Está en la página 1de 4

OBJETIVO

 Adquirir nuevos conocimientos sobre la ética para ponerlas en práctica y así poder
actuar haciendo lo correcto.

MARCO TEÓRICO

Definición de Ética

Disciplina filosófica que se orienta a la reflexión acerca de las costumbres, los principios
y las normas en cuyos términos se pretende responder a la pregunta acerca de cómo en
principio debe vivirse la vida

Importancia de la ética

La ética es muy importante porque se refiere a las costumbres y a la conducta humana, es


decir que trata del comportamiento de las personas, además tiene que ver con los valores
de cada persona. La ética nos enseña a comportarnos en la sociedad, también nos enseña
los valores. Porque cada persona debe ser formada con base fundamental en la ética, a
saber, respetar los derechos y valores de cada persona, tratarlas de igual manera a todas
dentro de la sociedad sin importar el estatus social de cada persona.

Afirmamos y sostenemos que la ética es una ciencia porque ella le concierne presentar un
modelo de conducta humana valiosa, a la cual el hombre debe plegarse.

La ética, al igual que todas las ciencias, presenta un modelo para la conducta humana, se
aclara que a la ética le interesa la bondad o maldad de la conducta humana, hay que hacer
el bien y evitar el mal. La fundamentación de los modelos éticos se realiza por medio de
la razón, de ninguna manera por experimentos. En esto se asemeja la ética con las
matemáticas, ya que la fundamentación en ambas ciencias corre por cuenta de la razón
humana. La ética es una ciencia, mas no experimental, si no racional, a la ética le
concierne proporcionar las razones por las cuales se trata de conductas buenas y, por
tanto, dignas de ser realizadas.

Necesitamos la ética para:

 Enfrentarnos a situaciones problemáticas en la convivencia.


 Disponer de “criterios” y “principios”.
 Dar respuesta a la necesidad que sentimos de “justificar” como buenas nuestras
opciones más importantes.
 Ayudarnos a valorar y asumir o rechazar las normas sociales.
 Ayudarnos a encauzar la siempre difícil relación entre actividad e intereses
propios y actividad e intereses sociales o del grupo.

Objeto formal y material de la ética

Toda ciencia tiene un objeto material y un objeto formal. Objeto material es aquello que
estudia la ciencia de que se trate; objeto formal es el punto de vista desde el cual se estudia
el objeto material.

Así, el objeto material de la ética son las acciones humanas en cuanto obrar y/o actuar.
Ahora bien, dado que no todo lo que el hombre hace ni lo que en él ocurre modifica su
ser, es necesario determinar qué tipo de acciones son correctamente objeto de la ética.

La distinción básica es entre actos humanos y actos del hombre. Los actos humanos son
aquellos que el hombre es dueño de hacer o de omitir, de hacerlos de un modo o de otro.
Son actos libres y voluntarios en los que interviene la razón y la voluntad. Ejemplos:
hablar, trabajar, golpear. Si un acto no es libre (por ignorancia, por mandato, etc.) no es
susceptible de calificación ética, es decir, de ser bueno o malo, los actos del hombre son
aquellas acciones que no son libres ya sea porque falta el necesario conocimiento o
voluntariedad (como los actos de un demente) o porque son procesos sobre los que no se
posee un dominio directo (el desarrollo físico, la circulación de la sangre, la digestión,
etc.).

En el acto humano el hombre tiene conciencia de ser él mismo el autor: la causa de tal o
cual acontecimiento soy yo; yo soy el agente activo y responsable. En el acto del hombre,
el sujeto tiene conciencia de que algo ocurre en él, pero es simplemente un sujeto del
cambio.
De lo anterior se concluye que sólo las acciones libres de la persona humana, sólo aquellas
que presuponen la actuación de la razón y voluntad es, decir los actos humanos son objeto
material de la ética.

Por su parte, el objeto formal de la ética tiene que ver con el punto de vista desde el cual
se estudian los actos humanos, que en su caso refiere a la rectitud o moralidad (a su
bondad o maldad). Es decir, la ética estudia los actos humanos en cuanto a si éstos están
o no conformes al verdadero bien de la naturaleza del hombre y, por tanto, de su fin último
que es la felicidad.

El objeto formal de la ética es aquello según lo cual los actos humanos, considerados
formalmente en cuanto tales (y no desde un punto de vista particular o con relación a una
finalidad restringida, como los actos de un artista o un pianista), son calificados como
buenos o malos.

Ética normativa

La ética normativa que enfatiza su objetivo en exponer qué debe ser considerado bueno
o malo para una persona. Se dedica a la elaboración y posteriormente la formación de
normas sociales excluyendo el seguimiento y/o cumplimiento de las mismas.

Se logra clasificar los actos humanos como correctos e incorrectos sin tomar en
consideración los prejuicios, una conducta o acción humana es adecuada o inadecuada,
no importa el porqué. Hablamos de teorías que son estudiadas, por ejemplo, por la
axiología moral o la deontología.

Ética aplicada

La ética aplicada es uno de los campos más actuales de la filosofía contemporánea donde
se hace una reflexión sobre la fundamentación de las normas. Aquellos especializados en
estudiar y ejercer la ética aplicada trabajan en distintos ámbitos como por ejemplo la
bioética, la ética ambiental, la ingeniería ética, entre otras.
En dichos ámbitos, la ética aplicada trata problemas éticos que tienen su origen en la
cotidianeidad ya que, se ocupa de estudiar las cuestiones morales en concreto y sus
controversias.

CONCLUSIONES

 La ética se encarga de nuestras costumbres y formas de actuar en la medida en


que pueden considerarse como correctas o incorrectas.

RECOMENDACIONES

 Diferenciar entre lo bueno y lo malo que se nos presenta en el día a día.


 Poner en práctica los códigos de ética en diferentes situaciones que se nos puede
presentar.

BIBLIOGRAFÍA

 ALTAREJOS, F. y OTROS, (1998). Ética docente. Elementos para una


deontología profesional. Editorial Arial, S.A. Córcega, Barcelona, España.
 FLORES, M., (2011). Ética profesional. Editorial San Marcos. Perú.
 NUÑO, F., (2004). Filosofía, ética, moral y valores. Editorial Thomson. México.
 SANTILLÁN, L., (2003). Ética general. Fondo editorial ciencias de la
comunicación. Perú.