Está en la página 1de 5

La primera revolución industrial (Inglaterra 1786), cuando el ingeniero británico

James Watt aplicá su máquina de vapor a la industria y al transporte en Inglaterra.


Paralelamente, con el invento del telar mecánico se desarrolló la industria textil. La
materia prima fundamental fue el hierro y la fuente de energía el carbón, muy
utilizado en los ferrocarriles y en los barcos de vapor. Otros inventos que se
realizaron en esta época fueron la calefacción a gas, el acueducto moderno, el
alcantarillado y la máquina de coser. llevó cambios radicales a los medios de
producción al incorporar instrumentos mecánicos de tracción -hidráulicos y a
vapor- el telar mecánico y la locomotora.

Entre 1870 y la Primera Guerra Mundial ocurrió la segunda revolución en


Inglaterra, Europa Occidental, EEUU y Japón, siendo desarrollados la electricidad,
el bombillo eléctrico, el radio trasmisor, el automóvil de combustión interna e
iniciadas muchas industrias. se caracteriza por avances tecnológicos tales como el
desarrollo de la electricidad y su aplicación a la industria, al transporte y a la vida
doméstica. Igualmente el descubrimiento del motor de explosión dio lugar a una
tecnología que concluyó con el invento del automóvil, lo cual, a su vez, dio lugar al
desarrollo de la industria del petróleo. También se impulsó de manera importante el
manejo del acero, que era una materia prima fundamental para la construcción y la
fabricación de nuevas máquinas y herramientas. En la vida doméstica se incluyó el
teléfono, el alumbrado eléctrico y una gran variedad de electrodomésticos. Estos
elementos comenzaron a caracterizar los que hoy conocemos como sociedad de
consumo.

La tercera, llamada revolución de los elementos inteligentes, surgió en los últimos


30 años del siglo XX e impulsó la aviación, la era espacial, la energía atómica, la
cibernética, los ordenadores personales y la tecnología de la información para
automatizar la producción, el Internet. Se desarrollaron los medios de
comunicación (radio, televisión, cine, informática), y los medios de transporte.

La cuarta revolución es descrita como La revolución informática

la aplicación del Internet a la industria en el manejo de los productos, usándose la


digitalización, la Tecnología de la Información (TI), y dispositivos
inteligentes, conectando redes, comunicando máquinas, adaptando servicios a los
clientes en cualquier parte del mundo. Naciones Unidas informó que existen 3.200
millones de usuarios Internet. Es la era de la innovación, utilizando tecnología de
última generación, que está transformando la forma de producir, distribuir y
consumir bienes/servicios. Y la logística y suministro de productos basada en:
impresión en 3D, robotización en producción y almacenamiento y distribución con
drones.

Las revoluciones industriales han incluido progresos significativos en la ciencia,


agricultura, ganadería, industria, finanzas, mega proyectos, y generado eventos que
cambiaron el estilo de vida y forma de trabajo de las comunidades. En el campo
fueron destruidas reservas ecológicas, y miles de personas despojadas de sus
tierras y forzadas a vivir en ciudades con industrias desconocidas. En los próximos
5 años se perderán 7.1 millones de puestos de trabajo en las 15 economías más
grandes del planeta, y surgirán 2 millones de plazas, que requerirán habilidades
diferentes. En distintos sectores se acentuará el desplazamiento de trabajadores
por dispositivos inteligentes, en particular en salud, energía y finanzas. Las tres
habilidades principales consideradas en el Foro, para el entorno laboral de 2020
son: resolución de problemas complejos, capacidad de pensamiento crítico, y
creatividad.

En los 230 años de revolución industrial las sociedades han vivido trasformaciones
de todo tipo, siendo la medicina un ejemplo de su contribución a la sociedad:
anestesia, rayos X, antibióticos, tranquilizantes, electrocardiogramas, ADN,
vacunas, células madres. Pese a los avances, en términos generales, en varios
países el uso de medicina preventiva y curativa es privilegio de personas con
recursos financieros, o con seguros médicos generosos, o de Seguridad Social
donde ésta ha sobrevivido.

A pesar de los aportes de las cuatro revoluciones industriales, la sociedad ha


descuidado el desarrollo humano, la paz, la equidad y el bienestar social. Desde la
primera han existido infinidad de conflictos bélicos, genocidios, revoluciones
originadas por diferencias ideológicas, religiosas, raciales, con un saldo de
millones de muertos, mutilados, ciudades destruidas, beneficiando a fabricantes de
armas e industrias de avituallamiento militar; el crimen organizado se ha insertado
a tal grado en los países que tienen hegemonía sobre los gobiernos constituidos; el
tráfico de seres humanos, drogas, armas, son parte de un negocio multimillonario,
en el que las sociedades parecen estar adormecidas sin responder proactivamente
a resolver tal condición.

También podría gustarte