Está en la página 1de 10

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL SANTA

FACULTAD DE EDUCACIÓN Y
HUMANIDADES DIRECCIÓN DE
ESTUDIOS GENERALES

ENSAYO

“MACHISMO Y FEMINICIDIO”

Autora:

LESCANO CAMPOMANES, Cinthia

Asesor:

Dr. VALVERDE ALVA, Weslyn Erasmo

NUEVO CHIMBOTE –

PERÚ 2018
ÍNDICE
I. INTRODUCCIÓN ................................................... Error! Bookmark not defined.
II. ARGUMENTACIÓN ........................................... Error! Bookmark not defined.
2.1. MACHISMO EN EL HOGAR ......................... Error! Bookmark not defined.
I. Introducción:

l presente ensayo titulado “Machismo y feminicidio”, fue realizado para el curso

E
Santa.
de Taller de comunicación oral y escrita II, dentro del marco del cumplimiento
de los lineamientos de Investigación Formativa de la Universidad Nacional del

En épocas antiguas, como en las del Perú, la mujer era considerada un personaje
débil e inferior al hombre. Pero al pasar de los años, la mujer ha ido adquiriendo los
mismos derechos que el hombre, las mismas oportunidades y el mismo rol en la sociedad.

La mujer peruana es un elemento indispensable, muchas de nuestras mujeres han


logrado el éxito con su propio esfuerzo, entre ellas tenemos a María Hinostroza, una de
las primeras generalas de la Policía Nacional del Perú; Jackelynne Silva-Martínez,
astronauta cusqueña que trabaja en la NASA; Sofía Mulánovich, campeona mundial de
Surf; y así podría llenar este ensayo de muchas mujeres exitosas que no dependen de
ningún hombre para ser lo que son, no digo que el papel del hombre sea malo o
desfavorable en la vida de la mujer, sino que nosotras tenemos las mismas capacidades y
quizá mejores que las de ellos.

El valor de una mujer se crea por el mismo hecho de ser mujer; pero, hoy en día,
en todos los países del mundo, existe violencia y maltrato hacia este género. Muchos
hombres discriminan, minimizan y hasta asesinan a las mujeres, estos actos se perciben
de gran manera en las zonas rurales, mujeres humildes, simples, algunas sin conocer sus
derechos, son maltratadas y asesinadas por sus esposos.

A estos actos se le conoce como “Machismo”, este término guarda mucha


violencia en sí, en muchos países aún se castiga el adulterio de la mujer, mas no el del
hombre. Este término induce que la mujer sea menos que el varón, que se doblegue a la
palabra y a sus pensamientos sin derecho alguno.

Es cierto que la mujer tiene un papel fundamental en el hogar, el cual podría ser
atender al esposo y a los hijos por amor y vocación. Pero ¿La mujer es acaso la única que
puede realizar los quehaceres del hogar? y de no ser así ¿Por qué piensa el hombre que
puede perder su virilidad por ayudarla con algo en el hogar? Existen hombres que odian
la idea de realizar alguna actividad que, según ellos, solo es deber de la mujer.
Tan cruel es esta situación que el hombre puede llegar hasta quitar la vida a su
pareja por solo pensar que es mejor que ella.

Aquí se pretende ensayar lo siguiente: ciertamente, el machismo es un factor


determinante para el feminicidio, pues es un obstáculo para el desarrollo y amenaza la
estabilidad, seguridad y bienestar de las familias. Una sociedad que busque desarrollo y
calidad de vida para su población no puede quedarse atrapada y sin salida frente a una
realidad que va en escala hacia la muerte de las mujeres y que hoy se llama feminicidio.

A través de este ensayo pretendemos que el machismo es una de las causas


principales para que existan muchas muertes de mujeres inocentes, pero este no solo es
un tema social, sino que también se engrana en el sistema político. Es decir,
demostraremos que este pensar machista está acabando y si no lo detenemos acabará con
la vida del género femenino y, por ende, con la familia.
II. Desarrollo:

2.1. El machismo

Muchas culturas, en especial la latinoamericana, consideran que el


verdadero hombre, el denominado “macho” debe cumplir con un determinado
grupo de características para que sea considerado como un hombre realmente
masculino y no como un afeminado.

Un verdadero “macho” debe ser estrictamente heterosexual y un


verdadero conquistador, entre más mujeres consiga tendrá un mejor estatus
entre los “machos”. Engañar u burlarse de los sentimientos de las mujeres, no
es cuestión de remordimiento sino un título de prestigio y orgullo.

Desde la antigüedad se considera que, si un varón no cumple con


determinados estándares, es simplemente inservible. Estos estigmas
continúan hasta la actualidad y se ven apoyados incluso por las mujeres.

El machismo defiende la supremacía masculina sobre las mujeres,


siendo ellos los que deciden, los que mandan, los que pagan, los que protegen,
los dueños de todos los beneficios, de los mejores salarios, de los mejores
empleos, de una mejor educación, incluso esta situación hace que los varones
sientan que son dueños de las vidas de las mujeres.

Las exigencias a las que se han visto sometidos los varones, han hecho
de la masculinidad algo tan frágil y tan difícil de conseguir que muchos
hombres optan por dejar de ser quienes son con tal de agradar a una sociedad
que los descalificaría si se mostraran vulnerables.

El machismo no solo oprime a las mujeres como seres inferiores, sino


que también daña a los varones, en algunos casos, de forma irremediable. Se
les enseña a no expresar sus emociones, a reprimirlas, o a negarlas y esto
resulta en un sujeto con poca inteligencia emocional.

Se educa a los hombres para tratar de manera inferior a la mujer


teniendo como consecuencia una distorsión de si identidad y su desarrollo.
2.2. La sociedad como promotora del machismo

La sociedad siempre ha sido y es la primera causa para la creación de


ideas que perduran en la historia; en esta ocasión, hablaremos de la influencia
que ella tiene en los modelos de mujer y hombre que crea.

El machismo se evidencia en las situaciones más triviales, en las


relaciones entre los hombres con las mujeres o con otros hombres, ya sean
desconocidos, amigos, familiares, pareja, o personalidades de los medios.

Hasta la actualidad el varón es considerado como la autoridad del


hogar, quien provee y sugiere una figura de mando para los demás, mientras
que las mujeres son las que deben centrarse en asumir la maternidad,
dedicadas al cuidado de los hijos y del hogar siendo siempre protegidas por
los varones.

Aunque no seamos capaces de reconocer las actitudes machistas, lo


más sencillo de identificar es el menosprecio que sufren las mujeres y todo
aquello considerado como femenino asociado a ideas como debilidad física,
mental y emocional. Estando siempre supeditadas a las peticiones de algún
varón que en este contexto son las figuras que demandan la satisfacción de
algún deseo.

En una relación hombre-mujer, puede observarse de la siguiente


manera, un muchacho que “enamorado” de alguna señorita hace lo imposible
por llamar su atención, invierte con confianza mucho dinero en invitarla a
salir o comprarle regalos con la plena seguridad de que su inversión le
concederá el consentimiento de esta joven a lo que el desee.

Cuando la muchacha se convierte en novia del joven, este la ve como


una propiedad que con mucho esfuerzo consiguió, costándole buenos
comportamientos, paciencia y sobre todo mucho dinero; y cualquier signo que
represente perder ese bien lo verá como el mal más grande que puede recibir
una persona.
El hombre siente que goza de un libre acceso a saciar sus demandas
emocionales y sexuales con su novia, cuando esta no acceda, lanzará grandes
quejas e injurias que podrían convertirse en violencia.

Como vemos pues, el machismo es uno de los factores explicativos de


la violencia doméstica y una muestra de la complejidad de las relaciones
intergéneros. Aunque hay otros factores responsables de esta situación las
investigaciones dan pistas para abordar la problemática desde el ámbito del
dominio y el poder como componente para analizar la violencia en todos los
aspectos, desde el público hasta el privado.

Pero estas conductas no son el resultado de un solo factor, sino de


varias situaciones que se han mantenido en el tiempo como la educación
sexista, en muchos países, incluso en el nuestro, aún se considera que la
educación del varón es más importante que la de las mujeres y se prioriza su
enseñanza.

Los medios de comunicación también promueven las actitudes


machistas al ser los encargados de distribuir entre la sociedad los estereotipos
del comportamiento masculino y femenino. Proponen una imagen equivocada
de las actitudes que cada persona debe tener y de los roles que cumplen en la
sociedad.

A pesar de esto, diversas personalidades del mundo se han mostrado


a favor de luchar por una cultura igualitaria entre los hombres y las mujeres
libres de discriminación por cuestiones de género

El machismo es una conducta que tienen muchos hombres que luchan


permanente por humillar a la mujer, planteando la posición de que los
hombres son superiores que las mujeres, siendo ellos los más fuertes, los que
poseen un mejor trabajo, por lo tanto “ellos deberían mandar”, el machismo
hoy en día está considerado como una alteración de la conducta porque dentro
de las fórmulas machistas está la violencia contra la mujer, el insulto y el
desprecio a las mismas, sin embargo aún encontramos a hombres machistas
que no pueden vivir sin una mujer, por eso es que la actitud machista resulta
una especie de paradoja.
Por la propia historia de la humanidad la mujer ha sentido que el
hombre siempre ha sido poderoso ya que la mujer era la que quedaba en la
casa, a partir de eso se ha sobreevaluado el valor del varón.

Estamos en una época en donde hemos desarrollado nuestra forma de


pensar, tenemos que saber que hombres y mujeres pensamos y podemos sentir
exactamente igual.

2.3. El feminicidio como resultado de una cultura machista

El machismo es una realidad que nos golpea y de la cual no tenemos


mucha conciencia, podemos decir que existe el machismo, pero es muy difícil
identificar en la vida cotidiana cuales son las actitudes que lo reproducen en
mayor o menor medida.

En definitiva, se tiene que entender que esta costumbre sigue


existiendo y es la responsable de todas las situaciones de violencia que
suceden hacia las mujeres y hacia los niños; incluso de la muerte y destrucción
de esas vidas, por lo que debemos tomar muy enserio esta situación.

El feminicidio es una de las consecuencias directas del machismo que


más afectan a las mujeres, en la mayoría de los casos estos asesinatos son
cometidos por las parejas o las exparejas y en menos del 2% de los casos son
llevados a sentencia.

Las mujeres que sufren feminicidios no son atacadas una sola vez por
su agresor, incluso después de su muerte se ven maltratadas por los medios
de comunicación, por otros varones e incluso por otras mujeres que critican
la conducta de la víctima culpándola por su deceso.

Cada año el Perú se incrementa la tasa de feminicidios, este año 2018,


se registró a 137 mujeres asesinadas, lo cual expresa el incremento de un
26,4% con respecto al año anterior, resultados que son alarmantes y son el
producto de una sociedad machista.
Muchos de los homicidas provienen de un núcleo familiar violento y
caracterizado por la opresión femenina, en el que si una mujer no obedece lo
encomendado por el varón el tiene todo el derecho de castigarla.

Las prácticas machistas resultan normales para varones y mujeres, sin


embargo, cuando una mujer intenta romper un patrón machista albergado por
su pareja u otra persona de género masculino este tiende a reaccionar de
manera violenta ya que siente que su compañera le pertenece.

Es necesaria la intervención de las autoridades con el fin de plasmar


penas ejemplares para aquellos que se atrevan a arrebatarle la vida a una mujer
por el simple hecho de no actuar como ellos quisieron.

Debemos intentar como sociedad, cambiar los patrones a los que


estamos acostumbrados y entender que nuestros derechos terminan donde
empiezan los del otro.
III. Conclusiones:

 El machismo es una costumbre arraigada a la sociedad desde sus inicios.

 La sociedad y sus integrantes son los principales culpables de promover una


cultura donde un género tenga supremacía sobre el otro.

 Desarrollar un pensamiento machista es la principal causa de que existan


situaciones de violencia de género en sus distintas formas.

 El feminicidio tiene como factor estructural al machismo y todo lo que el trae


consigo.

 Los varones sienten que tienen derecho sobre las mujeres y que, si ellas no
satisfacen sus requerimientos, ellos pueden hasta arrebatarles la vida.

 La justicia en el país debe ser implementada para prevenir los casos de


feminicidios y disminuir una tasa de asesinatos que cada vez es más
alarmante.

También podría gustarte