Está en la página 1de 3

ENSAYO

SERVICIO NACIONAL DE
APRENDIZAJE SENA
IMPORTANCIA DE LA MEDICIÓN EN UNA EMPRESA.
El crecimiento de una empresa está muy ligado al conocimiento que se tienen de
ella. Muchas veces nos limitamos a estudiar y observar lo que pasa fuera de la
organización y nos olvidamos qué cosa estamos haciendo bien o mal dentro de
nuestra compañía.

La medición de los procesos es una de las mejores soluciones para tener un


control constante de lo que está pasando en la empresa y mejorar lo que no está
yendo bien. Todos los datos que arrojan una medición es información valiosa para
poder tomar decisiones adecuadas y encaminar a la organización hacia sus
objetivos.

Con la información que se obtenga de la medición se debe construir una serie de


indicadores que servirán como base para poder tener información histórica de
cómo ha ido evolucionando o involucionando la productividad en las distintas
áreas de la empresa.

Con esta información se deben tomar las decisiones necesarias para realizar un
cambio dentro de la empresa y desarrollar planes o estrategias para lograr los
objetivos de la organización.

INDICADORES DE GESTIÓN.

Un indicador de gestión es la expresión cuantitativa del comportamiento y


desempeño de un proceso, cuya magnitud, al ser comparada con algún nivel de
referencia, puede estar señalando una desviación sobre la cual se toman acciones
correctivas o preventivas según el caso.

Para trabajar con los indicadores debe establecerse todo un sistema que vaya
desde la correcta comprensión del hecho o de las características hasta la de toma
de decisiones acertadas para mantener, mejorar e innovar el proceso del cual dan
cuenta.

Es fundamental que todo indicador de gestión que se vaya a utilizar para ver el
éxito o fracaso de una entidad cuente con estas otras propiedades:

 Que esté definido.


 Que se pueda comparar con otros valores, tanto de la misma empresa
como en relación a otras entidades.
 Que sea relevante.
 Que se pueda usar de manera sencilla.
 Que también se pueda entender de manera fácil.
 Que no haya que tener que realizar grandes inversiones en costos para
poder obtenerlo.

Lo que permite un indicador de gestión es determinar si un proyecto o una


organización están siendo exitosos o si están cumpliendo con los objetivos. El
líder de la organización es quien suele establecer los indicadores de gestión, que
son utilizados de manera frecuente para evaluar desempeño y resultados.

¿POR QUÉ MEDIR CON INDICADORES DE GESTIÓN?

La evaluación cualitativa y cuantitativa del desempeño, conlleva el compromiso de


todos los involucrados en la generación del servicio o "producto" que ofrece su
respectiva organización o unidad, y permite detectar inconsistencias entre el que
hacer de la institución y sus objetivos prioritarios, induce adecuaciones en los
procesos internos y aporta mayor transparencia a la gestión.

Dentro de cualquier organización es imprescindible pararse a analizar y medir qué


impacto, repercusión y retorno ha tenido cada una de las acciones que se han
tomado y llevado a cabo. De nada sirve lanzar acciones sin saber si éstas son
efectivas o, por el contrario, no han tenido la repercusión que se esperaba de
ellas. Esta parte de análisis y control tan fundamental en las empresas, suele ser
una de las más olvidadas. Ya sea por tiempo o por presupuesto, lo cierto es que
son pocas las organizaciones que optan por llevar un buen control de todas las
acciones acontecidas.

Establecer indicadores de gestión es una buena forma de asegurarse llevar un


control de las acciones y un buen análisis para ver si se están cumpliendo los
objetivos propuestos. Además de esto, estos indicadores pueden ayudar a las
organizaciones a mejorar diferentes aspectos:

 Lo más fundamental es la ayuda que estos indicadores presentan a la hora


de realizar una buena toma de decisiones.
 Como ya se ha comentado, para conocer la eficiencia de las acciones y, en
sí, de la empresa.
 Para conocer puntos débiles de la organización sobre los que actuar para
mejorarlos.
 Para identificar puntos fuertes y potenciarlos con el fin de hacerlos una
ventaja competitiva de la organización.
 Para conocer a tiempo real lo que sucede en la empresa y tomar medidas
antes de que sea más difícil actuar sobre un problema.