Está en la página 1de 144

Centro Educativo Náutico

YMCA de Caracas

MIEMBRO PLENO DE LA FEDERACIÓN


MUNDIAL DE SALVAMENTO ACUATICO
ILS
Escuela de Guardavidas registrada ante el INEA
Como Centro Educativo Náutico
Bajo el No: CN-0024/2004
Todos los Derechos de Autor Reservados

1
INDICE
Capítulo 1.-
Pautas para la vigilancia acuática.

Capítulo 2.-
Reglas y Regulaciones

Capítulo 3.-
Reconocimiento de Posibles Víctimas y Ahogamientos

Capítulo 4.-
Ahogamiento y sus Etapas

Capítulo 5
Técnicas para el Rescate

Capítulo 6.-
Sistema de Emergencias

Capítulo 7.-
Manejo de Lesiones de Espina Dorsal.

2
CAPITULO 1
Pautas para la Vigilancia Acuática.

En el curso de entrenamiento de Socorristas Acuáticos o Guardavidas de la YMCA


usted aprende muchas técnicas que le ayudan a brindar auxilio y proteger a los
nadadores en un medio acuático. Este capítulo le ayuda comprender las
responsabilidades más importantes que usted acepta como guardavidas y le enseña
valiosas pautas para cumplir con estas responsabilidades.
En este capítulo usted aprenderá
• Las características de un buen guardavidas
• Las responsabilidades y papel del guardavidas
• Los métodos de toma de decisiones que unos guardavidas.
• Como desempeñar los deberes del guardavidas

3
El Guardavidas Exitoso.
Los mejores guardavidas se desempeñan bien debido a ciertas características
personales. Son profesionales con don de gente que ponen en práctica sus habilidades
acuáticas para permitir que otros disfruten las actividades acuáticas sin peligros.
Un buen Guardavidas:
▪ Se preocupa de los demás.
▪ Es un buen nadador.
▪ Es una persona responsable.
▪ Sabe cómo y cuándo divertirse.
Y quiere ayudar a otros. ? Son estas características las suyas? Si es así, está en
camino a ser un guardavidas que otros nadadores tendrán como ejemplo. Si no piense
bien si el trabajo de guardavidas profesional es el que le gusta.
Una vez que haya aprendido las técnicas de vigilancia acuática, lo que más
determinara sus éxitos como guardavidas es su actitud. En esa sección veremos la
actitud que presenta el buen guardavidas, la condición física necesaria, el conocimiento
que debe tener, y el equipo que un guardavidas debe portar necesariamente en su
trabajo.
Actitud.
Para tener éxito como guardavidas usted tener una buena actitud. ¿Se interesa
realmente en los demás? ¿Está listo para asumir la responsabilidad de la seguridad de
otras personas?
Los administradores y los usuarios notan su actitud y ética de trabajo por la forma
en que se conduce tanto en el trabajo como en diferentes circunstancias sociales. La
imagen que usted presenta influye gradualmente en cuanto respeto le tienen lo que lo
observan. Cualesquiera que sean sus intenciones, el público de su piscina o
establecimiento juzgaran su actitud por lo que ven y oyen al interactuar usted con ellos,
con otros clientes, con sus colegas y con el resto del personal. Siempre lo considerarán
un líder, de modo que dirija a otros mediante su ejemplo:
• Tenga siempre una apariencia profesional.
• Esté siempre bien peinado.
• Sea puntual.
• Guarde las reglas. ( ¡ No puede esperar que otros las guarden si usted no
las obedece¡).
• Esté siempre alerta.
• Evite el chisme, las bromas pesadas , jugar con el celular, mientras está
de turno.
• Sea cortés, evite gritar o discutir, negocie con los usuarios.
• Remita a su supervisor las preguntas que no puede contestar.
• Nunca acuda a su trabajo bajo la influencia del alcohol ni las drogas.
• No abuse de su autoridad.
• Mantenga el control del área que le asignen.
• Coopere con sus colegas guardavidas; ustedes son un equipo.
• Conozca bien su área y sus peligros potenciales.
• Trate de prevenir los accidentes.

4
Usando sentido común y cortesía demostrará con creces que quiere servir al
público y que merece su respeto y confianza. Hará su vigilancia más placentera,
satisfactoria y gratificante.

Acondicionamiento físico y bienestar.


Al hacer bien su trabajo, evitará accidentes que requieran de sus técnicas de
rescate. Pero cuando necesite usarlas, necesitará fuerza y resistencia para realizar el
rescate. El ejercicio regular es vital para mantenerse en buenas condiciones físicas. El
mejor ejercicio para un buen guardavidas es nadar trate de nadar distancias, ejercicios
de brazadas y juegos acuáticos, a fin de desarrollar y mantener fuerza, resistencia,
control de la respiración, agilidad y habilidad a los niveles esenciales para la vigilancia
acuática eficiente.
Su atención, vigilancia y acondicionamiento físico son cruciales para la seguridad
de los que usan sus instalaciones. Su estilo de vida influirá en su preparación en cuanto
a esto. Tómese tiempo para evaluar su estilo de vida, su manera de vivir. El estilo de
vida que escoja afecta su bienestar social, espiritual intelectual, físico y emocional.

Equipo personal.
Como guardavidas usted necesita cierto equipo para llevar a su trabajo y sentirse
cómodo mientras está de guardia. La mayoría del equipo que necesita no pesa mucho.
Algunos artículos deberán ser provistos por su patrono, pero usted debe tomar la iniciativa
para tener siempre un buen equipo de guardavidas mientras está de turno.

Lista de verificaciones de equipo personal.


Todo Guardavidas debe tener:
_____Traje de baño apropiado.
_____Camisa o camiseta de identificación.
_____Toalla.
_____Silbato.
_____Paquete de rescate ( pequeño botiquín de emergencias).
_____Tubo de Rescate tipo Peterson.
_____Zapatos acuáticos (Opcional).

Guardavidas e instalaciones al aire libre.


_____Sombrero de ala ancha, gorra o visor.
_____Anteojos oscuros de protección UVB y UVA polarizados.
_____Loción protectora solar.
_____Agua fresca.
_____Equipo para cuando hace frío, chaqueta impermeable.
_____Repelente de insectos.

5
Guardavidas en aguas al descampado.
_____Binoculares.
_____Aletas para nadar.
_____Máscara y tubo.
_____APF

Debe presentarse a su trabajo vestido apropiadamente con un traje de baño que sea
cómodo y práctico. Una camisa o camiseta de identificación es importante para que el
público pueda identificarlo como guardavidas y para protegerse del sol si está al aire libre.

El guardavidas bien preparado también tiene una toalla en su estación. Puede ser que
necesite esta toalla como un auxiliar de rescate; o puede ser que necesite secarse después
de salir del agua. (Su toalla también puede reducir la vergüenza de alguna persona que
pierda su traje de baño después de una zambullida o al deslizarse por el tobogán ( y por
supuesto, una toalla ayuda a acolchar el asiento de la silla del guardavidas.)
Todo guardavidas necesita un silbato, preferiblemente uno sujeto con una correa a su
muñeca o cuello, de modo de tenerlo siempre a mano. Su silbato es un instrumento principal
para la comunicación; incluso tal vez quiera tener dos o tres silbatos a su disposición.
Pruebe el silbato antes de empezar su guardia para asegurarse de que funciona bien.
Recomendamos que no use los silbatos de otros guardavidas; los gérmenes y los virus
pueden compartirse cuando se comparten tales implementos.
Siempre debe estar preparado para empezar aplicar primeros auxilios. Es esencial
que tenga un paquete de rescate, incluyendo equipo de protección - una máscara de barrera
para dar RCP, para cubrir la boca y la nariz, guantes de cirugía, gasas y lentes de
protección-, además de provisiones de primeros auxilios menores. Necesitan el equipo de
protección para protegerse de las infecciones y enfermedades que se transmiten por la
sangre .Tal vez quiera poner todos estos artículos en un bolso pequeño, para tenerlos a
mano en tierra seca. Durante los rescates en el agua asegúrese de llevar consigo una
mascarilla, junto a su silbato en el collar del cuello.
Siempre tenga consigo un tubo de rescate. Este equipo es esencial para cualquier
rescate en el agua que tenga que ejecutar.
Muchos guardavidas trabajan con zapatos acuáticos que pueden usar dentro y fuera
del agua. En la plataforma protege los pies de las superficies que se calienta con el sol o
irregulares, y evita que sufra cortes, raspones o heridas con piedras; también ofrece
tracción adicional a las superficies resbalosas.
En el agua los zapatos no interfieren con la natación, y en el agua abierta pueden
protegerle los pies de peligros improvistos.
Si usted sirve como guardavidas al aire libre para protegerse de los rayos solares y
del resplandor de los rayos solares sobre el agua. Los lentes de protección UVA y UVB ,
polarizados, son de uso obligatorio, también son útiles para rebajar el brillo del sol y reducir
sus puntos ciegos, además de proteger los ojos del daño producido por los rayos
ultravioleta.
Su equipo de protección contra el sol quedará completo al añadir loción protectora. La
Sociedad Anticancerosa, recomienda una loción de protección con factor (SPF) de por lo
menos 15 como mínimo y resistente al agua, recuerde, usted estará recibiendo no solo los

6
rayos solares directamente, sino también los que reflejan el agua. Aplíquese loción
protectora varias veces durante su turno, especialmente si ha estado en el agua.
Todos los días, especialmente en los días de mucho sol y de mucho calor, traiga
consigo una cantimplora o botella de agua, y beba agua regularmente para no
deshidratarse. Habrá días que no son claros ni soleados. Las temperaturas frías, el viento
y las lluvias pueden fastidiarle si no está preparado. Tenga listo una camiseta y uno
pantalones de calentamiento para los días cuando haga frío, y un impermeable (chaqueta
impermeable o traje) para cuando llueva.
El repelente de insectos debe ser también parte de su equipo. Usted no quiere que
nada interfiera con su capacidad de concentrarse o de vigilar la zona de natación asignada.
Usar repelente puede ayudarle a evitar la incomodidad de las picaduras de mosquitos y
otros insectos.
Si está sirviendo como guardavidas en agua al descampado- un río, un lago o el mar,
necesitará binoculares y aletas para nadar, debido al área mucho más grande que tiene
que vigilar. Con los binoculares usted puede observar a las distancias más largas y detectar
peligros. Si necesita ir al rescate, las aletas reducirán el tiempo que necesita para alcanzar
a la víctima. (Las aletas también ayudan al rescate bajo el agua en las piscinas con
profundidad para saltos ornamentales.)
Otros equipos necesarios para servir como guardavidas en el agua al descampado
son una máscara de natación y un tubo para respirar (esnórquel), a fin de facilitar la
búsqueda de víctimas bajo el agua, y APF si desea usar un bote para patrullar o rescatar.
Consiga una mochila o maletín especial para llevar todo su equipo de guardavidas.
Con este equipo estará preparado para su trabajo.

Responsabilidades del Guardavidas


Su responsabilidad principal como guardavidas es proteger la seguridad de todos los
nadadores en su zona: primero el prevenir accidentes y segunda al responder rápidamente
a cualquier emergencia y reducir al mínimo el riesgo de la gente. Usted cumple con su
deber al:
• Desarrollar la técnica de prevención de accidentes, toma de decisiones y
rescates en su trabajo,
• Estar suficiente buena condición física para usar sus destrezas,
• Conocer la zona que le han recomendado.
• Ser capaz de recomendar ese conocimiento a su público, y
• Obligar a que se cumplan las reglas.

Además de las técnicas y conocimientos que debe desarrollar como buen


guardavidas, debe ser responsable de sus acciones. Como guardavidas profesional usted
es parte de un equipo altamente adiestrado, y sus acciones se reflejan en todas la
organización, incluyendo sus colegas. Los nadadores que vienen a su establecimiento
notarán su conducta, sea que usted esté de turno o no.
Cuando acepta la responsabilidad de ser guardavidas también acepta las
responsabilidades morales y legales de sus acciones y decisiones. No es una
responsabilidad para tomarse a la ligera, al aceptar proteger la seguridad del público usted

7
tiene que dar cuenta de sus conocimientos y acciones. (Véase en el capítulo 12 más
detalles sobre las obligaciones legales del guardavidas).

Como guardavidas profesional debe hacerse él hábito de:


Presentarse en su trabajo a tiempo según horario. Estar listo con su uniforme
puesto y en su posición cuando empieza su turno.
Tener en su estación el equipo apropiado
Al llegar a su estación, examinar las zonas en busca de condiciones
peligrosas.
Comportarse profesionalmente, estar alerta, ser diplomático.
Estar alerta para observar las señales de otros guardavidas.
Saber y ejercitar en su zona los procedimientos apropiados de emergencia.
Evitar las conversaciones sociales mientras está de turno.
Vigilar la zona en todo momento.
Imponer y hacer cumplir las reglas del lugar. Sea cortés pero firme. Informe
cualquier problema al supervisor o al administrador.

Al obligar el cumplimiento de una regla, explique brevemente porque existe la regla,


así como el peligro que representa violarla. Recuerde que su primera responsabilidad es
proteger a los nadadores en su zona evitar que el público se congregue en las áreas que
rodeen los pedestales o sillas de los guardavidas
Referir las preguntas de detalles al supervisor o administrador.
Velar por la vida del público en primer lugar, pero también asegurar su
comodidad diversión. No tolerar juegos bruscos o imprudentes.
En locales al aire libre, hacer salir a la gente durante una tormenta
eléctrica.
Mantener la zona de natación limpia y lista para inspección en todo
momento.
En aguas al descampado estar alerta a los animales marinos peligrosos.
Si está trabajando en aguas al descampado, conocer bien las condiciones
del fondo y cómo usar embarcaciones pequeñas para el rescate.
Saber usar todo el equipo de guardavidas, rescate y primeros auxilios, y
tenerlo listo y en buenas condiciones.
Practicar con regularidad los procedimientos de rescate.
Asegurar el área cerrando con candado las puertas si no hay guardavidas
de turno.

8
Sistema P-1-2 de Prevención de Accidentes.
Como guardavidas usted está siempre alerta a cualquier problema potencial para
actuar antes de que se convierta en emergencia. Pero si a cada rato tiene que intervenir
en algo, puede resultar fastidioso, tanto para ustedes como para el público. ¿Qué hacer
para que se cumplan las reglar sin tener que estar sonando constantemente el
silbato?
Una solución es aprender a usar el sistema P-1-2, que resulta lo mismo con niño que
con adultos.
Hay tres ventajas en usar este sistema:
Le ayuda a ser firme y equitativo.
Reduce la tensión y las emociones al imponer las reglas.
Le permite permanecer concentrado en la zona asignada.
Veamos cada parte de este sistema de tres pasos.
Preguntas: El proceso de imponer antes de que se viole regla alguna o haga algo
potencialmente peligroso. Con frecuencia verán personas que parecen a punto de hacer
algo que pudiera ponerlos en peligro, sea a ellos mismos o a otras personas.
Una persona que camina intencionalmente hasta el borde lateral de un
trampolín o del lado profundo.
Alguien que lanza un tablero en una corta distancia de la plataforma y parece
prepararse para saltar al mismo o por sobre el mismo.
Una persona en el enlosado de la piscina que dice a otra “A que te gano al
correr al otro extremo”.
Alguien que se está deslizando a hurtadillas detrás de otra persona.
Una persona que camina más ligero de lo normal.
Aun cuando en nada de esto se ha violado una regla ni se ha hecho nada
peligroso, el peligro potencial es claro. El primer paso, P, es preguntarle a la
persona. Pídale que vaya hasta donde está usted, luego hágale su pregunta
sin descuidar el área asignada y sin tener que gritar.
Las preguntas se usan no para abusar, si no para ayudar a las personas a tener
suficiente información respecto a la situación en que se encuentran. Las siguientes
preguntas pueden ser útiles en las situaciones que se acaban de describir:
¿Has saltado desde ese trampolín antes? ¿Puedes nadar hasta el otro lado de la
piscina? ¿Pudieras mostrármelo?
¿Has tomado lesiones para aprender a nadar? ¿Puedes alcanzar el fondo estando de
pie en esa profundidad?
¿Vas a saltar por sobre ese tablero?¿Sabes lo que pasaría si caes sobre ese tablero?
¿Cómo van a correr? ¿En el agua o en enlosado?
¿Vas a empujar a la persona detrás de la cual estabas escurriéndote?
¿Sabes que tenemos una regla que prohíbe correr en el enlosado? ¿Sabes por qué
existen esas reglas?

9
Algunas veces las preguntas en sí mismo basta. Sin embargo, exija una respuesta.
Sin embargo exija una respuesta. Si ésta no indica que la persona se da cuenta del peligro
potencial, ofrézcale información o instrucciones:
Necesita ser capaz de nadar hasta el otro lado de la piscina antes de saltar del
trampolín. Espere hasta mi receso, y entonces te ayudaré a que lo intentes.
Tal vez deberías nadar en la parte menos honda por ahora.
No saltes ni al tablero ni por encima del tablero.
Parece haber demasiada gente en la piscina para echar una carrera.
No puede empujar (Hundir, lanzar al agua) a otra persona, incluso aun cuando tu
amigo y tú estén jugando.
El enlosado está mojado. Camina más despacio.

Punto claves en el paso P


Observe bien cuando piense que alguien está a punto de hacer algo arriesgado o en
contra de las reglas de la piscina.
Pida que la persona se acerque a donde usted está.
Interróguela para saber si está a punto de hacer algo peligroso o contrario a las reglas.
Ofrezca más información o instrucción.
Este siempre alerta en zonas que le han asignado
Advertencia: El segundo paso peligroso se ve cuando ve a alguien hacer algo peligroso
contrario a las reglas de la piscina.
Primero llame a la persona a donde usted está, de modo de no tener que gritar ni
tener que quitar la vista del agua. Luego, dígale a la persona lo que usted vio. Esto puede
sonar tonto, lo que usted vio puede haber sido obvio. Pero las personas a veces no se dan
cuenta de lo que acaban de hacer. También, usted quiere asegurarse de que la persona
sabe que le está haciendo una advertencia.
Debido a que esta será la única y sola advertencia que le da al ofensor, use frases
directas y sencillas, usando este formato:
✓ Te vi. …
✓ Eso es …
✓ Por favor …
✓ Los siguientes son algunos ejemplos de cómo se usaría esto:
✓ Te vi saltar desde el borde del trampolín. Eso es peligroso porque está
demasiado cerca del borde. De la piscina. Por favor, salta desde el extremo
del trampolín.
✓ Té vi corriendo. Eso es peligroso porque el enlosado está mojado. Por favor,
camina y no corras.

10
✓ Te vi zambullirse en la zona de poca profundidad del agua. Eso es muy
peligroso porque puedes golpearte la cabeza y lastimarte el cuello. Por favor
salta solamente en el lado profundo.
✓ Te vi mascando goma de mascar en la piscina. Esto es peligroso porque puede
atorarte. Por favor tira a la basura la goma de mascar.
✓ Te vi entrar a la piscina sin ducharte primero. Eso es contrario a las reglas de
la piscina porque ensucia el agua. Por favor dúchate antes de meterte en la
piscina.
✓ Diga siempre las frases en forma sencilla, directa, sin emoción. Son
afirmaciones de un hecho y no necesitan discusión. La gente a menudo querrá
argumentar defendiéndose, pero trate de evitar discusiones. Usted puede
escuchar, pero mantenga la vista en el agua. Hágale saber con claridad al que
recibe la advertencia que si la conducta indeseable se repite, tendrá que
pedirle que salga de la piscina que salga del agua por un tiempo determinado
(véase la próxima sección)
Puntos claves en el paso 1
✓ Exprese las advertencias usando frases que empiecen por “Te vi…”, “Eso es
…”, y “ Por favor…”
✓ No discuta con el cliente.
✓ Vigile en todo momento la zona que le han encomendado.
✓ Deje bien claro que no se aceptara una repetición de la conducta indeseable,
y que puede pedírsele que se vaya o que salga del agua por un tiempo
determinado.
Tiempo de receso. Si es un adulto el cual repite el comportamiento acerca del cual
usted le advirtió, informe a alguien de la administración para que le pida que deje el
área de la piscina. Si son niños pídale que salga del agua un rato. El niño saldrá del
agua y de la compañía de sus amigos, y se quedará sentado por un corto período
de tiempo. (Si es un adolescente, hacer esto dependerá de las reglas de su piscina
y de su propio juicio)
Nuevamente llame al ofensor a su lado. Luego, sin emoción diga: “Te vi corriendo
(empujando, saltando en el borde del trampolín) de nuevo. Por favor siéntate en esa silla
cinco minutos. Luego regresa a verme”.
El propósito del tiempo de receso no es de humillarlo públicamente, sino hacer que
el niño recapacite cuanto a su conducta. Debe haber una silla apartada de la piscina y del
borde y a la sombra, a la vista de un guardavidas o de otro miembro del personal. Sería
bueno tener en el área de receso un letrero con las reglas de la piscina de modo que el
ofensor pueda pensar en lo que debería hacer más que en lo que hizo mal.
Vigilar el tiempo que pasa es responsabilidad del niño, no del guardavidas. Una
manera fácil de ayudar a controlar el paso del tiempo es darle al niño un cronómetro barato
o un contador de tiempo. Eche a andar el cronómetro, y déselo al niño con instrucciones de
traérselo de vuelta cuando marque las 5:00 (o la hora que usted haya escogido).
Cuando el niño regrese de su silla de receso, dígale que describa lo que se hará en
el futuro en una situación similar. Pregunte por que es mejor lo que usted recomienda.

11
(Básicamente, está pidiendo que le repita la advertencia que usted le dio) Si la persona no
puede responder apropiadamente explique la advertencia y pida que se la repitan.

Puntos clave en el paso.


Pedir al adulto que salga del área de la piscina.
Enviar a un niño a la silla de receso con un contador de tiempo por un período
señalado.
Después que haya pasado el tiempo de seceso, preguntar al niño lo que haría en el
futuro en una situación semejante.
Cuando hay que pedirle al cliente que se vaya. Si un adulto se comporta en forma
indeseable después de una advertencia, o si el niño lo hace después de uno o más tiempo
de receso, informe a la administración de modo que el supervisor, el administrador o alguien
del personal puede hablar con el cliente y pedirle que salga voluntariamente del local. Si es
un menor el culpable, se debe hablar con el padre o el guardián. Llene luego un informe del
incidente. Para que no haya diferencias en la forma de actuar del guardavidas y el personal
de la administración, en las reuniones de personal de la administración, en las reuniones
de personal debe hablarse sobre la cuestión de obligar a las personas a salir del local, y
determínese los procedimientos para hacerlo.
¿Qué hacer si un niño vuelve a repetir el hecho después de un tiempo de receso?
Cada local tiene diferentes reglas, así que cerciórese de conocer los pasos que su local ha
establecido para imponerlas uniformemente. Sin embargo. Cada comportamiento repetido
no se puede tratar de la misma manera. No ducharse antes de meterse al agua puede
merecer un tiempo de salir del agua; , La conducta peligrosa puede merecer pedir que la
persona abandone el local.
Excepciones. El sistema P-1-2 está diseñado para ser equitativo y uniforme, pero
siempre hay excepciones. El sistema es sencillamente un instrumento; es usted quien debe
usarlo, sin permitir que el sistema y los nadadores lo usen a usted. Su juicio debe siempre
sobreponerse al sistema en caso necesario.
Por ejemplo, un nadador puede hacer varias cosas diferentes que ameritan una
advertencia, pero nunca merecer un tiempo de receso al no repetir la misma infracción.
Explique al niño que le ha visto cometer varias faltas y que debe tomar un tiempo de receso.
Después de que el niño vuelva del tiempo de receso pídale que le mencione las cosas por
las cuales se ganó la advertencia.
Un cliente regular que recibe de repente la advertencia un día y repite lo mismo al día
siguiente debe recibir un tiempo de receso sin necesidad de una nueva advertencia. Usted
puede razonablemente esperar mejor comportamiento de los que usan su local
regularmente.
Recuerde independientemente de lo que ocurra, mantenga su actitud profesional.
Trate a los usuarios con cortesía, y concéntrese en el comportamiento que se debe corregir,
no en el individuo. Nunca grite ni use lenguaje abusivo ni violencia física.

12
Como vigilar
La calidad de cualquier local se debe en gran parte a la dedicación que la
administración da a sus usuarios y personal. La mayoría de los administradores se
esfuerzan por ofrecer un ambiente seguro y divertido para sus usuarios, asegurándose de
que
Hay suficientes guardavidas de turno para atender a los usuarios.
Los guardavidas tiene la apropiada Certificación.
Los guardavidas están en posición debida para ayudar a los nadadores.
La capacidad del local es importante para determinar el número de guardavidas que
debe estar de turno. Cada local debe tener un mínimo de guardavidas certificados y de
turno cuando está abierto.
Aparte de eso, las ordenanzas gubernamentales o locales prescriben cierto tipo de
supervisión, y muchos locales imponen sus propias normas más estrictas. Estas normas
deben basarse en el tamaño y forma de la piscina, el número de nadadores, la actividad en
la piscina, el resplandor del sol, y el número de área de alto uso o de alto riesgo.
La administración con toda probabilidad dividirá a la piscina en zonas para ciertas
actividades, como saltos y zambullidas, vadear, y tal vez juegos con pelotas. Estas zonas
ayudan a los usuarios y a los guardavidas a saber que conducta es apropiada en cada área.
La administración del local también debe estar comprometida a su seguridad y debe
proveer un ambiente de trabajo seguro. Deben haber realizado planes completos para
asegurarse que se han establecido procedimientos de emergencia, que hay disponible el
equipo y que está en buena condición, y que los guardavidas están ubicados en las áreas
apropiadas para reducir el número de accidentes. Tales pasos preventivos ayudarán a
proteger de lesiones a los usuarios, y de responsabilidad legal en caso de accidentes a las
instalaciones y a los guardavidas. La administración también debe asegurarse de que sus
pólizas y procedimientos protegen su seguridad. Usted por su parte, debe cumplir con su
deber de ofrecer servicios de guardavidas profesionales.

Sistema de supervisión.
Es importante que en todo tiempo usted sepa cual áreas de las instalaciones está bajo
su responsabilidad. Basta que una persona de un personal amplio descuide una o más
áreas para resulte en un serio accidente.

Varios factores contribuyen a lo que se considera un sistema apropiado de


supervisión:
Tamaño y forma de la piscina local.
Cifras demográficas de los que usan la piscina.
Número de personas que se meten al agua.
Número de guardavidas disponibles.
Experiencia acuática de los nadadores y guardavidas.
Condiciones ambientales.
Tipos de actividades.

13
Posición de los guardavidas.

Los sistemas más comunes son la vigilancia de toda el área a la vez y la vigilancia
por zona. También se debe formular un plan de vigilancia en caso de emergencia.

Vigilancia de toda el área. En la vigilancia de toda el área a la vez un solo


guardavidas supervisa toda el área de natación. El sistema funciona mejor cuando el área
de natación es pequeña hay pocas personas en el agua. La vigilancia de toda el área a la
vez tiene ventajas y desventajas.

Ventajas.
Se necesitan pocos guardavidas.
Los guardavidas entienden sus responsabilidades.
Desventajas.
Los guardavidas pueden tener bajo su responsabilidad un área extensa.
Los guardavidas tienden a concentrarse en los límites antes que en toda el
área de natación.
Los guardavidas ven muy poco cambio en su trabajo.

Si bien la vigilancia de toda el área es apropiada para piscina pequeña sin obstrucción
será difícil hacerlo en un local grande y completo. Si se torna necesario vigilar una piscina
grande de esta manera, considere cerrar algunas secciones de la misma y concentrar a los
nadadores en un área manejable. Cuando hay solo un guardavidas de turno es necesario
que haya personal entrenando adicional y disponible para ayudar en caso de emergencia.

Vigilar por zonas. En la vigilancia por zona el área de natación se divide en unidades
más pequeñas, o zonas, con un guardavidas a cargo de cada zona. Las zonas se
superponen para asegurar la vigilancia completa. (Véase figura 3.1 como ejemplo)

Figura 3.1.

14
Varios factores deben considerarse al designar las zonas de una piscina:
Las zonas no deben requerir que el guardavidas vigile un ángulo de más de 180
grados. Los códigos de algunos gobiernos locales son más restrictivos, limitan a los
guardavidas a vigilar un ángulo de menos de 90 grados.
Las zonas deben reducir al mínimo los puntos ciegos.
Las zonas de alto riesgo deben traslaparse en cuanto a la responsabilidad de los
guardavidas, con lo que se asegura una doble vigilancia.
La vigilancia por zona va generalmente acompañada de un sistema de rotación del
cual se trata más adelante en esta sección.
La vigilancia por zona tiene ventajas y desventajas.
Ventajas.
• Los guardavidas se concentran en el área limitada.
• Hay doble vigilancia en las áreas superpuestas.
• La rotación permite que siempre haya de turno un guardavidas descansando.
• Los guardavidas deben interaccionar más fácilmente con los usuarios.
Desventajas.
• Se requieren más guardavidas.
• La confusión en cuanto a la zona de responsabilidad puede resultar en áreas de
vigilancia.
Este sistema permite una mayor flexibilidad para la administración y una mejor
definición de área para los guardavidas.
Vigilancia en caso de emergencia. Todo local necesita un plan de vigilancia en caso
de emergencia. Cuando haya dos o más guardavidas, y uno tiene que meterse al agua, los
otros guardavidas de turno deben ampliar la zona que vigilan. Los guardavidas que se
queden fuera del agua probablemente tengan que ocupar nuevas posiciones para poder
vigilar bien la piscina y ejecutar procedimientos de emergencia.
Todos los guardavidas deben saber todos los procedimientos para la vigilancia en
caso de emergencia. La administración tiene la responsabilidad de que todo el personal
este enterado de sus responsabilidades, y se debe exhibir en la cartelera un diagrama de
la vigilancia en caso de emergencia. Si usted y otros guardavidas no están seguros de sus
responsabilidades, pregunte. Su preparación puede prevenir alguna lesión o accidente.

Técnicas de vigilancia
Seguir un sistema cuando este de turno en garantía de que vigila eficientemente toda
el área asignada.

15
Las siguientes son algunas técnicas provechosas.
Vigilar desde el fondo hacia arriba. Esta técnica es una herramienta importante
para los guardavidas en piscinas. Vigilar desde el fondo hacia arriba significa observar el
fondo de la piscina cada vez que usted recorre el área con la vista. La tentación es mirar
solamente la persona que está en la superficie, pero puede haber personas bajo el agua
que necesiten ayuda. Cada vez que usted recorra el agua visualmente, fíjese en el fondo
de la piscina en el área a usted asignada.
Vigilar la superficie. Si usted está ejerciendo la vigilancia en un área de aguas al
descampado, no use el procedimiento del fondo hacia arriba. Debido a que en su mayor
parte usted no podrá ver por debajo de la superficie, concentre sus esfuerzos estrictamente
en la superficie.
Recorrer con la mirada. Vigile el área que él ha sido asignado recorriéndola
sistemáticamente de lado a lado con la mirada. Observe el tamaño, la pericia, la soltura y
la expresión facial de los nadadores para determinar qué curso de acción pudiera ser eficaz
en caso de emergencia (véase en el capítulo 5 más sobre la identificación de una víctima)
o infracción de una regla (véase en el capítulo 4 más sobre las reglas.
El objetivo es recorrer el área con la mirada en diez segundos, y ser capaz de recurrir
en ayuda de un nadador en apuros en diez segundos o menos. A esto se le llama reacción
de diez por diez. Para continuar recorriendo el área con la mirada en intervalos de diez
segundos debes mantenerse alerta, incluso una breve distracción puede hacerle perder una
información importante que pudiera ayudarle a prevenir un accidente o ayudar a alguna
víctima.
En la vigilancia por zona asegúrese de mirar al guardavidas en el puesto próximo o al
principiar y al terminar cada recorrido con la mirada. Este contacto visual ayuda a ambos a
sentir que hay ayuda a la mano. Usted también podrá mantenerse al tanto de cualquier
problema potencial al comunicarse con ese guardavidas. En su recorrido con la mirada
incluya el área debajo del pedestal de su silla de guardavidas a veces es difícil vigilar esta
área de alto riesgo.
Uso de zonas. La clave para vigilar bien por zonas es que cada guardavidas sepa
cuál área está asignada a cada puesto de guardavidas. La administración debe colocar en
cartelera un diagrama de la vigilancia por zona de modo que usted pueda aprender las
zonas y cualquier área o punto ciego de alto riesgo. Ponga atención especial a las zonas
de alto riesgo su vigilancia valdrá la pena. Si hay algún punto ciego en la zona, pregunte a
su supervisor si puede cambiar de posición para hacer esa sección más visible. Si no es
posible, pregunte a la administración si puede establecer vigilancia adicional.

16
Pautas para la vigilancia.

Siga estas pautas para asegurar que usted está cuidando bien el área de natación
asignada:
• En una piscina, vigile desde el fondo hacia arriba.
• En agua al descampado, vigile la superficie.
• Esfuércese por lograr una reacción de diez por diez.
• Recorra continuamente con la mirada su área.
• Empiece y concluya cada recorrido con la mirada con una aprobación visual
con el guardavidas adyacente.
• Mantenga la vigilancia.
• Conozca el área de cada puesto de guardavidas.
• Ponga atención especial en las áreas de alto riesgo.

Sistema de rotación.
Cuando hay dos o más guardavidas es buena idea rotar periódicamente. La rotación
alivia el aburrimiento de tener que vigilar todo el día la misma área y ayuda a que el
guardavidas permanezca alerta, y permite que la administración ajuste fácilmente las zonas
de vigilancia cuando sean necesarios. La rotación también distribuye las áreas más
divertidas entre todos los guardavidas.
La mayoría de los sistemas de rotación se fija según un horario. Un guardavidas que
regresa receso usualmente empieza la rotación poniendo temporalmente un guardavidas
adicional de turno hasta que la rotación quede completa. Entre ciclos de rotación el
guardavidas que queda fuera recibe un corto receso sino que pasa a otras tareas, como
recoger la basura o verificar los niveles de sustancias químicas en el agua.
El personal también puede rotar según la señal convenida de antemano. Este tipo de
rotación se pone en efecto debido a un cambio de número de nadadores en un área. La
señal debe darla solo el guardavidas principal u otro guardavidas que la administración
asigna para esa tarea. Un guardavidas no debe tomar tal decisión por sí mismo.
Los sistemas de rotación pueden diseñarse de diferentes maneras. La figura 3.2
ilustra el método genérico de rotación que es iniciado cuando un guardavidas regresa de
su receso.

17
Figura 3.2.
Ejemplo de sistema de rotación.

Área Fuera
De Servicio

18
Zona de Receso.
Si su establecimiento usa pedestales para los guardavidas, el guardavidas que
reemplaza a otro debe vigilar mientras el segundo desciende. Una vez en el suelo, este
debe vigilar el área asignada hasta que el otro guardavidas está en posición en el pedestal.
Si no hay suficientes guardavidas de turno para tener un vigilante adicional en la
rotación, los guardavidas deben cambiar posiciones de acuerdo a una orden arreglada de
antemano, e intercambiará cualquier información necesaria respecto a los peligros en
potencia. El guardavidas que queda fuera pasa a la siguiente posición, y así sucesivamente.
Cualquiera que sea el sistema de rotación que se use en su establecimiento, las
siguientes son pautas importantes para la rotación:
• Roten regularmente.
• Roten sistemáticamente.
• Mueva al guardavidas de la rotación más exigente bien sea a un receso o a
una tarea menos exigente.
• Al rotar manténgase alerta a cualquier problema en potencia y a las
necesidades de los concurrentes.

Ubicación de los guardavidas.


Señalar el punto en que el guardavidas se coloca de pies, se sienta o se mueve es
tan importante como determinar el área que vigila. La ubicación del sol o de una ventana
en un local cerrado afecta definitivamente el lugar donde se sitúan los guardavidas y sus
pedestales. Su ubicación determina cuan bien puede ver el área asignada y cuan
rápidamente puede reaccionar a una emergencia.
Torres y pedestales con sillas. Tanto las torres como los pedestales con silla
ofrecen a los guardavidas una posición más ventajosa que una posición al nivel del suelo.
La gente que se congrega alrededor del guardavidas no puede obstruirle la misma si se
encuentra sentado por encima de su cabeza. Los pedestales para guardavidas son mejores
para supervisar el área de natación, pero no deje de recorrer con la mirada el área alrededor
y debajo del pedestal, que es un punto ciego donde pueden ocurrir accidentes.
La altura de su puesto de guardavidas requiere una consideración especial. En una
emergencia todo el equipo debe estar a mano. Antes que dejarlo en el suelo, llévelo consigo
a su pedestal o torre. Usted debe tener siempre consigo un tubo o bolla de rescate.
Además de tener su equipo a mano en un pedestal de guardavidas, necesitar practicar
como descender del pedestal. Dependiendo de la altura del pedestal, bien puede saltar o
descender por la escalerilla.
Al saltar desde cualquier altura, ¡mire bien donde va a caer¡.
Mire abajo para no caer sobre otra persona ni lastimarse. Al saltar agarre fuertemente
cualquier equipo que necesite, teniendo cuidado de las cuerdas que pudiera enredarse.
Mantenga en todo momento el control de su equipo de rescate. Finalmente doble las rodillas
al caer; caer con las rodillas rápidas puede ser muy doloroso y puede producirle serias
lesiones en las rodillas y la espalda.

19
Practique como descender de su pedestal o torre hasta que pueda hacerlo sin
dificultad. En una emergencia cada segundo es importante.
Si intenta saltar directamente al agua, debe saber si la profundidad del agua es
suficiente para saltar sin peligro. Es las piscinas tradicionales eso debe deber ser fácil. En
una piscina con olas debe sincronizar el salto para caer el agua en el momento más alto
del oleaje. En un río la profundidad y la velocidad del agua cambian con la lluvia y la sequía.
Conozca las condiciones en su área antes de saltar al agua desde un pedestal o silla
elevada.
Guardavidas ambulantes. Los guardavidas que patrullan el área recorriéndola
hallan que eso les facilita las relaciones públicas y el disciplinar con cortesía a los usuarios.
También pueden ofrecer concejos debido a que son más accesibles. Muchas veces se
asignan a esos guardavidas ambulantes las áreas de menos profundidad y pueden
supervisar con cuidado el agua y la plataforma, enlosado o playa circunvecinos. Los
guardavidas ambulantes deben llevar consigo el tubo o bolla de rescate para tenerlo a
mano. Los guardavidas ambulantes también pueden servir de eslabón entre los
guardavidas en pedestales, sobre todo en las playas.

Sistema de comunicación de Guardavidas.


La comunicación es muy importante para un buen guardavidas. No sólo que necesita
comunicarse bien con los usuarios, sino también debe poder hacer el mismo con los demás
miembros de su equipo de guardavidas. Existen varios sistemas de comunicación para
guardavidas.
Señales con silbatos.
Señales con la mano.
Señales con el equipo de rescate.
Banderas.
Radios.

Su establecimiento seleccionará uno o más de estos sistemas y usted y todos los


demás guardavidas deben conocerlos bien.
Señales con silbatos. Diferentes toques de silbatos pueden usarse como señales
diversas situaciones.
Un sistema común de mensajes es el que sigue:
Un toque corto, se usa para llamar la atención de los nadadores.
Dos silbatos cortos: se usan para llamar la atención de otros guardavidas.
Un toque largo: se usa para iniciar procedimiento de energía.

Señales con las manos. Los guardavidas suelen usar las señales con las manos
para comunicarse con los usuarios y otros guardavidas. Algunos ejemplos se ilustran en la
figura 3.3 estas señales frecuentemente van acompañadas de silbatos. Prolongue su señal
para cerciorarse que ha sido vista.

20
Figura 3.3

Se usa para dar dirección. Se usa inicialmente en los


Indica que el salvavidas necesita ayuda resbaladeros para indicar que
todavía no se lance a otra
persona.

Indican que las actividades


pueden volver a comenzar.
Se usa para indicar a otro
salvavidas que vigile el área
temporalmente.

SEÑALES COMUNES CON LAS MANOS.

Señales con equipos de rescate. Algunas señales pueden hacerse usando el tubo
o bolla de rescate (véase figura 3.4)el equipo de rescate sostenido verticalmente y movido
de un lado a otro significa que necesita ayuda. El equipo de rescate sostenido sobre la
cabeza significa que la situación está bajo control.

21
Emergencia seria. Situación baja control
Ya no se necesita ayuda.

Se necesita Se necesita
más ayuda. más ayuda.
Indica menos
Urgente.
urgencia que la
primera señal.

Banderas. En la mayoría de las piscinas no se usan banderas, pero se usan en


algunas áreas de playas y son comunes en toboganes y parques acuáticos. Enarbolar una
bandera roja significa peligro, o dejar de enviar nadadores por el tobogán. Una bandera
verde significa que todo está bien.

Radio. Los radios de intercomunicadores y de onda corta se usan más


frecuentemente en áreas grandes frente a un lago u océano donde es más difícil el área
visual. Estos radios son sólo para labor del guardavidas.

22
Sistema de verificación de la seguridad en la Natación en Grupos.

La mayoría de los campamentos y organizaciones juveniles usan uno o más


sistemas de verificación al hacer un conteo rápido de la gente. Estos sistemas mantienen
a los guardavidas enterados del número y ubicación de los nadadores en el agua; son
especialmente útiles en lagos y ríos donde la visibilidad es limitada. Cuando no se hace
bien se resta valor al sistema.
Cuatro de los sistemas más comunes de verificación de la seguridad son el sistema
de compañeros, el sistema de pase de lista, el sistema de gorra y el sistema de
comprobación de piscina. Cada uno es útil para un propósito diferente. Aun cuando la
administración decide cual sistema se ha de usar, tal vez le pidan su opinión. Y para que
cualquier sistema resulte, se debe informar a los nadadores como se va hacer. Es muy
probable que usted juegue un papel muy importante en este sistema educativo.
Sistema de compañeros. En el sistema de compañero a cada nadador se le asigna
un “compañero” de capacidad similar. Si hay un número impar de nadadores, un conjunto
de compañeros puede estar compuesto de tres personas. Se requiere que los compañeros
estén cerca uno del otro. Así, si uno tiene dificultades el otro puede dar la señal y pedir
ayuda.
A una señal determinada de antemano, diferente de toda otra señal que usa el
personal, los nadadores se juntan a su compañero: se detiene, se toma de la mano,
levantan las manos y se quedan quietos. Tal posición permite a los miembros del personal
contar los grupos y verificar el número de nadadores. Al sonar una segunda señal los
compañeros pueden soltarse de las manos y continuar sus actividades.
Es importante que usted pruebe este sistema frecuentemente de modo que los
compañeros permanezcan próximos entre sí. Si algún compañero se ha alejado
demasiado al dar usted la señal, adviertas a esa persona que si se vuelve a alejar de sus
compañeros tendrá que estar un tiempo fuera. Del agua. El hacer cumplir firmemente las
reglas del sistema, así como las otras reglas de la natación, hará que el sistema de
compañeros resulte para usted y su establecimiento.
El sistema de etiqueta o pase de lista. El sistema de etiqueta o pase de lista
funciona de la misma manera: se cuenta a los nadadores antes de que metan al agua, y
después de que el periodo de natación ha concluido. Con el sistema de etiqueta cada
persona recibe una etiqueta con su nombre..
Conforme se meten en el agua los nadadores colocan sus etiquetas en un tablero
apropiado y las retiran al salir del agua, siempre bajo el ojo vigilante de un guardavidas, u
otro miembro del personal de campamento. Una variante de este sistema usa etiquetas de
color, con un color diferente a cada lado..
Un color indica que el nadador está en el agua, el otro que está afuera. Al final de
cada periodo de natación el líder del grupo puede fácilmente verificar que todos los
nadadores han salido del agua. Si falta alguna etiqueta, entonces se empieza de inmediato
una búsqueda. Para bien de todos los nadadores, el líder del grupo debe hacer cumplir las
reglas que cada individuo es responsable de su propia etiqueta. Verificar las etiquetas de
sorpresa en una buena manera de verificar si están siguiendo las reglas y colocando las
etiquetas correctamente en el tablero conforme se mete al agua identifique a los nadadores

23
y compruebe que las etiquetas están en el lugar correcto. Si no, llame al nadador y háblele
de las reglas.
El sistema de pase de lista opera en el mismo principio de verificar la asistencia antes
y después de cada sección de natación, pero no se necesita ningún equipo o artículo. El
líder del grupo sencillamente pasa lista diciendo los nombres en voz alta antes de que las
persone se meta al agua. E inmediatamente cuando salga. Si alguien no responde se
empieza inmediatamente la búsqueda. Una desventaja del sistema de pase de lista es que
entre un pase de lista y otro un nadador puede meterse en peligro.
Sistema de gorras. El sistema de gorra permite al guardavidas, el personal y los
nadadores diferencian los diferentes niveles de pericia del nadador por el color de su gorra,
cinta de cabeza o pulsera. El sistema se puede usar junto con otros sistemas de verificar la
seguridad. El siguiente es un código de color que se usa mucho:
Los que no saben nadar usan rojo.
Los nadadores intermedios usan amarillo.
Los nadadores expertos usan azul o verde.
Los líderes y guardavidas usan blanco.

La ventaja de este sistema es que un guardavidas puede notar fácilmente un rojo o


un amarillo en un área reservada para nadadores avanzados, y actuar rápidamente para
que la persona vaya a un área segura.
Verificación en la piscina. Es muy usado el sistema de verificación en la piscina
está diseñado para periodos de más concurrencia cuando los guardavidas quieren
asegurarse de que pueden responder a todos los nadadores. A una señal específica se
piden a todos los nadadores que salgan del agua se dirijan al borde de la piscina. Este
sistema permite a los guardavidas verificar periódicamente que nadie se ha ido al fondo de
la piscina, y también sirve de descanso a los nadadores.
La verificación de la piscina puede ser un fastidio para los usuarios si se usa con
demasiada frecuencia. Sin embargo es necesario para la seguridad. Para hacer menos
objetables las verificaciones quizás deba acompañarla de anuncios a concurrentes,
consejos breves en cuanto a la natación, o al comienzo de actividades específicas.

Situaciones especiales en la vigilancia.


Sin duda alguna experimentará muchas situaciones diferentes en la vigilancia durante
el curso de su servicio. Algunas son más comunes que otras. Invierte algún tiempo
considerando cómo reaccionaría en cada una de las siguientes situaciones. Si es probable
que usted tenga que afrontar alguna de estas. , busque el entrenamiento adicional que
pueda necesitar:

24
Clases. Cuando se le ha pedido servir como guardavidas durante una clase, su papel
es simplemente ofrecer servicio de guardavidas. En cualquier clase vigile a cada nadador
como lo haría normalmente en los períodos de natación libre. Evalué la experiencia y la
soltura al nadar de cada uno, y válgase de esta información para saber a quién presta
atención. Mantengas a los miembros de la clase en grupo (el instructor debe ayudar. Ellos
necesitan escuchar las instrucciones y usted debe saber dónde están y si están practicando
los ejercicios de su clase.
Campamentos por un día y guarderías infantiles. En campamentos de un día y
guarderías infantiles a los niños se les deben tomar un examen de destreza y dividirlos en
grupos según su nivel de pericia para la actividad de natación. Si lo hacen, su trabajo será
un poco más fácil al saber que todos los nadadores tienen un grado de pericia similar. Si el
grupo no está dividido, puede ser una oportunidad perfecta para instituir uno de los sistemas
de verificación de seguridad que se acaba de describir. Seleccione el que le permita mejor
seguir el rastro de los nadadores. Trabajar junto con los muchachos es una excelente
oportunidad para enseñarles seguridad acuática.
Repase las reglas frecuentemente con los niños; la repetición les ayuda a entender y
comprender las reglas. El personal del campamento o guardería infantil puede ayudarle a
enseñar las reglas y a vigilar a los grupos. Vea que aprendan las reglas y conozcan el
sistema de emergencia de su local.
Haga que todos salgan del agua periódicamente. Mientras no haya nadie en la piscina,
revise el fondo de la misma. En una playa, lago o río, verifique con cuidado las asistencias.
Estas verificaciones “fuera del agua” son buenas oportunidades de enseñanzas y da a los
nadadores la oportunidad de descansar. Al trabajar con grupos pequeños de niños tal vez
usted encuentre útil estar en la plataforma cerca de ellos. Así estarás más cerca si alguno
se asusta o necesita ayuda en el agua, y usted estará suficientemente cerca para empezar
a enseñar las reglas a estos nadadores infantiles. Cerciórese, sin embargo, debe verificar
con el administrador de su establecimiento antes de cambiar independientemente su
posición basándose en el grupo que está usando su área.
Competencias. Las actividades más comunes de un guardavidas en una
competencia serán ayudar a los nadadores en apuros, controlar la gente, mantener la
seguridad, y responder a lesiones potenciales de la columna vertebral. Es importante que
usted establezca comunicación con el director de la competencia de modo que se pueda
manejar eficazmente cualquier incidente.
Aun cuando usted sienta que no hay probabilidad de que necesite meterse al agua o
para ayudar a un nadador durante una competencia, debe estar preparado. Debe llegar
vestido a la piscina como lo haría para su turno en una piscina repleta. Necesitará
igualmente tener su equipo a la mano en los lugares usuales. Si ocurre un incidente usted
querrá reaccionar eficiente y eficazmente. Este alerta y listo para responder.
Grupos que alquilan. Los grupos que alquilan un local para una fiesta necesitan
atención especial.
Algunos concurrentes pueden dar por sentado que se han aflojado las reglas debido
a que son los únicos que están utilizando el local.
La administración del local debe tener un acuerdo firmado con el grupo que alquila en
el que claramente establezcan las reglas y políticas y procedimientos para imponerlas. Se
debe hacer cumplir estas reglas de igual manera que en una sesión regular de natación.

25
Este al tanto de cualquier acuerdo especial que la administración pudiera haber
concentrado.
Cuando llega el grupo al local entérese de quien es el director. Esa persona será su
contacto en cualquier accidente que ocurra. Luego repase con el grupo las reglas.
Recuérdeles que las reglas son para protegerlos. Si el grupo no sigue las reglas se le pedirá
que abandonen el local y correrán el riesgo que en el futuro no se les permita usarlo de
nuevo.

Barreras del lenguaje. Usted tal vez tenga que enfrentar la situación en que un
nadador no habla su idioma. Como nuestra nación es cada vez más étnica diversa, hay
probabilidad de que otro guardavidas o persona presente pueda traducir. Aprenda a
conocer a los que lo rodean y pueden ayudar. Si no hay nadie que pueda traducir use
ademanes comunes para comunicarse.
Personas minusválidas Los minusválidos deben tener acceso a todo el local y recibir
igual oportunidad de usarlos. Es más, se les debe aplicar las mismas normas que se les
aplican a los demás usuarios. Las instalaciones acuáticas deben determinar cómo trabajar
con cada persona minusválida.
La minusvalidez se puede categorizar de diferentes maneras. Tal vez las divisiones
más comunes son:
Minusvalidez sensorial (ceguera, sordera),
Minusvalidez física,
Minusvalidez mental.
Las personas con minusvalidez sensorial se apoyan en sus sentidos buenos para
expresarse. Por ejemplo, las personas que no pueden ver se valen de los oídos, y los que
no pueden oír se valen de la vista. Practique dando instrucciones solo con las manos, sin
palabras. Luego use su voz sin ningún gesto. Si a su local concurren personas sordas tal
vez aprender a hablar en señas y tener a mano un tablero para escribir.
Nadar es una actividad terapéutica común para la minusvalidez física o de desarrollo.
Alguno de estos individuos puede tener dificultad para comunicarse o para moverse que
pudiera ponerlos en peligro. Para que puedan participar de las actividades acuáticas sin
peligro, usted tiene que aprender a afrontar las emergencias con minusválidos.
Las personas con minusvalidez física pueden carecer de suficiente flotación, fuerza
flexibilidad, atención adicional especialmente si está entrando en área que requieren su
mayor pericia.
Las personas con minusvalidez de desarrollo pueden tener excelente pericia física.
Su obligación hacia estos usuarios es ayudarles a entender y seguir las reglas del
establecimiento o local. Las personas con déficit en la comunicación pueden nadar y
comprender las reglas sin ningún problema. Pueden tener dificultad para entender lo que
usted está tratando de comunicarles, debido a su minusvalidez sensorial, o puede tener
dificultad para expresar sus preocupaciones.
De modo que ¿ Cómo puede usted servir eficazmente a estos casos? Primero este
alerta de la llegada de las personas minusválidas. Hable con ellas sobre el local y las
necesidades que tengan. La mayoría de los minusválidos están dispuestos a hablar del
caso si se les trata con compresión y profesionalismo. Vea que las personas con

26
minusvalidez de desarrollo o de comunicación comprendan las reglas y normas del local.
Trabaje con ellos y con sus compañeros para asegurarse que todos comprenden.
Si una persona le pregunta algo, trate de comprenderla y ofrézcale una respuesta que
pueda comprender.
Para ayudar a los minusválidos usted puede usar las mismas técnicas de rescate que
aprenderá en el capítulo 6. Pero sea flexible. Tal vez necesite inventiva. Si alguien no tiene
brazo derecho, tendrá que realizar el rescate tomándolo del brazo izquierdo. O sea puede
ser que un nadador no puede ver el equipo que usted le está extendiendo. ¿Qué hacer para
que lo agarre? Una vez que usted sepa la incapacidad específica de un usuario, piense en
cómo ayudarlo si tiene que hacerlo. Planee de antemano, y use cualquier cosa que le dé
resultado.-

Preguntas de repaso.

1. Describa un estilo de vida saludable.


2. Haga una lista de equipo que un guardavidas bien equipado debe tener en su sitio
de trabajo.
3. ¿Por qué es importante usar protección contra el sol?
4. Haga una lista de los deberes del guardavidas que deben convertirse en hábitos.
5. ¿Qué debe hacer usted si se sospecha que sé a ultrajado o molestado a un niño
sexualmente?
6. Mencione los cuatro pasos para tomar buenas decisiones.
7. Defina las partes del sistema P-1-2 y dé un ejemplo de cada parte.
8. ¿Cuál es la diferencia de la vigilancia de toda el área y la vigilancia por zonas?
Mencione dos ventajas y dos desventajas de cada sistema.
9. Mencione y defina las cuatro técnicas para la vigilancia acuática.
10. Describa un sistema típico de rotación.
11. ¿Por qué es importante la rotación?
12. Mencione las ventajas y desventajas de los pedestales o sillas elevadas y de los
guardavidas ambulantes.
13. ¿Cuáles son los cinco sistema de comunicación Guardavidas
14. Mencione dos señales que usted puede usar con su tubo de rescate para
comunicarse con otros guardavidas.
15. Mencione y describa cuatro sistemas de verificación de seguridad de natación para
grupos.

27
16. Describa como usted de forma diferente en una clase, un campamento de un día, y
durante una competencia de natación.
17. ¿Cuáles alternativas tiene para comunicarse con alguien que tiene una minusvalidez
de comunicación?
18. Describa brevemente como manejaría usted la vigilancia acuática cuando está
nadando una persona minusválida.

28
CAPITULO 2
Reglas y Regulaciones.

Para prevenir bien los accidentes acuáticos usted tiene que conocer bien el
código de natación de su estado o municipio, su local o establecimiento, y los
peligros que existen en su establecimiento. También necesita establecer reglas que
reduzcan al mínimo estos peligros, y siempre exigir que se cumplan.
En este capítulo usted aprenderá:
• Como establecer y dar a conocer las reglas en su establecimiento,
• Reglas comunes para establecimientos de alto riesgo, y
• Como hacer que las reglas se cumplan.

29
Como establecer y dar a conocer las reglas.
En la mayoría de los establecimientos la administración trata de mantener al mínimo
las reglas para los usuarios, a fin de mantener la atmósfera lo más agradable posible.
Cuando sé hall necesario fijar reglas adicionales, la administración debe tener en mente
tanto la seguridad como la diversión de los usuarios. Cualquier regla debe ser específica,
realista y comprensible.
Una vez que las reglas sean establecidas debe vigilar que los usuarios la
cumplan.

El primer paso para imponer las reglas es darlas a conocer. La manera más lógica de
informar a los usuarios del establecimiento sobre las reglas es colocarlas en un tablero
público en el área de natación. Las cercas, los pedestales de guardavidas y los trampolines
son lugares apropiados para colocar letreros. Se pueden entregar copias de las reglas junto
con los pases para la piscina y tal vez publicarlas en cualquier carta circular.

Reglas comunes para establecimientos de altos riesgos.


Ciertas áreas de cualquier medio ambiente acuático pueden ser más peligrosas que
otras. Los guardavidas deben vigilar celosamente las áreas donde ocurren los accidentes
con más frecuencia (véase la figura 4. En la siguiente sección se describe cada área de
peligro potencial, junto con algunas reglas sugeridas para evitar peligros.
Entrada.

El deseo de meterse al agua lo más pronto posible a menudo lleva a los usuarios a
correr a la entrada de la piscina. Una superficie mojada o resbalosa presenta un alto riesgo,
y una persona fácilmente puede chocar contra otra. Deberá prohibirse echar carreras de
distancia desde el borde de la piscina.
Reglas sugeridas:
CAMINE
NO CORRA

Enlosado o plataforma.
Las carreras y los juegos bruscos son las preocupaciones primordiales en el enlosado
o plataforma de la piscina. Muchas caídas son el resultado de personas que corren y se
resbalan o chocan contra otras. Los que no están nadando también pueden ir a dar al agua
empujados por personas que corren en el enlosado. El juego brusco amistoso sube de tono
y lleva a los participantes o espectadores a caer al suelo o al agua. Este comportamiento
va en detrimento de la diversión de otros.

30
Reglas sugeridas:

SE PROHÍBE EMPUJAR A OTROS Y LOS JUEGOS BRUSCOS.

Personas que toman el sol en el enlosado

Las personas que toman el sol al borde de la piscina pueden causar que los nadadores
que procuran evitarlo tropiecen o caigan. Generalmente las personas que toman el sol
deben hacerlo a no menos de dos metros del borde de la piscina, para conceder suficiente
espacio para que los nadadores se metan y salgan al agua.
Una cinta o marca de seguridad de cinco a diez centímetros alrededor del perímetro
de la piscina puede ayudar a los usuarios a observar esta regla. Los artículos que se pueden
romper o de metal no se deben permitir en el área del enlosado. No se permiten pelotas o
juguetes en esta área, cualquier persona descalza con los pies mojados pueden resbalarse.
También deberá prohibirse radios enchufados a la corriente eléctrica cerca de la piscina
porque puede causar shock eléctrico dentro del agua.

Reglas sugeridas:
LAS SILLAS PARA BAÑOS DE SOL DEBEN ESTAR A POR LO
MENOS DE 2 METROS DEL BORDE DE LA PISCINA.

Figura 4.1 Áreas de alto riesgo en una piscina.

31
Entrada

32
Escalerillas
Las escalerillas deben usarse solamente para entrar y salir de la piscina, porque los
otros usos pueden representar un peligro. Las personas que se sientan en las escalerillas
para conversar impiden el acceso a otros nadadores. Otros peligros incluyen a los
nadadores que usan las escalerillas para impulsarse debajo del agua y luego salir a la
superficie, arriesgándose a trabarse en algún escalón, soltarse de la escalerilla o que
alguien lo pise. Las escalerillas resbalosas son peligrosas cuando los nadadores se
columpian en ellas o tratan de salir desde ellas si los nadadores nadan entre las escalerillas
y la pared de la piscina, se arriesgan a quedarse trabados, bien en la superficie del agua o
debajo de ella.
Reglas sugeridas
USE LAS ESCALERILLAS SOLO PARA ENTRAR Y SALIR DEL
AGUA.
SOLO UNA PERSONA EN LA ESCALERILLA A LA VEZ.

Aliviadero
Los aliviaderos o canales de rebosamiento presentan varios peligros potenciales. Las
personas que no saben nadar pueden usar los canales de rebosamiento para avanzar al
agua poco profunda al otro lado. El peligro puede seguir cuando empujan fuera de la pared
a la persona que no sabe nadar o cuando esta intenta salir del agua y se atora por la rodilla
o el codo en el aliviadero. Si usted observa a alguna persona avanzando sujeta al aliviadero,
hágale salir del agua por la escalerilla más cercana y regresar al área de agua poco
profunda.
Prohíba a los usuarios a que se pongan de pie en los aliviaderos o que se trepen por
ellos. Los brazos, manos, piernas y pies pueden atorarse en el canal y causar una lesión,
particularmente si el usuario pierde el equilibrio.
A los niños pequeños les encanta también saltar al agua y darse la vuelta para
aferrarse al aliviadero buscando apoyo. Una vuelta mal sincronizada puede resultar en
mentones heridos, de modo que detenga esa actividad inmediatamente.
Reglas sugeridas.
LAS PERSONAS QUE NO SABEN NADAR DEBEN PERMANECER
EN AGUA POCOS PROFUNDAS.
SALGA DEL AGUA POR LA ESCALERILLA.
SALTE AL AGUA ALEJÁNDOSE LO MÁS POSIBLE DEL
ALIVIADERO

33
Cuerdas de demarcación.
Las cuerdas de demarcación señalan el punto de diferencia entre el agua poco
profunda y el agua profunda. El principal peligro que se debe prevenir que corren los ni los
o nadadores débiles que se impulsan al agua profunda asiéndose a la cuerda de
demarcación. Si los empujan o pierden la cuerda pueden verse con el agua sobre sus
cabezas con el consiguiente peligro. Los nadadores no deben sentarse ni colgarse de las
cuerdas de demarcación; para una persona que no sabe nadar y que se ve en apuros es
más difícil hallar una cuerda que está sumergida por el peso de una persona que conversa
al descuido. Mantenga las cuerdas de demarcación estiradas lo suficiente para que sean
más visibles y sostengan a los nadadores que se dejan ganar por el pánico.
Reglas sugeridas.
LAS PERSONAS QUE NO SABEN NADAR DEBEN PERMANECER
EN AGUAS POCO PROFUNDAS.
SUELTEN LAS CUERDAS DE DEMARCACIÓN.
USE LAS CUERDAS DE DEMARCACIÓN SOLO COMO APOYO
PERSONAL.
El Agua
Cualquier área de agua es potencialmente peligrosa si los nadadores no tienen
cuidado. Los artefactos de flotación como tubos neumáticos y juguetes de plásticos pueden
ser peligrosos si una persona que no sabe nadar lo usa para flotar al agua profunda, o si el
artefacto se desinfla y deja en peligro a la persona que lo estaba usando. Si alguien trata
de salirse de algún artefacto de flotación puede estar en dificultades. Estos auxiliares para
la natación son incluso más peligrosos en días de mucha concurrencia, cuando los
nadadores pueden chocar accidentalmente contra ellos causando que el usuario se caiga
y se desprenda de su artefacto de flotación. También obstruyen la vista del guardavidas
respecto al fondo de la piscina.
Muchos padres adquieren ayuda de flotación para sus hijos y tal vez reciban un falso
sentido de seguridad por ello. Los, padres deben supervisar en todo momento a sus hijos,
sea que estos estén usando auxiliares de flotación o no. Pero tenga presente que la
vigilancia paternal no significa que usted puede dejar de vigilar a esos niños pequeños.
Reglas sugeridas.
SOLO SE PERMITEN APF APROBADOS.
LOS PADRES (O ADULTOS) DEBEN SUPERVISAR A SUS HIJOS
EN TODO MOMENTO.
Una segunda preocupación en cualquier establecimiento acuático son los usuarios
que se meten en un agua cuya profundidad le es peligrosa. Por ejemplo, la persona que no
sabe nadar y se mete al agua por una escalerilla sin saber que está metiéndose en agua
profunda, o el experto nadador que se zambulle verticalmente en el extremo de poca
profundidad de la piscina. Usted puede reducir la probabilidad de que alguien salte al agua
sin saber la profundidad haciendo que los usuarios noten los marcadores de la profundidad
del agua.

34
De haber marcadores de profundidad en todo lado de la piscina y el enlosado que la
rodea. En algunas piscinas una línea de contorno muestra a todos los nadadores
exactamente toda la profundidad del agua en relación a su estatura. La línea de profundidad
generalmente pintada en una cerca o pared provee un perfil en la profundidad de la piscina.
Los usuarios pueden colocarse de pie junto a la línea de contorno y determinar el punto en
el agua en el cual puede meterse en el agua con seguridad.

Agua poco profunda.


Los peligros primordiales en aguas poco profundas son los saltos y las zambullidas.
Incluso un nadador experimentado puede darse contra el fondo, lesionándose los dedos,
manos, cabeza, cuello o espalda. La profundidad del agua debe estar marcada a intervalos
regulares, así como cuando la profundidad del agua o el contorno de la piscina cambian, a
fin de alertar a los usuarios de las condiciones. No se debe saltar al agua desde los propios
pies de uno en menos de tres metros. Echar a alguien al agua es una actividad común para
los niños y adultos juguetones. El nadador desprevenido puede asustarse y tragar agua o
lastimarse al darse contra la pared o fondo de la piscina.

Reglas sugeridas:
SOLO SE PERMITEN ZAMBULLIDAS EN LAS ÁREAS
DESIGNADAS.
SE PROHÍBE EMPUJAR A ALGUIEN AL AGUA Y LOS JUEGOS
BRUSCOS.

Agua profunda.
Las principales personas que corren peligro en aguas profundas son las que no saben
nadar y las que nadan bajo el agua. Se ve personas que no saben nadar aferrándose al
aliviadero, al borde del enlosado o trampolín. Se les puede ver antes de que entren al agua
con una expresión de preocupación y generalmente tienen los brazos encogidos como
abrazándose a sí mismos. Evite que los que no saben nadar se metan en aguas profundas.
Los usuarios deben demostrar que saben nadar antes de que se les permita entrar al agua
profunda.
Los que nadan zambullidos corren el riesgo de que alguien les caiga encima, con la
posibilidad de sufrir lesiones en la espalda, otro problema común para los que nadan por
debajo de las superficies perder el sentido debido a la hiperventilación. Usualmente aspiran
varias veces antes de cruzar la piscina sumergidos. Esto reduce la cantidad de dióxido de
carbono en la sangre, y debido a que el dióxido de carbono le dice al cerebro cuando
respirar, la reducción interviene en el proceso de la respiración. En efecto las personas
pueden perder el sentido, y posiblemente ahogarse, debido a que no respira cuando es
necesario. Si usted nota que una persona está aspirando varias veces antes de nadar, use
el procedimiento P-1-2 y háblele sobre los peligros de la hiperventilación.
Las mascarillas, aletas, y tubos para respirar reducen a los nadadores sin mayor
pericia a meterse al agua profunda, dándole una seguridad falsa. Mantenga un ojo alerta
en cualquiera que esté usando tal equipo (sí su establecimiento permite usarlo. Las gafas,

35
aun cuando sean seguras en agua de metro y medio de profundidad, no se debe usar en
profundidades mayores. La presión en los ojos puede causar molestias y lesionarlos.
Reglas de seguridad:
LAS PERSONAS QUE NO SABEN NADAR DEBEN PERMANECER
EN AGUAS POCOS PROFUNDAS.
SE PROHÍBE NADAR DISTANCIAS BAJO EL AGUA

Pedestales y plataformas de lanzamiento.


Los pedestales y plataformas de lanzamiento presentan un peligro significativo,
especialmente para el nadador sin experiencia. No se debe permitir que nadie se lance de
un pedestal o plataforma de lanzamiento excepto en una competencia. Su administración
debe verificar los códigos locales y gubernamentales sobre las normas para colocación de
los pedestales y profundidad del agua que se requiere. También necesita verificar con su
compañía de seguros respecto a las regulaciones exigidas. Se recomienda que se pongan
los pedestales de lanzamiento en el lado profundo de la piscina, y que el agua tenga una
profundidad no menor de un metro y medio.
Si los pedestales y plataformas de lanzamiento no pueden quitase durante la natación
de recreación, la YMCA sugiere que se le cubran y que se coloquen sobre ellos letreros
de advertencia para impedir que los usuarios lo usen.

Reglas sugeridas:
PROHIBIDO SENTARSE, JUGAR, SALTAR O ZAMBULLIRSE
DESDE LOS PEDESTALES Y PLATAFORMAS DE LANZAMIENTO.
LOS PEDESTALES DE LANZAMIENTO SON ÚNICAMENTE PARA
COMPETENCIAS DE NATACIÓN.
Pedestales y Sillas de Guardavidas.
Los pedestales o sillas de los guardavidas presentan un peligro debido a que atraen
a los nadadores más jóvenes, que con frecuencia se reúnen al pie del pedestal,
potencialmente estorbando la vista del guardavidas. Asegúrese de vigilar el agua debajo y
alrededor de los pedestales que están al alcance de su vista. Los usuarios de más edad
pueden disfrutar de las conversaciones con los guardavidas. Mantenga sus conversaciones
breves y continúe vigilando su área.
Las boyas y otros artefactos de seguridad pueden ser tan atractivos como
peligrosos. Una boya circular, como cualquier otro artefacto de flotación, puede ser
peligroso como auxiliar de flotación de una persona temeraria que no sabe nadar. Tal
equipo solo le puede usar el personal entrenado.

36
Reglas sugeridas:
PROHIBIDO CORRER Y EL JUEGO BRUSCO.
TODO NIÑO QUE NO SABE NADAR DEBE ESTAR
ACOMPAÑADO POR UN ADULTO.
PROHIBIDO NADAR O ZAMBULLIRSE

Toboganes e Hidrotubos:
Los toboganes y otras atracciones de deslizamiento de diferentes tamaños y formas
se han convertido en toda una industria del entretenimiento acuático las hay mas pequeñas
en áreas de piscinas y los grandes Parques Acuáticos, esta también se han convertido en
áreas de alto riesgo.
Piscinas con toboganes requieren por lo menos un (1) guardavidas para que atienda
solamente esa área además de otro que atenderá el resto de las áreas de la piscina.
Es obligatorio solo entrar de pies por adelante a cualquier atracción de tobogán o
deslizadores acuáticos en posición sentado, para prevenir riesgos y heridas en la cabeza y
cuello. Debe verificar que cada uno de los usuarios al deslizarse llegue al agua y salga de
ella de manera segura, suba a la plataforma antes de despachar al siguiente usuario.
Insista en chequear que el área del fondo de la piscina a donde llegan los usuarios
que se deslizan, este libre de cualquier de cualquier nadador que este buceando en esa
zona, vea bien la lámina de agua y verifique que esté libre de nadadores para evitar
cualquier accidente. También debe estar pendiente si las superficies de los toboganes están
expuestos al sol se calientan y pueden ocasionar quemaduras en días muy cálidos, todos
los toboganes deben tener el sistema de rociado de agua para enfriar y ayudar al
deslizamiento.

Reglas y sugeridas:
NO NADAR EN EL AREA DEL TOBOGAN
SALGA DEL AREA DEL FONDO DE LA PISCINA DEBAJO
DEL TOBOGAN
USE SOLO LA ESCALERILLA PARA SUBIR AL TOBOGAN
SOLO SE PERMITE UNA PERSONA EN LA ESCALERILLA
A LA VEZ
SOLO SE PERMITE UNA PERSONA A LA VEZ EN EL
TOBOGAN
SOLO SE PUEDE LANZAR CON LOS PIES POR DELANTE
Y SENTADO.

37
Tinas de agua caliente o Jacuzzis:
Las tinas de agua caliente son una adición relativamente nueva en los
establecimientos acuáticos. Si su establecimiento tiene una, usted necesita aprender los
códigos vigentes en cuanto a esas tinas, y añadir esa área a su lista de zona de peligro.
Los peligros más comunes en el área de tinas de agua caliente son ahogarse, caer al agua
y electrocutarse. Las caídas y ahogamiento con frecuencia se atribuyen a condiciones
médicas o al uso del alcohol en el área de la tina. Las electrocuciones resultan del uso de
artefactos eléctricos en el área de la tina.
Cuando alguien que está muy acalorado debido al ejercicio vigoroso o después de
usar una sauna se mete en una tina de agua caliente, el peligro de afecciones relativas al
calor se aumenta gradualmente. Un enfriamiento apropiado es necesario después de hacer
ejercicio y antes de meterse en la tina de agua caliente, y no se debe permitir el ejercicio
vigoroso en la tina.
Las tinas de agua caliente atraen incluso a personas que deberían mantenerse lejos
de ellas. Procure exhibir prominentemente las reglas para la tina de agua caliente y hacerla
cumplir rígidamente.
Reglas sugeridas:
NO USE LA TINA DE AGUA CALIENTE SI ESTÁ USTED
SOLO.
NO SE RECOMIENDA EL USO DE LA TINA DE AGUA
CALIENTE INMEDIATAMENTE DESPUÉS DE UNA
ACTIVIDAD FÍSICA INTENSA NI DESPUÉS DE HABER
USADO SAUNA.
PROHIBIDO HACER EJERCICIO CALISTÉNICOS EN LA
TINA.
ENTRE Y SALGA DE LA TINA LENTA Y
CAUTELOSAMENTE.
LAS MUJERES EMBARAZADAS, LOS USUARIOS CON
PROBLEMAS CARDIOVASCULARES Y PULMONARES, Y
LOS NIÑOS MENORES DE CINCO AÑOS DEBEN EVITAR LA
TINA DE AGUA CALIENTE.
LOS NIÑOS MAYORES DEBEN ESTAR ACOMPAÑADOS Y
SUPERVISADOS POR UN ADULTO RESPONSABLE.
LIMITE DE USO DE TINA: 10 MINUTOS.
PROHIBIDO SALTAR O ZAMBULLIRSE.
PROHIBIDO TRATAR DE NADAR BAJO EL AGUA.
PROHIBIDO COMER O BEBER EN EL ÁREA DE LA TINA.

38
PROHIBIDO EL USO DE LOCIONES, ACEITES Y
BRONCEADORES.

Situaciones especiales.
Aun cuando cada establecimiento tiene reglas de conductas, algunos usuarios tratan
inevitablemente de poner a prueba las reglas. Como empleado de un establecimiento de
recreación, usted tiene la responsabilidad de evitar que los usuarios no pongan en peligro
a otros. Esta sección está diseñada para ayudar a manejar esas situaciones. Su
administración también puede poner visible en la oficina da la piscina los números de
teléfonos necesarios en caso de que usted necesite ayuda adicional.

Disturbios. Los disturbios que ocurren en un establecimiento acuático deben


manejarse con mucho cuidado. Es mejor referirlos al administrador o supervisor. Si es
necesario, pida ayuda a las autoridades. Los disturbios que se originan fuera de su
jurisdicción, pero que afectan a los usuarios de su establecimiento se los debe referir
inmediatamente a las autoridades respectivas. Llene un formulario de informes de
incidentes de cualquier disturbio.

Robo. La administración de su establecimiento probablemente colocará letreros muy


visibles respecto a su responsabilidad cuando un cliente pierde algo. Sin embargo, usted
debe estar alerta a cualquier robo. Si le informan de cualquier incidente, notifique a su
supervisor para que pueda ponerse en contacto con las autoridades respectivas.

No acuse nadie de robo. Presente su evidencia a las autoridades y deje que estas
formulen cualquier acusación. A usted podrían acusarlo de falsa testimonio, si actúa
precipitadamente y no tiene prueba de su aseveración. No deje de llenar el formulario
debido ni debe obtener declaraciones de cualquier testigo antes de que dejen la escena.

Actividad sexual. No permita actividades sexuales impropias en su establecimiento.


Diplomáticamente controle estas situaciones desde el mismo comienzo de la temporada de
natación.

Indecencia. Exhibirse inadecuadamente en un lugar público es un delito en la mayoría


de los lugares. Si alguien se exhibe indecentemente sugiera que la persona se cubra de
inmediato. Si no le hacen caso o si la conducta se repite, póngase en contacto con la
administración o la policía.

Desacato a la autoridad del guardavidas. Trabajar en un establecimiento que sus


amigos frecuentan puede ponerlos a usted y a ellos en una situación incómoda. Usted está
obligado a hacer cumplir las reglas del establecimiento, independientemente quien las viole.
Puede ayudarle explicar eso a sus amigos si eso a sus amigos si está causando problemas.
Cualquiera que desacate a la autoridad del guardavidas está creando un riesgo, y
usted no debe permitir que los usuarios no le hagan caso. Llame al supervisor o al

39
administrador mediante una señal conveniente de antemano, tal como un puño apretado y
levantado, para que le ayuden en tales casos. El desacato repetido es suficiente causa para
prohibir a los ofensores el uso del establecimiento. Si es necesario póngase en contacto
con las autoridades locales para que obliguen a los problemáticos a abandonar el
establecimiento.
Uso de sustancias químicas.
Las personas que están consumiendo las sustancias como el alcohol u otras drogas
no deben estar en el área acuática ni en sus alrededores; su falta de juicio y su incapacidad
física pueden fácilmente ponerlos en peligro a ellos y a otros usuarios. Esté alerta a señales
o patrones de conducta características al uso y abuso de sustancias químicas:
Cansancio desusado.
Hedor de alcohol, tabaco y otras drogas.
obvio de las palabras. Falta de equilibrio y coordinación
Alejamiento desusado del grupo cambios desusados de talantes y actitud.
Inexplicables faltas de interés en actividades normales.
Frivolidad desusada.
Preocupación por la ropa, emblemas y otros artículos relacionados con las
drogas.
Farfuleo

Uso público de alcohol, tabaco u otras drogas.


Si usted sospecha que algún usuario en su área de trabajo está bajo la influencia del
alcohol o de las drogas, vigílelo con mucho cuidado y pida que el administrador o supervisor
se una a usted en la tarea. Si el supervisor concuerda que el usuario está actuando
sospechosamente. Debe pedir al usuario que abandone el local. Anime al usuario de que
se busque a alguien que lo lleve a su casa y que no conduzca su vehículo, si es del caso.
Su supervisor puede autorizar que se llame un taxi o que se le proporcione algún tipo de
transportación. Si la persona no quiere salir, llame a la policía. Una vez que la persona se
ha ido, llene el debido informe de incidente. El supervisor o administrador tal vez quiera
informar a los padres de los adolescentes en problemas.

Preocupación por usuarios más jóvenes:


Si usted cree ver en los niños señales de ultraje o descuido infantil, o de uso de
drogas, notifique a su supervisor o a la persona apropiada en la administración, y explique
lo que ha observado. Esa persona puede ponerse en contacto con los padres del niño y dar
cualquier paso que considere apropiado y necesario, incluyendo referir el caso a la
emergencia y servicio correspondientes. (Véase en el apéndice A las “pautas
recomendadas a la YMCA para la identificación y prevención del ultraje infantil”=

40
Problemas particulares de su establecimiento.
Aun cuando la sección que usted acaba de leer puede ofrecerle alguna base para
tomar sus discusiones, cada local tiene sus propias dificultades en particular y sus propias
reglas. Y hasta cierto grado los guardavidas deben tomar sus propias decisiones respecto
a lo que constituye una situación potencialmente peligrosa. Estudie la conformación física
de su establecimiento y las reglas que se han establecido para su uso. Si usted ve área de
problemas potenciales, llévelas a la atención de la administración. Luego ayude en el
proceso creativo establecer reglas que preserven la seguridad y diversión en el
establecimiento.
Cómo hacer para que las reglas se cumplan.
Siempre es difícil lograr que las reglas se cumplan. A nadie le gusta hacerla de perro
vigilante, y a nadie le gusta que lo corrijan. Pero usted debe hacer que las reglas se cumplan
para cumplir con sus responsabilidades de proporcionar un ambiente seguro en el que los
usuarios puedan disfrutar de las experiencias acuáticas. La disciplina es necesaria cuando
el comportamiento de alguien:
Podría resultar en lesión para sí mismo u otros.
Podría resultar en daño a la propiedad, o
Infringe la comodidad y diversión de otros en el área.
Unas pocas pautas le ayudarán a hacer que se cumplan las reglas de su local.
Sepa todas las reglas y los procedimientos para hacer que se cumplan.
Use un toque breve de su silbato para conseguir la atención de los usuarios.
Sea uniforme: imponga las mismas reglas de la misma manera a todo el mundo. No
haga excepciones con los amigos, colegas o adultos. También imponga la misma regla de
la misma manera todos los días.
Reaccione inmediatamente. Haga sonar el silbato tan pronto como se detecte que sé
a violado una regla. El usuario sabrá que comportamiento usted ha notado.
Sea específico si hay alguna duda de que tal conducta sea prohibida, sea específico
al describir su preocupación. Por ejemplo, usted podría decir”: Té vi. Corriendo por el
enlosado. Como sabes, eso está contra las reglas porque podría chocar contra otra persona
y hacerla caer”, usted ha señalado un comportamiento incorrecto y ha señalado él porque
no lo debe hacer.
Sugiera un comportamiento alterno si puede. Puede animar al que corría por el
enlosado que reúna a un grupo valla a un terreno con hierbas, donde hay amplio espacio
para tales actividades.
Al seguir esta pausa usted debe poder ganarse el respeto y la cooperación de los que
van a nadar a su establecimiento. Y cada vez que usted hace que se cumplan las reglas,
gana experiencia de cómo lidiar bien con esta gente.
Su responsabilidad principal es vigilar su área. La imposición de las reglas es parte
de sus deberes usted nunca debe dejar de vigilar el agua. Si la discusión en cuanto al
incumplimiento de una reglase prolonga más de lo necesario o se está distrayendo, haga
una señal pidiendo ayuda.

41
Pregunta de repaso.

1. ¿Por qué son necesarias las reglas en un local?

2. ¿Cómo se pueden comunicar las reglas a los usuarios?

3. Haga una lista de los lugares de alto riesgos en la piscina.

4. ¿Cuáles son los peligros en aguas profundas?

5. ¿Cómo se pueden reducir al mínimo los peligros relacionados con los pedestales de

lanzamientos?

6. Mencione cinco de las reglas para el área de saltos y zambullidas.

7. ¿Qué debe hacer cuando alguien desacata su autoridad de guardavidas?

8. ¿Cuáles son los tres tipos de situaciones generales que requieren acción

disciplinaria?

9. Mencione seis pautas para lograr que se cumplan las reglas.

42
CAPITULO 3
Reconocimiento de posibles Víctimas

Una parte principal del trabajo de unos guardavidas es prevenir accidentes o


incidentes. Para hacerlo bien usted debe saber quién es potencialmente una víctima y darse
cuenta cuando está en apuros.
Es también cierto que, además de sus mejores esfuerzos por detener los problemas
antes que empiecen, algunas veces se verán abocados a una situación en la cual un usuario
corre seriamente el riesgo de ahogarse. Para tales situaciones es importante que usted
comprenda que es el ahogamiento y como ocurre.
En este capítulo aprenderá.
• Como reconocer las posibles víctimas y a las víctimas, y
• Ahogamiento, Fases del ahogamiento, Tratamiento.

43
Reconocimiento de posibles víctimas.
El primer paso para ejecutar un rescate eficaz es detectar la necesidad de acción.
Como profesional diestro usted puede reducir la ansiedad de la identificación al aprender
a detectar las víctimas en potencia, y al analizar las alternativas antes de que ocurran los
accidentes en potencia. Al hacer esto puede determinar cuál alternativa es mejor para
usted. Identificar temprano a las posibles víctimas es la clave para ser un buen guardavidas.
Tipos de víctimas.
En su servicio como guardavidas probablemente verá varios tipos de posibles
víctimas. Las víctimas en potencia vienen en todas formas y tamaños, pero hay unos pocos
grupos a los que usted debe vigilar con mucha atención:
• Personas de edades extremas: las de muy poca edad y las muy ancianas.
• Personas de peso extremo: con mucho sobrepeso o muy delgada.
• Personas pálidas: su palidez puede denotar falta de experiencia en las
actividades acuáticas al aire libre.
• Padres que tienen niños en brazos. Su destreza tal vez no sea como para
sostenerse a sí mismo y al niño.
• Individuos inestables o intoxicados. Sus movimientos y patrones de conducta
pueden estar entorpecidos.
• Personas que usan artefacto de flotación. El uso de los tales puede dar una
señal de falta de propia en el agua.
• Limitaciones físicas: la incapacidad y las limitaciones pueden indicar una
limitada capacidad para maniobrar en el agua y en sus alrededores.
• Vestidos o equipos inapropiados; pueden indicar que no conocen bien la
situación.
Señales de problemas.
Debido a que pueda ser necesario que en cualquier momento tenga que tomar una
decisión respecto a cómo enfrentar una emergencia acuática, aprenda a detectar las
señales de problemas. Observen a los bañistas antes de que se metan al agua, en busca
de evidencia de su capacidad. Una vez que los bañistas están activos, otras señales pueden
ayudarle a detectar víctimas en potencia. Hay dos tipos de víctimas: los que están en apuros
(bañistas cansados) y los que estañen apuros (bañistas cansados) y los que están
ahogándose (usualmente personas que no saben nadar.
Señales tempranas de advertencia. Los nadadores con más probabilidad pueden
convertirse en víctimas con frecuencia exhiben una variedad de señales:
 Brazadas débiles; la cabeza generalmente bajo el agua, muy poca
recuperación de brazo, o las patadas débiles demuestran falta de destreza.
 Cabello sobre los ojos, los nadadores pueden concentrarse demasiado en
mantener la cabeza fuera del agua, para retirar el cabello de sobre los ojos.
 Ojos con miradas vidriosa, vacía, ansiosa; es la expresión facial que precede
al agotamiento.

44
 Dos cabezas juntas; posible doble ahogamiento.
 Señales con la mano; señal de que necesita ayuda.
 Nadadores que nadan hacia alguna roca o muelle; pueden verse atrapados
por una corriente.
 Comportamiento errático; cualquier actividad fuera de lo ordinario.
 Aferrarse a objetos buscando seguridad, nadadores demasiado cansados
para nadar hasta sitio seguro.
 Neutral a la flotación negativa; quiere decir que le queda poco aire en los
pulmones; la persona puede hundirse en segundos.
 Incapacidad de responder verbalmente; puede indicar que la persona está
luchando por mantenerse a flote o que ha tragado agua.
 Para un guardavidas es crucial poder reconocer a las víctimas en potencia;
sin embargo no toda persona que exhibe uno o más de estos síntomas ha
sufrido un accidente. Tomar una posición muy extrema podría conducir a
tensión innecesaria y a alguna situación bochornosa si hay una relación
exagerada. Permanezca tranquilo; manténgase alerta, pero deje que su
sentido común mantenga su responsabilidad en perspectiva.
Bañista en apuros. Un nadador que se mete en apuros generalmente es una persona
cansada que no puede nadar hasta un lugar seguro. Las características de verse en apuros
incluyen:
• Agitar los brazos.
• Pedir ayuda a gritos, y
• Patalear para mantenerse en posición vertical.
Un nadador en apuros puede contribuir a su rescate si sigue instrucciones, se aferra
al equipo de rescate que se le extiende, se mantiene a flote y pataleando.

Víctimas de ahogamiento. Los que no saben nadar y los que no saben nadar son las
víctimas más comunes de ahogamiento (en la siguiente sección aprenderá más a los
respecto a los aspectos físicos del ahogamiento. A diferencia de los bañistas en apuros, no
puede pedir ayuda. Usualmente están agotando la energía que les queda tratando de
mantener la cabeza sobre el agua y respirar. Las características incluyen:
Incapacidad de pedir ayuda,
Cabeza hacia atrás y cuerpo hundido en el agua,
Brazos alternadamente hacia los lados y por sobre la cabeza, conforme el cuerpo
sale a flote y vuelve a hundirse,
Poco o ningún pataleo, y
Posición vertical de frente a la fuente más próxima de auxilio.
Es más difícil distinguir las víctimas de ahogamiento que los que están en apuros
porque no pueden llamar la atención. Pero es crítico identificar rápidamente a quien se está

45
ahogando; en apenas veinte segundos se deslizan por debajo de la superficie. Esta
situación requiere acción inmediata.

La víctima es incapaz de ayudar a su rescate.


Las víctimas de ahogamiento pueden ser activas o pasivas. Una víctima pasiva está
inconsciente y no hace ningún movimiento. A tales víctimas usualmente se les halla con la
cara hacia abajo o sumergida en el agua. Una víctima activa que se agita violentamente y
sin mayor comunicación, o muestra señales de pánico o miedo, es más difícil de rescatar
debido al riesgo para uno mismo. Es importante saber que las víctimas activas pueden
convertirse fácilmente en víctimas pasivas.

Concepto de Ahogamiento
Boletín de la Organización Mundial de la Salud 2005
Se considera Ahogamiento el hecho de sufrir dificultades respiratorias como consecuencia
de la sumersión o inmersión en un líquido” .Los resultados del ahogamiento deberían
clasificarse como muerte, morbilidad o ausencia de morbilidad.
Quedan sin efecto los términos seco, activo, pasivo, silencioso, y secundario para calificar
los ahogamientos. Se ha elaborado esta definición sencilla, integral e internacionalmente
aceptada.
Existen dos tipos de ahogamientos completamente distintos:
• 1ER TIPO DE AHOGAMIENTO: POR “INMERSIÓN”
En este caso la persona se mantiene a flote en el agua y la situación crítica tiene lugar
después de una o varias horas. Una persona “inmergida” sufrirá y/o fallecerá al cabo de
un tiempo a causa de hipotermia o inestabilidad cardiovascular, estos casos suelen
ocurrir con más frecuencia en mares abiertos o en los océanos
• 2DO TIPO DE “AHOGAMIENTO POR SUMERSIÓN”
En este caso, la persona desaparece bajo el agua y la situación letal se alcanza en
unos 5 a 10 min. La mayoría de estas personas sufrirán y/o morirán de hipoxia. La
“sumersión” puede suceder en cualquier parte donde haya unos centímetros de agua.
El patrón de conducta de una víctima de ahogamiento asume las siguientes formas:
• Luchar por respirar
• Cesación de movimiento acompañada de exhalación limitada, la víctima traga
agua con frecuencia.
• Violenta lucha por sobrevivir.
• Esfuerzo descontrolados por respirar aire acompañado de convulsiones y la
desaparición de los reflejos.
• Muerte.

46
Etapas de Ahogamiento.
El proceso de ahogamiento se ha dividido en cuatro etapas. Aun cuando los nombres
que se dan a las etapas difieren, el concepto de cada una es básicamente el mismo.
Antes de examinar las etapas específicas del ahogamiento, demos un breve vistazo
a las estructuras del cuerpo que intervienen. En la garganta normal (véase la figura 5.1), la
glotis se halla en el borde superior del principio de tráquea que se conecta con la parte
inferior de la garganta. La glotis está cubierta por la epiglotis, membrana que actúa como
barrera para evitar que material foráneo entre en la tráquea. La tráquea lleva el aire de la
garganta a los pulmones. El esófago, que se haya a continuación de la tráquea, lleva el
alimento y los líquidos de la garganta al estómago.

Figura 5.1 Anatomía de la garganta.

Lo que se llama cierre reflejo de la glotis es el proceso involuntario (automático) y


controlado de tragar. Conforme el agua entra en la boca. La lengua bloquea la parte
posterior de la garganta. Entonces la glotis se cierra, bloqueando el conducto de aire, la
lengua desciende, y el agua pasa al esófago y al estómago sin entrar en la tráquea. Durante
el proceso de ahogamiento, este movimiento reflejo se trastorna.
Etapa 1: Apnea Inicial. Apnea quiere decir ausencia de respiración. En el
ahogamiento la glotis cierra por acción refleja, pero a diferencia de lo que ocurre al beber y
comer en donde la provisión de aire vuelve a fluir inmediatamente una vez que el alimento
o bebida pasa a la glotis, el agua se queda en la boca y en la garganta, interrumpiendo el
paso a los pulmones, sin embargo todavía no ha entrado el agua a los pulmones. Durante
este paso aumenta el pánico de la víctima en su lucha por respirar, puede pedir o no pedir
auxilio
El tiempo que dura la primera etapa varía significativamente, desde segundo a
minutos.
Filosóficamente ocurre lo siguiente:
1. La presión sanguínea aumenta y el flujo de adrenalina se incrementa debido al pánico
y al instinto de conservación.
2. La víctima empieza a luchar e intenta mantener la cabeza por encima del agua.
3. La víctima traga agua, la que pasa al estómago, llenando una parte del espacio
disponible para aire en el cuerpo y disminuyendo la flotación.
4. La víctima de hunde gradualmente. Cada intento de sacar la cabeza por encima del
agua tiene menos éxito debido a la fatiga y al agua que ha entrado en el estómago.

47
5. El cerebro empieza a degenerarse debido a que no recibe suficiente oxígeno para
funcionar apropiadamente (condición que se llama hipoxia.
6. La falta de oxígeno produce un exceso de desechos químicos en la sangre,
haciéndola más ácida (acidosis) y causando que los músculos se fatiguen y dejen de
funcionar.
Etapa 2: Disnea. La disnea es dificultad para respirar y ocurre cuando la glotis
empieza a relajarse parcialmente. Aire y agua empieza a entrar en la tráquea. Debido a que
la víctima tiene en su estómago el agua que ha tragado y está debilitándose cada vez más
debido a su ajetreo y movimiento, la cabeza estará cada vez más tiempo debajo del agua
y tragará cada vez más agua. Es aquí donde el agua pasa a los pulmones. Si el rescate
ocurre durante esta etapa, la víctima sufrirá de una enfermedad que se llama neumonía de
aspiración, que resulta de aspirar agua que pasa a los pulmones.
En la superficie de cada saco de aire (alvéolos) de los pulmones hay una sustancia
humectante qu7e reduce la resistencia de la membrana alveolar, permitiendo un más
intercambia de oxígeno y dióxido de carbono con la sangre (figura 5.2. en el ahogamiento
el agua que entra en los pulmones arrastra el humectante, lo que hace más difícil el
intercambio de gases y crea otra complicación para la revivificación. Debido a que hay más
de setecientos millones de alvéolos en los pulmones, muchos sobreviven el lavado súbito
del humectante y contribuyen al intercambio de gases mientras estén expuestos al aire. La
mezcla de agua y humectante hace que una mezcla rosada salga por la boca de alguna
víctimas. La revivificación de víctimas en esta etapa puede ser muy difícil debido al reducido
intercambio de oxígeno y dióxido de carbono.

Figura 5.2 Alvéolos en los pulmones.

Alvéolo Humectante
s

48
Durante la Disnea la víctima experimenta lo siguiente:
1. La interrupción de la función refleja al tragar que el agua llegue a los pulmones. Aun
cuando nadie puede intencionalmente tragar el agua y llevársela a los pulmones, en
esta parte el mecanismo protector de cuerpo ya ha fallado.
2. La entrada de agua al estómago y los pulmones puede causar vómito
3. Es posible que la víctima eche espuma por la boca debido a la mezcla de humectante
y agua en los pulmones.
4. La hipoxia del cerebro continúa, y le queda muy poca racionalidad.
5. La acidosis continúa produciendo un severo desequilibrio químico en la sangre.

Etapa 3: Apnea Terminal. Tan pronto como la víctima cae en la inconciencia y deja
de respirar, ha entrado en la tercera etapa. La apnea Terminal es paro de la respiración,
cuando la persona deja de respirar. Habrá agua presente en los pulmones, haciendo muy
difícil el intercambio de aire durante los esfuerzos de resucitación.

Durante esa etapa ocurre lo siguiente:


1. La hipoxia del cerebro continúa.
2. Continúa la acidosis.
3. En algunos casos la falta de oxígeno en el cerebro produce convulsiones en los cuales
el cuero entero se pone rígido y la víctima se sacude en forma violenta e involuntaria.
4. En algunos casos los músculos de los esfínteres pueden aflojarse, y la víctima orinará
o defecará o ambas cosas.

Etapa 4: Paro Cardíaco. El paro cardíaco ocurre cuando el corazón deja de funcionar
y de bombear sangre. Dependiendo en las circunstancias, la tercera y cuarta etapa de
ahogamiento pueden ocurrir simultáneamente, y el corazón y los pulmones pueden dejar
de funcionar al mismo tiempo. Pero debido a que el corazón puede continuar latiendo hasta
por cinco minutos después de que los pulmones han dejado de funcionar (RCP) para revivir
a la víctima.
Las víctimas de ahogamiento experimentan dos tipos de muerte: muerte clínica y
muerte biológica.
La muerte clínica ocurre primero: se le define como es el punto en el cual la respiración
y el pulso han cesado y el cuerpo está en paro respiratorio y cardíaco. Se considera que la
muerte clínica dura alrededor de cuatro minutos después del momento en que el corazón
deja de latir. La falta de oxígeno hace que las pupilas de los ojos de dilaten (agranden) y
que la piel se torne cianótica (azul). Ese color azul es especialmente notorio en los labios,
nariz, y uñas. Si usted empieza a dar respiración cardio-pulmonar en los primeros cuatro
minutos, hay posibilidad de que no ocurra ningún daño en el cerebro.
La muerte biológica es él es el punto en el cual empieza el daño irreversible en el
cerebro y las partes más sensibles del cerebro empiezan a morir. Sin oxígeno las células
del cerebro empiezan a morir en cuatro o seis minutos. Periodos más largos de privación

49
de oxígeno resultan en la pérdida de un número cada vez mayor de las células cerebrales,
las células cerebrales muertas no pueden regenerarse como las de la piel o las de los
huesos; una vez que mueren así se quedan.
Como verá, es crucial alcanzar a la víctima de ahogamiento y empezar a dar
resucitación cardio-pulmonar lo antes posible. La resucitación cardio-pulmonar mantiene
por lo menos circulación y respiración mínima para sostener la vida hasta que pueda
empezar la atención médica más directa. En aguas frías las funciones corporales se
reducen significativamente. Como resultados se necesita menos oxígeno para mantener el
cuerpo, y una buena porción de oxígeno disponible lo usa el cerebro. Debido a la más lenta
reducción de oxígeno, los que se ahogan o casi se ahogan en aguas frías, tardan más en
llegar a la muerte biológica.

Ahogamiento en agua salada y agua dulce. En lo que respecta al guardavidas, no


hay diferencia significativamente el método de revivir a una víctima de ahogamiento en agua
salada o en agua dulce. Cuando la víctima se ahoga en agua salada, el agua se esparce
en la sangre a través de las membranas de los alvéolos porque el contenido de sal (sodio)
en el agua es mucho más alto que el del agua en la sangre. Debido a que el sodio atrae el
agua, el agua de la sangre se ve arrastrada a los pulmones en caso extremo el volumen de
sangre de la víctima puede descender en casi un 40%. Este descenso es crítico. Conforme
el agua de la sangre es absorbida, la sangre se vuelve más espesa y los glóbulos rojos no
pueden llevar su plena capacidad de oxígeno a los tejidos.
En el ahogamiento en agua dulce el desequilibrio de sodio es lo opuesto: el agua entra
en los pulmones y es absorbida de las membranas de los alvéolos, debido a que el
contenido de sodio en la sangre es más alto que el del agua dulce. En caso extremos, en
donde el agua el agua dulce tiene muy poco sodio, el agua puede ser extraída en pocos
minutos de modo de que el volumen de sangre de la víctima sube al doble esta dilución de
la sangre produce severo desequilibrio, lo cual resulta en irregularidades en las funciones
corporales. El desequilibrio del sodio, cloro potasio, magnesio y otros componentes salados
de la sangre son producido por la dilución, y estos equilibrios contribuyen a espasmos del
músculo del corazón, denominados fibrilación, que son precursores del paro cardiaco en el
8 % de los casos de ahogamiento en agua dulce.
En el ahogamiento de agua dulce surge otro problema conforme los glóbulos rojos se
llenan de agua.
En algunos casos cuando el contenido de agua en los glóbulos rojos en la sangre
llegan a ser demasiados, los glóbulos explotan (experimentan hemólisis) y ya no pueden
transportar oxígeno, si cierto número de glóbulos rojos sufren hemólisis el transporte de
oxigeno se reduce significativamente.
Flotación del cuerpo de un ahogado.
El que el cuerpo de un ahogado flote o se hunda depende de la flotación original de
la víctima y de la cantidad de agua que ha llegado a sus pulmones y estómago. Las víctimas
que tenían flotación positiva flotan; las víctimas de flotación negativa se hunden. Si las
víctimas tienen un índice de flotación bajo o de flotación nula, la cantidad de agua de los
pulmones, la capacidad vital, puede cambiar la capacidad del cuerpo para flotar. Conforme
el cuerpo desciende, los pulmones se ven oprimidos y dejan salir el volumen residual
(el aire que todavía permanece en los pulmones. Esto hace que el cuerpo descienda más

50
rápido y se hunda más. Las burbujas de agua de la víctima pueden aparecer después en la
superficie por algún tiempo.
La mayoría de los cuerpos a la larga afloran a la superficie si no hay nada que los
detenga, según el cuerpo de descomponer y se producen dióxido de carbono y otros gases.
Este proceso es más lento en aguas frías.
Basados en la experiencia de guardavidas profesionales aguas abiertas, se cree que existe
una ventana de dos minutos de oportunidad para recuperar y resucitar exitosamente a
víctimas sumergidas. De ahí en adelante, las oportunidades de una recuperación exitosa
disminuyen muy rápidamente.

Cada año en los estados unidos, miles de personas mueren o son seriamente lesionadas
en accidentes acuáticos. El ahogamiento es la tercer causa accidental de muerte en ese
país y la segunda causa de muerte accidental para personas entre 5 y 44 años. En algunos
estados, como california, florida, y hawaii, el ahogamiento es la causa principal de muerte
accidental para personas menores de 15 años. Aún más, la muerte por ahogamiento es
solamente la punta del tempano para las lesiones acuáticas. Por cada niño que muere por
ahogamiento, 14 son tratados en las salas de emergencia y .6 Son internados para recibir
mayores tratamientos.

La prevención del ahogamiento es una labor crítica para los guardavidas, pero también es
esencial la asistencia médica oportuna después de un incidente donde casi hubo un
ahogamiento. Esta es la razón por la cual los guardavidas deben estar capacitados no
solamente para efectuar el rescate, sino también para proporcionar la asistencia médica al
nivel adecuado para proveer del soporte de vida a aquellas personas lesionadas en
accidentes acuáticos.

Capítulos previos de este manual han descrito varios peligros ambientales que contribuyen
a estos trágicos incidentes, pero no todos los ahogamientos se pueden atribuir únicamente
a los peligros ambientales. Factores humanos como el buen juicio, presiones sociales,
inexperiencia y la intoxicación son mayores contribuyentes.

Accidentes de Ahogamiento

La gente de todas razas y edades, mujeres y hombres, son susceptibles a ahogarse. Nadie
está inmune. Existen, sin embargo, datos estadísticos que indican que algunos grupos de
edad y poblaciones son más propensos a sufrir accidentes de ahogamiento. Además,
ciertas actividades tienen una alta asociación con el ahogamiento.

Indicadores estadísticos

Las estadísticas en los estados unidos han ayudado a identificar los grupos que
tienen alto riesgo de ahogarse. Esta es una información valiosa, pero los datos estadísticos
deben ser utilizados con precaución porque las estadísticas, por naturaleza, son
indiscriminaditas. Es decir, los números solo representan promedios que no son
necesariamente correctos al tratarse de individuos. El miembro de un grupo que es
estadísticamente de alto riesgo, por ejemplo, puede ser un excelente nadador con poco
riesgo, tanto como un miembro de un grupo de bajo riesgo puede no saber nadar. Sin
importar lo anterior, cualquier pista que ayude a los guardavidas a prevenir ahogamientos
es valiosa para todos los involucrados, mientras no sea mal interpretada o mal aplicada.

51
Sería completamente inapropiado impedir a un miembro de un grupo de alto riesgo
de meterse al agua basado solamente en datos estadísticos. Por otro lado, es más
apropiado poner atención particular en miembros de grupos de alto riesgo que entran al
agua, hasta que sus habilidades de nado puedan ser evaluadas mediante la observación.

Género
Los hombres se ahogan a una mayor promedio que las mujeres. El promedio de
ahogos entre hombres a mujeres es de 5 a 1. Para los ahogos relacionados con
embarcaciones, el promedio se eleva a 14 a 1.

Hombres adolescentes
Los hombres adolescentes son particularmente más susceptibles a ahogarse.
Aquellos entre los 17 a 20 años son 8 veces más propensos a ahogarse que las mujeres
dela misma edad. Los hombres de este grupo de edad son físicamente activos y se sabe
que frecuentemente corren riesgos. A menudo se dice que los hombres adolescentes
actúan como si fueran inmortales. Son las personas que con mayor seguridad se aventarán
un clavado de una altura significativa hacia aguas de profundidad desconocida o de entrar
a nadar a aguas evidentemente peligrosas, solo por citar un par de ejemplos.

Bebes gateadores
El ahogamiento es la causa principal de lesiones mortales en niños de 1 a 2 años
de edad. A diferencia de cualquier otro grupo en el cual la frecuencia de ahogamiento está
disminuyendo lentamente, está aumentando en niños menores de un año y manteniéndose
estable en niños entre 1 y 2 años. Esta es una información muy valiosa para los guardavidas
y los niños de esta edad deben ser vigilados con mucho cuidado, pero muchos de estos
ahogamientos ocurren en las piscina caseras o bañeras, no en las playas. Estos ocurren
como resultado de colocar inadecuadamente protecciones en las piscina y particularmente
por no supervisar adecuadamente a los niños.

Raza
La revista de la asociación médica americana y otras fuentes autorizadas han
identificado diferencias significativas en las promedios de ahogamiento entre varios grupos
de raza y étnicos. Sin embargo, estas tendencias estadísticas varían un poco en una base
regional.

Parecen estar asociadas con factores socioeconómicos los cuales, por ejemplo,
pueden impactar adversamente el acceso a clases de natación. Es recomendable que,
dependiendo de la región, cada agencia de guardavidas evalúe sus propias estadísticas de
rescates para identificar las poblaciones de riesgo de su localidad.

Epilépticos
Las personas que sufren de epilepsia son desproporcionalmente más susceptibles
a ahogarse. Los ataques epilépticos normalmente dejan a las víctimas sin control sobre sus
funciones motoras, una circunstancia mortal en el agua. Los epilépticos deben tener la
precaución de reportar a los guardavidas antes de nadar y utilizar chalecos guardavidas
durante cualquier actividad que realicen dentro o cerca del agua.

52
Actividades asociadas con ahogamientos

Muchas actividades pueden resultar en ahogamiento. Las siguientes son las mas
comunes en el ambiente acuático:
Natación.
Los factores no ambientales que contribuyen a las muertes relacionadas con la
natación incluyen una pobre habilidad para nadar, alcohol, drogas, presión de amigos, o
falta de buen juicio. Intentar realiza un rescate también es un factor significante en el cual
el supuesto rescatador se ahoga en el intento. Algunos estudios sugieren que del 2 al 3%
de los ahogamientos ocurren al intentar realizar un rescate.

Embarcaciones.
Cada año en los estados unidos, ocurren miles de accidentes de embarcaciones,
cientos de ellos involucran muertes. Aproximadamente el 75% de las muertes por
accidentes en embarcaciones recreativas son debidas a ahogamiento. Se cree que el abuso
del alcohol es un factor que contribuye en un 50 a un 90% de los accidentes de
embarcaciones. El típico operador de una embarcación involucrado en un accidente tiene
poca experiencia y ninguna instrucción formal. La mayor parte de las embarcaciones
involucradas en accidentes fatales o con lesiones son embarcaciones de motor de menos
de 8 metros de longitud (incluyendo a las motos acuáticas).

Buceo.
En años recientes cerca de 90 muertes por año relacionadas con buceo recreativo
se han reportado a la rojo de alerta de buceo o sus predecesores. La mayoría de estas
muertes ocurrieron en los estados unidos, pero incluyen muertes de ciudadanos de ese
país que se encontraban de viaje en algún otro lugar. Además se reportan más de 12
muertes por año de personas que utilizan el buceo como fuente de trabajo. La incidencia
anual de las muertes de buzos recreativos se está manteniendo constante y ha disminuido
desde los años setenta cuando el promedio anual era 35% mayor. La mayor parte de las
muertes buceando se deben a ahogamiento por pánico, quedar enredado, quedar sin aire
o ataque cardiaco. La mayoría de las veces el buzo se queda sin aire y no es capaz de
alcanzar la superficie a tiempo. La florida y california tienen la mayor población de buzos y
el mayor número de muertes asociadas. Más de 900 casos de enfermedades por
descompresión no fatales se presentan cada año entre buzos de ese país.

Clavados.
Se ha estimado que ocurren cerca de 900 lesiones de columna en los estados
unidos por personas que se aventaron clavados desde grandes alturas o aún de la
superficie y caen en aguas someras, golpeando el fondo u objetos sumergidos. Cerca del
80% de las víctimas son hombres y el mayor promedio de lesiones ocurre entre edades de
16 y 30 años. A menudo, el consumo de alcohol está involucrado ya que inhibe el miedo
natural y la muerte algunas veces es el resultado final. En otros casos, el parálisis
permanente puede ser el resultado. Las lesiones debidas al bodysurfing son similares
cuando la persona calcula mal al tratar de tomar la ola y golpea el fondo. Un problema
mayor en las lesiones por clavados es que la víctima puede ser retirada rápidamente del
agua por sus amigos que desconocen la lesión a la columna o que no tienen un
entrenamiento apropiado para manejar lesiones de columna.

53
Consumo de alcohol.
El abuso del alcohol ha sido asociado con más del 50% de los ahogamientos.

LAS ETAPAS DEL AHOGAMIENTO

La palabra Ahogamiento se puede utilizar para referir un evento pasado (el murió
ahogado) o una acción en progreso (él se está ahogando). El proceso del ahogamiento
involucra tres distintos etapas que pueden ser interrumpidas mediante una intervención
oportuna:
1. Angustia
2. Pánico
3. Zambullida

Usualmente este proceso es progresivo, pero cualquiera de los dos primeras etapas pueden
saltarse por completo, dependiendo de una gran variedad de factores.

ANGUSTIA

Algunas veces existe un largo periodo de angustia en aumento antes de que se


presente la emergencia de natación. Estas situaciones pueden involucrar a malos
nadadores o cansados en aguas más profundas que su altura, nadadores atrapados en una
corriente, o nadadores que sufren de calambres o golpes. Durante la angustia los
nadadores son capaces de flotar en el agua por sí mismos o gracias a un chaleco, pero
tienen dificultad para llegar a un lugar seguro. Pueden ser capaces de pedir ayuda o
acercarse hacia otras personas para buscar soporte de ellos.
Algunos nadadores angustiados ni siquiera saben que están en problemas y pueden
nadar contra una corriente sin darse cuenta que no están avanzando. La angustia se puede
presentar en unos cuantos segundos o puede continuar por minutos u horas. Conforme la
fuerza del nadador se va consumiendo, la angustia llegará a ser pánico si la víctima no es
rescatada o no puede llegar a un lugar seguro. Los guardavidas alertas pueden ser capaces
de intervenir durante la fase de angustia del proceso de ahogamiento. De hecho, es muy
común que algunas víctimas aseguren que no necesitaban ayuda porque todavía no se
sentían angustiadas, aunque puede ser muy obvio para el guardavidas de que estaban en
apuros.
La angustia en el agua es muy seria, pero esta fase del proceso de ahogamiento
no siempre ocurre. Si ocurre, una rápida intervención en esta fase puede asegurar que la
víctima no sufra daño alguno y pueda seguir disfrutando su día. Se estima que al menos el
80% de los rescates efectuados en las playas son debidos a las corrientes de retorno. En
tales casos la fase inicial de angustia es típica.

PÁNICO
La fase de pánico del proceso de ahogamiento puede desarrollarse a partir de la
fase de angustia, conforme la víctima pierde sus fuerzas, o puede comenzar
inmediatamente al momento de que la víctima se sumerge en el agua. En la fase de pánico,
la víctima es incapaz de mantener adecuadamente su flotabilidad debido a la fatiga, una
completa falta d habilidad d nado, o algún problema físico. Por ejemplo, un mal nadador
que se cae de un flotador en agua profunda puede entrar inmediatamente en pánico y no
puede patear efectivamente, la cabeza y cara están cerca del agua, con la barbilla
usualmente extendida. La víctima se concentra en tomar aire, por lo que generalmente no
pide ayuda, el pánico se ha iniciado.

54
La víctima en pánico puede utilizar una brazada ineficaz similar a como nadan los perros.
Los guardavidas se refieren a esta fase como trepar la escalera.
La fase de pánico raramente dura mucho debido a que las acciones de la víctima son
ineficaces. Algunos estudios revelan que generalmente dura de 10 a 60 segundos, pero
esta fase puede progresar casi inmediatamente en la inmersión a menos que se realice el
rescate. Por lo tanto, el guardavidas debe reaccionar muy rápidamente.

IMERSIÓN
Contrario a las creencias comunes, la mayoría de los ahogamientos no culminan
con la persona flotando boca abajo en el agua. Aún en el mar con la flotabilidad adicional
que da el agua salada, las personas sin chaleco guardavidas que pierden su habilidad para
mantenerse a flote, rápidamente se sumergen y se hunden. En el agua dulce, que provee
una menor flotabilidad que el agua salada, la inmersión puede ocurrir extremadamente
rápido. La inmersión por sí sola no es fatal si la víctima es recuperada a tiempo, pero esto
puede ser muy difícil. A diferencia del agua cristalina y clara de la piscina, el mar abierto
generalmente está revuelto y la visibilidad del agua puede ser cercana a cero. Las corrientes
y la acción del oleaje pueden mover al cuerpo una distancia considerable del punto donde
ocurrió la inmersión. Una vez que ocurre la inmersión, la oportunidad de efectuar un rescate
exitoso declina dramáticamente. Esto hace crucial la intervención durante las fases de
angustia o pánico.
Basados en la experiencia de guardavidas profesionales aguas abiertas, se cree
que existe una ventana de dos minutos de oportunidad para recuperar y resucitar
exitosamente a víctimas sumergidas. De ahí en adelante, las oportunidades de una
recuperación exitosa declinan muy rápidamente. En aguas frías, se han registrado
reanimaciones exitosas después de más de una hora de inmersión, pero estos casos son
extremadamente raros.

FISIOLOGÍA DEL AHOGAMIENTO

En un ahogamiento típico, la respiración, si es posible, es entrecortada y hay mucha


tos porque el agua entra inadvertidamente con cada respiración. La inhalación de agua
hacia los pulmones es conocida como aspiración de agua, mientras que tragar agua hacia
el estómago es conocido como ingestión de agua. Ambos casos usualmente ocurren. Las
víctimas pueden tratar de aguantar la respiración para evitar resellar agua. Si el agua entra
en la boca, que casi es inevitable, entonces la tragarán. Generalmente se ingiere una
cantidad considerable de agua.
Las víctimas de ahogamiento comenzarán a perder la conciencia y, en algún punto,
tratarán de respirar bajo el agua. La laringe, al sentir la entrada del agua, se cierra en una
contracción muscular involuntaria llamada espasmo laríngeo. Mientras que inicialmente
algo de agua puede ser aspirada hacia los pulmones, el espasmo laríngeo generalmente
cierra la vía aérea para prevenir una mayor aspiración de agua. Conforme la víctima pierde
la conciencia, el espasmo laríngeo se relaja eventualmente en la mayoría de los casos,
permitiendo que entre agua a los pulmones. Sin embargo, esto no ocurre en todos los casos
y a algunas víctimas recuperadas después de mucho tiempo de estar sumergidas se les
encuentra muy poca agua en los pulmones. Con respecto a la asfixia debida al espasmo
laríngeo en la víctima sumergida, también se puede presentar vómito. En cualquier caso, la
muerte cerebral debida a la falta de oxígeno normalmente comienza después de que se
detuvo la respiración.
El ahogamiento o casi ahogamiento no es un simple caso de sofocación bajo el
agua. En la mayoría de los casos los pulmones resultan traumatizados por la aspiración de

55
agua. Aún si la víctima es rescatada y resucitada, esta traumatización dificultará que los
pulmones transfieran al torrente sanguíneo y tejidos.

TIPOS DE AHOGAMIENTO
Fisiológicamente, los ahogamientos pueden ser clasificados en cuatro tipos, de
acuerdo al mecanismo de lesión o muerte.

CLASIFICACIÓN DE LOS GRADOS DE AHOGAMIENTO Y SU TRATAMIENTO

El Dr. David Szpilman clasifica los grados de ahogamiento y el correspondiente


tratamiento para la recuperación de ahogados.

Ellos son los siguientes:


Rescate
Ausencia de Tos o espuma en boca / nariz

Grado 1. Tose sin espuma en boca / nariz, porcentaje de mortalidad (0,0%). Tratamiento:
1. Reposo, calentar y tranquilizar a la víctima. 2. Usualmente no hay necesidad de oxigeno
o atención médica.

Grado 2. Poca cantidad de espuma en la boca /nariz porcentaje de mortalidad (0,6%).


Tratamiento 1. Oxigeno 5 litros/min vía cánula nasal 2. Reposo, calentar y tranquilizar a la
víctima 3. Observación en el hospital por 6 a 48 horas.

Grado 3. Mucha espuma en la boca / nariz con pulso radial, porcentaje de mortalidad
(5,2%). Tratamiento: 1. Oxígeno vía máscara facial a 15 litros/min. 2. Posición lateral de
Seguridad sobre el lado derecho con la cabeza elevada por encima del tronco. 3. Accione
la ambulancia para llevar al hospital (U.T.I.) Unidad de Terapia Intensiva.

Grado 4. Mucha espuma en boca / nariz con ausencia pulso Radial, porcentaje de
mortalidad (19,4%). Tratamiento: 1. Oxígeno Vía máscara Facial 15 litros/min. 2. Observe
la respiración con atención, pues puede ocurrir su parada. 3. Posición lateral de seguridad
sobre el lado derecho. 4. Ambulancia urgente para mejor ventilación e infusión venosa de
líquidos. 5. Internación en terapia intensiva con urgencia.

Grado 5. Apnea (paro respiratorio) con circulación carótida presente porcentaje de


mortalidad (44%). Tratamiento: Continué boca a boca de 12 a 20 p/min hasta el retorno de
la respiración normal, después tratare como grado 4.

Grado 6. Paro Cardiaco- Respiratorio (PCR). Apnea (paro respiratorio) + ausencia de


circulación (paro cardíaco porcentaje de mortalidad (93%). Tratamiento: Inicie RCP
completa con 2 ventilaciones y alterne con 30 compresiones hasta retornar la función cardio
pulmonar, o la llegada de la ambulancia, o que el guardavidas quede exhausto. Después
de la reanimación, acompañe con cuidado, pues puede haber otra parada dentro de los
primeros 30 minutos. Después del retorno de la respiración tratar como grado 4.

CADÁVER
Si la víctima lleva más de una hora sumergido, presenta rigidez cadavérica,
descomposición corporal y/o livideces No inicie RCP, accione servicio Morgue
(Szpilman,2000).

56
Consideraciones al asistir una víctima por ahogamiento
El trabajo presentado por el Paramédico y Guardavidas Leonardo Manino en el 1º
Simposio de Salvamento Acuático del Litoral Concordia 2002”, provoca un cambio
significativo en la manera de asistir a la víctima por ahogamiento.
El autor indica los siguientes puntos con quien coincido en que todo guardavidas
debería tenerlos en cuenta:
✓ Extracción del agua de la víctima por ahogamiento.
✓ Posición correcta de la víctima de ahogamiento durante la reanimación.
✓ Maniobra de Heimlich en el ahogado.
✓ Distensión gástrica durante las maniobras de RCP.
✓ Apoyo Vital Básico dentro del agua Ventilaciones.
✓ ¿Cuándo no realizar RCP en la víctima de ahogamiento?
✓ Precaución Universal Elementos protección personal.

Extracción del agua de la víctima por ahogamiento

✓ Método tipo “Australiano” mantiene la apertura de la vía aérea. (Ver capítulo 3).
✓ Puede transportarse víctimas pesadas con mayor facilidad para el GV.
✓ Debe remplazarse definitivamente la carga tipo bombero.
✓ Excepción en las víctimas con Hipotermia, las cuales deben ser transportadas en
posición horizontal.

Posición correcta de la víctima de ahogamiento durante la reanimación.

✓ La cabeza debe estar a la misma altura que el tronco.


✓ En las playas inclinadas, colocar a la víctima paralela a la costa.
✓ No colocar a la víctima en Treandelemburg o en Treandelemburg invertido.
✓ No tratar de drenar el agua de los pulmones alterando la posición horizontal o
colocando la víctima (decúbito lateral derecho) una vez que ha salido del PCR.

Maniobra de Heimlich en el ahogado


✓ Esta maniobra debe utilizarse solo en casos en los que hay sospecha de obstrucción
de la vía aérea por cuerpo extraño.
✓ Esta maniobra se adopta para ser realizada en víctimas conscientes con
Obstrucción de la vía aérea por cuerpo extraño, en víctimas inconscientes, las
personas que no sepan o no recuerden bien la maniobra deben realizar
compresiones torácicas al igual que el RCP en cambio las personas entrenadas
deben seguir utilizando la maniobra de Heimlich para víctimas inconscientes.
✓ En casos de ahogamiento no debe emplearse de rutina ya que empeoran el cuadro
predisponiendo a la víctima a la regurgitación y complicando las maniobras de
ventilación de la misma.

57
Distensión Gástrica Durante Las Maniobras De RCP

Según Manolios y Mackie (Australia) las víctimas de ahogamiento vomitan en un


66% cuando son ventiladas en un 86% cuando se les provee RCP.
Esta situación puede ser evitada:
✓ Insuflar volumen adecuado en el tiempo adecuado una buena guía para ello es
insuflar solamente hasta que el pecho se eleve en un lapso de 2 segundos aprox.
✓ Transporte Australiano para extraer la víctima del agua.
✓ Posicionar al ahogado con la cabeza al mismo nivel que el tronco. Evitar colocarlo
con la cabeza hacia abajo.
✓ Realizar presión cricoidea (maniobra de Sellick) para evitar que pase el aire
excedente de la ventilación al estómago.
✓ No realizar maniobra de compresión abdominal interpuesta junto a la RCP.

Apoyo Vital Básico dentro del agua. Ventilaciones

Esto está fundamentado por el trabajo de investigación científica “¿La Resucitación


en el agua vale la pena?
De los autores David Szpilman, James Orlowski, B. Chris Brewster y Lan Mackie,
pre entado en el Congreso Mundial que será publicado en breve y del cual el Dr. Szpilman
nos proporcionó material para efectuar el siguiente resumen.
“Siempre que una víctima inconsciente se encuentre en agua aparentemente sin
respiración, el rescatador se confronta con un dilema. ¿Deben intentar iniciar resucitación
o debe traerse la víctima a la costa primero?. Hipoxia causada por sumersión es el primer
resultado del cese de la respiración. Esto lleva al paro cardíaco dentro de una variable de
tiempo pero el intervalo es corto si no se corrige . El objetivo era probar el valor de intentar
la resurrección en el agua contra retardar la resurrección hasta que el rescate es cumplido,
llevando la victima a la costa.
Fueron seleccionados desde enero de 1995 a diciembre del 2000, todos los casos
de inconsciencia en el agua (sin movimiento), encontrados por Guardavidas. Se excluyeron
aquellos en los que ningún esfuerzo de resurrección fue hecho y con datos perdidos, luego
se dividió el resto de el en dos grupos: Sin Resurrección en Agua (NWR) y Con
Resurrección en agua (WR). De 86 casos se seleccionaron 46, de estos, 27 están en
NWR (58.7%) y 19 eran WR (41º.3%).
Cada grupo fue analizado por el método “ manto Haenzel” y se consideró
significativamente si P<0.05 (CI-95%).
Del análisis de os resultados se concluyó que la resurrección en el agua proporciona
a la víctima de ahogamiento como paro respiratorio, 4,4 veces una mejor oportunidad de
sobrevivir sin secuelas.
Los guardavidas deben ser entrenados totalmente en este difícil procedimiento
aunque no siempre es posible. Ellos deben verificar la ventilación de las víctimas que se
rescatan y, siempre que sea posible y sea indicado, intentar proporcionar boca a boca en
el agua.

58
Debe intentarse sin equipamiento en aguas poco profundas y con equipamiento
(Tubo de Rescate, Torpedo, Tabla) en aguas profundas.
✓ ¿Cuándo no realizar RCP en la víctima de ahogamiento?
✓ Víctima de ahogamiento sumergida un tiempo mayor a una hora.
✓ Víctima con livideces.
✓ Víctima que presenta descomposición cadavérica.
✓ En los demás casos siempre debe realizarse RCP.
✓ Precaución Universal elementos protección personal
✓ Vacunación contra la Hepatitis B obligatorio en la Argentina Ley 24151 para
trabajadores de la salud( debe considerarse GV o rescatador un trabajador de la
salud).
✓ Colocarse guantes antes de atender a la víctima.
✓ Utilizar mascara facial o Pocket Mask en caso de realizar apoyo vida Szpilman l
básico
✓ Descartar de residuos contaminados en contenedores especiales.
✓ Limpieza de los elementos utilizados durante la reanimación.
✓ Tomar como premisa que todo fluido corporal debe tratarse como si estuviese
contaminado.

Preguntas de repaso.

1. ¿Qué señales pueden alertarle de problemas potenciales antes de que un bañista entre

al agua? ¿Y después de que el nadador está en el agua?

2. Describa la diferencia entre un nadador en el comportamiento de unos apuros y una

víctima de ahogamiento. ? Porque es importante esta diferencia?

3. ¿Cuáles son las cuatro etapas de ahogamiento?

4. ¿Cuál es la diferencia entre la muerte clínica y la muerte biológica? Porque es

importante esta distinción?

5. ¿Qué factores determinan la flotación del cuerpo de un ahogado?

59
CAPITULO 4
TÉCNICAS PARA EL RESCATE

Los guardavidas deben estar preparados para identifica una situación de peligro,
determinar qué tipo de rescate o ayuda es necesario, y ejecutar el rescate. Su capacidad
para identificar la emergencia, analizar las alternativas, tornar una decisión y ejecutar el
rescate determinará el éxito que logre.

EN ESTE CAPITULO APRENDERÁ LOS DETALLES DE UN RESCATE:


• Equipo de rescate
• Ayudas sin nadar
• Entradas al agua
• Métodos de acercamiento
• Rescates con tubo o hoya de rescate y respiración artificial en el agua
• Remolques
• Salidas

60
Equipo de rescate
En su curso de guardavidas aprenderá cómo realizar diferentes tipos de rescates. En cada
caso deberá usar un artículo del equipo de rescate. Los artículos más comunes del equipo
de rescate se muestran en la figura 6.1 y se describen a continuación:

• Cayado
• Pértiga de alcance
• Aro guardavidas
• Bolsa de rescate
• Boya o Torpedo de rescate
• Tubo de Rescate Peterson
Figura 6.1

Cayado y pértiga de alcance. El cayado y la pértiga de alcance son varas de madera


liviana, aluminio o de fibra de vidrio, y miden entre tres y 5 metros. El cayado tiene un gancho
en un extremo, de suficiente amplitud para colocarlo alrededor de una víctima inconsciente.
Tanto el cayado como la pértiga se pueden usar para ayudar a una víctima que está
consciente.
• Aro guardavidas. El aro guardavidas flotante usualmente no pesa más de 1 kilo y se la
usa primordialmente en playas de lagos y piscinas. La boya está unida a una cuerda de 12
a 15 metros de largo para usarse en rescates de lanzamiento. La hoya generalmente es
eficaz solo para un nadador en apuros.
• Bolsa de rescate. Usada más frecuentemente en agua en movimiento, la bolsa de
rescate es un artefacto de lanzamiento automático, con una cuerda de 20 metros de largo
enrollada dentro de una bolsa o saco. El peso de la cuerda y de la bolsa al ser lanzadas es
suficiente para que los rescatadores tengan puntería al lanzarla. La bolsa de rescate no
ofrece flotación y debe usarse para nadadores en apuros.
• Tubo de Rescate Peterson. Un tubo de rescate es uno de los artículos más versátiles
del equipo que usan los guardavidas. Puede usarse para alcanzar a una víctima que está
luchando, remolcar a una víctima pasiva o sostener al rescatador. Aun cuando las formas
y tamaños varían, un tubo típico de rescate está hecho de espuma plástica moldeada, de
corno 10 cm. de espesor, de 15 cm. de ancho y como un metro de diámetro. Muchos tienen
una cuerda con un lazo, atada en un extremo (la cola). La cuerda puede variar en longitud
dependiendo de la profundidad del agua en donde se va a usar.
• Torpedo de rescate. La boya de rescate está hecha de plástico ligero y duro, y flota.
Tiene manijas moldeadas a los lados y al frente y, como el tubo de rescate, una cuerda de
remolque en el otro extremo. Se puede usar también en un rescate de alcance o como
auxiliar de flotación para las víctimas. No se puede, no obstante, usar para sostener a una
víctima inconsciente sin mantener contacto con la hoya y la víctima. La hoya se la usa

61
prominentemente en rescates en oleaje.
Recuerde, usar equipo de rescate reduce el riesgo de hacerse daño usted o a la víctima. El
equipo los sostiene a ambos, les conserva energía, y hace más fácil remolcar a la víctima
hasta un lugar seguro.

Ayudas sin nadar


Una manera segura de realizar un rescate es usar uno de varios procedimientos de auxilio
desde una posición estable. Estos incluyen atrios de alcance, de extensión y de
lanzamiento, ejecutados desde la plataforma o andarivel de la piscina o vadeando en agua
no más profunda que su pecho.
Auxilios de alcance y de extensión
Los auxilios de alcance, aun cuando limitados a rescates sólo a una distancia de menos de
un metro de la pared de la piscina o plataforma, juegan un papel importante en la vigilancia
acuática. Estos rescates se recomiendan sólo para nadadores en apuros y en situaciones
en las cuales su seguridad como guardavidas que responde corre peligro. Para ejecutar un
auxilio de alcance fuera del agua, acuéstese en la plataforma de la piscina o muelle para
establecer una posición estable. Abra las piernas para aumentar la estabilidad,
manteniendo su centro de masa esparcido sobre una base amplia. Extienda solamente un
brazo sobre el agua. Su objetivo es agarrar la muñeca o antebrazo de la víctima. La posición
apropiada se ilustra en la figura siguiente.

Figura 6.2

62
Auxilio de alcance desde fuera del agua.
Los rescates de alcance también se pueden realizar en el agua. Manteniendo contacto
visual y distancia de la víctima, métase al agua. Atérrese firmemente a una escalerilla, a la
pared de la piscina, o a un soporte del muelle. Luego extienda su otro brazo o una pierna
hacia la víctima, según se muestra en la figura 6.3. Al extender el brazo, asegúrese de
empuñar a la víctima antes que el o ella se aferren de usted. Si lo pescan filera de guardia
pueden desprenderlo de su anda y usted puede convertirse en otra víctima.

Figura 6.3

Auxilio de alcance en el agua.


Si la víctima está demasiado lejos para ofrecer auxilio de alcance, pruebe con un auxilio de
extensión. Cualquier equipo tradicional de guardavidas o una toalla, trapo o pedazo de
madera se puede usar para un rescate rápido de extensión. Recuerde establecer una base
firme de sostén con las piernas separadas y su peso bajo y Lejos de la víctima (véase la
figura 6.4> para no ser arrastrado al agua Las víctimas en aprietos pueden agarrar el equipo
que se les extiende (aun cuando algunos tal vez no lo hagan). Esté listo para un violento
tirón en el objeto que usa.
Figura 6.4

63
Auxilio de extensión.
Una víctima de ahogamiento probablemente no empuñe el objeto que se le extiende si no
tiene ayuda. En este caso, mantenga el objeto al alcance de la víctima, deslícelo por debajo
de la axila de la víctima u oprímalo contra uno de sus costados. Generalmente esto hará
que la víctima empuñe el objeto. No trate de aguijonear a la víctima con el objeto; puede
causar lesiones adicionales.
Una vez que la víctima ha empuñado firmemente el objeto, mantenga su posición, con su
peso alejado de la víctima; hale lentamente a la víctima, mano sobre mano. Comuníquese
con ella, y aliéntele conforme la trae a sitio seguro.

Auxilios de lanzamiento
Si la distancia de una víctima en aprietos no permite un auxilio de extensión, y si hay
disponible el equipo necesario, la próxima mejor alternativa es un auxilio de lanzamiento.
La clave es la buena puntería, y la clave para la buena puntería es la preparación y la
práctica. Una bolsa de rescate, una
Tubo con cuerda, una cuerda de lanzamiento (cuerda con un nudo grande en un extremo),
o un galón de lanzamiento (cuerda atada a un galón plástico con un poco de agua para que
sirva de peso) son artefactos aceptables para el lanzamiento.
Para ejecutar un auxilio de lanzamiento, como se ilustra en la figura 6.5, siga estos pasos:
1. Sostenga la cuerda pulcramente enrollada en una mano semi-abierta, con el artefacto
guardavidas en la mano con que lanza. Vea que las vueltas de la cuerda cuelgan lado a
lado sin enredarse. Asegure la cuerda pisando el extremo, donde habrá un nudo para evitar
que se deslice. Ponga sobre la cuerda el pie que tiene hacia adelante, el cual debe ser el
opuesto al brazo con el que lanza.
2. Lance el guardavidas con un movimiento circular del brazo, de la cadera hacia arriba y
hacia adelante, y deje que la cuerda salga libremente de la mano que sostiene el rollo.
Lance el guardavidas más allá de la cabeza de la víctima, y luego tire de él acercándoselo.
Si está en un río, lance el guardavidas corriente arriba y deje que la corriente lo arrastre
hacia la víctima. Si el viento es fuerte, compense esa fuerza al apuntar.
3.- Si su lanzamiento falla y el guardavidas se aleja de la víctima, afírmese sobre los pies
y recupere la cuerda, permitiéndole que caiga al suelo frente a usted. No enrolle la cuerda
al recobrarla; desperdicia precioso tiempo. Sencillamente lance de nuevo el guardavidas lo
antes posible. Siempre tenga cuidado de evadir rocas, ramas y cualquier otra cosa que
pudiera enredar la cuerda.

64
Figura 6.5
Auxilio con lanzamiento.
Si está usando una bolsa de rescate, saque el extremo con el nudo, y deje el resto de la
cuerda enrollada dentro. No se pare sobre la cuerda. Más bien, sostenga el nudo con la
mano opuesta a la que lanza. Deje un trecho suelto de como metro y medio o dos metros.
El resto de los procedimientos para el lanzamiento son los mismos. Si su primer lanzamiento
yerra el blanco, no trate de volver a meter la cuerda dentro de la bolsa. El agua que la bolsa
recogió mientras usted la tiraba de nuevo hacia la orilla le proveerá del peso necesario para
guiar su segundo lanzamiento.

Auxilios desde poca profundidad


Un auxilio desde poca profundidad es más peligroso que otros auxilios sin nadar porque
usted tiene que meterse al agua. Debe ofrecerse cuando la víctima está demasiado lejos
para ofrecer auxilio de alcance o de extensión, está demasiado cerca para ofrecer auxilio
de lanzamiento, y está en agua que no tiene más profundidad que su pecho que su pecho.
Los auxilios desde poca profundidad se hacen así (véase figura 6.6):
1. Al entrar al agua lleve consigo un tubo o boya de rescate para extenderlo hacia la víctima.
2. Avance en el agua, pero que no le llegue por encima del pecho.
3. Tome una posición estable con un pie hacia adelante y el otro hacia atrás, y equilibrando
su peso como para alejarlo de la víctima.
4. Extienda hacia la víctima el extremo delantero del artefacto guardavidas.
5. Una vez que la víctima se ha aferrado al artefacto, lentamente camine hasta un lugar
seguro, sosteniendo la cola del artefacto (no la cuerda). Hable con la víctima mientras la
remolca a sitio seguro.

Figura 6.6

65
Auxilio desde poca profundidad con una boya de rescate.
Pautas para el rescate sin nadar
Al realizar cualquier rescate sin nadar, siga los siguientes principios como guía
1. Reaccione con calma y rápidamente, siguiendo su plan de emergencia
2. Mantenga constante contacto visual con la víctima.
3. Tome del equipo de rescate una pieza apropiada para el caso. Se puede usar casi
cualquier objeto en los auxilios de alcance, de extensión y de vadeo (desde poca
profundidad).
4. Establezca una base firme para su rescate. Mantenga su peso hacia abajo y
alejándolo de la víctima para evitar que ésta lo arrastre al agua o se aferré de usted (si
usted ya está en el agua).
5. Establezca comunicación con la víctima- Tal vez pueda conseguir que la misma
víctima colabore en su rescate, y así reducirle la ansiedad.
6. Remolque a la víctima a lugar seguro. Pregúntele si le duele algo y, si es así, qué le
duele. Teniendo en mente cualquier posible lesión, ayude a la víctima a salir del agua.
7. Ofrezca cualquier primer auxilio necesario o pida ayuda.
8. Llene los apropiados informes de accidente o incidente.
Si tiene presentes estos principios hallará que sus auxilios sin nadar son valiosos y seguros.

Entradas al agua.
Cuando no es posible realizar un rescate sin nadar, usted tendrá que nadar hasta la
víctima. Antes de meterse en el agua, planee su rescate y asegúrese de que la cuerda o
agarradera de su tubo o boya de rescate están en su lugar de modo de no perderlo. Lleve
consigo una mascarilla de bolsillo en caso de que necesita aplicar la respiración artificial en
el agua. Active el EMS y use su sistema de comunicación para pedir ayuda.
Tiene varias alternativas para entrar al agua. En una situación dada necesitará saber
cuál de los métodos descritos aquí es el más apropiado. Cualquiera que sea el método que
use, mantenga siempre contacto visual y verbal con la víctima.
Salto compacto.
Para entrar al agua que tenga por lo menos metro y medio de profundidad, y desde
una altura de un metro o más, use el salto compacto (véase la Fig.6.7).
1.- Sostenga el tubo o boya de rescate horizontalmente debajo de sus brazos y contra su
pecho.
2.- Salte al agua con ambos pies paralelos a las superficies del agua y las rodillas dobladas.
3.- Al romper el agua doble ligeramente, las rodillas para amortiguar el golpe. Permita que
el tubo o boya de rescate lo suba a la superficie

66
Tenga presente que perderá de vista a la víctima cuando se sumerja. Recuerde el
punto donde lo vio por última vez de modo de que pueda dirigirse hacia allá si no puede
localizarla al volver a salir a la superficie.

Figura 6.7 Salto Compacto

Salto hacia delante.


En agua de más de dos metros de profundidad y desde una altura de un metro o
menos, usted puede entrar al agua rápidamente y mantener contacto visual usando un salto
hacia delante (véase la figura 6.8)
1. Abra completamente los brazos con las manos ligeramente sobre los hombros.
2. Inclínese hacia delante y salte alejándose del borde.
3. Al entrar en el agua, junte con fuerza las piernas con un pataleo de tijera, y mueva
los brazos hacia delante y hacia abajo para reducir la velocidad del salto y mantenga
la cabeza por sobre la superficie del agua

En donde debe sostener el tubo o boya de rescate durante su entrada al agua


depende de la condición del rescate. Si la víctima está a corta distancia, sostenga el equipo
de rescate contra el pecho y bajo los brazos. Si la víctima está más lejos, échelo a su lado
y hacia atrás, si hay muchas personas en el agua cuando usted entra, sostenga el equipo
a su costado y contra el pecho. Al hacer para acercarse, el equipo de rescate debe estar
cerca de usted pero no inferir con el braceo.

67
Figura 6.8
Salto hacia delante.

Zambullida poco profunda.


Cuando el tiempo y la velocidad son cruciales, una zambullida poco profunda pudiera
ser la entrada más apropiada. En esta entrada usted sacrifica la entrada momentáneamente
el contacto visual para poder tener mejor impulso. Antes de decidir usar la zambullida poco
profunda debe saber la profundidad del agua para no lastimarse. La YMCA recomienda un
mínimo de tres metros (nueve pies) para una zambullida desde la plataforma del suelo. Los
guardavidas entrenados para zambullidas poco profundas pueden usar esta entrada al
agua en aguas que tengan por lo menos metro y medio (cinco pies) de profundidad.
También compruebe las condiciones del agua antes de saltar. Las aguas marinas, los
escombros flotantes, un terreno rocoso y la contaminación pueden hacer peligrosa una
zambullida poco profunda y por lo tanto inapropiada.
Haga una zambullida larga y poco profunda (véase en la figura 6.9. al entrar al agua
impúlsese hacia la superficie usando la cabeza y las manos como tirón. Vuelva a establecer
contacto visual con la víctima tan pronto le sea posible.

Figura 6.9
Zambullida poco
profunda.

68
Traiga consigo el tubo o boya de rescate al entrar al agua. Como en el salto hacia
delante deje el suelo el artefacto a su costado y hacia atrás antes de lanzarse al agua.
Entrada sin olas.
Cuando la víctima está suficientemente cerca de su punto de entrada y cuando las
olas producidas por el salto o zambullida pudieran producir lesiones adicionales, debe usar
una entrada sin olas.
Esta entrada es en agua de poca profundidad.
1. Vaya al punto más cercano a la víctima.
2. Siéntese en el borde de la piscina o muelle. Ponga el tubo o boya de rescate en el
agua junto al punto donde se meterá al agua.
3. sosténgase con las manos y los brazos, y lentamente deslícese al agua,
manteniendo contacto visual con la víctima
4. Vuelva a tomar el turbio o boya de rescate. Una vez que esté en agua vadee
lentamente hacia la víctima, evitando producir oleaje. Las figuras 6.10 ilustran la
entrada sin olas.

Figura 6.10

Entrada sin olas en aguas poco profundas.


A) Preparación para entrar al agua. B) Entrada al agua.
Una entrada sin olas en agua profunda o como alternativa para una entrada poco
profunda exige los siguientes pasos (véase la figura 6.11)
1. Siéntese en el borde de la plataforma. Ponga el tubo o las boyas de rescate en la
plataforma o en el agua
2. Ponga una mano en la plataforma cerca de la pierna.
3. Cruce el cuerpo con la otra mano y colóquela en la plataforma o en el borde del
aliviadero.
4. Al deslizarse al agua usted estará girando 180 grados, y quedará mirando la pared de
la piscina. Mantenga contacto visual con la víctima lo más que pueda.

69
5. Tome el tubo o boya den rescate.
6. Nade hacia la víctima con brazadas por debajo de la superficie que no agiten el agua,
tales como la brazada de pecho o lateral.
Figura 6.11
Entrada sin olas en agua poco profunda (o alternativa en agua poco profunda)
a) Cruce el brazo hacia el otro lado b) Entre al agua.

Entrada en oleaje.
Partiendo de un declive en la playa, corra hacia el agua con zancadas largas. Empiece
a nadar hacia la víctima lo antes posible. Cuando hay oleaje se puede usar una zambullida
de poca profundidad (como se muestra en la figura 6.12) para romper la ola en posición
paralela al fondo, no hacia abajo. En oleaje encrespado tal vez necesite varias zambullidas
para pasar los rompientes. Suelte a su lado y hacia atrás el tubo o boya de rescate al
zambullirse en las olas.

Figura 6.12 Entrada en oleaje.


a) corre hacia el agua. b) zambullirse de frente a la ola. c) salga a la superficie.

70
Para realizar una buena entrada con equipo requiere práctica adicional. No deje de
practicar bien la entrada con su equipo guardavidas.
Método de acercamiento.
Después de entrar al agua, tiene que llegar hasta la víctima lo antes posible. La
brazada que escoja dependerá de cinco factores:
▪ La distancia a la que se haya la víctima.
▪ El número de personas que se haya en el área de natación.
▪ La concentración de personas entre usted y la víctima.
▪ La condición de la víctima.
▪ Su propia fuerza u condición física.
Brazada de acercamiento.
Su meta es llegar a la víctima lo antes posible, con la reserva adecuada de energía
que le permita ejecutar un rescate sin riesgos y remolcar a la víctima hasta un sitio seguro.
En todos los casos necesitará tener consigo y listo el equipo de rescate, usualmente un
tubo o boya.
Si la víctima se ha lesionado seriamente o no está respirando, use la brazada más
rápida para alcanzarla, si sospecha que la víctima ha sufrido una lesionen la columna
vertebral, use el método que agite el agua lo menos posible.
Si la víctima está cerca una vez que usted allá entrado en el agua o si necesita
esquivar a la persona que están entre usted y la víctima, coloque de lado el tubo o boya de
rescate y ponga la mano en la parte superior, o agarre la boya por la agarradera lateral.
Dirija la punta de la nariz del tubo o boya hacia la víctima implicándose con brazada lateral
de un solo brazo o con una brazada combinada usando el pataleo de pecho y estilo libre
con un solo brazo. Está posición le permitirá manipular el aparato y avanzar relativamente
rápido. En cualquier caso mantenga el aparato con usted. Mantenga el extremo del aparato
que tiene la cuerda (la cola) apuntando a su axila.
Para distancias más largas, al menos de que allá la posibilidad de que el tubo o la
boya de rescate se enreden en algo detrás de él, deje que la cuerda lo siga mientras se
acerca a la víctima. La brazada de estilo libre le permite el acercamiento más rápido. Si la
velocidad es esencial, puede meter la cara en el agua. Voltee la cabeza hacia un lado para
respirar, luego voltee la cabeza hacia un lado para mirar a la víctima antes de volver a
sumergir la cara en el agua. Cuando esté como a tres metros de la víctima mantenga la
cabeza fuera del agua y los ojos fijos en la víctima.
Reversa rápida.
Al acercarse a una víctima, debe estar preparado para el contacto sea que la víctima
esté activa o parezca estar pasiva. Una reserva rápida lo coloca en una posición de
seguridad desde la cual puede alejarse de la víctima si es necesario. Cuando casi pueda
tocar el brazo de la víctima (alrededor de dos metros, o seis pies), ejecute una reversa
rápida (véase figura 6.13)
1. Inclínese hacia atrás y colóquese de lado hacia la víctima.
2. Al mismo tiempo una los brazos con fuerza y llévese las piernas al pecho para
ayudarse a girar

71
3. Ponga las piernas en ángulo hacia la víctima y los hombros lejos de ellas. Antes de
hacer contacto asegúrese de que el tubo o boya de rescate está entre usted y la
víctima.
Si usted arrastra el tubo o boya de rescate durante el acercamiento, haga una reversa
rápida aproximadamente a unos tres metros (nueve pies) da la víctima y recobre el equipo
de rescate agarrando la cuerda y tirando hacia usted. Durante este proceso no quite los
ojos de la víctima.
Figura 6.13 Reversa rápida.
a) Gire; b) Piernas en ángulo hacia la víctima.

Rescates con equipo de rescate


Siempre que entre al agua necesita llevar consigo un artículo del equipo de rescate,
asegurándolo en su hombro mediante una correa. Generalmente el tubo o la boya de
rescate es lo más útil. Tener consigo uno de estos artículos de rescate le ofrece mayor
seguridad. Sirve como auxiliar de flotación al ejecutar el rescate, y para poner a la víctima
en posición para darle respiración artificial.
Si usted usa la mano derecha, asegúrese de colocar la correa de modo que cuelgue
del hombro izquierdo y hacia la cadera opuesta. Entonces, al agarrar con la mano derecha
el equipo, la cuerda no interferirá durante el rescate. (Si usted es zurdo invierta todo el
proceso).
Esta sección describe rescates con equipo bajo siete condiciones:
•De frente, víctima activa
• Por detrás, víctima activa
• De frente, víctima pasiva
• Por detrás, víctima pasiva
• Víctima activa casi por debajo de la superficie
• Víctima pasiva casi por debajo de la superficie
• Víctima sumergida

Todas las instrucciones son para individuos que usan la mano derecha. Si usted es zurdo,
invierta las instrucciones.

72
De frente, víctima activa
En el caso de acercarse de frente a una víctima activa que está ahogándose, haga una
reversa rápida como a dos metros (seis pies).de distancia. Mientras camina en el agua tome
la cuerda del tubo o boya y recóbrelo mientras continúa mirando a la víctima. Si está usando
un tubo de rescate, póngalo frente a usted y verticalmente. Sostenga el tubo de rescate
con una mano por la nariz del artefacto y la otra mano en el centro (según se ilustra en la
figura 6.14). Si está usando una boya, póngala verticalmente sosteniéndola con una mano
por la agarradera superior y con la otra mano por la nariz del aparato. En todo momento
mantenga el equipo de rescate entre usted y la víctima.
Para extender el tubo o boya hacia la víctima muévase a un lado de la víctima y
póngale la nariz del artefacto bajo un brazo. Una vez que la víctima agarra el aparato
continúe dándole aliento y seguridad. Si la víctima no el equipo, tómelo del brazo y
póngaselo sobre el artefacto. Es posible que tenga que recordarle a la víctima que se aferré
al artefacto o sostenerle usted mismo el brazo sobre el aparato. Sosteniendo el codo de la
víctima y el equipo, patalee para remolcar o llevar a la víctima a sitio seguro. Al llegar a
donde haya poca profundidad, al borde la piscina, muelle, o embarcación, no deje de
evaluar la condición de la víctima.
Si la víctima se agarra de usted de manera y lo pone en peligro, tome una bocanada rápida
de aire y sumérjase, empujando el tubo de rescate hacia arriba y hacia la víctima (figura
6.15). Nade sumergido alejándose de la víctima. Al salir de nuevo a la superficie, vuelva a
evaluar la situación y acérquesele de nuevo si es necesario.

Figura 6.14 Figura 6.15


De frente víctima Activa Evada así una víctima en aprietos.

73
Por detrás, víctima activa
Para acercarse por detrás a una víctima activa. Use la misma técnica. Alrededor de dos
metros (seis pies) antes de llegar a la víctima haga una reversa rápida. Luego proceda con
el rescate como se describe para el acercamiento de frente a una víctima activa, empujando
la nariz del tubo por debajo del brazo de la víctima y remolcándola hasta lugar seguro.

De frente, víctima pasiva


En esta situación la víctima no está luchando, y usted opina que no hay indicios de lesión
de la espina dorsal. La víctima está boca abajo o con la cara sumergida en el agua. Avance
rápidamente hasta unos dos metros (seis pies) de la víctima y haga una reversa rápida.
Manteniendo contacto visual, hale hacia su lado el equipo de rescate.
Para ejecutar este acercamiento con un tubo de rescate, siga los siguientes pasos (véase
la figura 6.16):
1. Coloque el tubo entre usted y la víctima de modo que el aparato quede cruzado en
frente de su cuerpo.
2. Coloque la mano izquierda en el centro del tubo.
3. Tome con la mano derecha el lado superior del tubo y húndalo ligeramente con la
mano izquierda. Con la mano derecha tome la parte inferior de la muñeca derecha
de la víctima
4. Agarre la muñeca de la víctima con el pulgar suyo hacia arriba. Voltee a la víctima
cara arriba tirando hacia abajo del brazo y luego hacia arriba hacia la superficie
(como haciendo una U).
5. Simultáneamente, con la mano opuesta en el centro del tubo, empújelo hacia abajo
para hundirlo mientras que tira la muñeca de la víctima basta situarla sobre el tubo.
6. Una vez que el tubo está bajo la espalda de la víctima, suéltele la muñeca. Ponga
el brazo derecho bajo el brazo superior de la víctima y coloque la mano derecha
sobre la parte superior del tubo para sostener a la víctima en su lugar. Retire la otra
mano de debajo de la víctima.
7. Si está en agua agitada y lejos de sitio seguro, tome en cada mano uno de los
sujetadores del tubo y asegúrelo. Si está en agua calma y cerca de sitio seguro, no
hay necesidad de asegurar el tubo.
8. Muévase al lado derecho de la cabeza de la víctima. Coloque la mano izquierda
sobre la frente de la víctima y empújela hacia atrás, para verificar las señales vitales
de la víctima.

Figura 6.16

74
Rescate de frente de una víctima pasiva con un tubo de rescate.

a) Tome la muñeca de la víctima por sobre el tubo; b) hunda el tubo por debajo de la
víctima y coloque el artefacto en posición debajo de las axilas de la víctima; c)
verifique las seriales vitales de la víctima, y colóquele la mascarilla de bolsillo.
Para usar una boya de rescate en este acercamiento (véase la figura 6.17) acérquese como
a dos metros (seis pies) de la víctima y haga una reversa rápida. Después de verificar y no
hallar ningún indicio de lesión espinal haga lo siguiente:
1. Con la mano derecha ponga la boya nariz hacia adelante en una posición entre
usted y la víctima. Luego coloque la mano izquierda sobre la boya, agarrando la
agarradera de modo que sus dedos queden hacia afuera y el pulgar hacia adentro.
2. Extiéndase por encima de la boya y con la mano derecha agarre el lado inferior de
la muñeca derecha de la víctima. Voltéela cara arriba con la técnica descrita
previamente, mientras que simultáneamente hunde la boya y tira de la víctima para
ponerla encima del artefacto.
3. Cuando la boya ya esté debajo de la víctima, suéltele la muñeca, muévase a la
derecha de la cabeza de la víctima, y coloque la mano derecha sobre el brazo
derecho de ella. Empuñe la boya con la mano derecha y estabilice a la víctima.
4. Con la mano izquierda incline hacia atrás la cabeza de la víctima y verifique sus
señales vitales.
Figura 6.17

75
Rescate de frente de una víctima pasiva con una boya de rescate.
a) Empuñe la muñeca de la víctima;
b) hunda la boya por debajo de la víctima;
c) coloque la boya por debajo de las axilas de la víctima;
d) sostenga la boya para estabilizar a la víctima y examinarla.

Para determinar camine hacia ella hasta colocar el oído cerca de la boca de la
víctima para escuchar cualquier sonido de respiración y ver si el pecho le sube y baja. No
sumerja la cabeza de la víctima ni la vuelva hacia usted, sino que mire, escuche y palpe por
cinco segundos en busca de señales de respiración.
Si la víctima está respirando remólquela a sitio seguro. Si no, y si las condiciones
lo permiten, siga los pasos que se indican a continuación para dar respiración artificial a
una víctima que no tiene señales de lesión espinal
1. Después de que la víctima está en posición horizontal, con la mano izquierda
voltee la cara. Ábrale la boca por un extremo para dejar salir cualquier agua.
2. Suelte. El extremo de la boca de la víctima y coloque la parte posterior de la
palma de la mano izquierda en la frente de la víctima Empuje la cabeza hacia
atrás para abrir los conductos de aire.
3. Saque la mascarilla de bolsillo, enjuáguela y sacúdala para quitarle la mayor
parte del agua.
4. Coloque la mascarilla sobre la boca y nariz de la víctima (figura 6.18). Oprima
con la boca el orificio de la mascarilla. Aplíquele respiración artificial tal como lo
aprendió en su entrenamiento de primeros auxilios para RCP.
5. Usted debe sentir que el aire entra en los pulmones de la víctima. Si no, cambie
la posición de la cabeza de la víctima e inténtelo de nuevo.

Después de las dos respiraciones completas verifique él puso de la víctima en el cuello


(pulso de la carótida) por cinco o diez segundos. Si la víctima no tiene pulso, remólquelo a
la playa o muelle y empiece a darle RCP. Si la víctima tiene pulso continúe dándole
respiración artificial mientras lo remolca.
Si la distancia es grande o si las condiciones no le permiten darle respiración artificial,
avance hasta el agua de poca profundidad o a sitio seguro. , Una vez que esté en agua de
poca profundidad o tierra segura, empiece la respiración artificial, si se necesitas darle RCP,
saque a la víctima del agua lo antes posible y empiece a darle RCP. Continúe hasta que
llegue el personal médico de emergencia para tomar su lugar.
Cuando este aprendiendo a dar respiración artificial, practique mucho. Es una técnica
difícil pero es importante que la domine.

76
Figura 6.18

Por detrás, víctima pasiva.


En este método usted se acerca por detrás de una víctima que esta boca abajo en el
agua. Nade rápidamente hasta estar como dos metros (seis pies) de la víctima y haga una
reversa rápida. Vea si hay señales de lesión espinal. Si ve tales señales, siga el proceso
que se delineas en el capítulo 9. Si no nota ningún indicio de lesión de la espina dorsal, siga
estos pasos con un tubo de rescate. (Véase figura 6.19)
1. Con la mano derecha ponga el tubo en posición cruzada frente a su cuerpo de modo
que la cola del tubo quede en su lado derecho.
2. Con la mano derecha en el centro del tubo, sumerja el tubo mientras extiende la
mano derecha para agarrar a la víctima por el antebrazo derecho. Sus dedos deben
quedar en el antebrazo de la víctima con el pulgar hacia la espalda de esta.
3. Hale a la víctima hacia el tubo hasta que éste por debajo de la parte baja de la
espalda. Luego cloque el brazo derecho sobre la parte superior del brazo de la
víctima y coloque la derecha encima del tubo (si no tienes empuñado) para
mantener a la víctima en su hogar. Retire su mano debajo de la víctima.
4. Calcule la distancia hasta un lugar seguro. Empuñe los extremos del tubo y
asegúrelo, si lo desea y luego proceda a avanzar a lugar seguro
5. Pase al lado derecho de la víctima. Coloque en la frente de la víctima para inclinar
la cabeza de esta hacia atrás y verifique sus señales vitales.
Rescate por detrás y con tubo de rescate de una víctima pasiva.
a) Agarre el antebrazo de la víctima. B) Hale a la víctima por sobre el tubo hasta que
éste quede por debajo de la axila de la víctima; c) Verifique las señales vitales de la
víctima y aplique la mascarilla de bolsillo.
Al usar una boya de rescate para un rescate por detrás y pasivo, nade hasta alrededor
de dos metros (seis pies) de la víctima y haga una rápida reversa. Después de ver que no
hay evidencia de lesión en la espina dorsal, siga estos pasos (véase figura 2.20):
1. Con la mano derecha ponga la nariz de la boya entre usted y la víctima. Luego
coloque la mano izquierda sobre la boya, asiendo la agarradera con los dedos hacia
fuera y el pulgar hacia adentro.
2. Empuje la boya por debajo de la víctima con la mano izquierda y hale a la víctima por
encima de la boya hacia usted con la mano derecha.
3. Pase al lado derecho de la cabeza de la víctima.

77
4. Leve la mano derecha hasta quedar por sobre el brazo de la víctima y bajo de su
espalda, haciendo la agarradera de la boya.
5. Con la mano izquierda en la frente de la víctima, incline hacia atrás la frente de la
víctima y verifique las señales vitales de la víctima.

Rescate desde atrás de una víctima pasiva usando una boya.


a) las Tome a la víctima por la axila derecha.
b) Hálela para subirla a la boya
c) Ponga la mano derecha sobre la víctima y por debajo de la espalda y asiendo la
agarradera de la boya;
d) Verifique señales vitales de la víctima

Figura 6.20

78
Víctima activa casi sumergida.
Para acercarse de frente o por detrás haga una reversa rápida a una distancia de
cómo dos metros (seis pies) de la víctima. Si sospecha que la víctima tiene alguna lesión
en la columna, siga los procedimientos delineados en el capítulo 9; si no, haga lo siguiente:
1. Coloque el tubo o boya de rescate de modo que quede entre usted y la víctima y
muévase para quedar a un lado de ésta. Pase la mano por sobre el tubo o boya y
empuñe la muñeca o antebrazo de la víctima. Tire de este brazo, por encima y por
sobre el tubo o boya para mantener a la víctima a flote en la superficie.
2. Mantenga siempre el tubo o boya entre usted y la víctima.
3. Soga los demás procedimientos para rescatar a una víctima activa.

Víctima pasiva casi sumergida.


Cuando una víctima pasiva se encuentra casi sumergida, el guardavidas se debe
acercar por detrás. Haga una reversa rápida como a dos metros (seis pies) de la víctima.
De nuevo si sospecha que la víctima ha sufrido de lesión en la columna, siga los
procedimientos que se dan en él capitulo; sino, de los siguientes pasos:
1. Coloque el tubo o boya de rescate entre usted y la víctima y quédese siempre detrás
de la víctima. Extienda el brazo por encima del tubo o boya y empuñe el antebrazo
de la víctima.
2. Hale a la víctima a la superficie y hacia encima del tubo.
3. Siga los demás procedimientos para rescatar a una víctima pasiva a la que se le ha
acercado por detrás.
Víctima sumergida.
La rapidez es crucial para rescatar s una víctima sumergida. Sería una pérdida de
tiempo hacer una reversa rápida; en lugar use una zambullida de superficie, bien sea con
los pies primeros o brazo sobre brazo.
Zambullirse con los pies primero bajo las siguientes condiciones:
El agua es turbia
No está bien seguro de que no hay ningún obstáculo sumergido.
No sabe cuanta profundidad tiene el agua.
Escoja el método más rápido y más efectivo de zambullirse desde la superficie,
brazo sobre brazo cuando estas condiciones prevalecen:
El agua es clara.
Usted conoce que el área en la cual se va a zambullir no tiene peligros.
Usted sabe que el agua tiene suficiente profundidad para zambullirse de
cabeza.
Nade rápidamente hasta el lugar aproximado donde vio a la víctima por última vez.
Las burbujas en la superficie puede ser una señal en donde está sumergida la víctima. Si
sospecha que la víctima ha sufrido lesión en la columna, use los procedimientos de rescate
que se describen en el capítulo 9. De otra manera zambullirse desde la superficie, dejando

79
el tubo o boya de rescate en la superficie. Si la víctima está sumergida demasiado hondo
para alcanzarlo con su tubo todavía sujeto en el hombro, quítese la correa de la boya.
Acérquese a la víctima por detrás y tómela por el antebrazo. Súbala a la superficie. Una vez
en la superficie, coloque a la víctima sobre el equipo de rescate según se describe en el
procedimiento para una víctima pasiva con un acercamiento por detrás.
Verifique los signos vitales de la víctima.
Remolque de rescate.
Hay dos técnicas que se pueden usar para remolcar a una víctima hasta un lugar
seguro: remolcarla con la brazada de rescate y remolque por la axila.
Brazada de rescate
Esta es la brazada que se utiliza para remolcar a una víctima. Consiste en impulso
con un brazo con pataleo de tijera o rotativo.
Remolque por las axilas.
Si la víctima está respirando, está verdaderamente pasiva, y no tiene evidencia de
lesión en la columna vertebral, puede remolcarla a la playa usando el método de remolque
por una o dos axilas (figura 6.21). Si usted ha asegurado el tubo de rescate a la víctima.
Agarre a la víctima tan cerca de la axila como pueda con su pulgar afuera del brazo, y
mantenga el tubo o boya entre usted y la víctima. Para el remolque por una sola axila use
cualquier brazada de rescate que le permita mantener contacto visual con la víctima y nadar
rápidamente hasta sitio seguro. Para el remolque con dos axilas tome a la víctima por
ambas axilas y patalee hasta sitio seguro.
Figura 6.21 Remolque por las axilas.

80
Salida del agua
Una vez que ha llevado a la víctima s sitio seguro, tiene que sacarla o ayudarla a salir
del agua lo más rápido posible para poder aplicarle los primeros auxilios. . El tipo de auxilio
que usted hará dependerá de las condiciones del terreno, la proximidad a la ayuda médica,
su propio tamaño y fuerza, la ayuda que haya disponible, y el tamaño, condición y lesiones
de la víctima.

Ayuda en forma de respaldo.


Si la víctima está consiente, pero muy débil, ayúdela a salir a lugar seguro. Póngase
junto a ella y tome el brazo más cercano, tírese sobre sus hombros, empúñelo con la
muñeca con la mano opuesta. Su brazo libre debe sostener a la víctima por la cintura. Usted
debe ayudar a la víctima a caminar hacia sitio seguro (véase figura 6.22)

Figura 6.22 Ayuda en forma de respaldo.

Arrastre de una sola persona.


Arrastrar a una sola persona es una de las formas más rápidas y eficientes de sacar
a una víctima inconsciente de un cuerpo de agua abierto. Después de que ha descartado
la posibilidad de lesión espinal, acérquese a la víctima por detrás ponga los brazos por
debajo de la axila de ella, y empuñe su propia muñeca con la otra mano para evitar soltarla.
Camine hacia atrás, arrastrando los pies de la víctima. Tenga cuidado de levantar a la
víctima primordialmente con las piernas y los brazos para evitar lesionarse la espalda.
Si usted es más pequeño que la víctima tal vez tenga dificultad en abrazarla por detrás
y asegúrese de no soltarla agarrando le la muñeca. Quizás le sea mejor empuñar las
muñecas opuestas de la víctima, según se muestra en la figura 6.23.
Si usted es el segundo guardavidas en la escena, puede ayudar al que está
arrastrando a la persona. Sencillamente levante las piernas de la persona por las rodillas,
con una de las piernas de la víctima a cada lado de su cuerpo. Desde esta posición, llamada
transporte con dos piernas, pueden llevar a la víctima hacia un lugar seguro más
rápidamente. De nuevo levante primordialmente con las piernas y los brazos.

81
Figura 6.23 Arrastre de una persona si la víctima es persona pesada.

a) Ponga los brazos alrededor de la víctima;


b) Empuñe las muñecas de la víctima con las manos opuestas.
c) Arrastre a la víctima.

Levantamiento de la persona.
El levantamiento de la persona se hace principalmente en agua profunda (vea la figura
6.24. Si la víctima no está respirando aplique rápidamente respiración artificial mientras la
sostiene al otro lado de la pared de la piscina o del muelle (vea la Pág. XX. Ponga a la
víctima que respira al lado de la pared de la piscina o del muelle, con la cara de esta dirigida
a la pared o al muelle. Póngase detrás de la víctima. Extienda el brazo por debajo del brazo
de la víctima y aférrese del borde de la piscina para sostener a la víctima, también puede
sostener a la víctima en su rodilla. Lleve las manos de la víctima hasta la plataforma, una
sobre la otra. Si la distancia entre la plataforma y el nivel del agua es demasiado para que
usted suba y salga del agua mientras mantiene a la vez el control de las manos de la
víctima y la cabeza de la misma fuera del agua, pida ayuda.
Después de haberse subido usted mismo a la plataforma, empuñe la muñeca de la
víctima y bájela antes de levantar a fin de ganar inercia y hacer más fácil él, el
levantamiento. No sumerja la cara de la víctima. Tenga presente que la cabeza de la víctima
puede estar inclinada hacia delante. Tenga cuidado de levantar a la víctima recto hacia
arriba para protegerle la cabeza de cualquier lesión. Alce con las piernas, no con la espalda,
por su propio bien.
Cuando la cabeza de la víctima ha pasado el nivel de la plataforma, retroceda y
deposite a la víctima lentamente en la plataforma. Coloque el pie debajo de la cara de la
víctima para ponerla de espalda y empezar los procedimientos de emergencia.

82
Figura 6.24 Levantamiento de la persona.

83
a) Coloque las manos de la víctima en la plataforma y salga del agua.

b) Baje, luego levante a la víctima derecho hacia arriba;


a) Deposite a la víctima sobre la plataforma;
b) Voltee a la víctima con la cara hacia arriba.
Si la víctima es demasiada pesada para que un solo guardavidas lo levante, otro
guardavidas puede ayudar. Cada uno toma cada una de las muñecas de la víctima, y con
movimientos coordinados levanta a la víctima hasta la plataforma y continúa con el
procedimiento ya descritos. Para una víctima voluminosa puede necesitarse uno o dos

84
ayudantes en el agua para empujar a la víctima hacia arriba mientras los que están en la
plataforma lo alzan.
Conclusión de la salida.
Cuando ha llevado a la víctima a lugar seguro, recuerde depositarla con cuidado en
el piso para reducir la posibilidad de lesión adiciona. Amortiguamiento en todo lo posible.

Preguntas de repaso.

1. Mencione y describa seis artículos del equipo de rescate.


2. Mencionen tres cosas de su medio ambiente acuático que podrían usarse para el auxilio
de extensión.
3. ¿Por qué es importante que el peso de su cuerpo se inclines lejos de la víctima al
realizar un auxilio de alcance, extensión o vadeando?
4. ¿Hacia dónde debe apuntar un auxilio de lanzamiento?
5. Mencione y describa las cinco entradas. ¿Cuándo debe usarse cada una?
6. ¿Por qué es importante usar una reversa rápida antes de llegar a la víctima?
7. ¿Porque usted debe usar equipo de rescate en cada rescate?
8. Describa los siguientes rescates. Víctima activa de frente, víctima activa por detrás,
víctima pasiva desde atrás.
9. Describa como colocar una víctima para darle respiración artificial usando un tubo o
boya como sostén adicional.
10. ¿Cómo se recate a una víctima parcialmente sumergida?
11. ¿Cuándo debe realizar una zambullida de superficie con los pies hacia delante?
¿Cuándo debe zambullirse de brazo sobre brazo?
12. ¿Cómo rescata a usted a una víctima sumergida profundamente?
13. Describa como remolcar a una víctima pasiva.
14. Describa el auxilio en forma de respaldo y cuando se ofrece.
15. Describa cuando se arrastra a una persona y cuando se hace.
16. Describa el alzamiento de una persona y cuando se lo hace.
17. ¿Cómo evita uno lesionarse la espalda al ejecutar alzamiento o arrastres?

85
CAPÍTULO 5
Sistemas de Emergencia

Lo más probable es que en su establecimiento se presenten emergencias reales y


potenciales en alguna ocasión. Estar preparado para las emergencias comunes reducirá
que adivinar y el estrés que se experimenta al reaccionar a ellas.

EN ESTE CAPÍTULO APRENDERÁ A ENFRENTAR LAS EMERGENCIAS AL


EXAMINAR
• Los tipos de emergencias
• Los preparativos para emergencias
• Los pasos para crear las normas para las emergencias planes para
emergencias
• Cómo llenar los informes de accidentes e incidentes cómo usar los cuadros
de lesiones, y
• Las responsabilidades en el control de crisis

86
Tipos de emergencias
En esta sección se presentan siete grupos específicos de emergencias:
Médicas
Acuáticas
Personas perdidas
Ambientales
Químicas
Mecánicas
De instalaciones

Al leer esta sección y el resto de este capítulo considere cómo usted y su


establecimiento manejarán los diferentes tipos de emergencia. Su establecimiento debe
tener un Plan de Emergencia para cada una de ellas. Si su local no tiene un plan para algún
tipo de emergencia en particular, sugiera a la administración que usen los principios que se
señalan más adelante en este capítulo para planear de antemano lo que se ha de hacer si
se presenta.
Emergencias médicas
Las emergencias médicas pueden ser de dos tipos: las que ponen en peligro la vida
y las que pudieran poner en peligro la vida. En las emergencias que ponen en peligro la
vida es probable que ocurra la muerte si no se toma acción. Tales emergencias requieren
primeros auxilios avanzados e inmediatos, tales como RCP y transporte a un Hospital. En
las emergencias que pudieran poner en peligro la vida la muerte es menos cierta, pero tales
condiciones todavía requieren acción inmediata. Tal vez todavía se necesite ayuda médica
externa, incluyen el transporte a un hospital o clínica. Los siguientes son ejemplos de
ambas:
Emergencias que ponen en peligro la vida
Paro cardíaco
Ahogamiento/casi ahogamiento
Hemorragia fuera de control
Envenenamiento
Fallo respiratorio

Emergencias que pudieran poner en peligro la vida


Ataques (convulsiones)
Ataque cardíaco o angina
Lesión en la columna vertebral Pérdida del conocimiento
Fractura
Reacción al extremo calor o frío
Obstrucción de las vías respiratorias o emergencias respiratorias
Reacción alérgica
Ataque de asma
Diabetes o choque de insulina
Cortadas o laceraciones

87
Hay sin duda otras emergencias médicas que se pudieran mencionar. El personal en
su local debe dialogar sobre cómo manejar tales emergencias.

Emergencias en el agua
Cuando usted concluya su Curso de Guardavidas debe haber aprendido a actuar en
una amplia variedad de emergencias en el agua. Por medio del entrenamiento sobre la
marcha el personal de su establecimiento debe colaborar para desarrollar los
procedimientos de emergencia que usted necesita para reaccionar eficaz y eficientemente.
Asegúrese de que sus planes cubren:
Ahogamientos
Lesiones serias en el agua y lesión de la columna vertebral en e! agua,
Emergencias cardíacas o respiratorias en el agua, y
Personas perdidas.

Personas perdidas
Si se cree que una persona perdida pudiera estar en el agua, hay peligro de muerte.
Si se cree que está fuera del agua, la situación es menos crítica. En cualquier caso, usted
debe ayudar en los esfuerzos por localizar a la persona perdida, en este caso se debe tener
un Protocolo de Personas Perdidas, de manera que los guardavidas no abandonen sus
puestos de vigilancia, para ello , depende del último punto de avistamiento PUA , se utilizara
un patrón de búsqueda en el agua o en tierra o ambos.
Emergencias relativas al medio ambiente
La información respecto a tormentas y señales de mal tiempo. Es importante que el
personal de su establecimiento sepa la política y los pasos a seguir en situaciones
relacionadas con el tiempo:
Truenos y relámpagos e huracanes
Tomados y ventarrones e Lluvia torrencial y granizadas.
Visibilidad reducida (debido a la niebla reflejo solar, polvo, escombros
que vuelan y otras causas)
Temblores y terremotos

Es obligatorio ante Tormentas Eléctricas, ventarrones y lluvia pertinaz, en todas las


instalaciones acuáticas cerradas como piscinas o parques acuáticos que se evacue a los
usuarios de manera ordenada del agua y de las atracciones, ya que el agua es conductora
de la electricidad y esta puede ocasionar que las personas puedan ser alcanzadas por un
rayo y estar en grave riesgo de morir por una descarga eléctrica.
Ante estas eventualidades el local deberá tener su Plan de Emergencia, a fin de
coordinar a todo el personal para la evacuación sea cual fuere el tipo de emergencia
climática.

Emergencias Químicas
Los que operan piscinas deben tener mucho cuidado al manejar las substancias
químicas que se usan para mantener el agua debidamente equilibrada para la recreación.
Desafortunadamente, ocurren accidentes que pueden crear condiciones potencialmente
peligrosas. Cada establecimiento debe tener programado lo que hay que hacer en

88
diferentes emergencias químicas:
Escape de gas o cloro debido a la ruptura de tanques, escapes o derrames que
resultan en lesiones serias o fatales.
Derrames de los ácidos que se usan en las piscinas y que resultan en vapores
cáusticos e irritaciones de la piel.
Explosión de substancias químicas inflamables (por ejemplo, granulados
clorinados o de bromuro)
Alteración del balance químico del agua (por ejemplo, turbiedad, o sanidad
impropia, o nivel de cloro inadecuado, que irrita la piel y los ojos de los bañistas)

Emergencias Mecánicas
Existen varios peligros mecánicos potenciales, dependiendo del tipo de
establecimiento en donde usted trabaja. Su establecimiento debe tener normas para
atender
fallos estructurales,
daños en el sistema de filtración,
daños en la iluminación, y
desperfectos en el equipo (resbaladeros, piscina de olas, trampolines).

Emergencias relativas a las instalaciones y el local


No todas las emergencias que afectan a su establecimiento ocurrirán en la piscina.
Conozca bien las provisiones de su establecimiento para atender una variedad de
situaciones de emergencias:
fuego en las estructuras en el establecimiento
fuego en la vegetación del establecimiento
atentados terroristas y bombas
apagones eléctricos
explosión química en el establecimiento o en consiguiente peligro
debido al fuego o a los vapores
fuego cercano, que significa peligro de fuego o humo.

Preparativos para las Emergencias


Las mejores soluciones en las emergencias son resultado de un eficaz trabajo de
equipo, lo cual reduce los riesgos para los guardavidas y para los usuarios. También
aumenta la rapidez y eficiencia con que se enfrenta la emergencia. Todo establecimiento
debe tener planes y un programa de entrenamiento práctico sobre la marcha para atender
una variedad de emergencias La evaluación del desempeño del personal después de una
emergencia es útil para ayudar al personal a identificar las áreas de peligro, refinar sus
reacciones y reconocer sus éxitos.
Su equipo de personal de emergencia incluye guardavidas, agentes de la ley,
bomberos, personal de emergencia médica, agentes de la defensa civil y miembros de
diferentes organizaciones locales. La participación de cada grupo hace que sus planes de
emergencia sean más eficientes y eficaces.

89
Plano del establecimiento
Otra clave para una actuación buena y rápida en una emergencia es conocer el plano
del establecimiento. Tal vez uno no lo pensada, pero conocer la manera más rápida de que
el personal médico llegue a cada área es vital en una emergencia. Formule planes para el
acceso de emergencia; no deje a la aventura el hallar la mejor ruta para la llegada del
personal de emergencia. Determine de antemano las rutas más cortas y más seguras para
que los paramédicos lleguen a todos los puntos de su establecimiento.
Considere los siguientes factores:
El largo y ancho de los tablas de inmovilización y de la camilla de la ambulancia
Las escaleras
Las esquinas cerradas y los pasillos angostos
Las puertas con candado y otros obstáculos

Una vez que usted ha planeado las rutas de acceso más cortas y seguras para el
personal de emergencia, mantenga esas rutas expeditas en todo tiempo. La agitación en
una situación de emergencia puede entorpecer la tarea de despejar las rutas cuando es de
la mayor importancia.
Su establecimiento debe organizar sesiones de entrenamiento práctico con personal
externo de emergencia para practicar los procedimientos. Durante estas sesiones de
práctica puede determinar si ha seleccionado las rutas de acceso apropiadas. Esas rutas,
junto con la ubicación de las alarmas de incendio, los extinguidores, los teléfonos, las áreas
de primeros auxilios, y las áreas de refugio para tomados, deben estar claramente
señaladas para todo el personal y los usuarios.
Evaluación del equipo
Su equipo y provisiones deben ser examinados cada día como parte de su rutina de
apertura. Todo establecimiento debe tener una buena variedad de equipos de guardavidas
y emergencia médica, incluyendo suficiente provisión de lo siguiente:
Cayados y pértigas de alcance
Boyas
Tubos de rescate
Tablas de inmovilización y correas
Inmovilizadores de la cabeza y collarines.
Teléfonos y un letrero en donde consten los números de teléfonos de
emergencia
Equipos de primeros auxilios (mascarillas de bolsillo, caucho y delantales)
Frazadas

Todo establecimiento tiene diferentes códigos especificando los requisitos para el


equipo que necesita un establecimiento de recreación. Póngase en contacto con el
departamento de salud de su estado, condado o municipio, para conseguir una lista de los
aparatos que se exigen.

90
El equipo de seguridad que está dañado, estropeado o con candado en un armario
no sirve de nada en una emergencia. Y el equipo es valioso sólo si todo el personal sabe
dónde está guardado y cómo usarlo. La mayoría de los establecimientos programan
sesiones regulares de entrenamiento práctico para asegurarse de que los guardavidas
pueden reaccionar eficazmente a una variedad de situaciones de emergencia.
Procedimientos médicos de emergencia
Todo el personal debe estar consciente de las necesidades y procedimientos, del
personal del Sistema de emergencia médica (SEM) que responden a las llamadas en
emergencias. Ignorar o entender mal estas necesidades y procedimientos pueden
aumentar el peligro para el individuo lesionado y puede exponer al establecimiento a una
obligación legal incrementada.
Pautas para las normas en cuanto a emergencias
La YMCA anima a todos los establecimientos a documentar los procedimientos de
emergencia antes de que ocurra cualquier emergencia. Tener personal adiestrado y
preparado solo puede mejorar la calidad y seguridad de su programa acuático. Si usted
trabaja en un establecimiento que no tiene estos procedimientos por escrito, anime
fuertemente a la administración a que tome estos pasos:
Especifique un líder del equipo de emergencia y defina la
responsabilidad y limitaciones de este líder.
Especifique el personal que debe intervenir en una respuesta de
emergencia y asigne deberes específicos.
Especifique una cadena de comando.
Seleccione un portavoz para el establecimiento y dirija todas las
preguntas a esa persona.
Establezca una secuencia de paso para atender la emergencia.
Prepare una lista de números de teléfonos para emergencias
Prepare por escrito qué decir al llamar en una emergencia y colóquelo
cerca del teléfono.
Defina los procedimientos para mover y transportar víctimas.
Instruya a los guardavidas respecto a la importancia de llenar los
informes de accidentes e incidentes, y los procedimientos para hacerlo
(como se describe más adelante en este capítulo).
Programe sesiones regulares de entrenamiento en procedimientos de
emergencia y práctica.
Es también vital que los procedimientos de emergencia se practiquen frecuentemente
y sistemáticamente. Solo mediante la práctica se refinarán y comprenderán plenamente las
reacciones y procedimientos. La práctica también hace que la situación de emergencia
ejerza menos estrés, conforme todos los miembros del equipo se familiarizan con sus
responsabilidades. Mientras más confianza tengan los miembros del equipo al responder a
sus deberes durante una emergencia, más eficaces y eficientes serán. Al practicar los
planes de acción para emergencias, evalúe su propio desempeño e identifique las áreas
que necesitan mejorarse.

91
Planes para emergencias
Los planes para emergencias incluyen seis pasos fundamentales:
1. Reacción inicial y evaluación
2. iniciación de la respuesta primaria por parte del guardavidas, incluyendo el sistema
médico de emergencia.
3. Iniciación de cualquier respuesta secundaria de parte de otros miembros del
equipo, conducentes a la resolución de la emergencia (incluyendo proveer primeros
auxilios)
4. Notificación al personal designado (Al personal se le debe instruir que no comente
sobre la situación de emergencia con ningún testigo, espectador o reportero. Solo las
personas específicamente designadas en la cadena de comando deben dar la información)
5. Completar el informe necesario del incidente o accidente
6. Investigación del incidente.

La manera en que cada uno especifícalos pasos. Las figuras 7.1 es un ejemplo de
plan de emergencia:
Algoritmo para el Plan de Emergencias para un solo Guardavidas.
Incidente

El Guardavidas se da cuenta

Reconocimiento de la víctima

Reacción de los Guardavidas

Desalojar la piscina y activar el sistema médico de emergencia

El Guardavidas entra a la piscina

No Sí

Contactar a la víctima y llevarla a sitio seguro

¿Está bien la víctima?

Si No

Activar el SME y ofrecer

92
Primeros Auxilios de Emergencia

SEM llega y se hace


cargo

Notificar a los superiores

Llenar y firmar el informe del incidente

Regresar a su puesto

El ejemplo de plan que se ofrece en este capítulo tiene el único propósito de servir
de guía, para establecimientos que tienen varios guardavidas. Cada establecimiento debe
determinar cuáles guardavidas cumplen cuáles deberes. Los establecimientos con un solo
guardavidas deben establecer un procedimiento para que el único guardavidas dé la señal
para pedir ayuda de inmediato. Es preciso definir cuidadosamente las responsabilidades
del guardavidas y de los ayudantes en tales circunstancias.
Su establecimiento debe tener procedimientos escritos para atender las emergencias.
Asegúrese de conocer bien los procedimientos y sus responsabilidades. Las sesiones de
entrenamiento práctico le ayudarán a sentir más confianza al responder.
Ejemplo de plan para evacuación de la piscina
Cada establecimiento debe tener un plan para evacuar el área de la piscina. En toda
emergencia la acción ágil y organizada es importante. Este plan es apropiado para una
emergencia relativa al tiempo o clima.
1. Haga la señal a los demás guardavidas para iniciar el plan de evacuación
2. Dé la señal a los bañistas para que salgan de la piscina.
3. Permanezca en su puesto hasta que todos los bañistas hayan salido del agua.
4. Ayude al resto del personal a dirigir a los usuarios al refugio o área designada.
5. Vuelva a asegurar a los usuarios que pueden estar tranquilos.
6. Preséntese a la administración para recibir instrucción o asignación adicional-
7. Colabore en todo lo que sea necesario.
8. Colabore para llenar los formularios de informe del incidente.

Ejemplo de plan de emergencia para una emergencia médica con peligro


de muerte
Siga este procedimiento para ofrecer primeros auxilios a una víctima de un ataque
cardiaco que requiere atención inmediata:
1. Dé la señal a otros guardavidas para que cubra su área mientras usted inicia los
primeros auxilios. Si usted es los únicos guardavidas, pida ayuda con la señal de
emergencia convenida.
2. Evalúe la situación, pida la ayuda de los SEM, y ofrezca los primeros auxilios de

93
emergencia según sea necesario.
3. Notifique a sus superiores.
4. Llene un informe de accidente y entréguelo a la persona apropiada antes de
regresar a su tarea.
5. Junto con el administrador evalúe su actuación.
Ejemplo de plan de emergencia cuando alguien se está ahogando
Aquí se delinea el procedimiento de rescate en el agua en un establecimiento con
varios guardavidas.
1. Dé la señal a otros guardavidas para iniciar el procedimiento de emergencia.
Mientras usted reacciona, ellos supervisarán su área, ayudarán en el rescate o a
sacar del agua a la víctima, enviarán a buscar el equipo de primeros auxilios o la
ayuda de SEM necesaria, y controlarán a los mirones. Si es necesario, hará que
estos evacuen la piscina.
2. Evalúe la situación y determine qué técnica y equipo de rescate se necesitan.
3. Realice el rescate.
4. Empiece a dar los Primeros Auxilios necesarios.
5. Con calma notifique el accidente a sus superiores; ellos, a su vez, deben notificar
a
Los contactos de emergencia (familiares y otros individuos designados).
6. Llene y entregue el informe de accidente.
7. Regrese a su puesto tan pronto le sea posible.

Ejemplo de plan de emergencia cuando hay una persona perdida


Es esencial tener y practicar un plan de emergencia para cuando se informa que una
persona se ha perdido. En aguas abiertas se pueden usar una variedad de técnicas de
búsqueda y recuperación que se realizan y se practican en los Cursos de Socorristas de
Aguas Abiertas.
Para buscar a una persona perdida en una piscina, dé los siguientes pasos:
1. Dé la señal a otros guardavidas para iniciar el procedimiento de emergencia.
2. Dé la señal para una revisión inmediata de la piscina.
3. Desaloje la piscina.
4. Consiga una descripción precisa de la persona perdida, incluyendo edad, raza,
estatura, peso, color del pelo, color de la ropa, y dónde la vieron por última vez. Pida
que la persona que da esta descripción se quede en un lugar determinado donde
esté a manos cuando sea necesario.
5. Realice una búsqueda visual lo más rápido posible.
6. Si la persona que falta se ha estado ahogando, efectúe el rescate y aplíquele de
inmediato los primeros auxilios. Procure la ayuda del SEM.
7. Si se determina que la persona que falta no se ha estado ahogando, los bañistas
pueden regresar al agua mientas se dan los siguientes pasos:
a. Busque en todas las instalaciones, incluyendo baños, vestidores, gimnasios
y cualquier otro recinto del establecimiento.
b. Llame a la casa de la persona perdida.
c. Si la persona no aparece, notifique a las personas debidas ante sus

94
superiores, quienes deben a su vez notificar a los contactos de emergencia.
d. Notifique a los agentes de seguridad y a la policía, esto es deber del
administrador o supervisor de los guardavidas.
8. Llene el informe necesario de accidente o incidente.
9. Regrese a su puesto tan pronto le sea posible.

Informes de accidentes e incidentes


Como profesional usted es responsable de sus decisiones. En caso de emergencia,
llenar los informes de accidentes e incidentes suele ser la única manera de substanciar su
procedimiento y acciones, si llegaran a ser puestos en tela de duda. Llene los informes con
todo cuidado tan pronto le sea posible después de la emergencia. Los detalles precisos son
cruciales. Se requiere un informe de accidente cada vez que se ofrecen primeros auxilios;
se presenta un informe de incidente en cualquier otra situación, usualmente aquellas en
que un guardavidas empleado o agencia externa es llamado a acción (tales como en
problemas de disciplina o robo).

En un accidente en que se requieran primeros auxilios, su responsabilidad no


concluye cuando la persona lesionada queda bajo el cuidado del personal médico
apropiado. Usted debe seguir el procedimiento de su establecimiento en cuanto a informar
y registrar el accidente. Se deben hacer copias de este informe y enviarlas a las autoridades
correspondientes No deje de guardar una copia para sus archivos.
En el formulario de Incidentes u otros registros debe proveerse la siguiente
información:
✓ Nombres, títulos, números de empleo, años de experiencia, ubicación de áreas de
responsabilidad, horas de turno y períodos de receso de los empleados que
intervinieron
✓ Fecha, tipo y cantidad de entrenamiento de cada empleado que intervino
✓ Hora, ubicación y naturaleza del accidente
✓ Número de personas involucradas en el accidente
✓ Condiciones del tiempo y del agua
✓ Número de personas presentes en la piscina o playa en donde ocurrió el accidente
✓ Comentarios generales de importancia para evaluar la situación.
✓ Plano o boceto del área mostrando cualquier condición desusada o asignación del
personal si se estima necesario (debe ser preparado por el supervisor y el
guardavidas)
✓ Nombre, dirección y número telefónicos de los testigos del accidente.
✓ También se debe contestar las siguientes preguntas:
o ¿Cómo se dio cuenta el empleado del accidente?
o ¿Con cuanta rapidez respondió el empleado a la emergencia?
o ¿Qué hizo el empleado ante la emergencia?
o ¿Tuvo que meterse al agua para efectuar el rescate?
o ¿Cuánto tuvo que nadar el guardavidas?
o ¿Qué hizo el guardavidas para ayudar a la víctima?
o ¿Qué equipo de rescate usó el guardavidas?
o ¿Qué observó el guardavidas respecto a la condición de la víctima?
o ¿Observó el guardavidas algún indicio de lesión espinal? Si es así, ¿qué

95
indicios?
o ¿Necesitó el guardavidas ayuda para el rescate?
o ¿Interfirió algo con el rescate?
o ¿Hizo el guardavidas todo lo posible por ayudar a revivir a la víctima?
o ¿Se identificó a la víctima? ¿Quién la identificó?
o ¿Cuáles fueron los factores que contribuyeron al accidente?
o ¿Qué estaba haciendo la víctima cuando se vio en aprietos?
o ¿Podía la víctima nadar?
o ¿Había la víctima desobedecido las reglas u órdenes del guardavidas?
o -¿Se aplicaron primeros auxilios?
o ¿Fue necesario dar RCP? ¿Se notó circulación efectiva en el pulso de la
carótida o en el color de la piel?
o ¿Se llamó a la policía, escuadrón de emergencia y ambulancia? ¿A qué
hora?
o ¿Cuánto tiempo tornaron en responder?
o ¿Qué acción tomaron?
o ¿Se continuó aplicando la respiración artificial? ¿Quién la aplicó?
o ¿Cuándo el personal de SEM o el médico tomó a cargo la situación?
o ¿Cuándo el personal del SEM o el médico dieron alguna declaración
respecto a la condición de la víctima?
o ¿Se sacó a la víctima de la piscina o playa? ¿A qué hora?

Debido a que algunos incidentes requieren menos acción de emergencia, su


establecimiento tal vez no tenga un formulario para informar al respecto. Incidentes
menores, tales como cuando un usuario corre en la plataforma, no necesitan un informe. Si
usted le ha pedido a algún usuario que abandone el recinto o si se ha llamado a alguna
agencia externa, es sabio preparar un informe describiendo la situación, las personas que
participaron y las acciones que se tomaron. Su establecimiento definirá las ocasiones en
que se necesita llenar tales formularios.

Cuadro de lesiones
Una manera de mejorar la capacidad de su establecimiento para prevenir y reaccionar
en los casos en que hay lesiones es determinar qué lesiones ocurren y dónde. Una tabla o
cuadro de lesiones puede ser un recurso eficaz para reunir esa información. El cuadro es
un diagrama del área supervisada, completo con todos los artículos y equipo, trampolines,
escalerillas, cuerdas divisorias y separadores de niveles de agua, marcadores de
profundidad, estaciones de guardavidas, cercas, áreas de recreación e instalaciones
auxiliares. Cada vez que ocurre un accidente, se anota en el diagrama con un código. Su
establecimiento puede tener un sistema de código para todo tipo de lesiones que ocurran.
A cada lesión se le puede asignar una letra, número o símbolo.

96
La figura 7.3 ilustra un cuadro de lesiones en el cual un número médica la lesión y
una letra la parte del cuerpo que sufrió la lesión.
Figura 7.3

Trampolín
Parte del cuerpo Tipos de lesiones
Pedestal de A. Brazo/mano 1. Raspones
guardavidas B. Pierna/pie 2. Cortes
Escalerilla C. Torso 3. Laceraciones
Cuerda divisoria D. Cabeza 4. Torceduras/distensiones
E. Columna vertebral 5 .Dislocaciones
Escalones F. Todo el cuerpo 6. Fracturas
7. Quemaduras por friccion
Cerca 8. Ahogamientos
9. Lesión Espinal
Edificio
97
A partir de este diagrama del establecimiento los administradores y otro personal
pueden descubrir los accidentes y lesiones más comunes que ocurren en su
establecimiento, y dónde es más probable que ocurran. Entonces pueden planear acciones
que se pueden tomar para prevenir futuros accidentes: establecer nuevas reglas, reparar el
equipo, instalar equipo adicional de seguridad, modificar la posición de los Guardavidas,
añadir personal o limitar el acceso a un área determinada.
Control de las crisis
Tener procedimientos de emergencia establecidos es el primer paso para manejar las
crisis. Sin embargo, también es bueno estar preparados para manejar las reacciones de las
personas a tales crisis y pensar en cómo mantener la calma y el raciocinio durante los
momentos de tensión.
Pauta para el control de las crisis
Al atender cualquier emergencia, asegúrese de que conoce los elementos de manejo de
crisis que se muestran en estas pautas. Su establecimiento tal vez quiera colocar estas
pautas a la vista en el vestidor de los guardavidas y en la Oficina Principal.

Lista de verificación para el manejo de las crisis


Esté preparado. Conozca el procedimiento establecido por su establecimiento para los casos
de emergencia, incluyendo cómo llenar los formularios de informes de incidentes, y repáselos
regularmente. Cerciórese de que los números telefónicos se hayan a la disposición de las siguientes
personas o agencias:
Supervisor y Administrador:
Policía:
Bomberos:
Ambulancia:
Centro de control de envenenamientos:
Línea directa para accidentes químicos:
Departamento de salud:

Mantenga el orden. La confusión y el miedo pueden empeorar la situación. Conserve la calma


y actué con autoridad. Siga el procedimiento conforme lo ha practicado. Asegúrese de que cada
persona presente está en un lugar seguro y sin daño antes de continuar con los planes de
emergencia.
Notifique a sus superiores. Informe a su supervisor del incidente o a otro administrador
designado tan pronto le sea posible Si es necesario, llame al personal de emergencia o pida
información.
Proteja el establecimiento. No diga a nadie nada respecto al incidente; únicamente el
portavoz designado debe comentarlo en público. Llene su informe de incidente tan pronto como
pueda, usando el formulario regular de su establecimiento. Incluya documentación separada de las
declaraciones de los testigos.
Regrese a su puesto. Vuelva a asumir las operaciones regulares tan pronto sea posible. Esto
ayuda a calmar a los usuarios y al personal, y reduce la especulación negativa sobre el caso.
Aprenda de la experiencia. Con el resto del personal revise la manera en que se manejó el
incidente. Dialoguen sobre el caso, determinen las causas, evalúen sus reacciones y consideren qué
otras acciones se podrían haber tomado. Esto le permite ofrecer ideas para mejorar la seguridad,
expresar sus emociones respecto al caso, y ayudar a mejorar los procedimientos de emergencia

98
Los medios de comunicación masiva
Prepárese para la intervención de los medios de comunicación masiva en cualquier
emergencia en cualquier instalación grande, o cuando el accidente o incidente ha sido
puesto en conocimiento del SEM o de la policía- Su establecimiento debe tener un plan en
cuanto a la información que se ofrece en las crisis a los medios de comunicación masiva.
Aunque la mayoría de los periodistas no le tienen mala voluntad a su plantel, el
sensacionalismo vende periódicos. Por eso es bueno tener cuidado al formular
declaraciones respecto a las emergencias.
Debido a que la percepción del público es muy importante en la mayoría de los
establecimientos, es importante dar la información apropiada a todas las partes interesadas.
La política establecida por el establecimiento y las responsabilidades legales deben delinear
la información que se hace pública.
El plan en cuanto a las declaraciones que se formulan en las crisis debe designar un
portavoz para que haga todos los contactos con los medios de comunicación masiva y todas
las declaraciones. El resto del personal debe evitar responder a las preguntas o hacer
comentarios. Algunos usuarios pueden hacer preguntas al parecer inocentes respecto a los
sucesos en el establecimiento o en cuando a la situación en sí misma. Con demasiada
frecuencia el "bañista' resulta ser un representante de los medios de comunicación masiva
o un abogado que trata de obtener información que puede no ser relevante.
Puede ser bueno tener una declaración estándar, tal como la que sigue: 'El accidente
está siendo investigado, y nuestro portavoz oficial dará una declaración en pocos
momentos. Gracias. Ahora debo regresar a mi trabajo. Una vez que usted ha hecho tal
declaración, continúe su camino y no responda a ninguna otra pregunta.
Tensión emocional del personal
Cada vez que uno interviene en un rescate, queda sujeto a gran tensión como
resultado de su deber de reaccionar ante la emergencia y el peligro que enfrenta al hacerlo.
Los profesionales bien entrenados generalmente pueden responder a las emergencias sin
que el estrés interfiera en los esfuerzos de rescate. Es vital que usted conserve la calma
mientras sigue el procedimiento de emergencia. Es por eso que la práctica es tan
importante. Una vez que ha concluido la emergencia, sin embargo, especialmente cuando
se ha producido una lesión seria o muerte, la tensión emocional puede apabullarlo. Si
piensa que necesita ayuda para lidiar con esa tensión, busque servicios profesionales o
grupos de apoyo. En algún caso extremo usted puede acudir a grupos de tensión crítica
que muchas comunidades tienen para ayudar a los bomberos, agentes de policía y otras
personas que trabajan en rescates, para resolver sus traumas psicológicos.

Si no hay un grupo de apoyo así a su alcance, o si el accidente no fue severo,


las siguientes acciones pueden ayudarle a reducir los efectos sicológicos de un
rescate:
✓ Llene el informe de accidente o incidente. Esto es parte de su
responsabilidad.
✓ Piense en sus acciones y enfatice lo que hizo bien.
✓ Haga alguna actividad física tan pronto le sea posible. Le sacará de la
tensión y le dará una oportunidad de relajarse.

99
✓ Comprenda que las autoridades no están tratando de echarle la culpa
a nadie al tratar de compilar información acerca del accidente; sus
preguntas son sencillamente parte del "sistema” necesario. Sea lo más
objetivo que pueda.
✓ En un ambiente seguro, hable con otras personas que le puedan dar
apoyo a fin de expresar sus sentimientos y emociones. Recuerde
ofrecer su apoyo a otros que estén en situación similar.
✓ Trate de mantener un horario normal de actividades, incluyendo los
estudios, la vida social y su trabajo de guardavidas.

Un accidente en el que hay muerte o lesión será puede demorar tiempo considerable
en resolverse. Si usted estuvo preparado y actuó de acuerdo a los procedimientos
establecidos en su establecimiento, cumplió con su obligación legal. Coopere con las
autoridades y, si lo necesita, busque ayuda para lidiar con su reacción al trauma que ha
experimentado

Preguntas de repaso

1. ¿Cuál es la diferencia entre una emergencia en que hay peligro de muerte y una
emergencia en que pudiera haber peligro de muerte?
2. ¿Cuáles son los siete tipos principales de emergencias que cualquier
establecimiento debe estar preparado para atender?
3. ¿Por qué es importante el trabajo en equipo en un caso de emergencia?
4. ¿Por qué es importante trabajar con la unidad de SMB local al prepararse para las
emergencias?
5. Mencione tres asuntos que debe considerar al prepararse para las emergencias.
6. ¿Qué diez pasos deben incluirse al preparar una política en cuanto a las

7. Menciones los seis pasos comunes en cualquier plan para emergencias


8. ¿Cuál es la diferencia entre un accidente y un incidente?
9. ¿Qué es un informe de accidente> y por qué es importante llenarlo?
10. ¿Qué es un cuadro de lesiones, y qué información importante contiene?
11. Mencione los ocho puntos que se señalan en la lista de verificación en manejo de
crisis.
12. ¿Cómo debe responder, como guardavidas, a las preguntas respecto a un
accidente seno en su establecimiento?
13. Mencione tres pasos y acciones que usted puede dar para controlar el trauma o
la tensión emocional después de una emergencia.

100
CAPÍTULO 6

Manejo de Lesiones en la
Espina Dorsal
Las Lesiones de la Espina Dorsal son una preocupación de todos los que sirven al
público en instalaciones acuáticas, y por buenas razones porque es un accidente común al
zambullirse en piscinas, lagos y otros cuerpos de agua, el efecto de esta lesión es muchas
veces mortal o puede ocasionar incapacidad parcial o total.
Todo guardavidas debe adiestrarse para actuar en los casos de lesiones de la espina
dorsal.
EN ESTE CAPITULO APRENDERÁ ACERCA DE
Los que sufren lesiones de la espina dorsal, las actividades peligrosas, peligros y
riesgos de zambullirse en aguas al descampado, peligros relativos al diseño de las piscinas,
normas uniformes para zambullirse sin peligro, y letreros prohibiendo zambullirse.
TAMBIÉN APRENDERÁ CÓMO
Reconocer una lesión de la espina dorsal, meterse al agua y rescatar a una víctima,
realizar un rescate de una víctima de lesión de la espina dorsal y proveer allí mismo
estabilización, manejo de diferentes casos de rescate, usar un collar cervical y un tablero
de flotación para sacar del agua a la víctima, y ofrecer los primeros auxilios.

101
LA VÍCTIMA
La mayoría de las lesiones de la espina dorsal ocurren donde no hay presente un
guardavidas calificado, un instructor o entrenador que ofrezca ayuda con conocimiento. Un
vistazo de tas cifras indican que la persona típica que sufre una lesión de la espina dorsal
tiene las siguientes características:
• Varón atlético de entre 18 a 31 anos
• Mide 1.89 metros de estatura
• Pesa 80kg.
• No tiene ningún entrenamiento formal para zambullidas
• Primera vez que visita el lugar, y primera zambullida allí.
• Nadie le había advertido los peligros, ni verbalmente ni mediante letrero.

Causas de las lesiones acuáticas a la espina dorsal


Las lesiones espinales pueden ocurrir lo mismo en piscinas que en aguas al
descampado. Obviamente, el equipo y el diseño del establecimiento juegan un papel más
grande en una piscina que en una playa.
Las siguientes son algunas de las principales causas de las lesiones espinales
acuáticas.
Lesiones en piscinas
La mayoría de las lesiones de la espina dorsal que ocurren en piscinas resultan de
zambullirse en agua poco profunda. Esto incluye saltar desde:
• La plataforma a una piscina a nivel del suelo,
• Una plataforma o borde en una piscina sobre el suelo,
• Estructuras adyacentes (techos, árboles, etc.) a una piscina sobre el nivel del piso.
• Pedestales para lanzamiento ubicados en agua pocos profundas
De un 20% a un 25% de las lesiones de la espina dorsal en piscinas resultan de
zambullidas o caídas en agua profunda. Las lesiones son causadas por caídas a la
plataforma, zambullidas en agua de menos de dos metros (seis pies) de profundidad, o
personas que saltan y caen contra el fondo ascendente de la piscina que no estaba a
suficiente distancia. Estas zambullidas o caídas se hacen desde el siguiente equipo:
• Trampolines (de 90 cm. [26 pulgadas] o menos por sobre la superficie del agua)
• Trampolines de tres metros
• Trampolines de 1 metro
• Tableros de saltos de entre 1.20 metros a 2 metros de largo
• La plataforma a una piscina con fondo inclinado
• El pedestal del trampolín de 3 metros
Los resbaladeros colocados en agua poco profunda también resultan en lesiones de
la columna vertebral. Estas lesiones se deben a deslizarse de cabeza, zambullirse desde
la parte superior de la resbaladera, y caerse a la plataforma de la piscina desde la parte

102
superior de la resbaladera.

Lesiones en aguas al descampado


Miles de personas disfrutan la natación en aguas al descampado;
desafortunadamente, la diversión recreativa a veces acaba en desastre. Las lesiones
espinales en aguas al descampado son el resultado de muchos factores del suelo.
Océanos y ríos. Las corrientes y olas en las playas y el flujo del agua en los ríos
hacen que el contorno del fondo cambie rápidamente. Los troncos sumergidos. los
escombros y el lodo o arena que se acumula en el fondo son algunas de las causas de
preocupación del nadador que se prepara para correr y saltar de cabeza al agua. Cualquier
objeto bajo el agua constituye un peligro para el nadador desprevenido.
Una causa principal de lesión espinal en el mar es lanzarse de cabeza contra una ola
que rompe. Todo nadador debe tornar medidas de precaución para que su entrada al agua
no presente peligros. Advierta a los usuarios colocando letreros de Prohibido Saltar, o
Prohibidos los saltos con carrera. En aguas al descampado una obstrucción (piedra,
escombro, barco hundido), bajo el agua puede cambiar de posición en cuestión de
minutos; los guardavidas deben conducir una inspección del fondo cada día antes de que
la playa se abra al público. Las obstrucciones sumergidas deben eliminarse o identificarse
con una boya o letrero. Los usuarios no deben correr para zambullirse en aguas al
descampado.
También se debe prohibir saltar desde un muelle o plataforma en agua de menos de
tres metros (seis pies) de profundidad. Deben ponerse letreros que digan "Peligro, Agua
poco profunda; Prohibido saltar" en los muelles con aguas de menos de tres metros de
profundidad.
Lagos y reservorios Aun cuando el agua en lagos y lagunas artificiales no es tan
activa como en los océanos y ríos, el contorno del fondo también puede cambiar y presentar
peligros. El viento y la acción de las olas pueden llevar escombros sumergidos cercanos a
la orilla y depositarios en el fondo. Los 'Lagos y lagunas artificiales pueden tener tocones
de árboles sumergidos o troncos cercanos a la orilla. También puede haber rocas grandes
o piedras bajo el agua en lagos, y especialmente en excavaciones.
Los peligros adicionales de zambullirse en estanques hacen que esto también se
deba prohibir. Las piedras, las rocas, el borde de las excavaciones, e incluso cualquier
equipo mecánico abandonado por las operaciones mineras anteriores crean peligro para
los nadadores.
Peligros de lesiones de la espina dorsal relativos al diseño de las piscinas
Los peligros que encierran los saltos en agua profunda, especialmente en piscinas
residenciales, a menudo se relacionan con la configuración del fondo y los lados de la
piscina, y la colocación del trampolín. Dos diseños específicos de piscinas presentan un
riesgo mayor de lesiones de la espina dorsal al saltar desde un trampolín: el fondo inclinado
y las piscinas con forma de cuchara.
Piscinas de fondo inclinado
La piscina de fondo inclinado forma un declive en los cuatro lados empezando en el
punto más profundo de la piscina hasta el lugar de quiebre. Generalmente hay un área muy
limitada para creé en la parte más profunda de la piscina; saltar en una piscina de fondo

103
inclinado es como zambullirse en un embudo. Los lados de las piscina están inclinados
hacia el punto más hondo, que tal vez tenga apenas medio metro por medio metro. Los
marcadores de profundidad en la plataforma y paredes de la piscina indican la profundidad
en el punto más hondo, pero no dan indicación de la profundidad de las paredes. La persona
que salta puede pensar que hay buena profundidad, y hallarla mucho menos honda de lo
que pensó debido a los lados inclinados. Saltar desde un trampolín o desde el lado de la
piscina a la parte honda puede resultar en darse contra el declive de la piscina en agua que
es mucho menos profunda que la profundidad indicada. Figura 9.1 Piscina residencial típica
de fondo inclinado.

Figura 9.1 Piscina residencial típica de fondo inclinado.

Piscina de Forma de Cuchara


a) Otro diseño que crea peligros potenciales es la piscina deforma de
cuchara. El contorno del fondo de la piscina da un falso sentido de profundidad en
el área más profunda de la piscina. La distancia del fin del trampolín al fondo de
la piscina se reduce grandemente en las piscinas de forma de cuchara, así como
en las de fondo inclinado- Golpearse contra el declive puede producir serias
lesiones en el cuello y la columna. Los declives también se hallan bajo el trampolín
y paredes.

104
Figura 9.2 Piscina residencial típica de forma de cuchara.

Peligros en Ias instalaciones y equipo de las piscinas


Al construir una piscina se deben considerar muchos factores. El ancho y saltos y el
ángulo del fondo de la piscina son importantes para los saltos sin la profundidad del área
de peligro, así como también lo es la ubicación de los trampolines y pedestales para saltos-
Ciertos artefactos especiales, como los resbaladeros, los pedestales de lanzamiento, y los
bordes bajo la superficie deben construirse pensando en la seguridad. También se pueden
preparar reglas para la piscina que ayuden a reducir cualquier peligro inherente a la piscina
o el equipo.
Piscinas Residenciales
No todas las piscinas se diseñan con saltos y zambullidas en mente, especialmente
las piscinas residenciales a nivel del suelo. Hay muchos tamaños y formas de piscinas a
nivel del suelo; su longitud y profundidad pueden crear peligros para dueños y visitantes.
La mayoría de las lesiones de la espina dorsal en las piscinas residenciales resultan
de saltar en agua poco profunda. La profundidad debe estar marcada claramente en la
plataforma cerca del borde de la piscina y en la pared de la misma piscina. La profundidad
a ambos lados del punto donde comienza el agua de poca profundidad debe estar marcada
claramente. Con letreros que digan “Peligro, agua poco profunda”, “ Prohibido saltar" deben
colocarse en la plataforma en el área de poca profundidad del agua, y en las cercas o
paredes que rodean la piscina o en un poste a la entrada al recinto de la misma. Si su
piscina tiene menos de tres metros de profundidad y la distancia del extremo del trampolín
al principio del declive es menos de cinco metros elimine el trampolín.
Los peligros de zambullirse en agua profunda en las piscinas residenciales se
relacionan primordialmente con la configuración del fondo y las paredes de la piscina, como
se trató previamente en la sección de "Peligros de lesiones de la espina dorsal relativos a
las piscinas".

105
Si usted tiene una piscina, no permita que los bañistas corran por el tablero para saltar
a la piscina, ni que intenten zambullirse a la distancia por el aire, ni saltar desde el lado, si
hay la más remota posibilidad de que
• Se golpeen contra el declive de la piscina que va de la parte más
profunda a la sección de poca profundidad
• Se golpeen contra la maroma flotante que marca los límites del área
de saltos, o
• Golpeen a algún otro bañista dentro del área de saltos.

Piscinas de Hoteles y Condominios

Muchas piscinas en Hoteles y Condominios, presentan los mismos tipos de peligros


que las residenciales. La profundidad y construcción apropiada son consideraciones
primordiales para la seguridad y para zambullidas libres de lesiones. La falta de supervisión
profesional en estas instalaciones aumentan los peligros de las mismas. Los guardavidas y
los usuarios deben evaluar cuidadosamente las dimensiones de la piscina para asegurarse
de que se han cumplido las normas mínimas antes de permitir zambullirse de un salto. Se
pueden evitar lesiones catastróficas al prohibir los saltos en piscinas que no satisfacen las
normas mínimas.

Piscinas públicas y privadas


Las piscinas públicas y privadas pueden presentar algunos de los peligros de que ya
se hayan tratado. Los propietarios de estos establecimientos deben preocuparse por evitar
que se salte en agua poco profunda y por cumplir las normas mínimas en los saltos de
trampolín o eliminarlos. Los establecimientos con frecuencia también mantienen
trampolines de 1 metro, 3 metros o instalaciones para saltos ornamentales que deben reunir
normas mucho más severas.
Todas las piscinas con equipo para saltos deben tener letreros que indiquen
claramente las reglas y regulaciones para los saltos cerca de los trampolines y
pedestales. Se debe obligar estrictamente que se cumplan estas reglas.
Toboganes que entran en agua poco profunda
Las resbaladeras o toboganes, que varían en altura, forma y ubicación, pueden
brindar una diversión sana siempre y cuando se tomen las debidas precauciones. Hay que
considerar varios factores respecto a las resbaladeras. La velocidad del nadador al llegar
al agua al deslizarse por un resbaladero depende de la altura, fricción, y diseño de la
resbaladera y del alineamiento del nadador. Un nadador que entra al agua de un metro de
profundidad en un ángulo casi vertical y desde una resbaladera de entre dos a tres metros
de altura, lleva una velocidad de entre 4 a 8 metros por segundo; lo cual es suficiente
velocidad como para producir una lesión en la espina dorsal si el nadador da contra el fondo
de la piscina o se golpea de cabeza contra otro nadador.

106
El ángulo de entrada al agua es determinado mayormente por la altura del labio de la
resbaladera sobre la superficie del agua. Mientras más alto el labio, mayor es el ángulo de
entrada. Para reducir la posibilidad de lesiones de la espina dorsal, observe las siguientes
pautas:
• No permita deslizamientos de cabeza.
• Haga que los usuarios crucen las piernas al deslizarse, para prevenir lesiones en
los testículos e internas.
• Que el guardavidas dé la señal para que el bañista a otro empiece a deslizarse.
• Prohíba los intentos deliberados de entradas profundas.
• Mantenga libre el área de entrada al agua frente a la resbaladera.
• Provea una profundidad mínima de agua de tres metros de agua en el área de
entrada.
• Ancle firmemente a la plataforma las resbaladeras.
• Coloque el labio de salida a la altura del piso o del agua.
Pedestales de lanzamiento para competencias
En las piscinas de competencias se usan pedestales de lanzamiento para el comienzo
de las carreras. Las piscinas de competencias tienen, bien sea pedestales de lanzamiento
permanentes, o plataformas movibles. Los nadadores de competencias han recibido
entrenamiento para saltar sin peligro desde esos pedestales. Cualquiera que no haya
recibido entrenamiento adecuado corre un severo riesgo al saltar desde estos lugares.
Un salto indebido puede resultar en una lesión en la espina dorsal. Para evitar
lesiones, los pedestales de lanzamiento deben estar ubicados en agua que tenga por lo
menos un metro y medio de profundidad. El uso de estos pedestales debe restringirse a los
nadadores entrenados, y durante práctica y eventos de competencia supervisados. Las
zambullidas de competencias, como por ejemplo de cuchara, de pico o de disparo, no se
deben permitir. En cualquier otro tiempo los pedestales de lanzamiento deben quitarse o
cubrirse para impedir su uso. Se debe colocar también letreros de advertencia respecto al
uso de los pedestales de lanzamiento, y los guardavidas deben controlar el acceso a los
mismos. Regularmente se debe inspeccionar los pedestales en cuanto a estabilidad,
características de la superficie (tracción) y cualquier señal de deterioro.
Escalones de Seguridad bajo el agua
Algunas piscinas tienen escalones bajo el agua (véase la figura 9.3), que algunas
veces se llaman escalones de seguridad construidos de modo que los nadadores puedan
ponerse de pie en ellos en el agua profunda al estar junto a la pared de la piscina. Estos
escalones presentan un peligro para lesiones de la cabeza y de la columna vertebral. Si es
difícil ver un escalón, un nadador puede zambullirse o saltar en agua profunda y golpearse
inesperadamente contra el escalón. Para reducir o eliminar esta posibilidad deben pintarse
franjas negras en la parte superior del escalón, con una franja negra en el borde (véase la
figura 9.3), de modo que los nadadores puedan identificar el escalón.

107
Figura 9.3 Escalones de Seguridad

108
Letreros prohibiendo zambullirse
Para seguridad de los nadadores, cualquier establecimiento con agua de profundidad
menor de un metro y medio, debe tener letreros indicando que no se permiten saltos ni
zambullidas. Estos letreros deben decir: Peligro, agua poco profunda. Prohibido saltar.
Estos letreros deben estar colocados en la plataforma cerca de la piscina y en las paredes
adyacentes al agua poco profunda. Deben ser visibles a toda persona que entra a la piscina
y que se acerca al agua poco profunda.
Los letreros se pueden colocar de varias maneras:
• Un letrero universal de Prohibido zambullirse de un salto pintado en la plataforma
• Letrero pintado en la plataforma
• Letrero incrustado en el mosaico de la plataforma
• Letrero universal de Prohibido zambullirse de un salto incrustado en el mosaico de
la plataforma
• Letreros plásticos colocados en las paredes, cercas o pedestales (véase la figura
9.4)
Figura 9.4
Letreros Prohibiendo zambullirse de un salto Cortesía de Recreonics, Inc., Louisville, KY.

PELIGRO
AGUA POCO PROFUNDA
PROHIBO ZAMBULLIRSE DE UN SALTO
Zambullirse de un salto en esta piscina podría producir lesiones serias e incluso
fatales. Es extremadamente peligroso golpearse contra el fondo o las paredes, y se debe
evitar. Debido a que la mayoría de las lesiones de la columna vertebral ocurren la primera
vez que alguien visita una piscina, es crucial advenir a los usuarios respecto a los peligros.
Los letreros múltiples colocados en lugares estratégicos ayudarán a prevenir las lesiones.

109
Cómo reconocer las lesiones de la espina dorsal
Debido a que la mayoría de las lesiones en la cabeza, el cuello y la espalda ocurren
cuando los nadadores se hallan en aguas poco profundas, se debe sospechar de una lesión
en la espina dorsal cada vez que alguien
• Es hallado inconsciente (especialmente en agua poco profunda),
• Ha tenido un accidente en un trampolín o de resbaladera.
• Ha caído de alguna altura, o
• Ha recibido un fuerte golpe en la cabeza o cuello.
En cualquiera de estos casos puede haber ocurrido una seria lesión en la columna
vertebral. Para comprender la peligrosidad de tal lesión usted debe conocer la estructura
de la espina dorsal.
Descripción de la Espina Dorsal
La espina dorsal es una estructura ósea fuerte, flexible, que sostiene la cabeza y el
tronco (véase la figura 9.5). Los huesos de la columna, o vértebras, tienen una forma
semejante aun círculo, y están separadas unas de otras por cojines de cartílagos. Estos
cartílagos, llamados discos intervertebrales, actúan como amortiguadores cuando una
persona camina, corre o salta. La médula espinal, un paquete de nervios que distribuye
mensajes vitales procedentes del cerebro a las diferentes partes del cuerpo, corre por
medio de los arcos conectados en la parte posterior de las vértebras. Las ramificaciones
nerviosas se extienden a varias partes del cuerpo a partir de las aperturas en los lados de
las vértebras. La espina dorsal protege de daño al centro nervioso del cuerpo.
Figura 9.5 Anatomía de la Médula espinal Nervio espinal

La columna vertebral se divide en cinco secciones. La cervical, área alrededor del


cuello, es la más susceptible de lesión cuando alguien se zambulle en agua poco profunda.
La torácica está en la mitad de la espalda, y la lumbar que se halla en la parte baja de la
espalda. El sacro y el cóccix, ubicado en la base de la columna espinal, completan la
estructura del espinazo (nombre con que también se le conoce).

110
Señales de lesión en la espina dorsal
Las lesiones en la espina dorsal incluyen fracturas y dislocaciones de las vértebras,
ligamentos distendidos, y discos intervertebrales comprimidos o desplazados. Cualquiera
de estas lesiones puede causar daño a la médula espinal que puede a su vez resultar en
parálisis o muerte.

Una víctima de lesión en la espina dorsal puede tener cualquiera de las siguientes
señales:
• Dolor en el sitio de la lesión
• Pérdida de movimiento en las extremidades
• Pérdida de movimiento por debajo del sitio de la lesión
• Hormigueo o pérdida de sensación en las extremidades
• Desorientación
• Deformación del cuello o espalda
• Excoriación visible en un área de la columna vertebral
• Dificultad para respirar
• Lesión en la cabeza
• Fluido o sangre por los oídos o nariz
• Inconsciencia
Si usted nota cualquiera de estas señales, trate a la víctima como si hubiera recibido
una lesión en la columna vertebral
Tenga presente que alguien que ha recibido una lesión en la espina dorsal en el agua
puede aflorar a la superficie y mover la cabeza hacia adelante y hacia atrás y mover en
forma mínima los brazos y las manos antes de hundirse al fondo de la piscina.

Cómo alcanzar a una víctima de lesión de la espina dorsal


Como en cualquier rescate, la rapidez es vital para auxiliar a alguien que pudiera haber
sufrido una lesión en la médula espinal. Pero usted debe tomar precauciones especiales
para evitar daño adicional. Si la lesión ha ocurrido en la plataforma, no mueva a la víctima.
Llame al SME, luego procure dar a la víctima la mayor comodidad posible hasta que llegue
la atención médica.
Al entrar al agua
Usted debe mecerse al agua lenta y cuidadosamente, mediante una entrada sin olas,
de modo que el movimiento del agua no produzca más lesiones. Usted puede meterse al
agua si hacer olas de dos maneras. Para entrar en agua poco profunda, siéntese en la
plataforma, coloque las manos en ella a ambos lados de las piernas, sosténgase en ellas y
déjese bajar al agua. Es difícil entrar en agua profunda sin crear olas.

111
Una entrada sin olas en agua profunda (o una alternativa para agua poco profunda)
requiere los siguientes pasos:
1. Siéntese en el borde de la plataforma. Ponga su tubo de rescate o boya a su lado
en la plataforma.
2. Coloque una mano en la plataforma cerca de la pierna.
3 - Cruce la otra mano por encima del cuerpo y colóquela en la plataforma o labio del
rebosadero de la piscina (Figura 9.6a).
4. Sumérjase en el agua, girando 180 grados para quedar de cara a la pared de la
piscina (véase la figura 9.6b). Mantenga contacto visual con la víctima lo más que pueda.
5. Empuje su tubo o boya de rescate.

Figura 9.6 Entrada sin olas en agua profunda.


a) Cruce por encima del cuerpo; b) entre al agua

Al acercarse al nadador lesionado


Sea que usted esté en agua poco profunda o en agua profunda, debe acercarse a la
víctima muy lentamente, con cuidado, y perturbando el agua lo menos posible. Si está en
agua poco profunda, camine lentamente hacia la persona. Si está en agua profunda, use la
brazada de pecho o un estilo libre modificado con recuperación del brazo por debajo del
agua.
Practique estos métodos de acercarse; lleva tiempo perfeccionarlos. Recuerde, deben
ayudarle a alcanzar a la víctima rápidamente, sin crear olas o perturbar el agua.

112
Técnicas de rescate de la víctima de lesión de la espina
dorsal
La YMCA recomienda la técnica de rescate de cabeza inmovilizada para las víctimas
de lesiones en la espina dorsal. La investigación ha demostrado que este método es el más
eficaz para estabilizar la cabeza y el cuello durante un rescate. Puede usarse si la víctima
está boca abajo en el agua antes de voltearla, o para estabilizar a una víctima que está
boca arriba en el agua. La estabilización en línea se logra al oprimir los brazos de la víctima
para atrapar entre ellos la cabeza.
Esta sección describe cómo usar la técnica de inmovilizar la cabeza durante rescates
tanto en agua poco profunda o profunda, en la superficie o sumergidos. Recuerde que en
todos los casos en que se sospecha de una lesión espinal, se debe llamar de inmediato al
SME.
Durante todo rescate mueva las extremidades de la víctima con todo cuidado, y de
acuerdo a los procedimientos para evitar producir lesión adicional. Practique regularmente
el procedimiento del rescate para ganar destreza y realizarlo correcta y rápidamente-

Rescates en la superficie en agua poco profunda


Los rescates en la superficie en agua poco profunda son los más fáciles de ejecutar;
debe practicar primero para dominar la técnica de cabeza inmovilizada. Estos rescates
incluyen rescatar a una víctima que está boca abajo y voltear a esa víctima, o rescatar a
una víctima que está boca arriba.
Víctima boca abajo. Siga estos pasos:
1. Acérquese a la víctima por un lado, y deténgase al llegar a la cabeza de esta.
2. Tome con la mano derecha el brazo derecho de la víctima por encima del codo.
3 - Empuje con la mano izquierda el brazo izquierdo de la víctima por encima del codo.
4. Mueva los brazos hacia los lados, hacia la cabeza de la víctima, para colocarlos en
una posición en la que los brazos cubran las orejas. Esto centrara la cabeza entre los
brazos.
5. Oprima simultáneamente los brazos contra la cabeza para atraparla en esta
posición (estabilizarla) (figura 9.7).
6. Continúe aplicando presión contra la caben durante la estabilización en línea.

113
Figura 9.7 Rescate de cabeza inmovilizada en agua poco profunda, víctima boca
abajo.

Voltee a la víctima. Cuando se halla a una víctima boca abajo en el agua, se debe
usar el volteo con cabeza inmovilizada para voltear a la víctima boca arriba (véase la figura
9.8). Dé los siguientes pasos para voltear a una víctima:
1. Después de atrapar la cabeza entre los brazos, mueva a la víctima
hacia adelante; las piernas se alzarán. (hacer que las piernas se alcen
en el agua hará más fácil voltear a la víctima.)
2. Al voltear a la víctima hacia usted, vuélvase usted para quedar mirando
las piernas y los pies.
3. Al mismo tiempo, mueva el brazo superior (el brazo que está por encima
de la víctima> a una posición por debajo del hombro. Usted notará al
final de la secuencia ilustrada en la figura 9.8 que el brazo derecho, que
era el brazo superior, ahora está bajo el hombro derecho.) Su antebrazo
debe estar en contacto con el hombro y el brazo superior.
4. Al voltear a la víctima, sumérjase en el agua haga la altura del cuello
para evitar elevar a la víctima durante su estabilización en línea.

Figura 9.8 Volteo con cabeza inmovilizada.


1. Atrape la cabeza de la víctima y muévala hacia adelante;
2. haga girar a la víctima hacia usted;
3. voltee a la víctima y sumérjala en el agua hasta la altura del cuello.

114
Después de que ha volteado a la víctima, usted debe estar en una posición en la cual
sus brazos están sobre sus hombros y cerca de sus orejas, quijada o cuello. Usted puede
estabilizar a la víctima en una posición horizontal sosteniéndole suavemente el hombro con
el antebrazo, que está debajo de la víctima. Recuerde, el brazo que está bajo el hombro de
la víctima fue el brazo que originalmente cruzó por sobre la víctima para empezar la
inmovilización de la cabeza. La posición apropiada para la estabilización se ilustra en la
figura 9.9.

115
Figura 9.9 Posición de estabilización en la inmovilización de cabeza en agua poco profunda.

CLAVES PARA EL VOLTEO DE CABEZA INMOVILIZADA


1. Empuje los brazos superiores cerca de los codos, atrape la cabeza entre los brazos,
y mantenga la presión.
2. Mueva a la víctima hacia adelante.
3 Haga girar a la víctima hacia usted y voltéese para quedar mirando los pies y las
piernas Al mismo tiempo, mueva su brazo superior hasta ponerlo bajo el hombro de la
víctima.
4. Sumérjase hasta la altura del cuello conforme voltea a la víctima.
5. Concluya el volteo con los brazos de la víctima sobre su hombro, cerca de sus
orejas, quijada o cuello.
6. Mantenga su antebrazo bajo el hombro de la víctima para sostenerla.

Víctima boca arriba


Acérquese por detrás; si la víctima está consciente y flotando en la superficie, haga
estas preguntas:
• ¿Está usted bien?
• ¿Qué ocurrió?
• ¿Le duele algo?
* ¿Puede mover los dedos?
• ¿Puede mover las piernas?
Esto le ayudará a determinar la condición de la víctima. Hágale saber que proveer
estabilización en línea para proteger la columna vertebral.
Explicando exactamente lo que va a hacer, proceda con lo siguiente (véase la figura
9.10):
1. Colóquese detrás de la víctima.
2. Sumérjase de modo que el agua le queda a la altura del cuello.

116
3. Tome los codos de la víctima de la manera en que lo aprendió previamente.
4. Lenta y cuidadosamente mueva los brazos hacia los lados y llévelos a una posición
que le permita atrapar la cabeza entre los brazos.
5. Después de que haya atrapado la cabeza, estabilice a la víctima para remolcarla en
tablero de inmovilización (véase el procedimiento para remolque con tablero de
inmovilización (más adelante en este capítulo).
Figura 9.10 Rescate de cabeza inmoviliza en agua poco profunda, víctima boca arriba.
a) Acérquese por detrás de la víctima
b) Mueva los brazos de la víctima a la posición de atrapar la caben.

Rescate en el fondo de agua poco profunda


Si la víctima está boca arriba en el fondo, coloque las manos en posición para realizar
un rescate de cabeza inmovilizada. La posición de la víctima tal vez requiera que usted
ajuste la técnica, pero en cualquier caso, atrape la cabeza entre los brazos y
cuidadosamente alce a la víctima a la superficie por los brazos y con la cabeza atrapada.
Usted tendrá que exhalar antes de sumergirse para reducir su flotación y colocarse en mejor
posición para el rescate.
Si la víctima está boca abajo. atrape la cabeza entre los brazos, alce a la víctima a la
superficie por los brazos con la cabeza atrapada, y voltéela.
Rescate en agua profunda
Aun cuando pocas lesiones de la espina dorsal ocurren en aguas profundas, usted
necesita saber cómo responder si ocurre alguna. Golpearse contra el trampolín, saltar sobre
otro nadador o golpearse de cabeza contra el fondo o declive de la piscina son manera en
que se pudiera lastimar la columna vertebral en agua profunda.
Estabilizar el cuello en agua profunda es difícil. En agua poco profunda usted no
necesita sostenerse usted mismo mientras trabaja, pero en agua profunda usted necesita
un pataleo fuerte para mantenerse en posición para efectuar un rescate eficaz. En toda
estación de guardavidas en agua profunda debe haber un par de aletas. Con aletas es
mucho más fácil mantener la posición con un pataleo intermitente Sin aletas, se debe usar
el pataleo de pecho. tijeras o rotativo. Es también posible usar un tubo de rescate para
flotación adicional durante el rescate. Este procedimiento se tratará más adelante en este
capítulo.
Víctima en la superficie
Póngase las aletas y métase al agua con una entrada sin olas. Si no hay aletas,
colóquese un tubo de rescate contra el pecho y bajo las axilas para proveer flotación para
usted y la víctima. En todo caso, efectúe la recuperación del brazo bajo el agua durante su
acercamiento para evitar agitar el agua.
Al alcanzar a la víctima, realice un rescate de cabeza inmovilizada, incluyendo el
volteo si fuera necesario, según se describió previamente; transporte a la víctima a agua
poco profunda si es posible, usando pataleo de pecho, tijeras o rotativo. Si usa un tubo
flotador, colóquelo contra su pecho y bajo sus axilas durante el volteo y transporte. Si está
en una piscina o pileta de saltos in sección poco profunda. use un pataleo para transportar

117
a la víctima hacia la pared de la piscina y realizar la siguiente secuencia (véase la figura
9.11):

1. 1 Un guardavidas adicional se acuesta en la plataforma y le dirige a usted


hacia la pared de la piscina. Su meta es colocar a la víctima perpendicular a la
pared de la piscina.
2. Conforme usted se acerca a la pared, el guardavidas de la plataforma toma
los brazos de la víctima y aplica la inmovilización de cabeza.
3. Una vez que el guardavidas que está en la plataforma ha empujado con
seguridad los brazos y la cabeza, usted suelta los brazos de la víctima y agarra
el rebosadero de la piscina. Su papel ahora es sostener las caderas de la
víctima si fuera necesario y luego deslizar el tubo flotador bajo las rodillas de
la víctima.
4. La víctima está lista ahora para ser colocada en el tablero de inmovilización.
El procedimiento para la tabla inmovilización se trata más adelante en este
capítulo.
Figura 9.11 Rescate de caben inmovilizada en agua profunda y en la superficie.
a) Transporte a la víctima en posición de cabeza entablillada hasta la pared de la
piscina;
b) el guardavidas de la plataforma empuja los brazos de la víctima manteniendo
la posición de inmovilización de caben; c) el guardavidas en el agua sostiene
las caderas de la víctima.

118
Víctima bajo el agua
En la mayoría de los casos una persona sumergida no yace de espalda en el fondo.
Usted no podrá usar el tubo de rescate para flotación. Use aletas o un pataleo fuerte para
alcanzar y transportar a la víctima y prepararla para el tablero de inmovilización.
Dependiendo en la posición de la víctima en el fondo, acérquese por delante o por detrás.
Atrape la cabeza usando la técnica de inmovilización de cabeza y transporte a la víctima a
la superficie con la cara en ángulo hacia el fondo para evitar que el agua se le meta por la
nariz y potencialmente al estómago y los pulmones. Una vez que llegue a la superficie,
voltee a la víctima boca arriba. Transpórtela bien sea a agua poco profunda, si es posible,
o a la pared de la piscina cerca de una esquina en donde puedan ayudarle.

Preparación de la tabla de inmovilización


Antes de que aprenda el procedimiento para utilizar el tablero de inmovilización,
necesita conocer a fondo tres cosas: cómo seleccionar un tablero inmovilizado, cómo
aplicar un collar cervical, y cómo administrar respiración artificial y RCP a una víctima de
lesión espinal.
Cómo seleccionar una tabla de inmovilización
Algunos de los varios tipos de tablas de inmovilización disponibles se ilustran en la
figura 9.12. Cualquiera de los modelos indicados es aceptable, siempre y cuando reúna
estos requisitos:
• Está hecho de madera terciada , marina o resma liviana.
• Es resistente lo suficiente para no doblarse al azar una víctima para sacarla
del agua.
• Hay tablillas o agarraderas debajo del tablero para que los rescatadores no se
aplasten los dedos al depositar el tablero en el piso.
• Tiene ranuras a cada lado del tablero para ajustar la colocación de las correas.
• Tiene algún aditamento de inmovilizar la cabeza para uso inmediato bolsas de
arena o toallas enrolladas se deben usar cuando el tablero no tiene
inmovilizado de cabeza integral).
• El tablero tiene suficiente largo y ancho para permitir el rescate de personas
de variada estatura y tamaño.
• Hay por lo menos seis correas conectadas al tablero (una para la cabeza, una
para el pecho, una para la cintura, una para los muslos, una para las pantorrilla
/ tobillo, y una para los pies; una correa para las muñecas es opcional).
Cuando participan dos personas, un tablero de madera terciada marina es más fácil
de manejar, los tableros de plástico o de resina son muy flotantes, lo que lo hace más difícil
de manejar para el guardavidas que está solo en el agua.

119
Figura 9.12 Estilos de tableros de inmovilización

También debe haber acolchonamiento para colocar bajo la cabeza de la víctima, si


fuera necesario.
Generalmente hay un espacio entre el tablero y la cabeza de la víctima una vez que se la
coloca en el tablero. El acolchonamiento evita que la cabeza caiga al tablero o cambie de
alineamiento.
Se debe tener los tableros en la plataforma de la piscina. listos para usarse en todo
momento en que el establecimiento esté abierto. Todas las correas deben estar unidas al
tablero de manera que duplique la forma en que quedarán una vez que se coloque a la
víctima sobre el tablero.
Cómo aplicar un collar cervical
Un collar cervical correctamente aplicado estabiliza muy bien la cabeza y el cuello.
Hay varios estilos de Collares disponibles; unos pocos Se los ilustra en la figura 9.13.
Cada uno viene en varios tamaños para adultos y niños.
Figura 9.13 Tipos de Collares Cervicales
a) Collar rígido de emergencia;
b) Collar de rescate;
c) Collar Armstrong.

120
No todos los collares cervicales son apropiados para uso en Un ambiente acuático.
Considérese estos factores:
• Los collares deben ser rígidos. ( collares de espuma no sirven en el agua.)
• Usted debe tener disponibles collares de una variedad de tamaños, desde
collares para infantes a collares para adultos.
• Los collares de una sola pieza son más fáciles de aplicar que los de dos piezas
en la operación con tableros de inmovilización.
Los collares cervicales siempre deben guardarse con los tableros inmovilizadores,
bien sea sujetos con una correa o en una bolsa sujeta al tablero. Antes de aplicar un collar
cervical siempre verifique el pulso y respiración de la víctima Si se hace necesaria la
respiración de rescate o RCP después de que se ha colocado el collar, tal vez tenga que
aflojarlo o quitarlo.
Todo collar cervical tiene un apertura frente a la laringe, lo cual facilita la aplicación
del collar Coloque el del medio en la apertura, con los demás dedos fuera del collar. Su
pulgar debe quedar en el lado opuesto de los dedos (véase la figura 9.14>. Esto le permite
flexionar el collar para qué quepa debajo de la quijada.
Algunos collares se pueden deslizar bajo el cuello y luego doblarlos para que se
conformen al cuello y a la quijada. Otros tienen curvas formadas de antemano y necesitan
ser colocados bajo la quijada y luego deslizarlos debajo del cuello. Cualquiera que sea el
estilo de collar que usted tenga, aplíquelo con todo cuidado. Si descubre que el collar no es
del tamaño apropiado, quítelo y pruebe otro tamaño. Nunca trate de forzar un collar para
colocarlo! Si la cabeza de la víctima está inclinada hacia los lados, no trate de aplicarle un
collar cervical.
Si hay gafas de protección colgando en el cuello de la persona e interfieren con la
colocación del collar córteselas o quíteselas. El rescatador orinal debe ser quien quita las
gafas mientras un segundo rescatador mantiene control de la cabeza. El rescatador original
con todo cuidado tira de las gafas por sobre la cabeza de la víctima y a las manos del
segundo rescatador, y luego ata con las correas la cabeza al tablero de inmovilización,
según se describe en las instrucciones para el uso del tablero de inmovilización El segundo
rescatador entonces con cuidado retira la mano de la cabeza de la víctima (la correa de las
gafas estará alrededor de las manos del segundo rescatador).
Figura 9.14 Posición de la mano al aplicar el collar cervical.
Aplicar un collar cervical correctamente requiere mucha práctica. Use procedimientos
que se ajusten a sus códigos, señales y locales, y aprenda a usarlos diestramente antes de
que empiece la temporada.
Los usuarios dependen de su destreza para en cuanto a seguridad. Si los códigos
estatales o locales no permiten que los guardavidas apliquen collares, no lo haga.
Cómo dar respiración artificial y RCP
Hay casos en que la persona que ha sufrido una lesión en la espina dorsal puede
necesitar respiración artificial o RCP. La respiración puede ser débil o recortada debido a
ahogamiento o parálisis del diafragma y los músculos del pecho. Cuando ha estabilizado
primero a la víctima, el rescatador que ató la cabeza de la víctima debe empezar a verificar
el estado de las vías respiratorias, la respiración y la circulación. Empiece verificando la
respiración de la víctima. Observe si el pecho sube y baja, luego escuche si está respirando.

121
Si la víctima está respirando, debe tener pulso. Si no, verifique el pulso después de haber
empezado a dar respiración artificial. Cuando se está efectuando el rescate con cabeza
inmovilizada puede ser difícil sentir el pulso en el cuello (pulso de la carótida). En su lugar
se debe buscar el pulso en la muñeca (radial). Si no se halla el pulso, se debe colocar a la
víctima de inmediato en el tablero inmovilizado y subirla a la plataforma para poder iniciar
la RCP No desperdicie tiempo atando a la víctima al tablero. La RCP debe empezar
inmediatamente. La inmovilización de la cabeza debe mantenerse mientras se saca del
agua a la víctima del agua sobre el tablero.
Equipo protector
La ley exige que a los guardavidas se les provea del apropiado equipo personal de
protección (es decir, mascarillas de bolsillo o de boca, guantes de caucho o de plástico,
delantales y gafas) para realizar primeros auxilios, respiración de rescate y RCP. Si la
víctima está sangrando, el rescatador necesita protección contra las enfermedades
trasmitidas mediante la sangre. Y debido a que muchas víctimas vomitan durante la
respiración de rescate, se usa una mascarilla con una válvula de un solo sentido para
proteger al rescatador de los fluidos del cuerpo de la víctima (véase la figura 9.15).

Figura 9.15 Mascarilla protectora y estuche.

Modificación de la posición de la quijada


Si se sospecha de una lesión espinal, no se debe inclinar la cabeza de la víctima para
darle respiración artificial. Esto pudiera lesionar más la columna dorsal. En la modificación
de la posición quijada, el rescatador que está aplicando la respiración artificial coloca los
pulgares en las mejillas de la víctima, según se ilustra en la figura 9.16: el pulgar derecho
está sobre la quijada derecha, el pulgar izquierdo en la quijada izquierda. Los dedos índice
y del medio de ambas manos deben estar colocados en la quijada de modo de poder
levantarla hacia adelante (usted puede sentir la 'esquina" de la mandíbula cerca de la oreja).
Esta acción aparta la lengua de la garganta sin inclinar hacia atrás la cabeza. Una ligera
presión sobre las quijadas ayudará a mantener la cabeza de la víctima en una posición
neutral.

122
Figura 9.16 Modificación de la posición de la quijada

Una vez que usted ha movido hacia adelante la quijada, verifique la respiración. Si la
víctima no está respirando, coloque la mascarilla sobre la boca y la nariz de la víctima.
Presione con los pulgares la mascarilla mientras empuja hacia adelante la quijada para abrir
las vías respiratorias (véase la figura9.17).
Figura 9.17 Modificación de la posición de la quijada con mascarilla.

a) En la plataforma, b) en el agua.

Aplique dos respiraciones completas, luego verifique el pulso. Si hay pulso pero no
respiración continúe la respiración artificial. Aplique una respiración competa, lenta, cada
cinco segundo si es un adulto y cada tres segundos si es un niño menor de ocho años. Si
no halla pulso, se debe colocar a la víctima sobre una tabla inmovilización y sacarla del
agua inmediatamente.
Si se ha aplicado un collar cervical y la víctima deja de respirar, con cuidado ponga el
dedo índice y dedo del medio entre el collar y la quijada de la víctima para empujar hacia
adelante la quijada. Si no puede colocar los dedos en posición para mover hacia adelante
la quijada, afloje el collar cervical y hágalo (véase la figura 9.18).

123
Figura 9.18
Modificación de la posición de la quijada después de haber colocado el collar cervical.

Vómito
Si la víctima vomita durarte la estabilización del cuello, gire la cabeza de la víctima a
un lado como una unidad, manteniendo la estabilización en línea, y pida que un ayudante
limpie la boca. Si la víctima vomita mientras está atada al tablero, use el siguiente
procedimiento, ilustrado en la figura 9.19, en el agua o en la plataforma:
1. Un rescatador mantiene la estabilización en línea.
2. Por lo menos tres ayudantes se colocan a un lado de la víctima, con la persona
más fuerte a los hombros de la víctima.
3. Cada ayudante pasa un brazo sobre la víctima y le agarra el lado opuesto
(asegurándose de tomar a la víctima y no la tabla; agarrar el tablero resultará
en dedos aplastados). El brazo que cruza debe presionarse contra la víctima
para sostenerla contra el tablero.
4. El rescatador coordina el giro contando: "Uno, dos, tres, arriba”
5. A una señal los ayudantes levantan por el lado del tablero que tienen más
cercano hasta que la víctima queda inclinada sobre un lado.
6. Otro ayudante, usando guantes de caucho, limpia el vómito de la boca de la
víctima con un trapo limpio.
7. A una señal se baja a la víctima a la posición horizontal; se le debe continuar
vigilando la respiración.

124
Figura 9.19 Rotación de una víctima sobre un tablero para limpiarle la boca después del vómito.

a) Se preparan para voltear a la víctima; b) voltean a la víctima.

Uso de la tabla de inmovilización


Colocar sobre una tabla de inmovilización a una persona que ha sufrido lesión en la
espina dorsal es una responsabilidad que no se puede tomar a la ligera. En algunos
establecimientos los paramédicos requieren que usted estabilice a la persona herida en el
agua y les deje a ellos colocarla sobre la tabla. La administración de su establecimiento
necesita ponerse de acuerdo con su SME. En cualquier caso, usted debe ser capaz de
seguir las instrucciones en caso de que tenga que sacar del agua a alguien que ha sufrido
una lesión en la espina dorsal.

Esta sección explica cómo:


• Colocar a una persona en una tabla de Inmovilización,
• Asegurar a una persona a la tabla, y
• Sacar del agua a alguien con la tabla.
El uso de la tabla de inmovilización, requiere la intervención de varias personas. Es
posible que se necesiten rescatadores que han tenido entrenamiento como guardavidas y
manejo de lesiones espinales así como ayudantes Sin entrenamiento. Se debe supervisar
a cualquier ayudante y éste debe actuar sólo bajo las instrucciones de un rescatador.
Para alistar un tablero, desate todas las correas. Dependiendo del tipo. o retire
completamente las correas o desconéctelas de un lado del tablero.
En una piscina, la construcción de la plataforma y del rebosadero y el tipo de tablero
pueden influir en el procedimiento que se siga. El rescatador que está en la plataforma
tendrá que ajustar su ubicación para permitir la estabilización más eficaz. Los sistemas con

125
rebosadero a nivel de la plataforma permiten al rescatador que está en el agua acercarse
a la pared de la piscina perpendicularmente con ángulo a una esquina. Quizás tengan que
alterar ligeramente el método que siguen para funcionar mejor en su establecimiento. Es
vital que usted desarrolle métodos que sean útiles para su establecimiento. El
entrenamiento y los ejercicios de rescate son medios eficaces de establecer y probar esos
métodos.
Si usted se viera en una situación en que no hay disponible un tablero inmovilizador,
ofrezca a la víctima estabilización en línea en el agua hasta que llegue el SME. No saque
a la víctima del agua a menos que necesite RCP.
Tablas de inmovilización en agua poco profunda
Presentaremos dos métodos diferentes para agua poco profunda. Algunos
establecimientos tal vez no tengan rescatadores múltiples para ayudar con el tablero de
inmovilización.- por eso, uno de los métodos requiere dos rescatadores, mientras que el
otro requiere un rescatador y tres ayudantes. En ambas descripciones el rescatador 1 es el
que está en el agua a cargo de la cabeza de la víctima al empezar el procedimiento.
Método con dos rescatadores
Este método para el uso de la tabla de inmovilización, requiere de dos rescatadores.
El rescatador 1 está en el agua y el 2 en la plataforma. Mientras el rescatador 1 mantiene
la estabilización en línea y avanza a una posición perpendicular a la pared de la piscina, el
rescatador 2 prepara el tablero.
Una vez que el rescatador 1 está cerca de la pared de la piscina el rescatador 2 se
acuesta en la plataforma, agarrando los brazos de la víctima y aplicando presión para
atrapar la cabeza. El rescatador 1 suelta a la víctima y el rescatador la mantiene en posición
horizontal. Puede ser necesario colocar un flotador bajo las rodillas de la víctima para
mantener la posición horizontal (véase la figura 20b). El rescatador 1 debe entonces
verificar las vías respiratorias, la respiración y la circulación de la víctima (ABC). (Si la
víctima no está respirando, el rescatador debe empezar la respiración artificial.)
Después de verificar los ABC de la víctima, el rescatador 1 sale del agua, toma el
tablero, desata las correas, y lo coloca de costado junto a la víctima. Se debe colocar el
tablero de modo que se deslice bajo la víctima y flote hacia arriba centrado. El rescatador
1 entonces sumerge el tablero (véase la figura 9.20c), lo centra bajo la víctima, luego le
permite que flote (véase la figura 20d). Mientras el rescatador 2 provee la estabilización en
línea, el rescatador 1 puede ajustar el tablero según sea necesario mientras éste sube. El
rescatador 1 entonces coloca un brazo sobre el esternón de la víctima y pone su mano
como copa sobre la quijada de la víctima, con los dedos hacia un lado y el pulgar hacia el
otro. El rescatador 1 coloca el otro brazo bajo el tablero y ata a la víctima al tablero. El
rescatador 2 baja los brazos de la víctima hacia sus lados y luego levanta el en ramo del
tablero colocándolo sobre el rebosadero (véase la figura 9.22a). El rescatador 2 entonces
aplica el collar cervical (véanse las figuras 9.22b y c). El rescatador 1 y el 2 necesitan
alternarse para estabilizar el cuello de la víctima durante la aplicación del collar cervical.

126
Figura 9.20 Método para USO de la tabla de inmovilización en agua poco profunda.
a) Rescatador 2 en la plataforma. El rescatador 1 paso a la víctima al 2; b) se coloca
un flotador bajo las rodillas de la víctima; c) el rescatador 1 coloca en ángulo el tablero para
sumergirlo bajo la víctima; d) el rescatador 1 centra el tablero conforme éste flota.

127
Figura 9.21
Se ata a la víctima al tablero con dos rescatadores en agua poco profunda.

Figura 9.22
Aplicación de collar cervical con dos rescatadores en agua poco profunda.
a) El rescatador 2 baja los brazos de la víctima hacia sus costados; b) el rescatador 2
aplica el collar cervical mientras que el rescatador mantiene la estabilización de la cabeza;
c) el rescatador 1 vuelve a colocar la mano sobre la quijada de la víctima.

128
Clave para uso de la tabla de inmovilización en agua
poco profunda (dos rescatadores)
1. El rescatador 1 mantiene la estabilización en línea.
2. El rescatador 2 prepara el tablero mientras el rescatador 1 mueve la víctima a una
posición perpendicular a la pared de la piscina.
3. El rescatador 2 se acuesta en la plataforma y asume la estabilización en línea
tomando los brazos de la víctima y aplicando presión contra la cabeza.
4. El rescatador 2 suelta a la víctima y centra un flotador horizontalmente bajo las
rodillas de la víctima para mantener una posición horizontal.
5. El rescatador 1 sale del agua, toma el tablero y suelta las amarras, y luego lo coloca
de costado junto a la víctima. El tablero debe colocarse de modo que se deslice bajo
la víctima y flote centrado bajo de ella.
6. El rescatador 1 empuja el tablero bajo la víctima y permite que éste flote. Mientras
el rescatador 2 provee estabilización en línea, el rescatador 1 puede mover el tablero
para colocarlo en la posición debida, de ser necesario
7. El rescatador 1 ata a la víctima al tablero.
8. El rescatador 2 baja los brazos de la víctima a sus costados y luego levanta el
extremo del tablero colocándolo sobre el borde del rebosadero.
9. El rescatador 3 coloca el collar cervical en la víctima.

Para asegurar a la víctima al tablero, dé los siguientes pasos:


1. El rescatador 2 toma por las axilas a la víctima y atrapa la cabeza entre los brazos
de la víctima mientras que el rescatador 1 lo ata al tablero. Todas las correas deben
quedar atadas, de modo que no se queden bajo el tablero.
2. El rescatador 1 ata el pecho de la víctima al tablero justo por debajo de las axilas.
Esta correa debe quedar ajustada bajo las axilas y contra el pecho. (Véase figura
9.23a.)
3. El rescatador 1 asegura la correa de la cintura, atando los brazos de la víctima contra
sus costados con la correa de la cintura o atando las muñecas con una correa
separada. (Véase la figura 9.23b.) El rescatador 1 retira el flotador de debajo de las
rodillas de la víctima y lo coloca bajo el extremo del pie del tablero. Para hacer esto
el rescatador 1 pasa al extremo del pie del tablero y, agarrando el tubo con ambas
manos, lo sumerge y lo lleva hacia los pies de la víctima. (Véase la figura 9.23c.) El
rescatador 1 puede dar un poco de sostén a la tabla , una pierna para sostenerlo.
4. El rescatador 1 asegura la correa de los muslos, justo por encima de las rodillas, si
es posible (la colocación de las correas depende de la ubicación en el tablero de los
agujeros para tas correas). (Véase la figura 9.23d.)
5. El rescatador 1 asegura la correa de las pantorrillas. justo por debajo de las rodillas,
si es posible. La colocación de las correas de los muslos y de las pantorrillas evita
que las rodillas se doblen en una persona inconsciente o que tenga paralizada las
extremidades inferiores. Véase la figura 9.23d.>

129
El rescatador 1 aplica una correa en forma de 8 a los pies de la víctima. Debe quedar muy
ajustada contra el extremo de sus pies. (Véase la figura 9.23e.)
6. El rescatador 1 aplica sujetadores de cabeza a cada lado de la cabeza de la víctima,
un sujetador a la vez. El rescatador 2 necesita mover su brazo del lado de la cabeza
de la víctima y volver a colocarlos fuera de los sujetadores. El rescatador 2 debe
volver a aplicar suavemente presión contra la cabeza de la víctima. (Véase Figura
9.23C)
7. El rescatador 1 aplica la correa de la cabeza.
8. El rescatador 1 comprueba todas las correas para asegurarse de que estén bien
ajustadas.
9. El rescatador 2 empuja la cabeza del tablero y el rescatador 1 empuja el extremo de
los pies. (Véase la figura 9.23g.)
10. Arribos rescatadores ponen en ángulo el tablero hacia el fondo de la piscina. El
rescatador 2 tira el tablero hacia arriba mientras el rescatador 1 lo alza. No debe
hacer que el tablero se resbale contra el borde de la piscina durante el alzamiento.
(Véase la figura 9.23 h)
11. Ambos rescatadores alzan juntos al conteo de "Uno, dos, tres, alzar.,, Debe alzar
hasta que el tablero esté a medio camino sobre la plataforma. (Véase la figura 9.23j.)
12. Los rescatadores apoyan el tablero contra el borde de la piscina, y luego lo depositan
sobre la plataforma.
13. Los rescatadores levantan (no hacen resbalar) el tablero y lo colocan
completamente sobre la plataforma. (Véase la figura 9.23k.)

Asegúrese de levantar primariamente con las piernas, no con su espalda. Alzar


incorrectamente puede producir lesión seria en la columna vertebral.

Figura 9.23 Se ata a la víctima al tablero de inmovilización.


a) Se asegura la correa del pecho; b) se asegura la correa de la cintura; c) Se
lleva el tubo flotador al extremo de los pies del tablero; d) se asegura las correas de los
muslos y de las pantorrillas; e) correa para los pies en forma de 8;

130
Figura 9.23 (Continuación)
(f)se aplican los sujetadores de la cabeza, g) el rescatador 2 levantad extremo de la
cabeza del tablero y lo lleva hacia la plataforma, h) el rescatador 2 se mueve para ubicarse
para alzar; ) el rescatador

131
132
Figura 9.23 (continuación)
j) se detiene el alzamiento cuando el tablero está a medio camino traerá del agua; k) se alza
el tablero hasta la plataforma.

133
Un rescatador y tres ayudantes

En algunos casos un guardavidas tendrá que dirigir a otros para que lo ayuden en el
rescate de una persona que ha sufrido lesión de espina dorsal. El guardavidas debe
mantener el control de todos los aspectos del rescate; es extremadamente importante que
los ayudantes sean dirigidos por el guardavidas en todo el procedimiento para el uso del
tablero inmovilizador.
En este procedimiento el rescatador y los tres ayudantes están en el agua. Después
de estabilizar la cabeza de la víctima el rescatador 1 verifica los ABC de la víctima. Si la
víctima no está respirando, un ayudante se hace cargo de la estabilización de línea de modo
que el rescatador 1 pueda administrar respiración artificial. Si la víctima está respirando el
rescatador 1 dirige a los ayudantes 1 y 2 a traer el tablero. Los ayudantes 1 y 2 desatan las
correas del tablero, y colocan el tablero debajo de la víctima, como en el procedimiento en
que hay dos personas. El rescatador 1 continúa aplicando presión sobre los brazos mientras
que mueven el tablero para que quede en posición debajo de la víctima (véase las figuras
9.24, a y b).
Un ayudante debe entonces pasar al lado opuesto del tablero para estabilizarlo. Una
vez que la víctima está colocada apropiadamente en el centro y en contacto con el tablero,
el rescatador 1 cuidadosamente desea sus manos debajo de los brazos de la víctima y
atrapa la cabeza. El asistente 3 baja los brazos de la víctima para ponerlos al costado
(véase la figura 9.24c). El rescatador 1 entonces dirige al ayudante 3 a sostener la cabeza
de la víctima (véase la figura 9.24d> y aplica el collar cervical. El rescatador 1 entonces
continúa atando a la víctima al tablero.
Figura 9.24 Procedimiento para uso de tablero inmovilizador por una persona y tres ayudantes
en agua poco profunda.
a) el rescatador 1 se mueve hacia atrás mientras los ayudantes bajan el tablero;
b) los ayudantes colocan el tablero mientras el rescatador 1 continúa ejerciendo
presión sobre los brazos de la víctima;
c) el ayudante 3 ata los brazos de la víctima mientras el rescatador 1 atrapa la
cabeza;

134
CLAVES PARA USO DE LA TABLA DE INMOVILIZACION EN AGUA
POCO PROFUNDA (UN RESCATADOR Y TRES AYUDANTES)
1 El rescatador 1 mantiene la estabilización en línea mientras los ayudantes 1 y 2
traen el tablero.
2. Los ayudantes 1 y 2 sumergen el tablero y lo centran bajo la víctima. Un ayudante
pasa al lado opuesto del tablero y ayuda a estabilizarlo. Durante este tiempo el rescatador
1 continúa aplicando presión sobre los brazos de la víctima, mientras se mueve para permitir
la colocación del tablero bajo la cabeza de la víctima.
3. El rescatador 1 desliza sus manos simultáneamente bajo los brazos de la víctima a
una posición para estabilizarle la cabeza.
4. El ayudante 3 baja los brazos de la víctima a los costados de ésta.
5. El ayudante 3 toma el lugar del rescatador 1 y estabiliza la cabeza de la víctima.
6. El rescatador 1 aplica el collar cervical y ata a la víctima al tablero.
La siguiente secuencia debe usarse para asegurar a una persona al tablero una vez
que ha sido estabilizada:
1. El rescatador 1 ata todas las correas mientras los ayudantes 1 y 2 continúan
estabilizando el tablero y el ayudante 3 estabiliza la cabeza.
2. Siga la secuencia de atar correas que se señala en el procedimiento con dos
escaladores.
La figura 9.25 ilustra a la víctima atada apropiadamente al tablero inmovilizador y lista
para ser sacada del agua. El rescatador 1 debe comprobar todas las correas para ver que
estén seguras. Las correas deben estar ajustadas pero no deben restringir la respiración;
compruebe la tensión viendo si puede meter dos dedos debajo. Si puede, han sido
ajustadas correctamente Si más dedos caben fácilmente, las correas necesitan más ajuste.
Si sus dedos no pueden deslizarse, las correas están demasiado apretadas y se deben

135
aflojar.
Figura 9.25 Víctima atada al tablero.

Al sacar del agua poco profunda a la víctima


Una vez que la persona está segura en el tablero, el siguiente paso es sacarla del
agua. Si se puede conseguir, hay que usar ayuda adicional para este paso. El número de
ayudantes necesarios depende de su fuerza y del tamaño y peso de la persona. Use el
sentido común al decidir cuántos ayudantes necesitará; debe haber suficientes de modo
que el grupo pueda mantener el tablero horizontal mientras lo alzan del agua.
El más fuerte de los ayudantes debe colocarse a uno de los lados del tablero a la
altura del pecho de la víctima Los otros deben distribuirse en número igual a ambos lados
del tablero. El ayudante que está estabilizando la cabeza de la víctima debe continuar
haciéndolo durante todo el proceso.
Es importante mantener el tablero perpendicular a la pared de la piscina para que el
grupo pueda ejecutar un levantamiento estable. El rescatador 1 coordina el levantamiento
dando instrucciones verbales, tales como "Uno, dos, tres, alcen" cada vez que se alza el
tablero.

La figura 9.26a-c ilustra el procedimiento para sacar del agua el tablero En el primer
levantamiento hay que mover el tablero para colocar los hombros de la víctima sobre la
plataforma. Tenga cuidado de no atrapar el pelo de la víctima bajo el tablero, y asegúrese
de no arrastrar el tablero para subirlo a la plataforma; el arrastre puede hacer que algunas
correas se muevan.
Después de que la sección superior del tablero está sobre la plataforma, los dos
ayudantes que estaban a la altura del pecho de la víctima salen del agua y continúan
ayudando a levantarla desde la plataforma. Cualquier persona que levanta desde la
plataforma debe hacerlo con las piernas, no con la espalda. Durante el segundo
levantamiento traten de colocar la mayor parte del tablero sobre la plataforma. Continúe el
proceso de levantamiento lista que el tablero descanse seguro sobre la plataforma.

136
Figura 9.26 Así se saca a alguien en un tablero inmovilizador en agua poco profunda.
a) Se preparan para levantar; 6) primer levantamiento; c) segundo levantamiento.

CLAVES PARA LEVANTAMIENTO DEL TABLERO INMOVILIZADOR


EN AGUA POCO PROFUNDA
1. Use suficientes ayudantes para mantener horizontal el tablero. Los dos ayudantes
más fuertes deben colocarse a la altura del pecho de la víctima.
2. El rescatador a la cabeza de la víctima continúa estabilizando la cabeza durante
todo el proceso de levantamiento.
3. Levanten simultáneamente a una señal dada.
4. En el primer levantamiento muevan el tablero como para colocar los hombros de la
víctima sobre la plataforma. No arrastre el tablero a la plataforma.
5. Los dos ayudantes que estaban junto al pecho de la víctima salen del agua y a la
plataforma, desde donde ayudan al segundo levantamiento para colocar la mayor
parte del tablero sobre la plataforma y en cualquier levantamiento adicional.

137
Uso de la tabla de Inmovilización en aguas profundas
En esta sección se presentan dos métodos de usar el tablero inmovilizador en agua
profunda. Un método usa dos rescatadores; el otro usa dos rescatadores y dos ayudantes.
Su equipo, el local, la destreza y el número de los rescatadores le ayudarán a decidir cuál
método usar.

De nuevo, en todas las descripciones, el rescatador 1 es el rescatador que se halla


en el agua controlando la cabeza de la víctima al comenzar el proceso.

Proceso con dos rescatadores.


Esto puede ejecutarse como cuando hay dos rescatadores en agua poco profunda
con algunas excepciones. El rescatador 1 puede ponerse a horcajadas sobre un tubo o
flotador, lo cual ofrece flotación adicional, para atar a la víctima al tablero. Después de que
el rescatador 2 empuja los brazos de la víctima y el rescatador 1 ha verificado los ABC de
la víctima, el rescatador 1 desliza un flotador bajo las rodillas de la víctima, sale del agua,
desata las correas del tablero, y luego lleva el tablero consigo al agua. Después de atar a
la víctima al tablero, el rescatador 2 coloca a la víctima (sobre el tablero) en posición vertical.
El rescatador 1, en el agua, se aferra al borde de la piscina y ayuda a levantar a la víctima
para sacada del agua. Los rescatadores deben tener cuidado de no arrastrar el fondo del
tablero contra el borde de la piscina durante el levantamiento. Durante el levantamiento
para sacarlo del agua el tablero estará en posición mucho más vertical que en el proceso
en agua poco profunda, y el rescatador que está en el agua necesitará aferrarse al labio del
rebosadero para ayudar en el levantamiento (véase la figura 9.27).

Figura 9.27 Levantamiento en agua profunda con tabla de inmovilización:.


a) Preparación para el levantamiento; b) levantamiento

Este procedimiento de agua profunda puede ejecutarse con dos rescatadores en la


mayoría de circunstancias. Si un rescatador no puede colocar con seguridad el tablero
debajo de la víctima, tal vez se necesite otro rescatador o ayudante en el agua. El
conocerlos bien y la práctica con el equipo, el local y el proceso le ayudarán a identificar si
se necesitan dos o tres rescatadores.
Procedimiento con dos rescatadores y dos ayudantes
Cuando hay disponibles dos rescatadores y dos ayudantes, el rescatador 1 ejecuta
la técnica de cabeza inmovilizada mientras que el rescatador 2 se acuesta en la plataforma
en una esquina de la piscina. El rescatador 2 guía al rescatador 1 a esa esquina y empuña
los codos de la víctima para darle estabilización en línea. El rescatador 1 suelta los brazos
de la víctima y se aferra al rebosadero una vez que el rescatador 2 ha empujado firmemente
a la víctima. El rescatador 1 entonces la sostiene por las caderas (véase la figura 9.28a) y
verifica los ABC de la víctima. Si la víctima no está respirando, el rescatador 1 empieza a

138
dar respiración artificial Si la víctima está respirando los ayudantes traen el tablero
inmovilizador, desatan las correas, y vuelven a entrar al agua con el tablero. Se acercan a
la víctima del lado opuesto del rescatador 1, colocan el tablero de lado y centran el tablero
bajo la víctima (véase la figura 9.28b>. Después de que se ha centrado el tablero bajo la
víctima, el rescatador 1 y un ayudante en el lado opuesto se aferran del rebosadero y
estabilizan el tablero. El otro ayudante pasa al mismo lado que el rescatador 1 y estabiliza
el tablero. los dos ayudantes continúan sosteniendo el rebosadero con una mano y
estabilizando el tablero con la otra durante el resto del proceso (véase la figura 9.28c>. El
rescatador 1 se monta a horcajadas sobre un flotador o se lo ata contra el pecho para
proveerle flotación mientras ata a la víctima al tablero. El rescatador 1 ata a la víctima al
tablero de la misma manera como se describe para el proceso en que hay dos rescatadores
en agua poco profunda. El rescatador 2 baja los brazos de la víctima a sus costados para
aplicar el collar cervical. Después de colocado el collar cervical, el rescatador 2 estabiliza
la cabeza de la víctima por el resto del procedimiento de atar las correas, aplicando presión
a cada lado de la cabeza y mejillas de la víctima. El rescatador 1 entonces ata a la víctima
al tablero en el mismo orden descrito para hacerlo en agua poco profunda.
Figura 9.28 Procedimiento de dos rescatadores y dos ayudantes en agua profunda.
a) El rescatador 2 sostiene los brazos de la víctima y aplica presión mientras el
rescatador 1 empuja el rebosadero y sostiene las caderas de la víctima; b) los ayudantes
colocan de lado el tablero, y lo guían para ponerlo debajo de la víctima; c) los ayudantes
estabilizan el tablero en una esquina.

139
CLAVES PARA USO DE TABLA INMOVILIZADOR EN AGUA PROFUNDA
(DOS RESCATADORES Y DOS AYUDANTES)
1. El rescatador 1 mantiene la estabilización en línea y avanza hacia una esquina de
la piscina.
2. El rescatador 2 se acuesta en la plataforma con los hombros sobre el agua en una
esquina de la piscina y guía al rescatador 1 a esa esquina.
3. El rescatador 2 toma los brazos de la víctima y brinda estabilización en línea.
4. El rescatador 1 suelta los brazos de la víctima, se aferra al rebosadero y sostiene
por debajo las caderas de la víctima.
5. Los ayudantes 1 y 2 se acercan a la víctima del lado opuesto del rescatador 1 y
centran el tablero debajo de la víctima.
6. Los ayudantes 1 y 2, de lados opuestos, se aferran del rebosadero de la piscina y
continúan sosteniendo el tablero bajo la víctima.
7. El rescatador 1 ata la cabeza de la víctima al tablero.
8. El rescatador 2 baja los brazos de la víctima a sus lados y aplica el collar cervical.
9. El rescatador 2 aplica presión a cada lado de la cabeza de la víctima y la estabiliza
durante el resto del procedimiento.
10. El rescatador 1 ata a la víctima al tablero.

Para sacar de agua profunda a la víctima


Una vez que el tablero está listo para ser levantado a la plataforma, se necesitan por
lo menos seis levantadores (el rescatador 1 y seis ayudantes) en el agita y un rescatador
(el rescatador 2) en la plataforma. Si el tablero no está todavía en la esquina de la piscina,
los seis lo colocan en ángulo contra la espuma. El rescatador 2 en la plataforma continúa
manteniendo la estabilización en línea. Tres personas se colocan en el agua a cada lado
del tablero; cada uno debe tener una mano en el labio del rebosadero y la otra bajo el tablero
(véase la figura 9.29, a-d>. Los levantadores deben tener los pies contra la pared de la
piscina para apoyarse durante el levantamiento. Los ayudantes más fuertes deben estar
hacia la cabeza de la víctima.

140
Figura 9.29 Para sacar de agua profunda a alguien en un tablero.
a) Preparación para el levantamiento, Figura 9.29

b) empieza el primer levantamiento; c) concluye el primer levantamiento; d> segundo


levantamiento.

141
d
El rescatador 1 dirige el levantamiento usando una señal, tal como 'Uno, dos, tres,
alcen". Desde este punto el levantamiento se realiza como cuando el agua es poco
profundidad. Los levantadores deben tener cuidado de no atrapar el pelo de la víctima
debajo del tablero, y los levantadores en la plataforma deben levantar usando
principalmente las piernas y brazos, no la espalda.

142
CLAVES PARA LEVANTAMIENTO CON TABLA DE INMOVILIZACION
EN AGUA PROFUNDA
1. Coloque el tablero en ángulo contra una esquina.
2. El rescatador 2 desde la plataforma continúa la estabilización en línea.
3. Coloque tres levantadores en cada lado del tablero, con los más fuertes hacia la
parte superior del cuerpo de la víctima. Cada levantador debe tener una mano en el
labio del rebosadero de la piscina y una bajo el tablero.
4. Con los pies apoyados contra la pared de la piscina, levanten simultáneamente a la
señal dada por el rescatador 1-
5. Una vez que la parte superior del tablero está sobre la plataforma, dos de los
rescatadores salen a la plataforma para levantar desde allí.
6. A la cuenta de 'Uno, dos, tres, alcen", levanten el tablero y muévanlo más sobre la
plataforma.
Preparación para el manejo de las lesiones de la
espina dorsal
La técnica para el manejo de las lesiones de la espina dorsal debe practicarse
regularmente de modo de estar listo para usarlas cuando surja la necesidad. El manejo
apropiado puede hacer una diferencia crucial en la calidad de la vida futura de una víctima
lesionada, e incluso puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.
Todas las lesiones potenciales de la espina dorsal se deben manejar con el más prolijo
cuidado. Su entrenamiento y práctica relativos a estas destrezas son vitales para la calidad
de cuidado que puede usted ofrecer a los usuarios de su establecimiento.

143
Preguntas de Repaso

1. Describa a la víctima típica de una lesión en la columna vertebral. ¿Qué suele


provocar el accidente?
2. ¿Qué peligros existen en las piscinas de sufrir lesiones de la espina dorsal? ¿Cuáles
en aguas al descampado?
3. ¿Cuáles diseños de piscinas aumentan el riesgo de lesiones de la espina dorsal?
4. ¿Cuánta profundidad debe tener el agua para que se permita saltar desde un
trampolín? ¿Cuánta para saltar desde un pedestal de lanzamiento?
5. ¿Por qué son tan importantes los letreros prohibiendo Saltar para zambullirse?
6. Mencione cuatro condiciones bajo las cuales usted debe sospechar que hay una
lesión en la espina dorsal.
7. Defina lo siguiente: espina dorsal, vértebra, disco intervertebral.
8. Mencione las cinco regiones de la espina dorsal.
9. Describa la técnica que se usa para entrar al agua cuando se sospecha que ha
ocurrido una lesión en la espina dorsal.
10. ¿Cómo puede reducir la agitación del agua mientras se acerca a la víctima?
11. Mencione los cinco pasos en el rescate con cabeza inmovilizada cuando la víctima
está boca abajo.
12. Mencione los cuatro pasos para voltear a una víctima que está boca abajo, usando
la técnica de cabeza inmovilizada.
13. ¿Cómo estabiliza usted a una víctima que está boca arriba usando la inmovilización
de cabeza?
14. ¿ Cómo debe sacar a la víctima a la superficie en agua poco profunda? ¿Cómo en
agua profunda?
15. Mencione las cualidades de un buen tablero inmovilizador.
16. Mencione tres normas de los collares cervicales en establecimientos acuáticos.
17. Describa cómo aplicar un collar cervical.
18. Describa cómo asegurar la víctima al tablero inmovilizador.
19. ¿Cómo debe levantase el tablero inmovilizador para sacarlo de agua poco
profunda? ¿Cómo para sacarlo de agua profunda?
20. ¿Cuándo debe usted verificar los ABC?
21. ¿Qué debe hacer si la víctima no está respirando?
22. ¿Qué debe hacer si una víctima no tiene pulso?
23. ¿Qué equipo protector debe usar durante la respiración artificial y RCP?
24. Describa la modificación de la posición de la quijada.
25. ¿Qué debe hacer si la víctima vomita?

144