Está en la página 1de 4

Este posible antepasado común no era ni un mono ni un homínido, pero su población

empezó a evolucionar en dos ramas diferentes, una que terminaría convirtiéndose en los
actuales chimpancés, bonobos y gorilas, y otra totalmente distinta que terminó dando lugar
a los humanos.

Del tronco común de los primates, surgieron dos ramas de monos:

1. Los simios: chimpancé, gorila y orangután


2. Los homínidos o protohumanos, dando origen del hombre actual

LOS SIMIOS

Chimpancés y bonobos: Son omnívoros y sociales, sus cerebros tienen una tercera parte
de la masa del nuestro, a pesar de ésto se puede decir que tienen cierta inteligencia. Son
animales muy pequeños, por lo que no podrían llegar a cazar presas grandes que le
proporcionaran las proteínas necesarias para desarrollar el cerebro, son animales que no se
organizan para salir a cazar, por lo tanto, animales que son incapaces de trazar estrategias,
por lo que tampoco ejercitarían su inteligencia.

Reconstrucción pareja de Nakalipiteco

LOS HOMÍNIDOS

Advertisement

Como hemos visto la familia de los homínidos, surge como división del grupo de los
primates, los homínidos comenzaron su evolución hace 15 millones de años hasta el
hombre actual, mientras que la familia de los orangutanes, gorilas y chimpancés no ha
sufrido apenas cambios. Las especies que representaron verdaderos saltos evolutivos, es
decir, verdaderos momentos de cambio, fueron las siguientes:
El Australopithecus, es considerado como el primer homínido bipedo. Poseía mandíbulas
poderosas y fuertes molares, sus miembros largos. Cerebro con un volumen inferior a los
400 cm3. Altura no suprior a 1,20 m y 30 kg de peso. El primer Australopithecus fué
encontrado en Etiopía y fue llamada Lucy.

Homo habilis: Por las variaciones climáticas que conocemos, sabemos que fue propicia
para el crecimiento de los pastizales, lo que obligó a adoptar una posición más
erguida, ya que debían parar sobre sus pies para divisar posibles peligros, incluso se cree
que pudo haber hablado. Tenían un cerebro más grande, alrededor de 750 centímetros
cúbicos.

Su característica más importante fue el cambio en su forma de alimentación, ya no sólo


comían frutas y vegetales sino también animales, el Homo Habilis, se hizo
carroñero. Fueron hallados restos fósiles en la Garganta de Olduvai (Tanzania) junto a
los primeros utensillos. Antigüedad: 2 millones de años
Homo Erectus: Tambien llamado Pithecanthropus Erectus. Considerado durante un
tiempo como el representante directo del hombre, pero hoy se sabe que muchos
austratopithecus anteriores poseían rasgos semejantes.

Son los primeros homínidos que se distribuyeron ampliamente por la superficie del
planeta. Las caracterísitcas del Homo Erectus es un cuerpo alto, espesa cejas y gran
musculatura. Poseían un cerebro mayor que el del homo habilis, alrededor de 1.100
centímetros cúbicos. Descubrieron el uso del fuego y fabricaron la primera hacha de
mano. El primer homo erectus fue encontrado en Java (Oceanía) a fines del siglo pasado.
Antigüedad: 1.5 millones de años

Advertisement

Homo Sapiens: Vivió en Europa, en África y en Asia. Los hallazgos arqueológicos reflejan
cambios importantes en el comportamiento de esta especie: utilización de instrumentos de
piedra y hueso más trabajados, cambios en las formas de cazar, uso y dominio del
fuego, empleo del vestido, aumento en el tamaño de las poblaciones, manifestaciones
rituales y artísticas. El representante del homo sapiens más antiguo es el hombre de
Neanderthal (Alemania). Antigüedad: De 150.000 a 200.000 años.

Homo sapiens sapiens: Sus características físicas son las mismas que las del hombre
actual. Su capacidad cerebral es de alrededor de 1.400 centímetros cúbicos. Se cree que
apareció en Europa hace alrededor de 40.000 años. El homo sapiens sapiens es el que
protagonizó, a partir del año 10.000 a.C., cambios muy importantes en la organización
económica y social, como las primeras formas de agricultura y domesticación de
animales, y la vida en ciudades. Su representante mas fiel es el hombre de Cromagnon
(Francia). Antigüedad: De 80.000 a 40.000 años.

Homo Sapiens – Alimentación


Cuando los ancestros del Homo Sapiens, vivían en los árboles comiendo bayas, frutos y
hojas, tan abundantes en vitamina C, probablemente, perdieron la capacidad metabólica
que tienen el resto de mamíferos para sintetizar en su propio organismo dicha vitamina, tan
necesaria para evitar entre otras enfermedades el escorbuto, aunque antes parecen haber
perdido la capacidad de digerir celulosa.
Todo esto se debe a que la alimentación de los homínidos fue modificándose según se iba
modificando su hábitat, las selvas originales se redujeron o bien resultaron superpobladas,
por lo que los primeros homínidos se vieron obligados a recorrer importantes distancias,
para obtener nuevas fuentes de alimento.

La pérdida de la capacidad de metabolizar ciertos nutrientes, como hemos visto antes, se


vería compensada con una mutación que experimentaría el Homo Sapiens al metabolizar
rápidamente el almidón transformándolo en energía, muy necesaria para desarrollar
el cerebro.

La dieta del Homo Sapiens era muy nutritiva y equilibrada, ya que dominaban el fuego.
La forma de vida del homo sapiensa los convertía en cazadores móviles, se alimentaban
tanto de mariscos como de pescado, pasando por grandes mamíferos como los bóvidos,
renos, mamuts o rinocerontes. Conocía la existencia de plantas para uso medicinal y
curativas.

Advertisement

También podría gustarte