Está en la página 1de 16

LA CULTURA CHAVÍN

La cultura Chavín es una de las más antiguas civilizaciones del Perú. Surgió hacia el año 1200 a.C.
dando inicio a una etapa llamada Horizonte Temprano o Formativo Medio. Se caracteriza por su
culto al jaguar, el cóndor y la serpiente, divinidades que desde el templo de Chavín, en Ancash,
fueron difundidas por casi todo el Antiguo Perú a través de su cerámica y textilería.

1. Ubicación: Tuvo como centro principal al templo de Chavín de Huántar, ubicado en el Callejón
de Conchucos (Ancash). Se desarrolló de 1200 a.C. a 200 a.C. En su apogeo, expandió su influencia
por todo el mundo andino (cultura Pan peruana).

2. Descubrimiento: Fue descubierta en 1919 por Julio C. Tello, quien la llamó “cultura matriz” del
Perú.

3. El templo de Chavín: Fue un gran centro ceremonial dirigido por sacerdotes astrónomos. Cada
año recibía a miles de peregrinos que consultaban sus oráculos. Se rendía culto al dios Huari,
representado como un jaguar en el Lanzón Monolítico.

4. Los templos chavinoides: Son los templos que recibieron fuerte influencia de Chavín:
Kunturhausi (Cajamarca), Huaca de los Reyes (La Libertad), Moxeque (Ancash), Garagay (Lima).
Todos tienen "forma de U", plazas hundidas y esculturas con el dios jaguar.

5. El arte Chavín: Su arte representó a dioses con figuras de jaguar, serpientes, halcones y
caimanes. Nos dejaron impresionantes esculturas de piedra como el Lanzón Monolítico, la Estela
Raimondi, el Obelisco Tello y las Cabezas Clavas. Su cerámica ritual fue monócroma e incisa, con
asa estribo. En orfebrería, destacan los tesoros de Kunturwasi.

6. Economía: La base económica fue la agricultura, principalmente del maíz, que se desarrolló
gracias a la construcción de obras de ingeniería hidráulica como el canal de Cumbemayo (en
Cajamarca).
Cultura CUPISNIQUE

“el Chavín costeño”

(800 a.C. - 200 a.C.)


La cultura Cupisnique, en la costa norte del Perú, se extiende desde Virú hasta Lambayeque.

Se trata de una cultura costeña que se desarrolló paralelamente a la cultura Chavín entre 800 a.C.
y 200 a.C. y que precede a la cultura Moche. Aunque está relacionada con Chavín, desarrolló
características propias.

Se le ha dado en llamar “el Chavín costeño”

El centro principal, Cupisnique, se localizaba en el Departamento de La Libertad, a 600 km al norte


de Lima

Esta fue una época de gran auge para las construcciones monumentales.

Son tres las principales tradiciones en arquitectura ceremonial Cupisnique: las plataformas
rectangulares bajas con recintos en la parte superior y patios delanteros, los edificios con planta
en forma de U y las plataformas con patios circulares hundidos.

La CERÁMICA Cupisnique tiene muchas similitudes con la de la Cultura Chavín.

Emplearon mucho la piedra como materia prima. Entre las piedras semipreciosas emplearon la
turquesa, lapsilázuli, cristal de cuarzo opalino y coloreado para hacer collares de cuentas eféricas o
cilíndricas.

También emplearon hueso para elaborar punzones, agujas, peines, cucharas, cuentas de collares,
orejeras, sortijas y amuletos o pequeños idolillos.

PRINCIPALES CENTROS ARQUEOLÓGICOS

Huaca de los Reyes (Complejo Caballo Muerto)

En el valle de Moche el sitio Cupisnique más importante es Caballo Muerto, localizado a 25 Km. del
océano pacífico. Se trata de un complejo de ocho grandes edificios de piedra y barro, entre los que
destaca Huaca de los Reyes. Son construcciones en “U”, orientadas hacia el Este, que constan de
varias plataformas superpuestas, construidas con piedra y barro. Hay importantes esculturas de
adobe y decoraciones de bajo relieve en muros y columnas del edificio.

Un aspecto novedoso en la construcción de estos edificios fue la utilización, además de piedra, de


adobes modelados de variadas formas, entre los que predominan los adobes cónicos. Los muros
fueron generalmente enlucidos con barro fino y pintados de vivos colores.
Poémape

Es una pequeña cala, localizada en el litoral del semidesértico valle de Cupisnique, entre los valles
fértiles de Jequetepeque, al Norte, y Chicama, al Sur.

DEIDADES

A raíz de los hallazgos encontrados en la "Huaca de los Reyes" y los hallados en los valles de la
costa norte, podemos determinar la representación de sus deidades principales, una de ellas, el
personaje central sería el ser antropoformizado, mitad hombre, mitad animal, de rostro feroz
caracterizado por ojos, fauces y colmillos amenazantes, cuyas manos sostienen báculos denotando
autoridad.

Cerámica CUPISNIQUE

Las formas mas características de la cerámica Cupisnique son:

- Las botellas de cuerpo globular y cilíndrico con asa estribo muy grueso, gollete ligeramente
campanulado y con reborde pronunciado.

- Las botellas de asa tubular delgada en forma de estribo, gollete corto y recto con labios o
rebordes pronunciados.

Su color es negro, marrón obscuro o rojo.

Los diseños son trabajados por incisión y relieves que representan cabezas retrato, y elementos
zoomorfos, fitomorfos y variedad de antropomorfos de cuerpo entero.

Técnicas de "puntillado, el "rasqueteado sencillo", el "peinado cruzado" y en otros cerámios, sobre


estas técnicas usaba el relieve.

También elaboraron huacos escultóricos.


LA CULTURA PARACAS

La cultura Paracas es una de la principales culturas del período Formativo Final del Antiguo Perú.
Surgió hacia el año 700 a.C. en la parte final del Horizonte Temprano. Se caracteriza por su elevado
desarrollo textil, sobre todo en la etapa llamada Paracas Necrópolis. Su expansión fue local (costa
de la región Ica).

1. Ubicación: Se desarrolló entre los años 700 a.C. y 200 d.C. Pertenece al período Formativo Final
del Antiguo Perú. Su descubridor, Julio C. Tello (1925), la dividió en dos etapas: Paracas Cavernas y
Paracas Necrópolis.

2. Cementerios: En 1925, Julio C. Tello, excavó en el cementerio Cerro Colorado, encontrando


tumbas en forma de botella y momias con cráneos trepanados (Fase Paracas Cavernas). En 1927,
descubrió el cementerio de Warikayán con tumbas rectangulares y momias cubiertas con finos
mantos bordados (Fase Paracas Necrópolis).

3. Templos de adobe: Las más conocidas son las huacas Animas Altas, Soto, Alvarado y Santa Rosa.
En el 2006 se descubrió la ciudadela de Pernil Alto.

4. Gobierno y sociedad: Fue gobernada por una aristocracia sacerdotal y guerrera. La base social
la conformaban los agricultores y pescadores que ofrecían ofrendas y trabajos para sostener el
culto a los dioses.

5. Dios principal: rindieron culto Kon, dios del agua, representado como un felino volador.

6. Textilería: Los tejidos de la fase Paracas Necrópolis son los más bellos del antiguo Perú. En sus
mantos policromados están bordados sus dioses, sacerdotes y rituales.

7. Cerámica: En la fase Cavernas es polícroma con pintura post-cocción (pintura “fugitiva”) ;


mientras que en Necrópolis es monócroma con pintura pre-cocción.
CULTURA SALINAR

Historia de la cultura Salinar

La cultura Salinar es una cultura precolombina peruana que se ubico en un territorio costero, que
son actualmente los departamentos de Ancash y La Libertad. Después de la decadencia de la
Cultura Chavín en la costa norte del Perú se formo la cultura Salinar.

Esta cultura andinas del periodo formativo, fue sucesor de la cultura Cupisnique que floreció entre
los años 1500 a. C. y 1000 a. C . La cultura Salinar compendio el periodo entre 200 aC- 300 d.c y fue
descubierta por arqueologo Rafael Larco Hoyle, en el año 1941.

Socialmente, es inestable el período Salinar los antiguos campos fueron abandonados, y fueron
construidos refugios fortificados, el tamaño de los centros de población se incrementaron con la
esperanza de una seguridad garantizada por el poder de las masas. Se ha dicho que la razón de los
disturbios de esa época era la lucha por tierras de fácil cultivo, esto habría llevado a la
confrontación.

Manifestaciones culturales

La cerámica Salinar forma parte del estilo Blanco sobre Rojo, incorporando nuevas formas, como
el gollete con figura y asa puente, junto a otras tecnicas de alfarería que procedían de la cultura
Cupisnique. La pintura crema sobre rojo no deja de lado la presencia de decoración incisa ni de
figuras modeladas que se inician con Cupisnique y que alcanzarían su máximo esplendor con
Moche.

La cultura Salinar precede inmediatamente a Cultura Moche, y significó un breve período de


transición entre la cultura Cupisnique y la cultura Mochica. De ahí la forma de muchos productos
es similar a la forma de la cerámica Moche (recipientes conectado a una infusión de doble
puente). Fueron realizadas decoraciones con motivos recurrentes, líneas onduladas, estrellas y
lazos. Hubo también figuras de animales y seres humanos. Al mismo tiempo, comenzaron la
creacion de las ceramicas donde aparecen escenas eróticas. La cerámica Salinar en gran medida
continúa la tradición de la cerámica Cupinisque.

Arquitectura Salinar

La arquitectura Salinar pasa de lo monumental a lo doméstico, donde los centros ceremoniales de


gran envergadura fueron pocos. Se utilizó en su construcción adobes y piedras unidos con
argamasa de arcilla. Las viviendas fueron generalmente de planta cuadrangular con muros bajos.

El mayor de los centros conocidos Salinar es Cerro Arena que se encuentra en el valle de Moche.
Esta ciudad esta situada en una colina cubierta en un espacio de 2,5 kilómetros cuadrados en los
tiempos antiguos, había viviendas, arquitectura administrativa y religiosa. La concentración de
gran alcance de la población crea las condiciones previas para los nuevos modelos de
administración, y a través de la cultura Salinar estas doctrinas se convirtieron en parte de la
experiencia de las culturas que más tarde surgirían en la costa norte.
LA CULTURA VICÚS

1.- Ubicación Geográfica.- La Cultura Vicus se desarrolló en el actual departamento de Piura, en


las provincias de Morropón, Ayabaca y Huancabamba, en actual ciudad de Chulucanas.
La cultura Vicus se desarrolló entre los años 500 a.C. hasta 500 d.C. aproximadamente.
La necrópolis más importante fue hallada por el arqueólogo Ramiro Matos Mendieta.
Es una cultura de transición entre el periodo formativo y los primeros desarrollos regionales, es
decir al periodo intermedio temprano.
Su denominación se debe al cerro Vicús, posiblemente una de sus sedes administrativas
principales.
2.- Periodos de su Desarrollo Histórico.

Por los estilos existentes se le divide en: Vicus-Chavinoide, Vicús-Salinar, Vicús-Virú, Vicús-Vicús,
Vicús-Moche, Vicús-Wari y Vicús-Tardío. Sin embargo, se puede sintetizar todos estos momentos
en tres fases principales:

 Vicús-Chavinoide (con influencia de la cultura chavín).


 Vicús-Vicús (con su propio estilo).
 Vicús-Local (con rasgos mochicas).

3.- Organización Económica.

Lo que más se conoce de los Vicús son sus artesanías, especialmente la cerámica, escultura,
orfebrería-metalurgia y arquitectura. Asimismo, se dedicaron a actividades productivas como la
agricultura, ganadería y posiblemente hasta el comercio con culturas como Mochica, Lima del
Perú, Jambelí, Bahía, Cerro Narrío, etc. del Ecuador por el tipo de cerámica encontrado en esos
lugares.

En agricultura cultivaban calabazas, zapallos, maíz y algunos frutos, como puede derivarse de la
decoración de su cerámica. Tuvieron un sistema de riego por medio de canales de irrigación y
represas. Conocieron la importancia del guano de las islas en las faenas agropecuarias.

En ganadería domesticaron a la llama, el cuy, el pato y al conejo.

Muchos de sus instrumentos de labranza fueron hechas de cobre.

4.- Organización Social y Política.

Aunque no se han encontrado todavía mayores centros ceremoniales ni fortalezas, etc. sino más
bien abundante cerámica y asentamientos humanos a manera de aldeas agrícolas, se presume que
existió una organización social marcadamente diferenciada. Todo parece indicar que el hombre
tuvo mayores derechos y ventajas que la mujer, la que casi siempre vestía con sencillez, mientras
que algunos personajes lo hacían con joyas y adornos; lo que reveló el sentido clasista de la
sociedad Vicús.

Se sabe que los hombres usaban una camisa corta, sin mangas que les cubría el cuerpo hasta las
rodillas; llevaban aretes, adornos labiales y grandes pendientes en las orejas. Los personajes
destacados y el común portaban narigueras y diversos adornos personales, aunque lo más
característico son sus grandes y complicados tocados, así como los adornos labiales o tembetás.
Seguramente los Vicús tuvieron un estado teocrático y militarista.

5.- Manifestaciones Culturales.

a) Cerámica.- En la cerámica Vicús los artesanos han plasmado no sólo los rasgos físicos y vestido
de sus habitantes, sino también sus actividades, armas y utensilios, animales, frutas y plantas
alimenticias y en general cuanto los impresionó. Hubo tres modalidades de cerámica:

 Vicús monocromo.
 Vicús Blanco sobre Rojo.
 Vicús Negativo.

De manera general se caracteriza por ser muy hermosa, la pasta es gruesa, engobe de arcilla fina,
especial acabado, su coloración es marrón, amarillo, naranja o rojo, el pintado es realizado tanto
pre-cocción como post-cocción, representan seres humanos, personajes míticos, animales,
escenas de guerra, órganos humanos, frutas, etc. Se encuentran más representaciones de
animales que de figuras humanas, las formas son muy variadas: pero las más comunes son las ollas
con vertedera estrecha y asa en canasta, ollas globulares con asitas, ollas sin cuello y asa, botellas
globulares con gollete tubular alargado. Es una cerámica antropomorfa, zoomorfa y fitomorfa,
destacando aquí el personaje “Nariz-Pico de Ave”.

b) Metalurgia.- Los vicusinos trabajaron el cobre, la plata y el oro. Conocieron la aleación cobre-
oro-plata; lo que dio origen a la tumbaga o Champi. Los objetos trabajados en cobre y plata eran
bañados en oro. Los objetos más destacados fueron: láminas, vasos, máscaras, discos, collares,
brazaletes, narigueras, orejeras, pectorales, etc.

En general, los objetos de metal Vicús están cubiertos por una pátina verde característica del
cobre, debajo de la cual, al pulir la superficie, aparece el brillo amarillento del dorado.

Entre las armas ofensivas se destacan la porra de 5 puntas y la lanza; entre las defensivas el
escudo y los pectorales de metal.

Los Vicús desarrollaron en metal una gran cantidad de artículos para el adorno personal, como
orejeras, máscaras, narigueras, cuentas de collar, láminas, coronas y tocados con lentejuelas y
plumas que producen sonidos con el movimiento, además de sonajeras propiamente tales.
Muchos de estos artículos eran adornados con motivos antropomorfos, zoomorfos, geométricos e
híbridos.

c) Enterramientos Vicús.- La música desempeñaba un importante papel en la vida ritual de los


Vicús. Se expresaba en distintos ámbitos de su cultura y, muy especialmente, en sus ritos
funerarios. En los ajuares mortuorios se ha encontrado una importante cantidad de instrumentos,
tales como tambores de cerámica, flautas o botellas silbato. En la cerámica, los músicos tocando
antaras son una de las representaciones más comunes, apareciendo muchas veces en temas que
aluden al ritual funerario. Las tumbas eran tubulares y muchas en forma de bota, con una cámara
en la parte más profunda. Allí depositaban los cuerpos acompañados por ajuares de distinta
riqueza según la jerarquía del difunto, quien, aparentemente, en muchos casos era incinerado.
CULTURA VIRÚ:

Tuvo vigencia en la parte final del Formativo del Antiguo Perú hasta el siglo III d.C.. Esta cultura
terminó siendo desalojada por los Mochicas de la Cuenca del Chicama hacia el siglo I d. C. y 200
años después fueron desalojados de las riberas del Virú.

Ubicación geográfica

Últimas investigaciones afirman que esta cultura tendió a concentrarse en las parte medias del
valle de Virú, desarrollando sistemas de regadío que le permitió fortalecerse y expandirse a través
de algunos valles, combinando jerarquia e unificación, poder politico centralizado, alcanzando un
posible nivel de desarrollo de jefatura o señorío.

Otros prefieren reconocer que de su organización social se sabe muy poco, y que sólo se puede
afirmar que hubo cohesión politica sólo dentro de los límites de un valle y. cierta organización
social, pero, como se ve en las costumbres funerarias, no hubo grandes diferenciaciones. Bennett
ha dividido a Gallinazo en tres fases, siendo las fases Temprana y Media en las que se ubicaron en
las partes bajas de los valles; mientras la fase Gallinazo Tardío es en la que, bajo influencia Moche
y Recuay, se asentaron en las partes más altas, lo cual implica nuevos conceptos de irrigación y de
defensa con la utilización de fortificaciones.

Arquitectura

Son muy diversos los trabajos de investigación arqueológica realizados en el valle Chicama,
relativamente escasos los referentes a definir las modalidad de las practicas mortuorias
relacionado a la Cultura Virú. Quien inicio la investigación sobre este tema en el valle, básicamente
fue realizada por Rafael Larco, y la denomino como cultura “Cultura Virú” a partir de los hallazgos
que ejecuto en el Chicama y otros valles como el Santa, Chao, Virú y Moche (Larco 1944, 1945,
1948.)

Aunque unos años antes Kroeber, 1925 retomando lo señalado por Bennett en 1939, difunde el
topónimo “Gallinazo” con el argumento de que esta es una manifestación muy particular dentro
de las ocupaciones prehispánicas del valle de Virú y la denominación “Cultura Virú” bien podría
resultar confusa. Por ello kroeber al referirse a “Gallinazo” dijo:

“Cuando el registro comparativo sea más adecuado no dudaría en usar un nombre propio”

Tipos de construcciones

Tipos de construcciones identificados a esta cultura:

 Los centros urbanos ceremoniales: eran construcciones donde se hicieron pirámides de


grandes dimensiones que se relacionaban con el desarrollo de actividades ceremoniales y
de culto.
 Los castillos fortificados: eran grandes edificaciones ubicadas lugares estratégicos de la
parte alta, donde se angosta el valle medio; su función era vigilar, defender y controlar el
valle.
 Las grandes casas semiaisladas: presentan habitaciones y techo a dos aguas generalmente
estaban alejadas y solitarias, en estas debieron de vivir personajes principales o
funcionarios que supervisaban las actividades productivas.
 Las aldeas: eran aglutinadas, allí vivía el pueblo; en sus construcciones utilizaron
materiales perecedores como el carrizo la caña y el algarrobo.

Cerámica

La cerámica Virú ofrece campo para mucho estudio. Su cerámica es fundamentalmente


escultórica, y tiene diversos tipos alfareros y tipos de decorados, siendo una de las que alcanzó
mayores logros estéticos hasta su tiempo. Está hecha a mano o con molde, su cocción se hizo al
horno abierto.

La cerámica Virú es por general de color rojo y fue decorada con incisiones y pintura blanca, pero
la principal técnica decorativa fue el negativo o aplicación resistente de pigmento negro orgánico.
La técnica del negativo consiste en pintar las áreas que rodean las líneas que delimitan los motivos
decorativos, más no los motivos mismos, que de este modo aparecen resaltados en negativo. El
color que contrasta es el negro sobre el fondo naranja. Es frecuente el cántaro de doble cuerpo.
Sorprende encontrar juntos, una vez más, a los golletes puente y estribo. Hay reproducción de
cabezas humanas y de personajes de cuerpo entero, sobresaliendo los músicos. Entre animales
destacan los monos, los loros y cuadrúpedos felinoides. Cuando en la vasija se representa una
cara, ésta presenta los caracteristicos ojos en forma de "grano de café".

Metalurgia

En metalurgia, los artesanos Virú continuaron practicando las técnicas previamente conocidas en
la Costa Norte. Sin embargo se incrementó el uso del cobre y comenzó durante esa época el
dorado de objetos hechos con aleación de cobre y oro.
LA CULTURA NASCA

La cultura Nasca (200 d.C.-600 d.C.) pertenece al período Intermedio Temprano o Primera
Desarrollo Regional (200 d.C.-600 d.C.) del Antiguo Perú. Se desarrolló en la costa de la región Ica.
Se caracteriza por su avanzada ingeniería hidráulica, su arquitectura monumental y su excelente
nivel artístico, especialmente en los campos de la cerámica y la textilería.

1. Ubicación: Tuvo como foco principal el centro ceremonial de Cahuachi, en el valle del río
Grande, región Ica. Fue contemporánea a las culturas Mochica, Lima y Recuay.

2. Descubridor:Su descubridor científico es el arqueólogo alemán Federico Max Uhle.

3. Agricultura: Fue una sociedad de base agrícola, a pesar de ubicarse en una de las zonas más
desérticas de la costa peruana. Construyeron muchos canales y acueductos subterráneos llamados
puquios.

4. Gobierno: Nasca tuvo una aristocracia sacerdotal y guerrera, que dominaba a una gran masa
campesina.

5. Templos:Construyeron grandes pirámides escalonadas de adobe, sobre todo en Cahuachi,


donde destacan la Gran Pirámide y el Templo Sur. En otros lugares se ubican: la Tinguiña, Tambo
Viejo y Huaca Dos Palmos.

6. Dioses: Adoraron a Boto (la orca) y Kon (el felino).

7. Líneas y geoglifos de Nasca: Están grabadas en las pampas de San José, Ingenio y Palpa. Las
primeras líneas fueron descubiertas en 1927, por Toribio Mejía Xesspe quien planteó que eran
ceques o caminos rituales. Más tarde, Paul Kosok y María Reiche descubrieron muchas figuras y
plantearon que son parte de un calendario astronómico.

8. Cerámica: Crearon la cerámica pictórica más bella del antiguo Perú. Sus huacos son
policromados y tienen dos picos con asa puente.
LA CULTURA RECUAY

UBICACIÓN EN EL TIEMPO Y LUGAR DE LA CULTURA RECUAY

La cultura Recuay, habitó principalmente la parte superior del valle del río Santa, cercano al
extremo meridional del Callejón de Huaylas, en las tierras altas del norte de Perú, entre el año 200
a.C al 600 d.C, en el denominado periodo de Intermedio Temprano. En un espacio geográfico
donde antes se había asentado y desarrollado el núcleo de la cultura Chavin.

ECONOMÍA

Al igual que las otras culturas preincaicas del Perú, la cultura Recuay practicaba la agricultura, sin
embargo a diferencia de los otros pueblos, el centro de su economía giraba en torno a la
ganadería de camélicos, como llamas, vicuñas y alpacas. De ellos obtenían carne para ser
consumida al instante, pero también para guardarla, usando la técnica del salado, conocida
comúnmente como Charqui. Asimismo, de ellos obtenían lana, cuero para sus abrigos y
herramientas fabricadas a partir de los huesos de estos animales. Además, la tenencia de
camélidos, les permitió acceder a distintos ecosistemas, situación que favoreció la extracción de
recursos que provenían de diversos ambientes.

ORGANIZACIÓN POLÍTICA DE LA CULTURA RECUAY

Su tipo de organización política, al igual que otras culturas preincaicas fue teocrática, donde los
sacerdotes controlaban el poder político y social acompañado de una nobleza guerrera a la cual
muchos sacerdotes solían pertenecer. Se cree que para poder tener un mayor control sobre la
sociedad, el pueblo Recuay habría sido dividido aparentemente en pequeños reinos, liderados por
jefes locales en representación de los sumos sacerdotes.

El hallazgo de una considerable cantidad de fortalezas militares en lugares estratégicos


comprueban el carácter militar de esta cultura, que en sus inicios fue catalogada como “salvajes
de la puna” por sus contemporáneos, planteándose en la actualidad hipótesis relacionadas con la
invasión y destrucción de Chavin por este pueblo extranjero.

SOCIEDAD DE LA CULTURA RECUAY

Era una sociedad altamente jerarquizada, en su cúspide se encontraba la casta sacerdotal en


compañía de una nobleza guerrerra, quienes usaban vestimentas lujosas hechas de lana de llama,
joyas y orejeras, demostrando de esta forma los privilegios con los que contaban.

El resto de la sociedad la conformaban artesanos, campesinos y ganaderos, quienes debían pagar


tributo a los dioses, estos habitaban en galerías subterráneas y aldeas fortificadas, las cuales, se
cree tenían como función la protección del pueblo durante las guerras.

RELIGIÓN DE LA CULTURA RECUAY

La cultura Recuay fue politeísta y sus principales dioses fueron dos: Una diosa femenina, símbolo
de la Luna o Tierra y un Dios masculino, símbolo del Sol. El culto a los ancestros era también un
aspecto muy relevante de la religión de los Recuay, debido a la relación de los antepasados con la
fertilidad, quienes según sus creencias, al morir el ser humano pasaba a ser semilla para nuevas
generaciones de la cual germinaría vida.
ASPECTOS CULTURALES

Trabajaron de forma prolija la cerámica y diseñaron telares con lana de camélido. Sin embargo,
estos últimos han sido poco estudiados debido al mal estado de conservación con las que han sido
encontradas, lo que impide extraer sólidas conclusiones sobre sus características.

De lo que si se tiene un mayor registro arqueológico es sobre la fabricación de esculturas de piedra


monolíticas por parte de la cultura Recuay, los cuales junto a los estilos de Chavín y Tiwanaku
(cultura Tiahunaco), representa una de las tradiciones escultóricas más prolíficas en la América
prehispánica.

Dentro de las temáticas de estos monolitos, se destacan representaciones religiosas, retratos de


individuos importantes de la sociedad Recua y ornamentación para tumbas, por su parte toda su
arquitectura, está profusamente decorada con motivos de fuerte simbolismo, tales como cabezas
clavas, pumas, jaguares, serpientes y humanos

Es importante destacar, que tanto en las representaciones artísticas hechas en cerámica como en
piedra, los camélidos tenían un rol fundamental, especialmente las llamas, quienes cumplían una
importante función en los distintos rituales de la vida religiosa de esta sociedad, donde la fertilidad
de estos animales era el fin principal, debido a la dependencia económica de los Recuay de la
ganadería.

LA CULTURA WARI

La cultura Wari (600 d.C.-1200 d.C.) pertenece al Horizonte Medio. Se originó en la región
Ayacucho, en la sierra sur del Perú, y se extendió hasta Cajamarca por el norte y Cusco por el Sur.
Se caracteriza por su elevado desarrollo urbano y sus ricas expresiones artísticas en los campos de
la cerámica y la textilería.

1. Ubicación: Wari fue un imperio que tuvo como capital a la ciudad de Viñaque o Wari, cerca de
Ayacucho. Se inició hacia el año 600 d.C. y llegó a su fin hacia el 1200 d.C. Durante su apogeo
formó un imperio que dominó hasta Lambayeque y Cajamarca, por el norte, y Cusco y Moquegua,
por el sur.

2. Origen: Hacia el siglo VII d.C. el pequeño señorío Huarpa de Ayacucho sintetizó los aportes
culturales provenientes de Tiahuanaco (culto a Wiracocha) y Nasca (alfarería policromada) dando
origen a un fenómeno cultural y político llamado Wari.

3. Gobierno: Wari fue un estado militarista y teocrático, es decir fue gobernado por una
aristocracia guerrera y una élite sacerdotal. Se expandió a nivel pan-andino y se convirtió en el
primer imperio del Perú.
4. Cabeceras de región: Son ciudades construidas durante su expansión imperial. Fueron utilizadas
como centros administrativos: Piquillaqta (Cusco), Cajamarquilla (Lima), Huarivilca (Junín) y
Huiracochapampa (La Libertad). También sitios importantes son: Cerro Baúl (Moquegua),
Pachacamac (Lima), Vilcashuaín (Ancash) y Marcahuamachuco (La Libertad).

5. Urbanismo: Con Wari se inicia una verdadera planificación urbana, con grandes ciudades donde
se prioriza las construcciones de carácter político-militar sobre las de índole religioso.

6. Red vial: Todas sus ciudades estuvieron interconectadas por un impresionante red vial, el Cápac
Ñan, la que más tarde fue reutilizada y ampliada por el Imperio de los Incas.

7. Religión: Adoraron al dios Wiracocha, que los wari representaban como el “dios bizco”. Este
culto tiene su origen en Tiahuanaco. También adoraron a Pachacámac, dios de los terremotos.

8. Cerámica: Sus huacos son polícromos, con asa puente y de fino acabado. También fabricaron
grandes cántaros y vasijas ceremoniales, con representaciones del dios Wiracocha.

LA CULTURA TIAHUANACO

La cultura Tiahuanaco (400 d.C.-1000 d.C.) inició su desarrollo en el período Intermedio Temprano
(200 d.C.-600 d.C) y alcanzó su esplendor el el Horizonte Medio (600 d.C.-1200 d.C.). Su origen se
encuentra en la meseta del Collao (Perú y Bolivia), pero extendió su dominio a través de colonias
en el sur del Perú, noroeste de Bolivia y norte de Chile. Se caracteriza por su desarrollo
arquitectónico, escultórico, alfarero y textil.

1. Ubicación: Su centro principal fue la ciudad sagrada de Taipicala o Tiahuanaco, al sureste del
Lago Titicaca, Bolivia. Se expandió por la costa sur y sierra sur del Perú.

2. Descubridores: En el siglo XVI, fue dada a conocer por el cronista Pedro Cieza de León. En el
siglo XIX, fue estudiada científicamente por el alemán Max Uhle.

3. Gobierno: Fue gobernada por una aristocracia sacerdotal y guerrera, que dirigió un estado
expansivo y colonizador en el norte de Bolivia, sur de Perú y norte de Chile.

4. Economía: Al concentrarse en una región de clima muy frío los tiahuanaquenses desarrollaron
principalmente la agricultura de altura (papa, olluco, quinua). Cultivaban en chacras elevadas
llamadas waru waru o camellones. También se dedicaron a la ganadería de alpacas y llamas, y al
trueque.
5. Control de Pisos Ecológicos: Fundaron colonias en diferentes pisos altitudinales, para
abastecerse de recursos de variados climas. En la costa obtenían pescado; en la Yunga, fruta; en la
quechua, maíz; y en la selva alta, coca y madera.

6. Dios principal: Fue Wiracocha o dios de la Varas, el mismo que fue representado en la famosa
Portada del Sol.

7. Escultura: Tallaron dioses e ídolos en piedra, como la Portada del Sol, el monolito Bennet y el
monolito Ponce.

8. Arquitectura: Sobresalen el Palacio de Kalasasaya, la pirámide de Akapana y el Templete semi


subterréneo. Fueron construidas con piedras talladas unidas con grapas de cobre.

9. Cerámica: Fabricaron bellos vasos polícromados en forma de kero y abundantes zahumadores


llamados pebeteros.
LA CULTURA PUCARA

UBICACIÓN GEOGRAFICA.

La Cultura Pucara se desarrollo en el actual departamento de Puno, provincia de Lampa y el


distrito de Pucara.

Se desarrollo en los años 100 a.C. y 300 d.C, se desarrolló a orillas del lago Titicaca una sociedad
compleja: la cultura Pucará.

Según el arqueólogo Federico Kauffman Doig, la región del Altiplano comprende dos zonas, la de
Puno y la de lago Titicaca. En ambos florece en la época clásica dos culturas emparentadas: una de
ellas es conocida con el nombre de Pukara; la otra con el nombre de Tiahuanaco.

El historiador Pablo Macera, considera que el área de influencia de Pukara cubriera posiblemente
unos 500 km. de largo en ambas márgenes del Titicaca. Respecto a la antigüedad de esta cultura,
según las investigaciones últimas realizadas por el arqueólogo Kidder, Pukara podría tener su
origen en el primer milenio a.C.

La Cultura Pucara, es conocida especialmente por sus famosos Monolitos y una cerámica peculiar,
que parece corresponder en el tiempo a la fase de Tiahuanaco temprano. En Pukara se han
encontrado el llamado templo blanco y rojo; existen indicaciones de una gran ciudad, donde se
han encontrado una escultura de piedra, las lapidas grabadas con figuras y motivos geométricos y
una cerámica que utiliza la escisión y la pintura policroma.

ORGANIZACIÓN ECONOMICA.

Pucara, debido a la altura en que se desarrollo a mas de 3 500 m.s.n.m., se dedico a la agricultura y
cultivaron la papa, olluco, cañihua, quinua, etc. productos propios de la región, con los que se
alimentaba la población; de igual manera, la ganadería estuvo basado en crianza de los
auquénidos: llama y alpaca, que satisfacían sus necesidades de alimento y vestido.

Esta cultura fue la primera en dominar los sistemas y técnicas de la agricultura y la ganadería de
altura. Los "camellones", que permitían la agricultura en terrenos inundables a orillas del lago
Titicaca, aseguraban una agricultura de altura intensiva.

ORGANIZACIÓN SOCIO-POLITICA.

Todo parece indicar que en Pucara predomino, socialmente, una casta sacerdotal que tenia bajo
su servicio a un amplio sector social conformado por los campesinos, agricultores, pastores-
ganaderos y artesanos. El grupo de pequeños comerciantes articulaba tanto a los productores del
campo (campesinos y pastores) como a los de la ciudad (artesanos) cuyo centro principal fue el
adoratorio o templo.

Un gobierno eminentemente teocrático tipifica y caracterizaba al Estado Pucara.

MANIFESTACIONES CULTURALES.

1. CERAMICA.- La cerámica Pucará incluye formas como cuencos altos con bases anulares. Con
frecuencia, la superficie es roja con diseños incisadas y pintadas con colores negro y amarillo. Los
temas de diseño son principalmente felinos, camélidos y personajes que llevan cetros en cada
mano. Muchas vasijas son modeladas.

2. ARQUITECTURA.- Pucará, edifica sus construcciones en piedra, superando en el corte lítico


(forma, pulimento y unión de las rocas; vigas, cornisas y columnas), a los maestros de Chavín de
Huántar. Paralelo a Chavín de Huántar, fueron desarrollándose otras culturas, logrando tal
desarrollo que superaron en algunas cosas a los chavines; definitivamente hacia el 500 a.C., Chavín
de Huántar perdió su hegemonía.

Destaca el templo que corresponde a tres compactos edificios que habrían tenido amplias
terrazas. Otros elementos son las pirámides, patios hundidos, columnas y la forma en “U” o
herradura.

3. ESCULTURA.- se realizó en piedra, siendo el monolito degollador el típico personaje


característico de la misma

También podría gustarte