos en sus legados". Señala el codifica- S 869. IRREVOCABILIDAD DE LA ACEPTACIÓN DEL LEGADO. -
. I dor -siguiendo también en esto a Aubry y Rau- que "la entrega La aceptación del legado es irrevocable; por eso, el art. 3805
I i¡ del legado varía el título de la posesión anterior. Así -ejem- dispone que "después de aceptado el legado, no puede repu-
plifica-, el legatario que detiene la cosa legada como locatario, es diarse por las cargas que lo hicieren oneroso". El precepto es
necesario que pida su entrega para variar su título de posesión". la aplicación de la máxima latina según la cual quod acquisi-
tum est repudiari non po test. Esta disposición hace inaplica-
S 867. ENTREGA DEL TITULO EN EL LEGADO DE UN CRÉDITO. ble, en materia de legados, la norma del art. 1864 (que, de otro
Similarmente al legado de una cosa determinada, el legado de modo, se aplicaría en virtud de la remisión que hace el art.
un crédito confiere al legatario su titularidad via recta, del cau- 3774). Ver lo que explicamos en el S 829.
sante. El legatario -señala el art. 3786- "tiene todas las ac-
ciones que tendría el heredero". De ahí que el heredero no S 870. RETRACTACIÓN DE LA RENUNCIA AL LEGADO. - El art.
será responsable por la insolvencia del deudor. 3806 admite, no obstante, la retractación de la renuncia al le-
N o obstante, es imprescindible que los herederos hagan gado, "mientras no ha intervenido un acto de partición entre
entrega al legatario de los títulos de los que resulta el crédito, los herederos". El legatario puede retractar su renuncia en
lo cual no importa cesión de ellos; la exigencia cumple la mis- tanto que ningún heredero ni, en su caso, el sustituto del renun-
ma finalidad que la entrega de la cosa legada. Por otro lado, ciante, o el colegatario que acrecerá en la parte del renunciante,
la entrega del título es imprescindible para que el legatario pue- hayan aceptado la herencia (o legado).
da ejercer los derechos que de él emergen (arg. art. 1457).
S 871. INDIVISIBILIDAD DE LA ACEPTACIÓN DEL LEGADO.-

S 868. ACEPTACIÓN DE LOS LEGADOS. - Al igual que el he- Del mismo modo que respecto de la herencia, la aceptación del
redero, el legatario puede optar entre aceptar el legado o renun- legado es indivisible. El art. 3807 comienza por señalar que
ciar a él. Se ha señalado, no obstante, que a diferencia del "no puede repudiarse una parte del legado y aceptarse otra".
heredero, el legatario se presume aceptante. Así lo señala ex- Ahora bien, respecto de la aceptación parcial de una he-
presamente el art. 3804, parte 2': "Se presume siempre acepta- rencia, el art. 3317 contiene una solución que no puede exten-
do el legado mientras no conste que ha sido repudiado". La derse a los legados. Según esa norma, "la aceptación ... sólo
justificación de este principio se encontraría en que siendo el por una parte de la herencia equivale a una aceptación ínte-
,', ';'
., ~ 1: legado normalmente una liberalidad, es decir, un beneficio, y gra", lo cual es consecuencia de los principios en que asienta
"
.,
11 no asumiendo el legatario responsabilidad ultra vires heredita- la sucesión en la persona (ver S 139, b). Esta solución, como
tis, es razonable que la ley presuma su aceptación. decimos, no se reitera en materia de legados, y ante la prohibi-
680 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 681

ción contenida en el art. 3807, una aceptación parcial del lega- 961, 964 Y eones.) Y la revocación se pronunciará hasta que el
do se tendría por no hecha (arg. art. 18,. Cód. Civil), por lo que interés de los acreedores quede satisfecho, pues respecto del le-
el legatario conservará la presunción de aceptación íntegra, gatario la renuncia conservará su carácter irrevocable.
pero, también, la posibilidad de renunciar al legado.
~ 874. GASTOS DE ENTREGA. - Constituyen carga de la su-
~ 872. PLURALIDAD DE LEGADOS. - En principio, cada le- cesión (arts. 3474 y 3767), pues, como dice Vélez Sársfield en
gado es una atribución independiente, de modo que el legatario la nota al art. 3767, "los gastos para hacer un pago son siempre
puede aceptar uno y renunciar otro. Pero, "si hubiese dos le- de cuenta del deudor". Es de tener presente que el Código
gados al mismo legatario, de los cuales uno fuese con cargo, el Civil no ha establecido en general esta regla, pero ella se apli-
legatario no podrá aceptar el legado libre y repudiar el otro" ca en diversos supuestos. Así, en la compraventa, los gastos de
(art. 3807, parte 2'). Se trata de un caso especial en el que la entrega de la cosa son a cargo del vendedor (art. 1415); los
ley presupone que el legado puro y simple fue instituido con gastos de transporte de la cosa que debe ser dada en pago son a
miras al cumplimiento del legado con cargo; o, en otras pala- cargo del deudor (art. 765); los gastos de conservación en buen
bras, que aquél encuentra su causa fin en el cumplimiento de estado de la cosa cedida en locación son a cargo del locador
éste. Por ello, con buen criterio se ha sostenido que si los le- (art. 1515), etcétera.
gados se instituyesen en testamentos separados no jugaría la Dentro de tales gastos, a cargo de la sucesión -conf. arto
norma del arto 3807, pues en ese caso el testador no pudo tener 3767- se comprenden: los que irrogue la entrega material de la
en vista el cumplimiento de uno mediante la institución del cosa (fletes, traslados, etc.); los que hubiere debido hacerse
otro. para recuperar la cosa que se encontraba en poder de terceros
Dicha norma no impide que el testador autorice expresa- detentadores, por ejemplo, honorarios y costas del juicio de rei-
mente al legatario a renunciar al legado con cargo y aceptar el vindicación seguido por el legatario (ya que son indispensables
otro. para ponerlo en posesión de la cosa); honorarios y gastos co-
munes del proceso sucesorio, que son carga de la sucesión
~ 873. REVOCACIÓN DE LA RENUNCIA AL LEGADO. - Exten- (arts. 3474 y 3795). Pero el legatario soporta los gastos judi-
diendo la solución consagrada en el art. 3351, el art. 3808 pre- ciales ocasionados por su presentación al juicio sucesorio, pues
vé la posibilidad de que los acreedores del legatario demanden es a su cargo la obligación legal de pedir la entrega de la cosa,
la revocación de la renuncia al legado si ella hubiese sido he- "salvo que medie incidente por negativa injustificada de entre-
cha en fraude a sus derechos. "Los acreedores del legatario gar o por constitución en mora, y se hayan impuesto las costas
-dispone el art. 3808- pueden aceptar el legado que él hubiese a la sucesión".
repudiado" . El testador puede dispensar al legatario de todo gasto -sal-
La redacción de la norma es imprecisa, pues podría hacer vo que afecten a la porción legítima, caso en el cual deben ser
pensar en una aceptación ejercida por vía subrogatoria. En soportados por el legatario no obstante la voluntad del testa-
realidad, no es que los acreedores del legatario "acepten" el le- dor-. En tal supuesto, también serán carga de la sucesión los
gado renunciando por su deudor, sino que accionan demandan- gastos judiciales que debió soportar el legatario con motivo
do la revocación de la renuncia que les acarrea perjuicio. Por de su presentación al juicio sucesorio, los impuestos a la trans-
lo tanto, rigen las normas generales de la acción pauliana (arts. misión gratuita de bienes o de ganancias eventuales cuyo

l",'1'-:1
J
682

pago corresponde
etcétera.
al legatario,
MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES

los honorarios de su abogado,


1
1
LEGADOS

2329 Y 2330) al bien del cual dependen, o que las produce.


Ahora bien, en casos como el ejemplificado, el bien que produ-
683

ce los frutos -el campo- pertenece a los herederos dentro de la


universalidad de la herencia. Los frutos futuros no pertenecen
D) OBJETO DE LOS LEGADOS
a ellos iure' hereditatis, sino iure proprio, pues,' por hipótesis,
se devengan con posterioridad al fallecimiento. De ahí que el
9 875. LEGADOS PARTICULARES Y DE CUOTA. - En punto a la legado importa una obligación a cargo de los herederos.
caracterización según el objeto de la adquisición del legatario,
los legados pueden ser particulares o de cuota. En los prime- 9 878. INDIVIDUALIZACIÓN DEL OBJETO LEGADO. - El testa-
ros, el llamamiento lo es a un bien o a un derecho singular -a dar debe individualizar por sí mismo el objeto legado; esa indi-
título singular-, desvinculado de la universalidad de la heren- vidualización "no puede dejarse al arbitrio de un tercero" (ar!.
cia. En los segundos, el llamamiento al legatario lo es a una 3759). Así, por ejemplo, no valdrá como legado la disposi-
cuota eu la universalidad -a título universal-. ción en la que el causante disponga: "Lego a Juan, el objeto de
Sobre esta distinción y sus alcances, nos hemos ocupado mi pertenencia que desee entregarle mi heredero Pedro". Hay,
en otro lugar de la obra (ver 9 17 Y siguientes). en ese caso, una indeterminación del objeto del legado, pues su
individualización queda absolutamente librada al arbitrio del
9 876. OBJETO DE LOS LEGADOS PARTICULARES. - En princi- heredero.
pio, "pueden legarse todas las cosas y derechos que están en el Del mismo modo si el objeto del legado fuese una cosa
comercio, aun las que no existen todavía, pero que existirán fungible, no valdrá la disposición si no puede determinarse por
después" (ar!. 3751). La norma transcripta es amplia, pues ningún medio su cantidad (art. 3760). Así, por ejemplo, si el
abarca todas las cosas y derechos con valor patrimonial, es testador legara a Juan dinero, sin decir el importe, o si legase
decir, bienes Car!. 2312, Cód. Civil), siempre que estén en el trigo, carbón, u otras cosas fungibles sin establecer la cantidad.
comercio, lo que equivale a decir, "cuya enajenación no fuere Pero, tratándose de cosas fungibles, el ar!. 3759, parte 2', dis-
expresamente prohibida o dependiente de una autorización pú- pone que "puede el testador dejar al juicio del heredero el im-
blica" (ar!. 2336). porte del legado y la oportunidad de entregarlo". Esta dispo-
sición no contradice lo establecido en la parte ¡a, que dIspone
9 877. COSAS FUTURAS. - El arto 3751 permite al testador que el legado no puede dejarse al arbitrio de un tercero, pues
legar las cosas "que no existen todavía, pero que existirán des- se limita a prever el caso en que el testador hace el legado en
pués". El carácter de futuras dependerá del momento del fa- razón de una determinada finalidad, y, a tal efecto, encomienda
llecimiento del testador. Así, por ejemplo, si el causante dice: al heredero que establezca la cantidad necesaria para que la fi-
"Lego a Juan la cosecha que se obtenga de mi campo el año si- nalidad del legado se satisfaga.
guiente de mi muerte", está disponiendo de cosas que se produ-
cirán después de su fallecimiento. 9 879. ERROR EN LA DESIGNACIÓN DEL OBJETO LEGADO.-
Tales cosas, en puridad, no están en el patrimonio del cau- Puede ocurrir que el testador incurra en un error al designar
sante cuando la sucesión se defiere, y si se incorpora al acervo el objeto legado. Así, por ejemplo, si dijese: "Lego a Juan el
sujeto a partición, es en razón de su accesoriedad jurídica (arts. mural de Quinquela", siendo que se trata de un cuadro de

l'
I!
,1
1:
""
684 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 685
Quinquela. El art. 3764 establece al respecto que "el error so- A primera vista parece claro que esas normas presuponen
bre el nombre de la cosa legada, no es de consideración algu- un legado cuyo objeto es la transmisión del dominio de la cosa:
na, si se puede reconocer cuál es la cosa que el testador ha sólo así se explica que se disponga que el legatario es propieta-
tenido la intención de legar". Se tratará, en todo caso, de rio de ella de pleno derecho (art. 3766), que puede reivindicarla
cuestiones de hecho que integran la interpretación del testa- (art. 3775), etcétera. De ahí que se haya sostenido que la con-
mento y de sus disposiciones. dición jurídica del legado de cosa cierta es un régimen de ex'
cepción,' y como tal sólo aplicable al caso previsto por el art.
"1
3766, que es el de la transmisión de un derecho de propiedad.
;1, E) DISPOSICIONES PARTICULARES RELATIVAS A LOS LEGADOS
Discrepamos con tal posición. Nuestra ley prevé la cons-
:1 titución del usufructo por acto de última voluntad (art. 2812,
1) LEGADO DE COSA CIERTA inc. 2°), previsión que se aplica también al uso y a la habita-
ción (art. 2949). Siendo así, el art. 2820 dispone que el usu-
S 880. CONCEPTO. - Dentro del contexto general de la fructo establecido por testamento se adquiere por la muerte del
clasificación de las cosas (art. 2311, Cód. Civil), corresponde testador. Lo cual nos está indicando que para la ley la dispo-
definir el legado de cosa cierta como aquel que tiene por objeto sición testamentaria tiene como efecto transmitir desmembrado
el derecho real sobre una cosa mueble o inmueble, infungible y el dominio de la cosa, sobre la cual el testador ha legado el
!,
, : determinada inicialmente. El art. 3766 alude a él como lega- usufructo, el uso o la habitación. En otras palabras, el dere-
l! do de cosa determinada; también como legado de cosa deter- cho real que confiere -o constituye- el dominio útil sobre la
! minada en su individualidad (arts. 3775 y 3803), Y también cosa es transmitido via recta del causante al legatario, del mis-
como cosa cierta (arts. 3780 y 3795). mo modo que la nuda propiedad será adquirida, también via
recta, por los herederos u otro legatario, en su caso.
S 881. OBJETO DEL LEGADO. - Como bien se ha señalado, Por constituir una desmembración del dominio que opera
el legado no tiene por objeto la cosa, sino un derecho real so- ipso iure con la muerte del causante, el legatario hace suyos los
bre ella. Si se lega la propiedad de una cosa cierta, se aplica frutos desde la apertura de la sucesión (art. 3766), aun los que
estrictamente lo dispuesto por el art. 3766: "El legatario de co- ya se encontraren en la cosa en ese momento, siempre que no
sas determinadas es propietario de ellas desde la muerte del hubiesen sido separados o recogidos.
testador". Como se ve, en esta disposición -también en los Obviamente, la oponibilidad del derecho real a terceros
arts. 3767, 3768, 3770, 3775, 3780, etc.- se presupone que el exigirá la inscripción registral prevista por el art. 2505 del Cód.
objeto del legado es la transmisión del dominio de la cosa. En Civil.
tal caso, se está frente a una adquisición derivativa-traslativa
en cabeza del legatario, pues el derecho que existía en cabeza S 882. LEGADO DE COSAS INCIERTAS DETERMINABLES. - No
del causante se transmite, idéntico a sí mismo, al legatario. corresponde considerar legado con efectos reales el de cosas in-
, Pero si el objeto del legado es la constitución de otro dere- ciertas, comprendidas dentro de un género o una especie -géne-
!
cho real en cabeza del legatario, que no sea el dominio, por ro limitado- determinables (que los romanos llamaban unum de
ejemplo, la constitución de usufructo o una servidumbre, ¿se certis). Y ello es así por cuanto la determinación del objeto,
aplica el régimen legal del art. 3766 y concs. del Cód. Civil? dentro del género, exige una actividad del heredero o del pro-

l
,
i
,
,1I
:

L.'
I 686 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 687

I
1,1
I
pio legatario, consistente en la elección de las especies debidas.
Nadie puede considerarse propietario de cosas- aún no determi-
nadas en su individualidad.
cierta. Implícitamente se juzga que el legatario recibe las co-
sas fungibles ya individualizadas en razón del lugar en que se
l' encuentran y por ello si en ese lugar hay menor cantidad de
tll I, cosas que las que el testador dijo legar, se debe la cantidad
I Sería el supuesto de que se legaren quinientas cabezas de I

ganado de una estancia del testador: la individualización- de los I existente, juzgándose que el legado ha quedado revocado por la
:1I' 1
animales exige su determinación. El art. 3756, para tal caso, enajenación que haya hecho el testador (arg. art. 3838).
confiere la elección al heredero, "quien cumplirá con dar
una cosa que no sea de la calidad superior o inferior, habida ~ 884. LEGADO DE ACCIONES. - Si el causante lega las ac-
con consideración al capital hereditario, y a las circunstancias ciones que le corresponden en una sociedad anónima, o en co-
personales del legatario". Regla ésta que se debe complemen- mandita por acciones, los títulos deben considerarse como cosas
tar con lo dispuesto en el art. 3757 en cuanto "siempre que el ciertas, aunque se trate de acciones al portador si se encuentran
testador deje expresamente la elección al heredero o al legata- en poder del causante. Ello es así por cuanto, aunque las ac-
:
i: rio, podrá el heredero en el primer caso, dar lo peor, y en el ciones constituyan títulos representativos de un derecho, y no
segundo, el legatario escoger lo mejor". Si, en cambio, el tes- de cosas, el Código Civil las asimila a cosas muebles (arg. art.
tador hubiese dejado la elección al arbitrio de un tercero, éste 2319 y nota al art. 731) .
. j.
, jj deberá escoger conforme la directiva del art. 3756 y, en su El requisito de la entrega de los títulos deberá conformar-
l. caso, con la del art. 602 del Cód. Civil.
i se, en estos casos, a las leyes que gobiernan su circulación:
1 1 simple entrega si se trata de acciones al portador; endoso si se
! I

~ 883. LEGADO DE COSAS FUNGIBLES QUE SE ENCUENTRAN EN trata de acciones nominativas, etcétera (conf. art. 2390, Cód.
DETERMINADO LUGAR INDICADO POR EL Si bien en
TESTADOR. - Civil).
principio el legado de cosas fungibles no se rige por las dispo-
siciones relativas al legado de cosa cierta, existe un caso en ~ 885. LEGADO DEL USUFRUCTO DE TiTULOS DE RENTA. - Del
que ello ocurrirá: cuando el testador se refiere a ellas indi- mismo modo que en el legado de usufructo de cosas ciertas,
cando el lugar en que se encuentran guardadas o depositadas. el legatario hará suyos los dividendos o utilidades de los títu-
Lo que ocurre en tal caso es que han quedado individualiza- los, si éstos se encuentran en el patrimonio del testador. Pero
das y pierden su carácter de fungibilidad que tienen por natura- "cuando el testador dispone de una suma de dinero que debe
leza.
invertirse en títulos cuya renta destina al cumplimiento de un
Por tal razón es que el arto 3760 dispone que "si se lega la legado de usufructo, éste se equipara a un legado de cantidad, y
cosa fungible, señalando el lugar en que ha de encontrarse, se por lo tanto, el derecho del legatario a percibir los intereses
deberá la cantidad que allí se encuentre al tiempo de la muerte que devenguen los títulos nace a partir del día en que se adqui-
del testador, si él no ha designado la cantidad; y si la ha de- rieron" .
signado, hasta la cantidad designada en el testamento. Si la
~ii '
cantidad existente fuese menor que la designada, sólo se debe- ~ 886. LEGADO DE INMUEBLES. ALCANCE. - El legado de
"

rá la existente, y si no existe allí cantidad alguna de la cosa un inmueble es, por supuesto, un legado de cosa cierta. Por lo
fungible, nada se deberá". Como se ve, se da al legado, el tanto la determinación del objeto resultará habitualmente del tí-
tratamiento de la disposición testamentaria que lega una cosa tulo de dominio. Se ha considerado que, de acuerdo con lo
P,1

l'i '
688 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES

que resulta de la disposición testamentaria y de su interpreta-


ción, puede ser que el dominio se integre con dos o más títulos.
Abarcará, no obstante, la totalidad de ellos si pueden referirse a
1

I
I
LEGADOS

legado.
689

Pero habiendo agregaciones, no importa si las planta-


ciones se hacen en los nuevos terrenos o en el primitivamente
legado. Las demás mejoras se incorporan al predio y, como
un inmueble único por su denominación y su destino. I accesorios, son debidos al legatario de acuerdo con el principio
Inversamente se ha resuelto que si en un inmueble adquiri- general del 'art. 3761.
do por un único título asientan dos casas de familia indepen- Para los supuestos comprendidos, la ley prevé dos situa-
dientes, que se consideran también independientemente a los fi- ciones: si las agregaciones o mejoras valiesen más que el in-
1 i mueble sin ellas, el legado se convierte eH-otro de cantidad,
1 nes del pago de la contribución inmobiliaria, ei legado hecho
I1 de una de esas casas -individualizada por calle y número- no pues el legatario será sólo acreedor del valor del inmueble; si

il1, comprende la otra, más aún si la división de las dos propieda-


des es factible.
el valor de las agregaciones o mejoras fuese menor al del in-
mueble, el legado se reputa con cargo de pagar aquéllas.
Es interesante destacar que, en principio, la eventual con-
1; ~ 887. AGREGACIONES y EDIFICACIONES POSTERIORES AL TES- versión del legado de cosa cierta en legado de cantidad no se
TAMENTO. - Apartándose de la solución generalmente aceptada, opera sino desde que queden establecidos los valores de las
I en el sentido de que el legatario de cosa cierta tiene derecho a agregaciones o mejoras. De modo que en el ínterin, el here-
1I ella con todos sus accesorios, en el estado en que se encuentra dero no podrá disponer del inmueble, pues si lo hiciera, el le-
I! al momento de la apertura de la sucesión, el art. 3762 establece gatario estará legitimado para reivindicarlo (art. 3775). Pero
que "si la cosa legada es un predio, los terrenos y los nuevos operada la conversión, el legatario no tendrá derecho a los fru-
edificios que el testador le haya agregado después del testa- tos que hubiere producido el bien, ni podrá pretender cobrar
mento no se comprenden en el legado; y si lo nuevamente agre- con la preferencia que le otorga el art. 3795, pues esa conver-
gado formase con lo demás, al tiempo de abrirse la sucesión, sión resuelve ex tune el dominio atribuido por el art. 3766 al
un todo que no pueda dividirse sin grave pérdida, y las agrega- legatario.
ciones valiesen más que el predio en su estado anterior, sólo Es de advertir que la norma se aplicará en la medida en que
se deberá al legatario el valor del predio; si valiesen menos, se las agregaciones o mejoras no puedan ser separadas. En caso
deberá todo ello al legatario, con el cargo de pagar el valor de contrario, el legatario puede exigir esa separación; por ejemplo,
las agregaciones, plantaciones o mejoras". si el causante hubiese adquirido otro inmueble que forma una
La disposición debe ser interpretada restrictivamente: com- unidad con el predio legado, se podrá exigir su división si ella
prende sólo la agregación de otros terrenos al inmueble lega- no convierte en antieconómico el uso y aprovechamiento de
do hecba por el testador, es decir, adquiridos por éste formando cada una de las partes, según lo dispone el art. 2326 del Cód.
una unidad, las edificaciones y las plantaciones. No alcanzan Civil.
,
a los casos de acrecentamientos naturales, como el aluvión, u
" otras mejoras comunes hechas en el inmueble, por ejemplo, ~ 888. LEGADO DE UNA CASA CON SUS MUEBLES. - El art.
electrificación del inmueble, apertura de una calle de acceso, 3763, parte 1", establece que "si se lega una casa con sus mue-
desmontes, etcétera. En cuanto a las plantaciones que men- bles o con todo lo que se encontrase en ella, no se entenderán
ciona el art. 3761, parte última, deben haberse realizado des- comprendidos en el legado sino los muebles que forman el
pués de la agregación de terrenos. Por sí solas no alteran el ajuar de la casa y que se encuentran en ella". La determina-

44. Z¡¡nrlOni, Manual.


ri

690 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 691

clOn de cuáles son los muebles que integran el ajuar exige la S 891. FRUTOS, - El legatario de cosa cierta hace suyos los
remisión al art. 2323, que expresamente excluye "el dinero, los frutos desde el momento mismo de la muerte del causante, por
documentos y papeles, las colecciones científicas o artísticas, cuanto recibe de éste via recta la propiedad de la cosa (art. 3766).
los libros y sus estantes, las medallas, las armas, los instru- Por supuesto, se comprenden los ftutos y los productos, y
mentos de artes y oficios, las joyas, ninguna clase de ropa de dentro de los primeros los frutos naturales, industriales y civi-
uso, los granos, caldos, mercaderías, ni en general otras cosas les. Tratándose de frutos civiles, como las rentas, el legatario
que las que forman el ajuar de una casa". será titular de las que se devenguen con posterioridad a la muer-
te del testador. Pero si éste hubiere percibido, por adelantado,
I S 889. LEGADO DE UNA "HACIENDA DE CAMPO". - El arto
3763, parte 2", establece que "si se legase ... una hacienda de
rentas futuras correspondientes en parte al período posterior a
su fallecimiento, el legatario no tendrá derecho a repetir los im-
campo, no se entenderá -que el legado comprende otras cosas portes contra los herederos por aplicación de lo dispuesto en el
I
que las que sirven para el cultivo y beneficio de la hacienda art. 3761. Tampoco corresponden al legatario, las rentas que
I!¡ : y que se encuentran en ella". El supuesto de la norma no es se adeudasen al causante al momento de su fallecimiento, pues
el legado de un campo, que como tal es el inmueble con sus ac- cada uno de los atrasos es un crédito independiente. Si, por
cesiones naturales o voluntarias y que se lo individualiza según hipótesis, el testador hubiese cedido o comprometido rentas fu-
su ubicación, linderos, superficie, etc., según los títulos y en su turas para el cumplimiento de sus obligaciones, la cesión o el
caso los planos de mensura correspondientes. Por "hacienda compromiso no valen después de su muerte.
de campo" debe entenderse el establecimiento destinado a la En cuanto a los frutos naturales, corresponde aplicar los
explotación agrícola o ganadera -en Argentina, estancia-, con principios generales: los pendientes al momento de la apertura
su hacienda, útiles de labranza, enseres necesarios para la ex- de la sucesión forman un todo con la cosa (arg. art. 2329), aun
plotación, etcétera. cuando el testador haya demorado su recolección. Pero si han
La solución de la leyes considerar restringido el legado, sido recolectados o extraídos, han quedado separados de la cosa,
I1 '
salvo, por supuesto, que el testador dispusiese otra cosa, a los y pertenecen por consiguiente a los herederos.
[,

1 elementos que sirven para el cultivo y el beneficio de la ha-


ti j,
cienda que se encuentre en la estancia, pero no los animales S 892. PÉRDIDA O DETERIORO DE LA COSA. - A partir de la
I
,¡ . mísmos. En otras palabras: se exigiría una disposición testa- muerte del causante, el legatario soporta también los riesgos
l.:
mentaria especial que aludiera a ellos. por la pérdida o deterioro de la cosa legada (art. 3766). Sin
embargo, mientras la cosa no haya sido entregada al legatario,
S 890. ESTADO EN QUE DEBE ENTREGARSE LA COSA LEGADA. el art. 3779 dispone que "los herederos o personas encargadas
El principio general está contenido en el art. 3761: "La especíe del cumplimiento de los legados, responden al legatario de los
legada se debe en el estado que exista al tiempo de la muer- deterioros o pérdida de la cosa legada y de sus accesorios,
te del testador, comprendiendo los útiles necesarios para su ocurridos posteriormente a la muerte del testador, sea por su
USO, que existan en ella". Por supuesto, este principio general culpa o por haberse constituido en mora de entregarla, a me-
reconoce como excepción la norma del art. 3762 que considera- nos que en este último caso, las pérdidas o los deterioros hu-
mos en el S 887. Hecha la salvedad, cabe señalar que se co- biesen igualmente sucedido, aun cuando la cosa legada hubiese
rresponde con los principios generales. sido entregada al legatario".

,
i 692 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 693
i i
El régimen básico, al que esta norma remite implícitamen- del heredero. La reivindicación procede, aunque el legatario
\I te, es el de las obligaciones de dar cosas ciertas para restituir a no tenga la posesión de la cosa, pues, como ya hemos explica-
;I su dueño (art. 584 y siguientes). do (ver S 864), la entrega que debe demandar (art. 3767), no
Bien es cierto que el legatario es el propietario de la cosa cumple la función de la tradición como modo. de adquisición
l\ iI: desde el fallecimiento del testador y puede reivindicarla. Pero, del dominio (arg. art. 3265).
aunque separada de la universalidad hereditaria, la cosa legada
!i
:I"1 11' ~.
debe ser entregada por los herederos y el legatario debe deman-
'pero la acción reivindicatoria debe promoverse con cita-
ción dé los herederos, pues como señala Vélez Sársfield en la
f l' dar esa entrega (art. 3768). De modo, pues, que los herederos nota al- art. 3775, ellos podrían excepcionar sobre la validez del
1\ son, desde esta perspectiva, meros tenedores de la cosa con la legado o la incapacidad del legatario o asumir la garantía de
obligación de restituirla al dueño (el legatario). evicción frente al detentador que adquirió de ellos la cosa lega-
da. Pór supuesto, si lo legado fue el usufructo, uso o habita-
i \ i:
S 893. PÉRDIDA O DETERIORO DE LA COSA POR CULPA EXCLU- ción, la acción real será la confesoria.
I :I í.
¡
SIVA DE UN HEREDERO. Si la cosa se pierde o se deteriora por
~

, '(.! culpa exclusiva de un heredero, y no existe constitución en mora S 895. RESPONSABILIDAD DE LOS HEREDEROS DESPUÉS DE LA
\ t en la entrega del legado, la doctrina francesa entendía que la res- Señala el art. 3778 que "si, legado un cuerpo cier-
r¡i ponsabilidad es exclusiva del heredero a cuya culpa se debe la
PARTICI6N. ~
to, por el efecto de la partición hubiese sido comprendido en el
pérdida o deterioro. Vélez Sársfield lo recuerda en la nota al arto lote que le hubiere correspondido a uno de los herederos. los
3777: "el heredero no es obligado por los hechos de su cohere- otros continuarán, sin embargo, obligados al pago del legado.
dero. La culpa de éste es para él como una fuerza mayor". sin perjuicio de la acción del legatario para perseguir por el
Sin embargo, como la entrega del legado constituye una total de la cosa a aquel a quien se dio en su lote". Del con-
carga de la sucesión, la obligación nacida de la responsabilidad texto de esta norma resulta que el legatario, luego de la parti-
por la pérdida o deterioro de la cosa pesa, frente al legatario ción, puede optar entre dirigir la acción reivindicatoria sólo
-o ante el legatario~, en forma indivisible sobre todos los here- contra el heredero a quien se le adjudicó la cosa, o reclamar
deros. En efecto, la deuda nacida por la obligación de indem- esa entrega -a los términos del art. 3767- contra todos los he-
nizar los daños y perjuicios o entregar una cosa equivalente, rederos, que siguen estando obligados, frente al legatario, a di-
colocará al legatario como acreedor de la sucesión, y, por lo cha entrega.
tanto, tendrá derecho a oponerse a la partición hasta ser resarci- La responsabilidad sigue siendo indivisible; y este precep-
. do (arg. arts. 3474 y 3475). El importe del resarcimiento se to demuestra el acierto del criterio por nosotros adoptado en
debe deducir, pues, de la masa hereditaria (art. 3795), sin torno de la interpretación del art. 3777 (ver S 893). Si no obs-
perjuicio de la acción de repetición contra el coheredero res- tante la partición, todos los herederos siguen obligados frente
ponsable. al legatario, aunque la cosa se perdiese por culpa del heredero
que recibió la cosa por partición, ello no obstaría a que el lega-
S 894. REIVINDlCACI6N DE LA COSA. - Al juego de los prin- tario ejerciese la acción indemnizatoria contra todos; con más
cipios generales, y desde que el legatario de cosa cierta es pro- razón tal responsabilidad existe si no ha mediado partición y la
pietario de ella desde la muerte del testador, el art. 3775 lo au- cosa se pierde -o deteriora~ por culpa de un heredero (que es
toriza a reivindicarla de terceros detentadores, con citación el supuesto del arto 3777).
694

~ 896. EVICCI6N.
MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES

- Por lógica, "el legatario de cosa cier-


1 LEGADOS

~ 898. LEGADO DE COSA AJENA A ADQUIRIRSE. - Pero "si el


695

ta no tiene derecho a la garantía de la evicdón" (art. 3780, testador ordenare que se adquiera una cosa ajena para darla a
parte 1'), Ello es consecuencia de reputarlo propietario de la alguna persona, el heredero debe adquirirla y darla al legata-
cosa via recta del causante. No se trata, como señala impro- rio" (art. 3754). Es lo que se ha denominado legado de cosa
piamente el codificador en la nota que "el heredero no puede ajena a adquirirse, que se traduce en el legado de un hecho del
transferir al legatario derechos más extensos que los. que perte- héredero gravado, el cual está obligado a adquirir la cosa y lue-
necían al difunto sobre la cosa legada", pues losberederos en go transmitirla al legatario. Este legado se resuelve ~n el pago
el caso no transmiten nada: la transmisión del dominio op"ra del "justo precio de la cosa" al legatario, si el heredero .,grava-
como efecto propio de la disposición testamentaria. En reali- do "no pudiese adquirirla porque el dueño de la cosa rehusare
dad, es el testador quien no puede transmitir un derecho más enajenarla, o pidiese por ella un precio excesivo" (art. 3754).
extenso que el que tiene sobre la cosa y, por ello, los herederos Sólo en estos supuestos el legado se convierte en obligación de
nada deben al legatario. valor, mediante el pago del justo precio de la cosa ajena al
tiempo del cumplimiento del legado. Se aplican, aquí, los ele-
2) LEGADO DE COSA AJENA
mentos de la conversión legal que modernamente señala la doc-
trina italiana.
~ 897. COSAS CIERTAS Y DETERMINADAS. - Ciertos autores Pero si la cosa legada se perdiese sin culpa del heredero,
recuerdan que en el derecho romano y en el droit coutumier el legado se extingue, siempre que no hubiese incurrido en
se reputaba válido el legado de cosa ajena, cuando el testador sa- mora con anterioridad, por cuanto la conversión legal en obli-
bía que la cosa era ajena: en tal hipótesis se interpretaba el le- gación de valor no opera alternativamente, sino en los supues-
gado como obligación impuesta al heredero de adquirir la pro- tos previstos por el arto 3754. En este sentido, debe quedar
piedad para transferir el dominio de la cosa al legatario. Se claro que el objeto del legado es uno: la cosa. La conversión
exigía, como se ve, que el testador supiese que la cosa era legal que se resuelve en el pago del valor de la cosa, tiene en
ajena porque, de lo contrario, mal podía funcionar la presun- cuenta la voluntad del testador -y por ello opera imperativa-
ción de que fue su voluntad que el heredero la adquiriese para mente-, pero si la cosa se pierde, la obligación del gravado (no
transmitirla al legatario. Pero como, según los comentado- mediando culpa) se rige por los principios generales, y, en
res, esta interpretación trajo tantas dificultades y pleitos, el arto nuestro caso, por el art. 578 del Cód. Civil: res perit domino.
1021 del Code prefirió disponer la nulidad del legado, solución En caso de que la cosa se perdiese por culpa del gravado (p.ej.,
que Vélez Sársfield recepta en el art. 3752. Esta norma cons- por haber sido constituido en mora con anterioridad al pereci-
tituye un principio general: "El testador -dice- no puede legar miento en poder del tercero), el heredero deberá el valor de la
sino sus propios bienes". y agrega: "Es de ningún valor todo cosa y, además, será responsable de los daños y perjuicios, por
legado de cosa ajena cierta y determinada, sepa o no el testa- aplicación del art. 579.
dar que no es suya, aunque después adquiriese la propiedad de
ella" . ~ 899. CASO EN QUE EL LEGATARIO HUBIESE ADQUIRIDO LA
La disposición viene a erigirse en corolario de la norma COSA. - Puede ocurrir que el legatario hubiese adquirido la cosa
general del art. 3606, que autoriza al testador a disponer de sus que el testador le lega, antes o después de que éste confeccio-
bienes, no de los ajenos. nara el testamento.. En el primer caso, es evidente que el tes-
I II 696 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 697
I adquirir, después del otorgamiento del testamento. Es eviden-
tador ha obrado desconociendo esa circunstancia y, por ende,
creyendo que la cosa no pertenece al beneficiario -del legado. te que el buen sentido indica que la solución deberá ser la mis-
En la . segunda hipótesis, la adquisición es sobreviniente a la ma -como lo era en las fuentes-: si el legatario lo adquirió a tí-
institución testamentaria. tulo oneroso, se deberá su precio. Ésta es la solución amplia,
I propiciada 'por Bibiloni en el Anteproyecto: "si la cosa ajena
En el derecho romano, el legado de una cosa que pertene-
legada hubiese sido adquirida por el legatario antes de la aper-
cía al legatario al tiempo de otorgarse el testamento era nulo, y
tura de la sucesión, no se deberá su precio sino cucando la ad-
. por aplicación de la regla catoniana según la cual fa nulidad no
quisición hubiese sido a título oneroso y a precio- equitativo"
se subsana por el hecho de que el motivo de invalidez venga a
(art. 3284).
cesar después -quod ab initio vitiosum est non po test tractu
temporis convalescere-, el legado permanecía nulo aunque el Nuestra doctrina entiende que esta solución debe extender-
legatario antes de la muerte del testador hubiese enajenado o se, incluso, al caso en que el legatario que ignora la existencia
del testamento, adquiere la cosa después de la muerte del testa-
perdido la cosa.
dar. Se trata de situaciones análogas que merecen tratamiento
En cambio, si la cosa legada no pertenecía al legatario al
idéntico.
tiempo de otorgarse el testamento pero éste la adquiría después,
hubo de distinguirse: si la adquisición había sido a título onero- 3) LEGADO DE COSA INDIVISA
so, la disposición testamentaria se transformaba en la obliga-
ción de pagar al legatario el justo precio; si, por el contrario, el S 900. LEGADO DE COSA PARCIALMENTE AJENA O QUE SE TIENE
legatario la había adquirido a título gratuito, nada se debía y EN CONDOMINIO. -Por supuesto debe previamente deslindarse
el legado caducaba. Esta solución fue recibida por el Proyecto una hipótesis que no merece consideración especial. Si el tes-
español de 1851 y el art. 1106 del Código de Chile. tador es copropietario -condómino- de una cosa, puede legar
Sin embargo, el art. 3754, párr. 2°, dispone que "si la cosa su parte indivisa, pues esa parte le pertenece como un derecho
ajena legada hubiese sido adquirida por el legatario, antes del exclusivo en su patrimonio (arts. 2676, 2677 y concordantes).
testamento, no se deberá su precio sino cuando la adquisición Pero la cuestión es otra, ¿qué suerte corre el legado que
hubiese sido a titulo oneroso, y a precio equitativo". Adviér- comprendiera la totalidad de una cosa, si, en realidad, el testa-
tase que el caso previsto por el art. 3754 es el que, en el dere- dor es sólo titular de una parte indivisa de ella? Supongamos
cho romano y en las fuentes, llevaba a la nulidad del legado. que el causante dice: "Lego a Juan la propiedad de mi chalet
Esto es lo que ha llevado a sostener que las palabras "antes del en Mar del Plata", siendo que el chalet pertenece, en condomi-
testamento", constituyen un error de redacción, o que ha sido nio, al testador juntamente con sus hermanos. En otras pala-
injertado por un mal copista. bras, el supuesto de la leyes el de la disposición testamentaria
A pesar de ello, escrita como está la norma, es evidente por la cual se lega como propia la totalidad de una cosa, que el
testador tiene en condominio con otros.
que su interpretación conduce a una solución distinta de la tra-
dicional. El legado vale aunque el legatario fuese ya dueño de La previsión del art. 3753, parte 1", acoge la doctrina fran-
la cosa cuando el testador ordenó adquirirla a los herederos. cesa que, interpretando el art. 1021 del Code, entiende que si el
Pero ha quedado sin solución expresa el caso en que el legata- legado no comprende una cosa totalmente ajena (pues en ese
rio adquiriese la cosa que el testador ordena a los herederos caso el legado es nulo), sino parcialmente ajena como el caso
\,
698 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS \ 699
"

en que el testador mantiene respecto a ella una comunidad con por el marido de un bien ganancial que, en)tal carácter, corres-
terceros (p.ej., hipótesis del condominio), el legado es válido pondiese a ambos cónyuges, sin perjuicio/de salvarse la parte
en la parte que corresponde al testador. El art. 3753, parte 1" de la mujer en la cuenta de división de la sociedad. La nor-
(cuyo texto es el mismo antes y después de la ley 17.711), es- ma, según el nuevo texto, no ha alterado la solución general,
tablece: "El legado de cosa que se tiene en comunidad con sino que há adecuado el precepto teniendo en cuenta las modi-
otro. vale sólo por la parte de que es propietario el testador". ficaciones operadas en torno de la gestión de los bienes de la
El supuesto rige el caso en que:se lega como propia la cosa sociedad conyugal (arts .. 127.6 y 1277, Cód. Civil). Prevé en
que se mantiene en condominio con otro, de acuerdo con lo que este punto el art. 3753, el caso en que "algún cónyuge legue un
sostenía, como dijimos, la doctrina francesa en que se inspira bien ganancial cuya administración le esté reservada", y dis-
Vélez Sársfield. Pero por aplicación del arto 3754 el testador pone entonces que "la parte del otro cónyuge será salvada en
podría ordenar al gravado la adquisición de la cuota ajena en la cuenta de división de la sociedad".
el condominio, para transferir el bien al legatario en plena pro- El supuesto es el siguiente: uno de los cónyuges lega en su
piedad. testamento un bien que, por ser ganancial, está sujeto a divi-
sión entre los herederos y el supérstite, según las pautas de los
~ 901. ADQUISICIÓN POR EL TESTADOR DE LAS RESTANTES arts. 1313, 1315 y concs. del Cód. Civil. En tal caso el legado
PARTES INDIVISAS DESPUÉS DEL TESTAMENTO. - Puede ocurrir que es válido en su totalidad, pero debe compensarse al cónyuge
con posterioridad al testamento el testador adquiera de sus con- supérstite el valor del que resultaría privado al liquidarse la so-
dóminos las partes indivisas. Se pregunta entonces si el lega- ciedad conyugal. Se trata de un supuesto de compensación o
do valdrá por la totalidad de la cosa. recompensa debida al supérstite que se resuelve acreditándosele
Nuestra doctrina mayoritaria, con buen criterio, considera en la partición de gananciales el valor equivalente del que sería
que en el supuesto analizado, la adquisición por el testador de privado por efecto del legado, y, en consecuencia, adjudicándo-
la totalidad de las partes indivisas con posterioridad al testa- sele bienes suficientes para compensar aquel valor.
mento hará eficaz al legado en la totalidad de la cosa. Se ha
señalado que esta solución tiene en el fondo carácter interpreta- ~ 903. EXISTENCIA DE OTROS BIENES EN LA MASA DE LA

tivo. pues "si del contexto del testamento surge claramente que SOCIEDAD CONYUGAL. Se ha considerado que la aplicación del
-

el causante sólo quería legar una parte de la cosa. es esa parte art. 3753 exige que existan en la masa ganancial a liquidar
y no el todo lo que le corresponderá al legatario". La observa- otros bienes que hagan posible compensar en especie al cónyu-
ción del autor es superflua. Por hipótesis, se está frente al ge del testador. Pero tal exigencia no resulta de la letra del
caso en que el testador ha legado la totalidad de la cosa (art. precepto. La compensación no necesariamente debe hacerse
3753). Si sólo ha legado su parte indivisa, el acrecimiento efectiva en bienes, pues constituye un crédito, y puede ser sa-
posterior no tiene por qué modificar el objeto del legado. tisfecha incluso en dinero, por un valor equivalente al que. se
sustrae de la masa ganancial en razón del legado.
4) LEGADO DE UN BIEN GANANCIAL Ocurre, sin embargo, que si en la masa ganancial no hu-
biere bienes o valores suficientes para hacer efectiva la com-
~ 902. CONCEPTO. - El art. 3753, antes de la reforma ope- pensación, el cónyuge supérstite puede oponerse eficazmente a
rada por la ley 17.711, establecía la validez del legado hecho la entrega de la cosa legada. Porque, evidentemente, el lega-
I!I~; 1'

700 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 701


do es carga de la herencia y no de la sociedad conyugal, y, por extensión, anticresis-, dispone el art. 3755 que el derecho no
i: lo tanto, mientras no se haya liquidado ésta no ha quedado de-
1 está obligado a librar del gravamen. ¿Qué significa exacta-
terminada la composición del acervo hereditario. En otras pa- mente esta disposición? A nuestro juicio, el legatario de una
¡"1'1 labras: la eficacia del legado exige que la cosa pueda ser com- cosa gravada soporta el gravamen, pero no la. deuda. Esto
~!! putada dentro del caudal relicto, una vez liquidada la sociedad significa que el legatario es un tercer poseedor frente al acree-
di conyugal, lo cual supone que previamente se haya satisfecho el dor, sometido al régimen del art. 3162 y ss. del Cód. Civil y,
i derecho del cónyuge supérstite. Si en la masa ganancial no es en consecuencia, si"paga la deuda a su vencimiento, podrá re-
',! posible compensar el .Yalor del legado, el cónyuge supérstite
"'1' clamar de cada uno- de los herederos la repetición de conformi-
;
podrá exigir la adjudicación del bien en especie, o, en su caso, dad con las normas generales, es decir, de acuerdo con su cuo-
la venta (conf. art. 3475 bis, Cód. Civil), y el legatario no po- ta hereditaria.
drá oponer mejor derecho, pues, como bien se ha señalado en
este aspecto, la disposición mortis causa depende de que los 6) LEGADO DE GÉNERO
bienes se encuentren en el acervo hereditario (arts. 3803 y
3786), lo cual, por hipótesis, no ocurriría si previamente no se ~ 905. CONCEPTO. - A diferencia del legado de cosas cier-
han salvado mediante adecuada compensación los derechos del tas y determinadas, el testador puede hacer objeto del legado
cónyuge supérstite.
una cosa indeterminada inicialmente, aunque comprendida den-
1
tro de un género. Ello significa que el legado no comprende
5) LEGADO DE COSA GRAVADA
un objeto individualizado inicialmente, sino una cosa que debe-
rá escogerse entre aquellas que presentan los caracteres comu-
~ 904. HIPóTESIS COMPRENDIDAS. - El art. 3755 establece
nes del género al cual pertenecen.
que "si la cosa legada estaba empeñada o hipotecada antes o
después del testamento, o gravada con un usufructo, servidum-
1[' ~ 906. NOCI6N DE GÉNERO Y ESPECIE. - Las nociones de
bre, u otra carga perpetua, el heredero no está obligado a li-
género y especie obedecen a un proceso que va de la generali-
11'

brarla de las cargas que la gravan".


r,riI 1
'1"
Las hipótesis del precepto son básicamente dos: el legado
de una cosa sobre la cual un tercero ejerce el dominio útil
zación a la individualización. Se denomina género al conjunto
de individuos que tienen caracteres comunes; especie es, dentro de
ese conjunto, el grupo de individuos que teniendo los carac-
II!I -usufructo, y por extensión, derecho real de uso o de habita-
ción- o que reconoce una servidumbre. En este caso, la dis-
teres del género, muestran, a su vez, caracteres propios que lo
especifican. Así, por ejemplo: animal es el género que com-
'1
,,1,:,11'
1,1 posición es clara: los herederos no están obligados a obtener la prende a todos los seres orgánicos que viven, sienten y se mue-
,'
liberación del usufructo o la redención de la servidumbre. ven por propio impulso; mamífero es una especie del género,
1 ':1" Como señala claramente un autor, si el legatario quiere liberar-
,
I,".;;:¡,
','
pues teniendo los caracteres comunes al género, posee caracte-
,"'1'"
•.!,I
se del gravamen, queda a su exclusivo cargo convenir esa libe- res propios. Es conveniente advertir, no obstante, que las no-
I,!!I,: ración con el titular del derecho.
ciones de género y especie son relativas, pues no existen -salvo
V::,! Pero la segunda hipótesis es más dudosa. Si el testador conceptualmente- géneros "puros" o especies "puras". Acaba-
ji' J'
, '1
lega una cosa que se encuentra afectada o que afecta él más mos de decir, así, que mamífero es una especie del género ani-
tarde a un derecho real de garantía -hipoteca, prenda, y, por mal, pero nada impide que mamífero sea considerado género de
I"Hi:
I,¡(:
,
j ':11
,.lli!
IH
702 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESI9NES LEGADOS
703

especies individualizables, por ejemplo, si hablamos de vacu- tractor de determinada potencia, un cuadro de determinado pin-
nos, de equinos, etcétera. Y, a su vez, la 'especie vacunos tor, etc.- y legar esa cosa. En tal supuesto, se estará ante el
puede ser considerada género de vacunos Shorthorn, Holanda legado de cosa ajena a adquirirse (art. 3754).
Argentino, etcétera.
S 909: SUPUESTO DE COSAS INCIERTAS FUNGIBLES. - Si el le-
S 907. EXISTENCIA DEL INDIVIDUO COMPRENDIDO EN EL GÉ- gado de género comprende cosas fungibles deberá establecerse
NERO EN EL ACERVO HEREDITARIO. Dispone elart. 3756, parte 1',
- calidad y cantidad (art. 2324). Si no se alude a la calidad se
que "el legado de cosa indeterminada, pero comprendida en al- aplica la norma del arto 3756, parte 2': "La elección será del he-
gún género o especie determinada por la naturaleza, es válido, redero, quien cumplirá con dar una cosa que no sea de la cali-
aunque no haya cosa de ese género o especie en la herencia". dad superior o inferior, habida con consideración al capital
.La norma recoge el distingo entre géneros determinados por la hereditario, y a las circunstancias personales del legatario".
naturaleza y por la designación del hombre. Si, en cambio, el testador expresamente deja la elección al he-
En las Partidas se encuentra esta distinción: si el testador redero, podrá éste elegir la cosa de peor calidad y si hubiese
legaba una cosa comprendida en un género determinado por la dejado la elección al legatario podrá éste elegir la de mejor ca-
naturaleza, el legado era válido aun cuando en la herencia no lidad (art. 3757).
hubiese ninguna cosa del género designado por el testador. En Pero en este tipo de legado, el testador debe precisar la
cambio, si el testador legaba un objeto dentro de un género que cantidad, pues "el legado de cosa fungible, cuya cantidad no se
correspondía a la designación del hombre, el legado era nulo. determine de algún modo, es de ningún valor" (art. 3760).
Así, si el testador legara una vaca lechera, el legado sería váli- Ver lo explicado en el S 878.
do, aunque no existiesen vacas lecheras en su patrimonio, pues
el objeto corresponde a un género -vacunos-, determinado por 7) LEGADO DE DAR SUMAS DE DINERO
la naturaleza. Pero si legara una bicicleta y en su patrimonio
no hubiese bicicletas, el legado sería nulo, pues la bicicleta es S 910. CONCEPTO. - Como su nombre lo indica, es el le-
una especie de vehículo, género éste que corresponde a la de- gado cuyo objeto consiste en el pago de una suma de dinero al
signación del hombre. legatario. Se trata de una especie de legado de cantidad, aun
La diferencia de tratamiento es clara: en el primer caso, el cuando se rige por las normas específicas relativas a las obliga-
heredero deberá adquirir una vaca lechera y entregarla al lega- ciones de dar sumas de dinero (art. 616 y ss., Cód. Civil).
tario; en < el segundo caso, nada deberá entregar.
S 911. EXIGIBILIDAD. - El cumplimiento del legado es exi-
S 908. CRITICA A LA DISTINCI6N ENTRE GÉNEROS DETERMINA- gible como un crédito desde el momento de la apertura de la
DOS POR LA NATURALEZA Y GÉNEROS DETERMINADOS POR LA DESIG- sucesión, aun cuando según las circunstancias los herederos o
NACI6N DEL A poco de reflexionarse se advierte que
HOMBRE. - los acreedores de la sucesión podrán oponerse a su pago hasta
la distinción no resiste el análisis. que quede establecida la oficiosidad del legado, o se hayan pa-
Sin embargo, el testa dar puede imponer al heredero la gado las deudas (arts. 3601 y 3797), respectivamente. Sólo se
obligación de adquirir una cosa comprendida dentro de un gé- devengarán intereses a partir de la mora de los herederos, con-
nero determinado por la designación del hombre -así, p.ej., un . forme lo establece el art. 622 del Cód. Civil.
704 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS
705
~ 912. MODALIDADES. - Este legado, como cualquier otro, Esto es lo que señala, expresamente, el art. 3794: "En los
puede ser puro y simple o sometido a modalidades. Si el pago legados anuales o a términos designados hay tantos legailos
de una suma se subordina a una condición suspensiva o a un Como años o términos". La ley considera, pues, que el testa-
plazo, el legatario tendrá derecho a exigir su entrega e~ tanto la dar no realizó un solo legado, sino tantos legados independien-
condición se cumpla, o cuando se produzca el venCImIentodel tes como períodos se hayan establecido en la disposición testa-
término. Pero en estos supuestos la mora de los herederos se mentaria.
producirá de pleno derecho, sin necesidad de interpelación del
legatario (art. 509, Cód. Civil), y por ende. la suma legada ~ 915. LEGADO DE RENTA. - Una de las modalidades más'
devengará intereses moratorias desde entonces (art. 622). frecuentes que asume el legado de prestaciones periódicas es la
Una de las modalidades a que puede sujetarse el cumpli- disposición testamentaria que impone a los herederos la obliga- .
miento del legado es el pago de la suma legada a través de ción de pagar una renta periÓdica al legatario, en dinero. El
prestaciones periódicas, sobre 10 que nos ocupamos en el ~ 914 testador puede establecer que el pago de la renta se haga du-
Y siguientes. rante un término, al cabo del cual se extinguirá. Si no esta-
blece término, el beneficio subsistirá durante toda la vida del
~ 913. INEXISTENCIA DE LAS SUMAS LEGADAS EN EL ACERVO legatario.
SUCESORIO. -Tratándose de un legado obligacional, los herede-
ros son responsables de su cumplimiento, aun cuando en la
~ 916. DERECHO DEL LEpATARIO SOBRE LA RENTA CORRESPON-
herencia no exista la suma de dinero legada. Si han aceptado
DIENTE A CADA Corresponde señalar que el primer pe-
PERIODO. -
la herencia con beneficio de inventario no responden ultra vires
ríodo se habrá de computar desde el día de la muerte del cau-
hereditatis, pero deberán cumplir el legado aunque ello exija la
sante y el legatario tendrá, a partir de ese momento, derecho a
venta de bienes hereditarios para obtener la suma adeudada (arg.
art. 3371). Por el contrario, si han perdido el beneficio de in- percibir íntegramente la renta correspondiente a ese período, y
ventario, o hubiesen aceptado pura y simplemente la herencia, así sucesivamente las que correspondan a los períodos subsi-
su obligación es personal y cada heredero responderá ultra vi- guientes, desde el día en que cada nuevo período comienza.
res en proporción a su parte en la herencia (arts. 3343 y 3776). Es lo que establece el art. 3793: "Si es legada una cantidad de-
terminada para satisfacerla en tiempos establecidos, como en
cada año, el primer término comienza a la muerte del testador,
8) LEGADOS QUE CONSISTEN EN PRESTACIONES PERIÓDICAS
y el legatario adquiere el derecho a toda la cantidad debida
~ 914. CONCEPTO. - Se trata, en general, de legados que por cada uno de los términos, aunque sólo haya sobrevivido al
imponen a los herederos la obligación de cumplir periódica- principio del mismo término".
mente una prestación a su cargo en favor del legatano. Lo que Por ejemplo, si el testador hizo un legado de renta equiva-
caracteriza a estos legados es que la prestación correspondIen- lente a una determinada suma, que debe pagarse todos los años,
te a cada período establecido por el testador es independiente y el legatario fallece pocos días después que el propio testador,
de las prestaciones que correspondan a períodos distintos, en el ha hecho suyo el derecho a la renta íntegra correspondiente al
sentido de que el derecho del legatario se actualiza indepen- primer año, y transmite el derecho a exigir su pago a sus here-
dientemente en cada uno de ellos. deros (conf. art. 3804).

45. Zannoni, Mallual.


1. ~

1I
!j
~
706 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 707

~ 917. EXIGIBILIDAD. - Como consecuencia de lo estable- Distinto es el caso en que el testador se limita a legar una
cido en el art. 3793 parece razonable considerar exigible el prestación periódica o de renta en favor del instituido, la que,
cumplimiento del legado desde el comienzo de cada período, y siendo vitalicia, acordará a los herederos gravados la opción
¡i' no al final de él. Pero si la renta debe obtenerse de un capital que determina el art. 3603. En estos casos existen tantos lega-
,1'1 a formarse con la venta de bienes hereditarios, la renta será dos como prestaciones periódicas hayan sido previstas por el
I
! exigible desde que el capital se forme. Obviamente, el legata- testador (conf. art. 3794).
,:1
!
rio deberá, en su caso, constituir en mora a los herederos si és-
I
tos no realizan la inversión necesaria para .obtener el capital. ~ 919. LEGADO DE BENEFICENCIA. -c;El art. 3792 prevé el
Pero si el testador no dispuso que los herederos realizasen la supuesto en que el testador instituyese un legado de benefi-
inversión en un determinado plazo, deberá acumular a la acción cencia sin determinar cuota, cantidad o especie. En princi-
la demanda por fijación judicial del plazo (árg. art. 509, Cód. pio, un legado de esta naturaleza sería nulo por indetermina'
Civil). ción de la cantidad: operaría en esta hipótesis un caso en que,
por efecto de la fungibilidad de los valores del caudal relicto
~ 918. LEGADO DE ALIMENTOS. - Si el testador legare en que se destinan al legado, se requiere necesariamente determi-
favor de alguien una prestación alimentaria a cargo del grava- nación de la cantidad por aplicación de lo dispuesto en el art.
do, esta prestación (salvo que el testador determinase expre- 2324.
samente un monto mensual o periódico a pagar al legatario -en Sin embargo, en este caso, cuando la finalidad del legado
cuyo caso se configurará un legado de prestación periódica o es la realización o satisfacción de un objeto de beneficencia, el
de renta, conforme al art. 3794-) "comprende la instrucción art. 3792 establece que la cuota, cantidad O especie, "se deter-
correspondiente a la condición del legatario, la comida, el ves- minarán conforme a la naturaleza del objeto, y a la parte de
tido, la habitación, la asistencia en las enfermedades hasta la los bienes disponibles por el testador". Si el objeto de la be-
edad de 18 años, si no fuese imposibilitado para poder procu- neficencia estuviese explícito en el testamento -p.ej.: "Lego los
rarse los alimentos. Si lo fuese, el legado durará la vida del valores que sean necesarios para la construcción de un pabellón
legatario" (art. 3790). de cardíacos en el hospital Tal"-, la solución de la leyes cla-
El supuesto de la ley -quizás el normal y ordinario- es ra: deberán determinarse los valores requeridos para el cumpli-
que el legado se instituye en beneficio de un menor de 18 años miento del objeto de beneficencia previsto por el testador. No
de edad. Pero nada impediría que el testador instituyese el le- podrían exceder la porción disponible concurriendo herederos
gado de alimentos en favor de un mayor de edad. Pero siem- forzosos. En caso contrario, la determinación no está sujeta a
pre se requerirá que subsistan las circunstancias personales y dicho límite y corresponderá al heredero gravado cumplir el le-
económicas tenidas en cuenta por el testador al instituir el lega- gado y determinar la cuota, cantidad o especie requeridos para
do. En este sentido el legado de alimentos no se agota en una satisfacer la voluntad del testador. Todo lo cual sin perjuicio
prestación pecuniaria o en especie que satisfaga los requeri- del testador para designar un tercero a los efectos de la deter-
mientos que enuncia el art. 3790, sino que atiende a la necesi- minación.
dad del alimentario conforme a los principios generales. Si la Es de destacar que el legado de beneficencia representa,
necesidad cesara, cesaría también la causa del legado y, por lo por lo común, una carga o manda accesoria impuesta al here-
tanto, éste quedará sin valor alguno (art. 3732). dero o legatario a quien se grava con su cumplimiento. Por
'!
i\
]

1, 708 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS


709
ello se aplicarán, según los casos, los principios generales a los frutos de la cosa a partir de ese momento, aun cuando la
oportunamente estudiados respecto de la institución sujeta a elección acaezca más tarde.
cargo.
10) LEGADOS DE CRÉDITOS
9) LEGADOS ALTERNATIVOS

~ 922. RÉGIMEN LEGAL. - "Hay legado de crédito -dice


~ 920. RÉGIMEN LEGAL. - Dispone el art. 3758 que "en los
Fassi- cuando el testador dispone a título particular de obliga-
legados alternativos se observará lo dispuesto para las obliga-
~ ciones patrimoniales en su favor, transmisibles por sucesión".
ciones alternativas". Es decir, rigen los arts. 635 a 642 del
El art. 3786, previendo el supuesto, establece que "el legado de
Cód. Civil. Sería el siguiente caso: "Lego a Juan mi automó-
un crédito a favor del testador, comprende sólo la deuda sub-
vilo diez millones de pesos".
sistente y los intereses vencidos a la muerte del testador". Es
La elección corresponde, en principio, al gravado (art. decir que si el crédito fue pagado parcialmente (o quedó extin-
637), pero el testador puede dejar la elección al legatario (arg. guido parcialmente -v.gr., por prescripción extintiva-) subsiste
art. 641). el legado por el saldo insoluto.
Si la elección corresponde al gravado y ambos objetos de
la alternativa se hacen de imposible ejecución sin su culpa, el ~ 923. INTERESES. - Si bien a primera vista pareciera que
legado se extingue (art. 642). Si, en cambio, uno de ellos se el art. 3786 establece que el legado sólo comprende los intere-
torna imposible, fuere o no ,por culpa del gravado, éste debe el ses vencidos a la muerle del testador, en realidad el adverbio
otro (art. 639). Si uno de ellos se perdió por culpa del grava- "sólo" está referido exclusivamente a la deuda subsistente a la
i do y el otro sin su culpa, se deberá entregar el valor del último época del fallecimiento del testador; sería absurdo que los inte-
1
de los objetos de la alternativa que hubiese dejado de poder ser reses que se devenguen, con posterioridad al fallecimiento, en
111:11
11
prestado (art. 639 in fine). razón de la deuda subsistente no sean debidos al legatario. Y
: 11
Si la elección corresponde al legatario, cabe aplicar el art. si hubiesen sido percibidos por el heredero, deberán ser resti-
;;'1" 641, por ser el legatario el acreedor. De tal modo, si "una de tuidos al legatario.
'¡"I,
" las cosas se hubiese perdido por culpa del deudor [es decir, el
i~
gravado J, el acreedor [legatario J podrá reclamar, o la cosa que
!
1
~ 924. ADQUISICIÓN "VIA RECTA" DEL CRÉDITO POR EL LEGA-
', ••
ha quedado, o el valor de la que se ha perdido. Si se han per- TARIO. - El arto 3786, parte última, otorga al legatario, para el
1
, ,
dido las dos por culpa del deudor, el acreedor puede reclamar cobro del crédito, "todas las acciones que tendría el heredero".
I
el valor de la una o de la otra". Difiere esta solución de la que previó el Proyecto español de
i1¡" ' 1851, que exigía al heredero "conceder al legatario todas las
I
~ 921. EFECTO RETROACTIVO DE LA ELECCIÓN. - Realizada
ji la elección, ella individualiza o determina el objeto debido, el
cual se considerará adquirido desde el momento de la muerte
acciones que le competirían contra el deudor" (art. 686), lo
cual, obviamente, exigía la cesión del crédito en favor del lega-
tario. Nuestro artículo, en cambio, mantiene la tradición del
1:!,
del testador. Tratándose de la elección de una cosa cierta
III
11i,
"

y determinada, el legatario se reputará propietario de ella desde


derecho romano que acordaba al legatario una suerte de acción
útil quasi ex iure cessio sin requerir la cesión por parte del he-
11' la apertura de la sucesión (art. 3766), y también tendrá derecho redero. Esto nos permite sostener que el crédito se transfiere
'1,'
1,:"
\ ~
1 :1'
V1'1
¡i
.1'."
l.' ,

! J!
710 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS 711

via recta al heredero, sin que él integre el caudal relicto. Lo o el capital y los intereses, etcétera. En todos los supuestos
cual no significa que el legatario no esté obligado a exigir del la obligación queda extinguida ipso iure, y_ "el legatario puede
heredero la entrega del título de la obligación (conf. art. 3768), pedir que se le devuelva el título de la deuda, si existiere" (art.
a los efectos de poder demandar su cobro. 3769). Como señala Vélez Sársfield en la nota, desde el día
El heredero no es responsable de la insolvencia del deudor de la muerte del testador, el legado de liberacíón produce su
(art. 3786), lo cual se explica por dos razones. En primer lu- efecto propio, es decir, la extinción de la deuda.
gar, porque si el legatario ha recibido via recta -la titularidad
del crédito, el heredero no es quien lo cede ni, por ende, asume
responsabilidad de garantía de solvencia. Pero aun no siendo
ª -
927. LEGADO DEL INSTRUMENTO DE LA pEUDA. - El lega-
do de liberación puede perfeccionarse aun tácitamente, cuando
así, sería de aplicación lo dispuesto en los arts. 2157 y 2145, el testador lega el instrumento de la obligación (art. 3782), o
salvo que el legado fuese con cargo (art. 2149). cuando lega a su deudor la cosa prendada. Pero en este caso,
salvo que no exista título de crédito, deberá legar asimismo el
11) LEGADO DE LIBERACIÓN instrumento de la obligación; en caso contrario se interpretará
que el testador sólo ha remitido su derecho real de garantía.
ª 925. CONCEPTO. - Es aquel que tiene por objeto extin-
guir la obligación del deudor, mediante la remisión de la deuda 12) RECONOCIMIENTO DE DEUDA
que efectúa el testador en el testamento. Si la remisión es he-
cha a uno de varios deudores solidarios, salvo que el testador ª 928. CONCEPTO. - En este supuesto el testador se limita
a reconocer la deuda en favor del acreedor. No le atribuye lo
re.Stringiere la liberación a la parte personal del legatario, causa
también la liberación de los ca deudores (arts. 3784 y 707). debido, sino que confiere un título probatorio al acreedor. Sin
Del mismo modo libera al fiador la remisión de la deuda en fa- embargo, el art. 3788 establece que "el reconocimiento de una
vor del deudor principal; pero la liberación al fiador no extin- deuda, hecho en el testamento, es reputado como un legado
gue la obligación principal (art. 3785). Se trata, en suma, de mientras no se pruebe lo contrario, y puede ser revocado por
un supuesto de aplicación del art. 525 del Cód. Civil. en cuanto una disposición ulterior". Tal disposición hace operante en la
"extinguida la obligación principal, queda extinguida la obli- práctica la misma distinción realizada en el parágrafo anterior:
gación accesoria, pero la extinción de la obligación accesoria el acreedor-legatario podrá optar por reclamar lo debido en base
no envuelve la de la obligación principal". al título de la obligación -en cuyo caso lo hará como acreedor-
a en base a la disposición testamentaria que reconoce el crédito
ª 926. CRÉDITOS COMPRENDIDOS. - Si la liberación com-
prendiese todas las deudas del legatario, la remISIOn se en-
en su favor, caso en el cual lo hará como legatario.

tiende operada respecto de las deudas contraídas antes del F) ORDEN DE PAGO DE LOS LEGADOS
otorgamiento del testamento. La remisión -establece el art.
3783- "no comprende las deudas contraídas después de la fe-
cha del testamento". Ello no obsta, por supuesto, a que el tes-
ª 929. EL PROBLEMA. - Las dificultades que puede susci-
tar el orden de pago de los legados se hace presente en dos cir-
tador libere a su deudor de una o varias deudas específicamente cunstancias: cuando el acervo hereditario es insuficiente para
individualizadas y que involucre en la liberación sólo el capital satisfacerlos íntegramente o cuando, en razón de existir herede-
!
1
712 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES LEGADOS
713
ros legitimarios, la porción disponible del testador no alcanza pues éstos pueden oponerse a ella mientras las deudas no estén
para su pago.
[; pagadas. Razonable sería, pues, conceder que el legatario, aun
l'
1;
ª 930. INSUFlCIENCIA DEL ACERVO HEREDITARIO. - Debe par-
tirse de la base de que los herederos están personalmente obli-
de cosa cierta, reconoce un título derivado de la transmisión
hereditaria y parecería, pues, lógico que debiera también sopor-
tar, junto a los demás legatarios, la reducción proporcional de
gados al cumplimiento de los legados. Pero como "los lega- su legado.
dos no pueden pagarse hasta que estén pagadas las deudas"
(art. 3797), puede' ocurrir que esos pagos hayan absorbido el b) LEGADOS REMUNERATORIOS. Se les asigna supremacía so-
caudal en una medida tal que el remanente no alcance para pa- bre los demás legados, luego de pagados los de cosa cierta, y
gar todos los legados y que, a la vez, los herederos hayan acep- también fue justificada tal preferencia por García Goyena, di-
tado con beneficio de inventario o que aun habiendo aceptado ciendo que "en este caso hay por parte del testador una especie
pura y simplemente o habiendo perdido el beneficio, sean ellos de deuda, al menos moral, la deuda de gratitud, y debe presu-
también insolventes. mirse que quiso preferirlo en el pago a los legados de pura y
absoluta libertad".
ª 931. PRELACIÓN EN EL PAGO DE LEGADOS. - Frente a tal
hipótesis, el ar!. 3795 establece el siguiente orden de pago
También en este caso se ha criticado la distinción. Hay
múltiples motivos que pueden inspirar un legado. Imagínese
de los legados: "se pagarán los legados de cosa cierta, después el caso del legado de alimentos: no tiene preferencia alguna, y
los hechos en compensación de servicios, y el resto de los bie- se paga con los de cantidad en último término. ¿No es tam-
nes... se distribuirá a prorrata entre los legatarios de canti- bién razonable suponer que el causante hubiera preferido que
dad".
se pague antes que otros? Por eso bien se señala que "erigir
a) LEGADOS DE COSA CIERTA. Son los primeros que deben en fuente de interpretación tan diversos motivos, raya en la
cumplirse. El fundamento de tal preferencia fue expuesto por arbitrariedad. Máxime cuando aun en aquellos derechos que
García Goyena al glosar el Proyecto español de 1851: "el do- consagran como determinante la voluntad del causante, la re-
minio pasa al legatario así que muere el testador, y nada tiene quieren expresa".
que ver aquél con los otros legatarios y bienes de la herencia:
c) LEGADOS DE CANTIDAD. Se distribuyen a prorrata, en últi-
aunque éstos sean cuantiosos, si la cosa específica perece se
mo término, con el remanente de los bienes. Cuadra advertir
extingue el legado; justo es, pues, que lo conserve, aunque sean
que entre los legados de cantidad debe incluirse el legado de
pocos". En suma, el fundamento reside en la circunstancia de
cuota, que contribuye en el cumplimiento de los demás legados
que la transmisión y correlativa adquisición de la cosa opera
particulares en proporción a su alícuota (art. 3798).
via recta, del causante al legatario por efecto mismo de la dis-
posición testamentaria (ar!. 3766).
Sin embargo, la doctrina ha puesto de manifiesto que se ha LECTURAS y CASOS PRÁCTICOS SUGERIDOS
hecho de tal fundamento un principio axiomático que excede lí-
mites razonables. La adquisición via recta sustituye la tradi- LECTURA

ción como modo de adquisición del dominio, pero bien sabido


Fallos de la CNC;v, Sala A, 6/9/79, LL, 1979-D-454 Y lA, 1980-
es que la entrega de la cosa debe ser pedida a los herederos, 1-208, Y de la Sala E, 3/9/80, ED, 92-417. Sintetizar los aspectos contro-
714 MANUAL DE DERECHO DE LAS SUCESIONES

vertidos en cada caso. Redacte una demanda en que requiere la actuali-


zación de la suma legada por depreciación monetaria ..

CASOS PRÁCTICOS

a) Jorge, en su testamento, legó una quinta a Pedro. Después ga-


rantizó una deuda gravando con hipoteca ese bien en favor del acreedor.
Fallecido Jorge, Pedro recibe la quinta con la hipoteca. Al ser requerido
por el pago de la deuda exige a los herederos su pago. Pedro consulta
qué hacer ante la negativa de los herederos de pagar la deuda. ¿Qué con-
sejo legal le daría usted? CAPÍTULO XIV
b) Sebastián, casado con OIga, legó en su testamento un campo en
favor de Roque. Al fallecimiento de Sebastián -quien no deja hijos ni
otros descendientes, ni tampoco ascendientes-, OIga se opone a la entrega
INEFICACIA DEL TESTAMENTO
Y DE LAS DISPOSICIONES TESTAMENTARIAS
del legado aduciendo que el bien es ganancial y que debe ser computado
en la liquidación de la sociedad conyugal, teniendo derecho ella al 50% del
campo en carácter de cónyuge supérstite y a la mitad del otro 50% como S 932. LAS CATEGORtAS DE INEFICACIA. - En términos ge-
única heredera forzosa. Roque señala que en el acervo, Sebastián dejó
importantes bienes inmuebles y acciones, de carácter propio, que permiten
nerales se dice que un testamento, o cualquiera de sus disposi-
compensar el valor que OIga pretende. Si usted fuese el juez, ¿qué nor- ciones, es ineficaz, cuando no produce sus efectos propios.
mas legales aplicaría para la solución del caso? Pero la noción genérica de ineficacia se especifica con los con-
e) Horacio detenta el inmueble que Héctor le ha legado en su testa- ceptos de nulidad, revocación y caducidad, aplicables en rela-
mento. Promovido el proceso sucesorio de Héctor, los herederos legíti- ción al testamento como acto jurídico mortis causa.
mos piden al juez que se les haga entrega de la posesión del inmueble
ocupado por Horacio. Éste, a su vez, se opone, argumentando ser el pro- al" NULIDAJ: Predica la ineficacia en razón de vicios o de-
pietario del inmueble legado desde el momento del fallecimiento de Héc- fectos r;onstitutivos, ello es, que atañen a cualquiera de lospre-
toro ¿Es legítima la oposición de Horacio? ¿Qué elementos de juicio supuestos del acto testamentario o de una de sus disposiciones.
considera importantes para resolver la controversia?
Se trata de vicios sustanciales de legalidad, en relación a los
d) Rafael adquirió un automóvil a Gastón. Al fallecimiento de
sujetos -testador y beneficiarios de las disposiciones del testa-
aquél, se abre su testamento en el que, con anterioridad a la venta, le lega
el automóvil a Gastón. ¿Puede éste pretender de los herederos las su- mento-, el objeto y la forma (ya que el testamento constituye
mas, actualizadas, que pagó por la adquisición del vehículo? un acto jurídico formal de solemnidad absoluta).
b) ~EVOCACIóJ¡ Implica 1a_ineficacia de~ teé.-tamento po!,
la voluntad del propio testador. La ley acuerda a éste la fa-
éUitad para privar de efectos a su testamento o a cualquiera de
sus disposiciones (ar!. 3824), y tal facultad constituye, como
se estudió ya, una 'de las notas características del testamento
como acto jurídico. Pero los legados también pueden ser revo-
cados por incumplimiento del cargo, si éste fue la causa fin del
legado (ar!. 3841) o por ingratitud del legatario en los casos
del ar!. 3843.