Está en la página 1de 1

Enlaces Moleculares

Enlace molecular: Un enlace molecular, o covalente, se forma cuando los átomos se unen
intercambiando pares de electrones. Este intercambio puede ocurrir de un átomo a otro, o de
un átomo a otro enlace molecular.
a) Enlace Dipolo Dipolo: La interacción dipolo-dipolo consiste en la atracción electrostática entre
el extremo positivo de una molécula polar y el negativo de otra. El enlace de hidrógeno es un
tipo especial de interacción dipolo-dipolo.
Interacción entre los dipolos eléctricos de las moléculas de cloruro de hidrógeno.
Las fuerzas electrostáticas entre dos iones disminuyen de acuerdo con un factor 1/d2 a medida
que aumenta su separación d. En cambio, las fuerzas dipolo varían según 1/d3 (d elevado a la
tercera potencia) y sólo son eficaces a distancias muy cortas; además son fuerzas más débiles
que en el caso ion-ion porque q+ y q- representan cargas parciales. Las energías promedio de las
interacciones dipolo son aproximadamente 4 kJ por mol, en contraste con los valores promedio
para energías características de tipo iónico y de enlace covalente (~400 kJ por mol).
b) Enlace puente de hidrogeno: El enlace o “puente” de hidrógeno es un tipo de enlace
muy particular, que aunque en algunos aspectos resulta similar a las interacciones
de tipo dipolo-dipolo, tiene características especiales. Es un tipo específico de
interacción polar que se establece entre dos átomos significativamente
electronegativos, generalmente O o N, y un átomo de H, unido covalentemente a uno
de los dos átomos electronegativos. En un enlace de hidrógeno tenemos que
distinguir entre el átomo DADOR del hidrógeno (aquel al que está unido
covalentemente el hidrógeno) y el ACEPTOR, que es al átomo de O o N al cual se va
a enlazar el hidrógeno.
c) Enlace fuerzas de London: La intensidad de la fuerza de dispersión depende de
cierto número de factores. Sin embargo, dar un enfoque cualitativo y predictivo
debe considerar que las fuerzas de dispersión se relacionan con el número de
electrones que se encuentren en el átomo o en la molécula. Así, bajo dicha base, es
el número de electrones el que determinará la facilidad con la que se puede
polarizar la densidad del electrón y a mayor polarización, son más intensas las
fuerzas de dispersión. A su vez, la intensidad de estas fuerzas intermoleculares
determina el punto de fusión y el punto de ebullición de la sustancia: cuando más
intensas son las fuerzas intermoleculares, más altos son los puntos de fusión y de
ebullición.

También podría gustarte