Está en la página 1de 8

ADMINISTRACIÓN

Y NEGOCIOS

PROCESOS INTERNOS DE UNA BODEGA

NOMBRE:
CARRERA:
ASIGNATURA:
PROFESOR:
FECHA:
Índice
1 Introducción

La bodega es el corazón logístico de toda organización. Cualquier ineficiencia en éste área


repercute, de manera directa, sobre el resto de actividades logísticas de la empresa e,
indirectamente, en muchos otros departamentos de la misma: producción (si la empresa es
manufacturera), compras y aprovisionamiento, ventas, etc. De ahí la importancia de las funciones
del Jefe de bodega.
La Gestión de Bodega se define como: “Proceso integrado a la función logística que trata de la
recepción, almacenamiento y movimientos dentro de un mismo recinto, de materiales, materias
primas y productos semielaborados, hasta el punto de consumo por un cliente externo o interno.
Comprende además, la elaboración y tratamiento de informes, de los datos manipulados.” La
Gestión indica: Dónde y cómo deben ser almacenados los productos. Qué técnicas deben usarse
para optimizar el espacio y mejorar los procesos internos.
2 Recepción de mercadería, ¿Por qué es importante la recepción de mercancía?

Existen varias razones para prestar atención a la recepción de mercadería:


1. Evaluar los proveedores
2. Monitorear la entrada, el descargue y la verificación de los productos.
3. Actualizar el inventario.
4. La automatización de los procesos.
5. Las inspecciones de las entregas.

Y es que solo un error en esta pieza de la cadena logística y el resultado del producto final puede
verse afectado, de ahí la importancia de regular la recepción de mercancía y sus procesos.

“La importancia de la recepción de mercancía radica en que es pieza fundamental en la calidad del
producto”
Por otro lado, el éxito de este proceso está ligado a la rigurosidad con la que lo realicen; de
nuevo, la mayoría de empresas por ser algo rutinario le restan importancia y es ahí cuando se
presentan errores y se desaprovechan recursos.
3 Control de bodega para un manejo óptimo de la mercancía
Cuando se tiene una bodega para el almacenaje de mercancía se deben tener en cuenta
varios aspectos para garantizar el buen estado de los artículos, su correcta manipulación y
el funcionamiento general de la bodega en relación a la logística.

3.1 Los tres puntos importantes en el control de una bodega:

1. Objetivos
Un sistema de control de bodega cumple con tres objetivos claros: llevar control de la
mercancía; crear procedimientos para el registro de todos los movimientos internos y
externos relacionados con la bodega y la mercancía, conocidos como gestión logística; y
realizar protocolos para la prevención de riesgos y seguridad industrial.

2. Funciones
Las funciones que desempeña una bodega para una empresa son: protección de la
mercancía, registro de entrada y salida de la mercancía, métodos de distribución de la
mercancía, limpieza y organización de la bodega y optimización de los espacios.

3. Organización
La organización de la bodega le permite a la empresa tener información sobre la mercancía
almacenada, conocer los detalles del artículo (peso, medidas, nivel de fragilidad, etc.),
saber con exactitud el número de unidades que se pueden almacenar en la bodega,
determinar un espacio para la manipulación y acomodación de la mercancía y crear
protocolos que indiquen como se debe manipular y transportar la mercancía dentro y
fuera de la bodega.

Teniendo en cuenta lo anterior se debe hacer un seguimiento de todas las actividades y


responsabilidades para medir la eficacia (alcance de los resultados) y eficiencia (relación
entre esfuerzo y resultado) del funcionamiento de la bodega.
4 Control de inventario
Hay dos tipos de inventarios que se deben realizar en una bodega empresarial:

Inventario físico o real


El objetivo de este inventario es hacer un conteo manual de los artículos para conocer las
existencias reales y compararlas con las del inventario permanente, de esta manera se
puede medir la precisión del inventario permanente, conocer el número de artículos
perdidos y saber si las existencias están desactualizadas. Este inventario se recomienda
hacerlo una o varias veces al año dependiendo de cada empresa.

Inventario permanente
Su objetivo es conocer la mercancía existente, llevar registro de los cambios en el
inventario y tener un plan para saber con exactitud cuándo se debe solicitar mercancía y
en qué cantidad.

En cuanto a la gestión de un inventario permanente se debe llevar un registro en plantillas


o un software, etiquetar el embalaje correctamente (número de artículo, cantidad,
nombre, peso y sugerencia de manipulación si es un objeto delicado) y realizar
periódicamente un análisis de venta; que incluya ventas al mes, solicitud de cantidades
suficientes y adicionales (en caso de un imprevisto), además, de un conocimiento
profundo sobre el comportamiento del inventario.

5 Métodos principales para optimizar la salida de la mercancía:

PEPS: primeras entradas, primeras salidas. Método de valuación de inventarios donde se


considera que lo que se vende es lo que primero entró al almacén, por lo que el inventario
queda valuado a los precios de las últimas adquisiciones.

UEPS: últimas entradas, primeras salidas. Método de valuación de inventarios donde se da


salida a los productos comprados recientemente, con el objetivo de que en el inventario
final queden solo aquellos que se adquirieron primero.

PPP: precio promedio ponderado. Método de valuación de inventarios donde se registra la


salida del stock al costo promedio resultante de la división entre el valor del inventario y la
cantidad de unidades que lo componen.
6 Conclusión

Cuando los procesos logísticos en una empresa están estandarizados ayudan a que su crecimiento sea
más rápido, por la organización, la optimización en los recursos y el tiempo de ejecución en las labores;
pues se minimizan los errores, los riesgos y la desinformación entre los empleados.

Uno de los procesos logísticos con mayor responsabilidad es la recepción de mercancías, pues es donde
más riesgos existen de pérdidas o accidentes por la manipulación de los productos, sin embargo, también
es una actividad rutinaria por lo que las empresas le restan importancia.
7 Anexos