Está en la página 1de 5

Universidad de Pinar del Río.

“Hermanos Saíz Montes de Oca”


Departamento de Marxismo Leninismo.
Disciplina de Teoría Filosófica y Sociopolítica.

Asignatura: Teoría Sociopolítica.


Unidad Didáctica # 1: Teoría de los Procesos Políticos Contemporáneos.
Conferencia # 2: Los partidos políticos y los grupos de presión en el capitalismo. Teoría de los
conflictos sociales.
Objetivo: Explicar las nociones de partidos políticos y grupos de presión y los elementos generales
de la teoría de los conflictos sociales.
Habilidad: Explicar.
Acciones: Definir y caracterizar.
Sumario: 2.1 Los partidos políticos, su origen y esencia.
2.2 Sistema de partidos.
2.3 Los grupos de presión. Semejanzas y diferencias con los partidos políticos.
2.4 La teoría de los conflictos sociales.
Método: Exposición Dialogada.
Medios: Pizarra, textos, proyector.
Bibliografía:
 Teoría Sociopolítica. Selección de temas. Colectivo de autores. Tomos I. Editorial “Félix Varela”,
La Habana, 2000. págs. 79-103.
 Lenin, V. I. ¿Qué hacer? Obras Escogidas. Editorial Lenguas Extranjeras. Moscú, 1960.
 Marx, C. y Engels, F. “Manifiesto del Partido Comunista”.

INTRODUCCIÓN:
 Se procede a pasar la lista.
 Se revisa el estudio independiente orientado en la clase anterior.
 Se aplica una pregunta escrita sobre el contenido de la conferencia # 1.
 Se debate la respuesta a la pregunta escrita vinculándolo con la actualidad internacional.
 Se presenta el sumario escrito previamente en la pizarra, que enuncian los contenidos a tratar en
la conferencia para lograr el siguiente objetivo (se presenta el objetivo de la conferencia)

DESARROLLO:
Estamos seguros que para ustedes el término partido político les es bien conocido, ante todo por la
frecuente referencia al nuestro, el Partido Comunista de Cuba (PCC), guía en la construcción de
nuestro socialismo y definido en el Artículo 5 de nuestra Constitución como “Organismo rector de
nuestra sociedad”. Sin embargo en esta unidad nos estaremos refiriendo sobre todo a los partidos
como otro elemento importante dentro del Sistema Político burgués. Ante todo conozcamos su
esencia y orígenes. ¿Qué es un partido político? ¿Cómo se originaron?

2.1 Los partidos políticos, su origen y esencia.


Los partidos modernos -según la exposición que de tal proceso realiza M. Duverger- surgieron a
inicios del siglo XIX como resultado de la universalización del sufragio. Antes, durante milenios, la
lucha por el poder y su ejercicio estuvo limitada a un círculo restringido (la aristocracia) del que se
encontraba excluido el resto de la población. La burguesía, para acceder al poder, necesitaba
eliminar el mecanismo hereditario existente, así como los privilegios de que gozaba la aristocracia.
Por ello proclamó la igualdad jurídica de todos los hombres y la soberanía popular como principios
políticos.
Los partidos surgieron y se desarrollaron junto a los procesos electorales y parlamentarios.
Aparecieron primero bajo la forma de comités electorales, después en el marco parlamentario se
organizaron grupos que reunían parlamentarios de una misma tendencia con vistas a una acción
común. Este acercamiento de' los diputados en la cúspide origina una federación de sus comités
electorales en la base y se convierten así en partidos políticos. Los primeros que surgen son los
conservadores y los liberales, después los socialistas y ya en este siglo, comunistas y demócrata
cristianos
El marxismo-leninismo aportó al estudio de los partidos un instrumental teórico muy importante.
Carlos Marx recalcó la necesidad de que la clase obrera se organizara políticamente y se
transformara en un partido político para alcanzar el poder, lo cual recalcó en los análisis que realizó
en el Manifiesto del Partido Comunista y sobre la Comuna de París. Engels señaló que los partidos
políticos son el resultado de la lucha
de clases y son las expresiones más o menos adecuadas de las clases y fracciones de clases." Lenin
elaboró la teoría del partido que fundamenta su necesidad en la construcción del socialismo y en su
desarrollo, principalmente en sus obras ¿Qué hacer? y en Un paso adelante y dos pasos atrás
Gramsci, en su obra De Maquiavelo a Lenin, realizó un análisis amplio sobre los partidos “como
medios de lucha política, como expresión de la voluntad de acción e iniciativa de una clase, como
una derivación orgánica de sus necesidades económicas, o mejor aún, como expresión eficiente de la
economía."
Un partido político es una institución del sistema político que se orienta a la conquista y ejercicio
del poder para realizar el proyecto contenido en su programa político en representación de una
colectividad humana. Esta puede ser una clase, un sector de una clase o una alianza de varias
clases. Ello depende del alcance social real del proyecto contenido en su programa, con
independencia de que todo partido hace aparecer su programa no como el de una pare de la
sociedad, sino como representación de loa totalidad.
En este campo se le otorga mucha importancia a la definición de Max Weber de los partidos políticos
“como una forma de socialización que descansa en el reclutamiento formal y libre, que tiene como
fin proporcionar el poder a sus dirigentes, dentro de una asociación, y otorgar por ese medio a sus
miembros activos determinadas probabi-lidades, ideales o materiales (la realización de fines,
objetivos o lograr ventajas personales o ambas cosas)."
Weber elaboró también una clasificación sobre los partidos políticos que, en lo fundamental, los
divide en:
1) Carismáticos, cuando son sostenidos por la personalidad de un jefe.
2) Tradicionales, cuando obstruyen la innovación.
3) Doctrinarios, aquellos en que la ideología tiene un fuerte peso.

4) Pragmáticos, donde los intereses predominan sobre los valores." Su clasificación es más amplia;
pero aquí la referencia es sólo a los elementos más significativos de su clasificación.

2.2 Sistema de partidos. Crisis de los partidos políticos en las sociedades antagónicas.

Para M. Duverger la noción de sistema de partidos “se vincula, en el primer plano del análisis, al
número de las unidades que interactúan en el proceso electoral; es un proceso en que, a criterio de
este autor, intervienen varios factores: el número de partidos, sus dimensiones, su localización
geográfica, la competición política o relaciones entre sus aliados, las tradiciones históricas, la
estructura económica y social de la sociedad, las creencias religiosas, la composición étnica y las
rivalidades nacionales, entre otras."
El sistema de partidos es el resultado de las interacciones entre las unidades partidistas que lo
componen; más concretamente: son las interacciones que resultan de la competición política
electoral. El sistema de partidos se caracteriza por una serie de propiedades autónomas que no son
típicas o propias de las unidades partidistas toma-das aisladamente. No es, por lo tanto, únicamente
la suma de partidos que lo componen, sino algo más complejo, lo cual requiere de un análisis
autónomo. Por· tanto, de hecho, el sistema de partidos está influido y determinado por la naturaleza
de estos; al mismo tiempo, el modelo de interacción del sistema influye en la naturaleza y en el
comportamiento de sus unidades particulares.
Los formatos de sistemas de partidos que reconoce M. Duverger son: el sistema de partido único,
el sistema bipartidista y el multipartidismo.
El sistema de partido único no sólo recoge la experiencia de los países socialistas; Sartori resalta su
existencia en determinadas sociedades capitalistas como la de México y otras, donde gobierna
reiteradamente un mismo partido o el Gobierno de este se extiende por grandes períodos de tiempo.
Este sistema también ha sido efectivo en la implementación de proyectos políticos en sociedades en
transición, inmersos en procesos anticapitalistas para alcanzar logros sociales y económicos.
En los países de África los partidos únicos han tenido gran presencia en sus sistemas políticos, y
muchos de ellos desempeñaron un importante papel en la emancipación de esas sociedades del
colonialismo; después de la liberación algunos iniciaron un proceso político que se conoció como la
vía de orientación socialista. En la actualidad en muchos Estados de este continente, bajo la presión
de Occidente, se están aplicando fórmulas multipartidistas.
El bipartidismo es un formato típicamente anglosajón, donde resaltan los ejemplos de Estados
Unidos y Gran Bretaña. El bipartidismo es considerado como aquel sistema donde uno de los dos
partidos relevantes gobierna por sí solo sin consideración a un tercero."
El bipartidismo siempre presupone que existan dos partidos fuertes con relación a los demás; cuando
uno solo alcanza el poder gobierna sin necesidad de coaliciones, y cada uno de ellos tiene
posibilidades de alcanzar mayoría en su lucha, como alternativa por el poder.
El sistema multipartidista es, según Duverger, el resultado de un sistema electoral de representación
proporcional cuya función principal es tratar que cada partido tenga posibilidades de encontrarse
representado en el parlamento de acuerdo con la significación de su caudal electoral. El método para
el cálculo del sistema de representación proporcional de los partidos se realiza a partir de diferentes
coefi-cientes; el más utilizado es el de D'Hondt en América Latina.
La representación proporcional no siempre facilita el acceso de todos los partidos. Aquí el sistema
electoral puede disponer de barreras que dificulten a los pequeños partidos llegar al parlamento.
En el multipartidismo encontramos modelos moderados y extremos. Los primeros oscilan entre tres
o cuatro partidos y los segundos pueden llegar hasta dieciséis o más.

2.3 Los grupos de presión. Su relación con los partidos políticos.

Históricamente, los antecedentes más inmediatos de los grupos de presión en su configuración


contemporánea podemos encontrarlos en los sindicatos, en determinadas asociaciones comerciales,
etc. Ya desde las primeras décadas del presente siglo se comienzan a observar en Estados Unidos
ciertos intentos por esclarecer la influencia de determinados grupos en la actividad gubernamental. A
los esfuerzos que en el proceso de reformas del aparato estatal venían haciéndose desde la ciencia
política, se suman los que se emprenden desde la psicología y la sociología en sus análisis de las
estructuras y procesos sociales en desarrollo.
Los grupos de presión, denominados también grupos de interés, son organizaciones constituidas
formalmente que se ocupan de las estrategias de persuasión, de cabildeo 1 y de los sistemas de
relaciones públicas con el objetivo de alcanzar determinadas influencias sobre los que gobiernan en
función de los intereses del grupo.
En otras palabras, son "asociaciones voluntarias de individuos que se agrupan para defender sus inte-
reses"2, son grupos organizados que se plantean como objetivo el provocar influencia (presión) sobre
diferentes institutos políticos con el fin de que éstos adopten decisiones favorables a sus intereses.

1
Por cabildeo, en este contexto, debemos entender al conjunto de acciones emprendidas por quienes dirigen tales grupos o por personas designadas a
tales efectos, para, a través de la persuasión e influencia sobre otros sujetos o instituciones, alcanzar determinados objetivos. Esta actividad suele
observarse cotidianamente en el entramado de acciones que en los marcos del poder legislativo, en los parlamentos, despliegan los representantes de
unos u otros grupos con el objetivo de hacer que prevalezcan sus demandas e intereses.
2
. Lapalombara J. Interest group in Italian Politics. Princeton University Press. 1964. p.16.
La existencia y funcionamiento eficaz de los grupos de presión no pueden ser entendidos, si no es en
el marco dictaminado por los reales intereses de los círculos de poder dominantes. Su legitimidad y
prestigio dentro del sistema van a estar en consonancia con el grado en que estos posibilitan el juego
político dentro del sistema de la democracia burguesa, así como con las posibilidades que tengan en
los procesos de negociación y de establecimiento de compromisos para la solución de los intereses
en pugna. De ahí que los grupos de presión faciliten el trabajo, tanto del parlamento como del
ejecutivo, a partir de sus posibilidades de congregación y conciliación de los intereses políticos.

Semejanzas y diferencias entre partidos políticos y grupos de presión


Los grupos de presión, a diferencia de los partidos políticos, no se plantean como objetivo el acceso
al Gobierno, ni se ocupan de la promoción de candidatos. Sus objetivos políticos son más limitados
que los de los partidos políticos, viéndose reducidos al interés de lograr influencia sobre la actividad
gubernamental.
Sin embargo, en ocasiones ocurre que los grupos de presión se convierten en una prolongación de los
partidos políticos, operando estos últimos a través de los primeros. Otro elemento que habla de la
proximidad de ambas organizaciones lo constituye el hecho de que históricamente algunos grupos de
presión han devenido partidos políticos en su ulterior desarrollo, y viceversa, como en las elecciones
ocurre que partidos pequeños ven prácticamente borrada su línea divisoria en relación con los grupos
de presión que con estos actúan.

2.4 La teoría de los conflictos sociales.


Si leemos detenidamente la prensa escrita de un día cualquiera o escuchamos o vemos un noticiero
será muy recurrente el término “conflicto”; y no es extraño, pues el mundo actual está lleno de
conflictos de diferentes características; pero sin excepción todos ellos tienen una connotación
política y social.
Sin embargo, ¿se han detenido a conceptualizar qué es un conflicto? ¿Cómo se clasifican? ¿Qué
causas los originan? Y ¿por cuáles etapas transita un conflicto? A estas preguntas y a la relación que
guardan los conflictos con la lucha de clases pretendemos dar respuestas en esta unidad didáctica.

Se define el concepto de conflicto social como Es la relación entre dos o más agentes que tienen
metas incompatibles; el término agente está vinculado a cualquier tipo de unidad social o sujeto
histórico (individuos, grupos, clases, sectores poblacionales, países, etc.)
Los conflictos sociales son de variados tipos, depende desde el ángulo y la profundidad con
que se les analice. Veamos algunas clasificaciones:
a) Por el carácter o la esencia del objeto en conflicto pueden ser: conflictos políticos,
económicos, étnicos, ideológicos, etcétera.
b) Por la validez del origen del conflicto pueden ser: reales o irreales.
c) Por la ubicación desde donde se origina el conflicto pueden ser: endógenos o exógenos.
Existen diversos modelos que reflejan el desarrollo de los conflictos sociales. Uno de ellos promueve
la idea de establecer una relación de proceso en la que el conflicto emerge como una de sus etapas;
ellas son:
A. La competencia.
B. El conflicto.
C. La acomodación.
D. La asimilación.
E. La cooperación.

Es importante comprender que un conflicto es un proceso muy complejo, por lo que no siempre estas
etapas se cumplen secuencialmente, incluso pueden existir retrocesos que retrotraigan el conflicto a
sus etapas iniciales, ejemplos sobran en la vida real internacional o de algunos países.
CONCLUSIONES:
 Se realizan preguntas para evaluar el cumplimiento del objetivo de la conferencia:
 ¿Qué entendemos por grupos de presión?
 ¿Qué entendemos por partidos políticos?
 ¿Qué entendemos por conflicto social?
 ¿Qué tipos de conflictos sociales existen?
 El profesor da a conocer a los estudiantes las conclusiones finales de la conferencia.

Estudio independiente:
¿Se puede hablar actualmente de una crisis de los partidos políticos en los países capitalistas?
Argumente su respuesta.
(Consultar: Teoría Sociopolítica. Selección de temas. Colectivo de autores. Tomos I. Editorial “Félix Varela”,
La Habana, 2000. pág. 90-92).
 Se orienta el seminario # 1.