Está en la página 1de 16

García, P. & Díez de Castro, L. (2009). Mercados Financieros Internacionales.

Pp. (154-169). Exclusivamente para uso académico.


| Luis T. Diez De Castro y Maria Luisa Medrano Garcia
Así, un ejemplo de arbitraje consistiría en comprar una moneda, como
el real brasileño, en el mercado de divisas de Nueva York para venderlos in­
mediatamente en el mercado de divisas de Londres, una vez detectada una
diferencia de cotización de los tipos de cambio de dicha moneda en ambos
mercados.

Las consecuencias finales del arbitraje son la igualación de los tipos de


cambio en todos los mercados, dado que a medida que el número de arbitra-
jistas aumente, al detectar dicho fallo del mercado y pretender aprovecharse
de él, los tipos de cambio tenderán a igualarse en todos los mercados donde
se negocie la divisa.

El arbitraje, por lo tanto, no se puede considerar como un efecto negativo


de variación de los tipos de cambio sino un efecto positivo de igualación y
corrección de errores.
MERCAD0 DE DIVISAS

4.4. El ajuste del tipo de cambio


4.4.1. Las teorías del tipo de cambio

Las variaciones de los tipos de cambio son un elemento perturbador del siste­
ma, y como tal, motivo de preocupación para las empresas por las repercusio­
nes que dichas variaciones pueden acarrear sobre sus resultados.

Las teorías del tipo de cambio tratan de explicar las variaciones de los
tipos de cambio que, como hemos visto, son debidas a las variaciones en las
actividades comerciales e inversoras en el entorno internacional. A su vez,
los dos principales factores que condicionan los comportamientos comercial
e inversor de los agentes del mercado a nivel internacional son las tasas de
inflación (variación de los precios de los productos y servicios) y los tipos de
interés (retribución del capital).

En la siguiente figura puede verse un esquema de los factores que afectan


a la variación de los tipos de cambio así como las teorías que los explican y
relacionan.

Pero antes de analizar estas teorías, lo que haremos en los epígrafes 3.2 a
3.5, pasaremos revista a algunos conceptos e indicadores que dichas teorías
manejan.

154
MERCADOS FINANCIEROS INTERNACIONALES
Fuente: Elaboración propia.

Figura 4.12 Variación tipos de cambio.

4.4.1.1. La variación relativa del tipo de cambio

Es el indicador de la variación del tipo de cambio que utilizan todas las teorías.

La tasa de variación del tipo de cambio en tér­


minos relativos se representa con la letra t, y
Tt - Tq se calcula hallando el cociente entre la varia-
ción absoluta de los tipos de cambio en dos
momentos determinados (7j - T0) y el valor de
partida (T0).

Ejem plo

A partir de un tipo de cambio en dos momentos del tiempo (0 y 1), se calcula la


variación absoluta y relativa:
7^: $/€ = 1,25 —» 1,25 dólares por 1€
7^: $/€ = 1,35 —>1,35 dólares por 1€

En términos absolutos, el dólar ha variado su valor respecto al euro en 0,10


dólares:
7]- r 0 = 1,35-1,25 = 0,10

I'“
En términos relativos o porcentuales:
| Luis T. Diez De Castro y Maria Luisa Medrano Garcia

1,35-1,25
t = 0,08 => 8%
1,25

NOTA: el resultado de la variación relativa aparece expresado en tanto por uno,


por lo que si se desea expresar en tanto por ciento, habrá que multiplicar el resultado
por 100.
La variación del tipo de cambio ha sido del 8%, que en este caso, indica una
disminución del valor del dólar respecto al euro.

4.4.1.2. Depreciación vs. Devaluación


MERCADO DE DIVISAS

A menudo se confunden estos dos términos. Una moneda se deprecia cuando


pierde valor en el mercado de divisas respecto al resto de monedas, tal y como
sucede con el dólar respecto al euro en el ejemplo anterior.

Por otro lado, la devaluación de la moneda de un país es una actuación de


las autoridades monetarias del país que establece oficialmente un valor menor
para su moneda.

4.4.1.3. La variación de los precios de los bienes: inflación


y deflación
La medida de la variación de los precios de los bienes es la tasa de inflación.
Cuando la variación de los precios es positiva, es decir, se produce un aumen­
to de los precios, hablamos de inflación, y si la variación de los precios es ne­
gativa, se denomina deflación. En ocasiones se habla de «inflación negativa»,
pero este término es incorrecto.

Para comparar la variación de los precios de los productos entre dos países
tomaremos en consideración el porcentaje de variación de los precios en cada
país, y después los compararemos entre si.

Representaremos la tasa de variación de los precios con la letra p, seguida


de los subíndices A y B, indicadores de los países.

Así,
A: País A y B: País B
Pa = tasa de inflación del país A.
P = tasa de inflación del país B.
MERCADOS FINANCIEROS INTERNACIONALES
Si se analizan las implicaciones del diferencial de tasas de inflación entre
dos países sobre el comercio internacional y el mercado de divisas, puede
suceder que:

J p A - p B = 0 si la diferencia entre las tasas de inflación de dos países es


cero, es decir, si las tasas de inflación son iguales, no se producirán cam­
bios en el comercio entre ambos países y por lo tanto, tampoco variará el
tipo de cambio entre sus divisas.

• p A - p B > 0 si la diferencia entre las tasas de inflación de los países A


y B es positiva, es decir, la tasa de inflación del país A es mayor que la
del país B, provocaría una mayor demanda de los bienes del país B, au­
mentando el desplazamiento de capitales de A a B, repercutiendo en el
tipo de cambio.

• p A - p B < 0 si la diferencia entre las tasas de inflación de los países A


y B es negativa, es decir, si la inflación del país B mayor que la de A,
produciría el efecto contrario al caso anterior: aumentaría la compra de
bienes del país A, provocando el desplazamiento de capitales de B a A y
su consiguiente repercusión en el tipo de cambio.

Podemos concluir que la variación de los precios en los distintos países,


provoca cambios en el comercio internacional y como consecuencia, en el
mercado de divisas.

4.4.2. Teoría de la Paridad del Poder Adquisitivo (PPA)

La Teoría de la Paridad del Poder Adquisitivo que se basa en la Ley de Precio


Único, explica las variaciones de los tipos de cambio debidas a las diferencias
de tasas de inflación entre los correspondientes países.

Esta teoría establece una relación entre la variación relativa del tipo de
cambio de dos monedas en dos periodos de tiempo determinados y las tasas
de variación de los precios en sus correspondientes países.

4.4.2.1. Ley de Precio Único

La Ley de Precio Único es el origen de la Teoría de la Paridad del Poder Ad­


quisitivo. Dicha teoría parte de la base de que el funcionamiento del sistema
económico se produce en condiciones de mercado perfecto, lo que significaría
que existiera:
| Luis T. Diez De Castro y Maria Luisa Medrano Garcia • información perfecta: todos los participantes del mercado saben lo que
ocurre en cualquier parte del mundo.
• libertad de movimientos: libertad de comercio y de circulación de capitales.

Si se dan las mencionadas condiciones de mercado perfecto, la Ley de


Precio Unico supone que todos los bienes y servicios iguales tendrán el mis­
mo precio en cualquier país donde se vendan. Si no se diera esta condición
de igualdad de precio en todos los países para bienes idénticos, sólo se com­
prarían aquellos del país que los vendiese más barato, al no existir trabas al
comercio, con lo que de hecho estaríamos en la situación de precio único.

En el mundo real esta ley es de difícil cumplimiento, al no darse las condi­


ciones de mercado perfecto, aunque su grado de incumplimiento varía de cero
a infinito ya que existen factores modificadores de los precios tales como: cos­
te de transporte, barreras arancelarias, tasas, impuestos, límites al comercio o
MERCADO DE DIVISAS

a la inversión, diferencias fiscales entre países, etc...

Que todos los bienes iguales tengan el mismo precio, significa que con la
misma cantidad de moneda se podría comprar ese bien en cualquier país. Esta
es la aportación de la Ley de Precio Único a la denominada Paridad de Poder
Adquisitivo, ya que ello implica que cualquier divisa tendrá el mismo poder
adquisitivo en todos los países, es decir, que con una misma cantidad de uni­
dades monetarias se podrá comprar el mismo producto en cualquier país.

En la práctica, resulta muy complicado comprobar el cumplimiento de la


Ley de Precio Único, ante la dificultad de encontrar bienes idénticos, suscep­
tibles de ser comparados, en todos los países del mundo.

4.4.2.2. índice BigMac

La revista The Economist's encontró un bien homogéneo comercializado en


116 países: la hamburguesa Big Mac, tal vez la más famosa del mundo, creada
por una franquicia de M cDonald's en Pittsburg, Pennsylvania en 1968.

A partir de este bien, The Economist 's creó el denominado índice BigMac,
basado en la Teoría de la Paridad del Poder Adquisitivo a través de la Ley de
Precio Único, comparando los precios medios anuales de la hamburguesa Big­
Mac en los diferentes países donde se produce y comercializa6.

6 The Economist 's manifiesta que The BigMac Index es muy fiable, a pesar de las críticas verti­
das contra este índice, por no tener en cuenta posibles restricciones arancelarias sobre materias
primas de algunos países.
158
MERCADOS FINANCIEROS INTERNACIONALES
Para llevar a cabo esta comparación es necesario expresar todos los pre­
cios de las hamburguesas en una misma moneda, por ejemplo el dólar, a tra­
vés de los tipos de cambio, y de este modo resulta un índice de precios de la
hamburguesa en 116 países.

Según la Ley de precio Único, un mismo bien debería tener el mismo


precio en cualquier país del mundo, independientemente de la moneda en la
que esté expresado. El índice BigMac pone de manifiesto que en la mayoría
de los casos esta ley no se cumple, y ese incumpliendo se lo adjudica a una
desviación del tipo de cambio que se manifiesta en una sobrevaloración o in-
fravaloración de cada moneda respecto a la divisa de referencia, el dólar.

Como puede verse en la imagen siguiente, la tabla del índice Big Mac
muestra:

C olu m n a 1 nombre del país


C olu m n a 2 precio de la hamburguesa en la moneda local de cada país
C olu m n a 3 precio de las hamburguesa de cada país en dólares
C o lu m n a 4 tipo de cambio actual de cada moneda local respecto a un dólar
C olu m n a 5 porcentaje de sobre o infravaloración de cada moneda local respecto al dólar
tipo de cambio teórico de cada moneda respecto al dólar según la Teoría de la Pari­
C olu m n a 6
dad del Poder Adquisitivo

ii-1 1
B ig M a c P r ic e VIbjI [uh Me* Owrt*W
Rjlr l Mirti-I I’wxkjuac
( '• ■ ■ t r y in L o c a l ia US
1 WD-
r.wrr Prior
C a r r e a cy d o lla r s ihrdOjr.'H
United States 52.65 2.65 1.00 - -
Argentina Peso 3.85 1.2941 2.975 -51.2605 1.45
Australia AS3.2D 1.969 1.6252 -29.8548 1.14
Brazil Real4.50 1.4215 3.1657 -46.2994 1.70
Britain El.99 3.1245 1.5701: 17.7579 0.75
Canada C S 3 J0 22092 1.4485 -16.4653 1.21
China Yuan9.95 1.2007 8.2871 -54.7489 3.75
Euro area F2.75 2.9934 .9187 12.1149 1.03
Wnnu Kaon__ H K tU -M ____ 7 8 018___ ___4 78

Fuente: The Economist

Figura 4.13 índice BigMac.

Según la Teoría de la paridad del Poder Adquisitivo, el tipo de cambio


teórico entre el dólar y el euro debería ser de 1$/€, o lo que es lo mismo, l€/$.
Varios son los economistas que opinan que a largo plazo se dará la paridad
| Luis T. Diez De Castro y Maria Luisa Medrano Garcia

entre el euro y el dólar. Este tipo de cambio teórico puede verse reflejado en
la tabla, en la intersección de la liltima columna, correspondiente al tipo de
cambio PPA, y la fila «Euro area», aparece 1,03 €/$.

Ejem plo

A partir de la información de la tabla del índice BigMac es posible comprobar el


cumplimiento de la Teoría de la Paridad del Poder Adquisitivo por comparación entre
los valores de las columnas 4 y 6.
Así, si se toman en cuenta los precios de la hamburguesa en España y el Reino
Unido de la tabla, se tendrá que:

Precio de la hamburguesa en España = 2,75 € (Euro area).


MERCADO DE DIVISAS

Precio de la hamburguesa en R.Unido = 1,99 £ (Britain).


Ahora se tomará en cuenta el tipo de cambio actual del euro respecto a la libra,
información que puede obtenerse en diferentes medios, como el periódico o internet.
En este caso, se toma como referencia el siguiente tipo de cambio:

£/€ = 0,668 libras por 1€


€/£ = 1,497 euros por 1£
Para pasar los precios en € a £ se tienen dos vías:

2,75€
X = | 497g/£ =1,837 £ X = 2,75 €x0,668 £/€ = 1,837 £

De donde puede concluirse que en este caso no se cumple la Ley de Precio Úni­
co, ya que con 2,75 € no se puede comprar una hamburguesa en Londres al costar
ésta 1,99£ y sólo tener 1,837£ si cambiamos a £ los 2,75€ con los que compraríamos
la hamburguesa en España.
Siguiendo con el ejemplo, puede hallarse el tipo de cambio que permitiría tener
el mismo poder adquisitivo. Aquel que permitiría obtener los mismos bienes en cual­
quier país con la misma cantidad de dinero.
Así,
Si este fuera el tipo de cambio, se podría com­
2,75 € prar una hamburguesa en Londres con 2,75 € y
T
'e n -■ 1,99 £ : 1,382 €/£ se cumpliría la teoría de la Paridad del Poder Ad­
quisitivo.
1,99 £ Pero como el tipo de cambio actual Tg;£ no es
T = : 0,724 £/€ 1,382 sino 1,497, se puede concluir que el euro
2,75 €
esta infravalorado respecto a la libra esterlina
MERCADOS FINANCIEROS INTERNACIONALES
Teóricamente, si se cumpliera la Teoría de la Paridad del Poder Adquisitivo, la
variación de los precios de los bienes provocaría variaciones en los tipos de cambio.
Analíticamente, el Tipo de Cambio que cumple la Teoría de la Paridad del Poder
Adquisitivo sería aquel que cumple la siguiente relación:

= TA/ b ' ?b

donde:
PA = Precio en el país A
PB = Precio en el país B

Siguiendo con el ejemplo, supóngase que los precios en la zona euro aumentan
un 10% y en el Reino Unido un 5%.

P = Precio de la hamburguesa en la zona euro = 2,75 €


P = Precio de la hamburguesa en R.Unido = 1,99£
p= Tasa de inflación, expresada en tanto por uno.

K = P a Q + Pa ) P'B =PB(l + p B)
P'A =2,75(1 + 0,1) P'B =1,99(1 + 0,05)
P'A = 3,025 € P’B = 2,089 €

Dadas estas variaciones, para que se siga manteniendo la paridad del poder ad­
quisitivo entre ambas monedas, los tipos de cambios deberían ser:
p ' _ T ,/ p' P' - T' .p '
r A ~ 1A IB ' r B rB 1 B! A rA

3,025 = r ; /B-2,089 2,089 = Tb/ a -3,025

2,089
r _ 3,025
B/A ~ 3,025
A,B 2,089

r ; //4= 0,690 £/€


rAIB = 1,448 €/£

Este sería el nuevo tipo de cambio que cumpliría la Teoría de la Paridad del Po­
der Adquisitivo, teniendo en cuenta las tasas de inflación.
El porcentaje de variaciones que se ha producido en el tipo de cambio de €/£ ha
sido de:

1,448-1,382
f A!B ~ f A!B ~ ‘aib =0,0471 = 4,77%
1,382

Por lo que el nuevo tipo de cambio sería:


161
| Luis T. Diez De Castro y Maria Lulsa Medrano Garcia

^AIB ~ Ta /b (1 + t A/B )
1,448 = 1,382(1 + 0,0477)
Así, analíticamente, la expresión que relaciona la variación de los precios (infla­
ción) y la variación del tipo de cambio es:

PA 0 + P a ) = T a /B (I + 1AIB ) ' (1 + P b )

Teniendo en cuenta esta expresión y la que relaciona el tipo de cambio con los
precios:

‘ AIB ‘ B
y dividimos miembro a miembro las dos expresiones anteriores, llegamos a la
siguiente conclusión:
MERCADO DE DIVISAS

^*4 G + /?■)) _ TA/b 0 + 1a/b ) ' ^ b ( 1+ Pb )


T ai b ' PB
(1 + ^ ) = (1 + ^ / b ) ( 1+ Pb )
P a = I + 1A/B + P b + P b ' 1a / b (0

Pa = P b + ía ib ^ + Pb )
P a = P b + ^ / / > 0 + P b)
t _ Pa ~ Pb

Si la variación de los precios en los dos países fuera igual, el tipo de cambio no
variaría, pero en la medida en que los precios de un país varíen más que los del otro,
resultará una variación positiva o negativa del tipo de cambio según la expresión
anterior.
La Teoría de la Paridad del Poder Adquisitivo se suele expresar de forma simpli­
ficada, al despreciarse en (1), tAtB ■pB p0r ser una cantidad muy pequeña al tratarse
del producto de dos cantidades menores que la unidad, obteniendo, en ese caso, la
siguiente expresión abreviada:

( a ib ~ P a Pb

Conclusión:
• la moneda del país donde exista mayor inflación será la que se deprecie (pierda
valor) respecto a la moneda del país de menor inflación.
• la moneda del país donde exista menor inflación será la que se aprecie (revalo­
rice) respecto a la moneda del país de mayor inflación.
MERCADOS FINANCIEROS INTERNACIONALES
La Paridad del Poder Adquisitivo en términos absolutos es muy restrictiva
ya que indica que una unidad monetaria de cualquier moneda debe tener el
mismo poder adquisitivo en cualquier país, lo que supondría la homogeneidad
de todos los bienes y la ausencia de fricciones.

Esto implicaría que los tipos de cambio se irían ajustando a todas las va­
riaciones de los precios experimentadas por todos y cada uno de los bienes
existentes en un país.

Por ello, es difícil apoyar esta teoría en términos absolutos, y se deberá


relativizar tomando como referencia el IPC, promedio de precios de la de­
nominada «cesta de la compra» de un país, para compararlo con el tipo de
cambio único.

En resumen, la Teoría de la Paridad del Poder Adquisitivo en términos


relativos indica que el tipo de cambio se ajusta de acuerdo con los cambios
relativos entre los niveles de precios de los países.

4.4.3. Efecto Fisher

El hecho de que los tipos de interés sean diferentes entre unos países y otros,
también hace que se desee invertir en el país donde se puede obtener una ma­
yor rentabilidad, provocando la variación de la oferta y demanda de capitales
entre países, incidiendo por tanto, en el tipo de cambio.

La diferencia de tipos de interés entre países, influirá en la variación de


los tipos de cambio.

4.4.3.I. Efecto Fisher Nacional: hipótesis cerrada

El efecto Fisher nacional describe la relación entre países que tienen libertad
de movimiento de capitales, es decir, donde se den las condiciones de mercado
perfecto, en cuanto que no existan trabas para trasladar capitales de un país a
otro donde obtener mayor rentabilidad, y donde la retribución de los capitales
en los diferentes países sea conocida por todos los agentes del mercado.

Según Fisher, las rentabilidades en todos los países deben ser iguales, por­
que si existieran diferencias, se produciría un desplazamiento masivo de capi­
tales del país de menor rentabilidad al país con mayor rentabilidad, y esta ma­
yor demanda de inversión, provocaría cambios en el sentido de la inversión.
| Luis T. Diez De Castro y Maria Luisa Medrano Garda
Fisher propone tomar como referencia el tipo de interés efectivo o real,
resultante de tomar en consideración la inflación y el poder adquisitivo de la
moneda en la que se recibe la retribución.

De donde puede obtenerse la primera conclusión: La retribución tiene que


ser igual en todos los países en términos de poder adquisitivo, es decir, tenien­
do en cuenta el tipo de interés real.

4.4.3.1.1. Relación entre el tipo de interés nominal y el


efectivo o real

El tipo de interés real es el resultante de tener en cuenta la inflación, sien-


MERCADO DE DIVISAS

rN= tipo de interés nominal


rR = tipo de interés real
p = tasa de inflación (esperada)

l + r N = ( 1 + ' t f ) ( 1 + / ?)
\ + rN = l + p + rR + rRp

Se puede eliminar el último término, al ser una cantidad muy pequeña


por tratarse del producto de dos cantidades menores que la unidad, llegando
así a la siguiente relación: el tipo de interés real es igual al nominal menos la
inflación. O, lo que es lo mismo, el nominal será igual al real más la tasa de
inflación.

rR = r N ~ P

Si se consideran los países A y B, se tendrá que:

rRA = rNA ~ Pa rRB = rNB ~ Pb

Por efecto del desplazamiento de capitales, finalmente las retribuciones


reales de ambos países se igualarían, es decir, el tipo de interés real debería ser
el mismo en todos los países.
164
MERCADOS FINANCIEROS INTERNACIONALES
rRA ~ rRB rNA P a ~ rNB Pb

rNA ~ rNB ~ Pa ~ Pb

La diferencia de tipos de interés nominales entre los dos países debe ser
igual a la diferencia de tipos de inflación entre estos dos países.

Así, las monedas con mayor tipo de inflación deben tener mayor tipo de
interés nominal porque el efectivo o real debe ser igual en los dos países.

Conclusión: a un aumento de la tasa de inflación le seguirá un aumento del


interés nominal, y viceversa.

4.4.3.2. Efecto Fisher Internacional: hipótesis abierta

La Teoría de Fisher Internacional pone de manifiesto la existencia de una re­


lación entre el tipo de cambio y el de interés de forma directa. A largo plazo, a
un aumento del tipo de interés de una moneda le seguirá la depreciación de la
misma, es decir un aumento del tipo de cambio.

Está basada en la idea de mercado perfecto, de libre circulación de ca­


pitales y del equilibrio, ya que los tipos de interés deberían ser iguales entre
países, ya que las posibles diferencias y ventajas entre éstos, se corregirán por
log desplazamientos de capitales.

La propuesta internacional de Fisher tiene en cuenta los tipos de cambio,


al invertir en otros países. Esquemáticamente, el proceso de inversión sería el
siguiente:

• Se cambian las monedas nacionales a la moneda del país extranjero don­


de se va a realizar la inversión.

• Se dejan esos capitales invertidos durante un tiempo determinado en el


país extranjero para obtener el tipo de interés prometido.

• Al vencimiento de la inversión se obtendrá la retribución en la moneda


del país extranjero y la recuperación del capital invertido.

• El proceso de inversión finaliza cuando se cambia el capital y la retribu­


ción obtenida de la inversión en el extranjero por la moneda nacional.

Por lo tanto, en este proceso de inversión en el extranjero hay dos compo­


nentes de rentabilidad:
165
1. Rentabilidad Nominal.
| Luis T. Diez De Castro y Maria Luisa Medrano Garda

2. Rentabilidad Derivada de la variación del tipo de cambio, que puede ser


positiva o negativa.

La propuesta de Fisher en su versión internacional es la misma que hacía


en la versión nacional: las rentabilidades obtenidas de las inversiones tienden
igualarse cualquiera que sea el país en que se realicen.

Así, analíticamente:

t = variación del tipo de cambio

rA = rentabilidad nominal dada por el tipo de interés del país A


MERCADO DE DIVISAS

rB= rentabilidad nominal dada por el tipo de interés del país B

La rentabilidad obtenida en el propio país A debe igualarse con la rentabi­


lidad total de la inversión que se pueda hacer en un país extranjero B, conside­
rando en este caso no solo la rentabilidad nominal sino también la que resulta
de una variación en el tipo de cambio.

Apoyándose en la existencia de un mercado perfecto, Fisher mantiene que


si existiera una ventaja al invertir en otro país, las inversiones se desplazarán
hacia el dicho país, donde la rentabilidad final resultante fuera mayor.

Estos desplazamientos de capitales producirían ajustes que conducirían


a esta igualdad: rA = rB - 1aib , y finalmente a una situación de equilibrio de
mercado.

El tipo de cambio variará en la medida en que se produzcan diferencias


de rentabilidades nominales entre países, así la variación del tipo de cambio
será:

rA = rB ± t AIB lA/B ~ rA rB

Según esta teoría, se debe esperar que las monedas de los países con ma­
yor tipo de interés experimentarán depreciaciones en el futuro, y viceversa.

Conclusión: Las monedas de los países que ofrecen hoy mayor tipo de
interés, verán en un futuro su moneda depreciada y las monedas de los países
con menor tipo de interés, las verán apreciarse.
4 .4 -B-B- Tipos de cambio cruzados

MERCADOS FINANCIEROS INTERNACIONALES


Los tipos de cambio cruzados son la forma utilizada para conocer el tipo de
cambio de una divisa respecto a otra tercera, tomando como base el tipo de
cambio de otra divisa intermedia. Es decir, es aquel tipo de cambio calculado
indirectamente en función de los tipos de cambio entre otras dos divisas.

La utilización de los tipos de cambio cruzados es muy común en la prácti­


ca internacional, al cotizar la mayoría de las divisas contra el dólar. A menudo
se necesitará conocer el tipo de cambio entre dos divisas cualesquiera, y para
ello, se deberá tener en cuenta los respectivos tipos cambiarios de cada una de
las divisas respecto al dólar.

Así, teóricamente podremos establecer la siguiente relación:

T
1 A/B
—1TA/C •1TC/B

Como puede intuirse, las variaciones de los tipos de cambio pueden ser
también provocados por las variaciones en los tipos de cambio de las divisas
de terceros países.

En un hipotético mercado perfecto sería posible ir cambiando directa o


indirectamente unas divisas por otras a través de sucesivos cambios de ter­
ceras divisas, sin que estos movimientos produjeran variaciones en el tipo de
cambio final. Para ello, los tipos de cambio deberían estar ajustados de forma
que, por ejemplo, cambiar directamente dólares por yenes fuese exactamente
igual que cambiar dólares por dólares australianos y éstos últimos por yenes,
de manera que el cambio directo se ajuste al cambio indirecto.

^JPY/AUD = TlPY/USD ' ^USD/AUD

La figura 4.14 muestra una tabla de tipos de cambio cruzados. Al ser una
tabla de doble entrada, pueden hallarse los tipos de cambio en el punto donde
confluyan columnas y filas.
| Luis T. Diez De Castro y Maria Luisa Medrano Garcia
Una unidad

Fuente: Elaboración propia.


MERCADO DE DIVISAS

Figura 4.14 Tabla de tipos de cambio cruzados.

Como puede apreciarse, en la diagonal no hay valores, sino espacios en


blanco debido a que en dichos puntos coinciden las columnas y filas de la mis­
ma divisa. Así, el extremo superior izquierdo aparece en blanco, punto donde
coincide el tipo de cambio de la corona danesa respecto a la corona danesa,
cuyo valor sería 1. Para evitar poner 1 en toda la diagonal, se opta por dejar
los espacios en blanco.

Para interpretar correctamente cualquier tabla de doble entrada, se tratará


de localizar algún tipo de cambio conocido, como por ejemplo el T $/€. El
problema deriva de la necesidad de averiguar si se toma como referencia una
unidad de las columnas o de las filas. A partir del tipo de cambio conocido, se
interpretarán correctamente el resto de combinaciones que se quiera encontrar
en la tabla.

La interpretación correcta de esta tabla vendrá de tomar una unidad de las


monedas situadas en las columnas, correspondiente a cantidad de moneda de
las filas, Así, 1,2555 corresponde a dólares por un euro, y 1,0783 a 100 yenes
por un dólar, tal y como aclara el asterisco de la parte inferior izquierda de la
tabla.

Cabe destacar que la información especializada que aparece en diferentes


medios de comunicación toma diversos formatos, de ahí la necesidad de estu­
dio previo para realizar una correcta interpretación de los datos.

Así, como puede verse en la figura 4.15, la información requiere una inter­
pretación opuesta a la anterior. Nótese, además, que en las intersecciones entre
columnas y filas aparece el valor 1.
MERCADOS FINANCIEROS INTERNACIONALES
Cantidad de divisa
M a jo r C u rre n c y C ro s s R a te s
Sta S u a ta » Basi WS t r «fty » SP» te s i- * ÌH
« »fi (M»to$ a fa i
S l
tee ÌMèrtS feo b i t S ì ìs t §
18C2Î 09725 U64Í 75086 36994 34852 »133 J9J32 1083 »17.: 33745 13553 13473 44130 2<i32S 14623 3417 12575!
« n
ta fiü S 0Í17; 16X3 08532 14337 6 5553 36238 5.4342 6.1798 ro6 35357 w 8140 299S4 96357 11959 391*5 220426 12982 S33 2Ï915|

ï e lt o l «50 05394 OMO 41656 a m 32713 <2992 5666 a « 6314 598? 18718 60213 OM73 24462 137744 08112 1895 H069Ì
“ » J
(vw»5 usas 1153» Î79JS 77213 0782 35053 79701 9391 *0966 1WS 9430 34791 111628 13854 45349 255360 15(89 3S.M 31497!
«
SrtwbtíSt OJS87 09074 1548’ 0.8350 64476 06006 «4290 665S4 7842 3*2W 9774 7875 2897? 93214 11569 37869 213237 12559 2934 2w?j

íifn rat'u i 91332 01500 224fli 0129S «USI ,. 62932 03651 10322 53C5 816 W «4494 14457 « 1754 5873 33972 0.1948 « 4331
2™ ,
tro 14107 25776 13904 166!« 107354 35994 110813 13C57 56.950 16274 13112 43247 ’5 5205 19262 6ÌQS2 355045 20910 4885 66S7Ï
’«
i Situai 20444 23831 35855 198Í0 23M7 153502 1429) 151443 13670 11*31 23270 18743 68937 22 lis e «156 507663 29ÌW 698$ >65»^
ow e 0*« * 12376 0.1255 61503 09688 «0932 ¡90631 5139 1469 1183 04354 143CÍ «1738 SÉ9C 32043 <41 4203
1 »5 ■ .1 1
r ta

i scoot atra: «3032 09001 COCCI COMI 90X1 '#»31 1 «OM COI 01 00904 30012 0(001 3(05 0.0077 0)332 000 c»4
1 00251 082S3 011453 00244 00292 01885 09176 ¡89123 01946 229 286 230 0084) 02725 M B» 1.107 04231 «0367 086 0613

! fewnfto ootes 00099 0315« 0CCS5 00102 00660 0.0051 09643 30651 se 0353 0.0296 00954 00118 3387 92182 03128 030 0286
1 StoNWcn 00911 «ara 00120 30011 00013 0KÍ2 OKCS 00035 3Î055 10 0043 00037 ocra 0.0015 3C*l 9.9271 00016 co* a
S é
W n w S fi# 02%: 0 3538 85342 02882 33*51 22251 02)73 01450 22968 2796 11864 3373 2718 32168 03992 13(149 735*9 04334 1013 56531
Déoste« 00921 0B3Î M i t « 0 6 61873 G6917 COM4 09451 071« 841 3669 ».49 845 03109 «1241 4363 i m 01347 315 1001
Hw&aferíS 07423 08362 13381 37213 «2644 5573] «5191 03431 ¡57525 6779 29345 84.49 6307 25047 83573 32733 184319 10855 25 36 24173
«íppnefes C3227 00255 o m 30221 01264 01703 0.J1S9 0.9111 01758 207 0903 258 298 0.076S 02462 C9306 05631 00332 077 073»
fcswtotó? 00*03 30454 m t 50352 00469 0 3024 00282 96197 03121 368 160* 458 359 0.1359 04371 00543 1776 1 00589 138 1312
3ÍS38 07)83 12327 064*9 07963 5134! «4782 03345 52995 6244 27236 7783 627.0 23074 7422* CÍ212 30154 ’497« . f 2336 222731
tt*W 8 « 00293 00333 «6521 00235 09341 02198 09205 0.0143 0 m 267 1.166 333 268 CGSS8 «3177 00354 12*1 0726Í 30428 i :»53
1 1m n$ 00337 0C346 OCS53 00299 00358 02305 00215 «6153 02379 2K 1223 >«*
0W3S «3332 00414 1354 07623 0C44S to H p i
* F ig u re s a r e m id -r a t e o f c u rre n c ie s as q u o te d b y C iti. T h e r a te s a r e f o r in d ic a tio n o n ly .

Fuente: Daily China, (octubre 2007).

Figura 4.15 Tipos de cambio cruzados.

4.5. Mercado de divisas a futuro


4.5.1. Mercado de divisas: «a futuro» y «a plazo»

La vía institucional para evitar las variaciones de tipo de cambio no ha fun­


cionado. Ninguno de los Sistemas Monetarios Internacionales propuestos por
parte de las autoridades monetarias ha corregido el problema de la variación
de los tipos de cambio. La solución que evitara cualquier tipo de variación no
deseable consistiría en la existencia de una moneda única, común para todos
los países del mundo, que eliminase cualquier resquicio de incertidumbre a
este respecto.

Como esta no es la realidad mundial, los mercados financieros crean unos


productos que no pretenden evitar la variación de los tipos de cambio, sino
que su objetivo es tratar que dicha variación no afecte a los agentes económi­
cos, protegiendo así a las empresas, a través de alguna de las dos siguientes
operaciones: los contratos «a futuro» o «a plazo».