Está en la página 1de 25

INTRODUCCIÓN

HISTORIA DE LA ESCOPETA

La palabra “Escopeta”, se cree que se utilizó por primera vez en la historia


en un arma de avancarga con llave de mecha, anima lisa y que fue usada
por primera vez en el siglo XVI en Nápoles por un personaje de la época, el
Español Gran Capitán. La escopeta de hoy es un arma de fuego de uno o
más cañones de anima lisa destinada principalmente a disparar cartuchos
con perdigones, aunque lógicamente se puede usar con proyectiles sólidos
tipo Breneke y Slug entre otros (para estos incluso hay cañones rayados).

Otra teoría dice que la escopeta o su origen se debe a un arma que al


disparar lanzaba un haz de proyectiles y que los ingleses y franceses las
utilizaron en combates librados en la frontera de Pensylvania y Virginia en la
colonización norteamericana y luego usadas en las luchas por la
independencia en los EE.UU., en la guerra civil (1861-1865) entre unionistas
y confederados donde algunos regimientos téjanos portaban escopetas. El
trabuco tampoco está ajeno a ser el pionero en este tipo de armas ya que
disparaban proyectiles múltiples, usado en la guerra de la independencia
(1808-1814) contra los ejércitos napoleónicos en abordajes a navíos y
emboscadas.

Las escopetas pueden ser de dos cañones paralelos (yuxtapuestas), uno


arriba del otro (superpuestas), mono cañón, de tres cañones (Drillings), estas
últimas pueden estar combinadas disparando cartuchos semi metálicos (de
escopeta) y metálicos. Generalmente estas armas son de cañones
basculantes con excepciones como la francesa Darne que retrocede la mitad
de la báscula estando los cañones fijos, y otra excepción es la
semiautomática Cosmi de origen italiano. Existen de martillo a la vista,
ocultos, semiocultos y están las distintas llaves de las armas de avancarga
(mecha, chispa, percusión), a estas armas se las pueden clasificar según el
uso para las que fueron creadas, caza, defensa, policiales, de tiro y
competición, por sus variantes de funcionamiento mecánico, tiro a tiro,
paralelas, semiautomáticas, de corredera, de tambor, palanca e incluso por
partes constitutivas, cañón, culata, etc.

Primeras Escopetas

Las primeras escopetas de repetición aparecieron en Norteamérica en


1882 por obra de Christoper Spencer y Sylvester Roper. Tras el éxito de las
carabinas de sistema de corredera Slide Action de Colt modelos 1890
Lightning Model, fueron las escopetas de Spencer y Burgess las que se
comercializaron en los EE.UU., y compradas por el ejercito 384 piezas de
estas armas de trombón o corredera. John M. Browning formando parte de
la asociación con la Winchester Repeating Arms en 1884, empieza el
desarrollo que culmina con las patentes cubiertas bajo el Nº: 336.287
otorgadas a John y su hermano Mattheuw el 16 de febrero de 1886, esta
patente registra a la escopeta de accionamiento por palanca modelo 1887
(tipo Winchester 1892) con martillo percutor oculto y almacén cargador
tubular debajo del cañón, en calibres del 10 y 12, siendo aptas para pólvora
negra. En 1901 se fabrican piezas para el calibre 12 únicamente y ya aptas
para pólvora sin humo, entre 1887 y 1901 se construyeron 64.855 unidades,
y su uso fue para cazadores y guardas con gran éxito.

En 1897 Winchester lanza al mercado una escopeta a corredera, desde el


año 1897 a 1957, año en que dejó de fabricarse se estiman construidas un
millón de unidades. Es un arma con martillo percutor externo y almacén
tubular debajo del cañón, para los calibres 10 y 12, fue usada en 1916 por
los norteamericanos en la lucha contra Pancho Villa junto con la nueva
Winchester modelo 1912. Más tarde las Remington M-10 y las Winchester
M-1897 con adaptador para bayoneta se usaron en la primera guerra
mundial para el traslado de prisioneros (modelo Riot Gun) y en los asaltos a
trincheras (modelo Trench Gun) con cartuchos del 00, una gran partida de
estas armas fue enviada a Francia durante el conflicto.

En 1900 se empezaba a trabajar en lo que sería la primera escopeta de


carga automática: la Auto 5 o FN A-5 diseñada por John M. Browning para la
Fabrique Nationale D Armes de Guerre FN en Herstal Bélgica. Cabe
destacar que el inventor tenía problemas con Winchester en ese entonces y
le ofertó el diseño a Remington pero cuando John M. Browning esperaba en
la antesala para presentarle el prototipo al director de la Remington, este
murió de un infarto y se arruinaron las negociaciones. Luego que FN Herstal
la produjera al tiempo, la Remington la produjo bajo licencia FN en los
EE.UU. con la denominación de modelo 11. Estas armas funcionan por el
sistema de retroceso largo del cañón, ideado por Hiram Maxim para su
ametralladora, años después estas armas fueron utilizadas en Borneo por su
alta cadencia para barrer la selva entre las operaciones (la caza y por
desgracia por los delincuentes como en los años 20 en los EE.UU. como
menciona la leyenda por una mujer del hampa que usaba una de cañón corto
y culata rebajada), y estas armas se fabricaron en calibres 12, 16 y 20.

Remington en 1910 puso a la venta una escopeta de corredera basada en


patentes Pedersen. En 1913 Winchester saca la modelo 12, diseñada por el
ingeniero Thomas C. Jhonson a corredera y martillo oculto con desarme
manual. En 1914 se agregaron los calibres 12 y 16 y en 1934 las calibre 28.
En 1964 cesa su producción reemplazada por las 1200 (hoy día están las
1300 y 1400 semiautomática esta última). Browning desarrolla la Stevens M-
520 con apertura inferior (tipo Ithaca y Bataan 71) y la Remington 1917
usadas como prototipos para las actuales Ithacas M-37, esta marca fundada
por W. H. Baker, L. H. Smith, J. E. Van Natta y Dwight Mc Intyre en 1885 en
la localidad de Ithaca, New York, no pasó a la historia por sus modelos de un
cañón y paralelos sino por la conocida M-37, pero más importante es que
esta firma fue la primera en el mundo en lanzar el calibre 10 Mágnum (10-
89). Entre 1932 y 1937 lanza el calibre 12 Mágnum (12-76), últimamente las
M-37 están rebautizadas M-87 luego de la reapertura de la fábrica que pasó
malos momentos financieros, sus productos abarcan armas de caza y
defensa. En 1929 la Remington ya perfilaba lo que iba a ser la excelente M-
870, con la 31-R, en 1948 Cr Johnson y coordinando los diseños de Lexie R.
Crittendon y su equipo de ingenieros se abocan a lo que culminaría en la
semiautomática 11-48 y la 870 a corredera, lanzadas al mercado en 1949 y
1950 respectivamente, después las semiautomáticas M-1100, 11-87, 11-96 y
los modelos Súper Mágnum (12-89mm) de trombón y semi automática.

TIPOS DE ESCOPETA

 Cerrojo

La mayoría de los cazadores no suelen decantarse por la escopeta de


cerrojo. Pero existen ciertas ocasiones en las que esta arma adquiere un
notable protagonismo. Esto sucede sobre todo en cacerías de algunas
poblaciones, en las que los cazadores intentan abatir jabalíes con balas
Brenneke o de una sola posta. Con este tipo de munición, la escopeta de
cerrojo puede ser efectiva en distancias cortas (entre 20 y 50 metros).
Respecto a su funcionamiento, esta arma posee un mecanismo de acción
similar al del rifle de cerrojo.

La principal diferencia entre estas dos armas se encuentra en el cañón.


En el caso del rifle, el ánima del cañón es rayada y en el caso de la escopeta
es lisa. Por lo demás, se trata de dos armas bastante parecidas. La escopeta
de cerrojo funciona mediante un sistema que debe ser accionado
manualmente por el tirador. Después de disparar un cartucho, el tirador
levanta el cerrojo y tira de él hacia atrás. Con este movimiento libera el
cartucho vacío y deja preparado el siguiente. A continuación, el tirador corre
el cerrojo hacia delante y hacia abajo para que el cartucho quede cargado y
listo para ser disparado. Sus características más destacables son su
fiabilidad y la resistencia, y podemos usar esta arma con total garantía en la
caza menor y en la caza mayor de jabalíes.

 Corredera

Arma resistente, fiable y muy popular, que se caracteriza por recargarse


mediante el deslizamiento de un guardamanos accionado manualmente.
También denominada escopeta “de bombeo”, “de trombón” o “Pump Action”,
la corredera es posiblemente la escopeta más conocida en todo el mundo.
Su aparición en numerosas películas estadounidenses ha contribuido a
aumentar su fama a nivel internacional. Sin embargo, en nuestro país no
goza de la misma popularidad que en Estados Unidos, fundamentalmente
por dos motivos.

Primero, porque muchos cazadores consideran que su mecanismo resulta


excesivamente ruidoso para la caza. Y en segundo lugar, por el propio gusto
del cazador español, que suele asociar esta arma con películas de acción
tipo “Terminator”, en vez de considerarla una escopeta válida para la caza.
La principal característica de esta arma es su peculiar sistema de
funcionamiento. La escopeta se recarga gracias a un rápido movimiento
manual que permite deslizar de arriba hacia abajo un guardamanos especial.

Esta acción expulsa el cartucho usado y recarga la cámara con un nuevo


cartucho. En los últimos años, la escopeta de corredera se ha convertido en
una de las principales armas de los cuerpos y fuerzas de seguridad, quienes
encuentran en esta escopeta un arma fiable y eficaz. Cabe destacar el poco
retroceso del arma y los disparos múltiples con cierta rapidez. Su principal
uso es para caza de gansos y aves acuáticas y también la utilizan las
Fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

 Monotiro
Arma de un único cañón liso que permite un único disparo antes de cada
recarga. Recomendada para iniciarse en el mundo del tiro. Los amantes de
la escopeta monotiro aseguran que este tipo de arma aumenta su poder de
concentración antes de disparar, ya que saben que sólo van a tener una
oportunidad de dar en el blanco. Así es esta arma: sólo concede un tiro antes
de cada recarga. Esta escopeta se caracteriza por su ligereza (no supera los
3 kgs) y por la sencillez y robustez de su funcionamiento. Es un arma
totalmente recomendable para los que se inician en el mundo de la caza y
para las jornadas de largo recorrido en las que se disparan en pocas
ocasiones. La escopeta monotiro se destaca por su seguridad y un precio
muy asequible. Unas de sus utilidades es el uso idóneo para principiantes y
la caza de aves acuáticas.

 Semiautomática

Arma de un único cañón capaz de disparar varios cartuchos de forma


consecutiva. Permite un rápido encare y posee menos retroceso que una
escopeta clásica. El término semiautomática implica que el disparo se realiza
tiro a tiro. Esta característica diferencia a esta escopeta de las armas
automáticas, con las que se pueden realizar numerosos disparos dejando
apretado el gatillo. La semiautomática es un arma fiable, versátil y con menos
retroceso que las escopetas de dos cañones. Por el contrario, es menos
elegante y más pesada si se encuentra completamente cargada. Existen dos
modelos básicos de escopeta semiautomática. Por un lado, está la de cañón
móvil, que aprovecha el retroceso para su rearme. Y por otro, la que se
recarga mediante un sistema de toma o sustracción de gas.

Actualmente, la ley sobre escopetas semiautomáticas destinadas a la


caza sólo permite la utilización de dos cartuchos en el cargador, a la vez que
contempla la posibilidad de disponer de un tercero en la recámara.
Destacamos entre lo mencionado anteriormente un rápido encaramiento del
tirador y al estar cargada adquiere un peso mayor. Su utilidad más
destacable es el uso para el tiro al plato y la caza menor.

 Superpuesta

Arma elegante y segura que se caracteriza por contar con dos cañones
dispuestos uno encima del otro. Idónea para la caza al vuelo y el tiro al plato.
Posiblemente, se trata de la escopeta más popular entre los usuarios de
armas con cañón liso. Posee dos cañones que aparecen ubicados uno
encima del otro. Esta disposición permite que no se produzcan
desplazamientos en el tiro ni que los cierres sufran torsiones. Los cañones
cuentan con una dimensión media en torno a los 70 cm y se estrechan en la
boca de salida, lo que aumenta su alcance considerablemente.

Además, tal y como sucede con las yuxtapuestas, estas escopetas


también soportan una amplia gama de calibres. En relación con las
escopetas de cañones paralelos, las superpuestas suelen ser más precisas,
ya que poseen un mayor campo visual y su encare resulta más sencillo. Esta
escopeta representa claramente seguridad, precisión y fácil montaje y
transporte, todo esto combinado con bellaza propia de la escopeta.

 Yuxtapuesta

Escopeta profundamente ligada a los cazadores más tradicionales. Posee


dos cañones de ánima lisa dispuestos de forma paralela. La escopeta
yuxtapuesta está considerada como el arma de caza por excelencia. Los
tiradores más clásicos todavía conservan el gusto por esta tradicional
escopeta que ofrece unas grandes prestaciones en la caza de ojeo o en
cobertura. Esta arma se caracteriza por disponer de dos cañones paralelos
capaces de adaptarse a un gran número de calibres, siendo el número 12
uno de los más populares.
En función de su báscula, se pueden diferenciar dos tipos de escopeta
yuxtapuesta: la de llave de caja (más robusta y sencilla de usar) y la de llave
paralela o pletina larga (más compleja y precisa). Gran parte de estas armas
poseen doble gatillo, uno para cada cañón, aunque también son muy
populares los modelos monogatillo. Podemos decir que este arma determina
una gran manejabilidad, funcionaluidad y todo esto combinado con la eficacia
y la obvia elegancia del arma, a la vez que podemos decir que el cañón
basculante más utilizado en este tipo de escopetas es el Holland & Holland.

NOMENCLATURA DE LAS ESCOPETAS

1. Moderador 10. Puerto de transferencia


2. Cañon 11. Boca de carga
3. Cubierta 12. Cerrojo
4. Puerto carga aire 13. Bolt
5. Válvula de carga 14. Martillo
6. Deposito 15. Sistema de disparo
7. Manómetro 16. Gatillo
8. Regulador 17. Seguro
9. Válvula de disparo
CLASIFICACION DE LAS ESCOPETAS

Semiautomaticas
De repetición
De tiro simple
De un cañon
De dos cañones o mas

TIPOS DE MUNICIONES DE ESCOPETA

La munición para escopetas es una de las más antiguas de la historia. Su


uso se remonta a varios siglos atrás, lo que explica la gran cantidad de tipos
de cartuchos distintos disponibles. A diferencia de la munición metálica
utilizada en rifles y armas cortas, donde coexisten dos clases de
denominación (en pulgadas y en milímetros), los cartuchos de escopeta se
clasifican en función del número de esferas que pueden obtenerse tras el
fundido de una libra inglesa de plomo (453 gr).
De esta forma, cuanto más bajo sea el número del calibre, mayor será el
diámetro del cañón y del cartucho utilizado. Del mismo modo, cuanto mayor
sea el calibre (en este sentido, por ejemplo, el .10 es mayor que el .12),
mayor será el retroceso del arma.

Conocidos en el argot anglosajón como “shotshells”, los cartuchos


estándar de escopeta presentan un tamaño que oscila entre los 65 y los 68
mm. Mientras que los denominados Magnum presentan un tamaño superior,
llegando hasta los 76mm. Un cartucho de escopeta está formado por cinco
elementos fundamentales: la vaina, el pistón o fulminante, la pólvora, el taco
y los perdigones de plomo. A continuación los conocemos con más detalle.

Partes de un cartucho

La vaina es el cilindro de cartón o de plástico que contiene los


componentes de la carga. Su función principal es impedir que los perdigones
entren en contacto con las paredes del cañón. De esta forma, la vaina actúa
como aislante de la carga, impidiendo que los perdigones se abrasen y se
deformen. Por su parte, el pistón es el elemento que contiene el explosivo
sensible a la percusión. Cuando el percutor golpea el pistón, la explosión que
se genera enciende la pólvora. Precisamente, uno de los componentes más
importantes del cartucho es la pólvora. Básicamente, se trata de un elemento
químico que al estallar se transforma en gas y provoca la expulsión de los
perdigones. Actualmente, el tipo de pólvora más utilizado es la nitrocelulosa
gelatinizada.

El cuarto componente de un cartucho de escopeta es lo que conocemos


con el nombre de taco. Esta pieza, habitualmente de corcho, lana seca, o
fieltro, sirve para separar la pólvora de los perdigones. El taco actúa como un
termoaislante, impidiendo que los perdigones se abrasen tras la explosión de
la pólvora.

El último elemento de un cartucho, y no por ello el menos importante, son


los perdigones. De hecho, casi podría decirse que representan la esencia de
la munición de escopeta. Los perdigones están compuestos básicamente de
plomo o de acero.

En función de su tamaño, se clasifican siguiendo una escala del 1 al 10,


siendo el 1 el perdigón más grande y pesado. Una variante a destacar son
los perdigones niquelados, más sólidos y resistentes que los estándar.

Brenneke, postas y otros proyectiles

Dentro del amplio abanico de munición disponible para escopetas,


destacan los cartuchos para cierto tipo de caza mayor. Los denominados
“Brenneke” se caracterizan por contar en su interior con una única bala de
plomo con unos nervios longitudinales que ayudan a estabilizar su trayectoria
durante el vuelo. Este tipo de munición, que suele emplearse para la caza del
jabalí, presenta un rendimiento similar al que pueden ofrecer calibres tan
extendidos en la caza mayor como el .30-06 o el 7mm Rem Mag. Sin
embargo, su uso se limita a disparos inferiores a 50 metros, ya que a partir
de esta distancia, el proyectil comienza a perder precisión y efectividad.

A parte de la caza mayor, otro uso que se le ha dado a los cartuchos con
bala es el militar. En este caso, encontramos un ejemplo característico
cuando en plena guerra del Líbano, los norteamericanos han tenido que
echar mano de sus Remington 870 con munición Brenneke, con mayor
alcance y potencia, para detener los automóviles conducidos por
combatientes suicidas que se acercaban a sus posiciones.

Además de las balas Brenneke, los aficionados a la caza mayor con


escopeta también disponen de un tipo de perdigones especiales conocidos
como postas. Estos perdigones poseen un peso superior a los 2,5 gramos y
sólo pueden emplearse en ciertos casos, como por ejemplo, en las cacerías
de jabalíes llevadas a cabo en determinados países. En España,
concretamente, está prohibida la caza con postas, aunque estos cartuchos
se venden con absoluta normalidad en las armerías españolas.

Los cartuchos con postas ofrecen un gran poder de parada en disparos a


muy corta distancia. Por el contrario, cuando el objetivo se encuentra a una
distancia superior a los 20 metros, el uso de postas se torna poco
recomendable, básicamente porque la dispersión de las postas hace que el
disparo pierda eficacia. Respecto al uso de este tipo de cartuchos, la
legislación española en materia de explosivos sólo permite el empleo de
postas a las fuerzas del orden, aunque como hemos apuntado de forma
breve anteriormente, esta munición goza de gran popularidad entre los
cazadores y los aficionados a la escopeta en general.

En su caso, los cuerpos policiales suelen utilizar cartuchos de postas de


distinta cantidad, peso y material, siempre en función del objetivo que
quieran alcanzar. Por ejemplo, para la apertura o el derribo de puertas, es
muy frecuente el empleo de postas libres o encadenadas. También para
estos mismos fines, suele acudirse a cartuchos de alta velocidad
específicamente diseñados para superar cualquier tipo de material de gran
dureza.

CARCATERISITICAS DE LAS ESCOPETAS

Escopeta combinada drilling

Arma que combina un caño liso (de escopeta) con otro estriado (de
rifle), por lo que permite utilizar tanto cartucho de perdigones como
cartucho metálico, según las necesidades.
Puede ser Combinada Superpuesta (cañón superior liso e inferior
estriado), Yuxtapuesta (cañón izquierdo liso y derecho estriado); o de
dos caños lisos yuxtapuestos y uno central estriado.
Sus cañones suelen ser muy cortos, lo que hace que el arma sea muy
manejable y práctica.
Mecánica prácticamente perfecta.
Permite la caza menor y mayor.
Precio más elevado que otras armas.
Alto peso.
Se trata de un arma muy utilizada en el Centro de Europa, donde es
muy habitual que durante una jornada de caza se abatan desde
conejos hasta ciervos; sin embargo en España lo normal es que un
cazador se dedique en exclusiva durante una jornada o a la caza
mayor o a la menor y en consecuencia, cargar con el mayor peso que
supone un arma de este tipo carece de sentido.
Es útil tanto para la caza mayor como para la menor.

Escopeta monotiro

Arma utilizada por principiantes (óptima para aprender) y por


cazadores de edad avanzada (ya que tiene poco peso).
Sus cañones son totalmente cilíndrico (XXXX) o bien 1/4 de choke
(XXX).
Báscula P.
Ofrece una gran seguridad y su coste es bajo.
Permiten un único disparo.
No admite el aprendizaje ni la práctica de la rectificación.

Escopeta pump o de corredera

De acción manual.
Sus Cañones son Fijo a la caja.
Báscula similar a la de las semiautomáticas o repetidoras.
Culata Pistolet.
Permite más de tres disparos.
El cazador debe estar experimentado en el uso de este arma para
poder sacarle el rendimiento esperado.
Al llevar un solo cañón, todos los disparos son iguales (salvo que se
utilicen cartuchos diferentes), a diferencia de los superpuestos y los
paralelos, que llevan dos cañones y por tanto dos choques diferentes.
Válida para prácticamente cualquier tipo de caza.

Escopeta semiautomática o repetidora de gases

Capaz de disparar por un solo cañón tres o más cartuchos.


Suelen llevar polichoques.
Son las más vendidas del mercado.
Sus cañones son Fijo y con solista ventilada.
Culata Pistolet.
Mínimo retroceso, ya que parte de la energía del cartucho la emplean
en mover el mecanismo por el que funcionan.
Al llevar un solo cañón, todos los disparos son iguales (salvo que se
utilicen cartuchos diferentes), a diferencia de los superpuestos y los
paralelos, que llevan dos cañones y por tanto dos choques diferentes.
Válida para prácticamente cualquier tipo de caza.

Escopeta superpuesta

Fácil encare y mayor campo visual.


Sus cañones son con dos caños montados uno sobre otro.
La forma en que van montados puede variar en función del modelo
concreto de escopeta; pudiendo ser una unión maciza, ventilada o
separada.
El punto de mira es el principal elemento óptico de estos cañones
tomando una importancia mayor que en el caso de la escopeta
yuxtapuesta; puede ser metálico, de plástico, fluorescente o
combinado y además no es raro que el arma cuente con dos puntos
de mira.
Báscula alta y estrecha. La báscula más difundida entre las escopetas
superpuestas es la Anson & Deeley que se caracteriza externamente
por la media platina, mientras que en la báscula Holland & Holland es
entera.
La Culata suele utilizarse el sistema “pistolet”. Es importante saber
que a mayor curvatura los disparos serán más bajos y viceversa.
Tiene dos posibilidades de disparo.
Amplio campo de visión.
Óptima para tiros verticales y sesgados, para el vuelo. Además es
válida para la práctica de tiro al plato.
Se ve influenciada por los vientos que soplan lateralmente.
Es un arma ideal para cazadores de monte abierto; perdiceros..

Escopeta yuxtapuesta o paralela

Arma muy manejable.


Los cañones yuxtapuestos están realizados en acero y unidos uno a
otro.
El elemento que la suelda en la parte superior es la “Solista”, que
además es el principal elemento de puntería, sin menoscabo del
“Punto de mira” que nos servirá para apuntar a la pieza de forma
correcta.
Báscula elemento mecánico más importante del arma que comprende
las palancas de los cierres, los muelles de percusión, las llaves, el
perno y los disparadores.
Existen dos tipos de básculas de escopetas paralelas: La Báscula
Anson, que se caracteriza fundamentalmente por la sencillez de su
mecanismo y se reconocen externamente por presentar media platina
o platina partida y la Báscula Holland & Holland que presenta un
sistema mecánico mucho más complejo y de gran calidad, pero que
tiene como mayor inconveniente el elevado precio.
Culata elemento fundamental de la escopeta teniendo en cuenta que
su medida debe acoplarse perfectamente a las características físicas
del cazador ya que de ello puede depender directamente el
rendimiento final de la escopeta.
Suelen estar fabricadas en madera (fundamentalmente de nogal) y
pueden hacerse a medida.
Existen dos tipos fundamentalmente: La “Inglesa” que es recta y
carece de estiramiento inferior en la garganta y la “Pistolet” que se
ensancha en la garganta tomando forma de empuñadura de pistola.
Escopeta idónea para el tiro horizontal y de suelo.
De enorme seguridad y resistencia.
No es adecuada para la práctica de tiro al plato.
CONCLUSIÓN

Las escopetas se definen como armas de fuego de ánima lisa o con rayas
para facilitar el plomeo, que los bancos de pruebas hayan marcado con
punzón de escopetas de caza, no incluidas entre las armas de guerra.

Las escopetas disparan, generalmente, cartuchos de perdigones, aunque


pueden disparar cartuchos de postas o de bala. El primer tipo de munición se
utiliza para la caza menor y actividades deportivas, como tiro al plato entre
otras. Los segundos para la caza mayor, teniendo en cuenta que las postas y
los perdigones están prohibidos en ésta.

Con carácter general el destino de ese tipo de arma es el de dispersar los


perdigones de manera correcta en función de las especies cinegéticas,
modalidad deportiva, distancia del objetivo, etc,.
Escopeta Cerrojo
Escopeta Corredera

Escopeta Monotiro

Escopeta Semiautomática
Escopeta Superpuesta

Escopeta Yuxtapuesta

Tipos de municiones de escopeta


Diversos cartuchos seleccionados

Perdigones de posta y plomo

Bala Brenneke para caza mayor


Cartuchos con postas

Primeras Escopetas

Winchester 1892
Winchester 1897

También podría gustarte